Está en la página 1de 11

Manuel Blanco Moreno-201716026

Johan Eduardo Aguilar-201729015

Las decisiones estatales para direccionar las labores empresariales en un Petroestado

En los últimos años, la aparición de diferentes enfoques de economía institucional le ha


dado un lugar significativo al papel de las relaciones e incentivos entre el Estado y las
diversas empresas petroleras en la configuración del espectro de desarrollo económico. Un
claro ejemplo de ello son los casos de Venezuela y Noruega, países que dependen en gran
medida de las rentas petroleras, cuyas trayectorias como industrias nacionales tomaron
rumbos diferentes en términos de riqueza, estabilidad y desarrollo. Para la explicación de
este fenómeno desde la literatura existente, encontramos que autores como Eugenio Torres
(2003), sostienen que las labores empresariales generan tres tipos de actividades, desde las
cuales el Estado puede direccionar la labor de la empresa; estas se dividen en labores
productivas, labores improductivas y labores destructivas.  Sin embargo, encontramos que
la literatura no es muy clara en las causas y el proceso que determinan la decisión estatal
para direccionar las labores empresariales y, por ende, el curso de la economía en cierta
medida. Es por eso, que el propósito de este trabajo es comprender cómo un Estado puede
decidir la dirección de las actividades de las labores empresariales. Para ello, nos
centraremos en el estudio del caso venezolano donde nuestra pregunta central es ¿Cómo el
gobierno venezolano pudo decidir en el direccionamiento de la empresa petrolera PDVSA
hacia los tres tipos de actividades y el papel que juegan las filiales? De ese modo,
partiremos de un recuento histórico del caso económico venezolano, que desencadenó en
excesivos controles de cambio, sobrevaluación de la moneda, destrucción del aparato
productivo y la adquisición de una deuda externa impagable. Para la obtención de
resultados y los datos, nos apoyamos en la literatura académica y estudios realizados desde
el campo de la economía política, los cuales se podrán ver más adelante. 

Desde nuestra perspectiva, encontramos sumamente provechoso desarrollar este tema


porque permite dimensionar en cierta medida el papel de las relaciones e influencias
interdependientes que se pueden dar entre los Estados y las empresas cuyo papel en la
economía es fundamental. En este caso, al estudiar las trayectorias divergentes de dos
países cuyas rentas dependen de un mismo producto y mantienen índices similares, permite
Manuel Blanco Moreno-201716026
Johan Eduardo Aguilar-201729015

observar qué factores endógenos o exógenos que influyen directa o indirectamente en la


variación de las trayectorias. Por otro lado, al estar en el campo de la economía
institucional, permite explorar el componente institucional de una manera más estrecha y
analizar la manera en que las instituciones pueden influenciar la economía de una nación
mediante algún diseño institucional, path dependence, interés de un gobierno. Del mismo
modo, permite ver la influencia del componente del entorno. Ahora bien, en el entorno
práctico, el estudio de este tema está presente en el plano de nuestro entorno dado que
podemos llegar a estar condicionados por estas. Es por eso, que, si el lector dejará de leer
este trabajo, quizá se perdería de enfoques teóricos nuevos que le brindarían herramientas
para la comprensión de la relación entre empresa y Estado y quizá se perdería la
explicación institucional que puede tener el direccionamiento estatal.

Marco Teórico

Es pertinente situar que es la economía institucional y por qué sus nuevos enfoques
impactan en el papel de las relaciones e incentivos entre el Estado y las diversas empresas
petroleras. Para Jairo Parada (2003) la economía institucional es un campo muy importante
en la economía. En este campo, sugiere que hay un acuerdo entre las instituciones que son
relevantes y los determinantes en el análisis de la de la institución con instrumentos de la
teoría económica. Parada (2003) hace la distinción de un cambio en el enfoque de la
economía institucional después de la teoría de los costos de la transacción de Ronal Coase y
muestra la importancia de las relaciones entre la institución, la empresa y el Estado. En lo
que Parada llama como la Nueva Economía Institucional, las instituciones van
evolucionando conforme a la búsqueda de eficiencia que continuamente aspira a la
reducción de los costos de transacción, siendo relevantes en el modelo estructural. Debido a
la importancia de la institución en la economía institucional recordemos cómo se puede
definir una institución. La definición basados en North (1990) es que una institución son las
reglas de juego en una sociedad, y de manera más específica, las limitaciones hechas por el
hombre que dan forma a la interacción, por ende, estructuran los incentivos en el
intercambio humano en múltiples planos como el económico. Encontramos en Parada que
este enfoque de la Nueva Economía Institucional invita a pensar las instituciones en una
Manuel Blanco Moreno-201716026
Johan Eduardo Aguilar-201729015

