Está en la página 1de 3

c   

Un hecho que marco el inicio de esta época de manera directa fue en 1492, cuando los reyes

de Castilla y León apoyaron de manera económica el viaje de Cristóbal Colón para buscar la

India y así abrir nuevas rutas de mercado.

Una de ellas encabezada por Francisco Hernández de Córdoba, los condujo en 1517 a

las costa de Yucatán. Esta expedición, que más bien fue un viaje de exploración, dio lugar al

primer contacto entre el mundo europeo y el mesoamericano. (García, 2004, pág. 62)

A partir de esta expedición surgieron otras, una dirigida por Hernán Cortés en 1519,

quien en Veracruz crea el primer ayuntamiento, así mismo, en este año también se llega a

Tenochtitlán, por una alianza que hicieron los españoles con los señoríos tlaxcaltecas.

La entrada a Tenochtitlán fue provocada por una ofrenda enviada por Moctezuma,

pensando que Hernán Cortés era su dios Huichilopochtli, que según sus leyendas regresaría

por donde llegó esa expedición; dicha ofrenda estaba compuesta por grandes tesoros, y

considerada como la más impresionantes que se otorgaba a un dios dejando maravillados a los

españoles provocando la ambición por obtener mayores riquezas y por lo tanto aventurarse en

territorio desconocido.

La conquista española fue difícil; una derrota importante que sufrieron ellos y sus

aliados fue en 1520, conocida como la noche triste; sin embargo, la estrategia que uso Cortés

para el debilitamiento de los aztecas fue mantenerlos incomunicados, así mismo, la

disminución drástica de la población tras la propagación de epidemias que fueron traídas por
los españoles, ocasionó que la defensa azteca disminuyera y aunque resistieron algunas

batallas, hizo una diferencia el armamento de los españoles, mientras que los aztecas usaban

herramientas rudimentarias como lanzas, flechas y que a pesar de conocer el lugar y sabían

desplazarse en la gran Tenochtitlán, perdieron en 1521, consolidando la primera unidad

política denominada como la Nueva España.

Aunque consiguieron la victoria los españoles conservaban la ayuda de algunos

señoríos, para que continuaran imponiendo valores y obteniendo riquezas. La llegada de otros

españoles incremento considerablemente; y así, empezaron con la dominación de la cultura,

para ello arribaron ordenes de frailes que tenían la encomienda de evangelizar y establecer

doctrinas a los indios, algunas fueron impuestas por la fuerza. Sin embargo, las órdenes

también tenían otro fin, como los jesuitas que impartían la educación a los españoles que

vivían en la Nueva España, porque los indios eran excluidos de estos servicios y eran

utilizados como servidumbres o en su caso eran explotados trabajando para los españoles y

obligándolos a pagar altos y tributos.

Hubo grandes cambios en la vida diaria de la Nueva España, la aparición del mestizaje,

el desarrollo de nuevas actividades económicas como la agricultura, la ganadería, la siembra

de trigo, caña de azúcar y la explotación de minas en la zona norte, especialmente en

Zacatecas, lograron que la Nueva España creciera económicamente; se dieron cambios en el

comercio exterior mediante el intercambio de manufacturas, establecimiento de obrajes entre

otros. Además del uso de medios de transporte y de la utilización de una moneda.

Cabe destacar que la Nueva España tenía la carga del imperio español, ya que, la
producción de plata tanto de la Nueva España como la de Perú era utilizada para cubrir las

deudas y compra de bienes de España.

Bibliografía

El Colegio de México. (2009). La época colonial hasta 1760. [Autor: García Martínez, B.]

Ö 
   . México D.F. pp. 58 ± 112.