Está en la página 1de 12

ANTEPROYECTO DE LEY Regulación del ejercicio de la profesión de Archivólogo

ANTEPROYECTO DE LEY Regulación del ejercicio de la profesión de Archivólogo

Capítulo I DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1: El ejercicio de la profesión de Archivólogo, en todo el territorio de la República, quedará sujeto a las disposiciones de esta ley.

Artículo 2: Se reconoce la profesión de Archivólogo como de naturaleza técnica, de nivel superior universitario y de carácter liberal (artículo 7º de la Ley Nº 18.220 de 20 de diciembre de 2007).

Capítulo II CONDICIONES PARA EL EJERCICIO PROFESIONAL

Artículo 3: Para poder ejercer la profesión de archivólogo en todo el territorio de la República es exigible:

a) Título de archivólogo o equivalente, otorgado por la Universidad de la República u otras universidades o institutos universitarios habilitados por el Estado; ó

b) Título de archivólogo o equivalente, otorgado por universidades extranjeras, revalidado o reconocido por autoridad competente.

ANTEPROYECTO DE LEY Regulación del ejercicio de la profesión de Archivólogo

Capítulo III DEFINICIÓN

Artículo 4: Compréndase el ejercicio profesional de archivólogo como salvaguarda del Patrimonio Documental de la Nación. Estará abocado a la gestión documental y administración de archivos en las instituciones que desarrolle su actividad (artículos 1º, 2º y 3º de la Ley Nº 18.220 de 20 de diciembre de 2007).

El desempeño podrá ser en forma independiente o bajo relación de dependencia, tanto en instituciones públicas, privadas o mixtas, en centros de archivo de carácter administrativo, histórico y/o especializado (artículo 4º de la Ley Nº 18.220 de 20 de diciembre de 2007).

La actuación, en materia documental, comprende: planeamiento (producción y control), evaluación (valoración y selección), organización (clasificación y ordenación), descripción, servicio y dirección de centros de archivo; orientación en automatización aplicada (microfilmación, procesamiento electrónico, digitalización); promoción en preservación, conservación y restauración; asesoramiento, investigación y desarrollo de proyectos en materia archivística. Y contribuir al desarrollo: de políticas archivísticas y del Sistema Nacional de Archivos (artículos 5º y 6º de la Ley Nº 18.220 de 20 de diciembre de 2007).

Capítulo IV DENOMINACIÓN Y CATEGORIZACIÓN

ANTEPROYECTO DE LEY Regulación del ejercicio de la profesión de Archivólogo

Artículo 5: Queda extendida la reserva sobre las denominaciones:

“Archivero” y “Archivista”, de amplia difusión en el ámbito iberoamericano, además de la utilización de la denominación de “Archivólogo”, a favor de quienes estén comprendidos en el Artículo 3º de esta ley.

Artículo 6: Las instituciones estatales, no estatales y privadas, deberán procurar la adecuación de las denominaciones y niveles de puestos de trabajo que sean desempeñados por archivólogos (artículos 3º, 4º y 7º de la Ley Nº 18.220 de 20 de diciembre de 2007).

Capítulo V DEBERES Y GARANTÍAS

Artículo 7: Los archivólogos, en el desarrollo de su ejercicio profesional, deberán observar especialmente:

a) Los principios generales de la archivología (archivística);

b) Las disposiciones de la Ley Nº 18.220 de 20 de diciembre de 2007 – Sistema Nacional de Archivos-, de la Ley Nº 18.331 de 11 de agosto de 2008 – Protección de Datos Personales y Acción de Habeas Data-, y de la Ley Nº 18.381 de 17 de octubre de 2008 – Derecho de Acceso a la Información Pública-;

c) Las normas en materia registral; y

d) Las normas sobre procedimiento administrativo (entre otras el Decreto Nº 500/991 de 27 de setiembre de 1991 y sus modificativos y concordantes).

ANTEPROYECTO DE LEY Regulación del ejercicio de la profesión de Archivólogo

Artículo 8: Asimismo, los archivólogos estarán éticamente alcanzados, en lo que fuere aplicable, por las disposiciones:

a) De las “Normas de Conducta en la Función Pública” (Decreto Nº 30/003 de 23 de enero de 2003);

b) Del “Código de Deontología para Archiveros”, documento sancionado por la XIII Asamblea General del Consejo Internacional de Archivos (Pekín, 1996); y

c) De los principios éticos establecidos en la Exposición de Motivos y en las Secciones I y II del “Código de Ética” de la Asociación Uruguaya de Archivólogos (Montevideo, 2000).

Capítulo VI DISPOSICIÓN ESPECIAL

Artículo 9: Declárase el 22 de noviembre de cada año, como “DÍA NACIONAL DEL ARCHIVÓLOGO”, en todo el territorio de la República.

Montevideo, Febrero de 2009 Asociación Uruguaya de Archivólogos

ANTEPROYECTO DE LEY Regulación del ejercicio de la profesión de Archivólogo

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

DECRETO-LEY Nº 1.421 “ESCRIBANOS – Se reglamenta el ejercicio de la

profesión

”.

Montevideo, 31 de diciembre de 1878.

LEY Nº 16.614 “EJERCICIO DE LA PROFESIÓN DE TECNÓLOGO MÉDICO”. Montevideo, 20 de octubre de 1994.

LEY Nº 17.155 “SUSTITUYE ART. 1 DE LA LEY 16614 DE TECNÓLOGO MÉDICO”. Montevideo, 17 de agosto de 1999.

LEY Nº 17.154 “DÍCTANSE NORMAS RELATIVAS AL EJERCICIO DE LA PROFESIÓN DE PSICÓLOGO”. Montevideo, 17 de agosto de 1999.

LEY Nº 17.718 “GEÓLOGO – Condiciones que regirán para el ejercicio de la profesión”. Montevideo, 18 de diciembre de 2003.

LEY Nº 18.220 “SISTEMA NACIONAL DE ARCHIVOS”. Montevideo, 20 de diciembre de 2007.

LEY Nº 18.331 “PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES”. Montevideo, agosto de

2008.

LEY Nº 18.381 “ACCESO A LA INFORMACIÓN PÚBLICA”. Montevideo, 17 de octubre de 2008.

PLAN DE ESTUDIO Y PERFIL PROFESIONAL DEL ARCHIVÓLOGO. Universidad de la República – EUBCA. Véase: www.eubca.edu.uy.

PROYECTO

DE

LEY

“EJERCICIO

DE

LA

PROFESIÓN

DE

PSICÓLOGO

Modificación

”.

Repartido Nº 770, Carpeta Nº 1258. Montevideo, setiembre de 2006.

PROYECTO DE LEY “ABOGACÍA – Actualización del régimen de ejercicio”. Repartido Nº 1482, Carpeta Nº 3473. Montevideo, octubre de 2003.

PROYECTO

ejercicio

“PROFESIONES

UNIVERSITARIAS

– Repartido Nº 1336, Carpeta Nº 3141. Montevideo, julio de 2003.

DE

LEY

Se

”.

regula

su

PROYECTO DE LEY “BIBLIOTECÓLOGOS – Regulación de su actividad”. Repartido Nº 279, Carpeta Nº 373. Montevideo, agosto de 1995.

PROYECTO DE LEY “REGLAMENTACIÓN DEL EJERCICIO DE LA PROFESIÓN DE LICENCIADO EN TRABAJO SOCIAL Y ASISTENTE SOCIAL. Asunto 34283. Carpeta 986/2007. Montevideo, noviembre de 2007.

ANTEPROYECTO DE LEY Regulación del ejercicio de la profesión de Archivólogo

LEGISLACIÓN COMPARADA

ARGENTINA: PROYECTO DE REGLAMENTACIÓN DE COLEGIO

DE

CÓRDOBA.

PROFESIONAL

DE

ARCHIVEROS

DE

LA

PROVINCIA

BRASIL: LEY Nº 6.546 DE 4 DE JULIO DE 1978. Reglamentación de la profesión de Archivista.

COLOMBIA: PROYECTO DE LEY 036 DE 2007 Y PONENCIA AL PRIMER DEBATE. Reglamentación del ejercicio de la profesión archivística. Cámara de Representantes. Congreso de la República de Colombia. Bogotá, agosto de 2007.

ESPAÑA: REAL DECRETO DEL MINISTERIO DE FOMENTO DE 17 DE JULIO DE 1858. Creación del Cuerpo Facultativo de Archiveros de España.

VENEZUELA: PROYECTO DE “REGLAMENTO DEL EJERCICIO DE

LA PROFESIÓN DE ARCHIVÓLOGO

”.

Caracas, 2003.

ANTEPROYECTO DE LEY Regulación del ejercicio de la profesión de Archivólogo

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

LA ARCHIVOLOGÍA Y LA PROFESIÓN DE ARCHIVÓLOGO

La génesis de los documentos se remontan al año 3000 a.C. vinculados a la invención de la escritura por parte de las civilizaciones de la Antigüedad. En tanto, la Archivología como disciplina posee una construcción más reciente, en el medioevo se la consideraba una disciplina experimental ligada a la diplomática, la paleografía y la historia.

Con el surgimiento de las primeras organizaciones sociales, nacen los primeros archivos

y por ende la práctica archivística, abocada por entonces a conservar documentos testimonio de los negocios administrativos y jurídicos.

Fueron los romanos quienes reconocieron valor probatorio a los documentos, como instrumento jurídico y de salvaguarda de derechos. Aparece el concepto de archivo público, fe pública y el ejercicio del poder y la soberanía del Estado.

Con la caída del Imperio Romano los archivos se convirtieron en bienes de propiedad personal de quien ostentaba el poder. Durante la Baja Edad Media el archivo adquiere una función jurídico-política, afirmando derechos y ejercicio del poder del Estado en su territorio, produciéndose un mejoramiento de las técnicas de tratamiento archivístico al servicio de la administración, cuyo contenido era inaccesible para el pueblo.

Durante los siglos XVI al XVIII se conforma un cuerpo doctrinal archivístico con la finalidad de avanzar en materia de organización y descripción de los documentos, cuyo volumen crecía en forma desmedida.

El siglo XIX marcó un salto cualitativo trascendental, consolidándose en Europa

escuelas de formación archivística, con el concurso de empíricos, teóricos y expertos en

la temática, que le otorgaron a la Archivística (archivología) un lugar entre las ciencias

de la documentación e información.

El año de 1898, con la edición del Manual de los archiveros holandeses, marcó el paso a

la Archivología Moderna.

El siglo XX, y en particular durante las dos guerras mundiales, se desarrolló un crecimiento exponencial de los documentos, lo que obligó a la toma de medidas para su control. El concepto de ciclo vital de los documentos constituyó un aporte a las actividades de identificación, evaluación y selección documental. Se producen grandes avances en la literatura archivística, el desarrollo normativo (teórico y legislativo), y la construcción de políticas internacionales en materia archivística a partir de la creación del Consejo Internacional de Archivos (1948) con los auspicios de UNESCO.

En nuestro país, la Ley Nº 18.220 de 20/12/2007, confirió al Archivo General de la Nación (1926) el carácter de órgano rector de la política archivística nacional.

ANTEPROYECTO DE LEY Regulación del ejercicio de la profesión de Archivólogo

Sobre la base de las antiguas escuelas de diplomática, paleografía y archivística (siglos XVIII-XIX), será que en el siglo XX se desarrollen grandes centro de formación de archiveros (archivólogos) en distintas universidades, brindando titulaciones de nivel técnico, de grado y de postgrado.

Este profesional constituye un pilar fundamental en la conservación de la memoria y del patrimonio documental de una nación. Su denominación en nuestro país a nivel universitario optó por la de “archivólogo”, término utilizado además en países como Venezuela y Panamá, en tanto otras naciones aplican el término tradicional de “archivero” como España, Perú y Argentina, existiendo una tercera opción de “archivista” utilizada en Costa Rica, Colombia y Brasil, dentro del ámbito iberoamericano.

Nuestro país, desde 2005 se aboca a un proceso de Reforma del Estado, un estado inmerso en la Sociedad de la Información y la aplicación de las nuevas tecnologías, en procura de una mejora de la gestión pública, la participación ciudadana y su desarrollo. Se crea la AGESIC (Agencia para el Desarrollo del Gobierno de Gestión Electrónica y la Sociedad de la Información y el Conocimiento). En éste ámbito es que hoy día se mueve el archivólogo como profesional de las ciencias de la información.

PERFIL PROFESIONAL DEL EGRESADO EN ARCHIVOLOGÍA

El ejercicio profesional del archivólogo está orientado a satisfacer las necesidades en gestión documental y administración de archivos de las instituciones, sean estas de carácter público, privado o mixto.

Su campo de actuación, se desarrollará en:

- Planeamiento, organización y dirección de servicios de archivo;

- Planeamiento, orientación y seguimiento del proceso documental:

identificación de series documentales, organización y descripción de documentos, valoración y selección documental para fines de preservación (muestreo y eliminación);

- Participación en el planeamiento de la producción documental y control de la reproducción (fotocopiado, microfilmación, digitalización);

- Orientación del planeamiento de la automatización aplicada a los archivos, inclusive el procesamiento electrónico de datos pertenecientes a documentos de archivo;

- Promoción de medidas de preservación, conservación y restauración de documentos;

- Asesoramiento a trabajos de investigación científica y técnico- administrativos.

LA FORMACIÓN UNIVERSITARIA EN EL URUGUAY

ANTEPROYECTO DE LEY Regulación del ejercicio de la profesión de Archivólogo

Nace en el Uruguay en el año 1983, su Plan de Estudio data de 1981, en el marco de la EUBCA (Escuela Universitaria de Bibliotecología y Ciencias Afines) – Universidad de la República.

Su objetivo es formar profesionales con conocimientos y habilidades para desarrollar tareas técnicas en archivos administrativos e históricos, en los sectores público y privado.

En el año 1987 se elaboró un nuevo Plan de Estudio desarrollando la carrera en tres años, exigiendo un proyecto de investigación para obtener el título.

A partir del año 2002, en el ámbito de la Asamblea del Claustro de la EUBCA, tomó nuevo impulso la revisión del plan de estudio y el planteo de una formulación con carácter de Licenciatura. Esta aspiración está aún pendiente, no obstante, la exigencia en carga horaria, prácticas curriculares y presentación de una tesis (total: 2.179 horas) como requisitos previos a la obtención del título se asemejan a la de un licenciado.

ÉTICA Y DEONTOLOGÍA PROFESIONAL

Las diversas disciplinas científicas se sustentan en principios deontológicos y éticos que rigen el desarrollo profesional.

En esta materia, los archivólogos deben observar en primer término el “Código de Deontología para Archiveros”, documento sancionado por la XIII Asamblea General del Consejo Internacional de Archivos (Pekín, 6 de setiembre de 1996). Este documento ha sido adoptado por el V Congreso de Archivología del MERCOSUR (Córdoba, 30 de agosto de 2003).

El “Código de Ética” de la Asociación Uruguaya de Archivólogos, aprobado en Asamblea General Extraordinaria de 9 de junio de 2000, en su Exposición de Motivos y en las Secciones I y II, establece los principios éticos que se deben observar en el ejercicio de la profesión.

Asimismo, se considera pertinente que los archivólogos, en lo que fuere aplicable, estén alcanzados por las “Normas de Conducta en la Función Pública” (Decreto Nº 30/003 de 23 de enero de 2003), en atención a determinados principios que son plenamente válidos en el desarrollo profesional como honradez, buena fe, imparcialidad, probidad y responsabilidad, básicos para la realización de un Estado de Derecho.

LEGISLACIÓN RECIENTE APLICABLE

Nuestro Parlamento ha sancionado recientemente:

- Ley Nº 18.220 de 20 de diciembre de 2007 – Sistema Nacional de Archivos-;

- Ley Nº 18.331 de 11 de agosto de 2008 – Protección de Datos Personales y Acción de Habeas Data-;

- Ley Nº 18.381 de 17 de octubre de 2008 – Derecho de Acceso a la Información Pública-.

ANTEPROYECTO DE LEY Regulación del ejercicio de la profesión de Archivólogo

Estas normas han marcado un avance sustantivo en materia de derechos y, desde un punto de vista archivístico, constituyen un marco referencial ineludible para un adecuado ejercicio de la profesión, tanto en el plano de los deberes como de las garantías.

En tanto, las normas en materia registral y las de procedimiento administrativo (Decreto Nº 500/991 de 27 de setiembre de 1991 y sus modificativos y concordantes), formulan bases en materia de conservación, organización y procedimientos documentales, que corresponde aplicar en el ejercicio profesional.

En especial, el Artículo 7º de la Ley Nº 18.220 de 20/12/2007, ha marcado la necesidad de propender “a la profesionalización del personal responsable de los archivos”. Otorgar un marco regulatorio al ejercicio de los profesionales universitarios en archivología, significa reconocer y brindar un mayor avance normativo sobre un asunto en el que nuestro Parlamento Nacional ya se ha expedido.

ÁMBITO COMPARADO

La exposición de motivos del Real Decreto del Ministerio de Fomento de España de 17 de julio de 1858, planteaba hace ya 150 años, la necesidad de exigir “condiciones académicas y garantías de aptitud para ocupar las plazas” (cargos) de archiveros y la de formar “con todos los empleados un Cuerpo de facultativos e inamovible”, regido por una “Junta Superior Directiva de Archivos y Bibliotecas del Reino” (Artículo 10).

El Artículo 12 del citado Real Decreto establece que “se crea un Cuerpo Facultativo de Archiveros – Bibliotecarios”. En tanto el Artículo 15 requiere “para ingresar en el

Cuerpo

haber obtenido el título académico de Archivero – Bibliotecario”.

Durante el año 2008, el Cuerpo Facultativo de Archiveros de España ha conmemorado sus 150 años de existencia, siendo uno de los cuerpos facultativos más consolidados de la administración pública y teniendo una efímera trayectoria al servicio de los archivos de su país.

Por su parte, la República Federativa del Brasil ha sancionado la Ley Nº 6.546 de 4 de julio de 1978, hace ya 30 años, por la que dispuso la reglamentación de la profesión de Arquivista (archivólogo) y la de Técnico de Arquivo (técnico en archivo), en todo el territorio del Brasil.

La archivística brasileña es una de las más desarrolladas en el ámbito iberoamericano, teniendo implementada la formación de grado en por lo menos trece universidades federales, ha desarrollado cursos de posgrado y cuenta con un reconocido Archivo Nacional con sede en Río de Janeiro. Además posee numerosas asociaciones profesionales (a nivel estadual) y ha desarrollado un Sistema Nacional de Archivos reglamentado por ley y con la integración de un Consejo Nacional de Archivos con miembros de los ámbitos federales, estaduales y municipales.

En la República de Colombia, la Cámara de Representantes del Congreso Nacional posee a su estudio el Proyecto de Ley 036 de 2007, por el que reglamenta el ejercicio

ANTEPROYECTO DE LEY Regulación del ejercicio de la profesión de Archivólogo

de la profesión archivística y sus auxiliares, planteando: requisitos del ejercicio, colegiación, principios éticos, deberes profesionales y un procedimiento disciplinario.

La archivística colombiana es otra de las más desarrolladas a nivel iberoamericano, contando con un reconocido Archivo General de la Nación (modelo en su tipo), con un desarrollado Sistema Nacional de Archivos reglamentado por ley, con instituciones de nivel universitario y terciario de formación archivística y diversas agrupaciones profesionales.

Otros marcos de referencia lo constituyen:

- Costa Rica: con una Ley y un Sistema Nacional de Archivos reglamentado y en

funcionamiento. Posee formación universitaria. Su Archivo Nacional es modelo en

su tipo al igual que el de Colombia.

- Perú: cuenta con una Ley y un Sistema Nacional de Archivos. La Escuela Nacional

de Archiveros dependiente del Archivo General de la Nación, es reconocida en Iberoamérica por el nivel académico de sus egresados.

- Argentina: si bien no posee una Ley Nacional de Archivos, posee un Sistema

Provincial de Archivos en Santa Fe reconocido en su tipo. En tanto, la creación de una Escuela de Archivología en la Universidad Nacional de Córdoba, en 1959, marcó el punto de lanzamiento de formación de profesionales en toda Sudamérica y

la

creación de otras instituciones de enseñanza de la profesión en el ámbito nacional

y

en países vecinos: Universidad Federal de Santa María – Brasil (1978) y

Universidad de la República – Uruguay (1983).

DESARROLLO PROFESIONAL GREMIAL EN EL URUGUAY

A partir de la constitución de la Asociación Uruguaya de Archivólogos, el 22 de noviembre de 1993, con personería jurídica y Estatuto aprobado por el Ministerio de Educación y Cultura, el Uruguay ha contado con otra institución referente en el país, además del Archivo General de la Nación y la Universidad de la República.

Esta asociación gremial ha procurado difundir, desarrollar y colaborar brindando avances a la profesión del archivólogo a nivel nacional, a través de actividades formativas, cursillos, seminarios, conformación de grupos de trabajo. Integró los equipos de redacción de la Ley Nacional de Archivos e integró el GAIP (Grupo Archivos y Acceso a la Información Pública) teniendo participación en la elaboración de los Anteproyectos de Leyes de Protección de Datos y Acceso a la Información Pública. Ha tenido y tendrá a su cargo la organización de los Congresos de Archivología del MERCOSUR (Montevideo, 1999 y 2009).

La creación de esta Asociación un 22 de Noviembre, ha marcado que este día sea celebrado como el “Día del Archivólogo” en el Uruguay, habiendo sido reconocido y Declarado de Interés Ministerial por el Ministerio de Educación y Cultura, según Resolución de fecha 3 de noviembre de 2003.

CONCLUSIONES

ANTEPROYECTO DE LEY Regulación del ejercicio de la profesión de Archivólogo

La formación, capacidad y aptitud constituyen elementos esenciales para asegurar a la comunidad el ejercicio de una profesión, reservándolo a quienes poseen una formación universitaria sólida, seria y competente.

En atención a lo expuesto, se considera pertinente la reglamentación del ejercicio de la profesión de archivólogo en el país, que brinde un marco regulatorio, que identifique quiénes están comprendidos y su categorización, que determine cuáles son sus deberes y qué garantías otorga y sobre qué principios éticos se sustenta.

Este instrumento legal propuesto será portador de reconocimiento jurídico, de prestigio de la profesión y garantía de derechos ciudadanos.

Montevideo, Febrero de 2009

Asociación Uruguaya de Archivólogos

Intereses relacionados