Está en la página 1de 7

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

CARRERA DE INGENIERÍA CIVIL


OYOLA TORRES FABRICIO ANTONIO

TABAJO INVESTIGATIVO:
NORMATIVA Y METODOLOGÍA PARA ELABORACIÓN DE
LASPRUEBAS DE HORMIGÓN AUTOCOMPACTANTE

1. INTRODUCCIÓN

El presente documento corresponde a un trabajo investigativo de material bibliográfico


de confianza, acerca de la normativa y metodología para la elaboración de pruebas de
hormigón autocompactante.
Como es conocido, el hormigón autocompactante o por sus siglas HAC es un tipo de
hormigón especial que se caracteriza por su estado muy fluido, aunque viscoso, ya que
permite rellenar de manera muy eficaz el encofrado y fluye por las armaduras por su
propia cuenta mediante la gravedad sin necesidad de aplicación métodos de
compactación externos o de vibradores (Medina, 2008).
Este tipo de hormigón se obtiene de una correcta dosificación y uso de aditivos que
pueden ser superplastificantes, adicional a esto, presenta una alta cohesión, resultando
en un hormigón con bajas probabilidad de que se disgregue, lo que impide la formación
de coqueras o cangrejeras.
Entre las características más destacadas está la disminución de tiempos en construcción,
su alta impermeabilidad, buen acabado y una mejor adherencia a la armadura, entre
otros.

2. OBJETIVOS:

2.1. Mencionar los tipos de métodos de ensayo que determinarán las


propiedades del hormigón para que este sea considerado como
autocompactante.

2.2. Consultar acerca de las normativas que se deben aplicar para los métodos
de ensayo del hormigón autocompactante.

2.3. Realizar una breve descripción de los principales métodos de ensayo de un


hormigón autocompactante.
3. DESARROLLO

3.1. Propiedades medidas en un hormigón autocompactante y tipo de ensayos


a realizar
La normativa aplicable para la caracterización de un hormigón autocompactante es muy
variada ya que se deben medir una serie de parámetros que permitirán determinar si el
hormigón se considera como autocompactante.
Al no existir una norma general que permita determinar las características de un
hormigón para ser considerado como autocompactante se requiere de la aplicación de
varias normas necesarias para la aplicación de métodos de ensayo que medirán varias de
las propiedades del hormigón autocompactante.
En estos ensayos lo que se pretende es realizar la validación de características del
hormigón tales como:
- La capacidad de la mezcla de fluir para rellenar de manera el encofre
- La cohesión de la mezcla para poder pasar de buena manera por la armadura
- La ausencia de la segregación
Según Solas y Giani, en su libro “Tecnología del hormigón avanzado” (Solas & Giani,
2010) algunos de los ensayos que permiten determinar la propiedad de trabajabilidad de
este tipo de hormigón son:
3.1.1. Con respecto a la capacidad de relleno:
- Flujo de asentamiento, cono de Abrams: mínimo 650 mm y máximo 800 mm
- Flujo de Asentamiento T50cm: mínimo 2 segundos y máximo 5 segundos
- Embudo V: mínimo 6 segundos y máximo 12 segundos
- Ensayo Orimet: mínimo 0 segundos y máximo 5 segundos

3.1.2. Capacidad de paso:


- Anillo J: mínimo 0 mm y máximo 10 mm
- Caja en L: mínimo 0.8 y máximo 1.0 (adimensional)
- Caja en U: mínimo 0 mm y máximo 30 mm
- Caja de relleno: mínimo 90% y máximo 100%

3.1.3. Resistencia la segregación:


- Embudo V a T5 minutos: mínimo 0 segundos y máximo +3 segundos
- Ensayo de estabilidad GTM: mínimo 0% y máximo 15%
Todos los ensayos mencionados pueden ser realizados en un laboratorio, sin embargo,
es muy importante realizar un control de calidad del hormigón en obra, para lo cual se
pueden aplicar los métodos de:
- Flujo de asentamiento de Cono de Abrams y del Anillo J
- Flujo de asentamiento de Cono de Abrams y del Embudo en V
3.2. Ensayos y normativas según la Sociedad Japonesa de Ingenieros Civiles
(JSCE)
Según la Sociedad Japonesa de Ingenieros Civiles o JSCE (JSCE, 2005) por sus siglas
en inglés, los métodos de ensayo estándar para el hormigón autocompactante son:
- Ensayo de paso a través de espacios usando la caja en U o el aparato en forma de
caja: para este ensayo se valen de las normas JIS A 1112 y la norma JIS B 7516.

