Está en la página 1de 18

A LA EXCMA.

SALA DE LO PENAL DEL TRIBUNAL


SUPREMO

ANÍBAL BORDALLO HUIDOBRO, Procurador de los Tribunales y de JORDI


SÀNCHEZ I PICANYOL, según se acredita mediante escritura de poder especial
que se aporta junto al presente escrito, ante la Excma. Sala comparezco y, como
mejor en Derecho proceda, DIGO:

Que, al amparo de lo previsto en los artículos 100, 101 y 270 de la Ley de


Enjuiciamiento Criminal (LECrim., en adelante), por medio del presente escrito
se procede a interponer QUERELLA contra el Diputado del Congreso Sr.
PABLO CASADO BLANCO, por un delito de calumnias con
publicidad (arts. 205 y ss. del Código penal) y, subsidiariamente, por un delito
de injurias con publicidad (arts. 208 y ss. del Cp). En virtud del art. 277 LECrim,

EXPONGO

PRIMERO.- Competencia jurisdiccional.

En virtud de los artículos 71.3 de la Constitución española y 57.1.2.º de la Ley


6/1985, del Poder Judicial (LOPJ, en adelante), la competencia para instruir y
enjuiciar las causas contra los Diputados del Congreso es la Sala de lo Penal del
Tribunal Supremo.

El querellado, Sr. Pablo Casado Blanco, es Diputado y Presidente del Grupo


Parlamentario del Partido Popular en la XIV Legislatura del Congreso de los

1
Diputados, por lo que corresponde a la Sala segunda el conocimiento de este
asunto.

SEGUNDO.- Querellante.

La persona en nombre de la que se van a ejercer las acciones penales y civiles


inherentes a la presente querella es:

JORDI SÀNCHEZ I PICANYOL, con domicilio válido a efectos de


notificaciones en Passatge Bofill n.º 11, C. P.: 08013, Barcelona

TERCERO.- Querellado.

La presente querella se dirige contra la persona que se indica a continuación:

PABLO CASADO BLANCO, con domicilio válido a efecto de notificaciones


en C/Génova n.º 13, C. P.: 28004, Madrid.

Pese a que el Sr. Pablo Casado Blanco era Diputado en el Congreso en el


momento de comisión de los hechos denunciados, cargo que sigue ostentando
a la fecha de interposición de la presente querella, no goza del privilegio de
inviolabilidad previsto en el artículo 71.1 de la Constitución española en relación
con las conductas que aquí nos ocupan.

Es doctrina jurisprudencial asentada que el privilegio de inviolabilidad


conferido a los Diputados y Senadores tiene por finalidad garantizar la

2
autonomía y funcionamiento regular de los órganos parlamentarios (STC n.º
71/2021, de 18 de marzo, FJ 1.º).

Teniendo en cuenta el fin perseguido con la concesión de este privilegio, el


Tribunal Constitucional ha señalado que «las prerrogativas parlamentarias son
“sustracciones al Derecho común conectadas a una función”, y sólo en tanto esta función
jurídica se ejerza, pueden considerarse vigentes» (STC n.º 51/1985, de 10 de abril, FJ
6.º). En consecuencia, tal protección decae «cuando los actos hayan sido realizados
por su autor en calidad de ciudadano (de «político» incluso), fuera del ejercicio de competencias
y funciones que le pudieran corresponder como parlamentario» (ídem FJ 6.º).

Consciente del difícil encaje de este privilegio con otros principios y valores que
integran los pilares de todo sistema jurídico propio de un Estado democrático
y de derecho, el Tribunal Constitucional ha insistido en que estas «prerrogativas
parlamentarias han de ser interpretadas estrictamente para no devenir privilegios que puedan
lesionar derechos fundamentales de terceros» (ídem FJ 6.º).

