Está en la página 1de 6

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS

ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO

CARRERA PROFESIONAL DE DERECHO

DERECHO PROCESAL PENAL II

DOCENTE:

JAVIER SEVILLANO LEYVA

ALUMNA:

DIANA LIZBET GONZALES QUIROZ


AÑO 2021

SEDE CAÑETE
LOS BENEFICIOS PENITENCIARIOS

1. “Aspectos Generales de los Beneficios Penitenciarios”


“ Por motivos de política criminal, la legislación nacional prevé el otorgamiento de ciertos
beneficios penitenciarios en favor de los condenados para que previo cumplimiento de
ciertos requisitos y calificando para optar por estos, obtengan la libertad antes del tiempo
dispuesto por el Juzgador en la sentencia condenatoria ”. “De esta forma, se intentan
neutralizar los efectos dañinos de la pena de prisión. Estos mecanismos tienen la cualidad de
modificar el quantum de la pena ya que suponen un acortamiento de ésta, o sea, produciendo
una reducción o disminución del tiempo efectivo de pena de prisión impuesto en sentencia,
en este caso, los favorecidos son los condenados, es decir, que el sujeto tiene que
encontrarse en reclusión”. “Entonces, por un lado existe la pena nominal que es la que
dispone el Juez en la sentencia y, por otra parte, la pena real que es la que se ejecuta material
o íntegramente”.
“ Los beneficios penitenciarios son aquellos que disfrutan los reclusos una vez que han
ingresado al centro penitenciario, o sea, cuando ya han sido condenados, precisamente de ahí
deriva su nombre”.
Por ello Carcedo “Los beneficios carcelarios a lato sensu, son mecanismos jurídicos que
tienen efectos muy favorables para sus destinatarios al permitirles en ciertas ocasiones
modificar su condena al acortar su tiempo efectivo en la cárcel”.
Arburola indica que “históricamente se ha comprobado que la existencia de una serie de
beneficios que estimulen al penado para mejorar su condición dentro del ámbito
penitenciario, es uno de los elementos indispensables para la consecución de la pretendida
reintegración del recluso en la vida libre.”
“ Se puede afirmar entonces, que los beneficios penitenciarios son elementos de gran
importancia no solo para los internos sino además, para el establecimiento penitenciario”.
2. “Concepto de Beneficio Penitenciario”
Según Bona “Los beneficios penitenciarios son aquellos privilegios, estímulos o
incentivos que se otorgan a un recluso, teniendo el efecto de acortar o disminuir la pena de
prisión impuesta por el Tribunal en sentencia, con la condición de que el privado de libertad
ajuste su comportamiento de acuerdo a las reglas de convivencia social, y cumpla los
requisitos que establece la normativa para poder ser un candidato apto para la concesión de
dichos premios”.
“ Entonces, se acorta la duración efectiva del condenado en la prisión, o sea, que el
Juzgador impone una cantidad de pena pero si se concede algún beneficio carcelario, la
duración de la pena impuesta de privación de libertad va a variar y reducirse ”. “Por otro lado,
en doctrina no existe unanimidad acerca del concepto de beneficio penitenciario, ya que
algunos autores aluden a que ciertos institutos más bien son derechos subjetivos, derecho de
gracia o beneficios”. “Además, algunos consideran por ejemplo, que la libertad condicional
no es un beneficio penitenciario sino que es un cambio de modalidad en la ejecución de la
pena por el hecho de que el sujeto siga condenado aunque se le permita egresar de prisión y
quedar en libertad, ya que la libertad condicional no implica una variación de la condena
porque si lo condenaron a 5 años de prisión, puede estar en libertad condicional pero hasta
que transcurran completos esos 5 años es que se extinguirá la responsabilidad penal, por lo
que la condena en sí no tendrá ninguna variación aunque se hubiera otorgado el beneficio, y
por ello es un cambio de modalidad en la ejecución de la pena al permitirle cumplir la pena
fuera de prisión y que la condena se mantenga intacta”.
“ La libertad condicional es un cambio en la modalidad en la ejecución de la pena, sin
embargo, considero que no debe limitarse el concepto de beneficio penitenciario a aquellas
figuras que tengan la capacidad de acortar únicamente el tiempo dispuesto en la sentencia
condenatoria, sino que también deben tomarse en cuenta aquellos beneficios que si bien no
alteran el tiempo en el que la condena se extinguirá, sí alteran realmente o materialmente el
tiempo en el que el sujeto pasará en prisión, como lo es la libertad condicional”.
“ No tiene sentido que un sujeto esté condenado a una determinada cantidad de años en
prisión, pase un tiempo en libertad, pero como sigue condenado porque el beneficio no
influye en la reducción del tiempo de la condena que dispuso el Juzgador, no se considera
beneficio penitenciario; es por ello que no debe verse al beneficio penitenciario solamente
como aquel que reduce el tiempo de condena (sentencia condenatoria), sino también el del
tiempo efectivo de pena en prisión”.
“ Lo mismo sucede con el beneficio del régimen de confianza, en el que si la persona es
condenada a una determinada cantidad de años en prisión, es hasta que transcurra ese tiempo
en el que la condena se extinguirá, no antes aunque se le den ciertos periodos de libertad,
pero aún así con ese beneficio la persona acorta su pena efectiva en prisión puesto que
pasará dos días por semana o fines de semana en libertad”.
3. “Trabajo y Educación en los establecimientos penitenciarios ”
3.1. Trabajo
En doctrina, se le atribuye al trabajo penitenciario la finalidad de preparar a los

reclusos de tal manera que estos al obtener su libertad, puedan tener acceso al mercado
laboral”.
Al interno se le da una formación laboral o académica para que cuando alcance su

libertad, ponga en práctica sus conocimientos adquiridos dentro del recinto carcelario
y de esta forma pueda obtener un trabajo lícito en la sociedad para sufragar sus gastos
y se abstenga de delinquir”. “El trabajo penitenciario resulta un elemento esencial e
indispensable en el tratamiento carcelario del recluso para intentar lograr así una
exitosa readaptación y reinserción social”.
3.2. Educación
La promoción de la ejecución en los establecimientos penitenciarios, obedece a un
objetivo común que es según el artículo 69º del Código de Ejecución Penal: “la
formación profesional o capacitación ocupacional del interno”.
“ En el caso de los internos analfabetos la educación es obligatoria, esto debido a que
la educación es un derecho inherente a la persona, ya que mejora su calidad de vida,
el interno que obligatoriamente es sometido a aprender a leer y escribir va a salir con
otra perspectiva sobre su proyecto de vida, permitiendo de esta manera que su
proceso de reeducación, rehabilitación y resocialización, sea más efectivo”.
4. “Redención de la pena por trabajo y educación”
“ La redención de la pena es un beneficio penitenciario a través del cual un interno
puede reducir los días de prisión efectiva de su condena mediante el trabajo o la
educación”. “Se encuentra regulada a partir del artículo 44 del Código de Ejecución Penal”.
“ Conforme a su fórmula general prevista en el artículo 44, cada vez que un interno
realice dos días de actividades que constituyan trabajo o educación durante su reclusión,
se le reducirá un día de la pena impuesta; esto le permite al interno cumplir su condena en
un tiempo menor a los años de prisión efectiva impuestos en la sentencia, es lo que
comúnmente es conocido como “2 por 1””. “Al respecto, puede tomarse como ejemplo el
caso de un interno, sentenciado a seis años de prisión, que realiza trabajos y estudios
dentro del penal todos los días durante sus cuatro primeros años”. “De este modo,
conforme al sistema de dos días de trabajo o estudio por uno de prisión, ha redimido en
dos años la pena impuesta; por lo tanto, a los seis años de prisión se le redimen dos de
trabajo y estudio, y al haber cumplido efectivamente cuatro años de prisión, se considera
por cumplida la condena impuesta . ”

 Casos especiales
“Cuando se trate de internos primarios por delitos de parricidio, lesiones, extorsión y
otros delitos previstos en el primer párrafo del artículo 46 del Código de Ejecución
penal, la redención de la pena será de cinco días de trabajo o educación por uno de
uno de pena”.
“Por su parte, los reincidentes redimen un día de pena por seis de trabajo o estudio.
Sin embargo, en los casos especiales previstos en el segundo párrafo del artículo 46-
B y el primero del 46-C del Código Penal, la redención será a razón de siete días de
trabajo o estudio por un día de pena”.

 “¿En qué delitos no es posible la redención? ”


“La redención de la pena no será posible cuando la condena impuesta haya sido por
los delitos de asesinato, asesinato por condición del agente, trata de personas
agravada, tráfico ilícito de drogas base y agravada; asimismo, por los delitos
de coacción y de instigación al consumo de drogas, además del genocidio y de
discriminación”.
Referencias Bibliográficas

 Arburola, A. (1999). Código penal comentado, anotado y concordado. Costa Rica:


Editorial Obras Jurídicas Probatorias.
 Bona, R. (1994). Confrontación y colaboración. En tratamiento penitenciario y
derechos fundamentales. España: Editorial Bosch.
 Carcedo, R y otro. (2010). Reinserción, derechos y tratamiento en los centros
penitenciarios. España: Ediciones Amarú.
 Cervelló, V. (2995). El juez de vigilancia penitenciaria y el tratamiento penitenciario.
España: Consejo general del Poder Judicial
 Cesano, J. (2003). Estudios de derecho penitenciario. Argentina: Editorial Ediar.

También podría gustarte