Está en la página 1de 115

“Espero que se beneficie de esto, lea el libro y aplique a su

propia vida toda la sabiduría que hay en estas páginas”.


– Eric Metaxas, Autor más vendido del NY Times GLOBOS
AMARILLOS
ENCUENTRE EL PODER PARA VIVIR
POR ENCIMA DE SUS CIRCUNSTANCIAS
tim dunn
GLOBOS
AMARILLOS
Encuentre el poder para vivir por encima de sus
circunstancias
por
TIM DUNN
EQUIP PRESS
Colorado Springs, Colorado
GLOBOS AMARILLOS
Encuentre el poder para vivir por encima de sus
circunstancias
Derechos reservados © 2018 Tim Dunn
Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta
publicación puede ser reproducida, distribuida o transmitida en
ninguna forma o por ningún medio sin el permiso previo y por
escrito del autor.
El texto bíblico indicado con (ESV) ha sido tomado de La
Santa Biblia® (La Santa Biblia, English Standard Version®)
derechos reservados © 2001 por Crossway, un ministerio de
publicaciones de Good News Publishers. Texto ESV®
Edición: 2011. El texto ESV® ha sido reproducido en
cooperación y con el permiso de Good News Publishers. Se
prohíbe la reproducción no autorizada de esta publicación.
Usadas con permiso. Todos los derechos reservados.
El texto bíblico indicado con (RVC) ha sido tomado de La
Santa Biblia, Reina Valera.
Accedido en Bible Gateway en www.BibleGateway.com.
El texto bíblico indicado con (NBLA) ha sido tomado de La
Biblia de las Américas® (NASB), derechos reservados©
1960, 1962, 1963, 1968, 1971, 1972, 1973, 1975, 1977, 1995,
2005
por The Lockman Foundation, www.Lockman.org. Usadas con
permiso.
El texto bíblico indicado con (NVI) ha sido tomado de La
Santa Biblia, Nueva Versión Internacional. Derechos
reservados© 1973, 1978, 1984, 2011, 2015 por Bíblica, Inc.®
Usadas con permiso. Todos derechos reservados en todo el
mundo.
El texto bíblico indicado con (RVC-2015) ha sido tomado de
Reina Valera Actualizada®.
Derechos reservados© 1989, 1999, 22006 por Casa Bautista
de Publicaciones/Editorial Mundo Hispano. Usadas con
permiso. Todos los derechos reservados.
El texto bíblico indicado con (NTV) ha sido tomado de La
Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, Tyndale House
Foundation, 2010. Usadas con permiso de Tyndale House
Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. Todos los
derechos reservados.
El texto bíblico indicado con (NRSV) ha sido tomado de New
Revised Standard Version Bible, derechos reservados© 1989
la División de Educación Cristiana del Concilio Nacional de
las Iglesias de Cristo en los Estados Unidos de América.
Usadas con permiso. Todos los derechos reservados.
Primera edición: 2018
Globos Amarillos / Tim Dunn
Paperback ISBN: ***-*-******-**-*
eBook ISBN: ***-*-******-**-*
RECOMENDACIONES
“Algunas personas poco comunes son tan brillantes y logran
hacer tanto que las considero extraordinarias.
A menudo suelo pensar que estad personas deberían escribir
un libro para que el resto de nosotros tengamos una idea de
cómo logran alcanzar todo lo que se proponen. Mi amigo Tim
Dunn es una de estas personas poco comunes y
extraordinarias, ¡pero él es más inusual aún porque, de hecho,
escribió un libro! Espero que se beneficie de esto, lea el libro y
aplique a su propia vida toda la sabiduría que hay en estas
páginas”.
Eric Metaxas
Autor más vendido del NY Times de Martin Luther y If You
Can Keep It
“Este es un libro práctico. Práctico como la ciudad en Texas
donde Tim Dunn creció. Directo, pero cautivador.
Conciso, pero profundo. Temas como la fe, las pruebas y el
empoderamiento cobran vida de manera única, todo esto
diseñado para ayudarnos a darle forma a una perspectiva
vital y piadosa. No se pierda la intensidad que proviene del
estilo realista de Dunn. Leí cada palabra y quería más”.
John D. Beckett
Presidente, The Beckett Companies;
Miembro de la Junta de Cru International; autor de Loving
Monday y Mastering Monday I I I
“Después de un año de intentar quedar embarazada, sufrí un
aborto espontáneo. Fue devastador tanto para mí como para
mi esposo. Apenas unas semanas antes había terminado de
leer Globos Amarillos, y gracias a esto contaba con una nueva
perspectiva de la vida en el valle. Mi confianza en Dios se
transformó en medio de la tormenta. La vulnerabilidad y la
lucha de Tim por descubrir las verdades de Dios sobre cómo
vivir en los distintos terrenos de la vida es un recorrido que
todos debemos emprender. Como coach de líderes, comparto a
menudo la sabiduría que obtuve de estas páginas con la
esperanza de alentar y empoderar a otros para que tengan
mayor libertad y sentido de pertenencia. Como mujer, esposa y
compañera de viaje en esta travesía no me alcanzan las
palabras para recomendar este libro lo suficiente”.
Kylie Willis
Coach de Líderes
“Tim Dunn se basa en las Escrituras para enseñarnos que
mantener una perspectiva correcta no solo es gratificante,
sino que también provee la fuerza y la sabiduría que
necesitamos para navegar por los valles y las cimas de las
montañas de nuestra travesía aquí en la tierra. Sin embargo,
mucho más que eso, nos recuerda que la forma en que vivimos
ahora tendrá un impacto para toda la eternidad. Es una
lectura recomendada para todo aquel que quiera darle sentido
a lo que parece no tener sentido”.
Dave Anderson, PhD
Presidente de Grace School of Theology I v
“Aquellos que han tenido un enorme impacto positivo en el
mundo como Wilberforce, Bonhoeffer y Lutero vieron la vida
desde una perspectiva conformada por la Palabra y la
dirección de Dios. En este breve libro, Dunn demuestra cómo
cualquier creyente puede tomar la misma decisión que
tomaron estos hombres de Dios.
También explica de manera convincente que la promesa de
Dios para cada uno de nosotros es que si vivimos desde una
perspectiva verdadera moldeada por Dios, Él nos considerará
como héroes”.
Greg Thornbury
Canciller, The King’s College
“Elegir una perspectiva verdadera es una de las cosas más
importantes que un individuo puede hacer en su vida.
Suena fácil, pero en los momentos más difíciles no resulta ser
nada fácil. A través de una historia muy personal, Tim Dunn le
enseña al lector cómo elegir una perspectiva verdadera y
cómo confiar en Dios, aun cuando parezca que no podrá
lograrlo. Tuve el privilegio de estar con Tim y su familia
durante este momento tan difícil, por lo cual tengo una
perspectiva más íntima sobre este libro que las demás
personas. Puedo asegurarle a cualquier lector que esto es
auténtico. Lo que presencié cuando esta familia lidió con la
tragedia más terrible e imaginable fue la elección de una
perspectiva verdadera y una confianza en Dios como nunca
antes había lo presenciado. Haber sido testigo y ahora leer
este libro, ha fortalecido mi fe en Dios y mi compromiso
personal de elegir una perspectiva verdadera”.
Mark Meckler
Presidente, Citizens for Self-Governance, y la Convention of
States Project
v
“En Globos Amarillos, Tim Dunn nos recuerda que lo más
importante no es el conocimiento que tengamos acerca de
Dios. Lo que importa es que conozcamos a Dios por fe y que
dejemos que Él nos ame en medio de todas nuestras pruebas y
sufrimientos. A través de su experiencia similar a la de Job,
Tim comparte su viaje a un lugar donde podemos ver a Dios y
conocerlo de una manera mucho más profunda. Mientras lea
Globos Amarillos podrá embarcarse en la misma travesía que
recorrió Tim. Prometo que no se decepcionará”.
Jim DeMint
Ex senador estadounidense
y asesor principal de la Convención de Estados
“Ok, así que este es el libro de mi papá y podría ser un poco
parcial, pero nuestra relación no cambia la pérdida que
experimentamos como familia. Globos Amarillos cuenta esa
historia. Este relato le desafiará, le instruirá y le inspirará. Le
dará la esperanza y la humildad para manejar todo lo que se
le presente en el camino”.
David Dunn
BEC artista de grabación del álbum Yellow Balloons y las
canciones de éxito Wanna Go Back y Today Is Beautiful
“Por los pasados treinta años, he trabajado como asesor
empresarial. Le ofrezco mis servicios a altos ejecutivos sobre
la mejor estrategia para lograr los resultados deseados. A
través de los años, he aprendido que los ejecutivos exitosos
tienen una verdadera perspectiva y una comprensión vívida y
detallada del lugar a donde quieren v I
llevar su organización, así como las acciones necesarias para
llegar allí. En Globos Amarillos, Tim Dunn ofrece una guía
convincente y práctica para lograr la perspectiva correcta en
la vida y recorrer con éxito los altibajos que seguramente
vendrán en el camino. Un excelente recurso para llegar a
donde usted necesita llegar”.
Thomas Elsenbrook
Director Gerente, Alvarez & Marsal’s Corporate Performance
Improvement
“¿Cómo puedo ser cristiana en este mundo tan difícil en el
que vivimos? La gracia, el coraje y el perdón no son
relevantes a menos que afecten nuestras vidas fuera del
ámbito eclesiástico. Globos Amarillos le ofrece una respuesta
profunda a lo que esto significa y de cómo puede lograrse”.
Leslie Graves
Presidenta de Ballotpedia.org
“Este libro nos ayuda a reflexionar cómo vivimos. Una cosa
es conocer las Escrituras, lo cual Tim hace mejor que la
mayoría de los pastores que conozco, pero es otra cosa
aplicar la Palabra de Dios a las realidades difíciles de la vida
cotidiana. Y más aún, tener el corazón destrozado por el dolor
inconsolable de perder a su amada nieta a una edad tan
temprana para luego dar un paso vacilante y seguir
avanzando por el camino designado por Dios.
Muchos creyentes, incluso los fuertes, nunca logran hacer eso.
Sin duda alguna Tim nos muestra lo que realmente significa
vivir la vida bajo el dominio y el encanto de una v I I
perspectiva eterna. Gracias, Tim, por dejarnos entrar en los
detalles duros, sin editar y auténticos de tu viaje, y luego
señalarnos las Escrituras y al que se esconde detrás de esas
Escrituras. No tengo dudas de que cualquiera que lea este
libro se sentirá atraído a Jesús, probablemente como nunca
antes”.
Dwight Edwards
Autor más vendido y fundador de ministerios Revolution
Within
vIII
DEDICATORIA
El 18 de septiembre de 2015, mi nieta de veintidós meses,
Moriah Constance Wimberly, fue llamada a los brazos de
Jesús mientras dormía. Su color favorito era el amarillo, por lo
que mi esposa (su “Mimi”) asistió al funeral con un vestido
amarillo, comimos pastel de limón y bebimos limonada.
Después del servicio, lanzamos globos amarillos al cielo. Por
lo hermosos que eran, aunque desaparecieron de nuestra vista
en unos minutos, fueron el tributo perfecto para la corta vida
de Moriah.
No pudimos despedirnos adecuadamente, así que espero que
este libro sea un recuerdo duradero de ella, mientras demuestra
cómo podemos darle un poco de sentido a los eventos que
realmente no podemos explicar.
Este libro es un memorial a la vida de Moriah y un testimonio
de cómo nuestras vidas pueden ser bendecidas al escoger una
perspectiva verdadera.
Ix
PRÓLOGO
De vez en cuando usted se encuentra con un comentario que
explica claramente, de manera simple, de qué realmente se
trata la vida. Globos Amarillos es un libro así.
Globos Amarillos es un reflejo maravilloso de la relación con
nuestro Creador, nuestra familia, nuestro compañeros de
trabajo y también con nosotros mismos y nuestra perspectiva
como la describe Jesús mismo.
En Juan 17:3 Jesús dijo: “Y esta es la vida eterna: que te
CONOZCAN a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a
quien has enviado”. Su reino ha venido. Envió al Espíritu
Santo para ser nuestro Ayudador.
Tim Dunn es transparente y comparte su historia de pérdida
personal, prioridades equivocadas y su camino espiritual
personal. Preguntas como “¿qué hice para merecer esto?”,
“¿por qué a mí?” e incluso “¿qué pude haber hecho?”, se
aclaran a medida que nos lleva a crear una perspectiva basada
en las Escrituras y que puede aplicarse a todos por igual.
A.W. Tozer enseñó sobre la importancia de tener el
pensamiento correcto acerca de quién es Dios. Tim Dunn nos
enseña el “cómo” de ese pensamiento. Todos estamos en un
viaje corto en esta vida, y la experiencia y el aprendizaje que
Tim nos comparte nos desafiarán a conocer profundamente al
único Dios verdadero.
Él comparte esa perspectiva, la perspectiva de una relación
con UN DIOS VERDADERO, que sin importar las x
circunstancias le dará sentido a su vida.
Tim nos hace pensar en el presente con el Espíritu Santo como
nuestro compañero de viaje. Él se identifica conmigo a los
setenta años y explica bien cómo vivir ese viaje, ya sea en la
cima de la montaña más alta, en las profundidades del valle, o
en las llanuras donde nos encontramos con mayor frecuencia.
Este libro es para todos los que deseen aliviar sus cargas y
tener una relación en todas las áreas de este viaje llamado
VIDA. Un viaje que consiste en una relación con Nuestro
Ayudante.
-Ex Senador de los Estados Unidos, Tom Coburn x I
CONTENIDO
Reconocimientos
iii
Dedicatoria
ix
Prólogo
x
1. Ese día
15
2. Los ángeles observan
22
3. La perspectiva en el valle
34
4. La perspectiva en las llanuras
60
5. La perspectiva en la cima de la montaña 86
6. ¿Qué es una experiencia similar a la de Job?
110
7. Abrace a su superhéroe interno
120
8. Aproveche la oportunidad de escoger una perspectiva
verdadera
132
Guía para discusión
138
Referencias
161
xIII
1
Ese dÍa
Escuche la canción “Yellow Balloons” de David Dunn
https://www.youtube.com/watch?v=5Btot3TeM2k M i esposa
y yo criamos a nuestros seis hijos en lo que se conoce como la
capital petrolera del oeste de Texas, Midland, Texas. Debido a
que la economía gira en torno al petróleo—y no mucho más—
hemos vivido periodos de auge y caída. En buena racha,
Midland tiene uno de los ingresos per cápita más altos del
país. La gente maneja autos nuevos y construye casas grandes.
En el apogeo de un ciclo de auge, mi socio de negocio entró
un día y dijo que había visto un trabajador petrolero, bien
tatuado, acercarse a un estacionamiento de una tienda de 24
horas en un Lamborghini.
Los salarios altos atraen a la mayoría de las personas con
disponibilidad de trabajo al campo petrolero y muchos
restaurantes tienen que rechazar a sus clientes entusiastas
debido a la falta de personal. Por la falta de viviendas
disponibles, existen “campamentos para hombres” (un
campamento para hombres es un 1 5
GLOBOSAMARILLOS
estacionamiento de tierra cubierto por pequeñas casetas, casas
rodantes y tráileres). Y como el campo petrolero opera las 24
horas del día, los 7 días de la semana, muchos compañeros de
cuarto practican “hot bedding”, donde un trabajador está listo
para dormir en su cama tan pronto usted se vaya al trabajo.
Mientras que muchos bancos en Estados Unidos tienen
letreros electrónicos fuera de sus edificios que anuncian la
temperatura o la hora, los bancos locales tiene un letrero que le
dice a los transeúntes el precio actual del petróleo por barril.
Las reuniones de la OPEP (Organización de Países
Productores de Petróleo) aparecen en los titulares de los
periódicos en Midland. Sin embargo, durante los períodos de
caída, las plataformas de perforación permanecen inactivas,
los estacionamientos se llenan con autos de las empresas en
desuso y los geólogos cesanteados entrenan para convertirse
en corredores de bolsa y se mudan a Dallas.
A diferencia de las zonas más fértiles del este del estado, el
oeste de Texas es semiárido. Si ve una arboleda, casi siempre
está dándole sombra a una casa porque la mayoría de los
árboles no crece sin riego. El oeste de Texas tiene algunas
áreas hermosas, como el Parque Nacional Big Bend, por
ejemplo, pero Midland tiene casi todo lo feo y nada de bello.
Hay tormentas de arena, pero no hay ríos. Estamos rodeados
de llanuras cubiertas por matorrales poco atractivos. Aun así,
amo la ciudad porque está llena de emprendedores
trabajadores que encarnan el espíritu pionero de los que se
establecieron en el oeste de los Estados Unidos. La vida se
trata principalmente de las personas con las que se 1 6
ESEDÍA
interactúa en lugar del paisaje que se ve, y la comunidad de
Midland es algo que realmente amo.
La única excepción a todo lo feo es el cielo del oeste de Texas.
El cielo de baja humedad tiene un azul hermoso que cubre
todo el cielo. Las puestas de sol pueden ser impresionantes y
las estrellas, increíbles. Las nubes son extraordinarias,
especialmente cuando las tormentas de la tarde las unen.
Aunque tanta belleza está justo al levantar la vista, a menudo
pasa por desapercibida. Para apreciarla, tiene que mirar hacia
arriba. Quizás eso es parte de lo que le da forma a la cultura
empresarial de Midland.
Crecí en Big Spring, Texas, a unas cuarenta millas al noreste
de Midland. Estoy agradecido de que cinco de mis seis hijos
hayan regresado al oeste de Texas ahora que crecieron, se
casaron y tienen sus propios hijos (tengo quince nietos y
seguimos contando). Mi esposa y yo tenemos mucho tiempo
de calidad con ellos, lo que no tendríamos si hubiesen vivido
en distintas partes país.
Nuestra hija Mary Kathryn y su esposo (se llama Tim al igual
que yo) se mudaron a Midland en el apogeo de un auge
petrolero cuando había pocas casas disponibles. Entonces, en
enero de 2015, se mudaron con nosotros. Finalmente
encontraron una casa que necesitaba arreglos que quedaba
cerca de nuestro hijo Wally y su esposa, Micah. Mary Kathryn
y Tim extendieron su estadía con nosotros mientras
remodelaban su casa. Fue divertido tener a sus hijas pequeñas
corriendo por la casa. Wheatly acababa de cumplir tres años y
Moriah solo tenía catorce meses.
Wheatly era alta. Moriah era una cosita pequeña que 1 7
GLOBOSAMARILLOS
compensaba su tamaño con una curiosa audacia.
Disfrutamos viéndola cambiar de bebé a una niña pequeña
mientras aprendía a comunicarse en oraciones de una palabra.
Moriah era una niña compasiva, del tipo que lloraría si veía a
alguien lastimarse. Fue increíble conocer los detalles de la
vida diaria de los nietos.
Aunque cinco de nuestros hijos mayores decidieron volver a
trabajar en el negocio petrolero, uno tomó un camino
diferente. Nuestro hijo David se graduó de Texas Tech (a cien
millas de Midland) con un título de ingeniería. Fácilmente
pudo haber tomado la ruta del petróleo, pero lo que realmente
amaba era tocar en el escenario acústico de la ciudad de
Lubbock.
Cuando llegó el momento de buscar un trabajo decidió
comenzar una carrera musical en lugar de un trabajo de
ingeniería bien remunerado; dijo que no quería mirar hacia
atrás y preguntarse si hubiese podido lograrlo. De acuerdo a su
herencia empresarial, inició una carrera en la música con su
guitarra y su voz como sus únicos recursos.
Muy pronto, apareció en el programa de televisión La Voz.
Aunque no ganó, se fue a Nashville para seguir su carrera
como cantante. Ahora está a mil millas de Midland, pero
nunca lejos de nuestros corazones y mentes, especialmente
cuando escuchamos sus canciones en la radio. Cuando la
pequeña Moriah escuchaba su voz en la radio de nuestro auto,
ella gritaba
“¡Días!” (Traducción: “¡Tío David!”). Entonces comenzaba a
bailar o aplaudir al ritmo de la música.
Además de amar cantar las canciones de David, Moriah
disfrutaba comer postre e ir a fiestas. Le 1 8
ESEDÍA
encantaban nuestras reuniones familiares frecuentes, ya que
había perfeccionado la habilidad de ir de brazo en brazo para
escoger a los miembros de la familia que tenían la mejor
comida en sus platos y pedirles que compartieran… solo un
bocado.
Cuando sabía que nos íbamos a reunir, exclamaba: “¡pastel!”.
Moriah tenía un vocabulario limitado, pero conocía las
palabras necesarias.
Al igual que su tío David, Moriah era arriesgada.
Pero su coraje estuvo acompañado de torpeza. A menudo
observaba a la pequeña Moriah precariamente balanceada, con
una rodilla en el sofá y un pie en la mesa de la sala. A veces
terminaba con una lastimadura, pero no hacía que Moriah
fuera más cautelosa.
En septiembre de 2015, cuando David llegó a la ciudad por
primera vez en meses para tocar en un concierto, él y yo nos
detuvimos para ver a Moriah. Ese día ella había ido con su
mamá a dejar a su hermana mayor en la escuela y había
escuchado la canción de David en la radio camino a casa.
“¡Días!”, exclamó feliz al escuchar la canción de su tío a pesar
de que tenía fiebre. Su mamá sonrió al oír la pequeña voz que
venía del asiento trasero. Moriah no pudo decir todas las
palabras de la canción, así que cantó el final de cada frase.
“Ojos… ligero…cielo…”. “¿Quieres ir a ver a tío David?”,
preguntó Mary Kathryn. Pero cuando David y yo pudimos
verla, Moriah estaba en los brazos de Mary Kathryn
sintiéndose mal y sin deseos de jugar.
“Manta”, dijo. “Siesta”.
“Creo que ella solo necesita dormir”, explicó Mary Kathryn.
Nos despedimos, entonces David y yo subimos 1 9
GLOBOSAMARILLOS
a mi camioneta y salimos a visitar nuestro nuevo edificio de
oficinas. Charlamos mientras conducíamos y apenas vimos la
ambulancia que se nos adelantó cuando tomamos la carretera
Big Spring.
Mi teléfono sonó. No había pasado mucho tiempo desde que
salimos de la casa, así que no esperaba el tono de la voz de
Terri. Llevábamos treinta y ocho años de casados en ese
momento, así que tan pronto la escuché supe que algo andaba
muy mal.
“Ven a casa ahora. Moriah está inconsciente”, dijo.
David recuerda lo que sucedió después un poco diferente a mí.
Él cuenta que entramos a nuestra casa y vimos a Terri con
sangre por todo el frente de su camisa.
No recuerdo ese detalle. Sabía que Moriah era propensa a las
convulsiones inducidas por la fiebre, pero no se suponía que la
condición pusiera en peligro su vida.
Mary Kathryn la vigilaba de cerca, que fue exactamente lo que
estaba haciendo cuando notó que algo andaba mal durante la
siesta de su hija.
Mary Kathryn había acostado a Moriah para tomar una siesta
en una habitación al lado de su baño para poder estar
pendiente a ella. Una vez, cuando fue a verla, notó que Moriah
estaba morada. Terri había salido a caminar y acababa de
regresar a la casa cuando escuchó a Mary Kathryn gritándole.
Terri entró corriendo e inmediatamente administró RCP.
Moriah escupió sangre, su corazón se detuvo.
Los paramédicos, quienes llegaron en minutos, la llevaron al
hospital. Terri ya había conseguido que Moriah recuperara su
color normal, por lo que tenía la esperanza de que pudieran
revivir su corazón. Pero 2 0
T H E A N G E EL S E A DR ÍE A W A T C H I N G
más tarde supimos que los niños pequeños casi nunca
responden a un reinicio de corazón. Solo funciona
aproximadamente el diez por ciento de las veces.
Cuando David y yo llegamos a la casa, supimos que la
ambulancia que nos había pasado, con las sirenas encendidas,
llevaba a mi hija Mary Kathryn y a la pequeña Moriah.
Cuando la policía apareció en la casa, Terri y yo nos quedamos
para responder a sus preguntas.
Antes de terminar, uno de los oficiales dijo: “Sentimos decirle
que su nieta no sobrevivió”. Cuando llegamos al hospital para
estar con Mary Kathryn, la habitación privada que el hospital
había provisto estaba llena de amigos y familiares, todos
llorando. Mary Kathryn nos miró y dijo, entre lágrimas: “Su
corazón no volvió a latir”.
El pediatra de Moriah les aseguró a sus padres que no
pudieron haber hecho nada diferente para salvarle la vida. Pero
mientras estábamos allí llorando, nuestra familia unida estaba
ante una decisión.
¿Qué perspectiva elegiríamos tener acerca de esta repentina
tragedia?
21
GLOBOSAMARILLOS
2
Los Ángeles Observan
Escuche “Psalm 8” (By Your Love) de David Dunn
https://www.youtube.com/watch?v=ThQDVuHw-CEU
Como usted describe el sufrimiento? Es como intentar
describir el dolor aunque contamos con tecnología moderna,
aún los hospitales utilizan una serie de caras tristes para
describir el grado de dolor que sentimos. Cuando Moriah
murió, sentí como si me hubieran noqueado el alma en una
pelea de boxeo y me costara salir del suelo. Podía reconocer la
neblina de dolor; a mis sesenta años de edad, ya la había
experimentado. Sin embargo, esto fue un golpe en las entrañas
mucho más fuerte que los anteriores. Supe que necesitaría
ayuda para levantarme; toda la familia necesitaría ayuda. Si no
elegíamos tener la perspectiva verdadera, este desastre
inevitable se convertiría en el primero de muchos que
optaríamos por evadir.
Dios envió ayuda de inmediato cuando nuestro pastor se
detuvo en nuestra casa después que 2 2
THEANGELSAREWATCHING
regresamos del hospital. Mientras estábamos sentados en la
sala de nuestro hogar, le pregunté: “¿Cómo podemos evitar
convertirnos en parte del alto porcentaje de personas cuyas
relaciones se desmoronan después de experimentar una
tragedia?”
Nos habló acerca de las formas correctas de hacer luto y nos
alertó que la muerte de Moriah podría llegar a separarnos si no
aprendíamos a superar el dolor correctamente. En vez de
intentar evitar el dolor del luto, nos animó a abrazar el
sufrimiento. Sí, dijo que lo abrazáramos, y añadió que sería
necesario compartir ese dolor. Si se detiene a pensarlo, tiene
sentido que sufrir todos juntos trae unidad, no obstante, evitar
sentir el dolor del luto nos divide.
Nos aconsejó cómo manejar la situación si uno de nosotros se
encontraba en medio de un buen día, mientras que otro
miembro de la familia no tenía un buen día. “Entra a su zona
de sufrimiento y sufran juntos como él o ella lo desee”, nos
dijo nuestro pastor.
“Esto arruinará tu día, pero fortalecerá su relación”.
Nos mencionó que las parejas que pierden a un hijo
generalmente se divorcian. Para evitar que el dolor nos
separara, tendríamos que resistir la urgencia de querer
“salir” de la tragedia o simplemente querer encontrarle el lado
positivo a la situación. Más bien, había que entender la
importancia de hacer luto.
Al fin y al cabo, Jesús también hizo luto. Aún sufro la muerte
de Moriah. Sin embargo, las palabras de nuestro pastor me
permitieron desarrollar la perspectiva de que hacer luto es
invertir en las relaciones que quedan vivas. Esa perspectiva ha
aumentado y 2 3
GLOBOSAMARILLOS
evolucionado hasta convertirse en algo mucho mayor y más
profundo.
Si lo pensamos bien, es mínimo lo que podemos controlar. No
podemos controlar que el corazón de una niña pequeña siga
latiendo. Nuestra preocupación no cambiará el futuro. En el
excelente libro Servant Lidership de David Kuhnert’s, el autor
explica que solo podemos controlar tres cosas: en quién
confiamos, lo que hacemos y la perspectiva que decidimos
tener ante cualquier situación. La última que mencioné, la
perspectiva, da forma y moldea cómo interpretamos lo que nos
sucede a nosotros y a los que nos rodean. La perspectiva
también influye en el proceso de toma de decisiones. Lo
increíble es que la mayoría de nosotros, sin darnos cuenta,
elegimos tener una perspectiva.
Entre una población mundial de aproximadamente ocho miles
de millones de personas, elegimos adoptar una perspectiva
única y decidimos actuar de forma individual. Por esta razón,
todos debemos ser intencionales acerca de qué perspectiva
elegimos tener a diario.
La mayoría de los miembros de nuestra familia participó en
nuestra iglesia de un grupo GriefShare (Grupos de apoyo de
duelo). Leí todo el material que me dieron, ya que así es como
suelo aprender mejor.
