Está en la página 1de 4

 

MANIFIESTO  JSA-­‐CÓRDOBA  POR  


EL  DÍA  INTERNACIONAL  CONTRA  
LA  HOMOFOBIA  Y  LA  TRANSFOBIA  
 

Hoy   17   de   mayo   conmemoramos   el   Día   Internacional   contra   la  


Homofobia   y   la   Transfobia,   y   desde   Juventudes   Socialistas   de  
Córdoba   queremos   reiterar   nuestro   compromiso   en   la   lucha  
contra   esta   lacra   basada   en   el   miedo   y   la   ignorancia   hacia   el  
diferente.   Es   una   lucha   por   el   cumplimento   de   los   Derechos  
Humanos,  a  la  que  estamos  llamados  a  participar  desde  todos  los  
sectores   sociales,   políticos   y   desde   nuestro   compromiso  
individual.   Es   la   lucha   de   todos   y   cada   uno   de   nosotros   y  
nosotras,  con  independencia  de  nuestra  realidad  individual.  

Si   bien   reconocemos   el   empeño   del   Gobierno   socialista,   de  


España  y  de  Andalucía,  en  acabar  con  la  legtbfobia,  al  incluir  en  
los   contenidos   de   educación   para   la   ciudadanía   valores   de  
respeto   hacia   la   libertad   individual;   reivindicamos   el   total  
cumplimiénto   de   los   objetivos   de   la   asignatura,   ya   que   en  
muchos   centros   la   asignatura   se   ha   convertido   en   una   clase   de  
ética  diluida,  sin  una  sola  mención  a  la  realidad  lgtb  en  los  libros  
de  texto.  

Luchar   contra   la   fobia   al   colectivo   lgtb   no   es   sólo   denunciar  


puntualmente  los  casos  llamativos  o  noticiosos  que  se  dan  en  el  
día  a  día  de  las  minorías,  sino  el  trabajo  cotidiano  por  el  respeto  
y   la   información,   por   la   transformación   exigente   y   radical   del  
imaginario  colectivo.  

  1  
 
 

La  igualdad  legal,  (cada  día  más  consolidada  gracias  a  leyes  como  


la  futura    LEY  INTEGRAL  PARA  LA  IGUALDAD  DE  TRATO  Y  LA  NO  
DISCRIMINACIÓN,   en   la   que   se   incluirá   entre   otros   ámbitos   de  
acción,   la   lucha   contra   la   discriminación   por   motivos   de  
orientación   sexual   e   identidad   de   género,   y   que   colocará   a  
nuestro   país   en   la   vanguardia   de   los   países   que   promueven  
políticas   antidiscriminatorias   integrales   y   afectivas)   la   inclusión  
de  imágenes  lgtb  en  los  medios  de  comunicación,  la  dignificación  
del  movimiento  asociativo  lgtb  que  han  logrado  las  asociaciones  
y   los   partidos   de   izquierdas,   la   masiva   visibilización   que  
conseguimos   a   través   de   la   celebración   del  Día   del   Orgullo,   han  
conseguido   que   en   algunos  espacios   de   la   vida   pública   del   país   la  
legtbfobia  sea  impensable,  y  que  quien  la  practique  obtenga  un  
rechazo  frontal.    

Sin   embargo,   esa   realidad   es   aún   pequeña,   al   alcance   de   unos  


pocos   hombres   y   mujeres   que   viven   en   entornos   progresistas   e  
igualitarios.   Mientras,   la   mayoría   sigue   viviendo   y   convive   con  
una   legtbfobia   que,   a   diario   encuentra   el   respaldo   y   la  
complicidad   en   el   entorno;   y,   en   el   mejor   de   los   casos,   una  
tolerancia  paternalista  tan  repulsiva  como  la  fobia  misma.  

La  homofobia  y  la  Transfobia  sigue  siendo  una  de  las  formas  de  
odio   más   extendidas,   y   encuentra   su   reflejo   en   la   legislación   de  
numerosos  países  del  mundo.  Según  el  último  informe  de  Estado    
de   ILGA,   80   países   condenan   las   relaciones   homosexuales,  
algunos   de   ellos   con   pena   de   muerte.   Diversos   informes  
internacionales   incluyen   estadísticas   preocupantes   sobre  
asesinatos  de  activista  y  personas  LGTB  en  el  mundo.    

  2  
 
 

En  Sudáfrica  ser  mujer  lesbiana  y  manifestarlo  es  una  sentencia  


casi   segura   para   recibir   humillaciones,   vejaciones,   tortura,  
violaciones   sexuales   (violaciones   “correctivas”)   e   incluso   ser  
asesinadas.  

Las   personas   transexuales   son   las   más   excluidas   socialmente,  


siendo   objeto   de   una   importante   discriminación   en   el   ámbito  
laboral  y  educativo.  Por  eso  es  necesario  que  se  incluyan  en  las  
agendas   políticas   de   todos   los   partidos   leyes   integrales   de  
transexualidad   centradas   en   medidas   tanto   educativas,  
sanitarias,   laborales,   así   como   medidas   que   cuiden   el  
tratamiento  que  desde  los  medios  de  comunicación  hacen  de  la  
transexualidad   erradicando   así   toda   práctica   que   ampare   la  
discriminación  y  estigmatización  cotidiana.  

No  podemos  caer  en  la  autocomplacencia,  pensar  que  todo  está  


conseguido   y   que   estamos   en   una   situación   que   no   se   puede  
revertir.   Porque   esos   derechos   conseguidos   no   sólo   nos   lo  
pueden  arrebatar  sino  que  a  veces  son  precarios.  Es  fundamental  
la   movilización   de   la   despatologización   de   la   transexualidad,   de  
cara  al  2012,  y  por  las  demandas  de  las  personas  intersexuales.    

Debemos   de   mantener   la   lucha   frente   al   sida,   es   impresionante  


que   haya   tan   pocas   campañas   y   tan   insuficientes.   Nos   queda  
mucho   por   hacer   en   la   educación   primaria,   secundaria,   en   la  
Universidad,   hay   que   seguir   abriendo   espacios   de   debate,   de  
discusión,   seguir   visibilizando   cuerpos,   géneros   y   sexualidades  
diversas.   Y   reclamando   que   estas   reflexiones   y   estudios   tienen  
que   estar   ya   en   el   espacio   académico,   y   que   tienen   toda   la  
legitimidad.  

  3  
 
 

Por  ello,  por  una  pedagogía  real  para  educar  en  la  diversidad,  por  
la   presencia   de   imágenes   lgtb   reales   que   no   respondan   a   los  
intereses  de  ningún  lobby,  para  que  las  instituciones  se  vuelquen  
aún  más  en  la  lucha  por  la  igualdad  social,  como  ya  hicieron  en  
su   día   al   hacernos   iguales   ante   la   ley.   Para   que   la   sociedad   a  
través  de  la  educación,  sea  capaz  de  ser  tan  contundente  contra  
la   legtbfobia   como   ya   hicieron   con   el   machismo   o   el   racismo,  
hacemos   un   llamamiento   colectivo   a   seguir   trabajando   por   los  
Derechos   Humanos   en   este   Día   Internacional   contra   la  
Homofobia  y  la  Transfobia.  

  4