Está en la página 1de 356

CAR~OSNICOLÁS GArrARI

manuales universitarios

,'''AbeledoPerrof
CARLOS NICOLÁS GATTARI

manuales universitarios

Manual de
Derecho Notarial

WiIi,B.iJ2WiJWJU, _ _

Segunda edición lOS ¡'RESTAMOS


elll s o~,¡ [" r: R s o N A l ES

REIMPRESiÓN lOS tnulOS E51/, flH'.II:,í'CA NO SE


RE~í',")1'<','"',bl: IIA, "Ol( LA
HP,C\)JUCClOt, ¡OTAlO
NO SUBRAYES, MAI.I~AHS PARCIAL QUf !I ¡(lÚE EL
Ni MUTILES [STE MAHRIAI.. BENEflOARJO DO- PR¡ST A.,IO

~,·AbeledoPerror
0I1111111. Curios Nicolás
Mtllluol de derecho notarial.-
2u od. 1a reimp. - Buenos Aires: AbeledoPerrot, 2011.
7Hi p.; 23x16 cm.

ISBN 978-950-20-1846-1

1. Derecho Notarial. 1. Título


CDD 347.016

ÍNDICE GENERAL
978-950-20-1846-1
Abreviaturas .................................................................................................. XXVII
Prólogo de la segunda edición ........................................................................ XXIX
Prólogo de la primera edición ..................................................................... XXXI
© Gattari, Carlos Nicolás
© AbeledoPerrot SA
INTRODUCCIÓN
1. Documento .......................................................................... .. 1
Administración y redacción 2. DOculnentador...................................................................... . 2
Av. Callao 410 Piso 3°
3. Partes del nlanual. ............................................................... .. 3
Tel.: (54-11) 5236-8800 - Fax.: (54-11) 5239-1881

P ARTE PRIMERA
Ventas
Talcahuano 494 - Tel.: (54-11) 5235-0030 INTRUMENTOS NOTARIALES
Lavalle 1280 - Tel.: (54-11) 5235-5430
Talcahuano 650 - Tel.: (54-11) 5235-9620 CAPÍTULO 1
Figueroa Alcorta 2263 - Tel.: (54-11) 4803-2468
Fax.: (54-11) 5236-8939 EL FENÓMENO NOTARIAL
clientes@abeledoperrot.com
Buenos Aires - Argentina 1. Necesidad humana de certeza y seguridad jurídicas .............. .. 8
1. El hombre, persona jurídica singular................................. . 8
2. El hombre, persona jurídica social.. .................................... . 8
3. Tiempo y espacio ................................................................ .. 9
n. Nociones de instrumento, función y fe notariales ................ .. 10
1. Instrumento notarial. ........................................................... .. 11
Hecho el depósito que establece la ley 11.723. 2. Función notariaL .................................................................. . 12
Derechos reservados. 3. Fe notarial.. ........................................................................... . 13
Impreso en la Argentina. Printed in Argentina. IlI. Evolución histórica .................................................................. . 14
l. Función notarial en la comunidad ........................................ . 14
2. Múltiples cambios ................................................................ . 16
3. Edad Moderna ...................................................................... . IR
VIII
ÍNDICE GENERAL
ÍNDICE GENERAL
IX
CAPÍTULO II

FORMA JURÍDICA 4. Concepto de audiencia notaria!... ......................................... . 49


XI. Del hecho histórico al instrumento notaria!... ........................... .
50
IV Formajurídica. Documento privado y público (1, 304; 2, 157; l. La historia ............................................................................. .
50
3, 1, 65; 4, 11, 44) ...................................................................... . 2. Procedimiento notarial y proceso judicia!... ......................... . 51
21
1. Conceptuación normativa .................................................... . XII. Proyección de la audiencia en el instrumento ........................... .
22 53
2. Documento privado .................. :........................................... . 22
3. Documento público .............................................................. . CAPÍTULO V
23
4. División ................................................................................ . 24
V Forma notarial. Instrumento notarial o auténtico (2, 197; 4, OPERACIONES DE EJERCICIO
11, 64; 5, 12) ............................................................................. . 25
1. Forma notariaL .................................................................... . XIII. De fondo o materiales (4, II, 465) ........................................... .
25 56
2. Instrumento notarial o auténtico ........................................... . l. Calificación notarial.. ........................................................... .
26 56
VI. Nociones de escritura, acta, copia (5,261 Y 275) .................... . 2. Legalización notarial. ........................................................... . 58
27 3. Legitimación notariaL ........................ :................................ .
1. Escritura pública .................................................................. . 28 60
XIV Operaciones formales (1, 379; 2, 220 Y 236; 4, I1I, 889) ......... .
2.Acta....................................................................................... . 29 62
l. Configuración o redacción .................................. :................. . 63
3. Copias o reproducciones ...................................................... . 31 2. Autenticación ........................................................................ .
64
3. Autorización ........... '" ... '" .............................. '" .................... .
CAPÍTULO III 66
4. Cotejo con otras formas ....................................................... .
67
ACTOS PREESCRITURARIOS y POSTESCRITURARIOS 4.1. Configuración ............................................................... . 68
4.2. Autenticación ................................................................ . 68
VII. Actos preescriturarios de tipo subjetivo (2, 184) ....................... . 4.3. Autorización .................................................................. . 69
33
1. Recepción e investigación de voluntades ............................. . 34
2. Identificación ............................................................... .'........ . CAPÍTULO VI
35
VIII. Actos preescriturarios: aspectos objetivos ................................ . 36
l. Boleto de cOlnpraventa......................................................... . ESCRITURA PÚBLICA
36
2. Títulos, poderes y habilitaciones .......................................... . 37
3. Certificados .......................................................................... . XV Concepto. Elementos y requisitos. Autor................................. .
38 72
IX. Actos po~t~~criturari~s ............................................................. . 39
l. Concepto .............................................................................. .
72
2. Elementos ............................................................................. .
l. Expedlclon de COpIas ................. ;......................................... . 39 73
2. Inscripción ............................................................................ . 3. Requisitos ............................................................................. .
40 74
4.Autor..................................................................................... .
3. Impuestos y tasas .................................................................. . 40 75
XVI. Partes de la escritura (1,403; 3, 1,173; 4, III, 21) ..................... .
4. Protocolo .............................................................................. . 41 77
l. Fórmula propuesta ................................................................ .
5. Entrega de documentos al interesado .................................. . 42 78
2. Otras fórmulas ...................................................................... .
79
3. Fórmula común ..................................................................... .
CAPÍTULO IV 81
4. Fórmula medieval. ............................................................... .. 82
AUDIENCIA NOTARIAL 5. Fónnula de 1987 .................................................................. ..
83
6. Fórmula del 2004 ................................................................. ..
85
X. Del Medioevo a la época contemporánea ................................ . 7. Fónnula en lunfardo ............................................................. .
46 87
l. Audiencia medieval en un acto (69) ..................................... . XVII. Lenguaje y tenninología. Cláusulas de estilo. Formularios .... .
47 89
2. Audiencia medieval en dos actos (70171) ............................. . l. Lenguaje y terminología...................................................... ..
47 89
3. Audiencia actual (80, 83, 92/99) .......................................... . 2. Cláusulas de estilo ............................................................... ..
48 90
3. Fórmulas y formularios ........................................................ .
91
x ÍNDICE GENERAL ÍNDICE GENERAL XI

CAPÍTULO VII CAPÍTULO X


COMPARECENCIA INSTRUMENTO NOTARIAL
XVIII. Rogación o requerimiento. Denegación de funciones (2, 674).. 94 XXVIII. Otorgamiento (1, 453 Y 421; 2, 228, 349, 392; 3,1,227,259;
l. Concepto............................................................................... 94 4,111,697; 5,225)...................................................................... 123
2. Denegación de funciones... .......... .......... ................ ................ 94 l. Lectura................................................................................... 124
XIX. Comparecencia. Data. Legitimación subjetiva. Fe de conocer 2. Firma ............................... ,..................................................... 124
(1,431; 3, 1, 177; 4, III, 336; 5,196 Y 204).............................. 96 3. Otras firmas............................................................. ............... 126
l. Concepto............................................................................... 96 XXIX. Autorización. Salvados (2, 231; 5,212)..................................... 126
2. Data....................................................................................... 97 l. Concepto................................................................................ 126
XIX bis. Legitimación subjetiva...................... ........................................ 99 2. Salvados................................................................................. 127
l. Sujeto................................ .................................................... 99 XXX. Unidad de acto (1, 409; 2, 356; 3, 1, 487; 4, III, 819; 5,234).. 129
2. Modos de identificar.. ...................................... .......... ............. 100
XX. Intervención.................................................... .......................... 102 CAPÍTULO XI
CAPÍTULO VIII ACTUACIÓN POR SÍ
DECLARACIONES DE lAS PARTES XXXI. Testigos. Casos anómalos (1, 428; 2, 334; 3, 1, 243 Y 285; 4, III,
175y656;5,218)...................................................................... 131
XXI. Exposición (2, 381 )................... ...... ........................................... 106 1. Testigos................ ................................................. ................. 131
l. Inmuebles en generaL.............................. .............................. 107 2. Casos anómalos..................................................................... 132
2. Unidades funcionales................................................. ............ 107 XXXII. Los menores en la escritura...................................................... 133
XXII Estipulación (4, I1I, 557)............................................................ 108 l. Trabajo. Capacidad laboraL........................................ ......... 134
XXIII. Declaraciones complementarias (4, I1I, 350).................... ......... 110 2. Emancipados por matrimonio............................ ...... .............. 135
3. Habilitación. CiviL............................................................... 135
CAPÍTULO IX XXXIII. Casados. Consentimiento conyugaL........................................ 136

LEGITIMACIONES NOTARIALES CAPÍTULO XII


XXIV. Legitimación sustantiva o títulos (2, 386; 4, III, 637)................ 113 INTERVENCIÓN POR OTROS
1. Concepto................................................................................ 113
2. Títulos........................... ......................................................... 114 XXXIV. Representación voluntaria (3, 1, 327; 4, III, 158)..................... 139
XXv. Legitimación formal o situación registral......... .......................... 116 1. Poder...................................................................................... 139
XXVI. Legitimación impositiva (1,647).............................................. 118 2. Asociaciones y sociedades civiles.......................................... 140
l. Carácter del notario............................. ................................... 118 XXXv. Representación por notoriedad, legal y orgánica (4, III, 164)..... 141
2. Obligaciones.......................................................................... 118 l. Representación por notoriedad y legaL...................... .......... 141
3. Actos anteriores y posteriores................................................. 119 2. Representación orgánica........................................................ 142
4. Sellos e ITI (impuesto a la transmisión de inmuebles).......... 119 XXXVI. Art. 1003: agregados (4, III, 478)............................................... 143
5. Derecho tributario notarial... ...... ...... ........... ...... ............ ......... 120
XXVII. Legitimación de personería. Remisión (1,399; 5, 199).............. 121 CAPÍTULO XIII
ESCRITURAS COMUNES
XXXVII. Escrituras obligatorias (1513; 2, 324)....................................... 145
XII ÍNDICE GENERAL ÍNDICE GENERAL XIII

1. Sociedad conyugal. .. 0............•........ 0..... ...... .... ....... ................. 145 XLV. Diferenciación entre escrituras y actas. Valoración (1,332; 3,
2. Transmisión de inmuebles y derechos.................................... 146 1, 159; 4, III, 9)........................................................................... 164
3. Otros contratos...................................................................... 146 1. Diferencias............................................................................. 164
4. Derechos reales...................................................................... 146 2. Valoración............ .................................................................. 165
5. Leyes especiales..................................................................... 147
XXXVIII. Escrituras optativas (1, 527)..................................................... 147 CAPÍTULO XVI
1. Actos comerciales.... ......... ..... ............ ..... ...... ........ ....... .......... 147
2. Contratos civiles y derechos reales........................................ 148 DOCUMENTOS EXTRAPROTOCOLARES
3. Testamentos........................................................................... 149
XXXIX. Otras escrituras. Cancelaciones y revocaciones. ......... ..... ........ 149 XLVI. Concepto y clases (5, 248)......................................................... 168
l. Contradoculnentos................................................................. 149 XLVII. Ley 9020. Anteproyecto............................................................. 169
1. Ley 9020 (171 a 177) ............................................................. 170
2. Confirmación......................................................................... 150
2. Anteproyecto (71 y 73).......................................................... 171
3. Art. 1184................................................................................ 150
3. Ley porteña 404........................ .............................................. 171
4. Cancelaciones y revocaciones............................................... 150
XLVIII. Certificaciones y certificados (2, 496, 488; 5, 263)..................... 172
l. Certificación........ .................... .............. ........ .............. ..... ..... 173
CAPÍTULO XIV 2. Certificado............................................................................. 175
ESCRITURAS JUDICIALES. TRACTO ABREVIADO
CAPÍTULO XVII
XL. Escrituras judiciales................................................................... 151
1. Inserción de detetminadas actuaciones.................................. 152 DOCUMENTOS REPRODUCIDOS. PROTOCOLO
2. Estas actuaciones son del poder jurisdiccionaL.................... 152
XLIX. Régimen de las copias y traslados (1, 495; 2, 442; 3, 1, 421; 4,
3. En algunos casos de subasta pública de inmuebles................ 152
4. Con el fin de liquidar los inmuebles o cumplir contratos
III, 1083; 5,271 Y282).............................................................. 178
l. Concepto..... ........................................................................... 178
anteriores..... ....................... ........ .......................................... 153
XLI. Escrituración. Subasta o remate público. ................................. 153 2. Fonnalidades......................................................................... 179
l. Escrituración: escritura necesaria...... .................................... 153 3. Destinatario........................................................................... 179
2. Ejecutivos: escritura no necesaria... ....................................... 154 L. Destinatario de la copia............................................................. 181
1. Bilaterales.............................................................................. 181
XLII. Otros expedientes. Tracto abreviado........................................ 155
2. Actos unilaterales......... .................................. ........................ 182
l. Expedientesjudiciales........................................................... 155
3. Principio de comunicación..................................................... 183
1.1. Venta privada.................................................................. 155
1.2. Protocolización de testamento ológrafo......................... 156 4. Leyes locales........................ ..... ............................................. 184
LI. Protocolo y notas marginales (1, 481; 2, 258 Y 215; 375 Y 501;
1.3. Inserción de declaratoria o testamento para inscribir...... 156
3,1, 145; 4, IV, 1;5, 179)............................................................ 185
1.4. Disolución de sociedad conyugaL................................ 157
l. Origen y concepto.......... ......................... ............................... 185
2. Tracto abreviado.................................................................... 157
2. Documentos que lo integran. Conservación........................... 187
3. Notas marginales. Inspección de protocolos.. ........................ 189
CAPÍTULO XV
ACTAS CAPÍTULO XVIII

XLIII Concepto de actas (2, 398; 4, m, 1101).................................... 160 VIDA POSTERIOR DEL INSTRUMENTO NOTARIAL
XLIV. Las actas en la ley 9020 en la 404 y en el Anteproyecto............. 161 Uf. Forma notarial. Efectos (2,157)................................................. 191
l. Ley 9020, arts. 158 a 165....................................................... 161 1. Caracteres de la forma........................ ............... .............. ....... 192
2. Anteproyecto de ley de los documentos notariales................. 163
2. Tres principios....................................................................... 192
3. La ley 404 de la CABA.......................................................... 163
XIV ÍNDICE GENERAL ÍNDICE GENERAL XV

3 Eficacia .................................................................................. . 193 CAPÍTULO XXI


LlII. Efectos sustantivos (2, 240 Y 535; 5, 75) ................................ . 194
1. Rafael Núñez Lagos .............................................................. . 195 REMEDIOS A LA INVALIDEZ
2. Miguel Norberto Falbo ......................................................... . 196
197 LXI. Confirmación y ratificación (4, 11, 284) ..................................... . 226
3. Carlos Nicolás Gattari .......................................................... .
197 1. Confirmación ........................................................................ . 226
4. Mario Antonio Zinny............................................................. .
198 2. Ratificación ........................................................................... . 227
LlV. Instrumento notarial. Otros (1, 582) ........................................ .
198 LXII. Conversión. Prescripción (5, 307) ............................................. . 229
1. Escritura pública y boleto de compraventa ........................... .
199 1. Conversión ............................................................................ . 229
2. Instrumento notarial y documento administrativo ................ .
201 2. Prescripción .......................................................................... . 230
3. Instrumento notarial. Documentos judiciales y registrales .... .
. LXIII. El art. 1051. Estudio de títulos (1, 591; 3, I1I, 127; 4, IV, 199) ... . 231
1.1 Convención Notarial, Capital Federal, 1969 ....................... . 231
CAPÍTULO XIX 2. XIII Jornada Notarial Argentina (Santa Fe, 1970) ................. . 232
3. XXIJornadaNotarial Bonaerense (Bahía Blanca, 1977) ...... . 233
OTROS EFECTOS
4. XXVI Jornada Notarial Argentina, Córdoba, 2002 ............... . 233
LV. Efectos registrales. Validez internacional (1,608) ................... . 203 5. V Jornada Sanrafaelina de Derecho Civil (1978) ................... . 234
1. Efectos registrales ...... ,.......................................................... . 203 6. Con respecto al estudio de títulos .................................. ......... . 235
2. Validez internacionaL .......................................................... . 205 7. XVIII Jornada Notarial Argentina, Salta, 1980 ..................... . 236
LVI. Efectos probatorios y ejecutivos (1, 312; 2, 509 Y 531; 3, 1, 108;
4, II, 67 Y 146) .......................................................................... . 206 PARTE SEGUNDA
1. Efectos probatorios ............................................................... . 206
2. Eficacia ejecutiva .................................................................. . 208 RESPONSABILIDADES DEL NOTARIO
LVII. Valores del instrumento notariaL ........................................... . 209
1. XII Jornada Notarial Bonaerense de Bahía Blanca ................ . 209 CAPÍTULO XXII
2. Valores de la escritura pública (RN, 1549/68) ....................... . 211
RESPONSABILIDAD Y FUNCIÓN NOTARIAL
2.1. Aspecto objetivo. Derecho reaL .................................. . 211
2.2. Valores de tipo subjetivo. Primer sujeto, las partes ....... . 212 LXIV. Concepto. Presupuestos (2, 693; 4, III, 973) .............................. . 239
2.3 Plexo axiológico ............................................................ . 213 l. Concepto ............................................................................... . 240
2. Presupuestos ......................................................................... . 241
CAPÍTULO XX LXV. Responsabilidad y función notarial (5, 171 ) ............................. . 243
l. Encuentros notariales ............................................................ . 243
NULIDAD O INVALIDEZ E INEFICACIA 1.1. XXVI Jornada Notarial Bonaerense, Tandil (1978) ....... . 244
1.2. X Convención Notarial. Capital Federal (1981 ) ............ . 244
LVIII. Invalidez o nulidad (1, 457; 2, 554; 3,1,441; 4, n, 191; 5, 287). 216
2. Profesional de derecho a cargo de una función pública......... . 246
LIX. Ineficacia .................................................................................. . 218
LXVI. Responsabilidad profesional y del Estado ................................. . 247
1. Ineficacia simple ................................................................... . 218
1. Profesión libre ....................................................................... . 247
2. Ineficacia relativa .................................................................. . 219
2. Responsabilidad del Estado .................................................. . 248
3. Ineficacia eventual. ............................................................... . 220
LX. Nulidades instrumentales (5, 285) .......................................... . 221
1. Código Civil. Art. 1044 ......................................................... . 221 CAPÍTULO XXIII
2. Anteproyecto. Art. 96 ............................................................ . 222
RESPONSABILIDADES COMUNES
LXVII. Responsabilidad civil (1, 229; 2, 698; 3, 11, 309; 4, I1I, 992).... 251
1. Clases.......... ............ ........................................... .............. ...... 252
XVI ÍNDICE GENERAL ÍNDICE GENERAL XVII

2. Responsabilidad contractuaL............................................... 253 CAPÍTULO XXVI


3. Casos de responsabilidad....................................................... 253
LXVIII. Responsabilidad penal (l, 216 Y 234; 2, 582 Y 721; 3,11,463; ORGANIZACIÓN ADMINISTRATIVA DE LA NOTARÍA
4, III, 10 18; Y 5, 310; citas del Código Penal)............................ 254
1. Concepto................................................................................ 255 LXXVI. Organización administrativa (2, 833)....................................... 287
2. Primera selección................................................................... 255 1. Tiempo y lugar........................................................................ 287
3. Segunda selección................................................................. 257 2. Documentación...................................................................... 288
LXIX. Responsabilidad fiscal (1, 238 Y 638; 2, 716; 3, JI, 423; 4, 3. PersonaL................................................................................. 289
III, 1044).................................................................................... 257 4. Ley 404. CABA........ ............................................................. 290
1. Carácter y obligaciones......................................................... 258 LXXVII. Arancel. Régimen contable........................................................ 291
2. Infracciones y sanciones........................................................ 259 LXXVIII. Informática y derecho notariaL.......... ...... ............ .......... ........ 292
3. Procedimiento contencioso tributario.................................... 260 1. Diversos aspectos.................................................................. 293
2. Privacidad................................................... ........................... 294
CAPÍTULO XXIV
PARTE TERCERA
RESPONSABILIDAD DISCIPLINARIA
TEORÍA DEL DERECHO NOTARIAL
LXX. Responsabilidad disciplinaria (1,239; 2, 735; 3, II, 441).......... 264
1. Capital. Reglamento de Inspección de Protocolos................. 265 CAPÍTULO XXVII
2. Provincia de Buenos Aires. Ley 9020, art. 60........................ 265
3. XXI Jornada Notarial Argentina, Mendoza, 1988.................. 266 FE NOTARIAL O LEGITIMADA
4. XXIII Jornada Notarial Bonaerense, Mercedes, 1979............. 267 LXXIX. Fe notarial o legitimada (1, 208; 2, 636; 3, 1,135; 4, II,407; 5, 89) 298
LXXI. Ética y deontología................................................................... 268 LXXX. Fe procesal. Fe administrativa. Fe registral............................... 301
LXXII. Responsabilidad colectiva o corporativa.................................. 271 l. Proceso................................................................................... 301
1. Ley 9020 bonaerense ........................................................ '..... 272 2. Documento administrativo..................................................... 302
2. Ley 404 CABA...................................................................... 274 3. Documento registral.............................................................. 304
LXXXI. Cotejo entre las cuatro................................................................ 305
CAPÍTULO XXV
LEYES LOCALES. VALORACIÓN CAPÍTULO XXVIII

LXXIII. Ley 404, CABA (1, 247).......................................................... 277 FUNCIÓN NOTARIAL


l. Organismos disciplinarios..................................................... 278 LXXXII. Doctrinas notariales sobre la función (1, 199; 2, 135; 4, n, 554). 309
2. Normas de procedimiento...................................................... 279 LXXXIII. Competencias (2, 164; 3, n, 195; 4, 11,650; 5, 129)............... 312
3. Sanciones disciplinarias......................................................... 279 LXXXIV. Sucesión ante notario y otros (2, 118 Y 784; 4, 1, 429)............. 315
LXXIV. Ley 9020 bonaerense (1, 244)................................................... 280 1. Monografías anteriores.................................... ...... ................ 315
1. Organismos y procedimiento......................... ........................ 280 1.1. Dimensión sociológica.......................... ................ ......... 316
2. Sanciones.... ........................................................................... 281 1.2. Dimensión normológica................................................. 316
LXXV. Valoración. Dos sentencias.................................. ..................... 282 1.3. Dimensión dikelógica.................... ........ ...... ................... 316
1. Causas de infracción.............................. ................................ 283 2. Código CiviL.......... ........ ...................... .............. .......... .......... 317
2. Juez notariaL..... ..... ................. ........................ ....................... 283
2.1. Sucesión ab-intestato...................................................... 317
3. Otras...................................................................................... 284 2.2. Sucesión testada.................................. ........................... 318
4. Dos sentencias....................................................................... 285
XiX
ÍNDICE GENERAL
XVIII ÍNDICE GENERAL

1. Institutos ................................................ ·· .. · .. ·.. ·.. ·...... ............ 348


CAPÍTULO XXIX 2. Universidad Notarial Argentina .............................. ·........ ·.... · 349
3. Revistas .............................................. ·· .. ·.... ·.. ····· .. ··.............. 350
EL AGENTE DE LA FUNCIÓN 4. Bibliografía (3, 1, 61) ..................... ·...... ·.... ·.......... ·.. · .. ·.......... 351
IX X XV. El notario. Concepto. Aptitudes (1, 143 Y 103; 2, 58 Y 591; 3,
1,47,yII, 155;4,1,521) ................................ ··········................... 321 CAPÍTULO XXXII
l. I\ptiludcs ................................................. ·· .. ·.. · .. ·.... ·.............. 322
LA RELACIÓN NOTARIAL
.!.I\pl itud intc1cctual... ...................................................... ·...... · 323
IXXXVI SI"ll'IIItISdcilCCCSO(1, 181) ................................. ·........ ·.... ·...... · 324 XCIV. Observación fenomenológica ............................ ···· .. ·· .... · .. ·· .. ·.... 354
l. SINIt'IIHIH dc ejercicio ....................................... ·.................... · 324 l. Antes de la firma ........................................ ·.... ·.. · .. ·................ 354
l. I ,I'Y ,104. ('lIpillll. ................................................. ·................ · 325 2. Durante la audiencia .................................... ·........ ·................ 355
\. I ,I'y I)():W hllllllcn:nse ................................... ·.... ·...... ··............ 326 3. Después de la autorización ........................... ·.. ·...................... 355
;1, IlIvmílllllll'll." ......................................... ·.... ·.. ·...... ·.......... ·...... 326 XCv. Concepto. Elección. Impedimentos (2, 655; 4, 1, 409).............. 357
I.XXXVII. Illhnhllhllldl'N. InwlIlplIlibilidadcs. Deberes (1,168 Y 45; 2, 610; l. Concepto ............................................. ·· .... ·.... ·.. ·····................ 357
.\,11.171 Y.\01 )......................................................................... 327 2. Elección del notario, y excepciones ....................................... · 358
l. InhllhilidlldcK ...................................... ·.... ·.... ·...... ·.... ·.. ·......... 328 XCVI. Otras relaciones en conexión (2, 597) ...................................... · 359
2. Im!oJ)lpUlibilidudes YL!xccpciol1es ......................... ·.... ·.......... 328 1. Relación funcional u orgánica ................................ ·.......... ·.... 359
3. Deberes y derechos .................................... ·........ ·.... ·.......... ·.. 329 2. El notario dentro de la relación sustancial de las partes.......... 360
3. El notario y la comunidad sociaL ................................. ·...... · 361
CAPiTULO XXX
CAPÍTULO XXXIII
FUENTES DEL DERECHO NOTARIAL ARGENTINO
DERECHO NOTARIAL
I.xXXVIll. Fuentes históricas y normativas generales (1,51; 2, 23 Y 66;
4, 1, 494) ....................................................... ·.. ·.. ·.... ·.. ···............ 331 X( :VII. Denominaciones. Ideas tradicionales Y modernas (1, 13; 2, 82;
1. Hasta el Código CiviL .............................. ·.. ·.. · .. ·.. ................ 331 3,1,11) ....................................................................................... 363
2. Código Civil. ........................................ ······· .. ·.. ········ .. ·.......... 332 l. Denominaciones ..................................... ··· .. ·.. ·.. ·................... 363
I,XXXIX. Leyes locales. Jornadas (1, 64; 4, 1, 506).................................... 334 2. Ideas tradicionales Ymodernas ..................... ·.. ·........ ·............ 364
l. Ley 404 de la CABA. ................................................. ·.... ·...... 334 XCVI1l. Su contenido en los autores (1, 21; 2, 88)................................ 366
2. Ley 9020 ................................................. ·.... · .. ·.. ·........... ........ 336 l. Autores................................ ......... ............................... ........... 366
3. Jornadas ................................................. ·..... ·.. ·.. ·................... 337 2. Este manual. ............................................ ············ .. ···.............. 369
Xc. Anteproyecto de ley de los documentos notariales.................. 338 X( 'IX. Definiciones Y conceptos (4, 1, 455) .............................. ·............ 370
l. Definiciones ............................................ ·.. · .. ··· .. ·................... 370
CAPÍTULO XXXI 1.1. Bardallo ................... ·........ · .. ·.. ·.... ·.. ·............................ ·.. 371
1.2.D'OraziFlavoni.............................................................. 371
ELABORACIÓN CIENTÍFICA DEL DERECHO NOTARIAL 1.3. GiménezArnau ................................. ··· .. ·.... · .. ······........... 371
1.4. GonzálezPalomino .......................... ·........ ·........ ·........ · .. · 371
XCI, Hasta las escuelas medievales (4, 1, 537) ............................. ·.... · 342
1.5. Larraud ............................................. ·· .. ·.. · .. ·· .. ·............... 371
l. Las tres artes ................................................. ·...... · .. ·........ ·.... · 342
1.6. Martínez Segovia.......................... .................................. 371
2. Notarios glosadores ....................................... · .. ··· .. ·.. ····· .. ··· .. · 343
XCII. Evolución legislativa y doctrinal (179) ....................... ·...... ·.... 345 1.7. Mustápich ....................................... ·.. ·.... ·.. ·.. ·· .. ·· .... ·...... · 372
1. Edad Media. ........................................................................... 345 1.8. NúñezLagos ................................... ·.... ·.. ·· .... ·· .... · .. ·........ 372
2. Edad Moderna....... .................. ... ........................................... 346 1.9. RieraAisa .......................................... ·.... · .. · .. ···· .... ·......... 372
3. SINOLA (Sistema Notarial Latinoamericano)...................... 347 1.10. Sanahuja y Soler.............................. ·........ ·.... ·.............. 372
1.11. Villalba Welsh ..................................... ·...... ·.... ·............ 372
XCIlI. Evolución argentina (1,93) .............................. · .. ·...... ·.............. 348
xx ÍNDICE GENERAL ÍNDICE GENERAL XX]

1.12. Tercer Congreso de París.............................................. 372 CAPÍTULO XXXVII


2. Mi definición.......................................................................... 373
EL NOTARIADO EN EL MUNDO CONTEMPORÁNEO
CAPÍTULO XXXIV CIX. Crisis interna.................................................. ............................ 405
AUTONOMÍA O ESPECIALIDAD DEL DERECHO NOTARIAL l. Línea institucional......... ........................................................ 406
2. Asesoramiento y ética............................................................ 407
C. Objeto........................................................................................ 376 CX. Relaciones externas........................................... ........................ 408
1. Objeto de la ciencia del derecho notariaL..... ............... ......... 376 CX!. Prospectiva del notariado joven argentino................................. 409
2. Objeto del derecho notariaL................................................. 377
Cl. Principios y método (4, 1, 375)... ...... ......... ..... ............................ 378 PARTE CUARTA
1. Autores...... ...... ..... ... ...... ......... ...... ...................... ................... 378
2. Tesis del autor........................................................................ 379 EL FUTURO, PRESENTE YA.
3. Principios derivados. Métodos.............................................. 381 DOCUMENTO ELECTRÓNICO Y FIRMA DIGITAL.
cn. El derecho notarial en las jusfilosofías argentinas..................... 382 ELMERCOSUR
1. La coacción descartada.......... ...... ......... ...... .......... ..... ............ 382
2. Teoría egológica..................................................................... 383 CAPÍTULO XXXVIII
3. Trialismo............................................................................... 384
EL DOCUMENTO ELECTRÓNICO
CAPÍTULO XXXV CXII. Los sellos no son otra cosa que signaturas aparentes.................. 416
CXIII. La firma actual no es un concepto de aplicación retroactiva
ENCICLOPEDIA JURÍDICA
(Núñez Lagos)........................................................................... 417
CIlI. Unidad y división del derecho................................................... 387 CXIV. ¿Cómo y con qué se escribe la firma?............................ .............. 4] 9
CIV. Ramas sustantivas del derecho................................................... 389 CXV. Diversidad temporal de soportes, materiales y firmas................ 420
1. Conducta humana personaL.... ............................... ...... ........ 390 CXVI. El documento electrónico (ver glosario del reglamento 2628/02, 3) 422
2. Conducta humana societaria.............................. .................... 391 1. Documento electrónico..... ..................................................... 423
ev. Ramas técnicas y formales......................................................... 391 2. Clases de documentos electrónicos......... .................. ............. 424
3. Clases según la firma ..............................................·................ 426
CAPÍTULO XXXVI 4. Valor probatorio................... .................... .............................. 426

POLÍTICA NOTARIAL CAPÍTULO XXXIX


evI. Colegios notariales (1, 169y269).............................................. 395 LA FIRMA ELECTRÓNICA Y LA FIRMA DIGITAL
1. Fundamentos......................................................................... 395
2. Funciones............................ .................................... .............. 396 CXVII. Finna electrónica....................................................................... 429
3. Colegio porteño y bonaerense............................................... 397 ('XVIII. Firma digital............................................................................... 431
cvn. Consejo Federal del Notariado Argentino (1,289)..................... 398 1. Conceptos de firma digitaL.................................................. 432
1. Consejo Federal..................................................................... 399 2. Mi concepto..... ........................................................... ........... 432
2. Organización notarial y función notariaL............................. 399 ('XIX. Encriptación y desencriptación................................................... 434
CVIU. Unión Internacional del Notariado Latino (2, 827).................... 401 l. Criptografía digital................................................................. 434
1. Congreso InternacionaL....................................................... 402 2. MauricioDevoto.................................................................... 437
2. Consejo Permanente. ONPI. Comisiones.................... ........... 403 3. Esqucma detallado del proceso de encriptación y desencrip-
tación......................................................................................... 438
CXX. Sujcto y máquinas...................................................................... 439
XXII ÍNDICE GENERAL ÍNDICE GENERAL XXIII

l. Sujetos................................................................................... 440 1. Proyecto del 2000.................................................................. 462


1.1. Condiciones o requisitos............................. ................... 440 2. Algunas realidades................................................................. 463
1.2. Caracteres...................................................................... 440 3. Imaginando............................................................................ 463
2. Máquinas............................................................................... 441 4. Proyectos y realidades legales................................................ 464
2.1. Condiciones o requisitos................................................ 442 CXXVI. Derecho comparado.................................................................. 465
2.2. Cualidades o caracteres.................................................. 442 l. Varios. México....................................................................... 466
CXXI. Mensajes y firma digitaL........................................................ 443 2. España................................................................................... 467
l. Condiciones o requisitos........................................................ 443 3. Estados Unidos de N orteamérica..................... ....................... 468
2. Cualidades o caracteres............... .......................................... 445 CXXVII. Jornadas notariales.................................................................... 470
2.1. Autenticidad................................................................... 445 1. III Congreso Notarial del Mercosur........... ..... ............. ........... 470
2.2. Confidencialidad............................................................ 446 2. IV Jornada del Notariado Novel del Cono Sur....................... 471
2.3. Equivalencia.................................................................. 446 3. XXXII Jornada Notarial Bonaerense...................................... 471
2.4. Originalidad................................................................... 447 4. XXXIII Jornada Notarial Bonaerense.................................... 472
2.5. Valor probatorio........................................ ..................... 447 5. XIII Jornada Notarial Cordobesa............................................ 473
2.6. Firma digital............................................................ ....... 448 6. XXIV Congreso Internacional del Notariado Latino.............. 473

CAPÍTULO XL CAPÍTULO XLII


INFRAESTRUCTURA. EL CERTIFICADOR LOS NOTARIOS Y EL MERCOSUR
CXXII. Infraestmctura general............................................................... 450 CXXVIII. Circulación de los instmmentos notariales............................... 475
l. Autoridad de Aplicación................................. ....................... 450 l. Argentina............................................................................... 477
2. Ente Administrador......... ....................................................... 450 2. Brasil..................................................................................... 477
3. COluisiónAsesora.................................................................. 451 3. Paraguay.............................................. ................................... 478
CXXIII. El certificador licenciado y sus relaciones.................................. 451 4. Unlguay................................................................................. 478
l. Clases..................... ............ .................................. .............. ... 452 5. Protocolo de Las Leñas.......................................................... 478
2. Funciones y obligaciones del certificador.............................. 452 6. Declaración de Buenos Aires................................................. 479
3. Cese de actividades................................................................ 453 6.1. Valorprobatorio.............................................................. 479
3.1. Caducidad (27 regto.)..................................................... 453 6.2. Fuerza ejecutoria................................ ............................ 480
4. Relación entre el certificador y el titular del certificado, y XCXXIX. Representación.......................................................................... 481
con la autoridad de registro........... ........................................ 454 CXXx. Sociedades comerciales en el Mercosur.. ...... ..... ..... ......... ......... 484
4.1. Sanciones............................... ...... .................................. 455 CXXXI. El ejercicio de la notaría en los países miembros.................... 486
5. El certificador licenciado y la autoridad de registro............... 455
5.1. Funciones del Registro................................................... 455 APÉNDICE
CXXIY. Los certificados digitales. La auditoría..... .................................. 456
l. Obtención de certificado de clave pública según Mauricio I. Principios fundamentales del sistema de notariado latino........ 493
Devoto.................................................................................. 456 l. Título primero. El notario y la función notariaL.................... 494
2. El proceso según Chayer y otros................ ............................ 458 2. Título segundo. Los documentos notariales........................... 494
3.Auditoría................................................................................ 458 3. Título tercero. Organización de la profesiónnotarial.............. 495
n. r Congreso de Derecho NotariaL.............................................. 496
CAPÍTULO XLI l. El derecho notarial. Autonomía del derecho notariaL.......... 496
2. Tema 11. El notario y su función. Realización notarial del
REALIDADES Y ESPERANZAS NOTARIALES derecho........... ...... ... .................................. ........................... 497
3. Tema m. Colegiación. Adscriptos. Responsabilidad............. 499
('XXV. Aspiraciones notariales............................................................. 4ó 1 3.1. Colegiación.................................................................... 499
XXIV ÍNDICE GENERAL

3.2. Proporción entre registros y población........................... 499


4. Tema IV. Formas de los actos jurídicos. Instrumentos públicos. 501
4.1. Forma de los actos jurídicos...... ...... ...... ......................... 501
4.2. Instrumentos públicos.................................................... 502

Bibliografía general....................................................................................... 505


Bibliografía básica............................... ................................................. ......... 505
Bibliografía especial............................................................................. ......... 506
Bibliografía adicional actualizada................................................................. 525
Bibliografía de la Academia Nacional del Notariado...................................... 535
Temas del Manual en Jornadas y Convenciones............................................ 539

APÉNDICE NORMATIVO
Ley 404. Ley orgánica notarial...................................................................... 543 A mis inspiradores Alberto S. Villalba Welsh
Decreto-ley 9020/1978. Notariado................................................................ 575 y Félix Santiago Farés.
Decreto 3887/1998. Notariado. Ley orgánica. Reglamento. Notarial.
Aprobación................................................................................................ 607
Decreto 162412000. Notariado. Ley Orgánica. Reglamentación................... 630

Índice analítico leyes 404 y 9020 Y sus reglamentos decretos 162412000

Ínl;e8~:~ií~~~::::::::::::::::·.::::::::::::·.::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::'.::::::::::::::::::::::'.:
647
648
Índice temático ............................................................................................. . 673
ABREVIATURAS

DTR ............................ Disposición Técnica Registral.


ED ............................... Revista "El Derecho".
GF .............................. "Gaceta del Foro".
JA ............................... "Revista de Jurisprudencia Argentina".
LL ............................... "Revista Jurídica Argentina La Ley".
RdN ............................ "Revista del Notariado" (Capital Federal).
RN .............................. "Revista Notarial" (provincia de Buenos Aires).
UINL .......................... Unión Internacional del Notariado Latino.
UNA ........ :.................. Universidad Notarial Argentina.

Nota sobre bibliografía:


a) Los cinco autores de la bibliografía general, es decir: 1) González,
('arios Emérito; 2) Larraud, Rufino; 3) Mustápich, José María; 4) Neri,
Argentino l.; 5) Pe1osi, Carlos A.; son citados por sus números de orden,
lomos y páginas, con el enunciado de los distintos párrafos.
b) Al citar algún autor, el número entre paréntesis consigna la página
de su texto mencionado o el de la bibliografía.
e) Las normas del Código Civil son citadas por sus números sin con-
signarlo, porque son las más; en el caso de otros códigos o leyes, se los
menciona.
PRÓLOGO DE LA SEGUNDA EDICIÓN

Más de quince años han pasado desde la primera. A pesar de que algu-
nos temas han cambiado, este Manual, sencillo y sin mayores pretensiones,
sigue siendo útil, sobre todo como guía, en diversas Universidades que
incorporaron como estudios de postgrado los de derecho notarial; también
se consulta con provecho por quienes se presentan a los concursos aspiran-
do a un registro notarial en diversas competencias territoriales de nuestro
país.
Además de la satisfacción por cierta utilidad que demuestran los he-
chos, estimo llegado el momento de actualizar, corregir y ampliar el texto.
Deseo seguir prestando el servicio que me propuse inicialmente, a quienes
quisieran tener una somera idea sobre una rama del Derecho, la cual, a
pesar de que vitalmente no hace bulla, como por ejemplo el Derecho pro-
cesal, que se maneja cum strepitujudicialí, opera dentro del cumplimiento
y uniendo voluntades sine strepitu.
Desde ese enfoque incorporé normas referentes al documento nota-
rial, al ejercicio de la actividad notarial y al Colegio profesional. Tales, la
ley 404/2000 Y su reglamento 1624/2000, ambos de la Ciudad Autónoma
de Buenos Aires, el reglamento 3887/1998 de la ley 9020/1978, de la pro-
vinda de Buenos Aires, que adecuan el ejercicio a los tiempos que corren.
Tumbién consideré la reforma del decreto 2080/1980 del Registro de la
Propiedad Local y otras normas.
Me limito a ellas por haber ejercido en ambas circunscripciones, es
dm;ir, por tener sus vivencias. Además, y es motivo fundamental, por es-
lur inspiradas, como casi todas las normas, en el Anteproyecto de Ley de
los I)ocumentos Notariales de la actual Academia Nacional del Notariado,
hu se de todas ellas, con ciertos retoques de vida y de pensamiento jurídicos
xxx MANUAL DE DERECHO NOTARIAL PRÓLOGO XXXI

que vibran en cada provincia, dentro de la firme columna de unidad nacio- actualizar los servicios de firma, instrumento y protocolo digital, tal como
nal del contexto notarial. ocurre ya en países avanzados.
Desde ese punto de vista corregí todo 10 referente a la legislación que El cuarto capítulo abre un breve estudio sobre el Mercosur fundado
ha caducado y fue reformado; no resulta ser frondoso, porque en la prime- en temas jurídicos que atañen al oficio notarial, v.gr. la circulación de los
ra edición incorporé doctrinas que han sido asumidas por la nuevas leyes, instrumentos específicos, el ejercicio de la actividad notarial en otros paí-
además hubo desplazamientos de números de artículos que necesariamente ses, etc., temas que provocaron el nacimiento de Jornadas del Mercosur de
consigno e incorporo los nuevos institutos, como v.gr. copia parcial, tras- diversa especie, cuyos despachos interesa conocer porque están relaciona-
lados, la gran reducción de documentos extraprotocolares, los certificados, dos con el Derecho Internacional Privado que toca a los escribanos en más
algunas Jornadas, etc. de una oportunidad.
La novedad consiste en la parte cuarta con el título de "El futuro pre- Por último incorporo el texto pleno de las leyes notariales de
sente ya". En el párr. 79 intocado, mencioné sobre la "Informática y el De- la: a) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 404 y reglamento 1624, am-
recho notarial". En la parte cuarta desarrollo cuatro capítulos que estaban bos del año 2000; b) provincia de Buenos Aires, 9020/1978 y reglamento
faltando y hoy se hacen imprescindibles. Los tres primeros se refieren a la 3827/1998. Las precedo con un índice analítico con varios centenares de
informática: en ellos estudio el documento electrónico, la firma electrónica entradas, suficientes como para ir directamente a los artículos conectados
y la digital, la infraestructura y el certificado. . con el tema que de manera detenninada se esté estudiando o buscando.
En realidad, este grupo de capítulos no presenta ninguna prospectlva Mi agradecimiento especial para el notario bonaerense de la ciu-
porque no prevé un salto cuántico que ya no es necesario. Simplemente es dad de General San Martín, Carlos Agustín Sáenz, quien gustosamente se
algo tan cercano que corresponde tratarlo e~ perspectiva. No.h~ de f~ltar prestó para asesorarme, con el entusiasmo que 10 domina cuando se ex-
mucho tiempo para que se dicte una ley aplIcando la firma dIgItal al 111S- playa sobre el documento electrónico y la firma digital. Debo reconocerlo
trumento notarial sobre la actividad actual del notario y a la que se pueda como un tema que me cuesta porque, precisamente a mí que me expreso
crear con ese motivo. Hay que estar preparados y habilitarse para esta ac- más que nada con la práctica notarial, me falta práctica electrónica, lo que
tividad. es el colmo. Por ende, mi querido y estudioso lector, si topas con algún
El Consejo Federal del Notariado Argentino registra ya el par de cla- furcio en las explicaciones, anótalo en mi cuenta exclusiva.
ves en que consiste la firma digital: la privada y la pública. Alrededor de j y que Dios nos ayude!
doscientos escribanos las han inscripto, vía de sus propios Colegios no- Carlos Nicolás Gattari
tariales y algunos, si bien muy raros, realizaron alguna activid~d, no en
sentido fedatario, pero sí como profesionales, puesto que el escnbano de- (:hristus Rex, 20/11/2005.
sarrolla, además de su oficio público, otras diligencias jurídicas, consultas,
redacciones, mediador, etc.
Lamentablemente desde hace más de un año el contrato del Consejo PRÓLOGO DE LA PRIMERA EDICIÓN
Federal con la empresa Certisur, del que hablo en el párrafo 125 caducó
sin renovarse, por falta de apoyo en algunas provincias y por una especie Este manual busca sintetizar los conocimientos de producciones
de temor y temblor que produce lo nuevo en cualquier grupo, así sea de II\ÚSvoluminosas sobre derecho notarial. Pretende actualizar la doctrina y
escribanos. Como el registro de claves es por períodos casi todos están praxis, pues han trascurrido dos decenios desde la última publicación sobre
vencidos. la cspecialidad. Intenta incorporar la bibliografía de esos veinte años, más
Yo creo que, como en España y Francia, también deberá ocurrir entre
uhulldante que la anterior. Se atreve a presentar otros argumentos y enfo-
nosotros un hecho: un grupo selecto de conocedores del tema y de carác-
ques sobre tesis nuevas y viejas.
ler ejecutivo tendrán que forzar el dictado de la ley especial y, sin mayo-
Conocemos los tratados de José María Mustápich, tres tomos, 1955,
res contemplaciones, que sea aplicada en el plazo de ciento ochenta días, y los ocho de Argentino 1. Neri, 1969 a 1976; el curso de Rufino Larraud,
tiempo suficiente para prepararse con el fin de empaparse en el asunto y I%ú, Yel volumen de Carlos Emérito González, 1971. Tal es la bibliografía
xxxn MANUAL DE DERECHO NOTARIAL PRÓLOGO XXXIII

básica producida en la Argentina, a la cual se agrega El documento notarial, sa es la primera, sobre los instrumentos: escrituras y actas, con una obser-
de Carlos A. Pelosi. Las cuatro primeras son obras mayores, razón que justi- vación meticulosa de la realidad; comprende la estructura escritural y las
ficaría la aparición de un manual con el fin de compendiarlos. consecuencias que produce con eficacia propia.
Si todo se redujera a sintetizarlos, la misión resultaría útil, pero, in- La segunda parte desarrolla la responsabilidad del notario, desple-
dudablemente, pobre. En consecuencia, procura ponerlos al día asumiendo gando el abanico de sus especies: civil, penal, fiscal o administrativa, dis-
las nuevas producciones. Si bien no hay muchos libros sobre temas nota- ciplinaria y colectiva. La tercera parte abarca dos temas centrales: la teoría
riales, en cambio es numerosa la producción de artículos y monografías general con argumentos nuevos sobre la fe legitimada, la especialidad del
que lucen en las revistas especializadas. También conocemos las opiniones derecho notarial y su ubicación dentro de la enciclopedia jurídica; el otro
del cuerpo en convenciones y jornadas, consultas y dictámenes, en los ex- tema se refiere al cuerpo considerando la política notarial y su inserción en
pedientes de inspección y en la literatura que producen el Instituto Argen- cl mundo contemporáneo.
lino de Cultura Notarial y la Universidad Notarial Argentina. Una última nota: como surge de la simple lectura del índice y del
A este respecto, necesito aclarar que mis fuentes bibliográficas son, desarrollo de sus partes, siendo así que el texto procura tratar casi todos los
en general, además de la jurisprudencia atinente, las notariales. Entre ellas, temas notariales, no comienza por 10 abstracto, sino que recorre en la base
paso por alto las obras producidas en el extranjero, como pueden ser las los hechos fenomenológicos concretos y singulares. Asentados los pies so-
Ihll1cesas, italianas y, sobre todo, españolas. Aun cuando haya una base bre la, tierra, sube los tramos de la pirámide hasta alcanzar en la cúspide la
común, porque todos integran el notariado latino, al hablar sobre conceptos visión general. Allí verifica los caracteres diferenciales que pueden perso-
y normas argentinas, prefiero a los comentaristas argentinos, precisamente nalizar a una especialidad jurídica nacida de vivencias propias.
por el enfoque vivencial que doy a todo el discurso del manual. Debo agradecer a la Universidad Notarial Argentina, de la cual fui
Hay una excepción, evidente y justificada, que en realidad no es tal: alumno y profesor, por haberme dado la oportunidad de tener contacto e
don Rafael Núñez Lagos. Es notario español, integrante de la Academia intercambio permanente y transmisivo con el grupo inicial y entusiasta
Real de Derecho, discípulo de José Castán Tobeñas, muy amigo de los ar- dc notarios, que simultáneamente fueron directivos y profesores. En par-
gentinos, y.éstos a su vez, de él. Sus famosas monografías -algunas de las ticular, recuerdo a Carlos A. Pelo si, Miguel N. Falbo, Eduardo B. Pondé,
cuales tuve la suerte de publicar siendo director de Revista Notarial- se Natalio P. Etchegaray, Raúl R. García Coni, Edgardo A. Scotti y Alberto
hlln incorporado a la doctrina de nuestro país, especialmente por vía de S. Villalba Welsh.
Curios A. Pelosi. De ambos me siento discípulo, 10 que pruebo con las Mi cálida gratitud para quienes fueron, mis "alumnos", a quienes lla-
l'olltilluUS citas de sus escritos, además de haber concurrido a sus clases y ll1aba no con ese nombre, sino "mis cursantes", porque todos eran pro-
cOllferencias, aceptando y divulgando sus ideas. fesionales, muchísimos con ejercicio efectivo de la notaría y con mayor
Aclaro también que la bibliografía especial en uso, además de la ge- experiencia que el profesor. Ellos, con sus cuestionamientos, excitaron mi
neral y básica, obra en Revista del Notariado y Revista Notarial, que 10 sentido de responsabilidad, exigiéndome y obligándome a profundizar la
son de los Colegios de Escribanos de la Capital Federal y de la provincia ll1ateria. Me abrieron panoramas insospechados. Puedo reconocer, como
de Bucnos Aires. Respondo con ello a mi selección de leyes: sólo trato de profesor, que me han enseñado mucho. Hoy, ofrezco en este manual el
In ley capitalina 12.990, de 1947, y de la bonaerense 9020, de 1978; en compendio de todas esas vivencias.
primer lugar, por tener la vivencia de ellas, porque fui titular de registro en Carlos Nicolás Gattari.
ambas circunscripciones; luego, porque tanto una como otra han servido
de base a las leyes provinciales que se dictaron después. Las completo con
el Anteproyecto de ley de los documentos notariales.
El manual tiene una introducción y tres partes. De la introducción
destaco tres temas: el fenómeno notarial, la audiencia, en que sigo a Núñez
Lagos, por ser quien mejor la estudia, y las operaciones de ejercicio, que
preparan la diferenciación con las otras especialidades. La parte más exten-
INTRODUCCIÓN
Se encuentra signada por el método fenomenológico. Somos observa-
dores de una realidad que nos va llevando de la mano hacia las teorías. Este
manual comienza posiblemente donde casi todos los tratados terminan. Se
illicia con la observación de los acontecimientos en un sector del mundo
del derecho que se exhibe, al parecer, con cierta personalización o especia-
Iidad. Es decir, comienza por los hechos para ir remontando la pirámide,
basada en tales hechos.
Para bien asentar nuestra observación, advertimos una necesidad fe-
Ilomenológica de la persona humana, considerada en sí y dentro de la so-
ci¡:dad: su profunda desazón al hallarse en una postura jurídica, incierta
e insegura, con referencia a sus bienes mayores. Esto quiere decir que ya
illidalmente debió haber buscado remedio a tal situación. ¿Cómo descu-
brir euál fue el proceso y los procedimientos utilizados por el hombre para
asegurarse de no ser molestado en su propiedad?

l. Documento

¿,Qué nos dice la evolución histórica? Mientras hubo un pequeño


grupo, todos sus integrantes conocían al propietario y lo ligaban con la
propiedad. Cuando los grupos fueron mayores, buscaron un lugar masivo
de (';oll1unicación: la puerta de la ciudad en la edad antigua, y en la Edad
Media el púlpito de la catedral o el campo de Marte. ¿Quién aseguraba al
pl'Opktario que su bien no era mostrenco? La comunidad. ¿Sólo la comu-
lIidad? No; al parecer, también se documentaban los contratos en la arcilla,
t'll In piedra, en la cera, en el pergamino.
2 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL INTRODUCCIÓN 3

Alguien, que sabía trabajarlos y que, por supuesto, era perito en el arte lo legaliza, es decir, verifica si está de acuerdo con la ley y, en todo caso,
de escribir, asentaba los contratos. Después de la comunidad, quien garan- luce su asesoramiento; por último, justifica la situación relativa de los re-
tizaba los bienes era el documento contractual, siempre que fuera inscripto quirentes. Hecho esto, configura el negocio valiéndose de la redacción, o
en los registros públicos. La redacción y el quehacer continuo hizo nacer los hechos del acta por medio de la narración. En la audiencia funcional,
peritos especialistas, capaces de interpetar y de indagar las voluntades de que es el acto más importante históricamente hablando, procede a la lectu-
sus requirentes y de interferir con ellas por medio de su asesoramiento. Es ra del texto; autentica todo lo percibido de vista, de oído, con sus sentidos,
decir, el documento en forma paulatina va creando a su documentador. y autoriza el acto y el instrumento. De la atenta lectura del texto se conclu-
Faltaba un paso: la seguridad que daban los registros públicos, des- ye que todos los actos vivos del notario y de las partes se han proyectado
pués de la comunidad, le fue atribuida al propio documento aun antes de su en distintos sectores del instrumento.
inscripción para determinados casos; al poco tiempo se hizo común y todos Pero mientras las partes han terminado su cometido, el notario conti-
los documentos daban seguridad. Por último, se advirtió que si bien la se- núa el suyo, que se prolonga en la expedición de copias, inscripción de los
guridad la tenían los documentos, ella derivaba de la intervención de cier- títulos en el registro de la propiedad, pago de impuestos y tasas que retuvo
tas personas; entonces, la seguridad y la certeza que tenían los documentos y, en relación a los requirentes, procede a entregar los documentos que
impregnaron también a quien los hacía, de un poder específico. Así, la fe les pertenecen. ¿Ha concluido su función? No, todavía persisten algunas
discurrió desde el grupo al oficial público, a través de la documentación en 110 menos importantes; en efecto, es conservador de los documentos, que
un triple paso: comunidad, documento, persona que documenta. debe encuadernar, y finalmente se convierte en archivero para seguir expi-
El documento, en sí considerado, resulta ser una forma, y como gra- diendo las copias que se le solicitan en determinadas condiciones; llega el
vita en el derecho, ella es jurídica. Ahora bien, se distinguen perfectamente lllomento de llevar los protocolos al archivo general y aun allí sigue siendo
los documentos privados de los públicos; entre éstos, el que da seguridad rcsponsable de los documentos porque, en definitiva, él los ha intervenido
y certeza a los contratos y sucesos puede proporcionarla porque a él y a su y son suyos.
autor se les atribuye autenticidad y poder de autenticar. Entre los instru-
mentos auténticos que podemos observar encontramos como diferenciados
a las escrituras de las actas, porque aquéllas contienen un negocio y éstas J. Partes del manual
no; a su vez, hallamos las copias de dichos instrumentos.
Concluida la introducción, comienza el estudio particular de los gran-
des temas, que a su vez serán introducidos: escrituras, actas, otros docu-
2. Documentador 1I1cntos; su eficacia; responsabilidad del notario. Una vez en conocimiento
dc todo este material concreto y particular, tenemos las suficientes viven-
Lo anterior justifica la existencia de un fenómeno notarial percibido l' ¡as para reflexionar sobre ellas y remontarlos a la doctrina con la teoría del
en un objeto mundanal, el instrumento. ¿Qué descubro si acompaño el que- (kreeho notarial; esto de ninguna manera nos hará prescindir de la realidad
hacer del oficial público cuando prepara tal instrumento? Como actividad sociológica como sustento de las leyes generales que responden a valo-
inicial, advierto que recibe e indaga voluntades contractuales; individua- raciones justas. Finalmente, nos acercaremos a las vivencias del cuerpo
liza a los sujetos, ayudándose de los datos personales; toma en sus manos Ilotarial en sus organismos, procurando columbrar el futuro deseable.
un boleto, el título, los poderes y documentos habilitantes; solicita certi-
ficados que califica y legitima; prepara el texto de la escritura o del acta.
Finalmente, en el acto principal, el notario percibe los hechos indicados en
la escritura preparada, ruega la firma y suscripción de las partes y él mismo
cierra el ciclo con la autorización.
¿Cómo hemos llegado a este punto? ¿Qué actos realiza el notario para
llegar a la audiencia? ¿Qué operaciones desarrolla? En primer lugar, al in-
dagar las voluntades, califica el acto o contrato; en forma casi simultánea,
PARTE PRIMERA

INSTRUMENTOS NOTARIALES
CAPÍTULO 1

EL FENÓMENO NOTARIAL

Si estudiamos las diversas actividades en cualquier sociedad, pode-


1l10S advertir la existencia de un fenómeno llamado notarial. Digo fenó-
tllcno en sentido husserliana, como objeto aparente, intuido aquí y ahora.
1,a cvidencia más clara se halla constituida por la escritura notarial. Ella
n:sulta de la voluntad expresada por sujetos de derecho con intervención
lk un oficial público denominado notario, o con el nombre que se quiera
pero en esa función notarial.
Para mejor comprender ese fenómeno convendrá reflexionar sobre
HU causa. A simple vista nos encontramos con la necesidad humana, per-
NOlla 1y social, de certeza y seguridad jurídicas, vivientes en un sector de
111 realidad cotidiana. Expondré algunas nociones sobre el producto que
111 llIisma sociedad ha originado para satisfacer esa apetencia, es decir, el
ttlstrumento público, el .cual, a su vez, crea la función notarial, y ésta a
~ill órgano.
Por último, observamos que según va modificándose la documenta-
1'11'111, cambia el sujeto activo de la fe pública. Su evolución general marcha
d["sll\.: la palabra hablada, que se expresa ante la comunidad, hasta la pala-
hll1 escrita por un oficial público; su redacción se atribuye a una función
dl"l\'l'lllinada que desempeña una persona, cuya idoneidad se fue condicio-
111111(10 históricamente a la evolución del propio instrumento.
8 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL EL FENÓMENO NOTARIAL 9

I. NECESIDAD HUMANA DE CERTEZA Y SEGURIDAD JURÍDICAS cubrieran sus primeras necesidades, no podría subsistir. Pero esa misma
imperfección es también el principio de su perfectibilidad. Y así el ser hu-
Estudiamos al hombre en sí mismo y al hombre en sociedad. La ex- mano se integra y se realiza en sociedad.
plicación está imbuida de los principios que .info~an una cosmovisión Dice el brocárdico romano ubi societas, ibi jus (donde hay sociedad,
histórica occidental. Tampoco mteresa cualqmera, smo la que se nutre en allí hay derecho). Es precisamente la interferencia que se produce entre
la tradición multisecular latina. Ésta, a través de la España colonizadora, los sujetos (Cossio), o la circunstancia en que se desarrollan los repartos
nos arraiga en el derecho romano. Son nociones elementales que acepta la (Goldschmidt). Las posiciones entre los miembros de una sociedad pue-
filosofía, en general, y han sido tomadas por la filosofía del derecho. den ser tres: de indiferencia, de paz y acuerdo, o de guerra y desacuerdo;
la primera queda descartada inicialmente por no ser posición jurídica; no
interfiere.
1. El hombre, persona jurídica singular Las otras dos, sí son posturas jurídicas y tienen que ver con la justicia.
La justicia, a su vez, aparece en un doble contexto de movimiento, en apa-
Para que haya derecho debe existir interferencia exteriorizada en a~­ riencia contrario, el autónomo y el heterónomo. Un importante sector de la
tos voluntarios. Ahora bien, ningún hecho tendrá el carácter de voluntano hcteronomía, basada en el desacuerdo, configura la competencia material
sin un acto exterior por el cual la voluntad se manifieste y sin que los agen- de la función judicial. Por sus caracteres, nace en la duda y sólo es posible
tes lo hayan practicado con discernimiento, intención y lib~rtad declarados eliminarla por medio de un proceso dialéctico que inserta la certeza en la
por medio de signos, gestos, palabra hablada, palabra escnta (8?? y 913). sentencia definitiva.
Tanto la inteligencia como la voluntad son fa~ultades espIr1tu~les de A su vez, un importante sector de la autonomía, basada en el acuerdo,
que se vale el hombre para alcanzar la verd~d y e~ bl,en. Per? no nos mtere- configura la competencia material de la función notarial. Por sus caracte-
sa aquí el deseo natural de conocer que, segun ~nstoteles, t1~ne el hombre, res nace en la verdad y certeza, con expansión sobre la seguridad jurídica.
ni tampoco la apetencia de un bien general; ~mo la especial verdad que Sólo es posible negarla probando su falsedad en la querella respectiva.
constituye la certeza jurídica poseída por el sUjeto de derecho, n~ esp~c~­ Ahora bien, los que se producen en estos sectores son hechos humanos
lativamente sino en relación a la seguridad. Esta verdad y segundad Jurl- L~xteriores; por tales, pasajeros, efímeros. Todo objeto egológico 10 es. Por
dicas son u~ valor "telemático", porque ambos se dirigen principalmente ello se olvida.
a la voluntad.
En una interpretación fenomenológica: por sus c.aracte~es co.nfiguran-
tes, el hombre jurídico, como estructura, como totahda? vlvencl~l, busca J, Ticmpo y espacio
con todo su ser, con todas sus potencias, la verdad y el bien especIficas: e?
cuanto éstos satisfacen sus apetencias naturales y le inducen a una actIvI- ¿Cómo pueden persistir los hechos humanos para que no se pierdan
dad regulada por tales valores. Unita~iame?te. el h~m~re am~ la ce~eza'y l'l\ el tiempo? La única manera de posibilitar su perduración es recogerlos
la seguridad jurídica como un todo vIvencIal mescmdible. Solo la CIenCia l'll documentos, según aquello de que la palabra vuela, y los escritos per-
diseca lo objetivo, analizando sus aspectos, separables mentalmente. La 111I\l1l.lCen. Y tan importante es el documento (y el monumento), que sobre
realidad cotidiana us, en sí, sintética. NII hase, y solamente sobre él, se construye la historia; el documento separa
('Hin de la prehistoria. Pero ¿qué relación tiene el documento con la historia
V el derecho?
2, 10 homhre, pcrsona jurídica social Sigo pensando que, en derecho, el hecho que se opera en la realidad,
('S posiblemente menos importante que su propia documentación. Sólo ésta
Según Árislólu!t:s, el hombre es un animal polític~. Un ser eminen- pnlllile su conocimiento en forma perdurable y trascendente. El hecho,
It'II1l'IIIe social por naturaleza desde un doble punt? ?e vls~a, p~r defecto y ¡'OIIlO lal, interesa a la historia viviente de todos los días. Pero sólo es resca-
pOI' pel'll!t~ciólI. La criatura humana nace en condICIOnes mfenores a mu- IlIhk pam d conocimiento jurídico si se halla documentado; esto acontece
rhos IlIlill1u!t:s. Si la madre, en primer lugar, el padre u otras personas no ~1I. "l' illgún modo, se inserta en la otra dimensión, en la estática.
10 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL EL FENÓMENO NOTARIAL 11

¿Qué pasa si el hombre percibe el hecho de la realidad jurídica que Aquella necesidad de certeza que requiere la inteligencia y aquella
transcurre y desaparece en el tiempo y lo registra en los materiales que su apetencia de seguridad que exige la voluntad del hombre, jurídicamente
propio entorno y las técnicas de aplicación le. p~oporciona~? Pues .muy considerado, hizo un documento especial en ciertas relaciones privadas en
simple. El hecho histórico, temporal, se espac¡ah~a, se CosI~c.a. Deja ~e acuerdo que se consideran trascendentes. Este documento, a su vez, dio
pertenecer a la dimensión dinámica para introduclfse y pervIVIr e.n la dI- origen a una función social con finalidades específicas: la redacción de
mensión estática; desde ella, sigue enviando su permanente mensaje, cuyo los hechos y exteriorizaciones de voluntad de los sujetos jurídicos cuando
sentido captará el perceptor porque se trata de un objeto cultural. se hallan en acuerdo, para darles fonna, constituirlas y, cuando fuere ne-
En resumen, pues, los hechos humanos considerados en el s~jeto ~~e cesario, arrimar la prueba pertinente. Por último, así como el documento
los emite son ego lógicos y, por ello, inmanentes. Al tener la dlmenslO~ origina la función social de certeza, ésta dio nacimiento a su órgano, el
temporal que caracteriza la historia, desaparec~n en un sector de.la contI- notario.
nuidad. Para que puedan trascender desde el tIempo, es necesarIO que el
ser humano los convierta metiéndolos en la dimensión espacial. Para ello
compone los objetos mundanales, desde las tabletas asirias hasta la com- l. Instrumento notarial
putadora moderna. Estos documentos -como diría Cossio-- constituyen
estancia humana en el mundo. Es una de las especies más importantes de documento público. Dife-
rente de los demás por sus caracteres externos, tales como papel, grafía,
tinta, que constituyen su corporeidad, y se hallan minuciosamente regula-
11. NOCIONES DE INSTRUMENTO, FUNCIÓN Y FE NOTARIALES dos en nonnas especiales. También se distingue por sus caracteres inter-
1I0S: tenor, contenido literal, o pieza escrituraria, que sólo narra hechos en
Tules documentos pueden tener problemas en extremo graves. Pue- IIclIerdo, y autoriza un oficial público responsable (Larraud, 206).
~1t.~1I scr utneudos por doble falsedad, material e ideológica. En cuanto a la Mientras los administrativos y aun los judiciales son documentos que
pl'i1mml. l)1 doeumcnto quizá no es ge~uin?; ta~poco el ~utor al cual.se :,úlo intentan mostrar los distintos trámites y etapas recorridos y tienen su
nll'lhllYc, Sil inlc¡1.ridnd queda afectada SI eXIsten mterpolaclOnes, supreslO- propia ejecutividad, el notarial es instrumento que posee un triple objetivo:
lU'i'I, ni'",lhl\ll'IIS; IlUII podría desaparecer del todo. Si fuera copia podría no dar forma a hechos y voluntades, con la fonna constituirlos sust¡¡¡.ntivamen-
IilIl' 111'1 (1IIIh'ordlllll'ill ,kl original. k y, por último, en toda controversia, que se supone no común, presentarse
1111,.111'*111'1"111 i,klllú¡.t1ro, el pensamiento del autor acaso no coincida 1~(lIllO prueba privilegiada ante el juzgador.
1'1111 111 ¡.t"I''''/iIl'11I clO¡'IlIlll'lIllIl; l'IlIK~ qlle el hech.o real se narre de m~~o Alguna sentencia ha incurrido en el error de estimar que "los escritos
.11.1111111 V 111111 l'IlIIlmrio. y ('110 1I(,()IlIL~zca hasla Slll quererlo, pero tamblen ludiciales son instrumentos públicos (949, 4) Y sirven como medio idóneo
"IUn,")lIlhl TIH1111i1 "líllll'i pl'lIhll'llIlIN son lralados por la crítica histórica. para la ratificación de una venta de cosa parcialmente ajena". Se trata del
" ..mo U''''" InuH't"lIth'IIl'jn imldkn. III derecho les ha buscado una solu- prieio "Baccarini de Mastani, Ana y ot. C. Apartin, Mauricio", CNe, sala E,
tlh'JI vll1hhl 11"~1 !lO 11I11í"l' 111 hiNlmill. ,l.\II2/1969 (ED del 1411971 y RdN 711-71-351). En el comentario, p. 354,
lIt 'IIAI ,111 111 qlw hWH"', ,'1 hOlllh,'c t'OIlIO sujeto de derecho? "Debe des- ( 'arpcl (Carlos Pelosi) se preg1l11ta: "¿Son instrumentos públicos los escritos
hU.1MI.~ 1111'111'1111111 IHll'ho tIl' qlll\ por lel1lor a los hombres, el ordenamiento ludiciales'?". Y frontalmente les niega tal valor. Otro caso similar con igual
utll 11 h¡I n In IlIh'IV¡'/H'IÚII di' 1111 hOlllbre, el notario, todo lo cualificado que \'Olllelllario en RdN 763-79-155 yen RN 864-82-1466.
IH'II. 11\\/11 111 \'IIIHI 11111111111" Y esto al objeto de que el documento tenga la Discurre Pelo si que cuando se realiza una audiencia con intervención
11 "1 VIII "lItíd"d ,k l'/ical'Ía posible" (Manuel González Enríquez y otros, ,Id . . ecretario es aplicable el 979, 4. Lo mismo el documento privado queda
"( 'Cl/llpIOhlll'iúlI lIotarial de hechos", RdN, 106~/69): La s?c~edad pret~n~e l' Illvertido en público cuando se ha mandado protocolizar por juez compe-
dllllllllll' lo 1I1111il11a sospecha de falsedad materIal e ldeologlca y constItmr ("lile, desde el día en que el juez lo ordenó (984); igualmente, en caso de
111 vt'nlud juridica asentada en el documento, creando una función certifi- IlIIhcrse reconocido judicialmente por la parte a quien se opone luego de
cllllle. Il'l'( IIH)Cer!o judicialmente (1026).
MANUAL DE DERECHO NOTARIAL
EL FENÓMENO NOTARIAL 13
12
trata de la comunicación lingüística que permite la constitución de los de-
Ninguno de esos tres casos es el d~ autos, pu.es se trata de un sim~le
rechos emergentes de ciertos contratos importantes, transferencias, hipo-
escrito en que se ratifica una venta parCIalmente ajena. No se trat~ de. dIS-
tecas, y en la exteriorización de voluntades negociales, unilaterales o no,
currir demasiado sobre las normas legales sino de formul~rse. el slguIen~e testamento, poder, etc.
planteo: si, por ventura, ese escrito se desglosa por c~usa Justificable, ¿S!-
El lenguaje instrumental es eminentemente jurídico, adecuado a la
gue siendo instrumento público o pierde ese falso caracter que la sentenCia
figura del negocio o acto. Además, por tratarse de acuerdo, nace espontá-
le atribuye? . ,. neamente la necesidad del asesoramiento funcional; éste es tan antiguo que
En efecto, hemos visto que, por ser hIstoncos y .p0~ ende tem-
lo encontramos en el tabelion romano y aun en el escriba egipcio, mucho
porales, los hechos acontecidos y las volunta?es e~~enor~z.adas en la
antes de la atribución de fe pública. Este conjunto se imbuye de una men-
audiencia desaparecen. Para incorporarlos a la dll:~enslOn esta~ICa, esto es,
talización pacífica para el logro de los tres objetivos que supone, la forma
al instrumento espacial, es indispensable una redacclOn que les ~e for:na. Ella
constitutiva y probatoria de hechos y dichos. Empero, falta aún otro paso
consiste en elegir los elementos que mejor responden a lo quendo, sm poner
para subir a la cumbre de la verdad oficial e impuesta que marca la actual
de menos ni agregar sobrantes. . . . función notarial.
El instrumento notarial ya redactado no se hmlta a pre~entar, m me-
nos a representar los hechos y voluntades, sino que los constituye. y les da
existencia (993). Tan cierto es esto que, en .caso de error o falsa mterpre- :l. Fe notarial
tación, es necesario otro instrumento notanal en que las voluntades, ~or
nuevo acuerdo, modifican, corrigen, alteran o comple~entan el ~~ten?r.
Los autores consideran un triple aspecto: creencia, potestad de un in-
Se trata de una doble constitución: la primera, necesanament~ ongm~na,
dividuo y medida de valor jurídico del instrumento. La segunda consiste
ha levantado el edificio; la segunda, tira parte abajo, p~ra modIficar. SI las
cn la investidura que una persona tiene para dar fe de ciertos actos. Este
partes desaparecieran, los instrumentos tienen su propIa firmeza. nspecto subjetivo se halla limitado en el espacio yen el tiempo: no tiene
valor fuera del instrumento oficial ni de los actos que deban conocerse;
IIna vez autorizado, la carga de la fe se concentra exclusivamente en él y la
2. Función notarial sociedad debe creerlo.
En consecuencia, lo que interesa como resultado objetivo es la me-
Este instrumento que da forma a hechos y volu~t~des en acuer??, dida de valor jurídico del instrumento, consistente en la fe notarial que
los constituye y les proporciona prueba suficiente~ h~ ~ngmado la funclOn posee y regula particularmente el Código Civil (992/1995). El instrumento
no(arial. ¿Y cómo debe ser esa función? Por el pnncIpl~ de respuesta a su IL'verbera autenticidad, no sólo en sus contenidos, sino que también adyace
propia génesis, las caracterí~ticas deben adecuarse emme~temente a .los 111 papel en su contexto físico, en forma tal que romper una escritura es
(I'L'S objetivos: forma, sustanCia y prueba, pero no en cualqmer campo, SlllO rolllper autenticidad, según declara Núñez Lagos.
l'lI 1111 sedor de la vida jurídica. . . , En resumen, el hecho histórico producido en la audiencia notarial es
1':11 consecuencia, como reconoce Martínez SegovIa, es una funclOn Il!\lIseúnte, efímero. Quien ejerce la función 10 fija en el instrumento y, al
IlIrldkll y kgal (135 y 170). La explic~ción. profun?a ?e la causa por la qlledar registrado, se espacializa, se cosifica, entra en la dimensión estáti-
CllldlllS lIorlllas regulan la función notanal, dIrecta o. llldlre~tame~te, y con ('11. De este modo, y a pesar de que el instrumento como tal es voz muerta,
IIlIh. () IllellOS perfección, es que ella cubre una n.e,cesId~d eXI~tencIal d~l ser ¡dglle enviando a quien lo percibe, su mensaje de verdad y de seguridad
IIIIIll!II10 considerado en sí mismo y en su relaclOn SOCIal; mIentras eXIstan ('l\lhcbido en la fe notarial, sobre cuya base se construye el derecho real y
pL'rS()IHI~ con tales apetencias la función notarial existirá. . vIV ido de todos los días, en una soeiedad ordenada.
(,as apetencias normales del hombre, dentro de la socIe~ad, se refie-
1\~1l H la paz, al acuerdo, al encaje de vida en la persona y los bIenes, por~u
()()sición Icgal respecto de cad~ ,sujeto j~rídico y de ést~ f~ente a los demas.
(':sa paz singulariza en la funclOn notanal una caractenstlca acentuada. Se
14 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL EL FENÓMENO NOTARIAL 15

III. EVOLUCIÓN HISTÓRICA entraban por la puerta de la ciudad, 18 el campo de Efron de Macpela, frente a
Mambré, con la caverna que hay en él, y todos los árboles del campo y sus con-
La constitución actual del instrumento, de la función y de fe notarial tornos.
19 Después de esto sepultó Abraham a Sara, su mujer, en la caverna de
son el resultado de su historia. Al principio, el primero carecía de fe nota-
rial y el original se entregaba a la parte; el medioevo entendió esa fe como Macpela, frente a Mambré, que es Hebrón, en tierra de Canaán. 20 El campo con la
caverna que hay en él, vino a ser sepultura de su propiedad de Abraham, recibida
religiosa, luego fue laica. Sólo en la época moderna se instituye el protoco- de los hijos de Jet.
lo y se distingue la fe notarial de la judicial. Al comienzo, la comunidad fue
el sujeto activo de la función notarial, después quedó constituida en una Este texto, sencillo y solemne en sus reiteraciones, nos permite obser-
persona singular; sólo a fines del siglo pasado se distinguen los escribanos var aspectos que nos interesan. El comprador es Abraham, y el vendedor,
judiciales de los escribanos de registro. Efron, ambos mayores y capaces. El objeto del contrato es el campo de
Macpela, frente a Mambré, con los pocos detalles que a un beduino del
desierto le son suficientes para conocer los lindes de la propiedad; el precio
1. Función notarial en la comunidad asciende a cuatrocientos siclos de plata.
Se advierte claramente la función notarial. Tanto Abraham como
Se puede probar con la simple lectura del primer contrato de compra- Efron son individualizados. Los dichos y hechos de las partes son autenti-
venta que narra la Biblia (Génesis, cap.23). Dice así: cados; Abraham quiere la caverna de Macpela por la que ofrece un precio,
aceptando el que Efron le indica; éste realiza los actos correlativos. Las
1 Vivió Sara ciento veintisiete años. 2 Murió en Quiriat-Arbá, que es Hebrón,
en la tierra de Canaán. Vino Abraham a llorar a Sara y hacer duelo por ella, 3 y, declaraciones consideradas objetivamente, inclinaciones y reverencias, el
cuando se levantó de junto a su muerta, habló así a los hijos de Jet: 4 "Soy entre precio en plata y su peso son hechos que se constituyen por la certificación
vosotros extranjero y huésped. Dadme en propiedad una sepultura donde pueda Ilotarial.
sepultar a mi muerta, apartándola de mi vista". , ¿Y quién es el sujeto de esa función? ¿En quién reside la potestad
6
5 Los hijos de Jet contestaron a Abraham: "Oyenos, señor, por favor: Tú eres Icdante? Es la propia comunidad la que se halla en el ejercicio pleno de
entre nosotros un príncipe de Dios; sepulta a la muerta en el mejor de nuestros esa función. Los dos interesados no parecen dirigirse el uno al otro, sino al
sepulcros; ninguno de nosotros te negará su sepulcro para que en él sepultes a tu círculo entero. Abraham habla a los hijos de Jet, les ruega su intervención
muerta".
7 Alzose Abraham e inclinándose profundamente ante el pueblo de aquella
oliciosa ante Efron, se inclina y prosterna ante ellos y dialoga "oyéndolo
tierra, los hijos de Jet, 8 les dijo: "Si de veras queréis que pueda yo apartar mi todos". También hay publicidad para la oponibilidad, puesto que el acto
muerta de mi vista, sepultándola, escuchadme y rogad por mí a Efron, el hijo de solemne se celebra ante los hijos de Jet y de cuantos entran por la puerta de
Sojar, 9 que por su justo precio me ceda para sepultura, en propiedad, en presencia la ciudad, lugar público por excelencia.
vucstra, su caverna de Macpela, que está al término de su campo". A todo esto, los hechos acontecidos en la puerta de la ciudad, fijados
10 Efron estaba sentado entre los hijos de Jet, y respondió Efron, el jeteo, a por la fe notarial y por la publicidad, ¿eliminaban la instrumentación es-
Abraham en presencia de los hijos de Jet y de cuantos entraban por las puertas de nita? 0, al contrario, ¿ésta era tan necesaria entonces como ahora? En los
111 ciudad: 11 "No, señor mío; óyeme; yo te doy el campo y la caverna que se halla a
textos cuneiformes de Nuzu, Asiria, se dice, luego de algunas transaccio-
HII extremo; te la doy ante los hijos de mi pueblo; sepulta a tu munta".
11 Abraham volvió a prosternarse ante la gente de aquella tierra, 13 y habló así
IlCS, que "la tableta (de arcilla) ha sido escrita después de su proclamación
11 Jo:lhlll, oyéndolo todos: "Óyeme, te ruego; yo te daré el precio del campo. ReCÍ- en la puerta de la ciudad o del palacio". Es decir, la necesidad de documen-
I!I.'!() tú, y sepultaré en él a mi muerta". tación es tan antigua como la humanidad histórica.
1,1 Rcspondió Efron a Abraham diciéndole: 15 "Señor mío, óyeme; ¿qué Esta función notarial, que desarrolla la comunidad antigua, tuvo ma-
es para mí ni para ti una tierra de cuatrocientos siclos de plata? Sepulta a tu lIifestaciones aun en el medioevo. En la capitular de Thionville (diciembre
lIIu()r[a" . dd X(5), Carlomagno exige que "cada obispo y abad y cada uno de los
1(, Oyó Abraham a Efron y pesóle ante los hijos de Jet la plata que éste había
l"IlI1des tengan su propio notario". En las iglesias catedrales, en los patios
didlO, cuatrocientos sidos de plata corriente en el mercado.
17 Vino, pues, a ser propiedad de Abraham, ante los hijos de Jet y de cuantos
,le los castillos y en el mallum, ante la comunidad, se celebraban algunos
16 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL
17
EL FENÓMENO NOTARIAL

contratos que el notario volcaba luego en la charta; por esta razón, fue lla- latín medieval, da origen a la de escribano. En la partida IIl, A~fonso
mada iudex chartularius, como un desprendimiento de la judicatura, com- X establece: " ... otorgamos a Velasco Yáñez por Escribano PúblIco de
petente en los actos que revelaban acuerdo. Segovia ... mandamos que las cartas que escribiere de aquí adela~te ~n
pública forma que sean valederas y creídas por todo nuestro Senono,
así como deb~n ser cartas fechas por mano de Escribano público" (ley
2. Múltiples cambios
VIII).
Los textos nos muestran un concepto equivalente al de fe pública,
El aumento de la población y de los contratos determinó que la fun-
la cual resulta ser objetiva, pues se halla ínsita en el .instrumento, ya
ción notarial pasara de la comunidad a una persona singular, transitando
que no requiere la insinuatio para adquirir carácter fehacient~, por donde
antes por los registros públicos. El tabellio es el antecesor romano del no-
debemos concluir que la fe pública, primero fue u~a cualIdad o va.lor
tario, y según Pondé era el "individuo técnico en aspectos de derecho que
instrumental, luego una atribución potestativa, que, S1l1 em~~rgo, term~na
redactaba documentos relacionados con la actividad privada y que ofrecía
por quedar reabsorbida en este tipo de documentos, tambIen en sentIdo
su asesoramiento jurídico".
objetivo (992). "
Las novelas 44, 47 Y 73 de Justiniano, siglo VI, organizaron el ofi-
En 1255 Salatiel de Bolonia nos proporCIOna en su Ars notarle una
cio de tabelión e impusieron ciertos contenidos al documento. Las partes
ruegan la intervención del tabelión, quien, en el borrador, esque~atiza el
interpretació~ religiosa de esa fe pública. Dice que "el notario es persona
pública que ejerce oficio público, a cuya fe hoy públic~m~nte se recurre
contrato. Luego 10 pasa en limpio desarrollándolo en el pergammo que
para que escriba 10 que los hombres hacen en forma publIca para su pe-
las mismas partes le aportaron, y un día detenninado, en presencia de los
rcnne memoria" (ad cuiusfidem hodie publice decurritur). En la g~o~~ a
testigos, todos proceden a suscribirlo cerrando el documento con la auto-
Ia expresión fidem declara: " .. .la fe es el fundamento de la santa .rehgIOn,
rización del tabelión.
auxilio de la caridad, subsidio del amor; la fe confirma la santIdad, co-
Éste entrega al destinatario el documento original que carece de fe pú-
rrobora la caridad, exorna la dignidad y así no es de admirar se recurra
bl ¡ca. Para alcanzarla se presenta ante un magistrado a quien acompañan cu-
al tabelión, ilustrado con tantas dotes de la fe". El glosador se refiere no
rialcs y un canciller en función notarial, el exceptor (secretario). El último,
tanto a la fe como valor del instrumento, cuanto a la fe como p~testad
WIl los curiales, portaba el documento al enajenante; reconocido por éste, se
del notario, a quien teologalmente supone adornado de tantas vIrtudes
tl"llllseribía íntegro en los registros públicos, adquiriendo fe pública; se trata
religiosas. .
ti" lu insinuatio.
Aquí encontramos el concepto de fe pública como potestad notanal.
¡,Cuándo se incorpora al documento la fe pública? En la ?o:ela 44,
No podemos pensar que aparezca de repente; es probable que el rastreo en
JlIlltiniano narra el siguiente caso que parece un drama romantIco: fir-
IIlguno de los textos medievales permita llegar a algu~os en. que const~ de
IIlndo UIl documento, fallecieron los otores (auctores; comprador, ven-
Illanera precisa el otorgamiento de esa potestad al sUjeto smgular. DICho
11~,dol'). los testigos y también el tabelión, testigo calificado. Planteada
tl~xt() debe dormitar en alguna biblioteca de Europa, que los autores nota-
"Iw"tión judicial entre los herederos de los otores no pudo presentarse
riales no mencionan. Esa fe, sin embargo, perdió su contenido religioso.
II111j,111110 <.11.: los que habían intervenido en la operación. Entonces Jus-
'1\IInpoco existe documentación que así claramente lo exponga, l?ero es
1111111110 dislHlIW que los documentos -en tal circunstancia- habeant
illdudable que la evolución del notariado siguió también la de las Ideas y
\111/11/ 'I/"0/ll"iolll/irmitatem (tengan su propia firmeza). Allí i~crusta la fe
lk la cultura de la época (Burckhardt, Cassirer, Huizinga). .
pt'tldll'1I lHl sl.:lltido objetivo y considera que ella existe en elmstrumento,
Pienso que la fe notarial se convirtió en laica con el humamsmo cua-
PH\~' I fllI 11 11.:11 le notarial.
tlol'clltista de inspiración civil, aun antes del Renacimiento, en que se afir-
1':11 el año 740 nos encontramos con la ley VIII, dictada por Rat-
11111 como tal. El nuevo concepto de naturaleza -que comenzó con San
dlis, n.:y longobardo, la cual dice que "si hubiere carta redactada por
1'lIIllciseo de Asís- avanza en la cultura del Quattrocento italiano; se pro-
l1Snibtl, ¡¡rmada o signada por el vendedor y los testigos, de la cual re-
dllce.' elltonces un especial proceso de secularización que soportan los mo-
sul tu q lIC el precio fue pagado, no podrá alterarse por ningún juramen-
tivos rl'ligiosos del pensamiento medieval. Algunos humanistas descubren
to". I ,a charta es el actual instrumento notarial; la expresión scriba, del
18 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL EL FENÓMENO NOTARIAL 19

la piedad laica (devotio moderna) y, sobre ese modelo, se van haciendo el oficio propiamente notarial por medio de la descripción de la actividad
laicos el derecho, la ciencia, el arte y los ideales. profesional.
Un notario, verdadero humanista, gran pensador y político de fuste, Este proceso histórico se produjo también en nuestro país durante
canciller y promotor de la florentina libertas, tan grande como el heroico el siglo pasado. Una sentencia dice: "Al sancionarse el código civil no
Cola di Rienzo, aunque más concreto, asume la guía del movimiento cuan- existía la separación entre la fe pública notarial y la judicial, que sólo se
do Petrarca muere en 1374. Me refiero a Lino Coluccio di Fiero Salutati opera con la vigencia de las leyes 1144 y 1893, las cuales siguen la orien-
(1331-1406), apostolica auctoritate notarium, imperialique auctoritate tación innovadora de la ley orgánica del notariado español de 1862; aun en
scribam publicum atque iudicem ordinarium, como escribe de sí mismo (JI aquellas normas, los escribanos de registro tenían su regulación j unto a los
notariato nella Civilta italiana, Consiglio Nazionale del Notariato, Giu- escribanos secretarios bajo la genérica definición de escribanos públicos"
ffre, Milán, 1961). (LL, fallo 83.737/85).
Una de las principales secularizaciones, estructura espiritual naci- Un previo paso fue dado por la ley 1494, de expropiación de las
da del humanismo, es la nueva posibilidad de expresión, elaborada tanto escribanías. (Como curiosidad anoto que por la de Adolfo Saldías,
en la técnica como en el lenguaje. En el último aspecto, "las diferencias historiador de la Confederación Argentina, el Estado pagó la suma de
que presentan el latín escolástico y el vulgar italiano, no son disparidades 14.466,69 moneda de la época). En su informe, José María Moreno
de sonidos y signos: expresan respectivamente una cosmovisión distinta dictamina que "siendo una escribanía de registro una verdadera oficina
(Emst Cassirer, Individuo y cosmos en lafilosojia del Renacimiento, Eme- pública, no puede pasar al dominio de los particulares, como un bien o
cé, Buenos Aires, 1951, p. 81). Ahora bien, Coluccio Salutati , notario y propiedad privada". Sin embargo, el régimen de propiedad privada con-
canciller, es un lingüista de primer orden. tinúa en Francia yen áreas de su influencia; v.gr, Canadá, donde, según
la Revue Notarial, hay fondos documentales de más de dos siglos en
ll1anos de familias de notarios.
3. Edad Moderna El último paso en nuestro país es el de la legislación local; en el con-
cierlo de circunscripciones, la provincia de Buenos Aires tuvo su primera
Sigamos la evolución, cada vez más rápida, pero constituida sólida- IL-y notarial en 1943, la 5015, modificada luego por la 6191, de 1959, ri-
mente en la Edad Media. El 7 de junio de 1503, Isabel la Católica dictó la ¡dcndo actualmente la 9020, de 1978, que tomó su mayor contenido de la
Pragmática de Alcalá, en la cual manda "que cada uno de los escribanos derogada 8585, de 1976. La Capital también se destaca, pues en 1947 se
haya de tener y tenga un libro de protocolo ... que sea diligente en guardar dictó la ley 12.990, que se basó en el proyecto del escribano José Adrián
los libros de los registros y protocolos y que cuando hubiere de dar trasla- Negri de 1933.
dos de escrituras, los concierte primero con el registro ... " (leyes 13 y 16, Actualmente las últimas nonnas que se dictan siguen las pautas del
tit. 25, libro 4; Pondé, 293). Alltcproyecto de Ley de Documentos Notariales, que es un producto al-
Cambio importantísimo de todo el sistema. Los originales no se en- I[lIitarado de varios proyectos del Instituto Argentino de Cultura Notarial,
tn.'gan más a la parte interesada; el notario se queda con las matrices que ncado con tal motivo por el Consejo Federal del Notariado en 1961. Su
l'ollstituyen el protocolo y expide traslados o copias para los interesados. IIdlllcncia es grande porque las provincias suelen consultar al Instituto Ar-
I~I Ilotario se convierte en archivero de los actos originales, aun cuando ¡',l'lItino de Cultura Notarial cuando modifican sus normas locales, con lo
sigllL~ conservando las cédulas que forman el minutario, o sea, el libro de 111:11 se está logrando la ansiada uniformidad en muchos aspectos y conte-
IIlilllltas, en las cuales asienta los datos esquemáticos que las partes propor- lIulos posibles.
l'iOlllln ell la audiencia preliminar.
Fa Itaba distinguir la fe notarial de la judicial, que se hallaban con-
t'IIIHlidas. Pondé atribuye tal distinción al estatuto del "Conte Verde",
aprobado por Amadeo VI de Saboya hacia 1379 (p. 188). De cual-
quier manera, la separación definitiva se realiza en la Ley de Ventoso
( 1M~/ 1X(3), dictada por Napoleón, al establecer en su artículo primero
CAPÍTULO 11
FORMA JURÍDICA

Sabemos que existe un derecho material o de fondo y un derecho


l(lI"lllal o de procedimiento. El derecho notarial integra el último, junto con
lIO sector del derecho judicial, del derecho administrativo y del derecho
I"t:gistral. Una diferencia los constituye en dos grupos de ordenamientos
públicos: el notarial es propiamente un procedimiento lineal, mientras que
los otros tres pueden ser además un proceso quebrado, con recursos y eta-
pas de preclusión.
El derecho notarial solamente aplica sus procedimientos a exteriori-
/.Hl:iones de voluntad en acuerdo para constituirlas instrumentalmente; en
l·'l1Into aparezca la menor controversia surge la inhibitoria. En cambio, las
olras tres especies de derecho formal tienen dos posibilidades, una servir
(lura actos otorgados autónomamente, y otra, fijar un proceso dialéctico
(lura los actos contenciosos, con el fin de dirimir el desacuerdo que termina
('O IIna sentencia o en una resolución. Tales son los temas de este capítulo.

