Está en la página 1de 30

ESCUELA DE POSGRADO

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL BENI “JOSÉ BALLIVIAN”

Diplomado en Farmacología Clínica

Monografía de Recopilación Bibliográfica

MANEJO DE COMPLEMENTO NUTRICIONAL (CARMELO) EN


ADULTOS MAYORES COMO SUPLEMENTO ALIMENTICIO EN
CENTROS DE SALUD DE PRIMER NIVEL

Dra. Carla Muñoz Toco

COCHABAMBA – BOLIVIA
2021
INDICE
ESCUELA DE POSGRADO......................................................................................................................1
INTRODUCCIÓN.......................................................................................................................................ii
CAPÍTULO 1 – DESARROLLO TEMÁTICO..................................................................................................1
1.1. ANTECEDENTES.......................................................................................................................1
1.1.1. LA TERCERA EDAD............................................................................................................1
1.1.2. EL ENVEJECIMIENTO SALUDABLE....................................................................................2
1.2. FACTORES SOCIALES – BIOLÓGICOS QUE INFLUYEN EN EL ENVEJECIMIENTO.........................4
CAPÍTULO 2 – CONCLUSIONES..............................................................................................................15
BIBLIOGRAFÍA........................................................................................................................................17
GLOSARIO..............................................................................................................................................18

i
INTRODUCCIÓN

Debe incluir los siguientes elementos:


 Planteo del por qué se eligió el tema.
 Explicación resumida del trabajo y de los aportes que puede realizar.
 Presentación de material contextual relevante, que permita ubicar el tema
dentro de un campo de conocimiento.

La introducción pretende motivar al lector para que continúe leyendo, a la vez que le
brinda un paneo adecuado que le permitirá comprender el desarrollo del trabajo.

ii
CAPÍTULO 1 – DESARROLLO TEMÁTICO
1.1. ANTECEDENTES
1.1.1. LA TERCERA EDAD
Según el criterio cronológico, establecido por la mayoría de los países del mundo en
sus respectivas legislaciones, la vejez se inicia a partir de los 60 años, límite que ha
variado en los últimos tiempos más que en toda la historia occidental. En el siglo XIII
se era viejo o vieja a los 30 años, a principios del siglo XIX, a los 40, y hoy la edad a
partir de la cual se considera a una persona mayor está en entredicho. Cada
sociedad establece el límite de edad a partir del cual una persona se considera
mayor o de edad avanzada; sin embargo, la frontera entre la etapa adulta y la vejez
está muy relacionada con la edad fisiológica (1).

La Organización Mundial de la Salud, en el acuerdo de Kiev de 1979, con base a la


esperanza de vida, consideró que los individuos que viven en países desarrollados
se les identifica como adultos mayores a partir de los 65 años de edad; la Asamblea
Mundial del Envejecimiento, celebrada en Viena en 1982, en forma convencional
consideró que los “ancianos” comprendían aquellas personas de 65 años de edad o
más. En 1994 la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ajustó la edad y
señala como adulto mayor a la persona de 65 o más años de edad, con los datos
anteriores, la clasificación según la información proporcionada, su finalidad y quien
la exprese puede variar (2).

Llegar a la tercera edad es incuestionablemente un proceso de cambio constante e


irreversible, donde la salud física, la pérdida de los seres queridos, el retiro forzoso,
la situación económica y el grado de independencia en todas las áreas, son
elementos fundamentales para tener en cuenta cuando se mide el bienestar de las
personas de la tercera edad.

La población de la tercera edad o bien los adultos mayores no es homogénea, a


personas con igual edad cronológica puede corresponder distinta edad biológica, ya
que no todos envejecen por igual. De tal forma que el envejecimiento normal es un
proceso que comprende modificaciones biológicas, psicológicas, sociales y

1
funcionales desempeño en su familia y la comunidad) que se producen en el ser
humano durante toda su existencia. (3)

Actualmente por los avances médicos, nutricionales, técnicos, etc., se alcanzan


edades más avanzadas y la época de declive se manifiesta en la década de los 70-
80 años, de tal forma que bien puede decirse que actualmente se vive el
“envejecimiento del envejecimiento”, ya que cada vez más personas alcanzan los
90 y 100 años con una buena calidad de vida (4).

Debido al aumento de la esperanza de vida y a la disminución de la tasa de


fecundidad, la proporción de personas mayores de 60 años está aumentando más
rápidamente que cualquier otro grupo de edad en casi todos los países. Para el año
2013, se consideraba que en el mundo existían 600 millones de adultos mayores,
estimando que esta cifra llegará 2000 millones para el año 2050. (4)

En los ancianos toma especial relevancia la definición de salud de la Organización


Mundial de la Salud: «aquel estado en el que existe una situación óptima de
bienestar físico, mental y social y no meramente una ausencia de enfermedad». Es
decir, la salud de los mayores se apoya en estos cuatro pilares: ausencia de
enfermedad, independencia física, bienestar psíquico y buena cobertura social.

1.1.2. EL ENVEJECIMIENTO SALUDABLE

A finales de la década de los 90 la OMS acuñó el término de “envejecimiento activo”


(entendido por el proceso por el cual se optimizan las oportunidades de bienestar
físico, social y mental durante toda la vida). Siendo uno de los pilares básicos para el
estudio del envejecimiento activo, el estudio de los niveles de actividad física regular
y la forma como favorece la autonomía e independencia en los mayores (Ara,
Garatachea, Maldonado & Gómez, 2011).

