LA COMUNICACIÓN ALTERNATIVA FUNDAMENTADA EN UN MODELO DE PRODUCCIÓN NO CAPITALISTA

Unidad Básica Integradora Proyecto II / Sección 21-03 / 4to Tramo

LA COMUNICACIÓN ALTERNATIVA FUNDAMENTADA EN UN MODELO DE PRODUCCIÓN NO CAPITALISTA
Informe de Investigación para optar al Título de Técnico Superior Universitario en Producción de Medios

Comunidad Country Sur

Estudiantes Amaya, Sherezade / 20.987.439 Fernández, Carmen / 19.624.801 Fernández, Mileidis / 19.211.042 Ferrer, Rubí / 20.281.051 Flores, Handry / 19.679.230 Guarín, Edirin / 17.481.555 Leal, Irvin / 20.946.200 Manjarrés, Jasmelis / 23.198.535 Zambrano, Solinel / 19.646.508

Docente Adriana Bermúdez

comunicacionpopularubvzulia.blogspot.com nuestrocorreoubv@gmail.com

RESUMEN
La presente investigación es el resultado de una interacción académico-comunitaria entre la Universidad Bolivariana de Venezuela Sede Zulia, desde el Programa de Formación de Grado en Comunicación Social y la comunidad Country Sur, de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante en la ciudad de Maracaibo, en la que sus promotores, el equipo de estudiantes de la Unidad Básica Integradora Proyecto, no sólo han tomado el papel de investigadores, sino también el de agentes mediadores para la

transformación social y el de comunicadores populares.

En

esta

se

exponen

un

conjunto

de

fundamentos

teórico-

metodológicos derivados de amplias consultas bibliográficas bajo una dinámica de lectura, discusión, contraste con la realidad y reflexión, así como de aportes de docentes y habitantes de la comunidad registrados en distintos momentos de la interacción y de la construcción sistemática de una metodología de investigación participativa, además de presentarse los resultados de un diagnóstico participativo y de un proceso de

problematización en el ámbito comunicacional hechos con los habitantes de la comunidad, así como una propuesta generada en respuesta a la situación en la que estos están inmersos en relación al modelo de comunicación y al sistema de producción explotador del que son víctimas, que consiste en crear un Centro de Comunicación Integral en la comunidad: un centro de producción audiovisual y radial bajo los preceptos de la comunicación alternativa, que se constituya como una escuela comunitaria de medios y promueva un plan económico, el de patios productivos para la economía liberadora, sosteniendo la tesis de que la verdadera comunicación alternativa sólo es posible en tanto sea alternativo el modelo de producción.

Paguen. ¿Cómo hacen para pretender que les debemos? ¿Por qué piensan de entrada, que la única deuda que hay se cuenta en dólares? Paguen. No es que no se tenga para pagar, que no se tiene. Es que no se tiene que pagar. Paguen ustedes. Paguen. Hasta la última gota de sangre derramada, paguen, hasta la última brizna de hierba arrebatada, paguen, hasta el más humilde instante de la maldita esclavitud, páguenlo. Paguen. Por habernos vendido su chatarra. Por habernos hecho tercerones de un primero que era primero, porque éramos nosotros tercerones. Por eso, paguen. Paguen de una vez, ¡maldita sea!, que vivir no puede ser este martirio. Este seguir viviendo tan tranquilos, tan países, tan iguales. Soportando la parodia de justicia que emana de las transnacionales. La comedia libre y democrática, que tan astutamente pasaron por cierta, las repúblicas bananeras, también. Que las paguen. Paguen y váyanse de una vez a la mierda, con su tal progreso, con su famoso desarrollo, con su incontenible avance tecnológico, con su supremacía indiscutible. Guárdense, sí, su caca radioactiva, su basura. Guárdensela en su casa. ¡Déjennos nuestro mar primitivo y simple, déjennos conuco incompetente y sin embargo alimenticio, déjennos artesanos del oficio que queramos, dueños de nuestro trabajo libre! Dejen de ser el centro, de ser el según y cómo de las cosas, la norma, la medida, la referencia, el único curso posible de la vida. Dejen de dárselas de Dios, que Dios es uno y no es ustedes. Vayan pagando más bien todo lo que deben, que aunque como deuda no la puedan pagar, que intenten repararla es procedente. Y si no quieren, pues por lo menos no salgan por ahí dándoselas de avanzados, de primeros, de más fuertes, que más o menos se sabe de dónde a ustedes eso les proviene. De haberse zampado de mal modo medio mundo en tanto tiempo, ¡quinientos años! Paguen, paguen.

Santiago Arconada Rodríguez

a nuestro Dios todopoderoso, por permitirnos luchar en este momento histórico y en este espacio geográfico, por darnos siempre vida y salud; al Presidente de la República Hugo Rafael Chávez Frías, por sus políticas de inclusión en la educación superior y por la profundización en la transformación de la sociedad; al personal docente, administrativo y obrero de la ilustre Universidad Bolivariana de Venezuela Sede Zulia, especialmente del Programa de Formación de Grado en Comunicación Social; a todos los y las docentes que han sido “cómplices” de nuestra formación, especialmente Adriana Bermúdez y José León, que con esfuerzo y dedicación han conseguido forjar en nosotros un sentido crítico y de pertenecía, conocimientos, valores, un compromiso con nuestras comunidades y nosotros mismos, un profundo amor por la patria y una convicción de cambio y transformación Social; a todas las personas que desinteresadamente han avocado sus esfuerzos al cumplimiento de las metas planteadas, entre ellas Yamira Acosta, Milena Frontado y Gerardo Farías; a las buenas personas de la comunidad Country Sur, que han contribuido en gran medida a la consolidación de esta investigación, nos han recibido muy amablemente y han abierto las puertas al desarrollo, a la participación, a la comunicación y a la organización; a los voceros y voceras del Consejo Comunal Country Sur, que han comprendido la importancia del trabajo colectivo y nos han tendido la mano en este proceso de transformación que hoy emprendemos; a nuestros familiares y amigos, que han sabido entender los quehaceres de la comunicación popular y que nos han brindado todo su apoyo y comprensión; a todas esas personas cuyos nombres o aportes no alcanzamos a recordar, pero que estuvieron allí

a todos y todas, muchas gracias

ÍNDICE DE CONTENIDOS
FUNDAMENTOS TEÓRICO-METODOLÓGICOS Bases Teóricas de la Investigación Justificación de la Investigación Dimensiones de la Investigación Metodología de la Investigación PRESENTACIÓN DE LA COMUNIDAD Diagnóstico Comunicacional Problematización Propuesta Generada Objetivos Planteados SISTEMATIZACIÓN DE LA EXPERIENCIA Método de Interacción Comunitaria Productos Comunicacionales Generados Saldo Organizativo en la Comunidad CONCLUSIONES Referencias Bibliográficas Anexos Pág. 5 Pág. 7 Pág. 11 Pág. 19 Pág. 23 Pág. 27 Pág. 35 Pág. 40 Pág. 58 Pág. 60 Pág. 63 Pág. 65 Pág. 67 Pág. 70 Pág. 72 Pág. 82 Pág. 84

FUNDAMENTOS TEÓRICO-METODOLÓGICOS
Se ha comprobado que desde tiempos prehistóricos, el ser humano, comenzó un amplio proceso de evolución en el que se engloban diversos aspectos, desde lo biológico y cultural hasta lo científico y tecnológico, pasando por lo comunicacional. El ser humano fue adoptando herramientas que le permitieran primero sobrevivir, después ir desarrollándose al ritmo de su entorno y por último, controlar y dominar su medio ambiente y a los otros seres vivos. Hoy, el ser humano posee la capacidad de construir complejas estructuras mentales a partir de conceptos y teorías que han formado la sociedad y el orden de cosas que conocemos y todos sus procesos, para luego descomponer estas estructuras a su conveniencia. En esta profunda y compleja situación, los procesos de comunicación humana y las

herramientas tecnológicas relacionadas a esta son fundamentales.

Tratar de explicar el desarrollo y la importancia de la comunicación humana es equivalente o hasta más complejo que tratar de estudiar asuntos tan importantes para la vida en sociedad como la religión, la cultura o la política. Lo cierto es que la comunicación humana y su extensión a los medios de difusión han moldeado la sociedad y el orden mundial que conocemos. Así, el ser humano ha pasado de evolucionar a revolucionar, para bien o para mal, su entorno. Aunque en la mayoría de los casos ha sido para mal, ya que durante largas etapas de la historia ha prevalecido la ambición de dominación, y se ha extendido hasta nuestros días como formas de dominación capitalistas, basadas en la acumulación de riquezas y la explotación del hombre por el hombre.

5

El ser humano pasó de la comunicación como un proceso para la convivencia y la organización a la consolidación de los medios de difusión como herramientas para la dominación, la propaganda y el mercadeo.

En Venezuela, el nuevo milenio ha quedado marcado por la lucha revolucionaria, en este caso para bien. Una lucha por la reivindicación de las raíces de la comunicación humana, por rescatar los procesos de comunicación naturales de todos y todas, la comunicación para la convivencia y para la organización, oponiéndose al sistema capitalista de dominación y pretendiendo convertir los medios en herramientas para la liberación. Aunque se pueden recordar innumerables luchas populares por una comunicación más humana en épocas anteriores, estas son parte de los antecedentes, pues es en este momento histórico que atraviesa el país donde se va consolidando el rescate de la comunicación, debido a las grandes transformaciones que ha producido el Proceso Revolucionario impulsado por el Gobierno Bolivariano, incentivando la participación y la organización popular, así como la apropiación y el aprovechamiento de los medios para la transformación de las estructuras sociales.

En estos tiempos en que los medios ya no forman parte de la sociedad, sino que la sociedad forma parte de los medios, es sólo a través de la reflexión crítica sobre su realidad que los pueblos pueden tomar las riendas de su desarrollo y su liberación. De allí el hecho de que tantos autores hayan dedicado su vida a estudiar y transformar la comunicación humana en todas sus expresiones. De algunos de estos autores se han tomado un conjunto de fundamentos a través de consultas bibliográficas y de los aportes de docentes hechos en distintos momentos. Estos, sumados a la selección, estudio y construcción sistemática de una metodología constituyen los elementos que le dan cuerpo a esta investigación participativa. 6

Bases Teóricas de la Investigación

Para la comprensión de la situación sobre nuestros barrios en el campo de la comunicación y con la intención de estudiar ideas que alimenten el proceso de transformación de la sociedad, se han consultado diversos autores que van desde los teóricos de la Escuela de Frankfort hasta eruditos en las ciencias de la comunicación en América Latina y Venezuela, pasando por los coautores de construcciones colectivas, como las nuevas metodologías críticas para la investigación y los valiosos aportes del

personal docente de la Universidad Bolivariana de Venezuela Sede Zulia, así como también la socialización de enriquecedoras experiencias por parte de los habitantes de la comunidad.

Todo esto ha permitido una visión amplia, crítica y plural en cuanto a diversos temas relacionados con el papel de la universidad en la transformación social, el drama que han atravesado nuestras comunidades desde hace muchísimos años, la influencia mediática, los procesos de investigación, la participación, la organización, los procesos de comunicación y un amplio número de asuntos que ameritan un estudio, una evaluación, una reflexión para concretar la comprensión de ¿qué pasa? y ¿por qué pasa lo que pasa en nuestra comunidad?, logrando obtener las herramientas para revertir los procesos destructivos y transformar la realidad.

Se han recogido un conjunto de planteamientos y conceptos generados de la dinámica de lectura, discusión, contraste con la realidad y reflexión, especialmente en las Unidades Curriculares Pensamiento Político y Epistemología de la Comunicación (impartidas por el Profesor José Javier León), Comunicación Alternativa (por la Profesora Yamira Acosta) y la Unidad Básica Integradora Proyecto (por la Profesora Adriana Bermúdez). 7

Es preciso sentar las bases teóricas primarias de las que emanan los planteamientos aquí expuestos. Por ejemplo, según la Ley de los Consejos Comunales, una comunidad es el “conglomerado social de familias, ciudadanos y ciudadanas que habitan en un área geográfica determinada, que comparten una historia e Intereses comunes, se conocen y relacionan entre sí, usan los mismos servicios públicos y comparten necesidades y potencialidades similares: económicas, sociales, urbanísticas y de otra índole”.

Por otro lado, cuando se habla sobre comunicación humana se hace referencia a la forma más básica de comunicación, aquella relación comunicativa primitiva, pero a la vez compleja entre seres humanos que se da en el día a día, en el convivir, en el conversar, en el andar, en el vivir. El ser humano es un individuo comunicacional por naturaleza. La naturaleza de la comunicación humana fue corrompida en un principio por la aparición de las nuevas tecnologías, los medios. Hoy en día esta naturaleza se encuentra totalmente intervenida a raíz de la influencia de los medios sobre la vida en sociedad.

La participación constituye la herramienta fundamental para la transformación de la realidad. En el caso específico de las comunidades, la participación es hacer vida activa en los procesos de cambio y desarrollo para nuestros barrios, es el vehículo para controlar, administrar, decidir, organizar, promover, gestar todos los procesos que puedan contribuir al bienestar común, a la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos y ciudadanas.

8

La organización representa el esfuerzo colectivo de personas que procuran obtener uno o más fines o beneficios diversos, ya sean económicos, culturales, políticos, sanitarios, comunicacionales, educativos, entre otros. Es necesario un conjunto de procedimientos que garanticen alcanzar diversos objetivos, que resultan de la agrupación de los objetivos particulares de cada ciudadano y ciudadana.

El capitalismo es el orden económico dominante mundial que hoy se encuentra en crisis y está basado en la acumulación de riquezas. El capitalismo es el régimen económico fundado en la iniciativa individual, la competencia entre las empresas y la propiedad privada de los medios de producción, y entre sus efectos más desgarradores se encuentran la pobreza, el hambre, la explotación de seres humanos, las desigualdades sociales, la depredación de los recursos naturales y la contaminación desmedida del planeta.

La economía de resistencia está basada en actividades productivas que tratan de combatir o resistir el efecto de la corriente capitalista mundial, trabajando para ello a partir de la repartición justa de las ganancias, la propiedad social de los medios de producción, el trabajo colectivo, la mejora de las condiciones de vida, la reducción de las desigualdades sociales, el reciclaje y la reducción de la contaminación, entre otros aspectos positivos.

Se entiende por información a un conjunto organizado de datos procesados, que constituyen un mensaje sobre un determinado ente o fenómeno. Es necesario interpretar la información para transformarla en

conocimiento. Informar no es lo mismo que comunicar.

9

Se dice que la comunicación alternativa es toda forma de comunicación que se opone al dominio mediático capitalista y defiende los intereses de las clases o sectores de la sociedad menos privilegiados. Es una comunicación para la libertad, una comunicación diferente.

Cuando se habla de transformación social se hace referencia a un complejo proceso que pretende suplantar los modelos y estructuras dominantes económicos (de producción), políticos (de poder) y sociales (de la vida misma) por modelos basados en la igualdad, la inclusión, la participación, la organización y la autogestión, entre otros aspectos.

Se le llaman procesos de comunicación en los barrios a toda expresión comunicativa, desde una simple conversación hasta la relación de un medio comunitario con su entorno, pasando por técnicas de promoción y de difusión de la información como invitaciones, avisos, murales, carteleras, periódicos, parlantes y un sinfín de técnicas que responden a la tradición, la cultura y la creatividad propia de nuestras comunidades.

