Está en la página 1de 12

Sólido amorfo

El sólido amorfo es un estado sólido de la materia, en el que las partículas que conforman el sólido
no poseen una estructura ordenada. Estos sólidos carecen de formas bien definidas. Esta
clasificación contrasta con la de sólidos cristalinos, cuyos átomos están dispuestos de manera
regular y ordenada formando redes cristalinas.

Muchos sólidos amorfos son mezclas de moléculas de las que no se pueden distinguir bien sus
componentes. Casi todos los demás se componen de moléculas
grandes y complejas. Entre los sólidos amorfos más conocidos
destaca el vidrio.

Un mismo compuesto superenfriado, según el proceso de


solidificación, puede formar una red cristalina o un sólido amorfo.
Por ejemplo, según la disposición espacial de las moléculas de
sílice (SiO2), se puede obtener una estructura cristalina (el cuarzo)
o un sólido amorfo (el vidrio).

Propiedades de los sólidos amorfos

Las moléculas de los sólidos amorfos están distribuidas al azar lo que se traduce en que las
propiedades físicas macroscópicas del sólido son isótropas, idénticas en todas las direcciones.

Los sólidos amorfos tienen una temperatura característica a la cual sus propiedades experimentan
cambios importantes. Esta temperatura se conoce como temperatura de transición vítrea (Tg). La
temperatura de transición a vidrio de un material amorfo puede reducirse añadiendo moléculas
pequeñas, denominadas "plastificadores", que se adaptan entre las moléculas vítreas y les
proporciona mayor movilidad.

Una consecuencia directa de la disposición irregular de las partículas en un sólido amorfo es la


diferencia de intensidad que toman las fuerzas intermoleculares entre las mismas, de ahí que la
fusión se alcance a distintas temperaturas, según la proporción de las distintas partículas que
forman la muestra. De ello se deduce que un sólido amorfo no tiene un punto de fusión definido,
sino que dicha transformación acontece en un intervalo de temperatura. Cuando se calienta un
sólido amorfo, la sustancia no manifiestan un punto de fusión, aunque se ablandan
progresivamente aumentando su tendencia a deformarse. En contraste, la temperatura de fusión
de un sólido cristalino es precisa y está bien definida. La distribución de los átomos y superficies de
un sólido es variada, la distribución de los electrones provoca que las fuerzas de atracción o
enlaces tengan algunas características de cada tipo de objeto.

En cuanto a sus propiedades elásticas, se puede afirmar que los sólidos


amorfos manifiestan las propiedades de los cristales. Por ejemplo, al aplicar
una carga a un material amorfo en un intervalo racionado de tiempo, la
sustancia desarrollará una deformación pseudo-permanente, es decir, fluirá
como si fuera un líquido de viscosidad muy alta.

Respecto al magnetismo, los metales amorfos presentan las propiedades


magnéticas más notables, comportándose como materiales ferromagnéticos
(aquellos en los que se produce un ordenamiento magnético de todos los momentos magnéticos
en la misma dirección y sentido).

Aplicaciones

Debido a sus propiedades mecánicas no tiene la necesidad, hay un


gran número de sólidos amorfos que se emplean como materiales
para la industria y la construcción.

Los óxidos amorfos, gracias a su transparencia, solidez y facilidad


para darle forma en láminas grandes, se emplean profusamente
como
Fig. 3vidrio de ventana.
Sólido amorfo: MineralCiertos polímeros orgánicos, en virtud de su
resistencia, peso ligero y fácil procesamiento, se emplean como
materiales estructurales (plásticos). Existen semiconductores amorfos que se emplean en las
memorias de ordenador y en células solares gracias a sus propiedades ópticas fotovoltaicas y en la
facilidad para crear películas delgadas de gran superficie. Los metales amorfos se emplean en
núcleos de transformadores gracias a su ferromagnetismo, bajas pérdidas y la posibilidad de
formar cintas largas. El calcogenuro amorfo se emplea en xerografía en virtud de su
fotoconductividad y la posibilidad de formar películas de gran área.

