Está en la página 1de 45

LAS CARTAS Y EL DESTINO

Mètodo de echar las cartas


ÍNDICE

PROLOGO / 1
Generalidades sobre la práctica de la cartomancia / 3
Ideas asociadas a las figuras / 3
Ideas asociadas a los números / 5
Cartomancia y Astrología / 8
Ejemplo de lectura / 10
Análisis de lectura / 10
Método para echar las cartas / 23
Como echar las cartas por 21 / 24
La Cruz de San Andrés / 25
Gran pirámide / 25
Método flamenco / 27
Método Conseo / 28
Para saber sobre un proceso judicial / 28
Para saber si se realiza un matrimonio / 28
Para saber sobre una persona enferma / 28
Para indagar sobre un empleo / 29
Para saber sobre la adquisición de un dinero / 29
Cartomancia simplificada / 30
Método Italiano / 33
Método Egipcio / 35
P R Ó L O G O

Echar las cartas, o “echar la suerte”, como dicen algunas personas, representa
para muchos creyentes la piedra angular en que apoyan su fe tras la búsqueda de
aquellos secretos y eventualidades que pudieran estar envueltas en sus vidas y
destinos.

La adivinación usando las cartas como vehículo que pronostiquen los


acontecimientos a desarrollarse en el presento o futuro, no resulta novedoso al
saber científico y popular. Sus orígenes se remontan a las ancianas civilizaciones
Caldeas, Asirias y Egipcias, cuna de las ciencias Esotéricas y Herméticas, bases
de las escuelas ocultistas entre las que se cuentan la Cábala, el Misticismo, la
Magia, la Filosofía Yoga, los Darhanas de la India, etc. Estas ciencias fueron
practicadas en el pasado por individuos a los cuales se atribuían las virtudes de
liberar, controlar y utilizar fuerzas y poderes desconocidos o incomprensibles al
entendimiento general y común de las otras personas. Actualmente algunas de
éstas prácticas han adquirido un carácter más popular y son ensayadas con una
proyección más realista por muchas personas en todo el mundo; especialmente el
Yoga y el Mentalismo.

Los significados atribuidos a las cartas, originalmente fueron traducidos de las


interpretaciones dadas por los estudiosos de esa materia a las 79 láminas usadas
por los egipcios en sus oráculos. De Egipto, estos conocimientos pasaron a
Grecia y Arabia, extendiéndose más tarde en formas variadas al continente
europeo, y también al asiático.

Los primeros datos organizados y escritos sobre la cartomancia en Europa, fueron


divulgados en el Siglo XV, en España, por el obispo Barrientos, aunque se afirma
que desde los finales del Siglo XII, se practicaba esta forma de adivinación en ese
continente, ceñida con más rigor a los estudios astrológicos que a las
predicciones personales. En Europa se distinguieron grandes maestros que
llegaron a alcanzar renombre universal en la práctica de estas artes.

Entre los más nombrados se pueden citar a Esteilla, francés que obtuvo
aclamados éxitos en este campo durante el período de la Revolución Francesa, y
que fuera autor de una obra titulada “El Libro del Thot”, en la cual expuso sus
interpretaciones sobre las primitivas láminas egipcias. Resultó muy afamada
dentro de esta profesión, la también francesa Mille. Lenormand, cartomántica de
reyes y muchas figuras poderosas de su época.
El arte de echar los naipes tiene base que deberán entenderse y respetarse
siempre que se proyecte dar una clara y honesta interpretación al lenguaje de sus
lecturas. Existen muchos métodos de echar las cartas, contándose entre los más
populares: La Cruz de San Andrés, La Gran Pirámide, La Gran Estrella, El Círculo
Encantado, a la Flamenca, El Método Conseo, y otros muchos.

Además, se usan algunos métodos simplificados cuando se quiere indagar sobre


un asunto en particular. Por ejemplo; sobre un viaje, el resultado de un proceso
judicial, el destino de una herencia, robos, posibilidades de un matrimonio, etc.

Los significados de las cartas, deben usarse como guías relacionadas con la
lectura general que se está realizando.

Quiere decir, que se tomarán aquéllos que mejor acomoden dentro de las ideas
coordinadas de una forma lógica y razonable. Podemos ejemplificar, analizando
que en una lectura donde se hable de una persona amable, cariñosa, llena de
bondad, etc.; no puede considerarse que sentimientos negativos representados
por otras cartas, afecten el sentido general del perfil previamente dado. Así como
las notas se combinan en la música en una forma armoniosa, también habrá de
interpretarse la lectura de las cartas, acercándose en lo posible a las sugestiones
exactas de los mensajes leídos, ya sean adversos o favorables al consultante. Por
ello es que cada carta representa varias ideas, y alguna de ellas se tomará por
ser la que más aplique al caso tratado en la lectura que se está efectuando.

Al echar las cartas puede practicarse leyendo los vaticinios de los naipes o otras
personas, o para uno mismo.

Cuando la cartomancia es realizada para conocer las profecías dictadas por las
cartas a la propia persona que las lee, el cartomántico, que a la vez resulta ser el
consultante, deberá estar en control absoluto de su intelecto y emociones,
teniendo un dominio total de su propio ser para no arribar a conclusiones
engañosas, creando o elaborando falsas interpretaciones para satisfacer sus
mejores deseos en esos momentos particulares.

Sin considerar el método seleccionado para echar las cartas, siempre deben
observarse las reglas siguientes:

1°. Poner las cartas en el orden establecido: oros, copas, espadas y bastos. Los
palos se organizan del As al Rey.

2°. Después que el lector haya preparado el haz de cartas, las entregará al
interesado para que las mezcle a su antojo, regresándolas al cartomántico
después de terminar esta operación.

3° El cartomántico barajará siete veces el haz de cartas antes de entregarla al


consultante para que las corte.
4° Cuando el consultante corte la baraja deberá hacerlo con la mano izquierda.

5° Antes de empezar a echar las cartas, hay que seleccionar aquella que
representa al interesado en consultarse.

En la práctica y de acuerdo a las acepciones populares, las selecciones se


aplican de esta forma:

REY DE OROS: Hombre casado, blanco y de pelo claro. REY DE COPAS:


Hombre blanco de pelo rubio. REY DE ESPADAS: Hombre moreno, de pelo
oscuro. Casado o comprometido. REY DE BASTOS: Hombre moreno de pelo
oscuro. CABALLO DE COPAS: Hombre blanco de pelo rubio. Joven y soltero.
CABALLO DE ORO: Hombre blanco de pelo claro o rubio. Casado o
comprometido. CABALLO DE ESPADAS: Hombre joven moreno. Casado o
comprometido. CABALLO DE BASTOS: Hombre joven, moreno. Soltero. SOTA
DE OROS: Mujer blanca, rubia o de pelo claro. SOTA DE OROS: Mujer casada,
blanco de pelo rubio o claro. SOTA DE COPAS: Mujer soltera, blanca de pelo
rubio o claro. SOTA DE ESPADAS: Mujer soltera de color moreno y pelo oscuro.
SOTA DE BASTOS: Mujer casada de color moreno y pelo oscuro.
GENERALIDADES SOBRE LA
PRACTICA DE LA CARTOMANCIA

Son muchas las personas que se interesan por la cartomancia y el modo de


practicarla. También es considerable el número de éstos que se entregan con
entera devoción al estudio y las disciplinas que exige el dominio total de estas
artes ya sea como pasatiempo o profesión.

En toda ciencia o arte, existen normas y éticas que el verdadero profesional


respetará en todo momento, para que su tarea reciba la acogida y aprobación que
se reserva a todos aquellos que realizan su oficio con habilidad y perfección. La
persona interesada en aprender a echar las cartas, estará entendida que la
memorización de los significados de cada una de las cartas, es factor
indispensable para la buena labor del cartomántico.

Es común en los principiantes el dar interpretaciones erróneas o festinadas, por el


hecho de no recordar con precisión el significado de una o más cartas. Este
acontecer puede variar en alto grado el resultado de una lectura.

Algunas personas concurren al taller o consulta del cartomántico llevando en su


mente la idea fija de que el consultor deberá leer las cartas sin recibir ninguna
información del consultante. ¡Nada más erróneo! Estas personas parecen no
entender que el responder a ciertas preguntas, facilita la lectura, dando mejor
comprensión a los mensajes.

Usualmente el cuestionario del cartomántico es: edad, profesión, estado de salud


y estado civil. El responder honestamente a estas preguntas, representa una
ventaja para el consultante. Esto se explica con más claridad analizando, por
ejemplo, que si una persona es casada, cualquier lectura de carta que señala
matrimonio del consultante, tendría poco valor en cuanto a ser aplicada al caso
del interesado. Se entiende que una carta siempre tiene m{as de un significado y
entonces el cartomántico podría interpretar con más precisión el lenguaje de esa
carta en particular. Casos semejantes pueden ocurrir cuando se trata del estado
de salud o profesión del consultante.
IDEAS ASOCIADAS A LAS FIGURAS

REY DE OROS.- Der.- Inteligencia, herencia, fortuna inesperada, buena marcha


de los acontecimientos personales. Inv. Persona de mal vivir, dudosas amistades,
mal agüero, burla amorosa, secretos, amores ilícitos, intimidad amorosa. Esta
figura representa a una persona blanca de cabellos rubios o claros.

REY DE COPAS.- Der.- Unión, matrimonio, compromiso, fracasado, concubinato,


actitud perversa, persona acaudalada. Inv. Consuelo, precauciones, mejora en los
destinos, confianza y reconciliaciones, familia, origen, hogar. Esta figura
representa a un hombre blanco de buenos sentimientos e intensiones positivas.

REY DE ESPADAS.- Der.- Idealismo, ensueños, aplicación al estudio, propósitos


nobles, altas aspiraciones.
Encierro, aislamiento, persona que se ama, trabajo, dedicación.
Esta figura representa a un hombre investido de autoridad. Debe de asumirse de
color moreno o castaño.

REY DE BASTOS. Der.- Simpatía, amor puro, limpio, ingenuidad, caracteres


afines, pureza, intimidad. Inv. Falsa amistad, traiciones, pérdida de valores.
Esta figura representa a un hombre de color moreno o castaño. Hombre justiciero
y favorecedor.

CUATRO REYES SEGUIDOS: der.- Glorias y honores. Algunos inv. Exitos, pero
con dificultades.

TRES REYES SEGUIDOS: Der.- Aciertos comerciales. Algunos inv. Problemas


amorosos.

DOS REYES SEGUIDOS: Persona con buenas intenciones. Uno inv. Palabras
engañosas.

CABALLO DE OROS. Der.- Reconocimientos, buena suerte, persona generosa


en su camino, sociedades prometedoras, ayuda de amigos o familiares. Inv.
Gastos, sucesos, empresas exitosas, esferas sociales elevadas, economía en
alza, buenas ofertas.
Esta figura representa a un mensajero con noticias. Por ser oro, será una
persona de color. Por oro, será una persona de color blanco y cabellos rubios o
claros.
CABALLO DE COPAS. Der. Simboliza la fortaleza unida a la bondad y a las
buenas intenciones, altos principios morales, sabiduría y justicia. Inv. Persona de
mala reputación, corrupción, revés en asuntos legales, injusticia, arbitrariedades,
fuerza despótica.
Esta figura representa a un militar, hombre uniformado o con alguna jerarquía y
con ánimo de ser útil. De aparecer invertida la carta; dificultades en el camino
crearán, impedimentos a una persona en sus propósitos de ayudar.

CABALLO DE ESPADAS. Der.- Cambio de situación hacia mejores niveles,


acuerdos favorecedores, deseos, caprichos, miras hacia el perfeccionamiento,
intimidades, conformidad, término feliz en planes importantes. Inv. Engaños,
falsedades, vicios e imperfecciones, deslealtad, parto, nacimiento.
Esta figura simboliza a un hombre joven, moreno y pelo oscuro o castaño.
También avisa de su palabra engañosa e insincera.

CABALLO DE BASTOS. Der. Relaciones armoniosas, amistades valiosas, buenos


consejeros, noticia agradable, amigas generosas. Inv. Penas, congojas, caminos
torcidos, desvíos engañosos, errores, pérdidas valiosas, dolores.
Esta figura también señala matrimonio o enlace en el cual estará envuelto un
hombre joven, moreno y castaño.
Si apreciara al revés; impedimento en los planes.

CUATRO CABALLOS. Seguidos. Presagian problemas de salud. Algunos Inv.