A pesar de los avances más recientes, la mayoría de los mecanismos biológicos


básicos implicados en el proceso del envejecimiento siguen sin conocerse. Lo que sí
es sabido es que el envejecimiento es común a todos los miembros de cualquier

2
especie; es progresivo e incluye mecanismos perjudiciales que afectan a nuestra
capacidad para llevar a cabo varias funciones.

El envejecimiento es un fenómeno muy complejo y variable, es un fenómeno que


comienza en la concepción y culmina con la muerte (Harris, 2001). No sólo los
organismos de la misma especie envejecen a distintos ritmos, sino que el ritmo de
envejecimiento varía dentro del organismo mismo de cualquier especie. Las
razones de que esto sea así no se conocen en su totalidad. Algunos teóricos dicen
que el individuo nace con una cierta cantidad de vitalidad (la capacidad para
mantener la vida) que disminuye continuamente a medida que avanza la edad. Los
factores del entorno también influyen sobre la duración de la vida y el momento de
la muerte (Harris 2001).

Es pues el envejecimiento un proceso que dura toda la vida, multidimensional y


multidireccional, en el sentido de que hay diferencias en el ritmo y dirección del
cambio (ganancias y pérdidas) de las distintas características de cada individuo y
entre individuos. Cada etapa de la vida es importante, por consiguiente, el
envejecimiento debe contemplarse desde una perspectiva que abarque todo el curso
de la vida. (OMS, 1998. Programa sobre Envejecimiento y salud). Y como éste, es
parte natural de la vida, la forma en que se envejece y vive este proceso, la salud y
capacidad funcional, dependen no sólo de la estructura genética, sino también (y de
manera importante) de lo que se ha hecho durante la vida misma. La duración de la
vida se define como la capacidad de supervivencia máxima de una especie en
particular. En los seres humanos, se cree que la duración de la vida es de entre 110
y 115 años (Matteson, 1988 citado en Envejecimiento saludable. Programa de
envejecimiento y salud. OMS).

Es así que el envejecimiento poblacional es en parte un resultado exitoso de la


medicina que ha generado un reto complejo a vencer. Se ha creado el término
"esperanza de vida saludable" para referirse al número de años que se espera que
una persona viva en condiciones de buena salud. La esperanza de vida saludable
no siempre es sinónimo de esperanza de vida sin enfermedades, se refiere más a la

3
esperanza de vida sin que se produzca una limitación de las funciones a causa de
una o varias enfermedades crónicas.

1.1.3. FACTORES ASOCIADOS AL ENVEJECIMIENTO SALUDABLE

La incidencia de muchas enfermedades y discapacidades crónicas aumenta con la


edad. No obstante, la gente se adapta. Generalmente, las personas valoran su
estado de salud comparándolo con el de otras personas de su misma edad y
condición; de tal forma que la valoración de cada persona sobre su propia salud
podría describirse como “adaptada a la edad”. La esperanza de vida sin
discapacidad varía entre los distintos países y culturas. La salud de las personas de
edad avanzada no debería, y no puede, examinarse simplemente desde el punto de
vista de la frecuencia de enfermedades o de la ausencia de las mismas. Incluso
cuando sí tienen enfermedades, muchas personas mayores se sienten
perfectamente sanas porque dichas enfermedades no tienen graves efectos
negativos sobre su vida diarias.

Es importante considerar la multiplicidad de modos de envejecer, reconsiderar que


hay límites en la intención de revertir el proceso de degeneración y dependencia y
mirar críticamente la visión fácil de que el deterioro puede ser evitado, siendo
accesible a toda la posibilidad de decir no a los efectos indeseables del
envejecimiento biológico mediante actividades y tecnologías especializadas. De tal
forma que envejecer con salud requiere de varias condiciones durante el curso de la
vida, tales como el acceso a la educación, al trabajo y al descanso, bienes
materiales y culturales dignos, políticas públicas inclusivas, etc. (Brigeiro, 2005).

1.2. FACTORES SOCIALES – BIOLÓGICOS QUE INFLUYEN EN EL


ENVEJECIMIENTO

FACTORES SOCIODEMOGRÁFICOS

• Edad: Constituye un factor de riesgo muy importante, ya que a medida que


avanza la edad existe compromiso del aparato digestivo, que influye a que
reciban menos de 1000 kcal. (5)

4
• Sexo: En un estudio realizado en España, Griep y cols comprobaron que los
hombres presentaban una puntuación menor la escala MNA que las mujeres.

• Estado Civil: La viudez, estado más frecuente en mujeres se ha relacionado


con la disminución de la ingesta y cambios en el patrón de la alimentación.

• Vivir Solo: Existe la probabilidad según estados en España de que se


desarrolle malnutrición en personas que viven solos e influidos por la
motivación interna e considerablemente el apoyo social. (5)

FACTORES PSICOSOCIALES

El estado funcional es la capacidad individual de realizar actividades fiscas,


actividades de la vida diaria, como comer solo, contestar el teléfono, pero muchas
personas mayores presentan dificultades funcionales y alteraciones cognitivas
que influirían notablemente en el estado nutricional.

