Está en la página 1de 22

22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect

Ver  PDF

Descargar edición completa

Revista Internacional de Parasitología


Volumen 43, números 12–13 , noviembre de 2013 , páginas 999-1008

Revisión invitada

La importancia epidemiológica y de salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de


importancia mundial
Calum NL Macpherson

Mostrar más

Outline Cuota Cite

https://doi.org/10.1016/j.ijpara.2013.07.004 Obtener derechos y contenido

Reflejos
• Revisión exhaustiva de la toxocariasis con un enfoque en Toxocara canis y los
síndromes que causa en los humanos.

• Revisión de los desafíos del diagnóstico de la infección por T. canis en humanos.

• Revisión de la epidemiología, la importancia de la salud pública y las opciones de


tratamiento actuales para las personas infectadas con T. canis .

• Retos científicos a los que hay que hacer frente para el control de las toxocariasias.

• Cómo otros programas de control de perros, los cambios sociales y el cambio


climático están afectando la distribución e importancia de T. canis .

Abstracto
La toxocariasis, causada por la infección por larvas de Toxocara canis y, en menor medida, por Toxocara cati y otras especies de
ascaridoide, se manifiesta en humanos en una variedad de síndromes clínicos. Estos incluyen larva migrans visceral y ocular,
neurotoxocariasis y toxocariasis encubierta o común. toxocara canises una de las infecciones parasitarias zoonóticas más extendidas
desde el punto de vista de la salud pública y económicamente importante que los seres humanos comparten con los perros, gatos y
cánidos salvajes, en particular los zorros. Los estudios de seroprevalencia han demostrado que esta enfermedad desatendida es
especialmente frecuente entre los niños de poblaciones socioeconómicamente desfavorecidas tanto en los trópicos y subtrópicos como
en las naciones industrializadas. La infección humana se produce por la ingestión accidental de huevos embrionados o larvas de una
variedad de huéspedes paraténicos salvajes y domésticos. La mayoría de las infecciones permanecen asintomáticas. Las infecciones
clínicamente evidentes pueden quedar sin diagnosticar, ya que las pruebas de diagnóstico son caras y pueden requerir pruebas
serológicas, moleculares y/o de imagen, que pueden no ser asequibles o no estar disponibles. El tratamiento en humanos varía según
los síntomas y la ubicación de las larvas. antihelmínticos, incluyendo albendazol, tiabendazol y mebendazol pueden administrarse junto
con corticosteroides antiinflamatorios. El desarrollo de herramientas moleculares debería conducir a estrategias nuevas y mejoradas
para el tratamiento, diagnóstico y control de la toxocariasis y el papel de otras especies de ascaridoide en la epidemiología de la
toxocariasis.Toxocara spp. Las tecnologías moleculares también pueden ayudar a revelar la importancia para la salud pública de T.
canis , proporcionando nueva evidencia para respaldar la implementación de iniciativas nacionales de control que aún no se han
desarrollado para Toxocara spp. Varios países han implementado programas de control reproductivo en perros con dueño y perros

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 1/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect
callejeros para reducir el número de perros jóvenes en la población. Estos programas tendrían un impacto positivo en la transmisión de
T. canis ya que el parásito es más fecundo y frecuente en los cachorros. Otras medidas de control para T. canisincluyen el tratamiento
antihelmíntico regular y frecuente de perros y gatos, desde una edad temprana, la educación y el cumplimiento de las leyes para la
eliminación de heces caninas, la legislación canina y la higiene personal. La existencia de huéspedes silvestres definitivos y paraténicos
complica el control de T. canis . El aumento de las poblaciones humanas y caninas, los movimientos de población y el cambio climático
contribuirán a aumentar la importancia de esta zoonosis. Esta revisión examina la transmisión, el diagnóstico y los síndromes clínicos
de la toxocariasis, su importancia para la salud pública, la epidemiología, el control y las necesidades de investigación actuales.

Gráficamente abstracto

Descargar : Descargar imagen de alta resolución (102KB) Descargar: Descargar imagen a tamaño completo

anterior Próximo

Palabras clave
toxocariasis; toxocara canis; Toxocara gato; Larva migratoria visceral; Larva migratoria ocular; neurotoxocariasis;
Toxocariasis encubierta; Epidemiología

1 . Introducción
La toxocariasis se manifiesta en humanos como una variedad de síndromes. Son causados ​principalmente por la infección con larvas
del nematodo ascardoide Toxocara canis (Werner 1782) y, en menor medida, por Toxocara cati (Schrank 1788) y especies
relacionadas. Toxocara canis es una de las zoonosis más extendidas desde el punto de vista de la salud pública y económicamente
importantes que los seres humanos comparten con los perros, los gatos y una serie de huéspedes definitivos salvajes, en particular los
zorros ( Glickman y Schantz, 1981 , Schantz, 1989 ). La toxocariasis es particularmente frecuente en los trópicos y subtrópicos, en países
menos industrializados donde el tratamiento de perros y el control de la población son limitados. toxocara canisLa infección también
es una causa importante de morbilidad en las naciones más ricas e industrializadas, especialmente en los niños y las poblaciones
socioeconómicamente desfavorecidas ( Torgerson y Budke, 2006 , Hotez, 2008 , Hotez et al., 2013 , Paul et al., 2010 , Torgerson y
Macpherson, 2011 ). Otras especies de Toxocara contribuyen a la carga mundial de toxocariasis, pero su importancia se comprende o
define menos. Esto incluye a T. cati , que tiene una distribución mundial similar a la de T. canis . No se puede ignorar la importancia de
la infección por T. cati en la toxocariasis ( Fisher, 2003 ,Smith y Noordin, 2006 ). Otras especies incluyen Toxocara malaysiensis (
Gibbons et al., 2001 ) que se encuentra en gatos en Malasia y China ( Li et al., 2006 , Gasser, 2013 , Mohd Zain et al., 2013 ), Toxocara
vitulorum de ganado, búfalos y otros rumiantes ( Rast et al., 2013 , Woodbury et al., 2012 ), Baylisascaris procyonis de mapaches en
EE. UU., Europa y Japón ( Chavez et al., 2012 ), otras Baylisascaris spp. ( Gavin et al., 2005 , Bauer, 2013 ) y Ascaris suum de cerdos
(Pinelli et al., 2011 ). Muchos otros ascaridoideos, incluidos Toxocara pteropodis (murciélagos) y miembros de los géneros
Lagochilascaris (zarigüeyas), Porrocaecum sp. (aves rapaces) y Ophidascaris , Polydelphis , Travassoascaris (serpientes), tienen
potencial zoonótico pero es probable que su importancia sea muy limitada debido, entre otras cosas, a la falta de exposición humana a
estos parásitos ( Lloyd y Morgan, 2011 ). También se considera que Toxascaris leonina , que se encuentra en perros, gatos y varios
cánidos y félidos salvajes en todo el mundo, tiene un potencial zoonótico limitado ( Morgan, 2013 ).

2 . Aspectos veterinarios

2.1 . Anfitriones definitivos


Toxocara canis se transmite predominantemente entre cánidos (perros, zorros, lobos y coyotes) y T. cati por félidos a través de una
amplia variedad de rutas. Estos incluyen la transmisión vertical, transplacentaria (no gatos) y/o transmamaria (lactogénica), así como
la transmisión horizontal a través de la ingestión de huevos embrionados del medio ambiente o la ingestión de larvas a través de

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 2/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect
huéspedes paraténicos vertebrados y/o invertebrados ( Overgaauw y van Knapen, 2000 ). Es la capacidad de T. canis de sobrevivir
durante muchos años en los tejidos de un número considerable de especies de vertebrados, así como de desarrollarse hasta la madurez
sexual en el tracto intestinal de sus huéspedes cánidos definitivos, especialmente los perros, lo que ha facilitado su expansión global.
distribución.

Las crías se infectan en el útero por larvas somáticas reactivadas de T. canis de la madre a partir del día 42 de gestación ( Lloyd et al.,
1983 ). Esta ruta eficiente de infección transplacentaria da como resultado la excreción de óvulos ~16  días después del parto ( Lloyd,
1993 ). La transmisión lactogénica más limitada continúa ocurriendo durante ~5  semanas. Los gatitos se infectan por transmisión
lactogénica vertical de T. cati y comienzan la excreción fecal de huevos ~47  días después del nacimiento ( Overgaauw y van Knapen,
2013 ). Una vez infectadas, las crías arrojan millones de huevos por día al medio ambiente, según la intensidad de la infección por T.
canis y el estado inmunitario del huésped (Glickman y Schantz, 1981 ).

Los perros y otros cánidos también se infectan al ingerir huevos embrionados del medio ambiente. Toxocara canis sufre una migración
traqueal y tiene un período prepatente de unas 4 a 5  semanas. En los gatos, el período prepatente es de unas 8  semanas. Las
infecciones por Toxocara canis pueden adquirirse a cualquier edad, aunque las infecciones por gusanos adultos generalmente son
menos comunes en perros menores de 6  meses de edad, y los recuentos de huevos fecales son mucho más bajos que en los cachorros (
Clarebout et al., 2009 ). Paradójicamente, los niveles bajos de exposición a los huevos tienen más éxito para el establecimiento de
infecciones patentes en perros jóvenes/adultos que una gran cantidad de huevos. Este hallazgo puede tener implicaciones a largo plazo
para los programas de control ( Overgaauw y van Knapen, 2013 ).

Toxocara spp. por lo general, no causan cambios patológicos en las especies hospedadoras definitivas, aunque las altas intensidades de
infección en cachorros infectados por vía transplacentaria pueden provocar una apariencia barrigón, retraso en el crecimiento y, en
algunos casos, la muerte ( Lloyd y Morgan, 2011 , Overgaauw y van Knapen, 2013 ).

2.2 . Huéspedes paraténicos


Los mamíferos (roedores, lagomorfos, aves y ganado doméstico) son susceptibles a la infección por huevos embrionados que contienen
L3 infectantes ( Araujo, 1972 ), que migran a los tejidos, donde no experimentan más desarrollo y permanecen infectivos hasta por 7
 años ( Beaver et al. al., 1952 , Salem y Schantz, 1992 , Taira et al., 2004 , Lloyd, 2006 , Choi et al., 2012 , Strube et al., 2013 ). Los L3
también se pueden encontrar en una variedad de huéspedes invertebrados, incluidas las lombrices de tierra. Los perros que ingieren
huéspedes paraténicos pueden desarrollar gusanos adultos pero no hay migración traqueal ( Overgaauw y van Knapen, 2013).). Los L3
ingeridos por huéspedes paraténicos omnívoros o carnívoros pueden migrar a los tejidos de un nuevo huésped paraténico.

La ingestión de huéspedes paraténicos juega un papel importante en la infección por T. cati en gatos adultos. La transmisión del
parásito de roedores infectados puede verse facilitada por cambios de comportamiento inducidos en roedores infectados con T. canis ,
que pueden afectar la supervivencia y el estado físico en relación con la intensidad de la infección ( Cox y Holland, 2001 ). El examen
post mortem de ratas ( Rattus norvegicus ) que habían sido experimentalmente infectadas con T. canis reveló L3 en músculo, ojo,
hígado, riñón, cerebro y pulmón ( Santos et al., 2009 ). La misma situación puede aplicarse a T. cati .

2.3 . Supervivencia y distribución de huevos de Toxocara spp.


Una vez expulsados, los huevos de T. canis requieren de 2 a 6  semanas a temperaturas de 10 a 30  °C antes de que los huevos estén
completamente embrionados y contengan L3 infecciosas. El aumento de la temperatura acelera el desarrollo y la degradación de los
huevos de T. canis , mientras que las temperaturas inferiores a 10  °C o superiores (>37  °C) son perjudiciales para la maduración o
supervivencia de los huevos ( Gamboa, 2005 , Azam et al., 2012). ). Por lo tanto, la embrionación es estacional en climas templados,
pero durante todo el año en áreas tropicales. Los huevos de Toxocara canis no embrionan en la oscuridad ( Feney-Rodriguez et al.,
1988 ), y aún no se han informado infecciones en el Ártico ( Jenkins et al., 2013).).