lógica evolutiva y social, que se diferencia a la noción de institución de North (1990), en la


medida que se propone pensar los hábitos del pensamiento de los individuos en la
interacción, algo que, según Parada, le quita la reducción a la elección de los individuos en
este marco de búsqueda de una utilidad. De ese modo, vemos como el nuevo enfoque de la
economía institucional invita a pensar la institución desde otra perspectiva, que en el
modelo se acopla más a la elección individual, la cual se puede aplicar al Estado y las
empresas.

Ahora en esa lógica de la Nueva Economía Institucional, encontramos que las labores
empresariales han sido estudiadas y con su estudio, las decisiones estatales y
direccionamiento de estas labores en países, donde se dan estas relaciones entre empresas,
instituciones y Estado, por ejemplo un Petroestado. Ahora definiremos cuales son las
actividades derivadas labores empresariales, qué es un Petroestado y cómo se ven las
interacciones de estas. Encontramos que Eugenio Torres (2003) hace una división de las
actividades generadas por las labores empresariales las cuales son: labores productivas,
labores improductivas y labores destructivas. Las labores productivas son las prácticas que
colaboran una mejor función de las actividades productivas que generan beneficio, las
labores improductivas con aquellas prácticas que no generan un óptimo rendimiento,
mientras que las labores destructivas resultan ser prácticas que derivan en un deterioro
devastador. Dichas labores se pueden encontrar inmersas en la estructura de los Estados e
instituciones dentro de la aproximación de la Nueva Economía Institucional.

Ahora, para la definición de petroestado encontramos que en el texto de Alex Cárdenas


“Punto Fijo: el Petroestado uno de los factores explicativos del modelo de cooperación”, la
literatura económica y política la noción de petroestado se ha definido como aquel
determinado Estado que obtiene rentas del mundo exterior (por venta de un bien primario)
para luego ser distribuido a nivel interno (Cárdenas, 2012, p.24), donde el petróleo es el
bien primario. Dicho esto, vemos que Venezuela y Noruega pueden ser catalogados como
un petroestado.  Cárdenas a su vez, muestra que los petroestados se vuelven más
dependientes del ingreso fiscal que les da el petróleo y al ser los dueños de este recurso, van
a buscar centralizar la toma de decisiones políticas y así capitalizar la mayor parte de la
Manuel Blanco Moreno-201716026
Johan Eduardo Aguilar-201729015

renta, algo que ocurre en el modelo de Venezuela. Si tenemos en cuenta todo lo anterior,
vale la pena cuestionarse sobre las decisiones de ambos países con base al direccionamiento
de dichas labores. Encontramos que tanto Venezuela como Noruega, han tenido unas rentas
muy altas de petróleo y han estado bajo unos índices parecidos, solo que la realidad de
ambos países es diferente. Es importante destacar que el Estado puede decidir la dirección
de las empresas petroleras hacia estos tres tipos de actividades, por medio de su capacidad
de control en algunos elementos en las actividades internas de las empresas, como la
estructura organizacional. Esto es plausible mediante mecanismos burocráticos y
constitucionales que permiten ejercer control estatal en dirección a los intereses del
gobierno.

