Está en la página 1de 5

Capítulo 6

Paradigmas en las ciencias sociales


En la década de 1980, la antigua búsqueda de la construcción de las ciencias
sociales, según el modelo de las ciencias naturales o el modelo de las ciencias
culturales o del espíritu, se sintetizó en dos paradigmas epistemológicos
contrapuestos, definidos con distintos contenidos y denominaciones por sus
autores. Pero, en definitiva, podemos apoyarnos en uno de ellos, propuesto por
Lincoln y Guba, que muestra con claridad las diferencias que, según ellos, se
dan entre ambos paradigmas. Estos autores, después de hacer un análisis crítico
de varios de los intentos por construir las ciencias sociales con la estructura y
metodología de las ciencias naturales, seleccionan diversas características del
paradigma positivista para contraponerlas a las del paradigma naturalístico.
Debemos decir que las denominaciones varían entre los disitintos autores que
tratan el tema, de modo tal que el término positivista es reemplazado por el
cuantitativista y el de naturalístico con los términos de hermenéutico o
cualitativista. Frente a esa variedad de nombres, nosotros preferimos
denominarlos, respectivamente, como paradigma explicativo y paradigma
interpretativo, nombres que toman en cuenta el largo debate dado en el proceso
de construcción de las ciencias sociales sobre el objetivo final dado a tales
ciencias, que para unos es el de explicar y para otros el de interpretar o
comprender los objetos sociales estudiados por el investigador.

A continuación damos la versión textual de Lincoln y Guba de esos dos


paradigmas.

1. Naturaleza de la realidad

Versión positivista. Existe una sola realidad exterior, fragmentada en variables


y procesos independientes, cualquiera de los cuales puede estudiarse
independientemente de los otros. La investigación de ellas puede llegar a su
predicción y a su control.

87
Versión naturalística. Existen múltiples realidades construidas, que sólo
pueden estudiarse en forma holística. Las investigaciones de ellas serán
inexorablemente diferentes (cada investigación levanta más preguntas que
respuestas) de modo tal que el control y la predicción no son posibles, aun
cuando algún nivel de comprensión (verstehen) puede ser alcanzado por el
investigador.
2. Relación del investigador con el objeto por conocer
Versión positivista. El investigador y el objeto de investigación son
independientes; el conocer y el objeto conocido constituyen una dualismo
discreto.
Versión naturalística. El investigador y el “objeto de investigación” interactúan
y se influyen mutuamente. El sujeto que conoce y el objeto por conocer son
inseparables.
3. Posibilidad de la generalización
Versión positivista. El objetivo final de la investigación es el de desarrollar un
cuerpo nomotético de conocimientos en la forma de generalizaciones que son
verdaderas tanto temporalmente como contextualmente (ellas se mantendrán
en cualquier tiempo y lugar).
Versión naturalística. El objetivo final de la investigación es el de desarrollar
un cuerpo idiográfico de conocimientos en la forma de “hipótesis de trabajo”
que describen casos individuales.
4. Posibilidad de relaciones causales
Versión positivista. Cada acción puede explicarse como el resultado (efecto) de
una causa real que precede temporalmente al efecto (o, al menos, es simultáneo
con él).
Versión naturalística. Todos los objetos reales están en un estado de
modelamiento mutuo y simultáneo que hace imposible distinguir las causas de
los efectos.
5. El papel de los valores en la investigación
Versión positivista. La investigación está libre de valores, lo que se puede
garantizar que es así por la metodología objetiva utilizada.
88
Versión naturalística. La investigación está comprometida por los valores, por
lo menos en las cuatro formas siguientes.
Las investigaciones están influidas por valores investigativos, los cuales se
expresan en la elección de un problema, en su conceptualización y en el
énfasis dados a su focalización, sea en términos de evaluación u opción
política.
La investigación está influida por la elección de un paradigma que guía la
investigación hacia el problema.
La investigación está influida por la elección de la teoría sustantiva
utilizada para la recolección y análisis de los datos y en la interpretación de
los resultados.
La investigación está influida por los valores que se dan en el contexto.
A esos principios que según los autores diferencian los dos paradigmas
utilizados en la investigación social se agregan otras características importantes
del paradigma naturalístico:
1. utilización de métodos cualitativos; 2. muestra intencional frente a las
muestras probabilísticas utilizadas en el paradigma positivista; 3. análisis
inductivo de los datos; 4. la teoría que se construya debe emerger de los datos
(grounded theory) y, por lo tanto, no debe ser elegida al comienzo de la
investigación; 5. el diseño que se utiliza en la investigación tiene el carácter de
emergente, es decir, no se define en forma completa antes de la investigación,
sino que se va construyendo a medida que se va desarrollando el proceso de
investigación; 6. el tipo de investigación corresponde al estudio de casos; y 7.
la interpretación de los datos es idiográfica, en términos del particular caso
estudiado, en lugar de hacerlo por leyes generales.
(Lincoln, Ivonna S. y Guba, Egon G. Naturalistic Inquiry. Beverly Hilss: Sage,
1985, pp. 36 - 43).

89
La integración de paradigmas
En esta oportunidad sólo podemos decir algunas pocas palabras sobre los
intentos dados en los últimos años, para integrar o compatibilizar diversos
componentes y enfoques pertenecientes a teorías desarrolladas dentro del
paradigma explicativo y dentro del paradigma interpretativo que los
interesados podrán ver en la tercera parte de su libro Teoría sociológica
contemporánea, citado en la bibliografía en la cual se presentan los intentos de
unir el análisis macro y micro, el análisis de la estructura con el del actor o
agente, etc. Dentro de la forma reducida de hacerlo, se plantea a continuación
el proceso de integración de los elementos metodológicos considerados
anteriormente como incompatibles.
Plano metodológico y técnico
Es una antigua práctica que en la investigación cuantitativa se use la entrevista
en profundidad, considerada antes como de uso exclusivo de la investigación
cualitativa.
Una forma de tal uso son las preguntas abiertas en un cuestionario. Pero, para
dar otro ejemplo, nada impide que en un estudio tipo tan característico del
paradigma cuantitativo como son las investigaciones experimentales se hagan
entrevistas en profundidad antes y después de la introducción de la variable
experimental, con la finalidad de comprender mejor los efectos de tal variable
en los sujetos del experimento.
En la investigación cualitativa, a su vez, se usa la triangulación para mostrar la
validez o credibilidad de sus resultados. Una de las técnicas cuantitativas
utilizada en tal procedimiento puede ser, por ejemplo, una escala destinada a
medir las actitudes de las personas del estudio frente a tal o cual objeto de la
realidad social en la cual viven.
Con relación a la afirmación de algunos representantes del paradigma
cualitativo con respecto a que en el paradigma cuantitativo no se concede
importancia al cambio de la realidad, basta tener en cuenta que en este último
paradigma se utilizan, desde hace mucho tiempo, análisis de series de tiempo,
el seguimiento de cohortes, etc., para, justamente, analizar los cambios que se
producen en una cierta población o muestra estudiada.

90
Por otro lado, si bien el diseño de la investigación cuantitativa es definido con
detalles en la preparación del proyecto de investigación, eso no quiere decir
que en el terreno tal plan pueda seguirse estrictamente. Todo diseño
experimenta modificaciones en su desarrollo, por lo mismo, todo diseño tiene
la característica de ser emergente.
Plano de los conceptos

Tanto en las investigaciones guiadas por el paradigma cuantitativo -


explicativo como en el cualitativo - interpretativo se usan conceptos propios
del otro. Así, en la investigación cualitativa se usan los conceptos de “mayor”
“menor” o “igual” para hacer comparaciones.

Además, el uso de estadísticas es común en los estudios cualitativos, por


ejemplo, al dar cuenta de los promedios de escolaridad, de ingreso, etc. de las
personas en un estudio de casos.

En la investigación cuantitativa, para dar también un ejemplo, se utilizan


tipologías cualitativas al clasificar a las personas de un estudio como
“autoritarias” o “democráticas”

(Otras formas de acercamiento entre los dos paradigmas pueden verse en el


primer capítulo de la obra editada por Thomas Cook & Charles Reichardt
Qualitative and Quantitative Methods in Evaluation Research. Beverly Hills:
Sage. 1979. Hay traducción al español)

TOMADO DE

Briones, G. (2002). Epistemología de las Ciencias Sociales, (versión electrónica)


instituto colombiano para el fomento de la educación superior, pp. 87-91,
recuperado el 15 de diciembre de 2007 de http://contrasentido.yukei.net/wp-
content/uploads/2007/08/modulo1.pdf

91

También podría gustarte