Buenos amigos nos abandonarán en momentos difíciles.

TRES CABALLOS. Seguidos. Abandono e inercia en cuanto a realizar gestiones


importantes. Algunos Inv. Falta de valor; cobardía frente a la vida.

DOS CABALLOS. Diferencias y pleitos por intereses afectados. Uno Inv., arreglos
armoniosos en diferencias amorosas.

SOTA DE OROS. Der. Noticias desagradables, mudanza, personas


desconocidas, alejamiento, conspiraciones, agravios, peleas, desacuerdos. Inv.
Incomprensión, discusiones, riñas, trifulcas, proyectos abortados.
Esta figura también señala a una mujer malvada que pretende agravios a la
persona del consultante. Si apareciera al revés; esta mujer logrará sus propósitos.

SOTA DE COPAS. Der.- Amistades, cariños, afectos, bondades, oportunidades,


favores, ambiente familiar acogedor. Inv. Malos negocios, quiebra de salud,
tristeza, melancolía, encrucijadas, engaños, trampas de enemigos.
Esta figura representa a una persona bien intencionada y con buenos propósitos.
Generalmente se asume como una blanca de pelo claro o rubio.

SOTA DE ESPADAS. Sorpresas beneficiosas, acontecimiento de un niño;


milagros, audacia, mujer de clase elevada, ingeniosidad, artimañas, acciones y
hechos futuros. Inv. Emociones, fuerza de voluntad, persona aristócrata, altos
ideales, profundidad de pensamiento.
Esta figura también puede señalar a una mujer astuta que pretende engaños;
especialmente si aparece invertida.

SOTA DE BASTOS. Der.- Carta de malos augurios. Con ella puede asociarse las
penas, los disgustos, desengaños, dramas pasionales, obsesiones sexuales,
lujurias, etc.
Inv. No varía mucho sus significados cuando aparece invertida, pero si reafirma
todos los aspectos negativos que señala cuando aparece el derecho. Cuando
esta carta aparece al revés, señala celos donde pueden envolverse ideas
malsanas, maldad, mala intención, perversidad.
Esta figura representa a una mujer joven, morena, que no desiste en su empeño
por razones de celos o agravios recibidos.

IDEAS ASOCIADAS CON LOS NÚMEROS

OROS

El AS Der.- Felicidad, alegría, amor, dicha, fortuna. Inv. Igual significado.

El DOS Der. Inquietud, obstáculos, riñas, diferencias, Inv. Desacuerdos, malas


noticias en papeles o documentos, pleitos, fallas desfavorables.

El TRES Der.- Alegrías, fiestas, paseos, buenas finanzas. Inv. Recompensas,


confirmaciones, avances de importancia.

El CUATRO. Der.- Venganzas, agresividad, peligros, disturbios, furia, violencias.


Inv. Polémicas, reyertas, inquietudes, agitación, momentos dificultades.

El CINCO. Der.- Pecados, pasiones amorosas, irrealidades, frivolidad, obsesiones


carnales. Inv. Malas amistades, desenfrenos, inquietud de conciencia. Parto,
fertilidad, nacimiento, mala administración.

El SEIS Der.- Brillante destino, mejores oportunidades, abundancia, riqueza,


poder. Inv. Confusión, rupturas amorosas, desengaños, dificultades,
enfermedades.

El SIETE. Der. Proyectos matrimoniales favorables, logros de importancia,


sorpresas agradables. Inv. Propósitos mal encaminados, palabras engañosas,
persona de lengua mala.

El OCHO. Mujer joven, belleza física, espiritualidad, nobleza de carácter. Inv.


Conflictos inesperados, documentos falseados, pruebas engañosas, mala fe.
El NUEVE. Der.- Viajes, justicia, reconocimientos, recompensa. Inv. Engaño,
infidelidad, traición, deuda no cobrada.

COPAS

El AS Der. Enemistades, pesares, disgustos, engaño en la amistad, diferencias


con otras personas, congojas, sufrimientos. Inv. Buenas amistades, afectos
sinceros, suerte en el juego y el amor, tiempos prósperos. Buena vida.

El DOS. Der.- Esta carta se relaciona con lo espiritual, los ideales, el poder y la
fuerza suprema inteligencia, sabiduría, rápidos éxitos, vida matrimonial apacible.
Inv. Iniciativa, audacia, talento para cobrar y hacer justicia. Genialidades,
sabiduría, creatividad. También señala cosas del alma.

El TRES Der. Gran intelecto, claridad en las ideas, lucidez, miras hacia las cosas
elevadas. Prosperidad, dicha conyugal, hijos sanos, viajes provechosos. Inv.
Auxilios oportunos, aportes materiales, bondad, caridad, triunfos duraderos de
importancia, protección, alivio, confianza, placidez.

El CUATRO. Der.- El poder superior, la fuerza autoritaria, el valor, la superioridad


física. Puede señalar traición, fanatismo, abuso, perversión, abuso, perversión.
Inv. Odios, venganza, resentimiento, envidia, vileza, peleas, quiebra, dudas,
suicidio, sangre, conspiración, contratiempos, presión, esclavitud.

El CINCO. Der.- Misterio, oscurantismo, alianzas ocultas, enigmas, sombras,


traición, velos, engaños. Inv. Visitas inesperadas, ayuda de importancia, regalos,
valores entregados, sensatez, claridad, luz intelectual, equilibrio, rectitud, fuerza
que obliga.

El SEIS. Der.- Cautela, previsión, sociedades comerciales, matrimonios o


compromisos responsables, persona amorosa, honestidad, laboriosidad, tomar
cuidados o ser cuidadoso. Inv. Acuerdos, asociaciones, acomodo, serenidad, paz,
bondad, progresos para los enfermos, matrimonio, prole, fecundidad.

El SIETE. Der.- Inercia, parálisis, aturdimiento, falta de voluntad, cansancio


absoluto, fallecimiento, lo oscuro, lo intangible, el infinito, la nada. Inv. Tristezas,
inquietudes, lamentos, quejas, lágrimas, angustias, amarguras, soledad,
separación, caminos difíciles, incertidumbres.

El OCHO Der. Alegrías, éxitos, triunfos y logros en el camino, realizaciones,


aciertos y retribuciones. Inv. Turbaciones, tribulación, perplejidad, incomodidad,
malas intensiones, falsas insinuaciones, deslealtad.
El NUEVE Der. Amor y trabajo seguros, comodidades, compensaciones, aciertos
en las proyecciones, éxito, relaciones amorosas bien correspondidas. Inv.
Cautela, precaución, desconfianza, observación, análisis, privacidad, prudencia,
encomienda, restricción.

ESPADAS

AS DE ESPADAS. Der.- Conflictos sentimentales, ansias, codicia, ambiciones,


engaños, dudas, estar alerta. Inv. Arreglo de asuntos económicos pendientes,
noticias agradables, amigos sinceros, inspiraciones, vocación artística, carácter
reflexivo, consejos bien intencionados.

DOS DE ESPADAS. Der. Amistad, buenas acciones, ayuda, colaboración


externa, etapa de logros personales, abnegación, sacrificios, fuerza de voluntad,
conformidad. Inv. Falsas apariencias, parto malogrado, engaño de mujer,
injusticia, infidelidad, promiscuidad.

TRES DE ESPADAS. Der.- Prudencia, cautela, alerta, incumplimientos de


palabra, falsedad en promesas de amor, compromisos indeseables. Inv.
Debilidad, falta de carácter, predominio de la fantasía, lo poco práctico, lo
irracional.

CUATRO DE ESPADAS. Der.- Sucesos inevitables, triunfo de la maldad, fuerzas


superiores dominantes, debilidades, falsedad, pecados. Inv. Prosperidad para los
comerciantes, selecciones acertadas, regocijo, puntualidad.

BASTOS

AS DE BASTOS. Der. Indiscreción, fiestas, disfrute de manjares, imprudencia,


lengua suelta, especulación, cálculo.
Inv. Tontera, ineptitud, inexperiencia, falta de juicio, incapacidad, nulidad,
ignorancia, lo absurdo, insensato.

DOS DE BASTOS. Der.- Noticias desfavorables, malas intenciones,


enclaustramiento, obstáculos, muro de contención, situaciones desagradables,
rumores sin fundamento, astucia, perversidad. Inv. Dilemas, tragedias insanas,
traiciones, conducta deshonesta, malevolencia, duplicidad, sagacidad, ideas
perversas, prisión.

TRES DE BASTOS. Der.- Honestidad, virtud, cumplimiento, previsión,


responsabilidad, mujer honesta, lealtad, pulcritud, ingenuidad, virginidad. Inv.
Dedicación, abnegación, prontitud, persona buena, bienhechor, caridad.
CUATRO DE BASTOS. Der.- Mensajes, persona que llega, la justicia, la razón,
actitud razonable, fuerza superior, lo inevitable, persona servicial y comprensiva.
Inv. Ensueño, fascinación, lo insustancial, la nada, la inercia, aceptación de las
circunstancias, indiferencia, perplejidad, presagios negativos.

CINCO DE BASTOS. Der.- Carácter fuerte, astucia, fuerza de voluntad, hombre


de negocio, finanzas, banca. Inv. Contrariedades, litigios, pleitos, rencillas,
querellas, disputas.

SEIS DE BASTOS. Der.- Gloria, fama, reconocimiento, admiración, grandeza,


popularidad, riquezas, disfrutes, felicidad. Inv. Falta de energías, agotamiento,
debilidad, cansancio, fatiga física y mental.

SIETE DE BASTOS. Der.- Honradez, pureza de alma, lealtad, idealismo,


herencia, fortuna, legado, dotación, presente de valor, fortuna, matrimonio, buen
compañero, hijos modelos. Inv. Encubrimiento, grandes cambios, finanzas en
aumento.

OCHO DE BASTOS. Der.- Amor, placidez, dulzura, matrimonio y fortuna.


Adelanto, acelerado, amor correspondido, dicha, felicidad. Inv. Acomodo,
serenidad, conformismo, concordancia, disipación, frustraciones, ansias
reprimidas.

NUEVE DE BASTOS. Der.- Acierto en los negocios, proyectos en buena marcha,


ofertas tentadoras. Inv. Precaución, análisis, meditación, prudencia, discreción,
negocios inseguros, peligro de quiebra, malas inversiones.

CARTOMANCIA Y ASTROLOGÍA

AS DE OROS se relaciona con el Sol. Simboliza la creación, el origen de la vida,


la fuerza energética.

TRES DE OROS tiene afinidad con Tauro; indica la fuerza, el poder, las riquezas.

SEIS DE OROS, familiarizado con Cáncer, apunta que relaciones del consultante
con una persona de este signo pudieran resultar en dificultades, especialmente si
esta carta aparece invertida en la lectura.

SOTA DE OROS, su aparición siempre habrá de ser beneficiosa para aquellos


consultantes nacidos en Géminis y Sagitario.

AS DE COPAS está asociada con la Luna. Simboliza la frialdad y el carácter


pasivo con aspectos de negatividad en el análisis de las cosas.
DOS DE COPAS vinculado con el signo de Aries, cuyas características son genio
fuerte y decidido para encarar sin temer la vida y las adversidades. Opinión
abierta y sin reservas. La aparición de esta carta, pudiera señalar la proximidad
de un Ariano en la vida del consultante, jugando un papel de importancia.

CUATRO DE COPAS. Cuando esta carta aparece en la lectura, indica la


influencia de Marte sobre los vaticinios anunciados. No debe olvidarse que
aquellas personas cuyo planeta regente son Marte, generalmente son
impacientes, coléricos y fogosos. También acusan una marcada tendencia hacia
la discrepancia de criterios y las querellas. Si el consultante fuera de este signo,
todo vaticinio desfavorable anunciado en la lectura, tendría soluciones aceptables
o menores consecuencias.

Si al contrario, el interesado fuera de este signo, todo vaticinio desfavorable


anunciado en la lectura, tendría soluciones aceptables o menores consecuencias.
Si al contrario, el interesado pertenece a otro signo zodiacal, es aconsejable que
tome cuidado en sus diferencias con personas regidas por este planeta.

SEIS DE COPAS. El signo de Escorpión estará representado en esta carta si el


interesado en la consulta pertenece a este signo. Sus deseos se verán cumplidos
y muy pocas serían las adversidades que se materialicen. Si pertenece a otro
signo, será favorecido por alguna persona de Escorpión.

