Está en la página 1de 14

FORMULACIÓN MAGISTRAL

TÉCNICO EN FARMACIA Y PARAFARMACIA

Formas farmacéuticas
de otras vías II. Otros
usos

15
/ 1. Introducción y contextualización práctica 3
1.1. Planteamiento del caso práctico inicial 3

/ 2. Vía rectal 4
2.1. Formas farmacéuticas que se administran por vía rectal 4
2.2. Formas farmacéuticas sólidas 5
2.3. Formas farmacéuticas líquidas 5

/ 3. Caso práctico 1: “Elaboración de supositorios” 6

/ 4. Caso práctico 2: “Elaboración de enema” 7

/ 5. Caso práctico 3: “Elaboración de pomada de nitroglicerina” 8

/ 6. Vía vaginal 9
6.1. Formas farmaéuticas que se administran por vía vaginal 9
6.2. Formas farmacéuticas sólidas. Los óvulos 10
6.3. Formas farmacéuticas sólidas: comprimidos y cápsulas vaginales. Otras formas farmacéuticas 10

/ 7. Vía uretral 11

/ 8. Caso práctico 4: “Elaboración de óvulos” 11

/ 9. Otros usos de la formulación magistral: el medicamento homeopático 12


9.1. Formas farmacéuticas de homeopatía 12

/ 10. Resumen y resolución del caso práctico de la unidad 13

/ 11. Bibliografía 14

©  MEDAC
Reservados todos los derechos. Queda rigurosamente prohibida, sin la autorización escrita de los titulares del copyright,
bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción, transmisión y distribución total o parcial de esta obra por
cualquier medio o procedimiento, incluidos la reprografía y el tratamiento informático.
Describir la vía rectal, vaginal y uretral.

Clasificar las formas farmacéuticas utilizadas en estas vías.

Conocer los usos de las distintas formas farmacéuticas.

Profundizar en la formulación homeopática.

Conocer la obtención de tinturas madre y maceración.

Identificar las formas farmacéuticas en homeopatía.

/ 1. Introducción y contextualización práctica


En este tema hablaremos de las formas farmacéuticas de las vías rectal, vaginal y uretral. Para estas vías existen
multitud de formas que varían según el estado en el que se encuentran (sólida, líquida, semisólida, etc.). La disposición
que adquiera cada forma influirá en el tipo de uso que se le pueda dar con respecto a esa vía.

También hablaremos de la elaboración de productos homeopáticos, los cuales se basan en unos principios no científicos
y que se fabrican de forma particular.

1.1. Planteamiento del caso práctico inicial


A continuación, vamos a plantear un caso práctico a través del cual podremos
aproximarnos de forma práctica a la teoría de este tema.

Esta mañana han llegado a la oficina de farmacia varios pacientes pidiendo


supositorios de paracetamol y una crema para el tratamiento de la
candidiasis. María se ha replanteado las posibles vías de administración de
medicamentos.

Escucha el siguiente audio donde planteamos la contextualización práctica


de esta unidad, encontrarás su resolución en el apartado Resumen y
resolución del caso práctico. Fig. 1. Forma farmacéutica de uso rectal

Audio Intro. “Dispensación farmacéutica”


https://bit.ly/2FFVT9D
TEMA 15. FORMAS FARMACÉUTICAS DE OTRAS VÍAS II. OTROS USOS
Formulación magistral /4

/ 2. Vía rectal
La vía rectal es la vía de administración de medicamentos o soluciones en el interior del recto, a través del ano. La
vía rectal es anatómicamente el segmento terminal del tubo digestivo (15-19 cm). Tiene una estructura que consta
de una capa serosa peritoneal, una túnica muscular, una capa submucosa (irrigada por el plexo venoso hemorroidal)
y una capa o túnica mucosa.

La absorción del fármaco se realiza a través del plexo hemorroidal, lo cual


evita en parte el efecto de primer paso hepático, antes de incorporarse a la
circulación sistémica.

La vía rectal se utiliza en las siguientes situaciones:

•  Pacientes incapaces de ingerir la medicación por vía oral.

