Ataque Cerebrovascular Agudo -ACVCatalina María Álvarez Ruiz, MD

Residente de Anestesiología y Reanimación Universidad de Antioquia Instructor Grupo ReanimaR Universidad de Antioquia

DERROTERO 1. Introducción 2. Fisiopatología y clasificación de las enfermedades cerebrovasculares 3. Metas de manejo 4. Puntos fundamentales del tratamiento del ACV: las 7 “d”s de la atención del ACV 5. Reconocimiento y cuidados del ACV 6. Cuidado intrahospitalario 7. Algoritmo de manejo del ACV Bibliografía 1. INTRODUCCIÓN El Ataque Cerebrovascular (ACV) es la tercera causa de muerte en Estados Unidos y es la principal causa de daño cerebral en adultos. Alrededor de 700.000 estadounidenses sufren cada año un ACV nuevo o recurrente. Hasta hace poco tiempo el tratamiento del ACV sólo era de sostén y dirigido a las complicaciones, ahora con el advenimiento del tratamiento fibrinolítico se puede limitar la lesión neurológica y mejorar su pronóstico, pero el tiempo disponible para realizarse es limitado. Los proveedores de salud, hospitales y comunidades deben establecer y desarrollar protocolos efectivos para el manejo del ACV. En la mayoría de los casos la intervención definitiva debe tener lugar dentro de las 3 horas del comienzo de los síntomas, por lo que se destaca la función primordial que deben cumplir los

reanimadores legos y el personal del Sistema de Respuesta Local. El rápido reconocimiento, intervención y traslado a un hospital equipado para tratar casos de ACV agudo puede reducir la morbimortalidad. Para información adicional sobre el manejo del ACV ver las guías de la Asociación americana del Corazón (AHA- American Heart Association) y de la Asociación Americana del ACV (ASA- American Stroke Association).

2. FISIOPATOLOGÍA Y CLASIFICACIÓN DE ENFERMEDADES CEREBROVASCULARES

LAS

El ACV se produce cuando se interrumpe la irrigación de una región del cerebro y se produce una alteración neurológica súbita. Una Isquemia Cerebral Transitoria (ICT) es un episodio reversible de disfunción neurológica focal que persiste de minutos a pocas horas. Es imposible distinguirlo del ACV en el comienzo de los síntomas. La mayoría de las ICT duran 60 minutos; si los síntomas neurológicos desaparecen en las primeras 24 horas se clasifica como ICT. Las ICT son indicadores de riesgo de ACV. Alrededor del 85% de los ACV son isquémicos y su fisiopatología es similar a la del Infarto Agudo de Miocardio (IAM). La irrigación y el suministro de oxígeno son inadecuados, en general, como consecuencia de un coágulo sanguíneo que obstruye

Guías de Reanimación Cardiocerebropulmonar – Grupo ReanimaR – Universidad de Antioquia