SIETE DE COPAS. Esta carta solo favorece con su aparición a todo aquel
consultante cuyo signo zodiacal sea; Virgo, Géminis o Leo. Si el As de Oros
aparece junto a esta carta; éxitos y triunfos asegurados.

SIETE DE ESPADAS. Esta carta advierte al consultante sobre estados emotivos


peligrosos para sus mejores intereses. El planeta Mercurio aparece representado
en este naipe y como él gobierna los signos de Géminis y Virgo, los nativos de
estos signos, pueden ver en esta carta un aviso que los señala ser cautelosos en
sus acciones, y hacer uso de la naturaleza fría que les otorga su planeta regente
Mercurio.

SOTA DE ESPADAS. La relación astrológica de esta carta es con Saturno. Sus


mensajes son dirigidos con más vigor a los nacidos bajo el signo de Capricornio,
cuando aparece esta figura en las lecturas de los naipes. Saturno está vinculado
con los contratiempos y las dificultades. Este planeta pone en sus nativos la
calidad reflexiva como la pauta que ha de seguir en el análisis de los vaticinios
que arrojen las cartas.

REY DE ESPADAS. Señala al consultante sobre la cooperación que pudiera


recibir de un nativo de Piscis. Esta carta se relaciona astrológicamente con el
planeta Neptuno. Su aparición cuando se echan las cartas, indican al consultante
que debe evitar las actitudes indiferentes frente a las realidades que pudieran
acarrear malas consecuencias.
AS DE BASTOS. Esta carta cuando sale el derecho señala indecisión,
imprudencia, hablar demasiado, etc. Saturno, planeta que aparece representado
en esta carta, simboliza todo lo contrario. El silencio, la prudencia y el buen juicio,
serían los mensajes de este planeta al consultante.

TRES DE BASTOS. Aquellas personas que reciban las influencias de Acuario o


Sagitario, se verán favorecidos con la aparición de este naipe. Los malos
vaticinios que pudieran anunciar cartas próximas al Tres de Bastos, serían de
menor importancia si el consultante resulta un protegido de Neptuno.

SEIS DE BASTOS. Esta carta apunta un significado especial para todos aquellos
nacidos bajo el signo de Sagitario.
Su planeta regente Júpiter, influye la acometividad y la voluntad fuerte para
vencer las dificultades en el camino del éxito.

SIETE DE BASTOS. Carta muy identificada con el amor y los sentimientos en


general. En esta carta estará presente la influencia del Sol y por esta razón será
beneficioso para los hijos de Leo; especialmente en el aspecto amoroso.

SOTA DE BASTOS. No representa una figura de buenos augurios. Esta carta no


ofrece muchas alternativas ya que habla de dudas, disgusto, maldad, crueldad,
etc. Sus presagios malévolos, solo pueden ser en parte enmendados cuando una
carta representativa con el signo zodiacal del consultante aparece junto a ésta;
especialmente si la precede.

CABALLO DE BASTOS. Con esta carta los consultantes que hayan nacido bajo el
imperio de Sagitario, deben tomar una advertencia de cuidado, frente a las
dificultades que pueda plantear la lectura.

EJEMPLO DE LECTURA

CABALLO DE COPAS. Der.- Hombre de jerarquía o autoridad que llegará o está


próximo al consultante con ayuda y ánimos de ser útil. TRES DE COPAS. Inv.
Sus gestiones y buenos oficios, pudieran resultar favorecedores en el propósito
de encontrar buenas soluciones y progresos. DOS DE OROS. Inv. Pero existen
desacuerdos, conflictos y riñas. CUATRO DE COPAS. Inv. Que son agitados por
el fanatismo y la falsedad SOTA DE OROS. Inv. De una mujer malvada que
pretende agraviar y hacer daño al consultante. Ocho de Oros. Inv. Usando el
engaño de falsos documentos o papeles escritos Caballo de Espadas Der., pero
la intervención de un hombre joven moreno logrará frustrar los planes de esa
mujer haciendo que todo lo adverso se torne en feliz desenlace para el
consultante.
ANALISIS DE LA LECTURA

La aparición del Caballo de Copas, Der., determina de cierta forma la técnica de


la lectura. Si leemos detenidamente los atributos de esta carta en el estudio de las
figuras, veremos que sus simbolismos abstractos son: fortaleza, bondad, y
buenas intensiones. También habla de altos principios morales, sabiduría, justicia,
etc. Esta carta advierte sobre la presencia de un hombre que puede ser militar,
hombre uniformado, o persona con alguna jerarquía. La carta no señala si el
vaticinio de la llegada de esta persona ha tenido lugar o será un suceso a
desarrollarse en un futuro. Las ideas abstractas que se adjudican a esta carta,
estarían relacionadas con la conducta de esa persona. Como aparece seguida
por el TRES DE COPAS Inv. Que representa auxilios oportunos, protección,
alivio, triunfos de importancia; éstos pronósticos también formarían parte de
aquellos que pudiera asociarse a la presencia del hombre señalado por el
CABALLO DE COPAS Der. Si reparamos en que estas dos cartas están seguidas
por el DOS DE OROS, también invertido, sabemos, consultando el significado de
este naipe, que existen o habrán desacuerdos, conflictos y riñas a desarrollarse,
de acuerdo a la carta que sigue son el CUATRO DE COPAS Inv. Son provocados
por la falsedad y el fanatismo. LA SOTA DE OROS Inv. Que precede a todas las
cartas anteriores señala a una mujer blanca de cabellos claros como la persona
responsable de estos conflictos. Si analizamos los simbolismos de las dos cartas
finales encontremos que el OCHO DE OROS Inv. Se resume de la forma
siguiente: conflictos inesperados, documentos falsos, pruebas engañosas, mala
fe, etc. Estos vaticinios, obviamente serán atribuidos a la persona representada
en la SOTA DE OROS Inv. Por último tenemos al CABALLO DE ESPADAS Der.,
que como señalan sus valores abstractos; cambio de situación, mejores niveles,
acuerdos favorecedores, deseos, caprichos, término feliz en planes importantes;
indica que la intervención de este hombre ayudará a resolver las diferencias
creadas.
Es importante señalar que estos vaticinios del CABALLO DE ESPADAS, resultan
favorables por aparecer esta carta al derecho.

AS DE OROS Al Derecho. Uno de los símbolos favorables en la Cartomancia.


Esta carta debe asociarse con la felicidad, la alegría, el regocijo y la buena fortuna
en el amor. Esta figura señala que el éxito habrá de coronar las empresas del
consultante y que se habrán de realizar todos sus deseos, especialmente en el
amor y el dinero. Si lo siguiera el SIETE DE OROS, las realizaciones serían
inmediatas.

AS DE OROS Al revés. Esta figura señala al consultante, que éste se verá


envuelto en empresas comerciales de importancia. También vaticina el
descubrimiento o hallazgo de objetos o casas valiosas; especialmente dinero o
joyas. Aunque también favorece en general al consultante, resulta en la misma
medida cuando viene al revés. Seguida de NUEVE DE COPAS o del SIETE DE
OROS; es indicio favorable.

DOS DE OROS Al derecho. Obstáculos, inquietudes y agitaciones. Los vaticinios


negativos de esta carta tanto al derecho como al revés, pueden ser de buenos
augurios o más bien triunfo sobre las dificultades, si le siguiera el AS DE OROS.
También advierte al consultante que debe abstenerse de recibir presentes durante
un periodo de tiempo prudencial.

DOS DE OROS Al revés. En primer término esta carta se relaciona con papeles
cuyo convenido no será agradable al consultante. Estos pueden ser misivas,
papeles, justicia o cobros indebidos. Señala con bastante inclinación, que se
sufrirá con la noticia de una correspondencia de no seguirle otras cartas
favorables. Problemas de justicia pudieran tener lugar.

TRES DE OROS Al derecho. Cuando esta carta aparece al derecho, sus


predicciones han de ser favorables para el consultante. Señala cordura, sensatez
e inteligencia para enfrentar y resolver los contratiempos. También anuncia
felicidad, momentos amenos y placenteros. Si aparece junto a la SOTA DE
BASTOS, vincula a una persona ajena con mejores forma de vida para el
consultante.

TRES DE OROS Al revés. Avances de importancia en el terreno económico,


buenos aspectos en lo sentimental.
También esta carta cuando aparece invertida, señala que se recibirá alguna
recompensa material o inmaterial por obras realizadas. Puede avisar sobre
confirmaciones en proyectos e ideas puestas en marcha. EL AS DE ESPADAS
junto a esta carta; anuncia tragedia.

CUATRO DE OROS Al derecho. Con la aparición de esta carta debe asociarse


las situaciones de violencia, agresividad, peligros y disturbios generales. Esta
carta que sin duda alguna representa muchos aspectos negativos, puede ser
neutralizado en sus presagios con aparición junto a ella del TRES DE OROS o el
AS DE OROS. La aparición de cualquier carta de ORO, seguida de CUATRO DE
OROS, haría esta carta menos agresiva en sus presagios.

CUATRO DE OROS Al revés. Figura de presagios negativos para el consultante,


ya que su aparición anuncia momentos difíciles, inquietudes y estados nerviosos.
Significa también grandes obstáculos en el camino para lograr los propósitos,
especialmente en los negocios, pero el esfuerzo y la lucha pueden lograr el éxito.

CINCO DE OROS Al derecho. Esta carta se relaciona con los problemas


sentimentales y amoroso. Con el DOS DE BASTOS, anuncia frustración de un
compromiso amoroso que se desea.
Entre los significados de esta carta son importantes los anuncios de grandes
aventuras amorosas y pasiones desbordadas. Al lado del REY DE COPAS, se
realizará matrimonio.

CINCO DE OROS Al revés. Figura de importantes y variados significados.


Anuncian entre otras cosas, peligro de quiebra económica por mala
administración. Este presagio varía si junto a esta carta sale el DOS DE
ESPADAS pues en este caso el consultante es advertido que recibirá ayuda. Los
presagios de esta figura son: sentimientos turbados, enemistades, pesadumbre,
culpabilidad.

SEIS DE OROS Al derecho. Riquezas y poderío señalarán la aparición de esta


carta. Períodos de abundancia y buenas oportunidades para el desarrollo de los
planes. Esta figura anuncia fortuna, pero pudiera malograrse si media la ambición
del consultante. Par una joven casadera anunciaría matrimonio con hombre rico,
si después de esta carta aparece inmediatamente el CINCO DE OROS precedido
del AS DE OROS.

SEIS DE OROS Al revés. Dificultades con la salud, aspectos amorosos y


sentimentales estarían afectados. Molestias y contrariedades han de acentuarse.
Apareciendo el CABALLO DE BASTOS cerca de esta carta, planes que se tenían
por realizados, habrán de fracasar. Junto a la SOTA DE OROS; acercamiento a
una persona a quien el consultante no es de agrado.

SIETE DE OROS Al derecho. Figura de buenas predicciones. Anuncia que


sorpresas favorables en corto tiempo llegarán al consultante. Grandes
perspectivas en el terreno amoroso y sentimental. De salir como primera carta y
junto al DOS DE OROS, el consultante deberá cuidarse de engaños. Con el
CINCO DE BASTOS o el CINCO DE COPAS; ganancias en negocios.

SIETE DE OROS Al revés. Temores e inseguridad en tomar decisiones de


importancia. Próxima al AS DE BASTOS señala que los temores son causados
por una persona de lengua. Si a estas cartas la siguiera el CABALLO DE
ESPADAS, vaticina promesas engañosas y mal intencionadas. Seguida del AS
DE ORO, capitulación de enemigos.

OCHO DE OROS Al derecho. Esta carta señala a una mujer joven de pelo
castaño y tez morena, a la que atribuye bellezas físicas y espirituales. Si viene
acompañada del TRES DE OROS; señala nobleza de carácter al lado del
CABALLO DE ESPADAS, mujer de conducta voluble. Con el OCHO DE
ESPADAS; falta de sinceridad.

OCHO DE OROS Al revés. Esta figura al lado del CUATRO DE ESPADAS,


señala el alejamiento del consultante de los lugares usuales por conflictos no
esperados. Papeles y documentos engañosos será el centro o raíz de profundas
diferencias familiares. También predice algunas dificultades para recobrar un
préstamo u objeto de valor.

NUEVE DE OROS Al derecho. Sobre esta carta se debe analizar cuidadosamente


aquellas otras que la acompañan, pues puede tener significados negativos o
positivos dependiendo los resultados de los avisos en las cartas que aparecen
junto a ésta. Acompañada del TRES DE BASTOS del CINCO DE COPAS, robo y
venganza. Con el DOS DE ESPADAS; justicia y recompensa.