•  Medicamentos que irriten la mucosa gástrica o que son destruidos


por las enzimas digestivas.

•  Medicamentos que, por su sabor u olor, no son tolerables por la vía


oral.

En esta vía podemos encontrar un efecto local y sistémico, dependiendo de


la forma farmacéutica utilizada. Fig. 2. Vía rectal

2.1. Formas farmacéuticas que se administran por vía rectal


Las formas farmacéuticas que se administran por la vía rectal (algunas de ellas desarrolladas en los siguientes
apartados de la unidad) son:

a. Líquidas:

•  Enemas.

b. Sólidas:

•  Cápsulas rectales.

•  Supositorios.

c. Semisólidas:

•  Pomadas rectales.

•  Espumas.

Fig. 3. Ejemplo de pomada rectal


TÉCNICO EN FARMACIA Y PARAFARMACIA
/5 MEDAC · Instituto Oficial de Formación Profesional

2.2. Formas farmacéuticas sólidas


Los supositorios son formas farmacéuticas sólidas de forma cónica u ovoidea, alargada. Pueden ser supositorios
solución, suspensión y emulsión, según como quede el principio activo en el excipiente. Poseen un punto de fusión
similar al de la temperatura de la cavidad rectal, donde se funden o disuelven para ejercer un efecto local o sistémico.

Los excipientes utilizados en la elaboración de supositorios deben cumplir una serie de requisitos, como:

•  Bien tolerados por la mucosa rectal.

•  Inocuos.

•  Inertes.

•  Consistencia media, ni demasiado rígida ni demasiado blanda.

•  Liberación adecuada del principio activo.

•  Rápida solubilización del principio activo.

•  Estables a agentes extraños.

•  Características organolépticas deseables. Fig. 4. Supositorio

Los excipientes utilizados pueden ser:

•  Lipófilos, como la manteca de cacao y aceites hidrogenados, como el de cacahuete, palma o algodón.

•  Hidrófilos, a base de glicerina o polietilenglicoles.

Estos no dependerán de la solubilidad de los principios activos utilizados, y de la posible mejora de las propiedades,
como dureza, absorción, etc.

Los que se aplican en adultos suelen pesar unos tres gramos, mientras que los que se administran en niños pesan dos
gramos aproximadamente.

2.3. Formas farmacéuticas líquidas


Los enemas son formas farmacéuticas líquidas en forma de solución, suspensión o emulsión, con efecto local
o sistémico, que se introducen o instilan en el interior del recto o colon descendente con distintos propósitos
preventivos o terapéuticos. El término enema también da nombre al utensilio con que se realiza el procedimiento e,
incluso, la acción misma de introducir la solución acuosa en el organismo.

Los enemas son útiles en cuatro motivos terapéuticos:

•  Aliviar el estreñimiento.

•  Ablandar heces, lubricar el recto y colon.

•  Limpiar el recto para la realización de determinadas pruebas.

•  Administrar medicamentos.

En el momento de la aplicación de los enemas es aconsejable estar acompañados, por la posible sensación de mareo
o bajada de tensión y porque la aplicación posee cierta dificultad en la propia persona.
TEMA 15. FORMAS FARMACÉUTICAS DE OTRAS VÍAS II. OTROS USOS
Formulación magistral /6

Podemos hablar de dos tipos de enemas:

•  Enemas evacuadores o de limpieza. Es el


procedimiento más conocido, sirve para limpiar
el recto y el colon descendente a través de
provocar una evacuación de restos y heces por
la introducción de la solución acuosa. Podemos
hablar de distintos tipos de enemas naturales
como el té de manzanilla, la raíz de bardana, el
vinagre de manzana, el café, etc.