Casi todos, si no es que todos, necesitábamos que nos
ayudaran a hacer luto. En mi caso, la etapa de duelo incluyó
que interactuara con una gran cantidad de amigos y también
con conocidos de la industria del petróleo y el gas.
Llevábamos más de treinta años viviendo en Midland, así que
conocía a mucha gente.
24
LOSÁNGELESOBSERVAN
Cuando alguien se me acercaba, sabía qué sucedería, hablaría
nuevamente de la muerte de Moriah. Cada vez que sucedía
esto, una vez más me arrancarían el vendaje de la herida.
El consejo de nuestro pastor me recordaba continuamente que
yo podía elegir. Tenía la opción de aplazar el dolor y alejar a
las personas de mí o podía abrazar el dolor y permitirles a
otros que lloraran conmigo. Visualizaba cada encuentro como
el momento oportuno para arrancarme el vendaje y poder
invertir en otras personas. Cada uno de estos encuentros me
otorgaba la oportunidad de acelerar el proceso de sanidad en
vez de aplazarlo. Mis amigos querían llorar conmigo. Claro, su
sufrimiento era mucho menos.
Aunque el dolor que experimenté en este proceso fue mucho,
intenté considerarlo como una valiosa inversión en esos
excelentes amigos. Es una decisión difícil, el proceso no fue
nada cómodo ni fácil y hoy día tampoco lo es. Sin embargo, al
igual que cualquier buena inversión, con el tiempo se ven los
resultados. Poco a poco el dolor intenso fue aplacado por el
amor de muchísimos amigos.
La mayoría de nosotros no se toma el tiempo de observar una
amplia gama de perspectivas para, entonces, después de
pensarlo detenidamente, decidir qué perspectiva elegir.
Durante la mayor parte de mi vida no fui intencional cuando
de esto se trataba y esto trajo como consecuencia que sufriera.
Gracias a Moriah mi relación con Terri es mucho más
profunda. Quién sabe qué podría haber pasado si esta tragedia
hubiese sucedido hace años o si no le hubiésemos prestado 2 5
GLOBOSAMARILLOS
atención a tan buenos consejos.
En vez de vivir superando las circunstancias al elegir la
perspectiva verdadera, tendemos a vivir como una víctima de
las circunstancias. Una víctima es una persona que no puede
decidir. Cuando apenas reaccionamos, les permitimos a las
circunstancias que sean quienes nos controlen. Existe un
camino mejor. Podemos tomar decisiones basadas en nuestros
valores fundamentales o en los objetivos que tengamos para
nuestra vida. Cuando decidimos elegir la perspectiva
verdadera, podremos tomar decisiones independientemente de
nuestras circunstancias.
Tan pronto cuando aprendamos esta destreza, comenzaremos a
ver que las circunstancias son, de hecho, sencillamente el
entorno en el que operamos.
Nos convertimos en surfistas y las circunstancias son las olas
en las que surfeamos.
El dolor no desaparece cuando aprendemos a elegir la
perspectiva verdadera. De hecho, adentrarse en el proceso de
duelo quizás acelere el dolor y lo empeore por algún periodo
de tiempo. No obstante, es un paso muy importante para poder
lidiar con las preguntas que surgen como resultado del dolor
intenso que provoca el sufrimiento. Si no recibimos respuestas
satisfactorias a las preguntas tales como: “¿Por qué yo?”,
“¿Por qué un Dios de amor permitió esto?”, el dolor puede dar
lugar a la debilidad y la disfunción (hace veinte años estuve
cerca de experimentarlo. Más adelante les hablaré de esto).
Para Dorothy en la película El Mago de Oz, la clave fue elegir
una perspectiva verdadera. Dorothy 2 6
LOSÁNGELESOBSERVAN
no se había percatado que ella ya tenía la habilidad de escapar
de su estado de víctima hasta que la Bruja Buena del Norte le
enseña cómo cerrar sus ojos, golpear sus tacones y pensar “No
hay nada como estar en casa”. Cuando intencionalmente
decidimos escoger la perspectiva verdadera, se asemeja al
momento en que Dorothy aprende a golpear sus tacones. Es
transformador, liberador y poderoso. Esto nos hace libres.
Sin embargo, Dorothy no estaba lista para escuchar ese
mensaje hasta que pasó por muchas pruebas. De la misma
manera, mientras aprendemos a “golpear los tacones”,
tendremos que enfrentarnos a algunas verdades muy duras.
Por ejemplo, como Dios es Dios entonces Él hubiese podido
evitar la muerte de Moriah. No cabe duda que puede insertar el
nombre de sus seres queridos en esa oración. Quizá se pueda
preguntar por qué Dios permitió que le diera cáncer a alguien
que usted conoce o que alguien enfrentara un fracaso
profesional o problemas financieros. Tiene todo el derecho de
preguntar. El proceso de lidiar con estas preguntas es el primer
paso necesario para desarrollar una perspectiva verdadera.
Generalmente intentamos que Dios cambie nuestras
circunstancias. Algunos de nosotros intentamos
“castigar” a Dios cuando justo después de un evento trágico
tomamos la decisión de no creer más en Él.
Siempre hay una mejor forma de responder ante la tragedia,
pero esto requiere un cambio radical: podemos confiar que
Dios quiere lo mejor para nosotros. Sí, siempre. A pesar de
que las palabras “En Dios Confiamos”
27
GLOBOSAMARILLOS
están grabadas en nuestras monedas, esto es mucho más que
un lema. No es fácil confiar en Dios, y mucho menos durante
una tragedia. Sin embargo, es precisamente ahí donde una
perspectiva verdadera eventualmente nos conducirá.
El primer paso para poder enfrentarnos a este tipo de pregunta
será explorar la razón por la cual Dios nos dejó en este planeta
imperfecto.
Nuestra oportunidad
A veces pensamos que el cielo es un lugar donde todo será
posible. Sin embargo, me sorprendí muchísimo cuando entendí
la enseñanza bíblica de que tenemos una oportunidad en la
Tierra que no tendremos en el cielo. ¿Qué es eso que podemos
hacer aquí, pero no podremos hacer allá?
La respuesta se encuentra en dos versículos de la Escritura que
explican que los ángeles nos observan, nos examinan
cuidadosamente. Efesios 3:10 nos dice:
“ Para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a
conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades
en los lugares celestiales”. Esto significa que los ángeles nos
observan para poder entender la sabiduría de Dios.
Entonces en 1 Pedro 1:12, nos dice: “…les predicaron el
evangelio con el poder del Espíritu Santo que fue enviado
desde el cielo. Los mismos ángeles quisieran contemplar estas
cosas”. La palabra
“contemplar” transmite el concepto de un arqueólogo que
estudia un artefacto con curiosidad intensa. Los ángeles
observan con asombro nuestra vida y el 2 8
LOSÁNGELESOBSERVAN
transcurso de la historia humana. Ellos nos observan con la
misma intensidad que un aficionado al cine se sumerge en una
película sumamente fascinante.
¿Qué tienen de especial nuestras vidas para que estas criaturas
poderosas salgan del cielo a investigarnos cuidadosamente y a
aprender de nosotros? ¿Qué sucede acá abajo que, sin duda, no
ocurre allá arriba?
La fe. La fe en Dios es algo que los ángeles no tienen. De
hecho, los ángeles no pueden caminar por fe.
La fe es creer en algo que no hemos visto o que pueda
comprobarse a través de los cinco sentidos. Cuando lleguemos
al cielo, compartiremos esta característica de los ángeles. No
podremos tener fe en Dios. Así como los ángeles,
conoceremos a Dios cara a cara. Como vivir por fe no es algo
que los ángeles pueden experimentar, ellos desean verlo en
acción aquí en la Tierra. Por tal razón, nos estudian con
intensidad y al hacerlo aprenden acerca de la sabiduría de
Dios.
Mi vida y la suya son un gran drama. Nuestras vida—al igual
que la vida de cualquier persona aquí en la Tierra—cuenta una
historia que supera a las del Hombre Araña, Cenicienta, El
Señor de los Anillos o cualquier otra historia épica que haya
cautivado su imaginación.
Cada uno de nosotros tiene la finalidad de desempeñar un
papel protagónico, pero nosotros decidimos si aceptamos el
papel (más de esto en el Capítulo 7). Si no elegimos la
perspectiva verdadera, podemos perdernos la oportunidad de
experimentar esto. El transcurso de nuestras vidas aquí en la
Tierra es muy corto, espectacularmente maravilloso, una
oportunidad que no se repite. Los ángeles observan, nos
estudian, porque 2 9
GLOBOSAMARILLOS
nunca podrán experimentar lo mismo que nosotros.
Al menos gran parte de la razón por la cual Dios nos dejó aquí
con cuerpos imperfectos en un mundo imperfecto, un lugar
lleno de muerte y miseria, es debido a un gran beneficio que
solo podremos experimentar aquí, en esta vida. La capacidad
que tengamos para disfrutar de este mundo, como también del
mundo venidero, crecerá increíblemente o disminuirá como
resultado de las decisiones que tomemos en el transcurso de
nuestras vidas aquí en la Tierra. Si no tenemos la perspectiva
verdadera perderemos la oportunidad extraordinaria que la
vida nos ofrece, y nos daremos cuenta que las decisiones que
tomemos impactarán nuestra vida eterna.
Les voy a dar un ejemplo de cómo una perspectiva verdadera
puede llevarnos a tener una vida feliz. Mi esposa y yo fuimos
con nuestros hijos y nietos a Disneyland, un lugar que
generalmente se describe como “el lugar más feliz del
mundo”.
Mientras conversábamos con uno de los que trabaja en la
atracción “Snow White’s Scary Adventure ride”, descubrimos
que hay lugares que no son tan felices como parecen.
“Podría decirles que al menos la mitad de los niños salen de
esta atracción llorando”, nos dijo el joven que trabajaba en la
atracción de Blanca Nieves mientras contestaba a nuestras
preguntas. Resulta que nuestros nietos son como todos los
niños.
En otras palabras, esta atracción cuyo recorrido es de dos
minutos, solo les producirá alegría a los niños que tengan una
perspectiva madura. Esos niños pueden 3 0
LOSÁNGELESOBSERVAN
entender que el personaje de la bruja aterradora no es real.
Pueden disfrutar de la aventura épica sin la preocupación de
que Blanca Nieves es una princesa que realmente está en
peligro de morir. Ellos saben que las fuerzas de la oscuridad
no controlan su propio destino.
No son víctimas. Saben que en apenas unos minutos estarán
afuera disfrutando del sol, comiendo pastel funnel y algodón
dulce, y divirtiéndose.
Tienen una perspectiva arraigada a la realidad.
Los niños más pequeños no tienen esta capacidad. No pueden
obviar lo que les aterra en la atracción.
Podemos creerle a la Palabra cuando esta nos dice que la vida
es como un recorrido que apenas dura dos minutos. Nuestro
paso por la Tierra es una estadía breve antes de llegar a nuestro
hogar celestial donde todas nuestras aventuras aterradoras
terminarán.
El libro de Santiago lo menciona de esta forma: “…
Ustedes, los que no saben lo que será mañana, ¿qué es su
vida? Porque son un vapor que aparece por un poco de tiempo
y luego se desvanece” (Santiago 4:14). Nuestra vida en esta
Tierra es como un hilo de humo en el horizonte de la
eternidad. El abolicionista estadounidense John Brown dijo:
“Hay eternidad hacia detrás y eternidad hacia el frente y el
pequeño punto en el centro, por extenso que parezca, en
comparación con el resto es apenas un minuto”1. Al igual que
una atracción en un parque de diversiones, nuestras vidas
terrenales dan vueltas y giros, subidas y bajadas antes de que
nuestra estadía en la Tierra llegue a su fin. Este es el destino
común de toda la humanidad. La vida es, de hecho, una
aventura increíble.
31
GLOBOSAMARILLOS
Sí, nuestras vidas son un drama, una saga épica.
A diferencia del recorrido corto e irreal de la atracción de
Blanca Nieves en Disneyland, el recorrido de nuestras vidas es
real y mucho está en juego. Es una aventura.
Aunque Dios nos ha provisto un cierto final a esta historia tipo
“vivieron felices para siempre”, y sabemos que la felicidad es
fiel compañera de las aventuras heroicas, si no contamos con
la perspectiva verdadera pasaremos por alto la felicidad y
lloraremos durante todo el recorrido.
La vida terrenal es muy corta en comparación con la vida
eterna, pero es una historia épica que tiene consecuencias
cósmicas. Aún así, es fácil malinterpretar lo que está en juego.
Mientras nos encontremos en nuestra estadía terrenal
viviremos muchas experiencias, retos y oportunidades que han
sido cuidadosamente diseñadas por nuestro Padre amoroso con
el fin de ayudarnos a ser los hombres y las mujeres que Él
quiere que seamos. Si aprendemos a identificar estas
experiencias como lo que realmente son—en otras palabras, si
adoptamos la perspectiva real y verdadera—
entonces, aun en medio de circunstancias difíciles, nuestra
vida comenzará a tener sentido.
Cuando decimos: “Bueno, solo tenemos que confiar en Dios”,
lo que generalmente queremos decir es:
“Confiaré que Dios me rescatará cuando lo necesite”. Esto no
es lo que la Biblia dice. Nuestra mejor oportunidad para
confiar en Dios se dará cuando no tenga sentido lo que nos
sucede, cuando la vida se detenga en un punto donde todo se
torna desesperante. Como cuando un soldado confía en su
compañero de milicia mientras 3 2
LOSÁNGELESOBSERVAN
están en una trinchera y se crea un vínculo que jamás pudiera
darse en otro escenario. Una de las mayores recompensas que
recibirán aquellos que confíen en Dios en las trinchera de la
vida, será que conocerán a Dios de una forma que otros no
lograrán conocer.
Aquellos que logren “vencer” estas temporadas de la vida son
como veteranos que pelearon una guerra juntos y se
encuentran años más tarde. Los visitantes podrán escuchar sus
viejas historias, pero jamás serán parte de ese grupo exclusivo.
Gracias a Dios, las circunstancias de pérdida y sufrimiento son
apenas una parte del terreno de nuestra travesía. Los terrenos
de nuestra vida varían dramáticamente. Podemos clasificarlo
en tres categorías: los valles, las llanuras y las cimas de las
montañas.
Primero exploraremos los valles.
33
3
La perspectiva en el valle
Escuche “Grace Will Lead Me Home” de David Dunn
https://www.youtube.com/watch?v=O3WeqqTKqhU
Muchos de nosotros quisiéramos evadir tener que pasar por el
valle. Es un lugar de sombras, un lugar donde no se puede ver
todo el cielo. Sin embargo, la perspectiva que se adquiere en el
valle no podría adquirirse en ningún otro lugar. Hace más de
veinte años tuve un desacuerdo de negocios con alguien que
era, y aún es, mi amigo. Había tenido mucho éxito en la
industria del petróleo y el gas—llegué a ser ejecutivo cuando
apenas tenía veintisiete años. Ya había perdido mi chaleco
antibalas cuando sobreviví ante una depresión severa en los
precios del petróleo; aprendí que las fluctuaciones de la
industria afectaban a todos por igual. Sin embargo, cuando
miraba a mi alrededor, casi todo el mundo era mayor que yo.
Mi carrera iba viento en popa. Disfrutaba de recibir un buen
salario, había invertido bien y tenía prestigio. Desde mi punto
de vista, todo marchaba muy bien.
34
PERSPECTIvEINTHEvALLEY
Entonces la visión elevada que tenía de mí mismo se vino
abajo cuando este desacuerdo de negocio provocó que mi
amigo y yo nos separáramos.
También perdí mi seguridad de empleo fijo. Durante esa
temporada mi padre murió de cáncer. En adición a todo esto,
en medio del desacuerdo de negocio, mi amigo me dijo:
“Generalmente todos te ven como un arrogante. No saber
reconocer a las personas y recurres a la intimidación para
lograr lo que quieres”.
No necesariamente siguió el método bíblico de amonestación
para corregir amablemente a un hermano en la fe, pero la
acusación dio en el blanco. Me di cuenta que sin percatarme y
sin cuidado alguno pisoteaba a la gente para obtener lo que
necesitaba. Para mí eran más importante los resultados que
respetar los sentimientos y los puntos de vista de las personas.
Era un egoísta.
También me di cuenta que siempre procuraba tener el control,
pero si asumir responsabilidades. Como consecuencia, no era
el tipo de líder o persona que aspiraba ser, o el que Dios quería
que fuera. De repente, fue como si todo el rechazo que le había
causado a los demás a través del tiempo cayera sobre mí. Me
tocó muy profundo.
Me di cuenta que soy, de hecho, un tonto arrogante. Aun
cuando admití esto hace veinte años, digo “soy” arrogante
porque mi naturaleza vil, lo que la Biblia describe como “la
carne”, no ha cambiado del todo; mis instintos siguen siendo
egoístas. Cuando acepto esta realidad frente a otros, con
frecuencia me dicen que nunca han visto esta característica en
mí, lo cual significa que las veces que ellos han compartido 3
5
GLOBOSAMARILLOS
conmigo he logrado exitosamente alejarme de u ocultar esa
naturaleza vil. Esto es una parte importante de mi realidad
actual, una perspectiva real acerca de quién soy.
A veces digo que la palabra que describe mi perfil de
personalidad es T-O-N-T-O.
Algunas compañías prefieren contratar a personas arrogantes
cuando buscan prospectos para ocupar una posición de CEO,
probablemente porque los líderes arrogantes logran que se
ejecuten exitosamente los planes de las compañías. Ese tipo de
“liderazgo”
generalmente busca satisfacer las ambiciones de un individuo
y no necesariamente la misión de la compañía (para que pueda
ver la disfunción que esto causa, vea una serie televisiva de
comedia llamada The Office).
Mientras me daba cuenta mi fracaso y lo admitía, Dios me
derrumbó. Él trajo a mi vida la gente que me enseñó a ser
quien realmente soñaba ser. Aunque al principio lo único que
podía sentir era la intensa sensación de un profundo fracaso.
Mientras intentaba conseguir una respuesta para mi situación,
caí en depresión. Aun cuando me proyectaba ante los demás
como una persona exitosa, por dentro sentía un huracán de
emociones. ¿Por qué yo? ¿Cuál es la utilidad de la vida? ¿Por
qué tanto dolor? ¿Por qué no puedo vivir una vida cómoda y
después ir al cielo?
¿Por qué el fracaso o el rechazo duelen tanto?
Hace poco Guy Winch explicó en una conferencia TED
que nuestro cerebro registra el dolor como respuesta al
rechazo. “Cuando los científicos colocaron a personas en
máquinas de resonancia magnética y les pidieron que
recordaran algún evento personal de rechazo, 3 6
LAPERSPECTIVAENELVALLE
descubrieron algo impresionante. Al experimentar rechazo se
activan las mismas partes del cerebro que reaccionan cuando
sentimos dolor físico. Es por esto que aun pequeños actos de
rechazo duelen más de lo que pensamos. Porque estos
literalmente provocan dolor físico (aunque emocional)” 2.
Ciertamente puedo dar fiel testimonio de esto.
Todavía recuerdo cuánto dolor experimenté durante este
tiempo. Fue una experiencia que jamás pedí. De todas formas,
estoy agradecido de lo que aprendí. El dolor que experimenté
en este proceso fue realmente como de muerte—la muerte de
mi ego.
Busqué respuestas en muchos lugares, pero terminé
encontrándolas en el libro de Job. Ahora siento que Job es uno
de mis mejores amigos. Es como si se hubiese inclinado para
ayudarme a salir de un pozo.
Desde ese momento la historia de Job cobró sentido para mí.
A través del libro de Job pude verme reflejado como realmente
soy. Suena bien, ¿verdad? Bueno, sí lo es, pero no hasta el
punto de hacer que el dolor que sentía cesara de inmediato.
Durante la primera etapa de este proceso mis razonamientos y
la imagen falsa que tenía de mí mismo se hicieron añicos. Me
dolió muchísimo.
Las experiencias de Job me enseñaron a mantenerme feliz a
pesar del dolor (incluso si, en el caso de mi ignorancia, era
autoinfligido). Años después, cuando Moriah murió,
experimenté un dolor muy distinto pues no fui yo quien
provocó lo que sucedió. No obstante, las lecciones que aprendí
al leer el libro de Job durante mi crisis existencial me
prepararon para lidiar 3 7
GLOBOSAMARILLOS
con su muerte. El libro de Job me dio una paz que tomó
prestada la felicidad de otro día y de otro momento; una
perspectiva que no proviene de este mundo. Es una paz que
proviene de saber que: Dios es bueno aunque las
circunstancias no lo sean, y que Dios nos dejó en este mundo
lleno de dolor por una razón muy profunda y valiosa. Aunque
inicialmente el libro de Job fue impactante, ahora considero
que es una explicación consoladora de lo que realmente sucede
cuando nos encontramos en medio del sufrimiento. Mientras le
explico cómo el libro de Job cambió mi vida, sírvase un poco
de café y deje que su riqueza le inunde.
Una conversación
El libro de Job inicia con una escena inusual—una
conversación entre Dios y Satanás en el cielo. Este no es un
cielo con nubes esponjosas, arpas y querubines; se asemeja
mucho más a una sala de recepción, quizá como el Despacho
Oval de Casa Blanca. Los hijos de Dios—los ángeles—
vinieron a rendir cuenta sobre sus acciones. Satanás es un
ángel caído y de acuerdo con lo que aprendimos acerca de los
ángeles, el tema de conversación de ellos es acerca de los
humanos que han estado observando.
“De dónde vienes”, Dios le preguntó a Satanás. “De rodear la
Tierra”, le responde, “y de andar por ella”. “¿No has
considerado a mi siervo Job”, Dios le preguntó, “que no hay
otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de
Dios y apartado del mal?” Ciertamente la intención de Dios no
era obtener información. Después de todo, Él es omnisciente.
Por el contrario, se estaba 3 8
LAPERSPECTIVAENELVALLE
burlando del maligno. Es como si Dios incitara a Satanás.
“¿No has considerado a este ser humano quien, desde su
propio libre albedrío, ha decidido hacer lo que se supone que
hicieras tú?” Este es el lenguaje divino de incitación. “Job es
mi mejor amigo; él es el mejor y sabe cómo avergonzarte, ¿no
es cierto?”
Satanás también intenta incitar a Dios. “¿Acaso teme Job a
Dios de balde?” dice. “¿No le has cercado alrededor a él y a su
casa y a todo lo que tiene?” La acusación principal de Satanás
fue que Job simplemente era un comerciante muy astuto. Job
no era tan recto; Job solo tenía en mente hacer un buen
negocio. Dale a Dios lo que Él pide y obtendrás a cambio lo
que quieras.
“Le has dado todo”, le dijo Satán. “Mira la gran familia de
Job, su seguridad y su riqueza”. Job, básicamente un
multimillonario de tiempos antiguos, era el hombre más rico
de su época.
Job no solo era rico sino que tenía diez hijos, una bendición
monumental en ese tiempo y esa cultura. Job tenía más
posesiones de las que pudiera necesitar. Tenía ovejas
(producción ganadera), camellos (intercambio comercial) y un
terreno fértil para sembrar. En nuestra economía esto sería
como poseer un conglomerado de agroempresas, tener
intereses en el negocio de transporte de camiones y trenes, y
operación bancaria y de comercio. ¿Qué más podría pedir?
“Es obvio que hará lo que le pidas”, se burló Satanás.
“Satisfaces todas sus necesidades económicas”.
“Después de recibir todo lo que le das, sería tonto de su parte
no hacer lo que le pidas”.
Entonces, ¿qué hizo Dios? Le dice a Satanás que 3 9
GLOBOSAMARILLOS
prosiga y haga lo que quiera con Job, pero le prohíbe tocar su
cuerpo. Al hacer esto, Dios remueve el cerco de protección.
Satanás causa estragos con las posesiones y la familia de Job.
En apenas un día saquean las pertenencias de Job, también
mueren sus sirvientes y todos sus hijos. Definitivamente de la
forma en la que Satanás los planificó, no cabía duda que todo
provenía de un poder sobrenatural. Satanás se las arregló para
dejarle claro a Job que: “No hay más regalitos para ti, el
acuerdo entre tú y Dios ha llegado a su fin. Dios no volverá a
darte lo que le pidas”.
Entonces, ¿qué hace Job? Se quitó la ropa, se rasuró la cabeza
y se postró en tierra. Se echó cenizas en la cabeza, un antiguo
método de lamento. Entonces Job… “adoró, y dijo: Desnudo
salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová
dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito”. No
existía mejor repudio a las acusaciones de Satanás que esto.
Esta es la perspectiva que tenemos que obtener en el valle. Job
lo entendió muy bien. “Aceptaré con gratitud lo que Dios
quiera hacer conmigo; esa es su prerrogativa. En primer lugar,
fue quien me dio vida y todo lo que tengo proviene de Él. Si
quiere que le devuelva todo, tiene total derecho a pedirlo”.
Esto no fue lo que Satanás había previsto. Aún peor para
Satanás fue que Job decidiera adorar.
Cada vez que se habla de adoración en la Biblia, se refiere a
simplemente mencionar una cualidad de Dios. Job no
pretendía estar feliz, solo aceptaba con gratitud lo que Dios
estaba haciendo. En este punto de la historia Job confía en
Dios y tiene la perspectiva 4 0
LAPERSPECTIVAENELVALLE
verdadera. Sin embargo, hay mucho más que aprender.
El último versículo de Job capítulo 1 dice: “En todo esto no
pecó Job, ni atribuyó a Dios despropósito alguno”. Imagínese
la sorpresa de los ángeles y el deleite que sintieron mientras
presenciaban esta batalla. No fue solo que Job no insultara a
Dios, como Satanás había previsto, sino que Job decidió
adorara a Dios.
Puntuación: Dios 1, Satanás 0.
Satanás regresa
Si pudiéramos mencionar algo acerca de Satanás, es que no se
rinde. La segunda escena de esta historia es prácticamente
igual que la primera, pero con dos excepciones. Primeramente,
Dios tiene más material para burlarse de Satanás. “Y Jehová
dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no
hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso
de Dios y apartado del mal”, entonces Dios añade: “y que
todavía retiene su integridad , aun cuando tú me incitaste
contra él para que lo arruinara sin causa?”
Note que Dios se hace responsable de la ruina de Job. Aunque
Satanás lo hizo, Dios fue quien lo autorizó.
En ambos, el libro de Job y el de Apocalipsis, Dios autoriza
cada episodio terrible, muchos de los cuales involucran a
Satanás haciendo estragos en la Tierra.
Pero siempre tendrá que sujetarse al propósito soberano de
Dios, aun cuando equivocadamente crea que está ganando.
Nuevamente Dios le permite a Satanás probar si la obediencia
de Job simplemente es un medio para 4 1
GLOBOSAMARILLOS
conseguir que Dios le dé lo que él quiere. Esta vez el ataque va
dirigido a la salud de Job. “Respondiendo Satanás, dijo a
Jehová: Piel por piel, todo lo que el hombre tiene dará por su
vida. Pero extiende ahora tu mano, y toca su hueso y su carne,
y verás si no blasfema contra ti en tu misma presencia. Y
Jehová dijo a Satanás:
‘He aquí, él está en tu mano; mas guarda su vida’” (Job 2:4-6).
Satanás se marcha. (Casi puede oírlo riéndose).
Entonces Satanás ataca el cuerpo de Job con llagas—
heridas abiertas que causan dolor, supuran y provocan fiebre—
desde la planta del pie hasta la coronilla de la cabeza. Job
agarra un pedazo de un tiesto y se sienta sobre cenizas a
rascarse sus llagas. Hasta la esposa de Job viene a tentarlo.
“¿Aún retienes tu integridad?” le preguntó con amargura.
“Maldice a Dios, y muérete”.
Creo que sabemos la razón por la que Satanás le perdona la
vida a la esposa de Job: para que le añadiera insultos a la
herida. La esposa de Job se convirtió en instrumento de
Satanás para tentar a Job.
A pesar de todo, Job demostró una tolerancia increíble. “Como
suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, has hablado.
¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo
recibiremos?” No le dice, “¡eres una mujer fatua!”, en cambio
le dice, “cuando hablas así y me pides que maldiga a Dios,
suenas como una mujer fatua”. A pesar de toda la adversidad,
Job se mantuvo tolerante ante la dura recriminación de su
esposa. Dios habla muy bien de Job por una buena razón.
Quizá todos los ángeles que presenciaron el drama se pusieron
de pie y aplaudieron cuando se actualizó la puntuación del 4 2
LAPERSPECTIVAENELVALLE
juego: Dios 2, Satanás 0.
Este episodio culmina con una oración muy interesante: “En
todo esto no pecó Job con sus labios”.
Esto se toma relevancia al considerar el consejo innecesario
que sus amigos están por darle.
Con amigos como estos…
Mientras la historia de Job continua desarrollándose, tres
amigos de Job vienen a consolarlo.
Ellos son buenos amigos. Antes de Job pronunciar una sola
palabra ellos se sientan a lamentarse con él durante siete largos
días. (Era costumbre de la época dejar que el agraviado se
expresara primero). Siete días. ¿Usted haría eso? Yo no.
Pero tan pronto Job comienza a hablar, se produce un diálogo
extenso. Durante el resto del libro de Job el consejo de sus
amigos se reduce a lo siguiente: Job, todo esto te ha
sobrevenido porque pecaste. Confiesa tu pecado y arrepiéntete
para que Dios restaure lo que perdiste. “Si tú de mañana
buscares a Dios, y rogares al Todopoderoso; si fueres limpio y
recto, ciertamente luego se despertará por ti, y hará próspera la
morada de tu justicia. Y aunque tu principio haya sido
pequeño, tu postrer estado será muy grande”.
Uno podría pensar que Job aceptaría esta fórmula. “Confiesa y
todo terminará”, eso suena excelente. Pero ya Dios nos dejó
saber que había un problema. Job era un hombre sumamente
íntegro.
No conocía el pecado o, seguramente, ya se había arrepentido.
Sus amigos le decían insistentemente que para recibir
restauración y dádivas de parte de Dios tenía 4 3
GLOBOSAMARILLOS
que darle a Él lo que pedía.
Job se rehúsa.
Entonces Dios derrota el consejo de sus amigos.
Dios le da una respuesta a Elifaz, el primer amigo, y declara:
“Mi ira se ha encendido contra ti y tus dos compañeros porque
no han hablado lo recto acerca de mí, como mi siervo Job”. En
otras palabras, Dios no parece estar preocupado por la critica
injusta por parte de los amigos de Job, sino que los condena
duramente por haber hablado mal de Él.
¿Por qué Dios está tan molesto? Casi todo lo que ellos dijeron
acerca de Dios serían comentarios aceptables en cualquier
iglesia, pero Dios se molestó cuando estos le dijeron a Job,
“arrepiéntete y Dios te devolverá todo los regalitos que te
quitó”. ¿Le suena familiar? Elifaz y sus amigos acusan a Dios
de estar llevando a cabo una transacción, así como hizo
Satanás.
Elifaz, sus dos amigos, la esposa de Job y Satanás visualizaban
a Dios como un ídolo o como una máquina expendedora de
dulces que proviene del cosmos. La idolatría siempre se
reduce a esto: “¿Qué tengo que pagarle al “ser poderoso” para
obtener lo que quiero?”
La esencia de la idolatría descansa en una creencia falsa de
que somos nosotros los que en realidad controlamos nuestras
circunstancias.
Con razón Dios se molestó tanto. Dios los reprende antes de
realmente sacárselos en cara. De acuerdo con su visión de
quién era Dios, ello tenían que haber recibido un golpe duro
como lo recibió Job.
Al fin y al cabo, ellos habían cometido un grave error y, por
consiguiente, merecían un castigo. Pero Dios no 4 4
LAPERSPECTIVAENELVALLE
pertenece a una mafia cósmica que recibe paga para poder
actuar. Dios es Dios, un Dios que trasciende una mera
transacción. Él también es un padre amoroso que busca
relacionarse con nosotros. Interesantemente, Dios trata
directamente con los amigos—los perdona—y los deja libres.
Les dice que le pidan a Job que interceda por ellos y luego
simplemente los deja ir. Esto es exactamente lo opuesto a
como ellos dijeron que Dios operaba.
En este punto de la historia usted creería que Dios le dará un
abrazo a Job y le dirá cuánto aprecia lo mucho que ha tenido
que sufrir. No, aún no.
Job en la corte
Job perseveró en medio de la crisis, mantuvo su integridad con
firmeza, se rehusó a tratar a Dios como un ídolo que espera
recibir algo a cambio para actuar y se negó a confesar los
pecados que sabía que no cometió. Job hizo algo muy distinto.
Job le pide a Dios una audiencia. Él pensaba que si tan solo
podía hablar con Dios, tendría la oportunidad de explicarle
cuán malinterpretado había sido él en todo este proceso. Job
pensaba que una vez Dios estuviese bien informado, Él
restituiría todo lo que había perdido. ¿Puede identificarse con
Job? Yo puedo. Este es mi instinto natural cuando las cosas no
resultan como yo esperaba. “Dios, ¿qué haces?
Deberías escucharme”. Pero la perspectiva de Job está a punto
de cambiar.
Primero Dios convirtió a Job en el hombre más rico del
mundo. Ahora, Dios está preparando a Job para convertirlo en
el hombre más rico del 4 5
GLOBOSAMARILLOS
universo. Las riquezas infinitas se obtienen cuando
aprendemos a escuchar a Dios y Job está a punto de tener la
oportunidad de escuchar a Dios de forma sorprendentemente
cósmica. Y este cambio total de perspectiva y despliegue
infinito de sabiduría quedaron registrados para beneficiarnos a
nosotros también.
“¡Quién hiciera que se cumpliese mi
petición, y que Dios me concediese mi anhelo!” (Job 6:8).
“Enséñenme, y yo me callaré; háganme entender en qué he
errado” (Job 6:24).
Job, aunque herido y miserable, sigue siendo un hombre recto.
Él reconoce que no puede esperar una respuesta de parte del
Todopoderoso:
“Ciertamente yo sé que es así. ¿Y cómo se ha de justificar un
hombre ante Dios?
Si uno quisiera contender con él, no le podría responder una
sola cosa entre mil”
(Job 9:2-3).
Y esto:
“Porque él no es hombre como yo para que le responda y para
que juntos
vengamos a juicio” (Job 9:32).
Aunque Job reconoce que Dios puede hacer lo 4 6
LAPERSPECTIVAENELVALLE
que quiera, aún piensa que su
caso no se ha
manejado adecuadamente.
“He aquí que yo he expuesto mi causa y sé que seré declarado
justo” (Job 13:18).
“Sepan, pues, que Dios me ha agraviado y me ha envuelto en
su red” (Job 19:6).
Hoy día, podríamos escuchar una versión más concisa de la
queja de Job: “¿Cómo es posible que me pasara esto?”
“Hoy también es amarga mi queja su
mano se ha hecho pesada sobre mi
gemido. ¡Oh, si yo pudiera saber dónde hallar a Dios!
Entonces iría hasta su morada, expondría delante de él mi
causa y llenaría mi boca de argumentos.
Yo sabría las palabras que él me
respondiera, y entendería lo que me dijera.
¿Contendería conmigo con la grandeza de su fuerza? No; más
bien, él me prestaría atención. Allí el justo podría argüir con
él, y yo me libraría para siempre de mi Juez”
(Job 23:2-7).
De hecho, Job tiene la oportunidad de presentarse en corte. Y
vaya que la tuvo. Si Satanás no se rinde con facilidad; Dios,
infinitamente menos. Dios siempre desea lo mejor para
nosotros. Estoy seguro que 4 7
GLOBOSAMARILLOS
sus planes para nuestras vidas exceden lo que pudiera resultar
de un intercambio con un dios que puede manipularse con
facilidad.
Podemos descansar en esto, pero solo si adoptamos la
perspectiva que Dios le da a Job. Una perspectiva que nos
permite ver por encima de las circunstancias de la vida.
No es una explicación, es una explosión Todo comienza en Job
38. “Entonces el Señor respondió a Job desde el torbellino:
‘¿Quién es este que pone en duda mi sabiduría con palabras
tan ignorantes?
Prepárate, muestra tu hombría porque tengo algunas preguntas
para ti y tendrás que contestarlas’”. En otras palabras: “Job,
para mí será una placer sentarme ante su comisión de
investigación para contestar sus preguntas para darle una
explicación a mis acciones. Sin embargo, antes de contestar
cada pregunta, tengo unas cuantas preguntas previas al juicio
que hacer”.
La primera pregunta: “¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la
tierra? Házmelo saber, si tienes entendimiento. ¿Quién
determinó sus medidas? Porque tú lo debes saber”. ¿No tienes
respuesta? Muy bien, sigamos.
“¿Alguna vez en tu vida diste órdenes a la mañana? ¿Has
mostrado a la aurora su lugar, para que, al tomar por los
extremos la tierra…?”
“¿Has penetrado hasta las fuentes del mar?
¿Has andado escudriñando el abismo? ¿Te han sido reveladas
las puertas de la muerte? ¿Has visto las puertas de la densa
oscuridad? ¿Has reflexionado acerca de la 4 8
LAPERSPECTIVAENELVALLE
amplitud de la tierra? ¡Decláralo, si sabes todo esto!”
Durante los próximos capítulos, Dios le cuestiona a Job varios
aspectos complejos del universo. El autor Philip Yancey, en su
libro Dónde está Dios cuando duele, escribió lo siguiente:
“Dios no explica. Explota. Le pregunta a Job quién se piensa
que es al fin y al cabo.
Le dice que tratar de explicarle a él las cosas que quiere que le
explique sería como tratar de explicarle las teorías de Einstein
a una almeja… Dios no revela sus grandes designios… Él se
revela a sí mismo. El mensaje que se halla debajo de esta
esplendida pieza poética se reduce a lo siguiente: Job, mientras
no sepas un poco más acerca de la forma en que se gobierna el
universo físico, no te pongas a decirme cómo se gobierna el
universo moral”’.3
Por favor, siempre recuerde que Job es un hombre recto, el
más íntegro de la Tierra. Dios presume de Job frente a todas
las huestes celestiales. Job es el hijo predilecto de Dios.
Muchos comentarios sobre el libro de Job sugieren la idea que
Job era un tanto inadecuado. Estos comentarios pudieran
sugerir que debemos evitar ser como Job. Sin embargo,
mientras más estudio su vida y me identifico con él y su dolor,
en circunstancias peores que las mías, he llegado a admirarlo
grandemente. Él es un héroe. Job era mucho más íntegro y
recto que yo. Él sufrió mucho, más de lo que yo sufrí.
Su ejemplo aún me brinda una lección de vida.
¿Por qué un Dios tan amoroso permite que le ocurran
situaciones tan horrorosas a su hijo predilecto? Porque Dios
vio que Job tenía una oportunidad enorme, aún sin descubrir.
Dios no desea que su hijo predilecto pierda 4 9
GLOBOSAMARILLOS
cualquier beneficio duradero que pueda adquirir en su corta
travesía en la Tierra.
“Entonces Job respondió al SEÑOR y
dijo: ‘Reconozco que tú todo lo puedes y que no hay plan que
te sea irrealizable.
“¿Quién es ese que encubre el consejo, con palabras sin
entendimiento?”.
Ciertamente dije cosas que no entendía, cosas demasiado
maravillosas para mí, las cuales jamás podré comprender.
Escucha, por favor, y hablaré: “Yo te preguntaré, y tú me lo
harás saber”. De oídas había oído de ti pero ahora mis ojos te
ven. Por tanto, me retracto y me arrepiento en polvo y ceniza’”
(Job 42:1-6). He aquí que “yo soy insignificante” (Job 40:4).
Ya Job tenía la perspectiva más acertada que cualquier ser
humano podía tener. Pero Dios ajustó y expandió
dramáticamente la perspectiva de Job.
Como resultado, Job conoció a Dios y aprendió a confiar
plenamente en Él. Job conoció a Dios por fe. El privilegio de
conocer a Dios por fe solo se obtiene en esta vida. Este
beneficio no estará disponible cuando nos encontremos más
allá del plano terrenal, que es un recorrido de apenas dos
minutos de duración.
Job se humilló ante Dios como nunca antes lo había hecho,
porque la verdadera humildad es sencillamente verlo todo
como realmente es. Al principio Job pensó que Dios no tenía
la perspectiva verdadera.
50
LAPERSPECTIVAENELVALLE
Pero al final resultó que era Job el que tenía un punto de vista
equivocado. Fue un recorrido largo y doloroso, pero Dios llevó
a Job a un lugar mucho mejor.
Las riquezas infinitas vienen a nuestras vidas cuando le
“compramos oro” a Dios, cuando lo escuchamos y lo
entendemos (como podemos ver en Apocalipsis 3:18-20).
Ahora Job, por fe, asciende a un nuevo nivel de entendimiento
acerca de la vida terrenal y sobre las riquezas eternas que nos
aguardan en la próxima vida.
Ahora Job visualiza a Dios no solo como un poder que puede
hacer todo lo que le parezca, sino como Aquel que todo lo ve.
Job llega a comprender que la perspectiva de Dios no tiene
límites y es real.
Entonces ahora Job y Dios parecen tener una relación de
intimidad. Job llega a comprender que su relación con Dios es
limitada y deficiente. Dios llevó a su siervo predilecto a un
lugar donde pudo conocer a Dios por fe. Job obtuvo un tesoro
que los ángeles jamás podrán experimentar.
Aunque no puedo identificarme por completo con la situación
espantosa que vivió Job, si puedo identificarme con su dolor.
También puedo identificarme con lo que Job dijo después de
su encuentro con Dios,
“Yo soy vil” (Job 40:4). No sé si llegó a la conclusión de que
era un tonto arrogante, pero definitivamente la imagen que
tenía de sí mismo cambió. Ese Job que se visualizaba como
alguien sumamente exitoso, ahora se consideraba muy vil.
Cuando pienso en cómo yo procuraba tener el control y le
pasaba por encima a los demás para 5 1
GLOBOSAMARILLOS
obtener en mis negocios lo que quería, Dios me dijo:
“Te permitiré ver quien verdaderamente eres, y me verás como
realmente soy”. Fue entonces que me di cuenta que: “Soy vil”.
Esta perspectiva sobre mí mismo se aleja por completo a lo
que antes pensaba que era. Existe un mundo de diferencia
entre decir: “Todo lo tengo bajo control” y reconocer que
inevitablemente “Soy vil”.
Basándome en el estudio que realicé sobre la traducción de la
palabra “vil” en hebreo , pienso en otra traducción válida para
esta palabra y es “insignificante”. Job obtuvo el enorme regalo
de verse por completo a sí mismo.
“Después de todo, no soy lo máximo”. Recibí un regalo
similar y fue una de las experiencias más dolorosas y
beneficiosas que jamás haya tenido.
La oportunidad de reconstruir la imagen que tenía de mí
mismo me recuerda a una escena de la novela de C.S. Lewis
La travesía del Viajero del Alba en la que un niño pesadísimo
de nombre Eustaquio se queda dormido mientras soñaba con
riquezas. Cuando se despierta, se da cuenta que se convirtió en
dragón.
Siente dolor en una pierna debido a que cuando era niño,
llevaba puesto un brazalete de oro, pero ahora era demasiado
pequeño y limitaba la pierna de un dragón. Le dolía su pierna,
pero aún más dolía sentirse absolutamente solo. Entonces
comenzó a llorar. Recordó que la piel de los dragones botaban
la piel al igual que las serpientes. Comenzó a rasguñarse la
piel solo para dejar al descubierto otra capa de piel, y luego
otra. Después de tanto esfuerzo se sintió agotado. Entonces
Aslan el león (la representación de la figura de Cristo), le hace
una oferta: “Tendrás que dejar que te desvista yo”.
52
LAPERSPECTIVAENELVALLE
Eustaquio aún permanecía en el suelo y esto fue lo que
sucedió.
El primer desgarrón que hizo fue tan profundo, que pensé que
había ido
directo a mi corazón. Y cuando empezó a arrancarme la piel,
sentí el dolor más grande que he tenido en toda mi vida.
Lo único que me dio valor para
aguantar fue el placer de sentir cómo se despellejaba esa
cosa… entonces el león me sacó esa maldita cosa por
completo, tal como yo creía haberme arrancado las otras tres,
solo que ésas no me dolieron, y allí quedó tirada en el pasto,
pero mucho más gruesa, más oscura y nudosa que
las pieles anteriores. Y allí estaba yo, tan terso y suave como
una varilla pelada, y más bajo que antes. Entonces el león me
agarró, lo que no me gustó mucho, porque estaba muy
delicado por dentro ahora que no tenía una piel encima, y me
lanzó al agua. Me ardió muchísimo, pero solo un momento.
Después el agua se volvió deliciosa, y en cuanto empecé a
nadar y a chapotear, me di cuenta de que el dolor de mi brazo
había desaparecido. Y luego vi por qué. Había vuelto a ser un
niño…
Después de un momento el león me sacó del agua y me
vistió…4
Cuando Jesús dijo que hiciéramos “morir el 5 3
GLOBOSAMARILLOS
pecado”, él estaba seguro de lo que decía. Lo había leído en
Romanos 7 donde Pablo dijo que nuestra carne no producía
“nada bueno”. En mi vida esto se convirtió en realidad. Tuve
que ir a Dios para que trabajara en mí y para crucificar a diario
mi naturaleza “vil”. Tal y como le sucedió a Eustaquio cuando
le arrancaron la piel de dragón, yo experimenté un dolor
profundo y a la vez liberador cuando crucificaron mi
arrogancia y mi vileza.
Me tomó casi dos años recuperarme
emocionalmente, pero fue liberador. Ya no tenía que disimular.
No tenía que justificar mi conducta de dragón. No tenía que
justificar cada una de mis palabras, actitudes o acciones. Y me
sentí libre del deseo de querer controlar a todo el que me
rodeaba.
Este libro nace de las enseñanzas que aprendí durante las
etapas de mi vida que se asemejan a las de Job. Me quitaron
un peso de encima. La verdad duele, pero me hizo libre.
Dios restituyó y duplicó las riquezas terrenales que Job había
perdido. Sin embargo, esa riqueza familiar y material no se
comparó con la enorme riqueza que obtuvo cuando por fe se
profundizó su nivel de intimidad y conocimiento de quién era
ese incomparable Rey del Universo, amante del alma de Job.
Lo mejor de Dios
Poco tiempo después de la muerte de Moriah nos enteramos
que nuestra hija Mary Kathryn estaba embarazada otra vez.
También nos enteramos que nuestra nuera, quien había sufrido
ocho años de infertilidad, tendría el segundo hijo que tanto
había 5 4
LAPERSPECTIVAENELVALLE
anhelado. Cuando recibimos estas noticias, derramamos
lágrimas de felicidad y a la vez de restauración por la pérdida
de Moriah. Sin duda, Job apreció la restitución, pero es
necesario tener la perspectiva verdadera para verdaderamente
sentir plenitud al otro lado del valle.
Sin la perspectiva verdadera es imposible recuperarse lo
suficiente como para disfrutar al otro lado.
Por más que creamos que lo sabemos todo—y por más que
creamos que Dios debería prestarnos más atención—la
realidad es que estamos equivocados.
Dios lo sabe todo, así que Él sabe lo que es mejor para
nosotros. Dios no necesita más de mi perspectiva, somos
nosotros los que necesitamos la suya. Y si Dios permite que
experimentemos situaciones difíciles es por nuestro propio
bien. Cuando abracé el dolor que me tocó vivir, entonces mis
ojos se abrieron y entendí cuán libres somos cuando
conocemos la verdad. Entendí que las circunstancias son
oportunidades y que el propósito de estas no es agitarnos. Esta
verdad trae mucha paz.
Aún así, había muchas preguntas que me molestaban. ¿Por qué
tuvo que pasar todo de esta forma?
¿Por qué tengo que conocer a Dios a través de tanto dolor?
¿Por qué no podía llegar al cielo y tomar un curso
“Conozca a Dios 101”?
Entonces Dios me mostró algo sorprendente.
Los ángeles me observan para entender quién es Dios.
Esto revolucionó mi perspectiva sobre la vida, de mí mismo,
del verdadero sentido de la vida. Job era el chico predilecto de
Dios. Recuerde que fue Dios quien mencionó a Job durante su
conversación con Satanás.
“¿No te has fijado en mi siervo Job?” Así que si el 5 5
GLOBOSAMARILLOS
predilecto de Dios obtuvo este trato, debe significar que toda
esta situación era lo mejor que podía sucederle a Job.
Dios no quería que Job se perdiera la oportunidad de conocer a
Dios por fe. Recuerde que vivir por fe será lo único que no
podremos hacer en el cielo. Dios dirigió a Job a través de todas
sus tribulaciones, por más severas que fuesen, para que su
siervo preciado no se perdiera la bendición de conocerlo por
fe.
Todos los personajes de esta historia, con excepción de Job,
visualizaban a Dios como un medio para llegar al final, como
un vehículo que sirve para
“obtener lo que quiero”. Pero Dios es un padre amoroso que
desea lo mejor para sus hijos. Dios sabe mucho más que
nosotros mismos, sabe cómo cumplir nuestros anhelos más
profundos. En el proceso de conocer a Dios por fe, Job llegó a
conocerse profundamente a sí mismo.
Mi perspectiva y, por consiguiente, mi vida fueron
transformadas y ahora veo las circunstancias como una
oportunidad única para conocer a Dios por fe y para conocer
quién soy en realidad. Este punto de vista no ha hecho que la
vida sea más cómoda, pero sí ha hecho que cobre sentido.
Solo Dios es Dios. Yo no lo soy. ¡Qué increíble concepto! Es
muy obvio, pero en la práctica es difícil. Así que no es
sorpresa que Dios eligiera el libro de Job como el primer
medio de comunicación con la humanidad (los estudiosos
creen que el libro de Job se escribió antes del Pentateuco).
El libro de Job revela que conocer a Dios es la mejor
experiencia de la vida, pero a menudo es 5 6
LAPERSPECTIVAENELVALLE
complicado, es más, pudiera ser hasta un riesgo.
Si verdaderamente queremos conocer a Dios, le serviremos.
En el proceso experimentaremos situaciones angustiosas que
jamás pensamos tener que soportar.
Nos sentiremos traicionados por personas que llegamos a
considerar como amigos íntimos. Experimentaremos pérdidas
que parecerán imposibles de sobrellevar.
El mismo Jesús tuvo que vivir cada una de estas experiencias.
Pero es a través de todas estas pruebas que llegaremos a un
lugar lleno de riquezas donde veremos y conoceremos a Dios
como nunca antes. Esas cantidades ilimitadas de oro que Dios
nos ofrece cuando decidimos escucharlo se pueden obtener en
grandes cantidades cuando la vida nos conduce a través de los
valles más profundos.
Paz, y aun gozo, en medio de una experiencia similar a la de
Job
Cuando Moriah murió, perdí un traje de chaqueta.
No tengo la más mínima idea de cómo y dónde pude haberlo
extraviado, pero el luto nos nubla la vista.
Viví un tiempo en confusión. Aunque por muchos años intenté
poner en práctica la perspectiva verdadera, la que aprendí de
Job, sigo siendo un ser humano frágil.
Todavía estaba triste.
No le pregunté a Dios “¿Por qué?”. Sin embargo, aún no tenía
respuesta a un interrogante. Si conocer a Dios es un reto
enorme, ¿cómo es que la pequeña e inocente Moriah logró
obtener lo que perdió durante su corta estadía en la Tierra? Mi
respuesta: No sé. Lo que sí sé es que nuestro tiempo de vida es
corto; la muerte 5 7
GLOBOSAMARILLOS
es antinatural. La vida de una niña de dos años y la de una
persona de ochenta y dos son ambas como una
“neblina”, así nos dice Dios en Santiago 4:14. Dios desea que
lo conozcamos, pero a diferencia de lo que hizo con Job, su
chico predilecto, rara vez revela las intimidades de la vida de
los demás (por ejemplo, ÉL no da detalles de la vida de los
hijos de Job).
Días antes de morir, Moriah comenzó a decir la palabra
“hogar”. Mary Kathryn se dio cuenta e intentó descifrar qué
quería decir. Ahora Mary Kathryn entiende que Dios le estaba
dando un presentimiento a Moriah: ella iría a su hogar. Meses
después el papá de Moriah soñó que ella estaba en el cielo
jugando con su abuela quien también se encuentra allá. Ellas
jugaban con abejones. En el cielo estos insectos no tienen
aguijones.
No sé en qué beneficia esto a Moriah, pero yo creo que su
sueño es verdad. No lo creo porque lo haya visto, pero estoy
seguro que es verdad porque sé en Quién he creído.
He aprendido que conocer a Dios por fe no solo es importante
para la vida eterna. También he aprendido que es un aspecto
real e importante si queremos experimentar felicidad en el
plano terrenal. Cuando comprendí que todo lo que me suceda
ahora está dándole forma a mi vida eterna, sentí consuelo e
incluso ánimo. Los ángeles estiran el cuello con curiosidad
para vernos vivir por fe y así aprender quién es Dios.
Ellos entienden la importancia eterna de nuestra breve estadía
terrenal. Cuando esta vida llegue a su fin, nuestra oportunidad
de conocer a Dios por fe también terminará.
Al final de los tiempos, cuando el cielo descienda y Dios 5 8
LAPERSPECTIVAENELVALLE
more personalmente con nosotros en una Tierra Nueva, toda
lágrima se enjugará. Tal vez muchas de las lágrimas que
tengan que enjugarse se derramarán en un mundo en el que se
caminó por fe.
Esta es la única oportunidad que tenemos para caminar por fe,
así que aprovechémosla al máximo.
Gracias a Dios no tendremos que experimentar muchos
momentos de angustiosa desesperación, sino que mayormente
nos tocará vivir una rutina diaria normal.
Aún así, le hemos hecho una advertencia. Sin embargo,
aunque usted no lo crea, será en esos momentos de existencia
rutinaria que nos resultará más complicado vivir por fe.
59
4
La perspectiva en las llanuras
Escuche “Kingdom” de David Dunn
https://www.youtube.com/watch?v=6nfo8xOwlK8
s e habla mucho acerca de las experiencias que se viven en la
cima de las montañas, sin mencionar todo el tiempo que
solemos pasar en el valle. Las experiencias extremas siempre
se destacan por no ser habituales. Entonces ¿cómo hacemos
referencia a lo que sucede entre el valle y la cima de la
montaña? Usted y yo pasamos mucho tiempo en “las
llanuras”. Pasamos mucho tiempo en los espacios abiertos
donde tenemos una visión clara de horizonte a horizonte. Aquí
los altibajos de la vida parecen ser insignificantes. Y como en
la llanura no hay tantos elementos sorpresa, tendemos a pensar
que es ordinario lo que sucede ahí. Nada puede estar más lejos
de la realidad.
Parecía ser un miércoles ordinario, pero estaba a punto de
convertirse en uno extraordinario.
Moriah y sus padres se habían mudado a nuestra casa hacía
casi nueve meses. Se encontraban en el 6 0
PERSPECTIvEONTHEPLAINS
proceso de remodelación de su casa. Como resultado, Terri y
yo tuvimos la oportunidad de estar presente en la mayor parte
de los veintidós meses de vida de Moriah.
Durante este miércoles aparentemente cotidiano, Moriah
señaló hacia la puerta trasera. Con su sonrisa contagiosa y el
brillo en sus ojos curiosos, me dijo: “trampín, trampín”. Me
tomó un segundo descifrar lo que me quería decir.
“¿Quieres que te lleve a jugar en el trampolín?”
Entonces comenzó a asentir con su cabeza. “¡Sí!”
Salimos al patio trasero y la dejé saltar por un rato.
Para la seguridad de los niños nuestro trampolín está al nivel
del suelo extendido sobre un orificio. Moriah tomó ventaja de
esto y decidió irse por debajo de la lona para jugar peek-a-boo
(jugar a esconder el rostro) mientras se reía a carcajadas cada
vez que asomaba su carita.
Debimos haber estado aproximadamente veinte minutos
jugando.
Pude no haber aceptado su invitación, pero siempre intento
decir que sí cuando los niños me piden que juegue con ellos o
quieren que les lea un libro.
Acepto aún si no siento el deseo de hacerlo. ¿Por qué?
He decidido tener una perspectiva que me recuerda que los
pequeños detalles en realidad son grandes. En este caso, ese
momento especial entre Moriah y su abuelito fue el último
recuerdo memorable que tengo de ella. Ella murió dos días
después.
El momento parecía ordinario, al menos en la manera que
solemos pensar en lo que es ordinario. Sin embargo, como
Moriah murió poco tiempo después, ese momento que
disfrutamos en el trampolín está muy 6 1
GLOBOSAMARILLOS
lejos de ser ordinario para mí. Los pequeños detalles en
realidad son grandes. Esto es una realidad aun cuando me
resulta difícil aceptar esa perspectiva en momentos que
considero “ordinarios”. Por ejemplo, cuando mi nieta de
cuatro años me pidió recientemente que jugara con ella un
juego de mesa conocido como Hipopótamos Hambrientos
(Hungry Hungry Hippos) no tenía deseos de jugar. Sin
embargo, decidí aceptar la perspectiva verdadera que me hizo
preparar la mesa de juego e intentar que mi hipopótamo
devorara más canicas que el de ella.
