Está en la página 1de 3

El sistema nervioso

Se llama sistema nervioso al conjunto de órganos y estructuras de control e


información del cuerpo humano, constituido por células altamente diferenciadas,
conocidas como neuronas, que son capaces de transmitir impulsos eléctricos a lo
largo de una gran red de terminaciones nerviosas.

El sistema nervioso tiene tres funciones básicas: la sensitiva, la integradora y la


motora.
– Sensorial: Percibe los cambios (estímulos) internos y externos con los
receptores u órganos receptivos. Los cambios incluyen una amplia gama de
factores físicos como la luz, presión o concentración de sustancias químicas
disueltas.
– Integradora: Analiza la información sensorial y toma las decisiones apropiadas.
Se activa o modifica por la información que está almacenada y se recupera de la
memoria.
– Motora: Provoca respuestas de músculos o glándulas. El sistema nervioso
puede estimular músculos y glándulas para que actúen o inhibirlos.

SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

El sistema nervioso central (SNC) es una estructura compleja que poseen los
seres humanos, que se encarga de procesar nuestros pensamientos y toda la
información que obtenemos a través de los sentidos.

Está compuesto por el encéfalo y la médula espinal, los cuales están protegidos
por las meninges y el líquido cefalorraquídeo.

Forma parte del sistema nervioso, encargado de recibir y emitir señales de


estímulo en todo el cuerpo, junto con el sistema nervioso periférico (SNP),
compuesto por nervios sensitivos y ganglios que se conectan con el sistema
nervioso central.

Funciones del sistema nervioso central

En el sistema nervioso central se llevan a cabo los procesos mentales necesarios


para comprender la información que recibimos desde el exterior. Asimismo, es el
sistema encargado de transmitir ciertos impulsos hacia los nervios y los músculos,
por lo que dirige sus movimientos.

De esta manera, el sistema nervioso central se vale de las neuronas (sensoriales y


motoras) del encéfalo y la médula espinal para provocar las respuestas precisas a
los estímulos que el cuerpo recibe.
El encéfalo es una masa nerviosa que se encuentra protegido por los huesos del
cráneo. El encéfalo se caracteriza por ser el centro de control del cuerpo por lo
que regula nuestra hambre, sueño, movimientos, incluso, las emociones (amor,
odio, tristeza, alegría, entre otros). El encéfalo está compuesto por el cerebro, el
cerebelo y el tallo cerebral.

La médula espinal es un cordón que se prolonga desde el encéfalo por toda la


parte interna de la columna vertebral. Su principal función consiste en transmitir
los impulsos nerviosos y en conectar el encéfalo con el resto del cuerpo. Se
caracteriza por tener la sustancia blanca en la parte exterior y la sustancia gris en
la parte interior.

La importancia del sistema nervioso central está en la capacidad de controlar las


funciones corporales, de desarrollar conocimientos, aprendizajes, distinguir
emociones, entre otros, especialmente desarrollados por el ser humano. Es decir,
el sistema nervioso central nos permite reconocernos como individuos, ser
conscientes de quiénes somos, de qué hacemos y sentimos.
SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO

El sistema nervioso periférico es, junto con el sistema nervioso central (formado
por el encéfalo y la médula espinal), una de las dos divisiones del sistema
nervioso. El sistema nervioso periférico está formado por los nervios, ganglios
nerviosos que se extienden fuera del sistema nervioso central.1 Su función
principal es conectar el sistema nervioso central con los miembros y órganos.
Carece de revestimiento óseo protector lo que lo diferencia del sistema nervioso
central que está envuelto por el cráneo y la columna vertebral.2

En la especie humana está compuesto por 12 pares de nervios craneales y 31


pares de nervios espinales, dando así un total de 43 pares de nervios. Cada uno
de los nervios sigue un trayecto definido e inerva un sector específico del cuerpo.
La división entre sistema nervioso central y sistema nervioso periférico es
anatómica o estructural. Desde el punto de vista funcional el sistema nervioso
periférico puede dividirse en sistema nervioso somático que se controla de forma
voluntaria y sistema nervioso autónomo que funciona de forma involuntaria o
automática.

También podría gustarte