Está en la página 1de 108

UNIVERSIDAD NACIONAL SAN CRISTÓBAL DE HUAMANGA

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES


ESCUELA DE FORMACIÓN PROFESIONAL DE ARQUEOLOGÍA E
HISTORIA

“Prospección arqueológica en las


quebradas de Chaupilliwa y Wertawayqo en
Manallasacc, Huamanga - Ayacucho”
Informe del curso de Prácticas Pre- Profesionales (PP AQ-542)- Grupo I

ALUMNO

Alfredo Gómez De La Cruz

PROFESOR Y ASESOR DEL CURSO

Ismael Pérez Calderón

Ayacucho, julio de 2021


ÍNDICE

PRESENTACIÓN……………………………………………………………………. iv
AGRADECIMIENTOS ……………………………………………………………. v
INTRODUCCIÓN …………… ………………………………………………………. vi

CAPÍTULO I

GENERALIDADES

1.1. Localización y delimitación …….……………………………………………...1


1.2. Características geográficas………………… ………………………. …… . 2
1.3. Hidrografía… …………………………………………………………………. .3
1.4. Geología… ………………………………………………………………………. 4
1.5. Actividad económica contemporánea ……………………………………. …. 5
1.6. Antecedentes de investigación arqueológica. . . …..………….……………... 6

CAPÍTULO II

EL PROBLEMA Y MARCO TEÓRICO

2.1. El problema…………………………………………………………. …… … ..10


2.2. Marco teórico……………………………………………………. ……… …. 12
2.3. Objetivos ………………………………………………………………………... 13
2.4. Hipótesis……………………………………………………………... …………. 14

CAPÍTULO III

TRABAJO DE CAMPO

3.1. Metodología y técnicas…………………………………………… …………...15


3.2. Descripción de sitios arqueológicos……………………………… ……. ……16
3.2.1. Sitios arqueológicos con infraestructura agrícola…………………………. 16
3.2.2. Fuentes de agua con canales ……………………………………………… 19
3.2.3. Arte rupestre…………………………………………………………………. .20
3.2.4. Huanca………………………………………………………………………... 24
3.2.5. Red vial …………………………………………………… ………………… 24
3.2.6. Áreas con material cultural………………………………………… ………. 26
3.2.7. Corrales……………………………………………………………………. … 27

ii
3.3. Registro de recursos naturales ………………………………………………. 29
3.3.1. Bofedales …………………………………………………………………. … 29
3.3.2. Canteras de piedra ……………………. …………………………………… 30
3.3.3. Bosques naturales ………………………………… ………………. ..….. . 30

CAPÍTULO IV

ANÁLISIS DE MATERIALES

4.1. Metodología y técnicas……………………………………………… .... … . .. 32


4.1.1. La cerámica diagnóstica registrada en campo ……………………… …… 32
4.2. Análisis de material lítico. ……………………………………………………... 39

CAPÍTULO V

INTERPRETACIÓN DE DATOS

5.1. Reconstrucción histórica del área de estudio………………………………. 44


5.1.1. Secuencia de ocupación cultural en Chaupilliwa y Wertawayqo ……… 44
5.1.2. Las ocupaciones prehispánicas y los recursos naturales en las quebradas
de Chaupilliwa y Wertawayqo ……………………………………….………... 54
5.2. Conclusiones ………………………………………………….…………………57
5.3. Recomendación …………………… …. ….…………………………..….… . . 57

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS. …………………………………….………58


Anexo. … . ………………………………………………………… …….………. .....66

iii
PRESENTACIÓN

Señor profesor del curso de Prácticas Pre Profesionales (PP AQ– 542), Grupo I,
en atención a establecido en el sílabo, elevo a usted el informe final titulado
“Prospección arqueológica en las quebradas de Chaupilliwa y Wertawayqo en
Manallasacc, Huamanga - Ayacucho”, desarrollado en el presente semestre, en
el marco de las actividades virtuales a consecuencia de la pandemia del COVID-
19.

El objetivo principal del trabajo fue: 1). Proponer secuencia de ocupación cultural
prehispánica que se dio en las quebradas de Chaupilliwa y Wertawayqo en la
comunidad de Manallasacc. 2). Describir a las ocupaciones que se establecieron
durante la época prehispánica en las quebradas de Chaupilliwa y Wertawayqo en
la comunidad de Manallasacc en relación a su adaptación a los recursos
naturales disponibles para su subsistencia. Habiendo concluido con las metas
programadas y esperando que el presente informe sea un aporte para el
conocimiento de la arqueología de la región, dejamos a su disposición para su
evaluación y calificación correspondiente.

Ayacucho, 26 de Julio de 2021

Alfredo Gómez De La Cruz

iv
AGRADECIMIENTO

Mi sincero agradecimiento a la Universidad Nacional San Cristóbal de


Huamanga, en especial a la Escuela de Formación Profesional de Arqueología e
Historia, por haberme acogido en sus aulas. Al señor Forto Gómez Bautista, por
brindarme información y permitirme acceder a su propiedad para realizar el
trabajo de campo. Al señor Timoteo Bautista, por brindarme información de
manera incondicional.

v
INTRODUCCIÓN

El presente informe, es producto del desarrollo del proyecto de investigación


titulado “Prospección arqueológica en las quebradas de Chaupilliwa y
Wertawayqo en Manallasacc, Huamanga - Ayacucho”. El proyecto, parte del
análisis del problema de investigación, formulación de la pregunta, la hipótesis y
los objetivos a las que hacemos mención en el Capítulo II. Una vez desarrollado
el proyecto de investigación elaboramos el presente informe final dividido en 5
capítulos cuyo contenido mencionamos a continuación.

En el Capítulo I, presentamos información sobre los aspectos geográficos


referentes a ubicación, accesibilidad, delimitación del área a prospectar,
características geográficas. Luego, exponemos sobre la actividad
contemporánea que se practica en el lugar. Por último, mencionamos a los
antecedentes de investigación arqueológica realizados dentro del contexto
geográfico del distrito de Chiara y en las cercanías que guardan relación con la
naturaleza de la presente investigación.

En el Capítulo II, exponemos sobre el problema de investigación y el marco


teórico. En el problema de investigación, abordamos sobre la necesidad,
importancia, limitaciones, viabilidad, delimitación espacial, cultural y cronológica.
En el marco teórico, exponemos la propuesta teórica y metodológico en la que se
enmarca la investigación para la consecución de sus objetivos y hacemos
mención de los objetivos e hipótesis.

En el Capítulo III, señalamos los procedimientos metodológicos y técnicos que se


han desplegado en trabajo de campo, en la exploración del área, registro de
restos de cultura material y recursos naturales. Luego, exponemos el sustrato
descriptivo del registro realizado en campo.

En el Capítulo V, presentamos información descriptiva de la cerámica diagnóstica


ubicando a su filiación cultural y pertenencia tipológica establecida para la región.
También mostramos la descripción de las características del material lítico
registrado en campo.

vi
En el Capítulo IV, en base a nuestros objetivos, proponemos la secuencia de
ocupación cultural de las quebradas de Chaupilliwa y Wertawayqo a partir de
cerámica diagnóstica y para la época del Arcaico proponemos de manera
tentativa la cronología de ocupación cultural a partir de comparaciones del color
de las manchas de pintura rupestre ubicados en Qaqawayqo con estudios
realizados cerca del lugar, luego, presentamos la descripción de las ocupaciones
prehispánicas de las quebradas de Chaupilliwa y Wertawayqo en relación con los
recursos naturales.

Por último, concluimos: Las quebradas de Wertawayqo y Chaupilliwa fue


ocupado durante el Arcaico, Formativo, Huarpa y Wari. No se ubicó evidencia de
ocupación durante la época de Desarrollo Regional e Imperio Inka. Las
ocupaciones prehispánicas asentadas en Wertawayqo y Chaupilliwa se
adaptaron a la disponibilidad de recursos naturales para subsistir realizando sus
construcciones a base de tierra por la carencia de canteras de piedras y se
dedicaron al pastoreo aprovechando la presencia de extensas bofedales y otros.

La hipótesis planteada ha sido verificada con evidencia material de manera


parcial, siendo necesario recabar más evidencias en investigaciones posteriores.
Los objetivos planteados han sido cumplidos dentro de los alcances
metodológicos que tiene la prospección arqueológica.

ANEXO. …………………………………………………………………….……....

vii
CAPÍTULO I

GENERALIDADES

1.1. Localización y delimitación

Políticamente, el Centro Poblado de San Antonio de Manallasacc se localiza en


el departamento de Ayacucho, provincia de Huamanga, en el distrito de Chiara
(Fig.1). Geográficamente, Ayacucho se encuentra en la parte central meridional
de los Andes peruanos, entre las cordilleras Occidental y Oriental. En el área de
Ayacucho se encuentran 2 cuencas importantes que son la cuenca del río Cachi
y la cuenca del río Pampas. En ese contexto, el Centro Poblado San Antonio de
Manallasacc está ubicado en la parte baja de los ríos Musoqcancha y Carabamba
que forman parte de la cuenca alta del río Pampas (IGMM,1995).

El Centro Poblado San Antonio de Manallasacc se encuentra al sur de la ciudad


de Ayacucho, se puede llegar partiendo desde el Terminal Sur por la carretera
asfaltada que se dirige de Ayacucho a Vilcashuamán, se localiza en el kilómetro.
55.5 y se llega con un recorrido de una hora con auto.

El Centro Poblado San Antonio de Manallasacc es una denominación geopolítica


que se refiere a la población asentada en el territorio de la comunidad de San
Antonio de Manallasacc, esta comunidad, presenta los límites siguientes: Por el
lado norte, limita con el Fundo Valenzuela y la comunidad de Quishuarcancha.
Por el lado sur, con la comunidad de Pantín. Por el este, con la comunidad de
Santa Rosa y Sachabamba. Por el oeste, limita con el Fundo Condorcocha y la
comunidad de Incaraqay. Además, la comunidad de Manallasacc cuenta con 4
barrios que son: Pampawasi, Mayubamba, Antiguo Manallasacc y Rumiqollpa.

En ese contexto, la presente investigación se realizó en las quebradas de


Chaupilliwa y Wertawayqo que se encuentran en el barrio de Antiguo
Manallasacc. Tomando como referente a Google Earth se delimitó al área
prospectada de la siguiente manera: comienza en las coordenadas 13°28'28" S,
74°08'32” W, a una altitud de 3483 msnm, situado en la cabecera de los bofedales
conocido como Qatun Putaqa Lliwa; de allí, se proyecta en línea recta hacia al
suroeste hasta la cabecera de los bofedales de Millpulliwa localizado en las

1
coordenadas 13°28'53" S, 74°08'38” W, a una altitud de 3477 msnm; desde ese
punto, continúa hacia al sureste por el curso del riachuelo de Lliwawayqo hasta
la unión de este riachuelo con el río Wertawayqo, es donde culmina el territorio
de la comunidad de Manallasacc; desde ese punto, se proyecta 100 m hacia al
lado este en línea recta hasta las coordenadas 13°29'49" S, 74°07'22” W, a una
altitud de 3389 msnm ubicado en la parte alta de la peña de Qaqawayqo, en el
margen izquierdo del río Wertawayqo, en la jurisdicción de la comunidad de Santa
Rosa; a partir del lugar, continúa al lado norte paralelo al río por la parte superior
de las peñas de Wertawayqo que se encuentran en la margen izquierda del río
hasta las coordenadas 13°29'05" S, 74°07'30” W, a una altitud de 3397 msnm
ubicado en la carretera Ayacucho Vilcashuamán en la jurisdicción de la
comunidad de Santa Rosa a la altura de la unión del riachuelo de Qatun Putaqa
Lliwa con el río Wertawayqo; de allí, baja hacia el lado noroeste cruzando el río
Wertawayqo a la jurisdicción de la comunidad de Manallasacc y continua por el
riachuelo de Qatun Putaqa Lliwa hasta su cabecera, cerrando así al área
prospectada. Dicha área, corresponde a una extensión superficial de 325.98
hectáreas (Fig. 2).

1.2. Características geográficas

El área en estudio se encuentra entre los 3495 msnm a 3352 msnm (Google
Earth). Dicha altitud, para Pulgar (1981) corresponde al límite superior de la
región quechua. Manallasacc es parte de una planicie amplio que está rodeado
por cerros altos que corresponden a la región suni y puna como las alturas de
Toccto, Toropahuaccaqran, Aqchipata, Qoriayhuina y otros que se encuentran en
el lado norte y este, al que Rivera (1971) los denomina Cordilleras de
Pumakawanka que forman parte de los Andes Occidentales que pasa por
Vischongo, Vilcashuamán y otros. Esta cordillera se encuentra entre Ayacucho y
la quebrada del Pampas.

Con respecto al clima de Huamanga, que se relaciona con el clima de


Manallasacc, Rivera (1971) menciona que las temperaturas más bajas inferiores
a cero se dan en los meses de junio y julio, el mes más caluroso es el mes de
noviembre, la temperatura promedio anual es de 15º C con 57% de humedad

2
relativa por lo que se considera que tiene un clima seco. Las lluvias empiezan en
septiembre aumentando en intensidad y frecuencia de manera progresiva, siendo
más lluvioso desde fines de diciembre, enero, febrero que luego baja a partir de
marzo. Desde el mes de abril a diciembre no hay lluvia, siendo la época donde la
temperatura varía de acuerdo a los meses, a partir del mes de septiembre deja
de caer las heladas y la temperatura ya no es tan baja durante la noche como en
los meses de mayo a agosto.

Con respecto a la topografía del suelo, la mayor parte de la superficie del área
prospectada está conformada por laderas con poco pendiente aptas para el uso
de maquinaria agrícola en un 80%. Generalmente las pendientes más fuertes se
ubican hacia al lado del río Wertawayqo y en algunas partes hacia los riachuelos
que se encuentran en el lugar y en la parte baja de las lomadas.

Entre las plantas silvestres que pudimos reconocer en el área prospectada


tenemos como: chillca (Bacares S. P.), huaranqay (Sampoci paliun S. P.), salvia
(Salvia gatitata), waranqo (Opuntia lacosa), Ortiga (Urtica), titanca (Puya
raimondii), ichu (Stipa ichu), grama (Pennisetum clandestinum), tarwi silvestre
(Lupinus Sp), rakiraki (Deypteris Sp), anís silvestre (Asisum vulgare), muña
(Mithosthschys muna), tikanka (Puya raymondi), diente de león (Taraxacum),
cochayuyo (Gigagartina chumissoi), paico (Chenopodium ambrosoides L.). Entre
los árboles se observa al eucalipto (Eucalipto globulos), pino (Pinus), guinda
(Promus capuli) (Ravines, 2019). Entre la fauna silvestre tenemos como: al zorzal
(Turdus philomelos), cernícalo (Falco sparverius peruanas), perdiz (Nothoprocta
pentlandii), legles (Ptilodcelys custatit), paloma (Columba Sp.), venado
(Hippocamelus antisensis), culebra (Tachymenis peruviana), trucha (Salmo
gardnerii).

1.3. Hidrografía

La provincia de Huamanga y el distrito de Chiara se encuentran entre dos


cuencas hidrográficas. El primero, es la cuenca del río Cachi que se encuentra al
lado norte de Ayacucho. El territorio del lado norte del distrito de Chiara forma
parte de la microcuenca del río Huatatas y estas a la vez forman la parte de otra

3
cuenca más amplia que es la cuenca del río Pongora cuyas aguas tributan a la
cuenca del río Cachi. El segundo, es la cuenca del río Pampas ubicado al lado
sur de Ayacucho. El territorio del lado sur del distrito de Chiara forma parte de
esta cuenca ocupando una parte de la margen izquierda de la microcuenca del
río Mayupampa, donde se ubica el área en estudio (GRA, 2004).

