Está en la página 1de 27

Prologo

2
1
Garabat
os
El fin de todo escritor para con sus
letras debe ser, el mismo fin que el
reino vegetal tiene con sus
semillas, que al morir la semilla
surja la planta, y que esta a su vez
produzca frutos.

3
Inesita

Aquella viejecita arrugada pero alegre, transitaba


todos los días aquel camino, triste por su pobreza,
pero con la frente en alto, como quien carga la
honradez como trofeo.

Su edad se acercaba peligrosamente al siglo por


menos de una década, si alguien le hubiese dicho
"Pobre", se hubiera quedado corto, pero no, ella
seguía caminando a diario con su frente en alto,
como si fuera la dueña del camino.

Cargaba sus arrugas con la misma altivez que


cargaba su honradez
Llevaba su pobreza sobre sus ropas limpias, como
quien carga un tesoro, caminaba con la frente en
alto, como si sus canas fueran de oro y las
quisiera mostrar al sol, para que el mismo astro se
avergonzara de su luz.

Inesita tenía unas manos pequeñas y bonitas, con


su piel arrugada
Y sus dedos largos y huesudos, con un leve
temblor en su muñeca
Pero que aun así reflejaba la fortaleza de sus
convicciones y la firmeza de sus ideas, tan puras
como sus canas.

Ella dedicaba lo que quedaba de sus días a


transitar aquel caminito, que serpenteaba sobre
las montanas, su pobreza no le ajustaba para el
pasaje, pero le daba fortaleza para el camino, la

4
mantenía la esperanza de ver una vez más aquel
sol que se levantaba siempre, como ella.

Su saliva era suficiente para mitigar su sed, pero


había días en que su pobreza era tal que sentía
como si no tuviera saliva, como si su aliento se
escapaba, como aquel aire que sentía en su
rostro, que era libre y que no podía ser captura a
veces, mientras caminaba meditaba en como
capturar el aire para seguir viviendo.

Sus manos habían lavado ropa, limpiado niños,


cargado niños, atendido partos en fin sus manos
había realizado todos los oficios conocidos por la
mujer y el hombre lo que nunca habían hecho
aquellas manitas en su infinita pobreza era tomar
lo que no era suyo.

Un día, la viejecita dulce y triste, sintió que su


cuerpo no deseaba transitar aquel camino
polvoriento, caliente y sudoroso, sus huesos no
quisiera levantarse del catre ella deseaba ver
nuevamente al sol, su amigo, pero su cuerpo no
obedecía ya y cuando el sol llegaba a su ocaso, su
vida se apago al mismo tiempo que la luz se
extinguió.

Ahora su alma vive, al lado de su amigo el sol, se


puede ver cada mañana, cuando apenas se
levanta, su luz se encuentra al lado del astro,
tenue por su humildad, hay que cerrar los ojos
para poder verla Inesita vive ahora cuidando de
aquellas madres sin hijos, de aquellos hijos sin
padres y de aquellos pobres con hambre que
recorren al igual que ella lo hiciera aquel caminito

5
en busca de la fuente de agua que alivie su
pobreza.

En el este tendrán siempre un homenaje eterno a


su viaje constante.

6
Pequeño Retoño de mi Alma

Al calor de las playas Hondureñas


Tu dulce y preciosa vida muy suave se creó
Lástima, lástima, ay ¡lástima!
Que tú que eres sangre de mi sangre
A tus abuelos paternos no pudiste conocer.

Te hubieras criado entre vacas, lirios y levadura


Y hubieras podido conocer aquellas manos
honradas
Que buscaban afanadas
Conquistar el mundo con una taza de harina y una
tierra bien arada.

Esa expresión de tus ojos


Tan profunda y pensativa,
Reflejan aquella tristeza
Que yace en el fondo de los míos
Tristeza de ser el último,
En edad
Tristeza por ser el primero,
En todo
Tristeza por ser honesto,
Para siempre
Tristeza por vivir atado,
Al mundo
Tristeza infinita por que temo
Que aquella estirpe que me ha engendrado

7
Su sangre ha agotado y que ya sea tu futuro el de
escribano,
Honrado y hacendado la pasada gloria ya ha
mermado.
Pero te escribo este documento
Para que sea un testamento
Y que cuando llegues al periodo adulto
Lo sientas tras de ti como el viento.

Para que veas que desde tu temprana edad


compartimos
aquellos ojos tristes, melancólicos y humildes
que añoran a su creador.

8
Revolución Daltónica.

Ya se escucha el sonido de metralla


ah, gentil rumor asesino
miles de caras cubiertas
con pañuelos de un color que no se puede ver
con un rostros que el espejo mismo no puede ver.