Esta doctrina ha sido plena y reiteradamente asumida por la Sala de lo penal del
Tribunal Supremo. En este sentido basta con citar la reciente Sentencia n.º
477/2020, de 28 de septiembre: «Respecto a esta inviolabilidad parlamentaria (…) "se
orienta a la preservación de un ámbito cualificado de libertad en la crítica y en la decisión sin
el cual el ejercicio de las funciones parlamentarias podría resultar mediatizado y frustrado"
(STC 51/1985). (…) Todo ello explica que la protección que otorga "...decae cuando los
actos hayan sido realizados por su autor en calidad de ciudadano (de "político" incluso), fuera
del ejercicio de competencias y funciones que le pudieran corresponder como parlamentario"
(STC 71/1985)» (en la misma línea véase la STS n.º 338/2015, de 2 de junio (FJ
23.º).

3
Los hechos objeto de esta querella, como en adelante detallaremos, ocurrieron
el domingo 19/12/2021. Se trata de las manifestaciones vertidas por el Sr. Pablo
Casado, por un lado, en un acto público organizado por el Partido Popular en
Galicia durante la mañana de aquel domingo. Por otro, de las efectuadas en la
red social TWITTER durante la tarde, ambas en contestación al anuncio
efectuado ante los medios de comunicación por mi principal el día anterior, en
las que indicaba que interpondría inmediatamente querella criminal contra el Sr.
Casado en nombre de la formación política Junts, por unas previas
declaraciones vertidas el viernes día 17/12/2021 que versaban sobre el uso del
catalán en las escuelas.

Es evidente que el Sr. Casado realizó ambos grupos de manifestaciones en su


condición de Presidente del Partido Popular, no en su condición de Diputado
del Congreso. Su actuación durante aquel domingo no es encuadrable en las
funciones propias de su escaño de Diputado. De hecho, el segundo grupo de
manifestaciones, las efectuadas en TWITTER pasadas las ocho de la tarde (a las
20:56 h) de aquel domingo, ni tan siquiera se enmarcan en la agenda de su
Partido Político.

El Sr Casado no goza, por tanto, de inviolabilidad alguna que pueda impedir la


investigación, enjuiciamiento o sanción penal de los hechos que a continuación
se describirán.

CUARTO.- Relación circunstanciada de hechos.

El viernes día 17/12/2021, el Sr. Pablo Casado Blanco, presidente del Partido
Popular, en un acto público de su partido en Galicia efectuó unas
manifestaciones en las que, en un contexto de crítica al Gobierno español en

4
materia de política de educación, acusó al Ejecutivo de tolerar que en Cataluña
no se permita a los alumnos elegir su lengua de trabajo, añadiendo que el
Gobierno central:

«.... permite que, ante un caso escandaloso, como el señalamiento de un niño de cinco años
en Canet, en Cataluña, mañana vaya a haber una manifestación con todos los
nacionalistas que son los socios de Sánchez y que el Gobierno no diga nada. ¿Se puede
tolerar de verdad que a un niño de cinco años se le pueda apedrear, aislar en clase? ¿Se
puede tolerar que haya profesores con instrucciones para no dejar ir al baño a niños porque
hablan en castellano? ¿Se puede tolerar que haya niños que por hablar castellano en el
recreo les metieran piedras en la mochila? ¿Se puede tolerar que a los hijos de la Guardia
Civil y la Policía Nacional se les señale en clase y se diga que esos niños no pueden estar
integrados? Pues eso es lo que está haciendo, no solo Esquerra Republicana y Junts per
Cat y la CUP, sino el partido que les hace imprescindibles a nivel nacional, que es el
Partido Socialista».

Al día siguiente, el sábado 18/12/2021, Jordi Sánchez i Picanyol, en su


condición de Secretario General de la formación política Junts per Catalunya,
anunció ante los medios de comunicación en la puerta de los Juzgados de
Barcelona que se disponía a interponer querella contra el Sr. Casado en nombre
de su partido, por delitos de odio, calumnias e injurias (Doc. 1). Dicha querella
se está tramitando ante esta Sala Segunda del Tribunal Supremo (Secretaría De
Haro López-Villalta, causa especial 3/21103/2021) .

