Está en la página 1de 3

Alteraciones

hepáticas Dr. Iván Renato Zúñiga Carrasco

Las alteraciones hepaticas tienen


numerosas manifestaciones clínicas,
algunas de las cuales se observan tanto
en trastornos agudos como en los
crónicos, mientras que otros sólo se
producen en la enfermedad crónica.
A continuación presentaremos las
principales alteraciones.

Ictericia
Pigmentación amarillenta de la piel, las escleróticas y
otros tejidos causada por un exceso de bilirrubina cir-
culante. La ictericia leve, que se observa mejor exami-
nando las escleróticas a la luz natural, suele ser de-
tectable cuando la bilirrubina sérica alcanza de 2 a 2,5
mg/dl (34 a 43 mg mol/l).

Síntomas y signos
Una ictericia leve, sin orina oscura sugiere una hi-
perbilirrubinemia no conjugada causada por hemó-
lisis o por síndrome de Gilbert, más que por una
enfermedad hepatobiliar. Una ictericia más intensa
o una orina oscura indican claramente un trastorno
hepático o biliar. Es frecuente que los pacientes
observen antes el color oscuro de la orina que el
cambio de color de la piel; por tanto, la aparición
octubre 2010

de una orina oscura es un mejor indicador de la


duración de la ictericia. La náusea y los vómitos
que preceden a la ictericia indican con mucha
frecuencia una hepatitis aguda o una obstrucción
farmacia actual

del colédoco por un cálculo; el dolor abdominal


o los escalofríos apoyan esta última posibilidad.

30
Datos de laboratorio
Una hiperbilirrubinemia leve con niveles normales
de enzimas hepáticas y de fosfatasa alcalina refleja
por lo general hemólisis o síndrome de Gilbert, más
que una hepatopatía; esto suele confirmarse me-
diante el fraccionamiento de la bilirrubina. La biop-
sia hepática percutánea tiene un gran valor diag-
nóstico, pero rara vez es necesaria en la ictericia.

Colestasis (Ictericia obstructiva)


Síndrome clínico y bioquímico que se produce
cuando está deteriorado el flujo biliar. Se prefiere el
término colestasis al de ictericia obstructiva.

Con fines clínicos es esencial una distinción


entre las causas intrahepáticas y extrahepáticas.
Las causas intrahepáticas más frecuentes son la
hepatitis, la toxicidad por fármacos y la hepatopa-
Tratamiento
tía alcohólica. Causas menos frecuentes son la
cirrosis biliar primaria, la colestasis del embarazo, En la colestasis intrahepática suele bastar con el
trastornos hepáticos, carcinoma metastásico y nu- tratamiento de la causa subyacente. El prurito res-
merosos trastornos infrecuentes. ponde generalmente con agentes como la colestira-
mina. A no ser que exista una lesión hepatocelular,
las alteraciones de la coagulación suelen mejorar
Síntomas y signos tras la administración de vitamina K.
Ictericia, orina oscura, heces pálidas y prurito ge-
neralizado son los signos clínicos cardinales de
Hepatomegalia
la colestasis. La colestasis crónica puede producir
pigmentación cutánea terrosa, dolor óseo y de- Aumento de tamaño del hígado que indica una he-
pósitos lipídicos cutáneos (xantelasmas o xanto- patopatía primaria o secundaria, aunque su ausen-
mas). Esos rasgos son independientes de la cau- cia no excluye un trastorno grave.
sa de la colestasis.
Hipertensión portal
Diagnóstico Aumento de la presión en el sistema venoso por-
Es importante realizar una historia clínica y una tal. En las naciones industrializadas, la cirrosis es
exploración física detalladas, porque la mayo- con mucho la causa más frecuente de hipertensión
ría de los errores diagnósticos proceden de una portal, aunque la esquistosomiasis (un tipo de pa-
historia clínica insuficiente y del exceso de con- rasitosis) predomina en algunos climas tropicales
fianza en los datos de laboratorio. La colestasis y subtropicales.
intrahepática la sugieren los síntomas de hepa-
titis, el consumo excesivo de alcohol, el uso re-
ciente de fármacos potencialmente colestásicos
Síntomas y signos
octubre 2010

o los signos de enfermedad hepatocelular (p. ej., La hipertensión portal es asintomática; los hallazgos
arañas vasculares, esplenomegalia, ascitis). La clínicos son una consecuencia de sus complicacio-
colestasis extrahepática la sugieren el dolor de nes. La más importante de éstas es la hemorragia
origen biliar o pancreático, los escalofríos y una varicosa aguda, generalmente procedente del esó-
farmacia actual

vesícula palpable. Las pruebas de laboratorio tie- fago distal. Los pacientes presentan típicamente
nen un valor diagnóstico limitado. una hemorragia brusca e indolora.

31
Diagnóstico Otros síntomas y signos
La mejor técnica consiste en el cateterismo tran- de las hepatopatías
syugular de las venas hepáticas para ingresar a
una rama pequeña de la vena hepática. Alteraciones sistémicas
La anorexia, la fatiga y la debilidad son rasgos fre-
cuentes de la hepatopatía causados por la disfun-
Tratamiento
ción hepatocelular. La náusea y la anorexia intensa
La hemorragia varicosa es una urgencia con pe- son especialmente frecuentes en la hepatitis vírica
ligro para la vida. El tratamiento de la pérdida de y en la alcohólica una cirrosis avanzada.
sangre implica reanimación, reemplazamiento
de la sangre y monitorización, preferiblemente
Alteraciones hematológicas
en una Unidad de Cuidados Intensivos.
Las hepatopatías se asocian a numerosas alte-
raciones hematológicas. La anemia es frecuente.
Ascitis Su patogenia puede suponer pérdida de sangre,
Presencia de líquido libre en la cavidad abdo- deficiencia nutricional de ácido fólico, hemólisis e
minal. En una hepatopatía, la ascitis indica un inhibición de la médula ósea por el alcohol y por la
trastorno crónico o subagudo y no se produce hepatopatía crónica en sí misma. Los trastornos de
en situaciones agudas (p. ej., hepatitis vírica no la coagulación son frecuentes y complicados. Se
complicada, reacciones farmacológicas, obstruc- presenta a menudo un deterioro de la síntesis he-
ción biliar). La causa más frecuente es la cirrosis, pática de factores de la coagulación y de absorción
especialmente por alcoholismo. Los Pacientes insuficiente de vitamina K, la cual es necesaria pa-
con insuficiencia renal, en especial los que es- ra la síntesis de los factores de coagulación.
tán en hemodiálisis, presentan ocasionalmente
líquido intraabdominal sin explicación conocida
Alteraciones renales y electrolíticas
(ascitis nefrógena).
Las alteraciones renales y electrolíticas son es-
pecialmente frecuentes en la enfermedad cróni-
Síntomas, signos y diagnóstico ca con ascitis.
Una ascitis masiva puede causar molestias ab-
dominales inespecíficas y dificultad respiratoria, La insuficiencia renal en una hepatopatía puede
pero cantidades menores suelen ser asintomáti- reflejar una enfermedad que afecta directamente a
cas. En los casos avanzados el vientre está dis- ambos órganos o insuficiencia circulatoria con dis-
tendido, el ombligo está plano o evertido y puede minución de la perfusión renal.
percibirse una onda líquida en la exploración.
Bibliografia.
Tratamiento • El Manual Merck.17ª edición. Sección Cuatro. Enfer-
El reposo en cama y la restricción de sodio en la medades Hepaticas. Version online.
dieta son los pilares principales del tratamiento. De- • Harrison´s Principios de Medicina Interna.17ª edi-
ben utilizarse diuréticos si fracasa una restricción ción. Parte 13. Enfermedades gastrointestinales.
estricta de sodio. Sección 2. Enfermedades del hígado y tracto biliar.
Versión online.

Encefalopatía portosistémica
octubre 2010

Dr. Iván Renato Zúñiga Carrasco Jefe del


Síndrome neuropsiquiátrico causado por una he- Departamento de Epidemiología. Miembro del
patopatía, asociado generalmente a una derivación Comité de Infecciones Nosocomiales del H.G.Z.
portosistémica de la sangre venosa. C/M.F. 4 IMSS Cd. del Carmen, Campeche.
farmacia actual

32