Las quebradas de Chaupilliwa y Wertawayqo se encuentran entre los ríos


Musoqcancha y Carabamba que nacen de las alturas de Toccto y Chaupiorqo y
otros que se encuentra a 4200 msnm, a más de 15 km lineales al norte y noreste
del área en estudio, en su recorrido se unen las aguas de varios riachuelos y más
abajo del área en estudio se unen estos ríos y toman el nombre del río
Mayupampa, a la que, Gobierno Regional de Ayacucho, 2004, lo denomina
microcuenca del río Mayupampa. Estos ríos son de régimen irregular que en los
meses de lluvia aumenta su caudal dificultando el cruce de personas y animales,
mientras en tiempos de secano baja su caudal significativamente. Desde épocas
bastante antiguas los habitantes utilizan las aguas de estos ríos con fines de
riego, consumo para animales y actividades de pesca. Para su mejor
aprovechamiento han construido reservorio para agua y han canalizado con
concreto armado la mayor parte de la trayectoria del canal, estos canales llevan
agua a todos los barrios de la comunidad de Manallasacc. A estos ríos, se les
conoce con varios nombres toponímicos en su curso, es así, que el río
Carabamba toma el nombre de río Wertawayqo al llegar a la quebrada
Wertawayqo y más abajo toma el nombre de Qahuiña.

1.4. Geología

De acuerdo al Mapa Geológico del Cuadrángulo de Ayacucho, 27-ñ, la parte


plana de la superficie del área en estudio corresponde al Eratema: Cenozoico.
Sistema: Cuaternario. Serie: Pleistoceno. Unidades Litoestratigráficas: Depósitos
glaciofluviales. Las áreas donde se encuentran los pendientes corresponde al
Eratema: Cenozoico. Sistema: Neógeno. Serie: Mioceno. Unidades
Litoestratigráficas: Formación Rumuhuasi, Formación Acobamba y Formación
Ayacucho.

4
Con respecto a la geomorfología de la microcuenca del río Mayupampa y
aledaños, el IGMM (1995:17) lo considera como Unidad Altiplanicies “… su
morfología está constituida por cerros y lomadas suaves, presentando superficies
aborregadas; algunos de los pequeños cerros son relictos de antiguos volcánicos,
las pampas están constituidas por flujos de lavas subhorizontales”. La
geomorfología de Manallasacc está cubierto de depósitos fluvioglaciares,
también, morrenas donde se encuentran pequeñas quebradas que todavía no
han sido profundizadas por la erosión.

1.5. Actividad económica contemporánea

Según el informe del Instituto Nacional de Informática y Estadística (INIE, 2018)


la población que vive permanente y censada en el año 2017 en la comunidad de
Manallasacc es de un total de 1285 habitantes, a esta se suma la población
eventual como los jornaleros que viven en el lugar mientras dura la campaña
agrícola. Esta población es la que se dedica fundamentalmente a la agricultura
de cultivo de la papa y quinua en Manallasacc.

Las condiciones geográficas que presenta el área de estudio ha favorecido a que


se practique la agricultura de manera intensiva estacional durante los meses de
lluvia y no durante los meses de secano porque en esta época caen las heladas.
En la actualidad se cultivan en el 90% de la superficie, cultivos de papa (Solanum
tuberosum) y quinua (Chenopodium quinoa), siendo esta la principal actividad
económica de la población. La papa se produce para el mercado local y la capital.
Informantes locales mencionan que en tiempos de cosecha salen de Manallasacc
diariamente la cantidad de 5 volvos cargados de papa por día, que equivale a
150 toneladas diarias. También, se cultivan quinua con fines de exportación al
mercado internacional que son vendidos por medio de empresas acopiadoras
como SOLIT, APUCUA y otros. Esta actividad se practica desde hace 30 años
con mayor intensidad.

Con respecto a la actividad ganadera contemporánea, en Manallasacc hay


familias que se dedican a la crianza de vacas (Bos taurus) de raza Holstein,
Simental, Brown Swiss y otros, con fines de producción de leche, queso y carne

5
para el mercado local. También hay pocas familias que crían ovejas (Ovis aries)
de raza Cordial, Caranegra y otros con fines comerciales para el mercado local,
estos animales son pasteados en los bofedales y en pastos sembrados como
raigrás, trébol, etc. Asimismo, se pudo observar que algunas familias del lugar
crían animales como cerdo (Sus serofa domestica), gallina (Gallusgallus), pato
(Anasplatyrhynchos), pavo (Meleagrisgallopavo), caballo (Equinus ferus
caballus) y otros en poca cantidad con fines diversos.

1.6. Antecedentes de investigación arqueológica

En el área de la jurisdicción de distrito de Chiara se han realizado varias


investigaciones, uno de las áreas más estudiados es la comunidad de Chupas
ubicado al norte de la capital del distrito de Chiara, donde José Casafranca en el
año 1960, ha realizado pequeñas excavaciones en Usno Era y recolectó
cerámica superficial del lugar llamado Kichkapata, a partir de ello, informa sobre
una ocupación humana durante el Formativo y establece tipo de cerámica
Kichkapata con diseños vinculados al estilo Chavín. En 1971, el estudiante de
Arqueología de la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga Augusto
Cruzatt realiza excavaciones en Chupas en el lugar llamado Solar Moqo donde
registra plataformas superpuestas a lo que llama centro ceremonial Chupas de
influencia Chavín, además, resalta la influencia de Paracas en la cerámica
Kichkapata, también encuentra evidencias de reocupación Huarpa en dicho lugar
(Lumbreras, 1974 a; Ochatoma, 1998). Así mismo, Lumbreras (1974 a) menciona
que realizó excavaciones en Usno Era, con lo que corrobora los argumentos de
los estudios mencionados.

Posteriormente, los estudiantes de Arqueología de la Universidad Nacional de


San Cristóbal de Huamanga realizaron prospección en el distrito de Chiara para
cumplir con los objetivos del curso de Prácticas Pre Profesionales (PP AQ - 542),
entre las evidencias de cultura material que registraron resaltan: pintura rupestre
en cuevas y abrigos, huancas, corrales de pastores, andenes, restos de canales
de agua, cerámica dispersa en superficie, material lítico, canteras, caminos,
estructuras de habitaciones circulares y rectangulares, entierros, estructuras
ceremoniales, aldeas de pastores etc. Entre los estudiantes que realizaron dichos

6
trabajos tenemos: Bautista (1993) quien registra en la comunidad de
Sachabamba ocupación secuencial desde el Formativo hasta Estado Regional.
Ortega (2006) reconoce en Cariamayo y Lambrashuayqo ocupaciones desde el
Arcaico hasta la ocupación Inca. Roca (2007) realiza prospección arqueológica
en la comunidad de Seqchapampa, donde registra ocupaciones prehispánicas
desde el Arcaico hasta Estado Regional. Sánchez (2009) realiza prospección
arqueológica en las quebradas de Allpachaca y río Tambocha, donde reporta
ocupaciones desde el Horizonte Medio a Inca. De La Cruz (2011) realiza
prospección arqueológica en Quishuarcancha, encuentra material arqueológico
que evidencia ocupación desde el Formativo hasta Horizonte Tardío. Gutiérrez
(2011) realiza análisis de material cerámico procedente de Sachabamba, en la
que identifica cerámica del Formativo y Huari similares a los encontrados en la
región. Carhuas (2015: 20) reconoce ocupaciones prehispánicas en Ichubamba
y Yanapiruro, quien menciona: “… que el área de estudio tuvo una ocupación
densa desde el periodo precerámico hasta el intermedio tardío”.

Ortega (2012) realiza un balance de las investigaciones arqueológicas realizadas


en el distrito de Chiara, en la que reporta 78 sitios arqueológicos con filiación
cultural que se ubican desde el Lítico hasta Inca. Además, reporta del sitio
Ayaorqo ubicado en Manallasacc, donde registra cabeceras de muro de
estructuras cuadrangulares asociado a cerámica erosionada de la época Wari.

Por otro lado, Pérez et al. (2010) realizan estudios de arte rupestre en cuevas y
abrigos ubicados en las diferentes quebradas que integran la cuenca del río
Huarpa, en la que también estudian las cuevas y abrigos de Ayamachay, Quinsa
salla y Tucumachay ubicados en Chiara, al respecto mencionan, que dichos sitios
tienen relación cultural con asentamientos de ocupación precerámico de las fases
Jaywa y Piki, establecidos por MacNeish.

También, Pérez (2015) realiza investigaciones de pintura rupestre en la cueva de


Chaupihuayqo, donde registra ocupación desde 5000 a.C. hasta 1350 d. C. Dicha
cueva, se encuentra a 8 km al noreste del área en estudio, en la comunidad de
Sachabamba, barrio Raqaraqay.

7
El equipo de MacNeish realiza estudios en la cueva de Tukumachay, ubicada a
16 km lineales al noroeste del área en estudio, en las alturas de Sachabamba,
distrito de Chiara. En la estratigrafía, evidencian ocupación desde la fase Piki
5600 a 4400 a. C., Cachi 1900 a 1640 a. C., Wichqana 1200 a 900 a. C., Huarpa
de 300 a.C. a 300 D. C., y Chanca con 950 a 1550 d. C. (Pérez, 2015).

En Ayaorqo ubicado al suroeste de pueblo de Manallasacc, Pérez (2015) registra


restos de ocupación Wari, como un montículo con cámaras funerarias, cabeceras
de chullpas de planta rectangular otras circulares y algunas en “D”, asociados a
fragmentos de cerámica Wari Negro y artefactos líticos de superficie.

Sánchez (2015) realiza estudio de las huancas en el cerro Pariahuanca ubicado


a 7 km al noroeste del área en estudio. Registra 120 huancas que se encuentran
agrupados de 2 a 4 huancas y también individual al interior de círculos y
plataformas de piedras. La presencia de huancas ha sido reportada en las alturas
del distrito de Chiara y Los Morochucos por: Pérez (2010), Bautista (1993), Roca
(2007), Sánchez (2009), Carhuas (2015), Ortega (2006) y otros.

En los alrededores del área en estudio se ubican los principales centros


administrativos que corresponden al Formativo, Imperio Wari, e Inka.

A 25 km al sureste del área de estudio, en el distrito de Vilcashuamán, en


Campanayuq Rumi, Matsumoto y Cabero (2012) realizan investigaciones y
descubren un centro ceremonial de mucha importancia y el más grande centro
urbano de carácter interregional económico y religioso descubierto hasta hoy en
la sierra central del Perú que pertenece al Formativo, donde se encuentra estilo
arquitectónico similar al de Chavín de Huantar consistente en plataformas en U,
plaza hundida y galerías subterráneas.

Igualmente, Mendoza (2018) realiza investigaciones en el sitio arqueológico de


Pallaucha en el distrito de Vilcashuamán, de la que reporta una secuencia de
ocupación cultural desde el Formativo hasta Estado Regional, con mayor
ocupación en el periodo Formativo e Imperio Wari.

A 11 kilómetros al lado noreste del área de estudio, Vivanco et al. (2003) realizan
investigaciones en el sitio arqueológico Kusipampa al que lo definen como un

8
centro administrativo Wari, que se trata de un espacio cercado de forma
cuadrangular parecido a varios sitios administrativos Wari como Cerro Choro,
Quinua Corral, Marayniyoq, entre otros que se construyó para controlar la
producción agrícola y ganadera del piso ecológico.

A 25 km al lado sureste del área en estudio se encuentra Vilcashuamán y a 15


km, Pomaqocha y Vischongo que son sitios arqueológicos con restos de
ocupación durante el Imperio incaico. Al respecto, Pérez et al. (2007) menciona
que en Vilcashuamán se encuentra el templo del sol y la luna, Acclayhuasi, Plaza,
Ushno y otros, también refiere, que en Pomaqocha y Vischongo se encuentra
arquitectura monumental de carácter residencial, religiosa y administrativo que
fueron construidos por los incas para implantar su dominio y control en todos los
aspectos sociales a las poblaciones originarias del lugar.

Con respecto a las ocupaciones prehispánicas en la cuenca del río Pampas,


Vivanco (2012) indica que los sitios ocupados durante el Formativo fueron
reocupados y reutilizados por ocupaciones Huarpa y estas a la vez, fueron
reocupados durante el Intermedio Tardío. Para la época Wari, menciona que es
recurrente encontrar estructuras habitacionales de forma circular asociado a
cerámica Wari negro, Huamanga, cerámica utilitaria de fabricación local, que le
distingue a la ocupación Wari, también dice, que existe un patrón de ubicación
de asentamientos de poblados Wari en la bifurcación de dos ríos, donde estos
poblados se adaptan a la disponibilidad de recursos naturales para satisfacer sus
necesidades como vivienda, agricultura y otros.

9
CAPÍTULO II

EL PROBLEMA Y EL MARCO TEÓRICO

2.1. El problema

A nivel regional, en el departamento de Ayacucho existen muchos sitios


arqueológicos que se encuentran distribuidos en extensas áreas que faltan ser
explorados. Es así, que hay distritos que se encuentran en las diferentes
provincias de Ayacucho de la que no se conoce su historia arqueológica. Los
restos de material cultural prehispánico que se encuentran en estas áreas están
en progresiva afectación por la acción humana y natural por lo que se puede
perder información de su historia arqueológica.

El distrito de Chiara, también presenta lo mencionado líneas arriba; ya que, en


Chiara se han realizado varios estudios arqueológicos que reportan ocupaciones
culturales a partir de exploraciones superficiales y otros realizan pequeñas
excavaciones, que evidencian que aún falta mucho por estudiar. Tenemos
información que de las 33 comunidades que tiene Chiara se han prospectado
como a 7 comunidades, del resto se desconoce. En ese sentido, nuestro trabajo
aporta información arqueológica del área estudiada a lo ya conocido.

Los restos de cultura material que se encuentran en el área en estudio están en


proceso de desaparición por la acción humana debido a que se practica
agricultura intensiva realizando movimiento de suelo con maquinaria agrícola
desde los últimos treinta años. Razón por el cual, en el presente trabajo se
rescata dato arqueológico con lo que se reconstruye la historia arqueológica de
las quebradas de Chaupilliwa y Wertawayqo ubicados en la comunidad de
Manallasacc. Además de ello, aporta información teórica a los estudios
arqueológicos ya realizados en lugares cercanos como en Vilcashuamán (de la
época Inka), Campanayuq Rumi (Formativo), Kusipampa (Imperio Wari) y otros.
También, es precedente para futuras investigaciones arqueológicas.

En ese contexto, nace la pregunta de investigación siguiente: ¿Cuál es la


secuencia de ocupación cultural prehispánica que se dio en las quebradas de
Chaupilliwa y Wertawayqo en la comunidad de Manallasacc? ¿Cómo se

10
adaptaron a los recursos naturales disponibles las ocupaciones culturales
prehispánicas que se asentaron en las quebradas de Chaupilliwa y Wertawayqo
en la comunidad de Manallasacc?

Con respecto a la delimitación cronológica, el presente trabajo se limita a estudiar


ocupaciones humanas que se asentaron en el área en estudio desde la fase
Pacaycasa 23,000 a. C., hasta la fundación de la ciudad de Huamanga 1542. La
delimitación corologica, abarca las diferentes culturas que se identificaron dentro
de las diferentes épocas de la historia prehispánica de Ayacucho, estas son:
Lítico (culturas: Pacaycasa, Ayacucho, Puente y Qaywa. La época Arcaico
(culturas: Piki, Chihua y Cachi). La época del Formativo (culturas: Wichqana,
Kichkapata, Chupas y Rancha). La época del Desarrollo Regional (la cultura
Huarpa). La época del Imperio Wari (cultura Wari). La época de Estado Regional
(cultura Chanca). Por último, el Imperio Inka (cultura Inka) (Lumbreras,1974 a).
Esta secuencia cultural fue propuesta por Lumbreras en 1974, en base a los
estudios realizados por MacNeich. Así mismo, la propuesta de MacNeich fue
corroborada por Pérez (2016) con base en los últimos estudios realizados en
Ayacucho, demostrando así, la vigencia de esta propuesta. Con respecto a la
delimitación espacial, en la presente investigación se prospectó a toda la
extensión superficial de 325.98 hectáreas que comprende a todos los lugares que
conforman las quebradas de Chaupilliwa y Wertawayqo que se encuentran en el
barrio de Antiguo Manallasacc.

El presente trabajo fue viable porque se contó con recursos económicos para
solventar los costos durante todo el proceso de investigación y también el autor
conoce al área geográfica y a los pobladores del lugar por ser su tierra natal la
comunidad de Manallasacc. Además, se tuvo acceso a información bibliográfica
disponible en el internet y a bibliografía referente que nos brindó y guío el profesor
del curso Ismael Pérez.

