Está en la página 1de 3

2.

2 TEORÍA DE LA ARQUITECTURA EN EL RENACIMIENTO

El Renacimiento fue una época de cambios profundos. Los dogmas de la Iglesia son puestos en
entredicho y muchas veces negados por la razón científica. Por otra parte, tal vez como reacción
contra la represión papal que imperaba en el arte hacía mil años, los artistas comienzan a volver los
ojos hacia el pasado cultural romano y griego. Surgen así esculturas y pinturas con motivos
grecorromanos.

La arquitectura no se ve libre de esta influencia. Por el contrario, ahora son los propulsores del
Renacimiento quienes declaran que la arquitectura medieval es “bárbara y tosca”, y acuñan el
término “gótico”, es decir, propio de los godos, los bárbaros que destruyeron Roma, para describir
el arte medieval.

En 1486, es decir, en pleno Renacimiento, son descubiertos los 10 libros de Vitrubio por un monje,
quien traduce estos textos y los publica. La aceptación de los arquitectos fue inmediata. Durante los
siguientes años se hicieron numerosas obras arquitectónicas, basadas todas en los principios del arte
que Vitrubio había mencionado en su obra. Las palabras de los 10 libros de De Architectura eran
aceptadas sin cuestionarse.

2.2.1 Los cuatro libros de Palladio y los 10 libros de León Batista

Alberti Fue el arquitecto italiano Andrea del Palladio (1508-1580) quien dijo, en su obra, lo
siguiente:

Porque siempre fui de la opinión que los antiguos romanos, como en muchas cosas, construyeron
bien y poseían grande y larga experiencia en todo lo que hacían, me propuse por maestro y guía a
Vitrubio, el cual es el único escritor antiguo de este arte; y me puse a investigar las reliquias de los
edificios antiguos, aquellas que a pesar de la crueldad de los bárbaros, nos han quedado.12

Como podrá verse, Palladio admiraba sin reservas no sólo a Vitrubio, si no a la arquitectura romana
en su conjunto. El texto anterior, aún cuando es breve, no deja lugar a dudas sobre tres cosas: el alto
concepto en el que se tenía a la arquitectura grecorromana durante el renacimiento, el desprecio que
se tenía por los “pueblos bárbaros” y el estudio sistemático que se hizo, ya entonces, de la historia
de la arquitectura. Por lo demás, éste es el verdadero legado del Renacimiento: la búsqueda de
orígenes antiguos. Los libros de Palladio son un resumen de la obra de Vitrubio. No aportan nuevas
ideas, ni difieren en nada de los puntos mencionados en De Architectura.
No difiere de esta línea de pensamiento el arquitecto León Batista Alberti, quien en su libro De Re
Aedificatoria (1485) toma como antecedentes tanto a los libros de Vitrubio como el estudio de
campo hecho en ruinas romanas. Como el mismo Vitrubio, Alberti escribió 10 libros de
arquitectura, y aprovecha la introducción del sexto para prevenir a los arquitectos contra la
construcción del “capricho de los modernos”.

2.3 TEORÍA DE LA ARQUITECTURA EN EL BARROCO

El Barroco es, desde todo punto de vista, un momento de especial importancia en la historia del arte
y de la arquitectura. Durante este periodo sucede un fenómeno extraño: se conservan las formas
clásicas grecorromanas, pero éstas se “deforman” a propósito, se distorsionan para crear cosas
nuevas a partir de las ya conocidas. En el arte barroco predomina el sentimiento sobre la razón,
hecho opuesto completamente al pensamiento grecorromano que impera en el renacimiento. Así es
que la arquitectura se vuelve imaginativa, caprichosa y voluptuosa, rompiendo con la frialdad
racional renacentista, interpretando libremente las reglas sólidas de la arquitectura romana y sus
tratados. Dicho de otro modo, el barroco es el Renacimiento deformado, y los tratados de teoría de
la arquitectura correspondientes a ese periodo son fiel reflejo de esta postura. 2.3.1 Los principios
de guarino guarini sobre la arquitectura El arquitecto italiano Guarino Guarini fue uno de los
primeros en plasmar en sus tratados sobre arquitectura la necesidad de cuestionar las tradiciones
arquitectónicas del pasado. Su trabajo, publicado en pleno siglo XVII, es un buen ejemplo del
rompimiento barroco con el pasado renacentista.

A diferencia de sus antecesores renacentistas, Guarini no consideró a la antigüedad como un


modelo a seguir. En su trabajo, incluso, afirma que “la arquitectura puede corregir las reglas de la
antigüedad e inventar otras nuevas”. La frase, corta en sí misma, resume perfectamente la postura
que los arquitectos barrocos tomaron contra el arte del Renacimiento.14 2.3.2 Los trabajos y el
pensamiento de charles perrault Otro de los tratadistas más representativos de este periodo es
Perrault, un empresario que trabajó bajo el gobierno de Luis XIV y al cual se le atribuye la
columnata del palacio del Louvre. Perrault tradujo al francés los tratados de Vitrubio y escribió un
pequeño extracto sobre los mismos, poniendo énfasis en los mismos conceptos que el arquitecto
romano había recalcado.

Sin embargo, y a diferencia de los autores renacentistas, Perrault cuestionó la autoridad absoluta de
los modelos grecorromanos heredados de la antigüedad. Utilizando varios ejemplos hallados en
vestigios de la arquitectura romana, Perrault demostró que hay una variedad de éstos en los cuales
no se pueden encontrar las reglas escritas por el mismo Vitrubio.

Además de hacer una fuerte crítica contra la reverencia hacia el pasado, Perrault incluyó otros
conceptos en su tratado: la geometría, la proporción geométrica y la teoría de la arquitectura.

También podría gustarte