PATOLOGÍAS ASOCIADAS

Diversas enfermedades son características en pacientes de la tercera edad, que


repercute en una dieta inadecuada, y como consecuencia existe mayor demanda
5
de nutrientes o energía que podría influir negativamente en grupo biológico.
Respecto a la población geriátrica en nuestro país, se ha evidenciado la relación
de enfermedad y envejecimiento e influidas la inmovilidad, inestabilidad,
incontinencia, deterioro intelectual y iatrogénica. Reportándose e las estadísticas
nacionales los 10 primeros diagnósticos en consulta externa a las personas
mayores de 60 años, estas son:

• Demencia: Afecta al 5 al 10% de los mayores de 60 años

• Neumonía: Ocupa la 5ta o 6ta causa de mortalidad general en especial en


mayores de 65 años

• Depresión: Es una de las patologías sub diagnosticadas ligada al mismo


proceso de envejecimiento.

5
• Diabetes mellitus tipo 2: La prevalencia es del 7 al 10 % que se incrementa con
la edad, es así queda uno de cada 5 pacientes es diabético.

• Insuficiencia Cardiaca: En Bolivia no cuentan con datos estadísticos.

• Hipertensión Arterial Sistémica: Constituye una patología frecuente en la


tercera edad que pude convertirse en un severo riesgo de vida o incapacidad.
Entre otras enfermedades esta la infección urinaria, artrosis y ulceras por
presión. (5)

1.3. ESTADO NUTRICIONAL

Grado de adecuación de las características anatómica y fisiológicas del individuo,


con respecto a parámetro considerados normales, relacionados con la ingesta, la
utilización y la excreción de nutrientes. (9)

El estado nutricional de los adultos mayores está determinado por múltiples factores
dietéticos, socio-económicos, funcionales, mentales, psicológicos y biológicos. Por lo
tanto, la evaluación completa del estado nutricional, debe incluir información sobre
estas dimensiones. Esto implica que debe ser de forma interdisciplinaria, con el
objetivo de ayudar a entender la etiología de posibles deficiencias, diseñar las
intervenciones correctivas y evaluar su efectividad (10)
La evaluación clínica del estado nutricional, pretende mediante técnicas simples,
obtener una aproximación de la comparación corporal de un individuo. Importante
información adicional se puede obtener conocimiento la dieta habitual. Cambios en la
dieta o en el peso, así como la capacidad funcional del individuo .
De esta forma una evaluación del estado nutricional completa debe incluir
antropometría, evaluación de patrones alimentarios e ingesta de energía y nutrientes,
complementados con algunos parámetros bioquímicas e indicadores de
independencia fundamental y actividad física.

El mayor atractivo de la antropometría es su simplicidad, su uso generalizado y la


existencia de datos que se tomen de forma rutinaria, sin embargo, las mediciones
aisladas son de valor limitado. Aunque estas mediciones se obtienen con relativa

6
facilidad, son difíciles de valor en adultos mayores considerando que la deficiencia de
los estándares adecuados aun es tema de debate.

Tampoco permite una estimación adecuada de la composición corporal, debido a la


redistribución del tejido adiposo, desde el tejido celular subcutáneo hacia el área
visceral, lo que ocurre con la edad. También existe dificultad para la estimación de la
talla, dada las alteraciones en la columna vertebral que frecuentemente se observan
en esta etapa de la vida.

Aun así. Las medidas antropométricas son esenciales como información descriptiva
básica y por su sencillez. Las mediciones antropométricas más comúnmente usadas
en el adulto mayor son: peso, talla, pliegues tricipital subscapular y suprailiaco,
circunferencia de brazo, cintura, cadera y pantorrilla. Una de las combinaciones de
variables antropométricas más utilizadas es el índice de Quetelet (peso en Kg./talla²
en m² ) o índice de masa corporal (IMC). Se usa con frecuencia en estudios
nutricionales y epidemiológicos como indicador de composición corporal o para
evaluar tendencias en estado nutricional.

Este indicador es simple, útil y presenta moderadamente buenas correlaciones,


tanto con masa magra, como con masa magra (r = 0.6 – 0.8). El IMC ideal para los
adultos mayores no está definido, pero se ubica dentro de un amplio margen,
estimado actualmente entre > 23 y < 28. No existe evidencia de que en el adulto
mayor las cifras cerca del rango superior se asocien con un aumento significativo
de riesgo. Sin embargo, niveles significativamente más altos o bajos que este rango
no son recomendables, especialmente si se asocian otros de riesgo (11)

Las necesidades de nutrientes del adulto mayor no difieren considerablemente


respecto a las de adultos más jóvenes. Si se comparan los requerimientos
energéticos de adultos entre 18 y 65 años y los mayores de 65 años, la diferencia
no supera las 500 Kcal, a favor de los primeros; lo cual corresponde al ajuste que
se hace debido a cambios en el patrón de actividad física y a la disminución en los
requerimientos de energía (Sedó P, 1994)

7
1.4. ALIMENTACIÓN Y NUTRICIÓN

El proceso biológico del envejecimiento y las circunstancias que frecuentemente


rodean esta etapa de la vida, van a influir de forma importante en la alimentación de
las personas mayores siendo necesario establecer una diferencia entre los términos
de alimentación y nutrición.

La alimentación es la consecuencia de una serie de actividades conscientes y


voluntarias en virtud de las cuales el ser humano se proporciona sustancias aptas
para su consumo, las modifica partiéndolas, cociéndolas, etc., y acaba
introduciéndolas en la boca, masticándolas y deglutiéndolas también de modo
voluntario y consciente. El hecho de que este acto sea voluntario y consciente
refleja que es influenciable por la cultura, situación económica, social, estado físico,
mental, etc. (Genua, 2001).