La reacción del Sr. Pablo Casado ante tales manifestaciones de mi mandante no


se hizo esperar y veinticuatro horas más tarde, el domingo 19/12/2021, se
publicaron los siguientes comentarios en la plataforma social TWITTER:

5
1) A las 15:14h el Partido Popular publicó en su cuenta el video del acto
organizado por la formación aquel mismo día en Zaragoza, jornada en la que el
Sr. Casado pronunció las siguientes palabras referidas a Jordi Sànchez (Doc. 2):

«Que un señor que ha sido condenado a 9 años de cárcel, que ha


destrozado un coche de la Guardia Civil y se ha subido con un
megáfono a instigar a la violencia contra las administraciones del
Estado a mi [sic] no me va a dar lecciones de legalidad ni de
democracia».

2) A las 20:56h el mismo Sr. Pablo Casado publicó en su cuenta personal de


TWITTER refiriéndose a Jordi Sànchez lo siguiente (Doc. 3):

«El mundo al revés: un delincuente condenado a 9 años de prisión


por dar un golpe al Estado y destrozar patrullas policiales denuncia
a quien exige cumplir la ley y la convivencia.
No nos callarán ni los que alientan el odio a España y atacan a
niños, ni sus cómplices de Moncloa». (Este comentario, en el
momento de redactar este escrito había sido visto por más de 17.000
personas).

3) El anterior comentario, puesto por escrito, iba acompañado de un video


donde aparecen fragmentos del discurso impartido por Pablo Casado en el acto
celebrado por su formación política aquel mismo domingo día 19/12/2021
(Doc. 3). Entre las manifestaciones que realiza el Sr. Casado en esta grabación,
al margen de las ya comentadas con anterioridad, destaca la siguiente:
«Y los que gritan viva a un grupo terrorista como Terra Lliure,
haciendo pintadas y señalando a las familias para que se boicoteen
sus negocios son los moderados con los que hay que pactar».

6
QUINTO.- Calificación jurídico-penal de los hechos.

Las declaraciones del Sr. Pablo Casado reproducidas en el anterior numeral son
constitutivas de un delito de calumnias difundidas con publicidad, previsto
en los artículos 205 y 206 del Código penal.

Los agravios proferidos por el Sr. Casado, entre los que se cuentan la atribución
de hechos constitutivos de graves delitos como los de odio o de enaltecimiento
al terrorismo, fueron dirigidos, entre otros, contra Jordi Sànchez i Picanyol,
al que se refirió por la mañana, en un acto de su partido en Zaragoza como
«Que un señor que ha sido condenado a 9 años de cárcel, que ha destrozado un coche de la
Guardia Civil y se ha subido con un megáfono a instigar a la violencia contra las
administraciones del Estado a mi [sic] no me va a dar lecciones de legalidad ni de democracia»
y posteriormente y tras el oportuno reposo en, por la tarde/noche insistió,
ahora mediante las redes sociales como “un delincuente condenado a 9 años de prisión
por dar un golpe al Estado y destrozar patrullas policiales”.

El Sr. Casado realizó las manifestaciones antes reproducidas siendo plenamente


consciente de su falsedad. Cualquier residente del Estado español mínimamente
atento a la actualidad política y judicial sabe que las declaraciones del Presidente
del Partido Popular contradicen los hechos probados por esta Sala en su
Sentencia n.º 459/2019, de 14 de octubre, relativa a los hechos relacionados
con el proceso de autodeterminación de Cataluña durante el año 2017.

Es impensable que el Presidente del principal partido de la oposición y


Diputado del Congreso español no conozca con precisión el contenido de esta
resolución judicial, objeto de innumerables referencias por su parte desde su
publicación, tanto dentro como fuera del hemiciclo. En este sentido conviene

7
recordar que el Sr. Casado es licenciado en derecho, por lo que se le presume
una capacidad y conocimientos jurídicos muy por encima de la media.

En lo que sigue se detallan las calumnias proferidas por el Sr. Casado. En primer
lugar, en el acto público celebrado por su partido político en Zaragoza la
mañana del domingo 19/12/2021, afirmó ante centenares de personas que el
querellante «ha destrozado un coche de la Guardia Civil». Posteriormente, a las 19:26
horas de aquella jornada, hizo un comentario en su cuenta personal de
TWITTER refiriéndose al Sr. Jordi Sànchez como «un delincuente condenado a 9
años de prisión por (…) destrozar patrullas policiales».