NUEVE DE OROS Al revés. Los aspectos negativos de esta carta son


innumerables. Su aparición es altamente de malos augurios. Predice engaño,
infidelidad y traición realizada por persona allegada. Seguida del SIETE DE
OROS, del AS DE ESPADAS, traiciones y engaños serán descubiertos a tiempo.

SOTA DE OROS Al derecho. Simboliza a hombre o mujer joven de color claro.


También señala peleas, audacia y cambios de residencia. Carta enigmática y de
cuidadosa interpretación, pues sus presagios. Habla de noticias no agradables,
personas desconocidas o no amigables con ánimos perjudiciales. Solo con el AS
DE OROS junto a la SOTA DE COPAS, sus augurios se eliminan para apuntar
triunfos sobre las dificultades.

SOTA DE OROS Al revés. Discusiones, riñas, rupturas, divisiones en acuerdos


que estaban aceptados. Con el DOS DE COPAS próximo sería pronóstico de
escándalo público. Cerca del OCHO DE ESPADAS, trastorno de salud, pero de
poca importancia. La SOTA DE OROS Al revés, también señala abuso de los
placeres carnales.

CABALLO DE ORO Al derecho. Exitos personales, larga vida, ayudas


económicas inesperadas. Fama y renombre para aquellos que luchan dentro de
estos propósitos. Para una mujer casada regalos valioso. Para joven casadera
anuncia viaje y compromiso con hombre de buena posición social y económica.

CABALLO DE OROS Al revés. Esta figura cuando aparece al revés habla de


ardientes pasiones, celos incontrolables, pasiones desbordadas. Es mensajera
del rayo, el trueno y el fuego. Junto al CABALLO DE ESPADAS y el TRES DE
BASTOS, señalan a una virgen el cuidado de su honor. Al lado del CUATRO DE
COPAS; victoria sobre los enemigos. Es también el anuncio de una empresa que
se pondrá en marcha con éxitos.

REY DE OROS al derecho. Para un hombre de esta carta simboliza el


advenimiento de una mujer ideal y llena de virtudes. Para un mujer no tiene el
mismo significado, ya que anuncia la llegada de un hombre, pero no le garantiza
que éste posea las virtudes mencionadas. Junto al SEIS DE ESPADAS; alegría y
felicidad. Con el CUATRO DE ESPADAS; penas, dolores y sufrimientos.
REY DE OROS Al revés. Peligros creados por personas de mal vivir. Seguida del
SEIS DE ESPADAS vaticina mal agüero. Si el AS DE OROS precede a éstas dos
cartas; la predicción no llegará a realizarse. EL NUEVE DE OROS Al revés, antes
del REY DE OROS; burla de hombre o mujer. Después de la SOTA DE OROS;
amores íntimos y secretos.

AS DE COPAS Al derecho. De aparecer al derecho, esta carta vaticina maleficio,


mala amistad, desavenencias, disgustos y desencantos causados por gratitudes.
Si le siguiera el NUEVE DE OROS, al revés; indica al consultante si es mujer
joven, que será engañada por el hombre que ama. Con el CABALLO DE
BASTOS; alejamiento del ser amado por corto tiempo.

AS DE COPAS Al revés. Señala al consultante que está dotado para el triunfo


mediante sus propios esfuerzos. La sabiduría, el genio y el talento son los
pronósticos de esta carta. Al lado del DOS DE BASTOS, si éste aparece al revés;
indica revelaciones o avisos de origen anímicos o espirituales. Seguido del REY
DE COPAS, pérdidas promesas de amor.

DOS DE COPAS Al derecho. Esta carta cuando aparece al derecho, favorece el


área matrimonial. Para los solteros indica posibilidad de matrimonio y para los
casados hogar feliz. Si a esta carta le siguiera el REY DE BASTOS anuncia
selección inteligente para un matrimonio ventajoso. De ser la primera carta
aparece cuando se realiza la lectura, éxitos seguros para el consultante.

DOS DE OROS Al revés. Esta figura que se relaciona con la audacia y el talento
para obrar y realizar; cuando aparece al revés señala contratiempos amorosos de
poca importancia. De seguirle el NUEVE DE OROS, vaticinios favorables a los
anhelos del consultante, pero si fuera el REY DE OROS, los augurios serían
negativos.

TRES DE COPAS Al derecho. Señala unión duradera en el matrimonio, con el


disfrute de un hogar feliz. Esta carta por sus buenos augurios, modifica el carácter
negativo de otras que lo acompañan. Junto al SEIS DE OROS al revés; triunfos
en negocios. Al lado del SEIS DE COPAS; éxitos en el campo intelectual. Otros
significados que pueden atribuirse a esta carta; viajes alegres, claridad en las
ideas.

TRES DE COPAS Al revés. Vaticina triunfo en todo lo relacionado con asuntos


sentimentales. E terreno amoroso será uno de los más favorables, junto con
algunos éxitos de importancia. También tiene noticias de curación para los
enfermos con asistencia material y alivio oportuno. Si aparece cerca del NUEVE
DE BASTOS; falsedad descubierta.

CUATRO DE COPAS Al derecho. Esta carta simboliza la fuerza física y el valor


extremo. Al mismo tiempo predice traiciones, desastres, arbitrariedades y
perversidad. Junto al OCHO DE BASTOS, acontecimientos desagradables e
imprevistos. Con la SOTA DE OROS, anuncia detener cualquier gestión de
importancia que se tenga en planes; a menos por un tiempo. Con el CABALLO
DE OROS; peligro de incendios o desastres naturales.

CUATRO DE COPAS Al revés. Esta figura engendra avisos totalmente negativos


que deben tomarse muy en cuenta.
Sus vaticinios más señalados son: arresto, presión, ruina, suicidio, peleas
sangrientas, catástrofes, etc. Con el REY DE OROS, amistad peligro o unión
peligrosa con hombre moreno. Antes del CINCO DE ESPADAS; liberación de
tiranía hogareña o laboral.

CINCO DE COPAS Al derecho. Con la aparición de esta carta deberán asociarse


las venganzas, las traiciones y también las características temperamentales
tranquilos. También esta figura revela actividades misteriosas rodeando al
consultante que pudieran traducirse en conflictos o conspiraciones en contra de
su persona. Junto al REY DE COPAS al revés; falsas promesas de matrimonio
para hombre o mujer.

CINCO DE COPAS Al revés,. Esta carta anuncia la llegada de un ser querido


alejado por algún tiempo. Cerca del CUATRO DE BASTOS al revés; ayuda de
gran importancia por parte del recién llegado. Al lado del REY DE OROS,
obsequios de valor vendrán de una persona importante. EL OCHO DE BASTOS
al revés, siguiendo a esta carta, señala actitudes contrarias a las esperadas.

SEIS DE COPAS Al derecho. Esta figura advierte al consultante, que deberá


actuar con prudencia en un asunto que el considera de gran importancia. También
esta carta está muy relacionada con el pasado. En el caso de amores terminados,
si aparece al lado del CUATRO DE BASTOS, indica que es romance concluido y
no habrán posibles arreglos.

SEIS DE COPAS Al revés. Cuando aparece al revés, esta carta habla o señala
avisos del porvenir. Si viene junto al TRES DE BASTOS, pronostica la cura de
alguna enfermedad. Con el OCHO DE OROS, muerte de un familiar.
Próxima al CUATRO DE OROS; disgustos y privaciones. Todos los vaticinios de
esta carta se refieren al futuro, al igual que todas aquellas que aparezcan junto a
ella para acentuar o clarificar el mensaje.

SIETE DE COPAS Al derecho. Si el consultante es una persona soltera, esta


carta señala que deben mostrarse cautelosos en cuanto a los compromisos
amorosos. Esta carta avisa sobre mucha precaución en todo compromiso de
cualquier naturaleza. Si el consultante es hombre; deberá estar alerta sobre mujer
de cabellos claros y piel blanca.
Junto al SIETE DE ORO; debilidades de la voluntad traerán serios reveses.

SIETE DE COPAS Al revés. Siendo esta figura de muy mal augurios pues sus
significados están unidos a las lágrimas, tristezas, congojas, dudas, etc. estos
vaticinios pudieran ser modificados o mejor explicados por las cartas que lo
acompañan. Junto al CABALLO DE OROS; una amiga vendrá con ayuda. Junto a
la SOTA DE COPAS, encontrará remedio a su problema. Con el CINCO DE
BASTOS, buenas posibilidades para salir airoso de un problema grave.
Éxito en un propósito para el cual hubo.

OCHO DE COPAS Al derecho. Esta carta indica que el consultante habrá de


obtener grandes satisfacciones en un futuro mediato. Si junto a esta carta
apareciera el CABALLO DE ESPADAS, tales satisfacciones estarían unidas al
éxito en un propósito para el cual hubo empeños y sacrificios.
Si aparece el REY DE ESPADAS Al revés, conflictos y disgustos unidos al éxito
serán causados por una persona de malas ideas hacia el consultante.

OCHO DE COPAS Al revés. Dificultades para alcanzar las cosas que más
desean. Junto al CABALLO DE COPAS fracasos por ser demasiado apegado a la
bondad y la grandeza del alma. Con el DOS DE OROS siguiendo a esta carta,
obstáculos, embarazos e inquietudes. Si estas dos cartas siguiera el SEIS de
OROS al revés; se logrará el triunfo sobre la dificultad.

NUEVE DE COPAS Al derecho. En la aparición de esta carta, siempre estará


envuelto el vaticinio de que habrá de recibirse una sorpresa muy agradable.
También asegura un retorno glorioso en un aspecto cualquiera. Con el REY DE
ESPADAS, anuncia triunfo en litigios judiciales. Cerca del TRES DE OROS
señalará a una mujer en amores con un hombre de mayor edad, pero de muy
buena posición económica.

NUEVE DE COPAS Al revés. Indica cautela y mucha discreción en el manejo de


los negocios. Lo mismo aconseja para los asuntos sentimentales. Cerca del TRES
DE OROS, advierte que la prudencia en el orden económico se está llevando a la
usura. Esta carta también advierte al consultante sobre el beneficio de escuchar y
seguir consejos de personas inteligentes y con probada experiencia.

CABALLO DE COPAS Al derecho. Advierte al consultante que la fortaleza de


carácter y la bondad habrán de sacarle situación dudosa. También puede
asociarse esta carta con una persona justiciera, honesta y de altos principios que
llegará o se desenvuelve cerca del consultante. La aparición de esta figura señala
augurios positivos.

CABALLO DE COPAS Al revés. Si aparece al revés esta carta advierte sobre el


carácter dominante, impetuoso y voluntarioso.
Anuncia la llegada de una persona, hombre o mujer, que traerá acciones injustas,
arbitrariedades y grandes contratiempos. Cerca del CABALLO DE OROS o el AS
DE ESPADAS; peligro de ser robado. Si la acompaña el SEIS DE BASTOS; oferta
para un negocio de pocas ventajas.
REY DE COPAS Al derecho. Predice matrimonio con hombre o mujer de piel
clara. Puede ser también anuncio de unión o concubinato. Al lado del SIETE DE
COPAS; el compromiso no será exitoso por razones de engaños y traiciones
amorosas. Junto al OCHO DE OROS; unión feliz. Al lado del AS DE OROS, unión
o concubinato con persona rica. Si es mujer, amores con hombre poderoso e
influyente.

REY DE COPAS Al revés. Esta carta señala al consultante que no habrá de


faltarle ofertas y promesas de apariencias positivas, pero en el fondo serán
engañosas. Aquellos compromisos amorosos en los cuales se esté pensando,
pudieran ser muy negativos si no aparece junto a esta carta el SIETE DE OROS.
Pero avisa que no tardará en llegar un período de dichas que sería reafirmado por
el TRES DE COPAS junto al SIETE DE OROS.

AS DE ESPADAS Al derecho. EL AS DE ESPADAS está señalada en la


cartomancia como figura anunciadora de malos eventos. Sus significados más
sobresalientes son: ser víctima de engaños, codicia de ajenos, necesidad
personal caprichos y situaciones dudosas.
Si a esta carta la acompaña el TRES DE COPAS, indica esta combinación que
alguna persona poderosa le sacará de apuros. Junto al AS DE OROS, los
problemas tendrían soluciones aceptables.

AS DE ESPADAS Al revés. Al campesino señala la buena y abundante cosecha.


Al industrial producción y engrandecimiento al comerciante. Indica preñez a la
mujer, concepción; que estará encinta en corto período de tiempo. Cerca del
NUEVE DE BASTOS; mal parto, aborto, criatura enferma por nacer. Para un
hombre joven esta carta vaticina matrimonio forzado.

DOS DE ESPADAS Al derecho. Símbolo de la amistad y del recibimiento de


buenas acciones de algunas personas que lo rodean.
Los vaticinios de esta carta son en extremo favorables cuando junto a ella
aparece alguna figura ya con SOTA, CABALLO o REY. Cerca del REY DE OROS,
en particular, indica la ayuda pródiga de un buen amigo. Junto a cualquier ORO;
revelará una etapa de logros y realizaciones.

DOS DE ESPADAS Al revés. Cuidarse de falsos amigos, mentiras, disimulos,


engaños. Al lado del NUEVE DE ESPADAS; traición o engaño de persona con
apariencia de honradez y rectitud en las acciones. Junto al SEIS DE COPAS
vaticina parto malogrado. Cerca de la SOTA DE OROS, indicará a un hombre que
está siendo víctima del engaño de una mujer.

TRES DE ESPADAS Al derecho. Esta figura señala al consultante que deberá


actuar con prudencia en cuanto a sus bienes se refiere. Si aparece junto al
CINCO DE COPAS, se reafirma que la buena fortuna habrá de abandonarle al
menos por algún tiempo. Cerca del CABALLO DE ESPADAS, compromiso
amoroso con malos resultados. Para persona joven; huida de un buen amor. Para
una mujer si se sigue el REY DE COPAS; boda o unión con hombre no deseado.

TRES DE ESPADAS Al revés. Anuncia que debilidades del corazón, llevarán al


consultante a situaciones embarazosas con persona del sexo opuesto al
consultante. Seguida de la SOTA DE OROS, al revés, predice enfermedad o
muerte de una persona apreciada y cercana al consultante. Si apareciera junto a
esta carta el AS DE BASTOS, peligros de enfermedades nerviosas y mentales.

CUATRO DE ESPADAS Al derecho. Advierte sobre violencia, acontecimientos


inevitables, pecado, falta, sacrilegio. Junto al DOS DE OROS advierte que un acto
de violencia en la persona del consultante será abortado. Junto al CABALLO DE
BASTOS, inclinaciones a cometer sacrilegios o practicar hechizos. Junto al REY
DE OROS, protección de personas amigas frente a gran peligro.

CUATRO DE ESPADAS Al revés. Acierto en los negocios. Adquisición de bienes


y valores. Cerca del SEIS DE COPAS, advierte prudencia en la administración o
se corre riesgo de quiebra. Junto al CUATRO DE COPAS, peleas por dinero.
Junto al OCHO DE COPAS, triángulo amoroso que pudiera resultar en peligros y
graves problemas personales.

CINCO DE ESPADAS Al derecho. El cartomántico ha de ver en esta carta,


presagios poco favorables al consultante. La aparición de alguno de los
CABALLOS, especialmente el de COPAS, restaría fuerza a los malos augurios.
Junto al TRES DE BASTOS; el consultante debe tener cuidado de una falsa
amistad. Junto al CUATRO o EL DOS DE OROS; peligro de pérdidas de
importancia.

CINCO DE ESPADAS Al revés. En sus dos aspectos la carta es desfavorable.


Esta carta cuando aparece al revés y es seguida por algunas cartas de BASTOS;
anuncia graves problemas hogareños, separaciones conyugales, rompimiento de
relaciones amorosas.

SEIS DE ESPADAS Al derecho. Carta amigable para el consultante. Esta carta


puede ser considerada virtuosa ya que modifica o alivia los malos presagios de
otras cartas. Seguida del CABALLO DE BASTOS, viajes alegres. Junto al CINCO
DE OROS, enredos en asuntos amorosos.

SEIS DE ESPADAS Al derecho. Carta benefactora. Anuncia etapa de éxitos en


los negocios, el amor y la amistad. Junto al AS DE ESPADAS; alumbramiento,
maternidad. Con el SIETE DE OROS, herencia, lotería, ayuda económica,
productividad, ascensos laborales.

SIETE DE ESPADAS Al revés. Representa todo lo contrario que el derecho. Sus


malos augurios pueden variar si lo siguiera el REY DE OROS o de COPAS. De
seguirlo a esta carta el AS DE ESPADAS; anuncia grandes desdichas.
OCHO DE ESPADAS Al derecho. Esta carta señala al consultante que él o ella
resulta objeto de las críticas y las malas opiniones de otras personas. Lenguas
malas lograrán hacer daño si esta carta aparece junto al DOS DE BASTOS. Junto
a cartas de COPAS, proyectos torcidos por la mala intención de una persona
farsante en la amistad.

OCHO DE ESPADAS Al revés. Señala al consultante de posibles incidentes con


personas amigas, compañeras de trabajo, etc. Junto al CINCO DE OROS. Inv.
Pérdidas por conducta irracional o desenfrenos emocionales.

NUEVE DE ESPADAS Al derecho. Esta figura está unida a todo aquello que
afecta la vida religiosa y el aspecto espiritual y moral del consultante. Esta carta al
lado del REY DE COPAS, señala compromisos religiosos. Junto al OCHO DE
OROS; relaciones con persona de color moreno, traerán cambios favorables. Esta
carta junto al TRES DE COPAS, fanatismo, obsesiones e intolerancia con las
ideas de otras personas.

NUEVE DE ESPADAS Al revés. Señala todos los aspectos que cuando aparece
al derecho, pero advierte al consultante sobre el peligro de crearse graves
problemas por querer imponer sus ideas y formas de vida a las otras personas.

SOTA DE ESPADAS Al derecho. Esta carta anuncia acontecimientos favorables


al consultante. Puede decirse que es la carta que señala los milagros, sorpresas y
ayudas inesperadas. Las cartas desfavorables que pudieran seguirle serían el
CUATRO DE OROS, el AS DE COPAS, o el CUATRO DE ESPADA; de aparecer
algunas de estas cartas al revés y siguiendo a la SOTA DE ESPADAS.

SOTA DE ESPADAS Al revés. Cuando aparece esta carta al revés; señala


prosperidad si le sigue el CUATRO DE BASTOS. Al lado del SIETE DE OROS,
señala ganancias en operaciones comerciales. Esta carta señala que el
consultante será objeto de una traición si junto a ella aparece la SOTA DE
BASTOS.

CABALLO DE ESPADAS. Al derecho. Carta de aspectos muy interesantes


cuando aparece al derecho. Puede anunciar alza en los niveles de vida del
consultante, debido a ciertos acuerdos oportunos que resultarán favorecedores.
Esta carta es pues anuncios de buena fortuna y estos augurios serían
ampliamente ratificados si lo siguieran otras cartas de OROS.

CABALLO DE ESPADAS Al revés. Todos los anuncios favorables que esta carta
representa cuando aparece al derecho, se tornan oscuros y negativos cuando
viene al revés. El consultante deberá cuidarse de engaños y deslealtades. Estos
dos presagios se harían presentes de seguirle a esta carta algunos BASTOS o
ESPADAS; especialmente si éstos aparecen al revés. Al lado del OCHO DE
COPAS señala muerte de familias. Junto al SEIS DE COPAS vaticina miseria o
necesidad económica. Cerca del REY DE COPAS, rompimiento de un matrimonio
por muerte de cónyuge.

REY DE ESPADAS Al derecho. Figura que tiene estrecha relación con los ideales
y las aspiraciones del consultante.
También puede señalar, encierro y aislamientos. Esta carta cuando es precedida
por el TRES DE COPAS al revés o el DOS DE COPAS al derecho; indica al
consultante que tiene momentos favorables para alcanzar sus ideales. De seguirla
algunas cartas de ESPADAS, señala que el aislamiento o la timidez no son
aconsejable para el logro de los propósitos y anhelos del consultante.

REY DE ESPADAS Al revés. Los presagios de esta carta al revés, no dejan de


ser buenos para el consultante a pesar de que el lector tomará gran cuidado en la
interpretación de las cartas que precedan a ésta. Digamos, por ejemplo, que si a
esta figura invertida lo siguiera el AS DE COPAS, representa que el consultante
sufrirá una contrariedad grande en sus aspiraciones. Seguida de BASTOS,
especialmente el TRES, desengaño amoroso. Si le siguieran algunas ESPADAS,
contando entre ellas el AS DE ESPADAS, anuncia tragedia de graves
consecuencias.

AS DE BASTOS Al derecho. Para el consultante que teme traición, esta carta


representa que puede confiar en esa persona a quien supone desleal; pero
también advierte que deberá usar el sentido común cuando pretenda juzgar las
apariencias. Si esta carta fuera seguida por el TRES DE OROS, serían presagios
de enfermedad no grave para el interesado. Si le acompaña el DOS DE COPAS,
diferencias amorosas.

AS DE BASTOS Al revés.- Esta figura rivalidad de mujeres. Si junto a esta carta


apareciera el TRES DE BASTOS, indica separación por conflictos conyugales a o
en relaciones amorosas. También señala que el consultante enfrentará
contratiempos con persona ignorante, testaruda, voluntariosa o intransigente. Si
esta figura siguieran algunos naipes de OROS al derecho; el consultante habrá de
vencer sobre sus enemigos.

DOS DE BASTOS Al derecho. Esta carta siempre anuncia contrariedades,


llevando en primer término un mensaje de malas noticias que están en camino
para el consultante. Todo lo que se relaciona con los significados de esta carta,
debe observarse bajo la idea de presagios desagradables. Junto a la SOTA DE
OROS; amistad pérfida, con el CINCO DE ESPADAS, vaticina abandono, olvido,
etc.

DOS DE BASTOS Al revés. Significa lo mismo que al derecho. Junto al CINCO


DE COPAS, advierte al consultante que ha de estar alerta frente a situaciones
muy difíciles y peligrosas.
TRES DE BASTOS Derecho. El simbolismo de esta carta en principio está
relacionado con las virtudes humanas. Seguida del REY DE OROS, anunciaría a
una mujer la unión con hombre triunfador en la baca y los negocios. Seguida de
cualquier figura que aparezca invertida, especialmente CABALLOS, indica al
consultante que recibirá protección de una persona importante e investida de
autoridad y jerarquía.

TRES DE BASTOS Al revés. La caridad, el carácter bondadoso, la piedad y la


abnegación, aparecen simbolizados en este naipe. Para un hombre anuncia los
favores de una mujer buena a la cual tomará por compañera si a esta carta le
siguiera la SOTA DE BASTOS al derecho.

CUATRO DE BASTOS Al derecho. Entre todos los significados de esta carta


cuando aparece derecha, se destaca aquél que avisa sobre la llegada inesperada
de un mensajero. Precedida del CABALLO DE COPAS, indica que la llegada de
esa persona traerá noticias agradables o de beneficios para el interesado. Junto a
la SOTA DE ESPADAS, indica el acercamiento de una mujer de elevado rango, y
con buenas perspectivas de empresas en las que estará envuelto el consultante.

CUATRO DE BASTOS Al revés. Cuando este naipe aparece al revés, no cambia


en mucho su significado, y ofrece al consultante grandes posibilidades de triunfo
sobre aquéllos que no le quieren bien. Junto al REY DE ESPADAS, vaticina
querellas y pleitos de poca importancia. Cerca del TRES DE ESPADAS, peligro
de accidente.

SEIS DE BASTOS Al derecho. Carta benefactora para el consultante. Sus


vaticinios encierran todas aquellas cosas que se pueden relacionar con la dicha
espiritual y material. Su aparición señala las alianzas con personas influyentes
que ofrecerán ayuda al consultante. Junto al SEIS DE OROS, anuncia grandezas
y altas posiciones. Cerca del CABALLO DE ESPADAS, fortuna y negocios de
importancia.

SEIS DE BASTOS Al revés. Los aspectos positivos de este naipe no varían


mucho de acuerdo a su posición. Solo debe agregarse que cuando esta carta
llega invertida, advierte al consultante sobre posible agotamiento físico y mental y
señala que puede existir peligro para la salud del consultante.

SIETE DE BASTOS Al derecho. En esta figura se ven representadas aquellas


cosas que se envuelven profundamente con lo espiritual y todas las cosas del
alma y el corazón. Sus vaticinios al consultante hablan de que solo la constancia,
la fe y la voluntad, serán las armas a usar frente a las adversidades. Junto al
CABALLO DE BASTOS; anuncia una noticia grata que llegará con un consejo
prudente de persona amiga.

