Está en la página 1de 16

SOCIEDADES MERCANTILES

Auditoría Legal de Sociedades Cooperativas

Centro Universitario de Estudios Jurídicos


José Francisco González Arce

Contenido
Introducción......................................................................................................................................2
1. AUDITORÍA LEGAL SOCIETARIA...................................................................................4
1.1. Concepto...........................................................................................................................4
1.2. Auditoría legal por tipo de sociedad..............................................................................5
2. SOCIEDADES COOPERATIVAS......................................................................................6
2.1. Concepto...........................................................................................................................6
2.2. Tipos de sociedades cooperativas................................................................................6
2.3. Sociedades cooperativas de producción......................................................................6
2.4. Sociedades cooperativas de consumo.........................................................................7
3. TÓPICOS A REVISAR EN LA AUDITORÍA LEGAL SOCIETARIA......................................9
3.1. Información corporativa previa a la constitución.....................................................9
3.2. Escritura constitutiva y reformas a estatutos...........................................................9
3.3. Permisos de la Secretaría de Economía................................................................12
3.4. Protocolización notarial o formalización ante corredor público...............................12
3.5. Inscripción en el Registro Público de Comercio........................................................13
3.6. Emisión de títulos que representen la aportación de capital de los socios a la
sociedad......................................................................................................................................13
Conclusión......................................................................................................................................14
Bibliografía......................................................................................................................................15

1
José Francisco González Arce

Introducción

En la legislación mexicana existen diversos tipos de Sociedades, tanto Mercantiles


como Civiles, mismas que para su constitución y funcionamiento deben cumplir
con diversos requisitos, entre los cuales debemos destacar el número de socios, el
tipo de sociedad, el monto del capital inicial o capital social, entre otros.

Uno de los aspectos a considerar una vez constituida una sociedad,


independientemente del tipo de que se trate, son las obligaciones corporativas
(legales) que debe cumplir, como el contar con la documentación soporte de todos
y cada uno de los movimientos que realicen, tales como incorporación de nuevos
socios, aumentos de capital, distribución de dividendos, etcétera.

En México, constantemente sucede que, en la práctica, no se cumple con las


obligaciones establecidas en la legislación por parte de las empresas, pues se
tiene la mala costumbre de, una vez constituidas las sociedades, simplemente
iniciar sus operaciones, descuidando totalmente el cumplimiento de las
obligaciones que en materia mercantil o civil (dependiendo del tipo de sociedad de
que se trate), se tienen, enfocándose normalmente en el cumplimiento de las
obligaciones contables y fiscales únicamente.

Así las cosas, una de las opciones con que cuentan las empresas, es la
denominada Auditoría Legal Societaria, con la cual se pueden evitar
consecuencias, en ocasiones fatales, para las propias empresas, y en otras más,
incluso para los socios o integrantes de las mismas, al verse obligadas a dejar de
funcionar derivado de la imposición de sanciones por parte de las autoridades
correspondientes, mismas que en ocasiones alcanzan hasta el patrimonio de los
socios.

2
José Francisco González Arce

En el presente trabajo abordaremos los aspectos principales a considerar para la


Auditoría Legal Societaria, enfocándonos en las Sociedades Cooperativas,
mismas que se encuentran reguladas, precisamente, en la Ley General de
Sociedades Cooperativas.

3
José Francisco González Arce

1. AUDITORÍA LEGAL SOCIETARIA.


1.1. Concepto.

Para Felipe Miguel Carrasco Fernández, “La auditoría legal societaria, es aquella
parte de la auditoría legal que tiene por objeto verificar los aspectos legales de la
estructura de la sociedad, con el objeto de adecuar los estatutos sociales, así
como de verificar las asambleas de socios, derechos de los socios, títulos que
amparen el capital, así como la liquidación, disolución, fusión y escisión o
transformación de una sociedad, entre otras.” 1

Como se puede observar, la auditoría legal societaria tiene una alta importancia
como parte de las prácticas comunes y constantes que debieran tener las
empresas, cualquiera que sea su giro, e independientemente del tipo de sociedad,
sea mercantil o civil, pues con ello se podría, en primer instancia, prevenir el
incumplimiento de las obligaciones que las leyes de la materia establecen, y, en
caso contrario, corregir o solucionar las deficiencias que se detecten con motivo
de la revisión que dicha auditoría implica, cuya finalidad será, en todo caso, evitar
la imposición de sanciones por parte de las autoridades correspondientes, y de las
cuales hablaremos más adelante.