Estas afirmaciones contradicen de forma flagrante los hechos declarados


probados por esta Sala en su Sentencia n.º 459/2019, en cuya página 380 se
concluye que los vehículos de la Guardia Civil fueron dañados por algunos
manifestantes no identificados, pero en ningún caso por el Sr. Jordi Sànchez:
«Sobre las 23.41 horas, el acusado D. Jordi Sánchez -en compañía del también acusado D.
Jordi Cuixart- se subió a uno de los coches oficiales de la Guardia Civil que habían sido
dañados por algunos de los manifestantes». Más adelante, en la página 384, la Sala de
lo penal del Tribunal Supremo desvincula expresamente al Sr. Sànchez i
Picanyol de los desperfectos causados a los coches de la Benemérita.

En segundo lugar, siguiendo con el ataque personal contra Jordi Sànchez, el


Presidente del Partido Popular se refirió al denunciante como «un señor que […]
ha subido con un megáfono a instigar a la violencia contra las administraciones del
Estado».

Es por todos sabido que, durante los meses que duró el escrutinio judicial y
mediático de la actuación de los líderes del movimiento independentista catalán
en relación con el referéndum de 1/10/2017, cuestión central del debate fue si

8
el movimiento independentista se había comportado de forma violenta y, en
particular, si sus líderes políticos y civiles habían incitado a la violencia.

Desde el inicio de las primeras manifestaciones multitudinarias en Cataluña a


favor de la independencia, el 11/9/2011, el movimiento independentista catalán
se proclamó categóricamente pacifista. No es casual que una de las asociaciones
civiles que ha encabezado este movimiento durante la última década, de la que
Jordi Sànchez fue Presidente en el momento de los hechos por los que fue
condenado, la Assemblea Nacional Catalana, sometiera la consecución de sus
fines a una clara determinación de medios: solamente cabe alcanzarlos por
vías pacíficas (artículo 2, primer punto, letra a) de su Estatuto).

El compromiso con los ideales pacifistas no solo fue nominal. El movimiento


independentista catalán, con la Assemblea Nacional Catalana al frente, ha
organizado numerosas manifestaciones multitudinarias, superando a menudo el
millón de participantes, sin atisbo de actuaciones violentas. No solo
Catalunya ha sido testigo de ello. También los ciudadanos de Madrid y los de
Bruselas han podido comprobarlo.

La prueba practicada ante esta Sala durante el enjuiciamiento de la causa especial


n.º 1/209907/2017 permitió demostrar de forma demoledora lo que ya se sabía
por las hemerotecas: todo el proceso de autodeterminación catalán se desarrolló
con un férreo compromiso con los ideales pacifistas. Tanto es así que la
Sala segunda del Tribunal Supremo descartó la imputación por delito de
rebelión sostenida por la Fiscalía, pues esta figura se caracteriza por el uso de
violencia. No solo esto. Esta Sala llegó a elogiar la actitud no violenta del Sr.
Sànchez y el resto de líderes catalanes:

9
«La Sala no cuestiona su compromiso con la no violencia, siempre elogiable. Tampoco
desconfía lo más mínimo de sus convicciones pacifistas y su repudio de actuaciones violentas»
(p. 243; subrayado añadido).

Poner en duda el carácter pacífico del Sr. Jordi Sánchez i Picanyol en su


condición de líder civil del movimiento independentista catalán supone para el
querellante uno de los mayores ataques imaginables a su honra. Cuestionar su
compromiso con el pacifismo constituye una deformación insoportable de su
persona como forma de auto-proyección en la sociedad, pues este compromiso
ha sido y sigue siendo piedra angular de su identidad personal y política, tal y
como su biografía de sobra acredita.