SIETE DE BASTOS al revés. Los buenos augurios de esta carta no cambian


cualquiera que sea su posición. En el caso de esta figura cuando aparece
invertida, se considera una reafirmación de aquellos vaticinios que esta carta
representa cuando aparece al derecho. De seguirle la SOTA DE ESPADAS el
consultante será avisado que recibirá una sorpresa agradable donde estarán
envueltos las fuertes emociones.

OCHO DE BASTOS Al derecho. Avisa al consultante sobre la llegada de


momentos placenteros. Gratas relaciones y buenos aspectos para ganar en el
amor. Si el consultante es soltero, le anuncia posibilidades de un buen matrimonio
o largos compromisos amorosos. De seguirle alguna carta de COPAS, pronostica
un viaje del consultante que envuelve una aventura romántica. Al lado del SEIS
DE COPAS, anuncia alianza con persona rica e influyente.

OCHO DE BASTOS Al revés. Con la aparición de esta figura, debe tomarse por
bueno el aviso de que la discusión y el análisis prudente de las circunstancias, es
imperativo para vence las dificultades. De seguirle a esta carta al menos dos
naipes de ESPADAS seguidas, presagia pleitos, litigios, disputas, contrariedades,
etc.

NUEVE DE BASTOS Al derecho. Señala que el momento es propio para


emprender negocios o aventuras financieras. También indica al consultante sobre
ofertas tentadoras que no deben ser rechazadas, especialmente en el terreno
comercial.

NUEVE DE BASTOS Al revés. A pesar de que esta posición no favorece al


consultante, tampoco debe asociarse con las desgracias y calamidades. Apunta al
consultante que ha de ser precavido en sus decisiones para evitar conflictos o
etapas incomodas. Junto al CINCO DE ESPADAS, presagia que alguien conspira
para hacerle daño. Si a estas dos cartas siguiera el REY DE COPAS, anuncia
que la intención perversa de esa persona, llegará a realizarse si el consultante no
actúa con precaución y habilidad en las buenas decisiones que tome.

SOTA DE BASTOS Al derecho. Figura que representa malos augurios, ya que


asocia al consultante con algunos problemas morales y toda suerte de
contrariedades. Anuncia al consultante que debe cuidarse de enemigos
poderosos que se mueven con crueldad e instintos perversos contra el
consultante. Los presagios negativos de esta carta, quedarían eliminados si lo
siguiera el AS DE OROS o EL SIETE DE BASTOS.

SOTA DE BASTOS Al revés. En esta figura la posición no cambia el carácter


maléfico de sus vaticinios. Cuando aparece al revés, reafirma los pronósticos que
anuncia en la posición derecha. La aparición de cartas de OROS siguiéndole en
orden no elimina los obstáculos anunciados, pero si los señala de nuevas
consecuencias. Es favorable también si le sigue el TRES DE ESPADAS.

CABALLO DE BASTOS Derecho. Este naipe debe asociarse con representativo


de aquellas cosas que adornan la vida y condicionan las circunstancias para el
logro de la felicidad, el éxito, las buenas relaciones sociales, las noticias gratas,
los consejos pendientes, la armonía y la ayuda generada. Junto a la SOTA de
Espadas anuncia la llegada de una persona importante y adinerada. Seguida del
SIETE DE ESPADAS, ganancias imprevistas.

CABALLO DE BASTOS Al revés. Todos los buenos presagios de esta carta


cuando aparece derecha, se tornan negativos si viene invertida en la lectura...
Sus vaticinios apuntan; pérdidas, engaños, dolor, perfidia. Sus presagios no
pueden ser aliviados por ninguna otra carta, pero advierte al consultante de
cuidarse de esos peligros que si pudieran ser evitados con una actitud prudente y
altamente precavida.

REY DE BASTOS Al derecho. Para el consultante esta carta simboliza la pureza,


el idealismo, las cosas puras y sin maldad, pero por sobre todas las cosas indica
el buen camino. La relación de esta carta con algunos otros que es la siguiente:

SOTA DE ESPADAS: sorpresas agradables, SEIS DE COPAS, unión,


matrimonio, alianza. SOTA DE COPAS; amistades y afectos provechosos.

REY DE BASTOS Al revés. Las falsas amistades, los engaños, las traiciones y el
mal proceder en contra de aquél que consulta, están representados con la
aparición de esta figura al revés.
Esta carta es pues de malos augurios y si fuera seguida del CINCO DE BASTOS
señala al consultante que su firmeza de carácter es imprescindible para vencer
sobre las tentaciones engañosas. Si lo siguiera el CINCO DE ESPADA, nada
podrá evitar que el interesado se vea envuelto en serios problemas, pero junto al
AS DE OROS o el AS DE BASTOS; el maleficio de sus presagios estarán
aminorados.

MÉTODOS PARA ECHAR LAS CARTAS

Son conocidas muchas formas de echar las cartas. Uno de los sistemas más
usados, especialmente en España, es con la baraja española de 48 cartas de las
cuales solo se utilizan 32. El método en resumen es el siguiente: se toman las 48
cartas y se organizan los palos del As al Rey. Hecho esto, serán apartadas todas
las cartas del dos al cinco en todos los palos, ya quedarán apartadas todas las
cartas del dos al cinco en todos los palos, ya que éstas no entran en el juego o
lectura. Después de realizada la operación, el cartomántico o la persona
encargada de leer las cartas, entregará el mazo de 32 cartas al consultante para
que sean barajadas. Terminada la mezcla de laos naipes, éstos regresarán al
lector quien los barajará siete veces antes de proceder a echar las cartas. Las
cartas deberán ser cortadas por el consultante usando para ello la mano
izquierda. Concluidas estas formalidades, el lector tomará el mazo de 32 cartas y
las abrirá sobre la mesa formando con ellas un abanico. Los naipes, por supuesto,
mirarán hacia abajo, o sea no serán visibles los grabados. El consultante
escogerá trece cartas del mazo extendido, sin miraras, claro está. El echador
tomará estas trece cartas dejando a un lado las diecinueve restantes. Las trece
cartas serán colocadas en forma de abanicos, pero esta vez de manera que sean
visibles. Después de realizada esta operación, se buscará si entre las trece cartas
seleccionadas aparece aquella que simboliza al consultante. De no aparecer esta
figura entre las cartas mencionadas, se procede a buscar lo que se llama el
pensamiento del consultante, que se define de esta forma:

SEIS DE OROS, para hombre o mujer blancos y rubios. Casado (a).


SEIS DE COPAS, para hombre o mujer blancos rubios. Soltero (a)
SEIS DE ESPADAS, para hombre o mujer morena. Casado (a).
SEIS DE BASTOS, para hombre o mujer moreno. Soltero (a).

Una vez que se haya ubicado la carta del consultante, cuentan cinco cartas
empezando por ésta, y se lee el significado de las tres cartas que se hallan entre
la primera y la quinta. Si es posible contar otras cinco se hallan entre la primera y
la quinta. Si es posible contar otras cinco cartas hacia la derecha, de acuerdo a la
posición que ocupe la carta que representa al consultante se hace empezando
por la quinta carta que se contara anteriormente. De no ser posible el contar hacia
la derecha, entonces se haría hacia la izquierda siguiendo el mismo
procedimiento de cuando se contó a la derecha, y se procederá a la lectura de las
tres cartas intermedias entre la primera y la quinta.

Terminada esta primera lectura el interesado tomará cinco cartas de las 19


sobrantes, y éstas serán incorporadas a las trece que ya estaban leídas. El lector
realizará la lectura final de las dieciocho cartas, tomando una a la vez de cada
extremo y en forma consecutiva hará la lectura de todas las cartas. Nótese que se
incorporaron cinco cartas a las trece originales, pero al leerlas se salta de un
extremo al otro. Los resultados de esta lectura necesariamente resultarían de
nuevas combinaciones en los naipes.

Finalizada esta lectura, se barajarán las dieciocho cartas, formando con ellas tres
montones de a seis naipes cada uno. Estos tres grupos se organizan colocando
las cartas hacia arriba o descubiertas. Se empieza colocando la primera en el
centro, otra a la izquierda de ésta y una tercera a la derecha. Así, siguiendo ese
orden, se completan los tres grupos de a seis. De estos tres montones el
consultante separa uno y los dos restantes se reservan para leer sobre la casa y
la familia del interesado.
El tercer grupo se usará para leer las sorpresas o lo que se refiere al porvenir del
consultante.

COMO ECHAR LAS CARTAS POR 21

Se colocan los naipes en orden de palos empezando por los Oros; del As al Rey.
Lo mismo se hará con las Copas, las Espadas y los Bastos. Una vez que las
cartas han sido ordenadas, el lector las entregará al consultante para que las
mezcle a su gusto y las entregue al lector, éste las barajará siete veces y pedirá al
interesado que corte el mazo con la mano izquierda. Hecha esta operación, el
cartomántico juntará los dos montones y tomará veintiuna cartas, desechando el
resto.

Siguiendo la fórmula establecida, se buscará si el naipe que representa al


interesado aparece entre las seleccionadas. Esta carta será identificada antes de
empezar las operaciones de lectura.
De no aparecer dicha carta formando parte de las veintiuna escogidas, entonces
se buscará el pensamiento del consultante. Estas cartas simbólicas fueron
explicadas anteriormente. Completados los requisitos exigidos, se procederá a
extender las cartas de izquierda a derecha, formando tres hileras de a siete y se
empezará la lectura de las mismas también de izquierda a derecha. Terminada
esta primera lectura, se recogen y barajan las veintiuna cartas formando con ellas
tres montones de seis cartas; uno para el consultante, otro para la casa de éste y
el tercero para lo que se espera. Se leen los tres montones por separados y se
procede a la lectura definitiva.

METODO PARA LA LLAMADA CRUZ DE SAN ANDRÉS

El lector usará la baraja española de 48 cartas, cuidando de poner las cartas en el


orden previamente indicado o sea, por sus palos y numéricamente ordenadas.
Hecho esto, se entregará el mazo al interesado para que mezcle las 48 cartas.
Una vez cortadas las cartas por el consultante, el lector tomará del mazo
dieciocho cartas y formará con ellas la llamada Cruz de San Andrés, la cual el
lector podrá ver ilustrada más adelante. El cartomántico deberá observar
cuidadosamente la disposición de esta figura, para no incurrir en errores. La
primera carta que salga se colocará en la extrema superior izquierda, y se trazará
una diagonal agregando las ocho cartas que siguieron. La próxima carta, o sea, la
que representa la décima a escoger, será colocada en la extrema superior
derecha y se procederá con la misma diagramación en sentido opuesto. En el
centro de la cruz, se encontrarán dos cartas, una sobre la otra, resultantes de las
dos diagonales. Primero se leerá de A a B, y después de C a D, eliminando la
carta central cuando se realiza esta lectura.

LA CRUZ DE SAN ANDRÉS


A
D

C B
Cuando de las cartas centrales solo se toma para lectura la que está descubierta,
se empieza leyendo de C a D, y después de A a B.

Como en toda lectura de cartas, la persona que se consulta deberá estar


representada por una carta; ya sea figura o pensamiento. Siempre, de no
aparecer esta figura, se empezará una nueva mano de cartas hasta lograr el
propósito requerido.

GRAN PIRÁMIDE

Este método es usado cuando se desea saber sobre un asunto determinado.


Ejemplo: ¿Me casaré con esta persona? ¿Llegaré a realizar ese viaje? ¿Podré
conseguir ese dinero? ¿Recibiré la ayuda que busco? Etc.

La forma de proceder para echar las cartas usando este método es muy simple.
El cartomántico entregará al interesado en preguntar, un juego de naipes
españolas reciamente organizados por a los y barajado siete veces. El
consultante los mezclará a su antojo y los acostará sobre la mesa con la mano
izquierda, sin volver a juntar los dos montones.
De los montones resultantes, el lector tomará las cartas empezando por el de la
derecha del cual tomará una carta la cual señala el punto superior de una
pirámide. Seguidamente sacará dos cartas del montón de la izquierda y las
colocará en la parte superior de la primera.
Luego tomará tres cartas del montón de la izquierda y las colocará debajo de los
dos anteriores. En síntesis, se formarán líneas de cartas sucesivas, hasta
completar la última línea o base de la pirámide con la última hilera de cartas que
será de siete naipes como bien puede comprobarse en la ilustración reproducida.
MÉTODO FLAMENCO

Este sistema es popular entre los gitanos españoles y por tanto es muy usado en
la adivinación por cartomancia. La manera de echar las cartas por el método
flamenco es la siguiente:

Después de organizado y barajado un juego de naipes españoles de cuarenta y


ocho cartas, el lector lo entregará al consultante quien también habrá de
barajearlo y cortarlo con la mano izquierda. El cartomántico juntará los dos
montones. El consultante será requerido para que saque una carta del medio, otra
de abajo y una carta del medio, otra de abajo y una de arriba. Realizada esta
operación cinco veces, se tendrían quince cartas que se extenderán a
continuación una de la otra para interpretar sus lecturas.