Asimismo, la presente investigación tuvo limitaciones por cuestiones de la


Pandemia de COVID–19, por lo que no se tuvo acceso al Laboratorio de
Arqueología ni a los archivos del Ministerio de Cultura. También, la presencia de
bastante vegetación que se encuentra en la superficie y áreas con material

11
cultural removidas con fines agrícolas donde se encuentra cerámica en mal
estado nos dificultó ubicar cerámica diagnóstica en buen estado de conservación
para determinar filiación cultural.

2.2. Marco teórico

La presente investigación se fundamenta en el planteamiento teórico de


Lumbreras 1974, para responder a las preguntas que nos hemos planteado.
Lumbreras (1974 b) considera al hombre como ser social dependiente de los
recursos que le brinda la naturaleza, al respecto, plantea que el nivel de
desarrollo de las sociedades prehispánicas se estudia para poder diferenciarlos
de otros y distinguir sus características sociales. Dicho estudio, se realiza a partir
de tres dimensiones que son: 1). Las fuerzas productivas. Es el hombre como ser
social y biológico que se adapta a la naturaleza para subsistir. 2). Los
instrumentos de producción. Son las herramientas que emplea para transformar
la naturaleza y adquirir recursos que le permitan subsistir y que su calidad y
cantidad y disponibilidad refleja el nivel de desarrollo de la sociedad. 3). El objeto
de trabajo. Es la naturaleza o recurso natural a la que tiene acceso y depende de
ella para sobrevivir.

Esta propuesta nos permite organizar recursos metodológicos con sustento


teórico para responder la pregunta de investigación. Visto así, el
aprovechamiento de recursos naturales de los asentamientos prehispánicos se
encuentra reflejados en los restos materiales cuya asociación con el ambiente
natural o recurso natural nos permite reconstruir sobre cómo se adaptaron las
ocupaciones humanas prehispánicas al ambiente natural para poder subsistir.
Por lo tanto, el procedimiento metodológico de recogida de información de campo
consiste en registrar la presencia de recursos naturales que se encuentran en las
inmediaciones del sitio arqueológico. Dichos datos, se interpretan describiendo
las asociaciones del registro arqueológico en relación con los recursos naturales
disponibles. A la que nosotros describimos basándonos en información
etnográfica contemporánea procedente del lugar que guarda similitud con dicha
relación. Así mismo, para proponer la secuencia de ocupación cultural
prehispánica en el área en estudio se asumen los conceptos, principios, métodos

12
y técnicas de trabajo de campo y de gabinete que nos proporciona la arqueología
propuesto por Lumbreras 1974 b, 1979; Bate 1971, complementando con
propuestas de García, 2004; Ruiz y Burillo, 1988; Cerrato, 2011 y Fernández,
1998.

De las propuestas teóricas y metodológicas mencionadas tomamos algunos


conceptos que nos permiten organizar el presente estudio a las que
mencionamos a continuación.

Recursos naturales. En el presente trabajo, consideramos como el objeto de


trabajo del hombre a la que se adapta para subsistir (Lumbreras, 1974 b).

Prospección arqueológica. Consiste en la exploración directa y exhaustiva de


toda la superficie del terreno que tiene como fin descubrir y registrar a todos los
yacimientos arqueológicos que se encuentran en la superficie de un área
concreta (Fernández, 1998). En el presente trabajo, se asume también a la
prospección no destructiva porque se registra los restos de cultura material en su
mismo lugar sin hacer recolección de material superficial y sin ningún tipo de
intervención física en el terreno (Cerrato, 2011).

Restos materiales. Son los restos de actividad cotidiana que dejan los pueblos
en determinados lugares que van desde basurales, desechos de talla hasta
templos y santuarios que utilizaron para satisfacer sus ideales religiosos, que
pueden servir para la reconstrucción de la vida de estos pueblos (Lumbreras,
1974 b).

2.3. Objetivos de la investigación.

Objetivos generales

1. Proponer secuencia de ocupación cultural prehispánica que se dio en las


quebradas de Chaupilliwa y Wertawayqo en la comunidad de Manallasacc.
2. Describir a las ocupaciones que se establecieron durante la época
prehispánica en las quebradas de Chaupilliwa y Wertawayqo en la
comunidad de Manallasacc en relación a su adaptación a los recursos
naturales disponibles para su subsistencia.

13
Objetivos específicos

1. Localizar y realizar registro fotográfico, gráfico y descriptivo de material


arqueológico en su mismo lugar, sin recolección de material de superficie.
2. Realizar registro de recursos naturales que se encuentran en las áreas
próximas al sitio arqueológico.
3. Recabar y registrar información etnográfica en relación a los sitios
arqueológicos y el uso de recursos naturales.
4. Analizar registro de cerámica diagnóstica realizado en campo para
establecer secuencia de ocupación cultural prehispánica.

2.4. Hipótesis

El área geográfica de las quebradas de Chaupilliwa y Wertawayqo ubicado en la


comunidad de Manallasacc ha sido ocupado durante toda la época prehispánica,
desde la época del Lítico hasta el Imperio Inkaico, dichas ocupaciones humanas
para poder subsistir se han adaptado a los recursos naturales ubicados en las
quebradas de Chaupilliwa y Wertawayqo.

14
CAPÍTULO III

TRABAJO DE CAMPO

3.1. Metodología y técnicas

El presente trabajo se enmarca en la metodología y técnicas que asumimos para


la consecución de nuestros objetivos que a continuación mencionamos de
manera operativa.

Con el objetivo de encontrar material arqueológico que nos permita reconstruir la


secuencia de ocupación cultural en el área en estudio se realizó exploración
sistemática a toda la superficie del terreno. Para tal fin, primeramente, se realizó
prospección arqueológica en la foto área del Instituto Geográfico Nacional con
fecha de 5 de junio de 1963 que corresponde a toda el área en estudio en la que
se ubicó desniveles en la superficie del suelo que nos permitió tener una idea de
la posible presencia de evidencia material de actividad humana que fue útil para
poder ubicar con mayor precisión durante la exploración directa. Además, se
contó con la Carta Nacional 1:100, 000, Hoja 27-ñ de Ayacucho y acceso a
Google Earth que nos proporcionó información geográfica para el registro y
orientación en el área en estudio.

Se realizó la exploración superficial comenzando de la quebrada Chaupilliwa,


específicamente, del lugar llamado Ciprespampa, luego de recorrer toda esta
área, se pasó a la ladera Millpulliwa, seguido por Pukro, Chaupilliwa, Chaupilliwa
bajo, Uchuy Putaqa Lliwa, Qatun Putaqa Lliwa. En seguida, se pasó a prospectar
a la quebrada de Wertawayqo iniciándose en la ladera adyacente al Recreo la
Curva, luego se pasó a Wertawayqo Pata, seguido por Qaqawayqo, laderas de
Wertawayqo, culminando en Cruzniyoq Rumi.

Tomando en cuenta la propuesta de García Sanjuán 2004 y Fernández Martínez


1998, los lugares se recorrieron toda el área a pie con trayectorias lineales y
ondulantes. Una vez ubicada la presencia de restos materiales se procedió a
registrar con el empleo de fichas, cuaderno de campo, cámara fotográfica,
brújula, papel milimetrado, nivel aéreo, GPS y otros materiales. En el presente
trabajo no se recolecta material cultural de superficie, por lo que se realizó el

15
registro gráfico, fotográfico y descriptivo de la cerámica diagnóstica de superficie
en su mismo lugar.

El sistema de denominación (nomenclatura) de registro de sitios arqueológicos


se estableció teniendo en cuenta su ubicación geográfica de la siguiente manera:
se escriben todo en mayúscula las dos primeras letras del nombre del lugar
donde se encuentra el sitio arqueológico, luego las dos primeras letras del
nombre de la quebrada a la que pertenece, seguido por las dos primeras letras
del nombre del barrio, continuado por las dos primeras letras de la comunidad de
Manallasacc, seguido por el número de registro del sitio arqueológico, ejemplo:
PU.CH.AN.MA.1, significa que el sitio arqueológico número (1) se encuentra en
el lugar llamado Pukro (PU), ubicado en la quebrada Chaupilliwa (CH), en el
barrio Antiguo Manallasacc (AN), en la comunidad de Manallasacc

También, se registró la presencia de recursos naturales en la ficha de registro de


sitios arqueológicos en el acápite de recursos naturales complementando en el
cuaderno de campo, igualmente, se ubicó su distribución y se midió su extensión
superficial en Google Earth. Luego, se interpretó describiendo los restos
arqueológicos en relación a los recursos naturales disponibles en base a
información etnográfica contemporánea procedente del lugar que tiene similitud
con dicha relación.

Así mismo, durante el trabajo de campo se recabó información etnográfica de


pobladores del lugar con respecto a los restos arqueológicos y uso de recursos
naturales de su entorno.

3.2. Descripción de sitios arqueológicos

Una vez explorado y registrado en la ficha de registro de restos arqueológicos


(ficha. 1) se procedió a clasificar el registro arqueológico en base a su
funcionalidad asumiendo lo referido por Fernández (1989). Para luego describir
de la siguiente manera.

3.2.1. Sitios arqueológicos con infraestructura agrícola

Acueducto

16
Pukro: PU.CH.AN.MA.1

El acueducto, se encuentra ubicado en el lugar llamado Pukro, en el barrio de


Antiguo Manallasacc, en la comunidad de San Antonio de Manallasacc, distrito
de Chiara, provincia de Huamanga, departamento de Ayacucho.
Geográficamente, se encuentra localizado en las coordenadas 13°29'08" S,
74°08'18” W, a una altitud de 3470 msnm. Toponímicamente. Pukro, significa
depresión o hondonada.

Al lugar, se puede acceder por trocha carrozable que va de Manallasacc a


Wertawayqo, recorriendo 2 km desde el poblado de Manallasacc hasta Pukro.

El acueducto en Pukro, es una construcción a manera de relleno hecho con tierra,


sin piedra, que tiene como fin de nivelar la depresión natural de la superficie del
terreno para hacer cruzar el agua del lado norte al lado sur por medio de un canal
habilitado sobre dicha construcción. El acueducto mide 101 m de largo, tiene un
ancho promedio de 6 m en la base y 3 m en la parte superior, tiene una altura de
150 cm que se reduce en ambos extremos y presenta un corte de forma
trapezoidal. Sobre ella, se encuentra restos de un canal que tiene un ancho
promedio de 60 cm, con una profundidad promedio de 30 cm. Visto de planta, el
acueducto presenta un trazo ligeramente sinuoso que se adapta a la topografía
del terreno (Fig. 3 y 4).

Con respecto a su estado de conservación, en una distancia de 10 m hacia el


norte ha sido destruido para la construcción de la trocha carrozable. Por el lado
este, una parte de la base, de aproximadamente 1.50 cm ha sido cortado en un
tramo de 49 m de largo para habilitar la trocha carrozable que se encuentra
paralelo al acueducto. Por el lado oeste, se ve en regular estado de conservación,
al parecer sirve como muro que delimita al terreno con respecto a la trocha.
Además, el acueducto está cubierto por coraspasto y quicuyo que le protege de
la erosión.

No se encontró material cultural diagnóstico asociado en superficie. Entre los


restos culturales asociados al acueducto, se encuentran restos de canal de agua
que se proyecta a una planicie ubicada a 150 m al sur, donde se hallan material

17
cultural dispersa como fragmentos de cerámica de la época Huarpa, Wari y
artefactos líticos.

Con respecto al acueducto, el señor Mauro B. 67 años de edad, poblador del


lugar refiere: “esa yarqa (canal de agua) es de los abuelos, hace llegar agua hasta
la pampa, ahora ya no usamos, no nos alcanza agua”.

Canal de agua

En el área en estudio se observó varios segmentos de desniveles de canal de


agua en los lugares que no han sido arrasados con tractor con fines agrícolas.
Prueba de ello, se ha reconstruido la presencia de los canales en la foto de
Google Earth a partir de la foto área del Instituto Geográfico Nacional con fecha
de 5 de junio de 1963 donde se observan desniveles que corresponden a dichos
canales que posiblemente existían desde la época prehispánica (Fig. 5).

Con respecto al canal de agua, un poblador del lugar, el señor Mauro B. 67 años
de edad, nos informó que en el lugar existían canales de riego antiguos que
venían desde el río Seqchawayqo ubicado a 15 km más arriba y llegaba hasta la
altura de Pukro, de allí partía otros ramales que llevaban un poco de agua para
que los animales y la gente tome. Con respecto a la limpieza de canal menciona:
“ya no hacen yarqa aspiy porque ya no utilizan agua de canal, siembran con la
lluvia y los animales toman agua en los puquios, la gente toma agua del caño, los
antiguos si hacían limpieza de canal”.

Andén.

Huerta: WE.WE.AN.MA.13

Huerta es el nombre de un andén que se encuentra ubicado en la quebrada


Wertawayqo que pertenece al barrio de Antiguo Manallasacc de la comunidad de
San Antonio de Manallasacc del distrito de Chiara, provincia de Huamanga,
departamento de Ayacucho. Geográficamente, está localizado en las
coordenadas 13°29'37" S, 74°07'36” W, a una altitud de 3372 msnm.
Toponímicamente. Huerta, significa corral donde se siembra verduras, flores y
otros.

18
Al lugar, se puede acceder por trocha carrozable que va de Manallasacc hasta
Wertawayqo Pata, de allí, se llega caminando 300 m a pie con dirección este.

El andén tiene un largo de 20 m y 1.60 cm de altura en la parte más conservada,


el muro de contención se encuentra construido ligeramente inclinado hacia al
interior con piedras de campo de tamaños diferentes que procede de la cantera
que se encuentra a lado, visto de planta, tiene un trazo sinuoso. El andén está
asociado a restos de un canal de agua que se proyecta del puquial de Sanqoyaku
ubicado a 30 m al lado oeste del andén. No se ha encontrado material diagnóstico
de superficie asociado. El estado de conservación es malo (Fig. 6).

Al respecto, el propietario del terreno Forto G. de 78 años de edad, manifiesta:


“estos corralitos desde los abuelos han sido huertas donde plantaban flores para
remedio, para hacer pampapu y pagapu a wamani, también crecen plantitas que
son remedio como para cólico, infección, para varias enfermedades, verduritas
para comida y hierba para yaku timpo (mate). Antes las huertas eran seguras
para que no entren los ganados a malograr. Venían gente de otros lugares a
comprar, por eso los abuelos cuidaban bien a las huertas…”.

3.2.2. Fuentes de agua con canales

Millpulliwa Yaku: MI.CH.AN.MA.15

Millpulliwa Yaku, se encuentra ubicado en el barrio de Antiguo Manallasacc de la


comunidad de San Antonio de Manallasacc del distrito de Chiara, provincia de
Huamanga, departamento de Ayacucho. Geográficamente, Millpulliwa Yaku se
ubica en las coordenadas 13°29'13" S, 74°08'22” W, a una altitud de 3462 msnm.
Toponímicamente. Millpulliwa Yaku, significa agua procedente del pantano.

Al lugar, se puede acceder por trocha carrozable que va de Manallasacc a


Antiguo Manallasacc, recorriendo 1600 m, desde donde se aprecia los bofedales
al lado izquierdo de la trocha.

Millpulliwa Yaku, con ese nombre lo denominan los pobladores a 3 manantiales


de donde aflora bastante agua que es utilizado con fines diversos en una parte
del barrio Antiguo Manallasacc y en el barrio Rumiqollpa. Dicha fuente, es

19
importante porque es utilizada desde tiempos antiguos y pasa por Ayaorqo, que
es un sitio arqueológico de la época Wari reportado por Pérez 2015.

Pukioyaku: PU.WE.AN.MA.14

Pukioyaku se encuentra ubicado en la quebrada Wertawayqo que pertenece al


barrio Antiguo Manallasacc de la comunidad de San Antonio de Manallasacc del
distrito de Chiara, provincia de Huamanga, departamento de Ayacucho.
Geográficamente, se ubica en las coordenadas 13°29'29" S, 74°07'38” W, a una
altitud de 3404 msnm. Toponímicamente. Pukioyaku, significa agua del
manantial.

