Está en la página 1de 11

PROYECTO DE INVESTIGACION

Titulo
LA ÉTICA COMO GUÍA DE ACCIÓN DEL PROFESIONISTA

Claudia Silvestre Vargas Pelayo


Araceli Ramírez Meda
Introducción

Se puede afirmar, con justa razón, que el hablar de Ética profesional es


un tema de actualidad. En los jóvenes que están por egresar de una carrera
universitaria, se observan actitudes poco cimentadas en la Ética, pareciera que
el sentido de responsabilidad, honestidad y compromiso social se esta
diluyendo.

Como docentes, algunas veces observamos al interior de los grupos,


que hay alumnos que aparentemente no han encontrado un sentido a su
carrera y por ende, posteriormente a su vida profesional. Es necesario
entonces, el realizar una investigación que nos oriente hacia dónde va el
estudiante y cuáles son los significados que atribuye a la Ética en esta etapa de
su formación académica.

En este trabajo, se pretende realizar una investigación de tipo cualitativo


orientada por el método etnográfico que nos lleve a identificar cuales son las
actitudes éticas de estudiantes próximos a egresar de las carreras de
Licenciado en Derecho, Intervención Educativa y Psicología.

Objeto de estudio
Los seres humanos en su proceso de desarrollo como personas,
adquieren vivencias y conocimientos como resultado de las experiencias
aprehendidas a lo largo de su vida, las cuales a su vez son transmitidas desde
la familia como institución primaria de formación, además de ello la escuela y la
cultura desempeñan un papel preponderante. Como parte del proceso de
crecimiento interior, se da la capacidad de elegir; entre esas pequeñas o
grandes decisiones se encuentra la elección profesional.

Ser profesional implica desarrollar una serie de competencias que van a


normar la actividad futura. El ejercicio de la profesión conlleva atender
requerimientos de una ética establecida por la comunidad, un estilo de vida que
redundará a su vez en una imagen social, por lo tanto conforme evoluciona la
sociedad, también se modifican las actitudes éticas de los profesionistas.

En la modificación de las actitudes éticas de los profesionistas influyen


los cambios sociales en las últimas décadas representan de acuerdo a
Touraine (2003), una ruptura de los esquemas culturales derivados de la nueva
sociedad del conocimiento, que ha ocasionado la estructuración de principios
individualistas, en donde se ha ido diluyendo el sentido de ayuda a los otros, no
obstante que se presentan ciertos movimientos de masas, en la vida de los
seres humanos, se han implementado actitudes de desconfianza hacia los
demás, de sobresalir por un beneficio propio. En ciertas profesiones como en el
caso de los estudiantes de Derecho, se observa una transformación de los
principios éticos de la profesión, donde el servicio a los demás se ha cambiado
por un servicio personal; o en la caso de los estudiantes de psicología, que sin
tener la experiencia suficiente inician la práctica de la profesión en áreas de la
orientación, terminan dando consejos, con lo cual se desvían de los parámetros
establecidos en los código éticos de la Psicología. En el caso particular de los
estudiantes de intervención educativa, como responsables de los proyectos
educativos en los cuales de acuerdo a su formación deben realizar
diagnósticos de la realidad dónde deben intervenir, de repente nos
encontramos que de una mera evaluación, inician el proceso de intervención.

Ante esta realidad de prácticas estudiantiles en alumnos próximos a


egresar, surge la imperiosa necesidad de encontrar estrategias para que los
futuros profesionistas adquieran ciertas competencias éticas que les permitan
que el ejercicio de su profesión se desarrolle acorde a los principios de los
nuevos requerimientos sociales, en este mundo globalizado donde el acceso a
la información y el contacto con costumbres tan diversas se entremezclan y
llevan por ende a que las nuevas generaciones de profesionistas se sientan
inmiscuidos en modelos éticos inacabados y carentes de un sentido de servicio
a la comunidad como se señala en los perfiles de egreso de las tres carreras
que en este caso constituyen la población del estudio.

En razón de lo expuesto anteriormente surgen las siguientes preguntas


que habrán de regir la investigación.