Nuestro Padre Celestial considera todos Sus momentos
ordinarios con nosotros, sus hijos, como aquel tiempo especial
en el “trampín”. Son momentos duraderos que aprecia y
recuerda cuando se nos ocurre pedirle vivir para Él. En
ocasiones he rechazado las invitaciones de juego de los niños.
Tengo mis limitaciones. Pero Dios no tiene ninguna limitación
y siempre que le pedimos pasar tiempo con Él dice que sí.
La mayor parte de la vida no se vive en el valle ni en la cima
de la montaña. La mayor parte de nuestra existencia no se da
en puntos bajos o altos. La mayor parte de nuestro tiempo en
la Tierra se vive en la llanura, el punto medio entre los
altibajos. En otras palabras, nuestra vida es una rutina.
Deberíamos estar agradecidos por esto ya que las rutinas
diarias son una oportunidad enorme. Nuestra vida rutinaria nos
da oportunidades que nos permiten cambiar la eternidad.
La palabra rutina está relacionada a la palabra ruta. Esta viene
de una palabra en latín que esencialmente significa “camino
trillado”. Esta es la mejor 6 2
LAPERSPECTIVAENLASLLANURAS
forma de describir gran parte de nuestras vidas: lavar los
platos, cumplir con las tareas del trabajo, levantar juguetes del
piso, recortar el césped, preparar la cena, asistir a eventos de la
comunidad, cambiar pañales, leerle un libro a los niños antes
de dormir, y así sucesivamente.
No obstante, lo que parece ser ordinario desde una perspectiva
terrenal en realidad está lleno de infinitas oportunidades que
cambian la eternidad. En realidad, es en lo “ordinario” que
conseguiremos la mayoría de las oportunidades para vivir una
vida cristiana dinámica.
“La idea de que debemos realizar obras excepcionales para
Dios es innata, pero no tenemos que hacerlas”, escribió
Charles Chambers. “Debemos ser excepcionales en las
actividades ordinarias de la vida y santos en medio de las
calles ordinarias y la gente ordinaria. Sin embargo, esto no se
aprende en cinco minutos”5. Esto es exactamente lo que
escribió el apóstol Pablo: “Hagan lo que hagan, trabajen de
buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este
mundo, conscientes de que el Señor los recompensará con la
herencia. Ustedes sirven a Cristo el Señor” (Col.
3:23-24). Para todos esos santos que desean llevar a cabo sus
actividades cotidianas de buena gana para el “Señor”
obtendrán una “recompensa como herencia”. Jesús desea
colmarnos con una gran recompensa por ser fieles en
“cualquier cosa” que hagamos.
Cuando se detiene a pensarlo, se da cuenta que
“cualquier cosa que usted haga” hace referencia a las labores
de la rutina diaria. Aquellos que se involucren en lo que parece
“ordinario” recibirán coronas especiales y se les asignarán
posiciones especiales de liderazgo 6 3
GLOBOSAMARILLOS
en el gozo del Señor (lea Mateo 25:21). Todo esto por
simplemente ser fieles en llevar a cabo las labores terrenales.
Usted podrá preguntarme: “¿De verdad espera que considere
cambiar un pañal o enviar un memo en la oficina como una
tarea para el Señor que tendrá una recompensa?” Le doy la
respuesta en una sola palabra: sí. Si está dispuesto a adoptar la
perspectiva bíblica y elige mirar por encima de las
circunstancias, entonces lo pequeño se tornará grande. Cuando
Pablo les escribió a los santos de Colosas, ellos eran personas
comunes.
De hecho, algunos de ellos eran esclavos domésticos (lea
Colosenses 3:22). ¿Y qué ministerio ellos ejercían que fuese
digno de recibir tan gran recompensa? Arar los campos,
alimentar los ganados, limpiar el piso, lavar los baños, cocinar.
Buscaban completar su tarea con excelencia y con la mirada
puesta en la aprobación de Dios. Aparentemente Dios valora
las tareas rutinarias mucho más que nosotros.
“En conclusión, ya sea que coman o beban o hagan cualquier
otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios” (1 Corintios
10:31). Una vez más “cualquier cosa que hagan” incluye,
mayormente, las tareas rutinarias. ¿Qué pudiera ser más
común, más rutinario o sumamente ordinario que comer y
beber? Y por esto creo que Pablo eligió estos dos ejemplos
para mostrarnos el interés tan intenso que Dios tiene en cada
área de nuestras vidas.
Para el creyente cada aspecto de la vida—
desde lavarse los dientes hasta plantar un jardín, tener
intimidad con su cónyuge o cambiar el aceite del auto—tiene
que ser espiritual. Y punto. Sin excepciones.
64
LAPERSPECTIVAENLASLLANURAS
Cuando adoptamos la perspectiva bíblica, simplemente no
puede existir tal cosa como una tarea “común”. Si abrimos
bien los ojos nos daremos cuenta que dentro de cada actividad
rutinaria se esconden un destino emocionante y riquezas
extremas para los hijos de Dios.
¿Así cuál es el secreto del gozo en las tareas cotidianas de la
vida?
Una tarea bien hecha hace sonreír a Dios El trabajo es
importante, pero ¿por qué? No tiene que ver con el dinero que
ganemos, el reconocimiento terrenal o tan siquiera con nuestra
satisfacción personal, aunque todo esto es importante. El
aspecto más importante de hacer un buen trabajo es lo que
Dios piense. A Dios le gusta cuando damos el máximo. Lo
hace feliz y entonces quiere recompensarnos. Nuestra labor
afecta su reputación.
Pablo le escribió a Tito sobre esto. “Exhorta a los siervos a que
estén sujetos a sus propios amos en todo, que sean
complacientes y no respondones, que no defrauden sino que
demuestren toda buena fe para que en todo adornen la doctrina
de Dios nuestro Salvador”
(Tito 2:9-10). La palabra que Pablo utiliza para adornar es la
misma de la cual obtenemos la palabra cosméticos en español.
Eugene Peterson capturó hermosamente esta imagen en su
interpretación de la Biblia publicada bajo el nombre The
Message (El Mensaje). “Entonces su buen carácter brillará a
través de sus acciones, añadiéndole esplendor a las enseñanzas
de Dios nuestro Salvador”
(traducción de Tito 2:10 MSG).
¿El trabajo es simplemente una necesidad 6 5
GLOBOSAMARILLOS
inevitable? No, y mil veces, ¡no! Lo más aburrido del mundo
es no tener nada que hacer. Observe a los niños mientras
juegan y note cómo regularmente simulan que están
trabajando. Dios no diseñó para eso. Poco después de Dios
crear a Adán le dio un trabajo. Nuestra labor es vivir en un
escenario repleto de espectadores angelicales muy bien
concentrados. Su vida—al igual que la mía—es una
exposición única que refleja aquello para lo que Dios le
diseñó. Esto sucede cuando realizamos las tareas cotidianas
con excelencia solo por honrar a Dios.
Una vez más reitero que nuestra perspectiva está limitada.
Para poder tener la perspectiva verdadera debemos cimentarla
en lo que Dios nos dice. Nuestra mayor logro vendrá como
resultado de complacer a nuestro Creador. Él nos deja saber
explícitamente lo que le agrada: hacer nuestras tareas
cotidianas con excelencia y creer que a su tiempo nuestro
Señor hará que valga la pena nuestro esfuerzo. Recuerde que
nuestro primer encuentro con Dios en la Biblia es con ese
Maestro Artesano y Creador que trabaja muy duro. Él se pasea
sobre las aguas; Él forma; Él pone en su lugar; Él crea; y
mucho más. Y cuando todo termina tenemos como resultado
un universo que excede por mucho todo lo que hayamos
podido soñar o imaginar. Considere el resultado final de todo
lo que Él ha diseñado y creado.
Todo es bueno. En realidad todo es muy bueno. “Dios miró
todo lo que había hecho, y consideró que era muy bueno”
(Génesis 1:31). No me sorprende que cuando el Hijo del
Creador viene a la Tierra las personas lo conocen por su
excelencia. “La gente estaba sumamente asombrada, y decía:
«Todo lo hace bien” (Marcos 7:37).
66
LAPERSPECTIVAENLASLLANURAS
En la Tierra el tiempo que Jesús pasó como carpintero fue seis
veces más que el tiempo que pasó como rabí.
Aún así todo el tiempo estuvo cumpliendo la voluntad de Dios.
Me pregunto cuántas mesas habrá hecho, cuántas ranuras
arregló, cuántas sillas martilló con sus fuertes manos.
A los treinta años, cuando comenzó su ministerio terrenal, las
primeras palabras que escuchó de parte de su Padre fueron:
“Tú eres mi Hijo amado; estoy muy complacido contigo”
(Lucas 3:22). Este fue el sello de aprobación de Dios a esos
primeros treinta años de la vida de Jesús—los años que
mayormente pasó en un taller polvoriento de Galilea. Durante
esas tres décadas:
“Jesús siguió creciendo en sabiduría y estatura, y cada vez más
gozaba del favor de Dios y de toda la gente”
(Lucas 2:52). Durante ese periodo de tiempo llevó a cabo cada
proyecto con excelencia.
El nivel de excelencia que le dedicamos a cada aspecto de
nuestro trabajo, por más que parezca terrenal, es cuando en
esencia nos parecernos mucho más a Jesús. En realidad nos
parecemos más a Jesús en el plano terrenal. Dorothy Sayers,
en su excelente artículo titulado “¿Por qué trabajar?” escribió
lo siguiente:
“El enfoque de la iglesia a un carpintero inteligente está
usualmente confinado a exhortarle a que no se embriague ni
ande desordenadamente en su tiempo libre, y que venga a la
iglesia los domingos. Lo que la iglesia debería estar diciéndole
es que la primera exigencia que su religión pone sobre él es
que haga buenas mesas”. Ella continua diciendo: “…¿pero de
qué sirve todo ello si en el centro de su vida y ocupación está 6
7
GLOBOSAMARILLOS
insultando a Dios con mala carpintería? Le aseguro que
ninguna pata de mesa torcida o cajones mal calibrados salieron
de la tienda de carpintería en Nazaret. Ni, si es que lo hicieron,
pudo alguien creer que hayan sido hechas por las mismas
manos que hicieron el Cielo y la Tierra”.
Sayers establece que la vocación secular también es sagrada.
Ella declara: “…una construcción debe ser buena arquitectura
antes de ser una buena iglesia; que una pintura debe estar bien
hecha antes de ser una buena pintura sagrada; que el trabajo
debe ser buen trabajo antes de que se llame obra de Dios”.6
En el mismo artículo, Sayers nos explica que si separamos lo
sagrado de lo secular estamos (en sus palabras): “asombrada
de encontrar que, como resultado, el trabajo secular del mundo
se ha tornado en puro egoísmo y fines destructivos, y que la
mayor parte de los trabajadores inteligentes del mundo se han
convertido en profanos o, cuando menos, desinteresados en la
religión”. Su punto es, por supuesto, que no debe
sorprendernos. “¿Cómo puede alguien mantenerse interesado
en una religión que parece no tener que ver con nueve décimos
de nuestras vidas?” pregunta. “Es asunto de la iglesia
reconocer que la vocación secular, como tal, es sagrada. Los
cristianos, y particularmente el clero cristiano, deben
comprender en sus cabezas que cuando un hombre o mujer
tiene un llamado a un puesto particular en el trabajo secular,
esa es vocación tan verdadera como si él o ella fuera llamado a
un trabajo religioso específico”.7
La mayoría de nosotros pasa la mayor parte de su 6 8
LAPERSPECTIVAENLASLLANURAS
vida terrenal en un trabajo. Por dicha para Dios el tiempo que
pasamos ahí no es “secular”.
“La criada que barre la cocina hace la voluntad de Dios del
mismo modo que lo hace el monje que ora—no porque puede
estar cantando un himno al barrer sino porque a Dios le gustan
los pisos limpios”, dijo Martín Lutero. “El zapatero cristiano
cumple su deber cristiano, no al poner una pequeña cruz en
cada zapato, sino al hacer buenos zapatos, porque a Dios le
gusta el trabajo bien hecho”.8
Si nos diéramos cuenta que todo lo que hacemos es para Dios,
nuestras vidas serían más dinámicas y nuestra influencia
transformaría a otros.
Además, elegir esta perspectiva nos hace deshacernos del
perfeccionismo y del temor al fracaso, porque nos enfocamos
en lo que podemos controlar (como, por ejemplo, las
decisiones que tomamos), en vez de enfocarnos en lo que no
podemos controlar (como sucede con los resultados). Los
atletas de alto nivel aprenden a enfocar toda su atención en lo
que pueden controlar—en sus acciones. Ellos aprenden que si
desvían su atención y se preocupan por el resultado, su
ejecución será deficiente. La realidad es que esta perspectiva
les da a los atletas, y también a nosotros, una mejor
oportunidad de alcanzar el resultado que se espera. Pero
independientemente de los resultados, Dios nos promete que si
elegimos correctamente Él nos recompensará.
El propósito incansable y sublime de Dios es que alcancemos:
“ser transformados según la imagen de su Hijo” (Romanos
9:29). El resultado que se obtiene cuando 6 9
GLOBOSAMARILLOS
se llevan a cabo tareas ordinarias es generalmente incierto e
inadvertido, pero provee una excelente oportunidad para que
se manifieste lo que dice la Biblia en Romanos. “Así que los
incidentes de la vida diaria pueden ser algo sumamente
común”, escribió el pastor inglés F.B. Meyer, “sin embargo, es
en ellos como base que construiremos la esencia invisible pero
eterna de un carácter noble y hermoso”.9 Ningún acto de
construcción de una mesa, cambiar un pañal, hacer una
llamada de negocios, levantar juguetes del suelo, recortar el
césped, preparar la cena, llevar a los niños de un lado al otro,
llenar un informe de gastos o preparase para asistir a una
reunión se desperdiciará si se lleva a cabo para complacer a
Dios.
Lo grande se determina por lo pequeño De Job aprendimos
que las circunstancias en el valle son un medio y no un fin. El
mismo principio aplica en la llanura: la llanura no es más que
el terreno para una travesía que debe tomarse un paso a la vez.
Quizás un paso se ve como algo muy pequeño, pero los
segundos pasos solo siguen los primeros. La perspectiva en las
llanuras supone ver las circunstancias como el terreno de
nuestra travesía y cada paso como una movida importante
hacia lo que Dios tiene para nosotros.
Cuando se tiene esta perspectiva ninguna circunstancia resulta
insignificante.
En la Biblia ganar implica hacerlo bajo los parámetros de
Dios. “ ¿No saben que los que corren en el estadio, todos a la
verdad corren, pero solo uno lleva el premio? Corran de tal
manera que lo obtengan. 25 Y
70
LAPERSPECTIVAENLASLLANURAS
todo aquel que lucha se disciplina en todo. Ellos lo hacen para
recibir una corona corruptible; nosotros, en cambio, para una
incorruptible” (1 Corintios 9:24-25).
Hoy día, al igual que en tiempos antiguos, los atletas de las
Olimpiadas tenían que entrenar con diligencia y tenían que
evitar cuidadosamente cualquier cosa que los descalificara.
Nada es más terrenal que la rutina cotidiana de entrenar. Hay
que levantarse temprano por la mañana, se repiten los mismos
ejercicios una y otra vez, hay que controlar cuidadosamente la
dieta, y entonces todo se repite una vez más. Pero al final, la
suma de todo—cuando se lleva a cabo con excelencia—hace
que ganemos.
En el sistema griego de los Juegos Olímpicos, podías competir
solo si eras griego de nacimiento. De la misma forma, para ser
ciudadano de la “nación” de Dios hay que nacer “de Dios” al
recibir a Cristo como nuestro Salvador. En ese momento
recibimos una nueva naturaleza, somos bautizados por el
Espíritu Santo en la muerte y resurrección de Jesús y somos
partícipes de Su naturaleza divina. El nacimiento es algo que
no se puede perder, ya sea que hagamos referencia al
nacimiento físico o espiritual.
Pero el nacimiento no es más que un mero prerrequisito para
ganar en la vida. Hay que cruzar la meta para convertirnos en
campeones. El entrenamiento olímpico griego, podrían
descalificarle si no tiene una buena ejecución o simplemente si
no dio el máximo.
Los atletas tenían que ser sumamente cuidadosos con muchas
cosas extremadamente pequeñas para finalmente alcanzar la
victoria. En 1 de Corintios 9, 7 1
GLOBOSAMARILLOS
Pablo se aplica esta analogía a sí mismo. Aquí vemos a Pablo
defendiéndose en contra de la crítica por parte de las
autoridades competentes que afirmaban que Pablo no era
verdaderamente un apóstol porque trabajaba.
Pablo les dice que tiene todo el derecho de ganarse su sustento
de su trabajo en el evangelio, pero optó por no hacerlo. ¿Por
qué? Porque no quería hacer nada, por más insignificante que
pareciera, que lo condujera a abusar de su autoridad y así
perder la oportunidad de obtener la mejor recompensa que
Cristo le prometió.
Pablo lo dijo de la siguiente forma: “¿Cuál es, pues, mi
recompensa? Que predicando el evangelio, pueda yo
presentarlo gratuitamente, para no abusar de mi derecho en el
evangelio” (1 Corintios 9:18). Entonces Pablo presenta una
analogía acerca de ganar las Olimpiadas griegas y le añade su
perspectiva acerca de la necesidad de tener disciplina diaria en
los pequeños asuntos de la vida para poder permanecer en la
carrera.
¿No saben que los que corren en el
estadio, todos a la verdad corren, pero solo uno lleva el
premio? Corran de tal manera que lo obtengan. Y todo aquel
que lucha se disciplina en todo. Ellos lo hacen para recibir una
corona corruptible; nosotros, en cambio, para una
incorruptible. Por eso yo corro así, no como a la ventura; peleo
así, no como quien golpea al aire. Más bien, pongo mi cuerpo
bajo disciplina y lo hago obedecer; no sea que, después de
haber predicado a otros, yo mismo venga 7 2
LAPERSPECTIVAENLASLLANURAS
a ser descalificado (1 Corintios 9:24-27 ).
Este es un increíble proceso de introspección.
Pablo sabía muy bien cómo él era y aparentemente se dio
cuenta que tenía una tendencia a abusar de la autoridad. Esto
lo podemos ver en el libro de los Hechos antes de que Saulo
(Pablo) se encontrara con Jesús en el camino a Damasco. Para
ese entonces Pablo el fariseo había estado abusando de su
autoridad al perseguir a los judíos que habían creído en Jesús.
Aunque Jesús transformó a Pablo, él aún reconoce esta
tendencia negativa de su naturaleza. Pero Pablo quería ganar la
carrera. Era un hombre competitivo y quería ganar el premio
que Jesús le daría por ser fiel. Pablo no quería hacer nada que
pudiera descalificarlo y lo hiciera perder el premio.
Así que Pablo se autodisciplinó y trabajó para ganarse el
sustento. Él buscó un oficio para reducir el riesgo de
convertirse en un hipócrita por no vivir el evangelio en todas
las áreas de su vida. Pablo describe que este proceso fue
similar a una pelea de boxeo, ya que le requirió disciplinar su
carne. Y para alcanzar la victoria puso a un lado la
tranquilidad de recibir ayuda financiera para su ministerio. Así
que para Pablo, uno de los santos más importantes de la Biblia,
las tareas cotidianas terrenales para ganarse el sustento fueron
las que pavimentaron el camino del triunfo. Pablo entendió
que las mejores oportunidades se viven en la llanura.
De igual modo, ganarse el Gran Premio de la Vida (la
recompensa que Dios nos dará por la manera en que vivimos
después de nuestro nuevo nacimiento) consiste 7 3
GLOBOSAMARILLOS
en un sinnúmero de pasos pequeños. Cada paso debe tomarse
intencionalmente desde la perspectiva verdadera. La diferencia
es que en la vida nuestros rivales no son otros humanos. Más
bien competimos contra nosotros mismos, al igual que un
corredor de campo traviesa que trabaja para establecer la
mejor marca personal. Cuando triunfas en la vida, escucharás a
Dios decir: “¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel!” (véase Mateo
25:23). Ese elogio será la mejor recompensa terrenal, similar a
aquellos trofeos olvidados del equipo de fútbol que guardó en
el ático.
Un ejemplo que Jesús utiliza con frecuencia es el de “dar un
vaso de agua fresca en mi nombre”
(véase Mateo 10:42). Si usted visita Israel se dará cuenta que
esto era una tarea más difícil de lo que cree.
En el tiempo de Jesús para buscar un vaso de agua fresca
probablemente había que descender unos cien escalones para
llegar hasta una cisterna que alcanzara el nivel del agua.
Entonces la persona extraía el agua de la cisterna, subía los
escalones y vertía el agua. Muchos podían llevar a cabo esta
tarea, pero involucraba mucha molestia. Por esta razón es que
Jesús recurre a este ejemplo. No importa cuán talentosos
seamos. Lo que verdaderamente importa es cuán dispuestos
estamos a hacer esas tareas pequeñas (que molestan tanto) “en
Su Nombre”.
Cuando nos enfocamos en lo pequeño,
sacudimos el fundamento del mundo actual. “Un vaso de agua
fresca en mi nombre” es una descripción gráfica de cualquier
evento, acción o sacrificio que se enfoque en hacer lo que Dios
nos ha llamado a hacer. Esto lo 7 4
LAPERSPECTIVAENLASLLANURAS
hacemos para complacer a Dios. No importa si es con nuestros
hijos, en nuestro hogar, en la comunidad o con nuestros
vecinos, en nuestro trabajo, nuestras inversiones o en la
iglesia, aún lo que parece pequeño, esos actos invisibles de
fidelidad son la noticia del momento en el cielo. Helen Keller
lo planteó muy bien:
“Anhelo realizar una tarea grande y noble, pero es mi deber
principal realizar tareas pequeñas como si fueran grandes y
nobles”.10
Nos juzgarán por lo que hagamos con lo que tenemos No
tendría sentido que nos juzgaran por lo que pudiéramos hacer
con lo que no tenemos. Más bien, nos juzgarán por lo que en
realidad hacemos con lo que tenemos. Quizás haya escuchado
la vieja historia del granjero y el predicador.
Predicador: Granjero Brown, si tuviese cincuenta vacas,
¿donaría quince de ellas a la obra del Señor?
Granjero Brown: Predicador, usted sabe que si tuviese
cincuenta vacas donaría quince a la obra del Señor.
Predicador: Granjero Brown, si tuviese treinta vacas, ¿donaría
diez de ellas a la obra del Señor?
Granjero Brown: Predicador, usted sabe que si tuviese treinta
vacas donaría diez a la obra del Señor.
Predicador: Granjero Brown, si tuviese veinte vacas, ¿donaría
cinco de ellas a la obra del Señor?
Granjero: Oh, vamos, Predicador. ¡Usted sabe que tengo veinte
vacas!
Quizás no es el mejor chiste, pero es relevante.
Nuestro llamado no es predecir lo que pudiéramos hacer 7 5
GLOBOSAMARILLOS
si tuviéramos más. Al contrario, fuimos llamados a utilizar al
máximo y a usar correctamente lo que tenemos a la mano.
“Porque, si uno lo hace de buena voluntad, lo que da es bien
recibido según lo que tiene, y no según lo que no tiene” (2
Corintios 8:12).
Jesús nos enseñó que a quien mucho se le da, mucho se le
demanda (léase Lucas 12:48). Entonces esto implica que a
quien poco se le da, poco se le demandará. Pero bajo ninguna
circunstancia Jesús dijo que no se les demandaría nada. En los
Evangelios podrá ver una y otra vez que el juicio de Jesús se
basa más en la actitud del corazón y en la voluntad de la
persona que en lo que este mundo tiende a estimar como una
logro satisfactorio. “Levantando los ojos, vio a los ricos que
echaban sus ofrendas en el arca de las ofrendas.
Vio también a una viuda muy pobre que echaba allí dos
blancas. Y dijo:
—En verdad os digo que esta viuda pobre echó más que todos,
pues todos aquellos echaron para las ofrendas de Dios de lo
que les sobra; pero ésta, de su pobreza echó todo el sustento
que tenía” (Lucas 21:1-4).
La viuda pobre no se sentó a calcular lo que pudiese haber
dado si tuviera más dinero. Simplemente derramó como un
torrente todo lo que Dios le había confiado. La perspectiva de
la viuda es el mejor antídoto en contra del materialismo y la
avaricia. La viuda, movida por su amor por el Señor y el
profundo deseo de complacerlo, dio mucho más de lo que
cualquiera consideraría prudente. A diferencia de los fariseos,
ella no levantó la vista para ver quién la estaba observando. Y
a diferencia de los ricos, no dio el dinero que le sobraba, 7 6
LAPERSPECTIVAENLASLLANURAS
lo que le hubiese permitido quedarse con una cantidad para
gastarla en ella. Simplemente entregó todo lo que se le confió.
Ni siquiera se dio cuenta de las implicaciones de su obediencia
humilde y silenciosa. Su ofrenda que consistió de dos blancas
(el equivalente a un centavo) no pareció mucho para los
espectadores que había en el templo ese día. Pero nuestro Dios
lo vio desde un punto de vista muy distinto. Desde ese día en
adelante, esta mujer viuda sin nombre y poco conocida se
convertiría en un ejemplo por excelencia del tipo de ofrenda
que atrae la atención del Señor.
Debemos “desbordarnos” cuando le ofrendemos a Dios en
cualquier área de nuestra vida. Así como el pasaje de
Colosenses nos exhorta a que “todo lo que hagamos” sea como
para el Señor, también el acto de alabanza de la viuda le aplica
a “todo lo que usted haga”
(léase Colosenses 3:23-24). Esta perspectiva nos deja ver que
cada uno de nosotros es desmesuradamente rico para con Dios
en cada oportunidad cotidiana aunque parezca pequeña.
Si usted es como yo, creció con culpabilidad impuesta por
otras personas a la hora de ofrendar a una iglesia o quizás a
otras causas nobles. Tenía la impresión de que mi trabajo
secular era importante solo si aportaba el dinero suficiente que
sustentara a “verdaderos cristianos” lo cual significa ministros
a tiempo completo.
Sin embargo, esta interpretación no tiene validez alguna.
Comencé a estudiar la Palabra para entender qué Dios espera
de mí en cuanto a ofrendar se refiere. La parábola de la viuda
levanta una interrogante: ¿acaso Dios espera que demos todo
lo que tenemos? La respuesta 7 7
GLOBOSAMARILLOS
inequívoca a esta pregunta es: “Sí”.
Cuando usted piense en todo lo que
tiene, considere que todo le pertenece al Señor.
Paradójicamente, es “Dios quien nos provee todas las cosas en
abundancia para que las disfrutemos”
(1 Timoteo 6:17). ¿Qué sentido tienen estas dos declaraciones
aparentemente contradictorias? He llegado a la siguiente
conclusión: tenemos que ser buenos mayordomos de lo que
Dios nos ha dado y tenemos que poner voluntariamente a su
servicio todo lo que tengamos a la mano. Esto implica que si
Dios lo ordena, usted les transfiera dinero o posesiones
terrenales valiosas a otras personas para que las administren.
Tenemos que tomar en cuenta que todo lo que tenemos es para
invertirlo, disfrutarlo o ponerlo al servicio de otros con el fin
de que la obra del Señor en la Tierra prospere.
Trabajo en una industria que constantemente hace inversiones;
de hecho, cada pozo que cavamos es una inversión. Siempre
tenemos una construcción en curso y tenemos múltiples
compañías. Se parece un poco al proceso de sembrar. Usted
está constantemente sembrando y vigilando que los cultivos
crezcan para luego recoger la cosecha. Cuando ofrendo a una
“causa noble” (lo cual pudiera incluir ofrendar a través de una
organización o hacerlo personalmente), sigo viéndolo como
una inversión. Cuando usted invierte dinero, espera poder
recibir en algún momento algo a cambio.
Si “invierte” en una causa noble, no recibirá retribución
monetaria, pero si usted da con el corazón correcto, puede
estar seguro que recibirá una recompensa en la 7 8
LAPERSPECTIVAENLASLLANURAS
eternidad. Es una cuenta de ahorros para la eternidad.
Cuando David se casó, viajamos a Irlanda.