La agenda de los medios responde no sólo al contenido o a la programación de estos, sino a la intencionalidad de los mensajes difundidos. Es decir, evaluar este aspecto permite saber ¿en función de qué trabajan dicho medios?, mientras que la estructura de los medios representa las formas de poder que existen en éstos, los cargos, la administración, los dueños, cómo están conformados. Acercarse a este asunto permite saber ¿cómo, para qué y para quién trabajan dichos medios?, y finalmente, el funcionamiento de los medios tiene que ver con la toma de decisiones. Cómo se desenvuelve cada medio en asuntos relacionados con la política, la economía, la cultura, en fin, la vida pública. Evaluar este tema permite reconocer la influencia de dichos medios en nuestra sociedad. 10

Justificación de la Investigación

Para nadie es una sorpresa que los medios han jugado un papel importantísimo en la articulación de la sociedad que hoy conocemos. Los patrones de conducta que hemos adoptado provienen en su mayoría de los medios privados. Algunos definen la actuación de los medios como una industria cultural, encargada de promover, vender elementos culturales, aspectos religiosos, ideologías, moda, gustos, estilos de vida. Es decir, los medios moldean nuestra vida, y por supuesto la convivencia en nuestros barrios, donde habitan personas que poseen una profunda relación con la prensa, la radio, la televisión o el internet, entre otros medios.

Para los medios de difusión privados de nuestro país lo importante no es promover la participación y la organización comunitaria, sino aprovecharse de la influencia que poseen sobre nuestros barrios y atender a los intereses capitalistas que están detrás de ellos promoviendo el dominio para el consumo y otros fines. Tal vez sea por eso que en la televisión veamos una lluvia de programas que le hacen creer a las personas que cierta realidad es su realidad y no tienen posibilidades de construir otra, basándose, por ejemplo, en temas como los conflictos de pareja o el uso de mujeres como objetos sexuales, por hablar sólo de dos temas recurrentes, y toda una serie de amenazas a la integridad moral y psicológica de las personas.

También podemos recordar la terrible actuación que tuvieron los medios privados en los sucesos del 11, 12 y 13 de abril del 2002, cuando las cúpulas empresariales y parte del alto mando militar ejecutaron un Golpe de Estado en contra del Presidente Hugo Chávez. Hoy, con pruebas contundentes ha quedado reflejado el perverso proceso de manipulación mediática que sufrió y del que sigue siendo objeto el pueblo venezolano. 11

En aquel momento los medios privados llegaron a engañar a las personas y a hacerles creer que no estaba pasando nada en el país, mientras que en las calles amplios grupos de la población manifestaban su apoyo al presidente. También dijeron que los simpatizantes del Gobierno Bolivariano eran unos asesinos, cuando en realidad nunca nada de esto fue cierto. Obviamente, los medios atendieron a los intereses empresariales y no al pueblo venezolano. En vez de servir para la organización y la erradicación del golpe, lo que hicieron, y que ha sido su papel siempre, fue promover el Golpe, ocultar la información, perjudicar a la población y apoyar los ideales capitalistas de los sectores privilegiados.

Se cree entonces que existe una profunda relación entre los medios y la forma de pensar y de actuar de las personas en nuestras comunidades. La mayoría de las nociones y visiones de la vida en sociedad fueron construidas a partir de los medios. La integración social es producto de los medios, es decir el modo en que se estructura la sociedad es impuesto por los dueños de dichos medios.

Muchos teóricos han dicho que vivimos en la sociedad de la información, donde no importa el contenido ni el efecto del mensaje, sino que lo positivo es la acción comunicativa. Casi todo el mundo se apoya en esto para decir que lo importante no es, por ejemplo, para qué se usa la libertad de expresión, sino que lo importante es únicamente hacer uso de ella. Este es un grave asunto de la sociedad venezolana. Los dueños de los medios privados pretenden escudarse en el concepto de libertad de prensa o libertad de expresión, defendiendo un libertinaje que les ha permitido enarbolar un ataque constante a la gestión del Gobierno Bolivariano y todos sus logros en distintas materias, oponiéndose además a todo tipo de regulación o control que el Estado o el pueblo legítimamente pretenda ejercer sobre los medios. 12

Es por esto y más que la intención de esta investigación es evaluar el efecto de los medios masivos en la organización y los procesos socializadores, la convivencia ciudadana, la participación y los mecanismos de inclusión y exclusión en el día a día de nuestras comunidades, a la vez que se plantea una propuesta necesaria para la construcción de prácticas comunicacionales alternativas que permitan combatir el estado de cosas que de manera muchas veces subliminal afecta directamente nuestro estilo de vida y es dueño de nuestra realidad. Esto responde a la necesidad urgente de una revisión profunda del estatus actual de nuestras comunidades, en aras de promover el cambio y la reestructuración social. Ha sido necesario también, un diagnóstico eficaz para construir la estrategia más pertinente que permita abordar la problemática de los medios de difusión privados y su negativa influencia en la vida de las personas.

Por otro lado, es preciso hacer un estudio histórico y teórico de la comunicación para desentrañar sus procesos.

Recordemos que para que las teorías de la comunicación entraran en el ámbito de la ciencia fue necesaria su justificación. Desde el siglo XX los medios han sido un fenómeno social importantísimo y ameritaron en aquel tiempo un estudio científico.

Shannon y Weaver, con su Teoría Matemática de la Comunicación de 1949, proyectaron la consolidación de los procesos de comunicación dentro de las ciencias sociales. Un modelo matemático de la comunicación permitió que la ciencia de la comunicación se incluyera dentro de las ciencias sociales, aunque ya se venían desarrollando dentro del campo de la humanística.

13

Además de la Teoría Matemática de Shannon y Weaver, que está ligada al aspecto científico de la comunicación y que engloba un transmisor, un mensaje, una señal, algo de ruido y un receptor, aparecen también teorías de posguerra más profundas y ligadas al aspecto social de la comunicación. Ejemplo de esto es la Teoría de la Aguja Hipodérmica, postulada por Harold Dwight Lasswell. En esta, la comunicación y la publicidad funcionan como una inyección en el cuerpo social, casi imperceptible, que pretende estabilizar la vida social, pero que modifica intencionalmente la conducta de la sociedad.

Esta teoría dice que los medios son capaces de construir una realidad basándose en las concepciones de desarrollo y tecnología, creando necesidades que sólo las empresas pueden cubrir.

El asunto de cómo el capitalismo utiliza distintas vías para penetrar en nuestras mentes (pensamos como otros quieren que pensemos) y en nuestros cuerpos (hacemos lo que otros quieren que hagamos) es una historia con amplios antecedentes.

Desde los tiempos de la Colonia los españoles aplicaban ya técnicas y procesos pre-capitalistas en una sociedad feudal. Se trata de los procesos capitalistas de Desterritorialización y Desmemoria, vitales para la dominación y subordinación de los pueblos. Estos procesos siguen siendo tan eficaces como hace 500 años, cuando quizás se dieron inconscientemente, pues hoy en día constituyen el pilar fundamental de cualquier medio privado empeñado en tener el control de amplios grupos de la población, para fines ya por muchos conocidos.

14

En un principio fue la Iglesia, luego la Escuela, pero hoy por hoy, el vehículo más eficiente para transportar el “virus” del capitalismo, y con él los procesos antes mencionados, siguen siendo los medios de difusión privados.

Muchos estudios han comprobado la evolución de los modelos que siguen los niños y las niñas: antes eran los padres, los abuelos, los maestros, la escuela, quienes enseñaban e inculcaban valores. Hoy en día los medios constituyen la principal inyección de “valores” para los infantes de nuestra patria. Así que el capitalismo tiene presas fáciles. Pero, ¿qué hay con las personas capaces de razonar y de pensar “por sí solas”? ¿Qué con los llamados adultos racionales que hay en nuestros Barrios? Pues es en ellos, cuya personalidad han venido moldeando los medios desde pequeños, que puede encontrarse el imperceptible pero nocivo efecto del capitalismo.

El proceso capitalista de Desterritorialización consiste en arrancar de su territorio (por la fuerza o con mensajes subliminales) a ciertos grupos de la población, con la intención de descontextualizarlos histórica, económica, social y culturalmente de su entorno, separándolos de sus orígenes, de sus raíces. Este proceso conduce irremediablemente a la pérdida de la memoria cultural. Si no sabemos dónde estamos, no sabemos quiénes somos. Separarnos de nuestras raíces es equivalente a romper toda conexión con nuestras costumbres, nuestras ideas, nuestros estilos de vida, nuestra forma de pensar.

El proceso capitalista de la Desmemoria, derivado de la pérdida del territorio, permite que sea posible la inyección de una nueva memoria: unas nuevas costumbres y unos nuevos conocimientos. Hasta una nueva historia. Al estar desprovistos de memoria, podemos asimilar cualquier cosa.

15

Los dueños de medios privados conocen muy bien esto, por lo que para manipular y controlar al pueblo es necesario dejarlo sin memoria, pero antes, sin territorio.

En los tiempos de la Colonia, el proceso fue forzoso. Los indígenas fueron desterrados de sus regiones naturales, fueron concentrados en campos vigilados y obligados a trabajar en las más duras condiciones. La desconexión física con su entorno natural fue haciendo que poco a poco se alejaran de sus raíces, dejaron de aprender sobre caza, cocina y medicina natural, entre otras cosas, para trabajar en la explotación de recursos naturales. Fue roto ese sagrado y ancestral vínculo con su tierra, olvidando con el pasar de lo años mucho de lo que sabían de ella.

El asunto es sencillo: cuando vives en un lugar, conoces a la gente, las costumbres, el clima, su historia, la fauna, la flora, todo. Y ¿qué pasa si te mudas? Toda la memoria sobre ese lugar empieza a desaparecer, olvidas las cosas que hacías allá para subsistir, las costumbres son distintas, empiezas a formar una nueva memoria.

El asunto con los medios es que ellos no necesitan transportarte físicamente (aún cuando consigan hacerlo a veces), para arrancarte de tu territorio. Ellos pueden modificar con elementos culturales tu entorno, o bien crear la ilusión de que un determinado territorio tiene unas determinadas características. Es decir, pueden transformar tu territorio o pueden instalar un territorio virtual sobre el original sin que nos demos cuenta. Con conceptos como el desarrollo, la tecnología y el progreso, con nociones como el dinero y el trabajo, han hecho que olvidemos por completo lo que una vez fue nuestra patria, nuestra región, nuestra ciudad, nuestra parroquia, nuestro barrio. Ya no conocemos la historia y la cultura del lugar en el que vivimos. 16

Somos una jarra vacía en la que el capitalismo puede verter todas sus perversiones, construyendo iconos culturales, historias, símbolos, modas, patrones de conducta, dinero, trabajo, ocio, cualquier cosa. Sólo el capitalismo que opera a través de los medios puede rebasar las barreras de la metafísica permitiéndonos estar en nuestra tierra, pero sin estar. Vivir en un sitio en el que no vivimos realmente. Vivimos porque estamos vivos, pero realmente no hacemos vida en sociedad, no convivimos, no compartimos, no producimos, no sabemos lo que es estar vivo.

Nuestra vida responde a cada uno de los caprichos del capitalismo, a consumir, a comprar, a buscar dinero para gastarlo, a ganarse el “pan nuestro de cada día”. Y es que es necesario gastar dinero o morimos de hambre, pero esta realidad es parte del mismo sistema que se retroalimenta.

La unión entre los medios privados y el modelo de producción capitalista es tan fuerte como la aleación de dos metales. Todo está en su lugar. Cada pieza del engranaje funciona correctamente. Los medios alimentan y promueven el sistema de producción capitalista y éste a su vez sostiene a los medios. Los medios privados son una industria, un negocio, una empresa, una fábrica, una forma de producción, constituyen la industria mediática, la industria cultural. Hay quienes están convencidos de que transformando el sistema económico de producción será posible transformar los medios de difusión en medios de comunicación al servicio del pueblo.

Que distinto sería todo si siguiendo la tradición de los pueblos originarios, pudiéramos producir lo que necesitamos y viviéramos en perfecta armonía con la naturaleza y los otros seres humanos. Que distinto sería si no tuviéramos que vivir el día a día preocupándonos por “ganarnos el pan”.

17

Que distinto sería si la mano depredadora del capitalismo no nos hubiese alcanzado, y si los medios no le hubiesen dicho cómo llegar a nosotros.

No existe un solo pedazo de tierra en el mundo que se haya escapado de las garras del capitalismo, aunque pueden existir pueblos que no hayan sido tan golpeados por los proceso capitalistas de Desterritorialización y Desmemoria.

Pero en Venezuela, los intereses capitalistas de los medios por muchos años nos han amarrado al capitalismo. Cuando los medios, en realidad deberían ser las herramientas fundamentales de la liberación popular. Liberación del capitalismo, del consumismo, liberación del individualismo y de todos los valores que promueven, liberación de la pobreza, liberación del analfabetismo, liberación de todo tipo de opresión a la que, casi siempre sin saber, está sometido el “bravo pueblo venezolano”. Pero como dijo Alí Primera, “el pueblo es sabio y paciente” y poco a poco se está llevando a cabo un amplio trabajo de recuperación de la memoria y de nuestros territorios, de nuestra historia y de nuestra cultura. Se trata de un esfuerzo más del Gobierno Bolivariano pro Socialista por desalinear a la población de las corrientes capitalistas y enseñarla a defenderse de las artimañas mediáticas. Hoy más que nunca, los medios pueden y deben ser herramientas indispensables para luchar por recuperar nuestra memoria y nuestro territorio, para volver a ser nosotros mismos, aunque probablemente se nos vaya la vida en eso.

18

Dimensiones de la Investigación

Una particularidad de esta investigación es la múltiple dimensionalidad que presenta, en tanto que puede hablarse de lo académico (comunicación popular), lo político (transformación social) y lo metodológico (investigación participativa), como tres dimensiones que orientan sus líneas de acción.

Es preciso repasar estas tres dimensiones, comenzando por la dimensión académica, que nos habla de la Universidad Bolivariana de Venezuela, creada en el 2003 mediante decreto dictado por el Presidente de la República, Hugo Rafael Chávez Frías.

La Universidad Bolivariana fue creada con el propósito de formar profesionales capaces de enfrentar cualquier circunstancia, con una ideología socialista y revolucionaria, defendiendo la igualdad de

oportunidades, donde nada importan las llamadas

clases sociales,

ofreciendo también estos mismos privilegios a estudiantes extranjeros. De esta manera se garantiza una educación con un claro sentido de responsabilidad ciudadana, cónsona con los intereses colectivos, formando un bien común para el pueblo venezolano, para nuestras comunidades.

Sostenida con una visión

que encierra la vinculación con las

comunidades y sus Consejos Comunales y sustentada en valores éticos y políticos de la democracia participativa y protagónica, la Universidad Bolivariana cumple un papel fundamental en las comunidades, a través de la llamada Unidad Básica Integradora Proyecto, una cátedra participativa y organizadora que constituye un espacio de formación consagrado al trabajo colectivo en búsqueda del bienestar común. Un espacio para el estudio y la convivencia con los vecinos y vecinas de nuestras comunidades. 19

Proyecto es una de las particularidades que diferencian a esta universidad del resto de las universidades tradicionales, ya que fue creado para desarrollarse en todas las comunidades, conjuntamente con sus Consejos Comunales. La UBV, a través de Proyecto, promueve que todos los Programas de Formación de Grado (en este caso, el de Comunicación Social) se avoquen a un trabajo investigativo concebido para el desarrollo socio-económico de nuestras comunidades y al planteamiento de proyectos que impacten profundamente la realidad de nuestros barrios. Proyecto tiene sentido si ayuda, si contribuye a revertir las condiciones de pobreza. Si ayuda a la organización, a la educación, a la comunicación y a la investigación popular que hagan del saber y del conocimiento herramientas de liberación, de emancipación de la esclavitud del capital, del mercado explotador. Bastante distinto a las universidades tradicionales, cuyo objetivo en las comunidades se centra en un trabajo efímero y sin mayor trascendencia, ya que no se procura una trasformación de la conciencia ciudadana.

