Está en la página 1de 1

Tras manifestaciones en contra de las represas el pasado viernes

Vicario General de la Iglesia de Aysén condenó


irrupción de Carabineros en Catedral de Coyhaique
La Iglesia de Aysén a través de su Vicario General Ivo Solarini rechazó la irrupción de
Carabineros en la Catedral de Coyhaique, como así también el uso de la fuerza y la
violencia en un lugar sagrado la noche del viernes, cuando un grupo de jóvenes
ingresó en el templo para resguardarse del carro lanza agua de la institución policial,
tras manifestarse pacíficamente a las afueras del recinto.

Según explicó el sacerdote, históricamente los templos y capillas de la Iglesia Católica


han sido lugares donde se acoge y protege a quiénes acuden a ella solicitando auxilio,
ya que en ellos se vive “un clima de paz, de acogida, de serenidad”. En este sentido, el
prelado fue enfático en señalar que la violencia “no cabe en un recinto sagrado”, por lo
que condenó tajantemente la abrupta intromisión de efectivos policiales en la Catedral
de Coyhaique.

Uno de los que presenció el incidente fue el sacerdote diocesano José Barría, quién
señaló que en todo momento los jóvenes que estaban a las afueras del templo
catedral estuvieron manifestándose tranquilamente, cuando de pronto Carabineros
llegó abruptamente a dispersarlos con su carro, lanzando líquido en el frontis de la
iglesia, mojando a los que estaban allí congregados. Pero lo peor no terminó allí, ya
que luego un grupo de efectivos policiales intentó ingresar a la Catedral, siendo
detenidos por el Padre Ivo Solarini, el propio Barría y otro fiel.

“Ellos intentaron entrar a sacar a los jóvenes con mucha fuerza, entonces ahí se
retiraron. Nosotros tuvimos que cerrar las puertas para que no entren los carabineros”,
precisó Barría.

Asimismo el sacerdote diocesano destacó que esta es “primera vez” en la región que
ocurre un hecho de esta naturaleza, en que personal de las fuerzas de orden y
seguridad irrumpen en la casa de Dios para reprimir a manifestantes.

Por su parte, el Vicario General de la Iglesia de Aysén informó que está gestionando
una reunión con el coronel de Carabineros, a objeto de hacer presente su molestia
como máxima autoridad del Vicariato Apostólico de Aysén, por la forma en que los
funcionarios policiales actuaron, atentando contra los manifestantes y la propia “Casa
de Dios”.

El Padre Ivo Solarini llamó a respetar el derecho que cada ciudadano tiene de
manifestar su acuerdo o desacuerdo frente a un determinado tema, evitando toda
forma de violencia.

Finalmente se informó que este martes 17 de mayo a las 18.15 horas se realizará un
acto simbólico de desagravio en el frontis de la Catedral de Coyhaique, a fin de reparar
el daño moral causado contra el principal templo católico de la región de Aysén, y orar
para que hechos de violencia de esta naturaleza no se vuelvan a repetir.

Comunicaciones
Vicariato Apostólico de Aysén
Nicole Rivera Contreras
067-232025 / 721 41 771