Diferencias con los sólidos cristalinos

La principal diferencia entre un sólido cristalino y un sólido amorfo es su estructura. En un sólido


cristalino existe un orden de los átomos a largo alcance, mientras que en los sólidos amorfos no se
puede predecir donde se encontrará el próximo átomo. En este hecho se basan los diferentes
métodos de diferenciación entre ambos tipos de sólido, que en algunos casos no es fácil de
establecer a simple vista. Dichos métodos de diferenciación incluyen:

 Difracción

La difracción consiste en enviar un haz de radiación sobre el sólido y tomar medidas a diferentes
ángulos en un amplio rango angular, con el objetivo de deducir la
disposición de los átomos en el sólido objeto de estudio. Los picos
que aparecen en el diagrama de difracción (difractograma),
corresponden a la diferencia constructiva del haz de radiación con
un plano atómico, es decir, cuando se cumple la ley de Bragg
(permite estudiar las direcciones en las que la difracción de rayos X
sobre la superficie de un cristal produce interferencias Fig. 4 Difracción
constructivas).

Existen diferentes métodos de difracción, que dependen del tipo de sonda enviada hacia la
muestra. Los tres tipos de sonda más utilizados en difracción son los rayos X, los de neutrones y los
de electrones. Las diferencias entre ellos se establecen en las longitudes de onda y el mecanismo
de interacción. De estos tres tipos de difracción, la más habitual para el estudio de los sólidos es la
de rayos X.

En un sólido cristalino la disposición de sus átomos guarda una simetría. Por esa razón, su
diagrama de difracción por rayos X muestra varios picos muy bien definidos a unos ángulos
determinados. Con los datos de la intensidad y de la posición angular, así como las fórmulas de
interacción entre rayos X y el sólido, se puede calcular la posición de los átomos en ese sólido.

En un sólido amorfo, los átomos están colocados al azar, debido a lo cual, en su diagrama de
difracción se observan pocos picos, en general uno, que se caracteriza por una gran anchura
angular. Analizando la anchura angular del pico junto con la intensidad y el tipo de interacción, se
puede obtener la función de distribución radial, que da la distancia a primeros vecinos de
encontrar un nuevo átomo.

 Calorimetría

La calorimetría consiste en medir la cantidad de calor captado o cedido por el sólido estudiado en
el momento de solidificación. En un sólido amorfo, la disposición irregular de sus átomos hace que
posea una alta entropía (alto desorden) con respecto al sólido
cristalino, que está perfectamente ordenado. A la hora de la
cristalización, esta alta entropía hace que la variación de calor sea muy
suave y por lo tanto esté muy extendido en un gran rango de
temperaturas. Sin embargo, el calor específico del sólido cristalino
durante la cristalización muestra un pico estrecho bien definido a una
temperatura concreta, que corresponde a la temperatura de
cristalización.
Fig. 5. Calorimetría

Obtención de sólidos amorfos

Los sólidos amorfos se pueden formar, en condiciones naturales, si crecen en condiciones donde
no existe suficiente movilidad de los átomos. En el año 1969, David Turnbull escribió que
"probablemente todos los materiales pueden, si se enfrían con la suficiente rapidez y lejanía de la
temperatura crítica, ser trasformados en sólidos amorfos"-

Artificialmente, existen varios métodos de obtención de sólidos amorfos. El método más antiguo y
empleado es el de la fundición templada, del que se conocen algunas variedades:

 Bloque congelado

Esta técnica necesita de un alto rango de temperaturas para el enfriamiento y formar una aleación
metálica. Un chorro de metal fundido es propulsado contra la superficie de un cilindro de cobre, el
cual se encuentra en rápida rotación, lo que obliga al líquido a enfriarse (a temperatura ambiente
o menor). Dentro de la técnica del bloque congelado, se distingue entre splat-cooling y el
templado giratorio de extracción.
 Templado con líquido

Esta técnica puede ser utilizada para el enfriamiento de líquidos, utilizando baños de hielo en los
cuales se introducen pequeñas cantidades de fundido; permite enfriar con rangos de velocidad
altas.

 Templado al aire

Esta técnica puede ser utilizada para materiales con tendencia a la formación de sólidos amorfos.
Se puede obtener la fundición con enfriamiento lento, lo cual se consigue apagando el horno.
Sólidos amorfos obtenidos mediante este método son SiO2, As2S3 y poliestireno.

 Condensación del vapor

Esta técnica comienza cuando el vapor formado en una cámara de vacío, por la evaporación del
material, choca con una superficie fría, obteniéndose una sustancia amorfa.

Polímeros

Los polímeros son compuestos macromoleculares de cadena larga, constituidos principalmente


por carbono (C), hidrógeno (H) y oxígeno (O), aunque a
veces pueden presentar F, N, P y S. Son resultado de la
unión de monómeros mediante la unión de una reacción
química llamada polimerización. La polimerización puede
llevarse a cabo de forma natural, como sucede con las
proteínas, o bien de forma artificial, obteniéndose
materiales plásticos.
Fig. 6. Ejemplos de polímeros
Estas macromoléculas pueden presentar muchas configuraciones y
conformaciones. La configuración se refiere a diferencias estructurales de corto alcance y no se
puede modificar de forma reversible. Los polímeros tienen estructuras poco compactas debido al
enrollamiento de las cadenas y de la presencia de grupos atómicos laterales.

Todo lo que contribuye a un pobre empaquetamiento, favorece la formación de una estructura


forma, por ejemplo, cadenas moleculares muy largas y ramificadas, distribución al azar de grupos
laterales grandes a lo largo de las cadenas, cadenas copoliméricas (formadas por combinación de
dos o más monómeros), así como la presencia de aditivos plastificantes que separan las cadenas
unas de otras y se añaden a los plásticos para mejorar sus propiedades. Los polímeros, cuyos
monómeros son ciertamente sencillos, desarrollan cierto grado de ordenamiento según como se
han enfriado, pero no todo el material cristaliza.

Ejemplo de materiales plásticos parcialmente cristalinos son el polietileno, polipropileno


isotáctico, nailon, y el politereftalato de etileno (PET).

Los materiales cambian sus propiedades mecánicas según se encuentren por encima o por debajo
de la temperatura de reblandecimiento. Por encima, se deforman fácilmente al pasar de una a
otra conformación, mientras que por debajo están fijos. En el material amorfo, las cadenas están
más separadas que en la estructura laminar. Ello se refleja en una disminución de la densidad.
Según sus propiedades, se distinguen varios tipos de polímeros:

 Polímeros termoplásticos, que fluyen (pasan al estado líquido) al calentarlos y se vuelven a


endurecer al enfriarlos. Su estructura molecular presenta pocos (o ningún) entrecruzamiento.
 Polímeros termoestables, que no fluyen, y lo único que se consigue al calentarlos es que se
descompongan químicamente. Este comportamiento se debe a una estructura con muchos
entrecruzamientos, que impiden los desplazamientos relativos de las moléculas
 Elastómeros, que muestran un comportamiento elástico. Suelen ser termoestables, pero
también termoplásticos debido a que el enlace covalente proporciona la capacidad de que los
monómeros vuelvan a la posición original una vez se deja de aplicar la fuerza
 Polímeros expandidos (espumas). Se caracterizan por ser porosos y tener baja densidad.
Se obtienen por dispersión de un gas en un polímero antes de que se endurezca, bien sea
termoestable o termoplástico.

Vidrio

El vidrio es un sólido amorfo con la estructura de un líquido. Técnicamente, un vidrio es un


producto inorgánico de la fusión que se ha enfriado a una velocidad demasiado elevada para
permitir la formación de cristales.

Aunque popularmente se llama cristal y vidrio a un mismo material, existe una diferencia esencial
entre ambos. El cristal hace referencia a un estado de ordenación de la materia que se encuentra
en la naturaleza en diferentes formas (por ejemplo, cuarzo o cristal de roca). El vidrio, sin
embargo, es el resultado de la fusión de ciertos ingredientes (sílice, sosa y cal). Existen, sin
embargo, vidrios creados por la naturaleza, como la obsidiana que se forma por el calor generado
en el interior de los volcanes. Se llama erróneamente cristal al vidrio de plomo o vidrio óptico,
pues su transparencia imita al cristal de roca natural; esta imitación había sido siempre la meta
principal de los vidrieros.

Fig 7. Botellas de vidrio


Transición vítrea

La transición vítrea es el cambio reversible a un


polímero amorfo o a regiones amorfas de un
polímero semi-cristalino desde (o hacia) una
condición viscosa o elástica a (o de) una condición
rígida y relativamente quebradiza. Esta transición
ocurre a una temperatura llamada punto o
temperatura de transición vítrea o Tg.

Los polímeros pueden presentar una serie de


transiciones térmicas, que no son transiciones
primarias, tales como las que tienen lugar en el punto
de fusión, punto de ebullición, etc. A pesar de su alto
Fig. 8. Transformación vítrea
peso molecular, el movimiento de la cadena polimérica puede
tener lugar a temperaturas muy por debajo de su punto de fusión. Si se lleva un polímero a 0°K (-
273 °C) y después se le calienta, se puede ver que el polímero pasa por varias transiciones hasta
alcanzar su temperatura de descomposición.

Además de la temperatura de fusión, la transición de mayor interés para los científicos en


polímeros es la transición alfa o la temperatura de transición vítrea, Tg. La temperatura de
transición vítrea es la temperatura a la cual las propiedades físicas de un polímero cambian de las
de un material similar al cristal a las de un material elástico. Por lo general, se asocia con el inicio
del movimiento de largo alcance en el esqueleto del polímero debido a los efectos de la
temperatura. Tanto las propiedades mecánicas como las eléctricas se degradan significativamente
a medida que la temperatura aumenta por encima de la Tg.

La Tg es generalmente un rango de temperatura estrecho, en lugar de un punto definido, como en


la temperatura de congelación o la ebullición.

La forma más común de estimar la temperatura de transición vítrea o Tg es por medio del
coeficiente de expansión volumétrica, ya que en el punto de la Tg se puede ver un cambio en la
inclinación de la curva de volumen-temperatura.

Otras formas comunes de determinar la Tg son por análisis térmico diferencial (DTA) o
calorimetría diferencial de barrido (DSC), ambos especificados en el método ASTM D3418.

De hecho, la temperatura de transición vítrea se considera un rango de temperaturas, ya que,


dependiendo de las condiciones y el método, el valor muestra algunas variaciones, por lo que si en
la hoja técnica de un material se observa un valor puntual, éste puede ser el promedio de varias
lecturas.
Proceso de fabricación del vidrio

¿Qué es el vidrio y cómo se produce?

El vidrio es un material duro, normalmente frágil y transparente, común en nuestra vida diaria.
Está compuesto principalmente de arena (silicatos, SiO2) y un álcali.

Estos materiales se fusionan a altas temperaturas (estado viscoso fundido); entonces son
enfriados rápidamente para formar una estructura rígida. Sin embargo, no tienen suficiente
tiempo para formar una estructura cristalina regular.

Dependiendo del uso final y la aplicación, la composición del vidrio y la velocidad de enfriamiento
variará para lograr las propiedades adecuadas para la aplicación específica. Los siguientes son
ingredientes comunes para obtener vidrio:

Arena (SiO2 sílice) En su forma pura existe como un polímero, (SiO2)

Ceniza de soda (carbonato de sodio Na2CO3) Normalmente el SiO2 se ablanda hasta 2000 °C,
donde empieza a degradarse (a 1713°C la mayoría de las moléculas ya pueden moverse
libremente). Adhiriendo soda bajará el punto de fusión hasta 1000 °C haciéndolo más manejable.
Piedra caliza (carbonato de calcio o CaCo3) o dolomita (MgCO3) También conocido como cal, el
carbonato de calcio se encuentra naturalmente como piedra caliza, mármol o tiza. La soda hace
que el vidrio sea soluble en agua, suave y no muy duradero. Así que la cal es adherida aumentando
la dureza y la resistencia química, y proporcionando insolubilidad de los materiales.

Otros materiales y óxidos pueden ser adheridos para incrementar las propiedades (matiz,
durabilidad, etc), producir efectos diferentes, color, etc.

Principales propiedades del vidrio

Estas son las principales características del vidrio:

 Material sólido y duro


 Estructura desordenada y amorfa
 Frágil y fácilmente rompible en piezas delgadas o puntiagudas
 Transparente para la visibilidad de la luz
 Material inerte y biológicamente inactivo
 El vidrio es 100% reciclable y uno de los materiales más seguros para
embalaje debido a su composición y propiedades.

El vidrio es usado para aplicaciones de arquitectura, iluminación, transmisión de electricidad,


instrumentos para investigación científica, instrumentación óptica, artículos de uso doméstico e
incluso textiles. El vidrio no se deteriora, corroe, mancha o descolora y por lo tanto es uno de los
materiales de embalaje más seguros.

Estas propiedades pueden ser modificadas y cambiadas al adherir


otros componentes o tratamientos térmicos.
Fig. 9. Vitrales

Tipos de Vidrio y Aplicaciones en el Mercado

A continuación, son descritos los principales tipos de vidrio:

 Vidrio Comercial o Vidrio de Sosa y Cal

Este es el vidrio comercial más común y menos costoso. La composición de vidrio de sosa y cal es
normalmente 60-70% sílice, 12-18% soda y 5-12% cal. Un bajo porcentaje de otros materiales
puede ser adherido para propiedades específicas, tales como colorantes.

1. Tiene una apropiada transmisión de luz para usarse en ventanas de


vidrio plano;
2. Tiene una superficie suave y libre de poros que permite limpiar
fácilmente el embalaje de vidrio y las botellas de vidrio;
3. Los contenedores de vidrio de cal sodada con virtualmente inertes,
resistentes a ataques químicos de soluciones acuosas, evitando la contaminación del contenido y
del sabor.

Considerando que el vidrio puro SiO2 no absorbe la luz ultravioleta, el vidrio de sosa y cal no
permite el paso de luz a una longitud de onda inferior a 400 nm (luz UV).

La desventaja del vidrio de cal sodada es que no es resistente a altas temperaturas y repentinos
cambios térmicos. Por ejemplo, todos han experimentado una rotura cuando se vierte un líquido a
alta temperatura. Por ejemplo, al hacer té.

Algunos de los usos del vidrio de sosa y cal son principalmente botellas, jarras, vasos de uso diario
para beber y ventanas de vidrio.

 Vidrio de Plomo

El vidrio de plomo está compuesto de SiO2 en 54-65%, óxido de plomo


(PbO) 18-38%, soda (Na2O) o potasa (K2) 13-15%, y varios otros óxidos.
Cuando el contenido de PbO es menor a 18% es conocido como cristal.

1. En cantidades moderadas el plomo aumenta la


durabilidad;
2. En altas cantidades baja el punto de fusión y
disminuye la dureza generando una superficie suave;
3. Adicionalmente tiene un alto índice de
refracción creando un vidrio altamente brillante. Fig. 10. Ejemplos de vidrio de plomo

Estas últimas propiedades lo hacen apropiado para propósitos decorativos.

El vidrio con alto contenido de óxido de plomo (65%) puede ser usado como vidrio de blindaje
contra la radiación porque el plomo absorbe los rayos gama y otras formas de radiación dañina,
por ejemplo, en la industria nuclear.

Así como con el vidrio de sosa y cal, el vidrio de plomo no es resistente a altas temperaturas o
cambios bruscos de temperatura.

 Vidrio de Borosilicato

El vidrio de borosilicato está compuesto principalmente de sílice (70-


80%), óxido de boro B2O3 (7-13%) y pequeñas cantidades de alcalinos
(óxido de sodio y potasio) como 4-8% de Na2O y K2O, y 2-7% de óxido de
aluminio (AI2O3).

El boro da gran resistencia a los cambios térmicos y la corrosión química.

Es adecuado para las plantas de proceso en la industria química, en


laboratorios, en la industria farmacéutica, en bombillas para
Fig. 11. Ejemplos de vidrio de
borosilicato lámparas de alta potencia, etc. El vidrio de borosilicato también es
usado en el hogar para platos de cocina y otros productos
resistentes al calor. Es usado en cocinas domésticas y laboratorios químicos ya que tiene gran
resistencia a los choques térmicos y permite mediciones con gran exactitud en laboratorios
cuando se experimenta con calentamiento y enfriamiento.

Hay otros tipos especiales de vidrio al adherir sustancias diferentes. Por ejemplo:

Elemento Propiedades

Alúmina Mejora la Resistencia química e incrementa la viscosidad en rangos


bajos de temperatura

Cerio Para absorber rayos infrarrojos

Agentes colorantes Metales y óxido metálico para cambio de color (ej. manganeso y
selenio para gas decolorado, cobalto para azul, cobre para rojo,
níquel para producir vidrio azul, violeta o negro, titanio para
producir amarillo-marrón, etc.).

Óxido de bario El vidrio que contiene barrio no es bastante pesado como el cristal
de plomo, pero logra un brillo similar debido a sus altos índices de
refracción.