Por si atribuir falsamente a un adversario político actuaciones delictivas de


incitación a la violencia no fuera un nivel de degradación suficiente del discurso
político español, el Presidente del Partido Popular bajó un par de escalones más
y decidió acusar al Sr. Sànchez y a los demás representantes de los partidos
independentistas catalanes de enaltecimiento al terrorismo:

«Y los que gritan viva a un grupo terrorista como Terra Lliure, haciendo pintadas y
señalando a las familias para que se boicoteen sus negocios son los moderados con los
que hay que pactar».

Horas más tarde, a través de las redes sociales, y en referencia a Jordi Sànchez,
concluyó sus eruditas reflexiones con el siguiente epílogo:

“No nos callarán ni los que alientan el odio a España y atacan a niños, ni sus
cómplices de Moncloa”.

10
El Presidente del Partido Popular atribuyó la comisión de hechos claramente
delictivos (alimentar el odio a España y atacar a niños) a los integrantes de las
formaciones políticas que estarían garantizando estabilidad política al actual
Gobierno central español. Entre estas formaciones el demandante incluye,
errónea y malintencionadamente, a Junts per Catalunya, partido al que el Sr.
Casado hace expresa alusión como blanco de sus comentarios. Jordi Sànchez
Picanyol es el Secretario General de este partido.

Estamos ante acusaciones de delitos gravísimos, absolutamente delirantes y


sin ningún tipo de contacto con la realidad. La falsedad de las imputaciones es
tan flagrante que cualquier intento de demostrar que no son ciertas resulta
indigno.

En un sociedad como la española, en la que su población ha sufrido durante


décadas la lacra del terrorismo, no debería hacer falta recordar que las
manifestaciones del Sr. Casado no solo atentan contra el honor de Jordi Sànchez
y el resto de integrantes de las fuerzas políticas independentistas catalanas, sino
que suponen una ofensa para cualquier ciudadano y, en especial, para las
víctimas del terrorismo, frivolizando con su sufrimiento e
instrumentalizándolas vilmente con fines ininteligibles.

Y en este sentido, consideramos que no cabe aludir al derecho a la libertad de


expresión del Sr. Pablo Casado para excluir la tipicidad penal o la
antijuridicidad de su conducta. Es sabido que los personajes públicos y muy
particularmente los representantes políticos deben tolerar una mayor dosis de
críticas, tanto desde un punto de vista cuantitativo como cualitativo. Ahora
bien, conforme a la doctrina jurisprudencial emanada hasta la fecha del Tribunal
Constitucional español y de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, la
condición de representante político no implica, al menos nominalmente, la

11
pérdida del derecho fundamental al honor. Ergo algún límite debe existir a la
crítica política.

Entre los criterios manejados por el Tribunal Constitucional y por la Sala


segunda del Tribunal Supremo a fin de delimitar la frontera entre lo permitido
y lo prohibido en el ejercicio del derecho a la libertad de expresión están el
interés público de las manifestaciones problemáticas y los juicios de
necesidad y proporcionalidad:

«Con este punto de partida quedarán amparadas en el derecho fundamental a la libertad


de expresión aquellas manifestaciones que, aunque afecten al honor ajeno, se revelen como
necesarias para la exposición de ideas u opiniones de interés público» (STC n.º
9/2007, de 15 de enero; negrita añadida)1.

Respecto del juicio sobre el interés público de las manifestaciones del Sr.
Casado, es importante trazar una clara distinción entre las manifestaciones que
hubiere podido hacer en fechas anteriores y las que aquí nos ocupan, efectuadas
el domingo 19/12/2021. Las ofensas vertidas contra la persona de Jordi
Sànchez aquel día no se enmarcaban en un debate político de interés general,
sino que fueron sacadas a colación a raíz de que el día anterior, el sábado 18/12,
el partido político Junts per Catalunya había interpuesto contra él una querella
por las manifestaciones del viernes 17/12. El acto del Sr. Casado en Zaragoza
se inscribía en el XIV Congreso del Partido Popular en Aragón. Cuesta entender
qué relación podían tener las referencias a Jordi Sànchez en relación con los
asuntos políticos que afectan a la Comunidad de Aragón o con las cuestiones
internas de la delegación del Partido Popular en esta región.