- Ensayo del flujo de escurrimiento: se hace uso de las normas JIS A 1101, JIS B
7516, JIS A 1115, JIS A 1138 y de la norma JIS Z 8401

- Flujo a través de túneles: en concordancia con los métodos JIS A 1115 y del
ensayo JIS A 1138

- Método de cámara de presión de aire o método de contenido de aire del


hormigón fresco usando presión: para este método de ensayo se aplican algunos
criterios de la norma JIS A 1138 y la norma JIS A 1115

- Método de ensayo del flujo en la caja tipo L: usa como base a las normas JIS B
7516, JIS A 1115, JIS A 1138, JIS Z 8401.

3.3. Ensayos utilizados en nuestro medio con sus respectivas normas


En nuestro medio los métodos de ensayo que se suelen aplicar varios de los métodos
desarrollados en la actualidad que se muestran a continuación:
- Método de fluidez de cono: en concordancia con la norma ASTM C 939-02
- Método de ensayo de escurrimiento: sigue la norma ASTM C 1611
- Anillo japonés (J ring): de acuerdo con lo establecido en la norma ASTM C
1621
también están los ensayos de método de ensayo de la Caja en L y método de ensayo de
la columna de segregación, pero estos se encuentran en la norma europea UNE
(Flores.B, 2015).
A continuación, se menciona de manera breve el procedimiento de los 3 métodos
aplicables en nuestro medio previamente mencionados:
3.3.1. Método de fluidez de cono:
Como se mencionó se rige bajo la norma ASTM C 939 – 02, sirve para determinar el
tiempo de flujo de un volumen de mortero al pasar a través de un cono, es muy útil para
determinar la cantidad de aditivo óptima.
Se prepara mortero con una cantidad inicial de aditivo adecuada, es decir ni muy poco
ni mucho, luego se vierte la mezcla en el cono y se toma el tiempo que tarda en fluir, se
va agregando aditivo hasta el punto en el que la mezcla no aumente más su fluidez; cabe
mencionar que por lo general el fabricante del aditivo estable un intervalo de porcentaje
de aditivo donde se garantiza la efectividad de este para evitar tener problemas de
segregación y de sangrado. (Flores.B, 2015).

3.3.2. Método de ensayo de escurrimiento:


Se conoce también como ensayo de extensión de flujo o slump flow, y permite
determinar la capacidad del hormigón para poder fluir; se rige en la norma ASTM C
1611.
Es sencillo y se puede utilizar para control de calidad del hormigón en obra, se utiliza el
cono de Abrams y en lugar de buscar un valor del hundimiento vertical permite conocer
la propagación media del hormigón.
Se llena el cono de Abrams sin compactar la mezcla, luego se levanta evitando generar
torsión y se deja fluir la mezcla libremente hasta alcanzar un diámetro de 500mm, al
tiempo que ha demorado en llegar hasta ese punto se conoce como T50; es importante
mencionar que se debe medir el diámetro de tal manera que no haya una diferencia
apreciable entre estas medidas, en caso de estar muy lejos de 50 cm, se debe repetir el
ensayo. (Flores.B, 2015).