Mientras estuvimos allí visitamos el Museo Nacional
Arqueológico de Irlanda. Durante el recorrido vimos muchos
artefactos que se extrajeron de tumbas antiguas (¿no les resulta
interesante que consideremos como un robo saquear una
tumba en la actualidad, pero saquear una tumba de la
antigüedad es totalmente aceptable?
Antes era una práctica muy común enterrar a las personas
junto a sus posesiones más preciadas, con la esperanza de que
pudiera usarlas en su próxima vida. Es obvio que esto no
funciona. Pero existe la manera de que funcione: invierta en
las personas sin esperar ninguna retribución. Dios promete
devolvernos lo que invirtamos.
Para las personas que son prósperas en sus finanzas es normal
tener una cartera de inversiones que incluye inversiones de
poco riesgo, lo cual asegura que tendrá dinero disponible si las
cosas salen mal. Junto con las inversiones de poco riego
también tendrán inversiones de alto riesgo con el propósito de
que los ahorros aumenten. Yo tengo inversiones de poco riesgo
e inversiones de alto riesgo, sin embargo he incluido una
tercera categoría: “inversiones eternas”.
Las inversiones más seguras son aquellas que están protegidas
por el gobierno de los Estados Unidos.
También pagan la tasa de interés más baja. Mientras escribo
esto, unos bonos de treinta años del Tesoro de los Estados
Unidos está pagando menos de un tres porciento. Pero Dios ha
prometido que nos devolverá al “ciento por uno” el dinero que
invirtamos en su causa (léase Marcos 4:20). No sé cuánto
representa el 7 9
GLOBOSAMARILLOS
“ciento por uno” en matemáticas, pero una inversión de treinta
años que esté a un treinta porciento le pagará
aproximadamente dos veces y medio más lo que invirtió al
principio. Eso no está nada mal. Sin embargo, si usted
compara esto con algo que Dios le haya garantizado, lo cual le
devolverá cien veces más lo que usted invirtió…
sería como ganar un 17 porciento sin riesgo de perder su
inversión. En el mundo natural eso es inaudito. Podría
significar que usted obtiene un cien porciento de tasa de
interés, lo cual a su vez significaría que después de treinta
años usted recibiría mil millones de veces su inversión inicial.
Me parece que lo que Dios quiere transmitirnos es que
cualquier inversión benéfica que hagamos durante el
transcurso de nuestras vidas, nos traerá una retribución
inimaginable. Por esta razón Jesús utilizó la analogía del agua
fresca. Quizá usted no podrá costear la construcción de un
nuevo edificio para un hospital, pero sí puede ofrecer un vaso
de agua fresa en Su nombre.
De la misma forma que resulta equivocado establecer una
distinción entre su vida de fe y su trabajo, es erróneo hacer una
diferencia entre lo que es suyo y lo que le pertenece a Dios.
Todo lo que poseemos está en el proceso de pasar por nuestras
manos para finalmente terminar en manos de otro. Es un
privilegio ser mayordomos de estos regalos por algún tiempo.
Cuando vemos la mayordomía desde este punto de vista, el
temor a la pérdida y la presión por obtener más ya no tienen
lugar.
80
LAPERSPECTIVAENLASLLANURAS
La excelencia en su trabajo le dará oportunidades de influencia
Tiendo a ser tacaño. Mi madre me cuenta que cuando era niño,
las señoras de mi congregación me colgaban de cabeza para
sacarme cinco centavos del bolsillo para la ofrenda. Luego
durante mi juventud y adultez, si almorzaba con un amigo o un
colega, era mezquino y nunca pagaba la cuenta. Todo esto
cambió cuando entendí la parábola del administrador infiel.
Jesús les contó a sus discípulos acerca de un hombre rico que
tenía un administrador a quien acusaron de derrochar sus
bienes (lea Lucas 16:1-13). El patrón le dijo a su administrador
que tendría que rendir cuentas, así que el administrador
estableció un plan para librarse de la pobreza sin tener que
pedir limosnas o hacer trabajo pesado una vez le quitaran su
trabajo (afirmaba que era demasiado débil para poder trabajar).
El administrador hizo unas rondas y comenzó a perdonar
deudas que le debían a su patrón. ¿Por qué? Lo hizo porque
sabía que se quedaría pronto sin trabajo. Pensaba que si les
perdonaba la deuda, estos lo recibirían en sus casas cuando se
quedara sin trabajo. Jesús no lo felicitó por su moral, pero sí
por su astucia.
Jesús utilizó esta parábola para aconsejarles a sus discípulos
que imitaran la astucia del que robó.
Jesús criticó a sus discípulos por no entender lo que las
personas de este mundo comprenden y ponen en práctica: el
principio de la reciprocidad. Tú me rascas la espalda y yo
rasco la tuya. Una mano lava la otra. Así es como funcionan
los negocios.
Jesús dijo que sus seguidores debían hacer lo 8 1
GLOBOSAMARILLOS
mismo, pero con un fin mayor y en el ámbito espiritual.
Jesús exhortó a sus discípulos a aprenderse la enseñanza de
esta parábola: “Por eso les digo que se valgan de las riquezas
mundanas para ganar amigos, a fin de que cuando estas se
acaben haya quienes los reciban a ustedes en las viviendas
eternas” (Lucas 16:9).
Por supuesto, en esta parábola Dios es el patrón.
Él nos dice que hurtemos su dinero y que luego lo utilicemos
para bendecir a otros. Como retribución ellos nos recibirán en
las viviendas eternas, en un mundo nuevo. Así que en la
eternidad nos beneficiaremos como lo hizo el que robó y esto
le complace a Dios. Claro, todo el dinero le pertenece a Dios.
Luego de aprender esta lección, cuando me lo permitían,
pagaba la cuenta del almuerzo. Este no es mi dinero, así es
como pienso ahora. Sin embargo, aunque no es mi dinero en
su totalidad, lo utilizo para bendecir a otros y esto hace que mi
Señor se sienta complacido. Además ¡me van a invitar a casas
maravillosas! Intento ser tan astuto como Jesús les aconsejó a
sus discípulos que fueran.
La mayoría de nosotros relacionamos la influencia con
mantener una posición de autoridad (posicional) y como
resultado pensamos que es imposible. Yo lo experimenté, sin
embargo, la influencia posicional realmente es un estilo de
poder débil. Un acercamiento que se fundamenta en “Haz lo
que digo, no lo que hago”
no produce influencia a largo plazo. Por el contrario, la
influencia que se fundamenta en el respeto, se conoce como
“poder referente”, es muy superior. Cuando las personas vean
que usted vive constantemente a la altura de sus valores,
desearán seguir su ejemplo. Esta 8 2
LAPERSPECTIVAENLASLLANURAS
perpectiva bíblica revoluciona nuestra idea de lo que
realmente hace que una persona sea importante o tenga
influencia. Tuve que pasar por mi primera “experiencia similar
a la de Job” para entender esta realidad.
El rey Salomón, un hombre que fue conocido por su sabiduría,
escribió lo siguiente: ¿Has visto a alguien diligente en su
trabajo? Se codeará con reyes, y nunca será un don nadie
(Proverbios 22:29). Debemos hacer bien nuestro trabajo por
muchas razones, pero una muy buena razón es por la esfera
especial de influencia que nos permite tener. Nunca sabremos
qué puertas se abrirán, pero no nos toca a nosotros saberlo.
Simplemente confiamos en Dios. “Hagan lo que hagan,
trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para
nadie en este mundo…” (Colosenses 3:23). Permita que sea
Dios el que abra las puertas que quiera abrir.
Generalmente estas puertas son maravillosas.
La mayoría de las etapas de nuestra vida no sucede en la cima
de la montaña o en el valle. Pasamos la mayor parte de
nuestras vidas en lo inesperado de las llanuras. Estas llanuras
—las rutinas interminables del diario vivir—se pueden
apreciar en vez de simplemente tener que soportarse, pero
solamente si logramos entender su importancia. Cuando
miramos por encima de las circunstancias, nos damos cuenta
que las llanuras del diario vivir están llenas de aventuras
eternas. Cuando somos fieles en lo poco nuestra vida
“rutinaria” se tornará épica.
Las palabras del Hermano Lorenzo me enseñaron mucho. Él
era el ayudante de cocina en un monasterio en Francia durante
los 1600 que decidió “poner en 8 3
GLOBOSAMARILLOS
práctica la presencia de Dios” mientras llevaba a cabo sus
tareas rutinarias en la cocina. Un hombre que habló con él
describió los pasos que el Hermano Lorenzo seguía para
acercarse a Dios. El Hermano Lorenzo hacía sus tareas
rutinarias lo cual denominó como actividades ordinarias: “…
sin la idea de complacer a los hombres, sino que (hasta el
extremo en el que fuéramos capaces) hacerlas sencillamente
por el amor de Dios”.
También dijo que cuando terminaban sus tiempos de oración
programados, todo transcurría igual “…
porque continuaba en la presencia de Dios alabándolo y
bendiciéndolo con todas sus fuerzas”.11 El Hermano Lorenzo
dejó un legado espiritual enorme sencillamente desempeñando
tareas en una cocina con una actitud de agradecimiento y en
comunión con Dios. Cuando logro tener una perspectiva así,
puedo ver la realidad como debe ser.
Martín Luther King Jr. le habló a un grupo de estudiantes el 26
de octubre de 1967. “No se proponga solamente hacer un
trabajo bien hecho. Propóngase hacer un trabajo tan bien
hecho que no puedan superar los vivos, los muertos ni los que
aún están por nacer.
Si un hombre es llamado a ser barrendero, debería barrer las
calles incluso como Miguel Ángel pintaba o como Beethoven
componía música, como Leontyne Prince cantaba frente a la
Ópera Metropolitana o como Shakespeare escribía poesía.
Debería barrer las calles tan bien que todos los ejércitos del
cielo y la tierra puedan detenerse y decir: aquí vivió un gran
barrendero que hizo bien su trabajo”.12
La perspectiva real es que Dios considera 8 4
LAPERSPECTIVAENLASLLANURAS
grandiosa cada tarea que realicemos si es con el fin de darle
gloria. Cuando adoptamos la perspectiva verdadera, cada
segundo del día está lleno de valor y propósito. Podemos
regocijarnos y vivir agradecidos por la oportunidad grandiosa
e irrepetible que Dios nos ha dado de conocerle por fe durante
el periodo sorprendentemente corto que viviremos en esta
Tierra.
Ahora abordaremos uno de los retos más peligrosos que
enfrentaremos durante nuestra travesía épica y breve en la
Tierra—la prosperidad.
85
5
La perspectiva en la cima de la montaña Escuche “Today is
Beautiful” y “Ready to Be Myself”
ambas de David Dunn
https://www.youtube.com/watch?v=hFLgmvzk-ik
https://www.youtube.com/watch?v=nfOZ_r5YuS0
cualquier tipo de prosperidad—la fama, las riquezas o el
estatus—podría tener más posibilidad de desviarnos que
ningún otro acontecimiento en nuestra vida. En muchos
aspectos la cima de la prosperidad es más peligrosa que el
valle o las llanuras. La cima de la montaña puede adormecer a
sus víctimas hasta hacerlas caer en un letargo espiritual
mientras las convencen de que están ganando el juego de la
vida. Y, por desgracia, la experiencia en la cima de la montaña
eventualmente nos decepcionará pues nunca logrará satisfacer
el vacío de nuestra alma. Pudimos ver esta verdad ilustrada en
una canción.
“Today is Beautiful” fue una canción de nuestro hijo David
que sonó en la radio. Toda nuestra familia experimentó un
momento similar a una escena de la 8 6
LAPERSPECTIVAENLACIMADELAMON
T A Ñ A película That Thing You Do. En la película un banda
novata, The Oneders (the wonders), tiene una canción que se
convierte en un éxito radial. En nuestro auto—al igual que en
la película—todos comenzamos a gritar de emoción la primera
vez que escuchamos la canción de David en la radio. Poder ver
“David Dunn: Today Is Beautiful” en pantalla digital fue una
experiencia increíble.
Su canción tuvo mucho éxito. Le fue tan bien que al parecer la
canción alcanzaría la primera posición.
Pero, por desgracia, el resultado de un grupo de sondeo
mediocre lo sacó del curso regular de programación radial.
Y así es como se dan las experiencias en la cima de la
montaña. La primera vez que escuchamos la canción en la
radio fue un momento de gran emoción.
Luego se convirtió en algo rutinario. Y por no alcanzar la
primera posición terminó siendo una desilusión. La cima de la
montaña puede convertirse en una llanura y finalmente en un
valle. Lo que perdemos de vista es que la cima de la montaña
representa un peligro particular, la tendencia a perder la
perspectiva verdadera, lo cual puede conducirnos a una gran
ruina. Es interesante señalar que la letra de la canción “Today
is Beautiful” es sobre elegir la perspectiva verdadera y fue
inspirada por un episodio que ocurrió entre dos de nuestros
nietos en una visita familiar al parque temático de Disney.
Como usted sabe, uno de las frase más comunes de Disney es
que son “el lugar más feliz del mundo”.
Este día mi nieto Bradley tuvo una crisis monumental debido a
que su hermana Addie no lo dejó empujar un cochecito vacío.
Es fácil decirle al bebé: “¿No te das 8 7
GLOBOSAMARILLOS
cuenta del lugar en donde estás? ¡Estás en Disneyland!
Enfócate en toda la felicidad que te rodea”. Sin embargo,
nosotros los adultos hacemos lo mismo, pero como suelen
hacerlo los adultos.
Este momento inspiró a David para escribir la canción “Today
is Beautiful”. David dijo: “Tan solo mira a tu alrededor y
entiende cuán insignificante es ahora mismo que quieras
empujar el cochecito”. Nosotros, en nuestra humanidad,
hacemos lo mismo, cuando de repente nos surge un pequeño
problema. Nos perturba y ponemos toda nuestra atención en lo
que nos sucede, entonces algo pequeño se convierte en una
gran prueba que nos conduce a un estado insuperable de
miseria.
Olvidamos levantar la vista y ver que en realidad estamos en
Disneyland. Estamos en un lugar donde tenemos a un Dios que
nos ama, nos protege y quiere lo mejor para nosotros. Si
pudiéramos ver el problema desde su punto de vista, desde una
perspectiva externa, podríamos ver el problema como
realmente es—un simple cochecito que mi hermana no me
deja empujar.
Incluso podría ser una oportunidad de crecimiento.
En otras palabras, la mayoría de los eventos de la vida son una
oportunidad tipo Disneyland si logramos mantener la
perspectiva verdadera en cuanto a dificultades de la vida diaria
se refiere. “Si levantas la mirada, y observas bajo una luz
diferente”, escribió David en su canción. “Tan solo es una
nube en el cielo abierto.
Espera que la lluvia pase, porque hoy es un día hermoso”.13
Tristemente la calcomanía de pegar en los autos que dice “El
que muere con la mayor cantidad de juguetes, gana”, describe
acertadamente una vida que 8 8
LAPERSPECTIVAENLACIMADELAMON
T A Ñ A se ocupa por acumular cochecitos vacíos para
empujar mientras se pierde de vista que Disneyland nos ofrece
algo mucho mejor. Muchos de nosotros hemos caído en la
trampa de vivir con una mentalidad materialista similar a la de
mi nieto Bradley cuando deseaba más que cualquier otra cosa
poder empujar un cochecito vacío.
Vamos a Disneyland y nos enfocamos mayormente en el
cochecito en vez de concentrarnos en las atracciones increíbles
que nos rodean.
Aunque la muerte de Moriah fue mucho más devastadora que
una nube pasajera, “Today is Beautiful”
fue la canción tema de su funeral adornado con globos
amarillos. No hubo mejor canción que esta. Nuestro mayor
reto fue elegir la perspectiva verdadera en medio del
sufrimiento.
Esto no significa que después de todo no disfrutáramos
escuchar la canción de nuestro hijo en la radio o verlo
participar del programa televisivo “La Voz”. Pablo le escribió
a su discípulo Timoteo: “A los ricos de este mundo, mándales
que no sean arrogantes ni pongan su esperanza en las riquezas,
que son tan inseguras, sino en Dios, que nos provee de todo en
abundancia para que lo disfrutemos” (1 Timoteo 6:17).
Dios lo creó todo para que lo disfrutemos. Podemos saborear y
disfrutar los momentos buenos sin poner toda nuestra
esperanza en ellos. No podemos cometer el terrible error de
creer que las experiencias que se dan en la cima de la montaña
son la ruta para alcanzar el éxito. Por esta razón es que Pablo
escribe “…ni pongan su esperanza en las riquezas…” recuerde
que solo podemos controlar tres cosas y una de ellas es en
quién (o, en 8 9
GLOBOSAMARILLOS
este caso, en qué) ponemos nuestra esperanza. Dios nos
advierte acerca del peligro de poner nuestra esperanza en las
experiencias que se dan en la cima de la montaña, por
ejemplo: las riquezas. Las riquezas son pasajeras, solo Dios
permanece.
Lo que vivamos en la cima de la montaña no le traerá el éxito
a nuestras vidas, tal y como el dinero no compra la felicidad.
Tal y como vimos en el ejemplo de la vida de Job, la mejor
oportunidad de su vida fue conocer a Dios por fe. Esto será así
tanto en la cima de la montaña como en las llanuras y los
valles. Sin embargo, en la cima de la montaña se nos hace más
difícil ver a Dios. Es en la cima de la montaña que pudiéramos
elegir una perspectiva irreal, al creer que podemos controlar lo
que nos sucede y que así alcanzaremos el éxito.
Tendemos a buscar a Dios cuando lo que nos sucede nos
conduce a un estado de desesperación.
No debería ser así. Si elegimos la perspectiva verdadera,
podemos disfrutar plenamente y sin restricciones las
experiencias en la cima de la montaña y aún así conocer a
Dios por fe en cada etapa de la travesía. Sí, aún descansando
en la cúspide.
El peligro potencial de adquirir cosas materiales
“[N]i se alabe el rico en sus riquezas…”
(Jeremías 9:23).
Cuando niño no era solo avaro, sino que también tenía una
perspectiva equivocada de cómo alcanzar éxito. Albergaba el
deseo de llegar a ser un 9 0
LAPERSPECTIVAENLACIMADELAMON
T A Ñ A atleta profesional, un músico profesional y el
presidente de una compañía. Pensaba que si alcanzaba alguno
de estos sueños sería feliz. Aunque no contaba con la
capacidad o el compromiso que se requiere para llegar a ser un
atleta o un músico profesional, sí contaba con el potencial de
ser un hombre de negocios. Recientemente las compañías
independientes de petróleo y gas me otorgaron un
reconocimiento como “Director Ejecutivo del año”. Dios me
ha bendecido más allá de lo que jamás imaginé.
Le agradezco a Dios la oportunidad de alcanzar estos éxitos,
pero también he aprendido a agradecerle a Dios cuando he
caído en un agujero (incluyendo la experiencia inicial “similar
a la de Job que me autoimpuse”, al igual que le doy gracias
por las cosas de la vida cotidiana como las nubes y los
atardeceres. Si me dan a escoger, siempre elegiría las
circunstancias fáciles y placenteras. Sin embargo, no siempre
comparo las circunstancias fáciles con la felicidad. Sé que eso
no sería tener la perspectiva verdadera.
También he descubierto de primera mano lo que parece ser
algo común cuando alguien alcanza un sueño: no se alcanza tal
y como pensabas que lo alcanzarías. He aprendido por
experiencia propia que lo que el mundo nos dice que producirá
alegría sencillamente no será así. Si prestamos atención,
eventualmente descubriremos que ninguna experiencia terrenal
podrá saciar la sed que tenemos. Así que no importa lo que el
mundo pueda prometernos, sabemos que esa promesa, al pasar
el tiempo, es falsa.
“Pienso que todo el mundo debería ser rico, 9 1
GLOBOSAMARILLOS
famoso y hacer todo aquello que siempre soñaron”, escribió
Jim Carrey, “así podrían darse cuenta que esta no es la
respuesta”.14
Todos pasamos tiempo intentando llegar a ser adinerados, pero
Dios nos dice cómo podemos ser ricos hoy. “Por eso te
aconsejo que de mí compres oro refinado”, esto nos lo dice
Jesús en Apocalipsis 3:18. ¿Cómo es que podemos comprarle
oro a Dios?
Inicialmente la respuesta que nos da la Biblia parece extraña:
cuando decidimos escucharlo obtendremos riquezas. Cuando
Él toque a la puerta de nuestro corazón y nos pida entrar,
invitémoslo a cenar (léase Apocalipsis 3:20). Creo que en
ocasiones ha sido necesario usar un garrote de circunstancias
inoportunas para hacerme escuchar, pero creo que he
aprendido algo… al menos un poco. He aprendido a ver las
circunstancias negativas como un buen regalo que puede
conducirme a obtener las riquezas abundantes que están
disponibles para los que simplemente escuchamos a Dios.
Cuáles son esas riquezas verdaderas que vienen como
resultado de escuchar a Dios. La sabiduría bíblica pone de
manifiesto nuestra idea sobre las riquezas terrenales porque
trata realmente lo que es el oro de los tontos. La sabiduría de
Dios trasciende y la instrucción nos conduce a elegir la
perspectiva verdadera.
No siempre he visto la Biblia como una mina repleta de joyas
de sabiduría esperando por que yo las desentierre. Mientras
crecía en la iglesia, llegué a percibir la Biblia como un libro de
malas noticias. Lo vi como un libro de obligación y
condenación. Aunque nos ofrecía un gran rescate al final del
transcurso de nuestras 9 2
LAPERSPECTIVAENLACIMADELAMON
T A Ñ A vidas, el resto del libro no me resultaba placentero en
lo absoluto. Nunca pensé que era un regalo de parte de Dios o
un mapa para encontrar un tesoro repleto de riquezas.
Pero más adelante me di cuenta que escuchar la sabiduría de la
Palabra es lo mismo que “comprar oro”.
Dejé de leer la Biblia con temor y dejé de pensar en la
condenación. Comencé a disfrutar la Biblia. Entendí que no
solo es que Dios me ama, él se ocupa de mí y quiere que tenga
éxito. Por esta razón es que pone obstáculos en mi camino—
para hacerme aprender. La Biblia se ha convertido en la vía
principal para encontrar la realidad y una perspectiva
verdadera. Así que mientras le comparto los pasajes bíblicos
en este libro, siento que le permito ver mi mapa del tesoro.
La idea de Dios sobre las verdaderas riquezas El que escucha
la sabiduría que Dios ofrece en su Palabra obtiene una visión
de la eternidad que transforma cada minuto de su día en una
nueva oportunidad para adquirir un tesoro duradero. Este es el
único tesoro que podrá exceder dramáticamente cualquier
deseo de encontrar oro en la Tierra. La Biblia nos promete que
podemos obtener un tesoro espiritual imperecedero que nadie
podrá quitarnos.
Contraste esto con la idea que tiene el mundo acerca de cómo
obtener riquezas. Dicha idea se fundamenta en adquirir lo que
queremos, pero no tenemos. Si creemos que no podemos ser
felices a menos que obtengamos más de lo que tenemos,
entonces nunca disfrutaremos nuestra situación actual—lo que
93
GLOBOSAMARILLOS
no tenemos. Pero si escuchamos a Dios y adoptamos una
perspectiva verdadera, podemos disfrutar nuestra circunstancia
actual y hasta disfrutar nuestro esfuerzo aunque no
obtengamos lo que esperamos. Sin esto, usted y yo jamás
adoptaremos una perspectiva que acepte las luchas y vea esta
aventura épica de la vida como una oportunidad de
satisfacción plena.
El mundo dice que será feliz cuando tenga un mejor empleo,
una casa más grande, niños sobresalientes, mejor trato por
parte de su cónyuge, si recibe un premio por ser el mejor
productor o si llega a ser el más sobresaliente en su ámbito
laboral. Sin embargo, este modo de pensamiento
eventualmente le conducirá a la ruina. La felicidad que se
fundamenta en la idea de adquirir lo que no tenemos jamás nos
permitirá disfrutar lo que sí tenemos. Adoptar la perspectiva
del mundo implica abrazar un estilo de vida inútil acompañado
de pobreza espiritual.
Por muchos años he intentado obtener una perspectiva
verdadera y aún es una lucha constante.
Es necesario ser diligente para lograr alcanzar una perspectiva
verdadera en un mundo tan engañoso.
La realidad es que aún cometo errores. En parte es por esto
que la Biblia compara el caminar cristiano al entrenamiento de
una carrera Olímpica. Para aprender a ver la vida a través del
lente de la fe es necesario adquirir conocimiento y ejercitar el
espíritu a diario.
Pero no se equivoque. Escoger la perspectiva bíblica correcta
no es lo que comúnmente se refiere a
“pensamiento positivo”. La idea del pensamiento positivo, en
esencia, se limita a creer que usted puede controlar sus 9 4
LAPERSPECTIVAENLACIMADELAMON
T A Ñ A circunstancias con el pensamiento. Esto es, por
supuesto, una idea tonta. Generalmente la verdad nos revela
aquello que no se puede ver a simple vista (como por ejemplo,
darnos cuenta que nuestro ego está elevado). Sin embargo, lo
más positivo que podemos hacer es intentar confrontarnos con
la realidad, por más que duela. Solo una perspectiva verdadera
nos provee una base sólida y nos conduce a tener una vida
plena. Desde que logré cambiar mi perspectiva—enfocándome
mucho más en que la vida es una oportunidad única e increíble
que por fe nos prepara para la vida eterna—me siento mucho
más pleno. Al abrazar el consejo bíblico que nos enseña que la
felicidad es producto del servicio sacrificado, he descubierto la
plenitud real. Este simplemente es el pago inicial para obtener
riquezas eternas. El sufrimiento que experimentamos cuando
servimos en fe es algo que los ángeles no pueden
experimentar, aunque anhelen profundamente entenderlo.
Ver la vida a través de este lente es una experiencia que
transforma nuestra aventura épica. El secreto para llenar el
vacío de ser alguien importante es simplemente recibir esa
perspectiva real. La felicidad, el sentido de propósito y una
satisfacción heroica parecen ser el resultado de vivir una vida
de servicio fiel y valiente donde quiera que Dios lo posicione.
Pero primero tenemos que adoptar voluntariamente una
perspectiva real que nos permita trascender de lo que es
humanamente visible.
No deje que las cosas materiales lo seduzcan Muchas personas
creen de manera desesperada 9 5
GLOBOSAMARILLOS
y profunda que mientras más cosas materiales obtienen
entonces la vida vale la pena. Suena muy sencillo, ¿no es así?
No importa si es una gran cantidad de dinero, certificados de
acciones, un diamante de 24 quilates, casas de millones de
dólares, un reloj Rolex, un bolso Gucci, un traje Armani, un
Rolls Royce o los especiales diarios de la tienda Walmart, todo
esto es material. Hace cientos de años se consideraron como
cosas materiales.
Hoy día también se consideran como cosas materiales aunque
sean nuevas y nos impresionen. Y en cien años cuando se
descompongan en el vertedero seguirán siendo cosas
materiales. No me refiero a que no trabaje diligentemente para
adquirir cosas. El peligro radica en pensar que las cosas
materiales pueden hacer algo por nosotros. El Señor nos
advirtió esto cuando nos dijo:
“Miren, guárdense de toda codicia, porque la vida de uno no
consiste en la abundancia de los bienes que posee (Lucas
12:15).
Primeramente, lo material nunca hará por su alma lo que
osadamente le promete. Usted y yo sabemos que lo material no
le produce una satisfacción profunda. Como escribió Salomón:
“El que ama el dinero no quedará satisfecho con dinero, y el
que ama las riquezas no tendrá beneficio. También esto es
vanidad”
(Eclesiastés 5:10). Cuando se obtienen riquezas, siempre se
despierta un apetito por obtener más. Es parte de la naturaleza
humana.
Esta inclinación sobrepasa el dinero y las posesiones
materiales. La primera vez que escuchamos a nuestro hijo en
la radio nos emocionamos muchísimo.
Inmediatamente sentimos el enorme deseo de que su 9 6
LAPERSPECTIVAENLACIMADELAMON
T A Ñ A canción alcanzara las primeras posiciones. Sin
embargo, la realidad es que no obtendremos nada si lo que
siempre deseamos es tener más. Una vez usted adquiere
riquezas en cualquier área de su vida, tiende a querer
enriquecerse más. Una vez le preguntaron a Rockefeller si
sabía cuánto dinero necesitaba un hombre para ser feliz. Su
respuesta inmediata fue “un poco más”.
La filosofía del mundo acerca del materialismo nos conduce a
subestimar lo que tenemos y a estimar lo que no tenemos. Pero
si logramos adoptar la perspectiva de Dios podemos disfrutar
plenamente todo lo que tenemos.
En vez de pasar toda nuestra vida deseando disfrutar
abundancia financiera, podemos aprender a disfrutar
plenamente la vida épica que Dios diseñó para nosotros.
En segundo lugar, las posesiones materiales no tienen
trascendencia. Todo lo que una persona posea en esta Tierra se
pierde justo después de la muerte. Después de asistir al funeral
de un hombre muy acaudalado, uno de sus amigos de dice a
otro: “¿Cuánto dinero crees que Juan dejó?” Su amigo le
responde acertadamente:
“Lo dejó todo”. Aunque no puedas llevarte todas tus
pertenencias, no podemos decir que la diligencia, el trabajo
arduo y el sudor de la frente no son elementos importantes
para alcanzar la excelencia. De hecho, Dios nos da ese
mandato. La vagancia no es el antídoto contra el materialismo.
Cuando resistimos la tentación de adquirir más riquezas,
podemos conocer a Dios por fe, aprendemos a caminar
dependiendo de él aún cuando el mundo nos diga que no es
necesario. William James dijo: “El gran uso de la vida es
gastarla en algo que va a durar 9 7
GLOBOSAMARILLOS
más que ella”.15 Así lo dijo nuestro Señor: “Trabajen, no por
la comida que perece sino por la comida que permanece para
vida eterna que el Hijo del Hombre les dará; porque en este,
Dios el Padre ha puesto su sello”
(Juan 6:27). La verdadera perspectiva es que nosotros somos
mayordomos de lo material. Simplemente llega a nuestras
manos para que se lo entreguemos a otro.
La verdadera felicidad es producto de una perspectiva de
agradecimiento, que reconoce que cada momento de nuestras
vidas es un regalo maravilloso.
En la cima de la montaña también se puede caminar en fe, aun
cuando aparenta no ser necesario. Como nos enseñó el
Hermano Lorenzo, el valle no es el único lugar donde
podemos conocer a Dios por fe. Debemos aprender a caminar
por fe en cualquier tipo de terreno, en medio de cualquier
circunstancia.
Sin duda, se necesita más fe para vivir dependiendo de Dios
cuando cada circunstancia de la vida nos dice que la
dependencia es innecesaria. Quizá es por esto que en Mateo
19, Jesús describe por qué es tan difícil que las personas ricas
entren en el Reino de Dios. Por dicha, Jesús también dijo:
“Para Dios todo es posible” (versículo 26).
Una Reputación Próspera: El Peligro del Prestigio
“¿Y tú buscas para ti grandezas? No las busques…” (Jeremías
45:5).
La raíz de la palabra prestigio procede del latín y significa:
“Engaño, ilusión o apariencia con que los 9 8
LAPERSPECTIVAENLACIMADELAMON
T A Ñ A prestigiadores emboban y embaucan al
pueblo”(RAE).
Uno de los peligros que enfrentamos es el vino embriagador
de tener una reputación próspera. Al prestigio le resulta fácil
engañarnos para hacernos creer que la vida es mejor cuando
las demás personas nos tienen en alta estima. No es que tener
prestigio sea algo malo, por supuesto. La Biblia dice que la
vida eterna viene de dos formas: a) cuando creemos que Jesús
murió en la cruz por nosotros, recibimos el regalo
incondicional de la vida eterna. b) la Biblia también habla de
la vida eterna como una recompensa condicional que se les da
a aquellos que “…perseverando en hacer el bien, buscan
gloria, honra e inmortalidad” (Romanos 2:7).
Dios quiere recompensar al que busca gloria, honor e
inmortalidad y son fieles aun en lo pequeño.
Jesús modeló esto en Juan 17 cuando oró para que el Padre lo
glorificara. Nuestro problema no es que busquemos gloria y
honor, es que lo buscamos en la fuente equivocada. Romanos
2 nos demuestra que Dios no nos condena si buscamos
“nuestro propio interés”.
Pero si buscamos honor como Dios promete darlo, es hacer
exactamente lo que hizo Jesús, y eso es lo que él nos invita a
hacer.
Le advierto: esto cuesta. La historia épica que determina gran
parte de la civilización de Occidente es la Ilíada de Homero.
El héroe de esta historia, Aquiles, debe tomar una decisión.
Tenía la opción de vivir una larga vida llena de comodidades,
pero sin obtener el reconocimiento de la gente; o podía vivir
una vida corta y violenta al pelear una gran batalla y alcanzaría
la fama.
Es una pregunta fácil de responder. Optó por la vida 9 9
GLOBOSAMARILLOS
corta y la fama.
Aquiles estaba dispuesto a dar su vida para obtener gloria.
Pero también era un egoísta malcriado.
Dios nos invita a convertirnos en héroes de esta aventura
épica, quiere que nos gloriemos en Él y anhela que dejemos un
legado que perdure hasta la eternidad. De la misma forma que
Aquiles tuvo que tomar una decisión, Dios nos pide que
entreguemos nuestras vidas. Sin embargo, la invitación de
Dios no tiene que ver con las motivaciones egocéntricas de
alguien como Aquiles. Al contrario, Dios nos pide que nos
pongamos a un lado y a diario sirvamos vasos de agua fresca
en Su nombre.
Al hacer esto, vivimos una vida épica parecida a la de Aquiles
—pero desde la perspectiva de Dios. Entregamos nuestras
vidas para obtener gloria, pero realmente entregamos nuestras
vidas en servicio a Dios para que ÉL
se lleve toda la gloria.
El Creador del universo quiere que seamos grandiosos. De
hecho, Dios puso dentro de nosotros un deseo de grandeza.
Pero cuando intentamos generar grandeza con el fin de llamar
la atención hacia nosotros, o cuando instamos a otros a que lo
hagan, entonces nos adoramos a nosotros mismos.
Irónicamente el egocentrismo terminará robándole. Esto suena
un poco extraño. Sin embargo, cuando usted solo busca fama,
inevitablemente se convertirá en una persona distinta para
lograr que otros lo acepten. En el proceso se pierde la esencia
de quién usted es en realidad. Al final su verdadero yo termina
sin amigos. Esto significa que usted termina solo. Una de las
satisfacciones más grandes de la vida tiene que 1 0 0
LAPERSPECTIVAENLACIMADELAMON
T A Ñ A ver con conocer a otros y ser conocidos. Creo que la
recompensa de la vida eterna es el resultado de vivir más allá
de las circunstancias y de conocer a Dios por fe a través de
cualquier terreno de la vida.
La viuda que dio todo lo que tenía no sabía que la estaban
observando. Sin embargo, Jesús la estaba observando y como
consecuencia hoy día la viuda pobre es famosa. Esta historia
es apenas un ejemplo de la fama que Dios nos promete. Para
creer esta verdad, es necesario tener una fe sólida. ¿Cómo
puede aumentar su fe en esta promesa?
Como siempre sucede, este mundo le
ofrece una fama terrenal, falsa y fugaz que hace que nos
perdamos a nosotros mismos. Nuestro hijo David ha llegado a
obtener fama por su música. Él escribió una canción que se
titula “Ready to Be Myself” (“Listo para ser yo mismo”). Parte
de la letra de la canción dice así: Ya me cansé de la forma
De la forma en la que cambio
Cambio mi forma de ser para convertirme En el hombre que
todos aman
Así que me transformo en alguien que no soy
¿Quién quiero ser
Cuando nadie me esté mirando?
¡Quiero ser real!
¿Qué voy a hacer
Para vivir lo que sé que es verdad?
¡Me libero!
Oh, me he convertido en otra persona Estoy listo para ser yo
mismo.16
101
GLOBOSAMARILLOS
Cuando nos liberamos de la falsa imagen impuesta por otros
para entonces convertirnos en la persona que Dios creó,
descubrimos la felicidad de conocer a otros y de ser conocidos.
Como beneficio adicional, cuando caminamos por fe y nos
rehusamos a descansar en la prosperidad de este mundo,
también experimentamos un gozo inexplicable de parte de
Dios.
Una reputación próspera—usando la misma estrategia del
materialismo—nos hace creer que la felicidad vendrá como
resultado de lo que no tenemos.
Si aceptamos esa mentira, perderemos la felicidad de las
relaciones de amistad que sí tenemos.
El egocentrismo jamás podrá sentir satisfacción.
Siempre querrá buscar más honores, elogios, premios o nuevas
formas de recibir reconocimiento.
La única forma de romper con la trampa de buscar
glorificarnos a nosotros mismos es entender que el prestigio de
este mundo tiene muy poca duración.
“Se desvanece muy rápido y se olvida con mucha más rapidez.
He visto al déspota y malvado extenderse como cedro
frondoso. Pero pasó al olvido y dejó de existir; lo busqué, y ya
no pude encontrarlo” (Salmo 37:35-36).
Hace un tiempo visité Salón de la Fama y Museo del Béisbol.
Pude ver los memoriales a jugadores como Babe Ruth. Lo más
que me llamó la atención fue que nunca había escuchado la
mayoría de los nombres de los jugadores reconocidos como
celebridades en aquel santuario del béisbol. El reconocimiento
a los jugadores que precedieron a mi generación se redujo a
simplemente un nombre en una placa. A diferencia de esto,
Dios nos promete que nuestros pequeños actos 1 0 2
LAPERSPECTIVAENLACIMADELAMON
T A Ñ A fieles permanecerán para siempre.
Dios nos dice en 1 Pedro 5 que nos humillemos a nosotros
mismos. Además de darnos este mandato, nos da la promesa
de que nos exaltará a su debido tiempo como recompensa a
nuestra obediencia (verso 6). Para lograr adoptar esta
perspectiva es necesario confiar en Dios y en su benevolencia
para con nosotros.
Sin embargo, cuando buscamos alcanzar el prestigio terrenal,
en el mejor de los casos, podemos esperar que el
reconocimiento dure muy poco tiempo. En contraste, Dios nos
promete que si lo buscamos y caminamos con Él, recibiremos
una fama que durará para siempre.
Prosperidad Intelectual – el posible peligro de los inteligentes
Tener un coeficiente intelectual elevado es un don maravilloso,
pero si descansar en nuestra propia inteligencia es una carga
peligrosa de sobrellevar durante nuestra aventura épica. Al
igual que las demás formas de prosperidad, no hay ningún
problema con ser inteligentes. Tener una mente brillante es un
regalo de parte de Dios y puede provocar un bien incalculable
cuando se rinde al Dios que lo creó. Pero también el mal nace
de mentes brillantes. La historia está llena de relatos de
personas inteligentes que actuaron horriblemente.
Solo en el siglo 20 conocimos las historias de Adolf Hitler y
Joseph Stalin—sin suda alguna eran hombres inteligentes—
quienes usaron sus dones para provocar horror sin precedentes.
Las mentes brillantes tienen el potencial de producir grandes
bienes o grandes daños, todo depende de quién o a qué rindan
su intelecto.
103
GLOBOSAMARILLOS
La filosofía marxista del materialismo que niega la presencia
de lo sobrenatural, es sin duda alguna el espíritu de esta
generación. Debido a que esta filosofía se ha popularizado
tanto, es habitual ignorar o negar que fue el intelecto como
fundamento lo que provocó la muerte de millones de personas
que rechazaron el dictamen del Partido Comunista en la Rusia
de Stalin. Sin embargo, el intelecto como fundamento del
materialismo resulta en autoritarismo intolerante.
Y realmente, la gran pregunta es, ¿”En quién confiaremos?”.
Esta es una de las tres áreas de nuestras vidas que podemos
controlar. Todas las mentes se rinden a algo. De hecho, cada
habilidad que posee el ser humano en algún momento tuvo que
rendirse.
“No ofrezcan los miembros (es decir, las facultades o
habilidades) de su cuerpo al pecado como instrumentos de
injusticia; al contrario, ofrézcanse más bien a Dios como
quienes han vuelto de la muerte a la vida, presentando los
miembros de su cuerpo como instrumentos de justicia”
(Romanos 6:13, énfasis del autor). Observe este pasaje y vea
que en última instancia nos queda una opción en cuanto a lo
que hacemos con nuestra mente y nuestras habilidades.
Nuestra opción es “presentarlo”, lo cual significa “ponerlo a
un lado”. En otras palabras, nuestra única opción es rendir
nuestras habilidades. Sin embargo, ¿le rendiremos nuestra vida
a Dios, al mundo o al pecado?
Podemos rendir nuestro intelecto a la sabiduría de Dios
revelada a nosotros (la Biblia) y a la influencia de Dios que
nos ilumina (el Espíritu Santo), o podríamos rendirlo en manos
de nuestro propio ego arrogante 1 0 4
LAPERSPECTIVAENLACIMADELAMON
T A Ñ A y a las influencias engañosas de los intelectuales de
este mundo que optan por menospreciar a Dios.
Mientras pensamos ante quién o qué nos rendiremos, es
importante considerar que no existe una tercera opción. El
concepto de ser un “librepensador” es una ilusión. El
razonamiento humano no inicia si no tiene una definición de la
cual partir. Y por definición, las definiciones no pueden
probarse.
Mientras más inteligente es una persona, mayor es la tendencia
a confiar en sí misma. Tome en cuenta esta ironía increíble.
Aun cuando las personas que son muy intelectuales reconocen
a Dios, se enfrentan al daño sutil de creer que todo lo que
tienen que hacer para entender la verdad de Dios es dedicarse
a pensar profundamente acerca del tema. Corren el riesgo de
depender solamente en la mente privilegiada que Dios les dio.
Juan Calvino escribió lo siguiente: “No hay peor pantalla para
bloquear al Espíritu que la confianza en nuestra propia
inteligencia”.17 Martín Lutero dijo: “No podemos llegar a
entender la Escritura ni estudiándola ni razonándola. Su
primera tarea es comenzar haciendo una oración. Pídale al
Señor que le conceda, por Su misericordia, el entendimiento
correcto de Su Palabra.
No hay mejor intérprete de Su Palabra que el mismo Autor. Él
mismo nos dijo ‘A todos los instruirá Dios’” (Juan 6:45).18
Los pasajeros de este recorrido de dos minutos siempre tienen
que mantener una desconfianza saludable en lo que sus mentes
son capaces de hacer cuando están lejos de una dependencia
consistente y deliberada de Dios. Cuando nosotros, al igual
que Job, 1 0 5
GLOBOSAMARILLOS
nos vemos pequeños ante la impresionante presencia del Dios
Todopoderoso, podremos experimentar gozo.
Las verdaderas riquezas, todo el oro que deseamos, viene
como resultado de escuchar a Dios, pero para escuchar
necesitamos ser humildes. Debemos admitir que no lo
sabemos todo y debemos estar deseosos de querer escuchar.
La prosperidad experiencial: el peligro de las alturas
espirituales
¿Qué puede haber de malo en perseguir la mayor cantidad de
alturas espirituales posibles? El daño es muy sutil. Podríamos
ser seducidos a poner como meta principal el tener
experiencias espirituales, en lugar de procurar alcanzar una
devoción espiritual profunda.
Nuestro llamado consiste en amar y seguir a Jesús dondequiera
que Él nos dirija, las alturas espirituales que Dios elija para
nosotros nos encontrarán en vez de nosotros tener que ir tras
de ellas.
Es por esta simple razón que Pedro, Jacobo y Juan tuvieron
una experiencia espiritual impresionante cuando presenciaron
la transfiguración de Jesús. “Seis días después, Jesús tomó
consigo a Pedro, a Jacobo y a Juan, el hermano de Jacobo, y
los llevó aparte, a una montaña alta” (Mateo 17:1). Estos tres
seguidores de Jesús tuvieron una experiencia que cambió sus
vidas porque Jesús los guio. En otras palabras, se mantuvieron
cerca de Cristo.
Ellos no sabían a dónde los llevaba y ciertamente no tenían
ninguna idea de lo que les esperaba. Lo único que podían
hacer era tomar el siguiente paso 1 0 6
LAPERSPECTIVAENLACIMADELAMON
T A Ñ A en confianza hasta que la experiencia que tendrían
les abriera los ojos. No iban detrás de una experiencia, iban
detrás del Salvador y eso es lo que hace la diferencia.
Oswald Chambers lo explicó de la siguiente forma:
“Todos hemos tenido un tiempo de exaltación en el monte,
cuando vimos las circunstancias desde el punto de vista divino
y quisimos quedarnos allí. Pero Dios nunca lo permitirá”. En
vez de sentirnos deprimidos al comprender esta verdad, en
cambio, Él nos anima a abrazarla. “La verdadera prueba de
nuestra vida espiritual es la capacidad de descender de la
montaña.
Si solo tenemos poder para el ascenso, algo anda mal.
Es maravilloso estar en el monte con Dios, pero una persona
solo llega allí para luego bajar hasta el valle de los poseídos
por el diablo y levantarlos”.19
Años después Pedro hace mención de esta increíble
experiencia. “Cuando les dimos a conocer la venida de nuestro
Señor Jesucristo en todo su poder, no estábamos siguiendo
sutiles cuentos supersticiosos, sino dando testimonio de su
grandeza, que vimos con nuestros propios ojos. Él recibió
honor y gloria de parte de Dios el Padre, cuando desde la
majestuosa gloria se le dirigió aquella voz que dijo: ‘Este es
mi Hijo amado; estoy muy complacido con él’” (2 Pedro 1:16-
17).
En este pasaje podemos ver el sentido del humor que Dios
tiene. Pedro comenzó a hacer planes para acampar y disfrutar
en la cima de la montaña. “Pedro le dijo a Jesús:
—Señor, ¡qué bueno sería que nos quedemos aquí! Si quieres,
levantaré tres albergues: uno para ti, otro para Moisés y otro
para Elías” (Mateo 17:4).
107
GLOBOSAMARILLOS
Era obvio que Pedro quería que la experiencia perdurara, así
que propuso construir tres “albergues en la montaña”. Pero eso
no era lo que a Dios le interesaba.
“Mientras estaba aún hablando, una nube luminosa los cubrió;
y una voz salió de la nube, diciendo: ‘Este es Mi Hijo amado
en quien Yo estoy complacido; óiganlo a Él’”
(Mateo 17:5). Dios lo estableció claramente: “Pedro, ¡este no
es el momento de hablar y hacer planes: este es el momento de
escuchar y seguir!”
Necesitamos prestarle mucha atención a esta historia y al
intercambio de palabras entre Dios y Pedro.
Esto es esencial para entender la perspectiva verdadera que se
relaciona con las experiencias espirituales que se dan en la
montaña. Nuestro llamado consiste en escuchar a Dios y
seguirlo. Como había mencionado anteriormente, escuchando
a Dios—escuchar su voz—es que le “compramos oro” (lea
Apocalipsis 3:18-20). Así es como obtenemos suministros
ilimitados de bienes sin dinero (lea Isaías 55:1-2).
Puedo controlar si quiero escuchar a Dios.
Cuando decido escucharlo, me dirijo a alcanzar una
prosperidad increíble. Escuchar a Dios nos conduce a seguirlo,
conocerlo, y a caminar firme hacia donde quiera llevarme.
Algunas veces nos dirige hasta la cima de la montaña. Otras
veces nos lleva hasta el valle.
Mayormente Jesús nos conduce a las llanuras—a la rutina, a
los asuntos extremadamente comunes del diario vivir. El
asunto importante de nuestro recorrido de dos minutos no es a
dónde nos conduce, es Quién nos conduce.
Cuando logramos conocer Quién nos dirige, 1 0 8
LAPERSPECTIVAENLACIMADELAMON
T A Ñ A podemos poner nuestras vidas en sus manos
crucificadas para que sea Él quien decida cuánto tiempo
debemos permanecer en cada terreno de la vida: en la cima de
la montaña, en el valle o en las llanuras. Sobre todo, al
escuchar a Dios, aprendemos a caminar por fe a través de esta
aventura maravillosa e única que llamamos vida.
109
6
ñQuÉ es una experiencia similar a la de Job?
Escuche “Wanna Go Back” de David Dunn
https://www.youtube.com/watch?v=yUvxhGRUR3s Durante
nuestra etapa de noviazgo, Terri y yo discutimos nuestros
sueños y metas para el matrimonio. Yo no pensaba tener hijos;
el riesgo de que algo malo sucediera era mucho. Mi
perspectiva era que yo podía controlar las circunstancias para
evitar las dificultades. Sin embargo, cuando lo miré a través
del lente bíblico me di cuenta que mi perspectiva era
sumamente ignorante. Posteriormente, Terri y yo decidimos
confiar en Dios y nos propusimos tener cuatro hijos. Ahora,
después de tener aproximadamente cuarenta años de casados,
seis hijos (nos excedimos del límite) y quince nietos, estoy
sumamente agradecido de la sabiduría bíblica que me mostró
el camino a las riquezas verdaderas.
Piense en todo lo que me hubiese perdido si 1 1 0
¿QUÉESUNAEXPERIENCIASIMILARAL
ADEJOB¿
hubiera intentado controlar las circunstancias.
En una ocasión un amigo me dijo que él se había percatado
que la gente que tenía una fe profunda tendía a sufrir más. Él
pensó que vivir la vida con una fe superficial era muy fácil. Es
probable que haya llegado a esa conclusión a través de un
proceso de razonamiento y no de análisis. Sin embargo,
después de leer la historia de Job se puede argumentar que es
una conclusión posible: “La atención que Dios le presta a sus
servidores predilectos tiene como resultado mucho dolor. Así
que es mejor ser mediocre ante los ojos de Dios”.
Creo que todos estamos de acuerdo al pensar que el
sufrimiento es lo peor. ¿Quién quiere sufrir? Yo no. Esto nos
hace preguntarnos “¿Cuánta prioridad hay que dedicar a evitar
las dificultades de la vida? Creo que existen dos respuestas
importantes para esta pregunta.
Primero, debemos ejercer un esfuerzo enorme por evitar sufrir
el dolor autoimpuesto. El egocentrismo es autodestructivo.
Cuando nos confrontan después de cometer un error, la Biblia
nos da un consejo: admítalo, confiese, enmiende el error y
aprenda la lección.
Esto, por supuesto, hará que inicialmente sea más doloroso.
Duele admitir que “cometí un error”. Pero esto es lo que hace
que el error que cometimos se convierta en una bendición. La
Biblia nos dice cuál es la razón por la cual se escribieron las
historias del Antiguo Testamento. Se escribieron para que
aprendiéramos de los errores que otros cometieron. Así que no
es necesario que lo aprendamos todo de nuestros propios
errores (Lea 1 Corintios 10:1-6). La “sabiduría” como la
enseña la Biblia, consiste mayormente de seguir el 1 1 1
GLOBOSAMARILLOS
consejo de Dios y de evitar el dolor autoimpuesto.
Pero hay otra categoría de sufrimiento que es el resultado de
vivir en un mundo corrompido. Como por ejemplo, la muerte
inevitable de un niño cuyo corazón dejó de latir. Si
pretendemos evitar ese tipo de sufrimiento, el costo es
demasiad alto, ya que las relaciones afectuosas son la causa
fundamental de este tipo de dolor. Los niños provocan muchas
dificultades, al igual que todo tipo de relación. Cuando usted
ama a alguien, hay un riesgo de pérdida. Esto fue lo que
experimentamos con Moriah. Pero solo es por una temporada.
Aunque experimenté mucho dolor, jamás hubiese evitado
conocer a Moriah durante veintidós meses solo por intentar
evadir el dolor de perderla.
Seguramente cuando llegue al cielo, la presencia de Moriah,
más que simplemente mis recuerdos de ella, será una fuente de
gran alegría.
Tal y como lo demuestra mi experiencia personal, las
lecciones que aprendemos de la historia de Job aplican a cada
una de las categorías de sufrimiento. El sufrimiento
autoimpuesto que experimenté primero, al igual que la pérdida
inevitable de Moriah, me provocaron mucho dolor. Aunque las
dificultades de la vida sean autoimpuestas o lleguen de
improviso, la oportunidad redentora comienza cuando
decidimos elegir la perspectiva verdadera.
Espero que no haya tenido que perder a un hijo, su salud, la
reputación o sus bienes como le sucedió a Job. Pero el dolor es
dolor. Cuando tenemos que experimentar dificultades y dolor
de forma prolongada y profunda, nos encontraremos en la
misma posición 1 1 2
¿QUÉESUNAEXPERIENCIASIMILARAL
ADEJOB¿
de Job. Por esto tiene sentido que la Biblia nos anime a
aprender de la historia de Job, la historia que Dios nos escribió
primero aun cuando nuestras experiencias probablemente no
sean igual de extremas. En las dificultades de la vida rutinaria
también podemos aplicar las lecciones aprendidas de la
historia de Job.
Estaremos en medio de una experiencia similar a la de Job
siempre que las expectativas acerca de cómo debe transcurrir
nuestra vida se destruyan y resulten en dolor personal. ¿Ha
experimentado el dolor de perder un embarazo? ¿Ha sentido
vergüenza al ser despedido de un trabajo? ¿Ha intentado entrar
a un equipo de un deporte en el que usted es bueno, pero no
dio el grado?
¿Acaso la persona con la que usted pensaba casarse escogió a
otra persona? ¿O quizás usted tomó una decisión equivocada y
ahora sufre las consecuencias?
Las experiencias similares a las de Job son únicas y
personales. Lo que una persona considera sumamente difícil,
puede ser que otra lo considere como un mero inconveniente.
Cualquier circunstancia que le provoque dolor o sufrimiento
que interrumpa su habilidad de funcionar entra en esta
categoría.
Mi primera experiencia similar a la de Job, en la cual confesé
haber sido arrogante, podría haber pasado por desapercibida.
Mi dolor fue principalmente interno, creado por un estándar
que me había autoimpuesto.
Choqué con la realidad de un fracaso absoluto al intentar vivir
a la altura de esas expectativas. La mayoría de las
circunstancias que me rodeaban eran buenas, para otros que se
encontraban en la misma posición que yo pudieron haber sido
sumamente eufóricas. Todos somos 1 1 3
GLOBOSAMARILLOS
distintos. Todos tenemos sueños y aspiraciones, no obstante, lo
que nosotros soñamos y aspiramos puede diferir
sustancialmente. Todos tenemos expectativas y cuando estas
se desvanecen, sentimos mucho dolor.
Si alguna situación de la vida te destroza, esa es precisamente
tu experiencia similar a la de Job. Esto le da la oportunidad de
creer que Dios lo está alentado a través de las circunstancias
de la vida que jamás usted hubiese escogido vivir. En los
valles de la vida es que generalmente encontrará alguna de las
oportunidades más increíbles para conocer a Dios por fe—las
mismas experiencias que los ángeles anhelan entender.
Cuando nos sentimos destrozados, tendemos a pensar que nos
pasa solo a nosotros y que somos víctimas sin ninguna opción.
Si elegimos tener esa perspectiva, nuestras circunstancias se
convierten en una prisión. Estas definen quiénes somos y lo
que podemos hacer. Sin embargo, cuando vemos nuestras
circunstancias como un mero terreno que es parte del recorrido
aquí en la Tierra, podemos entender que todavía podemos
escoger nuestra acciones. Podemos tomar decisiones por fe.
Entonces nuestras experiencias nos proveen la oportunidad de
llegar a ser todo lo que Dios quiera que seamos. En la medida
que podamos sumergirnos en una perspectiva verdadera y
escuchar el mensaje real de la Biblia, podremos obtener
riquezas auténticas y duraderas. Cuando aprendemos a escoger
deliberadamente una perspectiva real, podemos aplicarla en
cualquier situación.
114
¿QUÉESUNAEXPERIENCIASIMILARAL
ADEJOB¿
Esperamos poco de parte de Dios
Nuestras vidas deben ser más que meramente funcionales. A
través de la historia de Job aprendí cuán profundo Dios lo
amaba. Dios le concedió cosas que ni siquiera Job sabía que
deseaba. Eso es lo mismo que Dios quiere para sus hijos—para
usted y para mí.
La satisfacción que se siente cuando a través de las
circunstancias de la vida conocemos a Dios por fe excede por
mucho lo que nos puede brindar cualquier deseo terrenal.
C.S. Lewis lo expresó de esta forma en su libro
“El Peso de la Gloria”: “Parecería que Nuestro Señor
encuentra nuestros deseos no demasiado fuertes, sino
demasiado débiles. Somos criaturas asustadizas que pierden el
tiempo con la bebida, el sexo y la ambición cuando se nos está
ofreciendo una alegría infinita, como un niño ignorante que
quiere seguir jugando con el barro en los suburbios porque no
se puede imaginar lo que significa el ofrecimiento de unas
vacaciones junto al mar. Nos quedamos contentos con
demasiada facilidad”.20
Estoy comenzando a entender lo que Lewis quiso decir.
