Está en la página 1de 3

Marido y mujer tiene distintas funciones en el matrimonio

5:21-33

La razón por la que muchos matrimonios fracasan es porque él o ella, o ambos,


no obedecen las normas que Dios ha establecido en la escritura. En este texto
hallamos las funciones específicas que Dios ha dado al marido y a la esposa.

*El plan de Dios para el esposo*

 Debe ser cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza de la iglesia. La


verdadera autoridad dentro del matrimonio se la ha dado Dios al marido.
Desde el principio, Dios designa al hombre como el líder del matrimonio
(Efesios 5:23). Igual que Cristo, el esposo tiene que ser firme y decidido,
pero también debe ser humilde y sin egoísmo. Antes que un esposo espere
que su mujer se someta a él, debe someterse él a Cristo.

 Debe amar a su esposa, así como cristo amó a la iglesia. Jesús dijo: "pues
ni aun el Hijo del hombre vino para que le sirva, sino para servir a otros y
para dar su vida en rescate por muchos" (Mateo 20:28). Amar como Jesús
ama, significa que el marido debe mirar primero las necesidades de su
esposa, no la suyas (Efesios 5:25). La sumisión de la esposa se basa en que
el marido cumpla esto. Y así como la iglesia ama Jesús por su extraordinario
despliegue de amor hacia ella, la esposa amará y se someterá a su marido
cuando vea esta demostración de amor por ella. Un corazón que arde de
amor enciende al otro.

 Debe animar a su esposa a crecer espiritualmente. Una de las prioridades


del marido en asegurarse de que su esposa tenga una buena relación con
Dios (efesios 5:26). Él puede animar a su esposa crecer espiritualmente,
reconociendo que ello afecta su felicidad personal como mujer, esposa, y
madre.

 Debe amar a su esposa cómo se ama a sí mismo. Un marido debe


reconocer que él y su esposa son "uno". Por lo tanto, debe hacer por su
esposa lo que haría por sí mismo. Debe prestar atención a las necesidades
de su esposa, cómo lo hace con las propias (Efesios 5:28-29)

 El plan de Dios para la esposa. Debe someterse al liderazgo de su esposo


Así como una esposa se somete a Dios buscando hacer su voluntad más
que la propia, así también debe someterse al marido y a sus decisiones
(Efesios 5:21-24).

Estás normas para el esposo y la esposa son mucho más fáciles de seguir si
los dos respetan la primera norma de conducta que aparece en la lista:
"sométanse unos a otros por reverencia a Cristo" (Efesios 5:21). La palabra
sométanse es un término Qué significa: "asumir un rango menor". En otras
palabras, se deben considerar las necesidades del cónyuge antes que las
propias, en el temor de Dios. Cuando esto se lleva a cabo el matrimonio
florece, cómo es el deseo de Dios, Y ambos llegan a ser una vívida
ilustración de amor de Cristo por la iglesia ante un mundo incrédulo. Porque
el matrimonio no es tanto hallar a la persona apropiada si no ser la persona
adecuada para el otro.

Matrimonio

Existe la idea de que algunos matrimonios fueron arreglados en el cielo. Está


afirmación supone que algunos matrimonios están destinados a ser buenos,
mientras que otros están destinados a ser malos. Tal modo de pensar ASUME
que el matrimonio tiene una vida propia, y que la única manera de saber si vas
a tener un buen o un mal matrimonio es lanzar una moneda al aire. Sin
embargo, lo que mucha gente no parece comprender es que el matrimonio se
parece a un espejo. Refleja lo que ve. Si un matrimonio es fuerte, es porque los
cónyuges han puesto mucho esfuerzo en él. Si un matrimonio es débil, es
porque el esposo o la esposa, o ambos, lo han descuidado.

Dios nunca consiguió un matrimonio débil para nadie. Su designio para el


matrimonio es una relación de pleno compañerismo de por vida. Para que una
pareja prospere dentro de ese designio, debe obedecer a Dios y a su palabra, y
hacer a un lado ese distorsionado y perverso concepto mundano del
matrimonio. La Biblia contiene verdad es que no solo ayudan a mantener unida
a la pareja, sino que también conservan fuerte el matrimonio. Las lecciones que
este libro nos da sobre el matrimonio, deberían servir como el fundamento de la
relación de cada pareja cristiana. Sea que estés soltero o casado, los
siguientes versículos te darán una buena perspectiva sobre las relaciones
matrimoniales.

1. Dios creó el matrimonio.

Podemos aprender más acerca del matrimonio ideal según Dios,


reflexionando sobre la primera pareja humana que hubo en el mundo
(Mateo 19 4:6)

2. Marido y mujer tienen distintas funciones en el matrimonio. Un


matrimonio funciona bien cuando ambos cónyuges siguen el designio
específico de Dios para ellos (Efesios 5 21:33)

3. Se deben honrar y disfrutar los límites del matrimonio. La intimidad


sexual se debe disfrutar plenamente, pero está restringida a los límites
de la relación matrimonial (hebreos 13: 4)
4. Mantén tu matrimonio fuerte. Dios ha prometido castigar a aquellos
que cometen adulterio o llevan vidas inmorales (hebreos 13: 4)

5. El divorcio no es parte del plan de Dios. Jesús enseña que el


matrimonio debe ser una relación de por vida Marcos 10: 2- 12)

6. Un cristiano no debería divorciarse de un cónyuge no cristiano. Un


esposo o una esposa no cristiano no debe ser abandonado, sino amado
(1 Corintios 7:12-16)

7. El matrimonio no es para todos. Aunque Dios bendice muchos con el


matrimonio, algunos tienen el llamado, o la capacidad, de permanecer
solteros (1 Corintios 7: 1- 40)

8. La intimidad que hay en el matrimonio no se puede encontrar en


ninguna otra relación. Dios desea que tengas una vida sexual plena y
que disfrutes de ella dentro de los límites del matrimonio (1 Corintios 7:3-
5)

También podría gustarte