1 En la misma línea, por todas, STS n.º 79/2018, de 15 de febrero: «este Tribunal ha declarado repetidamente que
quedan fuera de la protección constitucional del art. 20.1 a) CE “las expresiones indudablemente injuriosas o sin relación con
las ideas u opiniones que se expongan y que resulten innecesarias para la exposición de las mismas”» (negrita añadida).
12
Los agravios vertidos contra Jordi Sànchez fueron absolutamente gratuitos. La
intervención del Sr. Casado consistió en un discurso ante sus compañeros de
partido, en un contexto absolutamente amistoso en el que nadie puso en duda
su honorabilidad. El Sr. Casado no realizó sus manifestaciones como reacción
defensiva al ataque previo de un oponente político en el fulgor de un debate o
ante la pregunta insidiosa de un periodista, sino por su puro interés mediático
de captar la atención de sus electores actuales o potenciales.

Antes de terminar con el análisis de los límites al ejercicio del derecho a la


libertad de expresión conviene recordar la distinción entre imputación de
hechos y juicios de valor. Es sabido que la imputación de hechos está sujeta
a unas condiciones de admisibilidad más estrictas, fundamentalmente por estar
sometida a un control de veracidad (STEDH de 11/4/2011 en el caso Barata
Monteiro da Costa Nogueira et Patrício Pereira c. Portugal, n.º rec. 4035/08, § 36).

Los hechos atribuidos por el Sr. Casado a Jordi Sànchez son manifiestamente
falsos, lo que debería reducir considerablemente el grado de tolerancia exigible
al querellante. Ciertamente no es sencillo encontrar el equilibrio entre la
preservación del derecho a la libertad de expresión, pilar básico de toda sociedad
libre, y el derecho fundamental a recibir información veraz (art. 20.1.d) CE). Sin
embargo, cuando la difusión de hechos manifiestamente falsos supone
atropellar el derecho —también fundamental— al honor de otra persona, el
orden de preferencias está claro para el Tribunal Europeo de Derechos
Humanos (vid. STEDH de 11/4/2011 en el caso Barata Monteiro da Costa
Nogueira et Patrício Pereira c. Portugal, n.º rec. 4035/08).

Sentada la tipicidad penal y la antijuridicidad de las manifestaciones del Sr.


Casado, procede determinar el grado de desvalor de su conducta. A tal efecto
debe tenerse en cuenta, aparte de lo dicho hasta aquí, que las declaraciones

13
comentadas fueron efectuadas por el Sr. Casado en un discurso pronunciado
en el marco de un acto público al que asistieron cientos de personas. Las
acusaciones fueron retransmitidas por los principales medios de comunicación
del estado español, en todos los formatos: televisivo, radiofónico, prensa y
digital.

A esta difusión se debe añadir la realizada por el mismo Sr. Casado,


personalmente, a través de su cuenta particular de TWITTER, donde publicó
varios fragmentos de su discurso en formato video-gráfico y por escrito, siendo
consultadas por más de 17.000 personas en el momento de redacción de este
escrito, y más que podrán seguir visualizándolo, pues el comentario en la red
social TWITTER sigue todavía operativo en la cuenta del señor Casado. Esta
posterior publicación de su discurso supone la ratificación de las
manifestaciones por parte del Sr. Casado, lo cual obliga a descartar que
estemos ante excesos verbales vertidos por el fulgor del momento o el calor del
público, sino ante declaraciones claramente medidas y deliberadas.

Conviene subrayar también que las calumnias comentadas se encuentran


publicadas de forma permanente en las páginas de internet de los principales
medios de comunicación españoles, además de estarlo también en la cuenta de
TWITTER del Partido Popular y en la personal del Sr. Pablo Casado. Todo ello
perpetúa la lesión del honor denunciada, agravándola.

Ad cautelam, en el improbable supuesto de que la Excma. Sala considere que


los hechos no son constitutivos de un delito de calumnias, las manifestaciones
vertidas por el Sr. Pablo Casado el domingo 19/12/2021 contra Jordi Sànchez
serían en todo caso calificables de delito de injurias, previsto en el artículo 208
y ss. del Código penal.