Existe un método muy antiguo conocido por el Círculo Encantado. Este juego se
hace con diecinueve cartas que se van colocando en forma circular.

Observando las normas expuestas anteriormente, (ordenar las cartas y


entregarlas al consultante para que las mezcle) después que las cartas hayan
sido cortadas por el consultante, el lector, tomando una carta a la vez, las
colocará de manera que formen un circulo. La condición impuesta en este sistema
es que cuando aparece una figura ya sea Rey, Caballo o Sota; las tres cartas que
le sigan serán eliminadas. Siguiendo estas indicaciones se completará el circulo
para proceder a la lectura de las diecinueve cartas que lo forman. La lectura del
círculo empezará por la primera carta que haya salido.
METODO CONSEO

De una baraja española serán separadas las dos, tres, ocho y nueve de los cuatro
palos, lo cual reduce el juego de cartas a solo treinta y dos naipes. El
cartomántico organizará estas treinta y dos cartas de la forma usual y las
entregará al interesado para que la baraje y corte con la mano izquierda. En orden
de proceder a la lectura de las cartas, el cartomántico formará ocho montones de
cuatro cartas cada una colocando cuatro montones arriba y cuatro abajo o sea;
dos hileras. La carta superior de cada montón se volverá hacia arriba, quedando
ocho cartas vistas. Entonces se seleccionara de dos en dos aquellos que tengan
el mismo valor, por ejemplo; dos seis, dos siete, etc., separando todos los pares
visibles. Siempre que de un montón se haya retirado una carta, se hará visible el
naipe al tope del montón. Si es posible agotar las treinta y dos cartas siguiendo el
procedimiento de hacer parejas con las cartas que van apareciendo, esto señala
al consultante que sus empresas se verán coronadas por el éxito. De no ocurrir
esta coincidencia indica al consultante que no será favorecido en sus propósitos.
PARA SABER SOBRE UN PROCESO JUDICIAL

Se barajan las treinta y dos cartas y después de haber sido cortadas por el
consultante, el lector extenderá sobre la mesa trece cartas del montón.

De no aparecer el REY DE ESPADAS entre las cartas seleccionadas, esta lectura


no será válida para el propósito indicado.

Si apareciera entre las trece cartas EL REY DE ESPADAS, y junto a ésta, el


CUATRO DE ESPADAS, el indicio será desfavorable, pero si a la carta clave le
siguieran algunos Oros, especialmente el As o el Tres de Oros, invertido; será la
confirmación de resultados favorables para el consultante.

PARA SABER SI SE REALIZARÁ UN MATRIMONIO

Si aparece el Seis de Copas, esta carta anuncia que el matrimonio se llevará a


cabo. De encontrarse entre las trece cartas el caballo de Bastos al revés; surgirán
dificultades para que este enlace llegue a realizarse. De aparecer el Cuatro de
Oros; estos naipes indican que tal unión no ha de verificarse.
En el caso de que entre las trece cartas aparezcan figuras contradictorias como
por ejemplo; el Seis de Copas que señala un aspecto positivo, pero también entre
éstas se encuentra otra carta apuntando un vaticinio negativo; probablemente la
lectura total de las trece cartas explique las razones del mensaje con más
claridad. Esto es aplicable en todas las consultas en las cuales se produzcan
ideas o respuestas aparentemente confusas.

PARA SABER SOBRE UNA PERSONA ENFERMA

Esta pregunta casi siempre lleva la idea de saber si la persona enferma sanará o
por el contrario habrá un desenlace fatal. Las cartas claves para esta pregunta
son: el Siete de Copas, ya aparezca al derecho o al revés; es sinónimo del mal
augurio. De aparecer el Seis de Espadas al revés; sería todo lo contrario.
Encontrándose más copas que de otros palos entre las trece cartas, significa que
la persona estará enferma por largo tiempo, pero finalmente habrá de tener
considerable mejoría.
PARA INDAGAR SOBRE UN EMPLEO

Aquello que tienen sus dudas en cuanto al logro de una posición que desean, les
podemos señalar que las cartas positivas en esta pregunta serían: el Rey de Oros
al derecho, que avisa la ayuda de una persona bondadosa par lograr el propósito.
El siete de Espadas también señala buen augurio. Las cartas negativas a esta
pregunta son: el Dos de Bastos y el Caballo al revés.

SOBRE LA ADQUISICIÓN DE UN DINERO

Barájense las cartas y después que el consultante las haya cortado, sepárense
las trece que se utilizarán para la lectura. Colóquense las trece cartas en hilera de
izquierda a derecha como se hay explicado antes. Apareciendo el As de Oros en
la lectura, no habrá dudas en cuanto a la llegada del dinero esperado. De
aparecer algunos naipes de Oros entre las trece cartas; asegura que ese dinero
habrá de multiplicarse en las manos del consultante. El As de Espadas al
derecho, representaría todo lo contrario.
ARTE DE ECHAR LAS CARTAS
CARTOMANCIA SIMPLIFICADA

Se emplea para la cartomancia un juego de TREINTA Y DOS NAIPES.

Las COPAS y LOS BASTOS son por lo regular buenos y prósperos.


Los OROS y las ESPADAS de ordinario malos y adversos.
Las figuras de OROS y COPAS indican personas blancas y rubias, las de
ESPADAS y BASTOS morenas y de color castaño oscuro.

Ver lo que significa cada naipe:

Las OCHO de COPAS: El Rey, es un hombre que desea hacernos algún bien; y si
está puesto al revés, se verá atajado en sus buenas intenciones.,
El caballo, es militar que debe ingresar a vuestra familia y quiere sernos útil; algo
se lo impedirá si está al revés, es presagio de un retardo en vuestras esperanzas.
El AS anuncia una agradable noticia; representa un festín, una comida, si se halla
situado rodeado de figuras.
El NUEVE predice una sorpresa que causará un gran placer.
El OCHO, una reconciliación, y estrecha los nudos de amistad y de amor a dos
personas a las que se quiere desunir.
El SIETE es el presagio de muchas satisfacciones para los ojos, predice
aventuras para los solteros.
El SEIS indica un buen casamiento.
El OCHO de OROS: el Rey significa un hombre que busca medios de dañarnos y
que os dañará si aquel está hacia abajo.
El CABALLO es un militar o un mensajero que os trae tristezas nuevas y si está al
revés, enojosas.
La SOTA indica una mujer ruin que dice mal de vos, si está puesta al contrario, os
hará algún agravio.
El AS anuncia un billete.
El NUEVE un viaje necesario imprevisto.
El OCHO un retardo para cobrar dinero.
El SIETE predice amores que sorprenderán a un joven.
El SEIS promete ganancias a la lotería, si se halla el AS o su palo, buenas
noticias.
El OCHO de ESPADAS: El Rey, representa un juez o un hombre con el cual se
tendrán desavenencias, puesto al revés advierte la pérdida de un proceso.
El Caballo es un joven que os dará muchos pesares y al contrario anuncia una
traición.
La SOTA señala una viuda que quiere engañarnos y que os engañará
indudablemente si aquella está boca abajo.
El AS, anuncia una grande aflicción.

El NUEVE, encarcelamiento.
El OCHO, retardo de los negocios.
El SIETE, desagradables noticias; seguidos de SIETE DE ORO predice llanto y
discordias.
El SEIS, presagia quejas y tormentos a no ser que vaya acompañado de algunas
copas.
El OCHO de BASTOS, el Rey indica un hombre justo que os hará señalados
favores, si está boca abajo sus buenos deseos experimentarán alguna dilación.
El Caballo promete un matrimonio, que no se verificará sin alguna dificultades, si
está puesto al revés.
La SOTA es una niña que os ama, celosa si la carta está al contrario.
El AS, presagia ganancias, provecho y recibo de dinero.
El NUEVE, buen acierto en los negocios; seguido del NUEVE de OROS, anuncia
un retardo en el cobro del dinero, y una pérdida si se halla al lado del NUEVE de
OROS, anuncia un retardo en el cobro del dinero, y una pérdida si se halla al lado
del NUEVE de ESPADAS.
El OCHO reanima el amor.
EL SIETE, indica muchas y bien fundadas esperanzas.
El SEIS, debilidad en el amor, y si va seguido del NUEVE, herencia.
CUATRO REYES SEGUIDOS anuncia honores.
TRES, buen éxito en el comercio.
DOS, buenos consejos.
CUATRO CABALLOS SEGUIDOS, una enfermedad contagiosas.
TRES, pereza.
DOS, disputa.
CUATRO SOTAS SEGUIDAS, predicen grandes rencillas.
TRES, engaño de mujer.
DOS, amistad.
CUATRO ASES, presagian una muerte.
TRES, libertinaje.
DOS, enemistad.
CUATRO NUEVE SEGUIDOS, indican desagradables sucesos.
TRES, cambio de estado.
DOS, pérdidas.
CUATRO OCHO, buenas acciones.
TRES, imprudencia.
DOS, dinero.
CUATRO SIETE, reversos.
TRES, casamiento.
CUATRO SEIS, intrigas.
DOS, disgustos.
TRES, diversiones.
DOS, amorcillos y noticias sin significantes.

Hay muchos modos de adivinar con las Cartas: Generalmente es por SIETE, por
TRES o por QUINCE.
Para hacerlo por SIETE, se cuenta la baraja de SIETE EN SIETE, poniendo
aparte la séptima de cada palo.

Repitiendo tres veces esta operación se reúnen doce cartas que se extenderán
sobre la mesa, unas al lado de otras, por el mismo orden con que han sacado y
se busca su significado, según el valor de cada una, tal como se ha explicado.

Es preciso no olvidarse antes de descifrar las cartas de ver si la persona a quien


se hacen ha salido de la baraja.

Generalmente se toma el REY de COPAS por un hombre rubio y casado; el de


BASTOS, por un hombre moreno y casado. La SOTA de COPAS, por una señora
o señorita rubia; la de Bastos por una señora o señorita morena; el CABALLO DE
COPAS, por un joven blanco y el de BASTOS por un Moreno.

Si la carta representa la persona para quien se adivina no se halla en las doce se


empieza de nuevo la operación hasta que salga.

De manera que, supongamos que echan las Cartas para una señora morena.
Barájense los naipes, sáquese de Siete en Siete, UNA, cuando se haya
completado el número de Doce, se mirará cuales son. Por ejemplo: 1ra. SOTA DE
COPAS, 2da SIETE DE BASTOS; 3ra SOTA DE OROS; 4ta REY DE COPAS;
5TA SOTA DE ESPADAS boca abajo; 6ta AS DE BASTOS; 7ma NUEVE DE
ESPADAS; 8va SOTA DE BASTOS; 9na SEIS DE COPAS; 10ma AS DE
ESPADAS; 11na. CABALLO DE BASTO boca abajo; 12na; SIETE DE COPAS.

Se explica de este modo:

1ro. Una mujer blanca desea dispensar algunos favores.

2do. Realizando vuestras más caras esperanzas.

3ra. Pero se lo impide una mujer rica, también blanca, que habla mal de vos y
quiere dañarnos; sin embargo no lo hará: espera.

4to. Tenéis un amigo bienhechor que os quiere bien.

5to. Pero que dejará de amarlos si no tenéis sumo cuidado con él porque hay a
su lado una mujer que lo engaña sobre vos y que os engaña también.

6to. Recibiréis dinero.

7mo. Pero algo tarde, porque quien debió dárselo será encarcelado o preso por la
justicia.

8vo. Vos.
9no. Sereis bien casado.

10mo. Pero antes tendréis una gran aflicción.

11mo.Porque el joven que ha de ser vuestro esposo experimentará retardo y


obstáculos.

12mo. No obstante, la última carta os promete dicha, fortuna y satisfacciones para


voz y para vuestros padres.