Ahora bien, tal como lo señala Felipe Miguel Carrasco Fernández, en su obra de
Derecho Societario,2 existen diversos temas que se deben analizar al evaluar el
cumplimiento de las sociedades, desde el momento mismo de su constitución, así
como del funcionamiento del consejo de administración (en su caso), la
celebración de las asambleas anuales ordinarias, asambleas extraordinarias, así

1
Derecho Societario. Carrasco Fernández, Felipe Miguel. Popocatépetl Ediciones, SA de CV. Cuarta edición.
Enero 2010. Pág. 93
2
Ídem.

4
José Francisco González Arce

como en relación a los títulos que acrediten la aportación, en su caso, de una


sociedad, sin dejar de lado su disolución y liquidación.

Conforme a lo anterior, para nuestro autor es claro que, debido a la diversidad de


sociedades existentes en nuestro derecho mexicano, se puede establecer un tipo
de auditoría legal por cada tipo de sociedad, encontrando, entre otros, los
siguientes:

1.2. Auditoría legal por tipo de sociedad

A. Auditoría legal de sociedades mercantiles.


B. Auditoría legal de sociedades civiles.
C. Auditoría legal de sociedades cooperativas.
D. Auditoría legal de instituciones de asistencia privada.
E. Auditoría legal de asociaciones religiosas.
F. Auditoría legal de asociaciones de profesionistas.

Las anteriores, sólo por mencionar algunas, pues, como ya se dijo antes, por cada
tipo de sociedad existente, podríamos establecer un tipo de auditoría legal, sin
embargo, como también ya se precisó, nos enfocaremos en la auditoría legal de
las sociedades cooperativas.

Antes de iniciar el estudio de los aspectos que deberán atenderse en la auditoría


legal de las sociedades cooperativas, es preciso conocer los principales aspectos
de éstas, a fin de conocer la temática sobre la cual versará aquélla.

5
José Francisco González Arce

2. SOCIEDADES COOPERATIVAS
2.1. Concepto.

Conforme al artículo 2 de la Ley General de Sociedades Cooperativas 3, “La


sociedad cooperativa es una forma de organización social integrada por personas
físicas con base en intereses comunes y en los principios de solidaridad, esfuerzo
propio y ayuda mutua, con el propósito de satisfacer necesidades individuales y
colectivas, a través de la realización de actividades económicas de producción,
distribución y consumo de bienes y servicios.”

Como se desprende del propio artículo 2 de la LGSC, esta forma de organización


agrupa a personas físicas con intereses comunes, a fin de satisfacer las
necesidades individuales y colectivas que tienen, realizando actividades de
producción, distribución y consumo de bienes y servicios.

2.2. Tipos de sociedades cooperativas.

De lo dispuesto por la propia LGSC, se colige que existen dos tipos de sociedades
cooperativas:

A). Sociedades cooperativas de producción.


B). Sociedades cooperativas de consumo.
C). Sociedades cooperativas de ahorro y préstamo.

2.3. Sociedades cooperativas de producción.

3
Ley General de Sociedades Cooperativas. Art. 2

6
José Francisco González Arce

Las Sociedades Cooperativas de Producción “son aquellas sociedades


cooperativas cuyos miembros se asocian para trabajar en común en la producción
de bienes y/o servicios, aportando su trabajo personal, físico o intelectual.” 4

En este tipo de sociedades la finalidad principal por la cual se reúnen los socios es
la de producir bienes o servicios, aportando para tales efectos su trabajo personal,
ya sea físico o intelectual, o ambos, pudiendo además almacenar, conservar,
transportar y comercializar sus productos, siempre conforme a lo dispuesto por la
ley.

2.4. Sociedades cooperativas de consumo.

Las Sociedades Cooperativas de Consumo “son aquellas sociedades cooperativas


cuyos miembros se asocian con el objeto de obtener en común artículos, bienes
y/o servicios para ellos, sus hogares o sus actividades de producción.” 5

A diferencia de las sociedades cooperativas de producción, las de Consumo


persiguen como finalidad la obtención de artículos, bienes o servicios para sus
propios miembros, los hogares de éstos, o bien para la realización de sus
actividades de producción.

2.5. Sociedades cooperativas de ahorro y préstamo.

4
Derecho Societario. Carrasco Fernández, Felipe Miguel. Popocatépetl Ediciones, SA de CV. Cuarta edición.
Enero 2010. Pág. 345

5
Ídem. Pág. 455

7
José Francisco González Arce

De conformidad con la Ley General de Sociedades Cooperativas, las Sociedades


Cooperativas que tengan por objeto realizar actividades de ahorro y préstamo se
regirán por la propia LGSC, así como por lo dispuesto por la Ley para Regular las
Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo.

