Está en la página 1de 4

ANÁLISIS DE CASO

Principios de funciones neocorticales

Breve descripción del caso:

Un hombre de 62 años llegó a urgencias con una debilidad (paresia) facial derecha.

El paciente se había levantado por la mañana con una sensación “rara” en su ojo derecho

pensando que podía tener una conjuntivitis. Cuando se miró en el espejo notó su ceja derecha

caída. Él noto también que su pronunciación era un poco incorrecta (disartria) y entonces

llamó a su mujer para que se lo confirmara. Ella fue la que le dijo de ir a urgencias.

El examen neurológico que se le practicó habla de un hombre alerta, bien orientado, con un

habla fluida, aunque con una muy ligera disartria. La ceja derecha aparece ligeramente caída y

la parte de la cara inferior en lado derecho muestra una ligera demora de movimientos cuando

sonríe. A nivel motor lo único significativo es que las puntas de los dedos de la mano derecha,

a la orden de que vuelva la mano con las palmas hacia arriba, hacen un trazo un poco curvado.

Ni la marcha ni otros déficits sensoriales son dignos de destacar.

Informe:

Este paciente presenta diabetes, es una enfermedad metabólica en la que se presentan

concentraciones elevadas de glucosa. Dicha glucosa daña la pared de los vasos sanguíneos,

los cuales se hacen más débiles y aumentan las probabilidades de que estos se rompan,

pudiendo producir trombosis o ictus entre otras.

El paciente llega a urgencias debido a una paresia de un lado del cuerpo (afecta a la mano

derecha y a la parte derecha de la cara, concretamente la ceja de este hombre). Otro motivo

por el cual acude a urgencias es por la disartria, que es una alteración en articulación de las

palabras debido a una lesión del sistema nervioso central.

1|Página
Lesiones:

El paciente presentado parece responder a un accidente cerebrovascular (ictus) transitorio.

Concretamente, en este caso la zona menos irrigada es el área motora primaria debido al daño

en la arteria cerebral media.

Este ictus provocado por las altas concentraciones de glucosa ha provocado una isquemia

(disminución importante del flujo sanguíneo). Dentro del infarto cererebrovascular isquémico,

lo podemos clasificar como un infarto lacunar.

Dentro del cuadro clínico observamos que el síndrome es la disartria, mano torpe que consiste

en la asociación de disartria con paresia facial y torpeza en la mano.

El paciente presenta disartria, esto implica que la lesión es a nivel de un área motora del

lenguaje.

En la pérdida de habilidad o movilidad de las manos, observamos que las puntas de los dedos

de la mano derecha a la orden de que vuelva la mano con las palmas hacia arriba hacen un

trazo un poco curvado.

Preguntas a desarrollar

Identifica que área motora se encuentra comprometida en este caso. Fundamenta tu

respuesta.

El área motora que se encuentra comprometida en este caso es el área motora primaria, ya

que, de acuerdo a los estudios realizados por Marín, Bramasco y Alonso (2008) “los

movimientos sencillos como flexionar los dedos activan áreas motoras y sensoriales

primarias” (p.120), pero los movimientos más complejos que involucran preparación,

iniciación y monitoreo de movimientos complejos provocan activación adicional del área

Motora Suplementaria.

2|Página
El paciente impresiona no tener lesiones en los dos primeros niveles de jerarquía, es decir

en la corteza prefrontal y corteza parietal posterior, porque no se le dificulta tomar la decisión

de realizar el movimiento a la orden de que vuelva la mano con las palmas hacia arriba y

tampoco muestra dificultad en el segundo nivel de complejidad en cuanto a cómo realizar el

movimiento, el cual se relaciona con la corteza premotora y el área motora suplementaria. Por

el contrario, denota alteración en la ejecución con exactitud de los movimientos ya que hace

un trazo un poco curvado. Este movimiento tiene relación con el área motora primaria, o área

4 y 6 de Brodmann (Los sistemas motores, 2016, 9m51s).

Es importante tener en cuenta que si existe una alteración en los dos niveles de jerarquía

(corteza prefrontal y área motora suplementaria) la expresión clínica es la apraxia, definida

según De Renzi (1990) citado en Rubinstein, y Politis, (2005) como la imposibilidad de

realizar movimientos intencionados o voluntarios como consecuencia de una lesión cerebral

en ausencia de déficit sensorio motores. En este caso, en el examen neurológico no hay

manifestación clínica de la misma, porque a la orden de realizar un movimiento específico lo

puede llevar a cabo.

Por otro lado, el paciente presenta disartria, definida por González y Bevilacqua (2012)

como un “trastorno motor del habla de origen neurológico que está caracterizado por lentitud,

debilidad, imprecisión, incoordinación, movimientos involuntarios y/o alteración del tono de

la musculatura implicada en el habla” (p. 299); por tanto, significa que el área motora del

lenguaje, específicamente el área de Broca o área 44 y 45 de Broadmann también se encuentra

comprometida.

Describe los cambios que provocó el infarto cererebrovascular isquémico a nivel del

área motora. Fundamenta tu respuesta.

3|Página
La manifestación clínica depende de la localización de la lesión. En este caso el daño

ocasionado es en la arteria cerebral media, lo cual produce en el paciente:

 Disartria: se presenta afectación en el lenguaje debido a que es una función cortical,

sin embargo, al tener habla fluida se deduce que no hay alteración en la inteligibilidad,

comprensibilidad y fonación, pero si en la velocidad del habla y articulación.

 Pérdida de coordinación, debilidad o astenia muscular.

 Hemiplejía, caracterizada por la presencia de alteraciones en la planeación y ejecución

de movimientos motores adecuados, así como incapacidad de anticipar movimientos

coordinados (Paeth, 2007).

 El ACV produjo en el paciente déficit sensoriomotor en la cara y la mano derecha, sin

embargo, como fue transitorio, se esperaría que recupere rápidamente el movimiento.

No hubo alteración en la marcha ni otros déficits sensoriales.

Referencias

Asociación Educar para el Desarrollo Humano (30 noviembre 2016). Los sistemas motores.

[Archivo de Vídeo]. Youtube. https://www.youtube.com/watch?v=ux-zQe7taz8

De Renzi, E. (1990). Apraxia. En Rubinstein, W., y Politis, G. (2005). Revisión de los

patrones de alteración páxicos encontrados en diferentes tipos de demencia, sobre la

base de un modelo cognitivo. Revista española de neuropsicología, 7(2), 167-185.

González, R., y Bevilacqua, J. (2012). Las disartrias. Rev Hosp Clín Univ Chile, 23, 299-309.

Marín, E., Bramasco, A., y Alonso, M. (2008). Área motora suplementaria. Archivos de

Neurociencias, 13(2), 118-124.

Paeth B. (2007) Ayudas externas en: Experiencias con el concepto Bobath. Barcelona:

Editorial Médica Panamericana.

4|Página

También podría gustarte