1V. FORMA JURÍDICA. DOCUMENTO PRIVADO Y PÚBLICO (1, 304;


2, 157; 3,1,65; 4,11,44)

I,a forma -dice el arto 973, CCiv.- es el conjunto de las prescripcio-


Ilt'S de la ley (a), respecto de las solemnidades (b) que deben observarse al
11t'llIpO de la formación del acto jurídico (e); tales son: la escritura del acto,
111 Im~scncia de testigos, que el acto sea hecho por escribano público, o por
1111 olkhll público, o con el concurso del juez del lugar.
22 MANUAL DI( ()I(RHCIIO NOTARIAL FORMA JURÍDICA 23

l. Conceptuación normativa , En definitiva, no hay acto jurídico sin forma (Ihering, Llambías,
Geny). A lo sumo, hallamos formas libremente elegidas por las partes.
El artículo nos enseña tres cosas: a) la existencia de una totalidad Cuando por este código, o por las leyes especiales no se designa forma
estructural; b) formulada a través de diversas etapas que constituyen sus para algún ac~o jurídico, los interesados pueden usar de las formas que juz-
miembros; e) en un contexto de dinamicidad propio de todo procedimien- garen ~onvell1ente, pero en los casos en que la expresión por escrito fuere
to. No sería posible interpretar que Vélez Sarsfield conociera la teoría de exclUSIvamente ordenada o convenida, no puede ser suplida por ninguna
los conjuntos, pero es viable atribuirlo a dicha conceptuación a partir de la otra prueba (974/75).
noción de estructura.
Si estudiamos un documento privado o público podremos comprobar
que nos hallamos frente a una estructura. Cumpliéndose el conjunto de 3. Documento público
formalidades de la ley, éstas actúan como elementos solidarios entre sí, in-
terdependientes entre ellos y respecto de la totalidad, siendo su relación de He conceptuado al documento público como "el que emana de auto-
enlace, y no de fusión o adición. El documento debe ser entendido no por ridad ~úb~ica comprendida en algunos poderes estatales y que, en conse-
explicación de partes, sino por la comprensión y la conexión en sentido, cuenCIa, tIene facultades para suscribir tales documentos según normas y
mucho más claramente en aquellos que se hacen en unidad de acto. reglamentos propios: códigos de procedimiento para lo judicial, para la
Las diversas solemnidades formales son miembros que se manifiestan administración, leyes para el poder legislativo. Si todas estas autoridades
en interacción con una solidaridad tal que los articula en la forma total. En son públicas no se puede concebir que sus documentos sean privados.
cada una de ellas existe compenetración funcional. Así, la escritura cumple Hmpero, no están facultadas para el otorgamiento de instrumentos pú-
función constitutiva de la donación y título de la transferencia cuando de blicos auténticos, que son emitidos sólo por notario (Vocabulario nota-
inmuebles se trata; la firma de las partes le da vigencia al contrato, pero rial).
sólo la autorización del oficial público permite considerarlo instrumento Un concepto descriptivo podría ser el siguiente: documento públi-
auténtico o notarial con eficacia traslativa. co es una especie, normalmente escrita (a), creada por un funcionario, un
Las normas que nos indican las etapas son como repositorios a los cuerpo o un oficial públicos (b), que nos enseña un procedimiento formal
cuales debemos recurrir para la formación del acto o negocio, si queremos rq~ulado (e), el cual desemboca en un decreto, una resolución apta para
que aparezca edificado válida y eficazmente en el mundo del derecho. Así, S¡.lt~sf~cer una necesidad o petición de servicio público, una sentencia para
la estructuración del dominio como derecho real sobre un inmueble exige dll"llmr una controversia, publicidad de determinados actos para oponerlos,
no sólo de la escritura sino también de la tradición, como solemnidades o formación instrumental y auténtica de actos o negocios jurídicos para
que asumen la calidad de miembros interdependientes, interactivos y soli- l"Ol1stituirlos y probarlos (d).
darios de esa unidad estructural. Se trata de una especie documental, la pública, diferente de la priva-
da. Además, es normalmente escrita, lo cual permite desglosar la fonna
oral., que podría advenir, sin embargo, en otros documentos; v.gr., adminis-
2. Documento privado I ratlvos, una audiencia en un juicio penal, aun cuando en derecho, por lo
general, lo acontecido termina por ser constituido trascendentalmente por
El Código Civil admite la clasificación formal de instrumentos pú- l'I acta que narra los hechos y dichos.
blicos e instrumentos particulares o privados y, en cada uno, fija ciertas Los creadores de estos documentos ejercen todos una función públi-
solemnidades estructurales que considera condiciones esenciales para la l"n, razón por la cual no pueden producir documentos privados, cuando los
existencia de todo acto (978). La firma lo es respecto de la forma privada; (,l'nlizan asumiendo sus caracteres funcionales. Esto permite descubrir una
lIluy luego se dice que para tales actos.no hay forma alguna especial, pero gl'llll anomalía en ciertas interpretaciones. El uso indiscriminado de los vo-
se expresa que pueden formarlos en el idioma y con las solemnidades que 1'lIblos "documento" e "instrumento", a los que se añade el calificativo de
jllJf,gucn más convenientes (1012 y 1020). pllblico, confunde aún más. Así, se habla indistintamente de instrumento
públil.:o, como equivalente a documento público, y viceversa; se conceptúa
24 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL FORMA JURÍDICA 25

que es instrumento público no sólo el notarial, sino también el judicial, el ( 1810) ; los. de sol~mnidad relativa tampoco producen los efectos propios,
administrativo y todo aquel que emana de una autoridad pública. pero es posIble aplIcarles la teoría de la conversión; así, la falta del instru-
Por supuesto que, en considerando que todos son instrumentos pú- mento público establecido para la transmisión de inmuebles se convierte
blicos, se estudia el Código Civil superficialmente (979 a 1011), y a todos en la obligación de escriturar (1184, 1185); por último, los formales no so-
indistintamente se les aplica dicha normativa. Si todos son instrumentos lemnes se exigen como prueba; tal el contrato que sobrepasa determinada
públicos, todos tiene~ el mismo e igual efecto de hacer plena fe según el suma (1193).
arto 993 y siguientes. Este es un error contra el cual he combatido en Instru-
mento notarial y documento administrativo, siguiendo las interpretaciones
de Bartolomé Fiorini, Agustín A. Gordillo y otros. El sujeto que los crea V. FORMA NOTARIAL. INSTRUMENTO NOTARIAL O AUTÉNTICO
es un funcionario o un cuerpo público. Una leyes un documento público (2, 197; 4, n, 64; 5, 12).
creado por el cuerpo legislativo; una resolución, una sentencia, un asiento
son documentos públicos, porque son emitidos por un funcionario de la Dentro de las formas públicas solemnes hallamos la notarial. Ésta
administración, o por el juez, o por el funcionario registrador. Pero no llega se produce en la audiencia que preside el notario, con el desarrollo de los
hasta la asimilación con el notarial. aetos y negocios jurídicos; se configura con el asesoramiento de aquél y
Finalmente, también incluyo entre los documentos públicos a los no- ~lIS .ope:aci~nes de ejercicio. Por ser esta forma pasajera y temporal, se
tariales que constituyen la especie de instrumentos públicos. Un texto de IIIstltuyo el Instrumento auténtico que resulta ser la fonna definitiva.
Salatiel de Bolonia nos permite entender claramente el motivo; ya lo he
citado, pero lo reproduzco. "El notario es persona pública que ejerce oficio
público, a cuya fe hoy públicamente se recurre para que escriba 10 que l. Forma notarial
los hombres hacen en forma pública para su perenne memoria". Es decir,
cierto es que todos son documentos públicos, pero en ellos se forman dos El profesor uruguayo Julio R. Bardallo dice de la notarial que es "la
grupos: el notarial y los demás. Cabrá probarlo luego. 1(II'ma jurídica auténtica y legitimadora de los actos y negocios jurídicos".
Del concepto descriptivo se colige cuáles son los fines de los respec- Se trata de una de las formas vigentes. La juridicidad califica a esa forma
tivos documentos públicos e inclusive de qué medios se vale cada uno. porque el autor y los otorgantes actúan como sujetosde derecho y lo que
El administrativo resuelve una petición de servicio público; la sentencia de ella se concluye es un contenido jurídico. Otras formas también pueden
dirime controversias; el asiento registral pub licita para la oponibilidad, el Il'ller contenidos jurídicos. Pero no se confunden con la nuestra porque ella
instrumento notarial o auténtico forma los negocios y actos jurídicos para ('s "auténtica y legitimadora de los actos y negocios jurídicos".
darles existencia y prever la prueba. La autenticidad es un valor primordial de la fonna notarial' dichos
1l."l'I11inos son conceptos paralelos que se subsumen recíprocament~. La au-
lellticidad suscita espontáneamente la idea de forma notarial, y ésta com-
4. División pn:hende la autenticidad; así, pues, se trata de una característica unificada
1'1\ el instrumento. Por eHo, en el texto del manual aparece continuamente
Los actos formales, según la clásica división, eran ad solemnitatem 111 n'ase instrumento notarial, o instrumento auténtico referido sólo a la
y ad probationem; luego, sin mayores matices se consideró que algunos IllI'IllH notarial.

eran forma de ser y otros formas de valer. La impugnación es que no son La segunda caracterización de Bardallo es la legitimación. Las es-
opuestos: en efecto, los solemnes también prueban y las formas de ser va- nilurHs sc desarrollan en cuatro capítulos: comparecencia, declaraciones
len. La última subdivisión introduce cierta novedad, pero sigue el esquema lk las parles, legitimaciones notariales, otorgamiento y autorización. Pues
general: actos formales de solemnidad absoluta, de solemnidad relativa y hll~l\. las declaraciones de las partes se hallan rodeadas y justificadas en las
formales no solemnes. /ll'is legitimaciones que realiza el notario. La operación de mayor desarro-
Los de solemnidad absoluta son esenciales y su falta provoca la nu- llo UIl d ejercicio funcional es la legitimación, que queda incorporada a la
lidad; v.gr., la donación de inmuebles que no se hace en escritura pública ,11 'rIlIII notarial.
26 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL FORMA JURÍDICA 27
La forma es género, y el instrumento, especie. Aquélla precede en nario público, cuyas potestades les devienen por integrar el cuerpo judicial
el tiempo, se manifiesta dinámicamente y resulta ser un acto que tiene di- o la administración pública, que son quienes asumen responsabilidad ante
versas expresiones. En cambio, el documento surgió históricamente como los terceros, sin perjuicio de las responsabilidades individuales en el orden
una forma bien posterior a otras (v.gr., la oral). En sí considerado resulta interno.
ser una cosa corporal estática, cuyos sentidos y mensajes debe descubrir Esta persona tiene el oficio de autenticar o dar fe. Su potestad ha sido
el perceptor por medio de la grafía y del significado de la comunicación I.:rcada por el instrumento, y no a la inversa, porque aquél ha dado origen
lingüística, porque es un objeto cultural. a su órgano. No puede autenticar fuera del instrumento en el cual procede
"Este instrumento notarial, como cosa corporal que ocupa un espacio a dar fe; una vez autorizado, éste se convierte en auténtico, como emitido
locativamente hablando, se halla en el reino óntico; es una porción de la por tal oficial público determinado, autenticante de los dichos y hechos de
naturaleza, transida por la vida humana, que la ha objetivado en modo tras- las partes percibidos por el notario y autenticado pasivamente porque sus
cendente. Este objeto cultural se presenta ante mí enfrentándome y motiva hechos y dichos también lo son, no pudiendo contradecir, variar ni alterar
mi estudio no ya desde afuera, como lo puede hacer el civilista y el proce- su contenido (992).
salista, sino desde adentro, como lo debe buscar el notario. Digo persona conocida por notario o su equivalente porque todos los
El sentido que la intuición gnoseológica encuentra en esta forma, me regímenes así lo denominan, como también escribano. Además existe la
hace revivir y reactualizar el mensaje que oportunamente quedara con- idea de significar que, cualquiera que sea el régimen o los cambios que se
signado en la grafía, la cual actúa como enlace entre la corporalidad del produzcan hasta en el mismo nombre o denominación, esa función será o
documento y mi espíritu. Y la comprensión del sentido lo hace nuevamente valdrá la de notario o escribano. Esto recuerda los priineros párrafos en el
presente en mi conciencia psicológica, a través de la vivencia inmanente de sentido de que se hallan instituidos para satisfacer una necesidad espiritual
mi reino óntico-ontológico. del hombre, en sí mismo y en sociedad.
Así se ha cumplido el ciclo de la síntesis dialéctica que dice Cossio, ¿ y qué autentica el instrumento notarial? Dice Núñez Lagos que "el
sustrato trascendente en el reino óntico, perceptible por la intuición sen- documento como cosa-dimensión papel del instrumento es una cosa cor-
sible; sentido, captado por mi intuición emocional; emoción o vivencia poral que precisamente por su corporalidad asegura la subsistencia de los
inmanente en el reino óntico-ontológico, al que corresponde. En definitiva, Ires: 1) acto documentado o negotium; 2) acto documentador, o dimensión
el cuerpo documental que percibo con mis ojos en el mundo exterior, sen- Ildo, hacer, escribir, momento de autor; y, finalmente, 3) a sí mismo, tres
tido que gnoseológicamente advierto en él y vivencia de ese sentido en mi hechos que son constitutivos por darse in continenti (Contenido).
mundo interior" (Gattari, El o~ieto, p. 103). La finalidad del instrumento notarial es también triple: constitución,
docencia, prueba. Brevemente, constitución de las declaraciones y hechos
lraseendentes en derecho, mostración de ellos por medio de su mensaje
2. Instrumento notarial o auténtico 1'lIllural, y cuando fuere necesario ponderar su valor procesal, prueba fe-
hnciente que sólo decae por falsedad, es decir, algo contrario a su esencia
Se me ocurre que es aquella especie de documento jurídico público illstrumental, a punto tal que, una vez sentenciada, sólo tiene apariencia
(a), en el cual una persona singular con el oficio de autenticar, conocida notarial, pues deja de ser instrumento auténtico
por notario, escribano o su equivalente (h), procede a dar fe de los hechos
y dichos emitidos en acuerdo por los comparecientes en asuntos de derecho
privado, y de los hechos y dichos propios (e), con el fin de darles forma, VI. NOCIONES DE ESCRITURA, ACTA, COPIA (5, 261 y 275)
constituirlos y probarlos para los interesados ante la comunidad.
En primer lugar es documento jurídico público, lo que ya se ha desa- I,os principales instrumentos notariales o auténticos son las escritu-
rrollado. Su autor es una persona singular con el oficio público de auten- IIIS, las actas y sus copias o reproducciones. Existen otros, documentos
t icar, conocida por notario o escribano. Quiero destacar 10 de singular en !'\Iraprotocolares, legitimaciones de firmas, certificaciones de fotocopias o
CllatltO a la responsabilidad y al ejercicio potestativo. Tanto uno como otro I'opins, certificados, etc. Se los congloba en Italia con la denominación de
son del individuo concreto, en 10 cual se diferencia del juez y del funcio- 1/1/11'111;('(/ minore; pero la autenticidad de todos es exactamente la misma,
2X MANUAL DE DERECHO NOTARIAL
FORMA JURÍDICA
29
porque no existen porcentajes de fe pública. Un instrumento notarial es
simplemente auténtico o no lo e s . . . . a es.e respecto; es un precio confesado, pero esta declaración actual que
Tan integrada se halla la ~e notanal. ~on el m~trumento ~ue SI, en la reahza el vendedor confesando haber percibido parte del precio, por haber
querella respectiva, prospera la lmpugnacIOn y se dIcta sentencI.a declaran- sido consignada en el texto de la escritura y oída por el notario, cancela
do la falsedad el documento sigue siendo aparentemente notan al. Pero ha definitivamente aquella deuda que estaba antes documentada en privado.
dejado de serl~, y esto, aun cuando fuera matriz y estuviera formando parte Por otro lado, lo que predomina es la situación actual (transferencias, pa-
del protocolo; resulta ser, entonces, un documento pr?t?colar, pero no es gos con,tado) y la futura si hay precio aplazado, porque esto es 10 vivo, lo
que oblIga.
instrumento notarial porque se probó la falta de autentICIdad.
El pago actual de un saldo importa un acto sustantivo que se constitu-
ye en la escritura. En cuanto al pago futuro, también es sustantivo porque
1. Escritura pública n?rma la voluntad obligándola. Tan sustantivo es que si el acreedor quiere
dIsponer de su crédito, puede enajenarlo y recibir por él su montante en
Es un instrumento notarial o auténtico que constituye un negocio ju- dinero efectivo, lo cual constituye sustantivamente la declaración consig-
nada por el notario en el texto instrumental.
rídico. A diferencia del acta, que no lo constituye sino ex~e~ci??almente
(acta de depósito), el negocio jurídico es el criterio ~e .dIStIn~IOn, con la En cuanto a la escritura, o, mejor dicho, la elevación a escritura pú-
escritura; por cierto que es imperfecto, ya que el conocImIent? cIentIfico.de blica de documentos privados, parecería no añadir nada porque el negocio
las cosas no deviene principalmente de sus caracteres negatIvos y se dIce se halla redactado en aquél. Sin embargo, hay un añadido importantísimo,
que el acta no constituye negocio. El anteproyecto de ley de docume.ntos que es el de la fecha cierta, con lo cual mejora la posición de las partes.
notariales, en su art. 22, expresa que "a los efectos de esta le~, .es~n~ur~ Pero es indudable que aquí no existe contenido sustantivo propiamente
pública es todo documento matriz que contiene un acto o negocIO Jundlco escriturario, sino que lo sustantivo se encuentra en el documento privado
reproducido.
(art. 127, ley 9020). . , .
En cuanto a sus caracteres, la escritura tiene por autor CIerto y umco a Múltiples son los actos que pueden pasar por escritura pública: a) en
tal notario detenninado, pues la ley le atribuye el derecho y el deber d~ vol- derecho de familia, la habilitación de edad, testamento solemne y repudia-
car por escrito lo que ha percibido como hechos de las partes, decl~racI.ones, ción de herencia o su cesión; b) en derecho inmobiliario, la transmisión
acciones, y los que indica realizados por él misI~o durante la. audIen~Ia. La de bienes raíces por diversos títulos: donación, compraventa, división de
escritura tiene eficacia instrumental con los matIces qu~ surJan.del tIpo de condominio, hipoteca y usufructo; reglamentos de copropiedad; e) otros,
negocio realizado; si lo que agrega ésta al posib~e ne~~cIO antenor (b?l~~o) renta vitalicia, transacción extrajudicial, ciertos poderes, constitución de
tiene contenido sustantivo, mayor o menor, segun Nunez Lagos, po.sIbIltta sociedades por acciones y muchos más que serán explayados más adelante
(púrrs.37/39).
la distinción de tres tipos: escritura constitutiva, dispositiva o t.raslatIva; ~s­
critura de reconocimiento de relaciones jurídicas, o confesono-normatIva
y elevación a escritura pública de documentos l?rivados. . 2. Acta
La escritura constitutiva es la que sustantIvamente constItuye .0 apa-
renta constituir el propio negocio, por disposición de la ley (donaCIón) o,
por voluntad de las partes (compraventa), opera~do como acto o forma Es un instrumento notarial, protocolar o extraprotocolar, que hace
sustantiva. Si, por ejemplo, topamos con una es.cntura ~e compraventa en plena fe. Normalmente narra declaraciones de ciencia, hechos o sucesos
la cual no se hace referencia a boleto o a negocIO ante.rIOr, ella ap~~ece en IlIaleriales percibidos y realizados por el notario. No contiene negocio ju-
posición insular, desligada de sus antecedentes; su recmto es apontIco, no lidico; una excepción es el acta de depósito en la cual se autentica la re-
tienc conexiones anteriores ni simultáneas. \'l'pción por el notario de objetos, documentos, valores o cantidades y se
La escritura es confesorio-normativa cuando recoge en sí los dos as- !'sllIblecen condiciones, plazos, y otros detalles para la devolución, siendo
pllrks en este negocio el depositante y el notario.
pectos. Por ejemplo, una escritura de com~rayenta ~n l~ cual se recon?~e
haberse pagado parte del precio con antenondad, ImplIca una confesIOn Las normas de fondo sólo hablan de pocas actas; v.gr., de testamento
n'lTado (3666), de protocolización (l003), de protesto; a ellas se aplica el
30 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL FORMA JURÍDICA 31
régimen de las escrituras. La ley 9020 de la provincia de Buenos Aires las J. Copias o reproducciones
regula en los arts. 158 a 165, comenzando por afirmar que están sujetas a
los requisitos de las escrituras públicas, y agrega estas modalidades: cons- Son instrumentos notariales o auténticos, subordinados esencialmen-
tancia del requerimiento, información del carácter de notario a requeridos Il~ a las matrices de las cuales dependen; en consecuencia, encontramos los
o notificados y posibilidad de autorizarse aunque el requerido se rehuse a dementos y requisitos que reproducen. Lo específico es el concuerda, que
firmar. I iene las mismas exigencias en cuanto al sujeto, porque sólo pueden ser ex-
El 40 del Anteproyecto y el 164, 2 de la 9020 admiten una excepción pedidas por persona competente, el autorizante, su adscripto, el sucesor, el
a las actas de depósito cuando se puedan documentar mediante certificado '¡lcuItado especialmente, el archivero. Su redacción es propia y comprende
o simple recibo. Más restrictivamente por el 21 c, IV de la 404, el notario In afirmación de fe transcriptiva por lo percibido sensorialmente, el carác-
expide certificado que sólo contiene declaraciones o atestaciones (96) sin kr del notario y la data (párrs. 49/50).
la comparecencia del interesado. Con estas nociones anticipadas tenemos ya una idea que nos permite
La doctrina sobre diferenciación de escrituras y actas proviene de distinguir claramente los diversos tipos de documentos; los que integran los
España, particularmente de Rafael Núñez Lagos (Hechos y derechos ... ), ,~cclores de los derechos extranotariales, procesal, administrativo, registral, y
quien así lo sostiene en varios de sus escritos. Hace tres lustros comen- los específicos del derecho notarial, siendo los más importantes las escrituras
zaron las impugnaciones en la misma España, con argumentos que no IIcgociales, las actas que narran hechos y sucesos, y las copias de los citados
parecen suficientes para destruir la tesis del autor citado. Entre nosotros, illstrumentos. En los párrafos mencionados entre paréntesis se realiza el estu-
las leyes argentinas no distinguen entre escrituras y actas, lo cual no deb~ dio especial desde el punto de vista notarial y en varios se verifican diferen-
impedir que transmita las diferencias observadas por Núñez Lagos, PelosI ('ias sustanciales con los extranotariales.
y otros, porque tienen valor suficiente para insertarlas en una modificación
legislativa.
Sus diferencias forman tres grupos: a) objetivas, las actas no con-
tienen negocio, su resultado es incierto por desconocerse la reacció.n del
requerido y, en general, sólo intentan conservar .algún dere~ho preex~sten­
te; b) subjetivas, no hay audiencia, sino presencia; el notano no presIde el
acto no necesariamente legitima la capacidad ni la fe de conocer; en cuan-
to a los sujetos instrumentales no es necesaria la firma del requerido: e~ re-
quirente aprueba la narración y la diligencia, pero n? pr~sta c~nsentm~Ien­
to, que no lo hay; sólo formula declaraciones de CIenCia y, SIn necesId~d
de acreditarla, puede invocar representación; c) formales, no es necesana
la unidad de acto y contexto; debe constar el requerimiento o rogación y
suele existir diligencia; el escrito es coetáneo o subsiguiente, pueden ser
extraprotocolares (párrs. 43/45).
Las leyes actuales, por no distinguir entre escrituras y actas, rechazan
algunas importantes diferencias: que el notario debe legitimar la capacidad
y emitir fe de conocer; que debe justificar su representación si es expresa
y debe firmar, pues de lo contrario no existe acto notarial, el cual debe
desarrollarse en unidad de acto y contexto; todos estos distingos no son
admitidos por la ley de fondo actual. El resto de las distinciones es total-
l11ente válido.
CAPÍTULO III
ACTOS PREESCRITURARIOS y POSTESCRITURARIOS

Tomemos como base la escritura de compraventa de un inmueble, por


ser la que abarca más actividad notarial. La posible documentación que el
Illidal público debe compulsar y las gestiones y trámites que puede realizar
~lIperan fácilmente el centenar de actos. Nos limitaremos a los principales.
Los actos preescriturarios pueden ser de dos clases según sus conte-
lIidos: los que se refieren a los sujetos y aquellos que contemplan aspectos
ohjetivos, descontando, por supuesto, toda la actividad notarial quepresu-
ponen. Ésta se desarrolla desde la admisión para intervenir, aceptando su
¡'olllpctencia, hasta el asesoramiento y el consejo, embebidos de imparcia-
IlIlad; también comprende el curso de los actos materiales de ejercicio y
IdgUIlO de los formales.
En cuanto a los actos postescriturarios son mayormente objetivos; la
IlliSll1a entrega de la documentación al interesado constituye una obliga-
(' 1I'1Il hacia él, pero su contenido son cosas, copia de la escritura, boletas de
Il1lplll~StOS, etc. Estos actos de contenido objetivo forman cinco grupos, re-
IlIlivos a pagos y planillas, expedición de copias, registraciones, protocolo
v la citada entrega de documentos.
1\1 indicado será el orden de tratamiento.

VIL 1\( TOS PREESCRITURARIOS DE TIPO SUBJETIVO (2, 184)

I,os principales son recepción e investigación de voluntades, indivi-


1111111 iZIlt:ión y datos personales.
34 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL ACTOS PREESCRITURARIOS y POSTESCRITURARIOS 35

l. Recepción e investigación de voluntades DECLARACIÓN representativo INSTRUMENTO


DE VOLUNTAD puro de la
Se realizan en la que Martínez Segovia denomina primera audiencia
o cntrcvista (BB. 115), la cual es de carácter totalmente privado. Con todo,
hay actividad funcional, y mediante el procedimiento técnico que el nota- hecha al se concreta en el
rio aplica aun mecánicamente, tanto puede desembocar en una admisión de
intcrvenir, como en un rechazo o en un consejo remitiendo a otro profesio-
nal u oficina pública o privada, según se considere competente o no. NOTARIO las interpreta ORDEN AMIENTO
Si la intervención notarial continúa, la recepción e investigación de adecuándolas al JURÍDICO
volulltadcs crea caminos paralelos: rogación de los sujetos y declaración
() IIdll1isión de competencia en el notario. Por empezar, éste "no interviene
nlllll'lI dc oficio ni tiene derecho a hacerlo", según Martínez Segovia (BB.
11.'i). I,a petición de partes es tan importante que fuerza no sólo la interven- 2. Identificación
dÚIl notarial, sino aun la misma actividad del juez (principio dispositivo).
IiN 111 prepondcrancia de la autonomía sobre la heteronomía. La ley 26140/2006 suprimió del 1001 el inciso "el escribano debe dar
1,11 1'OlJ,I\l;ión cs, pues, la hipótesis y como el botón que enciende la Il' de que conoce a los otorgantes" y en el 1002 detennina específicamente
1I~'lividlld lid notario; sin ella no existe siquiera primera audiencia, pero las Ires fonnas a través de las cuales el notario puede acreditar la identidad
UNt"1 uhli¡'¡'lIdo 11 la prcstación profesional. ¿Se exterioriza en el instrumen- pl'rsonal de quienes comparecen; dice así:
to'! 1':11 IlIs acllls sucle constar explícitamente; no así en las escrituras, salvo "1002. La identidad de los comparecientes quedará justificada por
1I1IucllllS cn quc es ncccsario sacar el protocolo de la oficina, donde consta l'Ij¡\lquiera de los medios siguientes:
110 tunlo pOI' clrcl(ucrilllicnto del negocio, cuanto a causa de la constitución a) Por afinnación del conocimiento por parte del escribano.
¡tlera del domicilio h.:gal. b) Por declaración de dos testigos que deberán ser de conocimiento de
Mientras rccibe la voluntad existe un procedimiento técnico que el \'~;L'ribano y serán responsables de la identificación.
notario sigue mentalmente, el cual se halla ligado con la investigación. c) Por exhibición que se hiciere al escribano de documento idóneo.
Para conocer con claridad el negocio o el acto, el oficial público indaga 1':11 este caso se deberá individualizar el documento y agregar al protocolo
lo buscado por los requirentes y por medio de preguntas que su ciencia 1I'llI'Ot!ucción certificada de sus partes pertinentes".
prúctica le proporciona, empieza por formarse una idea que, con los adjun- I':s decir, se sustituye la desacreditada fe de conocer por la "identidad"
tos, van constituyendo paulatinamente el fondo jurídico al cual deberá dar \'011 lres medios: a) uno el conocimiento del escribano, sin la carga de la
forma instrumental. k, qllC, sin embargo, no era fe pública, la cual fue bastante mal entendida
Calificado el acto, aplica la norma a la voluntad, si ambos son claros; por los jueces tanto penales como civiles; b) por dos testigos, conocidos
los interpreta para eliminar oscuridades y concluye por integrarlos si les dl'1 escribano, que se responsabilizan por esa identidad; e) por exhibición
1~t1ta algo. Adviértase que todo este operativo se refiere no sólo a la nonna 111 l'scribano de documento idóneo, del cual hay que reproducir las partes
legal, sino a la voluntad de los requirentes, la cual viene a constituirse en su IH'I"I iIIcntes.
ley, que también es necesario aplicar, interpretar y aun integrar (1197); por Vnmos a reflexionar sobre la identidad que es sinónimo de igual-
último, debe justificar la posición relativa de los sujetos, y sus situaciones .111.1, semejanza, equivalente cuya raíz es ídem, palabra latina que sig-
jurídicas. IlIlka "lo mismo". Deriva del escolástico identitas o "identidad". El
Augusto Rubén Lamber presenta el siguiente gráfico que muestra el 1IIIIIIilII1cnto de la identidad es la unidad, pues no podría afirmarse algo
movimiento circular recorrido entre la declaración de voluntad y el instru- dI' nlro, si no fueran uno: el principio de identidad afirma que esto es
mento notarial, por medio del notario y del ordenamiento jurídico: ¡Iqucllo, () bien, esto y aquello son dos cosas iguales o que no se distin-
glll'll l~ntre sí.
Mt\NI !t\1 1'" III'.I(H 'l/O NOTARIAL ACTOS PREESCRITURARIOS y POSTESCRITURARIOS 37
1,11 I,ltmthlnd IlIIn'I'!" j" qlll' 11 la lInidad agrega la comparación y la re- directa, sino aun cuando le presenten un boleto de compraventa porque lo
'1Il'i,',.!. HII ~·ll'I'III. 11111111111111 algo sobre algo no parece que pueda afirmar su ealifica para verificar si las cláusulas son claras y correctas. En resumen, el
Illl'lIlidud, Ni pl'l'vllIlIll'lIll' 110 comparo uno con otro, en forma tal qu~ pueda lIotario debe asesorar.
aSl'gllI'lIl' qUl' 110 Soll dos (;osas distintas, sino uno e indiviso, v.gr., SI afirmo La función le constriñe a valorar conforme a la ley la conducta de
qlle Robe/'lo MOllgo, persona física, es idéntico al que aparece en su DNI, SlIS requirentes, expresada de palabra o por escrito. Además del aseso-
pOI' donde eolijo que son un único individuo. . . ., ramiento les debe imparcialidad, de modo que su asistencia permita que
JunIo con el concepto de identidad se configura el de dIstmclün co- el acuerdo se complete en un plano de equidad, aun cuando nos encon-
rnx:lamcntc descripta como negación de identidad, según la fórmula ge- 1n:mos con un boleto previo. Pero el sentido de justicia descubre que a
neral: esto no es aquello. También hay una distinción real: este hombre di I'crencia de la judicial, que normalmente es pasiva, la imparcialidad
óntica y ontológicamente es distinto de este otro hombre. ~n cambio, la lIolarial es sumamente activa, y tanto que se le permite rectificar la incli-
distinción lógica o de razón se aplica según el modo de conSIderar los ob- Ilación viciosa de la balanza si advierte que una parte inexperta y poco
jetos, personas y notas. 11I'll1il se perjudica (954).
El fundamento de la distinción lógica en el identificado es extrínseco Comprobará que el boleto se halle repuesto fiscalmente; también que
y exige precisión intelectual. Escindo los diversos atributos o cO~1ll0tacio­ l'slé firmado, porque es condición esencial para la existencia de todo acto
nes del sujeto en varios módulos: DNI, estado civil, cónyuge, fíSICO, fecha !lujo firma privada (1012). Mas si sus requirentes le presentan un docu-
de nacimiento etc. Cada una de estas relaciones o atributos o datos perso- IIlellto al cual falta la reposición, lo hará sellar; si falta alguna firma o
nales, los sep~ro intencionalmente, los verifico uno por uno distinguién- \'IlIlIprueba una impresión digital, a pesar de su inexistencia, lo tendrá en
dolos con el fin de alcanzar su identidad total concentrada en una persona ('lIcnta si es reconocido por las partes, ya que "la existencia de un boleto de
Roberto Mongo, ahora identificado. ('ompraventa no es requisito esencial para que se configure tal promesa, si
lIsia se acredita por medios idóneos" (RdN, 525/78).
VIII. ACTOS PREESCRITURARIOS: ASPECTOS OBJETIVOS

2. T¡tulos, poderes y habilitaciones


Nos referimos a los documentos básicos para preparar una escritura
de compraventa. Pueden ser boleto de compraventa, títulos de propiedad,
Exteriorizada la voluntad negocial directamente o por medio de bole-
poderes y habilitaciones y certificados.
lo, la conducta concurrente de las partes debe ser la de facilitar al notario
Indos los elementos necesarios para preparar la audiencia escrituraria. El
vl'IHledor arrima los títulos que justifican su propiedad y, si hubiera docu-
1. Boleto de compraventa Illl'lIlos habílitantes, quien se halla habilitado los entrega para permitir los
/1 \'1 os previos.
Reconoce el citado Lamber que el notario indaga e interpreta la vo-
¡\ partir de aquí, tratándose de un procedimiento notarial, que integra
luntad de los requirentes enfrentándose con dos hechos posibles: o bien se
1·1 reparto autónomo, el impulso dado por las partes al exteriorizar la con-
encuentra con la voluntad que le expresan directa y verbalmente (forma
dllda negocial, habilita y origina la conducta notarial, esto es, enciende la
pura), o bien le presentan un detenninado documento, boleto de .compra-
/ll'lividad funcional que se desarrolla durante el período preparatorio y sólo
venta, en el cual han escrito el negocio jurídico que intentan realIzar (for~
\'Ollduye en la audiencia de escrituración. Proporcionalmente el impulso
ma configurada). Sólo podrá actuar si exteriorizan un acto en acuerdo, o SI
Itlki,,1 es aquí mucho más extenso e intenso que el impulso privado, a di-
el acuerdo se logra con su intervención.
l('rl'lIda del ámbito judicial.
Las normas legales le imponen el deber de explorar la voluntad de las
1,as leyes obligan al notario a estudiar los asuntos que se le requieren,
partes e instruirlas sobre el alcance legal de sus declaraciones, esclarecer
¡'JI relación a sus antecedentes, a examinar la capacidad de las personas
los hechos evitando dudas y errores, sea la forma pura o configurada. El
IIlllividualcs y colectivas, la legitimación sustantiva que no puede realizar
notario indaga e interpreta no sólo cuando las partes acuden a él en forma
38 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL ACTOS PREESCRITURARIOS y POSTESCRITURARIOS 39

sin tener a la vista el título inscripto en el registro de la propiedad, o los 1X. ACTOS POSTESCRITURARIOS
testimonios y expedientes por algún tracto abreviado. Si la hubiera, debe
legitimar la personería en las representaciones y habilitaciones invocadas: Finalizados los actos previos a la escritura, las partes la otorgan y el
estatutos, actas, contratos sociales, autorizaciones judiciales, poderes y olicial público la autoriza en la audiencia notarial, objeto de estudio del
otros, los cuales debe bastantear. capítulo siguiente. ¿Cuáles son los actos después de autorizar la escritura?
La actividad del notario, en cuanto tiene competencia material sobre I,os podemos reunir en cinco grupos: expedición de copias, inscripción,
un sector del reparto autónomo, debe ser siempre positiva, es decir, tiene impuestos y tasas, protocolo y entrega de documentos.
que apreciar sobre todo los valores en los sujetos de derecho, en el negocio
y en los documentos. Si surgieran desvalores, nulidades relativas, errores,
omisiones, oscuridades, etc., el contexto de la autonomía y su impulso ofi- l. Expedición de copias
cial, aun sin pedido de partes, debe remediar las imperfecciones recomen-
dando la realización de otros actos previos o simultáneos, confirmación, Es un hecho corriente que, autorizada la escritura, las partes quieran
actas y notas marginales de subsanación (1058). teller la copia, la cual se expide con valor de título para justificar una pro-
piedad, las facultades del mandatario, un crédito, derechos, etc. Saben po-
sil ivamente que la copia simple no tiene ese valor, y cierto es que la misma
3. Certificados ky sólo le atribuye efecto informativo.
Como el protocolo original se archiva en la notaría, desde la Pragmá-
La libre conducta de los sujetos negociales y la del notario, causada tica de Alcalá, 1503, es menester expedir copias del instrumento matriz.
por aquélla, pueden afectar a otras personas. ¿Cómo conocer las restriccio- 111 obligación del autorizante surge de la ley que permite a las partes pedir
nes provocadas por ciertos hechos de los terceros, inhibiciones, embargos, ,'opia autorizada de la escritura que hubiesen otorgado (1006). El funda-
etc.? Desde el derecho tributario, ¿qué mejor momento para recaudar que IlIl'nto de esta norma es el principio de comunicación, cuya materialización
cuando se produce alguna manifestación de riqueza, esto es, en el naci- w. prccisamente la copia.
miento del contrato obligacional o en el momento transmisivo con motivo Mediante este principio, el notario o persona en función notarial, da
de la escritura? 11 conocer a los otorgantes y a los terceros el instrumento protocolar, por
En los contenidos inmobiliarios y otros, el legislador pensó en el 11 Il'd io de su copia, con destino al tráfico jurídico. La copia justifica la posi-
notario y dictó normas al respecto, las cuales le fuerzan su conducta y l'iún relativa del compareciente en el instrumento matriz; esta legitimación
le dan medios para cumplir su obligación, aunque muchos sucesos reales tll' realiza en primer término ante sí mismo; luego ante el registro de la
desmientan esta simplicidad. La ley registral prohíbe al notario autorizar 1" opiedad, otro notario, en los estrados judiciales y en oficinas públicas y
instrumentos de actos sobre derechos reales sin tener a la vista certificación pi i vadas.
en que conste el estado jurídico de bienes y personas (23, 17.801). Leyes El valor es el que deriva del principio de comunicación citado, siem-
especiales lo han convertido en agente de percepción de impuestos, tasas I"t' que esté resguardado por la fe derivativa que se fija en el concuerda,
y tributos de todo orden: sellos, beneficios eventuales, obras sanitarias, qtlt' relllite a la matriz cuando hubiera alguna variación en la copia (1009).
municipalidad, iluminación, pavimento ... Il'lticlldo en cuenta este hecho subsumido por la norma legal, es recomen-
Siendo una característica de la función notarial ser favorable a todas \l!wiúlI ollcial de los colegios notariales, y muchos notarios lo practican,
las partes que concurren ante el oficial público, en este período preliminar tjtll' se estudie la copia cotejándola con el título matriz para comprobar que
debe estudiar acuciosamente los certificados registrales para enterarse de \''il.~k, eon lo cual se evita la falsedad material, porque hay copias inscrip-
la libre disponibilidad y subsanar algún error, omisión, oscuridad o cadu- 111'1, sin matriz.
cidad que hubiera en el asiento. Asimismo y respecto de los impuestos
aconsejar, si es posible, el cambio de la figura contractual cuando sea un
modo legal para disminuir gastos.
40 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL
ACTOS PREESCRITURARIOS y POSTESCRITURARIOS 41
2. Inscripción por lo menos, una anual, más el decreto reglamentario y tres o cuatro re-
soluciones de los organismos de recaudación, que se derogan y se aclaran
También se basa en el principio de comunicación, y pienso en otro no
vlIando no se oscurecen entre ellas. En todo este contexto, el notario tiene
mencionado ni descubierto, el principio de concentración. La inscripción,
dos obligaciones, una material, esto es, pagar lo que ha percibido por cuen-
como hecho, pub licita no con sentido me:m~e~te infolmativo,. ~ino coJ::?o
ta del fisco, y otra formal, llenar planillas, boletas, depósitos, presentar
oponibilidad a los terceros. A su vez, el pnncIpIO de concentracI~n permIte Ilotas.
que, en determinados y reducidos lugares, esto es, las pocas oficlllas de los
Además, las mismas leyes 10 obligan a liberar los certificados que
registros de la propiedad, se produzcan aquellos efectos (2/3, 17.801) ..
prcviamente pidió; la liberación debe ser hecha por él en municipales,
La ley 17.801 organiza la publicidad y ?a ~ormas sobre la o~ga~lIza­
(,hras sanitarias, o se debe gestionar ante el ente recaudador, Dirección de
ción de los registros. El D.L. 11.643/1963 la lllSt1tUy~ para la prOVlll~Ia de
I<cntas en la provincia de Buenos Aires para el inmobiliario, según lo que
Buenos Aires y el decr. 2080/1980 reglamenta la pnmera para l~ cIU~ad
disponga la propia norma. Las liberaciones se efectúan por cotejo del in-
de Buenos Aires. Ninguna de ellas obliga directa~~nte al notar~o a 1.n~­
limne de deuda con las boletas o planillas pagadas, y pagando cuando no lo
cribir, pero hay varias sentencias que lo responsabIhzan por no lllscnbIr
l'stún. El atraso en los asientos contables de las reparticiones posibilita que
en tiempo, considerándola una infracción a un deber (RdN, 105/85, Y RN,
1IIlIChos pagos se realicen dos y tres veces, si los interesados no conservan
1235/66). o extravían los comprobantes.
Además del inmobiliario existen otros registros en los cuales se puede
Es justo que el adquirente reciba un inmueble sin deuda a la fecha de
inscribir las escrituras: comercial, capacidad de las personas, buques, avio-
In posesión y que los actos paguen los impuestos pertinentes. A este respec-
nes automotores, prendario, marcas de fábrica, notarial de testamentos.
lo cxiste una conciencia notarial con un doble contenido: en primer térmi-
Lo; notarios están habilitados para efectuar tramitaciones vinculadas con
110, scntirse útiles al fisco y, por su intermedio, a la sociedad que éste admi-
la inscripción en los registros públicos, de los actos notariales en la provin-
lIistra; en segundo lugar, la imparcialidad con los requirentes les permite
cia y fuera de ella. establecer el equilibrio legal entre partes con respecto a la recaudación.
La norma legal destaca el valor de la inscripción que consiste en el
perfeccionamiento de la adquisición o transmisión de derechos reales por
la oponibilidad a terceros, cuando está registrada (2505). Ello s~ logra des- .4, Protocolo
de la fecha de la instrumentación si la escritura ingresa en el regIstro dentro
del plazo de 45 días de su otorgamiento (5, l! .801). Convencid~s ~el valor Nos interesa la actividad del notario en el protocolo, sus folios y los
de la inscripción, los notarios acuden al regIstro antes del venCllmento de iI)'.rq~ados. La grafía de las escrituras desarrolla su contenido siguiendo el
dicho plazo. lid dc las líneas, normalmente veinticinco; el cuerpo del texto, a su vez,
('stú cncasillado por dos paralelas. En la parte libre que queda en el último
I,dio dcl instrumento y, a falta o insuficiencia de este espacio, en los már-
3. Impuestos y tasas ~,I'IICS, cl oficial público asienta las notas.
Las notas se refieren a constancias sobre expedición de copias, datos
Uno de los hechos seculares de la función notarial consiste en recau- Il'Ia ti vos a la inscripción, subsanación de errores, omisiones y oscuridades
darlos o no con motivo de la escritura. El fisco le atribuye doble misión; ~,il'lllprc que no se modifique la voluntad ni la sustancia del acto-, co-
convierte al notario en agente de percepción o recaudación, p~ro si po~ ~ll .. IIl'xiol1cS con otros instrumentos notariales, constancias de diligencias, de
gún motivo no hay fondos o no alcanzan, lo vuelve agente de lllforma~l~n. I dit'ios judiciales y administrativos. Todas estas notas deben llevar al me-

Algunos tributos son: impuesto inmobi!iario, se~los, tasas por servIcIOs 1I0S l11cdiafirma del oficial público o de quien se halle a cargo del protoco-
Illunicipales, obras sanitarias, canon de nego, pavlment?, luz: gas. lo Talllbién pueden constar notas de inspectores y recibos de documentos
Las leyes son tan variadísimas con los numerosÍsImos Impuestos no pOI las pmtcs intervinientes.
sólo en cantidad, sino también en movilidad. Se puede afirmar que hay, Es(a actividad del notario se halla regulada más o menos clara y ex-
tl'wWlllcnlc cn algunas leyes (v.gr., el arto 148 de la. ley 9020 de la provincia
42 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL
ACTOS PREESCRITURARIOS y POSTESCRITURARIOS 43
de Buenos Aires). La misma norma legal impone la guarda y conservación
producen idénticos efectos en todo el territorio de la República Argentina,
del protocolo (149 y 154), la cual nomlalmente se exterioriza e~ la encua- I'llalquiera sea la jurisdicción donde se hubieren otorgado", esto es, no se
dernación y en la seguridad del tipo de muebles en que s.e archivan hasta
pn;cisa de legalización de firma. No está reglamentado. Aunque lo estuvie-
su remisión al archivo general de protocolos; hoy, en la CiUdad de Buenos
ra sigue existiendo la necesidad de legalización para evitar los fraudes con
Aires y en La Plata, a cargo de los propios colegios notariales. títulos y otros documentos.
Las notas marginales se habían impuesto en la ley 61? 1 bona~ren­
b) Internacional: Todavía existe el camino de legalizar la firma del
se (41/43), fueron incorporadas a la nueva ley 9020 y, por 1l1:fluencIa de
lIotario por el Colegio, la de éste por el Ministerio de Relaciones Exterio-
ambas, consta en las de otras provincias que la tienen por modelo; todas n's, la del Ministerio por el cónsul del país al que va y la del cónsul por su
siguen nonnas del proyecto de ley nacional de documento.s, presentado P?r propio Ministerio de Relaciones Exteriores. Otro régimen es el de la Con-
el ex Instituto Argentino de Cultura Notarial, como orgamsmo del Consejo
vención de La Haya de 1961, o sea, el de la apostilla, a la cual adhirió nues-
Federal del Notariado Argentino. 11'0 país por la ley 23.458/1986. Por Resolución del Ministerio de Relaciones
En cuanto a los agregados, son todos aquellos que se anexan a algu- f':xleriores 1456/1997 se aprobó el convenio del 12/9/1997 que autoriza a los
nas escrituras documentos habilitantes, estatutos, actas, poderes, planos, ( 'olcgios Notariales argentinos a colocar la apostilla.
certificados re'gistrales y administrativos, inventarios, planillas de pagos de
La nómina de países signatarios y adherentes de dicha Convención
impuestos, diarios, en original o fotocopia según el caso .. Hasta ahora no se ohra en la Circular del Colegio bonaerense, código 10, nro. 2 de enero de
ha realizado ninguna valoración para establecer l? que, Siendo pe~anente, .)()()4 (párr. 55, valor internacional de la escritura).
conviene que se encuaderne, razón por la cual el1l1strumento notanal suele
aparecer ahogado en medio de una barahúnda de anexos

5. Entrega de documentos al interesado

Otro de los actos posteriores consiste en la entrega de documentos al


interesado; copia, títulos y documentos habilitantes original~s cuando deba
devolvérselos boletas de pagos de impuestos y tasas, reCIbo que puede
hacérselo finn'ar directamente en los márgenes de la escritura, pero todavía
no ha entrado tal costumbre.
En una valoración general de estas actividades, podemos pensar que
ellas constituyen la vida posterior del negocio in.strumentado, c?mplemen-
tan el protocolo en relación al acto, y dan segundades a la SOCIedad, a los
comparecientes y al propio notario, liquida~ situ~ciones anter~ores, p.onen al
día los impuestos y tasas y expanden sus vlrtualldades a traves ~el.tlempo.
Todo este conjunto se conecta con la eficacia, pues la copla 1l1scnpta
sirve para demostrar la constitución y oponibilidad de derechos re~les, ~an­
celaciones facultades a los cuales se debe agregar los valores eJecutlvos
y probatorios. El cue~o de la matriz, rodeado por las notas I?-ar?inales y
los agregados, integran el protocolo que constItuye el reposltono de los
originales. .
Tiene importancia la firma del escribano en dos rumbos dIferentes:
a) en el nacional rige el agregado del 980: "Los instrumentos públicos
extendidos de acuerdo a lo que establece este Código gozan de entera fe y
CAPÍTULO IV
AUDIENCIA NOTARIAL

Si de hecho nos introdujéramos en una oficina notarial para curiosear


1.. 11111' ocurre cuando se otorga una escritura de compraventa, ¿qué perci-
hit IUlllW,'! En primer lugar, la presencia de algunas personas. Una de ellas,
~1f"'II. b: un instrumento que parece redactado por él; como afirma que
IHIIII lINIo se realiza ante mí, debemos suponer que preside el acto. En el
l"ttllllll1l'1I10 le hace decir a Carlos que transfiere un inmueble a Emilio, el
'UIfII'HHII U/1 precio en australes.
'. 1, Ji tsk una diferencia en las contraprestaciones. Carlos recibe de Emi-
11.. "llpl'IeS de cien australes hasta alcanzar el precio pactado. A su vez,
".11111 ( 'mios no puede traer a la oficina el departamento que vende, le
~ftIH'.W 11 1':ll1ilio tres juegos de llaves, que éste recibe junto con boletas
.'11111í 1111 l!l: Ieléfono, gas, electricidad y otras. Luego de la lectura y de la
l
,U'l\l l ;¡ICiúlI que han tenido las tres personas para explicarse, Pablo los
t't\'1I1I 11 lillll:!" el instrumento; después lo suscribe él y pone un sello para
.'111111 '111 filllla.
.. I 11/1 IIl'S uc(ores han vivido esta pequeña escena y nosotros hemos vis-
lit., IIldll lo qllc contemplamos. Recordando un famoso aforismo medieval
....... 11 1111111 I!; dcrir que todos hemos percibido los hechos y las declaracio-
... d,- 111/1 1'1 {(I/di/I/, suis (nostris) sensibus. Pero ¿por qué a Pablo se lo
"'' It'' 1I11I 1\':ili)1.o calificado ya nosotros no? ¿Cuál es la diferencia en las
. 1111\1111'/;',' I ,:! cOlllestación básica es que Pablo ejerce la función notarial
""11111 tll' 1111 licIo no(arial.
NIWtlllIOs IIVullzunt!o, ¡,En qué se manifiesta esta función notarial?
Ihllh'l It~'lIc Pablo que a nosotros nos blta? ¿A qué se dirige ese
46 MANUAL DI: I)I\RECIIO NOTARIAL AUDIENCIA NOTARIAL 47
poder? ¿Tiene algún límite? El objeto de la actividad de las tres personas, Dice mi autor: "Audiencia y otorgamiento ... actum et dictum, en ge-
esto es, el instrumento, ¿fuerza nuestra voluntad y nuestro conocer? Sus Ileral, son dos dimensiones en el plano del instrumento, la dimensión acto y
cualidades, ¿se vuelven contra el mismo Pablo, o su poder personal supera la dimensión papel. El notario es como un pintor del natural; la dimensión
la potencia del instrumento? acto es la del modelo, la del paisaje; la dimensión papel, la del cuadro. No-
Las normas nos contestan rápidamente. La función que ejerce Pablo tarialmente, el modelo, el acto, la audiencia, es siempre un instante efíme-
se manifiesta en el poder de dar fe notarial, poder de que carecemos. Toda ro; nace para in continenti morir; únicamente queda el cuadro. La calidad
la actuación funcional se halla conversivamente dirigida al instrumento, del pintor la perpetúa el cuadro, no el modelo; la del buen notario, la di-
que le sirve de límite. Este instrumento, por el hecho de ser autorizado, mensión papel. El notario aprisiona en cárcel de papel, a cadena perpetua,
recibe toda la carga de fe notarial que nos impone su verdad legitimada el instante fugitivo, la realidad que pasa" (68).
(impuesta por ley), y si firmáramos, no sólo a nosotros, sino también al
mismo Pablo, que en calidad de oficial público no puede contradecir el
instrumento que extendió (992/996). 1. Audiencia medieval en un acto (69)
Éste es el dispositivo y la valoración final a que nos conduce el otor-
gamiento del negocio entre Carlos y Emilio, instrumentado por Pablo en Unidad de acto formalista, esencial y absoluta. Las partes introducen
ejercicio de la función notarial. Los hechos y dichos transeúntes de los tres la audiencia por medio de la rogación solemne que concluye con la entrega
se espacializan en el instrumento notarial, el cual, autorizado por Pablo 111 notario del pergamino en blanco. Los comparecientes declaran su volun-
como notario, termina por constituirlos para la vida del derecho en forma tad, se entregan símbolos (terrón, ramita de árbol, hoy llaves), o se dan una
sustantiva, ya que no pueden ser contradichos ni negados, por ser verdad palmada; se numera y cuenta el dinero, se entrega títulos anteriores. Ense-
oficial; si hubiere sentencia que dictamina su falsedad, queda sólo la apa- gil ida, el notario manuscribe el pergamino y procede a la lectura, tenninada
riencia de instrumento notarial. la cual pregunta si se puede firmar.
El acto realizado en una escribanía, ¿fue siempre así? ¿Qué resulta La contestación afirmativa abre el cauce a otras solemnidades, el no-
más importante para el derecho, el hecho histórico y vivo acontecido en tllrio muestra a los testigos el pergamino, convertido en carta, y aquéllos
la oficina o su instrumentación? Por último, ¿en qué medida y cómo se lo reconocen tocándolo con los dedos. Luego las partes abren las manos
proyecta la audiencia notarial en el instrumento? Estos tres interrogantes sobrc la carta, en actitud de jurar, y la signan con la cruz (crismón); si es
constituyen los sectores de este capítulo, en el cual se ofrecerá una visión Ulla, por el Redentor, y si tres, por la Santísima Trinidad; esto equivale a
histórica de la evolución, y las reflexiones que surgen de los hechos, nor- IIlIestra firma. A continuación los testigos abrían la mano sobre la carta,
mas y valoraciones efectuadas sobre aquel acto tan simple como la venta tlllllbién en actitud de jurar, y estampaban sus signos, que siempre eran
notarial de Carlos a Emilio. illdividualizados por el notario.
Por último, el oficial público cerraba el pergamino con la frase final
y ritual: actum est!, expresión de que la carta estaba completa y procedía
X. DEL MEDIOEVO A LA ÉPOCA CONTEMPORÁNEA 11 suscribirla y a ponerle su signo, por lo general un enlace de letras con la
l'l'IIZ. En ese mismo y único acto, la carta se entregaba al destinatario, como
Núñez Lagos estudia la evolución de la audiencia sobre todo en Los últill1a de las solemnidades según algunos, y según otros, como primera
esquemas conceptuales del instrumento público (capítulos IX a XII) e histo- ('()lIsccucncia de la ceremonia.
ria su evolución en El documento medieval y Rolandino. Mi fuente principal
es el primero y lo cito en los párrafos de la edición Universidad Notarial
Argentina, La Plata. En el Medioevo hay dos formas: la audiencia única y la 2. Audiencia medieval en dos actos (70/71)
audiencia en dos actos, con entremeses o entreacto. La audiencia actual es
única porque todo lo que se ha realizado en la reunión preliminar para inda- En la carta medieval en un acto predominaba la narración de los he-
gar e interpretar la voluntad de las partes ha perdido importancia frente a la <'!los; en la carta con dos actos y entreacto el relato se manipula. La narra-
absorción que produce el otorgamiento y la autorización del instrumento. '1 se convierte en redacción que empieza a tener dimensión y densidad
4X MANUAL DE DERECHO NOTARIAL
AUDIENCIA NOTARIAL 49
propia y parte en dos el espectáculo notarial. Mas cada uno de estos actos
liene significación jurídica autónoma. En realidad corresponden a la pri- Reunidos los sujetos del instrumento notarial, la siguiente fase de la
mera audiencia de Martínez Segovia, de recepción e investigación de vo- audiencia es la lectura "que tiene dos aspectos; uno, es el hecho de la lec-
luntad, ya la segunda audiencia fedatarÍa en que se otorga el instrumento. tura' otro la narración instrumental de ese hecho. Una cosa es leer y otra
Primer acto. Los preliminares del espectáculo son los mismos; la ro- decir que' se ha leído: dimensión acto y dimensión papel. El notario lee a
gación y entrega del pergamino. Algunas escenas entre partes se mantie- todos los comparecientes juntos, de una vez, y en alta .voz, el texto y con-
nen: símbolos, palmada, dinero, títulos anteriores. El notario toma nota texto íntegros del instrumento y de los documentos umdos.. .
sobre lo que hacen y dicen las partes al dorso del pergamino (notitia dor- Mas no basta con la lectura, es necesario el asesoramIento funCIOnal
salis). Cambia después por la cédula o ficha (scheda, schedula), extendida (certioratio) que incluye la ilustración deJos comparecient~s sobre ~l con-
en pergamino de su propiedad, sin carácter oficial. Cuando aparecen los tenido del instrumento y las consecuenCIas de lo que en el se les Imputa
pergaminos de tela, que permiten su colección en forma de libro, las notas como declaraciones o hechos. El otorgamiento, a su vez, produce un con-
se convierten en abreviaturas (imbreviatura), de carácter oficial, constitu- sentimiento geminado; significa, primero, asunción del negocio y de los
yendo el minutario. hechos narrados, y luego, la plena conformidad con el texto y contexto del
Entreacto. Con las notas tomadas, el notario prepara el negocio en el escribir. Las partes consienten el negotium y se adhieren instrumentum.
pergamino que le dieron las partes. Es el momento de escribir. Puede ser La audiencia concluye con la autorización del instrumento por el ~o­
de dos clases, narración, que suele seguir un orden meramente cronológico tario a mérito de la autoridad fedataria que inviste. A su vez, esta SUSCrIp-
y existe sobre todo en las actas; redacción, propia de las escrituras, que se ción 'funcional le imputa la paternidad del instrumento. Él es el único autor
Cunda en lógica jurídica, porque el notario interfiere los quereres, ausculta al cual se atribuye la redacción o la narración, pero éstas pu~den conten~r
los de los sujetos negociales con las legalidades normadas, operación que hechos y declaraciones tanto propios como ajenos, yen reahdad todos gI-
precisa de un técnico. ran alrededor de los hechos y dichos de las partes.
Segundo acto. "Mas el acto fuerte era el segundo. En él se integraban
las grandes solemnidades, lectura, cercioratio, finna, que tenían por eje el
documento. Nada tenía de extraño que las entregas de dinero y de símbolos 4. Concepto de audiencia notarial
se trasladaran del primero al segundo acto, quedando el primero, poco a
poco, sin significación jurídica, a excepción de la que pudiera conservar Como resultado de esta investigación, convendría resumir en un
la rogatío, que también se fue desvaneciendo entre ingredientes tácitos, concepto tal audiencia; nada mejor para ello que el que. nos da Larrau~:
implícitos y presuntos". De esta manera, eliminado el primer acto de la " ... audiencia notarial es el acto en que se reúnen los sUjetos de la escr~­
actividad jurídica se vuelve a la audiencia en un acto. tura pública con la presidencia del escribano (en presencia de los testi-
gos), para d~cumentar en el protocolo el otorgamiento ~e los p~i~eros"
(346). El concepto de audiencia se aplica sólo a la eSCrItura publtca en
J. Audiencia actual (80, 83, 92/99) cuanto contiene un negocio.
El acta no tiene audiencia, el notario no preside, sino que se hal~a
Es provocada por la comparecencia; sin la presencia física de los su- presente y ante su prese~cia aco~:lÍecen !os ~ech~s o verifi~~ los aco~te.cI­
jetos no hay audiencia. "La audiencia -expresa Núñez Lagos- es una mientos; no hay otorgamIento, m negocIO, SIllO solo narraCIOn cronologlca
el/dopa tia, un sentir, los unos delante de los otros -de visu et auditu- a la de los sucesos; por parte de los sujetos, sólo adhesión a la ~orma en que ~e
vez, cada uno con los demás. Escuchar y percibir la lectura del instrumento italia escrito el instrumento notarial. Mientras quienes realIzan el negocIO
lodos a una, cosentir para consentir; identítas mentis et voluntatis. Ésta es L~1l la escritura son los otorgantes, quienes se hallan en el acta son sólo
la indispensable unidad del acto instrumental: unidad de acto contextual. comparecientes.
l J11 solo texto leído, un solo texto consentido simultáneamente por todos
los comparecientes, expresados como tales en la comparecencia; todos
l~llos a una y en el mismo texto".
50 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL AUDIENCIA NOTARIAL 51

XI. DEL HECHO HISTÓRICO AL INSTRUMENTO NOTARIAL cimiento histórico y deja de ser realidad histórica" (27). "Teniendo en
cuenta que no poseemos fuera de la historia narrada o escrita, nada con lo
Los acontecimientos de la audiencia, por ser egológicos, transcurren que podamos confrontarla, puesto que la historia como realidad histórica
en la dimensión típicamente humana, el tiempo. El notario actúa de visu et ya no existe" (26).
auditu, suis sensibus; la inmediación le permite sus percepciones sensoria- Dentro de la historia como conocimiento distingue dos clases: " ...uno,
les y éstas las necesita para dar fe de los hechos y dichos, fe que se objetiva, basado en documentos, el único que los historiadores del pasado reconocen
en último término, en el instrumento. como válido, y otro, basado en la experiencia vivida, la experiencia perso-
La relación entre lo acontecido en la audíencia y el instrumento que nal. .. Este último es historia de primera mano, en tanto que la otra es historia
10 registra, ha sido objeto de numerosas interpretaciones. Podemos recor- de segunda mano" (30). De cualquier manera, retengamos que esta historia de
dar la teoría de la representación de Francisco Camelutti, las teorías fun- segunda mano, pasado el tiempo vital de las personas, y no sólo por la muerte
cionales propiciadas por civilistas y procesalistas en diverso contexto, la sino por el olvido, es la que nos permite aprehender la realidad histórica.
declaración reproductiva, el negocio de fijación jurídica y, en ámbito nota- Esto recuerda aquello de Alfonso el Sabio cuando al hablar "de las
rial, las de Rafael Núñez Lagos y Antonio Rodríguez Adrados. Estos dos cscripturas por que se prueban los pleytos (o negocios)", dice que "el an-
últimos autores estudian las teorías citadas y exponen la doctrina propia tigüedad de los tiempos es cosa que taze a los ames oluidar los fechas
en Contenido sustantivo de la escritura pública y Hechos y derechos en el passados... De las escrituras tanto bien viene, que en todos los tiempos ...
documento público, Rafael Núñez Lagos; y Rodríguez Adrados en Natura- laze membrar lo oluidadd' (tít. 13, partida 3).
leza jurídica del documento auténtico notarial. Siguiendo con nuestro autor, Stem llama realidad histórica a la res
Por mi parte, me limitaré a aplicar algunas reflexiones sobre el tema, I'ublica experimentada subjetivamente. El conjunto de perspectivas his-
tomándolas de la filosofía de la historia y del cotejo entre procedimiento tóricas individuales se complementan y unidas componen un cuadro in-
notarial y proceso judicial. Mi fuente principal es Alfred Stem, y las vi- 10rsubjetivo. "La historia como realidad existe realmente sólo en el nivel
vencias diferenciadas entre escritura y juicio apuntadas en alguna de mis slIbjetivo, en tanto que la historia intersubjetiva existe solamente como
monografías. Cito las páginas de Stem. (,(lIlocimiento histórico" (95/96).
La escritura para transferir inmuebles se halla impuesta por el código
(/"('s publica). Al sumar vendedor, comprador y notario sus perspectivas in-
1. La historia dividuales de la audiencia se compone un cuadro intersubjetivo que, subsu-
1I!i0ndo aquéllas, les permite perdurar en el instrumento, el cual constituye
Sobre la base de los autores que menciona, Stem distingue entre la I()s hechos y dichos como conocimiento histórico. Nos encontramos aquí
historia como conocimiento, y la historia como realidad. La historia como ('11 un plano histórico; pasemos ahora al plano jurídico.
conocimiento es la "contada oralmente o en documentos escritos. Pero
esta historia como conocimiento tiene su objeto: la historia como realidad"
(24). 2. I)rocedimiento notarial y proceso judicial
Si aplicamos estos conceptos podemos advertir que el instrumento
notarial, como documento escrito, nos da a conocer un objeto distinto de El juez, al comenzar, no sabe quién tiene el derecho ni a quién debe
l~l: los hechos y dichos de la audiencia. Aquí nos encontramos con dos co- Illribuirse el entuerto. Esta situación deriva del hecho de hallarse frente a
sas: la audiencia, vox viva, pasada temporalmente entre partes y notario, y IIlIa controversia que inicialmente nace en la duda. Es necesario que cada
la escritura, vox mortua, que registra los hechos y dichos de la audiencia. parl0 arrime los elementos probatorios relativos a su reclamo. El proceso
Nút0SC, con todo, que siendo un objeto cultural, nos envía mensajes siem- lIH'oado va pasando de una a otra etapa y las precluye, hasta alcanzar el
pre actuales sobre lo pasado. Illvd necesario para dictar sentencia definitiva. En ella, el juzgador resume
Stcm, con otros autores (Marrou, Hegel), acepta que "la realidad 111 actividad de las partes. Comienza por desbrozar las pruebas y, a pesar de
histórica sólo puede aprehenderse bajo la forma de conocimiento histó- qUl' algunas se hallan tasadas en las leyes procesales, podrían no ser con-
rico" (28). "Tan pronto la realidad histórica es conocida se torna COllO- ::Ilkradas dejúndolas a un lado. Sigue luego la reflexión sobre la conducta
52 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL AUDIENCIA NOTARIAL 53

y las normas para efectuar una valoración que lleva a la sentencia: se ha derecho vita~. La realidad histórica de la audiencia es posible rescatarla por
producido la verdad de la cosa juzgada. pruebas, testlgos, y hechos aun indirectos, pero la "re-producción" jurídica
El notario, a la inversa, se encuentra con voluntades en acuerdo' cada deberá realizarse por el mismo medio escriturario o por otros judiciales,
parte s~ atr~buye derechos y obligaciones que correlativamente encajan en porque son de jurisdicción voluntaria, al modo que ocurrió en España lue-
las ~bhgaclOnes y derechos de la otra. En todo caso, el notario ayuda im- /1,.0 de la Guerra C~vil que provocó la destrucción de títulos, registros nota-
parcIalmente a la más desamparada, pero siempre en pie de igualdad. No nales y de la propIedad.
le hacen falta pruebas como en el juicio, porque él no dirime contiendas' En resumen, pues, podríamos afirmar que la escritura como co-
?osiblemente exige los mismos documentos que en el juicio, testimonios: lIoc~mie?to para el derecho, constituye los hechos y los dichos de la
Illfo~es, etc., pero ante él no tienen valor de prueba porque no le com- audIencIa ~otarial. Esa constitución no se produce en el plano de la na-
pete Juzgar. Con todos estos elementos prepara la escritura y el día de la luraleza, S1110 sólo en lo convencional, porque la ley imputa ese valor a
audiencia procede a leerla; a continuación es firmada por los otorgantes y determinado instrumento realizado en ciertas condiciones. No se trata
autorizada por el oficial público. Por su intervención y el cumplimiento de de una constitución natural, sino jurídica, si bien este objeto cultural se
las competencias y formalidades el instrumento notarial queda cerrado. halla registrado en un objeto natural, arcilla, pergamino, piedra, que nos
¿Es constitutivo de las declaraciones, de los hechos y de los dichos? Sí, se envía mensajes asumidos por la ley de manera irrefragable en virtud de
ha alcanzado una verdad jurídica que extiende su plena fe sobre lo acon- la fe instrumental.
tecido en la audiencia, en cuanto ha sido objeto de la percepción sensorial
del notario volcada a la escritura.
Esta escritura que registra los hechos y dichos sobre los cuales re- X 11. PROYECCIÓN DE LA AUDIENCIA EN EL INSTRUMENTO
cae la fe notarial termina por constituirlos válidamente para el derecho,
porque la mera apariencia jurídica fuerza su aceptación por todos los Los hechos y dichos de las partes y los del notario constituyen la vida
intervinientes, por la sociedad y por el mismo juez. En efecto, la audien- de la audiencia. Aun cuando básicamente la actividad principal consiste
cia ha dejado de ser realidad histórica para convertirse en conocimiento ('11 la lectura del instrumento ya preparado, hay numerosas explicaciones,

histórico, valorado por la norma legal. El dictum, o sea, el instrumento i1lg11n~s complementarias de las proporcionadas en la primera audiencia,
escrito, termina por constituir el mctum, esto es, los hechos de la audien- ('.1 ras, mformando las cons.ecuencias de una determinada redacción y un
cia. Su trascendencia deriva del cumplimiento de ciertas formalidades' la SIIll1UmerO . .de hechos que mtegran el contexto negocial en sus elementos ,
más importante es la presencia y actuación del notario, lo cual fácilme~te lallto pnncIpales como secundarios, incluyéndose también las cláusulas
se entiende si consideramos que el texto de la escritura en el protocolo es ndiUvas (certÍoratÍo).
exactamente el mismo, antes y después de la audiencia, si bien en ésta se ¿Cuál es el criterio de selección que tiene el notario para redactar los
desarrollan los hechos. hechos'y di~hos que registrará en la escritura? En primer término, escoge
Su trascendencia jurídica se funda en que el oficial público no puede lo que JurídIcamente es significativo en relación al negocio o acto que se
contradecir, variar ni alterar el contenido del instrumento y en que éste Il~aliza a rogación de las partes; entre éstos, "de aquellas cosas que el ofi-
hace ~lena fe de la existencia material de los hechos que aquél hubiese l'ial público ha adquirido certidumbre por sí mismo y que tenga misión de
anunCIado como cumplidos por él mismo o que han pasado en su presencia ('oll1probar" (nota 994). Hay,pues, actos sin trascendencia jurídica o de los
(992/993). El instrumento notarial, por sus caracteres de verdad oficial e que cl notario no tiene certidumbre y, por más ciertos y trascendentes, no
impuesta, constituye jurídicamente todo su contenido, a punto tal que si ('Ollstan porque él no tiene misión de comprobarlos.
prospera la querella de falsedad, deja de ser notarial. . L~~ audiencia en que se desarrolla un negocio de compraventa no-
La misma desaparición fisica de la escritura matriz, por pérdida o IlIl'Ial tICne tres grandes capítulos: 1) la comparecencia, común a todo
destrucción, no suprime la realidad histórica acontecida en la audiencia IIlslrlllllcnto notarial; 2) las declaraciones de las partes, tanto sean de
I~ero elimina el conocimiento histórico, jurídico y fedatario, que constituy~ volulltad como de ciencia; y 3) la actividad notarial para justificar la
Ilrlnemente sus hechos, con la certeza y seguridad que exige la paz del (,oll1pareeencia y las declaraciones de los sujetos. En la audiencia in-
krlieren las partcs cntre sí con su voluntad y la del notario con la de
54 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL

las partes. La ley 8585 de la provincia de Buenos Aires, que no estuvo


en vigencia, exigía del autorizante "separar en la composición lo que ata-
ñe a la actuación de los intervinientes y la del notario" (138, 3) y tal es el
esquema seguido.
En siguientes capítulos se estudia con mayor detenimiento esa pro-
yección. Para un desarrollo más extenso, no histórico, me remito a la obra
Práctica notarial, 1 y 2, en la cual justifico formularios diversos en sus
tres sectores.

