Está en la página 1de 2

Estados Unidos de Américas, 25 de enero de 2022

A la Comunidad Internacional y las Instituciones de Protección y Control


Internacional*:
Utilizando como excusa la multipolaridad y el “derecho a la libre determinación
de los pueblos”, Venezuela ha sido convertida por el régimen que usurpa su poder
político, en un país satélite de Naciones que, bajo la excusa de la lucha de clases,
y colocando como ejemplo negativo a los Estados Unidos de América, desarrollan
actividades que atentan contra las libertades, la democracia y la seguridad del país
y de aquellos países que lo siguen como ejemplo de lo antes expresado.
Desde la Sala Situacional del dictador Nicolás Maduro, a modo de “tanque de
pensamiento”, se diseñan estrategias que promueven el desequilibrio regional, bajo
la influencia del Foro de São Paulo y el Grupo de Puebla (FSP/GP), como
“responsables visibles” pero cuyos cerebros geopolíticos, geoestratégicos y
geoeconómicos se encuentran en Rusia, China e Irán, teniendo como promotor de
las operaciones a Cuba. Con la inteligencia humana y la más sofisticada tecnología,
estos países se aseguran de obtener información que sirven al propósito
mencionado, utilizando sus “productos” para dirigir los ataques a los países aliados
de Estados Unidos, bajo la figura de opositores políticos, ONG´s, luchadores por
derechos humanos, grupos ambientalistas, estudiantiles y de derechos diversos,
amparados en bloque por el ejercicio periodístico de, inclusive, medios establecidos
para cumplir con los fines ocultos de tal agenda.
Los países que aún apoyan al régimen venezolano, utilizan sus intereses para
depredar los recursos del suelo venezolano, ante una población que entendió que,
quien controla sus vidas, está dispuesto a arrebatárselas de ser necesario,
quedando como opciones la aceptación de tal situación o el éxodo obligatorio sin
arraigo.
Lo aquí plasmado ya es conocido por todos, pero mi preocupación, como la de
muchos que ofrendaron su vida para salvar lo que nos queda de nación, es que esa
“inteligencia humana” y “la sofisticada tecnología” sea empleada como hasta ahora
lo hemos visto en actos contrarios a la ley, en forma de “manifestaciones sociales”
con trasfondo político, lo que es peor, para servir a las organizaciones del
narcotráfico y del terrorismo internacional, probadamente presentes en Venezuela,
para cumplir el cometido de transformar a la región en un polvorín político con
“rostro democrático”, o para terminar con las libertades ciudadanas bajo la excusa
de una lucha “contra el imperio del mal”.
En esto aplica la doble moral expresada por Armando Valladares en su libro
“Contra Toda Esperanza” en la que expone “…cómo algunos países por sólo llevarle
la contraria a los Estados Unidos de América, votaban a favor de Cuba mientras
en la isla se masacra a una población entera negada al comunismo”; es la que se
pretende usar para justificar como Venezuela apalancada en la inteligencia
humana y tecnológica de sus aliados, “plotea” blancos estratégicos en la Región
con coordenadas, características de infraestructura y logística humana y material
que, en manos, repito, de terroristas y narcotraficantes, servirán para generar el
caos necesario que obligue a los ciudadanos de la Región a aceptar, manu militari,
el régimen que el FSP/GP quiera imponer.
El próximo objetivo es Colombia, más de ciento treinta (130) objetivos
estratégicos han sido determinados como amenaza venezolana: “doce (12) objetivo
políticos; catorce (14) objetivos terrestres; treinta y ocho (38) objetivos aéreos; tres (3)

Página 1 de 2
objetivos navales; treinta y tres (33) objetivos económico-energéticos-vitales; en el
Departamento de La Guajira, trece (13) bases aéreas y aeropuertos; cuatro (4)
instalaciones de infraestructura energética; en el Departamento del Cesar un (1)
aeropuerto; en el Departamento Norte de Santander cinco (5) instalaciones y una (1)
infraestructura energética; en el Departamento de Arauca siete (7) bases aéreas y
aeropuertos y una instalación petrolera; en el Departamento del Vichada una (1)
instalación militar”. Mientras, Rusia pretende utilizar a nuestro país como “ficha de
canje” con Estados Unidos, con el consabido sufrimiento de sus ciudadanos.
La inteligencia humana está operando ya, en forma de representantes,
comerciantes, periodistas, artistas, cultores, algunos inmigrantes, entre otros; la
maquinaria y las órdenes están dadas, la tecnología está en marcha y los miembros
del narcotráfico apoyan con los recursos necesarios para servir la mesa al
terrorismo, los grupúsculos visibles serán nombrados responsables, pero los
verdaderos titiriteros, no serán expuestos mientras la Comunidad Internacional
permanece inerme ante este avance.
Es urgente recuperar la democracia en Venezuela, depurar sus instituciones,
reorganizar a la Región con políticas coherentes que disminuyan el desequilibrio
social, caldo de cultivo para la enajenación comunista, que con su retórica
pretende construir un “metaverso” para hacerlo ver como el Edén; ya es necesario
que la Comunidad Internacional, de una vez por todas, fije posición ante el
genocidio, el latrocinio, el nepotismo y la destrucción del aparato industrial y la
economía de Venezuela y la conspiración que, desde el Régimen de Nicolás Maduro
(como herramienta visible), se ejecuta sobre América y, al consolidarla, sobre el
mundo entero.

Manuel Ricardo Cristopher Figuera


General de División del Ejército Venezolano

*
1. Su Santidad el Papa Francisco.
2. Sr. Secretario General de la OEA, Luis Leonardo Almagro Lemes.
3. Sr. Secretario General del Consejo la Unión Europea, Jeppe Tranholm-Mikkelsen.
4. Sr. Presidente de Brasil, Sr. Jair Messias Bolsonaro.
5. Sr. Presidente de Colombia, Sr. Iván Duque Márquez.
6. Secretaria General de Amnistía Internacional, Dra. Agnés Callamard.
7. Presidenta de Transparencia Internacional, Dra. Dalia Ferreira Rubio.
8. Presidenta del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Dra. Nazhat Shameem.
9. Presidente del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Dr. Tore Hattrem.
10. Administrador del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Dr. Achim
Steiner.
11. Director Ejecutivo de Human Rights Watch, Dr. Kenneth Roth.
12. Secretario General de Reporteros Sin Fronteras (RSF), Dr. Christophe Deloire.
13. Director de Human Rights Without Frontiers (HRWF), Dr. Willy Fautré.
14. Directora General de Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la
Cultura (UNESCO), Dra. Audrey Azoulay.
15. Director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Dr. Guy Ryder.
16. Fiscal Jefe de la Corte Penal Internacional (CPI). Dr. Karim Asad Ahmad Khan-
17. Director del Programa para Latinoamérica del Instituto para la Paz y Resolución de Conflictos
de Estados Unidos, Dr. Keith Mines.
18. A los hombres y mujeres de buena voluntad.

Página 2 de 2

También podría gustarte