teniendo en cuenta la importancia del tiempo para la posibilidad de instaurar el tratamiento fibrinolítico. especialmente en medio cuerpo • Confusión súbita. lo que puede retrasar el acceso y tratamiento oportuno y por lo tanto incrementar la morbi-mortalidad en estos casos. 4. 2. brazos o piernas. vértigo o problemas de coordinación Guías de Reanimación Cardiocerebropulmonar – Grupo ReanimaR – Universidad de Antioquia . 3. antes de la llegada 4. familias y proveedores de la salud.Ataque Cerebrovascular . Las 4 “D” restantes se inician en el hospital. Rápido despacho de los servicios médicos de emergencias locales – ambulancias. El Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos y ACV (NINDSNeurological Disorders and Stroke) define las metas en minutos desde la llegada del paciente al hospital o al servicio de urgencias local. Los ACV hemorrágicos se producen por la rotura de arterias cerebrales con sangrado en la superficie del cerebro (hemorragia subaracnoidea) o dentro del tejido cerebral (hemorragia intracerebral). Es responsabilidad del personal de salud enseñar los signos de alarma tanto a los pacientes como a sus familias. 5. problemas para hablar o entender • Alteraciones súbitas de la visión de uno o ambos ojos • Alteración súbita de la marcha. Rápido diagnóstico y tratamiento en el hospital. Los signos y síntomas pueden ser sutiles e incluyen: • Paresia o debilidad súbita de la cara. 3. Las primeras 3 “D” son responsabilidad de la comunidad. Los 4 eslabones comprenden: 1. Rápido reconocimiento y reacción ante signos que sugieran ACV. Rápido sistema de transporte y notificación previa a un hospital equipado para el manejo de pacientes con ACV. METAS DE MANEJO El objetivo principal del manejo y cuidado del ACV es minimizar el daño neurológico y optimizar la recuperación de los pacientes. descrita como la secuencia de acciones necesarias que deben tomar los propios pacientes. (ver adelante). La AHA y la ASA describieron la Cadena de Supervivencia para el paciente con ACV. hasta completar el manejo del paciente. de los reanimadores legos y del sistema de respuesta local. RECONOCIMIENTO Y CUIDADOS DEL ACV a. con el fin de mejorar la calidad de vida de dichos pacientes. La mayoría de los ACV ocurren en la casa y con frecuencia los pacientes tienden a racionalizar y negar los síntomas. No se puede administrar tratamiento fibrinolítico a estos pacientes porque se agravaría el sangrado. siguiendo unas metas de manejo de acuerdo a un algoritmo. El ACV tanto isquémico como hemorrágico puede ser potencialmente fatal. PUNTOS FUNDAMENTALES DEL TRATAMIENTO DEL ACV: LAS 7 “D” DE LA ATENCIÓN DEL ACV Es una regla mnemotécnica que ayuda a recordar los puntos fundamentales en el tratamiento del paciente con ACV: • Detección: reconocimiento de signos de alarma del ACV • Despacho: respuesta de los proveedores de la salud y confirmación de los signos y síntomas • Derivación: tratamiento prehospitalario y traslado rápido • Dintel de la puerta del hospital: estratificación de prioridades y evaluación inicial en el servicio de urgencias • Datos: historia clínica y TAC de cráneo simple • Decisión: identificación de candidatos para terapia fibrinolítica • Droga: tratamiento con agentes fibrinolíticos En cualquiera de estos puntos la respuesta debe ser idónea y eficiente. e indicarles como acceder al sistema de emergencias locales. Las guías de la AHA se enfocan en la evaluación y manejo inicial de los pacientes con ACV en el área prehospitalaria. Signos de alarma del ACV: El reconocimiento de los signos y síntomas del ACV es de vital importancia para la intervención y tratamiento precoces. pero el isquémico rara vez provoca la muerte dentro de la primera hora a diferencia del ACV hemorrágico.2 el flujo de una arteria que ya está estenosada por aterosclerosis.

Por esta razón. ya que se retrasa el traslado a un hospital. Gráfica No. Herramientas de evaluación del ACV: La evaluación inicial prehospitalaria del paciente con ACV se debe llevar a cabo lo más rápidamente posible mediante la secuencia de ABC (vía aérea. Despacho del Sistema Médico de Emergencias Local (SMEL) En cuanto se sospechan signos o síntomas de ACV. debilidad en extremidades superiores y anormalidades en el habla. El proveedor de la salud busca 3 hallazgos específicos: desviación facial. los familiares u otros testigos deben activar el sistema de emergencias locales. 2 . Por lo tanto. b.ESCALA PREHOSPITALARIA DE CINCINNATI. El paciente tiene que decir una frase o refrán conocido como “loro viejo no aprende hablar”. identificar y evaluar rápidamente los signos sugestivos de ACV. La Escala de Cincinnati solo se basa en el examen físico.3 • Cefalea súbita intensa de causa desconocida cualquiera de los signos tiene una sensibilidad del 59% y una especificidad del 89% cuando es medida por los proveedores prehospitalarios (ver gráficos no. El examen físico de los pacientes con ACV consiste en una breve evaluación general. es necesario reforzar la educación y entrenamiento a pacientes. realizar el triaje y el transporte del paciente con notificación previa al hospital. establecer el tiempo de inicio de los síntomas (la última vez que el paciente estuvo o fue visto normal). Habla anormal. Anormal: una extremidad no se mueve o tiene menor fuerza. No es práctico realizar un examen neurológico extrahospitalario exhaustivo. Fuerza en los brazos. tales como la Escala de Cincinnati o la de Los Ángeles. Los proveedores de la salud deben ser capaces de dar soporte de la función cardiopulmonar. Anormal: Disartria. mal uso de palabras o no es capaz de hablar. 1. que tienen una sensibilidad y especificidad adecuadas. familiares y operadores de sistemas de respuesta local para evitar las demoras extrahospitalarias. Guías de Reanimación Cardiocerebropulmonar – Grupo ReanimaR – Universidad de Antioquia . La presencia de una anormalidad de Gráfica No. 1 y 2). Se le pide al paciente que sonría o muestre los dientes. buena respiración y circulación).ESCALA PREHOSPITALARIA DE CINCINNATI. este es el primer eslabón crítico de la Cadena de Supervivencia ya que establece el vínculo inicial entre el paciente con ACV y la atención médica. El paciente cierra los ojos y mantiene levantados ambos brazos a la altura de los hombros por 10 segundos. Actualmente menos del 10% de los pacientes con ACV son candidatos para terapia fibrinolítica debido al retraso de más de 3 horas para llegar al hospital. se pueden utilizar escalas abreviadas avaladas para la identificación del ACV. Se debe sospechar ACV siempre que haya una pérdida súbita de la consciencia o de la función neurológica de un lado del cuerpo. después de asegurar la vía aérea y evaluar los signos vitales. Anormal: un lado de la cara no se mueve tan bien como el otro c. Asimetría facial.Ataque Cerebrovascular .