CAPÍTULO V

OPERACIONES DE EJERCICIO

Son las etapas que el notario debe cumplir en el procedimiento diná-


11Iico de formación, hasta lograr la estructura total o acto notarial, consti-
lllida en el instrumento que absorbe su actividad y la de las partes. Tales
t'lllpas pueden agruparse en dos sectores: son de derecho material, la cali-
Ilcación, legalización y legitimación; las de derecho formal son la configu-
lIIeión o redacción, la autenticación y la autorización.
Elijamos un hecho como ejemplo: una compra de los padres para su
IlIjo. El notario debe indagar e interpretar la voluntad de los padres, para
lo cual, sobre la base de preguntas, podrá ir formando paulatinamente lo
qtll~rido. En efecto, la diversidad de circunstancias y variables cambia la
Il'xlura del contrato y entonces el oficial público debe calificarlo, impután-
dolo a determinada norma jurídica que se concreta en ese acto, siempre que
l'I rcquirente se halle legitimado.
En primer término, averigua si se trata de gestión de negocios, que se
Il'licn.: directamente al patrimonio del hijo, o bien si es un acto propio de
los n:quirentes con una estipulación en favor del hijo. Luego investiga si el
hilO es mayor o menor; si fuera impúber, y el dinero es del menor, calificará
1'1 licio como compraventa, pero si el dinero es de los padres descubrirá un
111'10 complejo: donación tácita del dinero y compraventa para el menor;
IINIIlIisl110 concluirá el ejercicio de la representación legal que importa la
!,lIlria potestad.
Simultáneamente aplica las normas legales: arts. 2288, gestión de ne-
~ol"ios, y 504, estipulación; 323, compraventa, y 1805, donación; 54, 56
Y <:'7 pura In representación legal del menor y, según la ley 23.264, deberá
MANt IAI 1>1': Ili':RI':ClIO NOTARIAL
OPERACIONES DE EJERCICIO 57

c.'xígi .. 111 l~Olllplln.ll'l'lIci!l


dcl padre y de la madre, pues aquélla modifica el intervención, esto es, se declara competente o incompetente, aun cuando
l~.icl'l;kio de 111 plltria potcstad. En cuanto a la transmisión del inmueble,
!lO haya constancia escrita de esa declaración.
collfigunt el negocio, para lo cual prepara la escritura pública (1184, 1), Esto significa que el notario opera cum cognitione causae, es decir,
que redacta según las normas del arte notarial, procede a leerla y explicarla las partes le han manifestado sus voluntades que hubo de penetrar para
Cll audiencia especial, y la autoriza, una vez firmada por las partes, a las
desentrañar su contenido. Su misma intervención ha contribuido activa-
cuales entrega copia (997/10 11). Illente a la fonnación del negocio o a derivaciones insospechadas acerca
Todo este conjunto ha sido legitimado por el notario. No basta con de la figura que le presentaban los requirentes y que ahora se "determina
!lO sólo en general, sino poniendo de relieve ciertos detalles significativos
calificar, legalizar, configurar, autenticar y autorizar, sino que es menester
!lO considerados antes.
justificar la situación relativa de las partes, en el caso el ejercicio de la
patria potestad y el origen del dinero, para la eficacia del acto por reali- En resumen, el objeto de la calificación, como conducta del notario,
zarse. "El notario debe examinar, con relación al actó a instrumentarse, la es la determinación de la figura jurídica que los requirentes buscan. Para
capacidad de las personas individuales y colectivas, la legitimación de su d lo, se vale de un preliminar, la recepción e interpretación de las volun-
intervención y las representaciones y habilitaciones invocadas (35, 4, ley lades. S~guidamente, el oficial público presta su asesoramiento funcional,
9(20). por medIO del cual hasta puede moldear los quereres de las partes y, si fue-
En el procedimiento, el notario valora la conducta de los padres y las ra necesario, se compromete personalmente tomando injerencia por medio
normas legales aplicables y, según las circunstancias, asesora técnicamente del consejo y siempre obrando con imparcialidad activa.
y aun les aconseja. Si el menor tiene dos años y les informa de la necesi- Esa conducta del notario respecto de la calificación se halla expresa-
dad de intervención judicial cuando quisieren disponer, quizá los padres 1l1cnte establecida en la ley 9020 de la provincia de Buenos Aires. El nota-
prefieran la figura de la estipulación; si desean ciertos resguardos respecto rio deberá recibir por sí mismo las declaraciones y tener contacto directo
del hijo de quince años, acaso se inclinen por donarle con la prohibición de con las personas, con los hechos y cosas, hacer las calificaciones en razón
cnajenar por el plazo de diez años, todas figuras y modalidades que la ley dd cargo, de la naturaleza del acto y de la clase de documento; asesorar a
pcnnite; es necesario que alguien las valore para el caso particular, y nadie los requirentes en materia notarial e instrumental (135 1 y 4 128 1 136
.1 Y 35, 2). ' , " ,
mejor que el notario.
Por medio de la calificación el notario contribuye eficazmente a la
l·onstitución del negocio conforme a justicia, procurando establecer como
XIII. DE FONDO O MATERIALES (4, n, 465) valor entre partes un contexto de equilibrio, porque deberá "obrar con
Illlparcialidad de modo que su asistencia a los requirentes permita que el
Las operaciones materiales de ejercicio afectan el fondo. En primer IIcuerdo se concluya en un plano de equidad", concepto ético que se ha
lugar el notario debe calificar de qué acto o negocio se trata; en forma casi Illcorporado expresamente a la citada ley (35, 5).
simultánea su mente ha tomado los elementos proporcionados y los mol- Para mejor entenderla, convendrá cotejar la calificación notarial
dea dentro de los esquemas que le da la nonna legal, eligiendo la de mayor ("(11/ la judicial y la registral que recaigan sobre un mismo acto voluntario

beneficio para la parte; por último, es menester que la posición singular y (v.gr., un mutuo con garantía hipotecaria). Son diferentes los sujetos que
relativa de los sujetos Se halle debidamente fundada por la legitimación. rnlilican, notario, juez, registrador; es distinto el enfoque o punto de vista,
dlvcrso el modo con que se realiza, desigual el medio en que se desarrolla,
porque la variada competencia material constituye también la singularidad
1. Calificación notarial de las funciones advertidas en muchos aspectos.
Al notario le interesa conducir subjetivamente las voluntades presen-
Es aquella operación de ejercicio en que el oficial público, luego de les para componer el acto en acuerdo, ayudando a su nacimiento por medio
recibir y explorar la voluntad de los requirentes y de esclarecer los hechos, dc.~ cierta mayéutica de tipo socrático. El juez despliega su actividad fren-
determina una relación o situación de derecho para clasificarla en una de Il' II tina voluntad pasada, sobre la cual recae hoy un desacuerdo y busca
las categorías jurídicas. Según los caracteres del acto rechaza o acepta su
MANUAL DE DERECHO NOTARIAL OPERACIONES DE EJERCICIO 59

reconducir, reconstruir y recomponer el derecho en sentido objetivo. El De manera llamativa, mientras los abogados pueden especializarse
registrador no tiene inmediación con las voluntades, salvo contadas excep- en algún derecho (civil, comercial, penal, etc.), el notario, conforme a su
ciones, como el bien de familia, sino con los documentos portantes en que propia ley, no puede denegar su función ante requerimiento que encuadre
se instrumenta la voluntad o la sentencia. dentro de su competencia, y así debe entender en asuntos civiles, adminis-
El notario califica con conocimiento de causa, bucea en la voluntad trativos, comerciales, impositivos, registrales, además de los notariales y
y ejerce su acto por medio del acto funcional de una fe en inmediación; en otros, lo que evidentemente se hace pesadísimo y difícil de alcanzar. Pero
el juicio, el juez obra con conocimiento de causa, pero la función fedataria casi todos siguen trabajando separados sin constituir estudio integral, y así,
se reserva al actuario. Por su parte, el registrador no tiene conocimiento de a veces, las extremas dificultades se presentan insalvables.
causa y su fe registral se reduce a sus propios asientos, que respecto del El notario legaliza de dos maneras: materialmente, adecuando la vo-
acto original resulta de tercer grado, matriz, copia, asiento. luntad de los sujetos a los moldes que presta la norma vacía; formalmente,
El medio en que cada uno desarrolla su calificación responde a su por medio de la selección del tipo de documento y de la redacción. A veces,
propia constitución; el notario se vale de las escrituras que obran en el la voluntad resulta cambiada de su rumbo inicial y esto aun con escritos
protocolo para dar una existencia determinada al negocio jurídico o para de por medio; el notario puede aconsejar el instrumento privado, la inter-
fijar la voluntad de los otorgantes; el juez usa de las sentencias y de los vención de otros profesionales o de reparticiones o empresas públicas y
numerosos incidentes que salpican el expediente para dirimir contiendas; privadas.
el registrador asienta los documentos portantes, escrituras y oficios judicia- Estas legalizaciones, cuando se dirigen al instrumento notarial, inte-
les, valiéndose de los folios reales en el sistema objetivo. gran el asesoramiento oficial u obligatorio que tiene el oficial público. Una
Existen interrelaciones evidentes: el notario calificó el negocio de scntencia dice que "la función del escribano consiste en el asesoramiento
mutuo con garantía hipotecaria, el título ofrecido y el certificado registral jllrídico en la esfera de su competencia" (LL, 136-1025 y 129-666). Sala-
sobre las condiciones del folio real; el juez debió calificar la pretensión tid de Bolonia, en suArs notarie (1255), decía que "el notario se esforzará
del actor, el título notarial y el certificado registral; el registrador, a su vez, t'lI explicar las sutilezas y vínculos del derecho, informándolas a los afec-
califica sus propios asientos, la escritura hipotecaria para inscribirla y el IlIdos".
oficio judicial que trabó el embargo y los demás que se le libraron. En resumen, pues, el objeto de la conducta notarial en la legalización
mllsiste en el encuadre dentro del molde legal. Es intermediario entre la
voluntad de las partes y el contexto social constituido en la ley; para ello se
2. Legalización notarial vllle de la indagación de los quereres y, por medio de la interpretación, los
1.'lIcastra dentro de la ley, aplicando a una y a otra, y debiendo suplir cuando
Es aquella operación de ejercicio mediante la cual el oficial público, ex isten defectos o lagunas en los elementos.
cstablecido el fin práctico de las partes, encuadra, dentro de la norma le- Podemos legalizar esa conducta del notario, aplicándole las nonnas
gal, el negocio o acto que aquéllas le declaran para que sea perfectamen- Jurídicas que constan en algunas fuentes. Así, la ley 9020 dice que a los
te válido. Las partes, por lo general, tienen una idea bastante clara de lo ti IICS de la instrumentación "es función privativa del autorizante hacer las
que quieren, pero quizá sus manifestaciones verbales y aun las escritas no Illcllciones y calificaciones que, en razón de las disposiciones legales, sean
guardan relación con su objetivo y de tal modo corren el riesgo de caer en IIt'cesarias para producir válidamente los efectos propios de su interven-
ilegitimidad. I'il'lll" (136,4).
Esta operación es prácticamente simultánea con la calificación. Además, la ilicitud repugna a la esencia de todo negocio jurídico.
El notario califica el negocio o acto sobre la base legal que determina I'rl'cisamente el sentido de justicia es el que impulsa alnotarÍo para inter-
la figura, y la legaliza, a su vez, para poder calificarla. Su conducta, en pldar, aplicar e integrar la voluntad y la ley, antes que el mismo juez, en
el caso, hace presuponer conocimiento técnico, o al menos su posición ~HI propia competencia material, autonomía de la voluntad. Así ha ocurrido
profesional y relativa le permite investigar de modo suficiente como n 111 la ley civil, consentimiento conyugal, menores, ley de sociedades, le-
para establecer el contexto legal en que se encauzan las voluntades en yl'S impositivas y otros. Por último, el objetivo mismo de la legalización,
acucrdo.
MANUAL DE DBRI\( '1 JI) NI lTARIAL OPERACIONES DE EJERCICIO 61
aun cuando parezca una luuloloMllI, t il'fIl' pura el notario un valor primor- Podemos también detenernos en el siguiente concepto descriptivo:
dial: la validez del acto o lI~Modo. . por la legitimación el notario admite a una persona como sujeto instrumen-
Cotejemos esla leglll/;:C/C'/tI/I ('0/1 o/ras. Así como puede cambl.ar la lal, la individualiza, verifica su aparente capacidad y habilidad, justifica la
calificación errónulI d~~ IlIs plll'tl.:S, cl notario podría asesorar y aconsejar la litlllaridad de su derecho o situación relativa para el negocio que pretende y
adopción de una ligul'll o Ilonllll distinta (v.gr., donación mutua en. vez de .~II libertad de disposición, en su carácter de agente de percepción depura la
permuta, talo ClI1l11HlI"1I111 illlpositiva). El juez no sólo no asesora, smo que silllación impositiva, bastantea las facultades del representante y autoriza
tampoco puedo hllcur!o y ll1ucho menos aconsejar. El registra~or ta~p~?o. el otorgamiento de las partes.
Esto deriva de la propia competencia, y además de la falta de mmedlaclOn, Cabe concluir seis clases de legitimación: subjetiva o de los sujetos
que sólo tiene el primero. IIlsLrumentales e imputación de sus dichos y hechos; sustantiva o de títulos
Comúnmente cl notario se encuentra con situaciones de endonorma, IlIltccedentes; formal o de situación registral; impositiva, sobre impuestos y
ya que la hipótesis de su actuación trata del convenio y de su cumpli- lusas; de personería cuando hay representante; de otorgamiento en relación
miento; por otro lado, su posición es prácticamente anterior o coetánea u la lectura y firma. Doy por supuesto que el notario se halla legitimado
con alguno de los actos. En tanto el juez se halla en situación poster~or a para intervenir, lo que surge de sus competencias: nombramiento, material,
los hechos que derivan de un incumplimiento, por lo cual enfrenta sItua- It'rritorial y personal.
ciones de perinorma. El registrador debe aceptar el documento portante La legitimación tiene dos caracteres, uno de presente y otro de futuro.
u inscribirlo si está bien o rechazarlo por infracción normativa en sus 1.:1 legitimación es prácticamente posterior a la calificación y legalización,
formas extrínsecas. 111111 cuando puede haber algún aspecto preliminar, como la capacidad de la
Respecto de la favorabilidad, el notario debe aplicar leyes que respe- purte; pero, en relación al instrumento lo precede, y tanto que la escritura
tCII la situación de todos sus requirentes porque se trata de un acuerdo. El ('Iltl!ra la rezuma; en efecto, la legitimación se inserta en la comparecencia,
jllI.:Z, turcuro entre discordantes, debe atribuir a uno el derecho y a otro el
1'011 la data y fe de conocer, en las declaraciones y hechos de las partes que
\'lIltll'rto, y éste no considerará que se le ha hecho un favor. El registrador (,1 Ilotario recibe y redacta, en todo el sector que denomino legitimaciones
IIpl kll IlIs normas, sin concepto de favor, porque también se halla en cierto lIolariales y, por fin, en el otorgamiento.
l'Ollt~·X to l'Ollll~llci()so, al establecer la oponibilidad que opera contra algu-
A diferencia de la calificación y de la legalización, que también son
IIOS y 1'1l filVol' du olros.
previas y operan sobre la validez del acto y del instrumento, la legitima-
e 1':xish'l1 illtcrrl~llIciones evidcntes; cada uno de los tres órganos -no- ('iúll se conecta además con aspectos posteriores porque tiene que ver con
tllrio, jllez, rcgi:.;trador lienen su propia legalización material y ~ormal lu dicacia. La justificación precedente, que realiza la legitimación de las
qllu 1'1'alil'.1I11 sobre los 11l.:chos que se les presentan por parte de ~os su}e~os o pllrll!s, constituye el fundamento para que se produzcan todas las conse-
nsellllltlos UII los documcntos. También dcben legalizar su propia actIVidad, ('lIl'l1cias legales además de las previstas por los sujetos negociales.
porquu la norll1a impone c1ll'ri les para seguir los procedimientos y procesos En resumen, pues, el objeto de la conducta del notario en la legitima-
con quu exteriorizan dichos órganos sus potestades funcionales. ('j,'1I1 es el estudio de la situación actual para posibilitar el acto y proteger
In ."iluación posterior. Esta operación de ejercicio es una especie de Jano
hll'ronte, pero con un solo sentido; justifica antecedentes pacíficos para 10-
3. I Jcgitimación notarial
,',Inr l'otlsecuencias pacíficas. Es, posiblemente, la operación de ejercicio
prillcipal y más característica de la función notarial.
Es aquella operación de ejercicio por medio de la cual el notario,
IAl encontramos legislada en la ley 9020. Es deber del notario estudiar
calificada la naturaleza jurídica y legalizado el acto o negocio, estudia la
III~~ ilsuntos en relación a sus antecedentes, a su concreción en acto formal
situación relativa de los sujetos y las condiciones objetivas que justifican
V 11 las interioridades legales previsibles. Esta norma presenta el panorama
el otorgamiento del acto notarial, con el fin de que se produzcan las con-
fi.l'lIl'l'al de los tres tiempos en que se desarrolla: los antecedentes que se
secuencias queridas por aquéllos. Mientras la legalización se refiere a la
IIhjciln en el pasado, la concreción instrumental en el presente y las con-
validcz, la legitimación recae sobre la eficacia.
1i\'l'lIeIH.:ias legales que tanto las partes como el notario han pretendido,
MANIIAI 111 1 I lJiIW( 'II() NOTARIAL OPERACIONES DE EJERCICIO 63

porquc éste debe elclllr' IlIs fill'lllUS qll\! aseguren la eficacia de los fines que l. Configuración o redacción
persiguen los I'cllllil'elllus (35, 2, Y 136,2,77/78,404).
El valor flll1dullH.JIIlul dc la legitimación es la vida posterior del acto Es aquella operación de ejercicio por la cual el notario compone los
notarial instrumentado. A ello conduce toda la actividad, desde la misma elementos materiales y formales que las partes, su propia actividad y la ley
calificación; admitida su competencia por el notario, la justicia aplicable a le proporcionan para lograr su validez y eficacia jurídicas, originando una
su función convierte en exigible un desarrollo correcto de sus potestades L'omunicación lingüística registrada en instrumento fehaciente. Los sujetos
funcionales para lograr las consecuencias. De allí el sumo cuidado que son dos: las partes y el notario; ellos mismos, juntamente con la ley, dan los
debe poner el oficial público en haberse él mismo calificado, legalizado y elementos materiales y formales.
legitimado. Esta operación se halla caracterizada por dos ingredientes: a) compo-
La podemos cotejar con otras. Una de las primeras diferencias que sición de los elementos; y b) comunicación lingüística. Cabe asimismo dis-
salta a la vista es el medio de que se valen para individualizar a los suje- linguir una doble posibilidad en la comunicación lingüística según fueren
tos; el notario es el único que da fe de conocer, y todos los documentos o los elementos que se presentan o ruegan al oficial público; la arista diviso-
medios, de que se valen tanto el juez como el registrador, para el notario ria de las dos vertientes se halla constituida por el negocio jurídico; en éste
tienen un valor sólo coadyuvante, que no 10 liberan de la responsabilidad hay redacción o manipuleo de los elementos que constan en la escritura; en
funcional que asume por falla en la calificación de la persona, muy distinta l'I acta hay narración cronológica.
de la que tienen el juez y el registrador por falta de individualización. Si la conducta de las partes 10 exterioriza, el notario debe trabajar los
De ese medio deriva otro carácter, necesario en la notarial, pero no dementos materiales para organizarlos formalmente y componerlos según el
imprescindible en las otras dos funciones: es la inmediación; es lógico que IlI'den que resulta más ventajoso para la inteligencia del acto negocia!. Si, a
el notario deba percibir por sí a los sujetos, lo que hacen y dicen, de lo con- la inversa, se trata de una comprobación, notificación, fe de vida, protesto, el
trarió no puede dar fe. El juez no se halla en inmediación con personas ni oficial público tiene menos posibilidades de moldear el texto escriturario.
cosas, salvo en alguna audiencia, 10 que le permite evaluaciones muy dis- La redacción, como conducta, es un derecho y deber funcional del
tintas; el registrador sólo tiene inmediación con los documentos portantes lIolario. Consiste en poner por escrito lo que ha interpretado, percibido y
y con sus propios asientos, pero no con las personas. rL'alizado a consecuencia de la rogación de las partes sobre un negocio ju-
Por último, es indudable que la legitimación responde a distintas fina- rld ieo determinado. A mi parecer, cinco principios la guían: economía pro-
lidades operativas de cada órgano; la legitimación notarial busca la válida L'l'sal, composición, concentración, atribución y confesión notarial, alguno
y eficaz constitución de un negocio jurídico, la judicial pretende dirimir de los cuales tiene base legal (ver mi Práctica notarial, 1, p. 79).
una contienda justificando la sentencia en las actuaciones del expediente Esta redacción presupone las tres operaciones de ejercicio de fondo.
movido por las partes, y el registrador legitima la publicidad con fuerza de SL: hizo ya la calificación de la pretensión jurídica para traducir correcta-
oponibilidad frente a los terceros, el tracto sucesivo y la disponibilidad. 1I1Cl1te las declaraciones de las partes; si se quiere evitar la documentación
de negocios nulos o anulables, el autor de la redacción debe verificar las
lIormas legales que se adaptan a ellos y, por último, inquiriendo la bondad
XlV. OPERACIONES FORMALES (1, 379; 2, 220 y 236; 4, III, 889) dl~ sus consecuencias, debe haber legitimado a las partes y sus situaciones
Jurídicas relativas.
Las operaciones de ejercicio calificadas como formales se exteriorizan El saber redactar es tan característico del oficio que es muy anterior a la
en el instrumento notarial, y son tres: configuración o redacción, autentica- IIlrihueión de fe pública al instrumento y al propio notario. El notario antiguo
ción y autorización. Desarrolladas las de fondo, para tener vigencia en el (l'Ilabelión romano, y aun más remotamente) tenía como función primordial,
mundo jurídico, que es exterior, se necesitan los medios legales instituidos II( Ir un lado, el asesoramiento por medio de la interpretación, legalización y
según la competencia material del órgano, correspondiéndole al notario las kgi I il1lación de la voluntad y, por otro, la expresión literaria de redactar cláusu-
Ires indicadas. El notario maneja los tres medios de comunicación, pero las que, a través del tiempo, se manifestó en sabios y concretos formularios.
tanto la seña como la palabra oral sólo en cuanto pueden ser convertidos !\. diferencia de las escrituras que expresan el relato de los sucesos con
en forma escrita (nutus, verbum, litterae). 1111 criterio lógico, la narración cronológica es típica de las actas. Normal-
MANUAL DE DERECHO NOTARIAL OPERACIONES DE EJERCICIO 65

mente comprueban hechos o acontecimientos que dan a conocer según el lirmado el documento por las partes, el notario omitiera, no pudiera o no
orden temporal. Pero no vayamos a creer que el notario sea pasivo porque quisiera suscribirlo, e igualmente alguno de los presentes.
juzga y selecciona los hechos que son trascendentes previendo lo buscado, Si bien la autenticación es autónoma como acto de ejercicio, porque
luego discrimina las percepciones y las vuelca con un sentido valorativo, consiste en la percepción sensorial, depende naturalmente de la autoriza-
sin perder nunca de vista la imparcialidad, aun para los ausentes. ción, porque sólo ésta es la que le asigna el valor que la ley atribuye al
No es un fotógrafo, a pesar de que en alguna oportunidad se ayude de instrumento. No existe autenticación válida, ni, en consecuencia, instru-
fotografías que le presentan las partes antes de verificar lo fotografiado en Illento notarial, sin la suscripción o firma por medio de la cual el notario
el sitio. Se necesita una valoración del entorno y comunicar latido vivien- lo autoriza.
te, transmisor de sensaciones de lo que una máquina fotográfica transfiere La conducta autenticante del oficial público origina la autenticidad,
sólo como hecho técnico. Tanto es así que él mismo podría seleccionar la cual es una cualidad primigenia y distintiva de los instrumentos 110-
algunas fotos de las que se le presentan, eligiendo las más conducentes al lariales que, estructural, objetiva y unitariamente, abarcan el fondo y la
objetivo buscado por el requirente. lill"lna, por lo cual resulta ser doble. La autenticidad formal o externa,
¿Pueden los otorgantes entregar al notario una minuta y exigirle su qlle asegura el carácter oficial, o sea, la genuinidad de su autor, y el cum-
copia textual? La posibilidad de entrega es un derecho que tienen las par- plimiento de las apariencias legales; la autenticidad de fondo o interna
tes. Pero ello no excusa de calificar la minuta; si la estima valiosa la acepta; qlle se refiere a la verdad de los hechos aseverados por el notario como
empero, ante algo contrario a la ley o que no refleje correcta o conveniente- percibidos por él.
mente la voluntad de las partes, tiene pleno derecho para rechazarla y negar Pero esa verdad oficial, que deriva del oficio público desempeñado
su intervención ante insistencia reiterada. por el notario, tiene su objetivo en la voluntad. Del instrumento notarial
¿Está enmarcada esta conducta en alguna ley? La 9020 dice que com- :Hlrge esa verdad coactiva, que se impone no en virtud de argumentos lumi-
pete al notario la formación y autorización de instrumentos públicos que nosos, sino porque el hombre en su esfera voluntaria precisa de seguridad
documenten actos o negocios jurídicos o solamente la comprobación y fi- pklla para su vida jurídica. Cuatro son, pues, los estadios para lograr la
jación de hechos (127, 1, 20, 404); abarca los dos tipos de instrumento: illllenticación plena que exige la inmediación:
escrituras y actas. La derogada ley 8585, en su arto 138,3, imponía como a) La evidencia que sobre los hechos de la audiencia tiene aquí y
deber redactar con estilo claro y conciso, y separar en la composición 10 ilhora el notario, verdad actual, obtenida de visu et auditu, suis sensibus;
que atañe a la actuación de los intervinientes y del notario. /J) presunción legal de veracidad, verdad impuesta, coactiva, oficial, con
No será necesario destacar el gran valor que tiene la configuración dicacia futura basada en el principio de autoridad; e) un producto en la
como acto de operación formal: la selección del material útil para el ne- tllll:l igencia, certeza, que sustenta el asentimiento, necesidad de verdad que
gocio o para el acto significa simultáneamente dejar a un lado expresiones fill'l1le intensamente el hombre; y el) un producto en su voluntad, la segu-
vacías, incorrectas, equívocas y circunstancias inconducentes o contradic- 'tdud en la cual descansa de sus preocupaciones, sabiendo la incolumidad
torias. Debe ser ponderada como valioso recurso para una constitución per- de sus derechos.
fecta del negocio o del hecho y como un contexto negativo de todo juicio ¡,Y por qué el notario tiene esa conducta autenticadora? Porque la ley
que pudiera deparar una redacción errónea o menos cuidada. Illl'ibuyc esa eficacia cuando una persona realiza ciertos actos en una fun-
\'tún que la sociedad ha creado. Y así la existencia material de los hechos
I/lIl' el oficial público hubiese anunciado como cumplidos por él mismo o
2. Autenticación '1"(' han pasado en su presencia, hacen plena fe hasta querella de falsedad,
IIIIL'Illras consten en instrumento notarial.
Podemos conceptuarla como aquella operación formal de ejercicio También gozan de plena fe contra terceros en cuanto al hecho de ha-
mediante la cual el oficial público percibe sensorialmente los propios he- Iwrse ejecutado el acto, de las convenciones, disposiciones, pagos, reco-
chos y dichos y los de sus requirentes, configurados y registrados en el do- lIol' ¡lIlientos, etc., contenidos en ellos, y de las enunciaciones de hechos o
cumento notarial objeto de la audiencia. La autenticación como actividad 11\'1 os jurídicos directamente relativos al acto jurídico que forma el objeto
del notario es previa a la autorización, pues podría acontecer que, leído y
66 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL
OPERACIONES DE EJERCICIO 67
principal, siempre que esos hechos deban ser conocidos por el notario en t'(mst~tución, prueba. Suele incluir el sello y, donde fuere práctica, el signo
virtud de su oficio y que tenga misión de comprobar (993/995). lIotana!.
El valor de la autenticación como operativo formal es esencial para el
Como conducta del autorizante presupone la existencia de los hechos
ejercicio del notariado. Ella sólo se alcanza por la inmediación que permite y dichos autenticados y se exterioriza por medio de la suscripción o firma
percibir sensorialmente los hechos y dichos, característica típica del oficio,
con la cual se confunde. Para Larraud carece de sentido hablar de la autori-
que incluye la conciencia de los propios actos religados con el negocio. ¡,ación notarial ~omo un acto independiente de la suscripción por el agente;
Tanto es así que no podrán ejercer funciones notariales quienes padezcan lanto como deCIr que suscribe una escritura que no llega a autorizar. El
defectos físicos comprobados que, a juicio del juzgado notarial, importen
lIot,a~io -concluy,e- susc~ibe sólo las escrituras que autoriza; es una forma
un impedimento de hecho; v.gr., sordera, ceguera, o incapacidad física o IlIndICa y se realIza medIante un acto voluntario (p. 354).
moral (16, 404). Est~ actividad se menciona en algunos artículos del Código Civil,
('11 c,specIal el 1?,O 1, cuando habla de la escritura autorizada al final por

('scnbano; tamblen el 985 habla de actos autorizados. Por su parte, la ley


3. Autorización ')()20 enumera como deber y derecho del notario autorizar con su firma
('serituras y actas, dicho acto integra los requisitos del instrumento notarial
Es aquella operación formal de ejercicio mediante la cual el oficial y convierte al agente en autorizante (35, 1; 127, 1; 133, 135 Y 136 . 63 64
público suscribe y firma el instrumento notarial, luego de calificar los y 29,404). ' ,
hechos y dichos de los requirentes y los suyos propios, con el objeto de Los valores del instrumento, convertido en notarial por la autoriza-
darles forma pública, constituirlos con firmeza para la vida jurídica y l'iÓII del agente, son la forma pública constitutiva y la probatio probata, de
eventualmente aportar una prueba privilegiada cuando fuere menester tille carece el documento al cual falta la firma del notario. Así, una escritura
presentarlo en juicio. II IIIJ acta firmada por las palies en el protocolo, pero sin firma del notario,
En todo instrumento notarial puede haber tres tipos de firma que co- ('~ Ilula como instrumento público, tiene sólo la apariencia y, a lo sumo,
rresponden a diversa posición y distinto objetivo: la del compareciente que IHldrú ser documento protocolar pero no escritura notarial.
en las actas presta su conformidad con la narración; la del otorgante en Sin embargo, tanto la ley como la doctrina y la jurisprudencia admi-
las escrituras, que implica un consentimiento geminado, asunción del ne- Il'Il que valga como instrumento privado, y ello aun cuando no tuviere las
gocio y ratificación del texto; por último, la del autorizante, esto es, del llllldiciones y fonnalidades requeridas para los actos extendidos en for-
oficial público que por medio de la suscripción convierte el instrumento en 111:1 privada, quedando concluidos como contratos en que las partes se han
notarial. Hay otras finnas, de testigos, firmante a ruego, etc., que no nos \lhligado a hacer escritura pública; es decir, si bien se frustra la prueba más
interesan. pl'lt'ecta del instrumento notarial, vale como privado si lleva la firma de las
La autorización como acto operativo se proyecta también en una pill'lcs (987 y 1183),
zona del instrumento y constituye la parte de la escritura o acta en que
el notario realiza el acto de suscribirlo. Con su firma asume la vera-
cidad del texto documental y la paternidad de su contexto literario. 4. ('()tejo con otras formas
Además afirma la legalidad del instrumento, responsabilizándose por
cJ cumplimiento de los requisitos normativos y cubre las más diversas . En es~e punto hare~os el cotejo de las operaciones formales de ejer-
legitimaciones. IH'IO que tIene elnotano, con las del juez y registrador, advirtiendo las
La autorización es la última de las operaciones de ejercicio internas al dlll'l'cllcias que las separan, Es una tentativa de estudiar qué resonancia
propio instrumento, que por tal hecho se convierte en notarial y resuma la Pllede existir entre las tres operaciones formales atribuidas al notario con
totalidad del camino operativo desde la calificación en la síntesis alcanzada 01111,-; actividades aun de remota similitud con ellas, Simultáneamente se
por esa comunicación lingüística. Autorizado el instrumento por el notario pl\'para la diferenciación que se verá más adelante.
se producen los efectos que la ley fija, que he resumido en tres fines: forma,
68 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL
OPERACIONES DE EJERCICIO 69
4.1. Configuración las partes y del notario, o bien la sentencia que discune acerca de los ar-
gumentos esgrimidos por las partes. Estos hechos y dichos no los percibe
El notario redacta previamente, y aun cuando pudiera existir una con- el registrador directamente, sino que los concluye de los documentos por-
figuración anterior, boleto en el cual hubo composición de elementos y tantes; en cambio, tiene capacidad para certificar sus propios asientos con
una comunicación lingüística, como el campo de su propia competencia presunción iuris tantum.
es el reparto autónomo, existe posibilidad de que, en la etapa de actuación En resumen, si al notario le quitamos la autenticación, el oficio ---tal
notarial, las partes reiteren o cambien sus voluntades, las detallen con más como hoy se conoce-- se queda sin sustento y desaparece, porque dicha
precisión, siempre en acuerdo espontáneo, o adquirido por asesoramiento operación de ejercicio es esencial para la función. En cambio, ni al juez ni
y consejo funcional. :tI registrador les hace falta la autenticación en sentido notarial, y ta'lnpoco
En cambio, el juez encuentra configurado el negocio o acto, sobre el de ella podemos privarlos porque no la tienen ni la precisan para el desa-
cual, en algunos aspectos o en el todo, recae el desacuerdo del actor. Si la 1'1'0110 de sus funciones específicas.

contraparte accede, en muchos casos compete una sentencia de jurisdic-


ción voluntaria que no disimula su carácter notarial, como una división de
condominio en que hay menores e inmediato allanamiento a la demanda. I3. Autorización
Si, a la inversa, existe contradicción, puede ser que el juez configure la
sentencia, esto es, manipule los elementos materiales y formales y redacte La notarial consiste en la suscripción del que hasta ese momento es
la comunicación lingüística, sin dejar conforme a ninguna parte. Inclusive documento protocolar y luego de la firma se convierte positivamente en
se podría configurar una injusticia, por falta de actividad de la parte a la IIlstrumento notarial. Además, si bien se pudiera admitir de lege ferenda la
cual pudiera asistir el derecho. ¡llnecesidad de unidad de acto, siempre será exigida íntegramente la unidad
En cuanto al registrador, también configura los elementos materia- lk tcxto y de contexto, porque se requiere una comunicación lingüística
les y formales que le proporcionan los documentos portantes del notario l'lIlica, aun siendo filmada por las partes en distintos momentos.
y del juez y emite una comunicación lingüística en sus propios asientos Se suele hablar de notario autorizante. En cambio, laex2resión "juez
del folio real. Cada uno utiliza los medios específicos; el registrador Illltorizante o registrador autorizante" no es corriente; en todo ~cásúfiaoría
opera por extracto y cotejo entre asientos y documentos; el juez desarro- qlle investigar en qué lugar ha sido dicho porque sería único. El juez se
lla un discurso jurídico sobre bases contradictorias, debiendo escuchar IlIlIita a finnar la sentencia para darle autoridad, pero no la que se halle
las oposiciones de las partes; el notario se limita a ordenar los quereres y l'OIIl:xa con la autorización en sentido de fe notarial sino como fuerza de
voluntades y les aplica las formas legales exteriorizadas en la redacción ('osa juzgada o que obliga a la ejecución. '
y narración. El registrador firma los despachos de los certificados, ejerciendo una
Il- administrativa que nada tiene que ver con la notarial, entre otras cosas
porque para destruirla no es necesaria querella de falsedad. Y si los des-
4.2. Autenticación p'lrhados fueran fotocopias de folios reales podríamos comprobar que en
l'llos no hay firmas, sino sólo iniciales de los distintos empleados que han
Consiste en la percepción sensorial que el notario desarrolla en la audiencia y Illkrvcnido formando la cadena de asientos.
exige la inmediación fisica con personas, cosas, sonidos, siempre que se trate de nego- Por último, la autorización necesariamente está precedida por la lectu-
cios juridicos registrados en las escrituras públicas o en las actas. Para dictar sentencia 1I1 dd instrumento y la firma de las partes. Nada de eso hay en las sentencias

no es obligatorio que el juez perciba sensorialmente las etapas del juicio, a menos que 11 11 Ill'ialus, porque no consultan ni asesoran las voluntades de los recurrentes
nos refiramos a los diversos escritos del expediente; no tiene inmediación con las per- 111 hay inmcdiación, y del mismo modo tampoco lo hay en los despachos ni
sona", salvo las audiencias excepcionales y sabemos qué inmediación es! ¡1:<ll'lllos registrales que sólo tienen inmediación con ellos o con los docu-
Ante el registrador se presentan los documentos portantes, en los cua- 11ll'lltos portantes. En consecuencia, nada se quita ajueces ni a registradores
les han sido redactados o narrados los hechos y dich<?s autenticados de illlkdr que carecen del poder de autorizar como lo hace el notario.
CAPÍTULO VI
ESCRITURA PÚBLICA

Comenzamos el estudio particularizado y concreto del instrumento


IInlarial más importante: la escritura pública. El primer capítulo nos pre-
~j('llla generalidades. Los cuatro siguientes analizan cada una de las partes
,k una escritura de compraventa: comparecencia, declaraciones de los su-
Il'los, legitimaciones notariales, otorgamiento y autorización. ¿Por qué la
l'olllpraventa? Porque es el modelo de los demás contratos -donación,
I'nllluta, división de condominio, etc.- que introducen en el texto su pro-
plll condición, pero el esquema general responde al de la compraventa.
Seguidamente en dos capítulos estudiamos la situación de los sujetos
,'11 la escritura. De quienes intervienen por sí, la atención se vuelca a ciertas
IlIlllaciones anómalas (sordomudos, analfabetos), a los menores y a los ca-
!illdos, éstos en relación al consentimiento conyugal. Respecto de quienes
IIllervicnen por otros, el tema desarrolla la representación, concluyendo
1011 las disposiciones formales sobre los documentos habilitantes.
Por ultimo, en otros dos capítulos se da una visión panorámica del
11":10 de las escrituras, particularmente de las llamadas judiciales. Adviér-
III~a: que estos contenidos son más bien de derecho sustantivo y, en conse-
\lll'lIcia, ajenos al derecho notarial. Luego nos interesan solamente desde
..¡ punlo de vista específico, es decir, como aplicaciones del derecho formal
'1' Il' en ellas se manifiesta.
1':11 estc capítulo, desarrollamos el concepto que el anteproyecto pro-
1'"lálllH sobre el tema; luego, sobre la base de doctrina de Núñez Lagos
y Rodriguez Adrados, verificamos los elementos, requisitos y autor de la
"/iI:l'ÍllInl pública. A continuación se informan las partes de la escritura, se-
72 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL ESCRITURA PÚBLICA 73
gün diversos autores, presentando nueva fórmula razonada; el punto final acto realizado por las partes, fuere el instrumento impuesto por la nonnati-
versa sobre el lenguaje notarial, tan importante, dado que el instrumento va o elegido por los sujetos.
específico es una comunicación lingüística.

2. Elementos
xv. CONCEPTO. ELEMENTOS y REQUISITOS. AUTOR
Son de tres clases: subjetivos, objetivos y fonnales. Según fuere la
l. COnCl!pto posición del sujeto, Núñez Lagos distingue tres modalidades: titular en el
derecho subjetivo, parte en calidad de sujeto del negocio y compareciente
El anteproyecto de ley de documentos notariales expresa que "a los romo sujeto del instrumento. Un vendedor es titular actual conectado con
dedos de esta ley, escritura pública es todo documento matriz que contie- lIlJ derecho de propiedad, parte en el negocio de enajenación y eompare-
111: un acto o negocio jurídico"; a su vez, "documento notarial es el instru- (·iente en la escritura de compraventa; se trata de una sola persona, sujeto
Illtlllto público autorizado por notario, en ejercicio de sus funciones, dentro de derecho según distinto enfoque.
dc los I[mites de su competencia y con las formalidades de ley" (22 y 2). En toda escritura pública, la parte no es sólo sujeto negoeial sino tam-
Si 11 I.)StllS idl.)us agregamos la finalidad, podríamos alcanzar el siguiente hi0n instrumental, porque en él se encuentra. Pero es posible hallar sujetos
rOI1l'~1ptO:
qlle sólo son instrumentales, y no parte, porque no intervienen en elnego-
HscritunI pública L~S todo instrumento matriz, cuyo contenido prin- l'Ío; v.gr., testigos, intérpretes, finnantes a ruego. Cabe destacar que si bien
l~ipllll..'H
eludo o negocio jurídico; es autorizado por notario en ejercicio ('1 notario dice relación con el instrumento, no es sujeto instrumental, sino
de sus lill1dones, dl.)ntro de los límites de su competencia y con las for- Sil alltor.
Illulidades de ley, pura darle forma, constituirlo y eventualmente probar- La conducta de los sujetos nos puede mostrar diversos contenidos
lo. Se menciona 1.)1 acto o negocio jurídico como contenido principal; Ilhjctivos, hechos jurídicos, aplicados inclusive a hechos negativos como
tambión se realizan actos de autenticación, comprobación y fijación de lus omisiones; actos jurídicos que, puestos por el hombre, tienen una con-
hcdlOS. ~l'l"llencia querida por la ley; negocios jurídicos que exteriorizan declara-
Del concepto surge una diferenciación entre dos planos, mentalmen- (,1\lIJes de voluntad en la búsqueda de un fin querido por las partes dentro
te separables, pero que en el mundo óntico y ontológico constituyen una Ik las normas legales.
estructura quc se exhibe unificada; el plano del negotium, que pertenece al Todos ellos: hechos, actos y negocios jurídicos constituyen elemen-
dcn:cho material o sustantivo, civil, comercial y el plano del instrumentum, los ,'-'lIstantivos de la escritura pública, siempre que sean susceptibles de
propio del derecho notarial, que es un derecho fonnal. Es decir, negocio e !llOdlleir alguna adquisición, modificación, transferencia o extinción de
instrumento están recíprocamente interferidos (Núñez Lagos, Los esque- dl'l'cchos u obligaciones, ya fuera ex lege, por imposición de la ley, o ex
mas ... , párrs. 10/11). I'u/I/II/ate, porque sea la consecuencia legalmente buscada por los sujetos
De tal modo la escritura es síntesis del hecho y de su narración, o 1ll'Pollciales.
sea, del suceso temporal y de su constancia escrita. Tiempo y espacio cris- Los elementos fonnales consisten en la comparecencia física ante el
talizados unitariamente en un objeto mundanal como sustrato, que emite Holllrio, la lectura en alta voz del documento, otorgamiento o finna de los
siempre mensajes con un sentido presente y aun futuro para trascender de 11111('( os, autorización o suscripción del oficial público, conjunto que se halla
sI. Unión entre el acto y el escrito que lo presenta (no, representa), como si I'/\'sidido por el concepto y medida física, temporal y espacial, de la unidad
fuera una estatua esculpida por el notario, cuya sustancia jurídica valora la dI' u('(o. Estos elementos deben producirse en el acto notarial propiamente
ley eomo veracidad integral (992/94). . dll'''O, es decir, en la audiencia, siendo considerados en este contexto como
Ese doble plano nos pennite descubrir que en el instrumento notanal IlI'dloS producidos en la realidad histórica.
deben existir elementos que actúan como integrantes del negocio en cuanto 1':s{¡¡ conducta de los sujetos respecto del objeto de sus voluntades y
derecho sustantivo exteriorizado; también hay ciertos requisitos que desde dI' sus manifestaciones físicas en la audiencia está legislada en el Código
d punto de vista fonnal son necesarios para conferir plena valide", legal al ( 'Ivil; los hechos, netos y negocios están enunciados en los arts. 896, 897
74 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL ESCRITURA PÚBLICA 75

y 944; se establece la necesidad de exteriorización, inclusive formal y de- iniciales, el texto negocial con las enunciaciones dispositivas de las partes,
terminada (9l3, 916, 977), Y tratándose de escrituras públicas, los sujetos las legitimaciones notariales, la lectura, la firma y la autorización. Intere-
deben comparecer físicamente ante el notario, quien debe leerles la escri- san todos estos hechos formales como constancias también formales, esto
tura que firman y él autoriza (986, 988, 1001). l~S, como redacción de un texto literario que cuenta lo acontecido en la
La valoración de todo este conjunto de conductas y de normas legales audiencia.
sobre los elementos que integran la escritura pública resulta ser la posi- Las leyes particulares establecen normas sobre el acceso y permanen-
bilidad concreta de dar forma, constituir y probar un negocio jurídico de eia en la función; el arto 983 fija la investidura plausible. La competencia
manera singular. Ni el instrumento privado, ni el resto de los documentos material del notario está regulada particularmente en todos los hechos, ac-
públicos, fueren administrativos, judiciales o registrales, tienen la fuerza los y negocios que deben o pueden realizarse por escritura pública (1184 y
de la escritura pública en cuanto a los hechos percibidos por el notario, ya olros); las competencias en razón del territorio y de las personas se hallan
que no es necesaria la querella de falsedad para desdecirlos. reguladas por los arts. 980 y 985.
El Código Civil, el de Comercio, las leyes locales 1893 y 12.990 para
la Capital, desde el 2000 la 404, 9020 para la provincia de Buenos Aires,
3. Requisitos lIormas registrales, impositivas, administrativas, establecen regulaciones
pura la escritura, no sólo en aspectos externos, sino también en relación a su
Son también objetivos, subjetivos y formales. Hay algunos que en lexto escrito, que debe responder a ciertos artículos sobre constancias escri-
apariencia se denominan como los elementos, pero la consideración es di- las determinadas. El notario las manipula, pero no puede pasarlas por alto.
ferenciada. El requisito de validez subjetiva de la escritura se refiere al De allí la importancia extrema que, con relación a la justicia, tiene una
notario y abarca toda su competencia, en razón de la materia, reparto autó- redacción clara y precisa, a la cual nada falte ni sobre, y mediante ella se
nomo, en razón del territorio, parcela geográfica determinada, y en razón puede saber con certeza cuál ha sido la voluntad de las partes, qué hechos o
de las personas, impidiéndole actuar cuando él o sus parientes se hallaren licios se han puesto de relieve para la comprensión mejor del negocio, qué
interesados. IlIulos y constancias registrales e impositivas han sido consignadas para la
Además el oficial público debe estar capacitado, es decir, hallarse in- jllstificación de todo lo que las partes y el notario realizan.
vestido con la función, para 10 cual fue necesario su nombramiento y la El aspecto formal referido a la redacción del instrumento notarial pa-
asunción real del cargo. Al menos debe mantener 10 que se conoce como n'cería no tener conexión con el valor justicia, pero tal tesis es evidente-
investidura plausible que estima como válidos los actos anteriores a la no- IIlellte errónea. Sólo desde el punto de vista negativo, ¿cuántos juicios se
ticia de la suspensión y destitución del autorizante. ('vitan o en cuántos se incurre debido a expresiones literarias dudosas u os-
Los requisitos objetivos se refieren a los hechos: hechos de los sujetos "liras, sectores de redacción que contradicen otros por falta de advertencia
o exteriorizaciones voluntarias advertidas por el agente; hechos que el ofi- y dc cuidado suficiente y normal?
cial público menciona como cumplidos por él mismo. Interesan su propia
conducta y la conducta de las partes en cuanto percibida sensorialmente
por el notario. Todo este conjunto de elementos y requisitos es manipulado ... Autor
por el notario y, desde el punto de vista formal, debe redactar. Se presupone
la existencia real y física de los sujetos, la realización por éstos de hechos, Antonio Rodríguez Adrados ha estudiado el tema en Naturaleza ju-
actos o negocios que tienen consecuencia jurídica, sus propias expresiones, I/dim del documento auténtico notarial (ps. 60/61). Cita a Alfredo Gar-
la lectura, la firma y la autorización, también como hechos históricos y ¡III Bernardo Landetta, quien, muy expresivamente, afirma: "Autor del do-
reales producidos por las partes y el notario. 1IIIIICllto es exclusivamente quien 10 autoriza ... En el documento notarial
Pero ¿qué es lo que se lee, qué 10 que firman y qué lo autorizado? El IIIS comparecientes no declaran nada. Todas las declaraciones las hace el
texto escrito de la escritura, valga la redundancia. Ella constituye el requi- IllIlorizallte. Los comparecientes declaran antes, e incluso en la audiencia
sito fOlmal de validez, en cuanto el dictum termina por absorber alfactum. Illisllla, pero en el documento declara el notario, recogiendo todo 10 acon-
y así debe constar en la escritura la comparecencia con las certificaciones Il'(" ido con trascendencia jurídica".
76 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL ESCRITURA PÚBLICA 77

Cita a Núñez Lagos, que es quien mejor ha perfilado la doctrina. "El en los testamentos nos encontramos con el arto 3656: "El testador puede
documento tiene que expresar el pensamiento de su autor. Pero este pensa- dictar el testamento al escribano, o dárselo por escrito, o sólo darle por
miento puede mostrar parte de su contenido como ajeno. El pensamiento escrito las disposiciones que debe contener para que las redacte en la forma
documental, incluso siendo de idéntico autor, puede ser, pues, apropiativo ordinaria". Sólo en este rubro tan delicado tenemos la doble posibilidad:
de una parcela y atributivo de otra. El pensamiento del autor puede cir- redacción de la parte o redacción del escribano. La experiencia muestra
cunscribirse a mostrar una declaración como ajena". la excepcionalidad del escrito del otorgante; lo común es que el notario,
Rodríguez Adrados desarrolla estas ideas y lo hace así: "El notario previa indagación, asesore y moldee la voluntad del testador y redacte la
tiene una función de interpretación de la voluntad de los comparecientes y escritura.
una función de redacción de sus declaraciones, dándoles forma jurídica, in- Cabe destacar el valor que significa la redacción por el notario. Para
cluso con expresiones técnicas indispensables a fines de brevedad y, sobre aéceder al cargo ha debido acreditar su título universitario con estudios
todo, de certeza de los efectos jurídicos. Puede decirse que el documento especializados, pasó por los diversos exámenes que exige el concurso de
contiene directamente un pensamiento del notario sobre el pensamiento de oposición; en resumen, tiene títulos habilitantes suficientes para poder re-
las partes, sin mengua de poder afirmarse que las declaraciones de éstas dactar correctamente los actos notariales. En cambio, sería totalmente in-
son contenido directo del documento, en cuanto que ellas se apropian el justo y sin sentido que fuera privado de ese derecho-deber que es la redac-
suyo, el pensamiento, del notario, al mismo tiempo que éste expresa esa dón de sus propios instrumentos. Parecería que quien no puede redactar
parte de su pensamiento como pensamiento ajeno de las partes a quienes lo que la voluntad de las partes le manifiesta, tampoco se halla capacitado
se atribuye. para interpretarla, ni menos para ejercer los actos que son típicos de la fun-
Más radicalmente todavía, el notario se encuentra las más de las veces ción, al menos en su derivación latina, ya que el notary public no redacta,
con una voluntad pobre, que ha de ser completada por medio de la activi- pero ni ha estudiado ni es universitario.
dad; les indica lo que a su parecer quieren y hasta lo que deben querer; en
las disensiones en tomo a ello, el notario actúa como árbitro que necesita
ser libremente aceptado como sus dictámenes que sólo propone o expone; XVI. PARTES DE LA ESCRITURA (1, 403; 3,1,173; 4, III, 21)
a veces se lleva al documento un negocio distinto, más adecuado para los
fines que pretendían. La voluntad de las partes puede moldearse, sustituirse No me vaya referir a las divisiones de escrituras que, equiparando el
o incluso deshacerse en virtud de una actividad del notario. illstrumento al fisico humano, tenían tres partes: encabezamiento, cuerpo
"El pensamiento ajeno contenido en el documento notarial es pensa~ y pie, fraccionamiento que presentaron algunos notarios y también trata-
miento y declaración real de las partes; pero es, formalmente, también pen- distas de derecho civil. Tampoco mencionaré los diversos países; Pelo-
samiento del notario y esto basta para que él pueda ser considerado autor :;í reproduce fórmulas y formularios de España, Italia, Francia, Uruguay,
exclusivo del documento notarial, sin desviarse de los principios generales M~xico, Brasil y Chile (Técnica de la redacción escrituraría).
de la autoría del documento". En definitiva, el instrumento se imputa a la Habré de presentar mi fórmula para mencionar luego las de Pelo si,
conducta de su único autor. Mnrtínez Segovia, Neri y Zinny. Luego de indicar la descripción de la gran
El Código Civil expresa que las escrituras públicas sólo pueden ser IlIlIyofÍa de los instrumentos notariales, finalizo con una fórmula medieval,
hechas por escribanos públicos, o por otros funcionarios autorizados para qlll' una simple vista permitirá cotejar con los otros. Al hacerlo, advertirá
ejercer las mismas funciones; deben ser hechas en idioma nacional yex- qlll\ excluyendo el sector de las legitimaciones not.ariales, la comparecen-
presar la naturaleza del acto, su objeto, los nombres y apellidos de las per- 11:1 y las declaraciones de las partes en lo esencial se mantienen. No en
sonas que la otorguen y demás requisitos formales. El escribano debe dar 1'11110, el código Napoleón y su progenie derivan del derecho romano.
fe de que conoce a los otorgantes y, concluida, debe leerla a las partes, sal- También desarrollo una fórmula, medieval y una mía. Es de una com-
var los errores autorizándola al final (997, 979, 989, 1001 Y nota al 992). 111 :lvellta que se puede aplicar a los contratos sobre derechos reales, cesión,
Nadie podría concluir de estas normas legales que el autor de la re- \11 vísión de condominio, donación, permuta, renta vitalicia, servidumbre,
dacción de la escritura pública fuera otro que el notario. Nada menos que IliHI rructo. Sirve también para ordenar actos unilaterales en los cuales fal-
IIIIÚIl IIlgunas de las legitimaciones notariales; v.gr., reglamento de copro-
78 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL
ESCRITURA PÚBLICA
79
piedad, testamento, poder; en ellos la estipulació~ se sustituye por una de-
6. Sustantiva o de títulos.
claración de voluntad, siendo ambos actos negoclales. III.
7. Formal o registral.
Legitimaciones 8. De personería. Legitimación
notariales 9. Impositiva { subjetiva
1. Fórmula propuesta

Pareciera más actualizada; la derogada ley 8585 bonaere~~e, en su


arto 138, 3, decía que se debía separar 10 que atañe a la actuaclOn.de los Otorgamiento. Autorización (Instrumento notarial).
intervinientes de la del notario. Autores notariales, tales como Pelosl, Mar-
tínez Segovia, Etchegaray y Zinny la han adoptado hace.más.de una dé~a­ que pueden tener consecuencias actuales, o bien declaraciones de voluntad
da y recomendado en su calidad de profesores de la UmversIdad Notanal que comprometen su patrimonio ahora y en el futuro. El notario, a su vez,
Argentina. . , luego de interpretar las declaraciones por medio de sus operaciones materia-
. A quién se debe atribuir que la escntura se haga o no? Sol? la presen- les de ejercicio, redacta el texto de aquéllas, y en la audiencia les aplica su
cia fí~ica de los sujetos ante el oficial público es causa de la escntura. Salvo potestad fedante, que resume toda su actividad en cuanto a las comunicacio-
el caso excepcional de la protocolización re~ida por la ley 11.~46 (100.3), Ilt:S lingüísticas producidas entre partes y entre éstas y el oficial público.

sin compareciente no hay instru~ento not~~lal. ~s e: comparecl~nte q~llen No sólo se trata de declaraciones; también hay hechos que acontecen
fija la data, su nominación y su mtervenClOn. Solo el pone. en VIgencIa el dentro de la escritura, mejor dicho, en la audiencia notarial que se constitu-
deber de función del notario, quien no puede actuar de OfiClO. . ye en la escritura. Entregas y recibos de dinero, títulos, documentos, cosas;
Los sujetos que hablan son los comparecientes; fonnulan declaraclO- hasta las mismas declaraciones constituyen el hecho de la declaración.
nes de ciencia, refiriéndose a situaciones anteriores. Aun hay más, están los hechos del oficial público, aquellos que se sujetan
11 sus percepciones sensibles y los otros derivados de las legitimaciones,
'¡'ulos, certificados registrales, percepción de impuestos que son actos de
I ipo administrativo.
ESQUEMA FUNCIONAL DE UNA ESCRITURA
El principio de composición escritural detennina que todos esos ele-
Número. Membrete. 1I1entos, ideas, hechos, cosas, reciban un orden acorde con el objeto busca-
d(), constituir el.negocio. Por la unidad conceptual que deriva de su teoría
gelleral y, sobre todo, por el sentido práctico, es posible llegar a fónnulas
Data: lugar y fecha. qllL~ están de acuerdo con el derecho vigente en época detenninada. Por
Autorizante y registro. nI ro lado, siempre conservan un esquema básico porque el ser humano no
1. Nominación de comparecientes. Legitimación hll cambiado mucho. Hay nuevos contratos derivados de situaciones actua-
Comparecencia Identificación. { subjetiva. IlsilllélS: leasing, factoring, tiempo compartido, propiedad horizontal, pero
Intervención por otro.
los tradicionales siguen siéndolo y son mayoría; inclusive a los nuevos,
¡'OIllO es lógico, comienza por aplicárseles lo viejo.
1. Exposición.
11. 2. Estipulación.
Declaración 3. Declaraciones complementarias.
de partes 4. Datos personales. l. Otrus fórmulas
5. Consentimiento conyugal.
Presento las de otros autores; la de Neri consta en su Tratado, t. 3,
p:, 27/39; las otras tres obran en Técnica de la redacción escrituraria, de
( 'lirioS Pelosi; él presenta un fonnulario del cual me he pennitido concluir
111 fúnl1ula, p. 52; en cuanto a las de Martínez Segovia y la de Zinny las co-
80 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL ESCRITURA PÚBLICA 81
nazco indirectamente por haberlas transmitido Pelosi en las páginas 97/99 3. Fórmula común
del citado trabajo. Podría ocurrir que dichos autores las hubieran revisado y
variado el esquema; pero no conozco publicación en que lo hayan hecho. La fórmula común importa un esquema en uso desde hace décadas,
al cual se agregó lo que incorporaron las normas registrales, impositivas y
MARTÍNEz SEGOVIA NERl otros. Esta fórmula consagrada tuvo como propiciador a López Pellegrin
y, sobre todo, a Juan Baldana, quien sigue prestando y prestó un enorme
l. Elementos de orden. l. Encabezamiento.
servicio al notariado durante más de ochenta años en una magnífica obra
antecedentes;
2. Comparecencia.
2. Introducción hechos;
que en la edición de 1946 alcanzó dieciséis volúmenes nutridos, muchos de
3. Contrato.
{
título causal cuyos ladrillos son sumamente valiosos.
Hubo, sin embargo, muchos agregados preciosistas y barrocos que
4. Constancias notariales: c~nve~~ión; fucron acomplejando la hojarasca sin aumentar la sustancia; v.gr., un pro-
fe de conocer, 3. Exposición
{ eJCCUClOn. ccdimiento recuerda al eufuísmo, con su trío de vocablos en que alguno es
juicio de capacidad,
datos personales, certificaciones; significativo y otros confunden, o que debieran ser silenciados del todo; re-
representaciones, 4. Relación títulos; cucrdo aquello del que "vende, cede y trasfiere", "se aparta, quita y desis-
títulos, {
impuestos. Ic". No digamos nada de lo que nació por algún prurito de ultracorrección,
elementos registrales, "de tránsito en ésta", a pesar de informamos el domicilio bien concreto,
elemcntos fiscales. otorgami~~to;
5. Lectura, otorgamiento. 5. Cierre { autonzaClOn
"libreta de enrolamiento matrícula individual" y otros que perduran como
6. Finnas. excrecenCIaS rocosas.
La fórmula en sí es una especie de obra teatral en la cual hay escenas
PELOSI ZINNY
IIc las partes y otras del notario. Luego de la comparecencia, la primera
1. Comparecencia. 1. Acto. esccna es de las partes, la segunda del notario, la tercera de las partes, la
l'uarta del notario y baja el telón con el otorgamiento y la autorización.
Data. Comparecientes. l. Elementos de orden, data.
2. Venta y precio. I,as escenas están mechadas unas con otras, y representan la característica
Datos personales.
Fe de conocer. 3. Descripción del inmueble. di lercncial de la fónnula propugnada. El esquema de la fórmula común es
Personería. 4. Tradición: Pago del precio. el siguiente:

n. Situaciones preexistentes. Data, lugar y fecha.


2. Declar. de partes.
1. Comparecencia Nominación de comparecientes.
Exposición, transferencia. 5. Fe de conocer. { Datos personales.
Precio o contraprestación. 6. Datos personales. Representación.
Otras declaraciones. 7. Títulos y antecedentes.
8. Registraciones. Impuestos. Contrato o título causal.
11. Partes
J. Constancias notariales. III. Instrumento notarial. { Descripción del objeto.
Títulos e inscripción. 9. Otorgamiento. Títulos antecedentes:
Certificados registrales. 111. Notario
10. Autorización. { Certificados [reglstrales;
Certificados administrativos.
~administrativos.
'1. 1n~lrllmento notarial. Precio y fonna de pago.
I V. Partes
{ Declaraciones complementarias.
Otorgamiento.
A ulorización.
V. Notario { Sellos. Otros impuestos
82 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL ESCRITURA PÚBLICA 83

Otorgamiento de partes. ¡) Contrayentes. Ambrosio, hijo de Juan, tejedor, vendió y tradió, por
VI. Final
{ Autorización del notario. derecho propio a Pedro, hijo del finado Boecio, herrero,
2) Cosa. Una fracción de tierra labrantía, ubicada en el distrito de Panical
Las fórmulas recargadas son criticadas por Pelosi, quien juzga que lo localidad de Bertalia, que tiene diez yugadas y linda por el nacient~
más inadmisible es el pastiche de tantas escrituras en las cuales, sin orden con Gayo, al poniente Ticio, Seyo en el septentrión y por su parte
ni concatenación, aparecen mezcladas las declaraciones y actos de una y inferior con camino público, para que la tenga, mantenga y posea,
otra parte y del notario (p. 47). Zinny expresa que "el pobre negocio que p~diendo realizar cuanto le agrade a él y a sus herederos, a perpe-
nuestras escrituras tradicionales mantienen se ve partido en dos; además tUIdad, con todas y cada una de las cosas contenidas dentro de los
se muestra oprimido, mezclado, perdido en la interminable serie de datos citados límites u otros si los hubiere; con los accesos y salidas hasta
personales, titularidades y certificaciones administrativas o referencias a la vía pública, e íntegramente con todas y cada una de las cosas que
impuestos pagos" (RdN, 1223/1974). (el inmueble) tiene sobre, debajo, dentro de sí; además, con todos los
Pelo si cita a Rogelio Estévez Cambra, quien en Bahía Blanca, hace derechos, acciones, usos y exigencias que le corresponden (al vende-
sesenta años, en Críptica notarial, de 1926, hacía burla de ciertos formu- dor) respecto de la cosa y a causa de ella, y que, de alguna manera, le
larios diciendo que "la forma desordenada en que los notarios redactan las pertenecen de derecho o de hecho.
escrituras, prodigando todos los tiempos de verbo y en particular los gerun- \ ) Precio. A razón de cinco libras bo! oñesas cada yugada, siendo la frac-
dios, más incita a lo festivo que a lo serio. El revoltijo, la ensalada rusa, ción de diez yugadas, el precio asciende a la suma de cincuenta libras
es graciosísima en el lenguaje escribanil. Si todos no se ríen, es porque no boloñesas, total que (el comprador) satisfizo, contó y pagó ante mí,
tienen capacidad para descubrir el gracejo, el chiste" (nota 59). notario y los testigos infrascriptos.
·1) Tradición. Le entregó la posesión.
'i) Legítima defensa. (El vendedor) prometió por sí y por sus herederos
4. Fórmula medieval al comprador, quien estipula por sí y por sus herederos, no promover
pleito ni controversia, sino, al contrario, defender, responder y garan-
Salatiel de Bolonia en su Ars notarie distribuye toda la acción escri- tizar legalmente el citado inmueble contra todo hombre o universa-
turaria en siete capítulos. Parecidos capítulos ofrecen en sus Ars notaríe lidad.
Ranieri da Perugia (1240) y Rolandino Passageri (1280). El más consagra- (1) Resarcimiento de daños, resarcir todo daño o litis expensas que sopor-
do fue el último, que representa el ápice de los glosadores notariales, pues te o realice en juicio o fuera de él; no hacer ni volverse, por sí u otro,
cada autor, y sus discípulos luego, proveen a sus obras con glosas y comen- contra todo o algo de lo predicho.
tarios. El de Rolandino, conocido también por Aurora, salió de Bolonia, 1) Pcna. Bajo pena del doble del precio de la cosa, que valdrá más, pa-
recorrió toda Italia, cruzó los Alpes en dirección hacia Francia y Alemania sado el tiempo; se obliga con todos sus bienes a que perdure estable
y, por el sur, traspuso los Pirineos, influyendo en las Partidas. y con firmeza todo lo predicho, prometido y estipulado, acabado y
Traduzco una venta de Salatiel de Bolonia: Instrumento de compra y cumplido o no, en cada uno de los capítulos y en defensa de ellos.
venta de cosa dada por derecho propio (p. 105, t. n, libro IV), y presento I'lIhlicaciones. Hecho en Bolonia, barrio de Santa Margarita, en casa del
otro con la fórmula propuesta actualmente. infrascripto notario, y en presencia de Virgilio Mantuano, Ovidio Na-
són y Jacobo de Tebaldis, testigos rogados.
FORMULARIO MEDIEVAL DE SALATIEL

Publicaciones. En nombre de Nuestro Señor Jesucristo. Amén. "l. Fúrmu)a de 1987


En el año del Señor, mil doscientos cuarenta y dos, indicción décimo
quinta, día décimo a fines de diciembre, gobernando Federico Segun- ( I \) TRECE. Venta: Manuel Jiménez a Perla González de Más. En la ciu-
do, emperador de los romanos. dlld de Buenos Aires, República Argentina, a treinta de diciembre de mil
IIIlvl'Cicntos ochenta y siete, ante mí, Rolandino Tabelión, titular del regis-
84 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL ESCRITURA PÚBLICA
85
tro dos mil, comparecen Manuel JIMÉNEZ, Perla GONZÁLEZ de MÁS, B) Legitimaciones notariales
y María GARCÍA, mayores de edad, a quienes conozco.

v.1. Sustantiva. El vendedor compró la unidad y porcentual a Ceferino


A) Declaraciones de las partes CorneJo, el 1.0/4/1976, ante mí, al folio 318 de este registro. El 18/3/] 975,
ante el notano Gastón Mainetti, al folio 189 del registro 2001 de esta ciu-
dad, se sometió el inmueble al régimen de la ley 13.512.
1. Exposición. Manuel Jiménez es propietario de la UNIDAD FUN-
CIONAL TRES, con entrada por Charlone 48; tiene 40 (cuarenta metros
VlI. Formal. El dominio, libre de hipotecas y embargos, consta a
cuadrados) y 1,10 % (uno coma diez). Integra la planta baja del edificio
nombre del vendedor en FR. 18-3549, sin inhibiciones (certificados
sito en esta ciudad, calle Charlone 44/46/48/50, entre las calles Charcas 12.345 y 12.346, del 23 del corriente). Ha sido levantado el bien de fa-
y Chubut (plano MH. 380/1974). Catastro: 18-35-4-9. Partida 4455. VF. milia constituido por acta 1000/78.
A-5500. OSN 5-1345.
VIII. Impuestos: a) Sellos, boleto suscripto en Buenos Aires
n. Estipulación. El exponente, A TÍTULO DE VENTA, transfiere (15/12/1987), repuesto con 150 (1M. 2178) en igual fecha; b) beneficios
a Perla González de Más la unidad y porcentual descriptos por el PRE- eventuales, retengo la suma de 225.
CIO de 15.000 (quince mil), de los cuales confiesa el vendedor haber
percibido 5.000 (cinco mil); el saldo de 10.000 (diez mil) los recibe Leo esta escritura a los otorgantes, quienes la firman ante mí.
en este acto. La compradora acepta la transferencia del inmueble y el
reglamento que rige el consorcio; dice tener la posesión efectiva de
aquél. ('o Fórmula del 2004

IJI. Declaraciones complementarias. Los comparecientes declaran 200 (DOSCIENTOS). En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Re-
conocerse entre sí. El vendedor responde por evicción y vicios redhi- (lIJlllica Argentina, a 20 de junio de 2004, me constituyo a pedido de in-
bitorios y se obliga a saneamiento; asegura tener la libre disposición Il'resado, en el Banco Río, sucursal 40, calle ... donde ante mí, Rolandino
de sus bienes y no estar comprendido en la ley 22.591. Desafecta el '1IIbclión, comparecen Marcelo Enrique y Estrella RENO y FADER Víctor
inmueble del carácter de bien de familia y declara que la venta incluye losé ~ARCONI y Adriana BASSO, mayores de edad, quienes se c~nocen
la transferencia del teléfono 12-3445. Ambas partes manifiestan haber ('litre SI y doy fe de conocerlos.
arreglado entre ellos lo relativo a expensas y fondo de reserva; solida- , I. Expo~ición. Los señores Reno y Fader sin propietarios de la finca
riamente asumen la deuda por impuestos y tasas (5,22427), e informan ~ill:I.en esta CIUdad, calle Bermúdez 162 entre las de Blanco y Bermellón,
que hay póliza vigente contra incendio por todo el edificio. ¡Odlfwada sobre el lote 23 de la manzana 24 que, en metros lineales, mide
ocho con sesenta y seis frente al este sobre calle citada ocho con setenta al
IV. Datos personales. Perla González de Más, hija de Jacinto y de Ol'st~ linda con fondos del lote 21, cuarenta y uno en~us costados norte y
Asunción Mayorga (18/5/1942), casada en primeras nupcias con Juan Bau- 'alr lll1dando con los lotes 24 y 12 respectivamente. Catastro: 1. 77. 24. 13.
tista Más, española, vecina de la calle Chaco 495, DNI. 5432, cónyuges I'¡¡rtida 45826. VF. $ 18300. FR. 1-71425.
en primeras nupcias Manuel Jiménez, hijo de Ricardo y de Marcela Galán Ir. Estipulación. Los exponentes, a TÍTULO DE VENTA transfieren
( I 5/1 0/1922), Y María García, DNI. 2345 y 3456, vecinos de Chascomús ¡I Ma,r~oni y a Basso el bien descripto por el precio de u$s 40:000 (CUA-
315, argentinos. 10, N 1;\ ~IL) que los vendedores reciben en este acto en su integridad.
los adqUirentes, a su vez, aceptan la transferencia del bien y declaran tener
V. Consentimiento conyugal. María García consiente el acto de dispo- 111 posesión del inmueble, que destinarán a vivienda familiar.
sición de su esposo.
86 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL ESCRITURA PÚBLICA 87

III. Declaraciones complementarias. Datos personales informados LEO esta escritura a los otorgantes, quienes la firman ante mí.
por las partes: cónyuges en primeras nupcias Víctor José Marconi, hijo CUATRO FIRMAS E IMPRESIONES DIGITALES sello ROLAN-
de Vita y de Rosa D'Agostino (31/3/1956), CUIT. DNI 20-13456789- 20 DINO TABELIÓN
... (1os demás) argentinos, domiciliados en esta ciudad calles ... /// Los ven-
dedores aseguran tener la libre disposición de sus bienes y que adquirirán
una finca para destinarla a única vivienda familiar en el plazo acordado. El 7. Fórmula en lunfardo
comprador declara que es titular de esta única propiedad como vivienda
por 10 cual cumple el régimen de la ley 23.905. Las partes declaran que los Pedí autorización, que amablemente me concedió, a León Hirsch
impuestos y tasas están al día y acuerdan que si hay diferencias, reajustes y quien, juntamente con el fallecido Julio Martínez Perry, presentaron el
deudas pendientes no informados en el certificado cargará con ellas quien texto que reproduzco, en la XI Jornada Notarial Argentina, celebrada en
a esa fecha hubiera tenido la posesión efectiva del bien. 1966. Es texto en lunfardo, motivo de estudio lexicológico y social, desde
Legitimaciones notariales. IV. Títulos. Los vendedores hubieron así: hace más de tres décadas, que los autores quisieron inventar con gracia y
1) Fernando Reno compró a Francisco Luca en escritura 1040,21/9/1985 soltura.
ante el notario Juan Sesgo al folio 2217 del registro porteño 78. 2) Falleci-
dos "Luca Francisco y Fader Aurora s/sucesiones", legajo archivo 62.050, COMPRAVENTA INMOBILIARIA. PANTANO Juancito a favor de
se dictaron autos: "Buenos Aires, 26 de abril de 1996 ... por fallecimiento Chela VISTA de BLANDENGUE. ----------------------------------------------
de Fernando Reno (19/10/1987) le suceden sus hijos Marcelo Enrique y
Estrella Reno y Fader y su cónyuge Aurora Fader sin perjuicio de los de- ESCRITURA NÚMERO MORTO CHI PARLA. En mi Buenos Aires
rechos a los bienes gananciales y por fallecimiento de ésta (18/1/1992) le querido, a fraile de otubre de 10 treinta y un año de la muerte de CARLI-
suceden sus citados hijos .. , Ricardo Gómez", juzgado civil 75. TO "EL MASIMO", ante este coso se apropincuan, por una parte, Juancito
V. Legitimación registral. El dominio consta sin inhibiciones a nom- PANTANO, viudo y atualmente arrimao a Casilda Pérez, ciruja, y por la otra
bre de los enajenantes (certificados 405.880/81 del 18/6/2004). Hago cons- ( 'hcla VISTA de BLANDENGUE, que también es conocida como "Ñata"
.
mandada con Sancho Blandengue, mechera, que dieron vuelta el codo de
'
tar: a) la hipoteca por u$s 25.000 del 17/6/2001 ante Gloria Oliva folio 512
del registro bonaerense 100 de General San Martín a favor de María Va- los dos patito, vecino de Villa Piolín, a los que manyo de hace rato.
llados fue cancelada hoy en la escritura anterior; b) el embargo inscripto el --y el punto BATE: Que por debajo del régimen de la Ley Nacio-
21/5/2003 ordenado en autos "Vallados María c. Reno Marcelo Enrique y I!al fraile coci!1ero docena y demá cháchara del caso, le VENDE a la otra
otra s. ejecución hipotecaria", juzgado civil 36, por $ 58.219, presentación NATA, el CANO FUNCIONAL del montón de caño roto rejuntao en el va-
62.600 (20/4/2004) se levanta: " .. Hugo Beni, abogado, letrado de la acto- riadero "VIYA MONDONGO", foráneo a esta City, y que está en el cacho
ra, adjunta oficio librado que traba el embargo en forma provisoria y pide que, como decimo lo técnico, LINDA, al frente, con el pasiyo por donde
se cancele para escriturar ante la escribana MA. Registro ... oficinas ave- s~ dentra; al Sur con el charco grande donde se tira la yerba de lo mate; al
nida Rivadavia ... oficina 12. F. 41 ": "Buenos Aires, 26/5/2004 ... al solo I ',ste con el pozo de la coluna de luz sin poner y al Oeste con el criadero de
efecto de escriturar procédase a levantar el embargo 62600 del 21/512003 IlIosea de don Jaime, todo "al corpo".
sobre la finca calle Bermúdez 162 ... FR. 1.71425 ... Celia Bares". Pido se . --LO TIENE, no por la treintañal, sino desde que fajó a la Flora y la
lcvante según DTR. 1/91. piantó.
VI.. Legitimación impositiva. Las partes no exhiben boleto de compra- --DE LO PAPELE, que la burocrasia obliga a rejuntar para esto fato,
!,l' lI1anya: que el cumpa está limpio, porque la inibisión de la muerte de su
venta. No retengo impuestos de sellos ni de transferencia de inmuebles por
las declaraciones de las partes. A efectos registrales informo que el monto \'Ollsorte y lo sei purrete, se la levantó eljudice porque se desgració en legí-
de la venta equivale a $ 120.000 (ciento veinte mil) calculando u$s a $ 3 IlIlIa defensa; y que formó hasta el último guita que le mangó a la Comisión
I ipo vendedor Banco N ación Argentina, fecha de ayer. (k~ "Viya Mond}>ngo" para lo impuesto y el uso de la caniya de la esquina.
--DESPUE de un largo chamuyo y alguno que otro casote, Juancito
1I11ojó en venderlo a la Ñata por DO LUCARDA que ella le garpa sacándo-
88 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL ESCRITURA PÚBLICA 89
la de las liga, en mi presencia. LO QUE CERTIFICO Y DOY FE, Y Pan- Natalio, de su parte, concluye su "laburo" con un pequeño vocabulario
tano las chapa y le faja el recibo, batiéndole que le va a arreglar cualquier al que me remito.
fato, en caso de balurdo.
-- Y LA ÑATA SIGUE: Que ya apoliyó en el caño; que le va a dar a
PANTANO el cuadrito de Magaldi y el zapatito de la suerte del ma pibe de XVII. LENGUAJE y TERMINOLOGÍA. CLÁUSULAS DE ESTILO. FORMULARIOS
lo purrete, que no entre en el fato y que las luca que formó, la arrejuntó de
a poco a poco con su laburo de mechera mientra su dorima veraniaba en la Estos temas intentan completar el estudio de la redacción (párr. 14),
pensión de Bermude, por cuenta de la Federal. . con referencia a ciertos aspectos que siempre aparecen discutidos. Es po-
-- Presente, SANCHO BLANDENGUE, Ténico del scruche y de la sible que en los tres temas sea válido aquello de que la virtud está en el
lanza, que también es conocido como "DO-DEDO", que apoliya en el mis- medio. No se puede prohibir un lenguaje técnico, pero ¿para qué ponerlo si
mo bulín, pasó fácilmente la tre sota y que también manyo, DICE: Que un concepto común lo sustituye muy bien?; tampoco es cuestión de criticar
tiene su duda de dónde sacó la guitarra su quía, pero para no armar ma lío, porque sí a una cláusula de estilo, pero ¿qué sentido tiene reiterarla si ya
está confonne con lo que batió. Iladie se acuerda a qué viene y las normas no la exigen?; finalmente, ¿por
-- Y PANTANO para finirla, DICE: Que nadie tiene preferencia de qué pretender que cada escritura es singular y ejemplar único y por qué
compra, porque el caño está vacío desde que despachó a la ocisa y a los kllerle tanto miedo a las fórmulas o formularios, si sabemos que son sólo
purrete para la quinta del ñata. mcdios técnicos que se los debe usar cuando sirven, y cuando no, dejarlos
-- Y ESTE QUÍA, la lee a las parte, que no la firman porque son 11 un lado y cambiar por otros?

inorantes, no les deja poner la digital para que no le enchastren la foja de


atuación y no se las hace ratificar, para que no enchinchen los colega de la 1, Lenguaje y terminología
Jornada Notarial Palito, celebrada en la tierra del escavia, y previo cobro
de lo sagrado mango con que se forma la atuación profesional, ante que se La herramienta del oficio es la palabra escrita. Pero estimo que ella
rajen, les hace poner la cm de prática, por ante mí, de todo lo que doy fe y debe adecuarse a esta época por un mayor esquematismo mental. La sin-
coste. laxis, a su vez, debe ser más directa y natural; las frases, breves y sencillas;
111 expresión más rigurosa, el vocabulario parco, so pena de caer en filate-
Esta hermosa pieza de cultura popular en lenguaje que ya tiene a su dn. Por último, a riesgo de parecer pedante, en la escritura es preferible la
"ACADEMIA NACIONAL DEL LUNFARDO", lo cual la exalta como l'xacta expresión científica.
distinguida, lo que realmente es, la pude conocer por tnedio de Natalio Según expresa Ival Rocca -citado por Pe1osi-, el conjunto de voca-
Pedro Etchegaray en "Protocole ando (En lenguaje porteño)", RdN 860- hlos de una ciencia, arte, materia, constituye el léxico propio de cada una
00-383, que el autor dedica a su entrañable amigo -y también de todos de ellas y forma lo que se llama terminología. Si es bien utilizada quedan
nosotros: LUlsito Bernaldo de Quirós- a diez años de su partida. nradicadas muchas inexactitudes y obliga al expositor a centrarse con pre-
En ella, cuenta que Julio Aznárez Jáuregui, presidente en 1985 del l'isión en el tema y sus resultados. Es posible también que exista una jerga
Colegio porteño, acudió a ambos para entregar un presente típico al Pre- ¡'specífica que hasta se permita inventar palabras y significados.
sidente de la UINL, Jorge Orihuela Ibérico, de visita. A los dos notarios, La terminología abarca no sólo un léxico distinto, sino también va-
especialistas en lunfardo y tango, se les oculTió como recuerdo un modelo I,tres semánticos diferentes. Se está formando un lenguaje apropiado a la
de escritura, pero no en cualquier lenguaje, sino en ese lunfardo tan porte- ¡,iellda y arte notarial (v.gr., otorgante y autorizante, redacción y narración,
ño que rezuma la gracia de una forma cultural popular a la cual se dedican huslantear y fe de individualización, notarial y extranotarial); pero también
notables estudiosos. huy lérminos'que utiliza con otras especialidades, aunque el significado es
Etchegaray presenta el texto de la escritura que hizo con Luisito tll,~1 illto y tiene matices propios (v.gr., protocolo y matriz, instrumento e
cn la p. 387; seguidamente la explicita, de acuerdo con la más legítima 1I11parcialidad, rogación y legitimación).
ciencia del derecho formal. En el apéndice publica la versión de Mar- Declara Pelosi que el uso de los términos técnicos es necesario y no
I íncz Perri y Hirsch, quien me autorizó a tomarla, y figura más arriba. ~H'tlo conveniente, mientras sea normal y no excesivo; la precisión en el len-
90 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL ESCRITURA PÚBLICA 91

guaje exige emplear los términos consagrados por la técnica jurídica, sin Ili revelaciones de ninguna especie. Ciertas expresiones, por otra parte, lle-
prurito de originalidad ni exageración alguna, sino con naturalidad, con el van consigo no sólo la inteligencia de un sentido, sino también la emoción
criterio amplio de recoger todo lo que aportan las innovaciones doctrinales, que produce certeza y seguridad. Cabe rechazarlas cuando son la expresión
bien sustentadas. de arcaicas rutinas o anquilosamiento mental.
En general, se debe usar de los términos que corresponden al lenguaje
medio, o sea, de un entorno de relativa cultura, lo cual no prohíbe las es-
trictamente científicas, que en una sola expresión fijan más correctamente J. Fórmulas y formularios
lo buscado. Allí es donde se ve al buen notario. Tiene toda la audiencia
para desentrañar y explicar palabras y significados l;llas partes, en la medi- La fórmula es un esquema que se establece para constituir la estructu-
r:.l ~e un acto notarial. Son previas las tres operaciones materiales de ejer-
da en que éstas puedan desconocerlas o interpretarlas incorrectamente, lo
l')(;IO; la configuración, es decir, la primera operación formal, planifica la
cual no es sólo señal de respeto hacia aquéllas, sino que integra el deber de
l'ol11posición de los elementos. En resumen, lo dado en el mundo jurídico
asesoramiento funcional y de docencia profesional.
debe ser captado para alcanzar lo construido,
El formulario es lo construido, o sea, la arquitectura perceptible que
Sl~ concreta en un objeto mundanal, opus resultante de la técnica notarial al
2. Cláusulas de estilo
l"()111~oner y ensamblar lo dado; la voluntad de las partes, un negocio de-

Parecería que el objetivo de las cláusulas de estilo es captar y com- Il'nn.mado, con todos los integrantes que la norma legal exige para su exis-
pendiar una costumbre reiterada, según expresa González, la repetición de Il'IlCla abstracta, que ahora se concreta en instrumento notarial de manera
situaciones previstas en ciertas leyes, el extracto de una jurisprudencia, la sl'llsible e inteligible al emitir un lenguaje por medio de la grafía.
expresión concisa de una nonnativa nueva. Suelen ser frases más bien cortas, Según Pelosi, sin caer en encasillamientos rígidos que minan el es-
integrativas de cierta jerga especializada que se acumulan por una larga ex- piritu, de iniciat~v~, se debe adoptar estructuras internas básicas porque
periencia y que pueden también convertirse en una tradición ininteligible. l'llllstltuyen el Clm1ento de toda ordenación. A veces interviene el notario
Así, pasado cierto tiempo, puede quedar vacía de contenido, y lo que ' l'll actos, cada uno de los cuales no es más que un ejemplar en una serie
es peor, sin que nadie la entienda, pese a lo cual se las sigue reproducien- l'lltcramente igual, y entonces es de razón emplear estereotipos. Pero inclu-
do, sin saber a qué vienen. En nuestro país, las compraventas y otros actos lilve sostengo que igual redacción concreta, es decir, el mismo formulario
mantienen la cláusula "enteradas las partes del contenido de esta escritura 'il' puede y debe aplicar al mismo acto con las mismas circunstancias, salvo
prestan su confonnidad por hallarse redactada según sus voluntades". Son lo irrepetible; v.gr., cláusulas hipotecarias, reglamentos de copropiedad, y
contadísimos quienes saben que esta cláusula se liga con la certioratio Ililsta muchas compraventas, donaciones, y otros siguen el mismo esquema
medieval, que en aquella época de analfabetismo general tendía a proteger l..~tructural y tienen redacción exactamente igual en algunas zonas.
Fuera de tales casos, cada contrato requiere su propia fórmula y sus
a las partes.
Esto no lo conoce la gran mayoría de quienes repiten dicha cláusula. I111"1 llularios, debiendo ser, en gran parte, intransferibles. Es decir, el notario
dl'l)L~ tener criterio suficiente para distinguir cuándo puede utilizar un for-
Es más, tampoco aparentan saberlo ciertos críticos, porque algunos inten-
tan cambiarlas por otras expresiones juzgando que se halla mal redactada; IlIlllarío común, y cuándo cabe rechazarlo, pues no soporta ampliaciones o
otros se burlan, pues les resulta inconcebible que, después de la lectura de IIIlldificaciones, Muy significativamente Pelosi expresa que "lamentable-
casi todo el texto del documento, vengan a enterarse las partes de lo que IlIl'lIte en muchos casos se renovaron los muebles, pero no los formularios
ellas mismas dijeron antes, sólo hacia el final de la escritura, ignorando que '1"l' periódicamente deben renovarse".
es una cláusula de estilo, posiblemente hoy sin mucho sentido, ya que ni
es forzoso ponerla.
Sin embargo, no deben ser repudiadas en su integridad. A veces una
expresión remanida sigue teniendo una carga conceptual que no alcanzan a
suplir ni circunloquios elegantes, ni eufemismos rebuscados, ni claridades
CAPÍTULO VII

COMPARECENCIA

La comparecencia de los sujetos en la audiencia notarial es indispen-


~lIhlc para actualizar la actividad funcional que, de no ser requerida, no se
produce. Es también medio normal para que aquella actividad desemboque
,'11 el instrumento notarial. La comparecencia se funda en la rogación o
n'qucrimiento previo de uno o varios sujetos, que por hipótesis deben estar
11(, acuerdo, ya que el desacuerdo constituye la competencia material del
jlll'z. En resumen, la comparecencia activa la función notarial y provoca
111 l'scritura.
Como constancia formal y escrita del hecho real, la comparecencia
l"Illlstituye el primer sector de la escritura, en la cual se ubican ciertos ele-
1I1('lItos de orden: fecha y lugar, legitimación de los sujetos establecida con
1,11 Ilominación y la fe de conocer y, caso de existir la intervención por otro
IlIvocada por el representante voluntario o legal, por el gestor o por quien
,,·;tipula en favor de un tercero.
En cuanto a la rogación se debe fommlar un distingo; en las escrituras
qlll' constituyen negocio no suele constar el requerimiento que, sin embar-
f~1 'o sc halla implícito. Debe exteriorizarse la rogación particular de quien
'il ti icita el ejercicio de la función notarial fuera de la oficina o sede legal del

II'V.istro. En las actas su constancia resulta normal.


94 MANt lA!' 11111 1I'1( li( '1 J() N()'/ARIAL COMPARECENCIA 95

XVIII. ROGACIÓN () RHQIII(((IMlioNTO, DENEGACIÓN DE FUNCIONES (2, 674) 2. Denegación de funciones

Larraud entiende que la rogación es "la solicitud que el cliente hace Frente a la rogación, las leyes han establecido en forma clara y ter-
al escribano de sus servicios, y mediante la cual se individualiza y concreta Illinante la obligación funcional de prestar asistencia, salvo los motivos
la obligación genérica de prestar la función que al último compete". Los vúlidos de excusación. En la Capital, son deberes esenciales de los es-
actos y negocios jurídicos son actividad libre de las personas; en principio, nibanos de registro intervenir profesionalmente en los casos en que sean
pues, no hay función notarial de oficio; las mismas actas complementarias, 1l'lIUeridos, cuando su intervención esté autorizada por las leyes, o no estén
tales como las de expedición de copias o ciertas constancias administrati- IIl1pedidos por otras obligaciones profesionales de igualo mayor urgencia
vas son legales. (2%,404) .
La ley 9020 bonaerense es más precisa. La prestación profesional del
lIotario es, en principio, inexcusable toda vez que medie requerimiento de
l. Concepto pllrlc. Pero podrá rehusarse en estos casos: existencia de impedimentos
kgales, fisicos o éticos; falta de conocimiento personal o indirecto; dudas
Por mi parte, conceptúo la rogación como el acto jurídico por el cual 1iI)',onables respecto del estado mental o de libertad de volición, intempes-
UIIII o IIIÚS personas físicas requieren del oficial público, el ejercicio de su tlvidad del requerimiento, falta de provisión de los elementos o medios
f'unción con el fin de instrumentar sus voluntades en acuerdo, o fijar he- IIlllispensables para la tramitación del asunto encomendado (131).
diOS, llconlecimientos y situaciones. Los rogantes son personas fisicas y Para la negativa que el rogante considere infundada instituye un pro-
Úll iCIIIIICIIle ellas comparecen ante el notario. La función es requerida ins- I'l'dimiento: recurso ante la junta ejecutiva de la delegación, la cual da
InlllwnllllJnenle, es decir, como medio para constituir, dar forma y probar 11 lisiado al notario por tres días; vencidos, la junta debe pronunciarse den-
IUN vlllunllldes de los sujetos. 1I () de los 10 días de formulada la instancia. De la resolución el notario
Sc lilllllll n los hechos en acuerdo, excluyendo las voluntades dis- Pllede apelar, dentro de los 3 días de notificado, ante el juzgado notarial
~~UI',hlllloM; Nirw IlllllhitSn para fijar hechos, acontecimientos y situaciones. qlle deberá pronunciarse dentro de los 30 días. Si la decisión es contraria
IIIIto uhureu In tOllllidud de lIclos jurídicos que se someten al notario, esto IIllIotario, éste quedará obligado a actuar y facultado para dejar constancia
CN, CHcritU""N IIcgociulcs, y narración propia de las actas. Existen aquí va- dd pronunciamiento recaído en el documento que autorice (132).
rios hl'chos, dc los cuales corresponden LInos a los sujetos y otros al oficial ¿Cuáles son los valores que podemos hallar en la rogación? Primero,
público, lIlIOS se hallun en In dimensión acto y otros en la dimensión papel. d lIotario debe poner en el instrumento todo lo que, con su asesoramiento,
I\n In dill1ensión ndo, los sujetos exteriorizando sus voluntades se presen- fllL' rogado, pero nada más; lo que en él consta, sólo prueba por quien rogó,
tun con ulla solicitud unte el notario. A su vez, éste se declara competente V 110 por un tercero. El carácter público de la función permite rechazar toda
y admile su intervención en la dimensión acto; en la dimensión papel, el IlIlervención clandestina del notario; de allí que las personas requeridas
mero hecho de redactar un proyecto de escritura significa la vigencia de la ~l'I'ÚII previamente informadas del carácter en que interviene el autorizante
función. v. l~1l su caso, el derecho a contestar, lo que particularmente puede ocurrir
¿Cuándo los sujetos deben recurrir a un notario? Cuando tal instru- ,'11 las actas.
l~le.nt? notarial fuese necesario según el ordenamiento jurídico: para trans- ()tras valores que implica la rogación son la efectiva imparcialidad
lem Il1muebles por venta, donación, renta vitalicia, para algunos poderes, ,!l'1 oficial público, la responsabilidad que éste asume por su instrumento
hipotecas y otros (951, 977, 1184, 1810, 2071, 1881, 3128). La misma ,'01110 opus de resultado, el deber y el derecho de redactar que ha debido
norma legal, al establecer la necesidad de la escritora pública para tales "'lllCI1Zar por la actuación de sus operaciones materiales de ejercicio, el se-
actos, enmarca algunos de los que caen dentro de la competencia funcio- , Il'Io profesional sobre todo lo que no surge directamente del instrumento
nal del notario, e indica a los sujetos interesados a quién deben rogar su \' lile conocido por el notario con motivo de él y también, según el tipo de
intervención. "IH'I'itlll"a, en especial las ligadas con el derecho de familia.
Si bien es de ejercicio privado, la notarial es una función social que
('11 algún caso fuera de lo común exige por parte del oficial público una
MANIJAL DE DERECHO NOTARIAL COMPARECENCIA 97

respuesta válida a la confianza puesta en él ya sus nonnas obligacionales. persona que requiere actividad notarial está obligada a comparecer (RdN,
No se suele pensar mucho en los casos de enfemledad, huelgas, incendios, 1326 y 646/77). La buena técnica enseña que, nonnalmente, todos los suje-
choques, peste y otros similares en los cuales puede peligrar su integridad los instrumentales tienen un lugar especial para nombrarlos en la escritura,
física; quizá podría no hallarse válidamente excusado frente a un requeri- la comparecencia. En ella están todos los dramatis personae en un solo
miento funcional en tales circunstancias. lugar; luego cada uno entrará en escena cuando el papel lo indique. Esto
La rogatio tuvo su evolución principal durante el Medioevo. Al prin- exige cambio de mentalidad; ¿chocaría un testamento en cuya compare-
cipio era un requisito explícito dentro del documento y se realizaba me- cencia figurara no sólo el testador sino los tres testigos? Si estuvieran todos
diante petición solemne; ésta podía ser material y consistía en la entrega en este solo lugar, ¿no es cierto que sería mucho más simple el recuento
del pergamino al notario para asentar en él el contrato (traditio ad scriben- de finnas?
dum); también era verbal que debía hacerse en fonna expresa y ritualmente
(publice rogatus et petitus). A través del tiempo la rogación fue espirituali-
zándose; de requisito intradocumental se hace extradocumental y, por ello, 2. Data
implícito; finalmente, la rogación se exteriorizó por cualquier expresión
verbal (quaecumque verba; Núñez Lagos, El documento medieval y Ro- Se halla integrada por la fecha y el lugar. Se debe especificar el lugar
landino, p. 73). ('special y el general; una sentencia establece que la individualización del
IlIgar se debe hacer lo más completa posible: ciudad y partido de Morón,
II/'ovincia de Buenos Aires, República Argentina. Algunos dan por sobren-
XIX. COMPARECE]'\¡CIA. DATA. LEGITIMACIÓN SUBJETIVA. FE DE CONOCER 1l'lIdido República Argentina, pero en cuanto salió del país se convierte en
(1,431; 3,1, 177; 4, III, 336; 5, 196 y 204). IlIlpugnable; así ha ocurrido en Paraguay, Chile, Uruguay y aun Brasil.
Cada oficina notarial tiene registrado un domicilio legal, fuera del
l. Concepto cllal no se puede sacar el protocolo, salvo casos en que así lo soliciten los
requirentes. Así, se puede otorgar escrituras en el despacho de un juez, en
En palabras de Larraud, la comparecencia "es el acto de hacerse con- IIlIa entidad financiera, acta de comprobación y otros, siempre que se deje
juntamente presentes ante el escribano autorizante los sujetos de la escritu- l'ollstancia de la constitución fuera de la oficina, en el sector de la compa-
l"lI pública" (347). La presencia física, directa e inmediata de las cosas es la rl.'cencia, indicando que ha sido requerido sin necesidad de más detalles en
hase del derecho notarial, según Núñez Lagos, quien distingue la actuación gl'lIeral (201, ley 1893). Una sentencia avanza y expresa que, aunque se
d<.' la cOlllpurecLmcia en dos nivcles, elemento en la dimensión acto y requi- probara que la escritura se firmó en un domicilio particular en lugar de la
silo 1.,'11 111 dimellsión papel. olieina del escribano, según consta en el instrumento, no perjudica su vali-
J':11 la dimcnsión aeto, una o varias personas físicas individuales se dez en tanto se trate de la misma competencia territorial (LL, 342-136).
prl'lH'llIllI1 IInle el nolario para someterse a su evidencia funcional. Da idea Por su lado, la provincia de Buenos Aires norma la situación de igual
tll' pl'l.·SL·IIl.'Í1I IIHllcrial e il11plica inmediación y simultaneidad entre notario IIHlllcra, con estos agregados: las notificaciones, protestos y actas pasadas
y sujl.'llls; IlIs personas jurídicas nunca pueden comparecer. En la dimen- Pllcden ser diligenciadas por el mismo notario en toda la provincia; las
sión paJl\,d. In compareccncia es una parcela del instrumento notarial en la t'~LTituras en que comparece el juez pueden ser autorizadas por notario del
l~1II11 se n.:gistra tal hecho; en ella se solidifica la movilidad temporal del ,kpar(amento judicial, que abarca varios distritos notariales (130,195). En
aL'lo de comparecer, convirtiéndolo en auténtico. Por ella, el sujeto añade 1I110S Estados, el territorio notarial se extiende a toda la provincia, como
a su cal'Úeter (parte, testigo, etc.) la instrumentalidad y deviene sujeto ins- ( 'orricntes, Mendoza y otros; pero siempre que se otorgue fuera de la ofi-
I nll nen tal. 111111 legal, el notario debe indicar cuál es la causa.
La comparecencia es requisito esencial de toda escritura pública, y Los valores que surgen de la indicación del lugar son: la competencia
sin ella no hay escritura, salvo el caso de la ley 11.846 (1003), de proto- 1¡'lJilorial del autorizante, definir el derecho aplicable según el brocárdico
colización ordenada judicialmente que no requiere comparecencia. Pero la /, II'/lS /'egit actum; hay normas de procedimiento que son locales, como las
IlIisllWS leyes notariales. Por o(ro lado, la indicación del lugar en el instru-
98 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL COMPARECENCIA 99

mento notarial se halla protegida por la fe pública que, recayendo sobre él, "Amén", o "En nombre de Nuestro Señor Jesucristo" (In nomine Domini.
procede a su fijación; constituye una de las publicaciones medievales. Su Amen. In nomine Domini nostri Jesu Christi). Asimismo constaba la notifi-
falta se halla sancionada con nulidad (1004). cación colectiva, que hoy cumplen los registros de la propiedad: Per hanc
Fecha. Debe constar el día, mes y año en que fuese firmada la es- ('hartam notum facio praesentibus et futurís, es decir, el "Sepan quantos
critura, pudiendo ser cualquiera, aunque sea domingo o feriado, salvo los esta charta vieren ... " de la partida 3-18.
protestos; se debe seguir el orden cronológico, siendo nulas las escrituras
que no 10 hacen, así como también las que no tuvieren designación del
tiempo en que fuesen hechas (100l. 23, 1004,3657). Pero esta sanción no XIX BIS. LEGITIMACIÓN SUBJETIVA
se aplica cuando la fecha está irregularmente asentada (v.gr., un entrelíneas
no salvado) (LL, 152-12). La legitimación subjetiva es aquella por la cual el notario admite la
Con referencia al año, dice Salvat que la ley ha querido evitar fraudes. 1I11l.:rvención, por sí y por otro, de personas físicas, en el instrumento nota-
En consecuencia, esta sanción no se debe aplicar si se trata de errores en los I¡al. Tal admisión requiere la nominación de los sujetos, pues corresponde
cuales toda idea de fraude sea materialmente imposible; así, una escritura lIombrar a quienes comparecen. Ellos, por el hecho de su presencia física
que está en su lugar protocolar podría, enunciar un año por otro, cosa que VII la dimensión acto, constituyen y justifican este sector o parcela del ins-
quizá suceda a comienzos del año. Esta interpretación ha permitido que los I I'lJlnento en la dimensión papel, que termina por absorber el hecho real
colegios hayan sentado como doctrina que el error en la enunciación del l'w.;ificándolo.
af'io, no anula la escritura y que procede salvarlo con aclaración marginal
(RdN, 1757 Y 978/77, yRN, 793/67).
La recha se halla conectada con otros temas: entrada en vigencia de l. Su.jeto
IUN lcyl~H; asi, la ley 17.711, a partir del 1/7/1968, la mayoría de edad, el
(I",tlldo civil, el deceso, las sentencias de divorcio con efecto retroactivo a ¿Y qué es sujeto? En sentido amplio es toda persona como potencia
111 ti.-dlll ti\.) illidudón de la demanda. Otro aspecto es la fecha incompleta; ( lO); en sentido estricto se exige la conexión actual entre sujeto y derecho.
~l'UIlII Bonlll, 110 He anula la escritura cuyo día puede integrarse determi- IIJly dos clases de titularidades, la de goce, que tiene cualquier titular, aun
11I\l1doll1 por IlIs COllt igllus. rilando sea incapaz o menor, y la de disposición, que sólo tienen determi-
¡,J(xistc 1111 ordenamiento dentro del día? Parecería que es indistinto; IJlldas personas cuando pueden realizar actos con determinada capacidad.
pCI'O 1.11 ( 'ódigo dI.: ('ol1wrcio, al cual se incorporó el decr. 5965/1963, rati- La capacidad es la aptitud de la persona para ser titular de relacio-
Ilcudo por Il.:y I (l.47X, dkl.: que el acta de protesto notarial debe contener IJl'~ jurídicas (31). Es uno de los atributos inherentes a la persona, como
I.:sellcialllwllte la fecha y hora del protesto (66, 1), circunstancia recogida l" lIombre y el patrimonio. El concepto general que predomina en esta
por lu ky 9020 (155, 11, a). El colegio capitalino ha imputado falta de vi- 1IIIIkria es que la capacidad general se supone y que la incapacidad sólo
gilal1da en la redacción de dos protestos practicados en la misma fecha y 1'\ISk cuando es declarada por ley o por sentencia; se halla en conexión
hora 1.:11 distintos domicilios (RdN, 1326/77). IIJlIICdiata con los actos de administración y disposición, división que ha
En los tiempos de Justiniano y durante la Edad Media, existieron no- 'ddo explicada por distintas teorías.
tarios imperiales, condales, episcopales y comunales cuya competencia se I \n general, los actos de administración se guían por los principios de
extendía al territorio cOlTelativo. El tiempo era fijado por la indicción, el \IIlISl~rvación y acrecentamiento en las rentas. La teoría tradicional reco-
mes, cl día y la mención del emperador reinante. Tanto el lugar como la IlIn' que los actos de enajenación son dispositivos, mientras que moder-
10cha se colocaban al comienzo o al final del documento, según la escuela Ililllll'lIte se aceptan las ideas de modificación sustancial del patrimonio,
sl.:guida, florentina, boloñesa u otras. 1Il',';1'.llS que éste puede sufrir, o actos de administración extraordinaria. Po-
Como una manifestación de la cultura de época, los instrumentos no- dJilllllOS establecer como pauta genérica que son actos de disposición los
tariales comienzan con la invocación monogramática o crismón (signo de IJlIl' l'llllllCia el art. 1881.
la cruz) establecida verbalmente con las palabras "En nombre del Señor", I ,os actos de disposición normalmente constituyen un negocio jurídi-
1'11. Pc'ro 110 lodos los sujetos que comparecen en la escritura realizan actos
100 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL COMPARECENCIA 101

de disposición; de este modo se distinguen los sujetos instrumentales de "b) Por declaración de dos testigos que deberán ser de conocimiento
los sujetos negociales. Son instrumentales quienes comparecen como he- del escribano y serán responsables de la identificación.
cho, como presencia física registrada por la evidencia notarial, intérprete, "c) Por exhibición que se hiciere al escribano de documento idóneo.
peritos. También los sujetos negociales son instrumentales, pues se hallan En este caso se deberá individualizar el documento y agregar al protocolo
en el instrumento, pero además emiten una declaración de voluntad desti- reproducción certificada de sus partes pertinentes".
nada a modificar su estado jurídico (944). En primer término, la ley los considera "medios", que los notarios
El sujeto negocial interviene no sólo como hecho, sino como derecho, estuvieron reclamando, inclusive ofreciendo más medios; o sea, se afir-
ya que se produce una modificación en su patrimonio y estado. El sujeto mó que la fe de conocer dependía de los medios. Ahora, gracias a Dios,
negocial es conocido por parte, y en derecho notarial éste tiene un triple se habla de los medios suprimiendo la fe de conocer, que pasó sin pena
contenido: compareciente en audiencia notarial, sujeto del instrumento y ni gloria porque no hay nadie que se haya sentido ofendido, y menos los
otorgante de él por medio de su firma, que implica el consentimiento gemi- escribanos.
nado: asunción del negocio y de la redacción. a) Conocimiento del notario. Sin embargo, el primer medio es pre-
Certificada la capacidad y habilidad del sujeto, la libre disponibilidad cisamente el conocimiento que afirma el notario sobre el compareciente.
de sus bienes y la extensión de sus potestades, el notario identifica a los 1(ste conocimiento, si efectivamente lo tiene el escribano, resulta correcto
sujetos por sus nombres y apellidos, siendo medio relevante de la legit}ma- afirmarlo porque es elemental que si le conoce sea ése el resguardo de su
ción subjetiva la fe de conocer que recae sólo sobre personas físicas. Estas identidad. Sin embargo, no se vaya a creer que el conocimiento puede crear
pueden comparecer por sí, por otras personas físicas o jurídicas, identifica- a la persona; hay muchos conocidos públicamente de modo distinto al del
dos por sus nombres, denominación o razón social. documento lo que se prueba en muchas notarías al celebrar algunas escri-
La nominación consiste en indicar nombres y apellidos de las perso- I uras. Basta recordar las identidades en expedientes judiciales.
nas. Se verifica cómo figuran en los títulos, en los documentos personales Pero es un conocimiento que no tiene por ningún lado ningún aso-
y en los asientos registrales. Si hay coincidencia no existe problema. Si 1110 de fe. En la situación anterior se hablaba de falsedad ideológica
los títulos difieren de los documentos personales, asegurado el notario de cuando el escribano erraba la identidad, pero eso era atribuir a la fe de
la individualidad del sujeto, sabiendo que él debe responder por la fe de conocer una fe pública que nunca tuvo, porque no era una percepción
conocer, deberá pedir inhibiciones por todos los modos en que figure en l'isica del notario, sino un discurso sobre ciertos datos que modulaba el
títulos y documentos y hacerlo comparecer con todas las variantes docu- l'nlendimiento.
mentadas. b) Declaración de testigos de conocimiento. Tres cosas: en primer
A medida del transcurso del tiempo, el notariado asumió la función krl11ino -como antes- deben ser conocidos por el notario; en segundo lu-
de realizar por vía indirecta informaciones sumarias de este modo: com- gar cse conocimiento carece de fe pública y en tercer aspecto la responsa-
parece Juan López, también conocido como Roberto Juan o Juan Roberto hilidad por la identificación la tienen los testigos, es decir, que el notario no
López o López Marín; luego más simple: comparece Juan, Roberto Juan se responsabiliza para nada por la falsedad que puedan tener los testigos.
o Juan Roberto López o López MarÍn. Esto prueba que la información por J":sle es un medio extraordinario por lo general inusitado.
vía notarial ha sido una creación del derecho vivo manejado en nuestras En cierta oportunidad, un notario frente a una cancelación de hipoteca
oficinas, porque hace unas décadas era obligatoria una información suma- ti IIC provocaba ciertos resquemores, tuvo la idea de hacer comparecer a
ria judicial. l'SC acto a los dos hijos del cancelante que le eran conocidos, con lo cual
~mlvó la realidad del acto. En ninguna parte del.Código se prohíbe que
':l'an testigos los familiares, salvo en los testamentos y en determinadas
2. Modos de identificar rircunstancias.
() Documento Nacional de Identidad. El tercer medio es el requerido
Sabemos que el 1002 dispone que "la identidad de los comparecientes IIIc1usivc por leyes especiales, como la 17.671, que exige el DNI para actos
quedará justificada por cualquiera de los medios siguientes: Jllrídicos nonnalcs. Ahora bien, el DNI no es el único documento idóneo,
" a) Por afirmación del conocimiento por parte del notario.
102 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL COMPARECENCIA 103
pero la misma ley al exigir la reproducción certificada de sus partes per- y se logra mayor simplicidad, se podría realizar la justificación también en
tinentes parecería mencionarlo en particular. Y así es el documento más este sector; así, "Pelópidas Gacugnol interviene por Hércules Joly según
extendido, el que se supone que tiene más veracidad -aunque falsos los poder especial 184, del 4 de agosto de 1986, pasado ante mí al folio 498
hay repartidos en forma-o de este registro".
Lo usan los nativos y los naturalizados, inclusive desde la primera La representación puede ser de personas públicas, representación ne-
infancia. Pero hay extranjeros que no se naturalizan, luego se debe recurrir cesaria o legal, ésta por quienes ejercen la patria potestad o bien por los
a la Cédula de Identid(\d del Mercosur y por fin, al pasaporte. La norma lo gerentes o presidentes de sociedades; también existe la gestión y la esti-
individualiza por el número, la mayor exactitud de la individuación en la pulación. Cada caso merece ser considerado, especialmente en el sector
serie natural, de modo que no pueden confundirse, salvo falsificación por intervención, pues en algunos no es necesaria la justificación y en otros sí,
la cual un tercero se apodera de la identidad de alguien, cosa que sucede. debiendo ser legitimada la personería en las constancias notariales.
En volumen 15, pS. 43/44, proponía una fotocopia de las dos primeras Si la representación fuera de personas públicas bastará con invocar el
páginas, que tienen la foto con firmas e impresión digital, datos, domici- carácter en que concurre el compareciente; así: Roberto Marcelo Crozant,
lio, etc. Decía allí que el notario debería solicitar también la Cédula de gobernador de la provincia de ... , Sulpicio Poulot, ministro de Obras Públi-
Identidad porque contiene algunos datos coincidentes, fecha de nacimien- cas ... , monseñor José María Marchenoir, obispo de la diócesis de Bloy... ,
to, número de DNI, impresión digital, fotografía, etc., e informaba que en Isidoro Chapuis, presidente del Banco Municipal... , C/otilde Marechal,
algunas naciones se utilizan hasta los camets profesionales. intendente municipal de la ciudad de ... , y así por el estilo. En estos casos,
por resultar públicos y notorios los cargos -al menos temporalmente- no
resulta necesario justificar su personería ni carácter, bastando señalar nom-
XX. INTERVENCIÓN bres, apellidos y cargos.
Cuando la representación es legal o necesaria cabe distinguir: la que
Es la parte final de la comparecencia, en la cual el representante, ges- los padres ejercen sobre sus hijos menores a causa de la patria potestad
tor o estipulante, declara obrar en nombre y representación de otro, o bien también suele ser acreditada por notoriedad en los casos de adquisición, no
en nombre ajeno sin representación expresa, y aun en nombre propio en fa- siendo normalmente precisa ni la partida ni la libreta. El acto que se realiza
vor de tercero, para que se produzcan efectos sustantivos en el patrimonio siempre será en beneficio del menor; si hubiera alguna colisión de intere-
de aquéllos en forma directa, o bien supeditada a una aceptación. ses o la posibilidad de algún perjuicio, ni siquiera remoto, corresponde la
La intervención no siempre existe; se omite cuando el compareciente intervención judicial.
concurre por sí, ya que la presunción de hacerlo por sí es obvia y no nece- En cambio, tratándose de padres adoptivos deben justificarlo con sen-
sita palabras sacramentales. El hecho real que constituye la constancia en tencia, escritura, reconocimiento. Si comparece uno solo invocando el ejer-
la escritura es la presencia física ante el notario de alguien que no obra por cicio efectivo de la patria potestad, después de la ley 23.264, la hipótesis
sí, sino que asume la interposición de sus servicios en relación a un tercero cs que el otro padre ha fallecido, por lo cual se debe justificar tal hecho con
no compareciente. la partida de defunción o libreta de familia, también cuando hay sentencia
Cuando se concurre por otro, en alguna de las modalidades especiales, sobre ausentes o privados del ejercicio.
la intervención debe ser expresada, igualmente si asume doble carácter; allí Los presidentes o gerentes son los representantes legales de sus so-
sí, será necesario especificar que lo hace por sí y por otro. Puede haber ciedades, conforme a la teoría del órgano y a la Ley de Sociedades. A pe-
representación necesaria o voluntaria, con lo cual nos hallamos frente al sar de tratarse también de una representación necesaria, es exigible que se
mandato legal o al voluntario; si la actuación es a nombre ajeno sin repre- justifique la existencia de la sociedad por el contrato o estatuto, reformas,
sentación, o propio en favor de tercero, nos encontramos con la gestión de lIombramiento de autoridades, en caso de gerentes, y de elección y distri-
negocios y con la estipulación. . bución de cargos si compareciera un presidente.
La justificación de la documentación acreditativa de la representación Confonne al concepto técnico de intervención, resulta mucho más
voluntaria corresponde al notario, razón por la cual normalmente se deriva claro poner inicialmente de relieve la circunstancia de la gestión negocial
a la legitimación de personería. Si la invocación fuera breve, concisa, clara
104 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL

o de la estipulación; primero, porque eso significa int.erve~ción en la com-


parecencia y luego porque tanto una como otra s~ eVldencIa~ de entrada y
saltan a la vista, mientras que hay que buscarla SI se formahza en la parte
posterior de la escritura, tal c~mo se hac~ ahor~., " .
Para la gestión de negocIOs y la estlpula~lOn la n0rrn,a regIstral capI-
talina exige que, con la invocación de tal c~hdad, se desIgne claramente
al gestionado con los siguientes datos: apellIdo y nO,mbre,. docum~n~~ de
idcntidad que legalmente corresp?nda; nombre. o raz?~ s.oc~~l, domlc:h~ e
inscripción en el registro respect~v?; constancl.a de mIcl~clOn del tramIte
ante la Inspección de Persona.s JundIcas y organ~~mos eqmvalentes, cuando
1 adquisición fuera para socIedades en formaclOn (89 decr. 2080/1980).
a La ley 9020 bonaerense determina qu.e las escrituras deben exp~esar
el carácter en que interviencnlos comparecIentes (155, II, d). Este ~aracter
CAPÍTULO VIII
no se entiende del que tienen en el negocio, comp;ador, ~~reedor ~lpote~~­
río, permutante, etc., sino si asumen ~epre~entacIO.n, gestIOn o est1pUla~l.on
DECLARACIONES DE LAS PARTES
respecto de terceros sobre cuyo patnmomo ~e qmere actuar; la l.ey utlhza
el verbo "intervienen" en su concepto estncto que he proporcIOnado al
comienzo. Cerrada la comparecencia y hecha la presentación de los sujetos
-parcela estática-, comienza el desarrollo dinámico de la audiencia no-
tarial. Se manifiesta en las declaraciones y actos que realizan los sujetos
negociales; sobre ellos recae la potestad fedante del notario que se halla
en inmediación con personas y cosas. Este sector de la escritura es el
más importante; por él acuden los sujetos al notario, con él el oficial
público ha brindado asesoramiento funcional y en él se establece la
diferencia mayor existente con la actividad judicial, registral y admi-
nistrativa.
Salvo el juicio penal y las pocas audiencias, todo el trámite judicial
es exclusivamente escriturario. De manera contradictoria, mientras se en-
tiende que el sistema notarial es de gran papeleo, que sólo es el resultado
final, si observamos la realidad, tenemos que concluir que el rito escritural
es mucho más abundante en ámbito judicial. Nada digamos de la actividad
del registro, el cual, según Núñez Lagos, es un mundo de papel. En 10
administrativo, la gran masa de actividad pasa por expedientes, a veces lar-
guísimos: escritos, comprobantes, notificaciones, apelaciones, pagos, reci-
bos, desgloses, resoluciones que parecen definitivas y poco más adelante
se reabren cuando no quedan dormidas.
En este sector segundo de la escritura se constituyen las declaraciones
según las normas sobre la plena fe (992/95), y digo constituyen, pues mien-
tras no se haya sentenciado la falsedad en la querella respectiva, aun el
espejismo del instrumento notarial produce efectos sustantivos que deben
volverse atrás. En el formulario, el oficial público redacta las declaraciones
I lit, MANIIAI 111' 1I1':RHt '110 NO'J'AJUAL DECLARACIONES DE LAS PARTES 107

d~ 1111'1
pllrtl1S, o, 1l1ÚS bien, QUl1 él atribuye a las partes; por ello, el uso de la Afirmada escuetamente la titularidad o situación, los exponentes de-
tercera persona: II/Lll/!Iiesta, dice, declara, acepta, recibe, etc. Las declara- tallan el objeto de la relación. Entre las cosas ocupa un lugar preferente el
ciones son variadas. Conforme al principio de composición, los capítulos inmueble, algunos muebles importantes (aeronaves, automotores, buques,
suelen ser cinco y reciben un orden lógico: exposición, estipulación, de- maquinarias); entre los derechos, los personales y los reales; se puede de-
elaraciones de las partes que incluye los datos personales y consentimiento nunciar situaciones de objetos o derechos para fundar una notificación,
conyugal. comprobación, requerimiento y otros por medio de las actas, o bien enun-
La exposición de quien dispone relata antecedentes constituidos por ciar documentos para confirmar o subsanar algo. De este modo se cumple
declaraciones de ciencia; son hechos pasados, como una escritura ante- la determinación del objeto exigida por la nonna (1001 y 1170).
rior, un deceso, una situación o relación jurídica preexistente; son cosas,
descripción de inmuebles, muebles, sobre todo de los primeros; son dere-
ehos, crédito hipotecario, derechos sucesorios. La estipulación comprende 1. Inmuebles en general
declaraciones de voluntad; es el meollo del negocio jurídico. Por ello este
eapítulo, cuanto más descarnado, mejor; es la escena central, cuanto más La descripción en un primer momento se ha hecho según planos; los
breve, mejor y más rápida. elementos catastrales son: circunscripción, sección, manzana y parcela; se
Luego siguen las declaraciones complementarias que son de ciencia añade el número domiciliario, la localización dentro de la manzana y los
o de voluntad. Algunas de las primeras son tales, pero sus consecuencias linderos que surgen de la mensura; los elementos topográficos son las me-
pueden constituir verdaderos negocios; así, las confesiones. Entre las de didas lineales, las angulares y las superficies. Se debe indicar el lugar es-
cieneia propiamente dichas se incluyen también los datos personales que pecial y el común. ¿Qué puede pasar si no se hace? ¡En la guía de códigos
dan las partes. Por último, cuando corresponda el consentimiento conyu- postales las localidades llamadas "San José" ocupan más de tres columnas
gal, se presta fuera del negocio, pues no lo integra. Dicho consentimiento en siete departamentos de Córdoba y en ocho de Corrientes!
registra un acto jurídico que si bien no tiene contenido negocial en sí mis- Como mayor precisión colocar la calle, número y entrecalles. Última-
mo, produce una consecuencia patrimonial, ya que importa una renuncia a mente la designación del lote coincide con la de catastro. La ley 9020 esta-
la aeeión de impugnaeión. blece que las superficies deben ser puestas en letras (137, 2); en la Capital
rige la norma civil que permite el uso de números (1001) ; si hay diferencia
entre título y mensura, siendo la superficie inferior o igual a la del título;
XXI. 1':XI'OSlClc'lN (2, 3X 1) 110 hay problema; si la diferencia supera el vigésimo no hay título, sino
(Ierechos y acciones sobre la demasía. Los rumbos son enteros, medios o
HH IIqudlu pareela del instrumento notarial que consiste en una decla- cuartos; los linderos surgen de títulos y de plano. La valuación fiscal tiene
nH,¡,'HI,k' ciL~llrill dellitular de un derecho o en una situación jurídica. Para relieve para el impuesto de sellos y para los honorarios si es superior al pre-
l'undIl11lt'lltur UIl Iweho, una jactancia futura, una declaración de voluntad, cio. La partida inmobiliaria, el padrón municipal y el expediente de obras
t'll l'stll l'sct'nll, d sujdo afirma su título o narra su situación y, luego de sanitarias, facilitan el trámite al adquirente y a los futuros notarios.
l~llIlIlcillrloS, describe objetos, informa sucesos o relata antecedentes. Cons-
t iluyc UIlII ,1i.:c1aración de ciencia, como verdad percibida y afirmada, con
todu In cOllviceión que deriva de su propio conocimiento vital. 2. Unidades funcionales
1,11 Illateria sobre la cual recae la declaración se halla constituida por
Ohjl'tos reales, inmuebles, aeronaves, automotores; por derechos o crédi- La ley 13 .512 instituyó la propiedad horizontal, distinguiendo dos
[os, vendedor-precio saldado, cesión de crédito hipotecario; por relaciones tipos de derecho real: dominio en la unidad y condominio en los bienes
,Íuridieas: padre-hijo, difunto-heredero, y otras por el estilo. La formaliza- L·OI1lUnes. ¿Es obligatorio detallar en las escrituras las distintas superficies?
ción se verifica por medio de la descripción de objetos, o valiéndose de I ,as normas no obligan a discriminar las superficies cubiertas, descubier-
re fi:reneia o relato de situaciones o relaciones jurídicas. tas, ctc.; el dccr. 18.734/48 habla de la superficie de la unidad sin más
detalles (11, Y DTR. 14/6X, 2). En la provincia de Buenos Aires, la res.
108 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL DECLARACIONES DE LAS PARTES 109

13/66 (Comisión Coordinadora Permanente de Catastro) dispone que las escena, en particular, debe ser corta y redactada en estilo llano, con perío-
unidades son individualizadas con nomenclatura catastral, superficie total dos breves y directos y evitando el párrafo difuso y altisonante, pero vacuo.
de la subparcela, y superficie parcial de los polígonos que la integran. En En toda estipulación encontramos tres elementos básicos: la declaración de
resumen, en los dos distritos basta indicar: piso en que se halla la unidad, voluntad; el título o causa del contrato o negocio; la contraprestación y el
número de la unidad, área por piso y área funcional. objeto que, habiendo sido descripto en la exposición, sólo se mienta.
En cuanto a la descripción del inmueble común: en la Capital se exige La declaración de voluntad consiste en su exteriorización, consciente
poner calle y número, entre calles, sin descripción del inmueble, y el catas- y encaminada a un fin, capaz de engendrar relaciones jurídicas. Las hay en
tro (DTR. 14/68,2-6, Y IV Convención de 1974). En el distrito bonaerense negocios unilaterales, poder, testamento, cancelación; y bilaterales, com-
se exige la individualización total: ubicación, partido, ciudad o pueblo, praventa, mutuo, donación; en los últimos las llamamos específicamente
calle, número, piso, departamento; ubicación, según título, del terreno, no- estipulación porque hay contrato. En los actos bilaterales cada otorgante
menclatura catastral; medidas lineales, superficies y linderos (res. 50/50, presta y contrapresta, siendo las relaciones correlativas, recíprocas y com-
15, Catastro y Registro). Hay tres tipos de porcentual: a) fiscal, según tipo plementarias.
de superficie construida; se puede variar por otro plano, pero no por volun- De la declaración de voluntad debe surgir el título causal como ci-
tad de las partes; b) el dominio sobre los bienes comunes; y e) las expensas miento de la adquisición de un derecho u obligación (nota 4010); así, a
pueden ser distintas por voluntad de las partes o regirse por el fiscal (ley título de venta, de permuta, de cesión, de pago; el arto 1185 fija bien la
13.512,3 y 8). . diferencia con el título instrumental, porque a pesar de la falla de éste, el
Actualmente se admite la veracidad actualizada, es decir, la correc- negocio queda vigente por el título causal. La parte que se obligó a trans-
ción en la escritura de errores anteriores, omisiones o aclaraciones en títu- ferir indica el contrato o título causal; siendo varios los títulos causales no
los antecedentes, siempre que la base sea un plano inscripto, constancias es necesario realizar varias escrituras; en un solo cuerpo pueden aparecer
catastrales o de mensura (76, decr. 2080/1980). Otros objetos en la expo- donación y venta, usufructo y nuda propiedad, venta y cesión de hipoteca
sición pueden poderes otorgados, que se sustituyen o revocan; cesiones de por saldo.
créditos hipotecarios, fundamentos de un acta de comprobación, invoca- En la prestación de la compraventa hallamos cinco elementos. Trans-
ción de un título, de un trámite judicial, de relaciones entre personas, todos mitente y adquirente son los dos primeros, como sujetos activo y pasivo
referidos a situaciones del pasado que permiten la actuación presente con correlativamente de la enajenación, mencionados por sus nombres yape-
miras al futuro. llidos y sus variantes; no es necesario que cada vez se los nombre íntegra-
mente. Otro elemento es el título causal de que se acaba de escribir. Cuarto
elemento es la transferencia que opera por la voluntad del adquirente re-
XXII ESTIPULACIÓN (4, III, 557) gistrada en escritura. Por último, una referencia al objeto descripto en la
exposición.
Es aquella parcela de la escritura en la cual el notario consigna la En la contraprestación encontramos el precio, integrante esencial del
declaración de voluntad de las partes, articulando y homologando el nego- contrato; la aceptación de la transferencia y la tradición-posesión. El pre-
cio jurídico. Constituye el sector dinámico preparado normalmente en la cio es único e indivisible en cuanto al monto del contrato, pero puede ser
estática exposición. La composición de los elementos adquiere relieve: se fraccionado en relación a los transmitentes y adquirentes y aun a las cosas
debe separar las declaraciones referentes a cada derecho; enmarcar facul- transmitidas. En cuanto a los tiempos, la escritura actúa como recibo can-
tades, determinaciones y obligaciones de cada otorgante. La redacción y la celatorio definitivo del dinero percibido antes o en la audiencia notarial
narración constituyen el verdadero ars notarie, que deriva del ars dictandi y como documentación de crédito por el saldo aplazado; las cantidades
y, a su vez, ambos de la antigua retórica. entregadas ante el notario deben ser designadas con letras (1001); pero la
La estipulación es la escena central del negocio jurídico. Luego de ley 9020 exige que aun las percibidas o futuras también se las indique con
estar debidamente preparado en la exposición, en pocas, significativas y letras.
escuetas palabras, el notario redacta con claridad la disposición que, cons-
tituyendo una unidad lógica y óntica, se solidariza con el inslrunwnto. Esta
110 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL DECLARACIONES DE LAS PARTES 111

Declaración del adquirente que acepta la transferencia y el reglamen-


hipoteca, usufructo, etc. 11
to. En la donación de inmuebles debe constar expresamente (1792); si se 12
embargos
omite en la compraventa no sería observable, porque la transferencia es a) asunción de al solo efecto registral 13
consecuencia de la escritura como medio técnico-jurídico (1184, 2609). El cargas
( expropiación 14
reglamento es el estatuto que rige la vida del consorcio, los derechos y las impuestos en provincia 15
obligaciones en la convivencia de sus integrantes; al entrar el nuevo pro- Comprador
pietario debe adecuarse. La tradición se halla fuera de la escritura porque denuncia de la mujer 16
consiste en el hecho de la entrega y posesión; la declaración que se suele denuncia del varón 17
b) origen de
denuncia posterior 18
hacer en las escrituras tiene efecto entre partes,pero no en relación a los dinero
19
{ denuncia de menores
terceros (RdN, 465, 1327, 1708/69). efectos impositivos 20

a) no se firmó o no se exhibe boleto 21


XXIII. DECLARACIONES COMPLEMENTARIAS (4, lII, 350) Ambas
b) asunción solidaria de deudas en capital 22
partes
Constituyen aquel sector del instrumento notarial en que los sujetos e) expensas y póliza contra incendio 23
las agregan expresamente; versan sobre situaciones subjetivas o circuns- nombres y apellidos 24
tancias objetivas y buscan garantizar la estipulación y aclarar su posición a) subjetivos filiación, fecha de nacimiento 25
jurídica en relación a diversos contenidos. Nuevas figuras (bien de fami- Datos { estado civil, nupcias, cónyuge 26
lia), situaciones registrales (asunción formal de hipoteca), normas imposi- personales
documento individual 27
tivas, los datos personales y hasta leyes temporales, han introducido en el b) objetivos 28
nacionalidad, profesión
acto notarial una serie tan notable de declaraciones que superan la misma {
domicilio real, legal 29
estipulación.
El siguiente esquema para la compraventa mostrará las más impor-
tantes. Las declaraciones del vendedor comprenden las cláusu~as de gar.antía;
aunque no hubiera convención sobre la evicción, el transmIte~t~ es 19~al­
DECLARACIONES COMPLEMENTARIAS mente responsable (2097). La lib~e ~ispos.ici~n. e.s una afirmacI~n ~sertIva
que congloba sus situaciones subjetivas (mhlblClOnes) y las o?}etlvas ?el
evicción 1 inmueble (gravámenes); comprende otros aspectos, desafectacIOn del bIen
a) cláusula de
garantía vicios ~edhibitorios 2 de familia y otros. . ' .
{ saneamIento
3 El comprador, a su vez, tiene sus declaraCIOnes: asu~mr hIp~teca al
solo efecto registral o hacerse cargo del embargo; denunCIa de ongen de
dinero propio o por los menores que trabajan (128). Amb~s partes pueden
(no sujeto a la ley 22.591) 4 realizar declaraciones conjuntas: no se firmó boleto, que tlene consecuen-
Vt.:ndedor b) libre no es hogar conyugal 5
disposición desafecta bien de familia 6
cia entre las partes; convención sobre expensas comun~s.
renuncia inembargabilidad 7 Datos personales. El Código dispone que la escntura deb~ .expresar
e) servicio telefónico, muebles los nombres y apellidos, si son mayores de edad, su e.stado de famIha, su do-
8
micilio o vecindad (1001). Actualmente se ha ~omphcado por otr~s normas.
d) aplica ganancia a reemplazo de vivienda 9 Fntre los datos subjetivos, los nombres y apelhdos se co~eJan en tln:los, po-
e) rccti ¡¡caciones 10 deres, documentos individuales y asientos registra1es. SI. la transmltente ~s
una sociedad, la comprobación es la misma. En los adqUIrentes parece mas
simple porque cl único cot.ejo es el de los documentos personales.
112 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL

. . La ~liación es declaración del interesado; la edad se exige para cons-


tituir socIedades (11, 19.550), testigos de testamentos (3657) y resulta
normal cuando actúan menores. El estado civil es denunciado por el com-
I?arcciente; si hubiera divorcio convendrá consignar datos del expediente,
lecha y lugar de la sentencia. Si fuera el transmitente, se debe estudiar por
el carácter del bien: si es ganancial se requiere el consentimiento conyugal.
Tanto en Capital como en el distrito bonaerense se ponen nupcias y nombre
del cónyuge .
. Entre los dat<?s objetivos es exigencia legal y registral poner para ar-
gentmos o naturahzados, el DNI, LE, LC; para los extranjeros la cédula
de identidad y, en su defecto, el pasaporte (leyes 13 .842, 11; 1'7.671, 13;
I~TR 3. 78 .p~ov.). La nacionalidad se exige al constituir sociedad. La profe-.
sl(~n es eXlgl~a por la norma comercial (11, 19.550) y dato de relieve para
ongen de mUjeres o menores. El domicilio también es una declaración del CAPÍTULO IX
inleresado que formula la denuncia.
LEGITIMACIONES NOTARIALES

Las tres operaciones de ejercicio de fondo integran la técnica ma-


terial; son: calificación, legalización y legitimación (párr. 13). De las tres
operaciones la que más abunda es la legitimación, a punto tal que es ad-
misible pensarla como característica de la actividad notarial. Esta tercera
operación y enmarca la tercera parte de la escritura con el rótulo de Legi-
timaciones notariales o Legitimación notarial. Con corzo amplio sobre
el pasado, profundiza los cimientos del derecho y lanza su flecha hacia el
futuro porque se relaciona con la eficacia, o sea, con la vida posterior del
derecho constituido.

XXIV. LEGITIMACIÓN SUSTANTIVA o TÍTULOS (2, 386; 4, III, 637)


1. Concepto

¿En qué consiste? Busca verificar críticamente la posición o situación rela-


tiva del sujeto negocial transmitente en su titularidad o derechos para lograr, a su
vez, una nueva legitimación futura, la del adquirente que también tiene su legiti-
mación subjetiva. Según el tipo de negocio el notario estudia los documentos: a)
el título causal de los contratos o situaciones legales que fundamentan la propie-
dad, el crédito (compraventa, permuta, herencia, legado, mutuo, trabajo); y b) el
título instrumental que puede ser copia de una escritura, un testimonio judicial,
documento administrativo o instrumento privado. La verificación que realiza el
notario lo decide ti aceplnr o rechazar su intervención.
114 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL LEGITIMACIONES NOTARIALES 115

Como los títulos instrumentos son constitutivos del derecho sustan- Respecto del tercer elemento, se presume que el poseedor actual que
cial, denomino a este capítulo como legitimación sustantiva; es lo que se presenta en apoyo de su posesión un título traslativo de propiedad, ha po-
conoce como corresponde, antecedentes, le pertenece, títulos o titulación. seído desde la fecha del título, si no se probare lo contrario; además, el
Esta legitimación sustantiva se halla ligada con el tracto continuo y sucesi- sucesor singular de buena fe puede unir su posesión a la de su autor, si las
vo y, junto con el judicial, fundan el principio de tracto sucesivo registral. dos posesiones son legales; el sucesor universal, aunque sea de mala fe,
La ley 8585 bonaerense, hoy derogada, permitió hacer un distingo precioso puede prescribir por diez años cuando su autor era de buena fe (4003/05).
entre el estudio del título que cumple el autorizante para el acto y el estu- Para aquellos que juzgan necesario que la buena fe también sea objetiva,
dio de títulos que hace el referencista. El autorizante debía asegurarse de debería bastar la posesión del inmueble, que es un hecho exteriorizado por
haberse cumplido en legal forma el principio de matricidad respecto de los hechos materiales.
documentos que invoquen los comparecientes para acreditar titularidades, ¿Qué es un título perfecto? La jurisprudencia y la doctrina admiten
habilitaciones y representaciones. Se limita, pues, a la titulación actual, el concepto de que es el que reviste calidades suficientes para rechazar
que justifica la pretensión del transmitente. acciones reales. Así, frente a una demanda por reivindicación, el poseedor
de buena fe, con justo título y posesión, podrá repelerla por medio de la
prescripción corta de diez años. Por ende, el estudio de títulos no debería
2. Títulos sobrepasar dicho plazo.
En los títulos observables se debe distinguir entre nulidad del título
Pero el referencista va más allá. Hace tiempo publiqué "Para una causal y del título instrumental. Una escritura no autorizada por notario,
teoría de la referencia" (RN, 1129/1963), en la cual proponía esta defini- pero firmada por las partes, es nula como escritura y, por ello, no produce la
ción: "El estudio de títulos, fundado en la recopilación de antecedentes, transmisión del inmueble, pero vale como contrato privado (987 y 1185); si
o referencia, es la relación orgánica de los diversos actos y documentos falta la firma de una parte es nula como escritura, pero vale como contrato
jurídicos, verificados críticamente, y realizados durante el período de la privado, si hay boleto; si el notario es pariente de una de. las partes dentro
prescripción máxima o superior, respecto de los bienes registrables con el del grado prohibido, la escritura es nula, pero el contrato vale (985).
objetivo de cimentar su juridicidad". Hoy he cambiado de parecer respecto En cuanto al fondo son títulos objetables: los que constituyen dominio
del plazo juzgando viable la prescripción corta: diez años, buena fe y justo revocable, como el derecho de reversión en las donaciones (2663, 1847);
título (3999). una gran mayoría de notarios piensa todavía que las donaciones a terceros
Los siguientes artículos del Código explican cada uno de los tres ele- son títulos imperfectos. La falta de consentimiento conyugal, las demasías
mentos: justo título, buena fe y posesión. El justo título para la prescripción sin título, la calificación errónea del contrato que no pueda ser converti-
es el que tiene por objeto transmitir un derecho de propiedad, estando re- da, la omisión de datos esenciales en el cuerpo de la escritura que se la
vcstido de las solemnidades exigidas para su validez, sin consideración a pretenda subsanar incorrectamente por notas marginales, la utilización de
la condición de la persona de quien emana. La nota aclara que se trata del poderes insuficientes y el incumplimiento de las normas en documentos
título causal (4010). En resumen, el justo título tiene dos requisitos: a) uno extranjeros, son otros tantos casos de observación.
de fondo, la transmisión de un derecho de propiedad por causa suficiente, En cambio, la posesión veinteñal, si está bien llevada, ha dejado de ser
eompraventa, donación; y b) otro formal, que revista las fonnalidades le- título observable porque el proceso es contradictorio; es también título per-
gales, la escritura pública en los casos del 1184. fecto la dación en pago en que claramente constan las causas del negocio; el
La buena fe siempre se presume y consiste en la creencia del poseedor, juicio contra propietario desconocido, si hubo citación por edictos e inclusive
sin duda alguna, de ser el exclusivo señor de la cosa (4008, 4006); si existe se procuró establecer sus domicilios con ciertas medidas, como infonnes de la
vicio de forma se presume mala fe en el poseedor (4009/4012). Estos dos policía y del correo del lugar; la donación a herederos forzosos, la remunera-
aspectos comprenden las formas esenciales y las formas extrínsecas (v.gr., toria, la hecha con cargo, si éste se cumple, y la mutua, son títulos perfectos
la (~llta de precio, sin la cual no hay compraventa, y la transmisión de un mientras los valores de contraprestación sean equivalentes.
inmucble por boleto). La buena fe exige asimismo cierta diligencia.
II (\ MANUAL DE DERECHO NOTARIAL LEGITIMACIONES NOTARIALES 117

I)e cualquier manera, el estudio de títulos, como he afirmado en su La certificación produce una anotación preventiva del negocio en
concepto, inquiere la juridicidad. Verifica el cumplimiento de las normas gestación con los siguientes efectos: protege el negocio frente a terceros,
de fondo y de forma; en el caso de hallar algún motivo de observación, previene a los interesados la conformación de él y condiciona toda otra re-
produce el dictamen e inmediatamente discurre el modo de subsanar el gistración a la presentación del documento portante para el cual se expidió.
defecto, proponiendo los remedios a las nulidades relativas. Las nulidades El plazo de validez es de 15,25 o 30 días para notarios con domicilio legal
absolutas son inconfirmables, pero en cuanto dicho acto esté más allá de en la ciudad del registro, en el interior de la provincia, o fuera del ámbito
los veinte años no se las estudia, a pesar de que son imprescriptibles. de la capital o de la provincia (24).
Dichos plazos se los comienza a contar desde la hora,cero del día de
su expedición, 10 cual introduce el principio de prioridad. Esta consiste en
xxv. LEGITIMACIÓN FORMAL O SITUACIÓN REGISTRAL que, expedida una certificación, el registro toma nota en el folio y no da
otra sobre el mismo inmueble dentro del plazo de su vigencia, más el plazo
Es la verificación crítica que el notario realiza sobre la posición o a que se refiere el arto 5 (45 días), sin la advertencia especial acerca de las
situación relativa del sujeto negocial en los registros de la propiedad frente certificaciones anteriores que en dicho período hubiese despachado (23).
a los terceros y al mismo registro, por medio de las certificaciones que éste La reserva de prioridad queda condicionada a la utilización del certificado
expide a pedido de aquél, publicando los asientos con oponibilidad. por el mismo notario que lo pidió, su adscripto o reemplazante legal; caso
El notario es sujeto activo de triple modo: califica los asientos regis- contrario, no hay reserva, como tampoco si falta o perdió vigencia el cer-
trales en los títulos (plancha de inscripción), los asientos en los certificados tificado.
registrales y, en éstos, legitima la libre disponibilidad del otorgante. A su La redacción general relativa a la situación registral es más bien de
vez, es sujeto pasivo del registrador, que activamente muestra sus propios contenido negativo. Los sujetos negociales en las declaraciones comple-
asientos. Opino que la certificación administrativa de la fotocopia del folio mentarias (párr. 23) la hacen en sentido positivo declarando que tienen la
real es más bien pasiva porque el registrador se limita a cotejar la fotoco- libre disponibilidad de sus bienes. En la legitimación fonnal se realizan en
pia con el original y no abre juicio, 10 que sí hace cuando ingresa el título; sentido negativo, porque 10 que surge de los certificados es negativo y com-
antes no parece haber mayor actividad. prende cinco contenidos: constancia efectiva del dominio, inexistencia de
El objeto material de la legitimación es el propio certificado, el cual trabas objetivas (hipotecas, embargos), o subjetivas (inhibiciones); se con-
ticne extraordinaria importancia, ya que la libertad de disposición y de los signan los asientos en el folio real, el certificado, su número y fecha (23).
(krechos reales sólo puede acreditársela con relación a terceros por los Hay contenidos del texto de la legitimación formal que se refieren a la
certificados (22, 17.801). El certificado produce la legitimación material voluntad de las partes, manifestadas en las declaraciones complementarias,
porque pub licita y opone. En cambio, el asiento directo en el folio real que el notario debe relatar en este lugar con las constancias del certificado:
constituye una legitimación formal; por tal motivo, he calificado a este a) vendedor, desafectación del bien de familia, renuncia a inembargabili-
sector de la escritura con tal frase, refiriéndose al asiento que me acerca el dad; b) comprador, se hace cargo sustantivo de la hipoteca o del embargo
certificado, y también como oposición al contenido sustantivo de la legiti~ o usufructo y de cualquier derecho real, o sólo los asume formalmente, por
ll1ación de títulos. estar cancelados sin constancia registral.
El sistema técnico en uso para asientos de inscripciones y anotaciones Los contenidos imputables al notario son varios y éste los desarrolla
es el folio real. Fue introducido por primera vez en la provincia de Buenos en esta legitimación: cancelación de gravámenes vigentes en el certificado,
¡\ ires (decr. 2202/62, 4 y 5). El sistema fue luego sancionado por la ley levantamiento de embargos e inhibiciones, caducidad de medidas cautela-
17.801 y se va imponiendo en todas partes. El criterio es ahora el objeto; res, lo que acontece por el transcurso de cinco años (37) o de la hipoteca a
cada inmueble debe ser matriculado en un folio especial (10/11). Respecto los veinte años (3151), ambos de la toma de razón. Son importantes ade-
de los asientos que obran en los folios reales se expiden las certificaciones más las disposiciones técnico-registrales que emiten los registros sobre las
(23 y 27), los cuales son documentos públicos de carácter administrativo; condiciones y fonnalidades que deben tener los oficios, so pena de su re-
permiten que el oficial público autorice ciertos instrumentos notariales so- chazo con los graves inconvenientes que reporta a las partes y al notario.
hre derechos reales (22, 4, Y 23).
118 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL LEGITIMACIONES NOTARIALES 119

XXVI. LEGITIMACIÓN IMPOSITIVA (1, 647) a verificación, responsabilizándose el declarante por inexactitudes y por
el gravamen mismo. Con tal motivo se llenan numerosos formularios con
Consiste en la comprobación y retención de fondos que realiza el no- el agravante de que a veces no se ha terminado de aprender el que 'rige,
tario, con el fin de justificar, por su pago, la libre deuda de impuestos, tasas cuando aparece otro diseño distinto que no siempre simplifica. Otras obli-
y contribuciones que gravan los actos notariales, sus contenidos objetivos gaciones son la constitución del domicilio fiscal y el archivo de la docu-
y los servicios prestados, con motivo de la instrumentación. En ella se mentación durante plazos diversos según los casos,
comprende todo el cOntenido económico que desarrolla colateralmente el Las obligaciones materiales consisten en el pago del tributo al fisco, con
contrato en relación al acto notarial, a los presuntos beneficios de la ope- los recursos que perciben, como responsables solidarios de la cancelación de
ración y a los servicios que el Estado realiza sobre los inmuebles y sobre la deuda, de quienes instrumentan sus actos o contratos en o fuera del proto-
los actos. colo. Dicho pago debe realizarse dentro de un plazo que la voracidad del fisco
suele acortar excesivamente; su exteriorizaeión provoca más planillas y de-
claraciones juradas. Si hubiere atraso, el notario paga el importe del impuesto,
l. Carácter del notario su actualización, multa e intereses, lo que se realiza con una rigurosidad que
supera mucho a la que se aplica a los propios agentes de la administración.
Desde el enfoque impositivo el notario asume tres caracteres: sujeto
pasivo como agente de retención y de recaudación, agente de información
y asesor de las partes. Como agente de retención y recaudación percibe 3. Actos anteriores y posteriores
dineros en ámbito oficial: impuesto de sellos, ITI, tasas por servicios y
otros. Como agente de información comprueba recibos, boletas de pago Entre los actos anteriores se halla el de solicitar certificados regis-
planillas, certificados, constancias, asientos oficiales y privados; realiza trales, de dominio e inhibiciones (23, 17.801), pagándose una tasa por el
imputación notarial a las normas impositivas y a declaraciones de par- serv:icio que prueba la libre disposición de los sujetos y del inmueble; los
tes, liberación de certificados, notas informando inexistencia de fondos, certIficados que informan la situación del inmueble en varios aspectos:
numerosas consultas, actos exentos o que evitan retenciones. Ahora se el de catastro, ubica el bien raíz, lo describe y consigna la valuación; los
agregó el con. municipales sobre servicios de alumbrado, barrido, limpieza y otros; los de
Su carácter de asesor desdobla su contenido. Como asesor funcional, servicios determinados, por ejemplo, agua, luz, pavimento, etc., zonas de
esto es, en su función pública conectada con el protocolo, debe ilustrar a seguridad, transferencia de fondos de comercio con otros.
los sujetos acerca de las situaciones y consecuencias impositivas de los Si aparecen deudas en los certificados del inmobiliario, servicios
actos jurídicos que aquéllos le presentan y pasan ante él. Como asesor municipales y otros, el notario debe comprobar su pago con las boletas,
profesional, es decir, como perito en determinado ámbito de conocimiento, procediendo a liberarlos, a menos que las normas indiquen que lo haga la
c\ tributario, activamente puede plantear a los rogantes la ventaja de refor- administración pública; retendrá las sumas que no hayan sido pagadas, más
mular el acto o contrato que le presentan con el objeto de elegir la norma todos los ajustes por atraso, y pagará dentro del plazo. Otro acto posterior
impositiva menos onerosa. consiste en el pago de impuesto de sellos cuya liquidación hace con motivo
de la instrumentación.

2. Obligaciones
4. Sellos e ITI (impuesto a la transmisión de inmuebles)
Como sujeto pasivo, responsable por deuda propia y ajena, el nota-
rio tiene obligaciones formales y materiales. Las fonnales constituyen tres El primero corresponde a la legislación local. Sin referirme a deter-
grupos: los certificados de deuda en distintos rubros (11.683), las declara- minadas leyes, podemos decir que todas aceptan estos cinco requisitos:
ciones juradas sobre liquidación de los impuestos, tasas y contribuciones el hecho imponible recae sobre actos o negocios jurídicos en el sentido
y los comprobantes que acreditan el pago de la deuda. Todos están sujetos del art. 944; dichos actos deben ser de carácter oneroso exclusivamente;
120 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL LEGITIMACIONES NOTARIALES 121

precisan además de una norma expresa para su creación; deben ser actos que ya tenían los tabeliones, convierten en vacías las repetidas quejas de
documentados, conforme al principio de instrumentación ahora pacífica- que él no es recaudador del fisco. A esta altura entiendo que teóricamente
mente aceptado; tiene carácter territorial, recayendo sobre bienes raíces del no se puede perder tiempo en argumentar sobre el asunto. Considero una
lugar o sobre negocios cuyos efectos se produzcan dentro del territorio. El actitud plausible la que acepta esa involuntaria y forzada carga, procuran-
notario retiene y percibe su monto para pagar dentro de plazos con decla- do, eso sí, que no sea tan cargante, como por ejemplo el sambenito de la
raciones juradas. solidaridad en la deuda con el contribuyente.
El ITI es de carácter nacional y eliminó los beneficios eventuales.
Fue creado por ley 23.905/91; la práctica obra en la Resolución General
3319/91 del organismo respectivo. XXVII. LEGITIMACIÓN DE PERSONERÍA. REMISIÓN (1,399; 5, 199)
Pagan este impuesto la enajenación onerosa de inmuebles, cesión de
boletos, transferencia de cuotas y participaciones sociales y otros, si no Consiste en la verificación de la existencia de poder o documentos
están gravados por ganancias. En los casos indicados se aplica una alícuota habilitantes y crítica de sus facultades. El notario califica la personería del
del uno y medio por ciento sobre el precio total, haciéndose constar en el representante por medio de un hecho notorio que se afirma, de documenta-
protocolo lo retenido o la causa de no retención. ción acreditativa, cuyas facultades legaliza y bastantea en relación al acto.
El organismo recaudador puede observar las liquidaciones; transcu- La personería invocada por el sujeto en la intervención, sector de la com-
rrido un plazo sin impugnar, las liquidaciones quedan firmes y definitivas. parecencia, se justifica plenamente ahora.
Si el notario no está de acuerdo puede rechazar las observaciones dentro Desde el punto de vista formal, es un sector de la escritura en la cual el
de plazo, abriéndose el proceso contencioso-administrativo, que en general notario, luego de calificar y legalizar las facultades y las formalidades que
tiene estas etapas: recurso de reconsideración, apelación ante el director presentan los documentos, procede a referenciarlos por remisión a otros
general, apelación y nulidad o queja ante tribunales fiscales y aun la de- documentos con indicación tópica, esto es, fecha, notario, folio, registro,
manda contencioso-administrativa ante el supremo tribunal. Las infraccio- concretamente, o transcribirlos íntegros o en lo pertinente, cumpliendo las
nes pueden ser: mora en el pago, incumplimiento de los deberes formales, normas legales sobre su anexión, cita y otros que establece la norma civil
omisión, defraudación fiscal; a ellas corresponden como sanción los recar- (l003).
gos y multas, sanción penal, etc. También existe un procedimiento especial Lo primero que hace el notario es verificar la existencia fisica del
para los contenidos penales. poder. Si no hay documentación habilitante no puede aceptar intervención
en tal carácter, pero sí que quien comparezca lo haga como gestor o estipu-
lante si así lo indica, pero esto sólo para el adquirente (párr. 20). Notarial-
5. Derecho tributario notarial mente y de manera ordinaria no son admisibles los gestores de titulares de
dominio en lo que se refiere a actos dispositivos, aun cuando la actuación
El conjunto de normas tributarias referidas al notario y a los actos pudiera ser extraordinaria, caso de la venta ajena; a veces resulta válida en
cn que éste interviene pueden constituir una nonnativa especial, ya que si ciertas actas (1330).
bien los impuestos, obligaciones formales y materiales, y procedimientos Luego debe estudiar las facultades verificando si son suficientes para
parecen comunes con otros sujetos a los cuales la ley tributaria se dirige, el acto. Pero aun en este caso se observa una diferencia: si el poder de quien
ninguno de ellos cumple la función del notario en referencia a su proto- pretende transmitir no tiene facultades suficientes, el título es observable;
colo. En consecuencia, todas aquellas normas que pueden aparecer como pero si lo fuere para el adquirente, la teoría de la conversión puede salvar
indistintamente aplicables a unos y otros se hallan iluminadas por el es- el acto, considerando, v.gr., una compraventa como gestión de negocios.
corzo particular de la función notarial, y desde este punto de vista queda En cuanto a la forma, el arto 1184 establece cuándo es necesaria la escritura
coloreada por ella con matices diferenciales. No se trata de inventar una pública, y el 1881 cuándo se precisan poderes especiales. Las operaciones
especialidad, sino de observar la realidad jurídica. materiales de ejercicio son las mismas y han creado en la jerga notarial el
La tentativa para especificar el "derecho tributario notarial" propicia- verbo y sustantivo bastantear y bastanteo, que significa declarar bastante el
da por algunos notarios desde antes de mediados del siglo, y la carga fiscal poder para el acto. El tema se completa en el capítulo XII.
CAPÍTULO X

INSTRUMENTO NOTARIAL

Un documento es protocolar por hallarse en el protocolo; pero esto


no lo convierte en instrumento notarial, aunque se hallen perfectamente
redactadas la comparecencia, las declaraciones complementarias y las le-
gitimaciones notariales. Faltan dos pasos: la firma de los sujetos, previa
lectura que permite conocer el negocio; pero sólo con la firma del notario,
la autorización, logramos alcanzar el documento notarial. Tal autorización
es la completio medieval, la última de las publicaciones que se expresaba
con el actum est (está acabado). Las dos primeras, lectura y firma de las
partes, constituyen el otorgamiento.

XXVIII. OTORGAMIENTO (1, 453 y 421; 2,228,349,392; 3, l, 227, 259;


4, lII, 697; 5,225)

El otorgamiento corresponde a las partes; éstas aceptan lo que el no-


tario les hace decir y conforman la redacción que expresa sus voluntades.
El otorgamiento consta de dos pasos: la lectura y la firma. Podemos con-
ceptuar el otorgamiento como aquella actividad exclusiva de las partes o
sujetos negociales que, oída la lectura del instrumento, exteriorizan su con-
sentimiento sobre fondo y forma, por medio de la firma consignada al pie
dc la escritura pública. Los únicos que otorgan son los sujetos negociales.
I~I resto de los sujetos netamente instrumentales no son parte del negocio,
testigos, peritos, compareciente en actas.
I .~,I MANIIAL D[\ DERECHO NOTARIAL INSTRUMENTO NOTARIAL 125

1. Lectura convencional; en muchas firmas los signos resultan ilegibles; implican que
el documento se halla terminado e íntegro y que no falta nada de lo que los
El otorgamiento es la adhesión sustantiva de fondo y forma, consen- sujetos instrumentales declararon.
I imiento geminado en Núñez Lagos; exige que los sujetos negociales e En la Edad Media no se firmaba; en la primera época sólo se registra
ill(;luso los instrumentales conozcan la redacción y su contenido por medio la autorización del oficial; más adelante las partes signan el instmmento
de la lectura, que en nuestra legislación es un requisito previo a la firma con el crismón, esto es, el signo de la cruz, que implica además un jura-
de la escritura. La Pragmática de Alcalá, dictada por Isabel la Católica, en mento religioso. La firma es moderna; debe ser autógrafa y puede variar
1503, ordenó que "los dichos escriuanos las lean, presentes las partes y tes- con el tiempo y aun dentro del mismo día. La norma civil dispone la nu-
ligos". Para el caso de sordos y de quienes no entienden el idioma nacional lidad de las escrituras que no tuvieran las firmas de las partes (l004). En
hay normas especiales (999, 1000). consecuencia, son válidas las firmas con tintas de color o no admitidas,
Dos aspectos hay en la lectura: el hecho real e histórico de haber leído puesto que su uso no puede anular las escrituras, pero somete al notario a
el instrumento y la constancia o valor de la mención auténtica de la lectura. una medida disciplinaria.
lJ na cosa es leer y otra decir que se ha leído, esto es, el hecho obra en la Como la ley ha impuesto la nulidad de la falta de firma en fonna expresa,
dimensión acto, la constancia en la dimensión papel. Para la apariencia ju- esa nulidad es manifiesta, hace presumir mala fe en el poseedor y no puede ser-
rídica resulta más importante la última, pues al haberse consignado que se vir de base para la prescripción, afectando inclusive al arto 1051 (1001, 1004,
leyó la escritura, se atribuye a las partes conocimiento del contenido y de la 1038,4009,4012 y nota). El instrumento público requiere esencialmente para
redacción. Si tal hecho fuera negado se deberá probar la falsedad por que- su validez que esté firmado por todos los interesados; si alguno o algunos de
rdla, por tratarse de un hecho que se dice realizado por el oficial público. los cointeresados solidarios o meramente mancomunados no 10 firmasen, el
El sujeto activo de la lectura comúnmente es el notario; los sujetos pa- acto sería de ningún valor para todos aquellos que lo hubiesen firmado (998).
sivos son los comparecientes. Debe realizársela de una sola vez, 10 que fija La falta de firma nulifica el instrumento, pero no el contrato (párr. 24.b).
la unidad de acto. Como elemento real de la lectura se halla 10 que lee el El 80; 404 expresa que "En los casos de pluralidad de otorgantes en
notario. Las partes tienen derecho para verificar directamente, por sí o por los que no hubiere entrega de dinero, valores o cosas en presencia del no-
asesor, la totalidad de los documentos que integran cualquier,aspecto del tario, los interesados podrán suscribir la escritura en distintas horas del
instrumento principal. El modo de leer es en voz alta, clara e inteligible. mismo día de su otorgamiento, dejándose constancia en el protocolo. El
Si las partes desean algunos agregados, se escribe las cláusulas aditi- procedimiento podrá utilizarse siempre que no se modifique el texto de-
vas, cuyo fin es ampliar el contenido, aclararlo, expresar variantes no con- finitivo al tiempo de la primera firma". El 107 del reglamento 3887/98
lempladas en el texto; se debe cuidar de no introducir contradicciones. Si la bonaerense es similar.
escritura estuviera concluida en su redacción, las adiciones se las introduce ¿Cómo se hace para que no pase una escritura firmada sólo por las
(;011 las expresiones En este acto o estado, las partes desean aclarar, o ex- partes, siempre que no esté autorizada por el notario? Las leyes admiten
presan, o manifiestan; o bien: Reabierto el acto, y fórmulas similares que que finnado el documento por todos, sin que el notario lo haya autorizado,
deben concluir de nuevo con las cláusulas de firma y lectura. La omisión de se puede considerar que no pasó si conforman cuantos lo suscribieron, la-
la lectura no provoca la nulidad del acto, como en España, pero el notario brando nota en que las partes así 10 expresen, reiterando sus firmas debajo
es pasible de multa (1004). En Italia es posible no leer, a petición de parte, del acta; al pie de esta última, va una sola vez la firma del notario. De tal
pero haciéndolo constar expresamente. modo, los mismos sujetos que habían suscripto el documento principal,
suscriben el acta complementaria en que exteriorizan su voluntad de tener
por no pasado el acto; luego firma el notario (147,9020; 74, 404).
2. Firma

Es la representación gráfica del nombre y apellido de una persona,


hecha de su puño y letra, del modo que acostumbra y normalmente al pie
del instrumento; acredita la prestación del consentimiento. El grafismo es
126 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL INSTRUMENTO NOTARIAL 127
3. Otras firmas Comprende otros contenidos: por su firma el notario asev~r~ l,a ve-
racidad del texto; afirma la legalidad del instrumento, responsablhzando-
Firma a ruego es la que, a petición del rogante, estampa otra perso~a se por cumplir requisitos normativos; asegura la calificación ~e los actos
en instrumento notarial, debido a analfabetismo o enfermedad temporana
y legitima intervenciones. La autorización es la úl~ima operaCIÓ? formal,
o permanente, debiéndose dejar constancia del ruego y del motivo. Si al-
interna al instrumento, que por tal hecho se conVierte en notanal. Suele
guna de las partes no sabe firmar debe hacerlo a su nombre otra persona incluir los salvados, el sello y, donde fuere práctica, la rúbrica y el signo
que no sea de los testigos del instrumento, siendo nulas las esc~it~ras que notarial.
no tuviesen la firma a ruego, cuando no saben o no pueden escnblr (1001,
La dación final de fe -que no es obligatorio expresar- es una fór-
1004). Los presupuestos son tres: a) declaración del sujeto de que no sabe
mula consagrada que precede a la firma ya los salvados. No in~luye la fe
o no puede firmar; b) que pida a otro que lo haga por él, no pudiendo ser
de conocimiento, que es específica de la individuación de los sUJetos. Con
testigo (salvo en testamentos, 3661); y e) que se haga constar documental-
el doy fe, el notario expresa que los dichos y hechos redactados o narrados
mente los dos anteriores.
son verdaderos; pero no es obligatorio consignarla en forma expres~.
Se debe respetar el interés jurídico diferente; así, un comprador podría
El ante mi es un antefirma; tampoco existe precepto que la eXIJa; por
finnar a ruego de los otros compradores que no sepan o puedan firmar; un
costumbre se adiciona en nuestro país; su falta no hace observable el título.
acreedor hipotecario por otro acreedor, respetándose el concepto de parte.
Algunos la rechazan pues consta en la comparecencia. Es un resabio de la
En cuanto a la causa del impedimento no bastaría con indicar a secas que
actuación como actuario cuando legalizaba la firma del juez, y así acon-
no puede firmar, sino establecer que le falta la mano, que ti~ne lepra, que
teció en la justicia de la Capital y de las provincias. La firma registra el
está enyesado. Alguna sentencia sostiene que no es necesano llegar a tal
nombre y apellido del notario, pero éste puede elegir si ha de escribirlos o
extremo 10 que parece más racional (RdN, 1481/79).
no, si 10 hace íntegramente o abreviado o con los signos h.abituales. .
En'cuanto a la impresión digital, el sistema dactiloscópico ha fijado
Las firmas y sellos se registran en los colegios notanales con motIvo
un medio técnico para identificar a las personas. El Código Civil exige la
de la asunción del cargo y, por su cotejo, se legalizan los instrumentos
finna a ruego, y no que se tome la impresión digital; ésta, sin emb~rg.o, está
expedidos. El sello es un elemento normativo que contribu!,e a la in.di-
impuesta por alguna ley notarial (157, 9020). La firma a ruego S111 Impre-
vidualización del autor, aclara la firma y, procedente de qmen 10 emIte,
sión digital es 10 correcto, pero no a la inversa. Los títulos a los cuales falte
coadyuva a la autenticidad externa de aquél; su falsificación y uso indebido
la firma a ruego son observables, pero si no está la impresión digital, el
está penado por ley (135, 9020).
título es perfecto y, a 10 sumo, el notario se hace pasible de alguna sanción
disciplinaria.
2. Salvados
XXIX. AUTORIZACIÓN. SALVADOS (2, 231; 5, 212)
El Código Civil dispone que el notario debe salvar al final de la escri-
tura, de su puño y letra, 10 que haya escrito entre renglones y los. testados
l. Concepto
hechos siendo anulables los instrumentos públicos cuando tUVIeren en-
La autorización es el acto mediante el cual el notario, con su firma l11iend~s, palabras entre líneas, borraduras o alteraciones en partes esen-
autenticante, asume la paternidad del instrumento para constituir fehacien- ciales, como la fecha, nombre, cantidades, cosas, etc., no salvadas .al fina~
temente hechos y dichos de las partes, los suyos propios y el instrumento. ( 1001 y 989). Con los notarios antiguos, se sabía en forma 'preCIsa que
1\sto en sentido material. Formalmente es aquella parte del instrumento
comprendían las cláusulas etceteradas, pero no resulta 10 mismo con el
notarial en que el oficial público pone su firma. Es acto propio del notario. Código ni la jurisprudencia. Conviene ser restrictivo. .. .
l ksde ese momento se convierte en instrumento notarial, independizándo- ¿En qué consiste el salvado o salvatura? En manuscnblr el notano? al
se de su mismo autor (992). final del instrumento, todas aquellas palabras que en el texto han padeCido
alguna modificación o se hallan fuera del.lugar correcto; igualmente, en
completar los espacios vacíos que necesanamente hay que llenar. El sal-
12H MANI IAL 1>1\ DLiIWCHO NOTARIAL INSTRUMENTO NOTARIAL 129
vudo ~'esgtlarda del delito de adulteración, una de las fonnas de falsedad XXX. UNIDAD DE ACTO (1, 409; 2, 356; 3, 1, 487; 4, 111, 819; 5, 234)
matenal o corporal contraria a la autenticidad externa.
" ¿ C~mo se hace? El notario de~e salvar por palabras legibles y enteras, Recordando las unidades del teatro clásico, podríamos decir que en
de su puno ~ letra, dentro de los margenes de la escritura. El procedimien- la audiencia hay unidad de tiempo y de lugar, de acción y de personas. En
to, manuscnto o n:e.canografiado, es exigible en su integridad, pero las cuanto a las personas, sabemos que la comparecencia resulta ser la s~}a
normas suelen admItIr como excepción lo que complete y corrija el autori- de reunión en la cual convergen los sujetos, porque se trata de una seSIOn
Z<lnte de su puño y letra (134, II~ 9020). Esto quiere decir que en el propio notarial. Desarrollan sus papeles, comprador, vendedor, acreed?r, deudor,
cuerpo del lllstrumento el notan o puede manuscribir. El sistema significa exponiendo cada uno a su tumo, pero la totalidad de los personajes se halla
alto respeto por el notario, pero es recomendable obrar con prudencia y no
abusar de estas posibilidades. en el mismo escenario. . .
Además la unidad de acción: en primer lugar, porque eXIsten mtereses
Los salva~os son de varias especies (63, 404 Y4p, reg. 1624). En otro comunes, convergentes y coherentes; luego, está el rito fo~al del cual
I~g.~r, al qu~ slgo.(Práctica notarial, 2, p. 142), se me ha ocurrido una di- participan los sujetos y el notario. Este rito formal puede frac~IOn~rse pero
VlsIOn senCIlla y SImple que podría aceptar cuatro formas: sobrerraspado o comprende varias etapas en los últimos sectores de la audIencIa: de un
sobre borrado, enmendado y testado, en la misma línea; interlineado fuera lado, el otorgamiento de las partes, que comprende la lectura y la firma, y
de ella. En el sobrerraspado se vuelve a escribir sobre lo que fue raído de otro la autorización del notario.
borrado. o quitado.(corrector). Normalmente es el salvado más frecuente: L~ unidad de tiempo establece la continuidad que se desplaza entre
~~ en~Ienda consiste en la sustitución de una palabra por otra o en la rec- el otorgamiento y la autorización; en cuanto a la unidad de ~ugar, ~e ~alla
tIficaCIOn de letras o sílabas erróneas, cubriéndolas o sobre imprimiéndolas establecida en la oficina del notario dentro de su compete~cIa terrItonal .0
por otras correctas que se enciman.
en el lugar en que fue requerido, lo que acontece e~ las escnturas. Una soh-
. P~ra testar se tacha parte del texto de la escritura con el objeto de citud de notificación, requerimiento o comprobaclOn hecha por acta abarca
sup~l1mrlo para que no valga y se tenga por no escrito; pero se lo debe la constitución, primero en la oficina, y luego fuera de ella al lugar en que
r?ahzar en forma tal que permita leer el texto que se dice testar. Las entre- se realicen los actos solicitados. .
Imeas o entrerrenglonaduras consisten en lo que se escribe entre dos líneas . y cuál es la realidad indisimulable? ¿Qué podemos pensar de escn-
o renglones; según alguna sentencia, no puede haber dos entrelíneas (RdN, turas ~e poder otorgadas por treinta personas, modifica.ci?nes de .reglamen-
148 J Y221 0~7.1, y RN, 166/71); personalmente opino que el notario asume to en que comparecen veinte, divisiones de condomlll~o pract~c~das, por
la responsablhdad por lo que seguramente se ha visto forzado a hacer y cincuenta? ¿Les añadimos los cónyuges para el consentImIento. (,Q~e su-
entonces salva. No conviene aferrarse a la palabra.
cedía hace algunos lustros cuando en dos años se firma?~n3.000 esc~Itur~s
El arto 989 menciona como partes esenciales a fecha, nombres canti- de un loteo en que el vendedor prácticamente debía yIVlr en l~ escnbama
dades, cosas, etc. Conviene limitar los ejemplos, restringirlos a uno; pocos casi más que el notario? ¿Cómo compaginar.u~a reahdad ~cucIante que se
casos y aun ~clarar al Código. Fecha y nombre, impuestos por los arts. 1001 ríe de las normas, con las angustias del notano llltentando lllfructuosamen-
~ 1004; en~tet;Ido que exclusivamente son los de la comparecencia; otras te cumplirlas? ¿Recordamos los protestos?
lechas, naCImiento de personas, certificados, transcripciones, ni el nombre y a todo esto ¿qué dicen las leyes? La venerable ley 1893, que en
de otras partes (v.gr., en legitimación de títulos, contenidos de certificados 1986 cumplió un centenario pasado por alto, decía e~ su arto 21~: "El
Y, otros), no deben ser sa~cionados. Ca~tidades: una cosa es el precio glo- otorgamiento de la escritura, firma de las partes, tes.tI?os y escn~ano,
bdl y otra las s~mas'parcIales; las medIdas superficiales y lineales cuando debe hacerse en un solo acto. El escribano que contravlll~ere a esta dISpo-
hay l?lano, deSIgnacIOnes de lotes, y similares no pueden actualmente ser
sición, haciendo firmar a las partes o testigos e~ acto~ ~I~erentes o fue:a
conSideradas anulables. Además, el acto instrumentado es válido hasta que de la presencia de unas y otras, será destituido, sm perJUICIO de las de~~s
st.:a <l~ulado (1046). ~uando no hay espacio conviene recordar lo de partes responsabilidades en que pueda incurrir": ¿Cóm~ se hace para de~tltUlr
t.:sl.:nclales para no dIsminuirlo salvando aquello que no lo es.
no a las personas, sino a las circunstanCIas presIOnantes de esta epoca
masiva?
1\11 "'tANII¡\I /l/' 1I1'IWCI/O NOTARIAL

1, Y tlll~ dku U lodo esto la norma de fondo? El Código Civil distingue


pcr/Cl:llIllltll1tl.! I'lItl'll los testamentos (3658, 3667) Y los actos entre vivos.
1\1111'1. 100 I , que I.!slablcce con detalle todos los elementos fOlmales de una
I.!scritUnl, y el art. J 004, que fija expresamente las nulidades, nada dicen
tll respecto. En consecuencia, debemos pensar que la unidad de acto se
busa en una costumbre, nonnal y posible en otras épocas y aun en ésta
para numerosísimos actos, basada en otra costumbre que arranca desde la
ILlgislación hispánica.
La doctrina en general acepta que la unidad de acto constituye un
LlfLlmento extrínseco fonnal del acto notarial, es decir, no atañe ni a la sus-
tancia del acto ni a la esencia del rito fonnal, como la firma de las partes. Se
halla ligada al principio de inmediación y lo presupone porque uno de los
que necesariamente debe estar presente es el notario. Desde este punto de
vista se hace altamente aceptable la ilustre opinión de Pelosi, quien sostie- CAPÍTULO XI
nLl el criterio de que la unidad de acto se cumple por medio del escribano,
que sí debe estar presente al finnar cada uno de los interesados (234). ACTUACIÓN POR SÍ
El Anteproyecto de ley de documentos notariales, haciéndose cargo de
la realidad (excepto en testamentos), procura adaptar la nonna y dice que "en Con el tema anterior hemos completado una escritura, en la cu,al.los
los casos de pluralidad de otorgantes y en los que no haya entrega de dinero, otorgantes cumplen las condiciones nonnativ~s y norm~lle~ f~l C~dlgO~
valores o cosas en presencia del notario, los interesados podrán suscribir las . Ha al unos casos anómalos? Porque la reahd~d. es mu tIp e, sa , emo
Llserituras en distintas horas del mismo día de otorgamiento, siempre que
no se modifique el texto definitivo al tiempo de la primera firma, dejándose
~ue ~xis~en analfabetos, algunos no entien~en
el Id10ma Yt ot:~~ ~s~~s~~~
fennos . Pueden comparecer por sí en el mstrumento no ~na . (,
constancia en el protocolo" (34). En proyectos anteriores se hablaba de actos nonna; ~speciales? Todos ellos pueden ser sujetos negoclales. HfY. una
unilaterales de los cuales ahora nada menciona; por ende, se podría entender especie de sujetos instrumentales q~e todavía se aferran al protoco o, son
wmprendido cualquier contrato cuyas entregas se hubieran realizado antes. los testigos. Tales los temas del capItulo.
El sistema fue adoptado en el 80, 404 Y 107, reg. 3887
Si bien los negocios son en sí mismos otorgados en unidad de acto, por-
SLlr unilaterales, llama la atención la posibilidad que la norma civil acuerda XXXI. TESTIGOS. CASOS ANÓMALOS (1, 428; 2, 334; 3, l, 243 y 285;
en las donaciones para después de la muerte y por instrumento separado, 4, III, 175 y 656; 5,218)
tumbién para las hipotecas (1790, 1811, 3130). Aquí no hay interrupción
@ el rito instrumental, pero se pennite el desdoblamiento del contrato en
1. Testigos
/lll'll1a expresa. Las voluntades son convergentes, pero se desarrollan en
dos actos no simultáneos, ni continuos y en diversidad de circunstancias, Son quienes concurren para la celebración de ciert?s ac~os. instrumen-
con dos escrituras, es decir, con dos ritos fonnales que inclusive son dis- tales or exi g encia legal, porque así lo estime el o~clal pubhco ~ lo re-
tintos, aunque ligados. uie;aPal guno de los sujetos (1001). Como comp~reclente, el notano ~eb~
dar fe de conocerlo y abrir juicio sobre su ~apaclda~. Clases de testIgos,
1 conoc1m . iento del acto que son los propIamente mstrumentales, y los
(e , , . ,. t cto de su pro-
es ecíficos, como los testamentarios. Hlstoncamen e y resp~ .
)i~ documento y de lo actuado, el tabelión romano er~ conSIderado testIgo
~alificado, pero actualmente el notario 10 es de actuaCIOnes extradocumen-
tales (992).
132 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL ACTUACIÓN POR SÍ 133

Son testigos de conocimiento quienes, conocidos por el notario, certi- ruego debe ser persona conocida del notario, porque lo coloca en la figura
fican a éste sobre la identidad de una persona, cuya fe de conocer no puede del "mandante".
dar aquél. Tales testigos conocen al notario y al rogante. En las grandes El Código dispone que las escrituras deben ser hechas en idioma na-
ciudades resulta complicado hallar auténticos testigos de conocimiento, cional. Si las partes no lo hablan deben presentar una minuta firmada por
por lo cual sus funciones son limitadas. Resultan ser un argumento contra ellas en presencia del escribano, que dará fe del acto y del reconocimiento
la fe de conocer del oficial público, porque la sustituyen legalmente. de la firma si no la hubiesen firmado ante él, traducida por traductor pú-
Los testigos instrumentales fueron suprimidos por la ley 15.875, que blico, y si no lo hubiera, por el que el juez nombrase. La minuta y la tra-
los dejó, sin embargo, a pedido de parte o notario. Puede convenir que éste ducción deben ser protocolizadas (999). Si las partes fueren sordomudos
solicite testigos en algún acta que desarrolla él solo con algún requirente, o mudos que saben escribir, los pasos son similares: minuta cuya finna o
preparando el camino de la prueba para un futuro proceso; puede exigirlos reconocimiento se hace ante notario, protocolización y reflejo documental
en ciertas anomalías, con analfabetos, ciegos, sordomudos y otros. El crite- del procedimiento, más este agregado: exhibición de la escritura y correla-
rio para su uso es que el poder fedante del notario no aparezca exorbitante; tiva comprobación de que el interesado la lee (1000).
conviene limitarse un poco. El ciego, salvo las incapacidades establecidas (no puede ser tutor ni
Los testigos testamentarios son aquellos que asisten al otorgamiento, testigo en los instrumentos públicos), goza de la capacidad de derecho y de
modificación o revocatoria de un testamento o acto similar, como es la hecho de cualquier persona de existencia visible (398, 2; 910, 3708, 52, 53,
donación para producir efecto después del óbito del donante (1790). A este 3652, LL, 452-89), Quien no sabe leer no puede otorgar testamento cerra-
respecto recuerdo que el testamento por acto público debe ser hecho por do; el sordo sí puede hacerlo, e igualmente quien sepa escribir aunque no
escribano público y tres testigos residentes en el lugar, cuyos nombres, pueda hablar (3665, 3668, 3667). Del arto 3651 surge la prohibición para el
residencia y edad debe consignar expresamente; dichos testigos deben oír sordo, el mudo y el sordomudo de otorgar testamento por acto público.
y ver al testador y al testamento. Uno de los testigos a lo menos debe sa-
ber firmar por los otros dos; si el testador no supiera firmar puede hacerlo
por él alguno de los testigos, en cuyo caso deben ser dos testigos los que XXXII. Los MENORES EN LA ESCRITURA
lirmen. Si el testador sólo testa en idioma extranjero, se necesita dos intér-
pretes que harán la traducción, debiendo redactarse el testamento en ambos En el régimen posterior a la ley 17.711, que modificó el Código Civil
idiomas y los testigos entender ambos (3654). en 1968, los menores han visto ampliada su actuación notarial. Algunos
Subsiste la obligatoriedad de testigos instrumentales en caso de fecha contextos no han cambiado. Son impúberes quienes no cumplieron catorce
cierta (1035, 2) para instrumento privado reconocido por dos testigos ante años y adultos desde esa edad hasta los veintiuno. Cesa la incapacidad por
el notario. Si hay menores o incapaces, el inventario de muebles y del la mayor edad al cumplir los veintiún años y por su emancipación antes
estado del inmueble lo realiza el usufructuario ante notario y dos testigos de ser mayores (127/128). Los impúberes sólo pueden adquirir derechos y
(2846/47); el curador hace inventario de herencia vacante de igual manera contraer obligaciones por sus representantes necesarios.
(3541); y exactamente en la aceptación de la herencia (3370). Por último, Los menores adultos tienen capacidad para los actos que las leyes les
el ya conocido del testamento por acto público. autorizan a otorgar (55). En este sector se ha incrementado la mayor capa-
citación. Hay varias clases de menores en la escritura: los que trabajan en
relación de dependencia, poseen títulos habilitante o trabajan en forma in-
2. Casos anómalos dependiente sin título; además se hallan los emancipados por matrimonio,
y los habilitados civil o comercialmente. Hay otros temas que sólo vamos
Al hablar del firmante a ruego, hemos anticipado el caso de quienes a insinuar.
110saben o no pueden firmar (párr. 28). Villalba Welsh sostiene que puede
Ilrmar a ruego un menor de edad, en las mismas condiciones que para ser
mandatario (1897), y que el rogado puede firmar por más de un compare-
ciente que constituya la misma parte. Además, por analogía, el firmante a
IJ4 MANIIAI 1>1' I)/IIOI( 'II() NOTARIAL
ACTUACIÓN POR SÍ 135
l. Trllbll.lo. CIlPlll.'ldlUI hlhor'ul
2. Emancipados por matrimonio
Desde los dil.lcioeho linos el menor puede celebrar contrato de trabajo
en actividad honesta sin consentimiento ni autorización de su representan- Si los menores se hubieren casado sin autorización no tendrán hasta
te, quedando a salvo al respecto las nonnas del derecho laboral. El menor los veintiún años la administración de los bienes recibidos o que recibieren
puede administrar y disponer libremente de los bienes que adquiera con el a título gratuito, continuando respecto de ellos el régimen legal vigente de
producto de su trabajo y estar en juicio civil o penal por acciones vincula- los menores, salvo ulterior habilitación. Si se exterioriza el consentimiento
das a ellos (128). Para denunciar origen de dinero que aplica, parece que paterno, la emancipación produce el efecto de habilitar a los casados para
basta con indicar trabajo, empleador y domicilio de éste. Una vez titular, todos los actos de la vida civil, salvo lo dispuesto en los arts. 134 y 135,
puede disponer libremente del bien adquirido. aunque el matrimonio se disuelva en su mayor edad, por muerte de uno de
ellos, tengan o no hijos (133).
Capacidad profesional. El menor que hubiere obtenido título habili-
t~u1te para el ejercicio de una profesión podrá ejercerla por cuenta propia En cuanto a los bienes de carácter oneroso: el menor debe justificar
Slll necesidad de previa autorización. El menor puede administrar y dispo- su estado civil; si todavía es menor cuando enajena conviene comprobar
ner libremente de los bienes que adquiera con su trabajo y estar en juicio nuevamente el casamiento con la partida o libreta. Tratándose de un bien
civil o penal por acciones vinculadas a ellos (128). Orelle define al título ganancial, el titular menor habilitado dispondrá de él a título oneroso o
habilitante como aquel que deriva de un estudio disciplinado, expedido por gratuito, contando con el consentimiento conyugal o autorización judi-
llutoridad competente, siempre que la profesión u oficio se halle debida- cial (1277, 1807,2). Los bienes habidos a título gratuito antes o después
mente reglamentado (RdN, 817/68). Puede ser un título secundario. del matrimonio no puede disponerlos a título gratuito ni con autorización
judicial; sí pueden hacerlo a título oneroso mediante acuerdo de ambos
Menor sin título con trabajo independiente. Se presume que los hijos
de '¡¡milia adultos, si ejercieren algún empleo público o alguna profesión cónyuges, si uno de ellos fuera mayor de edad, o con autorización judi-
cial (135).
o industria, están autorizados por sus padres para todos los actos y con-
tratos concernientes a ellos. Las obligaciones que de estos actos naciereh
rccaer(¡n únicamente sobre los bienes, cuya administración y usufructo o
3. Habilitación. Civil
sólo el usufructo, no tuvieren los padres (283). Alejandro Gazzotti -con-
11'11 qllielles opinan que talmcnor no tiene la capacidad acordada en el arto
Establecida por la ley 17.711/68 y modificada por la 23.264/85, que
':'K expresa: "¿Qué mcjor prueba de capacidad que el éxito obtenido en
cambió el régimen de la patria potestad atribuyéndola a ambos progeni-
IIqlll'llo quc intcntó? Si tiene bienes producto de su trabajo autónomo de
tores. Los menores con dieciocho años cumplidos podrán emanciparse
ION l'1IIt1l'S prdl~nde disponer, es porque el éxito ha coronado sus esfuerzos"
Wltl,w, 1. .~). por habilitación de edad, con su consentimiento, y mediante decisión de
quienes ejerzan sobre ellos la autoridad de los padres. La habilitación se
Huqlll'l M. I,CZHIlII (LL, 140) discurre así: "Si puede celebrar un con- otorgará por instrumento público (131). El art. 264, en sus varios incisos,
Il'lIto tlt' dOlllll'ión n:lutivo a cse dinero (1807, 7), bien puede celebrar otro
lija las diversas situaciones: hijos matrimoniales; caso de separación de
l'lI qll~, CI1 vez de cntrcgarlo sin recibir nada, lo da a cambio de otra presta-
hecho, divorcio o nulidad de matrimonio, ambos padres; hijos extrama-
l'ión. Puede scr que, 11 causa de su inexperiencia, la compra resulte mal ne- lrimoniales, por el o los progenitores que lo reconocieron a quien tenga
god(l, 1)L~ro gelleralmente tampoco constituirá uno muy brillante la entrega la guarda.
(k~ eso SUlIla como regalo". Sostiehe que el arto 128, en cuanto a la libre Los habilitados civilmente adquieren capacidad de administración
mlil1inistración y disposición de los bienes que obtengan con su trabajo, no
y disposición de sus bienes; de los recibidos gratuitamente sólo tienen la
hillllterado la situación anterior, porque ya la tenían desde los catorce años
los adultos del art. 283. administración, salvo que cuenten con autorización judicial para dispo-
lIerlos onerosamente (135). Este habilitado, al comparecer ante notario,
debe justificarse con la exhibición de la escritura de emancipación da-
tiva, debidamente inscripta en el registro de estado civil y capacidad de
IlIs personas e igualmente su vigencia por certificado expedido por dicha
MANUAL DE mmHCllO NOTARIAL ACTUACIÓN POR SÍ 137

repartición, que suele tener VII 1idci', de quince días según las provincias. En cambio, no es necesario el consentimiento en otros casos: afecta-
Habilitación comercial. 1,:1 código re..§.~ctivo establece la capacidad ción de bien de familia, bien propio sin hogar conyugal; boletos de com-
Icgal para ejercer el t~()llIl'rci(), a toda person~e según las leyes tiene praventa no obligatoriamente registrables; sus cesiones y rescisiones;
In IH'II't' IIdminjstl'nclt"11 ti\.: sus bienes; en cuanto al mayor de dieciocho cesión de cuotas en sociedad comercial en participación y en sociedades
UnON, ,ptll'dl~ lIJt'I'l'('r el comercio con tal de que acredite estar emancipado de hecho, socios recedentes en transformación, división de condominio
(1 huhdifudo legulll1\.:l1te (2/] O), para lo cual puede servirle también la ha- de bienes propios sin hogar conyugal; asunción de hipoteca preexistente,
hllitul'lón civil. Una vez habilitado por autorización paterna e inscripción constitución de hipoteca por saldo o a tercero para comprar, cancelacio-
el\.: ellll,. el menor es reputado mayor para todos los actos y obligaciones nes, cesión de pagaré hipotecario, letras de cambio, afectación o des-
comerCIales. Igualmente el hijo mayor de dieciocho años asociado al. co- afectación de prehorizontalidad, reglamento de copropiedad, renuncia de
mercio del padre. usufructo.
Par~ concluir, el mayor d~ dieciocho años puede testar (3614), tie-'. El consentimiento conyugal no se confunde con el poder: el poder es
ne capacIdad procesal en lo den vado de su relación laboral o profesional otorgado por el titular del derecho que pennite actuar sobre su propio patri-
(,128, 283), ~l c~mercia~te puede ser demandado en)uicio hipotecario \)Í monio; debe ser de representación voluntaria, no se puede forzar y debe ser
\.:ntrar en qUIebw o pedIr su concurso (11/12, 19); Igualmente el menor anterior al acto. En cambio, el consentimiento es otorgado por el cónyuge
puede ser apoderado (1897/98). La situación del menor en derecho inttJr- no titular del derecho, no obra sobre su propio patrimonio, sino sobre el
naci~l~a~ privado la :o~templan los arts. 138 y 139. El extranjero que mud~ del cónyuge; por último, según la nonna civil, el consentimiento conyugal
donllc~110 a es~a rep~bhca y fuese mayor o menor emancipado según la ley no prestado puede ser subsidiado o sustituido por autorización judicial, y
arg,entma, ser.a conslde:-ado tal, aunque no lo fuese en su país; el segundo también puede ser posterior al acto.
artIculo, ,a la mv:ersa, SI ~uese n:ayor o menor emancipado según las leyes Podemos distinguir, a su vez, el consentimiento conyugal del con-
de su pms de ongen, sera conSIderado tal, aun cuando no lo fuese por las tractual. El consentimiento conyugal es unilateral y no exige acuerdo de
leyes argentinas. partes; no es elemento esencial constitutivo, no se refiere a la validez, sino
a la eficacia del negocio, puede ser suplido judicialmente y no tiene la ini-
ciativa del contrato. En cambio, el consentimiento contractual es bilateral
XXXIII. CASADOS. CONSENTIMIENTO CONYUGAL y se basa en el acuerdo de partes; resulta ser elemento constitutivo del ne-
gocio, cuya validez de él depende, no puede ser suplido judicialmente (no
¿Cuándo es necesario el consentimiento conyugal, aspecto por el cual es forzoso), tiene la iniciativa del contrato y puede iniciar juicio sumario
tratamos de los casados? Según el arto 1277 hay seis elementos: a) materia- para suplir el consentimiento conyugal.
les: actos de disposición sobre bienes gananciales; y b) fonnales: que cons- También se distingue de la propia autorización judicial, ya que ésta la
tcn en. documentos registrables obligatoriamente. Caso de que el cónyuge expide el juez heterónomamente, sustituyendo la voluntad del consentidor;
no qUIera o no pueda dar el consentimiento conyugal, se debe gestionar el interés protegido es del consentidor y de la familia; necesariamente debe
la autorización judicial sustitutiva o subsidiaria (casus voluntatis, casus conocer del acto, y no es posible que acepte condiciones que perjudiquen
impotentiae). ni material ni moralmente; por último, debe ser especial, no pudiendo ser
Confonne, pues, a la nonnativa y las interpretaciones corrientes debe general. El consentimiento conyugal se expide autónomamente, mira al
constar. tal consentimiento en estos casos principales, tratándose de bienes interés del consentidor, quien puede no conocer del acto, siendo posible
gananCIales, boleto de compraventa de leyes 14.005 y 19.724, sus cesione,; que acepte condiciones perjudiciales.
y rescisiones; créditos derivados de derechos reales, transferencia de cuo- A pesar de alguna sentencia esporádica, en ámbito notarial es acepta-
tas sociales de sociedades comerciales inscriptas, división de condominio do pacíficamente el consentimiento general conyugal, habiendo siJo Car-
d.onación, tr~nsferencia de fondos de comercio, cesión de crédito hipoteca~ los A. Pelo si el primero que lo sostuvo con argumentos irrebatibles. En
n.o, ve~!a, hIpoteca y otros derechos reales, sobre el hogar conyugal, mo- efccto, no surge de la ley cómo puede ser, con él no se renuncia a derecho
drfic~clOn de reglamentos en que cambia el porcentual, aportes de dominio alguno, porque es posible revocarlo; siendo un derecho -no inherente a la
a SOCIedades y otros.
MANUAL DE DERECHO NOTARIAL

persona como tal, sino en determinada situación, casado-, se debe dejar


al propio interesado que regule la extensión. El rechazo del consentimiento
general es quitar la libertad al titular, privarle de su intimidad, ahogarlo en
la felicidad a pesar de él y, en todo caso, sin él.

CAPÍTULO XII
INTERVENCIÓN POR OTROS

La representación se acredita con los documentos habilitantes (1003),


entendiendo por tales los que justifican el otorgamiento a nombre de otros,
voluntaria, legal u orgánicamente. El notario, además de calificarlos, com-
prueba que tales documentos cumplan las nonnas legales de fondo y de
forma; cabe recordar su carácter restrictivo (1882/88), el objeto y la capa-
cidad requerida (1889/1903), las formalidades (12 y concordantes) y las
clases de mandato y de poder.

XXXIV. REPRESENTACIÓN VOLUNTARIA (3,1,327; 4, III, 158)

1. Poder

La ley civil dice que el general comprende todos los negocios, y el


especial, uno o ciertos negocios determinados. También expresa que el
mandato en términos generales es sólo de administración (1878/80). La ju-
risprudencia y la doctrina han sentado que los poderes generales notariales
suelen ser una suma de poderes especiales. La doctrina alemana e italiana
establecen tres clases de poderes; más claro: el general, para administrar; el
genérico, abarca una serie de negocios, vender, enajenar inmuebles, prestar
dinero; y el especial, para uno o más actos determinados.
En muchos poderes generales, por falla del fonnulario, St'.: suele orni-
tir: a) dividir condominios; b) someter inmuebles al régimen de las leyes
13.512 y 19.724; e) elúusula especial sobre consentimiento, y si fueren
INTERVENCIÓN POR OTROS 141

l·,\n)'UW"N. t'l t'III1Nt11l1l1l1Il'III0 redproco (1277); el) falta de precisión sobre pública; b) si fuera instrumento privado, autenticidad de firmas por no-
jllil'loN U\ll'()1\1\1IWlo!ioH ( IXX 1, 16). Los poderes para donar deben ser espe- tario; e) supletoriamente rigen las normas de la sociedad civil; y el) acta
l'j¡lloH tllndknr rl hl('1I11 dOlJar (1806,6); luego no sirven poderes generales especial.
plll'll dOl1lll' y IUl1lporo los irrevocables para dichofin; sin embargo, si éstos Las sociedades civiles deben justificarse con instrumento para ac-
sigw.llI IlIs lIol'lllllS COlllunes, se los puede aceptar
como poderes ordinarios tos notariales (1662/63). Comparece cualquier socio, ya que el poder de
plll"ll dOIlIlI". 1\1 poder irrevocable tiene tres requisitos: negocio especial, administrar corresponde a todos (1676), salvo que la designación de un
limitado el1 d tiempo e interés legítimo de los contratantes o de un tercero administrador fuera hecha en el contrato (1681, 1683). Si hubiere dos o
( 1977). más administradores, cada uno de ellos puede ejercer todos los actos de la
El mandatario puede adquirir a su mandante bienes inmuebles si así administración separadamente (1692). Pero cualquier contrato cuyo objeto
se prevé en el propio poder (1918, 1361); si no se ha hecho, el mandante sea transferir o adquirir el dominio de inmuebles debe ser necesariamente
debe ratificar (1936, 1937). El mandatario puede sustituir, bajo su respon- poder especial, siendo exigible acta especial (1697).
sabilidad, el mandato en otra persona (1924). El mandato puede ser confe- Por lo general se establece un distingo. Si se trata de adquirir, la ca-
rido válidamente a una persona incapaz de obligarse (1897). Todos estos rencia de facultades no constituye objeción al título; por la teoría de la
mandatos deben ser calificados, porque la ley 15.875/61, modificatoria del conversión se salva el acto interpretando que constituye una gestión de
art. 1003, ha introducido un implícito bastanteo confiado a los notarios negocios para la sociedad. Si se trata de transferir el inmueble se prefiere
(RN, 767/77, y RdN, 1856/71). hacer comparecer a todos los socios, haciéndolos intervenir en calidad de
El arto 1881 establece cuándo son necesarios poderes especiales en 17 únicos integrantes de la sociedad y por sí; de esta manera sabemos que
incisos, de los cuales nos interesan: el 7, contrato cuyo objeto es transferir todos están conformes. Esto no quiere decir que se deba pedir inhibiciones
o adquirir inmuebles; el 15, para constituir o ceder derechos reales sobre personales, sino por la sociedad titular, porque ella dispone; igualmente no
inmuebles, hipotecas, usufructo, anticresis; el 13, para formar sociedades, se necesitan consentimientos conyugales, porque la sociedad es la dispo-
conviniendo especificar algunos contenidos (v.gr., tipo de sociedad, monto nente, y ésta carece de estado civil.
() determinación del aporte); el 3, para transigir, comprometer en árbitros,
prorrogar jurisdicciones, renunciar al derecho de apelar o a prescripciones
adquisitivas. XXXV REPRESENTACIÓN POR NOTORIEDAD, LEGAL Y ORGÁNICA
Los poderes que se deba presentar en juicio, los que sirvan para ad- (4, III, 164)
ministrar bienes y los que tengan por objeto un acto redactado en escritura
pública, deben ser hechos también en escritura pública (1184, 7). Las for- 1. Representación por notoriedad y legal
mas y solemnidades de los contratos y de todo instrumento son regidos por
las leyes del país de su otorgamiento (12). Así, los países de régimen sajón La primera ofrece varios casos. Si los requirentes afirman actuar
emiten poderes en documento privado (E.U., Israel, Alemania del Norte y como personas de carácter público: jueces, presidente, gobernador, mi-
otros). La legalización de los extranjeros comprende la firma del notario, nistros, intendentes, presidentes de bancos oficiales, obispos y similares,
legalizada por el Colegio o Cámara Notarial o Judicial, cónsul argentino en el notario debe comprobar que dicha persona ocupe tales cargos notoria-
el lugar y Ministerio de Relaciones Exteriores o apostilla (párr. 9). mente, bastando esa invocación. Además, deben exhibir la documentación
exigible para fundamentar el acto dispositivo: leyes, decretos, ordenanzas,
expedientes. La notoriedad es siempre relativa y está limitada al ámbito
2. Asociaciones y sociedades civiles geográfico en que el funcionario ejerce el cargo.
La representación por los padres es legal; también se acredita por
A las asociaciones que no tienen existencia legal como personas jurí- notoriedad, no siendo nonnalmente necesaria ni partida ni libreta (264,
dicas se las considera como simples asociaciones civiles o religiosas según 377). El menor, como toda otra persona, puede adquirir derechos y con-
el fin; estas asociaciones son sujetos de derecho siempre que cumplan es- traer obligaciones. ¿Cuáles son las facultades de sus representantes en uno
los requisitos: a) constitución y designación de autoridades rol' escritura y otro caso? ¿Qué debe exigir el notario? Adelantemos que si actúa un
142 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL INTERVENCIÓN POR OTROS 143

solo padre, debe constar partida de defunción del cónyuge, de nacimiento acta de asamblea que elige autoridades; e) acta de directorio que distribuye
o bien libreta de familia; si es hijo adoptivo será necesaria la sentencia de los cargos; d) una sociedad sin objeto inmobiliario necesitará de acta que
adopción. De 10 contrario actúan ambos progenitores. apruebe el acto; si tiene objeto inmobiliario opino que no precisa de acta
Por 10 general es necesaria autorización judicial para disponer bienes especial, atento a la teoría del órgano.
a nombre de los hijos (297); de 10 contrario, tales actos son nulos. La pro- Aunque la ley civil no lo exige, pero sí alguna norma registral (12,
hibición es clara: no pueden vender ni enajenar, ni obligar el patrimonio de 17.801), la prudencia y buen sentido, así como el consejo de los colegios no-
los hijos. Pero ¿podrá comprar para el menor? Como toda adquisición libre tariales, piden citar estatutos con escritura de constitución y modificatorias,
acrecienta el patrimonio, se entiende que quienes ejercen la patria potestad número, fecha, notario, folio, registro, lugar, inscripción; actas, citar fechas,
pueden adquirir para su hijo, sin necesidad de autorización general, y ello libro y folio o transcribir parcial. Sobre la base de esta apreciación, para las
fuere a título gratuito como oneroso, con dinero del menor, siempre que no sociedades anónimas podemos formularla sobre las demás sociedades.
haya obligaciones o gravámenes (contra: Ferrari Ceretti, RdN, 433/87). El arto 271 de la ley 19.550, modificado por la 22.903, ha zanjado una
cuestión que venía arrastrándose de tiempo. Ahora el director puede cele-
brar con su sociedad anónima los contratos que sean de la actividad de ésta,
2. Representación orgánica en las condiciones de mercado. Los contratos que violen tal disposición y
que no fueren ratificados por la asamblea son nulos. Conviene protocolizar
La ley 19.550 incorpora la teoría del órgano; por tanto, las socieda- el acto de asamblea que los aprueba y poner nota en el título originario, de
des tienen tal representación. Hagamos un repaso de las sociedades. Las dicha protocolización, para indicar que se ha subsanado el defecto.
de hecho no tienen prueba escrita y no son sujetos de derecho (25). Sin Cualquiera de las sociedades en liquidación debe acreditarse con:
embargo, no hay inconveniente en que los interesados comparezcan afir- a) expiración de término que puede surgir del propio contrato o acta que
mando ser integrantes de ella, inclusive con un nombre. La adquisición la decidió; b) designación de liquidador, si no se previó en el contrato
va a nombre personal de los socios, a quienes se tratará como a las demás originario nada, o que fuera el administrador ordinario; e) acta especial
personas fisicas, aceptando como declaración de ciencia 10 que informan que apruebe la operación que se realiza, caso de que la sociedad no
sobre la sociedad. tenga objeto inmobiliario. Los sindicatos, cooperativas, fundaciones y
La sociedad colectiva y las de capital e industria son administradas otros deben justificarse con: a) estatutos originarios y reformas; b) actas
conforme al contrato; si no hubiere designación, administra cualquier so- en que fueron electas autoridades; e) acta especial que se refiere al acto
cio indistintamente; en cambio, en la sociedad en comandita simple admi- que se realiza y autorización al presidente, o presidente, secretario y
nistra el socio comanditado. La sociedad de responsabilidad limitada es tesorero según el estatuto.
administrada y representada por uno o más gerentes, según el contrato. Si
hay varios administradores la representación es indistinta, salvo exigencia
(h; forma conjunta. Sus facultades están limitadas por el objeto; si se prevé XXXVI. ART. 1003: AGREGADOS (4, IlI, 478)
actas especiales, debe exigírselas y relacionarlas, agregarlas o copiarlas.
Las sociedades en comandita por acciones son representadas por el Tal artículo dice: "Si los otorgantes fueren representados por manda-
o los socios comanditados con administración indistinta, si no se dispone tarios o representantes legales, el notario expresará que se le han presenta-
otra cosa. Necesitan del contrato, reformas y de acta especial si así fuere do los poderes y documentos habilitantes, que anexará a su protocolo. Si
previsto en el contrato; de lo contrario, cualquier socio indistintamente la fuere menester la devolución de los mismos o se tratara de poderes genera-
representa y realiza cualquier acto del objeto. Las que fueron constituidas les, hará constarla circunstancia y agregará copia autenticada al protocolo.
sin individualización de los socios comanditados (387), por la posibilidad En caso de que los poderes o documentos se hubieren otorgado en su ofici-
del art. 22, ley 22.903, quizá podrían regularizarse según este artículo, y no na, o se hallaren protocolizados en su registro, expresará este antecedente,
por confirmación (1061). indicando el folio y año respectivo".
Las sociedades anónimas exigen mayor documentación: a) copia En este procedimiento hay una combinación: a) anexión del poder o
del estatuto; de él puede surgir el primer directorio; b) si fuere posterior, docul11ento habilitante; h) si se devuelven, agregación de copia autentica-
144 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL

da; e) cuando el poder o documento ha sido otorgado o protocolizado en


el mismo registro, remisión al folio y año. La ley 15.875/61 suprimió la
transcripción que imponía la 9151/13, con lo cual se ha ganado en exten-
sión, tiempo, proceso administrativo más expedito, mayor coherencia en
la redacción, composición interna y certeza; en definitiva, la contratación
aparece ahora mucho más directamente.
¿Se puede devolver un poder especial? El texto prevé la devolución
del poder, que tiene que ser el especial porque se dice "o se tratare de po-
deres generales". Como el artículo expresa "si fuere menester", opino que
debe asistir alguna razón para la devolución, exhibición ante una reparti-
ción pública, algún banco u otros. Convendrá en tal caso dejar constancia
en la fotocopia agregada, del motivo y la causa que motivan la devolución
CAPÍTULO XIII
del poder original.
La falta de agregación del documento habilitante ¿hace impugnable ESCRITURAS COMUNES
el título? Así lo decía el antiguo 1004; pero la ley 15.875 suprimió tal
referencia. Se pensó, con justa razón, que la agregación es un acto del
notario, y no de las partes. En consecuencia, ¿qué sentido tenía declarar En el primer párrafo estudiamos los actos en que las leyes instituyen
nulas las escrituras por un aspecto formal del cual no debían cuidar los escrituras obligatorias por la trascendencia que la norma legal, la costum-
comparecientes? Por ello, la falta de dichos documentos se encuentra en el bre y la sociedad les asigna; el siguiente verifica numerosos actos en que la
arto 1004 con pena de multa y también podría haber sanción disciplinaria escritura aparece como optativa. Finalmente, para completar el panorama,
ED,38.120-S-110). la reflexión se aboca a otras, a las cancelaciones y revocaciones.
Constituye un grueso error sostener que cuando el notario afirma en El método de acceso consiste en seguir el ordenamiento legal civil y
el texto de la escritura que agrega un documento y no lo encontramos agre- comercial. En realidad, como la competencia material se halla signada por
gado, en tal caso se está infringiendo la fe pública porque es acto del ofi- las declaraciones de voluntad sobre actos privados, predominan en la esfe-
cial público. En primer lugar, tal agregación tiene un contenido meramente ra notarial las normas de los códigos respectivos. Otras especialidades -de-
administrativo y se refiere a la integración del protocolo, del mismo modo recho administrativo, de minería, forestal- sólo incidentalmente entran en
que se agrega un plano o un certificado de dominio. Se entiende perfec- lo notarial y, en todo caso, no tienen el ingente volumen de los indicados.
tamente el absurdo si el Código dice que tal falta se pena con una multa.
¿Cómo pensar que la falta de fe pública esté penada con una multa, una
medida disciplinaria y que el título se mantenga inalterable y perfecto? XXXVII. ESCRITURAS OBLIGATORIAS (1513; 2, 324)
Por último, la jurisprudencia ha dictaminado que ninguna disposición
legal obliga al escribano a detallar con indicaciones precisas y concretas el 1. Sociedad conyugal
documento que se agrega, pues el arto 1003 sólo exige que se exprese que
se le han presentado los poderes y documentos habilítantes y los agregue A las convenciones matrimoniales se las debe hacer en escritura pú-
o anexe a su protocolo (LL, 163-133). Pero la buena técnica y los cole- blica, so pena de nulidad, si el valor de los bienes pasa de mil pesos o si
gios notariales han sopesado la gran conveniencia de que el autorizante los constituyen derechos sobre bienes raíces (1223, 1217, 1; 1184, 4); se indica
identifique con todos los elementos individuantes que permitan reponerlo el contenido (1225). La donación que el esposo hace a la esposa, o la que
en caso de extravío o traspapelamiento. uno u otro hiciera al cónyuge, de los bienes que deje a su fallecimiento,
debe realizársela por escritura pública, pero no necesita para su validez ser
aceptada por el donatario, a diferencia de la donación común (1235, 1792).
146 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL ESCRITURAS COMUNES 147

Asimismo, la separación judicial de bienes podrá cesar por voluntad de los La hipoteca sólo puede ser constituida por escritura pública, debe ser
cónyuges si 10 hicieren por escritura pública (1304). Son inusuales, salvo aceptada por el acreedor y cuando ha sido establecida por una escritura en
la última. que el acreedor no figure, podrá ser aceptada ulterionnente con efecto re-
troactivo al mismo día de su constitución; el código establece el principio
de especialidad en el inmueble y en la cantidad cierta de la deuda, e indica
2. Transmisión de inmuebles y derechos los contenidos obligatorios del instrumento notarial (3128, 3130/31).

Los contratos que tienen por objeto la transmisión de inmuebles en


propiedad, deben ser hechos en escritura pública, salvo los celebrados en 5. Leyes especiales
subasta pública; compraventa, pennuta, renta vitalicia (1323, 1485). Igual-
mente, bajo pena de nulidad, deben ser hechas en escritura pública las do- La ley de propiedad horizontal establece que al constituirse el con-
naciones de bienes inmuebles que deben ser aceptadas por el donatario en sorcio, deberá acordar y redactar un reglamento de copropiedad y admi-
ella, y si estuviese ausente, por otra escritura de aceptación (1810, 1811). nistración por acta de escritura pública que se inscribirá en el registro de la
propiedad; la misma nonna indica su contenido básico (13.512, 9). La de
prehorizontalidad dice que tal régimen debe hacerse constar en escritura
3. Otros contratos pública e indica el contenido del acto notarial (19.724, 1 Y 2).
La ley 19.550, refonnada por la ley 22.903, dispone que las socieda-
El mandato, los poderes generales o especiales que deban ser pre- des anónimas y en comandita por acciones se constituyen en instrumento
sentados en juicio, los poderes para administrar bienes, y cualquier otro público e indica su contenido (165, 316, 11). Los aumentos de capital, trans-
que tenga por objeto un acto redactado o que se deba redactar en escritura fonnación, fusión y escisión y cualquier modificación del estatuto deben
pública, deben ser hechos en tal tipo de instrumento (1184, 7), El arto 1881 ser realizados por escritura pública. El contrato de fideicomiso que celebra
desarrolla la necesidad de poderes especiales en 17 incisos que han sido la sociedad con un banco cuando decide emitir debentures se otorgará por
tratados (párr. 34, a). La partición por donación se debe hacerla en las instrumento público (339); se indica el contenido necesario de la escritura.
formas prescriptas para las demás donaciones y aceptadas por los herede-
ros (3523, 3516). Deben ser hechos en escritura la cesión, repudiación,
o renuncia de derechos hereditarios (1184, 6); sobre este último punto ha XXXVIII. ESCRITURAS OPTATIVAS (1, 527)
venido a dirimir la cuestión el plenario del 24/2/1986, en autos "Rivera de
Bignatti, María, suc." (RdN, 1441/86). 1. Actos comerciales

La habilitación de los menores de 18 años cumplidos puede hacérsela


4. Derechos reales por instrumento público o privado (párr. 32, e). De igual fonna pueden
justificarse los contratos comerciales (208). Por ello, es admisible hacer
Se pierde el dominio por enajenación de la cosa cuando otro lo ad- por escritura pública el mandato mercantil, las sociedades, la compraventa,
quiere; en los inmuebles, después de finnado el instrumento público de los préstamos, los depósitos y prendas, los cuales, por supuesto, podrán ser
enajenación, seguido de la tradición; el deslinde de los terrenos puede ha- realizados por instrumento privado, que es aceptado más ampliamente por
cerse entre los colindantes por acuerdo entre ellos que conste en escritura las costumbres comerciales.
pública; bajo otra fonna no tendrá valor (2609 y 2753). La constitución del El protesto por falta de aceptación o pago de la letra de cambio debe
lIsufructo y su enajenación, el uso, la habitación y las servidumbres, son ser comprobado mediante acto auténtico, pudiendo el portador optar por
L'stablecidos según las condiciones requeridas para la validez de los títulos el protesto mediante notificación postal a cargo de un banco. A su vez, el
destinados a transferir la propiedad (2830, 2932, 2949, 2977). endosante o el avalista pueden dispensar el protesto mediante la cláusula
de retorno sin gastos () sin protesto. El vale o pagaré y la factura conforma-
148 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL ESCRITURAS COMUNES 149

da se rigen por disposiciones similares (ley 16.478, ratificatoria del decr. 3. Testamentos
5965/63, arts. 48, 50, 66, 103, y decr. 6601/63, 12).
La ley 20.094, sobre la navegación, dispone que todos los actos Las formas ordinarias de testar son el testamento ológrafo, por acto
constitutivos, traslativos o extintivos de la propiedad o de otros derechos público y el cerrado. El sordo, el mudo y el sordomudo no pueden testar
reales sobre un buque de diez toneladas o más de arqueo total, o sobre por acto público, pero el ciego sí puede hacerlo (3622, 3651/.52). El testa-
una o más partes en copropiedad naval, deben ser hechos por escritura mento cerrado debe ser firmado por el testador. El escribano, en presencia
pública o por documento privado autenticado, bajo pena de nulidad, y de cinco testigos residentes, recibe el pliego indicando que contiene el tes-
con los mismos requisitos se puede hacer la hipoteca sobre un buque tamento; el acta la hace en la cubierta del sobre y la firmarán el testador
(156, 501). Igualmente para las aeronaves (ley 17.825). El contrato de y todos los testigos que puedan hacerlo, nunca menos de tres que firmen
prenda agraria, la transferencia de comercio y la constitución de coope- por sÍ. También se consigna en el acta el nombre, apellido y residencia del
rativas, indistintamente por ambos tipos de documento (ley 9644, 7; ley testador, de los testigos y de quien hubiere firmado por el testador, como
11.867,4 y 7; yley 20.337, 7). también la data (3666).
El arto 4, ley 19.550, en concordancia con el arto 208, Código de Co- El testamento ológrafo exige examen de testigos que reconozcan letra
mercio, establece que el contrato de sociedad se otorgará por instrumento y firma del testador; resultando identidad, el juez rubrica el principio y fin
público o privado: sociedades colectivas, en comandita simple, de capital de cada página y mandará que se entregue con todas las diligencias hechas
e industria, de responsabilidad limitada y el contrato de agrupación (125, al escribano actuario. Igualmente quedará protocolizado el testamento oló-
134,141,146; ley 22.903,369). grafo luego del reconocimiento de las firmas (3692, 3694). El Código de
Procedimientos de la Capital aclara que, luego del reconocimiento de los
testigos y de la rúbrica del juez, éste designará un escribano para que lo
2. Contratos civiles y derechos reales protocolice (730).

Las cesiones de acciones litigiosas se hace por escritura pública o acta


judicial en el respectivo expediente; la locación de inmuebles; sociedades XXXIX. OTRAS ESCRITURAS. CANCELACIONES y REVOCACIONES
civiles (1455, 1507, 1662, 1184,3). Pueda ser que alguien esté interesado
en donar dinero o cosas muebles por escritura pública, para modificar su Existen otras escrituras que integran el esquema de los actos notaria-
patrimonio fiscal o el de su hijo, documentándolo con fe notarial (1815). El les comunes. Dos de ellas son la constitución de asociaciones y la habilita-
mandato expreso puede dárselo por instrumento público o privado, como ción de edad (párr. 34, b, y 32, e).
la fianza y el contrato de depósito (1873, 2006, 2200).
El mutuo, el comodato, la constitución de la prenda, la anticresis,
pueden ser hechos por instrumento privado, pero se exige asegurar la 1. Contradocumentos
prueba o la fecha cierta. ¿Y qué mejor prueba y fecha cierta que la de la
escritura pública? (2246, 2263, 3217, 3240). ¿Cómo asegurar la irrevo- El contenido de un instrumento público puede ser modificado o que-
cabilidad de la renuncia de herencia superior a mil pesos y convertirla en dar sin efecto por un contrainstrumento público o privado; pero éste no
eficaz respecto de los acreedores y legatarios sino por escritura pública tendrá efecto contra los sucesores singulares, ni tampoco la contraescritura
(3319,3345,1184,6)? pública, si su contenido no está anotado en la escritura matriz, y en la copia
El bien de familia puede ser constituido optativamente por acta regis- por la cual hubiese obrado el tercero (996). Por lo general, se utiliza el con-
tral o por acta notarial (ley 14.394; decr. 2080, 3 Y 9; Capital y provincia tradocumento para describir la verdad acerca de un acto simulado que está
(k Buenos Aires, decr. 2513/60, DTR 13/67 y 25/76). Las fundaciones se perfectamente permitido por la ley. Anotar el contenido del contradocu-
constituyen por instrumento público o privado con firma certificada por mento en la escritura matriz prácticamente equivale a dejarla sin efecto y a
escribano público, e igualmente la transmisión de dominio de automotores denunciar a los terceros el acto simulado. Se suele utilizar otro protocolo.
( 19.386, 3, Y ley 14.467, que ratifica el DR 6582, 1).
150 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL

2. Confirmación

Es un acto jurídico por el cual una persona hace desaparecer los vicios
de otro que se halla sujeto a una acción de nulidad. Puede ser tácita o ex-
presa, y ésta debe contener, bajo pena de nulidad: 1) la sustancia del acto
que se quiere confinuar; 2) el vicio de que adolece; y 3) la manifestación de
la intención de repararlo. La fonua del instrumento de confinuación debe
ser la misma y con las mismas fonualidades del acto que se continua. Así,
una escritura pública debe ser confinuada por otra escritura; un documento
privado podría ser confinuado por una escritura (1059, 1061/62).

3. Art.1184
CAPÍTULO XIV
Deben ser hechos en escritura pública, salvo los celebrados en subasta
pública, los contratos cuyo objeto es la transmisión de inmuebles en pro- ESCRITURAS JUDICIALES. TRACTO ABREVIADO
piedad o usufructo, o alguna obligación sobre ellos, o traspaso de derechos
reales sobre inmuebles de otro. Este inciso ofrece una idea de la economía Además de las comunes existen las llamadas escrituras judiciales,
normativa sobre inmuebles; lo común es la escritura pública, siendo excep- otras relacionadas con expedi~ntes judiciales y las de tracto abreviado. En
eionalla actuación judicial y la administrativa (1). rigor -indica Pelosi- no existen escrituras judiciales consideradas como
Si una persona desea seguridad máxima en las transacciones sobre instrumentos, porque no hay disposición legal que haga tal distin~~ (RdN,
inmuebles, acudirá a la escritura pública, porque los documentos privados 11/61). Se encarga de destruir la idea de que una escritura es judICIal P?r-
presentados ante el juez en el caso de derechos litigiosos, no dejan de ser que en ella interviene el juez, ya que hay algunas en que entonces .n~ 111-
privados por más agregación al expediente y homologación judicial. Los tervenÍan y ahora menos aún (587, C. Procesal). Las escrituras judICIales
Ires últimos incisos, cesión de acciones o derechos provenientes de actos tienen como característica principal la existencia de una subasta o remate
consignados en otra escritura, todos los actos accesorios de ésta y los pagos público.
de obligaciones consignados en escritura pública, presuponen la existencia
de otra escritura pública (9/11).
XL. ESCRITURAS JUDICIALES

4. Cancelaciones y revocaciones En el trabajo Qué se entiende por escritura judicial, Pelosi expo~e
que "la calificación de escritura judicial se hace en función de su conten~­
Tienen conexión con el inciso 10, 1184, pues se utiliza la escritura do, y no de su fonua ni de las partes o personas que la otorgan. Se conS1-
pública para cancelar créditos o situaciones constituidos en otras escritu- deranjudiciales las escrituras que tienen por objeto instrumentar contra~os
ras o los revocan. Así hallamos la revocación y reversión de donaciones, o actos jurídicos de origen judicial, que exteriorizan un contrato perfec clO -
la revocación del mandato, la renuncia al usufructo, la cancelación de la nado en expedientes judiciales" (RdN, 11/61).
hipoteca, la desafectación del bien de familia, de propiedad horizontal, etc. Este concepto lo podemos completar con el que surge de cons~ltas
(1 H48, 1841,1963,1; 2926, 2193; 14.394,49; 13.512,9). del colegio capitalino: "Se dan los supuestos para calificar a una escntura
como judicial cuando el poder jurisdiccional actúa a través de todo el ne?o-
eio jurídico"; "se considera judicial, a los efectos arancelarios, a la es~r~tu­
nt en que el poder jurisdiccional actuó a través de todo el negocio jundlco,
152 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL
ESCRITURAS JUDICIALES. TRACTO ABREVIADO 153
habiéndose perfeccionado la compraventa en el expediente" (RdN, 427/70,
4. Con el fin de liquidar los inmuebles o cumplir contratos
1358/51, 1259 Y 226.5/72,978 Y 1319/76). anteriores
Por mi parte, conceptúo como escritura judicial aquella en la cual
se insertan determinadas actuaciones del poder jurisdiccional, en algunos
Por un lado, los juicios ejecutivos en que la venta es provocada para
casos de subasta pública de inmuebles, con el fin de liquidarlos o cumplir
hacer efectivos los créditos que provienen de un título suficiente, o bien
contratos anteriores. Explico este concepto.
para liquidar a los acreedores de un concurso, de una quiebra o por deudas
diversas. La liquidación puede derivar a solicitud de herederos; se puede
buscar una liquidación de condominio o de indivisión hereditaria; los in-
l. Inserción de determinadas actuaciones
tegrantes de una sociedad conyugal disuelta pueden liquidarla en remate
público.
En primer lugar, se trata de relacionar el exp.edie~te y de trans~ribir
ciclios autos, porque aun cuando se agreguen testimomos de actuaclOn~s En cuanto al cumplimiento de contratos, nos encontramos con eljui-
cio por escrituración, en el cual el juez transmite la propiedad de un inmue-
judiciales, no se las narra, si~o ~ue se las copia; lo que interesa .es trans~n­
ble prometido en venta, pues el vendedor no puede o no quiere hacerlo.
bir, aunque no se agregue nmgun documento. Una consulta dIce que en
En éste la transmisión se realiza por escritura; la sentencia no produce el
toda escritura que sea consecuencia de actuaciones judiciales corresp?nde
traspaso de la propiedad. En el remate o subasta pública la transferencia
sc practique una relación completa de los antecedentes que la motlvan,
se realiza en el expediente con orden de remate, su aprobación, pago del
con transcripción de las piezas sustanciales" (RdN, 84/64). precio y posesión.

2. Estas actuaciones son del poder jurisdiccional


XLI. ESCRITURACIÓN. SUBASTA o REMATE PÚBLICO

En el léxico del Código Civil, la escritura pública es el instmmento 1. Escrituración: escritura necesaria
notarial por antonomasia; se califica de escritura judicial porque 10 que se
relaciona e inserta como principal son los obrados judiciales. Asimismo, la
La sentencia que condena al otorgamiento de la escritura, contendrá
calificación de jurisdiccional debe entendérsela simplemente como judicial
el apercibimiento de que si el obligado no cumple dentro del plazo fijado,
sin atribuirle referencia a contenidos contenciosos, sino a toda la actuación
el juez la suscribirá por él y a su costa. La escritura se otorgará ante el
jlldicial de enajenación pública, incluyéndose Jos expedientes no conten-
registro del escribano que proponga el ejecutante, si aquél no estuviere
'ciosos como las sucesiones.
designado en el contrato. El juez ordenará las medidas complementarias
que correspondan. Las leyes locales de otras provincias contienen norma
similar a la reproducida (512, CPN).
3. I~n algunos casos de subasta pública de inmuebles
En tal circunstancia el demandante y el demandado están directa-
mente ligados por un acuerdo anterior: el boleto; la condena a escriturar
Este inciso comprende dos especificaciones; no comprende todos los
es el paso final del cumplimiento de las obligaciones contraídas. Es un
casos, ya que la actuación notarial no es obligat~ria cuand~ hay una ~ubasta
proceso de ejecución directa de voluntades. En este caso la escritura
pública (1184); el juez puede expedir testimom~ de las pIezas pertmentes
originada en este juicio es necesaria para la transmisión de dominio,
para su inscripción prescindiendo del acto notanal. Tampoco acontece en
porque la voluntad negocial está concluida. "Por más que se 10 llame a
cualquier enajenación, sino en las de carácter público, es d~cir que se ha-
secas juicio por escrituración -expresa Norman Astuena-, el proceso
cen cn subasta o remate judicial. De este modo quedan exc1mdas las ventas
encierra en sí la pretensión de un cumplimiento contractual, donde la
privadas que también pueden originarse en expedientes judiciales.
tradición y la escritura traslativa parten de la resolución final de la causa
que debe culminar en el cumplimiento de ambos actos" (RdN, 495/83).
154 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL ESCRITURAS JUDICIALES. TRACTO ABREVIADO 155

El comprador-demandante promueve el juicio exigiendo el cumpli- adquirente y facilitan la inscripción en el registro (Pelosi, RdN, 1317/72).
miento de la obligación de hacer escritura traslativa; el vendedor-deman- En esta escritura no comparecen ni el juez ni el ejecutado, por razones
dado, renuente en cumplir su obligación, es forzado en el juicio a definir su obvias.
actitud; se le apercibe que la otorgará el juez, si él se niega, siendo empla- En cuanto a los aspectos registrales, el juez ha solicitado infonne so-
zado a que manifieste su voluntad. Si se hace efectivo el apercibimiento, bre condiciones de dominio, embargos e inhibiciones (27, 17.801). De allí
d juez personalmente debe otorgar la escritura (512, 34, 1) Y no puede se colige que no es necesario solicitar nuevo infonne para el acta notarial
delegar la facultad y obligación que le impone la ley de firmar él mismo la ni para inscribir, pero conviene hacerlo para solucionar algún problema
escritura por el ejecutado (RdN, 495/62, 261/85, Y Nonnan Astuena, RdN, que pudiera haber, embargos, inhibiciones. El documento debe contener la
1563/84). copia pertinente de los siguientes autos: decreto y aprobación del remate,
En cuanto al notario, debe serlo necesariamente de la circunscripción pago del precio, posesión, designación de escribano; tales son las exigen-
judicial del sentenciante, ya que ambos carecen de su potestad fuera de su cias registrales (100, decr. 2080/80).
competencia territorial, y aquí predomina la del juez que es el obligado Esta escritura del arto 587 del Código Procesal es aplicable a todas
otorgante. Téngase presente que hay notarios cuya competencia es toda la las ventas judiciales, según así lo sostiene Pelosi; cualquier venta judicial
provincia, el departamento o partido y los partidos que integran la compe- pública, en juicio ejecutivo o en cualquier otro juicio, aunque fuere de ju-
tencia del tribunal (130, n, 4, ley 9020). risdicción voluntaria, puede ser protocolizada notarialmente de la misma
En la escritura se relaciona el expediente así: a) proceso de conoci- manera. Esta asimilación consta en los considerandos de la DTR 10/73,
miento: escrito del actor que interpone la demanda y ofrece prueba, trasla- Capital, y en la 2/74, provincia de Buenos Aires. De tal manera, entran los
do y notificación al demandado; éste reconviene y ofrece prueba, traslado y expedientes sucesorios testados, intestados y vacantes, división de condo-
notificación al actor; auto que abre la prueba, su vencimiento y agregación; minio, disolución de sociedad conyugal, concurso y quiebra, en los cuales
f¡) sentencia que se copia parcialmente, sentencia de Cámara y notifica- se deba relacionar las actuaciones de la pública enajenación.
ciones de ambas; e) proceso de ejecución: el actor pide intimación al eje-
cutado para otorgar la escritura; vencimiento de plazo y decisión judicial.
Pucde haber variantes. XLII. OTROS EXPEDIENTES. TRACTO ABREVIADO

Existen otros expedientes judiciales cuyas actuaciones pueden ser


2. Ejecutivos: escritura no necesaria consignadas en la escritura pública. Tales son: venta privada, protocoliza-
ción de testamento ológrafo, disolución de la sociedad conyugal, inserción
Nadie puede ser obligado a vender, sino cuando se halla en una nece- de declaratoria o testamento para inscribir, derecho de habitación del cón-
sidad jurídica de hacerlo, lo que ocurre cuando los bienes del propietario yuge y, finalmente, algunas que se originan en remates públicos hechos por
hubieren de ser rematados en virtud de ejecución judicial; en estos casos se determinadas administraciones (v.gr., Banco Hipotecario, en que se relatan
pierde el dominio por transmisión judicial, no siendo necesaria la escritura las actuaciones).
pública (1324, 4; 2610 y 1184). La última norma es clara y precisa; no es
necesaria, ni exigible, ni obligatoria la escritura pública. La venta judicial
se perfecciona con la aprobación del remate, oblación del precio y pose- l. Expedientes judiciales
sión (586, CPN). ¿Por qué se trata el tema? Porque el arto 587 pennite la
protocolización de las actuaciones (RN, 803/77). l. J. Venta privada
Esta escritura -que no es tal, sino acta, porque el negocio ya fue
real izado- tiene por objeto reunir las actuaciones o piezas judiciales, los Inmuebles de menores en expedientes de autorización o sucesorios.
elementos o datos que individualizan el inmueble adquirido, las constan- I AlS padres necesitan autorización judicial para enajenar bienes de cual-
cias sobre sus antecedentes de dominio y el cumplimiento de los recaudos quier clase de sus hijos, constituir derechos reales o transferirlos, autori-
IIscales y administrativos que confonnan el texto documental del título del
156 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL ESCRITURAS JUDICIALES. TRACTO ABREVIADO 157

zación que sólo se dará si es necesaria o ventajosa y siempre que la venta 1.4. Disolución de sociedad conyugal
sea en pública subasta (297,264 quater, 136 y 441). Sin embargo, se podrá
hacer venta privada si ofrece más ventajas, siendo el precio mayor que la
Al liquidarse la sociedad conyugal por causa de divorcio, se podrá
tasación, que debe realizar un ingeniero o arquitecto (442 y 568 Procesal).
inscribir la adjudicación de bienes por testimonio judicial o por escritura
Interviene el Ministerio de Menores (59).
(102,2080/80). Norma aclarada por la OS 20/83; si la adjudicación fuese
En una sucesión o en un expediente de autorización de compra o ven-
consecuencia de división de bienes efectuada por los cónyuges en escritu-
ta, se puede presentar un boleto, ad referendum del juzgado, que producirá ra, debe constar la sentencia parcial con la constancia de que se halla firme
actuaciones antes de la firma. En ésta se debe narrar el escrito de petición, y los elementos de individualización de los autos.
pericia de tasación, conformidad o no del ases~r de menores, y copia par~i~l La DTR 4/83, provincia de Buenos Aires, establece que si la adjudi-
de la resolución judicial que autoriza el negocIO y a los padres para perCIbIr cación se formaliza en escritura, ésta debe contener: la declaración de los
o pagar el precio y otorgar y firmar la escritura por sus hijos menores. cónyuges sobre adjudicación, copia parcial de la sentencia de divorcio, con
En alguna oportunidad, el juez ha conferido autorización a un he- la constancia de que se halla firme; cumplir las leyes 6716 y 9266, carátula,
redero mayor, para que por la sucesión y los demás herederos, mayores, juzgado y secretaría; determinación de los inmuebles, derechos reales y
otorgue y firme escritura, lo cual es inaceptable, pues tal venta privada n~ constancia del despacho de certificaciones regístrales (art. 1, III y 2; RN,
requiere aprobación judicial ni el juez puede designar a alguno de ellos 111 771/83).
a terceros para otorgar la escritura (RdN, 1249/66). El título es observable,
pero "la falta de mandato se subsana con la ratificación, expresa o tácita,
del mandante" (1935/36), la cual suele resultar del retiro de fondos que 2. Tracto abreviado
hace cada mayor, parte del precio de venta (RdN, 1147/63).
Surge del art. 16, ley 17.801, que dice: No será necesaria la previa
inscripción o anotación a los efectos de la continuidad del tracto en los
1.2. Protocolización de testamento ológrafo siguientes casos: a) cuando el documento sea otorgado por los jueces, los
herederos declarados o sus representantes, en cumplimiento de contratos
El testamento ológrafo vale como acto público y solemne (3650); re- Ll obligaciones contraídas por el causante o su cónyuge; b) cuando los he-
conocidas la letra y firma por testigos, el juez rubrica el principio y fin de rederos declarados o sus sucesores transmitan o cedan bienes hereditarios
cada página y designa a un escribano, que además de protocolizarlo suele inscriptos a nombre del causante o de su cónyuge; c) cuando sea conse-
copiarlo íntegramente, más el auto que declara la validez (705 procesal). cuencia de actos relativos a la partición de bienes hereditarios; d) cuando
se trate de instrumentaciones simultáneas sobre el mismo inmueble. En
estos casos, el documento debe expresar la relación de los antecedentes o
1.3. Inserción de declaratoria o testamento para inscribir de los derechos, a partir del que figure inscripto en el registro.
La cuestión más importante discutida sobre el tracto se refiere a su
La DTR 1/86, de Capital, admite como documento a registrar el testimo- extensión; para algunos la norma es taxativa y se reduce a los cuatro casos;
nio de la escritura de protocolización, si así se dispuso en la sucesión. Corres- para otros es meramente enunciativa, ya que si la finalidad ha sido permitir
inscripción de dos o más actos coligados entre sí, no se entiende por ~ué
ponde una amplia relación del expediente y la copia parcial de los documentos
hay que reducir las posibilidades, tesis que comparto, puesto que de n111-
principales: testamento, declaración de validez, informaciones, declru:at~rias,
guna norma surge la restricción que se invoca y el objetivo buscado está
oblación tasa de justicia, orden de inscripción y otros (v.gr., en la provmcIa de
lInificado por el mismo concepto de abreviación.
Buenos Aires, cumplimiento del arto 20, ley 6716, aportes de abogados).
La DTR 14/83, provincia de Buenos Aires, se enrola en la tesis enun-
ciativa y, en los considerandos, admite el tracto abreviado para: actos de
constitución de hipotecas, anticresis, usufructo o habitación en los supues-
15H MANUAL DE DERECHO NOTARIAL

los de los incisos b y e, cancelaciones de hipotecas a nombre del causante


y de su cónyuge, anotaciones preventivas dispuestas en juicios seguidos
contra herederos, actos dispositivos de bienes gananciales después de la
disolución de la sociedad conyugal por divorcio, disposición de parte del
titular resultante de usucapión, disolución de sociedades, reglamento de co-
propiedad, y venta de parte indivisa (OS 75/86, DTR 5/74 Y DTR 11/83).
En la Capital se ha reglamentado el arto 16 de la ley 17.801 en los arts.
14 a 37 del decr. 2080/80. Por 10 general, cuando se trata de incisos inicia-
les corresponde realizar el tracto abreviado con la copia parcial de los autos
de declaratoria, informaciones, sentencias de cámara atinentes, etc.
También disponen el tracto abreviado las DTR 1/91 y 1/98 para la
cancelación de la hipoteca y medidas cautelares judiciales con la copia de
los autos respectivos. CAPÍTULO XV

ACTAS

Salvo las indicadas en algunas leyes de fondo, todos los instrumentos


notariales son escrituras públicas para el Código Civil. La construcción
doctrinal va abriéndose paso lentamente, pero donde se originaron los pri-
meros atisbos de diferenciación, esto es, en España, han sido negados por
la tesis de la instrumentación única. En la doctrina argentina, el máximo
representante del tema es Carlos A. Pelosi; también están Francisco Martí-
nez Segovia, y los uruguayos Julio R. Bardallo y Rufino Larraud.
El tema sigue en discusión doctrinal. Mientras tanto, algunas leyes
notariales provinciales han asumido las actas en su normativa, porque se
piensa que las actas son de los instrumentos que se extienden en la forma
que las leyes locales hubieren determinado (979, 2). En el resto es evidente
la existencia de una práctica derivada del hecho real de. la confección de
dichos instrumentos por los notarios.
Advierte Pelosi que existen algunas nonnas esparcidas sin sistemáti-
ca alguna. El Código Civil describe los casos de fecha cierta, protocoliza-
ción de testamentos ológrafos, cerrados, inventarios en caso de herencias
vacantes (1035, 2 y 3; 3692, 3695 y 3541); en el Código de Comercio, los
protestos de letras de cambio, el extravío de títulos inmobiliarios, leyes es-
peciales sobre protocolización de instrumentos privados, régimen de bien
de nunilia, etc. (RdN, 1116/73).
160 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL ACTAS 161

XLIII. CONCEPTO DE ACTAS (2, 398; 4, III, 110 1) d) Cuyo fin común es fijar hechos y derechos, normalmente declara-
ciones de ciencia, sucesos y diligencias. Existe una descripción de posibili-
El anteproyecto de ley de documentos notariales denomina actas a los dades según el tipo de actas. Se ha preferido un desarrollo con la adverten-
que tienen por objeto la autentic~ción, com~robación y fij.ación d~ h~chos, cia de que ése es el fin común. El anteproyecto se limita a la autenticación,
excluidos aquellos cuyo contemdo es proplO de las escnturas pubhcas y comprobación y fijación de hechos, estableciéndolos como géneros com-
los que tienen designación específica (40, 22). Se ha criticado el concepto prensivos de otros contenidos y excluyendo expresamente el negocio jurí-
de actas porque las escrituras también tienen el triple objetivo, además dico, propio de las escrituras.
de otros. Por mi parte, he intentado repasar el concepto y presento el que En definitiva, escrituras y actas ¿son dos clases de instrumentos?
seguidamente desarrollo. . . ,. Concuerdo con Pelosi, que evolucionó desde la posición diferencial de
Acta notarial es el instrumento que autonza el oficIal publIco, fuera o Núñez Lagos, hacia una más contemplativa de la realidad; concluye por
dentro del protocolo, con algunas formalidades de las escrituras púb!icas, afirmar, en su obra póstuma, que "escrituras y actas son casos instrumen-
en relación a la persona del requirente, de terceros, documentos u ob~etos, tales, y no clase instrumental" (El documento notarial, ps. 277/78). Mar-
cuyo fin exclusivo es fijar hechos y derechos, comúnmente d~claraclOnes celo Néstor Falbo, en Naturaleza jurídica del acta notarial, afirma que
de ciencia, sucesos y diligencias. La mayoría de las actas conOCIdas pueden son formas distintas de aprehender documentalmente un hecho jurídico
pasar por el cedazo de este concepto descriptivo. (RN, 1349/82).

a) Instrumento que autoriza el oficial público, fuera o dentr? del XLIV. LAS ACTAS EN LA LEY 9020 EN LA 404 Y EN EL ANTEPROYECTO
protocolo. El acta es un instrument~ púb.lico al igual q~e la escntura.
Quien la autoriza es el notario o qUIen ejerza tales funclOnes. F~era o Me limitaré a reproducir varios artículos de la ley 9020, provincia
dentro del protocolo con la aclaración que hace el anteproyecto cIta?,O, de Buenos Aires, y algunos del anteproyecto que completan el panorama
en el sentido de que sea la legislación de fondo la que regule la facclOn normativo localmente y de lege ferenda.
cxtraprotocolar (6). Agrego la 404 de la CABA.

b) Con algunas formalidades de las escrituras públic~s. E~ ~ste ~o­ l. Ley 9020, arts. 158 a 165
l11ento se exigen todas, puesto que "al no existir en el CÓdIgO CIvIl la ~I~­
I inción entre escrituras y actas hállanse éstas sujetas a los mismos reqUIsl- 158. Las actas están sujetas a los requisitos de las escrituras públicas
los formales que aquéllas, con las excepciones impuestas por la práctica y con las siguientes modalidades: 1. Se hará constar el requerimiento que
la costumbre notariales" (RdN, 583/68). motiva la intervención del notario.
2. Las personas requeridas o notificadas serán previamente informa-
das del carácter en que interviene el autorizante y, en su caso, el derecho
c) En relación a la persona del requirente, de terceros,. documentos a contestar. 3. Podrán autorizarse aunque alguno de los requeridos rehúse
u objetos. Por mencionar las de aplicación común, .la ~e de vId~ o ac~~ de lirmar, de lo que se dejará constancia.
presencia se conecta con el requirente; la de requenmIe~to, ~?tIficaclOn y 159. El notario documentará en forma de acta los requerimientos e
protesto enfrenta a terceros; las de notoriedad, prot?cOl~ZaclOn, s~?sana. intimaciones de toda persona que 10 solicite para su cumplimiento y no-
ción complementaria y remisión de correspondencIa dIcen relaclOn COI1 I ilicación a quienes indique, a los fines y con el alcance que aquélla le
d()c~mentos; las de comprobación, depósito y consignación se refieren u alribuye.
objetos. 160. Podrá ser requerido asimismo para comprobar hechos y cosas
que presencie, verificar su estado, su existencia y de las personas. En el
¡¡cla respectiva dejará constancia de las declaraciones y juicios que emitan
162 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL ACTAS 163

peritos, profesionales y otros concurrentes sobre la naturaleza, característi- 2. Anteproyecto de ley de los documentos notariales
cas y consecuencias de los hechos comprobados.
161. La protocolización de documentos públicos o privados dis- 51. Actas de notoriedad. La comprobación y fijación de hechos no-
puesta judicialmente o requerida por los particulares a los fines señalados torios se efectuará con sujeción al siguiente procedimiento: 1. En el acta
cn las leyes, para darles fecha cierta o con otros motivos, se cumplirá inicial, el interesado expresará el hecho o hechos cuya notoriedad pretenda
mediante las siguientes formalidades: 1. Se extenderá acta con la relación acreditar y los motivos que tiene para ello, hará referencia a los documen-
del mandato judicial que la ordena o del requerimiento de los actos que tos y a todo otro antecedente o elemento de juicio que estime pertinente a
identifiquen el documento. Será obligatoria su transcripción cuando se tal objeto y, en su caso, mencionará las personas que declararán como tes-
trate de testamento ológrafo. 2. Se agregarán al protocolo el documento tigos, con indicación de su domicilio. En actas posteriores podrá ampliar la
y, en su caso, las actuaciones que correspondan. 3. No será necesaria la infonnación. 2. Si, a juicio del notario, el requirente tiene interés legítimo
presencia del juez que la dispuso. 4. Al expedir copia, si el documento y el hecho o hechos son susceptibles de una declaración de notoriedad que
protocolizado no hubiere sido transcripto, se reproducirá el texto del acta no sea de competencia jurisdiccional expresa, así lo hará constar y dará
en primer término y, a continuación, el correspondiente documento pro- por iniciado el procedimiento. 3. Los testigos serán individualizados por
tocolizado. el notario por los medios admitidos por esta ley. 4. El notario examinará
163. I. La protocolización de actuaciones judiciales o administrativas los documentos ofrecidos y podrá practicar las pruebas y diligencias que a
se cumplirá relacionando las partes del expediente y transcribiendo las pie- su juicio sean conducentes al propósito del requerimiento, de todo lo cual
zas que corresponda según la naturaleza de las actuaciones y la finalidad dejará constancia en actas. 5. Finalmente, si a su criterio, el hecho o hechos
perseguida por el adquirente. II. Si las actuaciones se refieren a negocios notorios han sido acreditados, así lo declarará en acta, previa evaluación
inmobiliarios, el acta tendrá asimismo la referencia a la titularidad y las de todos los elementos de juicio que haya tenido a su disposición. Caso
especificaciones relativas a esta clase de bienes que exijan las leyes y re- contrario, se limitará a dejar constancia de lo actuado.
glamentaciones respectivas. 56. Actas de subsanación. A instancia de parte interesada o de oficio,
164. En los actos y en las formas que dispongan las leyes, los no- el notario podrá extender actas con el objeto de subsanar errores materiales
tarios recibirán en depósito, o consignación, cosas, documentos, valo- u omisiones padecidas en el texto de los documentos matrices, siempre
res y cantidades. Su admisión es voluntaria y sujeta a las condiciones que: 1) se refieran a datos y elementos determinativos o aclaratorios que
que se determinen cuando no exista obligación real. Las circunstancias SlIljan de títulos, planos u otros documentos fehacientes que hayan servido
relativas a los intervinientes, objetos, fines y estipulaciones constarán para la descripción de los bienes objeto del acto por expresa referencia en
Cll acta, excepto cuando puedan documentarse mediante certificación o d cuerpo del documento, en tanto no se modifiquen partes sustanciales
simple recibo. Siempre que el escribano lo considere conveniente para rdacionadas con la individualización de los bienes ni se alteren las decla-
su seguridad, podrá conservar los depósitos que se le confíen en la caja raciones de voluntad jurídica; 2) se trate de la falta de atestación respecto
de seguridad de un banco instalado en su jurisdicción, advirtiéndolo así del conocimiento o identidad de los intervinientes o de datos filiatorios en
y consignándolo en el certificado. Queda prohibido recibir depósitos en documentos sobre actos entre vivos.
dinero para su aplicación por el notario, a operaciones en las que él inter-
vendrá como autorizante de la escritura respectiva y el depositante como
sujeto instrumental. J. La ley 404 de la CABA
165. Las disposiciones de esta ley serán aplicadas a los protestos en
cuanto no se opongan a las contenidas en la legislación especial sobre la Las actas se norman en el grupo 89/92. Como documentos matrices
111ateria. deben ser protocolares (82). Se sujetan a las formalidades de las escrituras
con estas modificaciones: el requerimiento es expreso; el rogante no nece-
si ta acreditar personería ni el escribano dar fe de conocer de los notificados
o requeridos, pero les debe informa su carácter y el derecho a contestar o
110, Si no es preciso, practica las diligencias sin el requirente. No exigen
164 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL ACTAS 165

unidad de acto ni de redacción. Si algún interesado se rehúsa a firmar, el puede ser simultáneo a los hechos o subsiguiente. 4) Es muy difícil hallar
notario autoriza igualmente, dejando constancia (82, a/g). diligencias en las escrituras, que suelen ser frecuentes en las actas. 5) Las
Clases de actas: complementarias, escritas al pie o al margen del do- escrituras exigen unidad de acto y contexto, lo cual no es necesario en el
cumento protocolar; de intimación que notifica los actos de conocimiento acta, salvo el 80, 404
y declaraciones del rogante; de presencia y comprobación, de notoriedad, b) Contenido. 6) La escritura contiene un negocio; el acta no, sino
de protocolización y de incorporación y de transcripción de documentos excepcionalmente, talla de depósito. 7) La escritura busca crear, modificar
públicos o privados, de protesto y de remisión de correspondencia (82, o extinguir derechos; el acta se caracteriza por su aspecto conservatorio.
84/92). 8) En la escritura el resultado que se busca es conocido; en el acta es incier-
A estas cabría agregar las actas de sorteo, de reuniones de comisio- to, ya que en algunas puede haber aceptación, rechazo.
nes, asambleas o actos similares; de protesta, de reserva de derechos, de c) Notario: 9) La audiencia de la escritura es presidida por el notario;
presencia, de notificación, de requerimiento, de comprobación de hechos, en el acta no hay tal presidencia. 10) Ello es lógico, porque mientras en la
de notoriedad, de protocolización // realizar inventario u otras diligencias escritura hay audiencia, en el acta sólo hallamos presencia. 11) La escritura
encomendadas por autoridades judiciales o administrativas (21 d Y h). Se se caracteriza por ser sedentaria; el acta, debido a las diligencias, también
advierte que el 21 anticipa algunas de las actas que en el 84/92 se repiten. puede ser deambulatoria. 12) En la escritura el notario despliega sus as-
Ello se debe a influencias del 10g del decreto 26.655/51 reglamentario de pectos fedatario y jurista-asesor; en el acta predomina el aspecto fedatario.
la anterior ley 12.990. 13/15) En la escritura hallamos juicio de capacidad, fe de conocer, lectura
El grupo 45/52 del reglamento avanza y mucho; 46: la actuación co- solemne; en el acta no son necesarios. Destaco que estos tres aspectos son
menzada un día, v. gr. 20/8 que prosigue hasta el siguiente, se considera por ahora doctrinales, salvo donde estén regulados.
realizada en aquél, es decir, el 20/8. Si los hechos ocurren intempestiva- d) Partes: 16) La finna es necesaria en las escrituras; en el acta el
mente y es imposible extender el acta en el mismo día, se lo hará en los requerido por lo general se niega a suscribir. 17) No' hay prestación de
primeros minutos del posterior. Los restantes indican el procedimiento en consentimiento en el acta, pero sí diligencia. 18) La escritura se otorga; en
caso de protocolo dividido en el A y el B, las mutuas referencias entre am- cl acta se aprueba la redacción y la diligencia. 19) En la escritura se debe
bos, el acta de notoriedad y la de remisión. acreditar representación por otro; en el acta se puede invocar sin exhibir
documentos habilitan tes. 20) Las escrituras son unilaterales o bilaterales;
las actas normalmente unilaterales, excepcionalmente bilaterales. 21) Las
XLV. DIFERENCIACIÓN ENTRE ESCRITURAS Y ACTAS. VALORACIÓN posiciones de las partes en la escritura son complementarias; en el acta, re-
(1,332; 3, 1, 159; 4, III, 9) quirente y requerido se hallan enlazados por algo anterior, pero desunidos
CI1 la comparecencia. 22) La escritura busca otro consentimiento; el acta
l. Diferencias suele exteriorizar acto de jactancia. 23) La escritura contiene una declara-
ción de voluntad; la declaración de ciencia caracteriza al acta.
A pesar de que la norma civil no insinúa diferencias, realizamos este Estas diferencias merecen un perfil más acucioso. Un estudio más de-
cstudio discriminatorio. Se advierten numerosos puntos de oposición que tenido, extenso y profundo permitirá extraer los caracteres de cada clase de
podemos agrupar alrededor de cuatro aspectos: procedimiento, contenido, actas; así, el acta de depósito contiene un negocio; la protocolización es de
notario y partes. Se acumulan hasta veinticuatro diferencias que, además carácter sedentario; la de notificación es deambulatoria; la de subsanación
de ser reales, son aceptadas por la doctrina notarial, siendo los autores 110 tiene diligencia.
principales los ya citados en la introducción de este capítulo.
a) Procedimiento. 1) Mientras el orden en las. escrituras es lógico y
permite modificaciones en la composición, en las actas es cronológico, 2. Valoración
sigue los sucesos. 2) En las escrituras no suele constar requerimiento, sal-
vo otorgamiento fuera de la sede, en las actas existe constancia escrita de Existe bastante confusión. Posiblemente se debe a falta de algunos
aquél. 3) El escrito nonnalmente precede en las escrituras, en las actas distingos fundamentales que pudieran permitir el agrupamiento de las
166 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL

actas. Norman J. Astuena ha comenzado a hacerlo al comentar una de las


últimas sentencias importantes sobre el tema. Manifiesta que "a los fines
de su fuerza probatoria, cabe distinguir dos situaciones perfectamente di-
ferenciadas: a) las actas que se utilizan para probar hechos reconocidos en
la misma por el requirente o por el tercero afectado que también la firmó, a
las que válidamente puede adjudicárseles el valor de plena fe o de prueba
completa según los casos, por aplicación analógica de las normas que rigen
para los actos;
"b) las actas notariales que se intentan valer contra un tercero que
no la suscribió y que por tanto no reconoció los hechos contenidos en la
misma. Sin duda alguna éstas están sujetas a la apreciación judicial, siendo
el juez quien las valorará en función de todos los elementos probatorios
reunidos en la causa y según las particularidades de los hechos y del caso
concreto. Por supuesto que, en ausencia de pruebas en contrario, o en caso CAPÍTULO XVI
de duda, debe estarse a lo que surja de las actas notariales, ya que, en defi-
nitiva, constituyen medios de prueba calificados por la intervención de un DOCUMENTOS EXTRAPROTOcOLARES
oficial público" (RdN, 1348 y 1365/84).
Éste es un principio de distinción válido para cierto tipo de actas. Ade- , L~s ~scrituras púb!icas nec~sariamente son protocolares (979, 1). Se-
más, podríamos decir que las actas de requerimiento, notificación, protesto gun el mClSO 2, la doctrma notan al ha elaborado la existencia de documen-
y comprobación en algunos casos, son ofensivas respecto de los terceros tos extraprotocolares, pues dice: "Son instrumentos públicos respecto de
porque trascienden hacia ellos, mientras que las demás son defensivas o los actos jurídicos: ... 2) cualquier otro instrumento que extendieren los
propiamente conservatorias, ya que, en sí consideradas, no trascienden a cscribanos en la forma que las leyes hubieren determinado". Se ha sos-
los terceros. El problema principal se plantea no con las actas que deno- tenido que estas leyes son las locales que regulan la facción de dichos
mino defensivas, sino con las que se relacionan con terceros, sobre todo, i I1strumentos.
como muy bien distingue Astuena, cuando aquél no aparece firmando el Son protocolares las actas de protocolización; las actas de subsana-
instrumento notarial, lo que suele ser bastante común. ción, texto complementario cuando hay errores, oscuridades u omisiones,
Se ha imputado a las actas una labor puramente pasiva parque el ofi- siel~pre que no se modifique la sustancia de la escritura. Según la ley es-
cial público se limitaría a narrar, sin formular juicios, ni asesorar, ni ha- pcclal es protocolar el acta de protesto. Las actas de remisión de corres-
ccr declaraciones. No son correctas tales afirmaciones. El notario asesora pondencia, cuando exigen la transcripción de la carta o relación de los
precisamente sobre la valoración que hacen algunos jueces y, a pesar de documentos a despachar, es protocolar según Pelosi (RN, 24/67).
ello, debe recomendar la facción del acta porque lo contrario es perder una El acta de notoriedad es protocolar, una declaratoria de herederos
posibilidad. Además puede elegir el tipo de acta conveniente, requerir tes- id~l1tidad de persona, o cuando se conecta con otra escritura (1184,10), si
tigos, documentos que refinnen la situación (v.gr., fotografías), selecciona l'i 1I1strumento debe ser presentado ante la justicia o la administración
los hechos que conduzcan al fin propuesto. Porque el valor probatorio de En la primera edición hice preguntas: Si el acta de comprobación no
las actas no es plenamente reconocido, debe poner todo su saber y entender pCI:iudica, ¿qué objeción hay en labrar una extraprotocolar para el desguace
para no defraudar ni al rogante ni menos a la justicia (RdN, 1092/69). de 1111 automotor, la destrucción de productos químicos vencidos, el estado
(k construcción de un inmueble a los efectos administrativos? Y si el acta
.Iv presencia o de fe de vida se pide para certificar que un jubilado goza de
111Il'11a salud como para seguir cobrando sus haberes, ¿qué problema hay en
</IIC sea extraprotocolar?
168 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL DOCUMENTOS EXTRAPROTOCOLARES 169
Pues bien, según la concepción de la ley 404, esos hechos se registran les, aunque se obtenga duplicados o reproducciones. Por último, defiende
protocolarmente en instrumentos que pueden ser certificaciones ~ certi- el documento extraprotocolar, que no cabe diferenciar del protocolar en
ficados y no actas, aunque algunos hechos de las preguntas 'podnan ser cuanto a la función probatoria, porque se abate toda la teoría del instru-
para actas de comprobación (96, 87). En realidad, es necesano afinar los mento público.
conceptos y formular propuestas para distinguir entre actas que, tanto en Por mi parte, conceptúo al documento extraprotocolar como el que
la 404 como en la 9020 son protocolares, de lo que es extraprotocolar y, de autoriza el notario en original con las formalidades legales o de prácti-
esto último, cuáles son certificaciones y si los mencionados son realmente ca, con el fin de certificar sintéticamente por evidencia funcional, firmas
certificados. puestas en documentos privados, existencia de depósitos, documentos pú-
Cabe acotar, sin embargo, que siendo la casuística múltiple, no exis- blicos y privados y otros actos. La evidencia, que se funda en hechos o
te todavía un criterio uniforme para saber cuándo algún hecho, diligen- circunstancias ocurridos a presencia del notario, es la característica de la
cia, etc., debe constar en acta protocolar o extraprotocolar, y cuándo es certificación, mientras que la evidencia fundada en documentos caracteriza
motivo de una certificación o de un certificado. Es posible que pudiera a los certificados.
ayudar un acercamiento interdisciplinario con actas judiciales y adminis- Propongo esta división por el modo de evidencia y también porque,
trativas. mientras las certificaciones lo son de hechos de los requirentes o del
Por último, la facción extraprotocolar, que fue considerada conquista notario, los certificados se basan en documentos y sólo contienen atesta-
notarial mereció cierta impugnación en la XIII Jornada Notarial Argentina ciones del notario. También existen otros documentos extraprotocolares:
de Sant~ Fe, 1970, y en la XV Jornada Notarial Bonaerense de Junín, 1971, vigencia y contenido de leyes, estatutos y contratos sociales, dictámenes,
que no recomendaron esa formalidad, sino la protocolar. consultas despachadas por escrito, estudios de títulos o del título, opi-
De acuerdo, pues, con el pensamiento indicado en esas reuniones la nión sobre la bondad de antecedentes, informes sobre deudas, recibos
ley bonaerense 9020 y la porteña 404 trasladaron t?das las actas al P!oto- por retenciones de dinero para pagar impuestos y tasas. Ninguno de éstos
colo, dejando para lo extraprotocolar sólo los certIficados. y las c~rtlfica­ o similares es certificado o certificación; no gozan de fe pública y son
ciones. Para las firmas e impresiones digitales cada ColegIO notanal creó simples constancias administrativas expedidas por notario, como perito,
c\ libro respectivo con una notable diferencia respecto del protocolo, pues experto o interviniente.
viene encuadernado. Una amplia gama de posibilidades tenía el arto 46 de la ley notarial
6191 bonaerense, al establecer actividades posibles del notario fuera del
protocolo, pues enunciaba casi dos decenas que el reglamento, en su arto
XLVI. CONCEPTO y CLASES (5, 248) .'i 1, muy criteriosamente agrupó en funciones fedatarias, profesionales y
complementarias de las primeras. Por mencionar algunas no indicadas, en-
Carlos Pelosijuzga que documento protocolar (tipificado o no, con o tre las fedatarias ponía las actas de sorteo, de asambleas y reuniones, los
sin designación específica) es el instrumento públi.co autorizado por ~ot~­ cargos a escritos y documentos para presentar a la justicia o la administra-
rio, en original, fuera de protocolo, con las formalidades de ley, en eJe!Cl- ción; autenticidad de fotocopias; entre las profesionales citaba los inventa-
cio de sus funciones y dentro de los límites de su competencia, susceptIble rios, redacción de contratos, negocios y actos jurídicos.
de este tipo de facción por su contenido o por prescripción legislativa, sin
pCI:juicio de la entrega, guarda, colección o archivo de otros ej~~plarcs
voluntariamente o por mandato legal y de las formas de anotaclOn o re- XLVII. LEY 9020. ANTEPROYECTO
gistración, así como de reproducción que pudieran reglamentarse (RdN,
()91170). Nada mejor que reproducir los artículos del acápite que nos permi-
El autor estudia las notas principales de su definición, de las cua- Icn conocer los certificados y certificaciones en una ley vigente y otros
les extracto las siguientes: documento original, fuera de protocol?; por que figuran en el anteproyecto, y que no han sido incorporados a normas
rL~gla general, el notario no retiene ni custodia los documentos pnya,do!l Ilotariales, aun cuando tienen vigencia práctica porque los notarios las rea-
que autentica. Si existen varios ejemplares, se los considera todos ongll1u- lizan. ror otro lado, advierto que ninguna de estas normas ni la doctrina
170 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL DOCUMENTOS EXTRAPROTOCOLARES 171
en general distingue entre certificados y certificaciones, 10 que intentaré necesariamente por medio de acta que se extenderá en el libro al que se
desarrollar en el párrafo siguiente. refiere el artículo siguiente.
177. El libro de requerimientos será provisto por el Colegio a cada
uno de los registros de escrituras públicas de la provincia. Compete al con-
t. Ley 9020 (171 a 177)
sejo directivo establecer las condiciones y requisitos a que debe ajustarse
el mismo y las actas que en él se extiendan. Sólo podrá ser retirado de la
171. Podrán ser objeto de certificado: 1) las reproducciones literales
escribanía en los casos, por el modo y en la forma que la ley determina
completas o parciales y los extractos, relacio~es o res~m~nes de todo ~o­
para el protocolo. Toda infracción debidamente comprobada a esta última
cumento original o reproducido de carácter pnvado o publ~co, sea notanal,
norma será sancionada por el juzgado notarial con suspensión.
judicial o administrativo; 2) la recepción de depósitos de dmero, cosas, va-
lores, papeles y documentos; 3) los cargos en escrito que deban presentarse
a las autoridades judiciales y administrativas .cuand~ fuere~ ~ntregadas en 2. Anteproyecto (71 y 73)
horas inhábiles; 4) la autenticidad de firmas e lmpr~sl.ones dIgItales 'puest~s
en presencia del notario por persona de su conocImIento; 5) la eXIstencIa
71. Cuando se trate de certificados extendidos al pie o al dorso de
de personas de conocimiento del notario. . . fotografías y reproducciones en que el notario asevere que corresponden a
172. En los casos de los incisos 4 y 5 del artículo antenor, SI los re-
personas o documentos, cosas y dibujos identificados por él, deberá expre-
quirentes no fueren personas conocidas del not~ri?, ést~ ~odrá valerse del sar las circunstancias de identidad, materialidad, características y lugar, y
medio supletorio previsto por el arto 1002 del COdlgO ClV1l. .
determinar con precisión la correspondencia de la fotografía o reproduc-
173. En los certificados se expresará: 1) lugar y fecha de la certIfi- ción con la realidad.
cación; 2) el nombre del notario autorizante, el carácter en que a~túa en
73. Podrán documentarse, en forma de certificado: 1) las constan-
el registro, el número de éste y el distrito que correspo~da; ?) las cIrcuns-
cias sobre recepción de depósitos unilaterales de dinero, cosas, valores,
tancias relacionadas con el requerimiento y con las SItuacIOnes, cosas y
papeles y documentos; 2) los cargos en escritos que deban presentarse
personas objeto de la certificación y en su caso la referencia al acta de
a las autoridades judiciales y administrativas, con sujeción, además, a
requerimiento. . . . . las disposiciones que los admitan; 3) la existencia de documentos que
174. No se certificará la autenticidad de firmas e ImpreSIOnes (11gl-
~ontengan representaciones y poderes; 4) la existencia de leyes, decretos
lales: 1) cuando fueren puestas en documentos con espa~ios en blanco, () resoluciones.
salvo que se tratare de un formulario y aquél.los cOl;respondlere? a datos no
~senciales; 2) cuando el documento contuvIera. cla~s~l~s ma1l1fiesta~ente
contrarias a las leyes, o si versara sobre negoc~os Jundlcos ~ue. reqUIeran J. Ley porteña 404
para su validez escritura pública u o~ra clase de mstrumen~o publIco y estu-
viera redactado atribuyéndole los mIsmos efectos y eficacIa; 3) cuando con
La sección JII, Documentos extraprotocolares del título II, Documen-
~Ilas se pretendiera reemplazar las firmas de las partes exigidas por el art.
lo.\'notariales completa el ciclo iniciado con los protocolares: escrituras y
10 12 del Código Civil; 4) en el supuesto de hallarse redactado en ~engua
aclas. Los primeros se extienden en hojas de actuación notarial provistas
~xtranjera que el notario no conozca deberá exigir su previa tradUCCIón, de
por el Colegio y se entrega el original al solicitante. Si hay más de una hoja
lo que dejará constancia en la certificació~. . S~ numeran todas, con firma y sello la última y el resto con media firma y
175. Las certificaciones podrán practlcarse con respecto a constancIas
sello (93/94). Puede acontecer que los rogantes sean varios y que cada uno
d~ libros y documentos de personas colectivas e i~dividuales que te~g~n. ~L1
\llIi~ra tener copia del original, en cuyo caso corresponderá realizar sendas
domicilio fuera de la demarcación del notario, SIempre que la exhIblclOn n;rl i licaciones.
S~ efectúe dentro del territorio asignado a su función. .,
Los documentos extraprotocolares - según la 404 - son dos: los eertifi-
176. Todo requerimiento que se formule' al escribano para que certIfi-
vados y los traslados (96/ 103 y 104/16). Los certificados sólo contienen de-
que la autenticidad de firma e impresiones digitales, deberá instrumentursl3
l"i;¡racion~s o at~stacimws del notario. Tienen por objeto afirmar de manera
DOCUMENTOS EXTRAPROTOCOLARES 173
172 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL
1. Certificación
sintética la existencia de personas, documentos, cosas, hechos y situaciones
jurídicas, percibidos sensorialmente por el notario. Exp~esan data, .nombre~ y Podríamos conceptuarla como el documento extraprotocolar en que
apellidos, registro notarial y cargo del a~torizante; las cI~~unstanclas relacIO- el notario logra la adveración jurídica de hechos ocurridos a su presencia
nadas con la rogación y el objeto y destmo de la atestacIOn (~6/97)· mediante su evidencia funcional. La finalidad es que el instrumento tenga
El 97 manifiesta que "no será necesaria la concurren~la m las fi.~as todos los caracteres que le atribuye la fe pública. Algunos son: certificación
de los interesados salvo que, por la índole del certificado, dIchos reqUlSlt~S o legitimación de firmas en documentos privados, recepción de depósitos,
fueren indispensables", v. gr. existencia de personas que deben concu~~r autenticidad de fotografías -distinta de las fotocopias, porque para éstas se
o documentos que deben estar firmados. El disting? de Núñez Lagos dma produce el certificado-, cargos en escritos.
que, si bien en la dimensión papel. la conc.ul!,encla del, ro gante consta o La fe de vida consiste en el hecho de la presencia física ante la vista
no en la dimensión real es necesana la petlcIOn de algun rogante. De t~l del notario; en la recepción de depósitos el notario certifica el hecho de la
m~do, la petición de certificado tiene triple posibilidad, presencia con o sm entrega que se le hace; en la autenticidad de fotografías, el notario certifica
constancia y ruego telefónico ~ electr~nico.. .. su propio hecho de cotejarlas con lo fotografiado; por último, en los cargos
Los traslados son las coplas, testlmomos y COplaS sImples (104). Se- de escritos, la certificación recae sobre el hecho de que tales documentos
gún Rufino Larraud, "traslados y matrice~ constituy~n una dicoto~ía t.r~­ se le presentan en tal día y hora, las que por hipótesis son inhábiles para los
dicional; las matrices quedan bajo custodIa del notan o y su comun~cacIOn tribunales y para la administración.
escrita se ofrece a los interesados mediante los traslados. Las matnces re- Certificaciones de firmas. Merecen más atención. Son verdaderas
gistran hechos y actos jurídicos, mientras que los traslados son autorizados legitimaciones y en ellas se desarrollan las seis operaciones de ejercicio.
para que circulen en el comercio jurídico" (442). El notario califica que no haya nada prohibido; lo legaliza, pues debe
La 404 es la única que utiliza el vocablo "traslado"; se debe haber registrar algo lícito; si lo tratado exige instrumento público no puede
hecho para incluir tanto las copias como los testimonios en sentido diverso. certificar; igualmente si resulta incompetente. La actividad que más de-
Estudio los traslados en el capítulo siguiente, entre los documentos repro- sarrolla es la legitimación; imputa el acto de firmar a persona determi-
ducidos. nada, a la que individualiza por la fe de conocer; comprueba el texto
impositivo; si hay actuación por otro, legitima el poder; aun justifica el
contenido del documento, porque en un pedido de plano debe legitimar
XLVIII. CERTIFICACIONES y CERTIFICADOS (2,496,488; 5,263) el título del solicitante; si viajan menores acredita el ejercicio de la pa-
tria potestad.
Pelo si comenta que "en el lenguaje corriente las palabras certificado y El notario escribe su propio texto de la certificación, siendo bastante
certificación se emplean con idéntico sentido, como acció~ o efecto de cer- normal que muchos documentos privados los haya redactado él; la peque-
tificar" (Los certificados notariales, RdN, 415/71). Por mI parte, ~rete~do ña acta en que consiste la certificación en un acto extraprotocolar, recoge
distinguirlos porque pienso que es posible establecer dos grup?S bIen dl~e­ hechos que se sujetan a la autenticación. Concluye con la autorización, esto
renciados: una cosa es autenticar hechos ocurridos en presenCIa del oficIal es, con la firma por el notario del acta certificante y del libro respectivo.
público, y otra realizar dicha actividad funcional respecto de documentos Por presentar todos los caracteres específicos de instrumento público, son
que tiene a la vista. . tules, pues cumplen las formas legales (979,2, y RN 1597/73). Algunas
En ambas no son los requirentes quienes formulan declaracIOnes, ra- leyes provisionales admiten las impresiones digitales en documentos pri-
zón por la cual 'no hay audiencia. Del brocárdico qu~ se uti~iza para indi~ar vados; pero son excepción.
la función fedante del notario, de visu et auditu, SUlS senslbus, predomma La adveración jurídica de la firma, puesta al pie del documento priva-
la vista· carácter común de estos documentos es la evidencia como visión do en presencia del notario, no cambia el carácter de aquél, que sigue sien-
ocular. 'En resumen el notario aplica su evidencia funcional a hechos y do privado; tampoco implica el reconocimiento del contenido, que sólo
documentos, y él solo escribe y se expresa, sin que haya manifestación de acont.eee en el reconocimiento judicial (1028). El notario certifica la filma
quienes acuden a sus servicios. puesta en su presencia y no va más allá; en cambio, el reconocimiento
174 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL DOCUMENTOS EXTRAPROTOCOLARES 175

judicial de la firma provoca el reconocimiento del cuerpo del instrumento 2. Certificado


(Pelosi, RN, 698/63).
El documento, además de registrar la firma, debe estar escrito. Sabe- Es el documento extraprotocolar en que el oficial público autentica
mos que la firma es esencial y que sin ella no existe documento alguno. las reproducciones literales, completas, parciales, extractos, relaciones o
Pero ¿puede firmárselo en blanco? El Código Civil dice que la firma puede resúmenes de todo documento original o reproducido de carácter privado o
ser dada en blanco, antes de la redacción por escrito (1016). Según el 98- público (172, 1, ley 9020), con el fin limitado de informar. Es el concepto
2 de la 404, "en caso de autenticación de firmas o impresiones digitales más comprensivo. Sin embargo, muchos de los certificados que se expiden
puestas en documento total o parcialmente en blanco, el notario deberá son simples constancias administrativas. ¿Cuál es el criterio diferencial?
hacer constar tales circunstancias. Se sigue, pues, el Código Civil (1016). El carácter del notario: en ejercicio de la función pública o como perito o
Alguien podría indicar la falta de alguna operación material del notario y experto.
que los agregados posteriores puedan registrar algún delito. Pero, la cons- Los extractos son copias literales de partes del acto; si quien los ex-
tancia del blanco total y el detalle de los parciales son los que califican el pide es notario en ejercicio de su función, confiere a esa reproducción el
documento y 10 legalizan civilmente. mismo valor probatorio que el original en la parte reproducida. Las rela-
Por su parte, la ley bonaerense prohibe certificar la autenticidad de ciones son documentos que enumeran hechos, cosas o circunstancias; una
firmas e impresiones digitales, salvo que se trate de un formulario y aqué- cosa es la relación de los actos otorgados durante un mes determinado, que
llos corresponden a datos no esenciales (174, 1). La circular 10, nro. 41 será funcional si es exigida por un juez, o administrativa si se remite por
(11/3/2004) del colegio bonaerense contiene el reglamento de certificación causas impositivas. Por último, los resúmenes reducen a términos breves
modificado; quiero resaltar el 13, 14 y 14 bis que han introducido nuevas lo esencial de una materia.
exigencias en los automotores, como consignar marca y dominio, registro Son certificados los que relatan los antecedentes de una escritura no-
notarial único para certificar las firmas, 90 días máximo de tiempo en ellas, tarial en preparación u otorgada, los que extractan asientos de actas de
etc. sociedades y asociaciones, reproducen literalmente determinados autos de
En cuanto a su eficacia, cabe recordar el arto 523, Código Procesal un expediente judicial, los que resumen el mismo expediente, una escritura
de la Capital Federal: "Los títulos que traen aparejada ejecución son: ... u otros documentos. Por último, como algo común e importante nos encon-
2) el instrumento privado suscripto por el obligado reconocido judicial- tramos con los certificados de fotocopias que reproducen los documentos
mente, o cuya firma estuviese certificada por escribano con intervención que en original tiene a la vista el notario. Todos estos certificados no exigen
del obligado y registrada en el protocolo"; el acta es, pues, necesariamente comparecencia del interesado, a diferencia de las certificaciones, en que
protocolar. En cambio, el arto 523. Código Procesal bonaerense, establece siempre hay constancias de hechos.
que la certificación debe ser registrada "en el protocolo o libro de requeri- La fe pública que poseen estos documentos, a mi parecer, es posible
mientos", abriendo doble vía ejecutiva. razonarla del siguiente modo, aunque convendría abrir distintos acápites
Como resumen podemos conceptuar la certificación notarial de fir- por la cantidad de casos: a) gozan de plena fe las certificaciones de firmas e
mas, como el instrumento público que, en unidad de acto, legitima las fir- impresiones digitales, la fe de vida de personas, la recepción de depósitos;
mas e impresiones digitales, registrándolas en el protocolo o en el libro de h) igualmente los certificados de documentos, cosas, hechos y situaciones
requerimientos, para ser autenticadas por el oficial público, cuando son jurídicas. Razón de ambos: en cuanto el notario opera de visu el auditu,
puestas ante él por persona de su conocimiento en un documento privado suis sensibus.
(práctica notarial. 5). Los libros de requerimientos o con similar denomi- c) No gozan de fe, por no ser funcionales los certificados que pode-
nación son provistos por los colegios notariales a sus colegiados, suelen mos denominar periciales, como la vigencia e interpretación de leyes, de-
constar de fojas impresas con blancos por llenar, están sujetos a inspección cretos o resoluciones (contra 21 c, VII, 102c), alcance de representaciones
y suele mantenérselos en archivo durante un plazo, por 10 general diez y poderes (contra 21 c, V, 102,b), estas últimas y algunas más se fundan en
,lilos, antes de destruirlos. el criterio del notario o de la doctrina y jurisprudencia, no en los sentidos.
I-:s también probable que se puedan incluir en este rubro algunos certifica-
dos de tipo administrativo.
CAPÍTULO XVII
DOCUMENTOS REPRODUCIDOS. PROTOCOLO

En el último punto del capítulo anterior estudiamos los certificados


que consisten en reproducciones diversas de documentos. Hay otro tipo
de reproducciones: las copias; ¿en qué se diferencian de los certificados?
Las leyes nos hablan de diversos tipos. Están la primera, segunda y ulterior
copia, copia simple, copia fotografiada, conocida por fotocopia, y la copia
de copia.
La copia de copia es la reproducción de una copia cuya transcripción
literal registra. Puede ser expedida por cualquier notario que tenga a la
vista la copia original; no implica cotejo con el instrumento matriz, no
es título hábil para ejercer los derechos del negocio contenido o del acto
jurídico consignado, no ingresa en el registro de la propiedad ni sirve para
reconstruir el protocolo. Algunas leyes le asignan valor informativo, pero
110 del instrumento matriz, sino de la copia que reproduce.
Copia simple es la que da a conocer la existencia de un instrumento
matriz, siendo su valor básico el informativo para diversos usos, sin subro-
gar en su eficacia ni a la matriz ni a las copias originales, pero hace plena
re. En su anverso las hojas deben llevar con caracteres visibles la leyenda
"copia simple" o "copia informativa", la cual podrá ser estampada a con-
tinuación de la cláusula final, antes de la firma del notario, que indicará el
objeto y destino de la expedición, a solicitud de parte que justifique interés
(H3/87, anteproyecto, y 170,9020).
La primera, segunda y ulterior copia son las que expide el encargado
del protocolo, con detalles fonnales de algunas leyes locales (1006110).
1.11 rogación de la primera copia suele ser incluida por hipótesis dentro del
MANUAL DE DERECHO NOTARlAL DOCUMENTOS REPRODUCIDOS. PROTOCOLO 179

mismo instrumento matriz, aunque no conste con palabras expresas. La vida posterior del instrumento y del derecho real, personal y de los hechos
segunda copia es la que ofrece más posibilidades: sin obligaciones, .con de trascendencia jurídica constituidos.
obligaciones canceladas, o vigentes (por vía judicial y por vía .notanal),
con obligaciones posteriores, circunstancias que se verán en el pnmer pun-
to. La fotocopia es un sistema o procedimiento técnico que se utiliza para 2. Formalidades
copias de títulos, como copia simple o copia de copia, según se indique en
El régimen nacional consta en el Código Civil (989, 976, 977, 1003,
el concuerda.
1006 a 1010). Las leyes locales amplían la normativa, e inclusive hay dis-
posiciones de los colegios y organismos disciplinarios. La infracción a la
XLIX. RÉGIMEN DE LAS COPIAS Y TRASLADOS (1,495; 2, 442; 3, l, 421; norma civil invalida la copia; esto es importante, porque la copia de copia,
4, IIl, 1083; 5,271 y 282) la copia simple y los certificados no constituyen copias en el concepto
explicado. Las infracciones a normas provinciales sujetan al notario a una
Primero un concepto de copia, luego las formalidades externas e in- corrección disciplinaria sin invalidar la copia. Hay dos clases de formali-
ternas, para concluir con la expedición de ella. dades, externas e internas.
Son fonnalidades externas: papel, grafía, cantidad de hojas, suscrip-
ción. El papel suele ser provisto por los colegios notariales o bancos pro-
vinciales; en caso de urgencia se puede usar cuadernos no habilitados que
l. Concepto
deberán serlo en plazos muy cortos. Todos los documentos deben ser es-
Copia notarial es la reproducción literal e íntegra de la escritura ma- critos en un solo cuerpo sin espacios en blanco; las enmiendas de errores
triz; goza de fe derivativa si está expedida ~or.persona en fu.nción not~rial, u omisiones en las copias suele hacérselas de puño y letra. En las copias
con las formas que prescribe la ley. Su objetIvo es comUlllcar a los mte- que constan de más de una hoja, las que preceden a la última llevan nume-
resados el derecho y los hechos constituidos con eficacia para el tráfico ración, media firma y sello del notario, haciéndose constar en la cláusula
final la cantidad y características. La firma es esencial, porque en ella está
jurídico.
. Su primer límite es la calificación de notarial. Lo que se r~produc~ ~s ínsita la potestad de dar la fe originaria del concuerda.
la escritura matriz, literal, porque copia palabra por palabra, sm trascnbIr Las formalidades internas son: copia íntegra y literal, concuerda, data
errores o enmiendas, e íntegra, ya que las normas civiles no permiten con- y destinatario. Ni el membrete ni el número integran la escritura según el
elu ir la existencia de copias parciales. En esto consiste parte de la diferencia código de fondo; algunas leyes exigen el último. El concuerda, conocido
con el certificado, que normalmente opera sobre documentos ya reproduci- también por refrendata, pasó, suscripción, cláusula de suscripción, es la
dos y puede ser parcial. El 105 de la 404, ley local de la CABA, admite la certificación final que tiene fe originaria. La data puede ser del mismo día
l~xpcdición de copias parciales siempre que en el concuerda se haga constar en que fue autorizada la matriz o posterior.
dicha circunstancia y que no se modifica el sentido que posee el documento
original íntegro (112). La expide qu~en se.halla e~ ~n~ión notarial,. dir~ct~,
como titulares, adscriptos y el notano deslgnado Judlcialmente, o bIen mdl- 3. Destinatario
recta, como el archivero a cargo de los protocolos o cónsules. La copia goza
de fe derivada yes tan instrumento público como la escritura matriz, a la La primera debe ser entregada al interesado; pero si hay veinte con-
que habrá que estar si existe alguna diferencia (9?9, 11; 101?, 1009). dóminos o acreedores, hay veinte personas que tienen derecho a primera
Esta copia se expide con el fin de comUlllcar a los mteresados los copia (RdN, 1251/66; RN, 235/67 y 1319/66, y LL, 556-122). La segunda
!techos y dcrechos constituidos en la matriz. Debe ser eficaz: permitir su o ulterior copia se expide para el interesado en el instrumento notarial, por
inscripción en el registro de la propiedad, el ejercicio de los derechos con- extravío, pérdida, sustracción o mal estado de la primera. El notario debe
signados y la reconstrucción en caso de pérdida del protocolo, caracteres, expedirla sin ninguna reserva cuando no hay obligaciones pendientes; y no
l!stos últimos, que no tiene el certificado. Se trata nada mellos que de la tiL'ne derecho para investigar nada más que la justificación del interés. Se
IHO MANUAL DE DERECHO NOTARIAL
DOCUMENTOS REPRODUCIDOS. PROTOCOLO 181
conoce la existencia de obligaciones pendientes por el mismo título y por L. DESTINATARIO DE LA COPIA
el certificado del registro de la propiedad (RdN, 1518/68 Y 2493/73).
Estudiado el título, cuya matriz se verifica, el informe del registro Existen varias posibilidades; primero, el interesado, expresión vaga y
puede llevar a dos situaciones: a) en la escritura hay algu~a obliga~ión anodina que se debiera desterrar; en su lugar corresponde poner concreta-
pcndiente, cancelada según el informe registral; b) ~a escntura n~ tlen.e mente el nombre y apellido de aquel a quien se expide. Luego la copia, por
obligación pendiente, pero el registro informa una hIpoteca postenor VI- el principio de comunicación, integra el tráfico jurídico y puede actuar ante
gente. ¿Qué corresponde hacer? En ambos casos, expedir la copia. En el otro notario, en ámbito privado, bancos, financieras, en ámbito público,
primero no es necesaria la intervención judicial, porque hay una sola parte registro de la propiedad, justicia y administración; esto sin contar el orden
legitimada: el adquirente. En el segundo, si no hay obligación pendiente internacional.
en el título, pero existe una posterior, no es de aplicación el arto 1007; por A mi parecer, el concepto que define el derecho que tienen las partes
ende, se debe dar la copia y, al informar el certificado registral en el con- para obtener copia de la eseritura es su legitimación. ¿Y quién está legitima-
cuerda, se debe detallar el gravamen posterior a la adquisición. do para pedir copia? En definitiva se trata de investigar el interés legítimo
Con obligaciones pendientes, la norma civil dice: "Si en la escritura que debe ser protegido; éste es un concepto elástico, pero en general puede
alguna de las partes se hubiese obligado a dar o hacer alguna cosa, la segun- exigir copia aquel sujeto a cuyo favor resulta un derecho; igualmente quie-
da copia no podrá darse sin autorización expresa del juez, previ~ citación nes tengan necesidad o al menos conveniencia de acreditar el acto escritura-
de los que han participado en la escritura, para comparar la exactltud de la rio para ejercer una acción, facultad, etc. El interrogante se responde mejor
copia con la matriz" (1007). Si todos los intervinientes están de a~uer?o en en la casuística, donde la meditación hace corregir errores hasta contra la
que se expida la segunda o ulterior copia, por más que haya oblIgaclO.nes evidencia. Para ello veamos los actos bilaterales y los unilaterales.
pendientes, ¿a quién defiende la intervención judicial? Entonces es pOSIble
la expedición por vía notarial. Nilda Nostro de Seghetti así lo establece en
una magnífica consulta, e igualmente Guillermo Blanch, conviniendo acre- 1. Bilaterales
ditar por escritura el acuerdo de partes (RdN, 1498/73 y 9.16/77). .. ,
El Boletín de Legislación porteño 1722 (1/89) admIte la expedIclOn Enla cesión de créditos el adquirente tiene derecho a la copia y a los
de copia ulterior cuando la obligación no estuviese extinguida con la con- documentos que justifican su crédito; el enajenante perdió su interés. En la
](¡rmidad expresa de las partes interesadas, 24c y el Registro de la Pro- cesión de derechos hereditarios, hipotecarios, litigiosos, del mismo modo,
piedad local las inscribe según la DTR 1/95 y da s.uficien~es argumer:t~s porque el crédito del cedente se cancela. La compraventa al contado legiti-
fundándose en modema hermenéutica, que racionalIza, mejora el serVICIO ma al adquirente; si hay saldo o mutuo a tercero tienen derecho al título el
y simplifica el 1007. comprador, y los acreedores, pero no el vendedor cuyo crédito se canceló.
El Colegio bonaerense también lo admite expresamente en el 116, La compra en condominio legitima a cada condómino; porque si quie-
IV, 3887. Pero el registro de la propiedad platense, citando expresamente re vender su parte indivisa, ¿con qué justifica su titularidad? Y mientras se
el 116 no inscribe aferrándose al 1011. Hace hincapié nada menos en que entiendan, vaya y pase; pero cuando hay desinteligencias, ¿no se ha negado
"el interesado no podría comparar la exactitud de la copia con la matriz, el poseedor de aquélla a entregarla? La división de condominio, disolución
haciendo valer sus derechos en juicio". ¡Extraordinario! Para probar esta de sociedad comercial o de sociedad conyugal, la partición por donación
doctrina debería citar por 10 menos tres sentencias judiciales que la sosten- legitima a cada adjudicatario, siendo precisas tantas primeras copias como
gan; es probable que en los últimos cien. años no haya ninguna (Circular titulares separados hubiera: para cada uno de los cinco ex condóminos, o
CABA 3018, p. 9 del 16/1/2001). Además está sospechando directamente de los doce socios, o de cada cónyuge o heredero.
del archivero que tenga la matriz en su poder, como si el registrador no La donación pura y sin cargo confiere derecho a cada condómino
Plldiera parar esa copia. por su porción; la donación mutua y la permuta precisan de copia para
cada parte, ya que en ellas hay transferencias mutuas; si la donación
se hace con cargo, o con derecho de reversión, precisan del título el
donante y el donatario para ejercer sus derechos. La hipoteca directa,
182 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL
DOCUMENTOS REPRODUCIDOS. PROTOCOLO
183
como garantía de un crédito, constituye título ejecutivo del acreedor; si
fueren varios, debe expedírsela para cada uno por su porción viril. Con n?rma legal tiene por destinatario al deudor, cualquiera que sea éste. Luego
esa copia el titular puede ceder su parte sin recurrir a un único ejemplar;
n~nguno ?e esos documentos debe expedírselos para el registro de la pro-
puede iniciar los juicios l?a~a cobrar su crédito. Aq~í hay.una costUI?bre
p~edad, sl.no para el confirmado, el deudor, el nudo propietario, el deudor
hlpotecano.
incorrecta de entregar ongInal a uno, y a los demas coplas de coplas o
copias simples. . ,Otro grupo ?e actos unilaterales destinados al otorgante son: la ratifi-
caCIOn que cambIa de sujeto de la relación, aunque nos podemos encontrar
En la renta vitalicia son necesarios dos títulos si son dos las partes o
con .un sujeto tr~nsmitente (1330, venta de cosa ajena) a quien no está
más si fueran varios; cada uno precisa de copia constitutiva de sus dere-
destInada la copla; el testamento, una vez fallecido el testador, debe ser
chos' el rentista como título de su renta, el promitente como justificativo de
e.ntregado a los ~erederos o al albacea, a menos que haya sido revocado
la tihtlaridad y de la posesión de la cosa mueble o inmueble que el rentista
le ha dado a cambio. Si se transfiere el usufructo, por contrato oneroso o
(~nformes del regIstro de testamentos del colegio notarial). Si el destinata-
no ~s el tutor y se revoca la tutela, para que éste no pueda solicitar segunda
gratuito, el nudo propietario tiene su título anterior, al cual se pone no~a,
COPla.' es menester. que el otorgante solicite del notario que ponga nota
pero se debe dar copia al usufructuario. Si se vende a uno la nuda propIe-
margInal en la escntura de tutela si fue por él autorizada o bien comuni-
dad y a otro el usufructo son necesarias dos copias. .
que al no~ario que posee los protocolos con el objeto de ~arginarla con la
La sociedad es un acto plurilateral; como la voluntad de los Integran- revocatona.
tes es crear un nuevo ente, persona jurídica según las normas, hay una
copia para la sociedad. ¿Se debe dar una copia a cada socio? ¿Cómo puede En forma rutinaria el poder se expide para el apoderado. Si esto
declara el poderdante en el texto de la escritura es correcto hacerlo de lo
ceder su cuota si el administrador o gerente se niega a entregar la docu-
contrario care~e de sentido destinarlo a quien no compareció y p~r ello
mcntación original para que uno de los socios pueda disponer de. su p~rte?
nada pudo pedIr al notario. La hipótesis de la segunda copia muestra bien
Si son sociedades por acciones, la situación es distinta, pues la tItulandad
de los derechos se halla en las acciones. clar? que el destinat~rio no es el apoderado. ¿Se puede entregar segunda
cop~a al apoderado SI el poder fue revocado? Esta segunda copia la debe
pedIr e~J?oderdante, para quien se debe expedir. Si el poder es especial
2. Actos unilaterales es admlS1?le que en el. propio texto se indique como destinatario al apo-
derado. SI el poder es mevocable y de él surge la cancelación del crédito
Debemos aplicar tres criterios: Primero, para el compareciente, pues del poderdante, el destinatario es el adquirente que mantiene vigente su
derecho y un interés legítimo.
siendo único en la escritura no puedo expedir copia para persona que no
Sl~ halla en ella, no siendo la parte del art. 1006. Segundo, el compare-
ciente en la escritura puede solicitar del notario que expida copia para la 3. Principio de comunicación
persona que indica, con nombres y apellido, documento; ésta tendrá ~sí la
conexión con su solicitud. Tercero: que surge de normas legales; venficar
quién es el favorecido por la declaración del compareciente que suele ~er ~eriva de los principios originarios de registro y de fe pública; el
reeepticia; en tal caso, es evidente que la copia debe ser entre?ad~ ~ qUIen notano hace conocer a los otorgantes y a los terceros, el instrumento
resulte favorecido por las declaraciones, por lo general perjUdICIales al p:otocolar, por medio de su copia con destino al tráfico jurídico. Esta co-
declarante. pla es una declaración recepticia, dirigida a determinada persona, por lo
La confinnación, renuncia del derecho del acreedor, remisión de deu- general el compareciente; pero también es una manifestación recepticia
da, cancelación del usufructo o de hipoteca son todos actos unilaterales porque se pone en contacto con terceros indeterminados, que en algún
vllyos contenidos favorecen al deudor o a otra parte (1059 y nota, 862, 876,
momen~o puedan estar interesados. La copia legitima la posición jurídi-
21)2X, 3193). Si con la hipoteca se han firmado letras o pagarés, cU.aJ~do ca relatIva del poseedor de ella; pero además se introduce en el tráfico
estuvieran pagados en su totalidad, el deudor, o un tercero, puede solICItar .iu~ídico, en ~l mundo de los negocios, en los esquemas sociales y en las
mIsmas funCIOnes de la comunidad organizada.
In cancelación de la hipoteca (3602), donde se advierte claramente que lu
184 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL DOCUMENTOS REPRODUCIDOS. PROTOCOLO 185

En los casos de derechos reales inscribibles, el registro de la pro- El testimonio en relación o extracto es el documento en que el notario
piedad resulta ser quizá el primer destinatario de la comunicación, al que reproduce conceptualmente o resume con criterio selectivo el contenido
fuerza a abrir un folio real y a consignar los asientos. En los actos notaria- de escrituras matrices y de documentos agregados al protoc~lo, o asevera
les, el autorizante debe tener a la vista el título inscripto (23, 17.801). En determinados extremos que surgen de esos elementos documentales o de
cuanto a la copia que puede entrar en los estrados judiciales, varias son las otros que se hallen en su poder o custodia.
posibilidades: es necesario el título para cumplir la sentencia de remate; las Resalto la última parte: que se hallen en su poder o custodia de lo
excepciones pueden ser probadas con instmmentos públicos, los procura- que deberá dejar constancia en la cláusula de cierre. ElllO avanza porque
dores apoderados acreditan su personalidad con la escritura de poder, que estos extractos o testimonios en relación también pueden ser extendidos
tiene repercusión aun fuera del expediente al cursarse los escritos para dar por notario distinto, aunque los protocolos o documentos estuviesen archi-
vista (572,597,47, 120, CPN). vados o ag~egados a act.nacion?s judiciales o administrativas, siempre que
fuere autonzado por qUIen tuvlCse su guarda, lo que también hará constar
en la cláusula final.
4. Leyes locales Corno procedimiento se me ocurre que convendría: a) entrega al re-
curre?te el extract.o con la fotocopia de la autorización certificada por el
Primero fue la bonaerense 9020/78 y luego la 404/00 de la CABA. notan o que la expIde; b) archivar la fotocopia del extracto con el original
1) La 9020, 166 expresa que las primeras copias se expiden para las de la autorización en carpeta especial para extractos.
partes interesadas, cualquiera fuera su número, siendo ulteriores las expe-
didas luego de la primera. El 3887, 116 obliga a salvar de puño y letra con
palabras enteras las correcciones del texto. Se expiden en papel de actua- LI. PROTOCOLO y NOTAS MARGINALES (1, 481; 2, 258 y 215; 375 y 501;
ción notarial provisto por el Colegio y si fueren fotocopias la atestación se 3,1,145; 4, IV, 1; 5,179)
inserta en aquel papel certificando con firma y sello.
Las copias simples se pueden entregar al solo efecto infonnativo, de- Varios son los puntos que interesan: convendrá tener una idea de su
biendo llevar atestación final y sólo la firma del notario al pie. Además origen antes de su concepto; luego, un estudio de los documentos que 10 in-
en la parte superior de cada hoja debe consignar "copia simule" en letras tegran; su conservación, custodia y propiedad, para concluir con el archivo
mayúsculas. Estas copias simples carecen de los efectos del 1010 de la general, referencias al secreto del protocolo y la reconstrucción de él.
110l111a civil y no pueden sustituir las copias del 1006/07 y 1011 (170, ley,
117 regto). Orelle distingue para la 404, las simples copias que no gozan
de plena fe, de las copias simples del 111 que son instrumentos públicos 1. Origen y concepto
(RdN 861-00-68).
2) Según la ley 404, 105 constituyen copias las reproducciones lite- En el derecho germánico la transmisión se parte en dos: primer acto,
rales de la matriz. Podrán expedirse copias parciales a pedido de parte, de- el vendedor se despoja de sus derechos sobre la cosa (Aujlassung); se-
júndose constancia de tal modalidad. La norma conceptúa la primera copia gundo acto, el comprador se apodera y ocupa la cosa (Gewere). Cuando
'y la de ulterior grado; establece la cláusula del concuerda con todo detalle se documentan simultáneamente, reunidos en el predio, el transmitente
y quiénes pueden expedirla (106/08). ponía en el suelo su documento y el adquirente lo levantaba en señal de
El 109 introduce el testimonio por exhibición o en relación cuyos posesión. Cuando la Gewere se realizó lejos del predio bastaba entregar
conceptos ofrece: el de exhibición reproduce literal, total o parcialmen- la carta o documento, y por este hecho, el contrato quedaba concluido.
IL'. otro documento no matriz, público o privado, exhibido al notario con Luego la entrega de la carta adviene simbólica o ficta; se exigía la en-
el objeto de acreditar su existencia, naturaleza y contenido, sin subro- trega real, porque ésta se realizaba en el documento que el notario tenía
garlo en su eficacia. La cursiva quiere llamar la atención: documento redactado antes.
l/O matriz, v. gr., una copia de escritura matriz, estableciendo con ese El protocolo actual supone una larga evolución de este documento.
ejemplo la diferencia entre el testimonio por exhibición y la copia. Al recibir el encargo, el notario pone nota en el dorso del pergamino (noti-
186 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL DOCUMENTOS REPRODUCIDOS. PROTOCOLO 187

tia dorsalis), redacta el contrato en el anverso y, por último, entrega el do- Existen varias clases de protocolos que varían según los lugares. Al-
cumento y nada guarda para sí. Luego la noticia fue escrita por el notario gunas provincias llevan el protocolo A, o principal, y B, o auxiliar; en éste
en pergamino de su propiedad que retenía en su poder: era la minuta. Las se autoriza la mayoría de las actas, testamentos y poderes que no tengan
notas que contenía la minuta toman rango oficial; han aparecido el per- facultades negociales (Mendoza). Existen protocolos que, en concepto de
gamino de tela y el papel, que son más baratos y además coleccionables. Pelosi, son de colección endógena y exógena. Los de colección exógena o
La carta sigue siendo el documento solemne, pero la cédula se extiende a priori existen antes de documentar los actos, y, en realidad, se constituye
antes que la carta y se convierte en breve, también anterior; para terminar, no sólo con los documentos pasados, sino con los no pasados, los errose,
la fuerza de la carta pasa a aquélla. Como la carta es sustantiva y la fe pú- los folios en blanco sobrantes y sin uso. Los de colección endógena: el do-
blica del notario eclipsa a todas las formalidades, la carta se transforma en cumento matriz se crea material y jurídicamente fuera de protocolo, pero
instrumento que, íntegro y original, retiene el notario expidiendo copias. al coleccionarlos no hay escrituras no pasadas ni errose; el notario es quien
Tal es el proceso que nos enseña Núñez Lagos (El documento medieval y crea el ordenamiento, número, fecha y folio, y luego de su autorización son
Ro/andino). protocolo: significa una valoración de la función notarial (Salta).
En ámbito español, la Pragmática de Alcalá de 1503, de Isabel la
Católica, dispuso que los documentos se escribieran por extenso con las
expresiones y requisitos que detalla. Cada escribano debía tener un libro 2. Documentos que lo integran. Conservación
de protocolo encuadernado y ser diligente en guardar libros de registros y
protocolos. Advierte Pelosi que nuestros protocolos no son libro, porque Según la importancia jurídico-histórica se distinguen en el protocolo
no son volumen cerrado y, citando a Villalba Welsh, dice que tampoco se los siguientes documentos integrantes: a) de permanencia esencial, que
confunden con el registro notarial que implica una habilitación legal para son los instrumentos notariales matrices, con sus notas; b) de pernlanen-
cjercer funciones fedatarías. cia accidental, como los agregados, que justifican personería (su falta no
En concepto sintético estimo que el protocolo notarial es la colección provoca más la nulidad de la escritura; 1003-1004), los planos, e índices;
anual cronológica de instrumentos públicos, firmados por los compare- c) caducos, que son los certificados registrales, administrativos, las cons-
cientes y autorizados por el notario, de los documentos agregados, princi- tancias liberatorias de deudas por impuestos y tasas; inscripta la escritura,
pales o accesorios, de los errados y no pasados, con el fin de proceder a su los registrales carecen de sentido, salvo para la inspección; los administra-
conservación o custodia y comunicación. tivos deben ser guardados sólo durante los plazos establecidos.
Analíticamente el protocolo es el conjunto anual de folios habilitados Conforme a ese criterio, que propicio sobre la base de la práctica
para uso exclusivo de cada registro y numerados correlativamente, de do- vivencial, algunas legislaciones locales constituyen el protocolo con los
cumentos notariales o no, autorizados o intervenidos por el oficial público instrumentos permanentes, fueren esenciales o accidentales; otras, además,
que, según normas legales, por opción del escribano o a petición de parte, exigen los caducos, y a veces es tal su abundancia que parecen ahogar al
deben ser coleccionados cronológicamente para conservarlos, resguardar instrumento notarial (v.gr., una escritura de dos fojas quizá tiene cuatro de
los derechos que registran y facilitar su reproducción. certificados registrales, salvo que sea un folio real con quince fotocopias,
En el sistema de colección exógena, el protocolo está constituido por por decir un número, seis u ocho más de certificados administrativos, va-
los folios en blanco habilitados; ha habido algún protocolo que se encua- rias por impuesto. En medio de toda esta barahúnda, que sólo se agrega
dernó con los folios en blanco, sin autorización de actos. Cuando hablo para mostrar el alma limpia del notario, el instrumento principal, perdido,
de documentos me estoy refiriendo a los otorgados por las partes y auto- se acurruca en dos modestas fojas. Esta verdadera muchedumbre de agre-
rizados por el oficial público, escrituras y actas, documentos habilitantes gados también significa una sobrecarga de actividades extranotariales y, a
propiamente notariales y no notariales, pero intervenidos por aquél, los todas luces, un avance de la administración pública sobre el protocolo y la
!lO pasados, los errose, planos, certificados y otros. Su colección debería función notarial.
slII'gir de normas legales, pero lamentablemente no las hay sobre encua- El notario es responsable de la conservación en buen estado de los
dernación. protocolos que se hallen en su poder y de su entrega al archivo en los pla-
zos que señalen las reglamentaciones locales (19 , anteproyecto). La con-
188 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL
DOCUMENTOS REPRODUCIDOS. PROTOCOLO 189
servación se realiza en cuadernos de diez folios cada uno, que deben ser
genérica. Por último, sería de desear que hubiera una norma como la es-
guardados en muebles de metal hasta el momento de la ,encuade?I~ción.
pañola del 26/12/1957: "En ningún caso podrá investigarse el protocolo
En cuanto al archivo, en la Capital Federal, que comenzo el movImIento,
por razones fiscales": entiéndase bien, referido a los contratantes, no él los
en una primera época el notario remitía los tomos al archivo gener~l de
impuestos que debe recaudar y pagar el notario.
tribunales; luego, por ley 19.016/71, se le atribuyó el carácter de archIvero
El protocolo --según Pelosi- debe reconstruirse a causa de la pérdida
al propio colegio notarial; en la provincia de ~uenos ~ir~s, actualmente el
o extravío, destrucción, deterioro, sustracción de alguna o más fojas. Di-
colegio guarda los que corresponden a las cIrcunscnpcIOnes de La Plata
cha reconstrucción se realiza mediante varios procedimientos: a) poner la
y Gran Buenos Aires y últimamente a otras; en las demás, se los guarda
copia o testimonio, no raída en lugar sospechoso ni ininteligible, en el pro-
todavía en los archivos generales de los tribunales locales.
tocolo, con intervención judicial (1011); b) volver a otorgar exactamente
En casi todos los países, los protocolos son propiedad del Estado
el mismo acto o sistema de reproducción (Boletín de legislación 3133/5-
actualmente. En el siglo pasado, todavía en Francia y en los de régim.en
2000, CABA), no siendo aceptable ni la ratificación ni la transcripción; c)
influido por ella (Bélgica, Canadá) los protocolos aparecen como pr?pIe-
a falta de matriz y de copia, la obtención del título supletorio sobre la base
dad del registro, cuyos titulares pueden disponer de ellos por tr~nsaccIOnes
de la inscripción de dominio (29, 17.801).
jurídicas, compraventa, permuta, etc.; son fincados por heren~Ia y hay.a.l-
gunos fondos documentales que permanecen en poder ?e la mIsma fam~l~a
por varios siglos. En la Argentina hasta 1874 los regIstros eran tambIen
3. Notas marginales. Inspección de protocolos
privados. .
En cuanto al secreto del protocolo, la ley 9020 dIce: Tienen permanencia porque se las escribe en el folio del protocolo,
150. La exhibición del protocolo procederá cuando medie orden de aunque algunos contenidos puedan no tener mayor importancia (v.gr., nota
juez competente o a requerimiento de quien t~nga i~terés legítimo con re- de expedición o de inscripción). El arto 148, ley 9020, las regula y dice que
lación a determinados documentos. Se hallan lllvestldos de tal derecho los dichas notas pueden ir en la parte libre que quede en el último folio de cada
otorgantes o sus representantes o sucesores universales y singulares. En los escritura o acta, después de la suscripción y, a falta o insuficiencia de este
actos de última voluntad y en los de reconocimiento de filiación, mientras espacio, en los márgenes de cada folio; llevan media finna y sirven para
vivan los otorgantes, únicamente ellos. indicar: destino y fecha de la copia, datos de inscripción, rectificaciones,
151. La exhibición del protocolo no es extensible a aquellos docu- declaraciones de nulidad, rescisión; a pedido de los interesados, los ele-
mentos que por su naturaleza fueren considerados secretos por el respon- mentos indispensables para prevenir modificaciones, revocaciones, aclara-
sable de su guarda, salvo que se actuare en representación de los otorgantes ciones, rectificaciones y confirmaciones; notificaciones u otras diligencias;
o de sus sucesores universales facultados especialmente a tal fin. subsanación de errores materiales u omisiones, siempre que surjan de tí-
152. En todos los casos el notario adoptará las providencias que esti- tulos, planos u otros documentos fehacientes y no modifiquen la sustancia
me pertinentes para que la exhibición no contraríe sus deberes fundamen- del acto; datos de identidad de los comparecientes, omisión o error sobre
tales o las garantías de los interesados. Ley 404, 29p Y regto. 72 recaudos fiscales, administrativos o registrales.
En realidad, el secreto del protocolo esencialmente se halla fuera de En el Colegio porteño el Departamento de Inspección de Protocolos,
él. Existe la idea de que debe extenderse sobre todo a aquellos actos y deta- reglamentado en el PN 56, Boletín de legislación 3122, del 5/01 establece
lles que han acontecido con motivo del otorgamiento, y comprende no s~lo que los inspectores serán designados mediante concurso de oposición y
al notario, sino también a sus empleados. También enfrenta el protocolo lll- antecedentes siendo incompatibles el cargo con el ejercicio de la función
vasiones fiscales, cuando el fisco ordena a los notarios que informen todas notarial (5-6). Las inspecciones son anuales, las hay extraordinarias o es-
las escrituras de un determinado monto para arriba, nombres y apellidos de peciales con justificación, v.gr., ordenado judicialmente (5.6.13 .17).
las partes, y domicilios. Entiendo que toda investigación impositiva tiene
cierto cariz contencioso y, en consecuencia, sostengo que el fisco debe
indicar precisamente de qué sujeto se trata, y no pedir una información
CAPÍTULO XVIII
VIDA POSTERIOR DEL INSTRUMENTO NOTARIAL

Retomamos aquí los conceptos vertidos en el capítulo II sobre forma


jurídica, documento privado y público, y la forma notarial, instrumento
notarial o auténtico (párrs. 4, 5), que completo con algunas nociones con-
cretas fundadas en la norma civil; luego recordaremos algunos efectos ya
estudiados, las opiniones de diversos autores, los principios que se ori-
ginan en la forma, para entrar directamente a los efectos que distinguen
algunos, entre los cuales los sustantivos, formulando cotejo con los otros
documentos públicos.

LII. FORMA NOTARIAL. EFECTOS (2, 157)

Todo acto jurídico por ser tal es voluntario; pero ningún hecho tiene
ese carácter sin un hecho exterior por el cual la voluntad se manifieste.
Si la declaración debe ser formal, la eficacia depende de la observancia
de las formalidades exclusivamente admitidas como expresión de aquélla.
Es tan importante este aspecto que la misma existencia de los actos entre
vivos comienza el día en que fuesen celebrados, y si dependiesen para su
val idez de la forma instrumental, desde el día de la fecha de los respectivos
instrumentos, los cuales, por otra parte, no pueden ser suplidos por otra
especie diferente si se ha ordenado una clase determinada (944, 918, 914,
951 Y 977).
192 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL VIDA POSTERIOR DEL INSTRUMENTO NOTARIAL 193
l. Caracteres de la forma sólo su existencia, sino una consistencia de gran relieve, que prácticamente
desaloja a las demás, al modo que la última ciudad viviente se sobrepone a
Uno de sus primeros efectos es exteriorizar los hechos jurídicos y la las ruinas de la primera (951, 977).
voluntad, interesándonos en particular la escrita (917). Refiriéndonos a la Por el principio de individuación la forma notarial opera una serie de
escritura pública, hemos intentado probar que al registrar los hechos acon- determinaciones; en primer término, la que surge del hecho de ser notarial
tecidos en la dimensión temporal, los introduce en la otra coordenada es- con los valores reconocidos en derecho; luego, si nos adentramos en el
pacializándolos (párr. 1). Ahora nos interesa averiguar las interpretaciones mensaje que nos ofrece la grafía del sustrato, la emoción capta la caracte-
que han hecho algunos autores sobre la forma, en especial si son notarios. rización de la figura jurídica en alguna de sus especies; más allá todavía
Ihering, en famosos textos, y Llambías han sostenido la esencialidad configura un contrato o un hecho determinado que es reconocido jurídica-
de la forma, tesis con la cual comulgo. Couture, en El concepto de fe públi- mente por un nombre, compraventa, poder, comprobación, legitimación de
ca, expresa que por "forma" se puede entender en derecho todo elemento firmas y, en la última grada, las modalidades de 10 instrumentado.
sensible que envuelve exteriormente un fenómeno jurídico (RdN, nro. 546, Finalmente, esta forma notarial se manifiesta por su operatividad.
p. 28). Al respecto discurre muy bien Francisco Cerávolo, en Formajurí- Dada la existencia de un acto jurídico se coligen ciertas consecuencias que
clica, que "es impropio considerar genéricamente a la forma jurídica con~o son las buscadas por el compareciente y las que surgen porque la ley lo es-
mera envoltura o continente del acto jurídico, pues sin su concurrenCIa tablece· estas consecuencias nacen eficazmente no sólo ex voluntate, sino
--aludimos a la forma sustancial- ésta no existe. Se nos ocurre que con la tambié~ ex lege. Las primeras son derivaciones directas de la voluntad del
forma jurídica sucede algo así como con la fachada de un edificio; aquélla sujeto y se dan al cumplirse las formalidades y etapas legales; las segundas
constituye su elemento externo, pero no es exterior al edificio mismo, cuya son derivaciones indirectas de esa misma voluntad, ya que no se producen
realidad como tal no se concebiría sin ella. En definitiva, pues, la forma inmediatamente a causa de ella, sino que a manifestaciones determinadas
es el elemento exterior o sensible del acto jurídico, pero no exterior a él" la norma atribuye consecuencias legales.
(RN, 1183/66).
Por su parte, Mario Copes, internándose en la lógica simbólica, define
la forma jurídica como "un sistema necesario de símbolos (convencionales) 3. Eficacia
mediante los cuales únicamente es posible el tráfico jurídico, la interacción
social en el plano jurídico". Cita a Salvat ya Spota, quien no teme afirmar José Castán Tobeñas expresa que "los efectos de la función notarial se
que todos los actos jurídicos son formales, debiéndose entender que los no sintetizan y resumen en la producción del instrumento público. Pero éste
jiJlomales no carecen de forma, sino de forma legal ordenada. Copes sos- tiene eficacia y efectos muy complejos que podemos agrupar en tres zo-
'tiene que la forma jurídica implica un contenido volitivo que exterioriza el nas: efectos sustantivos o civiles (constitutivos, dispositivos, declarativos,
emisor en dirección al receptor y que todo este lenguaje cristaliza en signos etc.); efectos probatorios y efectos ejecutivos (en cuanto el instrumento es
y significados inteligibles para los sujetos y para la sociedad (Introducción medio legal de hacer ejecutiva la obligación). Esta complejidad de efectos
(/ laformajurídica, RN, 1515/67). de la formulación instrumental ha pasado, por 10 general, inadvertida a los
civilistas ... ; en cambio, ha sido advertida y analizada por los expositores
de derecho notarial (p. 59).
2. Tres principios Couture, en el citado trabajo, declara que la suposición de verdad
derivada de la fe pública se refiere a diferentes elementos del instrumento,
De la forma notarial-como de otras- emanan tres principios: de ser,
con muy diversos grados de eficacia. Así, además de su función procesal,
de individuación y de operatividad. El principio de ser da la existencia
la fe pública cumple un cometido sustancial ligado a la teoría del negocio
de la cosa cuando la forma notarial adviene sobre un contrato o sobre un jurídico (ps. 52/53); en los capítulos Vy VI estudia la eficacia procesal y la
hl.!eho cuaiquiera; le da existencia jurídica. Aun cuando el hecho o el con- eficacia sustancial de la fe pública.
trato pudieran fijar su existencia fuera de la forma notarial, una vez que se Por último, Larraud, en el curso (p. 510), desarrolla el siguiente es-
1¡¡lIlan integrados con ésta, la fe típica de los instrumentos especiales fija no quema de la eficacia del documento notarial:
194 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL VIDA POSTERIOR DEL INSTRUMENTO NOTARIAL 195

L Biología de los derechos. 1. Rafael N úñez Lagos


a) Forma del acto - eficacia constitutiva.
b) Título - eficacia de tráfico. Distingue dos planos en la escritura: el negotium, o contenido sus-
11. Patología de los derechos. tantivo, y el instrumentum, que capta dos momentos: la dimensión acto
c) Prueba en juicio - eficacia procesal. o audiencia, y la dimensión papel, que es el resultado final, esto es, el
d) Título ejecutivo - eficacia ejecutiva. instrumento público. Estudia las teorías de la declaración reproductiva con
la renovación del contrato de Degenkolb, las del negocio de fijación, ve-
Dejo a un lado la antigua clasificación, formas ad solemnitatem y ad rificando diversos autores: Bahr, negocio propio e impropio o confesión;
probationem, que no resulta ser una división lógica, pues no existe oposi- Rumelin, negocio causal y no causal; Siegel, negocio de fijación en el pre-
ción, ya que las formas ad solemnitatem también prueban. También paso sente o futuro; y von Tuhr con sus declaraciones de voluntad y de ciencia.
por alto la división de formas de ser y formas de valer, que fue expresa- Sostiene que la escritura registra varios tiempos; el pasado resulta ser
da por Francisco Carnelutti, siendo la impugnación la misma, porque las herencia de la confesión, por ser una pronuntiatio contra se; el presente
formas de ser también valen. Esta clasificación ha respondido a criterios corresponde a la audiencia que comprendía las actividades del magistrado
civilistas y procesalistas; en cambio, los notarios verificamos los distintos romano; y el futuro, que es la herencia dejada por el tabelión vinculando a
efectos que indico seguidamente. El criterio de Larraud, aunque se basa en las partes en adelante. Afirma que tanto el presente como el futuro tienen
ciencias de la salud, pueden explicar la concepción: en los instrumentos valor normativo, y desde ese punto de vista, siendo la ley particular de las
notariales existe una eficacia que surge de la vida común y ordinaria, que partes, rezuma contenidos sustantivos.
es la eficacia constitutiva y de tráfico, a la cual, por mi cuenta, he añadido Estos contenidos se expresan lingüísticamente con ciertos vocablos,
la eficacia registral, que según la ley 17.801 tiene la escritura. De modo que si bien tienen valencias propias se concentran alrededor de un signi-
excepcional la escritura sirve para el proceso y para la ejecución; nunca licado común con implicancias activas. Tales son: negocio, constitución,
se ponderará suficientemente que se utilizan en ellos sólo un cinco por disposición, patrimonio, materia, norma legal, fuera de juicio. Podríamos,
ciento de las escrituras, razón por la cual tales efectos son patológicos o pues, ensamblarlas afirmando que todo negocio exteriorizado notarialmen-
accidentales. te constituye una disposición del patrimonio que afecta el derecho material
de un sujeto cuando realiza contratos que, extrajudicialmente, crea una
110nna legal particular.
LllI. EFECTOS SUSTANTIVOS (2, 240 y 535; 5, 75) Núñez Lagos distingue tres tipos de escritura: la constitutiva, la con-
lesorio-normativa y la de reconocimiento. La constitutiva es aquella que
La forma notarial desarrolla un efecto sustantivo que resulta ser de aparece otorgada in continenti, es decir, sin antecedentes (v.gr., casi todas
primera importancia. Cada sector de la doctrina que ha estudiado el ins- las hipotecas, las donaciones, las compraventas sin boleto). El instrumen-
trumento notarial, como era lógico, 10 verifica con su visor especializado: to notarial semeja un recinto aporítico, tiene una posición insular, pues
valor prueba para los procesalistas, valor forma para los civilistas, pero no aparenta desconectarse de la causa. Además, la escritura es pago de la
alcanzaron la forma sustantiva porque se halla fuera de su campo especí- obligación de escriturar y aquél es sustantivo. En cuanto al precio: a) el
fico. Desde hace unas décadas los notarios se han propuesto descubrir la confesado se refiere a entrega anterior; con todo, ahora se formula una
cficacia sustantiva del instrumento propio, sobre todo escrituras, aunque declaración confesoria que actúa como subrogado del pago real, ya no se
sin dejar a un lado algunas actas. puede reclamar más; b) el aplazado constituye una promesa de pago que
Cabe el desarrollo más completo y profundo a Rafael Núñez Lagos; afecta el patrimonio y actúa como subrogado del pago; si tengo un crédito
según la norma argentina, Miguel Norberto Falbo ha puesto de relieve este por $ 100.000 y lo transfiero, el precio aplazado de mi deudor vale los
valor por medio de la teoría que denomino de la titularidad; finalmente, $ 100.000 que me pagan a mí por la cesión.
he emitido opinión sobre el tema, profundizando el camino abierto por La escritura confesorio-normativa tiene dos partes: a) confesoria, es
.Il1lio R. Bardallo en El notario y la/orma auténtica y Formajurídica (RN, parte accesoria; consiste en la descripción de fincas, la mención de hechos
(IW/M y 1295/69). I"(Julizados por las partes, declaración sobre situaciones (v.gr., que el in-
196 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL VIDA POSTERIOR DEL INSTRUMENTO NOTARIAL 197

mueble no está ocupado); b) la parte normativa sigue siendo la principal partes, en presencia y con intervención del notario, cuya finalidad es cons-
y es un reconocimiento constitutivo; así, la promesa de pago entra en la tituir derechos y conferir titularidades. Por ello, la he denominado teoría
vida futura y afecta mi patrimonio en cuanto constituye una obligación que de la titularidad, ya que el centro alrededor del cual giran los conceptos,
deberé cumplir materialmente por la entrega del dinero, o de 10 contrario las situaciones y las normas es precisamente la titularidad, la cual se tiene
habré de responder con mi patrimonio. sobre el derecho de propiedad, que es sustantivo.
Por último, la escritura de reconocimiento (v.gr., de protocolización
de documento privado, confirmación de un acto nulo) no da nada nuevo,
ni produce novación; pende siempre del acto confirmado, es meramente 3. Carlos Nicolás Gattari
declarativa o confesoria. Así se expresa Núñez Lagos. Sin embargo, a mi
parecer, algo agrega: existen adveraciones patrimoniales (v.gr., los boletos En trabajo monográfico sobre el tema decía: Me parece que la forma
de compraventa protocolizados hasta el 31 de diciembre, no pagaron el notarial es intrínseca, informante y sustancial; así podemos explicar la for-
impuesto al valor agregado que comenzó a regir ell de enero siguiente); la ma notarial a posteriori, es decir, en un documento que tengo a la vista,
confirmación importa renuncia a mi acción de nulidad que podría provocar determinado por dos principios intrínsecos: a) uno material, sujeto jurídico
la vuelta de la situación material a la situación anterior. de sustentación; y b) una forma jurídica especial, la notarial. Esa forma
notarial constituye esencialmente la dimensión acto, el hecho de la audien-
cia, y junto con los actos jurídicos que actúan como materia, son las causas
2. Miguel Norberto Falbo intrínsecas del instrumento auténtico. Pero si bien la forma notarial no es
extrínseca, no se sigue que no sea exterior; la forma (objeto ego lógico ) y su
Declara que el negocio es una voluntad dirigida a modificar el esta- resultado el instrumento (objeto mundanal) pertenecen al mundo sensible
do jurídico de una persona. El boleto de compraventa, en sí considerado, y, como objetos culturales, precisan de un sustrato.
es causa genética que establece la posibilidad de provocar una mutación. La fom1a notarial es infonnante porque aporta una perfección a un
Constituye una fuente de energía como potencia, sin virtualidad para mo- sujeto con el cual se une para constituir un ser común. No subsiste por
dificar la situación real; el contrato como obligación personal es un punto sí misma, sino que precisa de un sujeto como base de sustentación. La
de partida, pero el cambio requiere de una técnica determinada que es la forma notarial aporta la perfección al hecho jurídico, a punto tal que éste
escritura pública. Podría ser comparado con una corriente de luz que se ha- sin aquélla en muchos casos se considera inexistente (1810), en otros no
lla apagada; para que aquélla se transmita hace falta prender el encendido. se producen los efectos buscados (1185) y, finalmente, por carecer de tal
También lo he comparado con dos riberas: en una se halla el contrato; para forma, se debe probar que existió. Por último, es forma sustancial porque
pasar a la otra ribera, de la titularidad, hace falta un puente transmisivo: la es principio de existencia o de una especie de existencia. Cuando nos ha-
escritura. llamos frente a un instrumento, advertimos que la forma notarial ha dado
Prosigue Falbo declarando que la escritura tiene efectos y fines. Entre el ser y la existencia del acto o hecho jurídico en un plano específico que
los primeros el conferir titularidades, que es un efecto sustantivo: antes de antes no tenía. Entiendo que la forma notarial, tanto en actas como en es-
la escritura Juan es el titular, y Pedro después de la escritura, cambiando crituras, busca como primer efecto constituir, dar existencia.
sus posiciones. Por exteriorizar la voluntad encontramos un efecto de la
forma; la prueba de su existencia nos introduce en el efecto procesal, y
al aprehender la fuerza dinámica del boleto hallamos el negocio de pago. 4. Mario Antonio Zinny
Tiene por fines constituir titularidades; dar seguridades por la intervención
del notario, y objetivamente por el protocolo; establecer la permanencia Éste en el Acto notarial puro, trata a los tres autores indicados como
uspacio-temporal del derecho; proveer autenticidad, legitimidad y ejecu- dogmáticos porque sostienen el contenido y la eficacia sustantiva del ins-
toriedad. trumento notarial, es decir, la tesis de carácter objetivo, porque es ese ob-
El autor nos brinda el siguiente concepto de escritura: es el resultado .ido el que crea la ley. En cambio Zinny, en contexto más bien subjetivo,
de un procedimiento voluntario establecido por ley o convenido por las hace hincapié en la audiencia como forma del acto notarial puro, exaltando
198 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL VIDA POSTERIOR DEL INSTRUMENTO NOTARIAL 199

sus valores que ninguno desconoce, pues es aceptado por toda la doctrina con plena seguridad y posibilita la constitución de otros derechos reales,
notarial sin excepción. hipoteca, servidumbre. El boleto carece de tales caracteres. En su aspecto
Empero si sólo nos quedáramos con la audiencia notarial, que es tam- instrumental, la escritura goza de fe pública y tiene existencia firme; el bo-
bién forma, si bien temporal, transeúnte, efímera, que dura pocos instantes; leto carece de fe pública y su existencia es dubitable. La escritura es forma
aun reconociendo que en ella existen los hechos y los actos concretos, pública y legal, con todas las consecuencias que ello entraña; el boleto o
causantes de historia individual, la cual es presidida, asesorada, modulada, contrato es fonna privada no formal, se puede prescindir de él; la primera
fehaciente en cuanto interviene un escribano con poder de dar fe, acontece fija la fecha y lugar con certeza; constituye la prueba máxima y plena, a .
que en el dinamismo propio del transcurso del día se nos evade de las ma- punto tal que relevat ab onere probandi (releva de la carga de probar).
nos con las horas y de la memoria con los meses. Es necesario, pues, que La escritura se conserva encuadernada dentro del protocolo; existe un
esa audiencia se escriba en un instrumento, estancia humana en el mundo consentimiento autenticado, una lectura explicada, salvado de errores, se
y, en especial en el mundo jurídico, solidificada por la plena fe, que la basta a sí misma y existe una técnica formularia que suelen aplicar los no-
independiza inclusive de sus autores constituyendo un título válido en la tarios. El boleto, principio de prueba, es un documento suelto, sin consen-
sociedad porque la ley lo dice (992/96). timiento autenticado, una lectura simple, puede o no haber salvado de erro-
res, precisa de reconocimiento y su formación no suele respetar fórmulas
consagradas. En la escritura puede haber testigos, se desarrolla en unidad
UY. INSTRUMENTO NOTARIAL. OTROS (1,582) de acto, tiene eficacia hacia todos, sólo atacable por querella de falsedad,
facilita el trámite judicial e integra el aspecto internacional del derecho.
Nos interesa cotejar el instrumento notarial con otros documentos. Podríamos resumir la situación con dos contextos: la escritura tiene
Formularemos comparación con el boleto de compraventa precedente de verdad coactiva y seguridad jurídica plenas, mientras que el boleto tiene
la escritura. También haré cotejo con el documento administrativo y, bre- verdad y seguridad en medida mucho menor; es probable, es decir, se lo
vemente, con el documento registral y el judicial. debe probar, carece de la autonomía de aquélla y cuando alguna seguridad
y certeza tienen es por la intervención del notario (p. ej., legitimando las
firmas).
t. Escritura pública y boleto de compraventa

Los contemplamos desde el punto de vista del sujeto (sujetos negocia- 2. Instrumento notarial y documento administrativo
les y notario) y del objeto (derecho real y documento). La identidad de las
partes en virtud de la fe de conocimiento, su legitimación, la autenticación El primero es instrumento público; los incisos 1, 2, 4, arto 979, se
de hechos, firmas, impresiones digitales, obligaciones y derechos asumidos refieren a instrumentos realizados por notarios o funcionarios en función
se producen en la escritura pública; el boleto no tiene tales caracteres; no se notarial creados por ley; tal instrumento goza de la plena fe (993/995), es
lo puede otorgar con impresión digital; por último, se opone la fe simplista el modelo del instrumento p,úblico y sus caracteres suelen ser opuestos al
del boleto a la buena fe razonada del otorgamiento ante notario. documento administrativo. Este no se halla en ningún inciso del arto 979 en
El oficial público presta asesoramiento integral, enseña el derecho, /(mna clara; no se ha dictado ninguna ley especial que los establezca como
tiene visión no sólo de 10 presente, sino de lo futuro, lo que no suele existir instrumentos públicos. Las Gtctuaciones administrativas no son más que las
en el boleto, como tampoco una investigación exhaustiva de la voluntad. .i udiciales, y de éstas sólo son instrumentos públicos las actas hechas por
1\1 notario asume la autoría del instrumento y se responsabiliza por éste y los escribanos actuarios (979, 4).
por el acto, por medio de su firma y del sello aclaratorio; libera deudas por No hay instrumento notarial sin firma, y una vez autorizado, el oficial
impuestos y tasas, inscribe en los registros. En el boleto hay asesoramiento público no puede contradecir, variar ni cambiar; por otro lado, la escritura
económico y no suele existir ninguna de las actividades mentadas. lIecesaria y exclusivamente se debe realizar por escrito. En cambio, si la
En cuanto al derecho real, la escritura lo integra como título junto a firma del documento administrativo es sustituida por otros medios es vá-
la posesión; tiene eficacia traslativa de la propiedad, fija las titularidades lido; la fecha, nombres, cantidades, no son esenciales; el agente público,
200 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL VIDA POSTERIOR DEL INSTRUMENTO NOTARIAL 201

en sede administrativa, puede revocar, modificar y sustituir de oficio al 3. Instrumento notarial. Documentos judiciales y registrales
documento; por último, puede documentarse por escrito, en forma oral,
simbólica y aun tácita. El último no hace fe ni de la data, ni de la firma, Agustín Gordillo, sobre su tema, proporciona algunas diferencias.
que puede ser sustituida, ni de su contenido, que puede ser modificado y "Pensar -dice- que las actuaciones administrativas puedan ser instru-
revocado aun en sede administrativa. mentos auténticos nunca puede llevar a otorgarles mayor valor de verdad
Cuando el agente público contradice, cambia o altera un acto admi- ni de plena fe que a las actuaciones judiciales en iguales circunstancias; por
nistrativo que consta en un documento administrativo, lo hace de oficio, lo tanto, no obligando estas últimas a los jueces superiores sobre las aflr-
por sí mismo, y por razones de oportunidad, mérito o conveniencia, mo- maciones, las constataciones, los criterios ni las decisiones del juez de que
dificaciones que nada tienen que ver con la querella de falsedad y que se trate, tampoco puede pretenderse que las actuaciones administrativas
inclusive ninguna prueba necesitan ante nadie; en consecuencia, no puede obliguen a tal alcance a jueces ni administradores".
haber documento administrativo al cual se atribuya la autenticidad del arto Creo que es posible aplicar a los documentos judiciales y registrales
993, si luego se contradice con múltiples excepciones que desfiguran los las consecuencias claras que derivan del arto 993: "El instrumento público
caracteres del instrumento auténtico según dicho artículo. hace plena fe hasta que sea argüido de falso, por acción civil o criminal de
La documentación del acto administrativo nunca es forma sustancial la existencia material de los hechos que el oficial público hubiese anuncia-
ni responde necesariamente a la idea de probar, sino a la de enseñar, dar do como cumplidos por él mismo, o que han pasado en su presencia". ¿Qué
a conocer; luego, no necesita hacer plena fe; su fuerza no deriva de una se puede contestar a esta pregunta: cuáles son los hechos que han pasado
falsa atribución de una autenticidad desfigurada, sino de su legitimidad o en presencia del juez (salvo 10 que consta en algunas actas) con ese mundo
ejecutoriedad. Según dice Fiorini, cuesta suponer que cualquier empleado de papel que son los expedientes, y cuáles son los hechos que acontecen en
pueda ser notario; éste no se confunde con el agente administrativo, no es el mundo empapelado de los registros de la propiedad?
agente público, no tiene sueldo del presupuesto, no es agente estatal, no Hay muchos autores notariales que se han referido al tema cotejan-
recibe órdenes jerárquicas, no tiene impuesta la obediencia debida, no se do el instrumento notarial con los otros: Rafael Núñez Lagos, Francisco
halla incrustado en el estatuto del empleado público, no expresa ninguna Martínez Segovia, Carlos A. Pelosi, Miguel N. Falbo, Eduardo B. Pondé,
voluntad del Estado, ni tiene ningún escalafón. Rufino Larraud, Julio R. Bardallo y otros. Pero no quiero acudir a ellos.
Existe una despersonalización de la voluntad del agente estatal; su la- Así como he sacado la mayoría de los argumentos de autores de dere-
bor misma es impersonal; el acto administrativo se manifiesta como resul- cho administrativo, tales como Fiorini, Gordillo, Cassagne, Dromi y otros,
tado institucional de una organización y resulta ser consecuencia de todos también quiero resumir la situación con palabras escritas por uno de los
los trámites que, a través del tiempo, se realizan en el expediente. En la más grandes procesalistas, Francisco Camelutti, en Prueba civil (Arayú,
escritura, el notario se halla totalmente personalizado; aquélla es el resul- Bs. As., 1953, p. 185) :
tado u obra de determinada persona con cierta investidura y tiene unidad "Uno de los medios para garantizar la fidelidad del documento (uno
de acto, a la cual jamás alcanzará el acto administrativo. de los remedios contra el peligro de infidelidad) consiste en proveer a su
Para concluir, la escritura se halla reglada por el Código Civil, de formación mediante persona que ofrezca garantías intelectuales y morales
derecho privado, y de lege ferenda podría serlo por una ley de fondo sobre para excluir al máximo el peligro de errores de inteligencia y de voluntad
el instrumento notarial que rigiera todo el país, siempre sobre asuntos y un la formación misma. Este proveimiento da lugar al documento oficial,
temas privados. En cambio, el documento administrativo se conecta con uontrapuesto al privado. La especie más importante de documento oficial
el derecho público y está legislado por normas locales. Precisamente la us el documento notarial". El argumento de que la fe pública recae sobre
mayoría de los puntos diferenciales que he establecido se coligen de las hechos de las partes, distingue forzosamente todo el sistema notarial de los
normas de la ley 19.549, que regula el procedimiento administrativo en que constituyen los documentos administrativos, registrales y judiciales,
la Capital Federal, que es modelo más o menos común de todas las leyes con poquísimas excepciones. Creo que el desarrollo de esta idea será sufi-
provinciales. ciente para establecer la conclusión a que arribé en El objeto de la ciencia
e/el derecho notarial: que la única autenticación y fe pública es, sustanti-
va mente, la notarial.
202 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL

Es que en realidad lo de público en el resto de los documentos es


sólo un epíteto. En efecto: si la administración es pública, manifiesta su
voluntad pública, por medio de un funcionario público Uuez, funcionario,
registrador), en actuaciones públicas por medio de actos públicos, y todo
ello pertenece al derecho público, la conclusión se impone: el documento
judicial, el administrativo y el registral son públicos, pero que tengan fe
pública como la notarial es imposible porque no recaen casi nunca sobre
hechos vivientes de terceros, ni existe ninguna ley o norma especial que les
haya atribuido tal cualidad.

CAPÍTULO XIX
OTROS EFECTOS

Además de los efectos sustantivos, el instrumento notarial desarrolla


otros en que expande sus valores. La copia de una escritura normalmente
se presenta en el registro de la propiedad, en el cual provoca ciertos efec-
tos, antes aun de su otorgamiento. Si el instrumento se halla destinado a
circular fuera del país, las leyes nacionales, así como las internacionales, le
reconocen ciertas consecuencias. Si se produce una situación de anomalía
en las relaciones entre partes, el instrumento notarial ingresa en el proceso
judicial, donde desarrolla particularmente efectos probatorios y ejecutivos.
Finalmente, en una apreciación axiológica el instrumento notarial posee
valores que la sociedad le atribuye.

LV. EFECTOS REGISTRALES. VALIDEZ INTERNACIONAL (1, 608)

l. Efectos registrales

Si estudiamos la ley registral nacional 17.801, podemos verificar


la existencia de algunas normas que se refieren al instrumento notarial,
atribuyéndole eficacia sobre el registro en forma tal que éste resiente el
impacto de aquél, provocando su actividad hacia fuera y hacia dentro. Ta-
les efectos hacen nacer obligaciones en el registro, modifican situaciones
consignadas, provocan el nacimiento de un tiempo jurídico y causan la
apertura de folios reales.
204 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL OTROS EFECTOS 205

Obligaciones. Con motivo del otorgamiento del acto notarial, y aun ridad administrativa; mas no puede abrir nuevos folios reales hasta que los
antes de la autorización, el registro fuerza al notario a tener a la vista el titulares de tales inmuebles realicen alguna declaración de voluntad, venta,
título inscripto y el certificado en que se consigna el estado jurídico de división de condominio, etc., en escritura.
los bienes y de las personas según sus constancias y que debe expedir el
registro. Además, ante solicitud notarial, el registro libra copia autenticada
de la documentación registral y los informes que publicita. En resumen, el 2. Validez internacional
registro tiene obligación de expedir certificados e informes (23 y 27).
Luego del otorgamiento del acto, la copia notarial ingresa en el re- Varias son las normas civiles. Las formas y solemnidades de los con-
gistro y hace nacer en éste la obligación de inscribir, para su publicidad, tratos y de todo instrumento público son regidas por las leyes del país don-
oponibilidad a terceros y demás previsiones legales, los instrumentos no- de se hubieren otorgado (12 y 950). Los contratos hechos en país extranjero
tariales que transmiten, declaran, modifican o extinguen derechos reales, para transferir derechos reales sobre inmuebles situados en la República, se
porque son documentos auténticos que hacen fe por sí mismos y sirven rigen por el derecho argentino en cuanto al fondo y a sus efectos; formal-
inmediatamente de título al dominio, derecho real o asiento practicable. mente deben constar en instrumentos públicos que se protocolizarán por
Esa obligación no puede ser restringida ni limitada mediante normas de orden de juez competente, para obtener los efectos de la tradición (10 Y
carácter administrativo o tributario (2, 3, 41). 1211).
Situación registral. Se mantiene, no pudiendo ser modificada por el A su vez, existen normas internacionales en los tratados de derecho
registrador, quien, a la inversa, debe hacerlo cuando ella varía a petición civil de Montevideo: a) el de 1889 dispone que la ley del lugar donde
del autorizante del documento que se pretende inscribir o anotar; también deben cumplirse los contratos decide si es necesario que se los haga por
se produce variación cuando existe inexactitud, esto es, todo desacuerdo escrito, y la calidad del documento en cuanto a las formas es regida por el
entre lo registrado y la realidad jurídica extrarregistral; si el error es del lugar del otorgamiento (32 y 39); b) el de 1940 no registra cambio sustan-
registro, éste deberá corregir siempre que se le exhiba el instrumento ori- cial, porque la ley que rige los actos jurídicos decide sobre la calidad del
ginal. Por último, varía la situación registral con motivo de la cancelación documento; las formas y solemnidades de los actos jurídicos siguen la ley
que se solicite en documentos en que consta la extinción del derecho regis- del lugar donde se los otorga (36).
trado, o por la inscripción de la transferencia de dominio o derecho real en El tratado de derecho procesal internacional de 1889, firmado por
liwor de otra persona o por confusión (34/36). Argentina, Bolivia, Perú y Colombia, dispone que las escrituras públicas
Tiempo jurídico y cósmico. Uno de los efectos más destacables del surtirán sus efectos en los otros Estados signatarios, siempre que se hallen
instrumento notarial es el relativo al tiempo; el arto 5 dice que las escrituras debidamente legalizadas, entendiéndose por legalización en forma cuando
públicas que se presenten dentro del plazo de 45 días contados desde su se practica con arreglo a las leyes del país de donde el documento procede
otorgamiento, se considerarán registradas a la fecha de su instrumentación. y éste se halla legalizado por el agente diplomático o consular que en dicho
hs decir, que si fue otorgada el 5 de enero y entra el 30 de enero (tiempo país o localidad tenga acreditado el gobierno del Estado en cuyo territorio
cósmico real), se considerará inscripta al5 de enero (tiempo jurídico). Por se pide la ejecución. Esta norma de legalización ha sido fuertemente criti-
otro lado, existe un efecto preescriturario en la reserva de prioridad re- cada en varios congresos internacionales del notariado latino y por trata-
gistral que comienza con la expedición del certificado, el cual protege al distas, pues sólo parece significar cierta recaudación de fondos, porque no
instrumento otorgado durante el plazo de su validez (25). mejora la legalización realizada por los colegios notariales.
Folio real. ¿Cuándo se abre un folio real nuevo? Los inmuebles res- Alicia M. Perugini de Paz y Geuse se refiere a los tratados de Mon-
pecto de los cuales se deba inscribir las escrituras notariales, serán pre- tevideo de 1889 y 1940, que autorizan a escribanos de un país a actuar
viamente matriculados en el registro de .su ubicación; si un inmueble se dentro de otro cumpliéndose ciertos requisitos. De estos tratados "es lícito
dividiera, serán confeccionadas tantas nuevas matrículas como partes re- deducir que, con mayor razón, debe serie permitido realizar actos en su
sultaren, y se anota en el folio real primitivo la desmembración operada país con eficacia para otro. Por consiguiente, no sería admisible que, con
( l () Y 13). El registro suele poseer los planos al ser aprobados por la auto- respecto a los países del tratado de Montevideo, se sometiese a las escritu-
ras extranjeras a requisitos diferentes de los formales de la legalización y
206 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL OTROS EFECTOS 207

autenticación; por ejemplo, vendiéndose una finca argentina en La Paz por También se afirma idem est esse ac probare, idem est non esse ac non
escritura pública, no debiera pedirse para su inscripción en el registro, la probare. ¿Qué quiere decir todo esto? Que entre ser y prueba no existe
protocolización por el juez que impone el arto 1211". distinción real, sino de razón. Si el instrumento notarial existe como tal,
La autora, en su monografía Derecho internacional privado notarial, prueba su contenido; es precisamente la fe notarial de que está investido; o
ha puesto muy airosamente cimientos para la nueva especialidad, según así inversamente, si su contenido está probado se demuestra la existencia del
lo reconoce el mismo Werner Goldschmidt en su presentación. Instituye instrumento notarial.
dos pilares: a) derecho internacional privado creado por los notarios en el La incidencia mayor en el desarrollo del discurso es lo del instru-
derecho consuetudinario y en determinados organismos, como la Unión mento notarial como tal, es decir, con todas las calidades que le atribuye
Internacional del Notariado Latino en sus congresos internacionales; y la norma. No se podría afirmar lo mismo de un instrumento privado que
h) derecho internacional privado producido para los notarios que surge de no prueba su contenido sino en determinadas etapas procesales (1026), ni
las normas de códigos, en especial las de colisión referentes a capacidad, de un asiento registral desprendido de los originales que lo causan, sino en
forma, contratos, poderes, etc. (RN, 797/70). el extremo caso de extravío de matriz y de copia (29, 17.801). Por ello, la
Para actualizar la nómina de los países y signatarios de la Convención existencia y la prueba se tienen en relación de causa a efecto, pero como el
de La Haya de 1961 a efectos de la legalización por apostilla ver Circular efecto por la fe notarial es sustantivo -hasta que la sentencia de falsedad
PBA 10, n° 2, enero de 2004, y circulares 3131/32 CABA. Para teoría inter- se dicte, con lo cual deja de ser instrumento notarial-, hace colegir la exis-
na de nuestro país, Víctor Cursack RN 924-96-415 Ypara la internacional, tencia del acto notarial. Es aquello de que instrumenta publica probant se
Cristina N. Armella, RdN 848-97-45. ipsa, tomado de la existencia de la prueba como un efecto de aquélla. En
definitiva, el ser de la prueba es un atributo del instrumento notarial, que
curiosamente, sin embargo, relevat ab onere probandi.
LVI. EFECTOS PROBATORIOS Y EJECUTIVOS (1,312; 2, 509 y 531; 3, 1,108; Los efectos probatorios del instrumento notarial son los del instru-
4,n, 67 y 146) mento público. En primer lugar, se hallan garantizados al máximo los he-
chos cumplidos o pasados en presencia del oficial público que hacen plena
l. Efectos probatorios fe de su existencia material. V élez Sarsfield aclara en la nota que se trata
de los hechos que "por su oficio, debe conocer el oficial público en el acto
Dice Núñez Lagos: "Aun entendiendo la prueba en el sentido amplio, de extender el instrumento; pero si un escribano, por ejemplo, dice que las
judicial y extrajudicial, que le asigna Carnelutti, el documento no tiene partes o el que otorga el acto estaba en pleno juicio, esta aserción no hace
como nota característica la de formarse para ser un medio de prueba. Natu- plena fe y admite prueba en contrario" (994). ¿Puede quebrarse esa plena
ra Imente que si el documento expresa hechos jurídicos, podrá ser medio de fe? La norma establece que ella perdura hasta que sean argüidos de falsos,
prueba; mas una cosa es su aptitud de ser medio de prueba y otra distinta lo cual significa no que la falsedad se instala en la iniciación del juicio, sino
es su naturaleza y su estructura". Es decir, el instrumento notarial tiene la que ella debe resultar de sentencia.
posibilidad de servir de prueba cuando se diera el caso de ser necesaria. Hállanse también las cláusulas dispositivas de las partes, ejecución
N úñez Lagos no acepta la primordialidad de tal fin. Pero curiosamente se del acto, convenciones, pagos, percibidos por el notario, que hacen plena
hallan ligados, cosa que pasó inadvertida para los procesalistas. fe entre las partes, siendo prueba completa, pero discutible en el caso de in-
Acabamos de ver en el capítulo anterior los efectos sustantivos que sinceridad. Por ello, el codificador en la nota expresa que dicha fe debe ser
surgen de la existencia del instrumento notarial; tales efectos no han sido cntendida respecto de aquellas cosas de que el oficial público ha adquirido
estudiados ni en ámbito civil ni en procesal. Sin embargo, hay algunos certidumbre por sí mismo y que tenga misión de comprobar. La fe debida a
al(lrismos latinos que ponen en relación la prueba con la existencia, ya la los instrumentos públicos es la misma para todos; pero no así sus efectos,
inversa. Ellos son: probat, ergo est; non probat, ergo non est; y sus respec- es decir, los derechos y las obligaciones que hace nacer del acto (994).
I ¡vas inversas: est, ergo probat; non est, ergo non probat. Las cláusulas enunciativas son manifestaciones incidentales; l~s di-
rectas (v.gr., que recibió intereses) hacen plena fe entre las partes, y los
208 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL OTROS EFECTOS 209

terceros -a quienes no perjudican- deben aceptarlas como válidas para en forma; 2) el instrumento privado suscripto por el obligado, reconocido
dichas partes; las indirectas (v.gr., que el dinero proviene de un préstamo judicialmente, o cuya firma estuviese certificada por escribano con inter-
de tercero) no hacen plena fe, sino que son sólo principios de prueba (995). vención del obligado y registrada la certificación en el protocolo o -como
Finalmente, el oficial público que extendió el instrumento no puede con- dice la bonaerense- también en el libro de requerimiento. Núñez Lagos, en
tradecir, variar ni alterar el contenido. La nota destaca la redacción del acto Hechos y derechos ... , estudia el proceso romano y medieval; Martínez Se-
por las partes y el oficial público, deber que considera de orden público, al gavia, además, se refiere al proceso germano, italiano y español, y termina
cual se añade la sanción legal que no permite probar con las mismas perso- expresando que la escritura pública presenta algunas condiciones ideales
nas que dan forma al acto, que no se lo haya ejecutado fielmente (992). de un título ejecutivo.
Larraud hace una apreciación gradual de los diversos tipos de docu- ¿Cuáles son esas condiciones ideales? La legitimación sustancial
mentos notariales. La escritura tiene autor cierto: el notario que la autori- del sujeto por la identificación, la existencia de causa lícita, el objeto de
za, lo cual asegura autenticidad externa, o sea, genuinidad. Respecto de ejecución cierto o determinable (v.gr., inmueble y monto detenninado),
la autenticidad interna, prueba plenamente que fue otorgada por quienes indicación de plazos precisos y constitución de una obligación pura y sin
expresa, cuándo y dónde se la otorgó y las diversas circunstancias de dicho condiciones.
otorgamiento. En cuanto a la autenticidad externa de las actas, éstas prue- También estudia el proceso francés, modelo de ejecutoriedad. La
ban, como las escrituras, la autoría del instrumento; la autenticidad interna, Pragmática de Enrique IV, en 1560, ordena que los ujieres, alguaciles y
en aquellas en que no intervienen los terceros, aun cuando falte la bilatera- sargentos del rey ejecuten, sin intervención de la justicia, lo establecido en
lidad, debe ser aceptada, salvo prueba en contra de su contenido (518). los instrumentos en que consta fórmula consagrada; la sola apariencia del
Las copias subrogan a la matriz y, por ende, tienen plena fe como ésta, instrumento notarial fuerza la ejecución porque la sentencia surge de las
salvo las diferencias que puedan surgir de un cotejo, en que predomina la propias obligaciones asumidas por el deudor. Según Martínez Segovia, la
matriz. ¿Qué pasa si la matriz desaparece? Entonces la copia sirve para la grosse, o primera copia del instrumento notarial, contiene la fórmula sa-
reconstrucción del protocolo en proceso judicial o para la reproducción cramental con estas palabras que han cambiado los tiempos: "El presidente
notarial (Boletín legislación 3133,5/2001, CABA). Las certificaciones de de la República Francesa manda y ordena poner dicha sentencia o acto en
legitimaciones realizadas por evidencia funcional gozan de plena fe, por ejecución". Tal sistema proviene del régimen germano, donde la ejecución
ser percibidos por el oficial público (v.gr., la certificación de firma, fe de era fulminante; en cambio, el proceso romano, morigerado por el derecho
vida); en cuanto a los certificados, también gozan de fe transcriptiva de lo canónico, impone la acción judicial.
que se reproduce, sujeto a evidencia funcional, pero si se trata de juicios
técnicos no tienen fuerza probatoria.
LVII. VALORES DEL INSTRUMENTO NOTARIAL

2. Eficacia ejecutiva Este punto intenta resumir lo dicho hasta aquí sobre los efectos, y
abrir ciertas perspectivas. Me valdré del despacho de la Comisión m, XII
Es la que deriva de instrumento notarial que trae aparejada ejecución, Jornada Notarial Bonaerense de Bahía Blanca, 1968, y de la monografía
en Virhld del cual se puede proceder sumariamente al embargo y venta de que presenté en tal oportunidad, titulada Valores de la escritura pública.
los bienes para pagar al acreedor. Normalmente -expresa Larraud-la eje-
cutoriedad no se realiza de pleno derecho; sólo puede ser ejercida mediante
una actividad oficial, de ordinario el juez. La coacción suele consistir en la l. XII Jornada Notarial Bonaerense de Bahía Blanca
enajenación de bienes para satisfacer prestaciones en dinero; la importan-
cia de este procedimiento y su habitualidad hacen que esta última forma El consentimiento, requisito esencial de todo acto o negocio jurídico,
sea la más significativa. se integra por la voluntad interna del sujeto agente, y por la forma como se
Según las leyes de procedimiento capitalino (523) y bonaerense (521), debe manifestar o exteriorizar para que produzca efectos jurídicos. En ese
los títulos que traen aparejada ejecución son: 1) el instrumento público sent ido, se debe entender por forma no sólo el elemento sensible que exte-
210 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL OTROS EFECTOS 211

rioriza la existencia de un fenómeno jurídico, sino aquello que 10 caracteri- contrato de compraventa, porque se cumplen las condiciones de la norma
za e individualiza como tal, contribuyendo a que éste produzca sus efectos, legal (l323). Estas doctrinas entusiasmaron a muchos notarios, quienes
tanto entre partes como en relación a terceros. Por tanto, en derecho, forma así se expresaron en numerosos trabajos, consultas, conferencias. Esta
es el valor genérico y superior del cual se puede predicar su carácter uni- sobrevaloración hizo que hubiera propuestas oficiales para instalar el ins-
versal y su permanencia, ligado a un indudable interés social e individual. trumento privado o el documento administrativo en determinados contra-
El punto crítico o determinante para establecer la jerarquía entre las tos. Sólo entonces los notarios comenzaron a profundizar el estudio de su
diversas manifestaciones formales, reconocidas en derecho, debe estar re- propio instrumento.
ferido de manera directa e inmediata a la importancia (institucional, econó-
mica y social) de los intereses en juego y dirigido a la posibilidad de alejar
todo conflicto en las relaciones jurídicas. En la escala de valores jurídicos 2. Valores de la escritura pública (RN, 1549/68)
formales, la escritura pública notarial está en el límite superior, por estas
razones: En esta monografía estudio el aspecto objetivo (derecho real e instru-
1) Autoría: su autor intelectual es un profesional universitario, espe- mento notarial), el subjetivo (el notario, las partes en su actividad) y los
cializado en la materia, que ejerce una función pública típica. 2) Verdad: la contenidos de justicia, es decir, el cumplimiento del plexo axiológico en la
escritura tiene autenticidad absoluta: a) en su configuración externa, fuerza propia competencia, sobre la base de Cossio.
probante formal, como resultado de sus particulares signos sensibles espe-
cíficos; b) en lo interno, fuerza probante material o sustantiva, derivadas
de la calidad de su autor, persona pública, y de la exactitud de sus dichos 2.1. Aspecto objetivo. Derecho real
y de los hechos que expresa que fueron realizados y cumplidos por él o de
los que indica que los requirentes han ejecutado en su presencia, actos de
El primer valor es el de constitución. La escritura traslativa produ-
vista. También quedan autenticados los dichos, declaraciones de volun-
ce en el vendedor la desaparición del derecho real, que es un contenido
tad o de ciencia de los mismos requirentes, actos de oído para el notario.
sustantivo, y en el comprador la desaparición de ese mismo derecho real
3) Prueba: toda la fuerza probatoria del documento tiene eficacia para (sucesión traslativa), o bien la disminución de contenido patrimonial, hi-
quienes 10 otorgan y para terceros por su exactitud y su integridad, tanto poteca y otros. Y así, la escritura, si bien aparece como algo declarativo,
para las necesidades del tráfico, como para una eventual contienda judicial. después de suscrita tiene efectos constitutivos, que por la teoría de la causa
4) Legitimidad y legalidad: la correcta actuación del notario asegura la o, si se prefiere, de la imputación, reviste caracteres de cierta sustantividad,
actuación de los otorgantes y la legalidad del acto o negocio documentado. sin pretender con ello establecer una paridad con las ramas de fondo. La
5) Forma de ser y de valer: el documento notarial contiene la declaración
posesión lo integra.
misma de los requirentes (consentimiento, otorgamiento), la que en nu- El segundo valor es la docencia. En la relación jurídica son necesarios
merosos casos configura la forma de ser y, en otros, la de valer del acto o el sujeto y el objeto; pero es indispensable otro elemento, sin el cual no po-
negocio. 6) Titularidad: además, es requisito de eficacia del acto o negocio, dría aparecer la relación en el mundo jurídico, y es la forma. Para que exis-
pues, en muchos supuestos, el cambio de titularidades y situaciones jurí- ta un hecho con consecuencias jurídicas es necesaria su exteriorización,
dicas no adviene por la sola voluntad de los interesados, sino a partir del y sólo la forma posibilita esa revelación del hecho que nace y sólo tiene
momento en que se produce el documento notarial. 7) Valores fundantes: la nacimiento trascendente en cuanto es posible mostrarlo. La forma notarial,
escritura, como toda actuación notarial, realiza en propia sede los valores al constituir el derecho real, junto con la tradición, opera como forma de
fundan tes de autonomía: seguridad, paz y solidaridad, y precisamente en éste, ya que las anteriores verbal constitutiva, privada constitutiva (boleto),
su faz cautelar, el orden como valor fundado de la heteronomía. han decaído y al presente nos encontramos con una única exteriorización
Esta Jornada de 1968 fue quizá la primera que estudió la valora- de titularidad: la escritura.
ción de la escritura. En efecto, desde poco antes, se comenzó a sostener La prueba es el tercer valor, pero diferente con el instrumento priva-
la conceptuación de Borda acerca del boleto de compraventa, como el
do y con el judicial. Considerado en sí mismo, el instrumento privado, es
212 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL OTROS EFECTOS 213

menester probar su existencia; debe haber un reconocimiento voluntario el juez, porque interpreta, aplica e integra la norma y la voluntad, además
o declararlo el juez con pruebas. En cambio, para el caso de la escritu- de las seis operaciones de ejercicio que ya conocemos.
ra pública existe una inversión en términos de contradicción; es menester
probar su inexistencia, que no hay tal verdad, por la querella de falsedad.
Con respecto al juicio, cuando hay controversia las partes ofrecen indicios 2.3 Plexo axiológico
que el juez debe investigar por medio de pruebas para alcanzar la verdad;
con el instrumento notarial se parte de la verdad y, mediante la querella,
Se desarrollan en este punto los valores estudiados por Cossio que
podemos llegar a la sentencia que instituye la falsedad, con lo cual deja de
surgen del punto 7 del despacho de la XII Jornada reproduc~da; a ellos me
ser notarial. En ambos casos, el movimiento es contrario.
refiero particularmente en el párrafo 102, a, al cual me remIto.
Instrumento notarial: es la ley la que atribuye a la escritura, en su di-
mensión papel, el carácter de acumulador de autenticidad, sustrato, acerca
de los hechos que se dice ejecutados por el notario y por las partes ante
aquél (autenticidad externa e interna). Así, la autenticación iluminada por
la fe pública tiene un producto, la verdad oficial, que deriva del oficio pú-
blico desempeñado por el notario en cuanto la nonna legal atribuye esta
cualidad al instrumento. Esa verdad impuesta coactivamente no es un va-
lor lógico desinteresado, sino que aparece con una finalidad radicada más
bien en la voluntad, la seguridad que se alcanza de tal modo por la ruta
notarial.

2.2. Valores de tipo subjetivo. Primer sujeto, las partes

La titularidad patrimonial adviene por la escritura que se nos mani-


fiesta como título constitutivo del derecho de propiedad, que es sustantivo.
Ella cierra el movimiento jurídico comenzado en el momento obligacional
del boleto, creando en la vida concreta una potestad determinada de que
una persona goza frente a las demás. Conseguida, la titularidad se mani-
fiesta concretamente no sólo en derecho de disposición, como uso y goce
fáctico de la cosa (usufructuar del bien raíz, hipotecar, alquilar, edificar,
ctc.), sino también una disponibilidad que es la posibilidad de transferir la
titularidad por medio de otro instrumento sustancial.
El segundo sujeto es el notario. Hay un valor técnico que se debe
destacar, y es el asesoramiento, el cual puede ser doble; funcional, que es
una obligación derivada de la función, y se refleja en la escritura, y profe-
sional, que no está reflejado en la escritura o puede estarlo, pues el contrato
puede haber cambiado de especie por su consejo, pero sin constancia en
la propia escritura. Otro valor técnico es el de redacción, que hemos visto
recomendado por el codificador; esta redacción se reviste de una forma
tlScnico-literaria en la cual el notario desarrolla las mismas operaciones que
CAPÍTULO XX

NULIDAD O INVALIDEZ E INEFICACIA

Para llegar a sus conceptos convendrá empezar por los positivos, es


decir, por la validez y la eficacia. La validez consiste en el cumplimien-
to de lo normativo, legal o voluntario. Tiene que ver con la constitución
originaria del acto en su doble dimensión, negocio e instrumento. Ambos
se integran estructuralmente con los elementos que deben responder a la
norma; realizada esa respuesta nos encontramos frente a un estado, el de
validez. Implica una concepción estática, sin alusión a los efectos, porque
los elementos de validez deben ser coetáneos con el nacimiento del acto.
¿Cuándo, entonces, se produce o existe invalidez? Ella deriva propia-
mente de una causa intrínseca, es decir, por faltar o estar viciado alguno de
los elementos esenciales del negocio; por haber sido infringida una norma
imperativa, el acto es defectuoso en su constitución interna. En consecuen-
cia, no parece correcto hablar de invalidez sucesiva o sobreviniente, la cual
introduce un concepto de extensión temporal que no es el supuesto lógico
de la constitución del acto. La invalidez en nuestros códigos se denomina
"nulidad" .
Por su parte, la eficacia o efectividad implica una concepción diná-
mica que se encuentra en el desarrollo activo de las potencias. En la cons-
titución se pone la semilla; dados los elementos válidos, aquélla germina
y se desarrolla. En la eficacia hemos salido del acto propiamente dicho;
verificamos su vida posterior y, por ende, la validez y la eficacia no tienen
por qué ser coetáneas. No se debe concluir tampoco que la eficacia haya de
coincidir en el tiempo con la conclusión del negocio, pues puede deferirse
por un plazo determinado (v.gr., si un poder así lo establece).
216 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL NULIDAD O INVALIDEZ E INEFICACIA 217

¿Cuándo un acto es ineficaz? Cuando cualquier obstáculo o defecto co, notarialmente debemos estar de acuerdo con la tesis de la asimilación,
impide que despliegue sus consecuencias, entendidas como aquellas que pues los estudios de título no se remontan más allá de los veinte años y el
son propias, en cuanto responden a la voluntad de las partes, y nonnales, problema lo pueden tener los títulos anteriores.
porque se producen dentro de la ley. Un acto puede tener todos los elemen- Los actos nulos se tratan en los arts. 1041 a 1044. Son nulos los actos
tos constitutivos en forma y, con todo, ser ineficaz porque un obstáculo jurídicos otorgados por personas relativamente incapaces por su dependen-
cxterno podría trabarlo e impedir la producción de los efectos. También es cia de una representación necesaria (54 y 57) ; por personas relativumente
posible que reduzca los efectos propios y nonnales, pero quedan elimina- incapaces en cuanto al acto, o que dependiesen de la autorización del juez o
dos si penden de la exteriorización de una voluntad, o de un hecho incluso de un representante necesario (55, 135); por personas a quienes este código
extraño a las partes. prohíbe el acto de que se trate (279, 1358, 1361); cuando los agentes pro-
Dadas estas nociones generales sobre dos institutos que la doctrina cedieran con simulación o fraude presumido por la ley o el objeto principal
actual considera autónomos, pasemos a ver, en breve, la invalidez o nuli- del acto fuese prohibido, o si tuviese la fonna exclusivamente ordenada
dad y la ineficacia de la cual tratan la mayoría de los textos de derecho civil por la ley, o si dependiesen para su validez de la fonna instrumental y fuc-
y los tratadistas de negocio jurídico. Mis fuentes principales son María ran nulos los respectivos instrumentos.
Emilia Lloverás de Resk y Ernesto E. Nieto Blanc. Los arts. 1045 Y 1046 tratan de los actos anulables cuando sus agentes
obraren con una incapacidad accidental, o cuando no fuese conocida su
incapacidad legal al tiempo de finnarse el acto, o cuando la prohibición
LVIII. INVALIDEZ o NULIDAD (1, 457; 2, 554; 3, l, 441; 4, n, 191; 5,287) del objeto del acto no fuese conocida, o cuando tuviesen el vicio de error,
violencia, fraude o simulación, y si dependiesen para su validez de la for-
Los tratadistas argentinos dicen que nulidad es toda sanción legal que ma instrumental y fuesen anulables los respectivos instrumentos. Los actos
invalida un acto jurídico en razón de un defecto constitutivo; Cardini no anulables se reputan válidos mientras no sean anulados, y sólo se tendrán
está de acuerdo con 10 de sanción. Larraud (557) habla de tres principios: por nulos desde el día de la sentencia que los anulase. Este artículo, a mi
excepcionalidad (1037), finalidad (987) y convalidación o subsanabilidad, parecer, establece tres etapas procesales: antes del proceso son válidos,
que se limita a la nulidad relativa, y no a la absoluta (1059, 1047). pero anulables; anulados por sentencia y nulos a partir de ese momento.
Según Lloverás de Resk, "existen en el Código Civil argentino dos En cuanto a los instrumentos notariales, el Código Civil da nonnas
clasificaciones fundamentales, independientes entre sí, aunque en la prác- sobre los instrumentos públicos y, en particular, sobre las escrituras pú-
tica sus categorías suelen coincidir: la de actos nulos y anulables (1038 Y blicas; de su incumplimiento se deducen las nulidades instrumentales. El
1046) Y la de los actos de nulidad absoluta o relativa (1047, 1048). Estos oficial público debe tener competencia (980, 981 Y 985); realizar el acto,
dos últimos artículos se desarrollan como opuestos contradictorios: mien- al menos con investidura plausible (982 y 983); cumplir con las formas
tras la nulidad absoluta puede y debe ser declarada por el juez, aun sin legales (986), la firma de todos los interesados (988), salvados en partes
pctición de parte, cuando aparece manifiesta en el acto, y puede alegarse esenciales (989). Para que las escrituras públicas sean válidas deben ser he-
por cl ministerio público o por quienes tienen interés en hacerlo, la nuli- chas por escribanos públicos o funcionarios en tal función (997, 979, 1, 2);
dad relativa no puede ser declarada por el juez sino a solicitud de parte, el estar en el protocolo (998) ; realizarse en idioma nacional (999), expresar
ministerio público no puede pedir su declaración y sólo pueden alegarla naturaleza y objeto del acto, nombres y apellidos de las partes, sus finnas,
aquellos en cuyo beneficio la han establecido las leyes" (p. 32). la finna a ruego cuando no saben o no pueden escribir, la autorización del
Mientras. la nulidad absoluta --que interesa al orden público- es escribano, finna de los testigos (1001 y 1004), Y seguir el orden cronoló-
inconfirmable, no pudiendo renunciarse a su acción, la nulidad relativa gico (1005).
~que sólo interesa al orden privado-- es confinnable y renunciable la No provocan nulidades ni convierten el acto en nulo ni anulable la
acción pertinente (872 y 19). Lloveras de Resk asimila ambas nulidades en falta de las otras fonnalidades: carencia de fe de conocer, datos personales
lo relativo a la prescripción de la acción, siendo así que la doctrina nacio- (salvo nombres y apellidos), lectura, salvados a menos que fuera en partes
lIal es casi unánime en el sentido de que la acción de nulidad absoluta es esenciales, falta de documentos habilitantes: no hay nulidad. Como expre-
iIl1prescriptible (4019,4023,4030 y 4031). Desde un punto de vista prácti-
218 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL NULIDAD O INVALIDEZ E INEFICACIA 219

sa el 1004-2, esta inobservancia no anula la escritura, pero los escribanos de cosa futura si llegare a existir (1173), condición y plazo suspensivo
pueden ser penados por sus omisiones con una multa. Los testamentos tie- (548,566), actos que detenninan que la eficacia o la ineficacia del acto se
nen régimen especial no coincidente en parte. cumpla.
Por último, el papel sellado sobre el cual se escribe el texto es de foja En realidad, estimo que habría que distinguir: aquella eficacia o no,
de protocolo y a él pertenece en el sistema de formación exógena (párr. que depende de hechos de la naturaleza o de acontecimientos previstos
51). Si el oficial público fuera incompetente o el acto no tuviera las formas por las leyes, es decir, todo el conjunto fijado ex tege, resulta ser ajeno al
debidas, vale como instrumento privado si está firmado por las partes, aun- esquema estructural del negocio, en cuanto éste depende de la voluntad de
que no tenga las condiciones y formalidades de los documentos privados las partes, pero siempre es previsto; empero, si nos encontramos con con-
(987); es decir, no ha llegado a ser escritura pública, lo que no impide que diciones, plazos, o modalidades, estas ex voluntate constituyen el negocio
sea un documento protocolar por el sistema elegido para la formación. y, en consecuencia, se hallan dentro de la estructura de él, ya que resultan
ser esenciales porque las partes así lo determinan; v.gr., un poder que tuvie-
ra vigencia sólo a partir de los 30 días de su otorgamiento.
LIX. INEFICACIA Otros ejemplos podrían ser la donación por instrumento separado o
para después de la muerte del donante (1790, 1796); pudiera ocurrir que
En el estadio anterior a la distinción entre nulidad e ineficacia, los el donatario falleciera antes que el donante, o éste hubiera enajenado el
autores decían que ésta era el género y la nulidad una especie. Aun hoy se bien raíz donado. Producido el requisito de eficacia, ella puede tener las
sigue sosteniendo lo mismo, porque en el concepto de nulidad se acepta la consecuencias ex tune o ex nune; la confinnación o ratificación de un acto
!"alta de producción de los efectos. La doctrina más avanzada distingue am- son retroactivas (1059, 1064, 1936,2304), mientras que la donación por
bos institutos; la nulidad es estructural e intrínseca, siendo que la ineficacia instrumento separado sólo tiene efectos a partir de la aceptación (1811).
es funcional y extrínseca. El mismo acto jurídico puede ser válido y, sin
embargo, ineficaz, lo que vendría a demostrar más claramente la autono-
mía de los conceptos. 2. Ineficacia relativa
Nieto Blanc distingue tres tipos de ineficacia: la simple, en sentido
estricto; la relativa, que propiamente es la inoponibilidad; y la eventual, Se denomina más propiamente inoponibilidad y resulta ser una in-
que comprende varias figurás. Lloveras de Resk establece entre los prin- eficacia que se dirige especialmente a determinado sujeto; este concep-
cipales supuestos de ineficacia la revocación, la rescisión, la resolución to rige no entre partes, pues para ellas se producen los efectos, sino en
(que constituyen las figuras de la ineficacia eventual de Nieto Blanc) y la relación a los terceros interesados que no han intervenido en el negocio
inoponibilidad. Ambos las estudian consignando normas y casos legales jurídico. Dice Lloveras de Resk: " ... la falta de cumplimiento de algún
en que se cumplen, a los cuales habré de añadir algunos otros. Sigo el es- requisito especial establecido por la misma, permite al tercero ignorar
quema de Nieto Blanc, que es más comprensivo, pero mis fuentes son los la existencia del negocio jurídico realizado, y a las partes del mismo les
dos trabajos. impide ejercitar pretensiones jurídicas dirigidas a ese tercero protegido
por el legislador".
Nieto Blanc pone como casos de inoponibilidad positiva la publicidad
1. Ineficacia simple registral (2502, y 2,17.801); los derechos adquiridos por terceros contra
los cuales no pueden ir los efectos retroactivos de la confinnación (1065),
El acto jurídico es ineficaz desde el comienzo; luego puede lograr efi- ni los de la sentencia de divorcio en la sociedad conyugal que se remontan
cllcia o convertir en definitiva la ineficacia de origen; en sí es plenamente a la notificación de la demanda. Para la inoponibilidad negativa trae el
vúlido, pero no produce sus efectos por un impedimento extrínseco, es de- caso del adquirente de buena fe y a título oneroso a quien no le es oponible
cir, ajeno al esquema estructural del negocio. Nieto Blanc pone, entre otros el derecho de terceros (1051), la revocación por ingratitud que tampoco
!.:j!.:lI1plos, el del testamento, que es eficaz desde la muerte del testador, puede afectar a los terceros (1866). Entre las inoponibilidades sustanciales
!.:01l10 también que el heredero o legatario vivan (947, 3743, 3799), venta e1estaca el fraude, la simulación, la reducción y, como formales, recuerda
220 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL NULIDAD O INVALIDEZ E INEFICACIA 221

el efecto retroactivo del título inscripto, que la ley considera inscripto a la bién puede emanar de la voluntad; la nulidad ataca el momento constituti-
fecha de otorgamiento si se registra dentro de los 45 días de otorgado (5, vo del acto, la ineficacia el momento consecuencial. De cualquier manera,
17.801). ambos conceptos se relacionan, ya que un acto atacado de nulidad tampoco
produce los efectos o son tambaleantes; mas su tratamiento como capítulos
autónomos le da más vida y posibilidades.
3. Ineficacia eventual El tema propio del derecho notarial no debería ser el de ineficacia,
ya que ésta no se halla ligada en gran parte con el instrumento, sino con
Que también denomina sucesiva o potencial; se refiere a los negocios la voluntad de partes; tampoco debería tratarse la nulidad sustancial, pues
impugnables o de eficacia eliminable de la doctrina alemana e italiana. interesa propiamente al derecho civil. Pero tanto una como otra constitu-
Nieto Blanc y Lloveras de Resk los reconocen: rescisión, revocación, reso- yen tratamiento ordinario de lo que la competencia funcional atribuye al
lución. En estos casos, los actos jurídicos al momento de su otorgamÍlmto notario como materia específica, a punto tal que casi todos los ejemplos
son constitutivamente válidos y eficaces, pero en razón de actos posterio- puestos son de instrumentos notariales. Lo que sí es específico es la nuli-
res, que son los indicados, pueden devenir ineficaces. Se trata entonces de dad instrumental, a la cual me refiero ya.
una ineficacia sucesiva o potencial.
Rescisión: por ella un acto jurídico válido queda sin efecto para el
futuro "en razón del acuerdo de las partes o de la voluntad de una de ellas LX. NULIDADES INSTRUMENTALES (5, 285)
autorizada por la propia convención o por la ley". Hay rescisión bilateral
en caso de retracto o distracto, por el cual las cosas vuelven al estado ante- El anteproyecto de ley de los documentos notariales las establece en
rior al acto que se retracta (1200), y un caso de rescisión unilateral cuando el capítulo VI, "Invalidez", del título segundo, "De los documentos no-
una sociedad contraída por término ilimitado se concluye cuando lo exija tariales", Abarca los arts. 96 y 97. El tema recae sobre la nulidad, y no
cualquier socio y los demás no quieran continuarla (1767); otros casos, sobre la ineficacia, ya que el anteproyecto no puede regularla. Previamente
depósito y comodato (2285,1). recordaré las normas civiles que se hallan conectadas con la nulidad ins-
Resolución: produce la ineficacia del acto jurídico "en razón de una trumental; luego reproduzco los artículos del anteproyecto y concluyo con
causa sobreviniente que extingue retroactivamente los efectos que provie- un breve comentario, basándome en las notas aclaratorias que elaboró José
nen del acto". Lloveras de Resk distingue la resolución automática que se Carlos Canninio Castagno y fueron publicadas por el Instituto Argentino
produce con independencia de nueva declaración de voluntad (condición de Cultura Notarial.
resolutoria, 553 y 555), y la resolución facultativa que requiere nueva de-
claración; tal el pacto comisorio que autoriza a disolver la operación en
caso de incumplimiento de las obligaciones a cargo de la parte contraria 1. Código Civil. Art. 1044
(1204) y la resolución opcional, pacto de retroventa (1366) en que una par-
te se reserva la facultad de dejarlo sin efecto pendiente aún su ejecución. "Son nulos los actos jurídicos ... cuando no tuviesen la forma exclu-
Revocación: causal de ineficacia en virtud de la cual el sujeto "retrae si vamente ordenada por la ley o cuando dependiesen para su validez de la
su voluntad, dejando sin efecto el contenido del acto o la transmisión de forma instrumental y fuesen nulos los respectivos instrumentos". Art. 1045:
algún derecho". Puede ser unilateral, testamentos y poder (3824 y 1925) y, "Son anulables los actos jurídicos ... si dependiesen para su validez de la
por sentido traslativo, en conceptos de López de ZavaIía citado por Llove- forma instrumental y fuesen anulables los respectivos instrumentos".
ras de Resk, en los actos jurídicos bilaterales; v.gr., revocación de donación Lloveras de Resk aclara respecto de la forma de los actos jurídicos
por inejecución de cargo, ingratitud o supernacencia de hijos (1848) y re- que ésta "ha cobrado una importancia inusitada vinculada al interés de
vocación del mandato (1963, 1; 1970). los terceros extraños al acto, y a la seguridad de las transacciones jurí-
Los conceptos de los tres casos de ineficacia eventual son de Llam- dicas. Este nuevo fundamento de la forma, referida a la publicidad de
bIas, reproducidos por Lloveras de Resk, de quien los tomo. En resumen, los actos jurídicos, alcanza un interés de orden general; por ello, toda
mientras la invalidez es una sanción que surge de la ley, la ineficacia ta111- violación a las normas legales que rigen las formas de los actos jurídicos
222 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL NULIDAD O INVALIDEZ E INEFICACIA 223
nos conduce a calificar el acto jurídico como de nulidad absoluta" (43). Y puesto en el arto 3, y el vicio fuere manifiesto; 4) no hubiera sido extendido
pone como casos, entre los actos nulos, la omisión de forma legal exclusiva en el protocolo y fuera exigible ese requisito, o no se hallare en la página
ordenada (1044-3) y la nulidad refleja (1044-4), y entre los anulables, a los de aquel donde según el orden cronológico debía ser hecho; 5) no tuviera
instrumentos anulables (1045-5), a todos los cuales aplica la nulidad abso- ni pudiera inferirse la designación del tiempo y lugar en que fue hecho, o
luta (1047). careciera del nombre de los otorgantes o de los sujetos negociales; 6) hu-
En forma concreta, Carlos A. Pelo si ha establecido lo siguiente en biere sido autorizado contraviniendo lo dispuesto en el arto 10, apartados 1
cuanto a las nulidades instrumentales. Son documentos anulables cuando y II (idioma).
hay declaración de falsedad, material o ideológica, y cuando hubiera en- lI. El documento notarial es anulable cuando: 1) estuviere viciado de
miendas, palabras entrelíneas, borraduras o alteraciones en partes esencia- falsedad en todo o en parte. La mera iniciación de la acción no provoca
les no salvadas al fin (989). En cuanto a los documentos nulos establece la nulidad, siendo necesario para ello la pertinente resolución judicial; 2)
un triple distingo: 1) por razón del autor: a) falta de firma del autorizante contuviere palabras escritas sobre raspado, enmiendas, testaduras, interli-
(para algunos, inexistente); b) falta de alguna de las tres competencias (980 neados y otras correcciones en partes esenciales no salvadas en la forma
y 985) Y de investidura y capacidad (983); 2) por razón de los sujetos prescripta en el arto 15 de esta ley; 3) hubiere sido autorizado contravinien-
instrumentales, falta de firma de alguno de los comparecientes, de la firma do lo dispuesto en el arto 3, si el vicio no fuere manifiesto.
a ruego, de firma o incapacidad del testigo, cuando su presencia fuera re- Art. 97. La inobservancia de otras formalidades, entre las que se in-
querida o necesaria; 3) por razón de la forma, extensión del documento en cluye la falta de firma o condiciones para ser testigo cuando éstos hubieran
fojas que no cumplen los extremos legales para ser considerado protocolo; sido requeridos, no invalida el documento notarial, pero el notario podrá
inobservancia de las formalidades del 1004-1 Y transgresión del orden cro- ser sancionado por la autoridad de superintendencia y soportará la respon-
nológico (1005). sabilidad específica que corresponda, de acuerdo con 10 dispuesto en las
De las mencionadas considera nulidades absolutas las que provienen reglamentaciones locales.
para los casos de nulidad por razón de los sujetos instrumentales, trans- Comentarios art. 96: inc. 3) se trata de la hipótesis de "ilegitima-
gresión del orden cronológico y falta de protocolo. Casos de anulabilidad, ción", también denominada "competencia en razón de las personas"
incorrecciones, falsedad, falta de lectura y unidad de acto en el testamento (985), con sustanciales modificaciones; inc. 4) documento no extendido
o de las menciones del arto 3657. Con respecto a la inobservancia de las en el protocolo, sin excluir su validez como documento notarial extra-
fonnalidades del arto 1004-1, a salvo las que se han indicado en razón de protocolar; inc. 5) se condena la imposibilidad de inferencia por co-
los sujetos instrumentales: escritura que no esté en idioma nacional, y otros nexión con otros instrumentos o con fechas determinadas (v.gr., día de
que se pueda considerar defectos de forma, o nulidades implícitas, la ma- la Independencia, o capital de la República Argentina) ; inc. 6) falta de
yoría entiende que son absolutas; "por mi parte, en la reunión 25° aniversa- presencia o firma de traductor o intérprete en caso de desconocimiento
rio del Colegio de Entre Ríos (1970), sostuve que las nulidades por defecto del idioma nacional.
de forma son relativas", y expone los fundamentos de su tesis (300; RN,
1061/70, y RdN, 497/81).

2. Anteproyecto. Art. 96

Sin petjuicio de los casos previstos en el Código Civil (979/996), que no hu-
bieren sido modificados o dejados sin efecto por las prescripciones de la presente
ley, los documentos notariales son además nulos o anulables en estos casos:
r. El documento notarial es nulo cuando: 1) careciere de las firmas de
los comparecientes o de quienes deban firmar a ruego; 2) no hubiera sido
Hutorizado por el notario; 3) hubiere sido autorizado contraviniendo lo difl-
CAPÍTULO XXI
REMEDIOS A LA INVALIDEZ

La ineficacia en general no precisa de ningún remedio. La simple,


depende de hechos naturales o imposibles de prever con certeza, aunque
presupuestos ex lege, y a menos que estructuralmente hubiera una decla-
ración de voluntad. La inoponibilidad es eficaz entre partes y resulta inefi-
caz contra tercero determinado, quien, sin embargo, puede interferir por
aceptaciones y entonces se hace eficaz el acto respecto de él. En cuanto a
la ineficacia eventual o sobrevenida, los tres casos dependen de la voluntad
de las partes. Es decir, la ineficacia -salvo la simple de hechos naturales
e imprevistos- depende de actos voluntarios. En consecuencia,la única
manera de subsanar la ineficacia es ese acto positivo (aceptación de ges-
tión) o negativo (no plantear rescisiones, etc.).
En cambio, la invalidez configurada por la nulidad puede subsanarse,
siempre que no estemdS ante casos de nulidad absoluta, y esto aun rela-
tivamente, porque la prescripción longi temporis y el arto 1051 podrían
pasarla por alto en ciertas condiciones. Algunas figuras que notarialmente
interesan para subsanar la nulidad son: confirmación, conversión, prescrip-
ción y el contexto del arto 1051. Junto con la confirmación estudiamos la
ratificación, la cual se refiere a la ineficacia relativa o inoponibilidad, pero
siendo figuras que se han confundido, su comparación nos llevará a un
mejor perfil jurídico.
226 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL REMEDIOS A LA INVALIDEZ 227

LXI. CONFIRMACIÓN y RATIFICACIÓN (4, n, 284) de nulidad, afecta la validez; la confirmación deja subsistentes y vigorosos
los efectos producidos. Así se puede concluir de la ley, porque a los actos
1. Confirmación anulables se los estima válidos mientras no sean anulados, y sólo se los
tendrá por nulos desde el día de la sentencia que los anulase. En cambio,
Según el Código Civil, es el acto jurídico por el cual una persona hace si no se intenta la acción de nulidad, estos actos anulables mantienen su
desaparecer los vicios de otro que se halla sujeto a la acción de nulidad. validez íntegra y total, que inclusive queda firme por la prescripción (1046,
Es un acto jurídico, positivo, unilateral, entre vivos, accesorio, irrevocable 4023).
y prescriptible (1059, 945, 946, 947, 1061, 1064,4030,4019 Y 4015). La Por su trascendencia, menciono la llamada confirmación de las socie-
persona que confirma el acto debe ser idénticamente la misma que lo ha dades en comandita por acciones (387, ley 19.550) y reproduzco la síntesis
realizado. Hay identidad entre el sujeto que celebró el acto primario y el del "Boletín Informativo", Delegación Morón, nro. 12/75: "Las S.C.A. con
que otorga el secundario, porque la ley lo ha dado en beneficio del mismo vicio de constitución por omisión de nombre de los socios comanditarios
otorgante, y no otro (1048). La forma debe ser la misma que la del acto pueden otorgar válidamente escrituras traslativas de dominio, aun cuando
primario (contra: Cifuentes, pero arto 1184, 10). no esté hecha la confirmación. Por tanto, no deben observarse títulos ema-
La confirmación presupone el reconocimiento de la paternidad del nados de escrituras otorgadas por sociedades en esas condiciones. Dado
acto viciado; la imputación legal del derecho a impugnar el acto, la otorga que el criterio no es compartido por algunos, siendo asimismo de buena
la ley a quien ha realizado el acto nulo o anulable de nulidad relativa. Este técnica notarial, es aconsejable el otorgamiento previo de la escritura de
aspecto de propiedad y mismidad de persona es reconocido uniformemente confirmación, conforme a lo dispuesto por los arts. 1061 y 1062. No se
por la doctrina. Jurídicamente parecería inconcebible la confirmación de requiere conformación previa para inscribir la confirmación, por lo que
acto ajeno. El Código establece su contenido bajo pena de nulidad: sustan- es conveniente instrumentar por separado ambos actos". Miguel Schiffer
cia del acto confirmado, vicio de que adolecía, manifestación de la inten- entiende que debería hacérselo ahora por el instituto comercial de la regu-
ción de repararlo; su objeto: desaparición del vicio congénito. larizados, introducido por la ley 22.903 (LL, 18/12/1985).
El motivo principal de la confirmación no parecería ser el que surge
de su concepto, algo positivo que se realiza, sino más bien un retirarse de
la escena que implica borrar el defecto conocido y renunciar a una acción. 2. Ratificación
Esa actitud negativa consiste en la prec1usión de un derecho a impugnar.
Como acto integrador, complementario y accesorio tiene una sola finali- Al fonnular cotejo con la confirmación, el codificador nos dice que
dad, la bonificación del acto primario. Aquella criatura ha nacido con en- aquélla es la expresión técnica por la cual una persona aprueba los actos
fermedades, es un negocio claudicante, que se salva retirando los gérmenes que otra ha hecho a su nombre sin haber recibido el mandato correspon-
maléficos. En resumen, predomina lo objetivo, la sanación y salvación del diente (1059, nota). Es un acto jurídico positivo, unilateral, entre vivos,
derecho constituido. accesorio e irrevocable. La ratificación supone un acto otorgado para el
Esta figura contempla no tanto la eficacia como la validez del acto tercero en cuyo interés se habría realizado y admite la existencia de un
primario; busca corroborar y asegurarlo, pero no lo hace inyectándole anti- gestor de negocios, persona distinta del ratificante. Se refiere siempre a un
cuerpos sino al revés, le retira los cuerpos nocivos, con lo cual se procede a acto anterior; pero no es propio del sujeto que ratifica, sino del gestor que,
sanarlo en forma negativa. El acto primario, relativamente válido, o mejor, en su interés, intervino; la gestión puede resultar ineficaz, en sentido de
relativamente nulo, tiene efectos; pero debemos reconocer que la primera inoponible, si no se produce la ratificación.
etapa se refiere a la validez constitutiva y, a causa de su apuntalamiento por Así, pues, uno de los caracteres es la dualidad de personas ligadas
medio de la confirmación, los efectos se producen libremente. La convali- por una relación interna equivalente al mandato: el gestor y el dueño del
dación deviene una consecuencia de la confirmación. negocio. La actitud de éste es totalmente positiva porque aprueba los actos
Los autores expresan que el supuesto de hecho de la confirmación es del gestor y asume la paternidad de la relación con el tercero. Aunque el
la invalidez del negocio jurídico que se quiere purificar del vicio que lo Código no establezca los pasos del instrumento, por analogía con la con-
afecta. En realidad, se debería decir que la no confirmación, por la acción Ilrmación, puede contener: sustancia del acto por ratificar y manifestación
228 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL REMEDIOS A LA INVALIDEZ 229

directa de la intención de asumirlo. El motivo principal es la asunción de LXII. CONVERSIÓN. PRESCRIPCIÓN (5, 307)
la relación jurídica, que es 10 primero en la intención; segundo, aprobar la
gestión.. . 1. Conversión
La ratificación no contemplaría la validez, sino los efectos del pn-
mer acto. Se desvían los efectos desde el gestor -al cual habrían perte- Es una figura poco estudiada y necesita de mayor conocimiento, por-
necido- hasta el ratifican te; más que el desvío de la flecha, se produce que pennite que un acto nulo se convierta -valga la redundancia-- en
un cambio del sujeto que actúa como blanco. Así, los efectos del acto un acto válido. En primer lugar, el concepto, una breve explicación de sus
primario no son distintos de los del secundario: la persona que los asu- caracteres para entrar en las clases con ejemplos sacados de las normas.
me ahora es diversa de aquella que los había contraído. Mientras no se La conversión es aquel negocio jurídico gracias al cual, un acto, negocio o
produzca la ratificación, quien no sea titular, aun cuando haya invocado documento, sustancial o fonnalmente nulos en su especie o tipo, es válido
gestión, concentra en sí la responsabilidad y el poder de disposición se como de especie o de tipo distinto (Vallet).
halla en sus manos. Betti, en su obra sobre negocio jurídico, discurre que el que es in-
Se dice que los efectos se retrotraen al acto originario; en realidad, válido e ineficaz puede valer como negocio de tipo diferente, del cual
esos efectos existieron siempre en continuidad; 10 que se retrotrae es la contenga requisitos de sustancia y forma, cuando la intención práctica
incidencia de ellos sobre un patrimonio de distinta persona que se sustituye de las partes consiente tal interpretación y la buena fe 10 exija. ¿Cuál es
al titular-gestor, siempre salvo iure tertii. La generalidad de la doctrina, al el principio en que se funda? El principio de conservación, aquel que los
cotejar ambas figuras, establece una relación binaria en la confinnación y latinos expresaban con el aforismo magis valeat, quam pereat (es prefe-
ternaria en la ratificación, o también una recta entre dos sujetos y un trián- rible que subsista válidamente, y no que perezca), 10 cual no deja de ser
gulo. La confirmación se realiza con dos letras: A - B - A; la ratificación una aplicación jurídica de aquel principio universal que tienen todos los
con tres: A - B - C. seres: la existencia.
También generalmente se acepta que la confinnación se halla ligada Los caracteres principales son: elementos esenciales que puedan va-
con la validez, mientras que la ratificación se relaciona con los efectos, es ler para el otro tipo de negocio en que se convierte el primero; que este
decir, el presupuesto del acto es la validez y, por ende, parecería no tener nuevo negocio sea lícito, porque no es posible salvar una nulidad con otra
conexión con la nulidad. Sin embargo, hay nonnas legales que o bien con- nulidad; la identidad de los sujetos negociales y de voluntad intencional de
funden las figuras o bien la doctrina aceptada merece una revisión para salvar el acto; voluntad que la interpretación no puede ni debe traicionar;
ponerse de acuerdo. En particular me refiero a los arts. 1330 y 1918 y 271 que la figura nueva, aun no querida específicamente por las partes, integre
y 387, éstos de la ley 19.550, que tratan sobre venta de cosa ajena, compra su interés práctico; finalmente, que haya nulidad en el primero en sí mismo
del mandatario a su mandante, contrato de una sociedad anónima con su o pronunciada judicialmente.
director y confinnación de las S.C.A. Las clases de conversión son dos: a) fonnal, por la que cambia el tipo
Por último, el contenido principal de la ratificación no es la aproba- de documento (v.gr., de instrumento público a privado y de invalidez a
ción, sino la asunción de la relación jurídica; pero 10 que más interesa no es validez); b) material, no se refiere ya al cambio de documento, sino de tipo
el contenido objetivo que se mantiene, sino la situación personal. Se desta- de negocio. Esta última tiene mayor extensión y, a pesar de que el negocio
ca al sujeto que la realiza, porque sobre él se van a desplazar las obligacio- es siempre voluntario, también comprende aquellos casos en que la misma
nes y derechos emergentes de la relación vinculante establecida, y siempre ley impone la posibilidad de conversión por elfavor negotii. En definitiva,
salvo el derecho de los terceros. Al ratificar se pide certificado de dominio, se trata de cambiar una fonna o una figura jurídica por otra, para que valga
y no de inhibiciones (97, 2080/80, Y DTR 3/86, Prov. Buenos Aires). de este nuevo modo.
Casos de conversión fonnal: el acto emanado de un oficial público,
aunque sea incompetente o que no tuviera las fonnas debidas, vale como
instrumento privado, si está finnado por las partes, aunque no tenga las
condiciones y fonnalidades requeridas para los actos extendidos bajo las
f()rmas privadas (987); otro caso, la infracción a la competencia por razón
230 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL
REMEDIOS A LA INVALIDEZ 231
de las personas (985), en que la escritura es nula, pero el contrato vale entre
sitiva, la inacción del titular del derecho en la extintiva; b) su ámbito de
partes, como también en el arto 1185. . aplicación: en la adquisitiva sólo se aplica a los derechos reales que pueden
En el testamento ológrafo las disposiciones del testador, escntas des-
ser objeto de posesión; en la extintiva, a todos los derechos, tanto reales
pués de su firma en el principal, deben ser fech~das y firmadas; mas c~a~do cuanto de crédito; c) en cuanto a sus efectos, son extintivos y adquisitivos
hay muchas disposiciones que están firmadas Slll ser fecha~as y .u~a ultIma en la usucapión, porque la cosa que adquiere el prescribiente la pierde el
disposición tenga la firma y la fecha, ésta hace valer las dISposIcIOnes .an- antiguo dueño; en la extintiva son solamente extintivos, porque destruye el
teriores (3645 y 3646). El acto bajo firmas privadas mandado protocol?zar derecho sin que 10 adquiera nadie (3948 y 3949)".
por juez competente, es instrumento público desde el día en ~ue el Jue.z Prescripción para adquirir (3999/4016 bis): me permito remitirme al
ordenó la protocolización (984); supuesto que el acta no estuvIera auton- párr. 24, donde, con motivo de la legitimación sustantiva y del estudio de
zada por notario, es inválida como instrumento notarial, pero el documento títulos, hemos hablado sobre la posesión, el justo título y la buena fe.
sigue siendo instrumento público por la orden del juez. Prescripción liberatoria: para ésta no es preciso justo título ni buena
Conversión material o sustancial: tiene ejemplos legales. El copermu- fe (4017). Hay algunas acciones que no son prescriptibles; son las enun-
tante vencido en la propiedad de la cosa que ha recibido a cambio, puede ciadas en el arto 4019, que afirma la prescriptibilidad de todas, excepto las
reclamar, a su elección, la restitución de su propia cosa o el valor de la que indica. Así, prescribe por diez años la interposición de la acción de
que se le hubiese dado en cambio, con pago de daños.e.i~~ereses (1489); nulidad, trátese de actos nulos o anulables (4023). Prescribe por dos años
si alguno de los socios cede sus derechos contra prohIbIcIOn contractu~l, la obligación de pagar a los escribanos los derechos de las escrituras, con-
no pierde su calidad de socio y la cesión no es obligatoria para la SOCIe- tándose desde el otorgamiento (4032, 2), Y también por dos años prescribe
dad, pero producirá sus efectos entre cesionario y cedente, quedando éste la acción por responsabilidad extracontractual (4037).
constituido en mandatario del primero (1675). Un poder para donar nunca
puede ser irrevocable, porque carece de negocio (1977), pero si además
indica el inmueble y el donatario se convierte en poder común para donar. LXIII. EL ART. 1051. ESTUDIO DE TÍTULOS (1, 591; 3, III, 127;
Igualmente la nulidad de matrimonio se estima concubinato y los bienes se 4, IV, 199)
liquidan como si fuera sociedad de hecho (89, 2393).
En forma directa o indirecta se ha escrito muchísimo sobre este artículo,
criticado al comienzo, y luego tratado de interpretar de las maneras más varia-
2. Prescripción das. Me limito a reproducir el despacho de tres encuentros notariales, con el
objeto de dar a conocer la doctrina sostenida en ellos, que en muchos aspectos
Los derechos reales y personales se adquieren y se pierden por la
coincide con la opinión de autores, a los cuales siguió y a veces antecedió. Lue-
prescripción, que es un medio de adquirir un derecho o de liberarse de una
go destacaré algunos puntos de doctrina civilista, para terminar comentando,
obligación por el transcurso del tiempo según 10 indique la n~rma legal en especial, sobre estudio de títulos en aspectos diversos de los que han sido
(3947). La prescripción es uno de los modos de depurar ~as ~uh,d~des que tratados en el párr. 24.
pudieran tener los títulos notariales y los actos y negocIOS JurIdICOS que
constituyen. De allí su tratamiento imperativ~ en un man~~l de d~recho
notarial, que si bien puro, se refiere sólo a la lllstrumentacIOn y allllstru- l. 1 Convención Notarial, Capital Federal, 1969
mentador, cabe informar sobre los aspectos que se hallan en contacto con
lo notarial. El despacho de la Comisión 1 dice: "1. La reforma introducida al arto
En su Vocabulario (Depalma, Buenos Aires, 1974), dice Rogelio Mo- 1051 ... tiene el propósito de preservar la seguridad del tráfico jurídico in-
reno Rodríguez: "Hay dos grandes especies de prescri~ción, la adquis~tiva mobiliario. II. La buena fe deberá consistir en la íntima convicción del
y la extintiva. Ambas tienen de común el elemento del tIempo y la finahdad sujeto de actuar conforme a derecho, unida a la diligencia que razonable-
tle asegurar certidumbre y firmeza de la vida jurídica. Pero presentan com~ mente pueda poner para la celebración del negocio jurídico. III. Para que
particularidades diferenciales sus requisitos: a) la posesión, en la adqUl. exista la buena le ... es menester que el vicio que causa la nulidad no sea
232 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL REMEDIOS A LA INVALIDEZ 233
manifiesto (ostensible, visible), porque en ese caso, pudo y debió haber dolosa), o intelectivos con ausencia de culpa (falta de toda diligencia). Los
sido advertido por el adquirente al estudiar el título, lo que eliminaría la hechos o comportamientos, sólo pueden ser valorados por la ley, que debe
presunción de buena fe. . establecer sus requisitos y condiciones y determinar sus efectos (adquisi-
IV. Es irrelevante ... que el acto sea nulo o anulable y que la nulIdad ción, o pérdida, de un derecho, o resarcimiento indemnizatorio).
pueda estimarse absoluta o relativa. V. La protección del tercero de buena En consideración a lo que antecede se opina que el tercer adquirente
fe lo pone a cubierto de reivindicaciones sin modificar el régimen del Códi- debe quedar a salvo de los efectos de la acción de nulidad que se pueda
go en materia de nulidades. La reforma se limita a legitimarlo e~ r~zón. ~e promover contra su transmitente por un vicio preexistente a su adquisición,
su buena fe, unida a la adquisición onerosa. VI. Por tratarse de VICIOS VISI- si tiene justo título, se le hizo tradición del objeto sin oposición de terceros
bles, la ley presume la mala fe del poseedor cuando su título tiene vicios de y tiene el título inscripto".
forma (4009). VII. La circunstancia de que el transmitente tenga su título Despacho 2, sin mayoría. Copia textualmente el de la 1 Convención
inscripto no hace presumir la buena fe del adquirente ... El arto 4 de la ley Notarial reproducida con algunas modificaciones, siendo la más importan-
17.801 establece que la inscripción no convalida el título nulo, ni subsana te: "La buena fe del adquirente debe existir en el momento de la adquisi-
los defectos de que adoleciere según las leyes. ción, careciendo de importancia que posteriormente tenga conocimiento
VIII. Según se deduce de lo que precede, para que el tercero pueda del vicio que enerva la eficacia jurídica de su título".
demostrar su diligencia, como requisito justificante de su buena fe, el estu-
dio de título tiene, después de la reforma del arto 1051, mayor trascenden-
cia que antes de ella. También parece conveniente que el adquirente quede 3. XXI Jornada Notarial Bonaerense (Bahía Blanca, 1977)
documentado en cuanto a la realización de dicho estudio y de su resultado.
IX. Las normas de fondo y la mayoría de las leyes notariales argentinas, no Terna V. Estudio de títulos. Su importancia en el momento actual. "En
imponen a los notarios la obligación de estudiar el título. Empero, la modi- el camino de la seguridad jurídica, de la que el notario es digno exponente,
ficación del arto 1051 aconsejaría considerar ahora tácita dicha obligación el estudio de títulos juega un rol esencial. No obstante ello, se considera
para que el adquirente pueda probar su buena fe". que el estudio de títulos no debe ser obligatorio, tal como lo preconiza el
art. 156 de la proyectada ley orgánica del notariado bonaerense, por cuanto
la apreciación acerca de la bondad del título no puede basarse en una prue-
2. XIII Jornada Notarial Argentina (Santa Fe, 1970) ba tasada, sino en el sistema de las libres convicciones tradicionalmente
aplicado por el cuerpo notarial argentino, en un país que se caracteriza por
Comisión II. Actos jurídicos. Presupuestos necesarios para caracteri- su excelente titulación.
zar al adquirente de buena fe. Despacho e~ común. "El conc.ept~ j~rí.dico Dentro de nuestro sistema romanista del título y modo, complemen-
del tercer adquirente presupone uno o vanos actos o negocIOS Jundlcos, tado con la inscripción declarativa, cualquier exigencia adicional a la de
con relación a los cuales ese sujeto es un extraño. Luego un nuevo acto los arts. 577, 1184 Y 2609 impuesta por una ley local, resulta a todas luces
o negocio jurídico en el cual ese sujeto es parte y se relaciona con el otro inconstitucional (arts. 31 y 67, inc. 1, Const. nac.), tal como lo ha decla-
sujeto (adquirente) del último acto, por el contenido de las dos relacio- rado la Corte Suprema de la Nación. Ante la distorsión provocada por las
nes jurídicas que se suceden. En consecuencia, el terc~r adqui~ente del arto interpretaciones del arto 1051 en lo que respecta a la seguridad del tráfico
1051, no tiene que haber sido parte del acto o negocIO antenor (o de los inmobiliario, es necesaria su revisión legislativa".
anteriores) que están viciados de nulidad". .
Despacho 1; sin mayoría. "La buena fe está expresada en sentIdo sub- 4. XXVI Jornada Notarial Argentina, Córdoba, 2002
jetivo (buena fe creencia); se apoya en la apariencia jurídica; por tanto, tie-
·ne un sentido estrictamente personal. Debe manifestarse según los hechos Terna 1. La legislación civil argentina establece un régimen general de
o comportamientos de ese sujeto. Estos hechos p~e~en ser. simplelT~ente IIlllidades que se aplica tanto al negocio jurídico corno al instrumento.
intclectivos (creencia de su juridicidad, o desconoclllllento o Ignorancia de 2. La nulidad de la escritura pública es de origen legal y expreso. 3. Es
su antijuridicidad), y también volitivos (ausencia de una especial voluntad siempre absoluta e inconfirmable y no necesariamente ostensible. 4. Es
234 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL REMEDIOS A LA INVALIDEZ 235
total; sin embargo, habría que considerar cuando fuera aplicable el prin- se fundan en la buena fe registral. Muchos más sostienen que la buena fe
cipio de divisibilidad, la posibilidad de admitir la nulidad parcial en casos registral no es el módulo por el cual se puedan sanear los títulos, porque la
excepcionales. 5. No ocasiona la nulidad del acto, ni la nulidad del acto inscripción no tiene eficacia constitutiva ni subsana nulidades que pudieran
ocasiona la nulidad de aquél, salvo cuando el requisito sea esencial para la tener los títulos inscriptos.
validez del negocio (forma de ser).
6. Cuando la escritura sólo es exigida para producir sus efectos plenos
(forma de valer) su nulidad no ocasiona la nulidad del negocio, pudiendo 6. Con respecto al estudio de títulos
aplicarse en estos casos el 987 y 1185. 7. Las escrituras confirmatorias y
ratificatorias se circunscriben al negocio que instrumentó la escritura y de No hay tratado, artículo, comentario o sentencia que, con rarísimas
ningún modo a los requisitos de validez de ella. excepciones, no lo crean una panacea para sostener la buena fe del suba-
8. Son admisibles los documentos notariales para rectificar, aclarar o dquirente. Se advierte, de paso, que ninguno de ellos hace estudio de
complementar constancias notariales, errores materiales u omisiones que títulos; treinta años de referencias me permiten afirmarlo. Dicen Suárez
puedan traer aparejada la observabilidad de la escritura, en la medida en y Luthy, sobre el tema de la XXI Jornada bahiense en el punto 3, "que
que no alteran el negocio. Estos documentos, como medios de subsana- la velocidad del tráfico inmobiliario exige un acortamiento de los pla-
ción, podrán formalizarse sin compareciente en virtud de la rogación pre- zos para escriturar, siendo imposible cumplir con el estudio de títulos
via. En este último supuesto deberá documentarse por el mismo escribano por carecerse de infraestructura y por la falta de concentración de los
o su subrogante legal. protocolos, a lo que se añade la falta de estímulo que ha producido una
9. El instrumento a que se refiere el 165 ley 19550 para la constitución considerable merma en el cuerpo de escribanos referencistas, que son
de la sociedad anónima es la escritura pública. El incumplimiento de esta insuficientes, por lo que la obligatoriedad de la referencia retrasaría en
formalidad ocasionará la aplicación del régimen previsto para las socieda- forma evidente los actos escrituraríos".
des irregulares. 10. Ratificando lo declarado en la XVIII Jornada Notarial De manera curiosa, mientras aquéllos declaman entusiastamente la
Argentina se expresa que el estudio de títulos no es un elemento determina- obligatoriedad del estudio de títulos al tratar el art. 1051, fue éste, precisa-
tivo de la buena fe que exige el 1051, pues el actuar diligente es cumplido mente éste, el que influyó en que no se hagan o disminuya su período. En
por el notario con la calificación y control de legalidad del último título que efecto, el Banco Hipotecario Nacional y el Banco de la Provincia de Bue-
legitima al transmitente quien, a su vez, se funda en sus antecedentes. nos Aires se limitan al último acto y, en virtud de quizá pocas opiniones,
pero selectas como la de algún miembro de la Comisión Reformadora, el
estudio de títulos se va evaporando. Por otro lado, como lo dicen Suárez
5. V Jornada Sanrafaelina de Derecho Civil (1978) y Lüthy, hay menos referencistas. Los requirentes mismos se niegan a es-
perar un estudio que, según el caso, puede necesitar semanas. Por citar
Dictamen A: Los actos nulos y anulables de nulidad absoluta están un caso extraordinario que me tocó personalmente, cuando lo hice debí
incluidos en el arto 1051. Dictamen B: Los actos nulos y anulables de nu- verificar doscientos setenta y cinco actos, entre escrituras y expedientes.
lidad absoluta no están incluidos en el art. 1051. Otros dictámenes: B: La Lo normal podrían ser cinco o seis actos; pero todo está disperso. ¿Cuán-
transmisión a non domino, sobre la base de instrumentos falsificados o tas divisiones de condominio en propiedad horizontal son realizadas por
adulterados, mandatos falsos, etc., puede quedar legitimada en cabeza de decenas de personas con títulos separados? ¿Cuántas son las sociedades,
un subadquirente de buena fe y a título oneroso. Dictamen A: Están exclui- estatutos, reformas, actas, etc., que se debe verificar? No vale la pena que
dos de la protección del arto 1051 aquellos actos en que no existe título que sigamos con las dificultades.
emane del verdadero propietario. El estudio de títulos no puede ser impuesto en fonna obligatoria y
En diversas oportunidades, Alberto Spota, Manuel Adrogué, Alicia l11ucho menos con agregación a la escritura, como decía el absurdo arto 156
Stratta y Lloverás de Resk, en su tratado sobre nulidades, sostienen que de la ley 9020, felizmente derogado por la 9872.
el art. 1051 protege al adquirente que, confiando en las constancias rc-
gistrales, está legitimado para disponer del derecho que cnajcna, es decir,
236 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL

7. XVIII Jornada Notarial Argentina, Salta, 1980

Tema II. Estudio de títulos. Es una práctica centenaria en la trayecto-


ria notarial argentina realizar el estudio de títulos, aun cuando no sea esen-
cial a la actividad documentadora. El estudio de títulos es una actividad de
técnica notarial ajena a la esfera intelectual del adquirente, en consecuen-
cia ineficaz para calificar su buena fe. Algún sector de la doctrina interpretó
que era un medio determinante de su existencia.
Dada las características del notariado latino es imprescindible
reafirmar los valores del documento notarial. Por lo que la implantación
obligatoria del estudio de títulos significa atentar contra el principio de
autenticidad y los pilares de nuestra institución.
LEs aconsejable la realización del examen de los antecedentes do~
miniales vinculados a negocios relativos a derechos reales sobre inmueble, PARTE SEGUNDA
ya que coadyuva de modo significativo a la certeza y seguridad de la trans~
misión inmobiliaria. Es una tarea realizada por el escribano como una ope-
ración de ejercicio que no le es obligatoria. Quienjuzga la conveniencia de
estudiar los títulos, verificar su bondad o deficiencia, el término por el cual RESPONSABILIDADES DEL NOTARIO
se deben efectuar y emite juicio de valor es exclusivamente el autorizante
del documento. Su responsabilidad es de carácter personal debida de su
potestad fideifaciente, sin que esto implique expresamente una operación
de ejercicio, cual es el estudio de títulos.
II.· El estudio de títulos no es elemento determinante para tipificar
la buena fe que el 1051 requiere del adquirente. Éste deposita su confianza
en el asesoramiento y el opus del notario.
Despacho de minoría ... renunciar a este deber funcional, el cual
constituye uno de los pilares básicos sobre los que se asienta el notariado
de tipo latino, significa desnaturalizarlo y abrir puertas a la inseguridad ju-
rídica, llevando a la irremediable y lógica aparición del seguro de títulos.
Me inclino porque no se imponga la obligatoriedad del estudio de títu-
los, tal como lo sostengo en mi monografía sobre el tema. También me parece
que es un deber profesional; yo tampoco quiero renunciar a algo que hacen los
notarios. En cambio, no creo que pueda ser funcional, según cree la minoría
porque se verifican expedientes y escrituras de diversa competencia, puede
ser hecho sin tener registro y en el estudio se emiten juicios no ligados con los
sentidos (993/994); la perfección del título no es algo sensible.
CAPÍTULO XXII

RESPONSABILIDAD Y FUNCIÓN NOTARIAL

Este capítulo trata sobre la responsabilidad en general, su concepto,


elementos y presupuestos; luego el encaje del notario en la responsabilidad
según se interprete su función. Por último, convendrá dejar de antemano
dos tipos: por un lado, la responsabilidad privada del notario en su carácter
de profesional de derecho; y, por otro lado, la tentativa de configurar al
notario entre los funcionarios públicos haciendo derivar su responsabilidad
hacia el Estado.