Al lugar, se puede llegar por trocha carrozable que va de Manallasacc hasta


Wertawayqo Pata, de allí se llega caminando a pie con dirección al río hasta la
parte media de la ladera.

Pukioyaku, es un manantial de donde brota agua en poca cantidad, en cuya


fuente se aprecia los restos de una qocha artificial de forma rectangular de 3 m
de largo y 2 m de ancho, tiene una profundidad de 50 cm. En su interior se aprecia
relleno de tierra procedente de la erosión de la parte alta. De dicha qocha se
proyecta un canal antiguo al lado derecho con un recorrido de 50 m y otro canal
al lado izquierdo que tiene 60 m de recorrido.

Sanqoyaku: SA.WE.AN.MA.12

Sanqoyaku se encuentra ubicado a 250 m al lado sur de Pukioyaku. Es un


manantial de donde brota poca agua del interior de una zanja natural, donde se
encuentra restos de un canal antiguo que se proyecta en dirección a los restos
de un andén llamado huerta que se encuentra en la parte baja.

3.2.3. Arte rupestre

Pintura Rupestre

Qaqawayqo: QA.WE.AN.MA.4

Qaqawayqo se encuentra ubicado en la quebrada Wertawayqo que pertenece al


barrio Antiguo Manallasacc de la comunidad de San Antonio de Manallasacc del
distrito de Chiara, provincia de Huamanga, departamento de Ayacucho.

20
Geográficamente, Qaqawayqo son peñas que se sitúan paralelo al río
Wertawayqo por ambas márgenes desde las coordenadas 13°29'23" S, 74°07'34”
hasta las coordenadas 13°29'38" S, 74°07'32” W, a una altitud que varía entre
3367 msnm a 3358 msnm. Toponímicamente. Qaqawayqo, significa peñas en el
río.

Al lugar, se puede llegar por trocha carrozable que va de Manallasacc hasta


Wertawayqo Pata, de allí, se ven las peñas dispuestas a lo largo del río
Wertawayqo.

Qaqawayqo, es el lugar donde se encuentran peñas que se disponen de manera


continua paralelo al río Wertawayqo por ambas márgenes, en una distancia de
1000 m, dichas peñas, se encuentran a manera de pared ubicados a distancias
que varían entre 2 m a 30 m con respecto a la orilla del río, la parte más alta
puede medir hasta 30 m, que se disponen perpendiculares al piso donde se
aprecia superficies planas y altos como paredes donde se encuentran abrigos y
huecos.

En algunas paredes de estas peñas, a una altura mayor de 130 cm se aprecian


superficies pulidas y otras con manchas de pintura de color rojo, que podrían
tratarse de diseños de pintura rupestre que no logramos distinguir el diseño de
manera clara. También, en la margen derecha del río, se encuentra un abrigo
rocoso entre las peñas que mide 150 cm de profundidad, 5 m de acceso y 4.30
cm de altura máxima, al lado superior derecho de la pared interna se aprecia una
mancha de pintura roja y en el piso se encuentran algunas lascas con
modificación intencional trabajadas en roca basalto negro y un fragmento de
borde de cerámica de la época del Formativo. El estado de conservación de las
manchas de pintura es malo por estar afectado por la lluvia y humedad.

Además, entre las peñas se encuentran varios huecos, en algunos de estos, se


aprecian restos de ofrendas como flores, conchas, botellas, y otros que fueron
dejados por los pobladores del lugar (Fig. 7 y 8). Entre el material cultural
asociado tenemos a restos de corrales y en el lado sur hay una roca con un pocito

21
natural que tiene restos de pintura de color rojo parecido a las manchas de pintura
que se encuentran en las peñas.

Petroglifos

Cruzniyoq Rumi: CR.WE.SA.6

Cruzniyoq Rumi se encuentra ubicado en el margen Izquierdo del río Wertawayqo


en la quebrada Wertawayqo, en la jurisdicción de la comunidad de Santa Rosa
del distrito de Chiara, provincia de Huamanga, departamento de Ayacucho.
Geográficamente, se ubica entre las coordenadas 13°29'42" S, 74°07'28” W, a
una altitud de 3357 msnm. Toponímicamente, significa piedra con cruz.

Al lugar, se puede llegar por trocha carrozable que va desde poblado de


Manallasacc hasta el cementerio de Antiguo Manallasacc, del cementerio se baja
50 m por la herradura hasta el lado del río donde hay una herradura paralela al
río, por dicha herradura se camina 400 m hacia arriba, desde donde se puede
observar claramente la roca a 10 metros de la orilla del río en el margen izquierdo.

Cruzniyoq Rumi, se trata de 2 petroglifos picados en bajo relieve sobre la


superficie plana de forma cuadrangular de una roca de 140 cm de alto y 120 cm
de base que se dispone perpendicular al suelo.

El diseño del primer petroglifo es una cruz que se ubica en el lado derecho parte
media de la superficie de la roca, su componente vertical mide 34 cm y el
horizontal mide 20 cm, el ancho de talla varía entre 3 a 4 cm. Dicha cruz, presenta
sus lados superiores cortos, donde el lado izquierdo horizontal mide 8 cm, el lado
derecho horizontal mide 10 cm, el lado superior vertical mide 9 cm y el lado
vertical inferior mide 25 cm. La cruz se encuentra ligeramente inclinada al lado
izquierdo, sus brazos presentan dimensiones asimétricas y el componente
horizontal no es perpendicular al componente vertical. La huella de picado de
esta cruz se encuentra más afectada por el ambiente en relación con la cruz del
lado derecho.

El diseño del segundo petroglifo consiste en 3 cruces, que está ubicado en el lado
izquierdo parte media de la superficie plana de la roca. La cruz que se encuentra
en el medio es más grande, su componente vertical mide 44 cm y su componente

22
horizontal mide 25 cm, cuya base se encuentra en la parte central de una línea
de forma convexa de 20 cm de largo. Las cruces que se encuentran a ambos
lados son pequeñas y están apoyadas a la cruz grande del medio, cuyas bases
se ubican en los extremos de la línea convexa. Las cruces pequeñas son del
mismo tamaño, un lado de su componente horizontal mide 10 cm y el otro lado 7
cm, el componente vertical superior mide 6 cm y el inferior mide 12 cm y el ancho
de talla de las 3 cruces varía entre 2 a 3 cm. Además, de ninguna de las cruces
el componente horizontal es perpendicular al componente vertical y el tamaño de
sus brazos son asimétricos (Fig.9 y 10).

El petroglifo se encuentra en buen estado de conservación y está al lado de un


camino prehispánico que presenta un tramo mejor acabado hacia el lado de los
petroglifos.

Pocito con restos de pintura: PO.WE.AN.MA.5.

Se encuentra ubicado en la quebrada de Wertawayqo que pertenece al barrio


Antiguo Manallasacc de la comunidad de San Antonio de Manallasacc del distrito
de Chiara, provincia de Huamanga, departamento de Ayacucho.
Geográficamente, se encuentra entre las coordenadas 13°29'36" S, 74°07'33” W,
a una altitud de 3361 msnm.

Al lugar, se puede llegar por trocha carrozable que va de Manallasacc hasta


Wertawayqo Pata, de allí, se puede ver las peñas de Qaqawayqo, en el lado sur
de las peñas, en el margen derecho del río se observa los restos de un corral
llamado Wayqocorral, en cuyo interior se encuentra la roca con un pocito que
contiene restos de pintura.

Se trata de una roca de basalto de tamaño mediano de forma irregular, con 80


cm de alto, 160 cm de largo y 80 cm de ancho, presenta en su superficie 4 pocitos
de formación natural, uno de ellos contiene restos de pintura de color rojo
adherido a la superficie interior. El pocito, es de forma circular visto de planta, con
un diámetro de 10 cm y 7 cm de profundidad (Fig. 8). Los restos de pintura de
color rojo en el pocito se parece a las manchas de pintura rupestre de color rojo
que se encuentran en las peñas de Qaqawayqo ubicado cerca del lugar.

23
3.2.4. Huanca

Wertawayqo Pata: PA.WA.AN.MA.3

El lugar llamado Wertawayqo Pata se encuentra en la parte alta de la quebrada


de Wertawayqo, en el barrio de Antiguo Manallasacc de la comunidad de San
Antonio de Manallasacc, distrito de Chiara, provincia de Huamanga,
departamento de Ayacucho. Geográficamente, está localizado en las
coordenadas 13°29'39" S y 74°07'45” W, a una altitud de 3422 msnm.
Toponímicamente, significa lugar que se encuentra en la parte alta de una
lomada.

Al lugar, se llega por trocha carrozable que va de Manallasacc a Wertawayqo,


recorriendo 3200 m hasta la lomada Wertawayqo Pata.

Se trata de una huanca que no se encuentra en su contexto original, debido a


que fue removido para utilizar el terreno donde se encontraba la huanca como
campo de cultivo. La huanca, es una roca de riolita con aspecto de canto rodado
que tiene su cortex completa, es de forma oblonga, de tamaño pequeño, de 58
cm de largo, 25 cm de diámetro en la base que se reduce a 10 cm en el otro lado.
Se observa que de los 58 cm de largo que tiene, 18 cm presenta huellas de haber
sido enterrado bajo tierra y 40 cm presenta características de haber estado
expuesto al ambiente (Fig. 11).

Entre el material cultural de superficie asociado se encuentran pocos fragmentos


de cerámica erosionada, en la ladera próxima al lugar existen ojos de agua,
restos de corrales, restos de camino prehispánico. Además, en los lugares
cercanos no se encuentra una cantera donde haya ese tipo de roca.

Con respecto a la huanca, el señor Forto, G. 80 años de edad, propietario del


terreno que vive desde su nacimiento en el lugar refiere: “esa piedra ha estado
plantado en la Pata desde hace años y utilizábamos para amarrar nuestros
caballos hasta que con tractor lo han botado”. Con respecto a los restos de
cerámica asociada refiere: “en esa parte, hasta arriba he visto allpamankas
(cerámica), dicen que hay pacas por toda esa pampa”.

3.2.5. Red vial

24
Ñaupañan: ÑA.AN.WE.MA.7.

Ñaupañan se encuentra ubicado en el margen Izquierdo del río Wertawayqo en


la quebrada Wertawayqo, en la jurisdicción de la comunidad de Santa Rosa,
distrito de Chiara, provincia de Huamanga, departamento de Ayacucho.
Geográficamente, está ubicado entre las coordenadas 13°29'42" S, 74°07'28” W,
a una altitud de 3357 msnm. Toponímicamente, significa camino antiguo.

Al lugar, se puede llegar siguiendo la ruta señalada para acceder a Cruzniyoq


Rumi, ya que el camino se encuentra a lado.

Ñaupañan, se trata de un tramo de camino prehispánico, que el punto de inicio


del tramo conservado se encuentra localizado en las coordenadas 13°29'43" S y
74°07'27” W, a una altitud de 3369 msnm. A partir de allí, presenta un trazo curvo
con dirección SE–NO, que baja hacia al río en un tramo de 40 m, cuyo ancho
promedio es de 2 m. En el lado sureste se observa un segmento de 8 m de largo
de una plataforma tallada en suelo de roca sedimentaria detrítica arenisca,
seguido a ello, se inicia un segmento de 32 m de largo que tiene el piso
empedrado con piedras de tamaños medianos y pequeños colocadas en forma
de graderías irregulares y rampa. Luego, se aprecia 2 ramales. El primer ramal,
es de trazo curvo que se proyecta en dirección NE–SO, en un tramo de 45 m, la
parte mejor conservada se ubica al inicio del ramal en una distancia de 8 m, que
tiene un ancho de 170 cm, su piso está empedrado con piedras de tamaños
medianos y pequeños dispuestas en forma de graderías irregulares, en su lado
oeste se observa piedras grandes y medianos que delimita el camino con la
pendiente. El segundo ramal, se proyecta en dirección SE–NO, donde se aprecia
un tramo en buen estado de conservación de 9 m de largo y 250 cm de ancho,
donde se observa 3 graderías hechas con piedras canteadas en ángulo recto que
mantienen uniformes su altura de 20 cm y su disposición horizontal, por su lado
oeste presenta un muro de contención de 50 cm de altura, hecho con piedras de
tamaños medianos, que en partes están unidos con mortero de barro. Este ramal
del camino se encuentra mejor acabado y su recorrido se proyecta pasando por
lado de los petroglifos donde se encuentran talladas las cruces. Las rocas
empleadas para su construcción proceden del lugar. El estado de conservación

25
del camino prehispánico es malo, está afectado por la erosión causada por el
agua (Fig. 12 y 13).

No se encontró material diagnóstico de superficie asociado al camino. El camino


se dirige a dos sitios arqueológicos que son Ayaorqo reportado por Pérez (2015),
por el sitio Chaupilliwa que registramos en este trabajo.

Ñan: ÑA.WE.AN.MA.8

Se encuentra ubicado en la quebrada Wertawayqo que pertenece al barrio


Antiguo Manallasacc de la comunidad de San Antonio de Manallasacc del distrito
de Chiara, provincia de Huamanga, departamento de Ayacucho.
Geográficamente, se localiza entre las coordenadas 13°29'36" S, 74°07'35” W, a
una altitud de 3372 msnm. Toponímicamente. Ñan, significa camino de
herradura.

Al lugar, se puede llegar por trocha carrozable que se dirige desde el poblado de
Manallasacc hasta la altura de la casa del señor Forto Gómez ubicado en la parte
alta de Wertawayqo, de allí, se camina pie 350 m al lado este.

Ñan, se trata de un tramo de camino antiguo que tiene un trazo curvo que se
adapta a la topografía de la lomada, se proyecta con dirección SE–NO, este
tramo mide 14 m de largo y su ancho varía entre 1.60 cm a 2 m. En su mayor
parte, se observa plataforma plana que fue trabajado sobre el suelo de roca
Sedimentaria Detrítica Arenisca. El estado de conservación del camino es regular
por estar sobre una lomada rocosa que en partes se encuentra desgastado.

Dicho camino, se dirige al lado noreste donde se encuentra una ocupación


Huarpa y Wari en el lugar denominado Chaupilliwa.

3.2.6. Áreas con material cultural

Chaupilliwa: CH.CH.AN.MA. 2

Chaupilliwa se encuentra ubicado en el barrio Antiguo Manallasacc, en la


comunidad de San Antonio de Manallasacc, distrito de Chiara, provincia de
Huamanga, departamento de Ayacucho. Geográficamente, se localiza en las

26
coordenadas 13°29'18" S y 74°08'04” W, a una altitud de 3469 msnm.
Toponímicamente, significa ubicado en medio de bofedales.

Al lugar, se puede acceder por trocha carrozable que va de Manallasacc a


Wertawayqo, recorriendo 2400 m hasta Chaupilliwa.

Chaupilliwa, es una planicie donde se encuentra material cultural de superficie


distribuido en una extensión superficial de una hectárea, entre las se distingue:
artefactos líticos como lascas, láminas y fragmentos de azadas, cerámica
erosionada en las áreas removidas con maquinaria agrícola y en partes menos
removidos se puede distinguir cerámica Huarpa y Wari, restos de ceniza y cuatro
pozos de huaquero de planta circular con diámetros que varían de 350 cm a 300
cm y una profundidad que va entre 114 cm a 80 cm, que están distribuidos en un
área de 100 m², en su interior se encuentran árboles de eucalipto y pino. En el
lugar, no se encuentran muros ni piedras, tampoco existen canteras de piedra.

Presentan un estado de conservación malo, en proceso de desaparición por uso


del terreno con fines agrícolas. Entre los elementos culturales asociados se tiene
a los restos de un acueducto ubicado a 150 m al norte y restos de canal de agua
que se dirige al lugar, también por el lugar pasa un camino prehispánico que
integra al lugar con otros sitios arqueológicos como Kusipampa, Ayaorqo y otros.

Entre los sitios arqueológicos ya estudiados que se encuentran cerca del lugar
tenemos: a 1000 m al lado suroeste se ubica el lugar llamado Ayaorqo, reportado
por Pérez (2015) y Ortega (2012) como un área de ocupación durante la época
Wari.

Al respecto, un habitante del lugar, el señor Mauro B. 67 años de edad, refiere:


“… a ese lugar lo huaquearon hace mucho tiempo, en esa pampa habrá varios
pakas (entierros) enterrados, una vez se hundió la tierra cuando pasaba con
tractor”.

3.2.7. Corrales

27
Qaqawayqo Corral: QA. WE.AN.MA.9

Qaqawayqo Corral, se encuentra ubicado debajo de las peñas de Qaqawayqo en


la quebrada Wertawayqo que pertenece al barrio Antiguo Manallasacc de la
comunidad de San Antonio de Manallasacc, distrito de Chiara, provincia de
Huamanga, departamento de Ayacucho. Geográficamente, se encuentran
distribuidos en ambas márgenes del río Wertawayqo desde las coordenadas
13°29'23" S, 74°07'34” hasta las coordenadas 13°29'38" S, 74°07'32” W, a una
altitud que varía entre 3367 msnm a 3358 msnm. Toponímicamente. Qaqawayqo
Corral, significa corrales que están ubicados debajo de los acantilados a lado del
río.

Al lugar, se puede acceder por trocha carrozable que va de Manallasacc hasta


Wertawayqo Pata, de allí se puede ver las peñas dispuestas a lo largo del río
Wertawayqo y se llega caminando 470 m a pie con dirección al río.

Qaqawayqo Corral, se trata de restos de 3 corrales antiguos cubicados al margen


derecho y otros dos corrales ubicados al margen izquierdo del río. Dichos
corrales, están adosados a las peñas que se disponen paralelas al río por ambas
márgenes que delimita la parte superior del corral y en la parte inferior está
delimitado por el río. Estos corrales presentan formas irregulares y están
construidos a una sola hilera, sin mortero de barro a manera de pircas con piedras
de tamaños diferentes procedentes de cantera del lugar donde se observa restos
de ceniza y manchas de humo en algunas rocas y abrigos en el interior de los
corrales. Dicha área, en su mayor extensión se encuentra cubierta por bosques
naturales que limitan nuestra visibilidad. Estos corrales se encuentran asociados
a manantiales ubicados en la parte superior de las peñas en ambas márgenes
del río.

Entre el material cultural de superficie diagnóstico asociado se encontró un


fragmento de borde de cerámica de la época del Formativo en el abrigo que se
encuentra a lado del corral, también se observa fragmentos de lascas en la
superficie, restos de pintura roja en las paredes de las peñas que forman parte
de los corrales.

28
Wayqocorral: WA. WE.AN.MA.10

Wayqocorral se encuentra ubicado a 300 metros al lado sur de Qaqawayqo


Corral. Se localiza entre las coordenadas 13°29'36" S, 74°07'33” W, a una altitud
de 3361 msnm. Toponímicamente, Wayqocorral significa corral en la parte baja
de una quebrada. Al lugar, se puede llegar por la ruta indicada para Qaqawayqo
Corral.

Wayqocorral, se trata de restos de cimientos de corral hechos con pircas a una


sola hilera sin mortero de barro, con piedras de tamaños variados procedente de
cantera ubicado en el mismo lugar, el corral es de forma cuadrangular de 30
metros de ancho por 50 de largo. Asociado a ello, se encuentra un promontorio
de piedras de forma circular de 3 metros de diámetro ubicado en la esquina
exterior sureste de dicho corral (Fig. 14).

En el interior del corral se registró la presencia de un batán grande, un pocito con


restos de pintura roja y un fragmento mesial que corresponde a una azada.

Qata Corral: WA. WE.AN.MA.11

Qata Corral, se encuentra ubicado a 190 m al lado sur de Wayqocorral, entre las
coordenadas 13°29'44" S, 74°07'34” W, a una altitud de 3360 msnm.
Toponímicamente, Qata Corral significa corral en la ladera.

Qata Corral, se trata de restos de un corral con forma de media luna, construido
a una sola hilera con piedras de tamaños diferentes procedentes de cantera del
mismo lugar, dicho muro, se encuentra adosado a una pendiente vertical de 40
m de largo, cuya altura varía entre 1.50 cm a 3 m, que forma parte de un lado del
corral. No se ubicó material diagnóstico de superficie asociado (Fig. 15).

3.3. Registro de recursos naturales

3.3.1. Bofedales

En el área en estudio, existen muchos puquios que forman extensas bofedales


donde se mantienen el pasto verde durante todo el año, en el Google Earth se ha
medido una extensión de 51.01 hectáreas de bofedales que se ubican en
Millpulliwa, Chaupilliwa, Uchuy Putaqa Lliwa y Qatun Putaqa Lliwa.

29
Millpulliwa

Se encuentra localizado en las coordenadas 13°29'04" S, 74°08'35” W, a una


altitud de 3466 msnm, presenta una extensión de 12.07 hectáreas de bofedales.
Toponímicamente, Millpulliwa significa bofedales en el pantano. (Fig. 16).

Chaupilliwa

Está localizado en las coordenadas 13°29'12" S, 74°08'20” W, a una altitud de


3462 msnm, tiene una extensión de 5.89 hectáreas de bofedales.
Toponímicamente, Chaupilliwa significa bofedales en el medio (Fig. 17).

Uchuy Putaqa Lliwa

Está ubicado en las coordenadas 13°29'01" S, 74°08'15” W, a una altitud de 3454


msnm, presenta una extensión de 12.21 hectáreas de bofedales.
Toponímicamente, Uchuy Putaqa Lliwa significa pequeño bofedal donde se
encuentra la planta putaqa (Fig. 18).

Qatun Putaqa Lliwa

Se encuentra localizado en las coordenadas 13°28'34" S, 74°08'21” W, a una


altitud de 3464 msnm, tiene una extensión de 20.84 hectáreas de bofedales.
Toponímicamente, Qatun Putaqa Lliwa significa grande bofedal donde se
encuentra la planta putaqa (Fig. 19).

3.3.2. Canteras de piedra

Las canteras de piedras son un recurso importante para la construcción de


viviendas y corrales para los animales, en las quebradas de Chaupilliwa y
Wertawayqo las canteras de piedra solo se ubican hacia el lado del río
Wertawayqo en una extensión de 11 hectáreas de 325.98 hectáreas que tiene
las quebradas de Wertawayqo y Chaupilliwa, evidenciándose así, la carencia de
este recurso en la zona.

3.3.3. Bosques naturales

El único lugar donde se encuentran bosques naturales es en Qaqawayqo, debajo


de las peñas en ambas márgenes del río Wertawayqo en una extensión

30
aproximada de media hectárea donde crecen arbustos como guinda, oqesachas,
tankar kichka, tasta (Fig. 20 y 21).

31
CAPÍTULO IV

ANÁLISIS DE MATERIALES

4.1. Metodología y técnicas

4.1.1. La cerámica diagnóstica registrada en campo

Adaptándonos a la situación, el registro y descripción de la cerámica en campo


se realizó uno por uno basándonos en los 4 criterios propuestos por lumbreras
1979, consistentes en: 1). Propiedades físicas. 2). Composición de la pasta. 3).
Técnicas de manufactura. 4). Estilo (forma y decoración). Estos criterios se
aplican en la descripción de manera interrelacionada porque cada dimensión está
interconectada con las otras.

Para la descripción y análisis de la cerámica de la época del Formativo se tomó


en cuenta los estudios de Matsumoto y Cabero 2012 y Mendoza 2018. Para la
época de Desarrollo Regional nos guiamos por lo propuesto por Ochatoma 2010,
y Benavides 1971. Para la época Wari con la propuesta de Menzel 1968 y
Benavides 1965.

La cerámica diagnóstica se ubicó y se lavó con agua que se llevó en un


pulverizador con capacidad de un litro, luego se registró y se dejó en su mismo
lugar. Se realizó registro fotográfico y gráfico con el uso de calibrador, peine,
escuadra, portaminas, borrador, diametrador, papel milimetrado y tablero. Debido
a limitaciones de visibilidad se logró ubicar un total de 8 fragmentos de cerámica
diagnóstica que describimos a continuación.

Cerámica de la época del Formativo

Fragmento 1. Se encontró y se registró en el abrigo rocoso ubicado en la parte


baja de las peñas de Qaqawayqo donde se encuentran los corrales de
Qaqawayqo Corral. Se trata de un fragmento de cerámica que podría
corresponder a una variante de los estilos de cerámica de la fase Campanayuq
1 del Periodo Inicial Temprano del Formativo propuesto por Matsumoto y Cabero
2012, por presentar las siguientes características: Es un fragmento que
corresponde al borde de una vasija cerrada que posiblemente puede tener 20 cm

32
de diámetro en la boca, ya que la parte del labio es pequeña y no es posible
calcular con precisión. El color de la superficie interna es del color de su pasta
marrón oscuro y también de la superficie externa donde se aprecian restos de
posible engobe rojo. Como decoración presenta 2 líneas incisas ligeramente
anchas con disposición horizontal efectuadas cuando la pasta estaba aún
húmeda. Presenta un borde reforzado o engrosado al exterior de 1.2 cm de
espesor, este borde, ostenta otro reborde a manera de cuello expandido al
exterior que termina en un labio ligeramente biselado al exterior. Su acabado
exhibe un ligero brillo en su superficie interior y en su superficie exterior tiene
huellas horizontales de bruñido. La textura de su superficie es rugosa al tacto. Su
pasta es de color marrón oscuro, donde se observa arena fina y feldespato en
mayor cantidad, con presencia de puntos brillosos de mica que se encuentran
distribuidos homogéneamente. Su manufactura es modelada a mano. Su cocción
es en atmósfera oxidante por la presencia de defectos de cocción.

Cerámica de la época de Desarrollo Regional

Estilo Huarpa Ante

Fragmento 2. Se halló y se registró en la pampa de Chaupilliwa. Corresponde a


un fragmento de cuerpo de vasija abierta de tamaño pequeño, de forma
cuadrangular que mide 4 cm por 3 cm. El grosor de su pared varía entre 0.5 cm
y 0.7 cm. Dicho fragmento presenta un engobe de color blanco ante en su
superficie interior y exterior. Con respecto a su acabado, presenta huellas de
haber sido bruñido y pulido en ambas caras. Su cocción es en atmósfera oxidante
por tener defectos de cocción. Su pasta es de color rojo, donde se observa como
desgrasante a arena fina, bastante feldespato con distribución homogénea,
pequeños bolsones de aire en poca cantidad. Es de fractura regular.

Estilo Kumunsenqa

Fragmento 3. Se registró en la pampa de Chaupilliwa. Se trata de un fragmento


de borde que corresponde a una vasija serrada de estilo Kumunsenqa cuyo
diámetro de la boca mide 18 cm y tiene 1 cm de espesor. El fragmento tiene labio
redondeado y borde expandido al exterior, luce engobe de color rojo granate en

33
su superficie exterior. El acabado de su superficie es ligeramente tosco, en su
superficie exterior e interior se aprecian líneas horizontales de bruñido, la
superficie exterior es de textura rugosa al tacto. Exhibe una pasta granulosa
donde se aprecia arena, cuarzo, feldespato, mica y bolsones de aire de tamaños
variados con distribución casi uniforme. Su manufactura es modelada a mano.
Su cocción es en atmósfera oxidante por exhibir defectos en su cocción. Dichas
características son similares a las descripciones realizadas por Ochatoma y
Cabrera 2016 y de Lumbreras 1974 a.

Cerámica de la época Wari

Estilo Chakipampa

Fragmento 4. Se localizó y se registró en la pampa de Chaupilliwa. Se trata de


un fragmento de borde que corresponde a una escudilla que tiene 20 cm de
diámetro en la boca y un espesor de su pared que varía entre 0.5 cm a 0.7 cm.
Su labio es redondeado oblicuo. En la superficie exterior, presenta un acabado
brilloso y liso al tacto, tiene engobe de color rojo indio sobre la que se observa
huellas de ser bruñido y pulido. En su superficie interior, se observa un acabado
llano brilloso, liso al tacto, con engobe de color rojo indio y rojo ocre, sobre la
superficie de engobe de color rojo ocre se aprecia líneas paralelas verticales
separadas de color negro que se proyectan del labio a la base. Está hecha ha
modelado a mano. Su cocción es de oxidación completa por no presentar
defectos de cocción. Su pasta es de color ladrillo donde se observa como
desgrasantes a feldespato y mica de tamaños pequeños en regular cantidad con
distribución uniforme, el material plástico es de textura compacta. Las
características del fragmento son similares a lo descrito por Ochatoma y Cabrera
2016 y algunos aspectos sobre el engobe de color rojo brillante presente en
vasijas abiertas del estilo Chakipampa mencionado por Menzel 1968.

Cerámica Local Wari

Negro Ahumado

Con fines de describir las características nuevas que presentan los 2 fragmentos
que contamos, las que no se ajustan a los estilos o tipos ya conocidos y

34
claramente definidos de la cerámica Wari en la región, lo denominamos
fragmento de cerámica Negro Ahumado de la época Wari. En el sitio Wari de
Ayapata en Manallasacc pudimos apreciar en la superficie fragmentos similares
que el Negro Ahumado asociado a estilos de cerámica Wari por lo que supongo
que podría ser un tipo de cerámica local de la época Wari que requiere ser
investigado en dicha cuenca. Asumiendo algunas recomendaciones del profesor
Ismael Pérez consideramos a dichos fragmentos como cerámica Wari local hasta
que se realicen investigaciones al respecto.

Considero importante mencionar que la cerámica Negra Ahumado de Chaupilliwa


está presente en la época del Formativo en varias regiones del Perú.

Fragmento 5. Se encontró y se registró en la pampa de Chaupilliwa. El fragmento


corresponde al borde de una escudilla de labio redondeado que tiene un diámetro
de 19 cm de boca, con un grosor de pasta que varía entre 0.7 cm a 0.5 cm. El
acabado de su superficie externa e interna está pulido y bruñido, es de aspecto
brilloso y liso para el tacto. La superficie externa es del color de la pasta sin
decoración y la superficie interna presenta color negro intenso brillante obtenido
por medio de la técnica decorativa de ahumado. Sobre dicha superficie negro
ahumado se aprecia 2 líneas paralelas verticales dispuestas desde el borde hacia
la base y de la línea vertical del lado izquierdo del fragmento se proyectan dos
líneas paralelas horizontales de color rojo que aparenta ser de color rosado
brillante, dichas líneas corresponden a una decoración post-cocción con pintura
fugitiva porque se desprende al ser tocado. El fragmento está hecho con la
técnica de modelado a mano. Su cocción es en atmósfera oxidante. En la fractura
irregular de su pasta se puede apreciar que su pasta se divide en 2 colores: hacia
al lado ahumado (superficie interior) es de color negro que fue penetrado por el
humo, que varía desde 0.1 cm hasta 0.4 cm de espesor y hacia al lado no
ahumado (superficie exterior) es de color rojo opaco, dicha característica se
observa alrededor de su fractura. Como desgrasante se observa distribución
homogénea de feldespato de tamaños variables en mayor cantidad y pequeños
puntos brillosos de mica en menor cantidad y algunos pequeños bolsones de aire.

35
Al respecto, Benavides (1965) reporta la presencia de la cerámica de tipo Wari,
específicamente “del tipo llamado Wari Blanco y rojo sobre negro… el color base
es un color negro muy lúcido obtenido posiblemente por la cocción bajo la técnica
del ahumado, que no alcanza a ingresar toda la pasta, sino que penetra un poco
más allá del engobe.” Con lo mencionado, se evidencia la presencia de cerámica
con similares características para la región, aunque no se conoce de manera
clara su filiación cultural y ubicación estratigráfica asociado.

La técnica del ahumado, consiste en exponer a humo intenso a la cerámica o a


una parte de la cerámica que se encuentra en proceso de cocción en alto grado
de temperatura, condición que favorece a que el humo penetre a la superficie
expuesta al humo dándole un color negro brillante (Ramírez, 2011).

Con respecto a la decoración post-cocción, “La pintura post-cocción es la que se


aplica sobre el recipiente después de la cochura, y por ello no logra la fijación
completa de la sustancia colorante … se le conoce como pintura fugitiva”
(Educared, s.f.).