Con base a lo anterior, se abre la puerta sobre manejos diferentes por parte de ambos países
que hicieron darle un rumbo disímil a cada trayectoria. En este punto resulta provechoso
utilizar el enfoque de la Nueva Economía Institucional para analizar dichos casos, dado que
en ese plano la aproximación del campo invita a estudiar las relaciones entre empresas,
Estado e instituciones. Con base a lo anterior, encontramos que Acemoğlu (2004) sugiere
que, ante estas diferencias en las trayectorias, las instituciones económicas pueden ser una
aproximación a la explicación de este fenómeno. Acemoglu sugiere que las instituciones
económicas dan forma a los incentivos de los actores económicos clave de la sociedad y
aunque los factores culturales y geográficos también pueden ser importantes para el
desempeño económico, según él, las diferencias en las instituciones económicas son la
principal fuente de diferencias entre países y que dichas instituciones son endógenas en
cómo se determinan las decisiones colectivas. De eso modo, para el caso de Venezuela,
observamos que, dentro de su configuración estructural, hay un entramado entre el Estado y
la empresa encargada de las rentas de petróleo (PDVSA), las cuales poseen una filiales que
le dan movilidad internacional o un rango más grande de maniobra. Con base a Acemoglu
(2004), Venezuela puede tener su variación por sus instituciones.

Cuerpo
La interacción entre la política y la economía ha sido un factor determinante a la hora de
entender el desarrollo de la vida social, económica y política contemporánea e
históricamente. Los estudios y la literatura enfocada en dicha relación no han tenido un
Manuel Blanco Moreno-201716026
Johan Eduardo Aguilar-201729015

papel preponderante en la academia. Fue hasta finales del siglo pasado cuando se vieron
reivindicados y puestos en el panorama bajo autores como Gilpin (2001), North (1990),
Kindle Berger (2000) entre otro. Gracias a ello, es posible entender a mayor cabalidad la
relevancia e importancia de la economía política a la hora de proponer una mirada veridica
sobre los desafíos y dinámicas del mundo contemporáneo. Particularmente, esta
aproximación nos permite ver que las relaciones entre los gobiernos y el sector privado
muchas veces condicionan y articula la estructura social, política y económica de un país.
Dicha articulación y dirección del progreso social y económico se ve determinada y
revestida por el régimen político que lo acompaña y, particularmente, por los mecanismos
que modelan las interacciones y relaciones entre el Estado y el sector privado. Lo anterior
nos hace pensar que: el tipo de incentivos, lineamientos, normas y practicas productivas
pueden divergir dadas las características del sistema político, sin que ello implique que sea
un régimen totalmente diferente. De esta forma podemos evidenciar que las labores
empresariales, y con ello, el crecimiento de la economía puede tomar trayectorias positivas
o negativas dadas las interacciones entre el Estado y Sector privado.

De esta forma, el presente proyecto está enmarcado en un estudio de caso particular bajo
los insumos que la literatura provee sobre el desarrollo y las labores empresariales haciendo
especial énfasis en las interacciones políticas y sociales que se construyen entre el Estado y
el Sector Privado. Dado que la complejidad de la investigación es alta y existen tantos
regímenes como países en el mundo. Se tomó como base de la investigación el caso
específico de Venezuela en contraste con Noruega. A su vez, encontramos que los
regímenes políticos de Noruega y Colombia poseen características institucionales
divergentes que son el punto principal de la investigación. Dichas características
institucionales son variables fundamentales que dan indicios sobre las divergencias en
términos de desarrollo para ambos países. Ahora bien, basándonos en el problema
anteriormente expuesto y teniendo en cuenta la relación entre el sector privado y el Estado,
dada la dependencia hacia un recurso natural especifico, la pregunta de investigación
general seria: ¿Cómo la variación entre las interacciones del Estado y el sector privado dada
la dependencia hacia un recurso natural condiciona un desarrollo productivo, improductivo
o destructivo? En concreto, queremos entender si esta variación tiene implicaciones en el
desempeño económico, en los índices de estabilidad, e incluso, en los cambios de régimen.
Manuel Blanco Moreno-201716026
Johan Eduardo Aguilar-201729015

Un primer hallazgo nos permite evidenciar divergencias institucionales entre los


mecanismos políticos de control, regulación y distribución de los recursos.

Con el fin de sustentar la pregunta de investigación y los planteamientos propuestos


conforme a una base argumentativa fuerte y rigurosa, acudiremos a variada literatura
académica y estudios sobre economía institucional, los casos de Venezuela y Noruega,
instituciones y dinámicas políticas, así como también, mecanismos de control. Algunos de
los autores que consideramos relevantes para este estudio son los siguientes: Mehlum &
Torvik (2006), Acemoglu & Robbinson (2014) Rosales (2018), Corrales (2015), entre
otros. Cabe aclarar que este no es un estudio netamente teórico o empírico. Por ello las
fuentes tratan de retomar lo mejor de ambas perspectivas asumiendo una perspectiva
fundamentada en la teoría más que en datos concretos. Encontrar o medir
institucionalización y efectos directos de X incentivo sobre el fenómeno es muy complejo,
bajo las posibilidades reducidas a las cuales tenemos acceso.

Como se mencionó anteriormente, realizamos un estudio de caso para Venezuela, sin dejar
de tener en cuenta las dinámicas político-económicas transversales al caso de Noruega.
Tuvimos en cuenta que las diferencias entre ambos regímenes son un factor de vital
importancia. Asimismo, es importante recalcar que el proyecto, al basarse en las relaciones
entre el Estado y el Sector privado debe retomar insumos importantes que aludan a las
dinámicas propias del sector privado y, concretamente, sectores que contribuyen al
crecimiento de estos países o han sido punto importante de desarrollo para ambos. De esta
forma, decidimos seleccionar a la industria petrolera en ambos países. Dado que
históricamente ha sido la actividad económica preponderante para ambos casos. La
dependencia hacia el petróleo ha sido un común denominador a tal punto de darles el
nombre generalizado de Petro Estados. Esta dinámica hace pensar que países con grandes
cantidades naturales de un recurso económico valioso deberían diferenciarse por buenos
índices en términos de desarrollo económico, social y político. Pese a ello, la teoría de la
maldición de los recursos naturales nos hace pensar diferente y plantea una paradoja al
respecto (Mehlum & Torvik, 2006).

Ahora bien, realizando un recuento político enmarcado en una perspectiva histórica para el
caso venezolano vemos que la literatura existente ha realizado una importante contribución
Manuel Blanco Moreno-201716026
Johan Eduardo Aguilar-201729015

sobre el desarrollo de su régimen político. En términos generales, la deficiencia en la


implementación de un modelo parlamentario, junto con un legado institucional colonial,
han sentado las bases para construir los modelos de presidencialismo representativo que se
desarrollan en América Latina. A su vez, la academia ha mostrado que las dinámicas
políticas preponderantes en la región aluden a la diversidad de actores con múltiples
intereses que entran en la Arena Política. Desde las dinámicas electorales hasta la
conformación de gabinetes apuntan a una serie de prácticas políticas particulares. Vemos
que, para el caso propuesto, y según el periodo estudiado tanto Venezuela como Noruega
gozan de un sistema Presidencialista con elecciones periódicas, división del poder público
en la rama legislativa, ejecutiva y judicial (Cáceres, 2016). Pese a ello, las características
políticas del régimen de Chávez pusieron en tela de juicio la calidad democrática de su
Régimen. En concreto, vemos que los recursos económicos derivados de las rentas
petroleras sirvieron de base para alimentar una superficie electoral amplia que garantizara
la reelección (Corrales & Penfold, 2015). La pregunta que nos inquieta es cómo el Estado
Venezolano realizo esta redefinición del curso de los recursos. La respuesta la encontramos
en una reestructuración del entramado institucional. En concreto, la manera en la que se
entendía el uso de dichos recursos, su destino e interpretación política del valor cambio. Es
decir, bajo términos de Schumpeter (1942), se pasó de unas labores empresariales, que para
el caso noruego eran productivas, a labores improductivas que directamente destruían los
recursos alimentando fines políticos de reelección y reduciendo la inversión en actividades
que generaran valor (Corrales & Penfold, 2015). Todo esto gracias a la capacidad política
estatal que encontró desviado su rumbo bajo una redefinición del entramado institucional.
Es decir, tomar el dinero de las rentas petroleras para financiar e incentivar patrones
electorales y políticos concretos fue visto de buena manera. No solo por la clase política
predominante sino bajo un apoyo de las clases populares (Huaihong, 2015). En suma,
encontramos diferencias sustanciales para ambos regímenes políticos que nos dieron
indicios de dinámicas político-económicas particulares. Claramente, como lo mencione,
estas dinámicas obedecen a un evento coyuntural histórico, que es la llegada de Chávez al
poder luego de las múltiples deficiencias existentes en un régimen político que daba la
imagen de oligarca.
Manuel Blanco Moreno-201716026
Johan Eduardo Aguilar-201729015

Ahora bien, dentro de las dinámicas propias del sistema político y algo que es un común
denominador de la democracia a nivel mundial, es la existencia del principio de la división
de poderes. Para este punto es importante tener en cuenta que Venezuela a diferencia de
Noruega poseía, para aquel entonces, un presidencialismo multipartidista. El cual se
caracterizaba por la existencia de una sociedad civil plural y segmentada. A su vez, es una
sociedad determinada bajo diversos clivajes. (Chasquetti, 2008) En conceto, el acceso al
poder se ve disputado por varios actores con múltiples y diferentes intereses. Este panorama
presentó el terreno perfecto en el cual las estrategias políticas se hacen evidentes y se
fundamentan las necesidades de alcanzar acuerdos, coaliciones y dinámicas políticas en pro
de garantizar intereses individuales y colectivos. (Amorin Neto, 1998). Para nuestro caso de
estudio vemos que el evento coyuntural histórico de la llegada de Chaves al poder fue
relevante. Pero la pregunta importante, dada nuestra perspectiva institucional, es cómo las
características particulares del régimen político de aquel entonces permitieron un cambio
institucional abrupto. Enfocándonos, principalmente, en las dinámicas entre el sector
privado y el Estado. De esta forma, encontramos que, inicialmente, hubo una redefinición
de las dinámicas de operación normal de PDVSA. En concreto, desde el gobierno de
Chávez, gran parte de los operarios, directivos y empleados de la empresa fueron
cambiados por militares cercanos al régimen político (Corrales & Penfold, 2015). Esto
destruyo los mecanismos institucionales existentes que garantizaban la dirección de los
recursos hacia labores de inversión, operación, financiación, para ser la base presupuestal
de financiamiento del régimen. Derivado de esto y de la popularidad que gano el régimen
Chavista otorgando favores, subsidios y beneficios bajo la idea de la reivindicación social,
se sumó el apoyo ciudadano a las iniciativas de Chávez (Rosales, 2018). Lo cual
desencadeno en una redefinición del sistema político bajo modificaciones a los periodos
presidenciales, posibilidades de reelección y asignación de congresistas (Corrales, Penfold,
2015) Esto nos permite evidenciar que los cambios y el curso institucionales de los recursos
se vio redefinido dados los intereses de un grupo político particular (Caseres, 2016). Esto es
relevante porque muestra que las interacciones entre la política y las empresas pueden
condicionar el desarrollo de un país si las instituciones existentes no generar un balance
entre los intereses de cada parte, sino que privilegian algún interés en particular. A su vez,
es importante recalcar la importancia del entramado institucional, al ser la red que define
Manuel Blanco Moreno-201716026
Johan Eduardo Aguilar-201729015

cómo se distribuyen los recursos, como se genera valor con dichos recursos, a quien se le
dan los recursos y que entienden los actores por desarrollo y estabilidad. Por ende, nuevos
estudios deberían analizar el papel de las instituciones dentro de las dinámicas del sector
privado y particularmente, como se moldean las interacciones particulares con el Estado
que dan origen a una trayectoria de desarrollo particular. Teniendo en cuenta que buenas
instituciones generan trayectorias productivas en el uso de los recursos a diferencia de
malas instituciones que son improductivas o destruyen recursos (Mehlum & Torvik, 2006).
(ver anexo 1.0)

Conclusiones
Recapitulando todo lo anterior, en el texto se quiso encontrar que explicaba la diferencia en
las trayectorias de ambos países y las decisiones estatales para direccionar las labores
empresariales en un Petro estado para analizar esto. Por un lado, encontramos que el
entramado institucional es el factor determinante a la hora de entender estas variaciones en
la trayectoria de un país dada la dependencia hacia un recurso. Como se puedo observar, en
Venezuela se construyó un régimen híbrido de corte autoritario derivado de una destrucción
directa de recursos, mientras que en Noruega el entramado institucional incentivo las
labores empresariales hacia actividades productivas.

Anexos: 1.0)
Manuel Blanco Moreno-201716026
Johan Eduardo Aguilar-201729015

 Resources and Institutions (a) all resource rich countries (b) with bad institutions (c) with good
institutions. Recuperado de: Mehlum, H. Moene, K. and Torvik, R. (2006), Institutions and the
Resource Curse.

Referencias:
Chasquetti, Daniel (2008) Democracia, presidencialismo y partidos políticos en América
Latina: Evaluando la “difícil combinación”. Montevideo, Instituto de Ciencia Política-
Universidad de la República.
AmorimNeto, Octavio (1998) “Cabinet Formation in Presidential Regimes: An Analysis of
10 Latin American Countries” InstitutoUniversitário de Pesquisas do Rio de Janeiro
(IUPERJ) Prepared for delivery at the 1998 meeting of the Latin American Studies
Association

Acemoglu, D. Johnson, S. and Robinson, J. (2004), Institutions as the Fundamental Cause


of Long-Run Growth. The Handbook of Economic Growth.

Huaihong He, J. Thornton, C.(2015). The Chávez Revolution in Perspective. En J. L.


Huaihong He, Dragon in the tropics (págs. 1-15). washington : Brookings Institution Press.

Mehlum, H. Moene, K. and Torvik, R. (2006), Institutions and the Resource Curse. The
Economic Journal, Royal Economic Society 2006. 116: 1-20
Manuel Blanco Moreno-201716026
Johan Eduardo Aguilar-201729015

Rosales, A. (2018). El agotamiento del modelo de neo-extractivismo en Venezuela: causas


económicas y sus implicancias globales. Pensamiento Propio, 47(1), 69-90.

Torres Villanueva, E. (2003). Funciones empresariales, cambio institucional y desarrollo


económico. En: Dávila, C. (compilador). (2003). Tomo 1, pp. 3 – 33. 

Alvarez, S. A., & Barney, J. B. (2007). Discovery and creation: Alternative theories of
entrepreneurial action. Strategic entrepreneurship journal, 1(1‐2), 11-26

Cáceres, Alejandro (2016). De las concesiones a la nueva PDVSA: cien años de industria
petrolera. En: Straka, T. (compilador). La Nación Petrolera: Venezuela 1914 – 2014.
Caracas: Universidad Metropolitana, p. 301-317  

Cardenas, A. (2012). Punto Fijo: el Petroestado uno de los factores explicativos del modelo
de cooperación. Revista Memoria Política. Nueva Etapa Vol. 2, Nro. 1/2012. Recuperado
de: http://servicio.bc.uc.edu.ve/derecho/revista/mpv2n1/art01.pdf.

Corrales, J. & Penfold, M. (2015). Dragon in the tropics: Hugo Chávez and the political
economy of revolution in Venezuela (segunda edición). Washington: Brookings Institution
Press. Publicado originalmente en 2011. Disponible en: https://muse-jhu-
edu.ezproxy.uniandes.edu.co:8443/book/38945/

North, D. (1990). Introducción a las instituciones y al cambio institucional. Instituciones,


cambio institucional y desempeño económico (pp. 13 -22). Fondo de Cultura Económica,
Ciudad De Mexico

Ryggvik, H. (2015). A Short History of the Norwegian Oil Industry: From Protected
National Champions to Internationally Competitive Multinationals. Business History
Review, 89, pp 3-41.

Parada, J. (2003). Economía institucional original y nueva economía institucional:


semejanzas y diferencias. Revista de economía institucional, Universidad Externado.
Bogotá D.C

Schumpeter, J. A. (1942). The Process of Creative Destruction. En: Schumpeter, J. A.


(1942). Socialism, capitalism and democracy. Harper and Brothers. Disponible en:
https://www-taylorfranciscom.ezproxy.uniandes.edu.co:8443/books/e/9780203202050/
chapters/10.4324/97802 03202050-15

También podría gustarte