Los alimentos son digeridos en el aparato digestivo transformándose en


sustancias nutritivas que son absorbidas y luego transportadas a los tejidos y
utilizados por éstos, dichos pasos se realizan de manera involuntaria e inconsciente
por lo que esa actividad involuntaria es ya la Nutrición. Se entiende pues por
nutrición el conjunto de procesos merced a los cuales el organismo recibe,
transforma y utiliza las sustancias químicas contenidas en los alimentos. Estas
sustancias químicas constituyen los materiales necesarios y esenciales para el
mantenimiento de la vida (Genua, 2001).

Siendo la nutrición vital para el individuo, no ha recibido aun la atención requerida al


ser abordaba mayormente como un proceso fisiológico de repercusiones
funcionales orgánicas y no así como un problema multidimensional que requiere de
participación multidisciplinaría para su abordaje particularmente en un grupo
poblacional tan heterogéneo como el integrado por mayores de 60 años quienes
integran una población vulnerable y muy propensa a padecer problemas
nutricionales. Beers & Berkow (20002004) define a la malnutrición como el resultado
de una mala alimentación, por defecto, cuando los nutrientes son escasos, o por
exceso, cuando los nutrientes son excesivos.

8
Según la OMS, “la malnutrición es una emaciación o adelgazamiento morboso y/o
un edema nutricional que incluye también las carencias de micronutrientes y el
retraso del crecimiento”. El término “malnutrición” significa alteración en las etapas
de la nutrición, tanto por defecto/déficit que conlleva a la desnutrición; como por
exceso o hipernutrición que trae consigo la obesidad. Es el resultado de un
desequilibrio entre las necesidades corporales y la ingesta de nutrientes; en la
actualidad cuando se habla de malnutrición se expresa como malnutrición por déficit
a la desnutrición y a la obesidad como malnutrición por exceso.

La nutrición en el adulto mayor de 60 años, es un proceso dinámico que se modifica


diariamente. En ocasiones erróneamente se considera que el organismo envejecido
no requiere más nutrientes que los que ha obtenido en el transcurso de la vida, esto
es un concepto equivocado ya que el recambio corporal y el proceso del
envejecimiento es un fenómeno muy dinámico más de lo que comúnmente se
piensa (Dàvila,2008).

Una adecuada nutrición debe satisfacer las necesidades específicas de crecimiento,


desarrollo, mantención y protección de los diferentes tejidos y órganos, en las
distintas etapas del ciclo vital; Al ser la mujer el caso particular que ocupa el
presente estudio, es importante recalcar que al cumplimiento a lo largo de la
historia con el rol fisiológico de la maternidad y el cultural del cuidado de sus hijos,
se ha sumado de manera significativa, a partir de la mitad del siglo XX, a la
actividad laboral, social, política y económica. Por lo anterior es impostergable el
facilitarle un adecuado desarrollo físico y biológico para seguir cumpliendo dichos
roles, sin que se dañe su salud ni el crecimiento y desarrollo de sus hijos. Es
obligado entonces entregarle los aportes alimenticios específicos que requiere en
las diferentes etapas de su vida protegiendo con una nutrición adecuada, el
deterioro propio de la edad de tejidos y órganos y de esa forma, asegurarle una
buena calidad de vida. Por otra parte, la mayoría de las enfermedades
vinculadas a la alimentación presentan una prevalencia significativamente mayor en
la mujer, lo que implica la necesidad de desarrollar un mayor esfuerzo de
prevención y control. El Banco Mundial ha señalado que invertir y proteger a la
mujer entre los 14 y 50 años, ofrece los mejores retornos en salud, socioeconómico,

9
productivo y demográfico, con evidentes beneficios para la familia, comunidad y
economía mundial (Burrows, Castillo & Uauy, s/año).

La nutrición es pues la piedra angular de la salud, en las dos etapas del


envejecimiento: "la tercera edad", cuando las personas son mayores de 65 años,
aparentemente sanas y activas en la sociedad y en el de “la cuarta edad ", cuando
las personas son mayores de 80 años. Sabemos que a medida que las personas
envejecen sus necesidades energéticas tienden a bajar, pero las nutrimentales se
incrementan. El estado nutricional puede verse comprometida por enfermedades
crónicas, las discapacidades y las interacciones entre las drogas y nutrientes.
Artículos acerca de los problemas de nutrición y el envejecimiento (Truswell,
Visvanathan, Watkins & Brown) destacan la importancia de la nutrición en
satisfacción de las nuevas necesidades fisiológicas y capacidades físicas con el
envejecimiento. Lo que también es evidente en estos documentos es la importancia
de una perspectiva cultural en ingestión en las personas de edad y el
envejecimiento (Burns, 2009).