Los huevos son muy resistentes y sobreviven bien durante la mayoría de los inviernos en climas templados, sobreviviendo de 6 a 12
 meses. Algunos huevos pueden sobrevivir en condiciones húmedas y frescas durante 2 a 4  años o más ( Azam et al., 2012 ). El tipo de
suelo, el pH y el porcentaje de cobertura vegetal impactan sobre la contaminación y viabilidad con suelos arcillosos impactando
negativamente sobre la viabilidad de los huevos ( Trejo et al., 2012 ). En suelos arenosos en Perth, Australia, los huevos desaparecieron
durante 6  meses, a pesar de las condiciones favorables ( Dunsmore et al., 1984 ). En Polonia, 1  año después de la deposición en suelos
arenosos, se recuperaron algunos huevos con una viabilidad del 60 al 90 % y se encontraron >94 % en el centímetro superior (
Mizgajska-Wiktor y Uga, 2006).). El sustrato, la luz, la temperatura, la humedad, el pH y la cobertura vegetal son factores importantes
para la disponibilidad, el desarrollo y la supervivencia de los huevos; se desconoce la proporción de huevos depositados que sobreviven
y/o están disponibles para los huéspedes. Los huevos pueden dispersarse físicamente por los movimientos de los huéspedes definitivos,
la lluvia, las aves, los escarabajos, las lombrices de tierra, las babosas y las moscas. El papel de la transmisión a través del agua de los
huevos de Toxocara spp. es desconocido ( Beer et al., 1999 ) y requiere más investigación.

Los estudios se han concentrado en evaluar la contaminación por huevos de parques infantiles, parques, areneros y patios/jardines y
han demostrado que la contaminación es frecuente ( Manini et al., 2012 ; revisado por Lloyd y Morgan, 2011 , Manini et al., 2012 ).
Aunque tales áreas parecen brindar oportunidades para la infección, el papel de los diferentes huéspedes definitivos domésticos y
silvestres en la contaminación de estas áreas no está claro. Un problema ha sido la incapacidad de identificar de manera inequívoca los
huevos a las especies usando un microscopio; aunque los huevos de T. canis suelen ser más grandes que los de T. cati (74,8  ×  86,0  μm

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 3/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect
frente a 62,3  ×  72,7 μm), es difícil y lleva mucho tiempo distinguir los huevos de Toxocara a nivel de especie. Afortunadamente, la
PCR que utiliza el segundo espaciador transcrito interno (ITS-2) de rDNA permite una identificación específica ( Jacobs et al., 1997 ).
Un estudio reciente ( Fahrion et al., 2011 ), en el que se identificaron por PCR los huevos de los perros, mostró que 24 (68,5%) eran T.
canis y 11 (31,5%) eran T. cati . Se sugirió la coprofagia como una posible explicación para este hallazgo. El desarrollo de técnicas
moleculares para identificar y diferenciar Toxocaraspp. Los huevos de, por ejemplo, parques infantiles ahora se pueden llevar a cabo
utilizando un ensayo de PCR cuantitativa en tiempo real (qPCR) de alto rendimiento, que debería ayudar a evaluar la contaminación
ambiental ( Durant et al., 2012 ). Las técnicas moleculares también pueden ser útiles para identificar Toxocara spp. en huéspedes
paraténicos ( Marucci et al., 2013 ).

2.4 . Diagnóstico en huéspedes definitivos


Diagnóstico ante mortem de adultos de Toxocara spp. las infecciones se llevan a cabo de forma rutinaria mediante técnicas de flotación
fecal utilizando soluciones con una gravedad específica alta (1,2-1,3) y la identificación de los huevos característicos. Dichas técnicas
son sensibles para el diagnóstico en animales jóvenes que arrojan un gran número de huevos, pero carecen de sensibilidad en animales
mayores que arrojan huevos de forma intermitente y/o en cantidades bajas.

2.5 . Tratamiento de los animales de compañía.


Los perros y gatos pueden tratarse de manera efectiva mediante la administración de cualquiera de una amplia variedad de
antihelmínticos disponibles comercialmente, incluidos milbemicina, nitroscanato, piperazina y pirantel, todos los cuales matan o
paralizan a los gusanos adultos. La emodepsida, la ivermectina, la moxidectina, la elamectina y el fenbendazol son eficaces en el
tratamiento de gusanos adultos y larvas ( Ramsey, 2011 ). El fenbendazol, la moxidectina y las avermectinas pueden usarse para
prevenir la transmisión vertical de Toxocara en hembras gestantes y lactantes. Sin embargo, no existen fármacos que sean eficaces
contra las larvas somáticas detenidas. Los cachorros deben ser tratados a las 2, 4, 6 y 8  semanas de edad, seguido de un régimen
mensual hasta los 6 años. meses y luego seguido por un tratamiento anual, semestral o trianual, dependiendo de la exposición
individual del animal a los factores de riesgo. La recomendación para gatos es que los gatitos sean tratados a las 3, 5, 7 y 9  semanas de
edad ( www.cdc.gov/healthypets/diseases/toxocariasis.htm ).

3 . Epidemiología

3.1 . Infección humana y factores de riesgo


Los seres humanos se infectan con L3 de Toxocara spp. por la ingestión accidental de huevos embrionados desprendidos por
huéspedes definitivos y por el consumo de L3 en huéspedes paraténicos crudos o poco cocidos.

Muchos factores biológicos inherentes al ciclo de vida del parásito facilitan con éxito la perpetuación de Toxocara spp. Estos incluyen
las numerosas ventajas de la transmisión vertical, asegurando el inicio temprano de la producción de huevos en los huéspedes
definitivos jóvenes, la fecundidad de la hembra adulta, la supervivencia prolongada de los huevos en el medio ambiente y la diversidad
de sus especies de huéspedes paraténicos y definitivos domésticos y silvestres. Estos factores, junto con la distribución ubicua de
huéspedes definitivos, han dado como resultado que Toxocara spp. siendo una de las zoonosis parasitarias más extendidas y
prevalentes del mundo.

La prevalencia mundial de Toxocara spp. en humanos está influenciada por un amplio y complejo número de variables que están
vinculadas a nivel poblacional con factores ambientales, geográficos, culturales y socioeconómicos y a nivel individual por la
heterogeneidad de la susceptibilidad a la infección influenciada por la inmunidad, la coinfección, genética, edad, género, nutrición y
comportamiento de los huéspedes (humanos y definitivos) ( Macpherson, 2013 , Viney y Graham, 2013 ). Estos factores, junto con el
aumento de la población humana, la migración global y la migración rural:urbana con más del 50% de la población global residiendo
ahora en áreas urbanas y las interacciones humanas-huésped definitivas cada vez más estrechas y densas sugieren que, para la mayoría
de los población mundial,La toxocara /toxocariasis es un problema de salud pública en constante evolución.

La transmisión y los factores de riesgo variarán considerablemente en diferentes partes del mundo. La pobreza, la falta de educación y
los problemas con las poblaciones de huéspedes definitivos sin control ni tratamiento darán lugar a entornos muy contaminados que,
en condiciones climáticas cálidas, brindarán oportunidades ideales de transmisión, especialmente si se combinan con mala higiene y
geofagia o pica. Dichos factores de riesgo son ampliamente apreciados y documentados en muchas partes del mundo ( Dunsmore et al.,
1984 , Overgaauw, 1997 , Won et al., 2008 , Lee et al., 2010 ). Un estudio reciente en EE. UU., donde hay más de 77 millones de perros y
93 millones de gatos ( Esch y Petersen, 2013), evaluaron los factores de riesgo asociados con la pobreza, la geografía y la demografía, y
confirmaron que tanto los factores de riesgo a nivel individual como los factores geográficos afectaban la transmisión de la toxocariasis
( Congdon y Lloyd, 2011 ). Los niños, por su comportamiento y contacto cercano con perros, comer tierra, llevarse objetos a la boca,
comer lombrices y/o su falta de higiene, son los que más riesgo tienen de contraer toxocariasis.

Menos conocida es la contribución relativa de los huevos infecciosos y su distribución espacial en el medio ambiente por parte de
diferentes especies hospedadoras definitivas simpátricas ( Luty, 2001 , Mizgajska et al., 2001 , Morgan et al., 2013 ). Un estudio de caso
reciente en la ciudad de Bristol en el Reino Unido ( Morgan et al., 2013 ) encontró que aunque las crías de menos de 12  semanas de
edad dominaban la excreción total de huevos, su falta de acceso a las áreas públicas y la eliminación de sus heces resultó en los zorros

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 4/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect
son la principal fuente de huevos. En muchas ciudades de Europa, los entornos públicos, incluidos los parques y los parques infantiles,
representan el área principal de riesgo de exposición humana a los huevos ( Deplazes et al., 2011 ).

Toxocara spp embrionado . Se han recuperado huevos del pelo de perros, lo que demuestra que el contacto directo entre humanos y
perros también podría ser una vía de infección para humanos ( Wolfe y Wright, 2003 , Roddie et al., 2008 , Aydenizoz-Ozkayhan et al.,
2008 , Amaral et al., 2010 , El-Tras et al., 2011 ). Un estudio ( Tavassoli et al., 2012 ) implicó el contacto con cachorros de perro pastor
como una fuente potencial de transmisión directa de huevos embrionados. Otras autoridades en el campo rara vez encuentran huevos
embrionados en el pelo de los perros y creen que esta vía de transmisión es rara ( Nagy et al., 2011).). Un estudio reciente mostró que la
embrión es más lenta en el pelo de los perros, pero puede ocurrir y los autores sugieren que no se debe descartar la transmisión por
contacto directo, incluso en perros bien cuidados ( Keegan y Holland, 2013 ).

Aún no se ha determinado la importancia de la infección humana por ingestión de huéspedes paraténicos. Se ha incriminado la
transmisión a través de la carne a través del consumo de vísceras o carne cruda o poco cocinada ( Salem y Schantz, 1992 , Yoshikawa et
al., 2008 , Antolova et al., 2013 , Strube et al., 2013 ). El uso de técnicas moleculares y la identificación rápida de larvas en huéspedes
paraténicos ayudará a identificar el rango y la importancia epidemiológica de dichos huéspedes ( Gasser, 2013 , Marucci et al., 2013 ).
Algunos casos bien documentados de ingestión de huéspedes paraténicos han proporcionado información valiosa sobre el período de
incubación de la larva migrans visceral (VLM) (Cianferoni et al., 2006 ), y las tasas de infección en pequeños roedores pueden
proporcionar indicadores compartidos para Toxocara spp. ( Reperant et al., 2009 ).

3.1.1 . Riesgo de infección con otros ascaridoides


En los EE. UU., el riesgo de infección por B. procyonis se relaciona principalmente con el contacto con los huevos embrionados de los
mapaches, que a veces se mantienen como mascotas, o con el contacto con "letrinas de mapaches" en áreas boscosas.

Es probable que los huevos de Toxocara vitulorum se encuentren en el suelo y el agua en ambientes tropicales, ya que las crías de
ganado y búfalos de agua se infectan con frecuencia (p. ej., Rast et al., 2013 ).

4 . Manifestaciones clínicas en humanos.