•  Enemas retención. Se introducen por el recto


fluidos con nutrientes o medicamentos, para que el
paciente lo retenga durante un periodo de tiempo,
con las siguientes funciones: emoliente, antiséptico,
antihelmínticos, oleoso o alimenticio. Fig. 5. Enemas de distintos volúmenes

Audio 1. “Otras formas farmacéuticas


rectales”
http://bit.ly/34iWCbw

/ 3. Caso práctico 1: “Elaboración de supositorios”


Planteamiento. Al sobrino de María le han recetado supositorios de paracetamol, ya que tiene fiebre y vómitos.

Nudo. ¿Cómo se realizarán?

Desenlace. Los supositorios los recetan los facultativos en el caso que los pacientes tengan impedida la vía oral,
como es en el caso de este niño que está con vómitos.

El paracetamol es un polvo blanco cristalino, soluble en agua y alcohol, con función analgésica y antipirética.

La fórmula magistral correspondiente es:

Formula patrón
Paracetamol 2%
Masa esteárica c.s
Vaselina líquida c.s

Fig. 6. Supositorio de paracetamol


TÉCNICO EN FARMACIA Y PARAFARMACIA
/7 MEDAC · Instituto Oficial de Formación Profesional

El procedimiento de elaboración es el siguiente:

•  Pesamos 20 g de masa esteárica en un vaso de precipitado pequeño.

•  Pesamos 5 g de Paracetamol y se los añadimos a la masa esteárica.

•  Fundimos ambos componentes en el baño María.

•  Lubricamos los moldes con vaselina líquida.

•  Rellenamos los moldes con la masa esteárica fundida.

•  Dejamos que solidifiquen en el frigorífico.

•  Abrir el molde y retirar los supositorios.

•  Envolverlos en papel de aluminio.

•  Verterlos en un tarro topacio.

•  Etiquetar correspondientemente.

Poseen una caducidad de 6 meses.

Video 1. “Elaboración de supositorios”


https://bit.ly/2T5mqQF

/ 4. Caso práctico 2: “Elaboración de enema”


Planteamiento. A María le han recomendado que se administre o le
administren un enema, ya que sufre estreñimiento.

Nudo. ¿Cómo puede realizar María este enema?

Desenlace. Le han recomendado un enema a causa del estreñimiento que


sufre. La función del enema, en este caso, es para evacuar heces, siendo
habitual aplicar entre 500 ml y 1000 ml de solución a temperatura corporal. Fig. 7. Enema

En este caso, vamos a preparar esta fórmula:

Formula patrón
Fosfato disódico anhidro 10 %
Fosfato monosódico 0,8 %
Agua c.s

La función de los fosfatos en mantener el pH del medio. No posee ningún principio activo porque solo va actuar
como limpieza.
TEMA 15. FORMAS FARMACÉUTICAS DE OTRAS VÍAS II. OTROS USOS
Formulación magistral /8

La elaboración del enema es la siguiente:

•  Prepararemos 2 l de enema, por lo que la cantidad necesaria de cada uno de los sólidos es:

•  200 g de fosfato disódico anhidro.

•  16 g de fosfato monosódico.

•  Agua hasta completar los 2 l.

•  Pesamos los sólidos y se ponen en un matraz.

•  Añadimos un poco de agua y agitamos.

•  Añadimos el agua necesaria hasta el enrase.

Audio 2. “Elaboración de enema”


https://bit.ly/2MlPtNk

/ 5. Caso práctico 3: “Elaboración de pomada de


nitroglicerina”
Planteamiento. A María le han mandado una pomada para tratar una fisura anal. Esta se realizará en el laboratorio galénico.

Nudo. ¿Cómo se realizará la pomada?

Desenlace. Esta pomada posee como principio activo la nitroglicerina, aunque se puede realizar con distintos excipientes
como lanolina y vaselina o vaselina líquida y vaselina filante. La nitroglicerina es un vasodilatador periférico del grupo
de los nitratos que origina una relajación generalizada e inespecífica de la musculatura lisa. Se utiliza en el tratamiento
de las fisuras anales crónicas, ya que relaja el esfínter anal, aliviando el dolor y ayudando en su curación. En algunas
fórmulas puede contener lidocaína, que es un anestésico local (utilizado anteriormente en otras fórmulas).

La fórmula patrón corresponde para la preparación de 100 g:

Formula patrón
Nitroglicerina 2 % 10 g
Vaselina líquida 10 g
Vaselina filante 80 g

En nuestro caso, vamos a realizar 50 g, por lo que el procedimiento será:

•  Pesamos la nitroglicerina.

•  Ponemos en el mortero y añadimos la vaselina líquida hasta formar una pasta.

•  Incorporamos la vaselina filante.

•  Trabajamos con el pistilo hasta homogeneidad.

Se acondiciona en un tubo de aluminio con aplicador.

Posee una caducidad de 6 meses.


TÉCNICO EN FARMACIA Y PARAFARMACIA
/9 MEDAC · Instituto Oficial de Formación Profesional

/ 6. Vía vaginal
El aparato reproductor femenino consta de dos partes:

•  Órganos internos: ovarios, trompas de Falopio, útero y vagina.

•  Órganos externos: clítoris, labios, monte de Venus y vestíbulo vulvar.

La vagina, uno de los órganos internos del aparato reproductor femenino, conecta al útero con el exterior del cuerpo.
Está formada por una vía recubierta de membranas mucosas que mantienen la humedad y la protegen frente a
posibles infecciones, y su orificio está situado entre la uretra y el ano.

Los síntomas más frecuentes en las consultas de ginecología relacionados con este órgano son picazón, ardor y
secreción vaginal, originadas por una inflamación de la vagina o vaginitis, causada por:

•  Hongos (cándidas), bacterias y virus.

•  Uso de productos que contengan alérgenos.

•  No tener una higiene adecuada.

•  La menopausia.

También podemos hablar de enfermedades de transmisión sexual o distintos


tipos de cáncer en la zona que pueden producir sangrado. Fig. 8. Aparato reproductor femenino

6.1. Formas farmaéuticas que se administran por vía vaginal


Podemos enumerar las formas farmacéuticas que se administran por la vía vaginal (serán vistas en profundidad en
los siguientes apartados):

a. Líquidas:

•  Irrigaciones.

b. Sólidas:

•  Óvulos.

•  Comprimidos.

•  Cápsulas.

c. Semisólidas:

•  Cremas.

•  Geles.

•  Espumas. Fig. 9. Ejemplo de crema vaginal


TEMA 15. FORMAS FARMACÉUTICAS DE OTRAS VÍAS II. OTROS USOS
Formulación magistral / 10

6.2. Formas farmacéuticas sólidas. Los óvulos


Como hemos indicado anteriormente, dentro de las formas farmacéuticas sólidas en vía vaginal diferenciamos entre
óvulos, comprimidos vaginales y cápsulas vaginales.

Veamos la primera forma farmacéutica. Los óvulos son formas farmacéuticas semisólidas que funden a la temperatura
de la vagina o solubiliza en los líquidos fisiológicos.

Poseen ciertas características:

•  Forma adecuada para su administración vaginal.

•  Pesar entre 1 a 15 g.

•  Excipientes que fundan a la temperatura corporal.

El medio de elaboración es como en los supositorios, fusión de los componentes


y posterior solidificación en los moldes específicos. Su uso puede ser como
antiinflamatorio, antisépticos, antifúngicos y anticonceptivos. Fig. 10. Óvulos vaginales

Actualmente se utilizan también para trastornos menores, como pueden ser como probióticos (para restablecer la
flora vaginal).

6.3. Formas farmacéuticas sólidas: comprimidos y cápsulas vaginales.


Otras formas farmacéuticas
Además de los óvulos, destacan dentro de las formas
farmacéuticas sólidas los comprimidos y las cápsulas vaginales.

Los comprimidos vaginales son formas farmacéuticas sólidas


alargadas, ovoides, esféricas, etc. Su elaboración es similar a
los comprimidos no recubiertos, utilizándose excipientes del
tipo aglutinante, diluyente, lubrificante y reguladora de pH.
Se pueden incluir tensoactivos para que la sustancia activa
alcance fácilmente los repliegues vaginales. Fig. 11. Comprimidos (izquierda) y cápsulas vaginales (derecha)

En cuanto a las cápsulas vaginales, son formas farmacéuticas sólidas con forma ovoide y poseen una cubierta
blanda. Con esta forma conseguimos una liberación controlada. Se pueden usar no solo para el tratamiento por una
infección sino también para recuperar la flora vaginal.

Por otro lado, en cuanto a las formas farmacéuticas vaginales líquidas y semisólidas, destacan:

•  Irrigaciones o duchas vaginales: se usan para el lavado de la cavidad vaginal, para tratar procesos inflamatorios
o con fines contraceptivos.

•  Geles: para higiene personal o para lubricar la vagina. No deben contener perfumes ni productos químicos y
deben respetar el pH natural de la zona. No es aconsejable usarlo más de una vez al día.

•  Espumas: con sustancias espermicidas, se aplican antes de las relaciones sexuales para impedir el paso de los
espermatozoides o debilitar su movilidad.

•  Cremas: tienen diversos usos, desde aliviar posibles molestias de sequedad en la menopausia hasta las posibles
molestias producidas por distintas infecciones o en el postparto. Pueden ser de uso externo (zona vaginal,
vulvar y perianal) o interno (zona vaginal).
TÉCNICO EN FARMACIA Y PARAFARMACIA
/ 11 MEDAC · Instituto Oficial de Formación Profesional

/ 7. Vía uretral
También existe la vía uretral, para la cual podemos encontrar diferentes formas farmacéuticas:

•  Semisólidas: crema que se aplica en la punta del pene y penetra rápidamente.


Suele usarse para tratamientos de la disfunción eréctil. También podemos
hablar de pomadas y geles, pero para el uso en sondajes o endoscopias
(puede aplicarse en la sonda o en la vía antes de la aplicación de esta).

•  Sólidas: se introducen por la uretra, con forma de bastoncillo cilíndrico,


con una longitud aproximada de 5-10 cm de longitud y un diámetro de
5 mm, 2 g para mujeres y 5 g para hombres. Son las bujías, lapiceros
uretrales o supositorios uretrales, para conseguir una acción local. Se
utilizan para el tratamiento de la disfunción eréctil o de la estenosis
uretral (se trata de un estrechamiento de la uretra, por distintas causas). Fig. 12. Pomada uretral

Su elaboración es por fusión de la masa, usándose como excipiente glicerogelatina, manteca de cacao o masas grasas
endurecidas. Se deben fundir o dispersar a la temperatura corporal. Se pueden elaborar también por compresión.

/ 8. Caso práctico 4: “Elaboración de óvulos”


Planteamiento. María ha ido a la consulta de ginecología por unas molestias en su zona íntima. Le han recetado unos óvulos.

Nudo. ¿Cómo se pueden realizar estos óvulos en el laboratorio galénico?

Desenlace. Le han recetado unos óvulos de ácido bórico para el tratamiento de una posible infección bacteriana.

El excipiente empleado es la masa estearina B, que está compuesta por una mezcla de glicéridos mixtos de los ácidos
grasos palmítico y esteárico. Es una masa beige, algo quebradiza, insoluble en agua, poco soluble en etanol anhidro.
Es totalmente compatible con el ácido bórico.

La fórmula patrón corresponde con:

Formula patrón
Ácido bórico 0,6 g
Masa esteárica B c.s.

(Debemos añadir por cada óvulo 9,3 g, después de ver el tamaño de los óvulos a rellenar).

El procedimiento de elaboración es el siguiente:

1. Situar la masa esteárica B en un vaso de precipitados y fundir en un baño de agua a 60-70 °C.

2. Añadir el ácido bórico agitando hasta la perfecta dispersión. Sacar el vaso de precipitados del baño y agitar
hasta que la mezcla empiece a tomar una muy ligera viscosidad (cerca de los 30-35 °C).

3. Verter la mezcla en los moldes previamente fríos y lubricados con vaselina líquida mediante un bastoncillo de
algodón. Deben llenarse los moldes hasta rebosar.

4. Guardar los moldes en la nevera 24 horas.

5. Pasado dicho tiempo, sacar los moldes de la nevera y dejar a temperatura ambiente durante 30 minutos.

6. Desmoldar abriendo por la mitad los moldes suavemente para evitar que se quiebren o rompan.
TEMA 15. FORMAS FARMACÉUTICAS DE OTRAS VÍAS II. OTROS USOS
Formulación magistral / 12

/ 9. Otros usos de la formulación magistral: el


medicamento homeopático
La homeopatía es un sistema de medicina alternativa basada en unos principios terapéuticos que no han sido
demostrados por el método científico y que no tienen base fisiológica. Sin embargo, un colectivo minoritario defiende
esta medicina alternativa y cree en sus propiedades terapéuticas. Actualmente, los productos homeopáticos se
consideran, a efectos legales, un tipo de medicamento y solo pueden ser dispensados en Oficinas de Farmacia.

Christian Samuel Hahnemann está considerado el fundador de la


homeopatía. Según la homeopatía, para combatir una enfermedad se debe
preparar un medicamento que contenga aquella sustancia que, administrada
en dosis altas, provoque los síntomas que padece el enfermo, pero en dosis
mucho más pequeñas. Esta teoría se conoce como la ley de los semejantes
o ley de símil.

Además, de acuerdo con la homeopatía, las enfermedades se manifiestan en


cada persona de formas muy distintas, por tanto, no se puede administrar el
mismo remedio a todas aquellas personas que presenten la enfermedad, se
debe individualizar siempre los tratamientos. Fig. 13. Producto homeopático

La homeopatía utiliza más de 3000 sustancias (cepas) diferentes, obtenidas del mundo vegetal, animal, mineral
o químico. Estas cepas deben pasar por unas fases de elaboración hasta que se puedan considerar productos
homeopáticos. A la hora de preparar un producto homeopático, primero estas cepas se deben adecuar para la
dilución, y para ello:

•  Si son solubles, pasan por un proceso de maceración (varios días, si se trata de materia vegetal) en una mezcla
de agua y alcohol, que se filtra posteriormente obteniéndose así la tintura madre (TM).

•  Si no son solubles, deberá triturarse en lactosa. El producto obtenido será llamado trituración.

Una vez preparada, el producto pasa por la fase de dilución; la dilución homeopática consiste en una serie de
desconcentraciones sucesivas de una tintura madre (o de una trituración) en condiciones muy rigurosas. En
homeopatía se utilizan dos métodos de desconcentración: la dilución hahnemanniana y la dilución Korsakoviana.

Una vez el producto ha conseguido alcanzar el grado de dilución deseado, se lleva a cabo la etapa de impregnación,
envasado y control.

Podrás encontrar mayor información sobre esta temática en el módulo de Dispensación de productos farmacéuticos
de esta titulación.

9.1. Formas farmacéuticas de homeopatía


Vamos a recordar las formas farmacéuticas más frecuentes en productos homeopáticos:

•  Gránulos sublinguales: se trata de unas bolitas de unos 3,5 mm de diámetro, fabricadas con lactosa y/o
sacarosa. Estas bolitas son recubiertas de la dilución homeopática. Se administran por vía sublingual, debido
a que esta vía presenta una absorción más rápida que la vía oral común.

Se aconseja tomar estos gránulos en ayunas, sin restos de alimentos en la boca y no tomar bebidas aromáticas
ni fumar durante su tratamiento, cerca de la hora en que se deben tomar. Estos gránulos suelen ser vendidos
en tubos con tapa dosificadora, que contienen unos 80 gránulos normalmente, con un peso total de 4 gramos.
TÉCNICO EN FARMACIA Y PARAFARMACIA
/ 13 MEDAC · Instituto Oficial de Formación Profesional

•  Glóbulos homeopáticos: son bolitas bastante más pequeñas, contenidas en tubos de 1 gramo de peso total. Se
elige esta presentación cuando se aconseja administrar en dosis única un medicamento homeopático en concreto.

•  Trituraciones homeopáticas: son de consistencia sólida, en forma de


polvo, en el que se han ido elaborando las diluciones del medicamento
en vehículo sólido. Se elabora en mortero y se eligen cuando la cepa
homeopática es de origen mineral. Esta forma farmacéutica suele
ser prescrita a bajas diluciones (decimales), no siendo solubles en
ningún excipiente líquido ya sea acuoso o alcohólico, y tiene por
tanto que prepararse en un excipiente sólido idóneo para repartir
homogéneamente la cepa elegida. Fig. 14. Diferentes presentaciones homeopáticas

•  Existen otras formas farmacéuticas comunes a los medicamentos alopáticos: comprimidos sublinguales,
gotas, jarabes, supositorios, óvulos vaginales, pomadas, emulsiones, geles, etc.

Recuerda...
La vía sublingual presenta una absorción más rápida que la vía oral
común.

Audio 3. “Ventaja e inconvenientes de la


homeopatía”
http://bit.ly/3anN1UR

/ 10. Resumen y resolución del caso práctico de la unidad


Las vías que hemos tratado en este tema son rectal, vaginal y uretral.

Excepto en el caso de la vía rectal (los supositorios de paracetamol, que poseen un efecto sistémico), el resto de
formas farmacéuticas tienen un efecto o uso local para patologías en estas vías.

Podemos encontrar varias formas farmacéuticas en las tres vías de elaboración, similar a las de otras vías
anteriormente tratadas.

La vía vaginal es específica en el caso de las mujeres, mientras que la uretral es específica en el tratamiento de
patologías masculinas.

Aparte de estas vías, también hemos echado un breve vistazo a la elaboración de los productos homeopáticos, que
están basados en unos principios no científicos y que utilizan ingredientes diversos como principios activos (aunque
estos luego no puedan ser detectados en el producto final).

Resolución del Caso práctico de la unidad

Tenemos otras tres posibles vías con distintas formas farmacéuticas:

•  Vía rectal

•  Líquidas: Enemas.

•  Sólidas: Cápsulas rectales y supositorios.

•  Semisólidas: Pomadas rectales y espumas.


TEMA 15. FORMAS FARMACÉUTICAS DE OTRAS VÍAS II. OTROS USOS
Formulación magistral / 14

•  Vía vaginal

•  Líquidas: Irrigaciones.

•  Sólidas: Óvulos, comprimidos y cápsulas.

•  Semisólidas: Cremas, geles y espumas.

•  Vía uretral

•  Semisólidas: Cremas, geles y pomadas.

•  Sólidas: Bastoncillos uretrales.

Supositorios
Vía rectal
Enemas
Óvulos y comprimidos vaginales
Geles
Vía vaginal
Formas farmacéuticas Espumas
de otras vías Cremas

Cremas
Vía uretral
Bastoncillos

Historia
Productos Sustancias utilizadas
homeopáticos Métodos de elaboración
Formas farmacéuticas
Fig. 15. Esquema de la unidad

/ 11. Bibliografía
García Gámiz, M.L. (2014). Formulación magistral. Ed. Paraninfo. http://www.formulistasdeandalucia.es/noticia.php?id=239
Tuomela, R. (1987). «Chapter 4: Science, Protoscience, and Pseudoscience». En Pitt JC, Marcello P, ed. Rational Changes in Science: Essays on Scientific Reasoning.
Boston Studies in the Philosophy of Science 98(Springer). pp. 83-101.
Smith, K. (2012). «Homeopathy is Unscientific and Unethical». Bioethics 26(9): 508-512.
Baran, G.R., Kiana, MF., Samuel, SP. (2014). «Chapter 2: Science, Pseudoscience, and Not Science: How Do They Differ?». Healthcare and Biomedical Technology
in the 21st Century (Springer). pp. 19-57.
Dellière, M. (2008). Homeopatía y deporte. Madrid, Spain: McGraw-Hill España.
Paschero, T. (1983). Homeopatía (2a ed.). El Ateneo.

También podría gustarte