LOS FOROS ALTERNATIVOS DE LA COP-16 DE CANCUN.

Capitulo Sexto Informe y Valuación del Klimaforum10
A diferencia de la COP-15 de Copenhague, donde la sociedad danesa consiguió realizar un único y muy exitoso foro alternativo, el Klimaforum09, en la COP-16 de Cancún, la sociedad mexicana organizó inesperadamente tres foros alternativos: La Vía Campesina; Diálogo Climático-ESMEX y el Klimaforum10. En el foro alternativo de Copenhague, el Klimaforum09, los “grandes verdes” transnacionales: WWF; Oxfam, Greenpeace, Heinrich Boell, etc. no intervinieron en su organización, en tanto que en Cancún sí lo hicieron en uno de ellos, en el Diálogo Climático-ESMEX. Por otra parte, La Vía Campesina, representada en México por UNORCA, decidió sorpresivamente no unirse a ningún foro alternativo social- ambientalista o ecologista y organizó su propio foro alternativo, a diferencia de la cumbre de Copenhague, donde fue acogida por el Klimaforum09. Desde su creación, estos foros alternativos mexicanos permanecieron distantes entre sí hasta el final de la cumbre, a pesar de los esfuerzos unificadores de la Embajada de Bolivia en México, del Sindicato Mexicano de Electricistas y del mismo Klimaforum10, que a partir de septiembre 2010 hizo a un lado los agravios y ofensas recibidas en mayo de 2010, para buscar el acercamiento de estas iniciativas. Esta división de la sociedad mexicana fue motivo de enojo y división entre las organizaciones ligadas a la Justicia Climática en el mundo; fue, según ellos, otro de los aspectos negativos de la COP-16 de Cancún. El gobierno mexicano aprovechó la división de la sociedad mexicana para introducir aun mayor confusión al crear otro foro para la sociedad civil: la Villa del Cambio Climático, espacio que fue rechazado por los tres foros alternativos, como sitio válido para sus expresiones. No hubo, entonces, una voz única de la sociedad mexicana en Cancún debido a las profundas diferencias en las formas concretas de enfrentar el desastre climático de las organizaciones sociales mexicanas. La división de la sociedad mexicana en la COP-16 de Cancún tiene su origen en concepciones muy discrepantes de la cultura, la economía y la política entre las organizaciones sociales mexicanas que van desde el autonomismo comunitario ligado al zapatismo hasta la aceptación de la economía de mercado ligada al neoliberalismo; desde visiones partidistas hasta visiones no partidistas; desde poco informadas hasta muy informadas. Estas discrepancias de visión ya se habían presentado desde la cumbre de la Organización Mundial de Comercio, WTO, de Cancún en 2003 que profundizó las diferencias estratégicas entre La Vía Campesina y las organizaciones sindicalistas y ambientalistas que impulsaron el Diálogo Climático-ESMEX (dos ramas nacidas de una partición estratégica de última hora en el seno de esa iniciativa). Por otra parte, las diferencias estratégicas entre la iniciativa Klimaforum10 y Diálogo Climático- ESMEX datan de varios años atrás, pero, se hicieron muy visibles en 2010, semanas después de que el Consejo Danés del Klimaforum09 inesperadamente encargara a pequeñas organizaciones ecologistas mexicanas la continuación en Cancún de la estrategia Klimaforum de Copenhague . Estas pequeñas organizaciones ecologistas nunca hemos sido cercanas a las grandes organizaciones ambientalistas transnacionales, por nuestra autonomía, y porque hemos preconizado persistentemente las acciones locales y la independencia de las coaliciones sociales y ambientalistas frente al Estado y el Mercado, como ha sido el caso de la organización del capitulo México del Foro Social Mundial, que fue controlado por el Gobierno del DF. Fuertes discrepancias se dieron en 2009 y principio de 2010, entre algunas de estas organización ecologistas autónomas