Los síndromes clínicos de la toxocariasis humana son causados ​por la migración de L3 de Toxocara spp. a través del torrente sanguíneo
a los órganos internos, incluidos los músculos, el hígado, el cerebro y los ojos. Dicha migración puede ser asintomática o puede dar
lugar a una amplia variedad de síntomas clínicos, según los órganos invadidos, la duración de la migración, la intensidad de la infección
y las respuestas del huésped mediadas por la edad y el sistema inmunitario. La supervivencia a largo plazo de T. canislarvae se ha
atribuido a dos estrategias moleculares desarrolladas por el parásito. Las larvas liberan cantidades significativas de productos
'excretores-secretores' que incluyen lectinas, mucinas y enzimas que interactúan con la inmunidad del huésped y la modulan y, en
segundo lugar, las larvas producen una capa superficial especializada rica en mucina, adherida de forma laxa a la epicutícula del
parásito. Esta "capa" permite que el parásito escape, cuando los anticuerpos y las células del huésped se adhieren, lo que da como
resultado una reacción inflamatoria alrededor de un foco recién desocupado ( Maizels, 2013 ). La toxocariasis rara vez es mortal, pero
las respuestas inflamatorias a las larvas migratorias se han asociado con linfadenopatía generalizada, hepatitis granulomatosa,
endomiocarditis, endoftalmitis, asma y leucocitosis, incluida eosinofilia elevada (>30% o >2  ×  109 /L) se ve a menudo ( Despommier,
2003 , Mendonça et al., 2012 , Fan et al., 2013 ). Muchos pacientes tienen hipergammaglobulinemia IgG/IgE; pueden presentarse
manifestaciones cutáneas y, rara vez, meningoencefalitis. Las infecciones suelen ser autolimitadas y las larvas se encapsulan en la
musculatura y el hígado, y los síntomas desaparecen. Los síndromes de infección por Toxocara spp. se relacionan así con la migración
de las larvas y la respuesta inmune a las mismas ( Despommier, 2003 , Gavignet et al., 2008 , Lopez Mde et al., 2010 , Salvador et al.,
2010 , Damasceno and Damasceno, 2012 , Caldera et al. ., 2013, Fan et al., 2013 , Maizels, 2013 ). Originalmente se definieron dos
clasificaciones de toxocariasis: VLM o toxocariasis visceral (VT) y larva migrans ocular (OLM) o toxocariasis ocular (OT) ( Fan et al.,
2013 ). Nuestra comprensión de la variabilidad en los signos y síntomas clínicos de la toxocariasis ha evolucionado en los últimos 30
 años. Con la introducción de mejores pruebas de diagnóstico y encuestas de detección seroepidemiológica, existe una mayor
comprensión de la base molecular del reconocimiento y la evasión inmunitaria. Por lo tanto, se han descrito síndromes mayores
adicionales, que incluyen toxocariasis (CT) común o encubierta ( Taylor et al., 1988 , Nathwani et al., 1992 ) y neurotoxocariasis (NT)
(Finsterer and Auer, 2007 , Smith et al., 2009 , Salvador et al., 2010 ).

Otros parásitos están involucrados en el espectro de la toxocariasis, incluido T. cati , que se sabe que causa tanto VLM como OLM, pero
la importancia de estas especies está pendiente de aclaración ( Fisher, 2003 , Lee et al., 2010 ). Además, las infecciones por B.
procyonis pueden ser graves debido a las migraciones agresivas de las L3, que aumentan de tamaño a medida que migran lentamente a
través del cerebro y la médula espinal, y se encapsulan lentamente ( Gavin et al., 2005 ). Es probable que las L3 de T. vitulorum solo
tengan una migración de corta duración, pero la infección podría inducir anticuerpos de reacción cruzada y eosinofilia y, en infecciones
repetidas, enfermedad. Casos clínicos de VLM sospechosos de ser causados ​por A. suumhan sido descritos ( Izumikawa et al., 2011 ). El
diagnóstico molecular puede brindar la mejor oportunidad para evaluar la importancia de T. cati y otros ascaridoides en la toxocariasis
humana ( Chen et al., 2012 , Gasser, 2013 ).

4.1 . Larva migrans visceral (VLM)/toxocariasis visceral (VT)

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 5/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect
La VLM se diagnostica con más frecuencia en niños menores de 8  años y se asocia con infecciones larvarias repetidas o de alta
intensidad por T. canis que pueden persistir durante semanas o meses ( Kayes, 1997 ). Los signos clásicos incluyen fiebre,
hepatoesplenomegalia, dolor abdominal, vómitos, diarrea, signos respiratorios (tos/sibilancias), asma, anorexia, pérdida de peso,
fatiga, manifestaciones neurológicas, palidez y, ocasionalmente, urticaria ( Despommier, 2003 ).

Una encuesta serológica de sueros de pacientes sospechosos de VLM y OLM en los Países Bajos usando IgG-ELISA sugirió que la
exposición humana a A. suum puede ocurrir en aquellos países donde se usa estiércol/lodo de cerdo como fertilizante en granjas y
jardines ( Pinelli et al. , 2011 ). Es necesario evaluar la importancia de A. suum como zoonosis; es probable que ocurra donde se utiliza
estiércol de cerdo como fertilizante o en países donde hay cerdos que deambulan libremente y falta de higiene.

4.2. Ocular larva migrans (OLM)/ocular toxocariasis (OT)


Se considera que la OLM es rara en comparación con la VLM, se cree que es el resultado de una infección de baja intensidad con T.
canis y, al igual que la VLM, se notifica con mayor frecuencia en niños ( Despommier, 2003 ). Las consecuencias clínicas de la OLM
provocan reacciones emotivas en los involucrados, lo que aumenta la conciencia sobre la importancia de la toxocariasis en la salud
pública. Los casos de OLM suelen ser unioculares y están causados ​por la migración de L3 en el ojo y las reacciones inmunitarias
resultantes. La discapacidad visual ocurre durante días o semanas, y el nivel de discapacidad depende de la ubicación de las larvas, la
eosinofilia y luego la respuesta granulomatosa fibrótica, ya que los granulomas crean una distorsión, heterotopía y/o desprendimiento
de la mácula, lo que puede provocar ceguera. ( CDC, 2011). La discapacidad visual depende del área específica involucrada ( CDC, 2011 ,
Woodhall et al., 2012 ). OLM también puede causar endoftalmitis difusa o papilitis. Infección a largo plazo con Toxocara spp. puede
conducir a la formación de una membrana neovascular coroidea después de la coriorretinitis ( Despommier, 2003 ).

Baylisascaris procyonis también se ha implicado en la neurorretinitis unilateral subaguda ( Goldberg et al., 1993 ).

La coinfección de T. canis con otros parásitos que pueden afectar la visión no es infrecuente. Un estudio que utilizó análisis
multivariado para controlar los factores demográficos y de riesgo ( Jones et al., 2008 ) mostró que las personas infectadas con
Toxocara spp. también tenían más probabilidades de estar infectados con Toxoplasma gondii (odds ratio (OR)  =  1,93, límites de
confianza del 95 % (CL)  =  1,61–2,31) y, de manera similar, las personas infectadas con T. gondii tenían más probabilidades de estar
infectadas con Toxocara spp . . (OR  =  1,91, 95% CL  =  1,59-2,28). Otros parásitos que pueden afectar la visión incluyen Plasmodium
falciparum ,Taenia solium , Echinococcus granulosus y Onchocerca volvulus ( Benazzou et al., 2010 , Ziaei et al., 2011 , Ejere et al.,
2012 , Postels et al., 2013 ).

4.3 . Toxocariasis encubierta o común (CT)


Al igual que con la mayoría de las otras infecciones parasitarias, la gran mayoría puede pasar desapercibida debido a la naturaleza
clínica asintomática, leve o inespecífica de sus características. Lo mismo parece ser el caso de muchas Toxocara spp. infecciones Las
encuestas seroepidemiológicas transversales basadas en la comunidad a menudo detectan individuos que dan positivo para anticuerpos
anti- Toxocara , pero que son asintomáticos o solo tienen síntomas inespecíficos o leves ( Taylor et al., 1988 ). Estos hallazgos dieron
lugar a los términos toxocariasis "encubierta" o "común" ( Taylor et al., 1987 , Taylor et al., 1988 , Magnaval et al., 1994 , Pawlowski,
2001 ). Magnaval et al. (1994) caracterizado por TC en niños por fiebre, anorexia, dolor de cabeza, dolor abdominal, náuseas, vómitos,
letargo, trastornos del sueño y del comportamiento, síntomas pulmonares, dolores en las extremidades, linfadenitis cervical y
hepatomegalia, y toxocariasis común en adultos por debilidad, prurito, erupción, síntomas pulmonares y/o dolor abdominal.

4.4 . Neurotoxocariasis (NT)


La NT surge de la invasión de L3s de T. canis al cerebro y la médula espinal ( Ruttinger y Hadidi, 1991 , Finsterer y Auer, 2007 , Caldera
et al., 2013 ), causando meningitis, encefalitis, mielitis, vasculitis cerebral y convulsiones.

4.5 . Toxocara canis asociado a otras manifestaciones clínicas


La infección por Toxocara canis también se ha asociado con el asma y puede estar relacionada con el aumento del asma observado en
niños del centro de las ciudades de los EE. UU. ( Sharghi et al., 2001 , Busse y Mitchell, 2007 , Walsh y Haseeb, 2012 ) y otros ( Cobzaru
et al., 2012 , Kanobana et al., 2013 ). También hay evidencia creciente que implica a Toxocara spp. infección en la epilepsia ( Nicoletti
et al., 2007 , Quattrocchi et al., 2012 ). Una pequeña cohorte de niños con diagnóstico de OLM también tuvo una fuerte asociación con
convulsiones ( Good et al., 2004 ). La conexión etiológica entreToxocara spp. La infección y la epilepsia requieren estudios adicionales
( Holanda y Hamilton, 2013 ), particularmente en áreas con otras infecciones simpátricas que también causan epilepsia. En un amplio
estudio realizado en cinco países del África subsahariana (donde la epilepsia es común), la epilepsia en niños (menores de 18  años) se
asoció con dificultades para alimentarse o respirar después del nacimiento, llanto, períodos prenatales anormales y lesiones en la
cabeza, mientras que en adultos (⩾18  años), los factores de riesgo incluyeron malaria o fiebre, exposición a T. canis , T. gondii , O.
volvulus , T. solium o hipertensión ( Ngugi et al., 2013 ).

Los niños seropositivos para T. canis se han relacionado en algunos estudios con deterioro del desarrollo cognitivo ( Stewart et al.,
2005 , Jarosz et al., 2010 , Holland y Hamilton, 2013 ). Walsh y Haseeb (2012) informaron puntuaciones cognitivas estadísticamente
más bajas tanto en la Escala de inteligencia Wechsler para niños revisada (WISC-R) como en la Prueba de rendimiento de rango amplio
revisada (WRAT-R) en los EE. UU. en comparación con los niños seronegativos. Este hallazgo fue independiente del nivel

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 6/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect
socioeconómico, etnia, género, residencia rural, infección por citomegalovirus y niveles de plomo en la sangre. Estos resultados
requieren datos longitudinales adicionales para confirmar una conexión etiológica entre la toxocariasis y la función cognitiva.

5 . Diagnóstico en humanos
Diagnóstico microscópico directo de Toxocara spp. la infección por larvas en humanos es difícil y rara vez se intenta. La secuenciación
basada en PCR de secuencias ITS-1 e ITS-2 de ADNr nuclear permite la identificación de T. canis , T. cati y otros ascaridoides que
pueden aparecer en biopsias de tejido humano ( Jacobs et al., 1997 , Zhu et al., 2001 , Li et al., 2007 , Li et al., 2008 , Norhaida et al.,
2008 ).

El diagnóstico de VLM y CT es problemático, particularmente en países tropicales donde el poliparasitismo es común. El diagnóstico se
basa en la presentación clínica, la historia clínica y las pruebas serológicas de anticuerpos. Inmunodiagnóstico basado en el uso de
ELISA empleando antígenos excretores/excretores (TES) de Toxocara ( de Savigny et al., 1979 , Maizels et al., 1984 ), así como kits de
prueba producidos comercialmente (ELISA NOVUM, ELISA PU y ToxocaraCHEK) están disponibles y son ampliamente utilizados
para el diagnóstico y en estudios seroepidemiológicos. Las diferencias en la calidad de los antígenos utilizados y la falta de
estandarización de los resultados junto con las diferencias en las poblaciones humanas (polipararasitismos), la reactividad cruzada, la
dieta y la exposición a otros patógenos dificultan la comparación de los resultados de las encuestas ( Smith y Noordin, 2006 ). Las
muestras de suero positivas deben confirmarse mediante transferencia Western (WB) ( Fillaux y Magnaval, 2013 ). WB, basado en el
uso de antígenos TES nativos fraccionados de larvas de T. canis , ha demostrado aumentar la especificidad, con reactividad a bandas de
bajo peso molecular (24–32  kDa) que previamente se demostró que son específicas para T. canis ( Mohamad et al., 2009, Smith et al.,
2009 ). El polipararasitismo con helmintos gastrointestinales puede reducir la especificidad a ⩽50 %, y un ELISA para la detección de
subclases de IgG, incluidos los anticuerpos séricos IgG2 específicos contra el glicano de los antígenos TES, tiene sensibilidades de IgG,
50 %; IgG1, 60%; IgG2, 98%; IgG3, 78%; IgG4, 64% y especificidades de IgG, 73%; IgG1, 76%; IgG2, 71%; IgG3, 81%; IgG4, 71% (
Watthanakulpanich et al., 2008 ). Un ELISA para la detección específica de anticuerpos séricos anti - Toxocara IgG4 logra una mayor
especificidad ( Noordin et al., 2005 ). Los ELISA de IgE e IgM se pueden usar después del tratamiento para mostrar una disminución
en el título de anticuerpos, pero no son muy específicos ni sensibles ( Smith et al., 2009).). La inmunopatogénesis de la toxocariasis en
huéspedes paraténicos, incluidos los humanos, ha sido revisada por Fan et al. (2013) .

Las técnicas de imagen pueden ser útiles para ayudar al diagnóstico en pacientes con VLM y OLM. En los pacientes con VLM, se
pueden detectar múltiples lesiones hepáticas ovaladas mal definidas que miden 1,0-1,5  cm de diámetro en la tomografía
computarizada, la resonancia magnética nuclear (RMN) o como lesiones ovales hipoecoicas en el examen ecográfico ( Fig. 1 ). Las
lesiones se diferencian de los nódulos metastásicos en que tienen márgenes borrosos, son de tamaño uniforme y tienen una forma no
esférica ( Lim, 2008 ).

Descargar : Descargar imagen de alta resolución (154KB) Descargar: Descargar imagen a tamaño completo

Figura 1 . Ecografía del hígado que muestra múltiples áreas hipoecoicas que muestran L3 Toxocara spp. larvas (flechas). Repetir
imágenes de ultrasonido a lo largo del tiempo puede revelar su migración.

El diagnóstico de NT es difícil, pero debe incluir un examen de suero y LCR en busca de anticuerpos anti- T. canis y eosinófilos en el
LCR. La tomografía computarizada y la resonancia magnética revelan granulomas corticales o subcorticales como lesiones difusas o
áreas hiperintensas circunscritas en imágenes ponderadas en T2 con resolución después del tratamiento ( Ruttinger y Hadidi, 1991 ,
Zachariah et al., 1994 , Finsterer y Auer, 2007 ) . En diferentes regiones del mundo, se debe tener cuidado al hacer un diagnóstico
diferencial de otros parásitos que pueden infectar el SNC, incluidos los protozoos ( Acanthamoeba spp., Naegleria spp., Entamoeba
histolytica , P. falciparum, T. gondii , Trypanosoma spp.), trematodos ( Paragonimus spp., Schistosoma spp.), cestodos (
Echinococcus spp., T. solium , Spirometra spp.) y nematodos ( Angiostrongylus spp., Gnathostoma spp.) ( Finsterer y Auer , 2012 ).

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 7/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect
De manera similar, el diagnóstico de OLM es problemático ya que los títulos de anticuerpos séricos anti -T. canis específicos pueden ser
bajos o estar ausentes ( Despommier, 2003 ). La detección de anticuerpos específicos anti - T. canis en humor vítreo y/o acuoso ayuda
a confirmar el diagnóstico ( Yokoi et al., 2003 ). Una amplia gama de técnicas de imagen puede ayudar con el diagnóstico y el
tratamiento de OLM. La tomografía de coherencia óptica, la angiografía con fluoresceína, la tomografía computarizada y la ecografía
ocular con transductores (>10  MHz) se pueden utilizar para inferir la ubicación de las L3 ( Fig. 2 ) y proporcionar un diagnóstico
diferencial de otras enfermedades oculares, incluido el retinoblastoma ( Cella et al. ., 2004 ,Brennan et al., 2012 , Arevalo et al., 2013 ).

Descargar : Descargar imagen de alta resolución (149KB) Descargar: Descargar imagen a tamaño completo

figura 2 Ultrasonido del ojo que muestra un Toxocara spp. L3 en la coroides. La discapacidad visual depende de la ubicación de las
larvas y de la reacción del huésped ante su presencia.

6 _ Tratamiento en humanos
La quimioterapia de la toxocariasis en las personas varía según la gravedad y la ubicación de los síntomas. A los pacientes con VLM y
NT o CT sintomáticos se les administran antihelmínticos como albendazol, tiabendazol y mebendazol, y también pueden recibir
corticosteroides antiinflamatorios para aliviar los síntomas causados ​por respuestas alérgicas graves ( Despommier, 2003 ; Magnaval y
Glickman, 2006 ). Los casos de OLM generalmente se tratan con corticosteroides y también pueden requerir procedimientos
oftalmológicos delicados ( Despommier, 2003 ; Magnaval y Glickman, 2006 ).

7 . Importancia de la salud pública


La toxocariasis no es una enfermedad de declaración obligatoria, pero es de gran importancia como problema de salud pública. Los
estudios epidemiológicos demuestran que T. canis es una de las especies de parásitos zoonóticos más prevalentes y ubicuas que se
encuentran desde el subártico hasta los trópicos ( Rubinsky-Elefant et al., 2011 , Pinelli et al., 2011 , Messier et al., 2012 , Fan et al.,
2013 , Jenkins et al., 2013 ). Las encuestas serológicas, realizadas principalmente en niños, sugieren que las prevalencias en los países
industrializados varían entre el 0,7 % en Nueva Zelanda, el 1,6 % en Japón, el 2,4 % en Dinamarca, el 7,5 % en Australia, el 14 % en EE.
UU. y el 15 % en Polonia ( Jarosz et al. al., 2010 , Fan et al., 2013). Por el contrario, se han notificado seroprevalencias más altas en
países tropicales menos industrializados, incluidos África: 30 % en Nigeria, 45 % en Suazilandia y 93 % en La Reunión (África), 81 % en
Nepal, 63,2 % en Indonesia y 58 % en Malasia (Asia) y 36% en Brasil y 37% en Perú (América del Sur) ( Smith and Noordin, 2006 , Liao
et al., 2010 , Roldan et al., 2010 , Schoenardie et al., 2013 ).

Se utilizó una encuesta reciente basada en la web que involucró a especialistas de los ojos en los EE. UU. para recopilar información
epidemiológica, demográfica y clínica sobre pacientes con OLM ( CDC, 2011 ). La encuesta encontró 68 pacientes con OLM
diagnosticados entre septiembre de 2009 y septiembre de 2010. La mediana de edad de los pacientes fue de 8,5  años (rango: 1 a 60
 años) y 25 pacientes (57 %) eran del sur. El síntoma más común fue la pérdida de visión, reportada por 25 (83%) pacientes; de estos, 17
(68%) habían sufrido pérdida permanente de la visión. Los resultados de esta primera encuesta nacional basada en la web demostraron
la utilidad de utilizar este enfoque para obtener datos nacionales que podrían ser aplicables en otros países.

La alta seroprevalencia (13,9%) de infección por Toxocara reportada por Won et al. (2008) y los 1,3 a 2,8 millones de personas
infectadas en los EE. UU. ( Hotez, 2008 ) indican que, incluso en el país más rico del mundo, la toxocariasis representa una carga
importante para la sociedad y a nivel individual. Esta zoonosis, junto con las causadas por otros helmintos como la estrongiloidiasis, la
ascariasis y la cisticercosis, se consideran enfermedades desatendidas que afectan de manera desproporcionada a las poblaciones
humanas empobrecidas. Su existencia continúa atrapando a las personas en la pobreza generacional y debe abordarse ( Hotez, 2008 ,
Hotez et al., 2013 ). Los beneficios del control han sido calculados (Torgerson y Budke, 2006 ) y sugieren que, si se implementara, se
obtendrían beneficios significativos para la salud humana y la producción animal ( T. vitulorum ).

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 8/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect

8. Control
La amplia gama de especies hospedantes definitivas y paraténicas, domésticas y silvestres, y los modos de transmisión de Toxocara
spp. significa que el control de T. canis es complicado. Hasta la fecha nunca se han intentado programas nacionales específicos de
control contra esta zoonosis.

8.1 . Control en perros y gatos domésticos


De los cuatro reservorios principales de infección parasitaria, a saber, infecciones intestinales en huéspedes definitivos, huevos en el
medio ambiente, larvas en huéspedes paraténicos y larvas somáticas en el huésped ( Schnieder et al., 2011 ), las poblaciones más fáciles
de controlar Toxocara spp . . infección son los perros y gatos domésticos. Existen excelentes opciones de tratamiento para perros y
gatos. El cumplimiento de los regímenes de tratamiento reducirá la contaminación ambiental de esta fuente potencial. El papel de la
educación, como con todos los demás Toxocaraspp. actividades de control relacionadas, es fundamental para la reducción de la
infección humana y para el cumplimiento de la reducción de la infección para otros. Los veterinarios juegan un papel importante en la
educación de los dueños de mascotas y el público en general sobre las zoonosis. Se debe alentar a las pequeñas empresas
multimillonarias de salud animal que históricamente desempeñaron un papel importante en los programas de educación a revitalizar
este papel. Estas empresas, junto con otras involucradas en la industria de las mascotas, como algunas de las empresas farmacéuticas,
fideicomisos y fundaciones, también podrían desempeñar un papel más activo en el control de Toxocara spp. en la población de
mascotas. Australia, en particular, ha visto una reducción en la prevalencia e importancia de las infecciones por T. canis en perros y
gatos en todo el país ( Palmer et al., 2008)., Palmer et al., 2010 ).

En América del Norte, Europa y Australia se ha logrado reducir en cierta medida la cantidad de perros domésticos que contaminan el
medio ambiente, particularmente en ciudades donde muchas personas y mascotas comparten áreas recreativas. Esta reducción se hizo
cumplir mediante la introducción, hace más de 30  años, de las “leyes de la primicia” ( Beck, 1979 ). Las regulaciones requerían que los
dueños de perros recogieran las heces depositadas por su perro cuando estaban en áreas públicas. Esto ha permitido que las personas y
los perros compartan las áreas públicas de las ciudades en formas que los benefician a ambos. Faltan estudios de intervenciones sobre
las incrustaciones de perros y serían útiles para llenar los vacíos en nuestros enfoques de este método de control ( Atenstaedt y Jones,
2011).). También sería útil restringir a los perros de los parques infantiles, plazas y jardines. Dichos métodos no siempre han
demostrado ser efectivos, y algunas encuestas no lograron encontrar densidades de huevos más bajas dentro de áreas restringidas que
fuera de ellas ( Kirchheimer y Jacobs, 2008 ).

8.2 . Control de ingestión de huevos y larvas


Una buena higiene y la correcta cocción de los alimentos pueden evitar la ingestión accidental de huevos del medio ambiente y larvas de
huéspedes paraténicos. Desafortunadamente, tales medidas de higiene son casi imposibles de implementar, especialmente con niños y
con pocas opciones para destruir Toxocara spp. huevos en el medio ambiente, esta vía de infección persiste. La creciente propensión
mundial a comer carne, hígado y vegetales crudos, poco cocidos, ahumados, en escabeche o secos facilita la transmisión de una serie de
zoonosis parasitarias ( Macpherson, 2005 ).). Los cambios en el comportamiento humano para reducir la transmisión de parásitos son
difíciles debido en parte a los largos períodos previos a la patente y la falta de correlación entre la enfermedad y la infección. Ha habido
algunas excepciones a esto, incluida la notable reducción en la transmisión vertical de la infección por T. gondii en mujeres
seronegativas para IgG contra T. gondii. Se asesoró a las mujeres sobre los riesgos de T. gondii durante el embarazo y su prevención (
Breugelmans et al., 2004 ). Dado que la toxocariasis es predominantemente una infección de niños pequeños, la educación,
especialmente dirigida a los nuevos padres, sería una parte importante de un programa de control.

8.3 . Control en animales salvajes y domésticos


Una amplia gama de animales salvajes huéspedes definitivos de Toxocara spp. existe Además, las grandes poblaciones de perros y
gatos callejeros callejeros sin tratamiento en la mayoría de los países en desarrollo y también en muchos países desarrollados
proporcionan un reservorio continuo de infección, contaminación ambiental de huevos y fuentes potenciales de infección para
humanos y otros huéspedes paraténicos.

El papel de los huéspedes definitivos salvajes en la infección humana es incierto, aunque se ha demostrado que podrían ser una fuente
importante de contaminación ambiental en el Reino Unido ( Morgan et al., 2013 ). Es interesante notar que a pesar de la gran variedad
de vida silvestre involucrada en la rabia, la gran mayoría (>99%) de los casos de rabia humana en todo el mundo son transmitidos por
perros ( Knobel et al., 2005 ). Por lo tanto, nuestra estrecha asociación ambiental con los perros puede ser más importante para la
mayoría de las infecciones humanas, ya sea directa o indirectamente, especialmente en áreas de todo el mundo donde la mayoría de los
perros nunca son tratados por Toxocara spp. ( Macpherson, 2013 ).

Los programas nacionales de control para controlar o reducir las poblaciones de perros vagabundos y asilvestrados se limitan
principalmente a unos pocos países desarrollados. Se han desarrollado programas nacionales de control en algunas áreas del mundo
contra dos importantes zoonosis parasitarias, Leishmania donovani y Echinococcus spp., y la rabia. Como todos estos programas
involucran el control de poblaciones de perros, su implementación también ayudaría, hasta cierto punto, con el control de Toxocara
spp. El control de la población canina en estos programas se centra principalmente en el uso del control de la reproducción en perros (
Lembo et al., 2013). La razón es reducir la rotación de la población canina y el número de perros sin dueño. El control de la
reproducción en perros con dueño y perros callejeros se ve facilitado por la esterilización seguida por el cuidado postoperatorio y la

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 9/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect
liberación en el punto de captura, el control de la natalidad animal (ABC), también conocido como captura, castración y liberación.
Desde la década de 1960, los programas ABC se han defendido como un método para controlar las poblaciones urbanas de perros
callejeros y en Jodhpur, una gran ciudad en el oeste de la India, se descubrió que un programa ABC que llegó a más del 60% de la
población de perros que vagaban libremente redujo y estabilizar las poblaciones de perros ( Totton et al., 2010 ). Dado que T. canis es
más fecunda y prevalente en cachorros, los programas ABC también reducirían la contaminación ambiental con huevos de T. canis .

El muy exitoso control de la rabia en la población de zorros de Europa ha visto la expansión de la población de zorros que invade cada
vez más los asentamientos urbanos y puede contaminar el medio ambiente con huevos de T. canis ( Deplazes et al., 2011 ). El control de
T. canis en la vida silvestre será extremadamente difícil y tal vez deba esperar el desarrollo de una vacuna eficaz y un método para
introducir dicha vacuna en la población de zorros. El desarrollo y uso de agentes ovicidas efectivos, incluidos agentes biológicos como
hongos ( Braga et al., 2010 ), también sería extremadamente útil.

9 _ Conclusiones
La toxocariasis sigue siendo una infección parasitaria zoonótica común y desafiante que afecta a millones de personas y sus mascotas en
todo el mundo. Los estudios de seroprevalencia sugieren que la exposición al parásito es extremadamente común, especialmente en los
niños que viven en las regiones más cálidas del mundo. La variedad de síndromes (VLM, OLM, NT y CT) requieren pruebas de
diagnóstico (serológicas, moleculares y/o de imagen) que a menudo son demasiado costosas o no están disponibles para los dos mil
millones de personas que se estima que viven con menos de US$ 2,00 por día y que corren mayor riesgo de infección. La distribución
geográfica de T. canis se está expandiendo como consecuencia de los movimientos humanos y animales, junto con los efectos del
calentamiento global que ha visto, por ejemplo, la migración hacia el norte de los zorros rojos ( Jenkins et al., 2013).). El rápido
crecimiento de las poblaciones de humanos y perros y sus crecientes densidades en las áreas urbanas significa que, sin iniciativas
específicas de control, es probable que aumente la importancia de la toxocariasis. Existe la necesidad de una mayor comprensión de la
biología molecular, bioquímica, genética, epidemiología y ecología de Toxocara spp. ( Jex et al., 2008 , Gasser, 2013 ). Las futuras
actividades de investigación que se centren en el desarrollo de herramientas moleculares para la identificación específica y el análisis
genético deberían conducir a estrategias nuevas y mejoradas para el tratamiento, diagnóstico y control de la toxocariasis, y el papel de
otros ascaridoides en la epidemiología de Toxocara.spp. Estas tecnologías moleculares deberían ayudar a revelar el verdadero alcance
y, por lo tanto, la importancia para la salud pública de T. canis ; información que proporcionaría la evidencia y la justificación para la
introducción de iniciativas nacionales de control. El desarrollo de una vacuna y/o un agente ovicida eficaz, que durante mucho tiempo
han sido objetivos de la comunidad científica, mejoraría en gran medida las posibilidades de controlar esta infección zoonótica tan
desafiante.

Agradecimientos
El autor agradece a Kareem Coomansingh por su ayuda en la preparación del manuscrito. Las imágenes fueron cedidas amablemente
por la Dra. Carmen Cretu.

Special issue articles Recommended articles Citing articles (0)

Referencias
Amaral et al., 2010 HL Amaral , GL Rassier , MS Pepe , T. Gallina , MM Villela , O. Nobre Mde , CJ Scaini , ME Berne
Presencia de huevos de Toxocara canis en el pelo de perros: un factor de riesgo para Visceral Larva Migrans
Veterinario. Parasitol. , 174 ( 2010 ) , págs. 115 - 118
Artículo Descargar PDF Ver registro en Scopus Google Académico

Antolova et al., 2013 D. Antolova , K. Reiterova , M. Stanko , G. Zalesny , J. Fricova , E. Dvoroznakova


Pequeños mamíferos: huéspedes paraténicos de especies de Toxocara en el este de Eslovaquia
J. Helmintol. , 87 ( 2013 ) , págs. 52 - 58
Ver registro en Scopus Google Académico

Arevalo et al., 2013 JF Arévalo , JV Espinoza , FA Arévalo


Toxocariasis ocular
J. Pediatría. Oftalmol. Estrabismo , 50 ( 2013 ) , pp. 76 - 86
Ver PDF Referencia cruzada Ver registro en Scopus Google Académico

Araujo, 1972 P. Araujo


Observaciones relevantes sobre los primeros estadios larvales de Ascaris lumbricoides y Toxocara canis
Rdo. Inst. Con. trop. São Paulo , 14 ( 1972 ) , págs. 83-90
Ver registro en Scopus Google Académico

Atensaedt y Jones, 2011 RL Atenstaedt , S. Jones


Intervenciones para prevenir las incrustaciones de perros: una revisión sistemática de la evidencia

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 10/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect
Salud Pública , 125 ( 2011 ) , págs. 90 - 92
Artículo Descargar PDF Ver registro en Scopus Google Académico

Aydenizoz-Ozkayhan et al., 2008 M. Aydenizoz-Ozkayhan , BB Yagci , S. Erat


La investigación de los huevos de Toxocara canis en el pelaje de diferentes razas caninas como posible vía de
transmisión en la toxocariasis humana
Veterinario. Parasitol. , 152 ( 2008 ) , págs. 94 - 100
Artículo Descargar PDF Ver registro en Scopus Google Académico

Azam et al., 2012 D. Azam , OM Ukpai , A. Said , GA Abd-Allah , ER Morgan


Temperatura y desarrollo y supervivencia de larvas de canis infectantes
Parasitol. Res. , 110 ( 2012 ) , págs. 649 - 656
Referencia cruzada Ver registro en Scopus Google Académico

Bauer, 2013 C. Agricultor


Baylisascariosis: infecciones de animales y humanos con lombrices intestinales "inusuales"
Veterinario. Parasitol. , 193 ( 2013 ) , págs. 404 - 412
Artículo Descargar PDF Ver registro en Scopus Google Académico

Beaver et al., 1952 P.C. Beaver, C.H. Snyder, G.M. Carrera, J.H. Dent, J.W. Lafferty
Chronic eosinophilia due to visceral larva migrans
Pediatrics, 9 (1952), pp. 7-19
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Beck, 1979 A.M. Beck


The impact of the canine-waste law
Environment, 21 (1979), pp. 29-31
Google Scholar

Beer et al., 1999 S.A. Beer, G.I. Novosil’tsev, L.I. Mel’nikova


The role of the water factor in the dissemination of Toxocara eggs and the spread of toxocariasis in a
megalopolis
Parazitologiia, 33 (1999), pp. 129-135
View Record in Scopus Google Scholar

Benazzou et al., 2010 S. Benazzou, Y. Arkha, S. Derraz, A. El Quahabi, A. El Khamlichi


Orbital hydatid cyst: review of 10 cases
J. Craniomaxillofac. Surg., 38 (2010), pp. 274-278
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Braga et al., 2010 F.R. Braga, S.R. Ferreira, J.V. Araujo, A.R. Silva, R.O. Carvalho, A.K. Campos, L.G. Freitas
Predatory activity of Pochonia chlamydosporia fungus on Toxocara (syn. Neoascaris) vitulorum eggs
Trop. Anim. Health Prod., 42 (2010), pp. 309-314
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Brennan et al., 2012 R.C. Brennan, M.W. Wilson, S. Kaste, K.J. Helton, M.B. McCarville
US and MRI of pediatric ocular masses with histopathological correlation
Pediatr. Radiol., 42 (2012), pp. 738-749
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Breugelmans et al., 2004 M. Breugelmans, A. Naessens, W. Foulon


Prevention of toxoplasmosis during pregnancy–an epidemiologic survey over 22 consecutive years
J. Perinat. Med., 32 (2004), pp. 211-214
View Record in Scopus Google Scholar

Busse and Mitchell, 2007 W.W. Busse, H. Mitchell


Addressing issues of asthma in inner-city children
J. Allergy Clin. Immunol., 119 (2007), pp. 43-49
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Caldera et al., 2013 F. Caldera, M.E. Burlone, C. Genchi, M. Pirisi, E. Bartoli


Toxocara encephalitis presenting with autonomous nervous system involvement
Infection, 41 (2013), pp. 691-694
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Cella et al., 2004 W. Cella, E. Ferreira, A.M. Torigoe, N. Macchiaverni-Filho, V. Balarin

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 11/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect
Ultrasound biomicroscopy findings in peripheral vitreoretinal toxocariasis
Eur. J. Ophthalmol., 14 (2004), pp. 132-136
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

CDC, 2011 Center for Disease Control (CDC)


Ocular toxocariasis – United States, 2009–2010
MMWR Morb. Mortal. Wkly Rep., 60 (2011), pp. 734-736
Google Scholar

Chavez et al., 2012 D.J. Chavez, I.K. LeVan, M.W. Miller, L.R. Ballweber
Baylisascaris procyonis in raccoons (Procyon lotor) from eastern Colorado, an area of undefined prevalence
Vet. Parasitol., 185 (2012), pp. 330-334
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Chen et al., 2012 J. Chen, D.H. Zhou, A.J. Nisbet, M.J. Xu, S.Y. Huang, M.W. Li, C.R. Wang, X.Q. Zhu
Advances in molecular identification, taxonomy, genetic variation and diagnosis of Toxocara spp
Infect. Genet. Evol., 12 (2012), pp. 1344-1348
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Choi et al., 2012 D. Choi, J.H. Lim, D.C. Choi, K.S. Lee, S.W. Paik, S.H. Kim, Y.H. Choi, S. Huh
Transmission of Toxocara canis via ingestion of raw cow liver: a cross-sectional study in healthy adults
Korean J. Parasitol., 50 (2012), pp. 23-27
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Cianferoni et al., 2006 A. Cianferoni, L. Schneider, P.M. Schantz, D. Brown, L.M. Fox
Visceral larva migrans associated with earthworm ingestion: clinical evolution in an adolescent patient
Pediatrics, 117 (2006), pp. 336-339
Google Scholar

Claerebout et al., 2009 E. Claerebout, S. Casaert, A.C. Dalemans, N. De Wilde, B. Levecke, J. Vercruysse, T. Geurden
Giardia and other intestinal parasites in different dog populations in Northern Belgium
Vet. Parasitol., 161 (2009), pp. 41-46
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Cobzaru et al., 2012 R.G. Cobzaru, C. Ripa, M.M. Leon, M.C. Luca, A. Ivan, M. Luca
Correlation between asthma and Toxocara canis infection
Rev. Med. Chir. Soc. Med. Nat. Iasi, 116 (2012), pp. 727-730
View Record in Scopus Google Scholar

Congdon and Lloyd, 2011 P. Congdon, P. Lloyd


Toxocara infection in the United States: the relevance of poverty, geography and demography as risk factors,
and implications for estimating county prevalence
Int. J. Public Health, 56 (2011), pp. 15-24
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Cox and Holland, 2001 D.M. Cox, C.V. Holland


Relationship between three intensity levels of Toxocara canis larvae in the brain and effects on exploration,
anxiety, learning and memory in the murine host
J. Helminthol., 75 (2001), pp. 33-41
View Record in Scopus Google Scholar

de Savigny et al., 1979 D.H. de Savigny, A. Voller, A.W. Woodruff


Toxocariasis: serological diagnosis by enzyme immunoassay
J. Clin. Pathol., 32 (1979), pp. 284-288
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Damasceno and Damasceno, 2012 E.F. Damasceno, N.A. Damasceno


Anterior uveitis after treatment of hepatitis C with alpha interferon: the recurrence of a previous
inflammatory process due to presumed ocular toxocariasis
Ocul. Immunol. Inflamm., 20 (2012), pp. 53-55
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Deplazes et al., 2011 P. Deplazes, F. van Knapen, A. Schweiger, P.A. Overgaauw


Role of pet dogs and cats in the transmission of helminthic zoonoses in Europe, with a focus on echinococcosis
and toxocarosis

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 12/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect
Vet. Parasitol., 182 (2011), pp. 41-53
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Despommier, 2003 D. Despommier


Toxocariasis: clinical aspects, epidemiology, medical ecology, and molecular aspects
Clin. Microbiol. Rev., 16 (2003), pp. 265-272
View Record in Scopus Google Scholar

Dunsmore et al., 1984 J.D. Dunsmore, R.C.A. Thompson, I.A. Bates


Prevalence and survival of Toxocara canis eggs in the urban environment of Perth, Australia
Vet. Parasitol., 16 (1984), pp. 303-311
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Durant et al., 2012 J.F. Durant, L.M. Irenge, R. Fogt-Wyrwas, C. Dumont, J.P. Doucet, B. Mignon, B. Losson, J.L. Gala
Duplex quantitative real-time PCR assay for the detection and discrimination of the eggs of Toxocara canis
and Toxocara cati (Nematoda, Ascaridoidea) in soil and fecal samples
Parasite Vectors, 5 (2012), p. 288
View Record in Scopus Google Scholar

Ejere et al., 2012 H.O. Ejere, E. Schwartz, R. Wormald, J.R. Evans


Ivermectin for onchocercal eye disease (river blindness)
Cochrane Database Syst. Rev., 8 (2012), p. 10
Google Scholar

El-Tras et al., 2011 W.F. El-Tras, H.R. Holt, A.A. Tayel


Risk of Toxocara canis eggs in stray and domestic dog hair in Egypt
Vet. Parasitol., 178 (2011), pp. 319-323
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Esch and Petersen, 2013 K.J. Esch, C.A. Petersen


Transmission and epidemiology of zoonotic protozoal diseases of companion animals
Clin. Microbiol. Rev., 26 (2013), pp. 58-85
View Record in Scopus Google Scholar

Fahrion et al., 2011 A.S. Fahrion, M. Schnyder, B. Wichert, P. Deplazes


Toxocara eggs shed by dogs and cats and their molecular and morphometric species-specific identification: is
the finding of T. cati eggs shed by dogs of epidemiological relevance?
Vet. Parasitol., 177 (2011), pp. 186-189
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Fan et al., 2013 C.K. Fan, C.W. Liao, Y.C. Cheng


Factors affecting disease manifestation of toxocarosis in humans: genetics and environment
Vet. Parasitol., 193 (2013), pp. 342-352
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Feney-Rodriguez et al., 1988 S. Feney-Rodriguez, C. Ceullar del Hoyo, J.L. Guillen Llera
Comparative study of the influence of light on embryonization of Toxocara canis, Toxascaris leonine and
Ascaris suum
Rev. Iberica De Parasitol., 48 (1988), pp. 395-401
View Record in Scopus Google Scholar

Fillaux and Magnaval, 2013 J. Fillaux, J.F. Magnaval


Laboratory diagnosis of human toxocariasis
Vet. Parasitol., 193 (2013), pp. 327-336
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Finsterer and Auer, 2007 J. Finsterer, H. Auer


Neurotoxocarosis
Rev. Inst. Med. Trop. Sao Paulo, 49 (2007), pp. 279-287
View Record in Scopus Google Scholar

Finsterer and Auer, 2012 J. Finsterer, H. Auer


Parasitoses of the human central nervous system
J. Helminthol., 10 (2012), pp. 1-14
View Record in Scopus Google Scholar

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 13/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect
Fisher, 2003 M. Fisher
Toxocara cati: an underestimated zoonotic agent
Trends Parasitol., 19 (2003), pp. 167-170
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Gamboa, 2005 M.I. Gamboa


Effects of temperature and humidity on the development of eggs of Toxocara canis under laboratory
conditions
J. Helminthol., 79 (2005), pp. 327-331
View Record in Scopus Google Scholar

Gavin et al., 2005 P.J. Gavin, K.R. Kazacos, S.T. Shulman


Baylisascariasis
Clin. Microbiol. Rev., 18 (2005), pp. 703-718
View Record in Scopus Google Scholar

Gasser, 2013 R.B. Gasser


A perfect time to harness advanced molecular technologies to explore the fundamental biology of Toxocara
species
Vet. Parasitol., 193 (2013), pp. 353-364
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Gavignet et al., 2008 B. Gavignet, R. Piarroux, F. Aubin, L. Millon, P. Humbert


Cutaneous manifestations of human toxocariasis
J. Am. Acad. Dermatol., 59 (2008), pp. 1031-1042
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Gibbons et al., 2001 L.M. Gibbons, D.E. Jacobs, R.A. Sani


Toxocara malaysiensis n. sp. (Nematoda: Ascaridoidea) from the domestic cat (Felis catus Linnaeus, 1758)
J. Parasitol., 87 (2001), pp. 660-665
View Record in Scopus Google Scholar

Glickman and Schantz, 1981 L.T. Glickman, P.M. Schantz


Epidemiology and pathogenesis of zoonotic toxocariasis
Epidemiol. Rev., 3 (1981), pp. 230-250
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Goldberg et al., 1993 M.A. Goldberg, K.R. Kazacos, W.M. Boyce, E. Ai, B. Katz
Diffuse unilateral subacute neuroretinitis. Morphometric, serologic, and epidemiologic support for
Baylisascaris as a causative agent
Ophthalmology, 100 (1993), pp. 1695-1701
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Good et al., 2004 B. Good, C.V. Holland, M.R. Taylor, J. Larragy, P. Moriarty, M. O’Regan
Ocular toxocariasis in school children
Clin. Infect. Dis., 39 (2004), pp. 173-178
View Record in Scopus Google Scholar

Holland and Hamilton, 2013 C.V. Holland, C.M. Hamilton


The significance of cerebral toxocariasis: a model system for exploring the link between brain involvement,
behaviour and the immune response
J. Exp. Biol., 216 (2013), pp. 78-83
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Hotez, 2008 P.J. Hotez


Neglected infections of poverty in the United States of America
PLoS Negl. Trop. Dis., 2 (2008), p. e256
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Hotez et al., 2013 P.J. Hotez, E. Dumonteil, M.J. Heffernan, M.E. Bottazzi
Innovation for the ‘bottom 100 million’: eliminating neglected tropical diseases in the Americas
Adv. Exp. Med. Biol., 764 (2013), pp. 1-12
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Izumikawa et al., 2011 K. Izumikawa, Y. Kohno, K. Izumikawa, K. Hara, H. Hayashi, H. Maruyama, S. Kohno

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 14/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect
Eosinophilic pneumonia due to visceral larva migrans possibly caused by Ascaris suum: a case report and
review of recent literatures
Jpn. J. Infect. Dis., 64 (2011), pp. 428-432
View Record in Scopus Google Scholar

Jacobs et al., 1997 D.E. Jacobs, X. Zhu, R.B. Gasser, N.B. Chilton
PCR-based methods for identification of potentially zoonotic ascaridoid parasites of the dog, fox and cat
Acta Trop., 68 (1997), pp. 191-200
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Jarosz et al., 2010 W. Jarosz, H. Mizgajska-Wiktor, P. Kirwan, J. Konarski, W. Rychlicki, G. Wawrzyniak


Developmental age, physical fitness and Toxocara seroprevalence amongst lower-secondary students living in
rural areas contaminated with Toxocara eggs
Parasitology, 137 (2010), pp. 53-63
View Record in Scopus Google Scholar

Jenkins et al., 2013 E.J. Jenkins, L.J. Castrodale, S.J. de Rosemond, B.R. Dixon, S.A. Elmore, K.M. Gesy, E.P. Hoberg, L. Polley, J.M.
Schurer, M. Simard, R.C.A. Thompson
Tradition and transition: parasitic zoonoses of people and animals in Alaska, northern Canada, and Greenland
Adv. Parasitol., 82 (2013), pp. 33-204
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Jex et al., 2008 A.R. Jex, A. Waeschenbach, D.T. Littlewood, M. Hu, R.B. Gasser
The mitochondrial genome of Toxocara canis
PLoS Negl. Trop. Dis., 2 (2008), p. e273
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Jones et al., 2008 J.L. Jones, D. Kruszon-Moran, K. Won, M. Wilson, P.M. Schantz
Toxoplasma gondii and Toxocara spp. co-infection
Am. J. Trop. Med. Hyg., 78 (2008), pp. 35-39
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Kanobana et al., 2013 K. Kanobana, K. Vereecken, R. Junco Diaz, I. Sariego, L. Rojas, M. Bonet Gorbea, K. Polman
Toxocara seropositivity, atopy and asthma in children
Trop. Med. Int. Health, 4 (2013), pp. 403-406
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Kayes, 1997 S.G. Kayes


Human toxocariasis and the visceral larva migrans syndrome: correlative immunopathology
Chem. Immunol., 66 (1997), pp. 99-124
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Keegan and Holland, 2013 J.D. Keegan, C.V. Holland


A comparison of Toxocara canis embryonation under controlled conditions in soil and hair
J. Helminthol., 87 (2013), pp. 78-84
View Record in Scopus Google Scholar

Kirchheimer and Jacobs, 2008 R. Kirchheimer, D.E. Jacobs


Toxocara species egg contamination of soil from children’s play areas in southern England
Vet. Rec., 163 (2008), pp. 394-395
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Knobel et al., 2005 D.L. Knobel, S. Cleaveland, P.G. Coleman, E.M. Fevre, M.I. Meltzer, M.E. Miranda, A. Shaw, J. Zinsstag, F.X.
Meslin
Re-evaluating the burden of rabies in Africa and Asia
Bull. World Health Organ., 83 (2005), pp. 360-368
View Record in Scopus Google Scholar

Lee et al., 2010 A.C. Lee, P.M. Schantz, K.R. Kazacos, S.P. Montgomery, D.D. Bowman
Epidemiologic and zoonotic aspects of ascarid infections in dogs and cats
Trends Parasitol., 26 (2010), pp. 155-161
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Lembo et al., 2013 Lembo, T., Craig, P. S., Miles, M.A., Hampson, K., Meslin, F.-X., 2013. Zoonoses Prevention, Control and
Elimination in Dogs. In: Macpherson, C.N.L., Meslin, F.-X, Wandeler, A. (Eds), Dogs, Zoonoses and Public Health, second ed.

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 15/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect
CAB, Wallingford, Oxon, UK pp 205–258.
Google Scholar

Li et al., 2007 M.W. Li, R.Q. Lin, H.H. Chen, R.A. Sani, H.Q. Song, X.Q. Zhu
PCR tools for the verification of the specific identity of ascaridoid nematodes from dogs and cats
Mol. Cell. Probes, 21 (2007), pp. 349-354
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Li et al., 2008 M.W. Li, R.Q. Lin, H.Q. Song, X.Y. Wu, X.Q. Zhu
The complete mitochondrial genomes for three Toxocara species of human and animal health significance
BMC Genomics, 9 (2008), p. 224
Article Download PDF CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Li et al., 2006 M.W. Li, X.Q. Zhu, R.B. Gasser, R.Q. Lin, R.A. Sani, Z.R. Lun, D.E. Jacobs
The occurrence of Toxocara malaysiensis in cats n China, confirmed by the sequence-based analyses of
ribosomal DNA
Parasitol. Res., 99 (2006), pp. 554-567
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Liao et al., 2010 C.W. Liao, H. Sukati, P. D’Lamini, C.M. Chou, Y.H. Liu, Y.C. Huang, M.H. Chung, J.S. Mtsetfwa, J. Jonato, W.T. Chiu,
P.W. Chang, W.Y. Du, H.C. Chan, T.B. Chu, H.C. Cheng, W.W. Su, C.C. Tu, C.Y. Cheng, C.K. Fan
Seroprevalence of Toxocara canis infection among children in Swaziland, southern Africa
Ann. Trop. Med. Parasitol., 104 (2010), pp. 73-80
View Record in Scopus Google Scholar

Lim, 2008 J.H. Lim


Toxocariasis of the liver: visceral larva migrans
Abdom. Imaging, 33 (2008), pp. 151-156
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Lloyd, 1993 S. Lloyd


Toxocara canis: the dog
J.W. Lewis, R.M. Maizels (Eds.), Toxocara and Toxocariasis: Clinical, Epidemiological and Molecular Prespectives, Institute of
Biology, London (1993), pp. 11-24
View Record in Scopus Google Scholar

Lloyd, 2006 S. Lloyd


Seroprevalence of Toxocara canis in sheep in Wales
Vet. Parasitol., 137 (2006), pp. 269-272
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Lloyd and Morgan, 2011 Lloyd, S., Morgan, E.R., 2011. Toxocarosis. In: S.R. Palmer, Lord Soulsby, P.R. Torgerson, D.W.G. Brown
(Eds.), Zoonoses: Biology, Clinical Practice and Public Health Control, second ed. Oxford University Press, Oxon, UK pp 787-
797.
Google Scholar

Lloyd et al., 1983 S. Lloyd, P.H. Amerasinghe, E.J.L. Soulsby


Periparturient immunosuppression in the bitch and its influence on infection with Toxocara canis
J. Small Anim. Pract., 24 (1983), pp. 237-247
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Lopez Mde et al., 2010 L. Lopez Mde, M.V. Bojanich, J.M. Jacobacci, C. Sercic, A. Michelini, J.M. Alonso
Toxocara canis and bronchial asthma
Medicina (B Aires), 70 (2010), pp. 75-78
Google Scholar

Luty, 2001 T. Luty


Prevalence of species of Toxocara in dogs, cats and red foxes from the Poznan region, Poland
J. Helminthol., 75 (2001), pp. 153-156
View Record in Scopus Google Scholar

Macpherson, 2005 C.N.L. Macpherson


Human behaviour and the epidemiology of parasitic zoonoses
Int. J. Parasitol., 35 (2005), pp. 1319-1331
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 16/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect
Macpherson, 2013 C.N.L. Macpherson
Dog zoonoses and human health: a global perspective
CAB Mini Rev., 8 (2013), pp. 1-2
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Magnaval and Glickman, 2006 J.F. Magnaval, L.T. Glickman


Management and treatment options for human toxocariasis
C.V. Holland, H.V. Smith (Eds.), Toxocara: The Enigmatic Parasite, CABI Publishing, CAB International, Wallingford,
Oxfordshire, UK (2006), pp. 113-126
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Magnaval et al., 1994 J.F. Magnaval, A. Michault, N. Calon, J.P. Charlet


Epidemiology of human toxocariasis in La Reunion
Trans. R. Soc. Trop. Med. Hyg., 88 (1994), pp. 531-533
Article Download PDF CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Maizels, 2013 R.M. Maizels


Toxocara canis: molecular basis of immune recognition and evasion
Vet. Parasitol., 193 (2013), pp. 365-374
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Maizels et al., 1984 R.M. Maizels, D. de Savigny, B.M. Ogilvie


Characterization of surface and excretory-secretory antigens of Toxocara canis infective larvae
Parasite Immunol., 6 (1984), pp. 23-37
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Manini et al., 2012 M.P. Manini, A.A. Marchioro, C.M. Colli, L. Nishi, A.L. Falavigna-Guilherme
Association between contamination of public squares and seropositivity for Toxocara spp. in children
Vet. Parasitol., 188 (2012), pp. 48-52
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Marucci et al., 2013 G. Marucci, M. Interisano, G. La Rosa, E. Pozio


Molecular identification of nematode larvae different from those of the Trichinella genus detected by muscle
digestion
Vet. Parasitol., 194 (2013), pp. 117-120
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Mendonça et al., 2012 L.R. Mendonça, R.V. Veiga, V.C. Dattoli, C.A. Figueiredo, R. Fiaccone, J. Santos, Á.A. Cruz, L.C. Rodrigues, P.J.
Cooper, L.C. Pontes-de-Carvalho, M.L. Barreto, N.M. Alcantara-Neves
Toxocara seropositivity, atopy and wheezing in children living in poor neighborhoods in urban Latin
American
PLoS Negl. Trop. Dis., 6 (2012), p. e1886
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Messier et al., 2012 V. Messier, B. Levesque, J.F. Proulx, L. Rochette, B. Serhir, M. Couillard, B.J. Ward, M.D. Libman, E. Dewailly, S.
Dery
Seroprevalence of seven zoonotic infections in Nunavik, Quebec (Canada)
Zoonoses Public Health, 59 (2012), pp. 107-117
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Mizgajska et al., 2001 H. Mizgajska, W. Jarosz, A. Rejmenciak


Distribution of sources of Toxocara spp. infection in urban and rural environments in Poland
Wiad. Parazytol., 47 (2001), pp. 399-404
View Record in Scopus Google Scholar

Mizgajska-Wiktor and Uga, 2006 H. Mizgajska-Wiktor, S. Uga


Exposure and environmental contamination
C.V. Holland, H.V. Smith (Eds.), Toxocara: The Enigmatic Parasite, CABI Publishing, Wallingford (2006), pp. 211-227
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Mohamad et al., 2009 S. Mohamad, N.C. Azmi, R. Noordin


Development and evaluation of a sensitive and specific assay for diagnosis of human toxocariasis by use of
three recombinant antigens (TES-26, TES-30USM, and TES-120)
J. Clin. Microbiol., 47 (2009), pp. 1712-1717
View Record in Scopus Google Scholar

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 17/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect

Mohd Zain et al., 2013 S.N. Mohd Zain, N. Sahimin, P. Pal, J.W. Lewis
Microparasite communities in stray cat populations from urban cities in Peninsular Malaysia
Vet. Parasitol., 13 (2013), pp. 206-209
View Record in Scopus Google Scholar

Morgan, 2013 Morgan, E.R. 2013. Dogs and nematode zoonoses. In: Macpherson, C.N.L., Meslin, F.-X., Wandeler, A. (Eds), Dogs,
Zoonoses and Public Health, second ed. CAB, Wallingford, Oxon, UK, pp 153-161.
Google Scholar

Morgan et al., 2013 E.R. Morgan, D. Azam, K. Pegler


Quantifying sources of environmental contamination with Toxocara spp. eggs
Vet. Parasitol., 193 (2013), pp. 390-397
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Nagy et al., 2011 A. Nagy, I. Ziadinov, A. Schweiger, M. Schnyder, P. Deplazes


Hair coat contamination with zoonotic helminth eggs of farm and pet dogs and foxes
Berl. Munch. Tierarztl. Wochenschr., 124 (2011), pp. 503-511
View Record in Scopus Google Scholar

Nathwani et al., 1992 D. Nathwani, R.B. Laing, P.F. Currie


Covert toxocariasis – a cause of recurrent abdominal pain in childhood
Br. J. Clin. Pract., 46 (1992), p. 271
View Record in Scopus Google Scholar

Ngugi et al., 2013 A.K. Ngugi, C. Bottomley, I. Kleinschmidt, R.G. Wagner, A. Kakooza-Mwesige, K. Ae-Ngibise, S. Owusu-Agyei, H.
Masanja, G. Kamuyu, R. Odhiambo, E. Chengo, J.W. Sander, C.R. Newton
Prevalence of active convulsive epilepsy in sub-Saharan Africa and associated risk factors: cross-sectional and
case-control studies
Lancet Neurol., 12 (2013), pp. 253-263
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Nicoletti et al., 2007 A. Nicoletti, A. Bartoloni, V. Sofia, A. Mantella, G. Nsengiyumva, G. Frescaline, P.M. Preux
Epilepsy and toxocariasis: a case-control study in Burundi
Epilepsia, 48 (2007), pp. 894-899
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Noordin et al., 2005 R. Noordin, H.V. Smith, S. Mohamad, R.M. Maizels, M.Y. Fong
Comparison of IgG-ELISA and IgG4-ELISA for Toxocara serodiagnosis
Acta Trop., 93 (2005), pp. 57-62
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Norhaida et al., 2008 A. Norhaida, M. Suharni, A.T. Liza Sharmini, J. Tuda, N. Rahmah
RTES-30USM: cloning via assembly PCR, expression, and evaluation of usefulness in the detection of
toxocariasis
Ann. Trop. Med. Parasitol., 102 (2008), pp. 151-160
View Record in Scopus Google Scholar

Overgaauw, 1997 P.A. Overgaauw


Aspects of Toxocara epidemiology: toxocarosis in dogs and cats
Crit. Rev. Microbiol., 23 (1997), pp. 233-251
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Overgaauw and van Knapen, 2000 P.A. Overgaauw, A.F. van Knapen
Dogs and nematode zoonoses
C.N.L. Macpherson, F.X. Meslin, A.I. Wandeler (Eds.), Dogs, Zoonoses and Public Health, CABI Publishing, Oxon, New York
(2000), pp. 213-256
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Overgaauw and van Knapen, 2013 P.A. Overgaauw, F. van Knapen


Veterinary and public health aspects of Toxocara spp
Vet. Parasitol., 193 (2013), pp. 398-403
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Palmer et al., 2008 C.S. Palmer, R.C.A. Thompson, R.J. Traub, R. Rees, I.D. Robertson
National study of the gastrointestinal parasites of dogs and cats in Australia

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 18/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect
Vet. Parasitol., 151 (2008), pp. 181-190
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Palmer et al., 2010 C.S. Palmer, I.D. Robertson, R.J. Traub, R. Rees, R.C.A. Thompson
Intestinal parasites of dogs and cats in Australia: the veterinarian’s perspective and pet owner awareness
Vet. J., 183 (2010), pp. 358-361
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Paul et al., 2010 M. Paul, L. King, E.P. Carlin


Zoonoses of people and their pets: a US perspective on significant pet-associated parasitic diseases
Trends Parasitol., 26 (2010), pp. 153-154
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Pawlowski, 2001 Z. Pawlowski


Toxocariasis in humans: clinical expression and treatment dilemma
J. Helminthol., 75 (2001), pp. 299-305
View Record in Scopus Google Scholar