Fragmento 6. Se halló y se registró en la pampa de Chaupilliwa. El fragmento


corresponde a la parte de cuerpo y base de una vasija abierta que tiene 8 cm de
diámetro en su base de forma plana, su grosor varía entre 0.5 cm a 0.7 cm. Su
acabado interior y exterior presenta huellas de haber sido bruñido y pulido. La
superficie exterior es del color de su pasta y la superficie interior presenta un color
negro brilloso obtenido con la técnica decorativa de ahumado. Su pasta presenta
dos colores: hacia al lado ahumado (superficie interior) es de color negro que
penetra desde 0.1 hasta 0.4 cm de espesor, hacia al lado no ahumado (superficie
exterior) es de color rojo opaco, dicha característica se observa alrededor de su
fractura. Entre los desgrasantes que presentan distribución homogénea se
pueden ver feldespato de tamaños variados en mayor cantidad, pequeños
espacios de bolsones de aire en poca cantidad, arena fina en poca cantidad y
puntos brillosos de mica en regular cantidad. Con respecto a su manufactura,
presenta desniveles en su superficie que nos indica que fue modelado a mano.
Su cocción es en atmósfera oxidante.

36
Otros fragmentos de cerámica local

A continuación, describimos dos fragmentos de cerámica utilitaria que


posiblemente sean de producción local y podrían haber sido elaborados en la
época Huarpa o Wari, debido a que se ubicaron con otros fragmentos de
cerámica Wari y 2 fragmento de cerámica Huarpa. Posiblemente sean de la
época Wari, ya que Vivanco (2012) indica que en los sitios de la época Wari es
recurrente encontrar cerámica Wari Negro, Huamanga, cerámica utilitaria de
fabricación local, que le distingue a la ocupación Wari.

Fragmento 7. El fragmento se registró en la pampa de Chaupilliwa. Se trata de


un fragmento de cuerpo que corresponde a una vasija cerrada cuyo grosor de su
pared varía entre 0.5 cm a 0.7 cm. Su acabado en la superficie exterior es alisado
y la superficie interior tiene un acabado tosco con desniveles. Presenta un baño
con pintura de color rojo oscuro en su superficie exterior e interior. Está elaborado
por técnica de modelado a mano. Su cocción es en atmósfera oxidante. Su pasta
es de color rojo opaco por defectos en su cocción. Se aprecia como desgrasantes
pocos bolsones de aire de tamaños variados, feldespato en poca cantidad, varios
puntos brillosos de mica que se encuentran distribuidos en la pasta de manera
casi homogénea.

Fragmento 8. El fragmento se registró en la pampa de Chaupilliwa. Se trata de


un fragmento que corresponde al cuello de una vasija cerrada que tiene 8 cm de
diámetro de su boca. Su cuello es corto de 1.50 cm, ligeramente expandido al
exterior, la forma de labio es no definido por su estado de deterioro. El grosor de
su pared varía entre 0.4 cm a 0.7 cm. Su acabado es burdo por presentar
desniveles en su superficie interior. No se evidencia defectos en su cocción. Este
fragmento se encuentra erosionado en ambas superficies, lo que resalta, es el
color rojo con tendencia a rosado de su pasta, donde se aprecia arena fina,
granos de cuarzo y feldespato con distribución homogénea, pequeños bolsones
de aire en poca cantidad. Tiene un aspecto rugoso para el tacto y pinta a la mano
de color rojo ladrillo al ser tocado.

37
CUADRO DE REGISTRO DE CERÁMICA DIAGNÓSTICA POR ESTILO,
ÉPOCA Y LUGAR DE REGISTRO
Estilo Pertenencia Lugar de Condición Cantidad
cultural registro

Fase Formativo Qaqawayqo Fragmento: borde 1


Campanayuq 1
Huarpa Ante Huarpa Chaupilliwa Fragmento: 1
cuerpo
Kumunsenqa Huarpa Chaupilliwa Fragmento: borde 1
Negro Ahumado Wari Chaupilliwa Fragmento: borde 1
Negro Ahumado Wari Chaupilliwa Fragmento: 1
cuerpo
Chakipampa Wari Chaupilliwa Fragmento: borde 1
Fragmento de Wari Chaupilliwa Fragmento: 1
cerámica local cuerpo
Fragmento de Wari Chaupilliwa Fragmento: 1
cerámica local cuerpo

38
4.2. Análisis de material lítico

Teniendo como finalidad de presentar información de las características del


material lítico que se registró en la superficie del área prospectada se clasificó y
se describió basándonos en las definiciones o constructos propuestos por Bate
1971. Dentro de esa estructura propuesta, las muestras registradas en campo
son 11 materiales líticos, de las cuales, 10 muestras corresponden a la Industria
de Piedra Tallada, dentro de esta industria tenemos 6 muestras que encajan en
la categoría de derivados de núcleo, 4 muestras corresponden a la categoría de
cantos o guijarros astillados, por último, se cuenta con el registro que
corresponde a la Industria de Piedra Pulida, en la categoría de Molinos (Maray).
A estos materiales se describió teniendo en cuenta los criterios de tecnología,
morfología y posible funcionalidad.

Al material lítico se ubicó en campo, se limpió, luego se realizó el registro


fotográfico, gráfico y descriptivo en cuaderno de campo en su mismo lugar y se
dejó como tal se encontró. En el trabajo de gabinete se ordenó el registro de
campo.

Descripción de muestras de material lítico registrado en campo

Industria de piedra tallada

Derivados de Núcleo

Lasca 1. Se registró en Qaqawayqo. Se trata de una lasca de tamaño mediano,


ligeramente ancho hecho en roca basalto de color negro. Mide 4 cm de largo
máximo por 5.6 cm de ancho máximo y de 1 cm de grosor máximo. Presenta
modificación intencional ubicada en el extremo distal, donde se aprecia
astillamiento bifacial con distribución continuo de profundidad suave y
característica delicada, donde se aprecian mayormente cicatrices de forma
concoide. Su borde tiene inclinación aguda de forma recta con detalle sinuoso
regular y de perfil recto.

Lasca 2. Se registró en Qaqawayqo. Se trata de una lasca ancha de tamaño


mediano trabajado en roca de basalto de color negro. Mide 5 cm de largo máximo
por 8 cm y de 2 cm de grosor máximo. Muestra modificación intencional ubicada

39
en el borde lateral derecho donde se aprecia astillamiento bifacial con distribución
continuo de profundidad suave de característica delicado con cicatrices de forma
concoides. Su borde presenta forma recta con detalle parejo de perfil recto con
un ángulo de inclinación agudo.

Lasca 3. Se registró en la pampa de Chaupilliwa. Se trata de una lasca ancha de


tamaño pequeño trabajado en roca de basalto negro. Su largo máximo mide 2.4
cm y su ancho es de 3.6 cm y 0.7 cm de grosor máximo. Exhibe modificación
intencional en el extremo distal, donde se aprecia astillamiento unifacial con
distribución continuo con profundidad suave de característica tosca. Su borde
muestra forma recta con detalle sinuoso irregular de perfil recto con un ángulo de
inclinación agudo.

Muesca 1. Se registró en la pampa de Chaupilliwa. Se cuenta con una lasca


ancha de tamaño mediano con muesca trabajado en basalto negro. Mide 4.5 cm
de ancho máximo,3.3 cm de largo máximo y 0.9 cm de grosor máximo. Presenta
modificación intencional consistente en una muesca ubicada en el extremo distal
que se trata de una depresión de forma cóncava que tiene un borde interno con
astillamiento unifacial con distribución continuo de profundidad suave y de
característica delicado. Dicho borde, exhibe forma cóncava con detalle parejo de
perfil cóncava con un ángulo de inclinación oblicuo. Ostenta un ligero pulimento
bifacial producto de su uso.

Muesca 2. Se registró en la pampa de Chaupilliwa. Se cuenta con una lámina de


tamaño mediano de forma alargada con 2 muescas trabajado en roca de basalto
negro. Mide 5 cm de ancho máximo, 7.3 cm de largo máximo y un grosor máximo
de 2 cm. Presenta modificación intencional consistente en 2 muescas que se
ubican en el borde lateral mesial derecho. Se trata de 2 depresiones de forma
cóncava que tienen un borde interno donde se aprecia astillamiento unifacial con
distribución continua de profundidad suave y con característica delicado, dichos
bordes, ostentan forma cóncava en la que se distingue un detalle parejo con un
ángulo de inclinación oblicuo, además, presentan ligero pulimento bifacial en su
parte activa a consecuencia de su uso.

40
Punta. El fragmento se registró en la pampa de Chaupilliwa. Se cuenta con un
fragmento que corresponde a la parte distal de una punta de forma foliácea
trabajado en roca de basalto negro. Exhibe bordes que convergen formando un
extremo penetrante. En cuyos bordes, se aprecia astillamiento bifacial de
profundidad suave con distribución continuo con característica delicado. Dichos
bordes, ostentan un detalle sinuoso regular con un ángulo de inclinación agudo.

Cantos o guijarros astillados

A esta categoría comprende todo artefacto que ha sido trabajado directamente


sobre cantos rodados u otro tipo de guijarros en estado natural (Bate, 1971). Es
así, que las muestras de fragmentos de azadas corresponden a esta categoría

Fragmento distal de azada 1. Se trata de un fragmento de azada trabajado en


roca andesita que corresponde a la parte distal. Todo el borde presenta
astillamiento bilateral de profundidad suave con distribución continua de
característica regular. Su borde luce forma convexa con detalle parejo. Muestra
desgaste bifacial con disposición discontinua en la que se observa un borde con
inclinación abrupta. Mide 9.5 cm de ancho máximo y 8 cm de largo máximo con
2.5 cm de grosor máximo. El fragmento se registró en la pampa de Chaupilliwa.

Fragmento distal de azada 2. Se trata de un fragmento de azada de forma


rectangular trabajado en roca andesita que corresponde a la parte distal. Todo el
borde presenta astillamiento bilateral de profundidad suave con distribución
continua de característica regular. Su borde muestra forma ligeramente convexa
con detalle parejo. Ostenta desgaste bifacial con disposición discontinuo en la
que se observa un borde con inclinación abrupta. Mide 9 cm de ancho máximo,
9 cm de largo máximo y 2 cm de grosor máximo. El fragmento se registró en la
pampa de Chaupilliwa.

Fragmento mesial de azada 3. Se trata de un fragmento de azada de forma


rectangular trabajado en roca andesita que corresponde a la parte mesial.
Muestra astillamiento bilateral en el borde lateral izquierdo y derecho de
profundidad suave con distribución continua de característica regular. Sus bordes
son rectos con detalle parejo. Luce ligero desgaste bifacial con disposición

41
discontinuo producto de uso, en la que se observa un borde con inclinación
abrupta. Mide 8 cm de ancho máximo, 8 cm de largo máximo y 1.5 cm de grosor
máximo. El fragmento se registró en el interior del corral llamado Wayqocorral.

Azada completa. Se cuenta con una azada completa de forma triangular


elaborada en roca andesita. Su parte distal es más ancha que la parte proximal.
Muestra en todo su contorno astillamiento bilateral con distribución continua con
desprendimientos cortos y largos de característica irregular. Su borde activa de
la parte distal presenta desgaste bifacial continuo producto de uso y la parte
mesial y proximal exhibe ligero desgaste bifacial con disposición discontinuo,
también, se observa ligero desgaste en ambas caras. Ostenta un borde con
inclinación abrupta. Mide 20 cm de largo y de ancho mide 10 cm en la parte distal,
8 cm en la parte mesial, 4 cm en la parte proximal y tiene un espesor máximo de
1.8 cm. El fragmento se registró en la pampa de Chaupilliwa.

Industria de piedra pulida.

Dentro de esta categoría Bate (1971) incluye a los molinos y morteros. Nosotros
contamos con el registro de un batán que ubicamos en esta categoría y
describimos enmarcándonos en dicha propuesta.

Batán. Se trata de una roca ígnea de tamaño grande de forma irregular que
presenta la parte superior plana con aspecto de mesa. Tiene una altura promedio
de 76 cm, la parte plana tiene un área de 1.5 m², en cuya parte central se aprecia
un área circular de 80 cm de diámetro que presenta ligero pulimento y en partes
desgaste por efecto de uso producto de actividad de molienda. Dicha roca fue
utilizada en su ubicación natural posiblemente por los pastores que vivían en el
lugar, ya que se encuentra en el interior del corral llamado Wayqocorral.

42
CUADRO DE MUESTRA DE MATERIAL LÍTICO REGISTRADO EN LAS
QUEBRADAS DE WERTAWAYQO Y CHAUPILLIWA, MANALLASACC (Bate,
1971).

INDUSTRIA DE PIEDRA TALLADA

DERIVADOS DE NÚCLEO

Tipo de Modificación intencional Condición Materia prima Lugar de Cantidad


pieza de la pieza registro

Lasca 1 Astillamiento bifacial Completa Basalto negro Qaqawayqo 1

Lasca 2 Astillamiento bifacial Completa Basalto negro Qaqawayqo 1

Lasca 3 Astillamiento unifacial Completa Basalto negro Chaupilliwa 1

Muesca 1 Astillamiento unifacial Completa Basalto negro Chaupilliwa 1

Muesca 2 Astillamiento unifacial Completa Basalto negro Chaupilliwa 1

Punta Astillamiento bifacial Fragmento Basalto negro Chaupilliwa 1


distal

CANTOS O GUIJARROS ASTILLADOS

Tipo de pieza Modificación Huellas de Materia Lugar de Cantidad


intencional uso prima registro

Fragmento de Astillamiento Pulimento Laja de Chaupilliwa 1


azada distal 1 bilateral por uso andesita

Fragmento de Astillamiento Pulimento Laja de Chaupilliwa 1


azada distal 2 bilateral por uso andesita

Fragmento de Astillamiento Pulimento Laja de Chaupilliwa 1


azada mesial 3 bilateral por uso andesita

Azada completa astillamiento Pulimento Laja de Wayqocorral 1


bilateral por uso andesita

INDUSTRIA DE PIEDRA PULIDA

MOLIENDA

Tipo de pieza Modificación Huellas de uso Materia Lugar de Cantidad


prima registro

Batán Estado natural Desgaste por uso Basalto Wayqocorral 1

43
CAPÍTULO V

INTERPRETACIÓN DE DATOS

5.1. Reconstrucción histórica del área en estudio

5.1.1. Secuencia de ocupación cultural en las Quebradas de Chaupilliwa y


Wertawayqo

En la exploración intensiva realizada en el área en estudio se han registrado


varios restos materiales de ocupación humana que corresponden a la época
prehispánica, asociado a algunos de estos, se ha logrado ubicar y registrar 8
fragmentos de cerámica diagnóstica en superficie superando limitaciones de
visibilidad. Basándonos en ello y por las comparaciones de pintura rupestre
encontrada en Qaqawayqo con estudios realizados por Pérez 2015, en
Chaupihuayqo ubicado a 8 km de Qaqawayqo, también en base a estudios
comparativos del petroglifo ubicado en Wertawayqo proponemos una secuencia
de ocupación cultural que se dio en las quebradas de Chaupilliwa y Wertawayqo.

El Lítico y Arcaico

La época del Lítico, comprende desde que llegaron los hombres y se asentaron
hace 20000 a.C., cuyo contexto natural estaba conformado por flora y fauna del
Pleistoceno. El hombre en esta etapa inicial carecía de conocimientos y
tecnología y ha venido aprendiendo de manera acumulativa conocimientos
diversos durante miles de años. Para el año 9000 a. C., el ambiente natural del
Pleistoceno cambia de manera gradual al Holoceno en la que se configura un
clima óptimo favoreciendo a que evolucione la flora y fauna actual. Para esta
época, los hombres ya conocían las técnicas de caza, pesca y tecnología lítica.
Para el año 6000 a. C., ya habían acumulado conocimientos que les permitieron
vivir como seres sociales organizados en bandas de familias de cazadores,
habían aprendido a dar uso adecuado a las pieles y conocían algunas plantas y
animales que pueden ser domesticados. Para la época del Arcaico, que
comprende desde 4000 a.C., los Ayacuchanos practicaban la caza planificada
con uso de tecnología lítica, la agricultura incipiente y primitiva que dio paso al

44
sedentarismo. Con el sedentarismo, desarrollaron aún más la agricultura y
domesticación de animales, formaron aldeas. Para finales del arcaico ya vivían
aldeas, conocían el tejido, la agricultura y el pastoreo (Lumbreras, 1974 a).

Entre los estudios que se han realizado en el distrito de Chiara para el


precerámico que nos sirve de referencia para plantear la ocupación cultural en el
área en estudio tenemos, a 9.07 km a dirección 1.07 grados de Qaqawayqo se
encuentra la cueva de Chaupihuayqo, donde Pérez (2015) realizó
investigaciones de pintura rupestre donde registra temas de actividad de caza y
domesticación de animales y aves rapaces, restos de talla de artefactos líticos,
indicios de ocupación doméstica, entre otras. También, Pérez et al. (2010)
realizan estudios en la cuenca norte de Chiara de arte rupestre en cuevas y
abrigos de Ayamachay, Quinsa salla y Tucumachay que se encuentra en
Yanapiruro. Con respecto a la cronología asociada a la pintura rupestre de dichos
estudios, Pérez (2015) plantea que tienen relación cultural con asentamientos de
ocupación precerámico de las fases Jaywa y Piki establecidos por MacNeish.
Además, a dicha cronología propuesta lo sustenta a partir de características
recurrentes expresadas en el diseño de la pintura rupestre en la región para dicha
época, a lo que denomina tradición de pintores prehispánicos en la región de
Ayacucho.

Para la época del Arcaico, contamos con evidencias ubicadas en la quebrada de


Wertawayqo, específicamente en las peñas de Qaqawayqo, en dichas peñas se
encuentran superficies de roca que están pulidas y otros tienen machas de
pintura de color rojo, asimismo, en Wayqocorral se encuentra un pocito pequeño
con restos de pintura de color rojo. El color de las manchas de pintura con la que
contamos en Qaqawayqo se parecen al color de la pintura rupestre de la cueva
de Chaupihuayqo estudiado por Pérez 2015, por lo que pensamos que
Qaqawayqo ha sido ocupado durante la fase Piki y Cachi, además, los estudios
realizados en la cueva de Tukuymachay ubicado en las alturas de Sachabamba
a 15.64 km a dirección 348.37 grados de Qaqawayqo, en la década del 60 por el
equipo de MacNeish evidencian ocupación desde la fase Piki 5600 a 4400 a. C.

45
Cachi 1900 a 1640 a. C., determinado a base de fechado radio carbónico (Pérez,
2015). Estos estudios evidencian que el área estuvo ocupada durante esta época.

La microcuenca del río Mayupampa a la que pertenece nuestra área en estudio,


ha estado ocupado por una población bastante significativa durante el Arcaico
debido a que se cuenta con registros de ocupaciones en varios lugares cercanos
como en la comunidad vecina de Seqchapampa ubicado a 7 km al noreste del
área en estudio, donde Ortega (2012) reporta 7 sitios con ocupación pre
cerámico. Entre ellas, registra arte rupestre que se encuentra en un abrigo, en la
que distingue la cabeza de una llama y parte de la cola y otras manchas de pintura
roja que no logra distinguir el motivo. Asimismo, Roca (2007) reporta la existencia
de pintura rupestre en dicha comunidad. Para la cuenca norte de Chiara, Carhuas
(2015), Ortega (2006) reportan presencia de pintura rupestre en abrigos y cuevas.

Además de lo mencionado, contamos con petroglifos que ubicamos en


Wertawayqo que se trata de cruces tallados en roca que pertenecen a la época
prehispánica. Las cruces tienen la forma de la Constelación de la Cruz del Sur
por presentar características como: están ligeramente inclinadas a un lado, tienen
brazos de dimensiones asimétricas y el componente horizontal no es
perpendicular al componente vertical. Las cruces cristianas tienen características
diferentes a lo mencionado.

Pensamos que la cruz del lado derecho pertenece a la época del Arcaico por las
características mencionadas y por su forma, que es parecida a lo descubierto por
Carlos Milla 2008, en Las Salinas del Chao, donde descubre un centro
astronómico y ceremonial de 6000 años de antigüedad de la época precerámico
y ubica el Geoglifo de la Constelación de la Cruz del Sur, similar a los geoglifos
de Nazca, el Candelabro en Paracas, los Alineamientos de las Plataformas del
Templo Astronómico de Paramonga y otros. Lo mencionado indicaría que el área
en estudio fue ocupada durante el Arcaico.

El grupo de cruces que se encuentra al lado Izquierdo es menos antiguo que la


del derecho por tener huellas de talla más recientes, además presenta líneas a
manera de recruces en la punta de sus brazos. Por estas características se

46
parecen a la cruz recruzada cristiana de la colonia; pero, si las líneas que están
a manera recruces son marcas que hicieron para delimitar el proceso de talla
estaríamos frente a una cruz prehispánica, ya que se pueden distinguir de
manera clara a las líneas que están a manera de recruces solo en la punta de
algunos brazos de los cruces.

La representación de la Constelación del Cruz del Sur es recurrente en las


culturas andinas desde la época del Arcaico debido a que es un calendario
agrícola andino prehispánico que marca el fin de la temporada de las lluvias y el
inicio de la época de secano, indica el fin del año y el inicio de año nuevo andino.
El 14 de mayo las estrellas que componen la Constelación del Cruz del Sur se
ubican en perfecta armonía siendo esta fecha festiva en muchas culturas andinas
(Sánchez, 2016).

La cruz cuadrada (chakana) del Imperio Inkaico tiene sus orígenes en la


Constelación del Cruz del Sur. La Chakana, es un símbolo que expresa la
cosmovisión andina Inka, contiene principios para comprender y aprender una
forma de vida (Milla, 2008).

A mi manera de entender, para los asentamientos prehispánicos ubicados en


Manallasacc la Constelación del Cruz del Sur es también un calendario ganadero
que marca la época donde las llamas y alpacas dan cría, procrean, la temporada
para esquilar, control de pastos, etc., posiblemente por eso tallaron la
representación de la Constelación de la Cruz del Sur en roca. Pensamos así,
porque el petroglifo de cruces que ubicamos en Wertawayqo se encuentra en una
microcuenca prehispánica ganadera y no es agrícola.

El Formativo

Mendoza (2018) menciona que los diferentes estudios realizados para el


Formativo en la región de Ayacucho concuerdan en mencionar que este periodo
se inicia aproximadamente entre 1800 a. C. hasta 200 d. C. Lumbreras (1974 a)
indica que en el Perú ya había sociedades que usaban el riego artificial y
construían grandes templos ceremoniales, mientras que en Ayacucho no estaban
en ese nivel de desarrollo.

47
Ochatoma (1998) refiere que el periodo Formativo en Ayacucho se caracterizó
por la formación de primeros centros urbanos aldeanos de carácter ceremonial
donde habitaron dos clases sociales conformados por campesinos que producen
y tributan a la clase social de sacerdotes o especialistas que viven en la metrópoli.

Con respecto a la cronología estilística de la cerámica del Formativo, Lumbreras


realiza excavaciones en los sitios de Wichqana y Chupas en el año 1971, donde
encuentra cerámica del periodo Wichqana asociado a ocupación temprana,
seguido por Kichka Pata de influencia Chavín y en los estratos superiores
encuentra cerámica asociada con los periodos Chupas y Rancha Lumbreras
1974 a).

De acuerdo a las investigaciones realizadas por Matsumoto y Cabero (2012) en


la cuenca del río Vischongo en el sitio Campanayuq Rumi que pertenece a la
época del Formativo, los estilos cerámicos o periodos mencionados por
Lumbreras 1974 a y de Ochatoma 1998 corresponden a la fase Campanayuq 2.
En Ayacucho, no se ha encontrado cerámica asociada de la fase Campanayuq 1
que corresponde a ocupación más temprana del formativo que sí está presente
en la cuenca del río Vischongo.

La fase Campanayuq 1 está asociado a 3 estilos de cerámica que pertenecen al


Periodo Inicial Temprano que se pueden relacionar con estilos que proceden
fuera de la región de Ayacucho. El primer estilo. Presenta decoración con
aplicaciones en banda con líneas incisas cortas distribuidas en forma vertical,
tiene engobe de color rojo o marrón, su pasta es fina. El segundo estilo. Se
caracteriza por tener una pasta fina, cocción reducida, con decoración basada en
líneas incisas anchas efectuadas cuando la pasta estaba aún húmeda. El tercer
estilo. Se caracteriza por presentar la técnica de decoración bicromía donde se
utiliza los colores marrón y rojo, donde el color marrón es el color propio de la
arcilla y el rojo viene a ser el color del engobe, a veces los límites de los
mencionados colores son divididos por líneas incisas finas (Matsumoto y Cabero,
2012). En este contexto, el fragmento de cerámica ubicado y registrado en las
inmediaciones de peñas de Qaqawayqo Corral evidencia que dicho lugar fue
ocupado durante fase Campanayuq 1 que corresponde a una ocupación durante

48
la época inicial del Formativo, debido a que nuestro fragmento de cerámica
presenta características similares de los estilos de cerámica de la fase
Campanayuq 1 mencionados.

Los estudios realizados en las proximidades del área en estudio, demuestran que
hubo bastante población que ocuparon la cuenca del río Vischongo durante la
época del Formativo. Ya que, a 25.76 km en dirección 134.21 grados de
Qaqawayqo, en el distrito de Vilcashuamán se encuentra ubicado el sitio
Campanayuq Rumi de la época del formativo considerado como el centro
ceremonial de importancia y el más grande centro urbano de carácter
interregional económico y religioso reportado hasta hoy en la sierra central del
Perú, donde se encuentra el estilo arquitectónico similar al de Chavín de Huantar
consistente en plataformas en U, plaza hundida y galerías subterráneas
(Matsumoto y Cabero, 2012).

Entre los sitios arqueológicos con ocupación durante la época del Formativo
próximos al área en estudio tenemos: A 4 km al lado noreste se encuentra
Sachabamba registrado por (Bautista,1993 y Gutiérrez, 2011). A 7 km al lado
noreste se ubica Seqchapampa reportado por (Roca, 2007). A 3 km al noreste se
localiza Quishuarcancha registrado por (De La Cruz, 2011). También se sitúan
ocupaciones en la cuenca norte del distrito de Chiara como los registrados por
Carhuas, 2015, Ortega 2006 y otros.

Desarrollo Regional - Huarpa

Durante la época del Desarrollo Regional se desarrolló la cultura Huarpa como


una manifestación regional en Ayacucho, donde la presencia de edificios públicos
y de élite, plataforma ceremonial, plazas, andenes, canales de agua, edificios
administrativos, graneros y otros indican la existencia de diferencias sociales,
actividades ceremoniales y una economía basada en la agricultura (Lumbreras,
1974 a). Sobre su organización social, Ochatoma (2010) menciona que la cultura
Huarpa es un conjunto de pueblos o aldeas dirigido de manera autónoma por un
jefe o cacique, por lo que intenta considerar a la cultura Huarpa como una
sociedad cacical con economía agrícola sobre la que se gestó la formación del

49
estado Wari de carácter imperial. Con respecto a los poblados Huarpa, Pérez
(2019) basándose en 300 asentamientos registrados en los valles de Huanta y
San Miguel, plantea que la cultura Huarpa estaba constituido por numerosa
población que habitaban en asentamientos aldeanos, centros poblados rurales y
urbanos en Huamanga.

La cultura Huarpa se desarrolló entre los años 100 a 600 d. C., y ocuparon los
valles de Ayacucho, Huanta y San Miguel (Ochatoma, 2010). Con respecto a la
ubicación de la capital de la cultura Huarpa, existen evidencias para mencionar
que la capital de la cultura Huarpa se encuentra debajo de la ciudad que es la
capital del imperio Wari ubicado en Huamanga (Ochatoma y Cabrera, 2016).

Para ubicar en la tipología de cerámica establecida en la región para la época


Huarpa a nuestro fragmento de cerámica diagnóstica que corresponde a esta
época nos enmarcamos en la propuesta tipológica que es más actualizada
propuesta por Ochatoma (2010) quien establece la cronología de la cerámica
Huarpa en 3 etapas. En la primera etapa, se hallan varios estilos, entre ellas, se
encuentra nuestro fragmento del Estilo Kumunsenqa registrado en la pampa de
Chaupilliwa, este estilo, así como los otros que corresponden a esta etapa están
vinculados con la etapa inicial de Huarpa que proviene de una tradición del
Formativo Superior de Ayacucho.

El otro fragmento con engobe de color blanco o ante que registramos en la pampa
de Chaupilliwa corresponde a la segunda etapa de Huarpa asociado con los
Estilos Ante, Negro sobre Ante, Negro-Blanco sobre Ante y otros que son
expresiones puramente Huarpa. La tercera etapa está vinculada con la cerámica
local con influencia de las fases Nazca 7 y 8, con las que no contamos.

Esto demuestra que la pampa de Chaupilliwa fue ocupada por Huarpa desde la
primera etapa y en la segunda etapa y posiblemente continuó siendo ocupada
durante la tercera etapa, ya que no tenemos evidencia de ello. Chaupilliwa estuvo
también ocupado durante la época Wari, la que mencionaremos más adelante.

En la pampa de Chaupilliwa, en una extensión superficial de una hectárea se


encuentran dispersos en la superficie fragmentos de cerámica, artefactos líticos,

50
entierros disturbados y restos de ceniza. Esta área está asociado a restos de
canales de agua y a un acueducto que está construido a base de tierra que es el
único reportado hasta hoy en la región, ya que tenemos reporte realizado por
Pérez (2010) sobre la presencia de 3 acueductos construidos con piedras por la
ciudad capital de Wari. Además, por el lugar pasa un camino prehispánico
integrando a Chaupilliwa con otros sitios arqueológicos de la época Huarpa.

Estas características nos hacen pensar que Chaupilliwa fue un asentamiento


aldeano donde habitaban varias familias, al respecto, Pérez (2019: 215)
menciona: “… son asentamientos complejos aldeanos, centros poblados
rurales… asociados a ingeniosos sistemas agrícolas con andenerías, canales,
reservorios y caminos acondicionados a la agreste topografía, producción de
cerámica y textilería, producto de un notable crecimiento demográfico que
hicieron uso de una red vial”.

Se puede decir que, durante la época del Desarrollo Regional, los lugares
próximos a Chaupilliwa estaban ocupados por varios asentamientos aldeanos
Huarpa ya que se cuenta con el registro de varias ocupaciones Huarpa en los
lugares cercanos: A 4.56 km, en dirección 316.87 grados de Chaupilliwa se
encuentra un asentamiento de la época Huarpa en Sachabamba que fue
registrado por Bautista (1993) y Gutiérrez (2011). A 4.62 km, con dirección 3.12
grados de Chaupilliwa en Quishuarcancha reportado por De La Cruz (2011). A
8.75 km, con dirección 316.87 grados de Chaupilliwa en Seqchapampa reportado
por Roca (2017). Además, en la cuenca norte del distrito de Chiara tenemos
ocupaciones Huarpa reportados por Carhuas (2015), Ortega (2006), Lumbreras
(1974), y otros.

Imperio Wari

El imperio Wari, es el primer estado que surgió en los Andes y se desarrolló entre
los años 600 a 1000 d. C., expandiéndose casi por toda la costa y sierra del Perú.
Se caracteriza por ser un estado militarista, centralista y expansionista. Su capital
es una ciudad con arquitectura monumental donde habitaron los gobernantes que

51
se localiza en Ayacucho (Ochatoma y Cabrera, 2016). Sus orígenes se
encuentran en la organización cacical de cultura Huarpa (Ochatoma, 2010).

Vivanco et al. (2003) mencionan que en la época 2 A y 2 B el estado Wari implantó


centros administrativos en las diferentes cuencas de la región para imponer su
ideología militarmente, para centralizar y administrar la producción económica.
En ese contexto, para controlar la producción agrícola y ganadera del piso
ecológico se construyó el centro administrativo de Kusipampa (ubicado a 15 km
al noroeste de Chaupilliwa) parecido a varios sitios administrativos Wari como
Cerro Choro, Quinua Corral, Marayniyoq entre otros (Vivanco et al., 2003).