Hasta cuando continuara la humanidad


repitiendo el mismo error
creando revoluciones
cuyos resultados producen momias dictatoriales
jugando a ser DIOS con una metralleta
decidiendo quien vive
y quien muere.

Trabajando para un tirano.

Hasta cuando miles morirán en nombre de una idea


revoluciones manchadas de un color
que no se puede ver
color a sangre, cuyo hedor recuerda
el grito de miles de gargantas que ya no pueden reír
ni llorar.

9
Garabatos

Quiero elevar
un homenaje a la verdad
una oda a la claridad
una pira a la deidad

A ti musa

Que cantas a nuestro oído


Que iluminas nuestra mente
Que mueves nuestras manos

Donde estas?

Por que no te encuentro?


Por que no te escucho?
Por que no me guías?

Si tu eres, quien acompañas al solitario escritor


en su lucha
contra las paginas en blanco
contra si mismo.
Contra la mar de su pensamiento.

No me dejes solo, habita siempre a mi lado


en mi pecho
junto a mi corazón
aconseja a mi razón
a mi locura

Que me falte mil veces el pan y el vino


pero no tu,
musa de mi alma.
Sin ti prefiero morir mil veces antes que haber nacido

10
Inmortales Inmorales

Hombre
ser con libre albedrío
alma inmortal enjaulada en un cuerpo mortal
para que lo creo el Gran Arquitecto Del Universo?
Si sabia de su pecado.
Desde antes de crearlo
Por Qué?

Es acaso la esperanza tan infinita?


Vivimos en un mundo que conocemos finito,
pero tenemos la noción de lo infinitivo,
por lo tanto, debe ser infinito.
Porque no contiene un menor a uno mayor
Pero y la esperanza?
es mayor lo infinito de la esperanza?
mayor que la desgracia del pecado infinito?

Por qué cuando matas la sangre te reclama?


Por qué tu conciencia te reclama?
Calla tu boca pero tu pecado grita
desde la garganta del universo.

Y tu, simple cuerpo mortal,


en que riachuelo lavaras los pecados de tu alma
inmortal.
O esperarás hasta que el infinito toque la asintota.
En esa area gris donde la ciencia no ha llegado.
Donde no hay luz.
y tanto la conciencia como la ciencia se apagan.

11
Tres veces Tres

Como recuerdo mi infancia


amaneciendo
con olor a cafe
sembrado en Tascalapa
Aguacatales o Quebrada Honda
regado con el agua
de aquellas quebradas cuyos nombres lencas
terminan en apa.
Cacaolapa
Cececapa
Pepenado por manos de Siguata

Se pudieran agotar todos los arboles del mundo


manchando hojas con poesia y con canciones
a ese bello vallecito.

Pase mis dias de infancia


Conociendo mis raices,
sembrando las mias propias
sujeto solo a la voluntad de mi libertad
de hombre

Recuerdo, como el sol quemaba mi ventana


como los pajaros perforaban mi oido
como el agua corria en la quebrada
como la infancia se escapaba a cada minuto

Ahora ya no hay espacio para el recuerdo


el baul cerrado se encuentra
solo me queda el cariño
por un pueblo que me mando al exilio
que me exigio el exilio
que me ha desterrado
que todo sea para bien

Mas sin embargo

12
mis retoños ahi los sembraré
porque un dia volveré
para que Mariana pueda amanecer
respirando el mismo aire
yendo a tocar aquella cruz de ocote
que su 10 veces tatarabuelo el escriba sembró

13
Conversación entre un Aprendiz y su Maestro

Maestro, cual es la diferencia entre la convicción y el


fanatismo?

Hijo mio, la convicción es un idea fuertemente


arraigada en la mente del hombre, pero cuyo control
recae sobre una mente que es superior a la idea que
contiene y que reconoce que hay otras ideas
opuestas a la suya, aunque no las comparta no
obnubila su mente para no escucharlas, sino mas
bien las debate y las compara con su modo de
pensar, más el fanatismo no reconoce siquiera el
derecho a un punto de vista diferente y el fanático
hijo mio, es aquel hombre que es rehén de sus ideas,
el pobre fanático se encuentra convicto por sus
ideales y está recluido en la cárcel de su
pensamiento.

Maestro, pero como distingo a uno del otro?

El hombre convencido es capaz de escuchar, el


fanático no.

Quien ganaría en una batalla?


Hijo mio, pudiera siempre parecer que el fanático
ganará, pero siempre, aún después de miles años
prevalece la razón, de la misma manera que la mas
tenue luz resplandece cual si fuera el sol en la más
infinita obscuridad.

