Está en la página 1de 22

Linfangitis

ulcerativa
equina
Elaborado por:
• Coronel Kevin
• Herrera Stalin
• Quevedo Carlos
• Viteri Diego
Generalidades
El veterinario francés Edmond Isidore Nocard, describe por
1888 primera vez una bacteria pleomórfica como agente causal de la
linfangitis bovina.

La enfermedad fue descrita y separada del


1892 muermo/pseudomuermo por E. Nocard, quien conceptuó como
agente patógeno de la misma el Bacterium pseudos.

1893 Fue reportada como capaz de producir enfermedad en el caballo

Después de haber sido renombrado varias veces, recibe el


nombre de "Corynebacterium pseudotuberculosis“ y a la típica
1948 patología que produce en el caballo fue descrita como Linfangitis
Ulcerativa.

(Knigth, 1969)
La linfangitis ulcerativa en los caballos es una enfermedad infecciosa crónica, provocada por el agente
Corynebacterium pseudotuberculosis, el cual corresponde a un bacilo gran-positivo intracelular y anaerobio
facultativo.

Se caracteriza por una celulitis severa que afecta los vasos linfáticos en una o varias extremidades con múltiples
lesiones ulcerativas.

(Mamman, 2011)
Etiología
Epidemiología
• Hasta el principio de la Primera Guerra Mundial, sólo era conocida en Europa, en
Distribución Francia e Italia, adonde había sido importada repetidamente del norte de África.
• Terminada la guerra, se hizo mucho más rara, pero, esporádicamente, se presenta en
todo el Continente y asimismo, en Inglaterra y Norteamérica.

Animales
susceptibles Un biotipo afecta principalmente a caballos, mulas y bovinos y el otro a ovejas y cabras.

Transmisión • No suele transmitirse directamente de un animal a otro.


• La vía de entrada en el organismo se produce a través de heridas en la piel y mucosas,
a través de vectores, tales como la mosca (Musca domestica), Haematobia irritans y
Stomoxys calcitrans y más raramente, por las vías onfalógena y hematógena.
• Además, se considera como fuentes de contagio los ganglios linfáticos purulentos
abiertos, las heces de los animales infectados, fómites en camas y el suelo
contaminado (mala higiene).

(Solar, 2016)
• 3-4 semanas.
Periodo de
Incubación • La incidencia de la enfermedad depende de la inmunidad que tenga el caballo y otros
factores ambientales.
Fisiopatología
• Los insectos como Haematobia irritans, Stomoxys
calcitrans y Musca domestica actúan como vectores.
• La enfermedad es más elevada luego de inviernos
con lluvias superiores a la media, que determinan
condiciones óptimas para la reproducción de insectos
durante el verano y otoño siguiente.
• La migración de las larvas de las moscas puede
transportar a este microorganismo hacia los músculos.
• Otros autores consideran que luego de ingresar a
través de piel por moscas, abrasiones o laceraciones, el
microorganismo se extiende vía linfática hasta
los linfonódulos.
Signos clínicos
• Claudicación
Fiebre • Anorexia
• Letargia

Dolor moderado e hinchazón difusa de uno o


de ambos miembros pélvicos.

Desarrollo de nódulos dolorosos,


pequeños y bien definidos

Brotan primero en el menudillo o


cerca de él.

Más tarde se abren y transforman en úlceras


redondeadas o irregulares, de fondo blancogris
o grisamarillo y bordes sinuosos
Segregan un contenido, al principio, cremoso,
más tarde líquido claro, purulento y, a veces,
también sanguinolento.

Los nódulos que drenan cicatrizan lentamente


y se desarrolla uno nuevo en 1 o 2 semanas.

Los vasos linfáticos afectados se transforman


en cordones y pueden ulcerarse, pero rara vez
hay una diseminación a los linfonódulos
regionales.

Es posible observar masas tipo coliflor en la


región distal de los miembros La mayoría
progresa de forma lenta por meses hasta años
(crónico).

• La enfermedad puede causar cojera y deformidad de las


extremidades en los animales afectados, lo que afectará
al rendimiento del caballo.
• En casos crónicos y graves los caballos se presentan
emaciados y mueren. (Scott, 1988; Colahan y col., 1998; Reed y col., 2004)
Lesiones
Macroscópicas y
Microscópicas
Apariencia microscópica de C. pseudotuberculosis. Mamman y col., (2011)
Diagnóstico
Se puede sospechar de la enfermedad a partir de la historia, los
De campo
signos clínicos y la epidemiología de la enfermedad.