1.5. PROBLEMAS DE LA ALIMENTACIÓN

El perfil nutricional de Bolivia presenta problemas de exceso y deficiencias de


nutrientes, problema que se vincula con los hábitos alimentarios, El fenómeno de la
transculturización, alto consumo de azucares refinados y el consumo de alimentos
fuera del hogar aunado a la falta de educación alimentaria y nutricional hace que se
consuma mucha comida "chatarra" y de mala calidad, esto afecta la salud a corto,
mediano y largo plazo. La educación alimentaria y nutricional es estratégica para
modificar estilos de vida. La obesidad ya comienza a ser problema en el país, por lo
que las enfermedades no transmisibles asociadas a ella, como la diabetes y
enfermedades cardiovasculares pueden alcanzar niveles importantes a futuro. Por
este motivo la OMS promueve estilos de vida saludables, actividad física, menor
consumo de grasa saturada, y azúcares refinados y el incremento en la ingesta de
frutas y verduras. (16)

1.6. COMPLEMENTO NUTRICIONAL PARA EL ADULTO MAYOR

10
El producto CARMELO® con Quinua es un Complemento Nutricional para la
adulta y el adulto mayor de carácter preventivo y gratuito; por su composición
se considera un producto con propiedades farmacológicas. El producto se debe
entregar a las adultas y los adultos mayor (a partir de los 60 años), en las
siguientes entidades del sector salud: • Establecimientos de salud de primer
nivel del sector público a las adultas y los adultos mayores que no cuentan con
algún seguro de salud. • Las adultas y los adultos mayores asegurados en los
policonsultorios o policlínicos de la Seguridad Social de Corto Plazo.(17)

Producto en polvo instantáneo, compuesto por concentrados proteicos del


suero DE leche, sólidos de la leche, colágeno hidrolizado, almidón hidrolizado,
maltodextrinas de maíz y/o yuca, mix de más de 20 micronutrientes (vitaminas y
minerales), omega 3 de cadena larga (DHA y EPA), ácido cítrico, fumárico,
citrato de sodio, sucralosa, arroz y quinua de producción nacional. Por su
composición se considera un producto con propiedades farmacológicas

El Complemento Nutricional Carmelo con Quinua ha sido desarrollado y


formulado como una prioridad Gubernamental para contribuir en el estado
nutricional e incentivar que la adulta y el adulto mayor ejerza el derecho al
beneficio de la atención integral, contribuyendo a optimizar la calidad de vida y
reducir el uso de medicamentos e internaciones; esta fórmula está destinada
para ser utilizada como complemento nutricional a la alimentación del adulto
mayor con la finalidad de proporcionar nutrientes que son escasos y/o críticos.
Para ello debe cumplir con todas las características técnicas, nutricionales y
sanitarias señaladas en el presente documento. CARMELO con Quinua es de
fácil preparación, la dilución recomendada para su reconstitución instantánea es
de 30 gramos de CARMELO en 150 mililitros de agua segura1, fría o tibia,
previamente, hervida (para su preparación puede utilizarse también jugos de
frutas naturales), no necesita cocción alguna, ni adición de ningún otro
ingrediente, debe ser de consumo inmediato. Una vez preparado, tiene
consistencia levemente espesa. El producto está concebido para ser consumido

11
una vez al día, preferiblemente entre las comidas (a media mañana o a media
tarde). La tecnología empleada para la elaboración del CARMELO con Quinua,
especialmente en la preparación de las harinas de quinua y arroz, deben incluir
procesos que logren obtener un producto de uso inmediato. Para ello, las
harinas deben ser cocidas por extrusión, gelatinizadas (hidrolizadas total o
parcialmente) o atomizadas, de tal manera que permitan una buena disolución.
CARMELO con Quinua no debe contener harinas obtenidas por el proceso de
molido/tostado porque no son aptos para la preparación del producto.(17)

1.7. COMPOSICION MACRONUTRIENTES

Composición del aporte de macronutrientes La composición química de


macronutrientes que debe contener el producto CARMELO® con Quinua por
cada 100g y 30 g del producto en polvo, así como la fórmula actual del mismo.

1.8. COMPOSICION MICRONUTRIENTES

Composición del aporte de micronutrientes La tabla de composición química del


complemento nutricional para el adulto mayor y el contenido de vitaminas y
minerales que se utilizará para la fortificación de este producto se muestran en
el Anexo 1. El producto terminado deberá mantener los mismos niveles de
vitaminas y minerales durante toda la vida útil de manera que cumpla los
requisitos establecidos en el Anexo 2.

1.9. CARACTERÍSTICAS DE LOS NUTRIENTES Y FACTORES DIETÉTICOS

a) Proteínas

El aporte proteínico principal proviene de un sustituto lácteo que contiene


aislados proteicos del suero de leche, sólidos de la leche (caseinato de calcio,
etc.) y debe alcanzar como mínimo el 63% del total de proteínas. Este aporte
podrá ser cubierto por lactoalbúmina, colágeno hidrolizado tipo I u otra fuente

12
similar, solo debe ser reemplazado parcialmente por proteínas de origen vegetal
(aislados de soya, arroz y arveja) máximo 8%. El aporte proteico del colágeno
hidrolizado tipo I, no debe ser menos a 2% y el contenido proteico debe ser
mayor a 90%. El índice químico de la proteína añadida debe ser equivalente por
lo menos al 80% del índice de la caseína. (17)

b) Lípidos

Para aumentar la densidad energética del producto debe agregarse una


grasa vegetal de buena calidad, dicha grasa deberá garantizar la estabilidad
del alimento durante el tiempo de su vida útil. La certificación de origen de la
grasa adicionada debe contar también con el detalle de los ácidos grasos
esenciales que contiene. El contenido de lípidos no debe ser menor de 2,8
g/100kcal ni mayor de 3,5g/100kcal y deben cumplir las siguientes
características(17) :

 La cantidad de ácido linoleico (en forma de triglicéridos) no debe ser


inferior a 300mg/100kcal ni superior a 1200mg/100kcal.
 El contenido de ácido alfa-linoleico no será inferior a 50mg/100kcal.
 La relación de ácido linoleico/alfa-linoleico no será inferior a 5 mg ni
superior a 15mg.
 El contenido de ácido graso trans no deberá superar el 2% del contenido
total de grasa.
 El contenido de ácido erúcico no deberá superar el 1% del contenido
total de grasa.
 La cantidad de ácido láurico y mirístico no deberá exceder a 15% del
contenido lipídico.