Maestro, pero por qué existen ambos?


Su existencia es algo de la naturaleza, como el dia y
la noche, como la luz y la obscuridad, como el amor y
el odio, existen en la naturaleza, aunque sean tan
diferentes.

14
Espiritu Libre

Acaso es el espiritu material


Puede ser espiritu cautivo
Pueden los barrotes detenerle
Acaso no es una contradiccion

Nace el espiritu como muchas veces nace el hombre,


encadenado,
con una conciencia, y con cadenas por cordon
umbilical
de rodillas
Con la ciencia, y con cadenas de moleculas en su
cuerpo

Para que necesita alguien ser un espiritu libre,


sino es todavia espiritu,
no deberia acaso el coherente buscar ser espiritu
primero
para encontrar la libertad.

Lastimosamente
muchos espiritus libres que dicen conocer las letras
arrastran esas cadenas
ay como hacen ruido sus cadenas
como si fueran condenas
que han traido consigo desde el vientre
como si su fuente nunca se rompio
no tiro su fanatismo.

15
El Primogénito de las Letras

Estimado amigo escritor:

Yo, el espiritu bañado en tinta de tus futuras letras


con la mayor de las humildades de un ser etereo que
flota en este liquido viscoso, deseo pedirte:

Que cargues tu pluma siempre contigo


Como si fuera una espada para la batalla
con su punta filosa presta al enemigo
siempre lista y dispuesta a dar la talla

Ama con todas tus fuerzas al misero enemigo


pues la conviccion supera siempre al fanatico canalla
medita bien tus argumentos y esgrimelos como
castigo
pues la muerte no será nunca tu campo de batalla

Pide el mundo como heredad, nunca tomes migajas


Toma lo que desees pero no arrebates a otros
Trata siempre por igual a todas las personas
a todas las criaturas, cual si fueran hermanos

Basta ya de verso, basta ya de amor ahora


escuchame triste escritor
Si gustas del verso,

Agita tu corazón en las tempestades del canto


Ahogate en un mar de llanto
inunda tu corazon con miel
o con hiel
llora, gime o rie
haz cualquier cosa que ejercite el derecho de tu
corazon por sentir
ay de ti si gustas de la poesia

pero si gustas de la poesía,

16
Leva las anclas del velero de tu alma y enamorate
Nada sobre tus lagrimas
Lllega a la tierra firme de las abejas
desfallece de tristeza
no hagas nada sino otorga amor a tu corazón
ay de ti sino sientes.

Pobre de ti si tus balas son de prosa, para los que le


cantan al viento será como si tu lengua fuera de
carton y tu boca de roca. Mas silencia tus oidos y
mira hacia el frente, la guitarra no produce musica
sin un par de manos, ni la trompeta sin una boca, por
eso no debe tu mano callar tu pluma, aunque falte el
aire, aunque los arboles ya no tengan hojas, pero os
advierto escritor, que mucha sangre ha sido
derramada por poner la convicción sobre el
fanatismo, la razón sobre la locura y que una
metralla de letras sera siempre mas poderosa que
una bomba atomica, si te dedicas a escribir, solo te
pido, como la misera tinta que soy, que no vendas
tus letras por un plato de lentejas.

17
Cimientos Poesibles

El gran arquitecto necesitaba un día


crear un fundamento para la historia
Y se hizo hombre, de carne y de hueso
Y sufrio
Acaso has sufrido tú?

Eones de tiempo pasan como el viento


por su rostro, aunque nadie lo haya visto
aunque nadie haya visto pasar el tiempo
solo sus efectos.
Acaso has visto tu el tiempo?

Cimentó el universo sobre la roca de la sabiduría


Creó a los Angeles
Creó al hombre
Postro a los Angeles ante el hombre
Para que el hombre no se postrara ante el hombre,
sino que fuera amo de sus rodillas.

Y el gran arquitecto vio que el hombre era bueno


Y Colocó un Corazon poesible en los hombres
Y entre los hombre creo a los poetas
para que el hombre derramara lagrimas
Acaso has llorado?

Lagrimas llenas de poesía, húmedas de pasión


repletas de alegría, llenas de sabiduría.
Y el hombre lloró.
Y el universo lloró.
De alegría, por los poetas, por la poesía.

18
El Camino Estrecho y Duro

Medita sobre tu decision de continuar leyendo, pues


el adoquin de cada letra puede perturbar tu mente,
cada coma convertida en bache puede nublar tu
entendimiento, cada punto puede ser como una
saeta que cruza el viento para quitarte la vida, mas si
recibistes el mandato divino de ser fuerte y valiente
continua.

Calla y postra tu corazón ante una traición.

