Está en la página 1de 8

Análisis Proyecto De Ley Reforma A La Salud

Introducción

El sistema de salud es un conjunto articulado de normas, principios, políticas públicas,

competencias, derechos, deberes, mecanismos, fuentes de financiamiento, evolución y

controles que se emplean para que el Estado pueda garantizar y materializar el derecho

fundamental a la salud.

La reforma al sistema de salud, es una configuración de leyes ordinarias, orgánicas y

estatutarias, Estas últimas encargadas de regular los derechos y deberes. Entre esos, el

derecho fundamental a la salud, expedido en la ley estatutaria 1751, donde especifica que la

salud es derecho que tiene que ser provisto y protegido por el estado Colombiano. Realidad,

que hoy día no se cumple a cabalidad, lo que da pie a cuestionamientos que permiten

deducir que apararte de los diferentes cambios, nuevas reformas, sentencias y leyes que se

han implementado, todavía hay una brecha grande por enmendar en el sistema de salud de

nuestro país.

De acuerdo a la revisión bibliográfica, se logra deducir que la finalidad de la nueva

reforma a la salud es mejorar el sistema actual, buscando generar un servicio de calidad,

reduciendo así las barreras de acceso y las barreras económicas; recuperando la legitimidad,

la confianza y garantizando, de esta manera, un mejor nivel de atención para toda la

población.

En esta estrategia de la nueva reforma de la salud el gobierno plantea un nuevo modelo, que

trae consigo, la creación de áreas sanitarias, con redes de prestadores de atención básicos,
especializados, es decir, que cada servicio tendrá un costo y prestación específica,

dependiendo de la salud de los afiliados. Varios son los departamentos del sistema que se

modificaran para poder llevar a cabo este nuevo sistema de salud, al igual que, la nueva

implementación de financiación en la cual todos los prestadores que integran las redes

recibirán su giro directo mensualmente por un valor fijo, que ira balanceado por los

servicios que presenten y el desempeño de los mismos .La finalidad de toda este

reestructuración de la reforma a la salud es engranar un estructura más sólida, garantizando

mayor calidad y continuidad de los servicios de salud.

El presente ensayo, tiene el objetivo de identificar aspectos claves relativos a la reforma a la

salud, a través de un proyecto de ley, por medio de la cual, se dictan disposiciones

orientadas a garantizar el derecho fundamental a la salud, dentro del Sistema General de

Seguridad Social, de conformidad con la ley 1751 de 2015, y la sostenibilidad del Sistema

de Salud”

En relación, al derecho fundamental a la salud, cabe mencionar, que este es parte

fundamental de nuestros derechos humanos y de nuestra comprensión de una vida digna. El

derecho al disfrute de los más altos nivel alcanzable de salud física y mental y social, lo

cual implica no simplemente la ausencia de enfermedad o dolencia”, sin distinción de raza,

religión, creencias políticas, condición económica o social ".

En proyecto de ley contiene algunos apartados con los cuales me encuentro de acuerdo los

cuales expondré a continuación

 Primeramente, se hace alusión a la estructura del Sistema de Salud el cual se encuentra

diseñado de manera tal, que existen diferentes actores y recursos que se articulan de
manera concreta, conjunta y armónica, para así darle cumplimiento a los lineamientos

generales, que abarcan el reconocimiento de este derecho a nivel funcional y practico,

engranando:

o Principios.

o Políticas públicas.

o Instituciones.

o Protocolos.

o Facultades.

o Obligaciones.

o Recursos financieros.

o Evaluación y control.

Sin duda alguna, estos criterios señalados, se encuentra en cabeza de Estado el cual tiene la

obligación de garantizar y materializar el del derecho fundamental de la salud.

 Por su parte, la ejecución de los programas y el presupuesto económico y estructural de

las aseguradoras en salud, poseen la obligación de abarcar los servicios correspondientes

atendiendo al principio de integralidad, el cual implica la unión y celebración de

acuerdos a través de las redes que se tejan en relación a este tema, haciendo uso de las

herramientas del mundo contemporáneo, como es el caso de:

o La telesalud.

o Consulta médica a domicilio.

o Hospitalización médica a domicilio.


Esto es de gran importancia porque permite que las EPS, trabajen de manera conjunta, no

solo para la persecución de fines económicos sino humanistas y sociales, que garanticen el

derecho a la salud desde todas las aristas y escenarios posibles.

 Dentro del análisis correspondiente al proyecto de ley, queda claro que uno de los

aspectos esenciales a mencionar es la implementación de los Centros de Excelencia, lo

cual es la manifestación y reconocimiento del estado para aquellas unidades de

atención de prestadores complementarios, independientes o subredes, las cuales

contemplen entre otras cosas:

o Asistencia.

o Investigación.

o Docencia.

Todo esto, se configura a partir de una patología en específica, la cual requiere

necesariamente un grupo especializado que abarque diferentes problemas de salud y

enfermedades, cuya naturaleza necesiten de infraestructura tecnológica y conocimientos

médicos particulares. Esto es un gran elemento a destacar, ya que conlleva el manejo

integral del derecho a la salud.

De igual forma como en la mayoría o totalidad de la regulación de las prácticas médicas,

será el estado en cabeza del Ministerio de Salud y Protección Social, el cual se encargará de

establecer y plantear estos grupos de enfermedades a los cuales el proyecto hace mención, y

cuyo manejo requiera la incorporación de Centros de Excelencia, para así satisfacer una

demanda social al respecto que beneficia a gran parte de la población.


El estado, mediante esta propuesta, busca aumentar el desarrollo científico sobre focos de

enfermedad difíciles de tratar y que no están dentro del promedio de atención, toda vez que

afectan a determinado grupo social vulnerable por aspectos naturales, físicos, sociales y

comunitarios.