13
 Lípidos adicionados, Omega 3 de cadena larga (DHA y EPA) Además
participa en el proceso de sinaptogénesis, que es transcendental en la
coordinación de la función procesadora de información del cerebro.
c) Hidratos de carbono
Los almidones presentes en el producto, deberán tener un grado de
gelatinización mínimo de 80%. Los almidones modificados presentes en el
producto deben ser hidrolizados. Los azúcares adicionados deben ser
maltodextrinas preferentemente de yuca y no deben exceder el 29% de los
carbohidratos totales. No podrá utilizarse azucares simples como sacarosa o
glucosa. El edulcorante permitido es la sucralosa (17).

d) Vitaminas y minerales
Los micronutrientes de la pre mezcla, deberán ser compuestos químicos que
tengan la mayor biodisponibilidad posible y menor reactividad entre los
componentes de la fórmula, principalmente en el caso del hierro, se debe
utilizar el fumarato ferroso o sulfato ferroso micro o nano encapsulado, con un
tamaño de partículas entre 500 ± 3000 nm y un potencial zeta superiores: a +30
mV o inferiores a -40 mV. (O potencial zeta: es una medida de la magnitud de
repulsión o atracción electrostática o de las cargas entre partículas, siendo uno
de los parámetros fundamentales que afectan la estabilidad. Su medición ofrece
una visión detallada sobre las causas de dispersión, agregación y floculación,
pudiendo ser aplicada para mejorar la formulación de dispersiones, emulsiones
y suspensiones. La medición del potencial zeta es una manera de disminuir el
tiempo de test de estabilidad, reduciendo el número de formulaciones
candidatas, el tiempo y costo, además aumenta la vida útil del producto.
Suspensiones con valores del Potencial Zeta superiores a +30 mV o inferiores a
-30 mV son estables, mientras que aquellas cuyo valor está situado por encima
de -30 mV y por debajo de +30 mV son inestables). Las formas de los
compuestos para la premezcla se detallan en el Anexo 4. (17)
1.10.- MARCO LEGAL

14
Mediante la Resolución Ministerial Nro. 1028 del año 2014, se incorporó en la
Ley Nro. 475 “LEY DE PRESTACIONES DE SERVICIOS DE SALUD
INTEGRAL DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA”, el Complemento
Nutricional para el adulto mayor “Carmelo”, donde los Gobiernos Autónomos
Municipales tienen la obligación de dotar mediante los Establecimientos de
Salud de Primer Nivel del producto para todo adulto mayor (a partir de los 60
años) que no cuenten con un seguro privado y la seguridad social a corto plazo
es responsable de la compra para sus afiliados. El Complemento Nutricional
para el adulto mayor “CARMELO” es un producto instantáneo en polvo,
compuesto por concentrados proteicos de leche, cereales de cañahua y/o
amaranto, arroz y/o maíz, colágeno hidrolizado, almidón hidrolizado,
maltodextrinas, vitaminas y minerales, ácido graso omega 3 (DHA y EPA). Por
su composición se considera un producto con propiedades farmacológicas, esta
formulación incentiva y revaloriza la producción y consumo de cereales andinos.
Ha sido desarrollado y formulado para contribuir a mejorar el estado nutricional,
ayudando a optimizar su calidad de vida y reducir los gastos en medicamentos
e internaciones. Su fórmula tiene la finalidad de proporcionar nutrientes que son
escasos y/o críticos en el adulto mayor.
1.11.- PREPARACIÓN CARMELO
Es de fácil preparación, para la disolución de 30 gramos (una cuchara
medidora) recomendada se necesita agua fría o tibia previamente hervida en un
vaso de 150 mililitros (para su preparación también puede utilizarse jugos de
frutas naturales), no necesita cocción alguna, ni adición de ningún otro
ingrediente, debe ser de consumo inmediato.
Una vez preparado, tiene consistencia de refresco. El producto está concebido
para ser consumido una vez al día entre las comidas (a media mañana o a
media tarde).
1.12.- INDICACIONES ESPECÍFICAS
Mediante circular se remitió, a todos los directores de los 9 SEDES,
responsables de alimentación y nutrición, responsables de farmacia y entes

15
gestores de la seguridad social a corto plazo, sobre la prescripción y
dosificación del producto Carmelo, en cual se menciona que:
 En la composición del producto CARMELO, no contiene azúcar, por lo cual no
está contraindicado en pacientes diabéticos, sin embargo se recomienda
fraccionar la dosis.
 Las concentraciones de proteínas y grasas que contiene el producto, no
excede los valores requeridos en pacientes obesos e hipertensos, por lo que no
se constituye en contraindicaciones para su administración
BENEFICIARIOS Todas las y los adultos mayores a partir de los 60 años
jubilados de instituciones públicas, privadas y no jubilados en todo el territorio
nacional. Los adultos mayores jubilados recibirán el complemento nutricional en
establecimientos de la Seguridad Social a corto plazo. Los adultos mayores no
jubilados recibirán el complemento nutricional en los establecimientos de salud
del sistema público de primer nivel de atención más cercano a su domicilio.