¿Cuál es el significado de la ética en estudiantes de las carreras de abogado,


interventor educativo y psicología?
¿Cómo perciben la ética los estudiantes de las carreras de abogado,
interventor educativo y psicología?
¿Qué competencias éticas norman la profesión de estudiantes de las carreras
de abogado, interventor educativo y psicología?

Objetivos

 Comprender el significado de la Ética en estudiantes de las carreras de


abogado, interventor educativo y psicología.

 Estudiar las percepciones éticas en estudiantes de las carreras de


abogado, interventor educativo y psicología.

 Identificar las competencias éticas que norman la profesión de


estudiantes de distintas carreras.

Valores y ética profesional en el campo de la investigación educativa.


En el siguiente aparado se integran las indagaciones que sustentan el
estudio, recuperando aquellas que giran en torno al tema de la
“ética
profesional”. Además de ser una guía para la investigación, permiten hacer
comparaciones y tener ideas sobre cómo se trató el problema en esa
oportunidad. Los antecedentes son representados por tesis de grado,
posgrado, doctorales y otros trabajos de investigación de centros educativos.

La investigadora Ana Hirsch Adler (2006) en el articulo “Construcción de


un estado de conocimiento sobre valores profesionales en México”, para su
proceso de elaboración tomó en cuenta seis tipos de recursos: dos libros
colectivos de los que se tomaron los capítulos relacionados con valores
profesionales; un estado del conocimiento del Consejo Mexicano de
Investigación Educativa, dedicado a la investigación en este campo; algunos
artículos de un número monográfico sobre ética profesional en la revista
Reencuentro; un libro colectivo sobre valores y desarrollo moral en la
educación, y reportes de investigación sobre ética profesional y tesis de
posgrado, que no están incluidos en los cinco rubros anteriores.

Con relación a la Ética profesional destacan los siguientes trabajos:

El primero es un artículo sobre las materias de ética en los planes de


estudio de las facultades y escuelas de Medicina en el país. El segundo es un
reporte sobre ética y quehacer científico en la Universidad Autónoma del
Estado de Morelos. El equipo consideró que el rubro de ética profesional es
muy importante y que en la investigación educativa apenas comienza a
conformarse una posible línea de investigación.

Otro producto propio es: Ética de la profesión académica en la época


global” de Rodrigo López Zavala, que ejemplifica la temática con los casos de
la Universidad Autónoma de Sinaloa y de la Universidad de Occidente (también
en Sinaloa), en una investigación de cómo ven y cómo se ven a sí mismos los
profesores ante el desafío que les ofrece el conocimiento (López Zavala, 2003).

Microcontextos escolares: génesis de la identidad profesional y la ética de


las y los docentes” de Andrés Moisés González Loyola, Pedro Torres Félix y
Santiago Zúñiga Barrón (2003a y 2003b). En este trabajo se estudiaron las
conductas, creencias y valores que configuran la construcción y reconstrucción
ética de docentes y estudiantes, especialmente la identidad y los rasgos
significativos de la ética profesional de los profesores. Se trata de un magnífico
estudio etnográfico que permite la construcción de categorías, que interpretan,
con gran originalidad, la información obtenida.

Actitudes y ética profesional en estudiantes de posgrado en la Universidad


de Valencia y la UNAM”, de Hirsch y Pérez (2005), presenta los resultados de
la aplicación de una Escala de Actitudes sobre Ética Profesional a grupos de
alumnos de posgrado (de todas las áreas del conocimiento de las
universidades estudiadas), clasificados en cuatro competencias: 1) cognitivas y
técnicas, 2) sociales, 3) éticas y 4) afectivo-emocionales, y en 16 rasgos en
ambas universidades. Este trabajo es un subproducto de un proyecto de
investigación sobre ética profesional, coordinado por Ana Hirsch, en el Instituto
de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE) de la UNAM.

Los principales rasgos de „ser un buen profesional‟”, derivado del proyecto


de investigación (mencionado anteriormente) sobre ética profesional,
coordinado por Ana Hirsch. Las autoras, Ana Hirsch y Judith Pérez Castro, dan
cuenta de los principales resultados generados por la pregunta: ¿Cuáles son
los cinco principales rasgos de ser un buen profesional?, aplicada a muestras
de grupos de estudiantes de posgrado en 15 programas de la Universidad de
Valencia y 40 programas de la UNAM (Hirsch y Pérez, 2005).

Después de la revisión bibliográfica que se expuso, se puede concluir que


existen investigaciones sobre actitudes Éticas profesionales en México, es fácil
observar que existe incremento significativo, principalmente a partir de la
década de los años noventa del Siglo XX y con cierto auge en estos últimos
años.

Estas investigaciones se han aplicado a varios campos, sin embargo


resulta necesario que se promuevan en todas la profesiones universitarias de
nuestro país, de manera que podamos definir las concepciones de ética
profesional, sus significados y las competencias que se consideran
importantes en su práctica los alumnos próximos a egresar, para el futuro
ejercicio de su profesión.

Marco conceptual de referencia

El ser profesional, conlleva una responsabilidad social sustentada en una


serie de criterios éticos que orientan y conducen las acciones que atañen al
perfil. Todas las profesiones, en las distintas áreas del conocimiento, ocupan
un lugar relevante en el entorno social al ofrecer bienes y servicios; el
comportamiento ético es parte intrínseca de la profesión, pues refleja y cubre
las expectativas no solo del sujeto, sino de quienes lo rodean creando identidad
y respeto hacia su actividad.

Por lo cual, la importancia que reviste la ética como estudio y comprensión


de la vida moral no es puramente teórica, sino que desemboca en problemas
prácticos relacionados con el desarrollo del ser humano durante toda su vida.
No se puede concebir una toma de decisiones por parte del hombre, sin que en
ella este presente un contenido de carácter moral.

En razón de lo anterior es conveniente delimitar qué se entiende por


profesión. El uso común del concepto tiene diferentes acepciones, entre ellas,
empleo, facultad u oficio que cada uno tiene y ejerce públicamente. En
términos generales, se ha definido la profesión como una serie de actividades
privadas sobre la base de un gran acervo de conocimiento abstracto, que
permiten a quien lo desempeña una considerable libertad de acción y que tiene
importantes consecuencias sociales. (Fernández, 2001 p.15).

Al respecto del término que nos ocupa, Polo (2003 p.71 ) retomando las
ideas expuestas por Weber, en su obra clásica “La ética protestante y el
espíritu del capitalismo”, definía la profesión como la actividad especializada y
permanente, constituye para quien la realiza, una fuente de ingresos y, por
tanto, un fundamento económico seguro de su existencia. Una crítica al
respecto de las ideas de Weber, es la postura de Adela Cortina (2000 p. 15)
para quien la profesión es una actividad social cooperativa, cuya meta interna
consiste en proporcionar a la sociedad un beneficio específico e indispensable
para su supervivencia como sociedad humana.

Como quedó expuesto, en el ejercicio de la profesión se dan elementos


vinculados a lo social y a lo moral, e indudablemente con la ética, en razón de
ello es conveniente reflexionar sobre este término. La palabra ética proviene
del griego "Ethos", que significa costumbre; su sinónimo latino es la voz "More",
de donde deriva el término moral la cual es percibida como las normas,
principios y valores que regulan las relaciones entre individuos, entendiendo
como valores todo aquello que le da sentido a la vida y adquiere aceptación
social.
Lo ético comprende la disposición del hombre en la vida, su carácter,
costumbre y moral. Podríamos traducirla como "el modo o forma de vida" en el
sentido profundo de su significado. La Ética, según Pimentel (2005 p.7) es la
"realidad y el saber que se relaciona con el comportamiento responsable donde
entra en juego el concepto del bien o del mal del hombre”.

La ética no es exclusiva de un sector en particular, debe formar parte de


la vida de todo ciudadano y ciudadana, pero es importante que aquellos que
tienen la posibilidad de incidir en la vida de otros ya sea a través del ejercicio
de algún tipo de liderazgo o quienes han logrado formarse profesionalmente
actúen de manera responsable y correctamente apegado a ciertos valores
éticos. La Ética Profesional debe estar caracterizada por un conjunto de valores
tales como: honradez, honestidad, lealtad, decoro, justicia, igualdad, entre
otros.

De acuerdo con todo lo anterior, la ética profesional es una rama de la


filosofía moral, encaminada a establecer las normas que deben regir el
comportamiento de las personas que practican una profesión, dentro del propio
ejercicio de la misma.

No debemos olvidar que toda profesión no es sólo un modo de ganarse


la vida y realizarse personalmente. Esta es sólo su dimensión individual.
También las profesiones tienen un fin social y éste consiste en servir
adecuadamente a cada una de las necesidades que la sociedad debe
satisfacer para posibilitar el bien común. Así, las necesidades de educación, de
salud, de justicia, de comunicaciones, de obras de ingeniería y arquitectura y
tantas otras, encuentran cobertura en el correcto ejercicio de las respectivas
profesiones. Por consiguiente, todas las profesiones implican una ética, puesto
que siempre se relacionan de una u otra forma con los seres humanos. Es
decir, una buena actuación ética es simultáneamente una buena actuación
profesional.
Una buena actuación profesional, dependerá pues de las competencias que
la persona adquiere como resultado de los conocimientos, destrezas y
actitudes para prestar un servicio. Por lo tanto la competencia profesional, se
refiere a la habilidad o capacidad para resolver los problemas propios del
trabajo. En ella radica la autoridad del profesional y su valor social. Expresa la
síntesis del saber y hacer, de doctrina y capacidad, y de conocimiento y
acción eficiente (Altarejos, 1998 p.9).

Las Competencias profesionales dependerán del área de conocimiento, sin


embargo para efectos de este trabajo se abordarán lo que a criterio de las
autoras se consideran esenciales para el desempeño de la profesión. En este
punto se coincide con lo expuesto por Ana Hirsch Adler (2003 p.12), las que se
exponen a continuación:
a) Autonomía, como la capacidad de construirse a sí mismo, de realizar
elecciones de manera libre, la toma de decisiones relacionadas con la
profesión.
b) Responsabilidad: entendida como la capacidad de responder por las
acciones propias ante los otros y ante uno mismo.
c) Justicia: hablamos de un profesionista justo cuando busca en su
ejercicio la equidad entre sus derechos y sus obligaciones, o cuando no
hace distinción en la calidad del servicio que ofrece a quienes lo
demandan.

Metodología de trabajo
Al pretender en este trabajo aplicar investigación cualitativa, entendida
esta según Guba y Lincoln, citados por M. Paz Sandín Esteban (2003), como el
conjunto de prácticas interpretativas de investigación; los métodos que se
aplicarán serán de carácter interpretativo que, en palabras de Taylor y
Bodgman (1987), se persigue la comprensión de las personas dentro de su
propio marco de referencia, es decir, al tener como objetivo central de este
trabajo, el comprender el significado de la ética en los estudiantes, a través del
método etnográfico, se aplicarán una serie de técnicas y procedimientos para la
recogida y análisis de datos, consistiendo estas en:
1.- Observación participante de los alumnos próximos a egresar, para
apreciar actitudes relacionadas con la Ética.
2.- Aplicación de un instrumento consistente en una escala de actitudes
sobre ética profesional.

Es importante mencionar que aunque la investigación se sustenta en el


paradigma cualitativo, para el proceso de indagación resulta necesario el
implementar técnicas de corte cuantitativo, de forma concreta la escala de
actitudes sobre ética profesional diseñada por Ana Hirsch, del que se tomarán
en cuenta las preposiciones que corresponden a las competencias éticas
integrada por seis categorías : a) Responsabilidad, b) Honestidad, c) Ética
profesional y personal, d) Actuar con la idea de prestar un servicio a la
sociedad, e) Respeto, f) Actuar con sujeción a principios morales y valores
profesionales

La investigación es un estudio descriptivo, puesto que se pretende


identificar un fenómeno que se observa en estudiantes próximos a egresar de
las carreras de Lic. en Psicología, Intervención Educativa y Abogados, como es
la percepción que tienen de la Ética profesional.

Al elegir una metodología encaminada a la comprensión de las actitudes


éticas en alumnos próximos a egresar de licenciatura, el tipo de estudio será
por ende, de carácter etnográfico, puesto que será desarrollada a través de la
recogida de datos de manera empírica, como serán las competencias éticas y
la percepción del alumno de la Ética que rigen su proceso de formación como
futuros profesionista.