Hecho se mezclan las doce cartas y se dividen en cuatro montones de tres cada
una de este modo:

Para la persona: Tres cartas.


Para su casa: Otras tres.
Por lo que sucederá: otras tantas.

Levántese las TRES CARTAS DE LA PERSONA; se hallan ser, 1ro la SOTA DE


ESPADAS, boca abajo; 2da AS DE BASTOS; 3ra REY DE COPAS y se dice:

1ro. La mujer morena busca siempre la manera de agraviarlos.


2do. Pero no por eso seréis menos feliz.
3ro. Y un asunto de dinero os pondrá de nuevo en busca de buena inteligencia
con el joven blanco que os ama, y que al fin cesará de dejarse engañar por la
mujer perversa.

Tómese enseguida las TRES CARTAS DE LA CASA, que son por ejemplo: 1ro
EL SIETE DE COPAS; 2do. EL SIETE DE BASTOS; 3ro LA SOTA DE OROS; y
se continúa.

1ro. Concordia en vuestra casa.


2do. Vuestras esperanzas son muy fundadas y se realizarán.
3ro. Aunque una inicua mujer blanca murmura de vos y desea frustrar vuestros
planes.

Levántese luego las tres cartas que deben mostrar lo que ha de suceder; Y
SUPONGAMOS QUE SON: 1RO. Seis de copas; 2do. CABALLO DE BASTOS,
boca abajo; 3ro. SOTA DE COPAS, y se prosigue:

1ro. Vuestro matrimonio y vuestra felicidad están asegurados.


2do. Con el joven moreno; cuyas dificultades vencerá.
3ro. La mujer blanca que os quiera bien.

Se toman, por fin, tres cartas de la sorpresa donde se hallarán:


1ro. Neuve de Espadas; 2do. As de Espadas; 3ro. Sota de Bastos, y se termina
diciendo:

1ro. Alguno que los interesa, experimentará pesares por la justicia.


2do. Esta noticia os afligirá.
3ro. Pero os consolareis y vos misa pondréis término a vuestra pena.

Para adivinar por QUINCE, se mezclan y se sacan de la baraja DOS MONTONES


DE DIECISEIS.

Pregúntese a la persona por la que se hace la operación cuál de las dos elige;
cuando le ha dicho, se toma en la mano el montón indicado y se quita la primera
carta, que se pondrá aparte para la sorpresa, de modo que se hallan así cuatro
cartas para la persona, cuatro par la casa, cuatro por lo que sucederá y cuatro par
la sorpresa.

Déjese a la persona consultante la libertad de escoger de los tres primeros


montones, tanto el que quiere para sí como para su casa, quedando sólo el
tercero y no se escoge más, pues el de la sorpresa es inmutable, y entonces se
procede a la explicación según el significado de las cartas.

El MÉTODO ITALIANO, consiste en adivinar por TRES..


Para esto se toma la baraja, también de TREINTA Y DOS NAIPES, y se dice a la
persona consultante que CORTE CON LA MANO IZQUIERDA.

Después de esto, se sacan los naipes de TRES EN TRES, teniéndose cuidado de


poner aparte todos los montoncitos que se hallan de la misma especie.

Por ejemplo: Si se hallan TRES BASTOS, se guardan para la operación; si en un


mismo monto hay dos naipes de un mismo palo como DOS BASTOS, DOS
OROS, etc., se poner aparte el más alto o, según opinan algunos, el que está más
cerca del pulgar.

Después de haber seguido del mismo modo toda la baraja, mezclándose las
cartas que quedan y se hacen tres veces las mismas operaciones.

Se cuentan luego las cartas puestas, que han de ser precisamente a los menos
trece y diecinueve a lo más.

Si el número es PAR, se abre el juego y se hace sacar de él una carta por la


persona para quien se opera, a fin de hacerlo en par.

Entonces se descifra por el siguiente orden, y según el valor de las cartas que
más adelante explicaremos.
Empiécese por la que representa la persona; se mira lo que la rodea y de aquí se
sigue contando hacia la derecha: uno, dos, tres, cuatro, cinco, parándose a cada
cinco cartas; de este modo se da la vuelta a todas ellas, al menos tres veces y a
lo más tantas como son preciso para acabar junto a la carta que representa a la
persona.

Barajándose luego las cartas con las cuales se opera, poniéndose sobre la mesa:
Una, para la persona; Otra, para la casa; Otra par la sorpresa y otra, en fin para
el consuelo.

Distribúyase el resto de las cartas sobre los cinco primeros montones, empezando
por el primero; luego, se levantan y se acaba la operación explicándolas.

La carta del Consuelo que se deja sola, se levanta la última.

He aquí el valor de las cartas, según el método italiano.

Si se hallan en el juego muchas figuras, es señal de reuniones y festines.


CUATRO REYES, indican grandes y favorables sucesos.
EL TRES, pronostica ausencia y separación de amantes.
EL DOS, simboliza la amistad.
CUATRO BASTOS MENORES:
El CINCO, presagia oro.
El CUATRO, augura diversiones, fortuna y amigos.
El TRES, anuncia venturosas empresas y el término de los padecimientos. (EL
TRES).
El DOS, origina pesares.

Una vez terminada la explicación, se recogerán los naipes, se barajarán, y se


mandarán a cortar de nuevo con la izquierda.

Luego se formarán CINCO FILAS.


La PRIMERA, de SIETE NAIPES, para la casa.
La SEGUNDA, de SEIS NAIPES, para el consultante.
La TERCERA, de CINCO NAIPES, para los afueras.
La CUARTA, de CUATRO NAIPES, para la sorpresa.
La QUINTA, de DOS NAIPES, para el consuelo.

Estos naipes se colocan por el orden numérico indicado y se volverán a


interpretar.

Supongamos, por ejemplo, que los naipes que salieron son:

La 1ra fila para LA CASA, significa que en ella hay una persona muy enamorada;
que es un hombre de bien, interesado por la prosperidad de vuestra familia, se
opone a los amores de dicha persona por creerlos perjudiciales, en contra del
parecer de una señora que pretende favorecerlos. Finalmente esta última sale con
la ayuda y la persona enamorada ve colmado su deseo.

Vemos después sus consecuencias.

La 2da Fila, destinada al consultante, si es un hombre significa: Que la ama


frenéticamente una mujer hermosísima, aunque morena, pero temiendo él
arruinarse con ella, prefiere la carrera militar, vacilando entre si la abrazará o si
valdrá más vivir oscuro y amado, aunque pobre. De sus dudas vendrá a sacarle
un billete inesperado. Si es mujer la Consultante, el amor que profesa a un buen
mozo se verá contrariado por el fundado temor de que el gallardo mancebo ha de
malgastar su hacienda, y así pues, dudas si preferirá a éste o a un militar honrado
y valeroso, que le ha declarado su pasión por escrito, o en su nombre lo ha hecho
otra persona.

La 3ra Fila, destinada a la Sorpresa significa. Desvanézcanse todos vuestro


temores, pues la sorpresa hará en vuestra suerte una completa metamorfosis; el
amor sincero ya inquebrantable amistad seguirán a las zozobras e inquietudes
que hasta hoy os han aquejado, y una dulce y plácida existencia os resarcirá
ampliamente de todos vuestros padeceres.

Finalmente, la 5ta Fila, destinada al Consuelo, significa: Si bien es verdad que la


situación actual se ve en extremo apurada, confía seguro de que vuestra
resolución os sacará de ella y no tardareis en llegar a ser un personaje de
distinción.

CARTOMANCIA
SEGÚN EL METODO ITALIANO.

La adivinación del porvenir por medio del juego de naipes, según el Sistema
italiano, es el que más comúnmente se usa. Como ya hemos explicado
anteriormente, si se hallan en el juego muchas giuras, es señal de reuniones y
festines.

CUATRO REYES, indican grandes y favorables sucesos.


TRES REYES, buenos consejos.

DOS REYES, amistad.


CUATRO CABALLOS, reuniones y jóvenes.
TRES CABALLOS, disputas.
DOS CABALLOS, malas compañías.
CUATRO SOTAS, reuniones y habladurías de mujeres.
TRES SOTAS, chismes y ruindades de mujeres.
DOS SOTAS, rencillas.
CUATRO ASES, buen éxito.
TRES ASES, noticias.
DOS ASES, esperanzas.
LAS OCHO DE COPAS: EL REY, es un amigo blanco.
EL CABALLO: un joven que sólo desea hacerle el bien.
LA SOTA: una buena mujer blanca.
EL AS: un festín, una alegría, o un presente.
EL NUEVE, representa la casa por la que se mira.
EL OCHO: Una grata sorpresa.
EL SIETE: celos de hombre.
EL SEIS: celos de mujer.
LAS OCHO DE OROS: EL REY, indica un hombre ruin blanco.
EL CABALLO: un militar blanco también, y que no es de los mejores, ni de los
que más bien quieren.
LA SOTA: una perversa e indigna mujer blanca.
EL AS: un billete.
EL NUEVE: cosas de comercio.
EL OCHO: realización de un proyecto.
EL SIETE: dinero.
EL SEIS: también dinero, pero en corta cantidad.
LAS OCHO DE ESPADAS: EL REY, representa un hombre moreno de malas
intenciones.
EL CABALLO: un hombre moreno de malas intenciones.
EL CABALLO: un hombre moreno también afligido.
LA SOTA: una viuda triste y desazonada.
El AS: disgustos: a lo que se llama en amor; bagatelas.
EL NUEVE: oscuridad, secretos nocturnos; acontecimientos.
EL OCHO: dilación, demora.
EL SIETE: llanto.
EL SEIS: inquietud.

LAS OCHO DE BASTOS: EL REY, representa un hombre moreno buen amigo.


EL CABALLO: un amante.
LA SOTA: Una señora morena, interesada, amiga.
EL AS: indica victoria.
EL NUEVE: Una partida de campo, un paseo.
EL OCHO: un viaje.
EL SIETE: acciones varias de un amigo.
EL SEIS: un pequeño presente.

Para obtener lo que se llama “buen éxito”, se toman OCHO MONTONES DE


CUATRO CARTAS CADA UNO: se vuelve la primera carta de cada montón,
tómense las cartas semejantes, es decir, Dos Nueve, de Reyes; Dos Ases, etc.
Descubriendo siempre la segunda del montón del cual se levanta la primera.

Par que sea seguro el éxito, es preciso sacar de ése modo, todas las cartas de
dos en dos, hasta las dos últimas.
Se hace esta operación par saber si un deseo del corazón o un negocio de interés
podrán tener feliz resultado.

Para el método llamado “egipcio” se emplean todas las CUARENTA Y OCHO


CARTAS.

Se empieza barajando el juego al revés.

El consultante debe alzar, con la mano izquierda. Hecho esto, se dividirán los
naipes de Cinco en Cinco, colocándolos al revés, uno tras de otro de derecha a
izquierda, hasta haber ordenando al menos, treinta y tres y a lo más cuarenta y
cinco.

Enseguida, cuéntese también de derecha a izquierda: uno, dos, tres, cuatro,


cinco, seis, siete.

Vuélvase este naipe que hace siete y explíquese lo que indica.

Continúese volviendo y descifrando la carta que hace catorce, la que hace


veintiuno, la que hace veintiocho, siguiendo así de siete en siete.

Explíquese así, todos los naipes, conforme a la interpretación indicada para cada
naipe en el Método Italiano, advirtiendo que, como en dicho método italiano sólo
se da la de treinta y dos naipes y en el Egipcio entran todos Cuarenta y Ocho, la
explicación de los dieciséis restante se amoldará a la traducción siguiente:

CUATRO COPAS MENORES:

EL CINCO, procura a los hombres ventajosas herencias a las jóvenes, la feliz


realización de sus ensueños.

EL CUATRO, es indicio de contratiempos, fastidios y tribulaciones.

EL TRES, venturoso éxito.

El DOS, el amor y los deseos.

CUATRO OROS MENORES

EL CINCO: es mensajero de amoríos y ternezas.

EL CUATRO: augura presentes y regalos de escasa valía.

EL TRES: indica personajes de alta alcurnia.

EL DOS: auspicia obstáculos de toda clase.


CUATRO ESPADAS MENORES

EL CINCO: anuncia pérdidas, duelos y quebrantos.

EL CUATRO: presagia soledades.

Para continuar la explicación sígase como en la página (cinco), el tres pronostica


ausencia y separación de dos amantes.

FIN.

También podría gustarte