Se debe trabajar además en la articulación de Proyecto con las unidades curriculares pertenecientes a cada tramo de la formación de los y las estudiantes, contribuyendo así a formar un gran aparato socio-educativo, un equipo de investigación que nos permita apropiarnos de ciertos conocimientos y ponerlos en práctica en las comunidades, además de tomar los conocimientos y las experiencias del saber popular y construir una interpretación científica de ciertos fenómenos sociales para lograr así pensar soluciones a diversas problemáticas.

20

Al respecto de la dimensión política de Proyecto, es importante tener bien claro el contexto político en el que se desarrolla, que es el de la democracia participativa y protagónica reflejada en el poder popular. Consiste en la toma de decisiones del pueblo en los asuntos de la vida pública nacional. Para que se de esta democracia es necesaria la organización y la educación. Este modelo de democracia participativa y protagónica sustituye al modelo anterior de democracia representativa, donde los ciudadanos y ciudadanas sólo se encargaban de elegir a unos representantes que decidían por ellos desde los cargos públicos. Hoy, las decisiones son tomadas desde nuestras comunidades, a través de los Consejos Comunales y en asambleas de ciudadanos y ciudadanas, procurando el bienestar común.

La democracia participativa y protagónica se da en un sistema de gobierno en el que los ciudadanos son sujetos activos y protagonistas de su propio destino, lo que trata de garantizar que la acción de los poderes públicos esté a su servicio. Es igualmente, una nueva forma de relación entre el Estado y los ciudadanos, en la que la democracia de los partidos es sustituida por la participación protagónica de la ciudadanía.

En Venezuela, se ha dado un caso bastante particular, pues durante más de medio siglo nos hicieron pensar que había democracia participativa en el área de las telecomunicaciones, idea que logró penetrar en la mente de los venezolanos y venezolanas con la ayuda de la mentira y la manipulación, haciéndonos creer que los medios de comunicación trabajan para nosotros, cuando en realidad lo hacen para su propio beneficio sin importar lo que pensamos, lo que queremos o lo que necesitamos. Estábamos

acostumbrados a ser personas pasivas que solo podían ver y escuchar lo que las grandes empresas de telecomunicaciones querían. 21

Desde el año 1999, con el inicio del Gobierno Bolivariano y el proceso revolucionario liderado por el comandante Hugo Chávez que vino a trabajar para el pueblo, esto cambió, aunque no del todo. Recordemos que son más de 50 años que le lleva de ventaja el capitalismo comunicacional al socialismo en Venezuela, mas sin embargo poco a poco un nuevo modelo gana terreno en todas las áreas (política, economía, cultura, comunicación). Hoy en día, se brinda participación al pueblo por parte de diversos medios creados por el Estado, y otras iniciativas populares de televisoras y emisoras comunitarias, que atienden las demandas del pueblo, satisfaciendo, en la gran mayoría de los casos, sus necesidades, pero lo más importante, tomándolos en cuenta. Esta es la verdadera democracia participativa y protagónica, donde el pueblo es quien decide y toma sus propias decisiones para el bien común, el progreso del país y el bienestar de todos y todas.

Finalmente, en cuanto a la dimensión metodológica, se abordan el gran conjunto de tendencias o movimientos populares, comunitarios, reivindicatorios, alternativos, antiimperialistas, de vanguardia, socio-

productivos y otras expresiones de la izquierda latinoamericana y mundial, así como de los pueblos que le han dado vida. Aunque para especificar, podemos hablar de IAP (Investigación-Acción Participativa) como la metodología aplicada.

22

Metodología de la Investigación

Una lectura tradicional del tema nos dice que la investigación es aquella que se realiza para producir datos acerca de un objetivo específico utilizando una serie de elementos o medios para obtener de forma sistemática la información deseada tomando lo más importante o relevante y desechando aquellos materiales informativos que no sean de utilidad para lo que se está investigando.

En la investigación se recopilan todos los datos necesarios que harán del proceso investigativo una herramienta efectiva donde se puedan utilizar todos los elementos que se tengan al alcance y con el manejo correcto del tiempo.

La medición y observación de los fenómenos o sucesos que se desean estudiar, así como el análisis de resultados y datos, y la interpretación de los mismos, son los factores esenciales o característicos del proceso de investigación, es decir, que la investigación es un proceso sistemático donde la búsqueda de información debe ser llevada a cabo de forma organizada y objetiva.

El conjunto de métodos positivistas representan el sistema más utilizado en la investigación, los cuales están dirigidos incluso al estudio de los fenómenos sociales, lo que hace que una problemática social llegue a ser esquematizada partiendo de un marco conceptual de ideas organizadas, las cuales están relacionadas al tema ó fenómeno de estudio, haciendo un análisis de dicho problema de una manera muy generalizada.

23

Para tener un antecedente de lo que es el estudio de fenómenos y sucesos que hacen que las personas se interesen en demostrar y conocer el por qué, cómo y cuándo ocurren las cosas y fenómenos de la naturaleza, es importante mencionar uno de los métodos tradicionales como lo es el positivismo, el cual plantea que para que exista un verdadero conocimiento no basta con hacer especulaciones meramente filosóficas, sino que se deben aplicar métodos que puedan demostrar con datos, pruebas y análisis los fenómenos, es decir, un método científico donde el ser humano pueda

verificar los hechos reales por medio de la experimentación.

El positivismo como corriente filosófica que estudia las investigaciones desde el plano científico, proporciona beneficios bien palpables que nos aportan resultados bastante exactos, obtenidos a través de experimentación, dándonos así, una visión real de cómo funcionan las cosas en la naturaleza. El positivismo a su vez también posee ciertas ventajas y desventajas en su aplicación. Una de las ventajas es que hace uso de la experimentación, estudiando los hechos paso a paso de forma metódica, para luego dar resultados que son producto de análisis profundos y con lo que nos dice que todos los fenómenos obedecen a leyes insustituibles de la naturaleza.

También el positivismo presenta desventajas muy marcadas ya que por un lado no especifica de forma clara en que consiste el conocimiento científico, y por otro lado dice que ciertas doctrinas como las teológicas y las metafísicas no son actividades científicas ni de observación, sino que son meras especulaciones y no pueden investigarse. Lo más grave es que al ser una persona el individuo que se desenvuelve en un ambiente natural, el positivismo considera al ser humano como un objeto más de estudio y no como una rica fuente de experiencias y saberes. 24

Uno debe ciertamente Investigar para comprobar algo o encontrar una realidad. Luego de esto, muchos plasman sus resultados en un trabajo de investigación y lo exponen al mundo, pero cuando se trata de nuestras comunidades debe investigarse además para el reconocimiento de una problemática y para la construcción colectiva de estrategias que arrojen una solución efectiva a diversos factores que perturban las condiciones de vida de sus habitantes.

En este siglo, y más, en las últimas décadas, sin perder el carácter de cientificidad, han nacido otros enfoques de investigación científica, buscando mayor participación y apropiación del proceso y de los resultados por parte de la comunidad involucrada. En estos nuevos enfoques se ubica la Investigación-Acción Participación (IAP), metodología de investigación que se ha aplicado en el presente estudio.

Existe la manera tradicional de investigar científicamente, en la cual una persona o grupo capacitado, aborda un aspecto de la realidad, ya sea para comprobar experimentalmente una o unas hipótesis, para describirla o para explorarla, entre otras opciones. Generalmente, en este tipo de investigación, la comunidad en la que se hace la investigación, o para la cual se hace, no tiene injerencia en el proceso, ni en los resultados. Esta, generalmente sólo conoce las conclusiones.

La IAP nace en los años 70, con base en la orientación sociológica de la teoría de la dependencia-liberación, orientación que fue siendo asumida por las ciencias humanas, las ciencias de la educación, la pastoral y la misma teología.

25

Uno de sus aspectos claves es dar el valor que se merece a las acciones que conducen a procesos de transformación o a cambios estructurales y el valor que tiene la comunidad participante, particularmente aquella más necesitada. La IAP orienta un proceso de estudio de la realidad o de aspectos determinados de ella, con rigor científico.

En esta investigación hay acción, y no cualquier tipo de acción, sino una acción que conduce al cambio, a la transformación social. Esta acción es llamada por algunos de sus impulsores, praxis o proceso síntesis entre teoría y práctica, la cual es el resultado de una reflexión-investigación continua sobre la realidad abordada no solo para conocerla, sino para transformarla.

El requerimiento de cualquier investigación, que quiera ser práctica y transformadora, es la acción, ya que no debería investigarse por el mero placer de conocer. No hay que esperar el final de la investigación para llegar a la acción, pues todo lo que se va realizando en el proceso es acción y a la vez va incidiendo en la realidad.

La IAP es una investigación-acción realizada participativamente. En ella, la investigación no es sólo realizada por expertos, sino con la participación de la comunidad involucrada, con lo que se quiere superar la investigación al servicio de unos pocos (una clase privilegiada) o la investigación exclusiva de los centros de investigación.

La investigación y la ciencia deben estar al servicio de la colectividad, pues buscan ayudarle a resolver sus problemas y necesidades, así como a planificar su vida. En las comunidades, se quiere que los problemas a investigar sean definidos, analizados y resueltos por los propios afectados.

26

PRESENTACIÓN DE LA COMUNIDAD
La lógica del capitalismo diseñó los primeros asentamientos humanos de lo que iba a ser América y trazó las formas de relación y comunicación entre éstos y la ciudad. La misma lógica sigue actuando y descubrir su mecanismo puede que nos lleve a producir una nueva situación, un nuevo orden de cosas.

En efecto, los primeros asentamientos y las ciudades de hoy, existen y se justifican a partir del flujo fácil, rentable, económico de capital, de riquezas, de bienes, de mano de obra. Y en un primer momento las rutas marítimas fueron las vías predilectas, además de las únicas, para conectar las colonias. Nuestras ciudades lógicamente nacieron ligadas al mar y a los puertos, y éstos, su florecimiento, su importancia, su esplendor, dependieron de la cercanía y la facilidad de acceso a las zonas productoras. Nuestro país creció y se multiplicó en ciudades costeras o cerca del mar, hacia el interior las poblaciones se dispersaban, situación que hoy sigue siendo una característica estructural del país. Esta estructura no sólo se verifica entre las ciudades y las rutas marítimas, sino que se reproduce entre las ciudades que componen el propio país y al interior de las ciudades mismas. Las rutas marítimas conectaban con Europa, y serían luego las carreteras, los caminos, en el continente, las que unirían a las ciudades con los puertos que se abrían al mar o al océano.

Evidentemente, ganaban importancia o relevancia las ciudades que tenía un mejor y más rápido acceso a un puerto, o que eran portuarias, y a partir de éstas se trazaban o radiaban las rutas de interconexión. Las capitales gozaban de las mejores rutas de acceso y de salida al exterior. 27

Viajar a la capital y más aún vivir en ella es una forma de aproximarse a la ciudad y las mejores condiciones de vida. Pero, esto lo conocemos. Lo importante es reconocer, visualizar, que la lógica que une territorio, comunicación y capital se sigue reproduciendo. Nuestras carreteras existen en función y a favor del capital, ya por los mejores caminos circularán los más vertiginosos intereses y las autopistas más rápidas aceleran el flujo de los capitales.

Vivir cerca de la carretera era una manera de estar cerca del dinero, pero sólo si esta carretera era principal, es decir, si llevaba o traía a la ciudad. Muchas economías de pequeños poblados del interior dependen de las carreteras por donde circulan capitales vinculados a la ciudad, de modo que la estructura misma del pueblo aparece desfigurada, pues adquiere la forma, el sentido, la dirección de los capitales que lo atraviesan. Existe por supuesto un arraigo cultural al territorio, pero no deja de ser cierto que el capital y sus flujos redimensionan de manera crucial la apariencia y el contenido de nuestros pueblos y ciudades.

Cambiar la lógica del capital nos conduce a modificar nuestra percepción de las ciudades y poblados. Si nos sigue interesando el movimiento de capitales de acuerdo a la lógica capitalista, entonces nuestras ciudades seguirán siendo lo que son y cambiarán en la medida en que cambien los intereses del capital.

28

Esto son nuestras ciudades y a partir de ellas fueron naciendo los barrios, que desde entonces han constituido el albergue de obreros y trabajadores, esclavos del capitalismo. Suelen llamárseles “cinturones de miseria”, espacios geográficos que rodean la ciudad (que es la fuente de empleo), llenos de personas explotadas por el sistema, y un ejemplo contundente que existe está ante nuestros ojos, en la ciudad de Maracaibo. ¿Quiénes construyeron esta ciudad? Nuestros indígenas, los hermanos de la etnia Wayúu, quienes se vieron obligados a consecuencia del sistema, a abandonar sus tierras nativas e instalarse cerca de la ciudad, en busca de trabajo, de ingresos. Esto dio lugar a la aparición progresiva de ocupaciones no planificadas que posteriormente se han convertido en los barrios que hoy conocemos. La historia se repite, producto del sistema, en distintos contextos alrededor del mundo.

De esta lógica no se escapa, por ejemplo, Country Sur, la comunidad donde se desarrolló esta investigación, que nace como una ocupación no planificada de tierras abandonadas. Esto es en el sector Cuatricentenario, de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante, Maracaibo, estado Zulia. Country Sur posee una extensión territorial de 53.110,40 m2 y limita al norte con el tanque de HIDROLAGO, al sur con el barrio Ana María Campos, al este con el barrio Lomitas del Zulia y al oeste con la avenida 66-G del sector Cuatricentenario.

De esta comunidad, existen diversas posturas sobre su fundación, pero casi todas apuntan a que fue fundada por un reducido grupo de personas durante el año 1992.

29

Los y las ocupantes fueron agredidos por agentes policiales y algunas casas ya construidas incluso fueron derribadas, como parte de diversas acciones de desalojo, ya que los terrenos ocupados pertenecían legalmente al entonces Instituto Nacional de la Vivienda (INAVI). Pero el deseo de tener una casa propia ocasionó que los y las ocupantes se organizaran y lucharan contra cualquiera que quisiera desalojarlos de sus pequeñas parcelas, ya que la condición previa de la mayoría era la de vivir pagando alquiler o arrimados en diversos sectores de la ciudad, inclusive fuera de las fronteras venezolanas.

Después

de

diversas

acciones

sociales

lograron

obtener

la

legalización de esta ocupación, para después fundar la Asociación de Vecinos. Había que empezar a trabajar para obtener los servicios básicos, ya que sólo contaban con un cableado eléctrico improvisado.

La Asociación de Vecinos llevó a cabo varias reuniones con la comunidad y algunas instituciones como ENELVEN para lograr formalizar el servicio de energía eléctrica.

Otras ocupaciones cercanas fueron anexadas a Country Sur entre los años 1995 y 1996, quedando constituida hasta el día de hoy, básicamente por 6 manzanas, así como 5 calles principales y otras secundarias.

