Está en la página 1de 2

CONCESIÓN DE USO DE LOS RECURSOS NATURALES

¿Qué es una concesión?


Es una técnica o mecanismo mediante el cual el Estado permite el ejercicio de
facultades cuya titularidad ostenta, según el ordenamiento jurídico. Por tanto, se
diferencia de la autorización, que otorga al particular el ejercicio de facultades de
las que él mismo goza y que deben ser objeto de regulación por parte de la
Administración Pública.

CONCESIÓN DE USO DE RECURSOS NATURALES


Es un mecanismo mediante el cual el Estado permite a los particulares la
explotación de dichos recursos. Por ejemplo, la concesión forestal o la concesión
minera. Según lo señala la norma establece que constituyen bienes incorporales
registrables y confieren el uso y disfrute del recurso concedido. En el Art. 66 de la
Constitución Política del Perú, menciona que los recursos naturales, renovables y
no renovables, son patrimonio de la Nación. Por lo tanto, la ley también establece
que el Estado es soberano en su uso. Así, también se regula que por ley orgánica
se establecen las condiciones para su aprovechamiento y su concesión a los
particulares. Según como lo señala la Ley Orgánica para el aprovechamiento
sostenible de los recursos naturales como está establecido en el Art. 4 de la Ley
Nº 26821, indica que los recursos naturales conservados en su fuente, ya sean
renovables o no renovables, son reconocidos como Patrimonio de la Nación. Los
productos y frutos de los recursos naturales, adquiridos en la forma señalada en la
mencionada ley, son del dominio de los titulares de los derechos concedidos sobre
ellos. Consulta Es una forma de asegurar la participación de las comunidades
indígenas. En este aspecto, la consulta puede definirse como un instrumento o
mecanismo que permite a los pueblos indígenas participar en la toma de
decisiones que les afectan directamente, y de esta manera, definir sus prioridades
y participar en la definición de sus políticas y lineamientos, asegurando así que se
respeten sus demás derechos, que se tomen en cuenta sus intereses como
válidos, y que se preserve su integridad étnica, económica, cultural y social, ya
que esto asegura su subsistencia como grupo social. Por su parte, el Convenio
169 de la OIT no ofrece una definición de consulta previa, pero la menciona como
un derecho de los pueblos indígenas. De esto se puede concluir que la consulta
tiene una doble connotación, ya que por un lado se entiende como un derecho
(según el mencionado convenio), y por otro, como un instrumento para garantizar
un derecho (según la definición dada en el párrafo anterior y que se basa en la
figura).

CONCLUSIONES
 La concesión establece un título jurídico habilitante para el uso privado
de un bien de dominio público, se constituye a través de un contrato de tipo
administrativo y se desarrolla a través de una resolución de la administración de
carácter unilateral.

 La aplicación del proceso de consulta en nuestro país, los problemas


que se derivan del mismo están directamente relacionados con el deficiente papel
del Estado en el proceso de consulta. Existe una gran debilidad institucional, ya
que ha sido difícil para el Estado lograr el cumplimiento del Convenio ratificado en
1994. El Estado tiene poco interés en involucrar a los pueblos indígenas en el
desarrollo nacional, lo que genera un ambiente de desconfianza que lleva a
conflictos sociales.

También podría gustarte