Habia una vez un lugar que tenia:

Un pueblo,
en el que la gente no sabia confundir la verdad con la
falsedad
Un hombre,
Que nunca expulso una palabra vana de su asiento
Una Verdad,
Callada que en silencio se murmuraba a si misma.
Un poder,
sobrenatural, cuya luz apuntaba hacia el destino
Unos seres
Con una sonrisa triste como mueca
Un final,
triste y amargo pues el camino terminaba sin iniciar

Hermanos mios, les imploro escuchar las verdades


que dice este hado, pues, os mostrará la manera de
seguir el camino hasta este lugar!!

Habreis de buscar el inicio de un final: la gota de


sangre de un impio
Tendreis que buscar un mapa en un pergamino y una
brujula de hueso
Llenar tus alforjas de carne seca y preparaos para el
camino

19
Sacude tus sandalias y remienda tus ropas
Echa la manta del destino a tu mochila
Preparate para cobijarte con el manto estelar
Luego
Sigue tus pasos con la luz de tu cerebro bien abierto
y los ojos apretados
Corre, si caes levantate nuevamente y sigue
corriendo,
si caes y mueres, tu carne servira para fertilizar la
senda
pero si ya no caes habras encontrado la senda
perfecta que te lleva a ese lugar.
Solo una oportunidad tienes, solo una vida tienes,
una numero exacto de bocanadas de aire.

Usalas bien!!

Cuando arribes,
llora
de alegria
de tristeza
de odio
saca la sangre de tus venas
ya no mereces mas tu cuerpo
el universo lo merece mas no tu
vil
traidor
humano
perfido
toma una cananea.
Hazte Feliz, hazla feliz, haz feliz al universo.

Con tu brujula de hueso y una placa con tu nombre


puedes ser encontrar
Debaje de una lapida sin nombre
en la tierra
junto a tu madre.

20
Triniteco

Aferrado y Aterrado le grito al mundo


que por esta sangre por la que corre el café
Con un corazón que palpita trastornado
Reposara quieto y amado cuando en su tierra esté

Trinidad, Madre Mía, derramo una lágrima por tí, solo


una, porque en tu tierra me enseñaron que los
hombres solo lloran por dos motivos: por amor y por
dolor, que esta sola lagrima silva para humedecer
esos dos sentimientos, el dolor de saberme lejos y
amor que siento por haber sido forjado con tu barro.

La lágrima ya falleció pero Trinidad Vive!!.

Te sembraron hombres fuertes que conquistaron las


montañas con un arbusto de arabia. Extendieron el
número de tus hijos hembras poderosas que temen
solo a su creador.

21
Muriendo Lento

La muchedumbre marcha lentamente por la cuesta,


levantando polvo, se escuchan: quejidos, susurros,
ayes y murmuros. Unos pocos usan zapatos, muchos
van descalzos, el olor a zacate recien cortado
enrarece el ambiente, el olor a flor de muerte hace
más amargo el dolor, entre la multitud, intelectuales
acompañan a los labriegos, ordeñadores caminan
lado a lado con los togados, hombres caminan al lado
de los hombres, 5 litros de sangre en cada ser
humano, un solo corazón, palpitando, el dolor en
cada sístole y un suspiro en cada diástole. Gélidos
recuerdos fluyen por los cerebros mientras el sudor
fluye por los poros ante la cálida tarde. Muchos se
preguntan cuando les tocará la hora de recorrer ese
camino sin caminarlo. Lágrimas corren por las
mejillas, por las mejillas curtidas de hombres
acostumbrados a domar el sol con un lazo, a abrirse
camino por la vida con un machete y buscar su
destino en cada semilla que brota de la tierra,
hombres valientes que sin embargo temen el fin de
su tiempo.

El sol empieza a esconderse por el poniente, así


como la vida que este día es devuelta a las entrañas
de su madre se prepara para ocultarse bajo la tierra.
Aún así, no hay prisa entre aquellos que no tienen
paciencia, quisieran detener el tiempo para contar
con su amigo unos segundos más. El reloj no perdona
y cruelmente asesina los familias completas de
segundos transformados en minutos. La hora ha
llegado. El feretro llega a su penúltima estación,
aquella mesa barnizada en llanto, aquel eco
silencioso lleno de lamentos, aquel olor a recuerdos,
aquellas flores que sin oidos son parte de la
audiencia, aquel espacio inerte sobre el cual se han
postrado miles de cuerpos sin vida.

22
Los más diestros en la palabra cuentan sus
anécdotas, elevan ofrendas con sus cuerdas vocales:
hizo esto, hizo aquello, era el mejor amigo, era el
mejor padre, todos derraman lágrimas ante el último
altar a la vida de un hombre, el cuerpo en el féretro
yace inerte, aquel cuerpo carece ya de espiritu. Los
amigos y familiares destinan las más cálidas palabras
hacia la vida de aquel cuerpo carente de vida,
mientras el espíritu de aquel hombre vela desde
algún lugar. Los menos doctos en la oratoria gritan
en silencio, gimen o lloran pero sus almas se
contraen ante su tragedia, la realidad de que un
cuerpo vacío es lo que yace sobre la fría loza.

Miles de lágrimas derramadas, por un motivo. El


temor a ocupar el mismo lugar del fallecido.

23
El Juguetero

Aquel dia de mis 5 y pico de años, la maestra terminó


de enseñarnos lo suficiente para poder leer, salí
corriendo hacia mi casa, eran las 4 de la tarde y la
educación primaria era todavía a doble jornada.
Corriendo como salí de la escuela entré en mi casa,
empecé a devorar libros, uno tras otro, era como si
hubiese descubierto un tesoro y no me cansase de
ver brillar el oro.

Las diamantinas hojas de papel pasaban por mis


manos, mi sed de letras no se saciaba con cada final,
era como tomar una bebida y que cada trago
provocase más sed, sin embargo no era nada
desagradable, ni tenía la amargura de un vicio, ni la
tristeza del desenfreno, sino que cada letra que fluía
por mis neuronas me provocaba una sensación dulce
pero que no empalagaba mi tracto cerebral.

Me subí en aquellas páginas y acompañe a Tom


Sawyer en sus aventuras, conocí el Missisipi sin salir
de mi sala, cabalgué con Sancho y Don Quijote,
agitando mi espada oxidada ante molinos de viento,
Acompañe a Ulises en su vuelta a casa, hurdí tramas
junto a Telemaco en Itaca para defender a su madre.
Probé el aire seco de Macondo que me llego con La
Hojarasca, me fascinó la alquimia, la combustión
interna, soñe con construir los motores John Deere
que aparecian en revistas de los 1950's. Me intrigó
un simbolo esoterico con DIOS como centro, lo sigo
buscando, aquel dia prometí unirme algún día a
aquellos hombres, con las neuronas de Ramon y
Cajal aprendí ajedrez, descubrí que el cerebro se
debe cultiva tanto como el físico, y que los
pueblerinos podemos soñar en grande. Hurté llaves
para abrir el espacio secreto donde se escondía
Carlos Marx tras un susurro, lo mordí, me nutrí de lo

24
que necesitaba y escupí los huesos. Tomé mapas y
conocí el mundo, me asenté permanentemente en
Ulam Batur, me hice amigo de 18 Conejo y Humo
Caracol. Pesque con El viejo y la mar. Me puse mi piel
de Jaguar y batallé contra Hernán Cortés. Tomé La
Biblia y encontré una caricatura en Sansón, lo
determiné más fuerte y más humano que Superman,
resistente a la kriptonina pero no al barbero, le ayudé
a cazar leones, con fuerza empujé las columnas que
le ataban, sentía que había contribuido a liberarlo.

Sin embargo un fatídico día, se terminaron los libros,


solo quedaba otra cosa más, un grupo de hojas que
llegaban todos los días a mi casa, dobladas, eran los
diarios. Ante la escasez de letras me alimenté con
aquella comida ligera, con los primeros bocados sentí
que en lugar de nutrir me debilitaba, con la
excepción de unas pocas tiras en la sección de
opinión, descubrí los errores gramaticales, la
redundancia y me insultaron con sus problemas
ortográficos. Altares burdos elevados a la sinrazon,
letras indignas de manchar el papel. Me dediqué a
intercambiar juguetes por libros. De ahi descubrí el
capitalismo, como un pequño carrito de metal valía
más que 5 tomos de una enciclopedia. Asi continuó
mi vida, entre libros.

Un maravilloso día mientras iba creciendo descubrí


que relatar aquellas historias era tan dulce como
comerlas. Como hacen las abejas tomé el nectar de
aquellas letras que habia tomado, las mastique y el
bolo con mi saliva lo utilicé para cargar una pluma
con tinta, sudor y sangre. Desde ese día no necesité
más espada, ni armas, ni molotovs, porque desubrí
que el fuego de las letras quema más que el sol y
que podía seguir siendo niño, construyendo juguetes
para leer, y leyendo juguetes para construir, tambien
desde ese día descubrí que mi destino quedaba
ligado a la tinta con la cual cargué mi pluma y que el

25
día que ella se terminase tambien terminaría mi vida.
Porque sin tinta la vida no vale la pena.

26
27