Se recuerda que por aquellos años ejercía la presidencia del país, Carlos Andrés Pérez y la Gobernación del Estado Zulia estaba en manos de Osvaldo Álvarez Paz. Sucedido el Golpe de Estado de 1992 dirigido por el actual presidente Hugo Rafael Chávez Frías, Arias Cárdenas toma la Gobernación del Estado Zulia, y Manuel Rosales ya se posicionaba como el alcalde de Maracaibo. 30

Para 1997, la Alcaldía de Maracaibo puso en funcionamiento el nuevo servicio eléctrico en la comunidad Country Sur, beneficiando así a las 189 familias que habitaban para entonces el barrio.

Los vecinos de esta comunidad han demostrado siempre aires de progreso, siendo testigos de distintas organizaciones comunitarias, tales como la ya mencionada Asociación de Vecinos y otras ideas autónomas como la de GROPLAC (Grupo Organizado por la Comunidad), hasta la llegada en el 2007 del Consejo Comunal, en virtud de los dispuesto por el Gobierno Bolivariano.

Con el Consejo Comunal, las familias que vivían en ranchos pudieron obtener una casa a través del Proyecto de Sustitución de Rancho por Casa. Y hoy, se encuentra en vigor la segunda gestión del Consejo Comunal.

Actualmente, la comunidad posee casi todos los servicios básicos, aunque presenta deficiencias con el agua, que es irregular, y las calles poseen una capa de asfalto bastante desgastada.

Posee una salida directa a una avenida principal (66-G del sector Cuatricentenario, que al norte conduce al sector Los Plataneros y al sur, conduce al sector Los Patrulleros) y entre los sitos más relevantes se encuentran la oficina del Consejo Comunal, locales comerciales, panaderías, fruterías y abastos, peluquerías, herrerías, talleres de latonería, escuelitas, casas de terapias y de hidratación, Casa del Pueblo SOCIAL (Gobernación del Estado Zulia), Casa de Alimentación del Gobierno Bolivariano, cancha deportiva, entre otros espacios.

31

En Country Sur destacan la buena relación entre los vecinos y la presencia de Misiones Sociales (permanentes y esporádicas) tales como Mercal, Comedor Comunitario, Barrio Adentro, Misión Sucre, Misión José Gregorio Hernández, Misión Madres del Barrio, Misión Negra Hipólita, Misión Cultura, entre otros Programas Sociales.

Entre las personas más relevantes de la comunidad se encuentran la señora Aura Rangel, una respetada adulta mayor que además es fundadora del barrio, la enfermera comunitaria Thairy Hernández y su esposo Félix “Taty” López, dramaturgo y comunicador popular de una pintoresca personalidad, la periodista y profesora de la UBV, Yamira Acosta, la señora Betty de Méndez, responsable de la Casa del Pueblo SOCIAL (Gobernación del Estado Zulia), Aracelys López, del Frente de Mujeres Socialistas, entre otras personas.

En la comunidad Country Sur habitan 93 niños y niñas hay 92, 41 adolescentes varones y 37 adolescentes hembras, además de 186 adultos y 254 adultas, así como adultos mayores, que hay 38 y adultas mayores 40, sumando un total de 781 habitantes repartidos en 280 familias. Se registraron también 50 casas que llevan a cabo actividades económicas productivas y para los efectos de esta investigación, se detectaron diversas iniciativas de actividades agroalimentarias.

En cierta ocasión, un productor independiente solicitó la participación de varios niños y niñas de la comunidad, además del actor Félix “Taty” López para la grabación de un videoclip musical, el cual efectivamente se produjo para la televisión local y puede observarse regularmente dentro de la programación de la televisora comunitaria de Maracaibo, Canal Z.

32

Durante el trabajo desempeñado por la Sociedad Civil Habiterra, el cual consistía en dictar talleres para la conformación de cooperativas y sobre contraloría social, se instaló en un local comercial de la comunidad una oficina provisional para el proyecto. Este proyecto de desarrollo social, abarcó además, la grabación de micros de reflexión comunitarios, en la que participaron varias personas de la comunidad.

Algunas de las experiencias comunicacionales más relevantes dentro de la comunidad son, por ejemplo, la creación en el año 2002 de un programa radial llamado Zona Infantil, que empezó a transmitirse en una emisora cercana, la radio comunitaria La Voz del Pueblo 103.5 FM.

El programa era conducido y producido por 6 niños y niñas del barrio bajo la dirección de la periodista Yamira Acosta. “El propósito del programa es romper con lo tradicional ya que los niños no tienen voz en los medios, pues no existen programas de niños y niñas, con niños y niñas, ni para niños y niñas” expresaron en diversas entrevistas para los medios regionales, tales como Global TV y Niños Cantores Televisión. También dijeron que “el propósito del programa radial Zona Infantil es resaltar la cultura venezolana y los demás temas que no toman en cuenta los grandes medios. La programación tienen como finalidad informar, educar y entretener a toda la familia”.

Los niños y niñas, conductores y productores del espacio Zona Infantil, grabaron también en una oportunidad una serie de micros de reflexión comunitarios y fueron objeto de un reportaje realizado por Vive TV haciendo énfasis en la producción infantil alternativa en este barrio del estado Zulia.

33

Los niños y niñas crecieron y empezaron a hacer producción juvenil en una emisora regional, por lo que Zona Infantil pasó a ser producido por otra generación de pequeños y pequeñas que hoy se encuentra en formación.

En otra oportunidad, diversos niños, niñas y adolescentes de la comunidad, con el acompañamiento de algunos productores audiovisuales independientes, para promover la creación de un ECPAI (Equipo Comunitario de Producción Audiovisual Independiente) y en el marco de la comunicación alternativa, pintaron un mural en la avenida 66-G del sector Cuatricentenario, actividad que condujo a la grabación de un video que puede apreciarse regularmente en la programación de Canal Z. Lamentablemente el ECPAI nunca llegó a consolidarse.

Un proyecto de alto impacto social diseñado por el Consejo Comunal de Country Sur para un terreno baldío dentro de la comunidad se vio frustrado producto de la ocupación no planificada de dicho terreno.

Este proyecto se denominaba Centro Cívico del Poder Popular Las Lomitas y beneficiaría directamente a la mancomunidad Country Sur-Lomitas del Zulia-Ana María Campos. Se tenía previsto el funcionamiento, dentro de este edificio, de diversos espacios para la educación, la cultura, el deporte y la formación política, entre los que destacaba una emisora comunitaria.

El único medio comunitario que ha funcionado en la comunidad es un periódico de corte alternativo denominado Country Sur Noticias como una iniciativa del Consejo Comunal, quien se encargó de imprimir, reproducir y repartir las dos únicas ediciones que se escribieron, y que constaban de unos diez ejemplares cada una.

34

Diagnóstico Comunicacional

Por medio de una encuesta aplicada en el 60% de los hogares de Country Sur, se pudo recoger la percepción que los mismos habitantes del barrio tienen sobre los procesos de comunicación internos en la comunidad y los resultados se detallan a continuación.

Cuando se preguntó ¿qué significa para usted la comunicación? las respuestas de mayor repetición en selección múltiple fueron hablar (75%) y conversar (67%). También figuraron las opciones convivir (61%), transmitir (54%), informar (53%), participar (46%), debatir (44%), interactuar (42%), investigar (41%), acordar (37%), trabajar (36%) y actuar (35%). Las respuestas de menor repetición fueron organizar (30%) y transformar (25%).

Cuando se preguntó ¿cómo evalúa el proceso de promoción e información de las actividades y eventos que se realizan en la comunidad? las respuestas fueron excelente (8%), bueno (38%), regular (43%), malo (9%) y no existe (2%).

Cuando se preguntó ¿a través de qué medios recibe usted la información cuando se presenta una situación importante en la comunidad? las respuestas de mayor a menor repetición en selección múltiple fueron invitaciones (67%), de boca de otros vecinos (51%), avisos (41%), visitas al hogar (37%) y voceo comunitario (28%).

35

Cuando se preguntó ¿qué elementos cree usted que deberían considerarse para mejorar los procesos de comunicación en la comunidad? las respuestas de mayor a menor repetición en selección múltiple fueron voceo comunitario (65%), periódico comunitario (57%), carteleras

comunitarias (54%), emisora de radio o televisora comunitaria (54%) y murales informativos (34%).

Cuando se preguntó ¿considera usted necesaria la conformación del Comité de Comunicación Popular en el Consejo Comunal de la comunidad? las respuestas fueron sí (98%) y no (2%). Es preciso señalar que para entonces no existía dicho comité.

Cuando se preguntó ¿participa usted con algún aspecto en los procesos de comunicación en la comunidad? las respuestas fueron sí (40%) y no (60%).

Finalmente, cuando se preguntó ¿estaría usted dispuesto a participar en la organización, promoción y ejecución de actividades y proyectos que contribuyan a consolidar los procesos de comunicación y unión, así como la organización y el desarrollo integral de la comunidad? las respuestas fueron sí (70%) y no (30%).

Por medio de otra encuesta aplicada también en el 60% de los hogares de Country Sur, se pudo conocer la aceptación de diversos medios de comunicación, de distintas categorías, y la percepción que los y las habitantes del barrio tienen sobre estos. Los resultados se detallan a continuación.

36

Los medios audiovisuales más vistos en la comunidad son Venevisión (36%), Venezolana de Televisión (23%), Televen (21%), Globovisión (10%) y otros (10%).

Los medios impresos más leídos en la comunidad son Mi Diario (35%), Panorama (33%), La Verdad (13%), El Universal (11%), Versión Final (5%) y otros (3%). Es preciso señalar que para entonces no circulaba regularmente Country Sur Noticias.

Las opiniones sobre los medios comunitarios giran en torno a que fueron creados para escuchar a la comunidad y ayudar a encontrar una solución a sus problemas (67%), o bien simplemente están creados para la comunidad (11%), otros no conocen nada sobre el tema (11%), aunque algunos afirman que están impuestos por el Gobierno Nacional (10%) o que tienen la misma función de los medios convencionales (4%).

En cuanto al tema de la participación opinaron que el término hace referencia a tomar parte en la toma de decisiones que beneficien a la comunidad (55%), exponer nuestras ideas (20%), asumir responsabilidades dentro de una comunidad (13%) y asistir a una asamblea o reunión (12%).

El 39% de las personas encuestadas ve, escucha o lee los medios de 1 a 2 horas diarias. El resto lo hace de 3 a 4 horas diarias (26%), de 2 a 3 horas diarias (23%), 4 horas diarias ó más (9%) y los que no ven, escuchan o leen nunca los medios abarcan el 3% de los encuestados y encuestadas.

Cuando se preguntó ¿se siente usted participe de la programación que se transmite a través de los medios de difusión masivos? las respuestas fueron no (53%), sí (42%) y no sabe (5%). 37

De la programación que se difunde a través de los medios audiovisuales, la mayoría de los entrevistados prefieren ver programas recreativos o de entretenimiento (47%), aunque también hay espacio para los programas informativos (34%), culturales (11%) y políticos (8%).

Cuando se preguntó ¿está usted de acuerdo con las políticas implementadas por el Gobierno Nacional para regular el contenido de la programación que transmiten los medios de difusión masivos? las respuestas fueron sí (48%), no (48%) y no sabe (4%).

Cuando se preguntó ¿está usted de acuerdo con la función que ejercen los medios de comunicación audiovisuales e impresos? las respuestas fueron sí (65%), no (30%) y no sabe (5%).

Por último, cuando se preguntó ¿cuáles medios de comunicación llamados comunitarios escucha o ve usted con más frecuencia? las respuestas fueron no ve o escucha (78%), Canal Z (12%) y La Voz del Pueblo 103.5 FM (10%).

La intención de un censo demográfico y socio-económico o hasta fundacional dentro de la sociología puede ser la de lograr reconocer de manera efectiva las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas dentro del espacio de convivencia humano que se aborda y lograr así promover estrategias de transformación social.

En Country Sur, el censo fue aplicado a 148 familias de la comunidad, que representan aproximadamente un 53% del total de familias.

38

A continuación algunos de los datos más relevantes obtenidos a partir de la interacción comunitaria en la aplicación del censo demográfico y fundacional.

Entre otras cosas, los tres crecimientos poblacionales más grandes en la comunidad fueron hace 17 años, hace 12 años y hace 10 años. La mayoría de las familias censadas que hoy habitan la comunidad Country Sur vivían antes en diferentes barrios, pero siempre dentro de la misma Parroquia Francisco Eugenio Bustamante en la ciudad de Maracaibo. Otras, vinieron de diferentes parroquias, de diferentes ciudades y estados del país, inclusive de la hermana república de Colombia.

De 148 entrevistados, 109 (73,6%) dijeron haber llegado a esta comunidad cuando tenían entre 20 y 74 años de edad, y 39 personas (26,3%) cuando tenían menos de 20 años.

Entre las razones que motivaron el asentamiento en la comunidad están, con un 57,4% de las familias, no poseer vivienda, con un 34,4% de las familias, cambiar de vivienda y con un 8,7% de las familias, motivos familiares u otros. Además, de 148 entrevistados, un 34,4% declaró ser fundador de esta comunidad.

El 69,5% de las personas entrevistadas no conocen la fecha exacta de fundación de la comunidad. Las que afirman conocer la fecha expresaron años distintos, sin embargo la mayoría de las personas están de acuerdo en que en el año 1992 es fundada oficialmente esta comunidad, pues es cuando se produce un asentamiento relevante de familias en este sector, aún cuando desde antes reducidísimos grupos ya lo poblaban.

39

Problematización

Los entrevistados y entrevistadas reconocen que hay un problema en la comunidad y es la falta de comunicación. Quizás lo que se ignora son las causas históricas que han conducido al modelo comunicacional en los barrios. Señalan que el Consejo Comunal debería trabajar en función de eso. Y en cuanto a la participación el argumento fue constante.

Los entrevistados declaran no tener tiempo para la participación y el trabajo comunitario. Esto es provocado por el mismo sistema y las condiciones de la sociedad, en las que un adulto promedio pasa casi todo el día trabajando para llegar a su casa a ver televisión, en donde se crea la necesidad de gastar en productos a veces innecesarios y se ve obligado a seguir trabajando para gastar, manteniendo así un círculo de esclavitud sin esperanzas de acabar.

Los entrevistados declararon que los asuntos de la comunicación y la participación son responsabilidades casi exclusivas del Consejo Comunal y de los representantes de misiones. Y acotaron que entre los aspectos que deberían mejorar, están las técnicas comunicacionales en la promoción de eventos donde debería resaltar la cortesía y el interés al invitar a los vecinos.

Cuando se preguntó a los entrevistados si se sentían bien viviendo en Country Sur, las respuestas fueron sí, con un 85,8%, y no, con un 14,2%. Quienes respondieron que sí lo ameritan en su mayoría a la tranquilidad, a la buena relación con los vecinos y a las buenas condiciones de vida. Quienes respondieron que no, argumentan las causas de inseguridad y el exceso de arena y polvo por falta de asfaltado, lo que trae a la memoria la categoría de barrio consolidado. 40

Cuando hablan de un barrio consolidado se refieren a grandes o pequeñas urbanizaciones que han pasado de una precariedad dramática a gozar de todos los servicios básicos. Nos dice la expresión que el barrio tiene red de cloacas, electricidad, teléfonos, aceras y brocales, y que las casas o al menos buena parte de ellas son de bloque.

Todos y todas suelen olvidar o no se les ocurre pensar que la verdadera consolidación, el verdadero desarrollo llegará a nuestros barrios en la medida que a través de la organización y la participación se promuevan proyectos de desarrollo socio-productivo para la economía de resistencia.

Nuestra visión de un barrio consolidado debe ser la de aquel que tenga todo lo que necesita, desde un medio comunitario hasta un ambulatorio de salud, bibliotecas, espacios para la educación, la cultura, entre otras muchas cosas, pero todas obtenidas a partir de la autogestión, del poder popular. Es imprescindible, para que un barrio se consolide, que sus habitantes alcancen un alto grado de madurez y reflexión política y social que les lleve a asumir sus propios destinos y no esperar a que otros se acuerden de ellos. Es preciso señalar además, que un barrio no debería nunca terminar de consolidarse, sino más bien estar siempre en un proceso de desarrollo, evolución y transformación, cambios que se opongan al sistema y aseguren el bienestar colectivo. Es necesario además profundizar en la formación para una percepción crítica de los medios de difusión privados y combatir así el estado de cosas actual y quizás algún día nuestros barrios contengan en sí mismos la fuente de empleo a través de proyectos productivos, dejando de ser simplemente dormitorios en los que la gente descansa después de la jornada laboral en la ciudad, y así nunca más ninguna persona plantee no tener tiempo para el trabajo comunitario.

41

Además, si la esclavitud es entendida como trabajar para obtener la comida que nos da fuerza para seguir trabajando, entonces la esclavitud no se ha abolido todavía y si no actuamos pronto, no se abolirá en muchísimo tiempo. Es preciso entender estos y otros planteamientos antes de abordar una comunidad y plantearnos proyectos que conduzcan a su desarrollo.

Aportes como estos nos permiten un acercamiento al asunto de cómo los medios operan a favor del capitalismo. Es tarea de todos y todas, sin embargo, construir modelos alternativos de comunicación que permitan romper las cadenas del yugo capitalista.

Existen dos afirmaciones muy famosas y elaboradas en tiempos distintos que nos hacen llegar a la misma conclusión: los medios representan un poder en la sociedad. Una de estas afirmaciones es la que hiciese el mismo Simón Bolívar, diciendo que “la imprenta es la artillería del pensamiento”. La otra corresponde a los tiempos previos a la Revolución Francesa, en donde se afirmaba que “la prensa es el cuarto poder en una sociedad democrática”, después del poder legislativo, el ejecutivo y el judicial. Aseveraciones éstas, que en sus respectivas épocas, surgieron como una referencia a la extraordinaria influencia que ejercieron los medios escritos en los procesos históricos, políticos, económicos y culturales. Hoy en día, afirmaciones de este tipo siguen teniendo validez, sobre todo si consideramos la aparición de unos medios de difusión más poderosos, como la radio, la televisión y, por supuesto, el internet.

En cuanto a las frases anteriores hay que decir dos cosas. Primero, que si alguna vez la imprenta fue la artillería del pensamiento, hoy los medios representan las armas, máquinas y municiones de ataque de los sectores más poderosos, económicamente hablando. 42

La realidad venezolana nos deja ver un modelo de hegemonía en cuanto a los medios: pocos manejan los grandes medios de difusión en nuestro país, y por ende pocos tienen el poder en sus manos. El poder para llevar a cabo terribles campañas de manipulación orientadas a defender ciertos intereses.

Segundo, hoy por hoy se sigue discutiendo si es correcto afirmar que los medios representan un cuarto poder en nuestra sociedad, pues el poder de los medios quedó a la deriva cuando fue superado por el poder popular el 11 de abril del 2002. Quedó en evidencia que a pesar del elaborado trabajo de manipular la realidad, colaborando en un Golpe de Estado, el pueblo tiene la última palabra, y fue éste, con la ayuda de los militares leales, quien pudo regresar al cargo de presidente al comandante Hugo Chávez. Pero éste es un caso muy excepcional, pues se refiere a una situación en particular. En una sociedad en condiciones normales, los medios son capaces de moldear la conducta de la población, manipulando a las personas, instalando en ellas una mente artificial, que guarda recuerdos, historia, cultura, política, economía, funcionamientos sociales, patrones de conducta y cualquier información ajena o propia, pero manipulada con alguna intención.

Ejemplos de esto los hay muy sencillos, como el niño que es menos violento si ve menos televisión, o más complejos, como los caso en los que presidentes de varios países en el mundo han debido renunciar a su cargo, o candidatos presidenciales han perdido elecciones, o se han justificado Golpes de Estado como el de Honduras, invasiones como la de Irak, muertes y masacres como las ocurridas en Bolivia en contra del pueblo indígena o en contra de pueblo palestino en la Franja de Gaza, a causa de campañas mediáticas que han calado en la población y han convencido a las personas de cosas que pueden incluso no tener ni siquiera un aire de verdaderas. 43

Tal es el caso de la libertad de expresión en nuestro país. Es altamente significativo el hecho de que a viva voz, a través de cualquier medio de comunicación, y haciendo uso pleno de su derecho a la libertad de expresión, existan personas que declaren que este derecho no es respetado en Venezuela.

El problema no es que mientan, lo preocupante es que a pesar de las pruebas evidentes de lo contrario, una gran mayoría de la población cree lo que se dice a través de estos medios. ¿Es tal vez la fe ciega en los medios de comunicación lo que produce esto? Muchos creen que sí. ¿Será la falta de formación en diversos aspectos, principalmente en lo ideológico, lo que hace que las personas sean susceptibles a este tipo de manipulaciones? Muchos más aun creen que sí.

En cualquier caso, es absurdo negar, para bien o para mal, que un medio de difusión no representa un poder latente, y en expansión, en una sociedad. Los medios representan el más poderoso de todos los poderes, ya que dan su propia opinión, sea correcta o no, y pueden hacernos creer que es verdad todo lo que se emite.

Dicen que una mentira repetida 1000 veces se vuelve verdad, pero tal vez esto se aplique sólo a las relaciones interpersonales, pues es probable que en un medio de comunicación baste con repetirla unas 30 o 20 veces, tal vez menos, para conseguir el mismo resultado. Parece ser que los medios de comunicación representan el elemento necesario para la consolidación del poder económico, constituyendo un arma de uso frecuente para defender los intereses capitalistas de la clase alta e ignorando por completo a las otras clases, usándolas sólo para poder mantenerse, pues el capitalismo necesita a cualquiera que consuma, compre o use. 44

No olvidemos que los medios de comunicación en una sociedad responden obligatoriamente al sistema de producción que existe en ella. En nuestro caso, el sistema de producción, que necesariamente debe suplantarse, tiene nombre y apellido. Se llama capitalismo.

En un principio se decía que el cuarto poder correspondía únicamente a la prensa escrita, pero en la actualidad, reforzado con todos los medios existentes y blindado con las tecnologías en desarrollo, puede decirse que el cuarto poder es el más poderoso de todos, porque no se limita a reflejar la opinión pública, situación en la que debería basarse la democracia, sino que puede crear una opinión pública propia (matriz de opinión), proporcionando en cualquier momento casi toda la información que la sustente.

Los nuevos medios de difusión, especialmente la televisión, tienen la facilidad de manipular el consciente y subconsciente colectivos. Muchos estudios lo han revelado. Su poder es real y es considerado por muchos el primero de todos los poderes, el más grande y que crece desmedidamente.

Aunque claro, tenemos la tarea de construir una alternativa a los medios privados, practicando una visión crítica de éstos, y tenemos el compromiso de disminuir su poder mediante una producción crítica, que en Venezuela es cada día más posible.

Hay medios tal vez más penetrantes y de trascendencia mundial, como el internet, en el que es sabido por muchos que hay lugar para cualquier tipo de mentiras, fraudes y engaños, dada la facilidad de alterar o editar y subir cualquier contenido (textos, fotos, videos) a la web, y también a causa de la carencia de una especie de regulación legal internacional en el uso de esta herramienta. 45

Estos aspectos hacen del internet un medio de comunicación incluso más influyente que los convencionales, pero que no ha desplazado a éstos tal vez porque el acceso o la capacidad de uso están limitados en muchos países.

Eso que se conoce como brecha digital, producida a su vez por una brecha social (falta de conocimientos en el uso de las herramientas tecnológicas o uso de las herramientas tecnológicas para fines no constructivos ni productivos socialmente) que a su vez, puede ser producida, en parte por los medios convencionales.

Los medios producen un efecto social, alterando el estilo de vida de las personas. Se cita al cantautor guatemalteco Ricardo Arjona que ha resaltado por abordar temáticas sociales principalmente en el contexto latinoamericano, en su tema La Vida está de Luto, donde canta “…y todos siguen aquí como si nada, jugando siempre al faquir en desbandada, tratando de ir y venir con el afán de cumplir lo que les dicta una ley de marionetas suicidas, sumisos en estampida”.

Este extracto del tema responde a una noción de sociedad que muchas personas tienen, una forma de vivir y de actuar impuesta

ampliamente por los medios de comunicación y el capitalismo, haciendo de la población, de la gente en nuestros barrios, un grupo de “sumisos en estampida”, a la orden de los modelos y tendencias que están por producir los medios.

El asunto es muy sencillo: los medios pueden construir una realidad. Pueden convencernos de que algo es así, aún cuando tengamos pruebas para afirmar lo contrario. 46

Está muy difundida la costumbre de que lo que un medio difunde corresponde a la realidad, cuando la verdad es que toda onda sonora que emite un radio o un televisor, toda imagen que aparece en un televisor o en la prensa, cada palabra que transmite un medio, responde a intereses particulares, casi siempre capitalistas, de sus dueños. Es la pura verdad, nada es casual todo es causal.

Nada en la agenda de los medios es casualmente transmitido, sino que todo se hace con una intención. Igual que los medios alternativos tiene una clara intención: combatir la lluvia de mentiras y manipulación a la que estamos expuesto por causa de los medios privados.

Como ya se ha tratado, en los tiempos de la Segunda Guerra Mundial se postuló la Teoría de la Aguja Hipodérmica que habla sobre el efecto de los medios de comunicación de masas sobre la opinión pública y afirma que la propaganda permite conseguir la adhesión de los ciudadanos a unos planes políticos determinados sin usar la violencia, sino un arma más silenciosa y letal: la manipulación.

En Venezuela, la manipulación es la especialidad de los medios privados. Mensajes directos y constantes en contra del Gobierno del presidente Hugo Chávez, interpretaciones elaboradas a su conveniencia y descontextualización de declaraciones de figuras públicas, son sólo algunas de las técnicas de las que se valen estos medios para inculcar en las cabezas de la gente en nuestros barrios, angustia, odio, miedo, confusión, y otros estados emocionales, gracias a que conocen muy bien el impacto y poder que tiene sobre las masas.

47

Quizás estos no sean los más peligrosos. Tal vez lo sean otros medios, que con mensajes sutilmente elaborados e imperceptibles, casi subliminales (aunque pueden también ser totalmente subliminales), logran moldear poco a poco la conducta y forma de pensar de las personas, les inculcan una ideología (capitalismo, consumismo), una cultura (formas de vestir, de hablar, de vivir), hábitos y costumbres. Pueden hacer de las masas rebaños de ovejas ciegos y sumisos que corren hacia la guarida del lobo.

Continuando con la Teoría Hipodérmica, los medios de comunicación son los emisores de un mensaje que llega a las masas. Los mensajes pasan por debajo de la piel (de allí el nombre de hipodérmica) sin ningún problema. Esto es el mensaje como estímulo, que provoca una reacción. Como emisores del mensaje, los medios de comunicación, quienes articulan dicho mensaje, quieren provocar ciertas reacciones.

La masa social la forman un grupo de personas que no tienen capacidad de captar los mensajes invisibles que proceden del emisor. El conductismo habla de reacciones iguales de las personas ante estímulos determinados.

Entre

los efectos de

este

modelo

están

el aislamiento, la

individualidad, la falta de interacción, la pasividad, la unidireccionalidad y la asimetría de los roles (la acción es exclusividad del emisor que envía el mensaje, produciendo el estímulo, y la pasividad está en el receptor porque sólo lo recibe y reacciona de una forma determinada). Estos términos se nos hacen muy familiares a la hora de estudiar la situación en nuestras comunidades.

48

La comunicación es un proceso cargado de intencionalidades, que busca producir un efecto concreto y que puede medirse porque produce una conducta visible en la sociedad, relacionada con el objetivo del emisor. Puede concluirse que la iniciativa está exclusivamente del lado del emisor y los efectos sólo del lado del receptor.

El poder de los medios es más que evidente. Podemos decir que existen tres realidades: la realidad real (el pasado que aconteció), la realidad interpretada y manipulada (la que los medios construyen a partir de interpretar o modificar la realidad real), y la realidad percibida y reinterpretada (la realidad que percibimos de los medios, que podemos interpretar, pero casi siempre asimilamos tal cual como no las presentan).

Aunque es absurdo creer que un medio pueda transmitir la realidad real (todos tenemos una visión e interpretación distinta de esta realidad) y que ésta llegue hasta nosotros completa y sin modificación alguna, el verdadero problema está en que los medios aprovechan su poder e influencia sobre las masas para manipular y transformar a su conveniencia la realidad real, creando una realidad levemente interpretada y ampliamente manipulada.

Esta realidad ampliamente manipulada penetra en la mente de las masas, pues aunque poseemos la capacidad de interpretación, los medios ya la han interpretado por nosotros y nunca nos damos un tiempo para la reflexión crítica de la información. De aquí que los medios nos hagan creer que esta realidad sobre-interpretada y mega-manipulada, corresponde a la realidad real.

49

Este es otro aspecto que refleja el poder de los medios. Aspecto que sólo podemos combatir dando cabida a la formación crítica de los ciudadanos y ciudadanas, y promoviendo la visión y producción crítica de los medios, pues hay quienes están muy bien preparados para recibir, analizar, interpretar, criticar y refutar los mensajes de los medios, pero la mayoría corresponde a personas que sin darse cuenta, en un acto de fe ciega, creen todo lo que se transmite. Quizás la tarea es revertir este porcentaje.

El papel de los medios de comunicación como instrumentos de denuncia y contraloría de los poderes públicos es esencial. Gracias a ellos podemos enterarnos de algunas actuaciones dudosas, irregulares o ilegales. Pero los medios tienen mucho poder, crean matrices de opinión y pueden desestabilizar e incluso derribar gobiernos (es preciso recordar el caso de Richard Nixon, en Estados Unidos, y en Venezuela, el Golpe de Estado en abril del 2002, que ha sido denominado como un Golpe Mediático o Comunicacional). Los grandes medios nunca utilizan su poder en beneficio de la comunidad, aún cuando nos hacen creer que, por ejemplo enviando un mensaje de texto con una denuncia ya estamos participando, sino que obedecen a los intereses capitalistas de sus dueños y las corrientes capitalistas mundiales.

También es muy común el caso de que incursionen en la vida política del país. Tiene todo el derecho, no debe reprocharse si se hace abiertamente, con claridad, sin manipulación y sin esconder las verdaderas intenciones. Las críticas de los medios privados del país al funcionamiento de las instituciones son reales, pero lo nocivo es que se haga tanto hincapié, constituyendo un ataque constante, permanente, al Gobierno Nacional.

50

Es evidente que los dueños de medios poseen el poder económico, y los principios del Gobierno Revolucionario obedecen a las necesidades de las clases sociales menos favorecidas. Por lo que los empresarios, dueños de medios, activan el poder comunicacional para descalificar y atacar el proceso revolucionario.