el tiempo cero es a partir del último momento que fue observado normal. Tabla No. La evidencia inicial muestra un beneficio favorable en el triaje de los pacientes designados directamente a centros equipados para la atención de pacientes con ACV (clase IIb).1 . Este plan debe describir el papel de los profesionales de la salud y definir cuales pacientes serán candidatos para Guías de Reanimación Cardiocerebropulmonar – Grupo ReanimaR – Universidad de Antioquia . Se debe considerar transportar al paciente con un familiar o testigo que verifique el tiempo de instalación del cuadro clínico. Esta escala tiene una sensibilidad de 93% y especificidad de 97%. Luego del entrenamiento en el uso de estas herramientas. Transporte y cuidados: Cuando el proveedor de salud sospecha el diagnóstico de ACV. Por lo tanto. ha sido soportado por la evidencia la mejoría en la sobrevida y el pronóstico funcional de los pacientes con la administración de oxígeno suplementario. tanto a los pacientes hipóxicos (saturación de oxígeno < 92%) como a los que tienen saturación desconocida (clase I) o a los que no se encuentran hipoxémicos.Escala pre-hospitalaria de los Ángeles Criterios 1. lo que se ha asociado con peor pronóstico. Los pacientes con ACV agudo tienen riesgo de compromiso respiratorio por broncoaspiración.Discurso . cada servicio de urgencias debe tener un plan escrito definiendo cuales pacientes con ACV agudo podrán ser manejados en la institución. Cada hospital debe definir su capacidad para el tratamiento de los pacientes con ACV agudo y debe comunicar esta información a los Sistemas de Emergencia Locales y a la comunidad. Si el paciente despierta con los síntomas o es encontrado así después de dormir.Fuerza en brazos Si Desconocido No d. En el momento de presentación el paciente no estaba postrado ni en silla de ruedas 5. (clase IIb) El papel de los centros y unidades especiales para el manejo del ACV está discutido. requiere una mejor evaluación. hipoventilación y en raras ocasiones edema pulmonar neurogénico. Historia de convulsiones o epilepsia ausente 3. obstrucción de la vía aérea superior. Duración de los síntomas más de 24 horas 4. todos los paramédicos y personal de atención básica deben ser entrenados en el reconocimiento del ACV utilizando las escalas abreviadas (Clase IIa). Asimetría evidente en una de las siguientes: . este tiempo representa el punto de partida (tiempo cero) para el paciente. Edad más de 45 años 2. Aunque no todos los hospitales disponen de los recursos para la administración segura de la terapia fibrinolítica. Glicemia entre 60 y 400 mg% 6. hipoglucemia) mediante una serie de preguntas y luego identificar asimetría en cualquiera de las 3 categorías del examen: sonrisa o gesticulación.Ataque Cerebrovascular . realizar monitorización del estado neurológico y si es posible medir la glucemia. debe establecer el tiempo de instalación de los síntomas. y durante el camino se le debe suministrar al paciente soporte cardiopulmonar. por lo tanto. habla y fuerza en los brazos. se ha observado que la sensibilidad ha aumentado. 1) requiere descartar otras causas de estado de consciencia alterado (por ej: historia de convulsiones. El paciente se debe derivar rápidamente a una entidad equipada para el manejo del ACV con notificación previa a la institución. pero el concepto del triaje de rutina extrahospitalario de los pacientes con ACV.4 La Escala de Los Ángeles (ver tabla No. La combinación de pobre perfusión e hipoxemia exacerba y extiende la lesión isquémica.Sonrisa .

el paciente NO es candidato para fibrinolisis y se debe consultar con el neurólogo o el neurocirujano y considerar transferir al lugar que requiera para su cuidado. Durante las primeras horas del ACV isquémico la TAC sin contraste puede no indicar signos de isquemia cerebral. ordenar una tomografía computarizada (TAC) cerebral urgente y activar el equipo de ACV o solicitar interconsulta al especialista. El médico debe realizar un examen neurológico. Si la TAC no muestra evidencia de hemorragia el paciente puede ser candidato a terapia fibrinolítica. cuando son hospitalizados en una unidad dedicada al manejo del ACV que cuenta con un equipo multidisciplinario especializado y con experiencia (clase I). La evaluación neurológica se realiza incorporando la escala para ACV del instituto nacional de salud . pero puede identificar un infarto agudo reciente o arritmias como la fibrilación auricular -FA. la mayoría de los pacientes con hipertensión sostenida por encima de estos niveles no deben ser tratados con terapia fibrinolítica. pronóstico funcional y calidad de vida de los pacientes. Evaluación y estabilización inicial: Los servicios de urgencias deben contar con protocolos establecidos de manejo del ACV. respiración y circulación (ABC) y evaluación de los signos vitales. Tomar un electrocardiograma (EKG) de 12 derivaciones no es tan importante como la TAC.que pueden ser causa de un ACV embólico. sin embrago. El equipo de manejo del ACV. 6. b. el tratamiento de otras arritmias como bradicardia. Si la TAC no presenta hemorragia pero el paciente no es candidato para la administración de fibrinolíticos por otras causas. Se recomienda monitoreo cardíaco durante la evaluación inicial de pacientes con ACV agudo isquémico para la detección de FA y otras arritmias potencialmente fatales. En condiciones ideales la tomografía se debe realizar dentro de los primeros 25 minutos de la llegada del paciente al servicio de urgencias y debe estar leída por el médico experto en la interpretación de estos estudios en los primeros 45 minutos. Los cuidados generales incluyen evaluación y soporte de la vía aérea. pruebas de coagulación. CUIDADO INTRAHOSPITALARIO a. Se debe tratar rápidamente la hipoglicemia en caso de que exista. contracciones ventriculares o auriculares prematuras y bloqueos en la conducción auriculo-ventricular no es necesario. el ACV isquémico agudo probablemente revierta. la terapia fibrinolítica no esta recomendada. Establecer o confirmar el acceso intravenoso y obtener muestras de sangre para estudios de laboratorio (hemograma. para minimizar retrasos en el diagnóstico definitivo y en la instauración de la terapia. Terapia fibrinolítica: Si la TAC no muestra hemorragia. Teniendo en cuenta que el tiempo es el factor fundamental. testigos y miembros de la familia. la primera meta es evaluar al paciente en los primeros 10 minutos de su llegada a la institución. El manejo de la hipertensión en estos pacientes sigue controvertido. glicemia. debe revisar la historia del paciente y verificar el tiempo de instalación de los síntomas. Se recomienda administrar oxígeno a los pacientes hipoxémicos (clase I) y considerar su administración a los no hipoxémicos (clase IIb). el especialista o el médico del servicio de urgencias.5 terapia fibrinolítica para facilitar el traslado a otros centros con capacidad para la atención de pacientes con ACV (clase IIa). se debe considerar la administración de aspirina vía oral después de evaluar la disfagia del paciente y transferirlo a la unidad de ACV (si está disponible) para un cuidadoso monitoreo. Si después de realizar evaluaciones neurológicas continuas. Guías de Reanimación Cardiocerebropulmonar – Grupo ReanimaR – Universidad de Antioquia .Ataque Cerebrovascular .( National Institutes of Health Stroke Scale). en los pacientes elegidos para terapia fibrinolítica se requiere control de la presión arterial para disminuir el riesgo de sangrado y los valores establecidos como límite para tal fin son la presión arterial sistólica (PAS) mayor de 185 mmHg y la presión arterial diastólica (PAD) mayor de 110 mmHg. los signos del paciente mejoran espontáneamente. etc.NIHSS . Si el paciente se encuentra hemodinámicamente estable. Si se observa hemorragia. Debido a que el tiempo entre el inicio de los síntomas y el tratamiento efectivo con el activador del plasminógeno tisular (t-PA) es limitado. Múltiples estudios han documentado mejoría en la sobrevida a un año.). lo cual puede requerir reinterrogar al personal prehospitalario.

mostró una tasa de hemorragia sintomática de 5. Evidencia de 2 estudios prospectivos aleatorizados y adicionales series de casos.6 de manejo. Estos resultados han sido soportados por un año de seguimiento. No se deben administrar anticoagulantes ni antiplaquetarios por 24 horas luego de la administración de t-PA. considerar los riesgos y beneficios para el paciente y estar preparado para identificar y manejar cualquier complicación. pero la AHA recomienda tratamiento de las convulsiones agudas con la administración de anticonvulsivantes para prevenir la presencia de nuevas convulsiones. Un meta-análisis sobre el uso de t-PA en la práctica general de 15 series de casos publicados.6% de los 1135 pacientes tratados en 60 centros canadienses. con el paciente o la familia. La administración intra-arterial de t-PA no ha sido aún aprobada por la FDA. un equipo y un hospital con el protocolo claramente definido (clase I). el sangrado sistémico mayor fue poco común (0.4% a 6. Otras complicaciones incluyen angioedema orolingual (aprox. documentan mejoramiento del pronóstico con terapias como t-PA intra-arterial. los fibrinolíticos tienen efectos adversos y el médico debe verificar que no existan criterios de exclusión.2% de 2639 pacientes tratados. cuando se administra la terapia fibrinolítica dentro de las 3 primeras horas del inicio de los síntomas en los pacientes adultos con ACV isquémico agudo. hipotensión aguda y sangrado sistémico. Cuidados generales: Esta indicado admitir el paciente en una unidad de cuidados de ACV para monitoreo de la presión arterial (PA) y del estado neurológico. Esta complicación ocurrió en 6. y tratamiento de la PA. La hiperglicemia está asociada con empeoramiento del pronóstico clínico comparado con los pacientes normoglicémicos. Es importante anotar que los resultados han sido difíciles de replicar en hospitales con menor experiencia en el manejo institucional del ACV y con otros protocolos c. nuevos análisis de los datos del NINDS y por un meta-análisis. pero no existe evidencia directa de que el control activo de la glicemia mejore el pronóstico aunque existe evidencia de que el tratamiento con insulina de la hiperglicemia en otros pacientes críticamente enfermos mejora la tasa de sobrevida. La evidencia de estudios aleatorizados prospectivos. La administración de t-PA a pacientes con ACV isquémico agudo en quienes cumplen con los criterios de inclusión del NINDS. En un importante registro prospectivo. Varios estudios han documentado una alta probabilidad de buenos resultados. se debe administrar aproximadamente 75 a 100 ml/h de solución salina normal para mantener el estado euvolémico del paciente. la administración de t-PA intra-arterial en centros que tienen los recursos y la experiencia disponibles podría ser considerada dentro de las primeras horas después del inicio de los síntomas (clase IIb). documentan una mayor probabilidad de beneficios mientras más temprano se inicie la terapia. Como todos los medicamentos. Algunos hospitales comunitarios han reportado resultados comparables a los del NINDS.4%) y generalmente ocurrió en puntos de punción femoral para angiografía. Por esta razón la administración de insulina IV debe ser considerada (clase IIb) para disminuir la glicemia cuando su nivel sérico se encuentre por encima de 200 mg/dl en pacientes con ACV agudo. oxigenación. luego de implementar un programa para ACV. generalmente hasta que la TAC de control a las 24 horas muestre que no hay hemorragia. Si el paciente se deteriora neurológicamente se debe realizar una TAC urgente.5%).4%. Fallas en la adherencia al tratamiento están asociadas a complicaciones. Estos resultados son obtenidos cuando el t-PA es administrado en hospitales con protocolos que siguen rigurosamente los criterios de inclusión y el régimen terapéutico del NINDS. se deben discutir los riesgos y los beneficios potenciales de la terapia. El control continuo de la PA es necesario para disminuir el riesgo de sangrado.4% de los 312 paciente tratados en los estudios del Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos y ACV (NINDS) y en 4. En Guías de Reanimación Cardiocerebropulmonar – Grupo ReanimaR – Universidad de Antioquia . basados en el mejoramiento de la calidad. es recomendada si es administrada por un médico. En pacientes con un ACV agudo isquémico agudo que no son candidatos para la fibrinolísis IV. Cuidados adicionales incluyen soporte de la vía aérea. 1. La principal complicación es la hemorragia intracraneal sintomática. para identificar si la causa es el edema cerebral o una hemorragia y tratarla si es posible. Con este programa se logró disminuir la tasa de hemorragia intracraneana de 13. La profilaxis para las convulsiones no esta recomendada. Si es necesario.Ataque Cerebrovascular . principalmente hemorragia sintomática intracraneana. Si el paciente es candidato para terapia fibrinolítica.ventilación y soporte nutricional.

con una prueba simple de tamizaje al lado de la cama del paciente que consiste en ofrecerle un trago pequeño de agua para beber. falla cardiaca.Ataque Cerebrovascular . está asociada con aumento de la morbimortalidad. neumonía. Si no hay signos de aspiración ni de tos a los 30 segundos. efectos neuroprotectores luego del ACV. Control de la temperatura La hipertermia durante la isquemia cerebral aguda. se le solicita tomar un trago con mayor volumen. En algunos estudios pilotos en humanos y en modelos de animales. el enfriamiento a menos de 33˚C parece estar asociado con complicaciones como hipotensión. No existe evidencia científica para recomendar el uso de hipotermia en el tratamiento del ACV (Clase indeterminada). La inducción de hipotermia puede tener Guías de Reanimación Cardiocerebropulmonar – Grupo ReanimaR – Universidad de Antioquia . es seguro iniciarle la vía oral y los medicamentos se pueden administrar diluidos en agua o masticados.7 todos los pacientes se debe evaluar la presencia de disfagia antes del inicio de la vía oral. todos los medicamentos. trombocitopenia y aumento paradójico de la presión intracraneal durante el recalentamiento. Aunque los efectos de la hipotermia en ambas isquemias tanto global como focal en animales ha sido prometedora. por lo tanto se deben tratar temperaturas mayores de 37. arritmias cardiacas. d. se administraran vía IV. intramuscular (IM) o subcutáneo (SC) y no se le iniciará la vía oral.5˚C. si puede tomarlo sin ninguna dificultad. Si un paciente no es capaz de realizar esta prueba. ha mostrado mejorar la sobrevida y el pronóstico funcional de los pacientes luego de la reanimación del paro cardiorrespiratorio súbito debido a la fibrilación ventricular. la hipotermia (33˚C a 36˚C) en el manejo del ACV agudo ha mostrado ser relativamente segura y accesible. pero no ha mostrado ser efectivo para ACV isquémico agudo en estudios controlados en humanos.

3 – Algoritmo de manejo del ACV Guías de Reanimación Cardiocerebropulmonar – Grupo ReanimaR – Universidad de Antioquia .No dar anticoagulantes o antiplaquetarios por 24 horas Dar aspirina Trasladar a unidad de ciudados especiales para pacientes con ACV Gráfico No.Ataque Cerebrovascular .Revisar riesgos/beneficios .Considerar remisión si no están disponibles 60min 25min No candidato min Paciente candidato a fibrinolisis: .Verificar glicemia .Ordenar TAC de craneo simple .Canalizar venas y obtener muestras de laboratorio .Verificar glicemia METAS DE TIEMPO Evaluación y estabilización inmediata en el servicio de urgencias 10min .O2 si es necesario .Escalas de evaluación prehospitalaria .Establecer último momento en el que el paciente estuvo normal .Revisión de historia del paciente (establecer instalación de síntomas) .Activar equipo de ACV .Suministrar tPA .Chequear exclusiones de fibrinolisis Con hemorragia: .Evaluación neurológica corta .O2 si hay hipoxemia .Transporte a un centro apropiado para manejo de ACV .Interconsultar al neurólogo o neurocirujano . ALGORITMOS DE MANEJO DEL ACV Identificar signos de posible ACV Evaluación y acciones del SMEL .ABC.EKG de 12 derivaciones 25min Evaluación neurológica inmediata por equipo de ACV .8 7.ABC .Evaluación neurológica completa 45min 25min Determinar si hay hemorragia en la TAC min Sin hemorragia : Probable ACV isquemico . signos vitales .Avisar a la institución .

Stroke. Zoppo G.strokeassociation.Ataque Cerebrovascular . Guidelines 2005 for cardiopulmonary resucitation and emergency cardiovascular care. Guidelines for the Early Management of Adults With Ischemic Stroke. 38:16551711. V112(24) 2. Circulation 2005. Adult Stroke. www. 2007. Alberts M et al.org Guías de Reanimación Cardiocerebropulmonar – Grupo ReanimaR – Universidad de Antioquia . 3. AHA/ASA Guidelines. Adams HP.9 BIBLIOGRAFÍA 1. Part 9.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful