Está en la página 1de 7

UNIVERSIDAD ESTATAL DE MILAGRO

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES, EDUCACIÓN COMERCIAL Y


DERECHO

SEMIOLOGÍA DE LA COMUNICACIÓN

DEBER

INTEGRANTES:
-MACIAS YUMBLA KAREN VANNESSA
-MENDOZA MOREIRA ODALYS MILENE
-MOLINA MONTAÑO KAREN MISHELL
-MORA SALAZAR MARIA EUGENIA

DOCENTE: LCDO. EDISON ANDRADE

CARRERA: COMUNICACIÓN SOCIAL


Objetivo:
Desarrollar habilidades creativas para la construcción de mensajes en base a
retóricas visuales.
Instrucciones
1. Para esta tarea deberán investigar sobre la ley de la GESTALT con el objetivo
de encontrar mecanismos o estrategias que les permitan lograr la realización de
una composición visual en formato A3 ya se de manera física o digital sobre
el tema social "Crisis carcelaria en Ecuador".
2. Para el composición digital pueden usar Photoshop o Illustrator, o si lo quieren
hacer físico (dibujado y pintado a mano alzada) utilizando cualquier técnica
artística de forma correcta (bien dibujado y bien pintado).
3. La tarea se debe presentar en formato institucional, con el nombre de los
integrantes del grupo.
4. Deberán adjuntar en la tarea varias capturas de pantalla con el software abierto
o fotos del proceso de dibujo a mano alzada y también de las reuniones de grupo
que mantengan vía Zoom o de manera presencial.

“ALIMENTACIÓN EN LAS CÁRCELES DE ECUADOR”

De 2012 a 2017, la empresa Lafattoria S. A. ha firmado con el Estado 19 contratos, a


través del Ministerio de Justicia, que suman $ 92 millones, para brindar el servicio de
alimentación a las 34.000 personas privadas de la libertad (PPL) que hay en el país.
Esta empresa, especialista en el servicio de alimentos en restaurantes e instituciones
públicas y privadas, está en el centro de la polémica por las denuncias sobre la supuesta
mala calidad de los alimentos para los reclusos y el negocio de las tiendas instaladas al
interior de las cárceles. Lafattoria, en el centro de los negocios y de los reclamos
El 24 de noviembre de 2016, la cartera de Finanzas asignó al Ministerio de Justicia $
30‟383.631 para la alimentación, en 2017, de las PPL de los 55 centros de rehabilitación
social (CRS), centros de detención provisional (CDP) y centros de detención de
contraventores (CDC) que hay en Ecuador.
Entonces, el Ministerio de Justicia firmó un contrato con la empresa Lafattoria por $
26‟652.307, para la alimentación adecuada de los reos del país. Ese contrato está
vigente.
Lafattoria S. A., según consta en la Superintendencia de Compañías, es una empresa
instalada en Guayaquil, que se constituyó en febrero de 2008. Sus accionistas son la
compañía Riasem S. A. y el ciudadano estadounidense Richard Villagrán Freire.

Las personas privadas de la libertad de las distintas cárceles del país hacen un llamado a
las autoridades para que vigilen que las empresas proveedoras del servicio cumplan con
el contrato, ya que se ven afectados por enfermedades gastrointestinales. También
denuncian que tiendas instaladas dentro de los centros, denominadas „economatos‟, les
obligan a depositar de $ 15 a $ 40 semanales a los familiares de los detenidos para
proporcionarles algún snack.
A su vez, los dueños de Riasem son Rosa Mueckay Morales y Richard Villagrán Freire
(administrador). Sin embargo, el servicio que ofrece a los internos desde hace 5 años se
ha convertido en la piedra de toque de las cárceles debido a la supuesta mala calidad.
Familiares y PPL entrevistados por los Medios Públicos en cárceles de Manabí, Azuay y
Cotopaxi coinciden en los reclamos. Aseguraron que la ración, aparte de escasa, por lo
general, es mal procesada y provoca problemas gastrointestinales.
Frente a ello, César Bolaños, gerente técnico de Calidad de Lafattoria, aseguró que el
producto que ofrecen cumple con todas las normas. “Tenemos estándares que van desde
el proceso de selección de proveedores, calificación de materia prima hasta el ingreso a la
bodega de género no perecibles, como géneros de almacenamiento refrigerado
congelado. Cumplimos los parámetros que exigen las normas sanitarias”.
Sin embargo, aclaró que ellos, como empresa, solo se encargan del servicio de
alimentación y no del cuidado de la vajilla de los internos.
Sobre el menú, manifestó que va de acuerdo a la zona donde está ubicado el centro y que
es balanceado.
Indicó que el Estado les paga $ 2,5 por las tres comidas diarias que dan a cada interno
adulto; y en el caso de los menores, aparte de las tres comidas, les proporcionan dos
refrigerios diarios.
Dijo que 142 personas privadas de la libertad trabajan para Lafattoria y que “gozan de los
beneficios de ley, como cualquier empleado”.
La realidad de la comida y sus efectos es otra para los internos
Mario Navecilla contó que su peor experiencia en la vida fue estar en prisión. “Tuve un
problema en el pago de una pensión alimenticia y por eso me metieron a la cárcel, donde
se vive un verdadero drama, porque no tenemos nada”.
En relación a las comidas que le daban, señaló indignado: “Salí con tuberculosis porque
es mala, por eso los presos nos enfermábamos a cada rato”.
Contó que los alimentos son mal preparados y que no hay ningún control higiénico. “La
situación llegó a tal punto que tuvimos que hacer una huelga para pedir que mejoren la
comida”.
El problema de salud para Navecilla se confirmó al salir de la cárcel. “Me hice los
chequeos y los médicos me dijeron que tenía infección intestinal, aparte de tuberculosis”.
Pablo Castellanos, médico del centro San Pedro Claver de Quito, coincidió en que la
comida que se da en sitios como cárceles, hospitales, cuarteles tienen problemas. A
veces, no es solo la preparación de los alimentos sino el cuidado que se le da a los platos.
“Cuando no se le da un buen mantenimiento a la vajilla, es común la presencia de
bacterias, virus, hongos. Eso es causa para que, a la postre, a la persona le dé diarrea y
otras enfermedades gastrointestinales”.
La nutricionista Vilma Verdesoto afirmó también que el cuidado de la vajilla es importante
y que se debe realizar un proceso de limpieza muy riguroso para evitar todo tipo de
contaminación
LEY DE FIGURA Y FONDO

Figura: Es un elemento que existe en un espacio o campo destacándose en su


interrelación con otros elementos.
Fondo: Todo aquello que no es figura. Es la parte del campo que contiene elementos
interrelacionados que no son centros de atención. El fondo sostiene y enmarca a la figura
y por su contraste menor tiende a no ser percibido o ser omitido.
Según la Ley de la figura-fondo, el proceso perceptivo remite a un mecanismo básico
según el cual tendemos a focalizar nuestra atención sobre un objeto o determinado grupo
de objetos (figura) destacándose del resto de los objetos que los envuelven (fondo).
Los seres humanos tenemos tendencia a separar las figuras del fondo según su color, su
forma, su tamaño, su contraste, etc. Estas figuras se perciben más fácilmente cuanto más
sencilla y simple sea la forma del objeto.

El mejor ejemplo para esto es la famosa imagen de las caras y las copas, la figura y el
fondo no son estáticos como podemos ver, ambos pueden intercambiar sus papeles y
convertirse en figura o fondo según los miremos, pero jamás podremos ver las dos a la
vez.
También se conoce como Principio de Dialéctica, en fotografía se aplica para resaltar los
objetos o las personas dentro de un contexto determinado.
Imagen que realizamos aplicando la ley de Gestalt (Figura y Fondo)
ANEXOS
Bibliografía
Avila, G. (25 de junio de 2014). Fotonostra. Obtenido de Fotonostra:
https://www.fotonostra.com/fotografia/leyesgestalt.htm
telégrafo, E. (martes de agosto de 2021). El telégrafo . Obtenido de El telégrafo :
https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/judicial/12/la-calidad-de-la-comida-de-los-
presos-bajo-observacion

También podría gustarte