Está en la página 1de 3

:: PACTOS DE ACCIONISTAS ::

En España, los estatutos tienen un contenido mínimo predefinido por la Ley y el margen de
maniobra en los mismos es limitado. Mediante los llamados pactos de socios, de accionistas, pactos
parasociales, protocolos de socios etc., se recogen aquellos temas de interés para los socios pero
que no tienen cabida en los estatutos sociales o que incluso teniéndola, no interesa que consten en
los mismos ya que los estatutos son públicos y cualquiera puede consultarlos en el Registro
Mercantil.

Es importante saber y preveer que tipos de situaciones generan problemas en una empresa en el
futuro. Esto es lo que hace que se firmen pactos de accionistas, que son fundamentales para los
momentos de crisis, no tanto como solución sino como punto de partida para la negociación. El
mayor fracaso de estos acuerdos es, precisamente, tener que llegar a ejecutarlos ante un juez.

Los socios consiguen con este tipo de pactos es que todo el mundo conozca y acate las “reglas del
juego” y se eviten situaciones de enfrentamiento que, en otro caso, terminarían en los tribunales
(con el resultado incierto que ello supone, además de tiempo, dinero, pérdida de imagen de la
sociedad y pérdida de eficiencia de la misma).

En un Pacto de Accionistas podemos y debemos atar todos y cada uno de los aspectos que atañen
a los accionistas en cuanto a propietarios y sujetos de derechos y obligaciones, respecto a la
Empresa en cuestión.

Los contratos de Pactos de Accionistas, pueden ser un factor clave a la hora de comprar o vender
una empresa, para el comprador de la misma.

Algunos temas muy importantes a tener en cuenta son (agrupats per mí, per facilitar la reflexió):

FILOSÓFICOS

• El Objeto General o Propósito de la Sociedad.


• El Modelo de Negocio y Plan de Empresa que se desea desarrollar.
• Registro y Anotación de Acciones.
Las cláusulas de incorporación deben establecer si las acciones a ser emitidas serán
registradas o anotadas en libro. Con el registro de acciones, el nombre del propietario
aparece en el libro de certificado y la acción registrada de la sociedad, el cual si no es el
caso para anotar la sociedad, sin embargo. Las cláusulas de incorporación pueden prever
también que ambos tipos de acciones, aún emitidas en una forma, puedan ser convertidas
dentro de otra forma. Esto debe ser anotado que asegure que las acciones puedan ser solo
emitidas si ellas están debidamente pagadas y no liberadas.

OPERATIVA Y DIRECCIÓN

• La implicación y protagonismo que los socios desean tener en la empresa en el futuro.


• Permanencia de los emprendedores
• Compromisos de prestación de servicios de los emprendedores
• No competencia y exclusividad por parte de emprendedores y/o inversores
• Derechos de veto de los inversores
• Blindajes mediante doble voto para determinadas acciones o participaciones.
• Prestaciones accesorias por las que los socios se obligan a determinados
comportamientos que, en caso de incumplimiento, pueden suponer la expulsión de la
sociedad (p.e.: aportación de trabajo además de capital, no competencia, cumplimiento de
determinados acuerdos…).
• Establecimiento de mayorías reforzadas para adoptar determinados acuerdos
relevantes para la sociedad de forma que no pueda adoptarlos una sola persona o un
determinado porcentaje de socios …
• Cláusulas de desbloqueo y de salida para cuando haya una situación de bloqueo o
conflicto entre socios: opciones/compromisos de compra y/o venta, ruleta rusa …
• Creación de Comité de Dirección y periodicidad de las reuniones
• Órganos de Administración (Consejo de Administración o Administradores): En este
caso las claves están en determinar bien cuando el Consejo de Administración queda
válidamente constituido, si no se dice nada, se entiende que es con la mitad +1 de los
Consejeros, pero aquí los minoritarios pueden intentar bloquear la constitución del Consejo
de Administración requiriendo para ello que estén presentes un número determinado de
Consejeros, lo que provocará que si no se presentan al Consejo, este no se pueda celebrar
logrando el bloqueo de lo sociedad. La otra hace referencia a las Materias Reservadas, es
decir aquellas decisiones que deberán tomarse con la aprobación de una mayoría reforzada
de Consejeros. Estas mayorías reforzadas tienen el objetivo de proteger al accionista
minoritario para que el Consejo no pueda tomar determinadas decisiones sin su aprobación.
Aquí me he encontrado a algún minoritario que rozaba el ridículo de solicitar que cómo
materia reservada cualquier gasto superior a los 50.000 euros (por ejemplo decide contratar
un empleado).
• Las reglas y normas de conducta en relación con la Propiedad, la Gestión y los
Órganos de Gobierno de la Empresa.
• Diferentes Clases de Acciones.

REMUNERACIÓN

• Salarios de los emprendedores


• Planes de opciones de acciones a directivos y trabajadores
• Acuerdos de reparto de beneficios, Política de dividendos: Acuerdos sobre qué
dividendos repartir, cómo repartirlos y en qué cuantía.
• Planes de pensiones.

TRANSACCIONES

• La valoración de la Empresa.
• Valor de las acciones: Si diferentes clases de acciones son creadas, el pacto social debe
establecer el número de acciones de cada clase y todas las especificaciones, prioridades,
privilegios, derechos de voto, restricciones o calificaciones de cada clase de acciones.
Alternativamente, el pacto social puede prever que las especificaciones, prioridades,
privilegios, derechos de voto, restricciones o calificaciones de cada clase de acciones sea
determinada por resolución de la mayoría de los accionistas o de los directores.
• Regulación de la transmisión de acciones o participaciones
• La compra-venta de la propiedad entre accionistas o a terceros; entre ramas
familiares, criterios sobre prioridades en el ejercicio de estos derechos, etc.
• Restricciones a la libre transmisión de acciones o participaciones de forma que sea
necesaria una autorización previa de la sociedad, o que no se puedan transmitir a
determinadas personas físicas o jurídicas, o establecer derechos de adquisición preferente …
• Prohibición de transmisión directa o indirecta de participaciones: Generalmente el
Capital Riesgo, querrá obligar al equipo promotor o gestor, que este no pueda vender su
participación mientras el Capital Riesgo esté en el accionariado de la compañía.
Generalmente al capital riesgo le aterroriza quedarse con la propiedad de un negocio y ver
como los gestores “los que conocen el negocio” desaparecen del accionariado y abandonan
la compañía. Esto no será así en el caso de gestión deshonesta por parte de los
administradores donde el Capital Riesgo se suele reservar la potestad de poderlos despedir
siempre que legalmente sea un despido procedente y obligarles a vender su participación al
capital riesgo por 1 euro. El socio minoritario puede tratar de contrarrestar este
imposibilidad de vender tratando de establecer un periodo de lock-up limitado lo normal
está entre 5 y 10 años. El minoritario también puede tratar de exigir al capital riesgo un
periodo de lock-up generalmente no suele ser superior a los 2 años.
• Clausula de Derecho de Arrastre (Drag-Along): Contempla el supuesto en el que el
Capital Riesgo reciba una oferta de compra por el 100% de la compañía, en este caso la
entidad de Capital Riesgo puede obligar a los socios minoritarios a vender por el precio
recibido en la oferta. Aquí los minoritarios pueden intentar atenuar esta cláusula que suele
ser innegociable por el capital riesgo, intentando poner un suelo en la valoración de la
compañía o de sus participaciones por encima de la cual si tendrá efecto el Derecho de
Arrastre. Además el derecho de arrastre se puede intentar redactar para que no pueda ser
bloqueado por otros tipos de cláusulas, cómo podría ser el otorgamiento de un Derecho de
Adquisición Preferente.
• Clausula de Acompañamiento (Tag-Along): Mecanismos por el cual cuando el Capital
Riesgo recibe una oferta de compra de la compañía por parte de un tercero, el resto de
socios se pueden adherir a la oferta presentada por este tercero. El objetivo de esta cláusula
es favorecer la liquidez de los socios minoritarios ya que en caso contrario el capital riesgo
podría vender su participación de control a un tercero y los socios minoritarios
permanecerían con una participación minoritaria en el accionariado sin tener la opción de
poder vender. Esta cláusula funciona siempre en las dos direcciones. Aquí la discusión
siempre está en si el derecho de acompañamiento tiene que ser por el 100% de las
acciones, o en caso de recibir una oferta de compra por el 70% esta se distribuirá de forma
proporcional a la participación de cada uno de los socios. El interés de los socios minoritarios
será que al derecho de acompañamiento se puedan adherir el 100% de las acciones, así el
comprador debe estar dispuesto a comprar el 100% de la compañía o desistir, el objetivo es
que si el socio minoritario tiene por ejemplo el 20% del capital, en caso de recibir una oferta
por el 70% de la compañía, se quedan con una participación de sólo el 6% y con un nuevo
socio mayoritario que no han elegido. El Capital Riesgo querrá poder mantener esta forma
proporcional del derecho de acompañamiento para tener una mayor liquidez en su
inversión.
• El Plan de Sucesión y el ejercicio del liderazgo empresarial presente y futuro.

INCUMPLIMIENTOS

• Penalizaciones en caso de incumplimiento del pacto de socios

NO APLICABLES (sota el meu criteri)

• Activos aportados por los emprendedores a la sociedad (software, dominios, …)


• El acceso a la condición de accionista de la Empresa.