Aunque nuestro Dios no es una máquina expendedora de
dulces, Él es la fuente de todo lo bueno. Si queremos sacarle el
beneficio máximo a la vida (¿y quién no desea lo mismo?),
será necesario que cambiemos nuestra perspectiva. Tenemos
que aprender a movernos del “Dios, dame lo que necesito y yo
haré lo que quieras” a decir “Dios, sabes lo que es mejor para
mí.
Yo confío que me darás lo que quiero, porque conoces mejor
que yo mis deseos y qué mejor que esto”. Cuando 1 1 5
GLOBOSAMARILLOS
adoptamos esta perspectiva, no preguntamos “¿por qué a mí?”
en medio de la tribulación. La pregunta siempre debería ser:
“¿Cuál es mi oportunidad en esta situación?”
Dios utilizó mi primera experiencia similar a la de Job para
mostrarme algo que verdaderamente deseaba y enseñarme
cómo obtenerlo. Quería ser un líder. Aprendí que ser líder no
es estar en control, es asumir una responsabilidad. Tuve que
aprender a estar dispuesto a escuchar y a ver las cosas como
verdaderamente son.
Fue difícil aprender a verme como realmente era. Dolió
mucho, pero estoy agradecido de haber aprendido un poco más
de la realidad. Toma tiempo adaptarse a la realidad, pero esta
es nuestra amiga.
A través del valle Dios me mostró que conocer a Dios por fe
tiene como resultado un beneficio infinito que va mucho más
allá de lo que podemos imaginar.
Después de darme cuenta de todo esto, pude entender con
claridad otro versículo: “Más bien, como está escrito: Cosas
que ojo no vio ni oído oyó, que ni han surgido en el corazón
del hombre, son las que Dios ha preparado para los que lo
aman” (1 Corintios 2:9, hace referencia a Isaías 64:4). Cuando
amamos a Dios, confiamos que cualquier situación que
tengamos que enfrentar será para nuestro bien. Dios nos
promete que si confiamos en esta verdad, el beneficio que
recibiremos será mucho mayor de lo que podemos
comprender. He comprobado esta verdad y mi perspectiva de
la vida ha sido revolucionada. Sin embargo, el hecho de creer
esto no lo hace más fácil.
No debe sorprendernos que Dios no quisiera que Job se
perdiera ni un poquito la oportunidad de 1 1 6
¿QUÉESUNAEXPERIENCIASIMILARAL
ADEJOB¿
conocerlo por fe. ¿Por qué otro motivo Dios hubiese tratado a
Job como lo hizo? Dios lo quiso torturar o le dio lo mejor a su
discípulo predilecto. La respuesta la encontramos en la
segunda opción. Dios quiere bendecir sobrenaturalmente a
cada persona que lo ame. No se trata de: “Haré esto para ti y
luego demando que me devuelvas…”. Al contrario, se trata de:
“Dios, te amo y confío que a su debido tiempo me devolverás
más de lo que puedo imaginar”.
La realidad es que se nos demanda que hagamos lo siguiente:
“Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios para que él
los exalte al debido tiempo. Echen sobre él toda su ansiedad
porque él tiene cuidado de ustedes” (1 Pedro 5:6-7). Si el
acuerdo fuese “yo rasco tu espalda y tú rascas la mía”—
podríamos creer que estamos en control. Pero Dios derramará
un torrente de riquezas sobre nosotros solo cuando
aprendamos a vivir dependiendo de Él. En otras palabras,
caminar por fe. Cuando se nos pide algo, esto implica que no
se da por naturaleza o que resulta fácil. Sé que todo esto es
verdad, pero aún es un reto vivir por fe y algunas veces
tropiezo.
Cuando pedimos que nos salven del sufrimiento intenso
No hay problema en pedir que nos libren de cualquier
circunstancia inevitable similar a la de Job.
Jesús tuvo una experiencia así cuando estuvo en el Jardín del
Getsemaní y le pidió a Su Padre que lo librara.
La palabra Getsemaní significa “prensa de aceite” en hebreo y
esta imagen nos provee una vívida descripción 1 1 7
GLOBOSAMARILLOS
de lo que le sucedía a Jesús. Mientras contemplaba el
sacrificio que tendría que protagonizar para poder llevar en
una cruz romana los pecados del mundo, fue molido al igual
que un olivo en la prensa. Sus enormes gotas de sudor como
de sangre derramadas en el jardín nos recuerdan las primeras
gotas de aceite de oliva. Y
mientras cargaba este enorme peso, le pidió al Padre que lo
librara y le diera una salida (lea Mateo 26:39).
Si Jesús buscó otra alternativa, está bien para nosotros hacerlo.
Pero Dios es quien decide y en ocasiones nos dice: “No”. Esa
fue la respuesta que recibió Jesús en el jardín. Finalmente,
Jesús dijo:
“Pero, no sea como yo quiero, sino como tú” (Mateo 26:39).
Jesús reconoció que “Yo sé que sabes lo que es mejor y yo
acepto Tu voluntad porque es lo mejor para mí”. Por supuesto,
sabemos el gran resultado de su obediencia. Esa perspectiva
clave, la cual Jesús modeló, es el mensaje que recibimos del
libro de Job.
Los consejos sabios que nos da la Biblia pudieran describirse
como instrucciones de cómo vivir para evitar la
autodestrucción. Pero aun cuando hacemos tonterías, Dios nos
promete que Él transformará esas situaciones en beneficio
nuestro. Soy testigo de esto.
Mi amigo, el que quiso evadir el cristianismo para evitarse
problemas, estaba equivocado. Yo estuve equivocado cuando
pensé no tener hijos para evitar el sufrimiento.
Indudablemente, sigo equivocado—si estamos dispuestos,
Dios sigue trabajando en nosotros.
Lo que aprendí después de mi experiencia similar a la de Job,
vino a ser la base de la última mitad de mi vida.
¿Hacia dónde me dirige la muerte de Moriah? No 1 1 8
¿QUÉESUNAEXPERIENCIASIMILARAL
ADEJOB¿
estoy seguro. Probablemente no lo sabré en esta vida.
Quizás este libro es parte de esa respuesta. No obstante, me
ayuda a recordar la queja que Satanás trae ante Dios sobre la
construcción de un cerco de protección alrededor de Job, al
igual que la primera promesa que se encuentra en 1 Corintios
10:13 que dice que Dios nunca permitirá que venga a nuestra
vida una tentación o un problema que no podamos soportar.
Dios toma decisiones deliberadas acerca de lo que permite en
nuestras vidas.
Si verdaderamente abrazamos la perspectiva de que Dios
anhela solo lo mejor para nosotros—y que desea que la gente
que ama no se pierda ninguna bendición—
podremos descansar en Su paz.
Así como un atleta le agradece a su entrenador por haberlo
presionado para que lograra alcanzar su meta, a veces Dios nos
permite vivir circunstancias poco razonables para que
podamos conocerlo como nunca hubiésemos imaginado.
Conocer a Dios por fe, no simplemente conocer algo acerca de
Él, es una oportunidad sumamente beneficiosa para nosotros,
pero no para los ángeles. Además solo tendremos la
oportunidad de experimentarlo en esta Tierra.
119
7
Abrace a su superhÉroe interno
Escuche “History” de David Dunn
https://www.youtube.com/watch?v=7thehGvWoJ4
Abraham es un superhéroe bíblico porque su historia es el
primer ejemplo de caminar por fe. Sin embargo, cuando le
echamos un vistazo a los eventos de la vida de Abraham, no
creo que alguno de sus vecinos tuviese idea de la fe tan
increíble que tenía. Y si solamente hubiesen quedado
registradas en la Biblia las acciones de Abraham, tampoco
nosotros hubiésemos pensado que tenía una fe de esa
magnitud. Sabemos que la fe de Abraham era grande porque
Dios mismo nos dice que fue así. Cuando alcanzamos un
estatus de superhéroe de la fe, generalmente pasa por
desapercibido ante los ojos de la gente. Esto tiene sentido,
pues la fe es tener la convicción de lo que no se ve.
Piense por un momento cómo las personas visualizaban el
caminar de fe de Abraham sin las referencias adicionales que
hoy nos ofrece la Biblia.
Abraham dejó atrás un estilo de vida acaudalado, viajó 1 2 0
ABRACEASUSUPERHÉROEINTERNO
un largo camino y se reubicó en un lugar desértico. Se
embarcó en una nueva aventura en su vejez. La Biblia nos
enseña que su obediencia se ganó la aprobación de Dios y
elevó a Abraham al estatus de superhéroe de la fe.
Dios le prometió a Abraham que lo recompensaría por
simplemente obedecer (Génesis 12:1-4; Hebreos 11:8).
Sin embargo, si nosotros hubiésemos sido los amigos de
Abraham y los vecinos que presenciaron las decisiones que
tomó, probablemente habríamos pensado que Abraham hizo
una movida extraña cuando se fue para el desierto. No nos
hubiésemos enterado que un acto enorme de fe estaba en
proceso. Y si Abraham nos hubiese explicado que la decisión
que había tomado era en obediencia a Dios, hubiésemos
pensado que tenía demencia temprana. Sabemos que fue un
salto de fe porque Dios nos lo dice. La fe, por naturaleza, tiene
que ver con el corazón, y Dios es el único que conoce el
corazón.
La mayoría de los actos increíbles de fe de Abraham hubiesen
sido irrelevantes. Dios le dice a un Abraham que ya estaba
anciano que se convertiría en el padre de una nación, aunque
el héroe de la fe ya no podía tener hijos. Cuando Abraham
escuchó esta promesa, simplemente la creyó (Génesis 15:1-6).
Por ese simple acto de fe Dios lo contó como justo.
Aún si en ese momento hubiésemos sido parte del entorno
familiar de Abraham, este evento monumental hubiese pasado
por desapercibido. El increíble acto de fe de Abraham se dio
completamente en su corazón.
La fe de Abraham fue y seguirá siendo algo muy 1 2 1
GLOBOSAMARILLOS
importante. Dos mil años después, Pablo menciona la historia
de Abraham para inspirar a sus lectores a aprovechar la
oportunidad de vivir por fe (lea Romanos 4:1-25). Sin
embargo, un espectador imparcial que conviviera con
Abraham no se hubiese dado cuenta, ya que la fe es algo que
ocurre en el corazón. Así también sucede con nosotros. Dios
siempre conoce el corazón. Él desea recompensar
grandemente a aquellos que confían en Él, pero esa confianza
será invisible para aquellos que nos rodean.
Ninguno de los eventos de la vida de Abraham servirían para
llenar las páginas de un libro de historia, obras como construir
ciudades, imperios o civilizaciones fluviales. A fin de cuentas,
se convirtió en el padre de una gran nación, pero su historia de
puede resumir en una sola frase: un hombre que caminó por fe
en obediencia a Dios. Conocemos la grandeza de Abraham
solo porque Dios nos cuenta su historia.
Esto nos conduce a una pregunta fascinante:
¿Será que Dios aún no nos ha contado acerca de la increíble
vida de fe de otras personas? La respuesta es que,
increíblemente, todos tenemos la oportunidad de alcanzar este
tipo de grandeza. De hecho, la Biblia nos exhorta a seguir el
ejemplo de Abraham. Es vital que abracemos esta perspectiva:
en el mundo actual la grandeza auténtica es generalmente
invisible.
El mundo necesita más superhéroes
Cuando niño, mi superhéroe favorito era el Hombre Araña. Si
no está familiarizado con la historia, le cuento que Peter
Parker es un científico nerd que 1 2 2
ABRACEASUSUPERHÉROEINTERNO
era objeto de burlas de los atletas de la escuela y los niños
hostigadores. Ninguna de las niñas quería saber nada de él. Un
día se encontraba en un laboratorio de ciencias mientras
conducía un experimento cuando una araña radioactiva lo
picó. De repente adquiere todos los poderes que tiene una
araña. Puede percibir el peligro sin tener que verlo; puede
levantar objetos sumamente pesados; puede subir paredes.
Hasta inventa una tecnología lanza telaraña que le permite
pasearse colgando por los edificios de la ciudad.
Después que Peter comienza a ejercer su nueva fuerza física,
su tío Ben (con quien vive) le enseña esta importante lección:
“Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Peter no
considera mucho este consejo.
Mientras está en el proceso de acostumbrarse a sus poderes, es
testigo de un robo. “No es mi problema”, se dice a sí mismo.
Pero tristemente su inacción resulta en tragedia. El asaltante
asesina a Ben, el tío de Peter, y entonces Peter vive con un
sentido de culpa que lo persigue. Él podía haber detenido ese
acto malvado, pero no lo hizo. Entonces desde ese momento
en adelante decide poner en práctica el consejo de su tío.
Peter Parker acepta su estatus social de chico rechazado para
así proteger su verdadera identidad como superhéroe que lucha
en contra del crimen. Así que se convierte en un superhéroe
invisible para sus vecinos. Aun cuando abrazar su superhéroe
interno no es bien recibido por todo el mundo. El rotativo de la
ciudad, un periódico conocido como Daily Bugle (El Clarín),
publica constantemente campañas difamatorias en contra del
Hombre Araña. Para lograr que la trama 1 2 3
GLOBOSAMARILLOS
de la historia sea más interesante, Peter trabaja en ese rotativo
y tiene que tolerar el desprecio que Jonah Jameson, editor del
periódico, le tenía al Hombre Araña.
He visto las caricaturas del Hombre Araña, las películas y he
visto el musical de Broadway en dos ocasiones. Cuando Terri
y yo nos casamos, solía levantarme de la cama los sábados
para ver junto a ella las caricaturas del Hombre Araña. Esta
historia tiene algo que guarda relación conmigo y—a juzgar
por la popularidad cultural del personaje—sé que con muchas
otras personas también. Me gusta mucho esta historia porque
señala una verdad espiritual mucho mayor que soñamos vivir.
No es solo Peter Parker.
La trama del Hombre Araña hace eco del tema principal de
otras películas como Harry Potter, El Señor de los Anillos,
Supermán, Cenicienta y las Crónicas de Narnia. Piense en
estas historias. En estas historias hay un nerd, un perdedor o
alguien rechazado puede luchar contra el mal con el poder que
se le otorga. No obstante, por lo general, el protagonista
descubre que su poder no puede ser revelado al mundo. Así
que el superhéroe permanece en el anonimato ante las
personas y es rechazado, aun cuando el nerd es ahora el agente
que salva al mundo.
Todos nos hemos sentido rechazados alguna vez. No
necesariamente se debe a que no tenemos una alto sentido de
amor propio. Nos sentimos así porque en realidad somos
rechazados. En primer lugar, el mundo se alejó del diseño
original que Dios hizo.
Fuimos creados para que gobernar y cuidar el mundo en
perfecta harmonía con Dios y el resto de la creación.
124
ABRACEASUSUPERHÉROEINTERNO
Sin embargo, la humanidad se aleja muchísimo se ese diseño.
A diferencia de las historias fantásticas que mencionan a unos
invasores extraterrestres que vienen a tomar control del
mundo, el mundo real ya cayó en manos de un principado
maligno. Satanás es el Lex Luthor de la vida real. Ese
megalómano dictador del mundo que aparece en la película de
Supermán. Nuestra labor—si aceptamos la misión de
superhéroe,—es sacar a Satanás de su posición. Cada vez que
decidimos caminar por fe cumplimos la misión, así como lo
hizo Abraham.
Sabemos que nuestra vida de fe será invisible ante este mundo.
Sin embargo, si confiamos en Dios, adoptamos la perspectiva
que Él nos ofrece y caminamos en obediencia, entonces
podemos seguir el ejemplo de superhéroe de fe que Abraham
nos modela.
Sí, usted. Sí, yo. Dios nos llamó a luchar en contra de un súper
poder maligno en el mundo espiritual.
Mucho de ese poder maligno luce como egoísmo cotidiano
cuando realizamos nuestras tareas habituales.
Estamos encubiertos, por ahora, para que el mundo se oponga
a nuestras actos cuando rechacemos el egoísmo a favor del
servicio. De hecho, así como el director del periódico Daily
Bugle rechazó al Hombre Araña, el mundo podrá rechazarnos
y hasta culparnos de los problemas de este mundo. Aun
cuando luchamos por sostener en pie a este mundo—Jesús se
refiere a nosotros como la sal y la luz—puede ser que nos
señalen como los responsables de poner este mundo al revés.
Esto no debería sorprendernos. Pablo le dijo a Timoteo:
“[T]odos los que quieran vivir piadosamente en Cristo Jesús
serán perseguidos (2 Timoteo 3:12).
125
GLOBOSAMARILLOS
Cómo vivir como un Superhéroe
Abraham es un excelente ejemplo de lo que es un superhéroe
bíblico, porque su fe inició el poder para hacer grandes cosas
en la economía de Dios. ¿Y qué hay de nosotros? Tenemos
una ventaja sobre la vida de Abraham, quien vivió mucho
antes de que naciera Jesús.
Cuando nos convertimos en cristianos, recibimos al Espíritu
Santo. Y el Espíritu que vive dentro de nosotros es el poder
más grande del universo.
Podemos sentirnos tentados a hacer caso omiso del poder del
Espíritu Santo. No cometa ese error.
Pablo le dijo a un grupo de sus discípulos de Jesús que tan
pronto como el Espíritu Santo viniera sobre ellos, recibirían
poder (lea Hechos 1:8). En este verso la palabra poder viene
de la palabra en el griego dunamis. Esta palabra se utiliza 120
veces en el Nuevo Testamento y se refiere a “fuerza, poder o
habilidad”. Las etimologías de palabras como dinamita y
dinámico vienen de esta palabra en el griego. En ocasiones se
refiere al poder milagroso, como en Marcos 5:30 cuando Jesús
sintió cómo el poder sanador (dunamis) salió de él.
Claramente el poder de Dios es mucho mayor que el poder de
cualquier superhéroe de cómics. Este poder es espiritual.
Usted y yo somos confrontados con esta decisión importante.
Si usted es cristiano, ya se le otorgó el poder del Espíritu
Santo. El interrogante es si usaremos este poder. Cuando Peter
Parker vio al ladrón, tomó la decisión de no utilizar su poder
para detener el mal y finalmente se arrepintió. Esta es la
decisión que tendremos que tomar a diario. Y tendremos que
tomar una decisión sin importar en qué estado de la vida nos 1
26
ABRACEASUSUPERHÉROEINTERNO
encontremos—aun si nos encontramos en el valle, en el tope
de la montaña o en la llanura.
Aunque inicialmente el consejo del tío de Peter Parker le
pareciera trivial, se hizo eco de las palabras de Jesucristo.
Jesús nos lo explicó así: “[T]odo aquel a quien le ha sido dado
mucho, mucho se demandará”
(Lucas 12:48). En otras palabras, mientras más dones Dios le
haya dado, mayor será la responsabilidad de ayudar a otros.
Inicialmente Peter Parker quería utilizar los poderes que había
recibido para beneficiarse él mismo.
Pero eventualmente se dio cuenta que solo podría usar su
poder para combatir el mal en beneficio de otros.
La vida de los cristianos y de los superhéroes de la fe se
fundamenta en el servicio en beneficio de otros.
Sin embargo, mientras más actos heroicos hagamos, más
parecerá que el mundo toma ventaja de nosotros o hasta
lleguen a odiarnos. Así es que por lo general esto funciona.
Cuando actuamos en fe, cuando reconocemos que somos, de
hecho, criaturas empoderadas, hacemos a las tinieblas
retroceder y le damos paso a la luz. Las criaturas que viven en
la oscuridad no soportan esta verdad y contraatacarán.
El trabajo menospreciado de un superhéroe pudiera ser amar a
los enemigos, dar la otra mejilla o renunciar a la ansiedad sin
importar qué tan caóticas se vuelvan las cosas. Cuando
hacemos esto—cuando confiamos a Dios y lo obedecemos—
encendemos el poder heroico que llevamos dentro. Este tipo
de fe es lo que los ángeles estudian intensamente. Quizá son
como nosotros cuando leemos un cómic de superhéroes u
observamos una película de superhéroes de Marvel. No 1 2 7
GLOBOSAMARILLOS
podemos entrar en su mundo, pero los observamos y sus
historias nos inspiran.
Algunas veces podemos acercarnos a personas que piensen
igual a nosotros; esto es como encontrar un gran tesoro. El
libro premiado y la serie de películas Band of Brothers
(Hermanos de Sangre) es muy popular porque toca lo más
profundo del corazón y nos permite ver el lazo de amor
inquebrantable que se creó entre los soldados estadounidenses
que lucharon en la Segunda Guerra Mundial. Este vínculo
jamás se hubiese dado bajo circunstancias ordinarias. Se
dieron a raíz de circunstancias terribles de combate. Los
soldados no quieren ir a la guerra, pero estar en la guerra les
da un beneficio extraordinario que no podría obtenerse en otro
lugar.
Esto se asemeja a lo que está disponible para nosotros en esta
aventura épica. La vida, aun en los momentos más rutinarios
de la vida, es la única oportunidad que tendremos para
experimentar un vínculo inquebrantable de confianza. Así
como el vínculo que se crea entre los soldados en medio de la
guerra, la Biblia nos enseña que hoy estamos en guerra contra
los mismos principados y potestades. Tal y como vimos en la
historia de Job, Satanás y sus seguidores buscan la forma de
hacernos caer, mientras que los ángeles nos estudian para
conocer a Dios. Cuando batallamos de manera tal que nuestra
confianza en Dios sea evidente, podemos ver a Dios como Job
lo vio.
No sabemos con cuánta magnitud nuestra vida produce un
impacto enorme en el mundo espiritual, y a menudo
experimentamos un beneficio inmediato.
128
ABRACEASUSUPERHÉROEINTERNO
He experimentado un vínculo de “hermandad” que se
establece como resultado de luchar junto a hermanos en la fe
en contra de las fuerzas del mundo espiritual.
El vínculo se establece cuando vamos a la batalla en fe. Esto
será una de las recompensas más grandes que podremos
experimentar a este lado del cielo. Pero solo podremos vivirlo
a través de las dificultades, aun las dificultades que aparentan
ser ordinarias para los que observan desde afuera.
Puede resultar difícil recordar que nuestra verdadera batalla es
en contra de un mundo espiritual.
Es en la fe que sabemos que esto es verdad. La fe es, por
definición, algo que creemos, pero no vemos. El apóstol Pablo
les recuerda a los creyentes que vivían en Éfeso acerca de esta
guerra espiritual invisible. Les dijo que cada día se pusieran la
armadura espiritual, similar a la forma en que un centurión
romano se vestiría para la guerra. “Porque nuestra lucha no es
contra sangre ni carne, sino contra principados, contra
autoridades, contra los gobernantes de estas tinieblas, contra
espíritus de maldad en los lugares celestiales” (Efesios 6:12).
No hemos sido llamados a meramente enfrentar el mal en este
mundo. Hemos sido llamados a luchar y vencer a este mundo,
seguros de que Dios ya ganó la pelea por nosotros. Por más
extraño que suene, siento que cuando Dios me pide que lleve a
cabo tareas difíciles, me demuestra cuánto me ama.
¿Solo debemos orar o la guerra espiritual incluye
enfrentamientos en el mundo físico? La historia nos demuestra
que son ambos. Por ejemplo, William Wilberforce libró una
batalla política permanente y 1 2 9
GLOBOSAMARILLOS
tenaz en contra del comercio de esclavos en Inglaterra.
Él entendió que Dios lo había llamado a pelear por esta causa.
Para vencer tuvo que levantarse en contra de intereses
económicos poderosos y el nepotismo que siempre infectan la
política y el gobierno.
De igual forma, cuando asumimos una postura, pudiera ser que
a alguien no le agrade. Es probable que al esforzarse por
hablar la verdad, la gente reaccione negativamente al escuchar
algo que no están dispuestos a oír. Mientras más cierto sea,
peor será la reacción. Jesús no endulzó sus críticas en contra
de los fariseos y ellos no lo tomaban bien. De hecho,
conspiraron para matarlo.
Aún así les dijo la verdad.
A menos que procure activamente lo que beneficie a los demás
y descanse en la guía del Espíritu Santo, naturalmente por
defecto buscaré servirme a mí mismo. Pero tenemos la
potestad de servir a los demás, como si fuera para el Señor,
cuando activamos la fe. Como un soldado romano tiene que
ponerse su armadura cada día, así nosotros tenemos que
armarnos diariamente con la verdad y la fe. En 1 Juan 4:4
recibimos: “El que está en ustedes es mayor que el que está en
el mundo”. Salgamos y actuemos como tal.
Todos recibiremos el rechazo de este mundo caído. Sin
embargo, esto no menoscaba la realidad de que hemos sido
elegidos para cumplir un propósito mayor, el más alto que
pueda existir. Usted es un Hombre Araña, Mujer Maravilla o
Supermán de la fe. Los cristianos deben abrazar el poder de
una perspectiva verdadera porque Dios los ha empoderado
para que traigan restauración a un mundo corrompido.
130
ABRACEASUSUPERHÉROEINTERNO
Si no elegimos la perspectiva correcta acerca de quién somos y
por qué estamos aquí, perderemos esta increíble oportunidad.
¿Fallaremos en el camino?
Por supuesto. Yo fallo todo el tiempo. Las historias de
superhéroes son interesantes porque los héroes luchan con
dificultades y fracasan. Esta es la razón por la cual Dios
comienza cada día con un nuevo amanecer.
Caminar por fe es un reto para cada uno de nosotros.
Afortunadamente, Dios nos ofrece una porción diaria de gracia
y misericordia—un nuevo comienzo para un día de
superhéroe.
131
8
Aproveche la oportunidad de escoger
una perspectiva verdadera
Escuche “Masterpiece”
https://www.youtube.com/watch?v=Opzf_RdT0TA Tal y
como hemos aprendido, un sinnúmero de perspectivas falsas
compiten por nuestra lealtad.
Podemos creer la mentira de que es posible controlar las
circunstancias del diario vivir. Es posible creer que si
evadimos a Dios también lograremos evadir las pruebas que
tienen que enfrentar los creyentes. Igualmente podemos creer
en el poder de nuestro intelecto, nuestras habilidades y nuestra
sabiduría terrenal.
O, en contraste, podemos identificar las mentiras inherentes en
cada perspectiva falsa y tomar la decisión de seguir a Dios al
adoptar y vivir de acuerdo con la perspectiva verdadera que Él
nos ofrece. Me gusta decir que la vida se asemeja a un deporte
en equipo. Y en muchas ocasiones necesitaremos ayuda para
encontrar la perspectiva verdadera.
132
APROVECHELAOPORTUNIDADDEESCO
G E R U N A P E R S P E C T I V A V E R D A D E R A El
22 de septiembre de 2015, asistí al ensayo del funeral de
Moriah con el corazón cargado de pena y dolor. Me senté en
un banco que se encontraba vacío mientras mis hijos
ensayaban el servicio que se llevaría a cabo. Nuestro hijo
David no es el único músico en la familia. David, nuestro hijo
Wally y nuestra hija Becky todos subieron a la tarima para
cantar, mientras que Lindsy, nuestra nuera (esposa de Luke),
tocaba el piano.
Cantaron cuatro canciones: “Today Is Beautiful” de David y
varias canciones de adoración como: “You’re Beautiful”
(Eres hermoso), “Good, Good Father” (Buen Padre) y
“Waiting for Love” (Esperando el amor).
Me detuve a escuchar todo el programa y el sonido de sus
canciones fue un aliciente a mi alma.
“He visto a muchos buscando respuestas por doquier, pero sé
que lo que buscamos solo tú puedes proveer”, cantaban.
“Porque Tú conoces mi necesidad antes de mi oración. Eres un
buen Padre”. Esto era solo me recordaba que la muerte de
Moriah fue terrible, pero que la realidad es que Dios siempre
quiere lo mejor para nosotros. Pienso que, de algún modo, más
que las letras de las canciones fue la música lo que trajo
bálsamo a mi corazón. La música es un idioma que no puede
traducirse.
Dios me dio calma a través de cada nota musical. Me
ministraron al punto de llegar hasta lo más íntimo de mi ser.
La circunstancias eran horribles, pero Dios fue mi consuelo al
dejarme saber que aún estaba a mi lado.
Dios quiere que vivamos por encima de las circunstancias de
la vida. Quisiera decirle que es fácil abrazar una perspectiva
verdadera y vivir con una fe que vaya por encima de las
circunstancias y logre ver a Dios 1 3 3
GLOBOSAMARILLOS
obrando. Nunca le diré eso. Por el contrario, soy un vivo
ejemplo de que vivir por encima de las circunstancias es una
batalla diaria. Cometo errores a menudo. Sin embargo, le
comparto una gran noticia que lo estimulará.
Cada día trae consigo una nueva oportunidad de convertirse en
un superhéroe de la economía divina. Si usted permanece fiel a
través de los terrenos de la vida, incluyendo (especialmente)
las tareas e interacciones mundanas del diario vivir, entonces
experimentará una vida de superhéroe.
David y Mary Kathryn colaboraron para escribir la canción
“Globos Amarillos” que sería parte del álbum musical de
David. Esta canción conmemora la vida de Moriah y expresa
con honestidad la realidad de que no sabemos por qué Dios
permitió su muerte. Pero esto quiere decir que necesitamos la
ayuda de Dios más que nunca. La canción reconoce que el
dolor y la pena estarán con nosotros por un largo periodo de
tiempo, es probable que nos acompañen por el resto de
nuestras vidas. Pero esto también significa que necesitamos de
Dios cada vez más.
David me cuenta que cada semana recibe mensajes de cómo
esta canción ha ministrado a muchas personas que han perdido
a sus hijos. Aquí les comparto parte de la letra de la canción:
Dios, ¿qué haces?
Dios, ¿qué haces en medio de esto?
Sé que estás obrando
Pero ahora lo menos que tengo es
claridad.
134
APROVECHELAOPORTUNIDADDEESCO
GERUNAPERSPECTIVAVERDADERA
Porque el mundo se oscureció
Porque una pequeña luz se apagó
Intentaremos sostenernos
Pero es difícil lograrlo ahora
Así que lloraremos sus cumpleaños
Mientras los días se tornan en años
Suplicamos tu sabiduría
No podemos continuar sin Ti
Porque nuestra niña hermosa
Partió de este mundo
Partió de este mundo. 21
¿Se encuentra atravesando algún desafío angustioso? Recuerde
que aun ahora Dios sigue siendo fiel. Está bien buscar
respuestas, dudar, preguntar. No se desespere en el valle. Lo
mejor de Dios para nosotros no es necesariamente que
experimentemos circunstancias cómodas, pero estamos
seguros de que Él siempre será nuestro consolador.
¿Se siente aburrido de la vida que lleva? Recuerde que Dios le
ama y que permanecer fiel a Él en medio de las situaciones del
diario vivir es un acto heroico. No permita que las llanuras le
desmotiven.
¿Acaso usted disfruta de un tiempo de abundancia? Recuerde
que somos simples mayordomos.
No se aferre al tope de la montaña sino que manténgase en pos
del que le llevó hasta ahí.
Cuando elegimos la perspectiva verdadera nos convertimos en
superhéroes de la fe que pueden ir por encima de las
circunstancias en vez de que estas nos 1 3 5
GLOBOSAMARILLOS
aplasten. Estamos en esta Tierra para aprender a vivir por fe—
un privilegio que los ángeles jamás tendrán.
Vinimos a este lugar a silenciar a Satanás, aun cuando nuestra
estadía en esta Tierra no se compare con el tiempo que los
seres angelicales llevan aquí. Y de alguna forma jugamos un
papel importante en el plan de Dios para restaurar el mundo.
Tal y como lo dijo J.R.R Tolkien, autor de la película El
Hobbit, a través del personaje de Gandalf: “Algunos creen que
solo un gran poder puede contener el mal, pero eso no es lo
que yo he llegado a ver. Lo que yo he visto es que son los
pequeños detalles cotidianos de la gente común los que
mantienen el mal a raya…, pequeños actos de bondad y de
amor”.22
Cuando somos fieles a Dios en los pequeños detalles
cotidianos, sobrenaturalmente el mundo se sostiene.
Estamos en esta Tierra para gobernar a través del servicio, en
vez de gobernar a través de actos de tiranía.
La oportunidad de conocer a Dios por fe es rara y se dará solo
mientras estemos en este mundo.
Será necesario adoptar otra perspectiva según la circunstancia
en la que se encuentre. Recuerde que las circunstancias
simplemente son oportunidades para aprender. No importa
dónde usted esté en este momento, puede elegir tener una
perspectiva verdadera.
No pierda un segundo más de su vida creyendo las mentiras de
este mundo.
Solo si decide aprovechar la oportunidad de escoger una
perspectiva verdadera, vivirá su vida al máximo.
Abróchese el cinturón.
136
APROVECHELAOPORTUNIDADDEESCO
G E R U N A P E R S P E C T I V A V E R D A D E R A Si
desea obtener más recursos que le ayuden a vivir una vida de
servicio fiel, visite: www.trueservantleadership.
com/.
137
Discussion Guide
This guide is designed to help you get the most from reading
Yellow Balloons. You can use this discussion guide on your
own as you ask God to reveal His truth and to work in your
life. No matter where you are personally—living on a
mountaintop, in a valley, or on the plains—these questions will
help you explore biblical themes to see more clearly how they
apply to your life.
You also can use the guide in talking with a friend over coffee.
Discuss the questions, chapter by chapter, as the two of you
read through the book. Likewise, these questions are useful in
a small-group setting. You can listen to a song from David
Dunn that corresponds with each chapter. These songs can be
found at the iTunes store or on YouTube. Discussing Yellow
Balloons together can help you and members of your group
learn how to live faithfully in any circumstance of life.
Chapter 1: That Day
Listen to “Yellow Balloons”
https://www.youtube.com/watch?v=5Btot3TeM2k
1. Author Tim Dunn lost his granddaughter
Moriah when she was just twenty-two months old.
After describing the gut-wrenching day when
Moriah died, Dunn ends Chapter 1 by writing 1 3
8
GUÍAPARADISCUSIÓN
that members of his family had to decide which
perspective each person would choose.
• What perspective did his family choose about
grieving, and what impact did it make?
• What are some of the perspectives we can choose
in such a situation?
2. Note that the author immediately began seeking
advice after Moriah’s death. He was looking for a
proper perspective.
• Why do we need help from others to gain a
proper perspective when we encounter difficulty?
• How can we gain great advantage by seeking a
correct perspective when hard things occur?
3. Have you considered that choosing a
perspective on the circumstances you face has a
great bearing on what you do, including living
faithfully as a child of God?
• If so, how has that affected the way you live out
your faith?
• If not, how can you deliberately seek the best
perspective to change how you deal with
circumstances in the future?
4. Moriah’s pediatrician kindly reassured her
parents that there was nothing they could have
done to 1 3 9
GLOBOSAMARILLOS
prevent her death. But there are times when one or
more persons are responsible for tragedy.
• How would that influence the perspective you
choose?
• When we are the cause of the problem, what are
some additional steps we need to take?
Chapter 2: The Angels Are
Watching
Listen to “Psalm 8”
https://www.youtube.com/watch?v=15O-
KJURXec 1. The primary point that drives Yellow
Balloons is an observation that we can control
only three things: whom we trust, what we do, and
the perspective we choose in any situation.
• How does our chosen perspective affect whom
we trust and what we do?
• If we have an untrue perspective about God, how
does that affect our ability to trust God?
• If we have a true perspective, how does that
affect our ability to make good choices?
2. List things we often try to control that are not
within our control.
• Why do we try so hard to control what is
uncontrollable?
• What does this tendency say about the 1 4 0
GUÍAPARADISCUSIÓN
perspective we choose when we try to control
other people or future events, which are beyond
our control?
3. Think about what is causing you anxiety? Is it
related to your trying to control something or
someone?
• How might a change in perspective help you in
this area?
• Discuss how freeing it can be when you realize
that each person makes his or her own choices.
4. In Chapter 2, the author writes that we tend to
live “under the circumstances” as victims of our
wrong perspectives. A victim is someone who
does not have a choice.
• What perspectives cause us to be imprisoned by
our circumstances, to live as though we have no
choices?
• Do you find this in your life? If so, what
perspective can you choose that will set you free?
5. A pastor counseled the author to “embrace”
grief by grieving with others when and how they
want to grieve. He said you will hurt more but heal
faster. And you will grow closer. The author
decided that perspective was true and a 1 4 1
GLOBOSAMARILLOS
worthwhile investment in others.
• Do you think this makes sense? What might
embracing grief look like for you?
• How could that help, even in circumstances less
tragic than the loss of a child?
6. We learn from reading Ephesians 3:10 and 1
Peter 1:12 that angels watch us and learn from us
about the things of God.
• How does it affect you to know angels watch
your life to learn about God? Is there an area in
which you are inspired to change or to exercise
more faith?
• What do you think of the perspective that our
lives on Earth are a once-in-an-existence
opportunity to know God by faith?
• What are the practical outcomes of believing that
learning to know God by faith is the true path to
ultimate fulfillment?
Chapter 3: Perspective in the Valley Listen to
“Grace Will Lead Me Home”
https://www.youtube.com/watch?
v=O3WeqqTKqhU
1. Getting a grip on unvarnished reality is the first
step in adopting a true perspective. We must see
life as it truly is. And as the author learned from 1
42
GUÍAPARADISCUSIÓN
admitting his faults, this can be excruciating.
• Did you find it surprising that he identified with
the scene from The Chronicles of Narnia in which
Aslan removes a dragon skin from the bratty boy
Eustace? How do you sense that deep pain
ultimately benefitted Tim Dunn?
• The author said this experience set him free from
a faulty image of himself. How can having a
wrong perspective about yourself enslave you?
• recall a personal experience—which ultimately
benefitted you—in which you came to grips with a
painful reality.
2. Job responded to his severe trial with an
amazing view of God. “I will gratefully accept
whatever God brings me; it is His prerogative. He
gave me life in the first place, and all I have came
from Him. If He wants it back, it is His to take.”
This was not at all what Satan had predicted.
This statement about God was Job’s worship, and
afterward God rubbed Satan’s nose in Job’s
righteousness.
• What can we learn from Job about choosing a
proper perspective about God?
• Does it surprise you that someone could already
be this righteous and, even then, God still wants
him to have more?
143
GLOBOSAMARILLOS
• What does that tell you about God and what He
desires for us?
3. The author makes it clear that God always has
our best interest at heart. He wants so much more
good for us than a transaction with a
manipulatable god could provide. At times we
treat God like a cosmic vending machine. We
decide what we need and pull a lever trying to get
God to supply our need.
• Why do we do this? Do you feel it’s an attempt
to control God? Why or why not?
• Job’s friends and Satan all claimed that God was
like a cosmic vending machine, which angered
God. Do you believe God really does have our
best interest at heart in every instance? How will
your perspective be shaped by how you answer
that question?
4. We read in 1 Corinthians 10:13 that God only
allows temptations into our lives that we can bear.
That means God decides which circumstances we
are allowed to encounter.
• Do you find comfort in God’s taking ultimate
responsibility for what happened to Job at the time
He gave Satan permission to attack Job?
Why or why not?
• How can this reality affect our ability to 1 4 4
G U Í A PEANR A
D
ND
O IT SE CS U S I Ó N
embrace every circumstance as a gift and an
opportunity?
• Do you find it surprising that knowing God by
faith turns out to be an eternal treasure worth an
immense amount of difficulty? How will
embracing that perspective affect the way you
live?
5. Job came to see God not just as a power who
does as He pleases, but also as the One who sees
all things truly. Job came to know that God’s
perspective is unlimited and true, which deepened
the intimacy in Job’s relationship with God. How
does our view of God affect the intimacy of our
relationship with Him?
• Consider ways you can view God more
accurately and how that can lead to a deeper
relationship with Him.
Chapter 4: Perspective on the Plains Listen to
“Kingdom”
https://www.youtube.com/watch?v=6nfo8xOwlK8
1. Most of our lives are spent on the “plains,” that
is in the seemingly ordinary routines of life. But
the Bible teaches that ordinary or small things are
actually big things (see Colossians 3:23–24). Have
145
GLOBOSAMARILLOS
you been seduced into thinking that you have to do
amazing things for God in order to live a
successful spiritual life?
• What does a Colossians 3:23 perspective that
God greatly values us doing routine things well
mean to your everyday life? How does it affect
your routine tasks when you adopt the perspective
that God is watching and desires to reward you
greatly when you complete those tasks “heartily”
in order to please God?
• How does this perspective affect the choices you
make at home and at work?
2. Our heavenly Father is always willing to spend
special moments with us, similar to the author’s
time on the “trampene” with his granddaughter
Moriah. Jesus tells us in revelation 3:19–21 that
He is always outside the door of our heart, desiring
to commune with us. He uses the image of dining
together, one of the most intimate ways to
commune.
• Is this a new perspective to you on how God sees
you? Do you believe He likes you and wants to be
with you?
• revelation 3:19 says Jesus also will discipline us
when we need it. Are you capable of viewing God
as the ideal Father? Do any negative experiences
you have had with your earthly 1 4 6
GUÍAPARADISCUSIÓN
father prevent you from seeing God in this way? If
so, what are steps you can take to begin to see God
the Father as One who desires the best for you?
3. The author presents being in the family of God
as a free gift without condition that we receive
simply by believing.
• How do we benefit from adopting a perspective
that we are God’s children and He will love us and
wants the best for us no matter what we do? (For
further study on the free “gift”
of life see John 3:16; Ephesians 2:8–9; John
10:28.)
4. The author also writes that although spiritual
birth is an unconditional gift received by faith,
gaining the full benefit of this gift depends on the
choices we make. The author points to Colossians
3:23–24, which says, “And whatever you do, do it
heartily, as to the Lord and not to men, knowing
that from the Lord you will receive the reward of
the inheritance …”
• How does it benefit us to adopt the perspective
that the rewards of life, and a rewarding life, very
much depend on whether we walk in obedience to
Jesus’ commands? (For further study on the
“prize” of life see 2 Corinthians 1 4 7
GLOBOSAMARILLOS
5:10; Matthew 6:20–21; revelation 22:12.)
• How does this perspective bring about a change
in how we view life’s opportunities?
How does it cause us to view the choices we
make? How does it affect how we view striving
and what we ought to strive for?
5. Brother Lawrence wrote: “We ought not grow
weary of doing little things for the love of God,
who regards not the greatness of the work, but the
love with which it is performed.” Brother
Lawrence became famous because he did routine
kitchen tasks as “unto the Lord.” Helen Keller
admitted, “I long to accomplish a great and noble
task, but it is my chief duty to accomplish small
tasks as if they were great and noble.”
• reflect on the major roles you fill (spouse, parent,
friend, neighbor, community member, boss, or
employee) and how those roles are affected when
we practice this perspective.
If this is new to you, try practicing Brother
Lawrence’s approach of communing with God at
the same time you perform a routine task.
Think of it in the same way as having a meal with
Him.
• What is the potential advantage of living with the
constant awareness that God is in us and with us,
and we can commune with Him 1 4 8
GUÍAPARADISCUSIÓN
constantly, even as we do “small” things?
6. The Bible takes this thinking one step further.
Not only does it matter how we perform small
things, but in fact, small things are big things. We
see these truths in the story of the widow’s mite
and the promise of eternal rewards for doing
“small”
things such as providing a cup of cold water or
performing day-to-day tasks with excellence. The
author presents doing these small things, such as
giving cups of cool water in Jesus’ name, as the
path to winning a great victory, like a Greek
Olympic medal (1 Cor. 9:24–27).
• We all care what others think of us. Take a few
moments to reflect on how much you really care
about what Jesus thinks about your life.
• Do you think it’s worth striving for praise from
Jesus for the small deeds you do for others?
• What impacts would you anticipate when you
apply this perspective on a daily basis?
7. How does adopting the perspective that all our
money is God’s affect how we view money? Have
you ever struggled with being stingy toward others
but generous when you spend money on yourself?
The parable of the unrighteousness steward (Luke
16:1–16) teaches us that God wants us to be
shrewd in using His resources (which He 1 4 9
GLOBOSAMARILLOS
entrusted to us) to benefit others. It teaches us that
when we do this, we create a huge benefit for
ourselves in the next life.
• Do you believe this? How does that perspective
affect how you deal with money?
8. Is there an area of your life in which you feel
particularly weary? How can the truths of Chapter
4 help you persevere and even thrive?
9. One principle for thriving and finding joy on the
plains is to remember you are judged by what you
do with what has been entrusted to you, not by
what you would do with what you don’t have.
Another principle is that second steps can only
follow first steps.
• Is there an area of your life where you could stop
waiting on something and start acting in faith with
what you already have? What area comes to mind?
Is there a first step you can take?
Chapter 5: Perspective on the Mountaintop Listen
to “Today is Beautiful and ready to Be Myself”
https://www.youtube.com/watch?v=hFLgmvzk-ik
https://www.youtube.com/watch?v=nfOZ_r5YuS0
150
GUÍAPARADISCUSIÓN
1. What is the world’s perspective on
“mountaintop”
experiences (riches, prestige, fame, success,
showing the world that you have “arrived”)? The
Bible says God has given us richly all things to
enjoy (1 Tim. 6:17). In addition, Dunn interprets
the parable of the rich young ruler to mean we
should consider everything we have to be God’s
and live as a steward or manager.
• How do you balance not trusting in “uncertain
riches” with “enjoying all things God has richly
given us” (1 Tim. 6:17)?
• What do you think about “deeding” everything
over to God in recognition that everything we have
is His and is just passing through our hands on its
way to somewhere else?
• What are some practical steps we can take to
“deed over” to God, the rightful owner of all
things?
2. Jesus’ disciples reached the mountaintop
because Jesus led them there. Peter’s idea was to
build some huts and stay there.
• How can clinging to a mountaintop experience
cause us to lose track of following Jesus?
3. After the mountaintop experience, Jesus led the
disciples back into the valley to serve others.
• What are some things we can do to help us 1 5 1
GLOBOSAMARILLOS
follow Jesus back down from mountaintops and
keep our eyes on following Him?
4. Which physical possessions bring you joy?
Which physical possessions mainly bring you
trouble?
• What do you think of the author’s advice to get
rid of physical possessions that we don’t enjoy?
• Are you generous with your finances? How can
generosity lead to financial freedom?
• Are there any possessions or funds that own you
rather than you owning them?
5. Reflect on the world’s materialistic definition of
happiness. If you understand happiness to be
“getting something you don’t have” there will be
no lasting happiness as a result. Instead, you will
need something else you don’t have.
• Do you find enjoyment in what you already
have, or do you believe happiness depends on
acquiring something else?
• How can adopting the perspective that God has
given you circumstances that are just what you
need lead you to greater happiness?
6. How much are you driven by what other people
think of you? The reality is that we never truly
know what others think of us. The fact is that they
probably are not thinking about us, but rather 1 5 2
GUÍAPARADISCUSIÓN
wondering what we think about them. Jesus told
us what we can do so that He will think well of us.
• Do you believe that when we obey Jesus it
makes Him pleased with us?
• How can we find freedom in trusting that Jesus is
pleased when we follow Him?
7. The Bible tells us we can buy gold from God by
listening to Him. What are some practical ways to
listen to God?
8. A mountaintop experience can be one of our
greatest trials. It temps us to believe we can do it
ourselves instead of walking by faith as we depend
on the Spirit. It’s easy to start relying on our own
“smarts” and think we know better than God. Or
we can rely on spiritual experiences rather than
relying on God.
• What are some strategies you can adopt to keep
from falling into this trap?
• The truth is that our intellects are tiny in
comparison to God’s, no matter the level of our
IQ. Our experiences should inform us, not define
us. What are the practical benefits of living with
this perspective?
9. Of the four kinds of prosperity discussed in
Chapter 5 (riches, prestige, intelligence, and 1 5 3
GLOBOSAMARILLOS
spiritual highs), which poses the greatest danger
for you? What is the true perspective on these
gifts?
Chapter 6: What Is a Job-Like Experience?
Listen to “Wanna Go Back”
https://www.youtube.com/watch?
v=yUvxhGRUR3s 1. The author defines a Job-like
experience as any experience that brings intense
pain. Take a moment to list the Job-like
experiences over the course of your life.
• Has your perspective on these experiences
changed over time?
• What perspective do you have about the
experiences now?
2. Tim Dunn suggests that it’s all right—and even
modeled by Jesus—to ask God to deliver you from
Job-like experiences. But ultimately, regardless of
God’s answer, the right and true perspective is “I
know that you [God] know best and that you love
me perfectly. I know you want the best for me, so I
will embrace whatever you give me.”
• In what way(s) can you start to practice this?
• How can adopting this perspective bring peace
and happiness?
154
GUÍAPARADISCUSIÓN
3. “Our experiences … give us the chance to
become all God meant us to be. Separation is
painful, but love is forever. It is all a matter of
perspective …” What do these words from
Chapter 6 mean to you?
4. The author writes: “Learning to choose a true
perspective has immense practical application in
any situation.” If your Job-like experiences have
never made sense to you, how might pursuing a
true perspective help you?
5. C. S. Lewis wrote, “It would seem that our Lord
finds our desires not too strong, but too weak. We
are half-hearted creatures, fooling around with
drink and sex and ambition when infinite joy is
offered to us, like an ignorant child who wants to
go on making mud pies in a slum because he
cannot imagine what is meant by the offer of a
holiday at sea.”23
• In what areas are you settling for mud pies in a
slum?
• How can you change your perspective to seek
God’s best for your life?
Chapter 7: Embrace Your Inner Superhero Listen
to “History”
155
GLOBOSAMARILLOS
https://www.youtube.com/watch?v=7thehGvWoJ4
1. What is your favorite superhero, princess tale or
adventure story? What is it about the hero that
appeals to you, that you identify with?
• What are some ways you can be like that hero in
the realm of your faith-walk?
• Do you really believe that you have amazing
inner power that you can unleash by faith?
2. The Bible tells us that Abraham’s faith was
amazing. It made him a faith superhero. But the
author points out that if we had lived alongside
Abraham, we likely would not have known,
because faith is largely a matter of the heart. The
actions Abraham took would not necessarily have
convinced us he had great faith.
• How does this encourage you? Do you believe
that following God in small ways can be living a
superhero-status life?
• How will adopting this perspective affect the
choices you make on a daily basis?
3. Are there ways in which you feel rejected? Does
it encourage you that the world’s rejection of those
who live out their faith is in fact an aspect of
living a faith superhero life?
• If we adopt the perspective of being a faith 1 5 6
GUÍAPARADISCUSIÓN
superhero, how does that affect all the “little”
things we do each day?
• How can this perspective meld with Brother
Lawrence’s perspective about doing kitchen tasks
to please God and in fellowship with God?
4. The author writes that although we are “small”
(as we learned in Job’s story), we are faith
superheroes when we walk daily with a seed of
faith and the indwelling power of the Holy Spirit.
• How does the admission of being “small” lead to
walking in dependence on Jesus and serving others
as a faith superhero?
5. The world sees Peter Parker (Spider-Man) as a
nerdy kid who works at a newspaper. But in reality
he is a superhero making the world a better place.
The author reminds us that sometimes being a
faith superhero might look like simply loving your
enemies, turning the other cheek, or not being
anxious and giving thanks in all things.
• Would your perspective on life change if you
approached all its terrains, even the mundane life
on the plains, from the vantage point of being a
faith superhero?
• What are some tangible steps you can take along
this path?
157
GLOBOSAMARILLOS
6. Do you believe that God’s Spirit indwells you
and that the Spirit provides the superhero dunamis
or dynamite power? What sorts of things do you
have the supernatural power to accomplish
through the Spirit?
• What type of actions does the Bible define as
faith-superhero types of actions?
• What is one change you can make because you
have adopted this perspective?
7. Whether we live as faith superheroes is a matter
of choice—what we decide to do with the great
responsibility we have been given.
• What are the things in your world worth fighting
for?
• What things are worth the struggle and the
inevitable rejection involved in being a faith
superhero?
• Which fears might prevent you from coming
along on the adventure God is offering? Or from
acting courageously in some arena where He is
calling you?
• What are some faith-superhero assignments God
is calling you to?
Chapter 8: Harnessing Your True Perspective
Listen to “Masterpiece”
158
GUÍAPARADISCUSIÓN
https://www.youtube.com/watch?
v=Opzf_RdT0TA 1. The author writes: “God
wants us to live over the circumstances of life.”
• What are some circumstances you might be
living “under”?
• What perspective do you need to adopt that
might turn a circumstance from a limitation into an
opportunity?
2. One of the three things we control as humans is
the perspective we decide take about our life
experiences.
• What perspective do you have that might not be
true? About yourself? About others? About God?
About your possessions? About your importance?
About your opportunity to do amazing things?
3. Which “terrain” of life is currently the most
challenging for you—the mountaintop, the valley,
or the plains? Why? What true perspective should
you adopt about that terrain?
4. Which shift in perspective can help you have
less anxiety, freeing you to experience more
purpose and helping you thrive in that terrain?
159
GLOBOSAMARILLOS
5. Getting to know God by faith is a rare, once-in-
an-existence opportunity, one that fascinates even
the angels. How can you grow your faith and
know Him better during the time you have?
6. Think about today. How were you given the
chance to be a faith superhero, according to the
author’s definition? Did you seize it?
7. The author wants you to know that writing this
book brought the pain of grief every time he
worked on it. As he wrote he relived losing
Moriah, but he thought it was worth it to make an
investment in you. He believes you are worth it,
even though he might never meet you in this life.
• Is there anything in your life you have been
reluctant to share that could bless others?
• Will you consider being “shrewd” and investing
in others by sharing your grief, your faults, and the
lessons you have learned?
160
REFERENCIAS
1. Jacob Merrill Manning, Sermons and Addresses
(Boston: Houghton, Mifflin, 1889), 521.
2. Guy Winch, “Why rejection Hurts so Much—
and What to Do about It” (TED Talk at TEDx
Linnaeus Univeristy, Växjö, Kronobergs län,
Suecia, 7 de noviembre de 2014).
3. Philip Yancey, Where is God When It Hurts?
(Grand rapids: Zondervan, 1977), 108.
4. C.S. Lewis, The Voyager of the Dawn Treader
(New York : Macmillan, 1952).
5. Oswald Chambers, “Impulsiveness or
Discipleship?”
My Utmost for His Highest, consultado el 23 de
abril de 2018. https://utmost.org/impulsiveness-or-
discipleship/.
6. Dorothy Sayers, “Why Work?” in Creed or
Chaos (New York: Harcourt Brace, 1949).
Extraído de http://
centerforfaithandwork.com/article/why- work-
dorothy-sayers.
7. Ibid.
8. Mark A. Powell, Giving to God (Grand rapids:
Eerdmans, 2006), 85.
161
GLOBOSAMARILLOS
9. A.P. Fitt, W.r. Moody and A. McConnell, record
of a Christian Work (East Northfield: record of a
Christian Work Co., 1881).
10. Helen Keller, The Quotations Page, consultado
el 23
de abril de 2018. http://www.quotationspage.com/
quote/41473.html.
11. Harold J. Chadwick, citado en The Practice of
the Presence of God por Brother Lawrence
(Alachua: Bridge-Logos, 1999), 90-91.
12. Martin Luther King Jr., “What Is Your Life’s
Blueprint?”
(discurso en Barratt Junior High School,
Philadelphia, PA, October 26, 1967), consultado el
23 de abril de 2018.
http://old.seattletimes.com/special/mlk/ king/
blueprint.html.
13. David Dunn, “Today Is Beautiful,” lanzado al
mercado en junio de 2015, tema 3 en Crystal
Clear, BEC
recordings. disco compacto.
14. Carrey, Jim. Estado en Twitter el 10 de
septiembre de 2017, 6:24 PM. Estraído de
https://twitter.com/
officialcarrey/status/907052189448843264?
lang=en 15. William James, Dictionary of Quotes,
consultado el 23 de abril de 2018.
https://www.dictionary-quotes.
com/the-greatest-use-of-life-is-to-spend-it-for-
something-that-will-outlast-it-william-james/.
162
ESEDÍA
16. David Dunn, “Ready to Be Myself,” lanzado al
mercado en junio de 2015, tema 3 en Crystal
Clear, BEC
recordings. disco compacto.
17. John Calvin, Calvin Quotes, consultado el 23
de abril de 2018. http://calvinquotes.com/self-
confidence/.
18. Citado por Hans K. Larondelle, “Luther and
the gospel,” Ministry Magazine, consultado el 23
de abril de 2018. https://www.ministrymagazine.
org/=archive/2000/11/luther-and-the-gospel.
19. Oswald Chambers, My Utmost for His Highest
(London: Marshall, Morgan, & Scott, 1927).
20. Citado por David Mathis, “We Are Far Too
Easily Pleased,” Desiring God, consultado el 23 de
abril de 2018.
https://www.desiringgod.org/articles/we-are-far-
too-easily-pleased.
21. David Dunn, “Yellow Balloons,” lanzado al
mercado en febrero de 2017, tema 10 en Yellow
Balloons, BEC
recordings. disco compacto.
22. The Hobbit: An Unexpected Journey, dirigida
por Peter Jackson (2012; Burbank, CA: Warner
Brothers, 2013), DVD.
163

También podría gustarte