La población que participará en el estudio se integrará con alumnos


próximos a egresar de las carreras de Abogado del Centro Universitario de la
Costa Sur de la Universidad de Guadalajara, Campus Autlán, estudiantes de
Intervención Educativa de la Unidad 143, de la Universidad Pedagógica
Nacional, alumnos de Psicología del Instituto de Estudios Superiores de Autlán,
mismos que se encuentran ubicados Autlán, cabecera municipal de la región
costa sur de Jalisco, a los cuales confluyen alumnos de aproximadamente 22
municipios de la Región, dándose, por ende, un intercambio de creencias y
manifestaciones culturales distintas, donde si bien la mayoría de los alumnos
que asisten a estas instituciones son del Estado de Jalisco, las costumbres que
se observan en ellos varían entre los alumnos que vienen de la zona costa y
los que vienen de la región de la sierra de Talpa y Mascota, por mencionar
algunos ejemplos.

Se llevará a cabo una codificación axial, siguiendo la recomendación de


Álvarez Gayou (2003), que consiste en ir estableciendo categorías y
subcategorías o familias de códigos que se relacionan entre sí, buscando
encontrar una explicación. Utilizando como instrumentos registros o reflexiones
que establezcan categorías y sus relaciones, propiedades y dimensiones.

En un primero momento se realizará la búsqueda de antecedentes


relativos al tema que nos ocupa, posteriormente la construcción del marco
teórico para la fundamentación conceptual del estudio.

Una vez identificada la población, se aplicará una escala de actitudes


construida por Ana Hirsch Adler (2005), en la cual se utiliza un cuestionario
elaborado con una serie de ítems relacionados con las competencias éticas de
honestidad, profesionalidad, compromiso, respeto, autonomía, valores
humanos entre otros.

Después de aplicado el cuestionario se realizarán las tareas propias de


la captura y tabulación de la información, para posteriormente hacer la
interpretación y elaboración de conclusiones.

Bibliografía

Altajeros, Francisco (1998). Presentación y La docencia como profesión


asistencial, en Altarejos, Ibáñez-Martín, Jordán y Jover, Ética docente.
Elementos para una deontología profesional, Ariel, Barcelona.

Álvarez Juan Luís (2003), Como hacer investigación cualitativa. Paidós


México.
Cortina, A y Conill, J. (Dirs) (2000)10 palabras clave en ética de las
profesiones. Navarra: verbo divino.

Fernández Pérez Jorge (2001). Elementos que consolidan al concepto


profesión. Notas para su reflexión. Revista Electrónica de Investigación
Educativa. Vol.3, No. 1, Facultad de Filosofía Benemérita Universidad
Autónoma de Puebla. San Pablo 15-14 Rinconada de Ocotlán Ocotlán,
Tlaxcala

Hirsch Adler Ana (2003) Elementos significativos de la ética profesional.


Reencuentro, diciembre, número 038. Universidad Autónoma Metropolitana-
Xochimilco .Distrito Federal, México.

________________ (2005) Construcción de una escala de actitudes sobre


ética profesional. Revista Electrónica de Investigación. Vol. 7. No. 1. Centros de
estudios sobre la Universidad Nacional Autónoma de México. México, D.F

Pimentel Carlos.(2003) Ética Profesional y Mecanismos Normativos de


Controles Administrativos y Financieros para la Prevención de la Corrupción en
la República Dominicana. Departamento de Comunicación. Una publicación del
Programa de Transparencia de la Gestión Pública de Participación Ciudadana.
1ra edición: Auspicio:USAID –

Polo Santillán Miguel Ángel (2003). Ética profesional. Gestión en el tercer


milenio. Revista de Investigación de la Facultad de Ciencias Administrativas,
UNMSM. Año 6, Nº 12, Lima, Diciembre.

Sandin, Esteban M. Paz, Investigación cualitativa en investigación, edit. Mc.


Graw Hill, España.

S. J, Taylor y R. Bogdan (2002) Introducción a los métodos cualitativos de


Investigación.

Touraine Alain.(2003) ¿Podremos vivir juntos? FCE. México