14
SEXTO.- Diligencias solicitadas.

Sin perjuicio de las diligencias que S.S.ª considere más oportuno practicar para
el esclarecimiento de los hechos y de las que más adelante esta parte pueda
considerar pertinentes, solicitamos que se practiquen las que a continuación se
indican:

1.- Interrogatorio del querellado, Sr. Pablo Casado Blanco, con domicilio
válido a efecto de notificaciones en C/Génova n.º 13, C. P.: 28004, Madrid.

2.- Documental, mediante incorporación a las actuaciones de todos los


documentos anexos al presente escrito.

Por todo lo expuesto,

A LA SALA SOLICITO: Que tenga por presentado este escrito, tenga por
presentada QUERELLA contra el Diputado Sr. Pablo Casado Blanco por un
delito de calumnias con publicidad o, subsidiariamente, uno de injurias, y, en
sus méritos, se sirva admitirla a trámite y me tenga por parte en el procedimiento
que se incoe; que prosiga su tramitación con la práctica de las diligencias
interesadas y, disponiendo, asimismo, que se me dé cuenta de todas las
actuaciones, con intervención en las diligencias solicitadas y las que se sucedan,
con todo lo demás procedente en Derecho.

OTROSÍ PRIMERO DIGO: Que, en virtud del art. 281 LECrim, el


querellante está exento de prestar fianza dado que cumple la condición de
ofendido por el delito que se atribuye al querellado.

15
OTROSÍ SEGUNDO DIGO: Que, en cumplimiento de lo previsto en el
artículo 804 LECrim, el querellante promovió acto de conciliación de acuerdo
con el procedimiento previsto por los artículos 139 y ss. de la Ley 15/2015, de
2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria. Se adjunta copia del acta de conciliación
sin avenencia emitida por el Juzgado de Primera Instancia n.º 4 de Madrid, junto
con el Decreto del Letrado de la Administración de Justicia dando por
terminado el procedimiento (Doc. 4).

OTROSÍ TERCERO DIGO: Conforme a lo previsto en el artículo 750


LECrim, procede solicitar al Congreso de los Diputados autorización para
procesar al Sr. Pablo Casado Blanco dada su condición de Diputado.

Es Justicia que, respetuosamente, se pide en Madrid, a 31 de enero de 2022.

Ltdo. Jordi Pina Massachs Proc. Aníbal Bordallo Huidobro

16
Relación de documentos anexos

Doc. 1: Querella interpuesta por el partido Junts per Catalunya el sábado


18/12/2021 contra el Diputo Sr. Pablo Casado Blanco, por sus manifestaciones
del día anterior sobre los supuestos agravios sufridos por los niños castellano
parlantes en Cataluña por razón de su lengua materna.

1.1 Querella presentada el 18/12/2021 ante el Juzgado de guardia de


Barcelona.
1.2 Traducción al castellano de la querella presentada el 18/12/2021.

Doc. 2: Mensaje publicado por el Partido Popular en su cuenta de TWITTER


el domingo 19/12/2021 a las 15:14h.

Doc. 3: Mensaje y vídeo publicado por el Sr. Pablo Casado Blanco en su cuenta
personal de TWITTER el domingo 19/12/2021 a las 19:26h.

3.1 Grabación de la navegación en la cuenta personal del Sr. Pablo


Casado Blanco en TWITTER, imágenes en las que aparecen el
mensaje y el vídeo publicados el domingo 19/12/2021 a las 19:26h
(en formato CD).
3.2 Certificado de autenticidad de la navegación registrada.

Doc. 4: Grupo de documentos relativos al procedimiento de jurisdicción


voluntaria seguido por imperativo del art. 804 LECrim.

4.1 Acta de conciliación emitida por el Letrado de la Administración


de Justicia del Juzgado de Primera Instancia n.º 4 de Madrid, el
25/1/2022.

17
4.2 Decreto n.º 46/2022 del LAJ del Juzgado de Primera Instancia n.º
4 de Madrid, de 25/1/2022, por el que se da por terminado el
procedimiento de jurisdicción voluntaria.

18

También podría gustarte