Está en la página 1de 2

ARGOS JAPAN – LA MANGA CORPORATION

Kamiyacho Annex 5F, 5-3-2 Toranomon


Minato-ku, Tokyo 105-0001 Japón
Email: argosjapon@argosconsulting.net
www.argosconsulting.net
   
 

Motivos que hacen de Japón un país atractivo

para los productores de verduras congeladas

Japón ha sido hasta hace poco la segunda y sigue siendo una de las mayores economías,
representando aproximadamente el 10% del PIB mundial. Además, es una sociedad muy
desarrollada, con un gran nivel tecnológico, un alto poder adquisitivo y muy exigente en
cuestiones de calidad. Todo esto lo convierte en uno de los principales países objetivo para
empresas exportadoras de todos los sectores, tanto por objetivos de ventas como por prestigio.

Debido a la escasez de recursos naturales y a su relativamente abundante población de


128 millones de habitantes, Japón es uno de los principales importadores de productos de
alimentación. Efectivamente, el país importa el 60% de la alimentación que consume, por valor
de unos 40.000 millones de euros anuales.

La dieta japonesa se caracteriza sobre todo por la variedad: comer poco de muchas cosas
distintas. Es una dieta bastante más baja en calorías que la mediterránea y cuyas proteínas
proceden de la soja y sus subproductos, más que de la carne. Las verduras están presentes
siempre, en todas las comidas.

El consumo de verduras congeladas está alrededor de un millón de toneladas anuales, de


las que un 80% procede de la importación. Entre otros productos congelados, en el 2010 se
importaron:
- 25.400 toneladas de patatas
- 13.700 toneladas de guisantes
- 24.900 toneladas de judías verdes
- 28.800 toneladas de espinacas
- 42.300 toneladas de maíz
- 28.500 toneladas de brócoli

Nota: La mayor parte de las verduras congeladas van destinadas a la industria y a la


restauración y los principales países proveedores son China y Estados Unidos..


 
ARGOS JAPAN – LA MANGA CORPORATION
Kamiyacho Annex 5F, 5-3-2 Toranomon
Minato-ku, Tokyo 105-0001 Japón
Email: argosjapon@argosconsulting.net
www.argosconsulting.net
   
 

Actualmente, por motivos de seguridad alimentaria, existe bastante desconfianza en


Japón con respecto a los productos procedentes de China, su principal proveedor, siendo
abundantes los consumidores que rechazan los alimentos procedentes de ese país. Esto abre
posibilidades a productores de otros países, especialmente si pueden aportar datos de trazabilidad
y control de resíduos fitosanitarios.

Finalmente, la contaminación radioaciva detectada en algunas zonas productoras de


verduras, causada por el accidente en la central nuclear de Fukushima, ha disparado la demanda
de verduras procesadas, principalmente congeladas, y se prevé que esta situación se prolongue
durante bastante tiempo.

16 de mayo de 2011
Eduardo Peña
Argos Japón