 Otro aspecto clave a mencionar, es la dignificación del capital humano que presta sus

servicios técnicos, tecnológicos y profesionales en pro del desarrollo al derecho a la

salud, lo cual es de gran relevancia, toda ves que de ellos depende que se materialice la

atención en si, que es la que recibe el paciente a la hora de un malestar o urgencia que

ponga en entredicho su integridad física o mental. Por tanto, son personas que se

merecen todo el respeto y consideración posible, ya que no se trata de una labor

sencilla, sino que acogen una gran responsabilidad sobre el sujeto que están tratando.

Esto conlleva a un gran reto por parte del estado y sus entes de control, toda vez que

requieren de un sistema de bienestar que vaya en busca de la creación, mantenimiento y

mejora de las condiciones y espacios de trabajo, abarcando puntos neurálgicos tales como:

o La jornada laboral.

o Las horas de descanso.

o El respeto a la intimidad familiar.

o El mejoramiento de la calidad de vida.

o La motivación laboral.

En definitiva, lo que se pretende alcanzar, son herramientas que hagan de las practicas

relacionadas al ámbito de salud, una labor con menos pesquisas y elementos negativos que
generen fenómenos comunes, tales como ausentismo, mal clima organizacional y la alta

rotación de personal.

Habiendo ya abarcado lo concerniente a los aspectos positivos que destaque de análisis el

proyecto de ley, pasaré a plantear aquellos elementos negativos o de los cuales no me

encuentro totalmente en acuerdo, conjuntamente con la crítica aplicable al respecto:

o Se buscaba crear regiones de salud para garantizar la prestación del servicio

o Repetición de enfoques que contempla la anterior ley

o No es una reforma estructural

o Mayor financiación

Entre las consideraciones adversas que se tienen sobre el proyecto, cabe destacar, que este

en general no garantiza el derecho fundamental a la salud y son solamente unos ajustes. La

Ley Estatutaria estableció que no se puede fragmentar el sistema; es decir, no puede haber

régimen contributivo y subsidiado, pero tampoco debería haber dos planes de beneficios,

sino estar unificados.

Otros puntos a considerar con mayor detenimiento son el amparo a las deudas de las EPS,

el fortalecimiento de la red pública de servicios de salud y la reafirmación de las

aseguradoras como intermediarias, esto último, advierten, es un paso más a la privatización

de la salud en Colombia. El sistema colombiano tiene un gran número de EPS, con el ajuste

territorial tener menos EPS en los territorios podría garantizar accesibilidad. Que las que

existan tengan un mínimo de población para garantizar el acceso a todas estas personas y
que esta sea más cercana, sin embargo, el proyecto de ley quiere avanzar hacia allá de una

manera tímida sin tocar las EPS.

A los puntos contraproducentes para los colombianos que plantea esta reforma al Sistema

de Salud, se suma la desinformación de la misma. En redes sociales circulan publicaciones

sobre posibles consecuencias para el país de la Ley 010 que son falsas, y que en el contexto

nacional que se vive, aumentan la incertidumbre y son nocivas para la democracia.  

Por último, cabe mencionar, que la salud en Colombia, tiene un sistema de calidad

insuficiente, partiendo de las opiniones de los usuarios del sistema de salud, cabe resaltar el

alto número de las tutelas interpuestas en contra de las EPS, quejas y reclamos. Por otro

lado, tenemos las IPS, en este punto se refleja los que priorizan la vida y los que priorizan

la productividad, estas se preocupan más por cantidad de usuarios afiliados y atendidos que

por garantizar calidad, viendo esto en los resultados que ellos mismos ofrecen ante las

autoridades pertinentes.

A pesar de lo que dictan todas las normas y leyes con las que está bastante cargado el

sistema, en la prestación de sus servicios no garantizan la dictadura de estas. Nos lleva

nuevamente a la revisión del alta suma de tutelas por motivo de falta de humanización ante

el usuario, partiendo de que se vulnera el servicio a la salud como derecho primordial del

ser humano, sin excepciones de nivel social y cultural.

Es importante situarnos en ese tema ya que se encuentra un distinción en la atención entre

los usuarios del régimen contributivo con el régimen subsidiado, haciendo caso omiso al

llamado del cumplimiento de los derechos humanos, y el derecho a la vida, ya que en


algunos escenarios hemos visualizamos como una “mujer embarazada es privada de la

atención en una entidad que niega el servicio por aparecer desvinculada en el momento de

solicitar el servicio” no obstante de ser usuario antiguo, sin tener en cuenta la debida

gestión de ingreso con la carencia de los procesos administrativos, los cuales pueden ser

resueltos en medio de la atención, dando prioridad a la vida del gestante como la de la

madre. Y sin mencionar la cantidad de muertes por negligencia por falta de procesos no

autorizados por motivos de acciones inescrupulosas del sistema.

Ahora bien, partiendo de lo anterior en Colombia no se gestiona calidad en salud, ya que

nuestro país no cuenta con el cumplimiento de lo estructurado por las normas y leyes que lo

rigen. Carecemos de un sistema óptimo para salvaguardar la vida de nuestros habitantes, y

generaciones futuras.

Si bien la reforma, según cita el texto del proyecto de ley ordinaria, está concebida para

mejorar la salud de la población colombiana mediante acciones colectivas e individuales de

promoción de la salud, prevención de enfermedades y atención integral, continua y de

calidad; la molestia que genera la propuesta deriva de la presentación de un articulado que

puede ser calificado como ambiguo, pues no determina con exactitud la manera en que se

distribuirán los recursos, cómo se sostendrá el sistema, cuál será el verdadero alcance de las

gestoras de salud y de qué forma intervendrá el Gobierno.

También podría gustarte