Se suele decir que como un derecho social, los medios deben estar en manos del pueblo organizado, para atender a sus intereses y promover la construcción de una realidad más justa, de igualdad y desarrollo social. Es extraordinario pensar en cómo serían nuestras sociedades si desde sus inicios los medios y su potencial para el cambio social hubiesen estado y estuvieran aún hoy al servicio del colectivo, y todo el poder que éstos representan no se concentrara en una pocas manos privilegiadas.

Por otra parte, a lo largo del tiempo los medios de comunicación han influido en los comportamientos y en la forma de vida de las personas. La influencia de la televisión ha sido tal en la población que se ha convertido en una parte fundamental de la vida misma puesto que es inimaginable para muchos convivir en un hogar sin un televisor. Reflejo de esta realidad es la desatención que muestran muchos padres a los hijos por ejemplo, al dedicar demasiado tiempo a la programación de dicho medio, situación que genera una ruptura en las relaciones que son necesarias para el sano desarrollo de los principios y valores familiares.

Los medios de comunicación masivos han creado un mundo de fantasías al televidente haciéndolo dependiente de ideas materialistas y superficiales lo cual ha guiado a la audiencia a complejos absurdos sobre temas como la belleza convirtiéndolos en seudo-humanos, perdiendo de esta manera la esencia de lo que verdaderamente son. 51

Y si a educación se refiere, se podría decir

que la televisión

representa una amenaza a la integridad sicológica y moral principalmente de nuestros niños, niñas y adolescentes, aunque también de la población en general. Ejemplo de ello son las telenovelas, una especialidad de Venevisión (el medio más visto en la comunidad Country Sur). A través de estas se difunden una serie de anti valores como la infidelidad, la drogadicción y la violencia, que perturban el desarrollo socioemocional de los televidentes, radio escucha y lectores.

El Efecto Mediático en la Articulación del Tejido Social: El Caso de Maracaibo, Venezuela, de Alexis Romero Salazar y Orlando Villalobos Finol, plantea tres acercamientos al problema del efecto de los medios en nuestros barrios que son la Compensación Simbólica, la Línea del Menor Esfuerzo y la Muerte de los Símbolos Tradicionales. Se ha aportado un nuevo acercamiento a este problema. Se tratar de la las Nociones Preconcebidas e Impuestas.

La Compensación Simbólica se materializa en la capacidad que tienen los medios de comunicación en hacernos ignorar nuestras carencias materiales, llenándonos de sensaciones, sentimientos y emociones. La producción simbólica de los medios les permite acaparar un público, sin importar sus condiciones de vida.

La Línea del Menor Esfuerzo expone un extraño fenómeno en el que lo esencial de las actividades humanas se desplaza y es absorbido al interior de los medios. El mundo mediático se impone y supera el espacio de las relaciones interpersonales. Existen personas que dedican más tiempo a los medios (televisión, radio e internet) que a la convivencia y a las relaciones interpersonales. 52

Un asunto de la televisión que agudiza el problema es que numerosos estudios han revelado el hecho de que una mínima proporción del público televidente elige por adelantado el programa que va a ver. Casi todas las personas encienden el televisor y se dejan guiar, hipnotizar, sin ningún esfuerzo, por lo que van consiguiendo. Esto se traduce en que el hecho relevante para los televidentes no es la programación, sino la mera satisfacción de ver televisión.

La Muerte de los Símbolos Tradicionales supone que las nuevas generaciones no adoptan como modelos a seguir los símbolos tradicionales de la sociedad. Desde siempre habían sido los padres, los abuelos y los maestros quienes guiaban y orientaban a los niños y jóvenes. Hoy en día es difícil que un maestro compita con una figura pública o un personaje de caricaturas, con un súper héroe o la protagonista de alguna serie juvenil. Estos han pasado a ser la referencia para las nuevas generaciones en cuanto a valores, educación, cultura y tradiciones.

Las Nociones Preconcebidas e Impuestas constituyen una técnica de los medios para implantar en la mente de los usuarios cualquier cantidad de concepciones e interpretaciones sobre los asuntos de la vida en sociedad. Así, por ejemplo entre las nociones más difundidas por los medios, atendiendo a las raíces capitalistas de estos, se encuentran la noción de progreso ligada al desarrollo material de las cosas, la noción del éxito vinculada al dinero y las riquezas, la noción de la belleza expresada meramente en lo físico, y muchas otras nociones prefabricadas y que calan en los cerebros de los televidentes y estos las absorben sin espacio para análisis o estudio alguno. Es así como los medios van moldeando la forma de pensar y de actuar de las personas.

53

Otra problemática notable es que existe una afirmación en torno a ciertos medios de nuestro país que debe ponerse en tela de juicio, es decir, cuando expresan que son medios de comunicación “libres, plurales, comunitarios y alternativos”. Estos medios llamados más sencillamente comunitarios ciertamente constituyen una herramienta extraordinaria a disposición del pueblo y para la formación en algunos casos de una visión crítica de las cosas. Y mucha razón tienen al denominarse “libres” puesto que han roto con esa hegemonía y control mediático que los grupos poderosos mantuvieron durante años. El problema es que de alguna u otra manera estos medios aún conservan la estructura clásica de los mass media y en muchos casos los medios comunitarios no son más que sucursales en nuestros barrios de los grandes medios de difusión privados. No podemos entonces hablar de libertad, una verdadera libertad del pensamiento. Otro asunto relevante es la “pluralidad” de dichos medios. Si bien es importante que todo medio de comunicación deje bien en claro su postura ideológica, no debe hablarse de pluralidad sabiendo que existe un apoyo incondicional al Gobierno Bolivariano en muchos casos, que claro, está bastante fundamentado, ya que es este proceso revolucionario el que abre las puertas al desarrollo de experiencias comunicacionales en los comunitario. En todo caso estamos en la Batalla de las Ideas, en la Guerra de Cuarta Generación y la realidad es una sola: “estas con nosotros o estás en contra”. Esta es la razón de ser del sistema de medios de la actualidad, aún cuándo sus programaciones no sean explícitas en torno a este asunto.

Pero quizás lo más grave es que algunos medios casi inocentemente mezclen los términos “comunitario” y “alternativo”, lo que nos obliga a definir y dar un vistazo histórico a estos dos conceptos.

54

Los medios alternativos surgen alrededor de la década de los 80 como una protesta o respuesta al empuje que los medios privados y alienados con el sistema capitalista mundial habían tenido durante años. La comunicación alternativa comprende una situación, que puede o no estar relacionada con los medios de difusión y que trata de combatir la hegemonía. Ésta es desarrollada por colectivos y grupos organizados en contra del pensamiento dominante, único, vertical, impuesto y como contraposición al desequilibrio comunicacional que producen las grandes corporaciones de la comunicación. Por lo general, se usa el término “alternativo” para referirse a iniciativas orgánicas que buscan enfrentar el poder y control de los grandes medios sobre las masas, desmontando su discurso desde una visión crítica y descubriendo las estructuras de poder que han causado las desigualdades sociales, políticas y económicas que hoy conocemos.

La comunicación alternativa está fuertemente ligada a la necesidad de cambio, a la transformación social y a la protesta de los sectores menos favorecidos. Es así como los primeros indicios de comunicación alternativa en América Latina los constituyen comunidades muy pobres o grupos de obreros, mineros o campesinos.

Por otro lado, hablar de lo comunitario responde a una tendencia de los gobiernos que busca facilitar a las comunidades todas las herramientas para su desarrollo entre ellas, los medios de comunicación.

55

Aquí nos encontramos con otro problema, que lo comunitario debe pertenecer a una comunidad organizada y lo que ha venido pasando con los llamados medios comunitarios es que han caído en pocas manos, reproduciendo los modelos de medios privados pero a escala comunitaria, otorgando cuando mucho, un espacio a habitantes de una comunidad para que realicen una producción que solo busca llenar el tiempo del medio. Es decir, ni la agenda, ni la forma organizativa, ni la editorial, ni la programación, nada es decidido por la comunidad, sino por la persona o grupo reducido de personas que aprovechándose de la ley decidieron utilizar una emisora de radio, por ejemplo, a escala comunitaria, como un medio para producir dinero a través de publicidad y no fue constituido, dicho medio, como una herramienta para el desarrollo integral de la comunidad, siendo un error bastante común entonces, llamar medios “comunitarios” a todos los medios en las comunidades. No todos lo son. Muchos dicen que no existen aún medios comunitarios, a pesar de haber experiencias positivas que se acercan bastante.

Lo cierto es que suelen designarse juntos, en cuanto a los medios, los términos “comunitario” y “alternativo” cuando en realidad a veces no cumplen con ninguno de los dos aspectos. No son manejados por la comunidad y su política editorial en muchos casos alimenta los ideales del capitalismo y no busca generar un cambio social ni exaltar las luchas de las clases sociales desfavorecidas, sino que reproduce el esquema de los medios capitalistas. Aunque evidentemente se debe tomar en cuenta que el sistema de producción que aún domina es el capitalismo y mientras esto sea así, es difícil concebir medios que trabajen en función de otra cosa, pero el primer paso es dejar de ver a los medios como una fuente de ingresos. Los medios deben ser una herramienta a disposición de las comunidades organizadas para su desarrollo. 56

Dentro del contexto venezolano las concepciones primarias que tiene la población sobre los medios es que son “comunitarios” cuando están dentro de las comunidades y trabajan por éstas y son “alternativos” cuando están en contra de la hegemonía mediática.

Una reflexión que debemos hacer es que un medio puede ser comunitario, puede estar instalado en una comunidad y apoyarla en diversos aspectos, pero su estructura básica no necesariamente responde a lo alternativo, sino a lo tradicional. Además, existen diversos medios alternativos que no son necesariamente comunitarios, que fueron pensados a mayor escala para combatir en gran medida el bombardeo de las agencias de noticia del imperio norteamericano. Así como también hay medios que aunque lo afirmen no son ni lo uno ni lo otro. Tiene que ver con el grado de reflexión de la personas, con entender que no se trata de cómo se llame el medio, sino de lo que haga y cómo lo haga. En cualquier caso la utopía sigue siendo la concepción de medios de comunicación que rompan con la dictadura mediática impuesta por el capital, medios avocados a la crítica práctica, es decir realmente alternativos, comunitarios y antisistémicos, autogestionarios, insurgentes y críticos, pues la intención es generar conciencias críticas y revolucionarias con miras a lograr la emancipación de lo trabajadores y pueblos del mundo.

Apuntando hacia esto, y en virtud de los planteamientos hechos, se crea la propuesta de construir, mediante un plan productivo, una plataforma comunicacional alternativa que nos permita desarrollar redes alternativas de comunicación y redes populares de producción para reducir las

problemáticas sociales antes expuestas, generadas a partir de la intrínseca relación entre el modelo de producción, los medios de difusión y el tejido social. 57

Propuesta Generada

El Sistema Público Nacional de Comunicación Popular, Alternativa y Comunitaria especifica diversos elementos como líneas de acción, entre los que destaca la formación (educación) y se describen mecanismos de implementación, de los que se ha considerado importante citar la “creación de un centro de producción comunitario para el impulso de proyectos editoriales de la comunidad, boletines, folletos y otros de los consejos comunales y periódicos escolares, producción audiovisual (radio y tv) y páginas web”. También se menciona la “creación de una escuela de formación de carácter permanente, orientada a formar formadores, productores comunitarios, voceros de comunicación de los consejos comunales, productores nacionales independientes y demás comunicadores populares”, para lo que “se requiere establecer convenios con otras instancias educativas como la UBV”.

Durante la Cayapa para la Construcción de la Comunicación Popular Socialista Yaracuy 2010, de la Mesa de Sustentabilidad surgió la propuesta desde los medios de comunicación o centros de producción de “promover la implementación de prácticas económicas no capitalistas para avanzar en la construcción de una comunicación realmente alternativa y con criterio de sostenibilidad”.

La propuesta consiste entonces, en crear un Centro de Comunicación Integral (CCI) en la comunidad Country Sur. Se trata de un centro de producción audiovisual, radial, impresa y digital bajo los preceptos de la comunicación alternativa, que también se constituya como una Escuela Comunitaria de Medios (ECOMEDIOS), y que apoye y haga cobertura de un plan económico, el de Patios Productivos para la economía liberadora. 58

Esta

propuesta

nace

de

diversas

reflexiones

y

discusiones

académicas, políticas y comunitarias, pretendiendo avanzar en la creación de redes populares de producción y sobre todo redes alternativas de comunicación que conduzcan a esa transformación social que día a día se hace más necesaria.

El CCI es un proyecto comunicacional para la organización comunitaria. Se trata de un espacio político para la elaboración de la política comunicacional de Country Sur, siendo también un espacio para el procesamiento y producción de información a gran escala. Es un espacio político porque está diseñado para las ideas, para el diseño de proyectos, para la producción de estrategias y acuerdos.

El Centro de Comunicación Integral es un espacio físico también, para el debate y la construcción colectiva, que debe contar con la tecnología y los recursos necesarios para el manejo, tratamiento y producción de información, con una organización en base a núcleos en la que se presenten el Núcleo de Producción Audiovisual, el Núcleo de Producción Radial, el Núcleo de Comunicación Impresa, el Núcleo de Comunicación Digital y el Núcleo de Capacitación y Desarrollo Comunitario, del que derivan la Escuela Comunitaria de Medios y el Plan de Patios Productivos.

Lo ideal es que el CCI esté integrado por el Comité de Comunicación Popular del Consejo Comunal y otras figuras que comprendan la importancia de elaborar y ejecutar una política comunicacional comunitaria. El equipo promotor del CCI debe estar abierto a la participación y a todo tipo de colaboración. Son muchas las tareas de este Centro de Comunicación Integral.

59

Objetivos Planteados

Debe recordarse que el modelo de comunicación y por ende, en la sociedad actual, la percepción de la comunicación y la información, dependen del modelo de producción dominante, que es el capitalista. Modelo de producción mediático o comunicacional es igual a modelo de producción económico dominante.

Plantearnos medios alternativos, libres y comunitarios dentro de una sociedad capitalista puede entonces parecer absurdo, pero no deben subestimarse las experiencias bastante exitosas que hay por montones en nuestro país. Esto es, a raíz de todo lo que se ha planteado y dado el contexto político, económico y social en el que nos encontramos, pues surge la necesidad urgente de crear plataformas o estructuras para la comunicación alternativa.

La cuestión está en que no podemos seguir planteándonos medios comunitarios o prácticas comunicacionales dependientes de la corriente capitalista y que sólo busquen vender apoyando esa perversa industria cultural. Debemos sustentar estos medios o prácticas con actividades económicas comunitarias y solidarias, lo que traerá además consigo nuevas formas de organización y participación. Se trata de trabajar hacia la construcción de redes socialistas de producción que permitan instalar a su vez redes alternativas de comunicación. Esto es un acercamiento a lo que se ha concebido como una plataforma comunicacional alternativa en la comunidad Country Sur. Se trata de promover otras formas de comunicación, de crear otros flujos de información y mejorara la relación entre vecinos y vecinas. Abandonar lo mediático para ir a la raíz de la comunicación, lo común, lo comunitario. 60

El Centro de Comunicación Integral (CCI) debe encargarse de elaborar la política comunicacional de la comunidad, para lo que debe cumplir con ciertas actividades y procesos. Se trata de las tareas articuladas que se consideran necesarias para la consolidación de este centro, y que además de complementar las actividades de interacción comunitaria ya realizadas, promueven el diálogo permanente con el Consejo Comunal de Country Sur y la participación activa de los miembros de la comunidad, así como el desarrollo de la praxis y los esfuerzos articulados desde lo académico.