(Ecomunidades) y la Red Mexicana Ante el Libre Comercio, RMALC, parte central del núcleo duro del Diálogo Climático-ESMEX y del capítulo México del FSM; discrepancias sobre: independencia frente a los partidos; respeto a los consensos de asamblea y de la autonomía de las pequeñas organizaciones; la organización interna del FSM-México; los asuntos socio-ambientales y por las propuestas sobre el crecimiento económico y el desarrollo. Después de varias reuniones conjuntas, las organizaciones de la iniciativa Frente AmplioESMEX llegaron a la ruptura con Klimaforum10 en mayo de 2010, debido al rechazo de las cúpulas mexicanas a esta iniciativa de organizaciones locales mexicanas y danesas, lo que se tradujo en un ultimátum que dichas cúpulas le plantearon al Klimaforum10: abandonar la iniciativa Klimaforum10 o abandonar el Frente Amplio-ESMEX en la siguiente reunión conjunta. Klimaforum10 decidió semanas después deslindarse del Frente Amplio-ESMEX, continuar su iniciativa fuera de este espacio político y denunciar la colonización de los asuntos climáticos de México y del ambientalismo mexicano perpetrada por las grandes verdes transnacionales, con el apoyo de redes cupulares mexicanas. Esta ruptura trajo como consecuencia un sabotaje persistente de las actividades de promoción y organización del Klimaforum10, por parte de algunos integrantes del núcleo duro de Diálogo Climático ESMEX. También confirió mucha mayor libertad a nuestras acciones para radicalizar nuestras plataformas políticas. A pesar de esta ruptura, Klimaforum10 permaneció siempre dispuesto a colaborar con todos los foros alternativos de la COP-16, muy especialmente, con La Vía Campesina, con la cual tiene desde hace años grandes coincidencias, por su rechazo al REDD+ y otros mecanismos de mercado, así como otras propuestas políticas. Evitamos en adelante hacer declaraciones que profundizaran innecesariamente la división con Diálogo Climático-ESMEX y priorizamos la difusión de nuestra plataforma política y de nuestra convocatoria internacional. Enviamos una exhortativa internacional en septiembre de 2010, para insistir en la urgencia de la unidad de los foros alternativos en Cancún durante la celebración de la COP 16. Desde la COP-15 de Copenhague, ECOMUNIDADES estableció relaciones con algunos grupos de La Vía Campesina de otros países, por la gran cercanía que tienen las propuestas de esta red mundial con nuestras propuestas ecologistas radicales y con el movimiento por el descrecimiento. En 2010, Klimaforum10 buscó por muy diversas formas un encuentro con Alberto Gómez, único representante de La Vía Campesina en México y sólo consiguió ser invitado como oyente a una gran reunión de la UNORCA; aprovechó todas las reuniones públicas convocadas por la Embajada de Bolivia, para establecer contactos con representantes de esta organización campesina y tratar de establecer algún acuerdo mínimo; pero, la muy centralizada representación de La Vía Campesina en México- únicamente Alberto Gómez decide al respecto- la UNORCA no parece estar realmente integrada a esta organización internacional e impidió que se concretara un alianza mínima entre estas dos iniciativas que por otra parte tienen la mas amplia coincidencia en los asuntos del desastre climático. En cambio, recibimos en Cancún muy interesantes visitas de representantes de La Vía Campesina de Europa y de Argentina. Klimaforum10 se unió, con cierta relevancia, a la gran manifestación de La Vía Campesina en Cancún, pues aportó un vistoso camión. Invitados especiales del Klimaforum10, como los representantes del FDDT de San Salvador Atenco, La Otra Campaña frente a la Supervía y muchos más participaron en actividades de La Vía Campesina.

A pesar de sus contrapartidas, la partición de la sociedad mexicana en tres foros alternativos durante la COP-16 constituye un avance en la justicia climática, ya que rompió el viejo monopolio de la voz de la sociedad mexicana en las cumbres gubernamentales celebradas en México, conformado por la alianza de organizaciones sindicales cupulares ligadas a partidos de izquierda, la RMALC, muy especialmente, con las grandes ONGs ambientalistas transnacionales, como WWF, OXFAM, Greenpeace, Heinrich Boell (Partido Verde Alemán). Por la ruptura de este monopolio fue imposible tal vez construir en Cancún alguna forma de unidad en la diversidad entre los tres espacios políticos. Esta división de la sociedad mexicana tuvo la virtud de dar una mayor visibilidad en Cancún a las posiciones sociales mexicanas contrarias a las grandes ONGS ambientalistas transnacionales, como: No a REDD+; No a los Mecanismos de Desarrollo Limpio, MDL; No a las compensaciones (offsets); No a los mecanismos de mercado, entre otras consignas enarboladas por La Vía Campesina y el Klimaforum10; inclusive sirvió para dividir en dos grupos al grupo Diálogo Climático-ESMEX y aumentar la diversidad de la participación social en estos foros alternativos. Se hizo visible, también, la influencia negativa, colonizadora, de las grandes ONGS ambientalistas transnacionales en Diálogo Climático-ESMEX y en los asuntos climáticos mexicanos. Tanto Diálogo Climático- ESMEX, como La Vía Campesina se mostraron invariablemente muy contrarios a cualquier coordinación mínima de los foros alternativos durante la COP-16, posición que en opinión de organizaciones internacionales contribuyó mucho a la debilidad de la respuesta social a las negociaciones de esta cumbre en Cancún. Las organizaciones internacionales en el movimiento por la justicia climática esperan que la división de la sociedad mexicana durante la COP-16 de Cancún no se repita en Sudáfrica, en la COP-17. Por su parte, Klimaforum10 profundizó su alejamiento de los otros foros alternativos de la COP-16 de Cancún, al instalarse en un sitio muy alejado de esta ciudad, en la ruta de los cenotes de Puerto Morelos, Quintana Roo. Debimos situarnos en la cercanía de los demás espacios alternativos de Cancún, para contribuir al diálogo y acercamiento de las organizaciones sociales mexicanas. Los foros alternativos en las cumbres climáticas constituyen una gran ocasión para fomentar el diálogo y la cooperación nacional e internacional entre las organizaciones sociales en los asuntos del desastre climático. Las experiencias de los foros alternativos de la COP-16 de Cancún deben ayudar a la organización de mejores foros alternativos en las cumbres del cambio climático, en la COP 17 de Sudáfrica 2011 (Conference of Polluters, según la han calificado ya las organizaciones sociales del mundo) y en las que se lleguen a realizar en el futuro en México. Comité Organizador del Klimaforum10 Adriana Matalonga; Eugenio Cabrera; Kareen Kohn; Lucila Torres; Lucrecia Noemí Mazadiego; Miguel Valencia; Pedro Pliego.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful