Está en la página 1de 20

Organización político

Territorial del territorio


Argentino
DESDE EL VIRREINATO HASTA
EL SIGLO XX
Etapa Colonial
El espacio que corresponde al actual territorio
argentino dependía formalmente del virreinato del
Perú. Creado en 1542, este incluía además zonas que
actualmente pertenecen a Panamá, Colombia,
Ecuador, Bolivia, Paraguay, norte de Chile y
Uruguay.

Estaba dividido en gobernaciones y audiencias,


como la de Charcas (de la que dependería Buenos
Aires), y contaba con capitanías generales como la de
Chile. Cada dependencia administraba una porción
del territorio y tenía jurisdicción para resolver
diferentes cuestiones.
Ventaja Locacional del
Puerto

El rio de la Plata tenia la mejor


ubicación geográfica que lo constituía
como la mejor vía de acceso entre el
Imperio Colonial y la Península
Ibérica. Pero, el centro de
intermediación estaba en Lima.
El centro de gravedad del Imperio
Colonial estaba en el Mar Caribe.
Puerto de Buenos Aires como intermediario
Comercial
El territorio argentino presentaba un carácter semicerrado y con una economía regional
de subsistencia pero esta forma de economía solo estaría presente hasta finales del siglo
XVIII.

Surgen dos factores que lo


cambian todo:

La apertura del Rio de la


Plata para el comercio
colonial.

La producción Ganadera
orientada hacia la
exportación.
El cambio de la Política Española
Producto de las Reformas Borbónicas
Se crea en 1776 el Virreinato del Rio de la Plata , haciendo
un cambio radical en el Imperio Colonial.
Y para 1778 se crea el Reglamento de Libre Comercio.
Todas estas medidas se debieron a un cambio de estrategia
global de la colonia.
Las Reformas Borbónicas hicieron cambios
profundos en las economías regionales.
Potosí, Salta, Mendoza y Asunción pasaron
a formar parte de una entidad
administrativa encabezada por Buenos
Aires.

INTERMEDIARIO > De la producción


exportable del Interior.

CENTRO > Del abastecimiento de los


productos importados del extranjero.
Virreinato del
Río de la Plata
Las antiguas regiones del altiplano continuaron con la
actividad minera, aunque la falta de capitales y de
mano de obra, el atraso técnico y la baja ley de los
metales habían marcado definitivamente su decadencia.
Sin embargo, el activo tráfico con el sur vino a
revitalizar su economía.
Las ciudades de la Intendencia de Salta del Tucumán
desarrollaban una importante actividad agrícola y
manufacturera estrechamente ligada al mercado
altoperuano: Santiago del Estero proveía excelentes
tinturas y, junto con Catamarca, tejidos de lana y
algodón.
En Tucumán se fabricaban carretas, ruedas y otros
elementos de transporte, y en Salta y Jujuy criaban
mulas.
La Revolución de
1810
La Revolución de Mayo, significo la desaparición del Virreinato del Río de la Plata y la creación de un
gobierno central criollo, La Primera Junta, al principio, y Junta Grande después. La intención de este nuevo
gobierno era gobernar sobre los territorios heredados de la ocupación colonial. Estos territorios se denominaban
Provincias Unidas del Río de la Plata.

El comercio ultramarino > hubo un avance en el


proceso de competencia de precios al eliminar el monopolio
español. El comercio exterior se incremento en volumen y la
balanza de pagos mejoro.

La industria ganadera > tenían acceso directo a mercados


mas amplios. La tierra aumento su valor, los ganaderos y
productores de carne empezaron a incrementar sus
beneficios.
La Expansión Ganadera
Es la primera actividad en la historia
económica que se dio en lo que seria el
territorio argentino que se orienta a la
exportación.

Su desarrollo en Litoral desde finales del


siglo XVIII hasta mediados del siglo XIX,
en conjunto con la actividad comercial en
el Puerto fueron el Factor Dinámico del
crecimiento económico.
El desequilibrio del
Interior
Mientras que en Buenos Aires se expandía la producción
ganadera dedicada hacia la exportación y se obtenía
grandes ingresos por los impuestos aduaneros.
El interior vivía un estancamiento económico, lo que haca
que no se pudiera desarrollar y competir con el mercado del
Litoral.

Ante la problemática económica que acarreaba el interior,


determinaron que la solución no estaba dentro de las
fronteras sino que dependían de intervención de la provincia
de Buenos Aires.

El interior querían imponer una política proteccionistas.


Pero la provincia de Buenos Aires quería mantener sus
privilegios, por lo que defendían la política del libre cambio
y el uso exclusivo de las rentas de aduanas, excluyendo
incluso a las provincias del Litoral.
Primeros Intentos de
Organización Nacional
Durante la década siguiente a la revolución el gobierno
central fue cambiando, primero se conforma un Triunvirato
compuesto por 3 miembros, luego un Directorio a cargo de
un director supremo. Estos cambios se produjeron en un
contexto caracterizado por profundas diferencias entre
las provincias sobre la forma de organizar del Estado.
Buenos Aires pretendía consolidar su centralismo al que se
oponía a los pueblos del interior fundamentalmente las
provincias del litoral y la Banda Oriental que proponía un
sistema federal.
Para 1820 del gobierno central se disolvió como
consecuencia de una derrota sufrida por entonces el director
supremo de las Provincias del Rio de la Plata en la Batalla de
Cepeda, por Estanislao López y Francisco Ramírez.
Después del triunfo de los federales en la Batalla de
Cepeda (1820), las provincias organizaron sus propios
gobiernos y se manejaron de manera autónoma ante la
inexistencia de un gobierno central. Se dieron los
enfrentamientos entre dos posiciones: los unitarios
partidarios del gobierno central y los federales partidarios
de la autonomía provinciales.

Las relaciones entre las provincias se organizarán a partir de


un conjunto de pactos y tratados entre ellos el Tratado de
Pilar, Tratado de Cuadrilátero y el Pacto Federal.

Para 1830 las provincias de Córdoba, San Luis, Mendoza,


San Juan, La Rioja, Santiago del Estero, Tucumán,
Catamarca y Salta se agruparon en la Liga Unitaria.
Mientras que Buenos Aires y el litoral, Santa Fe, Entre Ríos
y Corrientes, se agruparon bajo el Pacto Federal. A pesar de
la autonomía de las provincias, seguían delegando algunas
funciones a Buenos Aires, que era encabezado por Juan
Manuel de Rosas.
Expansión de la Frontera y
apropiación territorial
Durante el siglo XVIII la mayor parte de tierras de la zona
pampeana se encontraba ocupada por los pueblos originarios y
no era aprovechada económicamente por la población colonial.

Pero las exportaciones de cueros llevo a la necesidad de


racionalizar la explotación pecuaria. Por lo que surge la
estancia.

La formación de unidades de producción para criar ganado y


la necesidad de ejercer el derecho de propiedad sobre los
rebaños llevaron a la apropiación privada de tierra.

La expansión ganadera > expansión de frontera >


apropiación territorial.
Usurpación de las Malvinas

Las Islas malvinas son un archipiélago de


alrededor 11000 km² de superficie ubicado en el
Atlántico. A lo largo de la historia estás Isla
estuvieron bajo el dominio de diferentes países.
En 1820 el gobierno de las provincias unidas del
río de la plata las ubicó bajo su poder.
Sin embargo en 1833 los ingleses las ocuparon
desde entonces las conservan bajo su dominio.
Hasta hoy en día Argentina sostiene un histórico
reclamo sobre estas Islas.
Etapa de Organización Nacional
El proceso de organización nacional refiere a la organización del Estado-nación argentino
como una República federal, a partir de la sanción de la Constitución Nacional de 1853.

En este período se desarrollaron las


acciones necesarias para incorporar el
territorio a la producción agrícola y
ganadera, a fin de lograr la integración del
país al mercado mundial como productor
de materias primas.
En la región del Chaco y la Patagonia
todavía las grandes superficies estaban bajo
control indígena, y la sanción de leyes
acompañó, e incluso precedió, la conquista
militar de estos territorios.
Eliminación de las
Fronteras Interiores
La expansión de la frontera interna se realizó mediante campañas militares
como las iniciadas por Martín Rodríguez en 1820. Luego de la unificación
definitiva del Estado, el gobierno nacional preparó la incorporación y
organización de estos espacios a través de sucesivas leyes, la primera de
ellas, por ejemplo la Ley N° 576 de 1872 que establecía la administración
del Territorio del Chaco.

Entre 1879 y 1884 se llevaron a cabo las campañas conocidas como


“conquistas del desierto”, organizadas para avanzar sobre La Pampa,
Patagonia y el Chaco, territorios que el Estado nacional buscaba
controlar para integrarlos en el mercado como ámbitos de producción.
La ocupación de La Pampa y norte de la Patagonia se aceleró durante la
presidencia de Nicolás Avellaneda, protagonizada por sus ministros Alsina
y Roca en campañas: del Desierto, la del Nahuel Huapi y la campaña de
los Andes.
La Antártida Argentina
Para el siglo XX la República Argentina reclama su
soberanía sobre un sector de 970000 km² de la Antártida
y algunas islas del Atlántico Sur (Georgias, Orcadas y
Sandwich). Este sector está comprendido entre los
meridianos 25° y 74° grados de longitud Oeste, al sur
del paralelo 60° de latitud Sur.

La actividad en la Antártida está regulada por un tratado


internacional el tratado Antártico firmado en 1961,
según la cual los estados firmantes, entre ellos la
Argentina, se comprometen a garantizar el uso pacífico
y el desarrollo de investigaciones científicas en este
continente.
Buenos Aires y la Confederación
En 1852 luego de la Batalla de Caceros único una nueva etapa en la organización del Estado
Nacional. Ese año se convoca un congreso con el fin de sancionar una constitución
nacional.Para 1853 los representantes de las provincias sancionaron la Constitución Nacional .
Pero Buenos Aires no envío representantes al Congreso Constituyente y no juro la Constitución.
Durante este periodo convivieron dos unidades político-administrativas: La Confederación
Argentina, integrada por las provincias y Buenos Aires.
Urquiza presidente de La Conferención firmo con el gobierno de Buenos Aires el Pacto de San
José de Flores, en el cuál se declaraba integrante de la Confederación Argentina.
Federalización de la
Ciudad de Buenos
Aires
El antagonismo entre la Confederación y Buenos Aires
persistió y en 1861 se dio la Batalla de Pavón marcando
otro punto de inflexión entre el proceso de formación del
Estado nacional enfrentándose la confederación Argentina
contra Buenos Aires a cargo del eje a cargo del general
Bartolomé Mitre que resultó vencedor.

Ya para 1862 Mitre asumió como presidente y Buenos Aires


se convirtió en sede administrativa del poder central.
Está ciudad fue capital de la provincia de Buenos Aires y del
país hasta 1880 cuando se definió su federalización, es decir
se convirtió en la capital federal de la República
Argentina.
Provincialización de los
Territorios Nacionales
La ley de 1862 declaraba nacionales a todos los territorios
existentes fuera de los límites o posesiones de las provincias
en 1882 se establecieron las gobernaciones de la Pampa y la
Patagonia. Las tierras ocupadas entre 1870 y 1884 fueron
reorganizadas como territorios nacionales en 1884
estableciéndose en ellas las gobernaciones de La Pampa,
Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y tierra del fuego y
en la llanura chaqueña las del Chaco y Formosa, también la
gobernación de Misiones.
Los territorios dependian jurídica y militarmente del gobierno
nacional quién se encargaría de su población y colonización.
El desarrollo de la economía de los territorios nacionales entre
1880 y 1940 impulso paulatinamente el proceso que los
conduciría a la autonomía administrativa y luego a su
provincialización.

También podría gustarte