El CCI debe encargarse de producir los medios de comunicación alternativos necesarios para mantener a la comunidad informada y proyectar sus logros. Las actividades del CCI deben ser ampliamente divulgadas en campañas de información sobre el centro y los Patios Productivos, para ir integrando a otras comunidades en una gran red socio-productiva y comunicacional.

Una tarea fundamental del CCI es el acompañamiento a la continuidad del Medio Impreso Alternativo Quincenal para la Comunicación Popular en la Comunidad Country Sur, Country Sur Noticias.

Este medio constituye el principal órgano de difusión de la comunidad así como del Comité de Comunicación Popular del Consejo Comunal, encargándose de difundir y proyectar los logros de esta comunidad, las noticias, a sus propios habitantes y a las comunidades vecinas, respondiendo siempre a los intereses del barrio y siendo sus habitantes los comunicadores populares que se encarguen de la búsqueda de la información, del registro fotográfico, del diseño, diagramación y redacción de este importante medio comunitario. 61

El CCI debe acompañar un proceso económico integral no capitalista, solidario y comunitario. Esto le permitirá tener una dirección estratégica, un acimut, pues la comunicación alternativa es alternativa a la comunicación capitalista.

Necesitamos pues un proyecto no capitalista que estructure la comunicación alternativa. Un proyecto integral, que ocupe la totalidad del universo de vida. La agricultura es un proyecto integral. Vincula saberes y memorias, cambia radicalmente la perspectiva con la que miramos el mundo, nos abre a una ciencia y tecnologías propias, nos vincula a la comunidad y a la tierra.

El Centro de Comunicación Integral de Country Sur debe construirse sobre este proyecto económico integral, el de Patios Productivos, y desde allí articular las experiencias, las potencialidades y los recursos de la comunidad, en función de una economía local, comunitaria, mancomunada,

autosustentable y en continuo diálogo con el poder popular.

62

SISTEMATIZACIÓN DE LA EXPERIENCIA
Hoy sólo son nueve los estudiantes de Comunicación Social de la Universidad Bolivariana de Venezuela Sede Zulia que desarrollan una labor integral en la comunidad Country Sur de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante en la ciudad de Maracaibo, después de haber atravesado una inmensidad de procesos, prácticos y reflexivos, desde abril del 2009.

La dinámica de la experiencia vivida sólo puede ser reconstruida ordenadamente para una mejor apreciación de los procesos, gracias a una herramienta propia de la investigación en todas sus expresiones, pero que en la Investigación Social Participativa adquiere un rol fundamental para una sistematización efectiva: el Diario de Campo. Esta herramienta ha permitido registrar el trabajo de los estudiantes en su rol de Investigadores, Agentes Mediadores para la Transformación Social y Comunicadores Populares, sus experiencias, sus aciertos y desaciertos, sus reflexiones, su evolución, sus estrategias y sobre todo su praxis.

Gracias a esta importante herramienta, es posible construir una interesante sistematización de la experiencia vivida, a través de unos parámetros bastante pertinentes, como un ejemplo del resultado que puede obtener cualquier colectivo de Investigación Participativa al registrar, revisar y clasificar eficazmente los procesos con la ayuda de un Diario de Campo.

Aún cuando la dinámica de la experiencia ha sido irregular y no pretende responder a un orden lógico, pues claro, incluye la cotidianidad y los pormenores de esta, pudiendo hablar incluso de una excesiva improvisación (fundamentada), ha sido posible obtener un orden de ideas. 63

Es posible entonces usar el Diario de Campo para presentar en orden fidedigno, pero de manera resumida casi todas las acciones desarrolladas y los procesos vividos con la finalidad de evaluar los logros obtenidos y las dificultades presentadas, para revisar, replantearse y desarrollar estrategias eficaces en las futuras interacciones comunitarias o simplemente para mostrar a otras personas la integralidad del trabajo realizado hasta ahora.

En el caso específico de la comunidad Country Sur y su colectivo de estudiantes de la UBV, se ha establecido, a partir del Diario de Campo, una sistematización general de acciones y procesos que comprende a) diagnóstico de observación directa, b) asambleas comunitarias informativas y culturales, c) eventos culturales, d) encuentros académicos, e) entrevistas, conversaciones, convivencia e intercambio de experiencias, f) apoyo a iniciativas comunitarias, g) aplicación de censo demográfico, h) aplicación de encuesta sobre participación y problemas de comunicación, i) aplicación de encuesta sobre consumo de medios, j) exposiciones comunitarias, k) talleres de formación, l) presentación de Proyecto CCI y Plan de Patios Productivos a la comunidad, m) cine foros comunitarios, n) edición y montaje de un medio impreso comunitario, o) activación de patio productivo piloto y p) producción de un documental sobre la activación de patio productivo piloto, entre otros procesos.

64

Método de Interacción Comunitaria

Cualquier proceso académico-científico humanístico basado en metodologías transformadoras es per se un proceso que contribuye en gran medida a la construcción del socialismo y le da sentido a cualquier praxis planteada. Por lo que el método de interacción comunitaria utilizado es el método INVEDECOR, que se propone como una estrategia idónea para la transformación de la sociedad y la integración escuela-comunidad. “Aprender donde estamos” puede ser una frase pertinente para comprender el fenómeno.

Recordemos que el método INVEDECOR se integra por cuatro fases, que son Investigación, Educación, Comunicación y Organización.

Sólo resta, para asimilar el proceso y reflexionar sobre sus alcances, estudiar cada una de estas fases, para caminar hacia la construcción de redes populares de producción y comunicación, posibles sólo mediante un proceso de integración social.

Así, la Investigación en nuestro accionar debe ser una investigación participativa, un proceso colectivo en el que la personas no son objeto de estudio, sino sujetos activos del intercambio de saberes, por lo que se propone la reformulación de los métodos de investigación, orientados a mantener un diagnóstico histórico, social, económico, político, cultural y comunicacional, que además de participativo sea integral y conduzca a la formulación de estrategias de trabajo en concordancia con la realidad concreta de nuestras comunidades.

65

Por otra parte, cuando hablamos de Educación, debemos hacer referencia a un proceso de educación popular, en el que a través de estrategias pedagógicas pensadas a partir de un diagnóstico integral y participativo, se puedan establecer procesos educativos liberadores de diversa naturaleza, principalmente en cuanto a formación ideológica, una ideología para la liberación, y también en cuanto a la percepción crítica de la comunicación masiva mercantilizada, generando así prácticas

comunicacionales alternativas y profundizando en la formación de esa Nueva Ética Socialista.

Además, hay que trabajar en la Comunicación verdaderamente alternativa, esa que comprende una diversidad de prácticas

comunicacionales que incluyen a las personas y las hacen reflexionar sobre la importancia de la comunicación en redes. Debemos difundir y acompañar de manera integral las actividades productivas de nuestras comunidades y promover la apropiación de herramientas que permitan el uso eficiente y consciente de medios para la expresión popular.

Estas acciones, finalmente conducirán a la meta superior, la Organización comunitaria, cuya presencia será el reflejo de nuestro trabajo, de haber puesto en práctica de manera integral todos nuestros

conocimientos y de haber establecido un importante intercambio de saberes. Esto es la praxis en las ciencias sociales y humanistas. A esto se resume el anhelo. A fomentar la mayor expresión de convivencia, compromiso

ciudadano, madurez ideológica, conciencia política, poder popular y visión crítica de la realidad, así como la erradicación del sistema capitalista, lo que conducirá progresivamente al desarrollo integral de cualquier comunidad humana, y por ende a alcanzar la mayor suma de felicidad posible.

66

Productos Comunicacionales Generados

Invitaciones, avisos, pancartas, folletos, hojas informativas, obras de teatro, presentaciones con diapositivas, diaporamas, un programa de radio, artículos de opinión, ensayos, entrevistas, reportajes, notas de prensa, un blog digital, un medio impreso alternativo y comunitario llamado Country Sur Noticias y un documental para televisión llamado Sembrando la Revolución son sólo algunos de los productos comunicacionales derivados de la interacción comunitaria desarrollada en Country Sur, a través del rol de nuevos comunicadores populares que cumplen los estudiantes de la UBV.

Es necesario un nuevo modelo de comunicador y comunicadora populares para fomentar y promover el cambio en nuestra sociedad y la participación comunitaria. Sin la participación de la gente, los proyectos comunitarios se vienen abajo. La gente es simplemente lo que le da sostenibilidad en el tiempo a los proyectos. Esto, claro, si adoptan un sentido de propiedad que les permita el desarrollo continuo de dichos proyectos. Es necesaria cualquier forma de conversación para encontrar la participación y así construir horizontalmente un proyecto. Así, cuando no podamos acompañar más el trabajo en la comunidad, ya los habitantes de ésta se habrán apropiado del producto de nuestro trabajo conjunto. Es entonces la participación un elemento fundamental a considerar en la ejecución de proyectos, incluso más importante que los fondos. Y lo ideal es que este trabajo de promoción de la participación lo desarrolle un comunicador. Pero no el modelo tradicional de comunicador, sino un nuevo modelo de comunicador popular.

67

Nuevamente, se entiende que la participación es clave para el desarrollo social, comunitario y hasta personal. Pero el problema es que se deja esta labor a expertos y académicos, quienes son personas con poca o ninguna experiencia de trabajo a nivel de la comunidad. A ellos se les escapa totalmente la dimensión cultural del desarrollo.

Un nuevo comunicador popular es usualmente alguien que la mitad de lo que sabe no lo aprendió a través de experiencias académicas sino sociales. Lo que en realidad distingue al nuevo comunicador popular es una mezcla de experiencia en desarrollo, una especial sensibilidad para trabajar con las comunidades, y el conocimiento de las herramientas y tecnologías de la comunicación. El nuevo comunicador tiene que encontrar un equilibrio entre una forma muy práctica de enfrentar la realidad social, y la capacidad de elaborar y conceptualizar estrategias.

Distintos profesionales de distintas áreas a menudo se convierten en buenos comunicadores populares, cuando a la experiencia en desarrollo y participación comunitaria que han adquirido en el campo, le añaden el conocimiento sobre el proceso de comunicación y las destrezas para manejar tecnologías de información. Periodistas tienen ese conocimiento, aunque limitado a los medios, pero también ellos pueden convertirse en buenos comunicadores populares si adquieren experiencia en desarrollo y trabajo con las comunidades. Y no se trata de que conversar y llegar a la gente sea el ingrediente secreto del cambio social. La gente cada vez se apodera más de medios tecnológicos y de comunicación, y las organizaciones sociales han sabido enfrentar las redes dominantes de radio y televisión con pequeñas estaciones que cubren comunidades determinadas. Pero la idea de producir en los medios, visión de un periodista, está instalada como sinónimo de participación. 68

Un nuevo comunicador popular sabe que para que un medio sea comunitario los colectivos deben apropiarse de la organización,

programación, funcionamiento y control de dichos medios, y no debe quedar en manos de pequeños grupos.

Para llevar a cabo un modelo de comunicación horizontal y participativa que plantee un diálogo sin jerarquías ni dominios es necesario crear una conciencia transformadora en el gremio comunicacional en donde el nuevo comunicador popular debe tener como principio un grado de sensibilidad humana que le permita ver a la comunidad como parte importante en su desarrollo personal, para lo que debe crear estrategias que le permitan estar cerca de la comunidad, entendiendo que las herramientas tecnológicas ayudan en el desarrollo de su trabajo pero no es su esencia.

Otra de las premisas que debe seguir el nuevo comunicador popular es que debe hacerle ver a las comunidades el derecho y deber que tienen de apropiarse de las tecnologías de la información y la comunicación, ya que por mucho tiempo fueron excluidas por pertenecer a las clases sociales más bajas, siendo utilizados, en un acto inescrupuloso, sus padecimientos y dolencias como mercancías para vender noticias.

En contraposición a esta cruel realidad el nuevo comunicador popular debe facilitarle a la comunidad las herramientas para expresar sus opiniones, inquietudes, necesidades y también sus potencialidades creando un ambiente para el intercambio de saberes, es decir, estar al servicio de los intereses del pueblo estableciendo una formación permanente de manera recíproca.

69

Saldo Organizativo en la Comunidad

Ha sido posible apreciar cierto saldo de organización generado en la comunidad Country Sur a raíz de su interacción con la Universidad Bolivariana. Esto es en cuanto a actividades y procesos de todo tipo que han activado la participación y el poder popular. Sin embargo, en la experiencia y su dinámica no se ha desarrollado a plenitud el factor organización, aunque hay quienes valoran en gran medida dos aspectos: la creación del Comité de Comunicación Popular en el Consejo Comunal y la edición y montaje de Country Sur Noticias, un Medio Impreso Alternativo Quincenal para la Comunicación Popular en la Comunidad Country Sur. En cualquier caso, la tendencia de la organización comunitaria es a aumentar.

La llegada de los estudiantes de la UBV a la comunidad Country Sur coincidió con el fin de la gestión del primer Consejo Comunal, lo que imposibilitó el trabajo conjunto o el planteamiento de alguna propuesta comunicacional.

Al convocar elecciones para una nueva gestión, se promovió la figura del Comité de Comunicación Popular y esta fue integrada al nuevo Consejo Comunal resultando como miembros el colectivo de estudiantes, con el fin de generar un proceso de articulación entre la UBV y el Consejo Comunal en materia de comunicación, lo que de hecho ha dado resultado con la puesta en circulación de Country Sur Noticias.

70

En febrero del 2010, antes de la elección del nuevo Consejo Comunal y como parte de las estrategias planteadas para la construcción de una plataforma comunicacional alternativa, el equipo de estudiantes asumió la creación de un periódico verdaderamente comunitario en el que pudieran escribir, opinar y participar todos y todas los habitantes de la comunidad, emprendiendo también la misión de formarse y formar como comunicadores populares.

Se logró así revivir aquel intento de práctica comunicacional alternativa que fue Country Sur Noticias, promovido alguna vez por el Consejo Comunal, pero se trataba de una edición piloto que no pudo cobrar mayor fuerza.

No es sino hasta la elección del nuevo Consejo Comunal y la conformación del Comité de Comunicación Popular, que empieza a circular el periódico quincenalmente desde noviembre del 2010 y desde entonces ha constituido una herramienta comunicacional excepcional y muy apreciada por los habitantes del barrio.

71

CONCLUSIONES
Son muchos los problemas que enfrenta cualquier estudiante de Proyecto de la UBV a la hora de fomentar en una comunidad una iniciativa socio-productiva. Si hablamos específicamente del Plan de Patios

Productivos que se trata de desarrollar en Country Sur (una propuesta para la economía socialista y la comunicación popular) nos enfrentamos a dos problemas principalmente. Uno, es la dificultad en la apropiación por parte de los vecinos de proyectos exógenos, lo que conduce al otro, que radica en la inhibición de los vecinos en la práctica productiva.

Parece lógico, sin embargo, que intentar imponer un proyecto no dará nunca un resultado positivo. La naturaleza de los proyectos productivos comunitarios debe nacer de la iniciativa de quienes participarán en ellos, es decir, de los vecinos y vecinas de la comunidad. Pero ¿qué pasa cuando se torna imposible esta situación? ¿Cómo esperar que esto suceda

espontáneamente en una sociedad capitalista que sólo promueve el modelo productivo explotador? Y si los medios, que moldean a diario nuestra realidad y nuestra vida, no hacen nada al respecto, ¿qué podemos hacer desde la Universidad Bolivariana? La idea es comprender que aunque parezca contraproducente llegar a las comunidades con propuestas productivas diseñadas y planificadas “desde afuera”, esto puede justificarse si entendemos que Proyecto UBV no es otra cosa que una práctica de intervención social necesaria. La Universidad debe encargarse de crear soluciones a los problemas de la gente, aún cuando es la gente la que debe solucionar sus problemas, sólo que esto puede ser bastante complicado cuando en la mayoría de los casos la gente ni siquiera está consciente de los problemas que enfrenta. 72

Ahora bien, no basta sólo con asimilar el papel que debe cumplir la Universidad Bolivariana en las comunidades. Es preciso comprender un conjunto de factores y situaciones que obstruyen el desarrollo de propuestas productivas desde la Universidad y producen esa no apropiación e inhibición de los vecinos de una comunidad.

Ya hemos dicho que Proyecto es una práctica de intervención social, necesaria en tanto que son pocos los factores dispuestos a intervenir en la formación de un pensamiento crítico y la construcción de proyectos productivos que impacten enormemente la vida de las personas en nuestros barrios, que combatan el sistema capitalista y que contribuyan a la construcción del Socialismo Venezolano. Son pocos los factores, salvo precisamente los que se desprenden del proceso revolucionario venezolano.

Obviamente los grandes medios de difusión privados, esos que dictan la norma y la conducta a seguir en esta sociedad, no acompañan este proceso, lo que hace necesaria esta intervención social desde Proyecto, en aras de fomentar otro modelo productivo y comunicacional.

Sin embargo, por estar la figura de la Universidad arraigada a una concepción capitalista y encontrarse aún inserta en una sociedad bajo los términos del capitalismo, nos enfrentamos a ciertas contradicciones en el sistema educativo.

Por ejemplo, el tiempo académico, que es ficticio, una construcción intelectual, no es de ninguna forma parecido al tiempo comunitario. Más concretamente, no podemos pretender ajustar los procesos comunitarios a los apretados semestres con los que está organizado Proyecto, ni trabajar paralelamente a los días y horas de clase de las unidades curriculares. 73

La UBV debe hacer un esfuerzo por reflexionar sobre el tiempo comunitario. Recordemos que el tiempo académico es flexible en tanto que trabaja con horarios ajustables y en base a métodos de evaluación enlatados, ya diseñados, para aplicar en cualquier momento, mientras que el tiempo comunitario es inflexible, pues supone un conjunto de procesos que no podemos moldear ni ajustar. Debemos adaptarnos a ellos, y como no representamos una fuerza con potencial económico, el proceso debe ser paso a paso. No pretendemos tampoco ser una fuerza económica, pues si llegamos a las comunidades, con una inyección de recursos solventaremos ciertas problemáticas en muy poco tiempo, pero esto será esporádico, durará hasta que dure el dinero, por no haber trabajado con la capacidad productiva de las personas y más importante aún, con su conciencia.

Entendiendo que los comunicadores y las comunicadoras sociales son piezas fundamentales en la construcción de proyectos productivos comunitarios, y que los medios de comunicación son herramientas fundamentales para moldear las relaciones sociales, entonces ¿cuál es el papel del nuevo comunicador social que forma la Universidad Bolivariana frente a la tradicionalidad impuesta por los modelos educativos neoliberales?

Pues habría que reconocer la presencia de dos modelos de comunicación: la comunicación irreal y la comunicación real.

La comunicación irreal plantea la formación de comunicadores y comunicadoras como mediadores para la difusión de una realidad, pues aún cuando opinan, en realidad son portavoces del medio para el que trabajan.

74

En este modelo, se forman periodistas para mediar entre discursos, aportando sí herramientas fundamentales para la recolección,

sistematización y presentación de la información, pero al fin, dándole excesiva prioridad a este aspecto de la comunicación, al aspecto profesionalizado, de la técnica, lo que conduce a la creación de periodistas o comunicadores estereotipados, que son sólo una imagen.

En cambio, el modelo de la comunicación real, que no se enseña en ninguna universidad, pero es el que desde Proyecto debemos promover, no necesariamente depende de los medios de difusión y promueve la formación de comunicadores protagonistas, reflexivos y transformadores de la realidad, lo que conduce a una comunicación humanista frente a una comunicación profesionalizada.

Por otro lado, la comunicación guarda una estrecha relación con la educación, pues para educar hay que comunicar y lo ideal sería que los procesos de comunicación en nuestra sociedad fueran educativos, pero eso no es posible en un modelo en el que los comunicadores son simples mediadores o portavoces de la información. Es posible en un modelo en el que los comunicadores aportan, opinan y construyen juntos los procesos.

La educación, el aprendizaje, como proceso natural está fuertemente ligado a la condición humana. Todo el tiempo buscamos aprender. Por lo tanto, una comunicación real y humanista es la única que promoverá una educación real, y por ende nos hará humanos. De otra forma no es posible, del mismo modo que sólo seremos humanos en la medida que intercambiamos cosas, principalmente mensajes. El intercambio nos hace humanos.

75

Es preciso entonces desde Proyecto avanzar en la construcción de una comunicación real, una comunicación que nos haga humanos, que esté intrínsecamente relacionada a la vida cotidiana.

He aquí la fractura en el proceso pedagógico bolivariano. Seguimos trabajando en función de una comunicación irreal, dentro de un tiempo académico. Participamos de un modelo de comunicación que sólo se encarga de difundir la realidad, de comunicar cualquier cosas, menos lo que le interesa a la gente, una comunicación indirecta, impersonal, basada en los medios de difusión, esclavizante, improductiva para los intereses colectivos, una comunicación para la mera información, totalmente teórica y pasiva.

La propuesta consiste en promover un modelo de comunicación real, basado en el tiempo comunitario. Una comunicación para transformar la realidad y comunicar la vida cotidiana, lo que a la gente le interesa, una comunicación directa, personal, basada en el intercambio de saberes, liberadora, productiva, para la educación, una comunicación práctica y activa.

Siempre se ha dicho que Proyecto UBV es un espacio idóneo para la praxis, esa maravillosa posibilidad de combinar la teoría con la práctica, lo que también se llama aprender haciendo. Sustentos hay de sobra, que le dan sostenibilidad a la tesis de una educación emancipadora, una educación para el trabajo, el verdadero trabajo y no la esclavitud, tal como lo defiende la Universidad Bolivariana en su Documento Rector y otros documentos.

76

Bolívar, Robinson y Zamora, ellos y sus ideales renacen para alimentar un nuevo sistema educativo en nuestro país, y la UBV es punta de lanza no sólo por establecer un modelo altamente incluyente de contenidos vanguardistas, insurgentes y críticos, sino también porque si no existiese una plataforma educativa que forme profesionales con alto sentido de humanidad, hablar de Socialismo sería una contradicción. Es por esto y más que no debemos escatimar esfuerzos en la defensa y la construcción de una universidad para el pueblo, una universidad que a través de metodologías transformadoras, persigue sí el estudio científico de la sociedad, pero con un fin supremo, admirable, que debería ser inherente a la sociología, el de brindarle a los seres humanos “la mayor suma de felicidad posible”.

Ahora bien, esto sólo es posible desmantelando una compleja estructura capitalista que se ha encargado de estructurar el orden de cosas que conocemos, siempre tratando de aprovecharse económicamente de los procesos. La salud, la alimentación y la educación, por ejemplo, son quizás los derechos más sagrados de los seres humanos, y entendemos que eso son, procesos humanos, no procesos materiales-económicos, como los que imperan en los modelos de producción capitalistas. El problema es que dada la capacidad expansiva del sistema capitalista, estos aspectos de la vida no escapan.

Así, en un orden político social, del pueblo, revolucionario o socialista, cualquier esfuerzo por rescatar espacios como el educativo, con modelos como el ya descrito de la Universidad Bolivariana, se ven frustrados aún cuando parezca que se están consiguiendo resultados muy positivos, pues en realidad debemos trabajar a fondo la integralidad.

77

Esa integralidad que hace posible la praxis en un proceso educativo, esa integralidad que va a hacer de nuestras comunidades una escuela, esa misma integralidad que supone una herramienta primordial en la expansión de un sistema, tesis demostrada con el “éxito” del sistema capitalista, que consiguió la manera de integrar precisamente esa infinidad de elementos que forman una sociedad, pero al mismo tiempo logró aislar los procesos. Así, para la lógica capitalista, la escuela es una cosa, y el barrio es otra. Un modelo socialista debería contener, como lo contiene teóricamente, un proceso integracionista de los distintos factores sociales, principalmente la economía, pero por supuesto la política, la educación, la salud, la ciencia, la comunicación, la cultura, entre otros muchos aspectos.

El capitalismo, entendido como capitalismo de Estado, muy común en tiempos de esa falsa democracia de la Cuarta República empapada de políticas neoliberales, tiene sus características concretas. Sustancialmente propone un modo de producción que no responde en lo más mínimo a las necesidades básica de la población, tales como educación, salud, alimentación, pues aunque hace escuelas, estas son privadas, o públicas quizás, pero desatendidas para exaltar lo privado, pero siempre presentes para formar mano de obra barata. Igual que los centros médicos, y para comer también hay que pagar, y mucho, en un modelo como este. Es decir, pudiera apreciarse la intención de cubrir ciertas necesidades de la población, pero siempre buscando un enriquecimiento, “un Estado con fines de lucro”.

78

El capitalismo de Estado está basado en la democracia partidista de las élites económicamente dominantes y constituye un modo de gobierno ciertamente descentralizado, pero cuya descentralización le permite

desplegar múltiples procesos financieros, pues al final, de eso se trata, de un modelo financiero y especulativo, sustentado en nada, en operaciones mercantiles falsas, irreales, movimientos de mercado y un sin número de “riquezas” reducidas a papeles, pero que controlan nuestro mundo. En ese sentido, este capitalismo de Estado comprende un modelo de gobierno vertical que le da prioridad y está detrás de las redes del mercado, lo alimenta, lo desarrolla, a costa de la pobreza de millones de personas. La valorización del capital es excesiva. En este modelo, uno es lo que tiene, y si uno no tiene nada, uno no existe.

Se aprecia otra característica definitoria del modelo capitalista, reflejada en la acción de aproximar la ciudad al campo, pero para conseguir una producción intensiva, para la exportación. Estos aspectos, básicamente definen el modelo capitalista que durante muchos años funcionó en nuestro país y que hoy sigue colándose por cada estructura económica, política y hasta social que encontramos.

Pero evaluemos ahora el modelo socialista, ese que tanto anhelamos y que desde distintos sitios y por distintas vías estamos construyendo, ese cuyo acimut debe ser la integración de los factores en una armónica estructura social basada en la igualdad y la verdadera libertad de los pueblos del mundo.

El modo de producción o el estilo de vida socialista, promovido por el Estado venezolano, es uno en el que precisamente sigue existiendo el

estado, pero como una expresión del poder popular. 79

Por lo tanto estamos en presencia de una democracia popular o de base. Una verdadera democracia, un verdadero gobierno del pueblo.

Es un Estado que puede o no estar centralizado, pero mantiene una estructura horizontal, en la que se busca crear redes de producción, circulación y consumos que realmente puedan satisfacer las necesidades de la población. Se quiere alcanzar la desmercantilización de la sociedad, posible solo a través de un proceso integral que logre unir de nuevo a los pueblos con su territorio y puedan trabajar en función de este, lo que desde otra perspectiva puede entenderse como la organización comunitaria.

En términos generales, y entendiendo que la comunicación es un proceso inherente en la construcción de la sociedad, podemos apreciar cómo en el modelo de producción capitalista existe un modelo de comunicación masivo que acompaña los fines de acumulación de capital a través del consumo, mientras que la firme intención de un modelo socialista es la de crear redes de comunicación popular y avanzar en la construcción de la mancomunidad.

He aquí donde la Universidad Bolivariana juega un papel esencial, puesto que se ponen a disposición todo un conjunto de potencialidades humanas y conocimientos científicos para ir moldeando una nueva realidad, la de una mancomunidad, la de la liberación del yugo capitalista, la socialista.

Son diversas las tareas desarrolladas a través de la Unidad Básica Integradora Proyecto, presente en todos los procesos formativos dentro de la Universidad, y que debe ser uno de los pilares fundamentales en la construcción de otro modelo de sociedad y de humanidad.

80

Como hemos visto en esta investigación, existen asuntos de la vida en sociedad, modelos establecidos por los medios de difusión masivos y por el sistema capitalista que influyen directa e indirectamente en los procesos de comunicación, participación y organización en las comunidades,

específicamente en la comunidad Country Sur. En la mayoría de los casos los medios constituyen herramientas de dominación que no ayudan, es más, combaten las formas de organización y participación comunitaria,

entendiendo que estos elementos son fundamentales para la apropiación y el aprovechamiento de los medios, el combate a la convencionalidad y la oposición al sistema. Hoy más que nunca los medios comunitarios deben estar a la orden de las comunidades. Hoy más que nunca las comunidades deben tomar conciencia de la importancia de los procesos de comunicación y de la participación y la organización como herramientas para la transformación social. Hoy más que nunca la comunicación alternativa debe ser una alternativa.

81

Referencias Bibliográficas

Anisur, M. y Fals, O. La situación actual y las perspectivas de la investigación-acción participativa en el mundo.

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999).

Contreras, E. Planificación comunitaria. Un semi-manual de introducción a la planificación comunitaria.

Criterios generales para la ejecución de Proyecto en el PFG Comunicación Social de la Universidad Bolivariana de Venezuela (2008). Compilación.

Diéguez, A. J. (2000). La intervención comunitaria. Experiencias y reflexiones.

Documento Rector de la Universidad Bolivariana de Venezuela (2003).

Freire, P. R. (1970). Pedagogía del oprimido.

Kaplún, M. (1985). El comunicador popular.

Lanz, C. (2005). Aportes para la sistematización del método INVEDECOR. Compilación.

Lasswell, H. D. (1938). Técnicas de propaganda en la guerra mundial.

Ley Orgánica de los Consejos Comunales (2009).

82

Pasquali, A. A. (1960). Comunicación y cultura de masas.

Romero, A. y Villalobos, O. (2004). El efecto mediático en la articulación del tejido social. El caso de Maracaibo, Venezuela.

Schmelkes, S. Fundamentos teóricos de la investigación participativa.

Shannon, C. E. (1948). Una teoría matemática de la comunicación.

Sistema

Público

Nacional

de

Comunicación

Popular,

Alternativa

y

Comunitaria (2010). Compilación.

83

ANEXOS

84

Comunidad Country Sur

85

Diagnóstico Comunitario

86

87

Diagnóstico Comunicacional

88

89

Centro de Comunicación Integral

90

Sistematización de la Experiencia

Conversatorio Comunitario

Asamblea Informativa

Asamblea Cultural

Exposición 1er Año de Proyecto

91

Reunión Consejo Comunal

Taller Ley Orgánica de Educación

Taller Centro de Comunicación Integral y Patios Productivos

Taller Fabricación de Composteros

92

Entrega de Certificados y Cine Foro

Actividad Navideña para Niños y Niñas

Construcción de Patio Productivo y Grabación de Documental

93

Productos Comunicacionales Generados

Captura Blog Digital sobre Comunicación Popular

Piloto y Edición 1 de Country Sur Noticias

94

Edición 2 y 3 de Country Sur Noticias

Edición 4 y 5 de Country Sur Noticias

Edición 6 de Country Sur Noticias

95

Capturas Documental

96

97

98

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful