Está en la página 1de 2

Amnistía Internacional criticó la ley antiterrorista aprobada

por el Senado de EE.UU.

El organismo asegura que las nuevas medidas darán vía libre a futuras violaciones
de derechos humanos. Uno de los principales puntos del proyecto, restringe el
derecho de los detenidos sospechosos de terrorismo.
El Mundo

Amnistía Internacional (AI) denunció hoy que el Congreso de Estados Unidos dio su apoyo a
futuras violaciones de derechos humanos que cometa su gobierno, al sancionar anoche la
Ley de Comisiones Militares.

"Dicha legislación dejó abiertamente a Estados Unidos del lado incorrecto de la ley
internacional y transformó malas políticas en práctica en malas leyes domésticas", dice el
documento de AI presentado en Londres.

Ayer a última hora, el Congreso de Estados Unidos sancionó una ley sobre interrogatorios y
juicios a sospechosos de terrorismo que restringe varios derechos de los detenidos. El
cuestionado proyecto, hecho ley por el Senado y considerado un triunfo por la Casa Blanca,
había generado un debate nacional entre las posturas extremas de "lucha contra el
terrorismo" y las que sostienen seguir protegiendo las libertades civiles de los detenidos.

El informe difundido hoy por AI, denuncia también que Washington maneja todavía varios
centros de detención ilegales en los cuales los reclusos son privados varios de sus derechos.

Con respecto a este tema, el escrito de la ONG sentenció: "En la 'guerra contra el terrorismo',
la Administración de Estados Unidos creó centros de detención secretos, efectuó
desapariciones forzadas de personas, mantuvo a detenidos incomunicados por tiempo
indeterminado y sin cargos, realizó arrestos arbitrarios, y cometió torturas y otros tratos
inhumanos o degradantes".

El documento presentado hoy en Londres, también arremete contra el presidente


estadounidense, George W. Bush, de quien aseguró que "defendió las detenciones secretas de
la CIA", y apuntó al Congreso de ese país al cual denunció por haber "violado los derechos
humanos de los detenidos y de sus familias".

En el informe que se llama "Estados Unidos: Congreso sella torturas y otros abusos", también
asegura que AI hará campaña para rechazar la ley y agregó que espera poder desafiar la
legislación en la justicia.

RESTRINGE EL DERECHO DE LOS DETENIDOS

El Senado de EE.UU. aprobó una dura ley antiterrorista

El Senado estadounidense respaldó anoche el plan del presidente George Bush para enjuiciar
e interrogar a los sospechosos de terrorismo, pese a las críticas porque la medida restringe
seriamente los derechos de los detenidos. Así, quedó prácticamente sellada la aprobación
del Congreso para una dura legislación que los republicanos pretenden aprovechar en la
campaña electoral hacia las legislativas de noviembre.
La votación por 65 sufragios a favor y 34 en contra significa que el proyecto de ley podría
llegar al escritorio del presidente en los próximos días, o tal vez hoy mismo. La Cámara de
Representantes aprobó el miércoles una legislación casi idéntica y se espera que hoy apruebe
la que ya pasó por el Senado para luego enviarla a la Casa Blanca.

La legislación se había instalado como una de las principales discusiones en un debate


nacional que enfrentaba las necesarias medidas contra el terrorismo con la protección de las
libertades civiles de los detenidos, en plena campaña electoral.

Aquí, algunos de los principales elementos del proyecto, que apunta a mostrar la dureza del
gobierno de Bush con los supuestos terroristas:

 Amplía la definición de"enemigos combatientes" a toda persona que dé apoyo material y financiero a
grupos terroristas.

 Fija parámetros para la detención e interrogatorios de los detenidos en la lucha antiterrorista.

 Establece los tribunales militares para juzgar a terroristas implicados en atentados contra Estados Unidos,
bajo cargos de crímenes de guerra.

 Estos tribunales estarán conformados por cinco jueces, o 12 en casos que puedan conllevar la pena de
muerte.

 Permite que la acusación argumente "privilegio de seguridad nacional" para impedir la difusión de
información y pruebas secretas durante un juicio.

 Permite que la acusación condene a un detenido en base a pruebas "de oídas", si el juez determina que
son fiables.

 Permite usar información obtenida mediante métodos coercitivos, especialmente si el juez la considera
fiable y si esa información se obtuvo antes de 2005, cuando una ley prohibió el trato cruel o degradante de
detenidos.

 Define una lista de crímenes calificados como "graves violaciones" de las convenciones de Ginebra, como
la tortura, el trato "cruel" o "inhumano", mutilaciones y lesiones graves.

 Define las obligaciones de EE.UU. bajo las convenciones de Ginebra.

 Permite que el presidente de EE.UU. interprete el significado y aplicación de estas convenciones mediante
una orden ejecutiva que autorice los métodos usados contra los detenidos.