Está en la página 1de 4

Ciencia…Ahora, nº 23, año 12, enero a junio 2009

PALANCAS
Juan E. Morales
Departamento de Física, Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, Universidad de Concepción, Casilla 160-C,
Correo 3, Concepción - Chile.
e-mail: jmorales@udec.cl

Resumen.

En el presente artículo se revisa el concepto de palanca usado en mecánica, con sus diversas
modalidades que regularmente se nombran y la explicación física involucrada en sus
aplicaciones.

Introducción.

La idea física que está detrás del uso del término “palanca” es muy antigua, posiblemente
desde la aparición misma del ser humano. Siempre se ha necesitado mover algún objeto y nada
mejor que ayudarse con algo; ahí aparece el antiguo concepto mecánico básico: un asta y un
punto de apoyo para mover un objeto, y en lo posible aplicando una fuerza menor de la
necesaria si es que se intentara hacerlo en forma directa.

Actualmente ya no se habla de palancas como un sistema físico separado. Su accionar está


incluido, y corresponde en realidad, en el concepto de torque; es por ello que en los textos
actualizados no se le menciona. Sin embargo sus aplicaciones son cotidianas: el brazo
levantando la taza de café, el cortaúñas, el balancín en el juego de los más pequeños, etc.

En este breve artículo intentaremos mostrar a las palancas como un caso particular de algo
más general, el concepto de torque.

Torque.

Cuando una fuerza actúa sobre un cuerpo, y producto de esta acción el cuerpo gira, decimos
que se ha producido un torque sobre el cuerpo. Matemáticamente la magnitud física vectorial
torque sobre el cuerpo se identifica con el producto cruz (o producto externo) entre fuerza
aplicada y posición del punto de aplicación de la fuerza respecto del eje de giro del cuerpo:
→ → →
τ = r xF (1)

En donde el vector r señala la posición en donde se aplica el vector fuerza. Dicho vector
posición (normalmente) va desde el eje de giro (punto de apoyo) hasta el punto en donde se
aplica la fuerza. Los vectores posición y fuerza no necesariamente son perpendiculares; si lo
fuesen, entonces al vector posición se le denomina “brazo de la fuerza” y (evidentemente) el
brazo hace un ángulo de 90º con el vector fuerza. En este último caso la expresión vectorial se
simplifica y se puede escribir:
τ = r F. (2)

43
Ciencia…Ahora, nº 23, año 12, enero a junio 2009

En enseñanza media es ésta la situación que se estudia: un caso particular de algo más general.
La figura 1 muestra los elementos básicos de un movimiento de rotación puro en la situación
de la expresión (2).


F B

P

A O r

Fig. 1. La fuerza F hace un torque sobre la barra AB respecto del eje de giro O. O es el
punto de apoyo y por el pasa el eje de giro, este eje es perpendicular al plano de la
figura C es el apoyo sobre el cual se coloca la barra que ha de girar P es el punto en

donde se aplica la fuerza. El vector r es la posición del punto de aplicación P de la
fuerza; en este caso el módulo del vector posición corresponde al brazo (de aplicación)
de la fuerza. La palanca es el conjunto formado por la barra AB y el apoyo C.

Situaciones en donde se aplica más de una fuerza.

En un caso real sobre la barra existen, al menos, cuatro fuerzas, ver fig.2. Una es la llamada
fuerza de resistencia R, que corresponde a la fuerza aplicada sobre la barra por el cuerpo que
se quiere mover; una segunda fuerza (F) es la ejercida por el agente (persona normalmente)
que desea provocar el giro de la barra; la tercera fuerza es el peso mg de la barra y corresponde
a la atracción de la tierra sobre ella; y la cuarta fuerza es la que ejerce el apoyo sobre la barra, f
en la fig. 2. La fuerza f no influye en la rotación de la barra pues su brazo es cero, por ello casi
nunca se menciona. La fuerza peso (mg) a veces se la considera, depende de su magnitud y de
la ubicación del centro de gravedad de la barra respecto del eje de giro: si su valor mg (m es la
masa de la barra) es muy pequeño comparado con el de las otras fuerzas aplicadas, entonces
no se le considera; así también no influye si el centro de gravedad coincide con el punto de
apoyo.
f
A D O G P B
bR bmg bF
R C mg F

Fig. 2. Esquema simplificado de una palanca y las cuatro fuerzas que siempre
intervienen. La fuerza f no contribuye a la rotación. Si el punto G coincide con
el punto O, entonces mg tampoco contribuye a la rotación; si G no coincide

44
Ciencia…Ahora, nº 23, año 12, enero a junio 2009

con O pero mg << F y/o R, entonces el efecto de rotación debido a la fuerza


peso mg no se considera.

Nos queda por considerar el efecto de cada una de las fuerzas involucradas en la posible
rotación de la barra. Para ello existe una norma simple: si producto de la aplicación de una
fuerza el cuerpo (barra AB en este caso) tiende a girar en el sentido antihorario entonces el
producto brazo por fuerza es positivo; si el cuerpo tiende a girar en el sentido horario el
producto brazo por fuerza es negativo. De acuerdo con esta norma el torque total en el sistema
de la fig.2 es

τ = + bR R – bmg mg - bF F. (3)

Si el sistema está en equilibrio de rotación, es decir la barra no gira, el torque total es cero y la
relación anterior se puede escribir

bR R = bmg mg + bF F,

que es la forma habitual de escribir la anulación de los efectos, la suma de los torques que
hacen girar a la barra en un sentido debe ser igual a la suma de los torques que tienden a hacer
girar la barra en el sentido opuesto. Si, además, bmg es cero o mg << F y/o R, la última
igualdad queda

bR R = bF F. (4)

Casos especiales.

Dependiendo de la ubicación de la fuerza R tanto respecto del eje de giro como del punto de
aplicación P de la fuerza F se habla de palancas de primera, segunda y tercera especie o clase.
La figura 3 muestra estos “tres tipos de palancas”, en ella se han omitido la fuerza f por su
nula acción sobre el efecto de giro y la fuerza peso porque mg representa el peso de la palanca
que, normalmente, es muy inferior a la resistencia y a la fuerza F.

bF F bF F

bR bF bR bR
R F R R

Fig. 3. De izquierda a derecha se representan los tres tipos de palancas:


de primera clase, ejemplo el balancín, la tijera. De segunda clase,
ejemplo carretilla, rompenueces. Y de tercera clase, por ejemplo una
pinza para depilar.

En cada uno de los casos la fuerza aplicada F se determina, matemáticamente, usando la


relación 4. La magnitud encontrada corresponde a la fuerza necesaria para mantener la palanca
en equilibrio de rotación, es decir, para que no se mueva. Si se desea que la barra gire,

45
Ciencia…Ahora, nº 23, año 12, enero a junio 2009

entonces F debe ser un poquito mayor (o menor) que la fuerza determinada usando la relación
4. Como un último punto, la suma de los torques expresada en la relación (3) para cada uno
de los casos indicados en la fig.3 queda

Palanca de primera clase: τ = + bR R - bF F.

Palanca de segunda clase: τ = - bR R + bF F.

Palanca de tercera clase: τ = - bR R + bF F,

Que, en el caso de equilibrio, cada una de ellas se convierte en la relación (4).

Bibliografía.

R. Resnick, D. Halliday y K. Krane, Física, vol. 1, cap. 14. Ed. CECSA, 1996.

R. Serway y R. Beichner, Física, vol. 1, cap. 10. Ed. McGraw-Hill, 2002.

P. Tippens, Física, cap. 12. Ed. McGaw-Hill, 2007.

www.profesorenlinea.cl

www.Wikipedia.org

46