Pinelli et al., 2011 E. Pinelli, T. Herremans, M.G. Harms, D. Hoek, L.M. Kortbeek
Toxocara and Ascaris seropositivity among patients suspected of visceral and ocular larva migrans in the
Netherlands: trends from 1998 to 2009
Eur. J. Clin. Microbiol. Infect. Dis., 30 (2011), pp. 873-879
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Postels et al., 2013 D.G. Postels, G.L. Birbeck, C. Valim, K.M. Mannor, T.E. Taylor
Seasonal differences in retinopathy-negative versus retinopathy-positive cerebral malaria
Am. J. Trop. Med. Hyg., 88 (2013), pp. 315-318
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Quattrocchi et al., 2012 G. Quattrocchi, A. Nicoletti, B. Marin, E. Bruno, M. Druet-Cabanac, P.M. Preux
Toxocariasis and epilepsy: systematic review and meta-analysis
PLoS Negl. Trop. Dis., 6 (2012), p. e1775
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Ramsey, 2011 I. Ramsey


BSAVA Small Animal Formulary
(seventh ed.), British Small Animal Veterinary Association, Gloucester, England (2011)
Google Scholar

Rast et al., 2013 L. Rast, S. Lee, S. Nampanya, J.A. Toribio, S. Khounsy, P.A. Windsor
Prevalence and clinical impact of Toxocara vitulorum in cattle and buffalo calves in northern Lao PDR
Trop. Anim. Health Prod., 45 (2013), pp. 539-546
CrossRef Google Scholar

Reperant et al., 2009 L.A. Reperant, D. Hegglin, I. Tanner, C. Fischer, P. Deplazes


Rodents as shared indicators for zoonotic parasites of carnivores in urban environments
Parasitology, 136 (2009), pp. 329-337
View Record in Scopus Google Scholar

Roddie et al., 2008 G. Roddie, P. Stafford, C. Holland, A. Wolfe


Contamination of dog hair with eggs of Toxocara canis
Vet. Parasitol., 152 (2008), pp. 85-93
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Roldan et al., 2010 W.H. Roldan, Y.A. Cavero, Y.A. Espinoza, S. Jimenez, C.A. Gutierrez
Human toxocariasis: a seroepidemiological survey in the Amazonian city of Yurimaguas, Peru
Rev. Inst. Med. Trop. Sao Paulo, 52 (2010), pp. 37-42
View Record in Scopus Google Scholar

Rubinsky-Elefant et al., 2011 G. Rubinsky-Elefant, S. Hoshino-Shimizu, C.M. Jacob, M.C. Sanchez, A.W. Ferreira
Potential immunological markers for diagnosis and therapeutic assessment of toxocariasis
Rev. Inst. Med. Trop. Sao Paulo, 53 (2011), pp. 61-65
View Record in Scopus Google Scholar

Ruttinger and Hadidi, 1991 P. Ruttinger, H. Hadidi


MRI in cerebral toxocaral disease

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 19/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect
J. Neurol. Neurosurg. Psychiatr., 54 (1991), pp. 361-362
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Salem and Schantz, 1992 G. Salem, P. Schantz


Toxocaral visceral larva migrans after ingestion of raw lamb liver
Clin. Infect. Dis., 15 (1992), pp. 743-744
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Salvador et al., 2010 S. Salvador, R. Ribeiro, M.I. Winckler, L. Ohlweiler, R. Riesgo


Pediatric neurotoxocariasis with concomitant cerebral, cerebellar, and peripheral nervous system
involvement: case report and review of the literature
J. Pediatr. (Rio J.), 86 (2010), pp. 531-534
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Santos et al., 2009 S.V. Santos, S.Z. Lescano, J.M. Castro, P.P. Chieffi
Larval recovery of Toxocara cati in experimentally infected Rattus norvegicus and analysis of the rat as
potential reservoir for this ascarid
Mem. Inst. Oswaldo Cruz, 104 (2009), pp. 933-934
View Record in Scopus Google Scholar

Schantz, 1989 P.M. Schantz


Toxocara larva migrans now
Am. J. Trop. Med. Hyg., 41 (1989), pp. 21-34
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Schnieder et al., 2011 T. Schnieder, E.M. Laabs, C. Welz


Larval development of Toxocara canis in dogs
Vet. Parasitol., 175 (2011), pp. 193-206
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Schoenardie et al., 2013 E.R. Schoenardie, C.J. Scaini, C.S. Brod, M.S. Pepe, M.M. Villela, A.J. McBride, S. Borsuk, M.E. Berne
Seroprevalence of Toxocara infection in children from southern Brazil
J. Parasitol., 99 (2013), pp. 537-539
View Record in Scopus Google Scholar

Sharghi et al., 2001 N. Sharghi, P.M. Schantz, L. Caramico, K. Ballas, B.A. Teague, P.J. Hotez
Environmental exposure to Toxocara as a possible risk factor for asthma: a clinic-based case-control study
Clin. Infect. Dis., 32 (2001), pp. 111-116
Google Scholar

Smith and Noordin, 2006 H.V. Smith, R. Noordin


Diagnostic limitations and future trends in the diagnosis of human Toxocariasis
C.V. Holland, H.V. Smith (Eds.), Toxocara: the Enigmatic Parasite, CABI Publishing, Wallingford (2006), pp. 89-112
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Smith et al., 2009 H.V. Smith, C.V. Holland, M.R. Taylor, J.F. Magnaval, P.M. Schantz, R.M. Maizels
How common is human toxocariasis? Towards standardizing our knowledge
Trends Parasitol., 25 (2009), pp. 182-188
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Stewart et al., 2005 J.M. Stewart, L.D. Cubillan, E.T. Cunningham Jr.
Prevalence, clinical features, and causes of vision loss among patients with ocular toxocariasis
Retina, 25 (2005), pp. 1005-1013
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Strube et al., 2013 C. Strube, L. Heuer, E. Janecek


Toxocara spp. infections in paratenic hosts
Vet. Parasitol., 193 (2013), pp. 375-389
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Taira et al., 2004 K. Taira, I. Saeed, A. Permin, C.M. Kapel


Zoonotic risk of Toxocara canis infection through consumption of pig or poultry viscera
Vet. Parasitol., 121 (2004), pp. 115-124
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Tavassoli et al., 2012 M. Tavassoli, S. Javadi, R. Firozi, F. Rezaei, A. Khezri, M. Hadian

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 20/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect
Hair contamination of sheepdog and pet dogs with Toxocara canis eggs
Iran J. Parasitol., 7 (2012), pp. 110-115
View Record in Scopus Google Scholar

Taylor et al., 1987 M.R. Taylor, C.T. Keane, P. O’Connor, R.W. Girdwood, H. Smith
Clinical features of covert toxocariasis
Scand. J. Infect. Dis., 19 (1987), pp. 693-696
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Taylor et al., 1988 M.R. Taylor, C.T. Keane, P. O’Connor, E. Mulvihill, C. Holland
The expanded spectrum of toxocaral disease
Lancet, 1 (1988), pp. 692-695
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Torgerson and Budke, 2006 P.R. Torgerson, C.M. Budke


Economic impact of Toxocara spp.
C.V. Smith, H.V. Smith (Eds.), Toxocara: The Enigmatic Parasite, CABI Publishing, Wallingford (2006), pp. 281-293
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Torgerson and Macpherson, 2011 P.R. Torgerson, C.N. Macpherson


The socioeconomic burden of parasitic zoonoses: global trends
Vet. Parasitol., 182 (2011), pp. 79-95
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Totton et al., 2010 S.C. Totton, A.I. Wandeler, J. Zinsstag, C.T. Bauch, C.S. Ribble, R.C. Rosatte, S.A. McEwen
Stray dog population demographics in Jodhpur, India following a population control/rabies vaccination
program
Prev. Vet. Med., 97 (2010), pp. 51-57
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Trejo et al., 2012 C.A.C. Trejo, C.R. Nunez, A.C.G. Contreras, G.E.M. Barrera
Soil contamination by Toxocara spp. eggs in a University in Mexico City
Rev. Bras. Parasitol. Vet. Jaboticabal., 21 (2012), pp. 298-300
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Viney and Graham, 2013 M.E. Viney, A.L. Graham


Patterns and processes in parasite co-infection
Adv. Parasitol., 82 (2013), pp. 321-369
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Walsh and Haseeb, 2012 M.G. Walsh, M.A. Haseeb


Reduced cognitive function in children with toxocariasis in a nationally representative sample of the United
States
Int. J. Parasitol., 42 (2012), pp. 1159-1163
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Watthanakulpanich et al., 2008 D. Watthanakulpanich, H.V. Smith, G. Hobbs, A.J. Whalley, D. Billington
Application of Toxocara canis excretory-secretory antigens and IgG subclass antibodies (IgG1-4) in
serodiagnostic assays of human toxocariasis
Acta Trop., 106 (2008), pp. 90-95
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Wolfe and Wright, 2003 A. Wolfe, I.P. Wright


Human toxocariasis and direct contact with dogs
Vet. Rec., 152 (2003), pp. 419-422
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Won et al., 2008 K.Y. Won, D. Kruszon-Moran, P.M. Schantz, J.L. Jones
National seroprevalence and risk factors for zoonotic Toxocara spp. infection
Am. J. Trop. Med. Hyg., 79 (2008), pp. 552-557
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Woodbury et al., 2012 M.R. Woodbury, S. Copeland, B. Wagner, C. Fernando, J.E. Hill, C. Clemence
Toxocara vitulorum in a bison (Bison bison) herd from western Canada
Can. Vet. J., 53 (2012), pp. 791-794

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 21/22
22/1/22 10:09 La importancia epidemiológica y en salud pública de la toxocariasis: una zoonosis de importancia mundial - ScienceDirect
View Record in Scopus Google Scholar

Woodhall et al., 2012 D. Woodhall, M.C. Starr, S.P. Montgomery, J.L. Jones, F. Lum, R.W. Read, R.S. Moorthy
Ocular toxocariasis: epidemiologic, anatomic, and therapeutic variations based on a survey of ophthalmic
subspecialists
Ophthalmology, 119 (2012), pp. 1211-1217
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Yokoi et al., 2003 K. Yokoi, H. Goto, J. Sakai, M. Usui


Clinical features of ocular toxocariasis in Japan
Ocul. Immunol. Inflamm., 11 (2003), pp. 269-275
View Record in Scopus Google Scholar

Yoshikawa et al., 2008 M. Yoshikawa, M. Nishiofuku, K. Moriya, Y. Ouji, S. Ishizaka, K. Kasahara, K. Mikasa, T. Hirai, Y. Mizuno, S.
Ogawa, T. Nakamura, H. Maruyama, N. Akao
A familial case of visceral toxocariasis due to consumption of raw bovine liver
Parasitol. Int., 57 (2008), pp. 525-529
Article Download PDF View Record in Scopus Google Scholar

Zachariah et al., 1994 S.B. Zachariah, B. Zachariah, R. Varghese


Neuroimaging studies of cerebral “visceral larva migrans” syndrome
J. Neuroimaging, 4 (1994), pp. 39-40
CrossRef View Record in Scopus Google Scholar

Zhu et al., 2001 X.Q. Zhu, R.B. Gasser, N.B. Chilton, D.E. Jacobs
Enfoques moleculares para el estudio de nematodos ascaridoideos con potencial zoonótico, con énfasis en
especies de Toxocara
J. Helmintol. , 75 ( 2001 ) , págs. 101 - 108
Ver registro en Scopus Google Académico

Ziaei et al., 2011 M. Ziaei , M. Elgohary , FD Bremner


Cisticercosis orbitaria, reporte de un caso y revisión
Órbita , 30 ( 2011 ) , págs. 230 - 235
Referencia cruzada Ver registro en Scopus Google Académico

Ver Resumen

Copyright © 2013 Sociedad Australiana de Parasitología Inc. Publicado por Elsevier Ltd. Todos los derechos reservados.

Copyright © 2022 Elsevier BV o sus licenciantes o colaboradores.


ScienceDirect ® is a registered trademark of Elsevier B.V.

https://ezproxy.ucsm.edu.pe:2181/science/article/pii/S0020751913002002 22/22

También podría gustarte