Flúor Materiales que contienen flúor, tales como fluorita (CaF2) o


fosfatos, para formar pequeñas partículas cristalinas en el vidrio
que dan una impresión nublada y opaca

Vidrio Cristal
Composición: Carbonato de sodio, caliza y Composición: carbonato de sodio, caliza, sílice
sílice y oxido de plomo
Menos brillo y sonoridad Más brillo y sonoridad
Temperatura de fusión menor Temperatura de fusión mayor
100% reciclable No es 100% reciclable
Más económico Más caro
Los átomos del vidrio no tienen estructura Los átomos del cristal tienen una estructura
organizada menos organizada
Más moldeable Menos moldeable
¿En qué se diferencian el vidrio y el cristal?

El vidrio y el cristal son dos términos que habitualmente se usan


como sinónimos y se tiende a confundir las semejanzas entre
ambos materiales con la verdadera realidad. El cristal y el vidrio
no son exactamente lo mismo, pero tampoco son dos
materiales diferentes. En el siguiente artículo se despejarán las
dudas que puedan surgir respecto a estos términos.

El vidrio y el cristal mantienen una composición muy similar. La


Real Academia Española de la Lengua dice, en su primera
acepción, que el vidrio es un “material duro, frágil y
transparente o traslúcido, sin estructura cristalina, obtenido por la fusión de arena silícea con
potasa y moldeable a altas temperaturas”. Por el contrario, no dice gran cosa del cristal: “vidrio,
especialmente el de alta calidad”. Sin embargo, según los investigadores del vidrio y el cristal no
estamos hablando exactamente de lo mismo y hay que atender mucho más que a su materia.

Estructura atómica

Según estos mismos teóricos, la principal diferencia entre el vidrio y el cristal está en el proceso o
tratamiento de los materiales. Mientras el cristal es un sólido perfecto, con una estructura atómica
regular, el vidrio presenta una estructura irregular. En muchos casos el vidrio es considerado como
un cristal falto de terminación, puesto que las mismas materias primas con distinto proceso de
enfriamiento da lugar a uno y otro material. Tiene que ver con el tiempo de enfriamiento de estas
materias (ver El vidrio en la construcción).

En la vida cotidiana podemos referirnos a estos dos términos indistintamente sin llevar a error,
porque está totalmente aceptado. Sin embargo, es entre los profesionales donde nacen estas
distinciones y entre la comunidad científica que ve en el cristal aquel mineral que se origina de
forma natural, sin la manipulación del ser humano, como pueden ser los casos del cristal de
cuarzo, rubí o fluorita, entre otros. Pero también también se denominan cristales a aquellos
objetos tales como vasos, copas u otros elementos de cristal que incorporar en su composición
óxido de plomo.

Fig. 12. Estructuras atómicas


Errores en la vida cotidiana para los profesionales

Como vemos, el significado de ambos términos es bastante relativo. En la vida cotidiana se


entiende al referirse como “cristal” el material de cerramiento de una ventana, sin embargo,
según los profesionales lo más correcto sería hablar de “vidrio”. Ocurre lo mismo con el “cristal”
de las gafas de vista o de sol. Está totalmente aceptado por la sociedad y se entiende
perfectamente. En este caso, según los científicos sería recomendable referirnos a éste como el
“vidrio” de las gafas (ver Curioseadores). Además, en este vocabulario también hablaremos de
«vidrio» y no de «cristal» en el caso de las peceras.

Otra de las diferencias notables entre el vidrio y el cristal, que proviene de su proceso de
fabricación y tratamiento, es que el cristal o vidrio común en caso de rotura se produciría en
trozos con aristas definidas y cortantes. El vidrio tratado térmicamente, como puede ser el caso
del vidrio templado, es más seguro y en caso de rotura se fragmenta en pequeños trocitos no
cortantes. Este tipo de vidrio es uno de los más usados para las Cortinas de Cristal. Los tipos de
vidrio más comunes son: templado, laminado, templado-laminado, mateado, cámara o con capa,
entre otros.

Material: Vidrio Cristal


Composición Sin óxido de plomo Con óxido de plomo
Brillo Bajo Alto
Transparencia Bajo Alto
Temperatura Se requiere de menos Se requiere de mas
temperatura temperatura
Reciclable Sí No
Costo Económico Caro

También podría gustarte