De igual manera, la misma ley señala que “se entenderá como ahorro, la
captación de recursos a través de depósitos de ahorro de dinero de sus Socios; y
como préstamo, la colocación y entrega de los recursos captados entre sus
mismos Socios.”6

Una vez conociendo de manera general lo que son las Sociedades Cooperativas,
así como los tipos que de éstas existen, conviene conocer los requisitos de
constitución y registro, así como los diversos tipos de obligaciones que en materia
mercantil deben cumplir, para así estar en posibilidades de establecer los tópicos
sobre los cuales versará la auditoría legal de aquéllas.

3. TÓPICOS A REVISAR EN LA AUDITORÍA LEGAL SOCIETARIA

6
Artículo 33 de la Ley General de Sociedades Cooperativas

8
José Francisco González Arce

En aras de evitar una transcripción innecesaria de la LGSC, a continuación


pasaremos directo a algunos de los diversos puntos que deberán revisarse en las
auditorías legales de las Sociedades Cooperativas.

3.1. Información corporativa previa a la constitución

En este rubro, aunque la LGSC no exige mayores requisitos, es recomendable


revisar que se cuente, en primera instancia, con la documentación soporte que
acredite la personalidad de los socios o integrantes de la Sociedad Cooperativa,
así como información general, citando a manera de ejemplo, a) identificación
oficial, b) comprobante de domicilio, c) acta de nacimiento, d) Clave Única de
Registro de Población, e) Constancia de inscripción al Registro Federal de
Contribuyentes y cualquier otra que se considere necesaria (ej. Acta de
matrimonio, cuando el régimen matrimonial es el de sociedad conyugal).

3.2. Escritura constitutiva y reformas a estatutos

Se deberá revisar que exista un acta de asamblea general celebrada por los
interesados (socios), la cual deberá cumplir los siguientes requisitos 7:

a) Datos generales de los fundadores (nombre, domicilio particular y fiscal,


fecha de nacimiento, estado civil, CURP y RFC);
b) Nombre de las personas que hayan resultado electas para integrar por
primera vez consejos y comisiones;
c) Las bases constitutivas (que no es otra cosa que los estatutos o reglas que
plasman los socios respecto a la forma de manejar la sociedad).

7
LGSC. Art. 12

9
José Francisco González Arce

d) La ratificación de su voluntad de constituir la sociedad cooperativa y de que


son suyas las firmas o huellas digitales que obran en el acta constitutiva (en
este rubro es importante cotejar las firmas de los socios, es decir, que
coincidan éstas tanto en la identificación proporcionada como en el acta de
asamblea correspondiente, así como que no falte ninguna de las firmas en
los documentos correspondientes).
e) El tipo de responsabilidad de los socios, ya sea limitada o suplementada. 8

En cuanto a las bases constitutivas, se deberá revisar que cuente con los
requisitos mínimos establecidos en el artículo 16 de la propia LGSC, poniendo
especial atención en los siguientes temas:

a) Los regímenes de responsabilidad limitada o suplementada de sus socios,


el cual deberá estar contenido en su denominación;
b) La forma de constituir o incrementar el capital social, expresión del valor de
los certificados de aportación, forma de pago y devolución de su valor, así
como la valuación de los bienes y derechos en caso de que se aporten;
c) Forma de constituir los fondos sociales, su monto, su objeto y reglas para
su aplicación;
d) Forma en que deberá caucionar su manejo el personal que tenga fondos y
bienes a su cargo;

Respecto a este tema, es preciso mencionar que en la práctica se da mucho el


hecho de que las bases constitutivas son hechas por los fedatarios públicos
(Notarios y Corredores), quienes proporcionan los formatos (machotes), que en
muchos de los casos se encuentran desactualizados y no son acordes a los
tiempos modernos, de ahí la necesidad de revisar estos temas con especial
minuciosidad, máxime que, por ejemplo, hablando de las garantías a que aludimos

8
LGSC. Art. 14

10
José Francisco González Arce

en el inciso d) antes citado, muchas veces los socios ni siquiera saben que deben
cumplir con dicha obligación.

Así mismo, en cuanto a la responsabilidad de los socios, es común que éstos


desconozcan totalmente el tema, siendo necesario que como parte de los
documentos que podríamos sugerir para que formen parte de los instrumentos con
que deben contar este tipo de sociedades, sea un cuestionario en el cual los
propios socios decidan respecto al tipo de responsabilidad que desean adquirir,
explicándoles, en un documento que se les dé a conocer y el cual contenga las
firmas de los socios de enterado, en qué consiste tanto la responsabilidad limitada
como la suplementada, a efecto de acreditar que fueron ellos mismos quienes
eligieron el tipo de responsabilidad que aparecerá en la denominación de la
sociedad.

En cuanto a las reformas a los estatutos, se deberá verificar que se cuente con las
actas de asamblea correspondientes, mismas que deberán cumplir con los
requisitos previos relacionados con la convocatoria, así como los requisitos de
procedencia que deben reunir las mismas.

Entre otros, los requisitos a revisar en una auditoría legal respecto de las reformas
a los estatutos, son:

a) Que se cuente con la convocatoria correspondiente;


b) Que se cuente con la documentación que acredite haber notificado dicha
convocatoria a todos y cada uno de los socios, de acuerdo a lo establecido
en las bases constitutivas o en los estatutos;

11
José Francisco González Arce

c) Que se cuente con el acta de asamblea correspondiente, misma que


deberá integrar, además, la lista de asistencia a la misma, demostrando
además que existió el quórum legal para la celebración de la misma;
d) Que en el acta de asamblea celebrada, se encuentren debidamente
plasmados los acuerdos tomados, así como el conteo de los votos
correspondientes para cada uno de los acuerdos.

3.3. Permisos de la Secretaría de Economía

En este tema, se deberá verificar que se cuente con la autorización de uso de


denominación o razón social por parte de la Secretaría de Economía, en términos
de lo dispuesto por los artículos 15, 16 y 16 A de la Ley de Inversión Extranjera;
artículo 34, fracción XII bis de la Ley Orgánica de la Administración Pública
Federal; artículo 69 C Bis de la Ley Federal de Procedimiento Administrativo; y el
artículo 17 del Reglamento para la Autorización de Uso de Denominaciones y
Razones Sociales; así como en los artículos 2 apartado B, fracción XII, y 22
fracciones II, XXIV, XXV y último párrafo del Reglamento Interior de la Secretaría
de Economía, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 22 de noviembre
de 2012.

3.4. Protocolización notarial o formalización ante corredor público

Se deberá verificar que los estatutos sociales, hayan sido debidamente


protocolizados ante el fedatario público de la elección de los socios, mismo que
deberá coincidir con el señalado ante la Secretaría de Economía.

12
José Francisco González Arce

3.5. Inscripción en el Registro Público de Comercio

Sobre el particular, deberá verificarse que los estatutos sociales, una vez
protocolizados ante fedatario público, sea inscrita en el Registro Público de
Comercio correspondiente al domicilio social.

3.6. Emisión de títulos que representen la aportación de capital de los


socios a la sociedad

Este es un tema por demás importante, ya que en la mayoría de los casos, no se


elaboran los títulos correspondientes a las aportaciones de capital, contraviniendo
así lo dispuesto por la legislación de la materia, y dejando en consecuencia, en
muchas de las ocasiones, en un total estado de incertidumbre e indefensión a los
socios y/o a sus familiares, al no poder acreditar con el documento
correspondiente, el monto del capital aportado a la sociedad, por lo que deberá
verificarse que se hayan expedido dichos títulos.

Finalmente, se deberán agregar tantos puntos como sean necesarios, atendiendo


a lo dispuesto en los estatutos sociales, por lo que los antes mencionados son
sólo un ejemplo de los diversos tópicos a revisar durante una auditoría legal
societaria a Sociedades Cooperativas.

Conclusión

Como pudo observarse a lo largo del presente documento, es de suma


importancia que de cuando en cuando, las Sociedades Cooperativas, y cualquier

13
José Francisco González Arce

otro tipo de sociedades, realicen como una práctica común, auditorías legales
societarias, a efecto de conocer si están cumpliendo, en primer término, con lo
dispuesto en sus bases constitutivas, y enseguida, con lo dispuesto en las leyes
aplicables, dependiendo del tipo de sociedad de que se trate.

Debiera pues, considerarse por los socios de las sociedades, esta práctica, como
una inversión y no como un gasto, como es comúnmente considerado, pues esto
les representará, a futuro, un ahorro al evitar el pago de multas derivadas del
incumplimiento de sus obligaciones legales.

Bibliografía

Derecho Societario. Carrasco Fernández, Felipe Miguel. Popocatépetl Editores,


SA de CV. Cuarta edición. Enero de 2010

14
José Francisco González Arce

Ley General de Sociedades Cooperativas

Ley de Inversión Extranjera

Ley Orgánica de la Administración Pública Federal

Ley Federal de Procedimiento Administrativo

Reglamento para la Autorización de Uso de Denominaciones y Razones Sociales

Reglamento Interior de la Secretaría de Economía

15

También podría gustarte