De laboratorio Muestras: Pus, sangre y suero.

Aislamiento del organismo en agar de sangre, entonces el organismo puede


Cultivo bacteriológico de las
ser identificado por medio de un frotis, tinción (Gram+, Giemsa) o pruebas
secreciones y antibiograma
bioquímicas.

Examen microscópico Se evidencia al microorganismo pleomórfico, cocobacilar, en formaciones


directo del frotis característica que recuerdan letras china (Cheuquepán y col., 2008).

Amplificación del ADN por Es altamente sensible y específica en el diagnóstico, pero tiene alto costo y
PCR eventuales reacciones cruzadas entre microorganismos genéticamente
relacionados como el Corynebacterium ulcerans.

(Baird y Fontaine, 2007; Motta y col., 2010).


Diagnóstico diferencial

Muermo cutáneo
Se distingue del muermo cutáneo, porque las úlceras de la linfangitis ulcerosa
segregan un líquido que no es purulento ni forma hebras y, además, porque
ofrecen clara predisposición a curar por medio de tejido de granulación y porque
no están duros los ganglios linfáticos ni enferma la mucosa nasal ni resultan
positivas las pruebas inmunológicas del muermo.

Linfangitis epizoótica
La linfangitis epizoótica suele ser más maligna que la ulcerosa y, además, en
ésta el exceso de tejido de granulación formado sobresale de la úlcera en forma
de fungosidades; los ganglios linfáticos de la región suelen hincharse mucho y, a
veces, supurar, y en el pus de los nódulos y úlceras el microscopio descubre los
criptococos productores de la enfermedad.
Mortalidad y Morbilidad
Tratamiento
•Los caballos con linfangitis ulcerosa deben ser tratados lo
más pronto posible de una forma agresiva con antibióticos,
para evitar las cojeras y las inflamaciones en el resto de las
extremidades.

• Para tratar la sintomatología clínica se debería realizar una


hidroterapia unido a un tratamiento con antiinflamatorios no
esteroideos (AINES).

• No hay que olvidar realizar una correcta curación de las


heridas raspándolas levemente y de forma suave y, a
continuación una limpieza y desinfección con betadine y
sulfamidas.
Pronóstico

Favorable Diagnóstico temprano → los nódulos que


no afectan al tejido profundo se curan
rápidamente con un simple tratamiento en
1-2 semanas.

Después de la recuperación completa, pueden desarrollarse


brotes de nuevos nódulos (agudo → crónico).

Si el área se vuelve fibrótica y se restringe


Reservado el movimiento articular, el pronóstico es
malo (Reed y col., 2004).
Prevención y Control
• Parasitismo intracelular facultativo del C.
La prevención es preferible al tratamiento, pero pseudotuberculosis, parece improbable que vacunas
considerando los obstáculos, un conveniente sustituto contra este microorganismo sean exitosas (Knigth,
sería el diagnóstico temprano y adecuado tratamiento. 1969).
• Bacterina autógena, bacterina-toxoide no efectivas.

Identificación temprana y el aislamiento de casos clínicos y la


implementación de cambios de manejo, tales como:
• Mejoramiento de la higiene del establo
• Control de insectos
• Cambios en el manejo de pasturas (Doherr y col., 1998).

• Con todo esto, se podría reducir la incidencia de nuevos casos.


• No hay que olvidar, una adecuada curación de las heridas, ya que, evita la
infección en un ambiente contaminado (Sellong y Long, 2017).
Bibliografía
Radostits OM, Clive CG, Hinchcliff KW, Constable PD (2007).
Veterinary Medicine: A Textbook of the Diseases of Cattle,
Horses,alguien@ejemplo.com
Sheep, Pigs, and Goats. 10 th ed. Elsevier, St. Louis,
Missouri, US.
Knigth, H. D. (1978). A serologic method to detect
Corynebacterium pseudotuberculosis infection in horses.
Cornell Vet., 68: 220.
Mullowney, P. C., Fadock, V. A. (1984). Dermatological diseases
of the horses. Compand. Cont. Educ. Pract. Vet., 6: 516.
Pinochet, L. (1992). Factores agresivos de Corynebacterium
pseudotuberculosis. monografías de medicina veterinaria,
vo114, n01.

También podría gustarte