Está en la página 1de 3

Liceo Andrés Bello A-94

Unidad Técnico Pedagógica


Depto. De Historia y Ciencias Sociales
Profesor: Sergio Ernesto Salgado Fuentes
Terceros medios

Guía de Historia y Ciencias Sociales

OBJETIVOS
1. Localizar en el tiempo y en el espacio el desarrollo de la cultura egipcia
2. Valorar el aporte de la cultura egipcia al desarrollo de la cultura universal
3. Clasificar la cultura egipcia con la civilización desarrollada en mesopotamia (política, económica,
cultura, sociedad)

CONSULTAS CLAVES
1.- Realice una comparación (semejanzas y diferencias) entre las culturas egipcias y mesopotámica en
los aspectos sociales, políticos, económicos y culturales
2.- ¿ De qué forma la cultura egipcia ha influido en la cultura cristiano-occidental?
3- Infiera 10 conceptos del documento y luego defínalos a partir del contexto de la información.
4.- Confeccione una cronología única que contenga los hitos trascendentes de las dos culturas

El espacio egipcio

La civilización egipcia se desarrolló en el valle del río Nilo, a partir de los grupos sedentarios del
neolítico que habían iniciado prácticas agrícolas en esa región, gracias a las crecidas anuales del rió. El
desborde cíclico dejaba un limo fértil en aquellas tierras y unas condiciones ideales para el cultivo. Sin
embargo, el aumento del caudal del Nilo tenía también consecuencia poco favorables para la vida
sedentaria, aunque fueron eliminándose por los mismos egipcios a través de sistemas de canalización
de las aguas. Con estas estrategias las poblaciones de las riberas de este río lograron aprovechar mejor
lo efectos beneficiosos y vencer las limitaciones que ofrecían los desiertos de Arabia, Siria y Libia que
rodean este fértil valle

El Estado egipcio: formación y evolución


Los pobladores del valle del Nilo que se habían organizado primeramente en clanes y luego en
comunidades llamadas nomos, fueron aumentando paulatinamente el grado de complejidad de su
organización social, dada la necesidad de coordinar a un número creciente de habitantes en la región
que se calcula en unos cinco millones de personas,con el tiempo se generaron reinos independientes (el
alto y bajo Egipto) en el valle y en el delta del río Nilo, que fueron unificados hacia el año 3100 a.de C.
Posiblemente fue el legendario faraón Menes quien logró formar un gobierno monárquico que unió
en un solo Estado al Alto y Bajo Egipto .
Durante 35 siglos que marcaron el gobierno de 26 dinastías, la civilización egipcia vivió un
esplendor que se vio alterado sólo por algunos periodos de divisiones interna en las cuales se
fortalecían las administraciones provinciales; periodos de reunificación en los que se volvía a la
centralización en torno al poder del el faraón; periodos de invasiones, entre las cuales la más
importante e influyente fue la de los hicsos; ellos introdujeron en el país el caballo y el carro de
combate.
Hubo también periodos de gran expansión territorial que convirtieron a Egipto en un vasto imperio,
llegando a extender sus fronteras hasta el rió Eufrates. A partir del último periodo dinástico, Egipto cae
finalmente bajo el dominio sucesivo de los asirios, los persas, y los macedonios.

2.3. Una sociedad piramidal


La sociedad egipcia tuvo una estructura piramidal en la que existían grupos con una marcada
desigualdad social. En el grupo inferior estaban los esclavos que comúnmente hacían las grandes obras
publicas y que eran considerados pertenencia de estado y de los templos; le seguían los artesanos, los
pequeños comerciantes y la gran masa de campesinos, que eran la base del desarrollo económico y
debían tributar con trabajo y especies al faraón, a los grandes señores y a los sacerdotes para el
sostenimiento del culto y los grandes templos. Un tercer grupo estaba formado por los ricos
comerciantes, los artistas, los médicos y los escribas. Estos últimos eran funcionarios estatales, que
gozaban de una especial consideración social por dominar el arte de leer y escribir, conocimientos que
le permitían atender al cobro de los impuestos y asumir importantes tareas administrativas. En la cima
de la pirámide estaba la clase dirigente, formada por el faraón y su familia, los nobles, los sacerdotes y
los guerreros. Esta clase era la depositaria del poder político, social y económico. El faraón encarnaba
el estado y era la figura central de todo el sistema; actuaba como un intermediario a través del cual los
dioses hacían recaerlo beneficios del Nilo sobre el país.
El sistema económico de Egipto se baso en la agricultura, para lo cual fue necesario conocer y
controlar las crecidas del nilo a través de un complejo sistema de canales, diques y esclusas. Cultivaban
trigo, lino, algodón, olivos y vid. Complementaban sus actividades económicas con la ganadería, la
minera de metales preciosos, la artesanía y la elaboración del papiro.
El sistema económico se caracterizaba por la redistribución de los excedentes de la producción
agrícola, que el estado recaudaba a través de los impuestos, cobrados en especies y que se almacenaba
en los graneros estatales.

Los contactos que habían establecido con los pueblos del mediterráneo, especialmente con los fenicios,
les permitieron mejorar sus medios de navegación, haciendo posible la ampliación de las rutas de
comercio que antes realizaban por medio de las caravanas. De esta manera pudieron mantener un
comercio permanente con fenicia, Siria y Creta, además de las regiones del sur (Nubia, Somalia y
Sudan), obteniendo por medio del trueque productos con madera de cedro y ébano, pieles, incienso,
oro, marfil, esclavos, caballos y carros de combate.
Por su parte, los egipcios exportaban cereales, rollos de papiro, oro, y los productos de las artesanías
locales.

El sistema comercial egipcio era de carácter monopólico, estaba controlado únicamente por el Estado,
quien además se encargaba e de otorgar la protección necesaria a las caravanas y expediciones que
surcaban sus tierras y mares, para lograr su objetivo.

2.5 Los egipcios y la preocupación por el más allá

En Egipto predomino la religión politeísta en la que coexistían los dioses locales con los del ámbito
nacional. Sin embargo, en el siglo XIV a. de C. Amenofis IV (Akhenaton) abolió el politeísmo durante
su reinado y proclamo un dio único que llamo Atón (representado como un disco solar). No obstante,
su tentativa no perduro en el tiempo ya que tras su muerte se retomaron las concepciones politeístas
que existían previamente.

El culto oficial tenía como figura central al Sol o astro rey, denominado Ra, Horus o Amón. A el se le
adjudicaba como característica principal la de ser un dios del cual provenían la naturaleza y la
humanidad.

El egipcio divinizo las fuerzas de la naturaleza. Todas sus divinidades reunían por esta razón,
características humanas y animales. El ciclo anual de inundación y fertilización de la tierra que produce
el Nilo fue un elemento central en las creencias de este pueblo, las cuales se veían reflejadas en el mito
de Osiris que relata como Osiris, el dio de la fertilidad y de los muertos, símbolo el sol y del Nilo, fue
despedazado por el dios Seth (símbolo del desierto) y nuevamente reconstruido por Isis ( su esposa,
diosa lunar y protectora de los niños), devolviéndolo al vida con la misión de juzgar a los muertos.

La preocupación mas importante para los egipcios fue la inmortalidad del alma que rea representada
en un juicio frente al tribunal de Osiris, quien decidía su destino final recuerdo a la conducta moral que
la persona había tenido durante su vida. Así lo relata el libro de los muertos, que además contenía una
serie de normas para alcanzar la vida de ultratumba, en las que se contemplaban la manutención del
cuerpo incorrupto. Esta creencia origino la compleja técnica de embalsamiento de los cadáveres (las
momias) y la construcción de grandes tumbas para que pudieran seguir viviendo en el más allá.

2.6 Otras manifestaciones de la cultura egipcia

· Escritura. Los egipcios desarrollaron un complejo sistema de escritura basado en signos que
representaban ideas. El gran numero de signos jeroglíficos y el conocimiento restringido de su
significado, hizo este sistema muy difícil de manejar por lo que se produjo un proceso de
simplificación que dio lugar, primeramente a la escritura hierática, con representación desunidos
consonánticos y no ideas, lo que permitió reducir el numero de signos. Este tipo de escritura fue
conocida únicamente por lo sacerdotes. Posteriormente se desarrollo la escritura demótica, de
características fonéticas, usadas por los escribas en sus tareas administrativas y cotidianas.

A comienzos del siglo XIX la escritura egipcia fue descifrada por el arqueólogo francés Champollion,
gracias al hallazgo de la piedra Rosetta, que contenía un mismo decreto escrito en griego, en jeroglifo
y en demótico. A partir de la inscripción griega Champollion pudo identificar el significado de los
jeroglifos, comparando los nombres que aparecía en los tres tipos de escrituras.
La escritura egipcia estuvo vinculada, por un lado, a la pintura mural y el tallado en piedra (presentes
en las paredes de los templos, los sarcófagos y las lapidas), y por otro, en la elaboración del papel
proveniente de la corteza del papiro.
· Arte egipcio, reflejo de sus creencias. Las preocupaciones por la vida ultraterrena motivaron la
creación de grandes templos a las divinidades y la construcción de diversos tipos de tumbas: las
mastabas, cuya parte superior tiene forma de pirámide truncada, otras correspondientes a las grandes
pirámides y finalmente, las tumbas excavadas en las rocas llamadas hipogeos. Los templos se
destacaban por la precisión técnica junto a la utilización de columnas, estatuas y esculturas
monumentales, así como la distinción de espacios públicos, a los que podían acceder los hombres
libres, y espacios reservados a sacerdotes y la nobleza. Tanto los templos como las tumbas faraónicas
contaban con muros adornados con imágenes de la vida cotidiana campesina y de la familia del faraón,
como el juicio del tribunal de Osiris y la representación de las distintas divinidades, que también se
encontraban representadas por medio de finas esculturas.
Entre las obras mas notables figuraban las pirámides de Gizeh, construidas en honor de los faraones
Keops, Kefren y Micerino, los templos de Abú-Simbel, Karnak y Luxor y la celebre esfinge.

· Ciencia. Los egipcios se destacaron en el campote diversas ciencias: una de ellas fue la astronomía,
que les permitió establecer un calendario de 365 días repartidos en 12 meses de 30 días cada uno,
además de 5 días adicionales. El conocimiento matemático se reflejaba en sus obras hidráulicas y
arquitectónicas, el desarrollo de la trigonometría y la agrimensura, en la determinación del valor de pi y
la creación de una ingeniosa tabla de multiplicar. Por otra parte, la practica de embalsamiento género
conocimientos en química, anatomía y medicina, que se conservan en el famoso escrito del libro de la
cirugía.

CRONOLOGÍA

Primer Periodo Dinástico


Dinastías I y II
(3100-2686 a. de C.).

Menes unifica Egipto y establece la capital en Menfis.

Reino Antiguo
Dinastías III a XI
(2686-1991 a. de C.).
Keops, Kefren y Micerino, construyen las pirámides de Gizeh.
Debilitamiento del poder de los faraones.
Primer periodo intermedio (2175-1991 a. de C.): luchas dinásticas. Unificación de Egipto bajo
Menhotep II.

Reino Medio
Dinastías XII a XVII
(1991-1570 a. de C.).
Egipto logra una expansión.
Segundo periodo intermedio (1785-1570 a. de C.): invasión de los hicsos.

Imperio Nuevo
Dinastías XVIII a XX
(1570-1065 a. de C.).
Reorganización del Imperio. Tutmosis III alcanzó la máxima expansión territorial.
Amenofis IV instituyó el culto a Atón en su reinado.
Ramsés II enfrenó a los hititas.
Nuevo periodo de decadencia

Ultimo Periodo Dinástico


Dinastías XXI a XXX
(1065-332 a. de C.).
Sucesivos Traslados de la capital: Tanis, Tebas, Said.
663 a. de C.: Dominio asirio
525 a. de C.: Persia incorpora Egipto a su Imperio.
332 a. de C.: Alejandro Magno conquista Egipto.