LXIV. CONCEPTO. PRESUPUESTOS (2, 693; 4, lII, 973)

Lo primero que debo hacer en esta segunda parte en los capítulos


relativos a las responsabilidades del notado -y aun sobre todos los temas
notariales- es recomendar como bibliografía omnicomprensiva el Tratado
de Derecho Notarial, Registral e Inmobiliario dirigido por Cristina Noemí
Armella, publicado por Ad-Hoc en 1998, en 3 tomos con 2804 páginas,
que comprenden nada menos que 50 años de jurisprudencia agrupada y
comentada.
Los tres tomos tratan, como se indica, de casos judiciales que versan
sobre la conducta de los notarios en cuanto tales cuando cometen infrac-
ciones contra las normas, pero con ese motivo los comentarios agregan
doctrina. El tomo 1, Función notarial. El notario, recoge doctrina y juris-
prudencia sobre la naturaleza de la función, incompatibilidades, competen-
cia, responsabilidad, operaciones de ejercicio, etc. El tomo n, Documento,
240 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL RESPONSABILIDAD Y FUNCIÓN NOTARIAL 241

se refiere a la fe pública, forma y prueba, instrumentos privados, protoco- les son de derecho público, sólo delitos, taxativos, con sanción represiva y
lo, escritura y actas notariales, fe de conocer y más. Por fin, el tomo IIl, podría no haber daño.
Ineficacia del negocio jurídico, recoge casos de nulidades sustantivas e En toda infracción se produce un movimiento circular: dada una
instrumentales, simulación, subsanación, impugnación, falsedad y otros. obligación o deber jurídico, su incumplimiento hace nacer la obliga-
Es el mayor conjunto que visualiza las sentencias sobre todo el contexto ción resarcitoria (1083). El vínculo tiene un doble juego de relaciones
notarial. que constituyen la deuda y la responsabilidad; aquélla nace con la obli-
Una última apreciación: a pesar de haber transcurrido tiempo, creo gación, se relaciona con la persona y es subjetiva; la responsabilidad
que los tres tomos son un repositorio más comprensivo que todos los casos es objetiva, se vincula con el patrimonio y nace con el incumplimiento.
posteriores, es decir, será actual durante mucho tiempo. No en vano son Existe un quiasma obligacional: a) en la faz de cumplimiento, el deu-
cincuenta años de acumulación, que vino a cubrir precisamente la biblio- dor paga activamente, mientras el acreedor es estático y recibe pasiva-
grafía que faltaba. mente; b) en la faz de incumplimiento, el deudor es estático, porque no
La palabra proviene del griego spendo, concluir un tratado, cerrar un paga; entonces el acreedor dinámicamente ejecuta.
contrato, alianza o convenio; en latín se hizo spondeo, lo que recuerda la
compraventa: spondes?, spondeo; promittís?, promitto. Tiene en nuestro
lenguaje el significado de espectabilidad social de una persona; decimos 2. Presupuestos
que es responsable quien se obliga a hacer algo y lo cumple, quien empeña
su palabra, da una garantía; respondeo es tanto como responder, contestar, Son los del hecho ilícito, es decir, acto voluntario, reprobado por ley,
estar colocado enfrente en señal de diálogo. En acepción derivada de esta que causa un daño, imputable al agente (106611083) ; primero, conducta
última, consiste en la obligación de reparar y satisfacer cualquier daño, antijurídica que infrinja alguna norma del ordenamiento, conocida como
pérdida o perjuicio, a consecuencia de delito o culpa. tal (aunque la ignorancia del derecho no excusa; 20). La infracción com-
prende: a) omisión, va contra nonnas positivas, consiste en la oposición
contradictoria a la realización del deber; no hace; en realidad parecería
l. Concepto conducta ajurídica; b) transgresión, se dirige contra normas negativas, es
contraria al deber ser y se exterioriza en conducta antijurídica.
Según Llambías, responsabilidad es la aptitud que tiene el sujeto de Segundo presupuesto es el daño causado que debe ser injusto o ilíci-
conocer, aceptar las consecuencias dañosas de sus actos; por ello, la ley lo to, ya que puede haberlo legal y aun contractual, siendo entonces un daño
sanciona. El único fundamento de la responsabilidad es el deber jurídico, justo (1071). El daño provoca un perjuicio, menoscabo, detrimento, do-
porque nadie está obligado a hacer lo que la ley no manda (1197); el deber lor, aflicción en la persona o bienes por acción de otro. Todo perjuicio
surge de una norma jurídica que prescribe al individuo una conducta de- comprende el efectivamente sufrido y la ganancia de que se privó y es el
terminada y vincula una sanción a la conducta contraria. A su vez, el deber presupuesto indispensable de la responsabilidad, pues no habrá acto ilícito
jurídico es una obligación que impone un lazo de derecho el cual nos cons- punible si no hubiere daño u otro acto exterior que lo pueda causar (1067).
triñe por necesidad a pagar una cosa según el derecho de la ciudad. El daño es directo o indirecto, según lo sufren las cosas o la persona en
Ahora bien, el presupuesto indispensable del deber u obligación es sus derechos y facultades; actual o futuro, si necesariamente ocurrirá; y
la libertad, que posibilita escoger entre cumplir y no cumplir; en realidad, eventual; patrimonial si es susceptible de apreciación pecuniaria, o moral
no existe sino una sola libertad, la de cumplir la obligación, la cual, como que provoca aflicción o dolor al espíritu, el cual no se resarce, pero da lugar
hecho voluntario, requiere discernimiento, intención, libertad (897) y au- a una satisfacción pecuniaria por el agravio (1078). Origina la obligación
todetenninación. El hecho ilícito será el acto voluntario reprobado por ley de reparar el perjuicio tanto por delitos como por cuasidelitos (10 11, 1109,
( 1(66), que causa un daño imputable al agente en razón de dolo o culpa 1083).
(1067). Los ilícitos civiles se diferencian de los penales; aquellos son múl- El tercer presupuesto es la relación causal o conexión entre la infrac-
tiples, exigen daño, originan una sanción resarcitoria, derivan de delitos y ción y el daño; se llama antecedente al hecho generador y consecuente al
cUHsidelitos y se mueven dentro del derecho privado; en cambio, los pena- hecho generado, pero puede ser concomitante. La realidad social no es
242 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL RESPONSABILIDAD Y FUNCIÓN NOTARIAL 243

simple, sino compleja; los hechos integran una masa de acontecimientos Caracteres comunes: producen hechos dañosos, ilícitos e imputables.
que actúan como factores determinantes, condicionantes o coadyuvantes La culpa tiene dos manifestaciones: a) imprudencia, que ejecuta con de-
y se interfieren en sus respectivas derivaciones. El hecho originario puede fectos por falta de consejo, de juicio o de previsión (temeraria, inadecuada,
conectarse con otro hecho distinto que modifica las consecuencias intrín- prematura) ; b) negligencia, que consiste en una omisión y constituye un
secas del primero, y se convierte en concausa de nuevas derivaciones que defecto que se manifiesta en no realizar el acto por falta de solicitud, por
el primer hecho no produciría. La concatenación causal no tiene límites descuido o falta de cuidado y por falla en la voluntad. Haydos clases, en
temporales, pero su lejanía a veces impide la vinculación. Las consecuen- concreto, que estudia el caso real y sus circunstancias; en abstracto, que
cias de la actividad humana son imputables a la persona, causa inteligente son estándares, como el padre de familia o el buen hombre de negocios.
y libre; mas no es único factor, esta voluntad aparece condicionada por
elementos externos y puede ir contra la intención.
Las consecuencias pueden ser inmediatas, mediatas, casuales y remo- LXV RESPONSABILIDAD y FUNCIÓN NOTARIAL (5, 171)
tas; éstas guardan lejana vinculación; las otras son o pueden ser previstas
por el agente. Además de las teorías subjetivas, que fundamentan nuestro Sin pretender que el notario sea el más cargado, sobre él recaen gran
código por haber sido dictado en la época liberal, la tendencia actual es la cantidad de responsabilidades. ¿En qué se funda tal hecho? Larraud pro-
objetividad, fundada en el riesgo calculado (1113), la cual se presenta en porciona los fundamentos cuando dice que "habrá que buscarlos analizan-
doble contexto: reparación integral, por todas las consecuencias físicamen- do la importancia de los poderes conferidos y la independencia de ellos
te imputables al agente, y la objetiva, de la causalidad adecuada, que libra respecto de la administración, porque el notario asume personalmente to-
al sentido jurídico del juzgador establecer e indicar el límite. das las atribuciones inherentes a las potestades de su función. La ley debe
El cuarto presupuesto es la imputabilidad, o sea, la relación que la ser rigurosa en exigir responsabilidad a quien pudiera burlar la confianza
norma jurídica establece entre acto ilícito y sanción. El principio básico que ha sido depositada al entregarle tal poder, o si abusara de él, faltando a
es que a mayor deber corresponde mayor obligación (902). Sus elementos la misión conferida" (p. 695).
son: la posibilidad de prever las consecuencias, la computación del daño Diariamente son entregados a su pericia, consejo, discreción y buena
provocado, la discriminación de las causas del daño, o sea, la proporción fe, ingentes intereses de los requirentes que podrían ser desbaratados por
entre el daño ocasionado (daño total), el daño causado (por el agente) y una actuación imprudente o maliciosa del profesional. En tal supuesto, la
la investigación de la culpa o del dolo. Por las consecuencias inmediatas ley carga las máximas responsabilidades sobre el notario. El mismo La-
siempre se responde; por las mediatas responde el agente que obra con rraud expresa que "el notariado no debe tener temor alguno de las respon-
dolo o culpa, salvo caso fortuito que ni prevé ni puede prever, o fuerza sabilidades. Grave error cometen quienes consideran que constituyen una
mayor; por las casuales responde el autor doloso; no se responde por las especie de maldición de la profesión; en verdad, son el signo de su jerar-
causas remotas (903/8 y 513/14), quía; el cuerpo y cada uno de sus miembros deben enorgullecerse de ellas.
El dolo es el acto ilícito ejecutado a sabiendas y con la intención de En cambio, es preciso preocuparse por tecnificar el sistema".
dañar; se llama delito (1072); resulta ser una acción positiva y consta de
una transgresión; cuando alcanza su culmen, nos topamos con la malicia o
incjecución maliciosa, regodeo y desaprensión ante los perjuicios graves; 1. Encuentros notariales
t.:s la perversidad surrealista del mal por el mal. La culpa, a la inversa, es
un cuasidelito, consiste en la omisión de diligencias exigida por la natu- ¿Qué dicen los notarios a todo esto? Si pensamos que en una jornada
ra leza del acto, según las circunstancias, para evitar el daño (1072 y 512); se reúnen cientos de notarios expresando el sentir común, podemos veri-
también hallamos la impericia o incapacidad técnica para el ejercicio de ficar que, tomando conciencia de los grandes poderes, aceptan también
IIna ("unción, profesión o arte, que es una culpa in causa, o sea, desidia en grandes responsabilidades. Para ello, nada mejor que reproducir dos des-
los t.:studios. pachos últimos y actuales.
244 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL RESPONSABILIDAD Y FUNCIÓN NOTARIAL 245

1.1. XXVI Jornada Notarial Bonaerense, Tandil (1978) seguridad jurídica que caracteriza a la función notarial; b) función docu-
mentadora: responderá por vicios extrínsecos, o de forma, que determina
la nulidad del documento, y por vicios intrínsecos, o de fondo, referidos
Terna 1: Función notarial y respons bTd d " .
resional del derecho investido po 1 E t ~ I la. 1.. El ~~tano es el pro- a su propia competencia, ilicitud del acto, capacidad de los otorgantes y
pública notarial. 2. La responsabi~i~ad :~taO .para el eJercIcIO de la t:unción legitimación, y eficacia del negocio en cuanto a su validez corno tal; e)
el notario por incumplimiento de las bl. n~l es aquella .en la que mcurre legislación registral en actos previos y posteriores al otorgamiento de la es-
cio de su función. ,o 19acIOnes que le Impone el ejerci- critura. No media responsabilidad: a) cuando se trata de aplicar principios
de derecho controvertidos; b) ante la culpa del propio interesado; y e) en
3. Habrá responsabilidad civil cuánd 1 .
beres propios de su actividad inc l· o b~. no~ano, faltando a los de- supuesto de casos fortuitos o de fuerza mayor.
convencional o legal por acción ~~p ~e~~ o IracIOnes que tengan origen 6. Responsabilidad del titular por actos u omisiones del adscripto: la
de un daño ue l e · n;IsIOn, cu posa o dolosa, productora relación existente es atípica y característica del derecho argentino y genera
rclación not~io_Es~:~oI;:~~a~!~e~~gun ,l~f. reglas de la causalidad. 4. La responsabilidades específicas reglamentadas por las leyes locales.
ción notario-requirente es extracontr~~~alI~~:n~~t~ac~ntr~ctual. La r~l~­ 7. Responsabilidad por el estudio de títulos: el escribano responde por el
defectuoso estudio de títulos, tanto que sea realizado por el autorizante o el re-
dad fedante, y es contractual si lo ha
profesional del derecho Con res e t ce t xc l . quel ejerce su actIvI-
USlvamente en su carácter de
extracontractual. 5. Si bien la 1 p c t ~ o~ t~rcero~" su resp?nsabilidad es
O
ferencista, sin peljuicio de los derechos subjetivos de la relación existente entre
ambos. 8. Responsabilidad por la dación de fe de conocimiento: la dación de fe
tivas de las responsabilidades ey au ~nza, a mserCIOn de clausulas limita- de conocimiento es pilar fundamental de la función notarial. Debe mantenerse
tanto no se vulnere el interés p~~ri cu ?a'.testaslsolam~~te serán viables en en toda su extensión, pese a las transformaciones de la vida moderna. 9. Res-
.. ca mSI o en a funcIOn notarial ponsabilidad por los hechos de sus dependientes: debe responder por tales he-
6 . R esponsablhdad penal El n t . fu·· .
tanto, cada vez que en el Códi~o Pe~a~r;~ ~o.~s nc~n~no púb~ico; por lo chos u omisiones conforme a las disposiciones del derecho privado vigente.
los funcionarios públicos corno su· t I~I ca un ~hto relacl.o~ado con 10. Responsabilidad penal: es personalísima, nace y muere en el es-
desvincula al notario 7 El I·II'CI·t Je os at.cdÍlVOS del mIsmo, tal tipIficación cribano incriminado, no se puede transmitir a sus herederos. El escribano
. . o come I o por el not· .. .
sus funciones sólo puede tipificar los delitos d . 1 . ~n~ en eJercICIO de tiene responsabilidad penal corno sujeto de derecho, y no por su función
sional y los concernientes a la falsific ., d ~ VIO aCIOn e secreto profe- pública.
292 a 294, Código Penal). aCIOn e mstrumentos públicos (156, 11. Fondo de garantía: se propicia para la Capital Federal que la res-
ponsabilidad del fiador deba ser solidaria, sin beneficio de excusión, pues
. 8. Responsabilidad disciplinaria Es 11 . .
el Il1cumplimiento de los debere . . aque a qu~ tiene su ongen en se aplicará en beneficio de la comunidad por la prestación del servicio
profesión, por la ley que la re la~~~~uestos al notano .en ejercicio de su notarial.
ren para el me,ior de 1 . g. y por las resolucIOnes que se dicta- Las responsabilidades son cinco: civil, penal, fiscal o administrativa,
~ senvo Vlmlento de la fun .,
decoro del cuerpo notarial. CIOn y resguardo de la ética y disciplinaria o profesional y colectiva, además de los aspectos atinentes a
la responsabilidad contractual o extracontractual. Excepto la profesional y
9. Responsabilidad fiscal Se reco len
. d 1
1:II·iado de los medios idóneos· ara od: a que e Es~~do provea al na- la colectiva, las demás no surgen de normas notariales, sino de las espe-
que caracteriza al cuerpo eSP~cífi p tumphr la funcIOn con la eficacia cíficas (RdN, 1767/79). Ahora bien, para discriminar responsabilidades se
caudatorios de tributos". ' camen e con respecto a los sistemas re- proponen varias tesis de las cuales tres son las más aceptadas: funcionario
público, profesional liberal, y profesional a cargo de una función pública.
Quienes piensan que es un funcionario público se apoyan en la dele-
gación que el Estado hace de la función fedataria; otros ponen de relieve la
1.2. X Convención Notarial. Capital Federal (1981)
profesionalidad, negando que el notario sea funcionario público por cuanto
le faltan los caracteres que generan dicho carácter. Por último, la tesis sos-
5. Responsabilidad civil. a) Por asesora . tenida por la mayoría y que aparece corno intermedia, sin haberlo sido en
11 los esquemas normativos de m d mdlento, cuando no responda
, o o que pue a verse vulnerado el valor
MANlJAL DE DERECHO NOTARIAL RESPONSABILIDAD Y FUNCIÓN NOTARIAL 247
In ~·oLllid.l1d. pll~S antecedió a alguna de las anteriores, entiende que el no- realizar una escritura y, en tal caso, el notario actúa como tal; el ejercicio
tuno 1~ltln() ~s 1I.11 profesional de derecho que cumple una función pública, funcional y profesional comienza a nacer con la rogación, aunque sea me-
y us! lue soslemdo ya en el 1 Congreso Internacional del Notariado Latino nos evidente.
BlIcl1osAires, 1948. '

LXVI. RESPONSABILIDAD PROFESIONAL Y DEL ESTADO


2. Profesional de derecho a cargo de una función pública
1. Profesión libre
El citado Congreso estima que la función consiste en recibir, inter-
pretar y dar forma legal a la voluntad de las partes, redactando los docu- Supongamos que hallamos un abogado. Como tal es un profesional
mentos adecuados a ese fin y confiriéndoles autenticidad conservar los de derecho si realiza el ejercicio de la profesión para la cual lo habilita
originales y expedir copias que den fe de su contenido. Esta definición ha su título. Podemos suponer que ejerce la abogacía y se desempeña en los
sido interpretada como calificación dual: profesional de derecho con todo tribunales; también podría ser juez y entonces ejerce una función pública.
lo que significa de privacidad, y función pública con todo lo que da a en- También podemos imaginar que aspirando a registro notarial se acerca a
tender de contrario. algunos de los trabajos que van tipificando esa cercanía. El arto 51 del re-
¿Qué pasaría si invirtiéramos los términos de la definición del 1 Con- glamento de la ley 6191, hoy modificada en la provincia de Buenos Aires,
wes~? El nuevo conce~to dice que "la notaría latina es una función pública tipifica las actuaciones notariales del art. 46 de la ley, y las divide en feda-
eJerc~~a por un profesIOnal de derecho"; y es que, en realidad, cuando se tarias, profesionales y funcionales complementarias.
d.cfimo ~l ~otano como se lo hizo, el ser profesional de derecho fue un
simple dlstmgo entre el notario latino y el anglosajón, distingo que funda- ¿Cuáles eran las profesionales? Practicar inventarios judiciales o
menta una característica indicando una de las condiciones para acceder al extrajudiciales, o cualquier diligencia que le fuese encomendada por los
cargo; y no creo que vaya más allá. jueces o autoridades administrativas; actuar como secretario de tribunales
. Se está sosteniendo últimamente que esta conceptualización no en- arbitrales; asesorar en asuntos notariales; realizar estudios de títulos y an-
cierra un doble carácter sino que es una. La citada jornada bonaerense pro- tecedentes de dominio, redactar toda clase de convenciones, contratos, an-
pone una "valoración integral de la actuación notarial sin diferenciar entre tecontratos y negocios, y actos jurídicos que no requieran escritura pública
función ~ública y ~rivad~, pues no existe un notario oficial público distinto para su validez (incisos e, i, j, ñ, p). Podríamos añadir: dictaminar sobre
del notano profesIOnal smo que ambas calificaciones se combinan en una bondad de títulos, tener una consultoría notarial, todas actividades vigentes
figura unitaria" (12; además, Armella y otros, RN, 412 y 417/86). Dice en estos momentos.
Pel~)si: "La activid~d notarial está absorbida por el concepto de unidad en Adviértase que ninguna de ellas dice nada en relación al ejercicio
razon de su contemdo complejo. Son inescindibles las tareas profesionales funcional de la fe pública; tales actividades las pueden ejercer los aspiran-
y las documentales. La separación es artificial, el requirente no distingue tes a notario y aun los no matriculados. ¿Qué responsabilidad cabría en
cntre unos y otros deberes" (RdN, 291/70). estos casos? Es evidente que la contractual, la cual se refiere a una norma
El título profesional .no se distingue de la función pública porque no privada de contenido voluntario, porque la hipótesis es la existencia de un
es algo separado de ella, smo su presupuesto; el ser profesional de derecho contrato libremente pactado por las partes. En consecuencia, se impone
se encuentra incluido en el ejercicio funcional. Por ello, he hablado de dicha responsabilidad, que cualquier profesional tiene en el ejercicio de
ases(~ram.iento fun~io?al; por e.llo, las seis operaciones de ejercicio que sus actividades. Es decir, no es característica del notario en ejercicio de
son I Lll1clOnales; SI bIen en el mstrumento se hace evidente la unión de función pública.
IIl!1bo~ aspectos: porque el instrumento aparece unificado en su aspecto
Ilq.\oclal Y.f'unclOnal, con sus operaciones de ejercicio, legitimaciones y
olrns, tal1lb!e~l deb.e sostenerse que aun sin instrumento se ejerce la función
COI! la proJcslOnahdad; en efecto, por asesoramiento las parles podrían no
24H MANUAL DE DERECHO NOTARIAL RESPONSABILIDAD Y FUNCIÓN NOTARIAL 249

2. l~esponsllbHldnd del Estado Estado como éste nonnalmente la exterioriza a través de sus órganos (11).
Aun de admitir que la función fedataria sea la más trascendente de las
Hay autores que consideran al notario como un funcionario público, que realiza el notario, no puede ignorarse que conCUlTe con otras que no
r:lzón po~ la cual responsabil~zan al Estado por los desaguisados de aquél. ostentan ese carácter y que no son propias de su condición de profesional
I~n c~mbIO, hay otros que al tIempo que lo consideran funcionario público, independiente" (13).
termman por d~sfigurarlo al afinnar que sus funciones no se compatibili- Estoy de acuerdo con Rodolfo Carlos BalTa cuando para el conside-
zan con el sentid? ~ue les da ~l derecho administrativo y todos concluyen rando 11, expresa que "en realidad este profesional no está afectado a una
por s?~tener un r~glmen especIal. Que existe contradicción en la doctrina y actividad privada, sino que está como afectado a una actividad pública,
lamblen en los tnbunales surge de la reproducción de sentencias, precisa- pues la actividad privada es la suya propia, en ejercicio del derecho con-
mente por establecer este distingo que tennina por constituir un híbrido a sagrado en el arto 14 de la Constitución nacional" ("Cometidos adminis-
pesar de ser la doctrina mayoritaria: profesional de derecho a cargo de u~a trativos en la actividad notarial y responsabilidad del Estado", ED, 115,
función pública. 25/11/1985). Se concluye, pues, una sola cosa: que la jurisprudencia y la
Pero veamos las contradicciones en que inculTen quienes sostienen mayor parte de la literatura doctrinal sobre el notario sostiene que no es
que es un funcionario público. Las sentencias más notables son las de un funcionario público, sí que ejerce una función pública. Así lo propicia
"Cassano, Rodolfo", Cámara de Apelaciones de Concepción del Uruguay Pondé en Tríptico notarial, y en "El Estado no responde por los hechos,
(27/1111981), publicadas en JA, nro. 5293 (8/3/1983) ; el caso "Taboada actos y omisiones del notario, porque éste no es funcionario público" (LL,
M,?l1uel, v. Colegio de Escribanos de la Capital Federal" (ED, s. 28077/76); 786-A-78).
y. Vadell, Jorge v., v. Buenos Aires, Provincia de" (ED, 217-114), senten-
Cia de la Corte Suprema del 18/12/1984. Parte del último dice:
~'Hay necesidad ?e investigar si la actividad del escribano de registro
constItuye una modahda? dentro de la categoría de los funcionarios públi-
cos, con I~s consecuenCIas legales que de ello derivan y que son las que
eabe conslder~r, o, por el contrario, el ejercicio de una profesión, bien que
dolada del atnbuto de la fe pública y sometida a una particular relación con
el Estado que se manifiesta a través del acto de la investidura el control
y las I1lcuItades disciplinarias, pero que no participa en sentido' estricto de
IIqllel carácter" (8).
" "~o.caben du?as -:prosigue- que como fedatario cumple una fun-
CIOIl plll~hca por la mvestldura con la que el Estado lo somete a su superin-
Il'IHkl1cJa (17,35, 12.990); es evidente que no se presentan las notas carac-
terlsl kas de la rela~ión de empleo público que permiten responsabilizarlo
por ,ltI~ consecuenCIaS .de su desempeño. En efecto, no existe dependencia
OI}(lIlllL'n ~'espccto de mnguno de los poderes estatales cuyas plantas funcio-
I1l1lt's 110 Illtcgr~, n? está sometido al régimen de subordinación jerárquica
qlll~ les es propIO m se dan a su respecto otras características de un vínculo
1K'1'I1H1l1enle con la administración como puede serlo en su medida la re-
1I1llllCración (10). "
I~n tales condiciones se lo puede definir como un profesional de de-
I\~d~o u/cclado a u?a actividad privada, pero con atributos que en parte lo
cq.lllparan a la gestIón pública, cuyos actos vinculados al comercio jurídico
pnvado, dan fe de esas relaciones privadas y no expresan la voluntad del
CAPÍTULO XXIII
RESPONSABILIDADES COMUNES

Cinco son las responsabilidades notariales, cuatro de carácter perso-


nal y una quinta que se mueve en el contexto colegial; de las cuatro pri-
meras, tres son comunes: civil, penal, fiscal; en efecto, sus nonnas surgen
de los respectivos códigos y se conectan con lo notarial en ciertos deberes
específicos del oficial público. En este capítulo, como lo indica su título,
nos referimos a las tres comunes, sobre todo en el escorzo de su aplicación
(RN, 387/85).

LXVII. RESPONSABILIDAD CIVIL (1, 229; 2, 698; 3, II, 309; 4, III, 992)

Consiste en la obligación que una persona tiene de reparar el daño


causado a un sujeto, originado en conducta violatoria del derecho de éste.
Si ponemos como sujeto al notario hemos hecho la aplicación pertinente.
Pero como nos referimos al notario y tres son las doctrinas que le atribuyen
carácter diferente, también aquí nos hallamos con tres posiciones derivadas
de aquel sustento teórico. Para quienes definen al notario como funcionario
público la responsabilidad civil, en el ejercicio de su función fedante, es
siempre extracontractual y responde el Estado.
La segunda tesis niega el carácter de funcionario público y afinna
que se ejerce una profesión liberal; la tercera sostiene que el notario latino
es un profesional de derecho a cargo de una función pública. Tanto en una
como en otra se le atribuye responsabilidad contractual frente a las partes y
extracontractual frente a los terceros. Tal es, en resumen, sin mayores espe-
252 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL RESPONSABILIDADES COMUNES 253

cificaciones, la opinión de numerosos autores y jurisprudencia que pueden 2. Responsabilidad contractual


consultarse en Lloveras de Resk y Cristina Armella y otros CED, 105, y
RN, 411 Y 627/86). Pelosi, al respecto dice: "Establecer una separación para el régimen
El origen de la responsabilidad civil se debe al incumplimiento de los de la responsabilidad contractual en unos casos y aquiliana en otros, signi-
deberes que establece la legislación notarial y mal desempeño de la fun- fica admitir que el notario más que actuaciones diferentes está ejerciendo
ción, conforme a lo que fijan las leyes generales; asimismo, se responsabi- dos profesiones ... La separación es artificial. La profesión notarial conce-
liza por los daños y perjuicios causados a terceros. Se puede advertir que bida sin el documento queda cegada y, a su vez, la actuación fedante como
sólo se ha hecho una aplicación del concepto general al ámbito notarial no recepción pasiva de declaraciones no tiene asidero para el notario y coloca
siendo esta responsabilidad específica del oficial público. ' la función en un automatismo que la realidad se encarga de desmentir. El
requirente o contratante no distingue entre unos y otros deberes y no olvida
que solicita los servicios de un profesional universitario" (RdN, 291/70).
1. Clases Me sumo a quienes piensan que la responsabilidad civil del notario es
contractual (no se me escapa que era contractual cuando actuaba el tabe-
Todo el problema se centra en las diferentes consecuencias según lión sin la fe pública y que ésta es un agregado legal, y no voluntario). De
sea la responsabilidad contractual o extracontractual, lo cual se entenderá todos modos, el aspecto contractual precisamente deriva de su carácter de
mejor si las detallamos, porque son claras. La responsabilidad contractual profesional de derecho, que es lo que lo diferencia del notario sajón y aun
prescribe a los diez años (4023), el acreedor está eximido de probar la cul- del administrativo. Luego no se podría admitir que, siendo dicho carácter
pa, basta el incumplimiento; comprende las consecuencias inmediatas si de la esencia de la función en ámbito entroncado con el antiguo tabelión
hay culpa; podrían comprenderse también las mediatas y aun extenderse; romano, cuya característica es el asesoramiento, al que se sobreañadió la
en el dolo abarca hasta las casuales (520/21); salvo existencia de plazo, fe pública durante la Edad Media, su responsabilidad no sea otra cosa que
cabe la interpelación (509); el juez podrá considerar el daño moral (522); contractual. Quizá no valga destacar que la obligatoriedad de su función
la obligación precedente se sustituye o se le adiciona otra; entiende el juez carece de matices contractuales; otro sería el fundamento y bien claro: su
dcl domicilio del deudor y se origina en un contrato anterior. profesionalidad, como característica fundacional, histórica y legal, que lo
La responsabilidad extracontractual tiene caracteres diversos y, a ve- distingue precisamente de un notario no latino.
ces, opuestos: caduca a los dos años (4037); el acreedor debe probar la
culpa, salvo art. 1113; comprende las consecuencias inmediatas, mediatas
y aun casuales (905/6, 1067); la mora es automática; se debe resarcir el 3. Casos de responsabilidad
daño moral (1078); estructuralmente se crea nueva obligación; interviene
d juez del lugar del hecho y se origina en la violación de un deber general En general, por infracción de los deberes notariales indicados en las
(ueminem laedere). leyes especiales. Concretamente menciono: daños emergentes de su ne-
Frente a esta clasificación, ¿cuál sienten los notarios aplicable a ellos? gativa a prestar servicio, cuando no fuera fundada; falta de imparcialidad,
111 [ Congreso nos dijo que el notario latino es un profesional de derecho fallas en el asesoramiento funcional; estudio de títulos cobrado, con fallas
a cargo de una función pública; mi inversión del concepto afirma que la en antecedentes; violación del secreto profesional a causa de exhibir el
notaría latina es una función pública a cargo de un profesional de derecho. protocolo a quien no compete, como por lo conocido fuera de protocolo
NlIñez Lagos, luego del III Congreso de París, 1954, decía: "Se ha puesto de con motivo del acto notarial; omisión de comunicar la existencia de tes-
lJ1anifiesto que los notarios latinos se sienten y prefieren ser profesionales tamentos que autorice o reciba como depositario (3671). Jurisprudencia:
de derecho, sin postergación de su función pública. Profesionales en mayor RdN, 1078/77, 1018/71, 303/81, 610/71, 1331/84, 1605/83, 1856/71, y
Illedida que funcionarios públicos. Lejos, muy lejos de toda asimilación bu- RN, 1831/77.
rocrútica, escalafones, repartos, traslados ni ascensos; profesión y libertad Es también responsable por los hechos u omisiones de sus adscriptos
de público!" ("El derecho notarial", Rev. de Der. Notarial, 11, p. 248). en cuanto sean susceptibles de su apreciación y cuidado, teniendo aquí
doble fundamento porque el titular lo eligió y debe vigilarlo. También
)'i.j MANI IAL DE DERECHO NOTARIAL
RESPONSABILIDADES COMUNES 255
I'l'Splllldll por los IwdlOs y omisiones de sus empleados (1113), ya que la
dad, lealtad y custodia del documento, s~endo sus respectiv.~s ant.ítesi~ ,la
obligueiúll lIll quien ha causado el daño se extiende a los que causan sus
falsedad, la violación del secreto profesIOnal y la destrucclOn, vlOlaclOn
dcpclldiclllcs. I':ntre otras infracciones registrales, responde de los daños
u ocultación del documento público (RN, 1314/64). Comenzamos por su
que provoca !lO inscribiendo en tiempo hábil los títulos que autorice. Juris-
concepto para seleccionar luego algunos delitos.
prudencia: RdN, 688/71, 570/72,139/77,268 Y 1102/79,1179/83, Y RN,
2121/69, 2067/70, 673/61 y 299/76.
Por último, el notario responde en todos sus actos de ejercicio por
1. Concepto
los vicios extrínsecos, o de forma, que puedan provocar nulidades o anu-
labilidades; por los vicios intrínsecos, conectados con el asesoramiento Responsabilidad penal del notario es aquella e~ que incurre el ofi~ial
funcional; acerca del cual conviene recordar los autos "Casanova, José, y público cuando comete o intenta cometer delitos ,atmentes a s~ profeSión,
otra v. Gobierno Nacional" (JA, nro. 26.497, 12/11/76, Y RdN, 1481/70): tipificados por la norma común, la cual lo sanclO~a para sat.lsfacer ~ la
se inicia causa de responsabilidad contra el juez por sus actos procesales. sociedad que lo ha elegido. El n?tario es sujeto actlvo ?el dehto ~ pasIvo
Pérez Delgado, por la Cámara Nacional Federal, dice correctamente que de la sanción no en cuanto tal, smo como persona comun. Los dehtos que
no son escasos los pronunciamientos judiciales que se dictan ante circuns- interesan son los que se relacionan con su condición notarial, ~unque n? se
tancias que admiten más de una interpretación ... , que no traducen sino una hallan tipificados por ella sino en la norma común; en efecto, 111 ~a ley 111 las
discrepancia en los criterios decisorios. Sanahuja y Soler, citado por Arata, sanciones son especiales para el notario, pero hay al.gunos del~tos que se
dice que tampoco es responsable el notario por la autorización de un acto hallan más cercanos a su área de actividades. La finahdad es satlsfacer a la
que, aunque declarado nulo por los tribunales, lo ha sido en virtud de un sociedad que 10 ha elegido por medio de los poderes que lo nombran
criterio hermenéutico legal del cual se puede disentir sin incurrir en igno-
rancia inexcusable. El notario, en este caso, se halla en el mismo caso del
.i ucz a quien se le ha revocado la sentencia; no incurre evidentemente, por 2. Primera selección
este hecho, en responsabilidad.
Además, y siendo un poco más preciso, cabe distinguir perfectamente Los delitos más cercanos al notario en su función específica son: deli-
entre asesoramiento y consejo. Así surge de un concepto de Figa Faura, tos contra la fe pública, violación de secreto. Aplicando no~as sobr~ ,esta
quien expresa que el asesoramiento se pide al notario como tal; el consejo violación: el notario que tiene noticia por razón de su OfiCIO, profeslOn o
lo ofrece el notario como tal persona. En consecuencia, es lícito responsa- arte, de un secreto cuya divulgación puede causar daño, no lo debe ~evelar
bilizarlo por el asesoramiento técnico, si es que las partes fueron inducidas sin justa causa; asimismo, cae en infracción si revela hechos, actuaclOne~ o
por él a seguir uno de varios caminos, pero no si ellas eligieron camino documentos que por ley deben quedar secretos (156/57). Ejem~lo de d.ehto
equivocado, a pesar de las advertencias. Mas no puede responsabilizárselo podría ser la revelación dolosa de testamentos; el mism? caso sirve de Justa
por el consejo.
causa, porque el notario que 10 tiene en su poder o registro, cuando muere
el testador está obligado a ponerlo en noticia de los interesados, responsa-
bilizándose de los daños si lo omite (3671).
LXVJII. RESPONSABILIDAD PENAL (1, 216 y 234; 2, 582 y 721; 3, JI, 463;
El instrumento notarial hace plena fe de la existencia material de los he-
4, III, 1018; y 5,310; CITAS DEL CÓDIGO PENAL) chos que el oficial público informa cumplidos por él o que pasaron en s~ pre-
sencia y perdura hasta la sentencia de falsedad (993). Esa falta de aut~~tlCldad
Es la más importante no sólo porque se relaciona con el orden públi- constituye su máxima desviación, la falsedad instrumental. La autentlcldad no
<':0,sino porque las sanciones son las más graves: reclusión, prisión, multa
sólo constituye al propio instrumento notarial en sí~ sino q~e sustanti:riza. todo
e inhabilitación (5). Revierte sobre la persona del notario inclusive pri-
aquello que en él consta percibido o hecho por notano. La mIsma apan~ncla de~
vÍllldole de la libertad; no existe solidaridad entre titular y adscripto ni con instrumento configura una autenticidad que se debe probar que no eXIste. ASI
los herederos. Se agota con la figura penal incurrida (Bernard, RdN, 1767/
como la autenticidad es externa, material o corporal, e interna o ideológica, del
79). Arata manifiesta que los tres deberes capitales del notario son vcnlci- mismo modo nos encontramos con las falsedades correspondientes.
256 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL RESPONSABILIDADES COMUNES 257

La falsedad material o corporal consiste en la falsificación de los signos cheques, letras de cambio y títulos de crédito transmisibles por endoso o al
sensibles que acreditan al instrumento notarial como tal y a la genuinidad. portador no comprendidos en el arto 285, que se refiere a la moneda, bille-
Comprende dos aspectos, elementos materiales: papel, grafia, formalidades tes de banco, títulos, cédulas y acciones al portador legalmente autorizados
extrínsecas, sello, color, etc., yautoria: que el autor sea el notario que aparece y otros (ínc. 5 y siguientes, 979).
como tal. Los actos de falsedad material son dos: a) adulteración de los ele-
mentos materiales, supresión del instrumento por destrucción u ocultamiento;
b) expedición de copia de matriz inexistente o por quien no tiene autoridad 3. Segunda selección
para hacerlo, todo 10 cual también, puede ser apto para defraudar (292, 294,
173,8). Casos notables: si antes de la destrucción de la escritura protocolar el Hay otros delitos que el notario puede realizar por sí o en participa-
notario había expedido copia a las partes, no es posible el peljuicio requerido ción (46). Incurre en sanción quien ce apropia, no entrega o no restituye a
para la falsedad (LL, 732-112). Tampoco es delito la destrucción de una copia su debido tiempo, dinero o valores ajenos que tuviera en su poder o cus-
de escritura si se puede recurrir a la matriz. todia por un título que produzca obligación de entregar o devolver (v.gr.,
Si las ideas son falsas nos encontramos con la falsedad ideológica. Ni retenciones por impuestos y tasas en perjuicio del fisco o de las partes);
la parte corpórea ni la genuinidad son alteradas; pero el notario describe quien comete fraude en perjuicio de alguna administración pública (172, 3,
actos que no ha realizado, o bien son distintos; atribuye a los sujetos ins- 7, Y 174, 5). El notario no puede tomar parte en la usura, 10 que acontece si
trumentales hechos o derechos que no existieron o han sido distintos, con- admite en su instrumento garantías de carácter extorsivo (175 bis); estando
signa en la copia cosa diversa de la matriz (293). En resumen, se introduce en connivencia con un quebrado fraudulento para una rápida transferen-
en el instrumento notarial, hechos o derechos que no existieron y que son cia de los bienes que constituyen la garantía de los acreedores (176); si
falsos, los cuales provocan un falso juicio precisamente en lo que tal clase interviene en el vaciamiento de empresas y desbaratamiento de derechos
de instrumentos está destinado a probar fehacientemente por sí mismos. acordados (172,173,11).
Destruir o suprimir esta clase de instrumentos parecería no ser delito, pero Todos estos delitos pueden merecer las penas según las circunstancias.
como ese documento falso podría ser la prueba delictual es posible incurrir De ellas quiero rescatar la inhabilitación, que tiene dos manifestaciones:
en violación y encubrimiento (255, 277). previa, que impide la misma matriculación y, en consecuencia, el ácceso
En cuanto a la fe de conocer, se configura el delito de falsedad ideológica a la función: vigente el ejercicio, la inhabilitación puede ser absoluta, que
si el notario identifica al compareciente sin conocerlo ni cumplir los mínimos priva de la función, o especial; ésta, a su vez, puede ser doble: privación de
recaudos para individualizarlo, dando lugar a que el firmante constituyera una la profesión durante la condena, o privación temporal de seis a diez años
burda imitación de los signos de la persona existente --que desconoció tal en los casos legales.
nrma- (ED, 800-20, fallo 11.389). En el II Congreso Internacional (Madrid,
1(50) se dijo que, en relación al tema, se debe rechazar la responsabilidad
objetiva a base de la pura relación causal entre el hecho y el daño; la califica- LXIX. RESPONSABILIDAD FISCAL (1, 238 y 638; 2, 716; 3, n, 423;
ción del dolo debe ser sometida a la decisión previa de un tribunal notarial, 4,IlI,1044)
constituido por gente del oficio. Caso notable: "no incurre en falsificación de
instrumento público, por no ocasionar perjuicio, el escribano y el protocolista "La posición del escribano presidiendo el acuerdo de las partes,
que, por faltar la firma de un testigo en una escritura, insertan en ella una firma colocado en la misma fuente del negocio jurídico, disfrutando de un
¡¡lisa" (S. C. Tucumán, 12/12/44, JA, 1945-IV-729). importante monopolio otorgado por el Estado, y con una moralidad que
Otro delito contra la fe pública es el de quien, a sabiendas, usa o hace está en las bases de la institución, configura una situación que no podía
lIsar sellos, timbres, etc., inutilizados (290), el uso de un certificado falso pasar inadvertida al legislador fiscal. En pocos casos, como en éste, po-
() adulterado (296) (v.gr., registral o administrativo). Asimismo son equi· drían presentársele tan excelentes condiciones objetivas para organizar
parados a los instrumentos públicos -fuera de los cuales no hay falsedad un sistema de fiscalización tributaria; especialmente respecto de aque-
idcológica- los siguientes privados: testamentos ológrafos o cerrados, llos gravámenes que recaen sobre la propiedad inmueble, sus afectacio-
nes y transferencias. La imposición de la carga ha devenido entonces
258 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL RESPONSABILIDADES COMUNES 259
naturalmente, por consecuencia de muy buenas razones de técnica fis- por servicios causados por el acto notarial y otros relativos a deudas por
cal" (Larraud, 718). inmuebles cuando de ellos se tratare, como el municipal, obras sanitarias,
El origen de la obligación deviene de la relación jurídico-tributaria aguas, etc.
que se entabla, por imperio de la ley, entre un sujeto pretensor o facul.tado La extinción de las obligaciones sustantivas se realiza en primer lugar
(el fisco) frente a un sujeto obligado (el contribuyente), el cual, en vIrtud por el medio más exhaustivo y normal, el pago de la deuda que se acredi-
de un determinado antecedente, llamado hecho imponible, debe satisfacer ta por el recibo, "pero -dice González- no es el recibo el que libera o
una prestación determinada. Correlativamente la obligación tributaria es extingue la pretensión fiscal, sino el pago; no debe confundirse el hecho
la prestación (generalmente pecuniaria), que el contribuyente debe al fisco que libera con su documento probatorio" (669). Otro medio es la com-
por imperio de la ley, a consecuencia de haberse verificado el hecho ante- pensación con saldo favorable al deudor, que no resulta ser común, y la
cedente que la ley fija como causa de la obligación. En parecidas palabras prescripción que puede producirse hasta después de los diez años o menos
se expide Carlos E. González (666). según el caso. Igualmente se extinguen las obligaciones formales P?r la
presentación de declaraciones juradas o de las notas de información. Estas
¿Qué incumbencia tiene el notario en este menester? Para contest~r son, pues, las principales obligaciones que pueden no ser cumplidas por
la pregunta convendrá verificar el carácter que le endilga la ley, sus obh- culpa, negligencia, imprudencia, impericia, o con dolo, 10 que las liga con
gaciones materiales y formales; la infracción de éstas, que constituye el el derecho penal si el delito está tipificado.
ilícito fiscal sometiéndolo a sanciones, sin impedimento de incurrir en las
otras responsabilidades, producidas por acumulación de circunstancias, ya
que en definitiva, casi siempre, se abre la floración de la espada de Damo- 2. Infracciones y sanciones
eles que pende sobre su cabeza. Precisamente una de las más severamente
constituidas es la responsabilidad fiscal, siendo el área más problematizada Aquéllas pueden ser sustantivas y formales si corresponden a las res-
la del impuesto de sellos, al decir de Mario E. Romani (RN, 369/78). pectivas obligaciones. Las principales son dos: omisión culposa y defrau-
dación dolosa que pueden ocurrir en ambos tipos de obligaciones. Puede
haber determinaciones incorrectas, recaudaciones insuficientes, pagos fue-
l. Carácter y obligaciones ra de plazo, inferiores al que corresponda, retención indebida de tributos,
declaraciones juradas defectuosas, incompletas y también falsas que si-
La ley específicamente le impone el carácter de agente del fisco con multáneamente se conectan con lo sustantivo. Puede haber documentos no
distintas posibilidades: de recaudación, retención, infonnación. Es respon- timbrados, insuficientes, que se ocultan o destruyen, siendo así que existía
sable por deuda ajena con responsabilidad solidaria, inclusive el t.itular se la obligación de conservarlos permanente o transitoriamente.
solidariza con su adscripto. En la legislación argentina, el notano es un Tiene sus complejidades, de las cuales sigue gozando sigue gozando
agente del fisco, obligado a percibir todos los tributos relacionados con los el impuesto de sellos en cualquier circunscripción. Siguiendo a Mario E.
actos notariales, impuestos, tasas y contribuciones, por ser persona que par- Romani podemos decir que la postura del escribano es de gran envergadu-
ticipa en la formalización de actos u operaciones que las leyes especiales ra y activísima porque participa de una realidad que, sin su intervención,
consideran como hechos imponibles o servicios retributivos o beneficios. no podría nacer, mientras que en el resto se manifiesta más bien espectador
Son obligaciones sustantivas: determinar los gravámenes que se re- pasivo (inmobiliario, tasas por servicios). Empero -agrego por mi cuen-
caudan legalmente, comprobar los tributos pagados en boletas, percibir y ta-, los ajustes temporarios, multas e intereses, tienden a complicar las
retener gabelas y proceder a pagarlas en los lugares y dentro de los pla- liquidaciones de manera inquieta, ya que no pasa mes sin que se proceda a
zos que fijan las normas. Son obligaciones formales: solicitar cert:ificados nuevos valores y porcentuales, y esto cuando la documentación se expide
de deuda, presentar declaraciones juradas y fonnularios de los tnbutos y en el plazo a que obligan las leyes, lo que también ocurre a vecea, por mo-
el deber de información por escrito. Por su cumplimiento se satisfacen el rosidad del fisco acreedor.
impuesto de sellos, el inmobiliario o de contribución territorial, los servi· Con respecto al impuesto de sellos, dice el mismo Romani que re~
dos públicos de los entes oficiales y aun de empresas privadas, las tasas cae sobre una materialidad cambiante, multiforme, que no está predeter-
260 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL RESPONSABILIDADES COMUNES 261

minada, sometiendo al notario en el ámbito de su responsabilidad fiscal Pues bien, la notaria inició acción de amparo en expediente 55.565,
a convertirse en un verdadero vademecum tributario; la minuciosidad de juzgado federal 1 que resolvió: "El protocolo de los escribanos está ampa-
sus controles no tiene parangón con los otros tributos (RN, 369/78). Todo rado por el secreto profesional según las leyes. La reglamentación excogi-
el esquema impositivo constituye un tembladeral, porque no se asienta el tada por la DGI no es una ejercitación racional y congrua de la facultad que
conocimiento y práctica de una norma, cuando viene a ser sustituida por otorga la ley 11683, 7 pues violenta y contraría el secreto profesional de
otra nueva. Inclusive algunas modificaciones que parecen insignificantes los notarios, consagrado en resguardo de la confidencialidad de los actos
alcanzan trascendencia insospechada después de ciertas interpretaciones que autorizan en sus protocolos y que para el derecho constitucional de la
que tardan en hacerse oficialmente, pero que el notario debe aplicar ense- libertad de las personas".
guida. Por el carácter contencioso del proceso, esa norma genérica es absur-
Las sanciones consisten en sumarios administrativos (aun cuando no da e incorrecta porque obliga a denunciar a cada otorgante, siendo así que
lo sea, y el notario quede exento, 10 considera una penalidad; tanto es el te- debe ser de un sujeto individual con nombres y apellidos y, en tal caso, el
mor que inspiran por ser oficio meticuloso), recargos e intereses graduados notario está obligado a informarlo. El contexto heterónomo que nace de
conforme a criterios oficiales, no por cierto los menores sino los mayores; una nonna administrativa, por más que sea fiscal, no puede ser masivo y
multas que pueden alcanzar de tres a diez veces el importe, del cincuenta al acumular una nómina llenando bibliotecas, que por ello son irrevisables,
quinientos por ciento del monto de la deuda, de veinte a dos mil jornales de sino personal: sólo Manuel Fernández, DNI 1234.
sueldo mínimo de la administración pública bonaerense, clausura temporal La astrosa RG 4056/95 casi merece una gran carcajada cuando se la
de oficinas, asientos de hechos en legajos de antecedentes y situaciones coteja con una disposición de nuestra Madre Patria que, allá desde el 26 de
que pueden llevar hasta la destitución e inhabilitación absoluta, incidiendo diciembre de 1957, cerca del Día de los Inocentes, en forma simple, tajan-
en la responsabilidad disciplinaria y la penal. te, clara, precisa y escueta ordena "en ningún caso se podrá investigar el
protocolo por razones fiscales". No sé si perdura, pero ¡qué maravilla!

3. Procedimiento contencioso tributario

Notificada la observación de la dirección al notario, éste puede im-


pugnarla e interponer recurso de reconsideración ante ella; de tal manera
comienza el procedimiento. Si la dirección insiste, el notario tiene el dere-
cho de apelar ante el tribunal fiscal y, si hubiere lugar, al recurso de queja.
Por último, puede recurrir en demanda contencioso-administrativa ante la
Suprema Corte de Justicia de la Provincia bonaerense, o ante la Cámara
Nacional de Apelaciones en la Capital Federal. Las normas fiscales se emi-
ten localmente, de modo que el procedimiento y los plazos varían de una
provincia a otra, pero en general todas mantienen el triple paso. Jurispru-
dencia (RdN, 1423 y 1598/75; 379 y 1014/76; 126/78 y 510/83).
Hay algunas normas del procedimiento fiscal, que son un verdade-
ro atropello contra el escribano y el secreto del protocolo. En el Boletín
informativo bonaerense 1274 (11/7/1996) p. 5, se informa de la valiente
actitud de la notaria Silvia Alicia Suárez Bas, de Bahía Blanca, contra la
RG 4056/95 de la DGI que exige de todos los escribanos del país que in-
f(lI"Inen cualquier operación de hipoteca sobre inmuebles y de transmisión
del dominio cuyo valor supere los $ 80.000.
CAPÍTULO XXIV

RESPONSABILIDAD DISCIPLINARIA

Es la única específica del notario; cada disciplina o profesión tiene


caracteres diferenciales con las otras; esto determina infracciones, normas
éticas y deontológicas propias, órganos disciplinarios, procedimientos y
sanciones, que si bien en la denominación pueden ser comunes, cierto es
que aparecen configurados alrededor del concepto de la profesión. Tal con-
cepto se ha formado histórica y psicológicamente desde las entrañas del
propio menester, y en un estado de la evolución social, conforme a la idea
que la misma sociedad descubre por medio de la observación de una reali-
dad presionada por ciertas fuerzas.
El tema se desarrolla en dos capítulos; en éste verificamos el concep-
to; luego del estudio de las normas especiales nos referimos a las normas
éticas y a la deontología, para concluir con la presentación de los órganos
disciplinarios. El segundo capítulo abarca los procedimientos y sanciones,
para concluir con la nueva responsabilidad creada hace poco tiempo en los
mismos colegios, la responsabilidad corporativa. Como cada colegio tiene
su peculiaridad, resulta inútil esforzarse en acumular las características de
cada uno, sobre todo teniendo en cuenta que, salvo detalles locales, lo bá-
sico es siempre igual; por ello, me referiré exclusivamente a las leyes de la
Capital Federal ya la bonaerense.
264 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL RESPONSABILIDAD DISCIPLINARIA 265

LXX. RESPONSABILIDAD DISCIPLINARIA (1, 239; 2, 735; 3, II, 441) leyes, reglamentos y disposiciones colegiales, completando de tal manera
el panorama.
Es aquella en que incurre el notario cuando, por infringir normas
profesionales, éticas y deontológicas, produce daños que la ley o el cuer-
po castigan para mantener el orden exterior e interior, y la imagen ideal 1. Capital. Reglamento de Inspección de Protocolos
del oficial público, del servicio y del cuerpo. El sujeto pasivo es el no-
tario; se infringen normas que las leyes especiales instituyen para sus "Art. 5: El inspector comprobará: a) si se encuentran cerradas las es-
regidos, las cuales, como las éticas, pueden surgir de la ley, reglamentos, crituras con la raya en el renglón en que terminan; b) el cumplimiento de
disposiciones colegiales y de las experiencias de la jurisprudencia de los los requisitos legales respecto a la forma de las escrituras, con abstención
órganos disciplinarios. ¿Cuál es la finalidad? Mantener el orden y la ima- de observaciones concernientes al fondo de los actos; e) la formación del
gen ideal, mirando no sólo hacia la sociedad, sino también a las relacio- protocolo con cuadernos de diez sellos de numeración correlativa; si las
nes entre notarios, y entre éstos y colegio, imagen que abarca al agente, escrituras observan cronología y ordenamiento numérico, escrito en letras;
al servicio y al cuerpo en este momento detenninado de su historia, que si constan las notas de inscripción y si están firmadas las notas marginales;
lo fue configurando paulatinamente en el pensar y sentir de los notarios d) el foliado del protocolo en letras y guarismos, su custodia, estado ma-
y de la sociedad. terial y prolijidad con que ha sido llevado; e) el salvado de errores en las
Menciono al pasar dos doctrinas sobre la relación del régimen disci- escrituras, con reproducción del texto corregido, sobrerraspado, enmen-
plinario con el Código Penal. Según Enrique R. Aftalión, las diferencias dado, testado, interlineado, sobrelineado y bajo lineado; j) la agregación
surgen de los datos resultantes del derecho vigente, enfocado con un sen- de los certificados del registro de la propiedad, documentos habilitantes,
tido axiológico, valorativo. Nos informa que James Goldschmidt, a quien documentación pertinente al acto; en caso de documentación cuya anexión
sigue Ernesto R. Gavier, de Córdoba, sostiene que existen diferencias al protocolo no es obligatoria, el inspector podrá solicitar su exhibición;
csenciales ontológicas entre delito y contravención y, consecuentemente, g) si el certificado registral tenía vigencia y concordaba con las constancias
entre derecho penal común y derecho penal administrativo ("Los límites de la escritura y si existiendo gravámenes, restricciones al dominio u otro
entre el derecho penal común, el derecho penal administrativo y el disci- informe, se consignó; h) el cumplimiento en término de las obligaciones
plinario", LL, 23/6/77). Por su parte, Pelosi establece algunas diferencias fiscales y si los certificados administrativos que informan deudas, se en-
estudiando el origen, norma, objeto, autoridad, tipicidad y procedimiento cuentran liberados en la forma establecida por el consejo directivo y/o las
(RdN,339/70). reparticiones respectivas; i) si las escrituras interrumpidas o que quedaron
La responsabilidad profesional resulta del incumplimiento por par- sin efecto, tienen la constancia respectiva".
(e de los escribanos de la ley 12.990 o del reglamento notarial o de las
disposiciones que se dictaran para la mejor observancia de éstos o de los
principios de ética profesional, en cuanto esas transgresiones afectan la 2. Provincia de Buenos Aires. Ley 9020, arto 60
institución notarial, los servicios que le son propios o el decoro del cuer-
po (32). Este artículo sugiere contemplar dos aspectos: a) incumplimiento "Las inspecciones tendrán por objeto verificar: 1) si los protocolos
de la ley, reglamento y disposiciones; y b) violación de la ética profesio- se encuentran formados por cuadernos que se ajusten a las disposiciones
nal. Cualquiera de esas transgresiones puede afectar la institución notarial, de la ley; 2) si los documentos extendidos llevan las firmas correspon-
los servicios que le son propios o el decoro del cuerpo (RdN, 341/70 Y dientes; 3) si están autorizados con la firma y sello del notario; 4) si la
I(¡50/71). numeración de los documentos y foliatura de los folios están en orden; ...
Consideramos el primer grupo. Como las acciones que ponen en mo- 6) si los documentos están extendidos en el folio que corresponde según
vimiento la jurisdicción notarial pueden derivar, entre otros, del resultado el orden cronológico; 7) si se han salvado las enmiendas efectuadas en el
de una inspección del protocolo, menciono las normas publicadas en el texto del documento en la forma prevista por la ley; 8) si se encuentran
"Boletín de Legislación", 491 (3/80), de la Capital, art. 5, y el 60 de la archivados los certificados del registro de la propiedad y del catastro na-
ley 9020. Luego de ellas haré referencia a otras que surgen de las mismas cional, cuando así correspondiere; 9) si los documentos errados y los que
266 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL RESPONSABILIDAD DISCIPLINARIA 267
no han pasado tienen la nota pertinente; ... 11) si se encuentran agregados las expulsiones al órgano judicial que ejerza la superintendencia, con
a los protocolos los documentos que obligatoriamente deben ser incorpo- intervención del colegio profesional. 6 ...
rados y si están en forma legal; ... 14) si se han cumplido las formalidades 7. Los colegios de escribanos deben tener la intervención necesaria en
de ley en la facción de los documentos; 15) si se han cumplido regular- los procesos en que un notario sea parte. Esta intervención da seguridad y
mente las diligencias y obligaciones fiscales a cargo del notario como garantía al escribano y a la sociedad.
agente de retención". 8. Si bien en materia disciplinaria no pueden existir tipos estrictos
Otras infracciones· disciplinarias surgen de la inobservancia de for- para cada una de las faltas, es necesario delinearlas con mayor precisión.
malidades instituidas por los códigos y otras normas; no confeccionar Cuanto más grave sea la sanción aplicable, con mayor precisión se debe
la minuta para el registro de testamentos; ejercicio del notariado en otra describir la conducta. Esta responsabilidad tiene por fin sancionar a los
provincia o con otras profesiones, con el comercio, con empleos o cargos escribanos por conductas que impliquen el incorrecto desempeño de la
judiciales, militares; facilitar el ejercicio de la profesión a persona no ha- función, por inobservancia de los derechos inherentes al cargo que resultan
bilitada; falta de vigilancia del cumplimiento de la práctica notarial; falta de la plenitud del ordenamiento jurídico. Las "faltas de ética" están com-
de pago de cuotas y derechos que deben abonarse con cada escritura con prendidas en esta materia.
destino al colegio o a las cajas, incumplimiento de las normas del arancel 9. Deben existir normas procesales específicas en materia disciplinaria
notarial, denegar la intervención en acto lícito sin causa suficiente, ac- con categoría de ley en sentido formal. En lo no previsto será de aplicación
tuación infringiendo cualquiera de las tres competencias, omisión de los la legislación penal, que es la que más adecua a la naturaleza del proceso
presupuestos para la intervención notarial, tales como deber de escuchar, disciplinario. Toda actuación en esta materia debe respetar los principios
apreciación de licitud, deber de indagar, de consejo, calificaciones, re- y garantías del debido proceso, especialmente en la etapa de la defensa
caudos administrativos, fiscales y registrales, etc. (Pelosi, RdN, 342/70); concluida la "prueba de cargo", observando el principio de congruencia
obrar sin imparcialidad, no guardar el secreto profesional, no atender que impide adoptar decisión sobre hechos no incluidos en los cargos los
personalmente la notaría y ausentarse por un tiempo sin licencia. que, de no observarse, podrían originar arbitrariedad de la resolución y la
indefensión del imputado.
No se puede aplicar ninguna sanción sin sumario previo. Sin ~erjui­
3. XXI Jornada Notarial Argentina, Mendoza, 1988 cio de ello, los colegios podrán formular advertencias a sus cole81.ados,
prescindiendo del sumario previo, pero habiendo escuchado al escnbano
Selección tema 1. con anterioridad. Estas advertencias no revisten la categoría de pena. Las
1. La denominación correcta es "responsabilidad disciplinaria". Otras sanciones disciplinarias se aplican exclusivamente en el orden profesio-
denominaciones como la de "responsabilidad profesional" puede llevar a nal... Únicamente se pueden aplicar las sanciones taxativa y precisamen-
confusión por resultar comprensivas de las otras (civil, penal y fiscal). te determinadas en ley formal con anterioridad a la comisión de la falta.
2. La responsabilidad del notario conlleva, a más de la de su des- 10 ...
empeño profesional del derecho, la derivada del ejercicio de su potestad 11. Sólo se deben aplicar como sanciones correctivas el apercibimien-
l'edataria, lo que implica un mayor grado de exigencia. to y la suspensión y con carácter exclusivo la destitución. Toda suspensión
3/4. El contralor del régimen legal de la colegiación obligatoria y se debe dictar por un plazo determinado, cuya excesiva extensión no la
del control de la matrícula que ejercen los colegios debe proponer que convierta indirectamente en una expulsión del ejercicio profesional.
la potestad disciplinaria sea ejercitada por éstos, cuyas decisiones podrán
ser revisadas en sede judicial y adecuarse a la particular realidad de cada
competencia notarial, pudiendo ser órgano independiente del que ejerce el 4. XXIII Jornada Notarial Bonaerense, Mercedes, 1979
gobierno jurisdiccional. .
5. Si el colegio ejerce el poder disciplinario se emitieron dos opinio- Selección.
nes: a) que sea aplicada por el colegio la totalidad, incluyendo la expul- l. El régimen disciplinario creado por la ley 9020 no tiene el perfec-
sión; b) según otra, el colegio aplica sanciones correctiv!ls, se reservan cionamiento que necesita la institución notarial bonaerense. 2) Para una
268 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL RESPONSABILIDAD DISCIPLINARIA 269

correcta aplicación de la leyes necesario: a) entender por "mal desem- de expresión. e) El ofrecimiento espontáneo de servicios profesionales a
peño", la transgresión de deberes u obligaciones tanto funcionales como terceros, posibles contratantes, sobre la base de las circunstancias espe-
profesionales ... la reglamentación ejemplificará las conductas ... su inter- cificadas en el inciso anterior. el) La intervención personal y directa de
pretación es de carácter restrictivo ... un escribano para obtener su designación en el otorgamiento de escrituras
3. Esta jornada aspira a la reforma de la ... e) corrección entre la gra- que, de acuerdo con la práctica, jurisprudencia y resoluciones del colegio
vedad de las facultades y la graduación de las sanciones ... circunstancias no le corresponda autorizar. e) Toda intervención personal y directa de un
agravantes y atenuantes, reincidencias ... d) es imprescindible la creación escribano en el ajuste de honorarios que correspondan a un colega, salvo
de una fiscalía notarial de naturaleza judicial que tenga a cargo la dirección que actuare como mediador amistoso. g) La partición de honorarios con
del cuerpo de inspectores del Juzgado Notarial y la formulación de la acu- personas ajenas al notariado. h) El ofrecimiento público de gestiones e
sación. intervenciones extrañas a la profesión notarial. i) La inclusión del nombre
del escribano o de la escribanía o del número del registro notarial con el
de otros escribanos o escribanías de extraña jurisdicción o con personas de
LXXI. ÉTICA Y DEONTOLOGÍA existencia física o ideal dedicadas a actividades inmobiliarias, financieras,
comerciales, o industriales, y el compartir el ámbito de la notaría con los
El segundo grupo de responsabilidad disciplinaria son las infraccio- mismos.}) La violación del secreto profesional. 5. Queda prohibido a los
nes contra la ética profesional, la cual, en oportunidades, no suele presen- escribanos crear, auspiciar o integrar cualquier tipo de agrupación o aso-
tarse con límites precisos al aplicarse a hechos determinados. Dice Pelosi ciación contraria, a las disposiciones legales o estatutarias, cuyos propósi-
qu~ l.os aspectos vinculados a la vida privada de los escribanos y a sus tos o fines importen, directa o indirectamente, la asunción de atribuciones
actIVIdades personales, ajenas al ejercicio de la función, en principio no y facultades que, en virtud de las normas legales y reglamentarias pertinen-
pueden reputarse violatorias de la deontología profesional y recuerda la tes y del orden institucional constituido, sean de competencia exclusiva del
pauta aprobada por el III Congreso Internacional, París, 1954, en el sentido colegio de escribanos".
de que el legislador debe evitar extender la responsabilidad del notario a Este Código de Ética ha sido actualizado por el Consejo Directivo en
causas que no constituyen consecuencia directa de su actividad profesional sesión del 26 de septiembre de 2001 en 4 artículos, de los cuales el último
(RdN, 346/70). contiene 16 incisos, muchos de los cuales reiteran, algunos con pequeñas
. En la Capital Federal rige un código de ética notarial aprobado y mo- modificaciones, los ya reproducidos. Conviene rescatar como nuevos en-
dIficado por el consejo directivo (14/7/1967 y 26/1/1972), que reproduzco foques los siguientes del referido 4.
parcialmente: "1. Considéranse comprendidos en el presente código los El anterior 4i es actualmente 4d y, a mi entender, resulta el más im-
actos de los escribanos en cuanto puedan afectar el buen nombre de la portante porque avanza sobre la prohibición de compartir el ámbito de la
institución notarial, las reglas de convivencia profesional, la ética, el de- notaría con personas de actividades inmobiliarias, financieras, etc. Permi-
coro o el respeto y la consideración debidos a los colegios ... 4) Declárase te, en cambio y ésta es la novedad, que se lo pueda hacer con profesionales
que afe~ta a la éti~a profesional: a) la publicidad en fonna de propaganda de derecho o de ciencias económicas reglamentariamente. Cabe agregar
come~clal, cualqUIera sea su medio de exteriorización; el reparto público también otros incisos.
dc tarjetas, volantes u otros elementos de publicidad; el regalo de objetos Constituye falta de ética ... 4i) toda actividad o comentario de un es-
que llevan estampados el nombre de escribanos o referencias a escribanías· cribano en desmedro del buen nombre, honor o concepto profesional de un
los almanaques de propaganda en toda forma; la instalación de letreros lu~ colega;}) la intervención personal y directa que cuestiona los honorarios de
minosos o de todo otro tipo que atraiga la atención pública por el tamaño un colega según al arancel... l) la demora sin causa justificada en la rendi-
ubicación, etc., y la propaganda oral o mural. Exceptúase de la prohibició~ ción de cuentas o devolución de dineros de los fondos retenidos ...
la publicación de avisos o el envío de tarjetas que sólo mencionen el nom- n) La actitud del notario que permite, por acción u omisión, que un
bre y domicilio del escribano y no tengan fines de propaganda. escribano inhabilitado para ejercer la profesión, pueda a través suyo ejer-
"b) Toda oferta de mejoras de honorarios o ventaja e/1 los gastos de cerla o realizar cualquier tipo de actividad o intermediación que impli-
escrituración, directa o indirectamente formulada, cualquierH sel! el medio
270 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL RESPONSABILIDAD DISCIPLINARIA 271
que su ejercicio encubierto; o) la actividad profesional que so pretexto de procedimiento más ágil, y la participación de los Colegios notariales en
abaratamiento de costos, mayor celeridad o mejor resultado, se organice todas las instancias del proceso para impulsarlo. Igualmente es llamativa
comercial o empresarialmente, redundando en competencia desleal. la consideración de la legitimidad de la competencia basada en la mayor
p) Todas aquellas otras cuestiones no enumeradas en los incisos pre- capacitación tendiente a optimizar el servicio notarial afianzando el valor
cedentes, pero que, por su índole, queden comprendidas dentro del presen- seguridad jurídica" (2 y 7).
te Código". Esta última cláusula, aunque no constara expresa, es típica del Ricardo M. Saa Avellaneda y Sara 1. Rudoy de Imar distinguen cuatro
contexto ético. El cretinismo, la falta de delicadeza, de criterio, de sentido clases de deberes éticos, entre los cuales quiero destacar: a) deberes para
común, la estolidez, la ambición y la ira unidas al individualismo son tí- consigo mismo, tener conciencia de que el quehacer es del más alto nivel
picos de la antiética. Es imposible enumerar taxativamente la cantidad de axiológico, que requiere una elevada jerarquía espiritual y que en su vida
furcios en el obrar, sentir y pensar externalizados. Pero, con ello, quizá se de relación observe conducta intachable, refleje austeridad y guarde el de-
amplíe injustamente la condena de hechos. coro que proyecte seguridad e inspire confianza a la sociedad; aumente co-
En el Boletín informativo 3145 (6/01) el Colegio de la CABA dio a nocimientos jurídicos y extrajurídicos que lo hagan más competente en su
conocer el reglamento de las actuaciones sumariales que integra la ley. función asesora; b) deberes para con la sociedad, probidad e imparcialidad,
A su vez, la ley 9020, en su arto 35, inc. 7, dice: "Proceder de confor- discreción y guarda del secreto profesional; percepción de los estipendios
midad con las reglas de ética: a) constituyen en general falta de ética los según los aranceles; e) con sus colegas, tener principios de solidaridad,
actos que afecten el prestigio y el decoro del cuerpo notarial o que fueren comprensión, correspondencia y asistencia recíproca y no incurrir en ~Ol?­
lesivos a la dignidad inherente a la actividad notarial o que importen el petencia desleal; y d) con la institución colegial, velar por su prestigiO,
quebramiento de las normas de respeto y consideración que se deben los participar activamente en su desarrollo, auspiciar iniciativas y colaborar
notarios entre sí; b) el reglamento notarial establecerá las faltas de ética, con sentido de solidaridad y unidad de grupo.
pero su enumeración no tendrá carácter taxativo, pues podrán considerarse Entiendo asimismo que la deontología supera la obligación de los de-
tales las que surjan de la conceptualización general contenida en el apar- beres legales y éticos, constituyendo una expansión de la bondad típica de
tado anterior". aquel vir bonus, dicendi peritus, que nosotros podríamos cambiar por vir
El 24, 3887 bonaerense, los precisa en ocho incisos, a los que agrega bonus, notandi peritus. Así, debe tener presente que la mejor y efectiva re-
la falta de imparcialidad y la infracción al secreto profesional, como los comendación para lograr asuntos es la conducta, honradez, competencia,
actos que afecten el prestigio y decoro del cuerpo notarial, o lesionen la idoneidad y señorío que imprima a su profesión; declinar siempre el interés
dignidad inherente a la función y los que vulneren las normas de respeto y privado frente al interés público o colegial; aconsejar comprometiéndose con
consideración que se deben los notarios entre sí (35, 517, 9020). la parte, no en el sentido del neminem laedere que cae en la ataraxia, .si.no
El 24 imputa falta de ética el facilitar el ejercicio de la profesión en en el de ac(jurare personae, solucionarle sus problemas; no negar serviCiOS
ftmua similar al de la CABA, retener indebidamente títulos o documentos profesionales a quienes justifican debidamente carecer de recursos pa:a .sus
para obtener nuevas operaciones, salvo existencia de deudas; asociarse o honorarios o concederles espera; no opinar en lo que no es de su espectahza-
compartir oficina con no escribano o con inhabilitados o sus herederos y ción, pero afirmar las vivencias de su especialidad profesional sin temores;
dar participación; efectuar o permitir publicidad excesiva, tampoco indu- aunque tenga razones para sostener una teoría minoritaria con fundament~s
cir a error mencionando el ejercicio de otra profesión ajena al notariado; profundos, no hacer experiencia con sus requirentes, sino sumarse a las tes~s
aconsejar al rogante formas jurídicas o documentales con el propósito de mayoritarias, en lo que no hay contradicción, pues, en todo caso, debe pubh-
obtener mayor retribución, demorar sin causa la retención de fondos, ne- car sus hallazgos y darlos a conocer y quizá provocar el cambio.
garse a la prestación del servicio sin causa, no respetar la designación de
otros notarios designados por las partes.
Es recomendable la lectura del tema IV, XXIII Jornada Notarial LXXII. RESPONSABILIDAD COLECTIVA O CORPORATIVA
Argentina, Córdoba, 10/94. Quiero recordar "la conveniencia de aplicar
lIlayor rigor en las sanciones por violación de las normas éticas, con un Es aquella en que el cuerpo responde solidariamente por los daños
causados por infracciones de los notarios en el ejercicio de sus funciones,
J 'J MANI IA/./ >1': l>/iRECHO NOTARIAL RESPONSABILIDAD DISCIPLINARIA 273

JlIII' IIIhllttlm~l' 1'1 OI'dt'JI y la imagen del servicio, del mismo cuerpo y de sus dicha suma, vencido el término de 15 días de la intimación, el deudor es
11 NIIl1j¡UIIlN, '1Il1l1hiéJl podría llamársela corporativa, porque es la agrupación suspendido inmediatamente en el ejercicio de sus funciones y en los bene-
o (~lI"/'po t'I qlle responde, y no el colegio, que sólo administra los fondos. ficios de la Caja de Previsión hasta el reintegro de la suma total; además el
('ol1sl huye ulla expresión de solidaridad que mira interiormente hacia los Colegio lo comunica al Juzgado Notarial (138/40, regto. 3887).
notarios y hacia la sociedad en su faz exterior. Del concepto surge la fina- Jorge L. A. Mirabelli expresa que se perfilan con nitidez los supues-
lidad y cuándo se manifiesta. tos que conforman la garantía; se trata de una fianza de carácter legal,
Reconoce antecedentes en otros países. Francia tiene seguros indi- constituida como acto unilateral, anterior a la aceptación del acreedor. A
viduales, a los cuales se agrega la denominada garantía colectiva, tomada esas condiciones corresponde agregar que el andamiento y operatividad
como carga por el cuerpo profesional, y de cuya gravosidad se quejan. La habrá de estar supeditado por el reclamo resarcitorio. Correlato de las con-
primera fue una ley de 1934, pero la más profunda reforma por la extensión diciones reseñadas se vislumbra la imposibilidad de retractar la fianza, así
que se le dio fue el decreto del 20 de mayo de 1955. La comunidad nota- como la falta de necesidad de proceder a un acto especial de afianzamiento.
rial francesa responde al conjunto de consecuencias pecuniarias, efecto de Como corolario de estos especiales caracteres, que trasuntan un alcance
la responsabilidad civil en que incurren los notarios. También en España restrictivo de interpretación, se toma viable asumir por el fiador -Colegio
surge del Reglamento de la organización y régimen del notariado, de 1944, de Escribanos- una obligación menor a la que el deudor puede ser constre-
que instituye un fondo con el conjunto de las fianzas que deben prestar los ñido, ya que la de aquél opera sin beneficio de excusión y hasta el monto
notarios al asumir el cargo. de la fianza.
Entre nosotros existen legislaciones locales, siendo las de más relieve Afirma asimismo Mirabelli que, en ejercicio de la magistratura ju-
las de la Capital Federal y de la provincia de Buenos Aires. El reglamento dicial, sostuvo que, por ser el colegio fiador oneroso de sus colegiados a
( 1966) de la derogada ley bonaerense 6191, en sus arts. 190 a 196, estable- través del Cofre, corresponde su intervención citándolo coactivamente, a
cía las bases del Cofre Fedatario de Responsabilidades, sobre la fianza del fin de que la sentencia que se dicte pueda serle opuesta; así lo justifican
art. 5, inc. f) de la ley, el cual indicaba los fines de tal garantía como res- razones de economía procesal y de mejor administración de justicia, aten-
puesta sucesiva al pago de las deudas impositivas, al resarcimiento de los diendo además a la compleiidad de las relaciones jurídicas que pueden im-
daños y perjuicios ocasionados a terceros, a las multas impuestas en el des- plicar Interés de un tercero cuya adjudicación simultánea se impone (RN,
empeño de la profesión y al pago de las cuotas del colegiado. Estos artícu- 507/85).
los fueron normados por una resolución del consejo directivo (30/6/1970), Como hasta ahora no se ha reglamentado la norma reproducida, es-
sobre la base de una propuesta de Raúl R. Garda Coni. timo que sigue en plena vigencia la citada resolución de 1970, en cuyos
considerandos se sostiene que la capacidad resarcitoria del notario es com-
plemento indispensable de su comportamiento funcional y su preparación
l. Ley 9020 bonaerense científica (solvencia económica, ética y técnica) y que el pleno funcio-
namiento del Cofre permite multiplicar el monto de la garantía sin que
Antes de tomar posesión de sus funciones, el interesado debe afianzar la fianza resulte muy onerosa ni difiera de un colegiado a otro según la
el cumplimiento de sus obligaciones por el monto, en la forma y según la antigüedad, lo cual no es equitativo. El aporte es mensual y se puede fijar
reglamentación que dicte el consejo directivo. El colegio se constituirá en cuotas extraordinarias, cuando el capital haya sufrido merma no inferior al
tiador oneroso de sus colegiados sin beneficio de excusión hasta el monto treinta por ciento.
de las fianzas, por intermedio del Cofre Fedatario de Responsabilidades, El régimen comenzó elIde julio de 1970. El arto 3 de la resolución
cuyo capital se formará con los aportes de los fiados, con la partida previs- sufre cierta contradicción con el régimen de la ley 9020. Decía aquél que
la en el art. 7, inc. h, de la ley 6983 (50% valor de sellos de actuación de cuando los fiados no repongan lo pagado por el colegio o su aporte al Co-
solicitudes al registro de la propiedad) y los demás recursos que establezca fre, dentro de diez días hábiles de ser intimados por medio fehaciente, pier-
L'I consejo directivo (29, n, 4, y III). den de pleno derecho la potestad fedataria al faltar uno de los requisitos, la
En caso de que la fianza se haga efectiva, el Colegio ejerce las aciones fianza, y si esa suspensión automática en el ejercicio de sus funciones se
y dercchos para obtener el reintegro de las sumas abonadas, Si no se repone
MANUAL DE DERECHO NOTARIAL RESPONSABILIDAD DISCIPLINARIA 275

prolonga dUJ'Unte noventa días, el moroso cesará en su investidura. Posible- previstas en los incisos A y C del arto 53 (apercibimiento, y suspensión de
mente la gravedad de esta consecuencia indirecta automática de la sanción tres días hasta un año).
y su misma excepcionalidad, ha sido el móvil que disminuyó su virulencia, El decreto reglamentario es el 1909/80; de él surge la denominación,
pues el colegio es actual fiador oneroso sin beneficio de excusión hasta el "Fondo de garantía subsidiaria de responsabilidad por el ejercicio de la
monto de la fianza, y en forma subsidiaria. El Cofre está a cargo de la co- función notarial" (1). El organismo administrador es el colegio notarial,
misión de ética. quien ejerce las funciones por medio del consejo directivo, que a su vez,
bajo su responsabilidad, podrá encomendar su ejecución a comisiones in-
ternas o personas determinadas (2/3). Se fija un monto por foja de protoco-
2. Ley 404 CABA lo adquirida por año calendario con un mínimo establecido y se actualizan
anualmente conforme a los índices que establece (4/5).
La ley 22.171 modificó el arto 15 a, que dice en su nueva redacción: Circular 10, nro. 24 bonaerense 8/03. Los notarios de la CABA tienen
"Créase un fondo de garantía constituido por el aporte de los escribanos de contratado, según esta información un Seguro de Responsabilidad Civil
registro, titulares, adscriptos e interinos y por las rentas que produzca su para escribanos con una empresa a la que aportan cuotas. En mayo 2003
inversión en los sistemas financieros redituables del Estado. Dicho fondo la Aseguradora informó un desembolso de $ 646.515,43. Quiero relatar
responderá por las obligaciones de los escríbanos en forma subsidiaria y algunos temas por los que se reclama, para mostrar que el título "perfecto"
después de haberse hecho excusión de los bienes del deudor principal, en no tiene nimiedades:
los siguientes casos: a) por los daños y perjuicios causados con motivo de Supuestos interlineados o testados apócrifos. Posible sustitución de
actos realizados en el ejercicio de la función notarial, siempre que exis- persona. Inscripción tardía. Título observable. Error al describir el inmue-
tiere sentencia firme condenatoria y que el organismo administrador del ble. Redargución de falsedad. Falsificación. Falta de constancia de gravá-
fondo de garantía haya sido citado como tercero; dicho organismo está menes en boleto. Simulación de actos jurídicos. Diferencias de importes
autorizado para transigir;b) por el incumplimiento de las leyes fiscales en leídos y percibidos en mutuos hipotecarios.
los casos en que actuaren como agentes de retención. En los casos de los Esto prueba que no hay nada de mayor o menor importancia: ¡Todo
incisos precedentes se subrogará en los derechos del acreedor y reclamará es explosivo!
el reintegro correspondiente. Sólo podrá ser citado a juicio por la parte
actora. El fondo de garantía sólo responderá en cada caso hasta una suma
que no exceda el cincuenta por ciento de los fondos que lo integran. En los
casos en que la suma excediere esa proporción, la obligación de pago del
I(mdo de garantía se agotará con la entrega de la suma que a ese momento
cquivalga a la mitad de ellos. Si a posteriori se recompusiese, el nuevo
rondo no podrá ser aplicado al pago de las obligaciones ya consumidas.
I';xcepto en los casos previstos en este artículo el fondo de garantía será
inembargable (158, 494).
"Art. 159. El Colegio de Escribanos, como fiduciario, determinará el
monto de los aportes, que será proporcional al desenvolvimiento profesio-
nal del escribano, y las sanciones que originen la demora o el incumpli-
Illiento de su pago; formalizará los contratos necesarios para su custodia,
Illantenimiento, seguridad u otros medios que permitan cumplir con la fi-
Ilalidad de su creación. El or~anismo administrador determinará la forma
y lecha de pago del aporte. Este será anual y en ningún caso susceptible
de r..:integro. Las sanciones previstas en este artículo serán resurcitorias del
capital, con sus actualizaciones e intereses, pudiendo aplicllrsc además las
CAPÍTULO XXV

LEYES LOCALES. VALORACIÓN

Siendo las leyes notariales de carácter local, por haberse dictado en


cada provincia y en la Capital, el régimen disciplinario podría ser diverso.
La que establece más distingos es la provincia de Buenos Aires, que se
rigió por tres leyes: la 5015 (1943), la primera del país, instituyó el régi-
men disciplinario autónomo; la 6191 (1960) creó al presidente del tribu-
nal notarial distinto del juez notarial; la ley 9020 (1978) realiza la última
modificación, que ha influido en el resto del país con la decena de leyes
posteriores a aquélla.
La ley 12.990 modificada por la actual de la 404 CABA, fue influida
por elALDN.

LXXIII. LEY 404, CABA (1,247)

Si bien la ley 5015, bonaerense, dictada en 1943, fue la primera del


país, cierto es que la 12.990, dictada en 1947, reconoce el anteproyecto de
José Adrián Negri, de 1933. El desarrollo de este punto comienza por los
organismos disciplinarios, su integración, sus competencias, las normas de
procedimiento con sus plazos para finalizar con las sanciones disciplina-
rias, los criterios para tasarlas y su aplicación.
278 MANUAL DE DERECHO NOTARIAL LEYES LOCALES. VALORACIÓN 279

l. Organismos disciplinarios 2. Normas de procedimiento

El gobierno y la disciplina del notariado, se establece mediante dos El sumario sobre irregularidades en el ejercicio de funciones es ins-
órganos encadenados en distintas jerarquías, el tribunal de superintenden- truido por el colegio (Boletín de legislación 3145, 6/01). Este sumario es
cia al que corresponde la dirección y vigilancia de los escribanos y del llevado por dos o más escribanos designados por el consejo con interven-
propio colegio, y éste al que incumbe la dirección y vigilancia inmediata ción del inculpado y tercero denunciante. La falta de contestación de los
de los escribanos. El sistema es complejo, pero mantiene una jerarquía, a traslados, con plazo de cinco días desde la notificación, provoca rebeldía
pesar de algunas facultades supuestamente superpuestas. El colegio ins- para el profesional o exclusión del denunciante en la prosecución del pro-
pecciona a los escribanos y el tribunal controla tanto a escribanos como al cedimiento. La prueba, ofrecida por el escribano o por las partes o reque-
mismo colegio (RN, 299/76). rida por el colegio debe producirse en el plazo de quince días, ampliables
Según el grupo 117/24 de la 404, el tribunal de superintendencia está hasta dos veces a pedido de parte.
integrado por un presidente que será el de tumo de las cámaras de apela- El colegio adopta todas las medidas que estima necesarias, debiendo
ciones en lo civil en superintendencia; dos vocales titulares y dos suplentes, concluir el sumario en treinta días, prorrogables hasta dos períodos más.
lodos designados anualmente a simple pluralidad de votos por las cámaras Terminado el sumario, debe expedirse dentro de los quince días; si la pena
reunidas en pleno. Son sus atribuciones: a) ejercer la dirección y vigilancia es de multa, suspensión de hasta treinta días, dicta sentencia dando in-
sobre los escribanos, colegio, archivo y todo cuanto tenga relación con mediato conocimiento al interesado para apelar. No produciéndose esto o
el notariado y el cumplimiento de la ley; b) sancionar a los escribanos al desestimado el cargo, se ordena el archivo de las actuaciones. Todos los
incurrir en responsabilidad profesional o disciplinaria con facultades para plazos se computan por días hábiles. Las autoridades administrativas y de
cancelar la matrícula y ordenar la vacancia del registro y el secuestro del policía deben colaborar con el colegio notarial, proporcionando todos los
protocolo. informes neéesarios o para hacer efectivas las medidas que dicta.
Dicho tribunal conoce de los asuntos relativos a la responsabilidad El escribano sancionado podrá apelar dentro de los cinco días de noti-
profesional en dos instancias: a) única, cuando el mínimo de la pena apli- ficada la sentencia del colegio; también podría ocurrir que la pena aplicable
cable sea suspensión por más de tres meses previo sumario y dictamen del sea superior a un mes de suspensión; si estima que la suspensión excede
colegio que lo eleva; y b) en apelación, de las resoluciones del colegio, en los tres meses, podrá solicitar la suspensión preventiva. En ambos casos se
especial de los fallos cuando la pena sea de suspensión por un mes o térmi- elevan las actuaciones ante el tribunal de alzada; éste ordena las medidas
110 menor. Sus decisiones se toman por simple mayoría de votos, inclusive de prueba y descargo, y pronuncia su fallo en el término de treinta días
el del presidente; la intervención fiscal en todo el proceso está a cargo del contados desde la fecha de entrada del asunto al tribunal. Su resolución
colegio. es apelable ante la Suprema Corte, siguiéndose las normas procesales. De
De conformidad con los art. 123/24 y 141/48 de la 404 el colegio todo sumario instruido se deja constancia en el registro profesional
vigila el cumplimiento de la ley notarial y de toda disposición normativa;
inspecciona periódicamente registros y oficinas. Vela por el decoro y la
l~lica profesional y por la mayor eficacia de los servicios notariales. Conoce 3. Sanciones disciplinarias
de lodo juicio o sumario por irregularidades en el ejercicio de la función;
los inicia de oficio o por denuncia de terceros; detennina los antecedentes Son: a) apercibimiento; b) multa de $ 50 hasta $ 2.000; e) suspensión
y responsabilidad del escribano; 10 juzga directamente o eleva las actuacio- de hasta tres meses; d) destitución del cargo. El colegio puede imponer
IlCS al tribunal de alzada, ante quien cumple intervención fiscal. Asimismo penas de prevención, apercibimiento, multas y suspensión hasta de un mes,
I ¡l'lIe derecho a adoptar o aconsejar las medidas oportunas en toda acción que pueden ser apeladas por el escribano afectado ante el tribunal de su-
('(llllra un escribano, de la cual debe conocer por denuncia particular, por perintendencia, único que puede aplicar el resto de las penas (47, 52).
llol i¡¡ cación judicial, dentro de diez días de iniciada la causa, de oficio o a ¿Qué criterio de valoración se aplica? Establece que las medidas dis-
pedido de partes. ciplinarias serán aplicables según la gravedad de la falta: a) apercibimien-
to y multa por faltas de carácter leve, en cuanto tales irregularidades no
2KO MANUAL DE DERECHO NOTARIAL
LEYES LOCALES. VALORACIÓN 281
alecten los intereses de terceros o de la institución; b) hasta un mes de Las acciones que ponen en movimiento la jurisdicción notarial son las
suspensión, por reiteración de las faltas leves o por irregularidades de rela- mismas que en la ley 12.990; comienzan con la sustanciación del sumario
tiva gravedad; e) suspensión por más de tres meses y superior, destitución que instruyen los inspectores del juzgado; los plazos para contestar vistas
o privación del ejercicio corresponde por faltas graves, o por reiteración de y traslados, salvo disposición contraria, son de cinco días. Quien fija [os
nlltas relativamente graves (se dan más detalles).
plazos para realizar un acto es el juez, si la ley no lo hace expresamente,
La forma en que se aplican las sanciones se halla regulada por la ley según la naturaleza del proceso y la importancia de la diligencia (49, 50).
y el reglamento establece cuándo corresponde la publicidad de las medidas
Concluida la instrucción, se corre vista por diez días corridos para que el
y sanciones.
imputado se expida y ofrezca prueba por veinte días; el ténnino para dictar
sentencia para el juzgado y tribunal notarial es de treinta días desde la fe-
cha en que quedó consentido el llamado de autos para resolver (51156).
LXXIV. LEY 9020 BONAERENSE (1,244)
Contra las resoluciones del juez y del tribunal se podrá interponer
recurso de revocatoria y de apelación y nulidad en subsidio, salvo quc sc
La ley 9020 ha modificado la ley 6191 y la 8585, que no entró en trate de providencias simples o de apercibimiento, casos en que sólo proce-
vigencia; al respecto, diceBemard: "El fuero notarial, gran conquista que
de el de revocatoria. Los plazos para la interposición son de quince y cinco
daba jerarquización en el aspecto jurisdiccional al notariado y que com-
días, respectivamente. Las apelaciones respecto de sanciones disciplinarias
pletaba las exigencias clásicas para la autonomía de nuestra disciplina, se son concedidas con efecto suspensivo y de las suspensiones preventivas y
ve muy descuidada en la nueva ley 9020; la refonna introducida ha mini-
otras medidas precautorias con efecto devolutivo (57). Tales son las nor-
mizado de tal manera la actuación del fuero profesional propio que lo ha mas; subsidiariamente se aplican las del código de procedimiento en lo
limitado a las cuestiones de ética, llevando otra vez a los tribunales ordi- penal provincial cuando sea del caso (58).
IUtrios, de alzada o superintendencia, el juzgamiento de la conducta de los
escribanos" (RdN, 1770/79).
2. Sanciones
l. Organismos y procedimiento
Apercibimiento, multa hasta cubrir el monto de la fianza, suspensio-
nes de hasta dos años y destitución del cargo. Las faltas de ética se sancio-
La jurisdicción notarial es ejercida por las cámaras de apelación en
nan con amonestación, suspensión de tres meses; si hubiere reincidencia
lo civil y comercial del departamento judicial de La Plata, por un juzgado
en las faltas que motivaron la suspensión de tres meses, el tribunal notarial
notarial con sede en ella y competencia en todo su territorio, y por el tri-
remite los antecedentes al Poder Ejecutivo para que en definitiva decida;
hunal notarial. Tres son los organismos, pero poco más adelante hasta el
puede llegar hasta la destitución. Contra la decisión de~nitiva será .pro~~­
Illismo Poder Ejecutivo puede aplicar medidas graves que lleguen hasta la
dente la acción contencioso administrativa del arto 149, mc. 3, constItuclOn
destitución (38,65, 3 y 5), de modo que, en definitiva, son cuatro.
provincial (65, 66), . .
Compete a las cámaras entender en grado de apelación del proceso
¿Cómo se aplican las sanciones? El pago de la multa se mtIma por es-
ante el juez notarial por mal desempeño en la función; el tribunal notarial
crito; pasados diez días, sin pagarla, se suspende la habilitación de cuader-
entiende en las causas relativas a falta de ética y las que afectan la dignidad
nos hasta que presente la boleta de depósito. Destituido el notario se intima
de la investidura o del prestigio del notario. Y, en esa misma gradación,
la entrega de los protocolos bajo apercibimiento de su extracción por la
cada ór