Figura 1. Ensayo de escurrimiento (Solas & Giani, 2010)


3.3.3. Ensayo del Anillo Japonés o anillo en J:
Este método de ensayo se rige en la norma ASTM C 1621 y permite evaluar la
capacidad de paso de la mezcla, así como la resistencia a la segregación, al igual que el
ensayo de escurrimiento también utiliza el cono de Abrams, pero en este caso se utiliza
como complemento de este un anillo con barras perpendiculares.
El anillo mide 30 cm de diámetro exterior y la altura de las barras es de 10 cm.
Se llena el cono con hormigón sin compactar, se enrasa y luego se levanta el cono, la
norma establece que esta altura de levante debe estar entre 150 a 300 mm en un tiempo
entre 2 y 4 segundos; posterior a esto se mide el diámetro de 500mm, en caso de diferir
mucho los valores se debe repetir el ensayo. (Flores.B, 2015).
Se debe medir la distancia entre el hormigón dentro del anillo y el hormigón fuera de
este, con este ensayo se puede comparar entre el flujo libre de la mezcla y el flujo a
través de armaduras. (Solas & Giani, 2010)

Figura 2. Ensayo de anillo japonés o en J (Solas & Giani, 2010)


4. CONCLUSIONES

- No existe un método de ensayo general que permita determinar con una misma
norma las características a medir en un hormigón autocompactante, debido a
esto lo que se debe hacer es aplicar varios métodos de ensayo que permitan
conocer algunas propiedades de capacidad de relleno, de paso y resistencia a la
segregación, varios autores han fijado límites, como el mostrado en la sección 1
del desarrollo, estos valores han surgido como resultado del conocimiento y la
práctica diaria durante cerca de 20 años de experiencia de los autores. Algunos
de los ensayos que se pueden aplicar son de flujo de asentamiento de cono
Abrams, flujo de asentamiento T50 cm, Anillo J, Embudo V, caja en L, caja en
U y Ensayo de estabilidad GTM entre otros.

- Los Métodos de ensayos están ligados a normativas, ya que se deben seguir


estas para universalizar el procedimiento, es decir que si el ensayo se hace en
otro laboratorio o incluso otro país los resultados no deberían variar
considerablemente si se aplica la misma norma; en este contexto, las normas que
rigen los métodos de ensayo necesarios para el hormigón autocompactante
fácilmente aplicables en nuestro medio son la ASTM C 1611 para el ensayo de
escurrimiento y la ASTM C 1621 para el ensayo de anillo japonés o anillo en J,
entre otros.

- El procedimiento a realizar para llevar a cabo los ensayos que se pueden aplicar
fácilmente en nuestro medio es sencillo, los métodos de ensayo de escurrimiento
y de anillo japonés o anillo en J son fácilmente aplicables en obra, se necesita
únicamente del cono de Abrams para el primer ensayo y del cono de Abrams
junto con el anillo para el segundo caso, se requiere únicamente de llenar el cono
y dejar fluir la mezcla hasta llegar a los 50 cm y tomar las medidas respectivas,
estos ensayos permiten llevar un control en obra del hormigón autocompactante,
evaluando de esta manera el cumplimiento de los valores establecidos por el
diseñador.

5. RECOMENDACIONES

- No se debe olvidar que todos los materiales que componen la mezcla, como
agua, cemento, arena, ripio, materiales especiales (cenizas volantes, limallas,
etc) deben cumplir también con las normas correspondientes a estos materiales.

- En el caso de que al realizar el ensayo de Fluidez de cono descrito en el punto


3.1 se obtenga un porcentaje de aditivo óptimo mayor al que establezca el
fabricante que es el óptimo máximo que se debe utilizar, es más recomendable
utilizar el proporcionado por el fabricante.
6. FUENTES:

Flores, B. (2015). Hormigón autocompactante (Tesis de grado). Universidad Central del


Ecuador, Quito.
JSCE. (abril de 2005). JSCE Concrete Committee. Obtenido de
http://www.jsce.or.jp/committee/concrete/e/newsletter/newsletter01/recommend
ation/selfcompact/4.pdf
Medina, E. (2008). Construcción de estructuras de Hormigón Armado. Edificación.
Madrid: Delta Publicaciones.
Solas, A., & Giani, R. (2010). Tecnología del hormigón avanzada. Chile: Ediciones
UC.

También podría gustarte