1.13.- BENEFICIOS DEL PRODUCTO


 Prevención y tratamiento de las carencias nutricionales.
 Contribución a mantener o mejorar la funcionalidad física y psíquica.
 Mejoramiento de las funciones cognitivas (falta de concentración y memoria)
 Incremento de la densidad de la masa de los huesos, especialmente en
condiciones de deficiencia de calcio y proteínas.
 Aumento las defensas del organismo (infecciones).
 Refuerzan el aporte nutricional de la alimentación brindados a los adultos
mayores.
De acuerdo con el Ministerio de Salud, entre los beneficios que aporta ‘Carmelo’
se incluye la prevención y tratamiento de las carencias nutricionales, contribuye
a mantener o mejorar la funcionalidad física y psíquica, mejora las funciones
cognitivas, es decir, la falta de concentración y memoria, incrementa la
densidad de la masa de los huesos, especialmente en condiciones de
deficiencia de calcio y proteínas, aumenta las defensas del organismo ante

16
infecciones y refuerza el aporte nutricional de la alimentación brindados a los
adultos mayores.

1.14.- VALORACIÓN MÉDICA ES IMPORTANTE ANTES DE CONSUMIR


ALIMENTO CARMELO
Valoración médica es muy necesaria para la entrega del "Carmelo" Hasta la
fecha en el departamento ya son 24 los municipios que han adquirido el
complemento nutricional "Carmelo", algunos ya iniciaron con la entrega del
alimento a las personas de la tercera edad, que si bien ayuda a mejorar su
salud, se deben tomar en cuenta algunas recomendaciones pues el producto
tiene algunas contraindicaciones por lo cual la valoración médica es
fundamental. Por su composición se considera un producto con propiedades
farmacológicas, su preparación es sencilla, no necesita cocción, fácilmente
digerible, de consistencia adecuada para suplir la deficiencia de piezas
dentarias, inicialmente en sabores a vainilla, plátano y dulce de leche. El
responsable de la Unidad de Alimentación y Nutrición del Servicio
Departamental de Salud (Sedes), Ariel Zeballos, señaló que la valoración
médica es fundamental para que se haga un diagnóstico del estado de salud
del adulto mayor para conocer los males que le aquejan y brindarle el producto.
"Al adulto mayor se le hace la apertura de la historia clínica, se hace control de
peso y talla para ver el índice de masa corporal, luego pasa al consultorio
médico donde se le hace la valoración correspondiente para verificar si tiene
alguna enfermedad considerada grave", dijo Zeballos.
A su vez, el gerente regional de la Caja Nacional de Salud (CNS), Pablo
Heredia, informó que el alimento lleva algunas contraindicaciones en pacientes
que tengan enfermedades de carácter avanzado, como la insuficiencia renal,
pacientes diabéticos de tipo 1 y pacientes que tengan problemas de mal
funcionamiento de hígado.

17
ANEXO 1

COMPOSICIÓN DE LOS NUTRIENTES DEL COMPLEMENTO NUTRICIONAL


PARA LA ADULTA Y EL ADULTO MAYOR- CARMELO® CON QUINUA

18
ANEXO 2
LÍMITES DE COMPUESTOS EN LA PREMEZCLA VITAMÍNICO MINERA

19
TABLA DE COMPOSICIÓN Y APORTE DE MACRO Y MICRONUTRIENTES DEL
COMPLEMENTO NUTRICIONAL PARA LA ADULTA Y EL ADULTO MAYOR-
CARMELO® CON QUINUA

20
CAPÍTULO 2 – CONCLUSIONES

21
El Carmelo al ser un complemento nutricional para el adulto mayor, se ha
convertido desde el 2015 en una parte muy importante para la alimentación del
mismo, porque algunos adultos mayores que no reciben un sueldo, o ya no tienen
permanente y viven del día a día, el recibir Carmelo una vez al mes hace que en
alguna medida su alimentación este adecuada a su edad con todo los nutrientes que
necesita, porque su aporte nutricional refuerza el sistema inmunológico; el
complemento nutricional llega a cubrir algunas necesidades porque es un producto
con más de 20 vitaminas y minerales, contiene hierro que previene la anemia.
Las vitaminas fortalecen las defensas y hacen más fuertes a los adultos mayores: la
vitamina "A" fortalece la visión. El calcio fortalece sus defensas, el yodo previene el
bocio, el omega 3 protege y fortalece el sistema nervioso. Es moderado en proteínas
para evitar problemas renales y brinda la energía necesaria para las actividades
diarias.
La entrega de Carmelo a los adultos mayores mensualmente es un compromiso que
el Gobierno Nacional tiene a través de las alcaldías de cada departamento,
compromiso que hace que los pacientes tengan un mejor estilo de vida.
Con los datos que se recopilaron es evidente que se debe aumentar la producción de
Complemento Nutricional (Carmelo) y tener menos requisitos para la obtención del
mismo.
A través de esta monografía se puede ver las concentraciones de su valor nutricional
del Carmelo y talvez plantear que con el tiempo pueda existir variedad de
suplementos alimentación de acuerdo al tipo de paciente con enfermedades de base
así para seleccionar mejor la ingesta y aprovechamiento de este suplemento.

22
BIBLIOGRAFÍA
BIBLIOGRAFÍA
1.- CEPAL-CELADE 2006. “Manual sobre indicadores de calidad de vida en la vejez”.
Santiago de Chile. Consultado en
http://www.eclac.org/publicaciones/xml/0/28240/w113_1.pdf
2.- Novelo de López (2003). Situación epidemiológica y demográfica del Adulto
Mayor en la última década XVII. Congreso Nacional AMMFEN 6-9 de abril,
Querétaro. Qro México. Edicion especial No 5-2003 (2)
3.- Dávila, E. 2008. “LA NUTRICIÓN UN PROCESO TRASCENDENTAL EN EL
ENVEJECIMIENTO”. [Boletín 295 en internet]. Estado de México: Secretaría de
Salud Instituto de Salud del Estado de México. (Consultado: 20/03/2010)
Disponible en http://salud.edomexico.gob.mx/html/article.php?sid=638.
4.- Choque Callahuara D. Estado nutricional en adultos mayores Municipios de Sucre
(Área Rural) y Tarabuco del departamento de Chuquisaca mediante la escala de
Medición Mínima Nutricional (MNA) Gestión 2013.
5.- CEPAL-CELADE 2006. “Manual sobre indicadores de calidad de vida en la vejez”.
Santiago de Chile. Consultado en
http://www.eclac.org/publicaciones/xml/0/28240/w113_1.pdf
6.- Harris, G.N. 2001 “ Nutricion en el ciclo de vida nutrición en la vejez” cap 13, pp
314-331, Edit Mosby-Doyma Mexico.
7.- Matteson M.A. 1996. “BIOLOGICAL THEORIES OF AGING IN
GERONTOLOGICAL NURSING CONCEPTS AND PRACTICE”, pp. 158-171. Mary
Ann Matteson Eleanor S., Mc Connell Ardianne Dill Linton. W.B. Saunders Compain,
London. Citado en Envejecimiento saludable. El envejecimiento y la actividad física
en la vida diaria. Programa sobre Envejecimiento y Salud.. Organización Mundial de
la Salud. Disponible en
http://www.profei.com/Centre_documentacio/General/Documents_internacionals/en
vejecimiento_saludable.pdf
8.- Brigeiro M. 2005. “ENVEJECIMIENTO EXITOSO” Y TERCERA EDAD:
PROBLEMAS Y RETOS PARA LA PROMOCIÓN DE LA SALUD”. Rev. Invest Educ

23
Enferm; 23(1): 102-109. Consultado el 24 de enero del 2013 en
http://www.scielo.org.co/pdf/iei/iee/v23n1/v23n1a09.pdf
9.- Acosta y Colb. Evaluación del estado de nutrición en el ciclo vital humano. Mc
Graw Hill. México 2012.
10.- OMS/OPS. Envejecimiento y ciclo de la vida. Día Internacional de las Personas
Mayores. URL disponible en: http://www.who.int/ageing/events/idop rationale/es/
11.- Organización Panamericana de la Salud (OPS). Propuesta para un país de
futuro. Propuesta Técnica para El Salvador periodo, p. 189
12.- Sedo P. “Envejecimiento y necesidades energéticas en el adulto mayor” Bol.
Alimentos y Salud No 4, 1-11, dic, 1996
13.- Génua, Goena, Ma. Isabel. 2001. “NUTRICIÓN Y VALORACIÓN DEL ESTADO
NUTRICIONAL EN EL ANCIANO”. Matia Fundazio A. Disponible en
www.matiaf.net/profesionales/articulos
14.- Burrows, R., Castillo C., Uauy R. s/año. “ALIMENTACIÓN Y NUTRICIÓN DE LA
MUJER A TRAVÉS DEL CICLO VITAL”. Cap. 1. INTA. Universidad de Chile.
Disponible en: www.redsalud.gov.cl/.../AlimentaciNutricinMujerCiclo%20Vital.pdf
15.- Burns, C. PhD. 2009. “SEEING FOOD THROUGH OLDER EYES: THE
CULTURAL IMPLICATIONS OF DEALING WITH NUTRITIONAL ISSUES IN AGED
AND AGEING”. J. Nutrition & Dietetics; 66: 200–201 DOI: 10.1111/j.1747-
0080.2009.01370.x
16.- www.redadultosmayores.com.ar/buscador/files/SALUD021.pdf
17.https://www.minsalud.gob.bo/images/carmelo/
ESPECIFICACIONES_CARMELO_CON_QUINUA_-2021.pdf
18.https://www.minsalud.gob.bo/images/carmelo/
GUIA_PROCEDIMIENTO_COMPRA_CARMELO.pdf

24
25
GLOSARIO
El glosario es una lista por orden alfabético de palabras y expresiones clasificadas de
un texto, autor, dialecto que son difíciles de comprender y cada una viene
acompañada de su significado o de algún comentario.
 La definición de cada entrada de tu glosario no debe ser demasiada extensa ni
demasiado reducida.
 Redáctala de manera clara y sencilla (es clave para que el lector entienda).
 No hace falta que sean palabras desconocidas.

 Nacimiento prematuro: Es la actividad…

 Genético: Es la herramienta que…

 Cuidados intensivos: Organización Mundial de la Salud

26

También podría gustarte