En las cercanías del centro administrativo Wari de Kusipampa se encuentran


varios poblados rurales de la época Wari que fueron administrados por
Kusipampa, entre ellas tenemos en Manallasacc al sitio Wari de Chaupilliwa
ubicado en el área en estudio y otro sitio Wari llamado Ayaorqo ubicado a 1 km,
en dirección 162.54 grados del sitio Chaupilliwa. Ayaorqo es un asentamiento que
ocupa más de 5 hectáreas, en cuya superficie se encuentran fragmentos de
cerámica, en la que resalta los fragmentos de color negro (obtenido por la técnica
del ahumado), material lítico disperso, áreas con estructuras funerarias y suelo
con restos de ceniza que se puede observar en los campos de cultivo a las que
pudimos constatar en el mes de julio del 2021. Este sitio fue reportado por Pérez
(2015) quien menciona que registró restos de ocupación humana asociados al
Imperio Wari como un montículo con cámaras funerarias de planta circular,
cabeceras de chullpas de planta rectangular otras circulares y algunas en “D”, en
cuya superficie se encuentra fragmentos de cerámica negra y artefactos líticos.
Asimismo, Ortega (2012) reporta el sitio Ayaorqo con ocupación Wari ubicado en
Manallasacc, donde registra cabeceras de muro de estructuras cuadrangulares
asociado a cerámica erosionada de la época Wari. A 4.56 km, en dirección 316.87
grados de Chaupilliwa se encuentra un asentamiento de la época Wari en
Sachabamba que fue registrado por Bautista (1993) y Gutiérrez (2011) quienes
ponen en evidencia la existencia de un asentamiento Wari a nivel de Ayaorqo de
Manallasacc reportado por Pérez (2015). También, ocupaciones parecidas a lo
mencionado se encuentran a 4.62 km, con dirección 3.12 grados de Chaupilliwa

52
en Quishuarcancha reportado por De La Cruz (2011), a 8.75 km, con dirección
316.87 grados de Chaupilliwa en Seqchapampa reportado por Roca (2017).
Igualmente, tenemos reportes de asentamientos Wari en la cuenca norte de
Chiara y en el distrito de Pampa Cangallo.

Lo mencionado, nos indica que la microcuenca del río Mayupampa afluente del
Pampas estuvo ocupado por varios poblados rurales Wari que fueron
administrados por el centro administrativo de Kusipampa.

Para poder integrar a estos poblados con el centro administrativo, con otros pisos
ecológicos y con otros poblados construyeron y mejoraron los caminos. Como
evidencia de ello, tenemos registro del camino en Ñaupañan y Ñan ubicado en
Wertawayqo, además de estas, se observan en la foto área de 1963 varios restos
de caminos que pudieron ser utilizados desde épocas anteriores.

En el área en estudio se evidencio ocupación Wari sobre una ocupación anterior


Huarpa en la pampa de Chaupilliwa donde se ubicó y se registró un fragmento
de borde de escudilla del Estilo Chakipampa y dos fragmentos de vasija abierta
Negro Ahumado de posible producción local de la época Wari.

A los dos fragmentos de vasija abierta Negro Ahumado que se caracterizan por
haberse obtenido el color negro de sus superficies internas por la técnica del
ahumado y por presentar decoración hecha con líneas de pintura roja post
cocción consideramos (hasta que se realicen investigaciones al respecto) como
una cerámica de producción local Wari asumiendo recomendaciones de expertos
y también, en cierta manera, debido a que Pérez y Carrera (2015) han publicado
cerámica con decoración parecida al Negro Ahumado procedente de San Miguel,
a la que consideran como cerámica Wari Negro Local; dicha cerámica, presenta
engobe de color negro y tiene decoración consistente en líneas de color rojo
parecido a la decoración del Negro Ahumado; pero, son bastante diferentes en
términos de tecnología empleada en su manufactura. En conclusión, de manera
personal, considero que la cerámica Negro Ahumado no está estudiado en la
región, no tenemos información estratigráfica ni contextual para otorgarle
pertenencia cultural, tampoco no puedo decir que se trata de cerámica del

53
formativo procedente de otra región mientras no tenga evidencias claras; pero, si
pienso que podría ser cerámica local Wari porque vi varios fragmentos similares
en Ayapata, Manallasacc asociado a otros fragmentos de estilo Wari aunque eso
no es indicativo de que sea de la época Wari.

De acuerdo a la revisión bibliográfica que realizamos con respecto a la presencia


de cerámica parecido al Negro Ahumado de Chaupilliwa en otras regiones del
Perú, nos enteramos que tiene presencia bastante significativa en la época del
Formativo en varias regiones del Perú, por ejemplo, en el sitio Kushipampa
ubicado en Ancash, valle del río Nepeña, Ikehara (2008: 380) reporta la
presencia de cerámica asociada al Formativo con características similares del
Negro Ahumado registrados en Chaupilliwa, al respecto menciona: “… existen
algunos pocos fragmentos de cerámica considerada foránea debido a que la
tecnología empleada en su manufactura es muy distinta a la tendencia general
del material (por ejemplo, ejemplares de pasta roja con acabado ahumado negro,
y pulido y pasta roja con engobe rojo y pulido)”. También, Wallace (1970:13)
reporta la presencia de cerámica Negro Ahumado en el valle de Chincha, al
respecto menciona: “La cerámica más antigua encontrada en Chincha consiste
en un tipo de la cerámica Paracas Caverna como vasijas con interiores en negro
ahumado y pulimentados, … incluyendo la pintura post-cocción, …”. Estos
reportes nos hacen pensar que los fragmentos de Negro Ahumado podrían
corresponder a la época del Formativo, por lo que requiere ser investigado en la
región.

5.1.2. Las ocupaciones prehispánicas y los recursos naturales en las


quebradas de Chaupilliwa y Wertawayqo

El pastoreo en la época prehispánica en las quebradas de Chaupilliwa y


Wertawayqo

Entre las quebradas de Chaupilliwa y Wertawayqo existen más de 51 hectáreas


de bofedales donde los pastos se mantienen verdes y crecen durante todo el año,
siendo alimento indispensable para los animales en tiempos de verano donde los
pastos en Manallasacc se secan.

54
En el presente trabajo se registró restos de corrales de pastores hechos con
piedras en la parte baja de la quebrada de Wertawayqo, en los corrales de
Qaqawayqo, llamado por los lugareños Qaqawayqo Corral, hemos encontrado y
registrado un fragmento de cerámica del Formativo y se pudo observar restos de
ceniza y manchas de humo en algunas rocas y abrigos. En el corral llamado
Wayqocorral se halló un fragmento de azada, un batan grande y restos de una
vivienda. Estos corrales tienen indicios de ocupación durante la época
prehispánica. En otros restos de corrales como Qata Corral, no se ubicó material
cultural asociado que indique ocupación prehispánica. En la parte alta de la
quebrada de Wertawayqo y en la quebrada de Chaupilliwa no se encuentran
canteras de rocas, en estos lugares existieron corrales de pastores construidos
a base de champas a las que ubicamos prospectando en la foto aérea de 1963,
donde se observan varios desniveles circulares que tienen aspecto de corrales
de pastoreo. Estos restos ya no existen en la actualidad debido a que el lugar es
campo de cultivo.

Los corrales que se registraron en la parte baja de Wertawayqo se adaptan a la


topografía del suelo, algunos están adosados a las zanjas naturales, pendientes
verticales y peñas, generalmente son circulares que se parecen a los corrales de
pastores prehispánicos registrados por Carhuas (2015), Ortega (2006), Roca
(2017), De La Cruz (2011) y otros en las alturas de Chiara, razón por el cual,
suponemos que corresponden a corrales de pastores de la época prehispánica.

A partir de los datos mostrados, en las quebradas de Chaupilliwa y Wertawayqo


los hombres que se asentaron durante la época prehispánica practicaban el
pastoreo de llamas y guanacos en las extensas bofedales de Chaupilliwa desde
que desarrollaron la domesticación de animales y practicaron el pastoreo en la
época del precerámico hasta el Imperio Inka y hasta la actualidad.

La ocupación humana durante el Arcaico en las quebradas de Chaupilliwa


y Wertawayqo

Durante la época del Arcaico en Chaupilliwa habitaron animales como el venado


que se alimentaban en los pastos verdes de las extensos bofedales, a estos

55
lugares los animales frecuentaron en las épocas donde no hace lluvia a comer
pasto verde. En estos bofedales los hombres que vivieron en la época del Arcaico
practicaron la caza, en el río Wertawayqo pescaron, en los huecos y abrigos de
Qaqawayqo se protegieron de las inclemencias del clima, donde pintaron algunas
escenas de sus actividades cotidianas en las paredes de las peñas.

Ocupaciones Huarpa y Wari en Chaupilliwa y recursos naturales

Las ocupaciones de la época Huarpa y Wari que se asentaron en la pampa de


Chaupilliwa desde 200 a 1000 d. C., se adaptaron a los recursos naturales del
lugar, por la carencia de piedras, construyeron los muros de sus viviendas y
corrales a base de tierra, las que han desaparecido nivelándose con el suelo por
causas naturales y humanas quedando solo material cultural como restos de
ceniza, cerámica y líticos. También, para hacer llegar agua a su asentamiento
construyeron canales de agua y posiblemente al acueducto a base de tierra que
se ha conservado en el tiempo porque es un muro ancho protegido por pasto
natural que crece sobre él y es posible que se haya utilizado durante
generaciones dándole mantenimiento. Tenemos conocimiento que las
sociedades han desarrollado diversas técnicas constructivas a base de tierra en
todos los continentes (Viñuales, 2007). Como es el caso de varios asentamientos
prehispánicos ubicados en la costa peruana.

En Chaupilliwa también han realizado construcciones a base de tierra y que


posiblemente pudo haber sido de champa. De acuerdo a observaciones en
campo y fuentes etnográficas recabadas de pobladores del lugar tenemos
conocimiento que en la quebrada de Chaupilliwa hasta hace unos años atrás
construían sus viviendas y corrales con champas de tierra y que en la actualidad
solo se cuenta con pocos ejemplares de este tipo de construcciones (Fig. 22 y
23). Es posible que los asentamientos Huarpa y Wari que se asentaron en
Chaupilliwa hayan empleado la champa de tierra para construir sus viviendas y
corrales para sus animales domésticos.

Las champas. Son terrones de tierra que tienen consistencia por la presencia de
raíces y por la tierra arcillosa. En Chaupilliwa, se elaboran las champas haciendo

56
cortes rectangulares en el suelo mojado a las que se extrae como a un trozo de
torta cortada y se colocan uno sobre otro para formar paredes.

En la pampa de Chaupilliwa, se observan restos de ceniza que fueron dejados


por las ocupaciones que se asentaron durante la época Huarpa y Wari, dichas
ocupaciones no contaban con bosques para utilizar como leña para preparar sus
alimentos. Por dicha situación, utilizaron la bosta de las llamas y alpacas como
combustible para preparar sus alimentos, adaptándose así, a los recursos
disponibles.

Al respecto, la señora María de 80 años de edad pobladora del lugar refiere: “en
chirau (verano) reunimos karka (bosta de vaca) y guardamos en la casa para
cocinarnos en poqoy (invierno)”. Dicha información etnográfica nos ayuda a
entender la forma como utilizaban la bosta de los animales en las épocas
prehispánicas.

5.2. Conclusiones

Primero. Las quebradas de Wertawayqo y Chaupilliwa fueron ocupadas desde


la época del Arcaico, Formativo, Huarpa y Wari. Se encontró ocupación
prehispánica durante la época del Arcaico y el Formativo en Qaqawayqo ubicado
en la quebrada de Wertawayqo y en la pampa de Chaupilliwa se localizó
ocupación Huarpa continuado por Wari.

Segundo. Las ocupaciones prehispánicas Huarpa y Wari que se asentaron en la


pampa de Chaupilliwa se adaptaron a los recursos naturales del lugar
construyendo los muros de sus viviendas, corrales y el acueducto empleando
técnicas constructivas a base de tierra, que podría haber sido a base de champas
por la carencia de piedras. También, utilizaron la bosta de las llamas y alpacas
como combustible para preparar sus alimentos por la carencia de leña.

Durante el Arcaico, los hombres practicaron la caza de animales que pastaban


en las extensas bofedales de Chaupilliwa y en el río Wertawayqo practicaban la
pesca y se protegían en los huecos y abrigos de Qaqawayqo de las inclemencias
del clima y pintaron algunas escenas de sus actividades cotidianas en las peñas.

57
Desde la época del Arcaico hasta la actualidad los hombres que se asentaron en
las quebradas de Wertawayqo y Chaupilliwa practicaron la actividad pastoril en
las extensas bofedales de la quebrada de Chaupilliwa, adaptándose a la
presencia de recursos naturales de bofedales con la crianza y pastoreo de llamas
y alpacas para poder subsistir.

5.3. Recomendaciones

Con respecto a los fragmentos de cerámica Negro Ahumado, se recomienda


realizar investigación para definir su pertenencia cultural y su tipología.

Se recomienda realizar excavaciones para determinar secuencia ocupacional del


poblado rural de Chaupilliwa debido a que solo contamos con evidencia de
ocupación durante la época Huarpa y Wari, es posible que exista ocupación para
la época del Formativo, Estado Regional e Imperio Inka, ya que la región ha sido
densamente ocupada durante la época prehispánica.

58
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

BATE, Luis (1971). “Material Lítico: Metodología de clasificación 3”. Noticiario


Mensual del Museo Nacional de Historia Natural. Año XVI Nª 181-183.
Santiago – Chile. https://publicaciones.mnhn.gob.cl/668/articles-
66176_archivo_01.pdf

BAUTISTA, Alfredo (1993). Prospección arqueológica en Sachabamba,


Ayacucho. Informe del curso de Práctica Pre Profesional (PP AQ-542)
Facultad de Ciencias Sociales, Universidad Nacional de San Cristóbal de
Huamanga.

BENAVIDES, Mario (1965). Estudio de la cerámica decorada de Qonchopata,


Ayacucho. Tesis de Bachillerato. Facultad de Ciencias Sociales,
Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga.

(1971) “Análisis de la cerámica Huarpa” Revista del Museo Nacional.


Tomo XXXVII. Actas y Memorias del XXXIX Congreso Internacional de
Americanistas. Vol. 3: 63-88.
https://es.scribd.com/document/467129985/50-Revista-Del-Museo-
Nacional-Tomo-L-pdf

CARHUAS, Héctor (2015). Prospección arqueológica en las comunidades de


Yanapiruro e Ichubamba, Chiara –Ayacucho. Informe del curso de Práctica
Pre Profesional (PP AQ-542) Facultad de Ciencias Sociales, Universidad
Nacional de San Cristóbal de Huamanga.

CERRATO, Eduardo (2011). La Prospección arqueológica superficial; un


método no destructivo para una ciencia que sí lo es.
http://artearqueohistoria.com/spip/IMG/pdf/La_Prospeccion_Arqueologica
_Superficial-
_Un_metodo_no_destructivo_para_una_ciencia_que_si_lo_es-.pdf

DE LA CRUZ, Rocío (2011). Prospección arqueológica en Quishuarcancha,


Chiara -Ayacucho. Informe del curso de Práctica Pre Profesional (PP AQ-

59
542) Facultad de Ciencias Sociales, Universidad Nacional de San
Cristóbal de Huamanga.

Educared (s.f.). Glosario. Educación e Innovación para el S. XXI.


https://educared.fundaciontelefonica.com.pe/sites/peru-
prehispanico/glosario.htm#top

FERNÁNDEZ, Víctor (1998). Teoría y método de la arqueología. Editorial


Síntesis. España. Sexta reimpresión.

GARCÍA, Leonardo (2004). “La prospección arqueológica de superficie y los


SIG”. Informática aplicada a la investigación y la gestión arqueológicas:
actas del I Encuentro Internacional, 5-7 de mayo, 2003, Facultad de
Filosofía y Letras, Universidad de Córdoba. P. 185-210.
https://www.academia.edu/728726/_La_prospecci%C3%B3n_arqueol%C
3%B3gica_de_superficie_y_los_SIG_Archaeological_Surface_Survey_an
d_GIS_

Gobierno Regional de Ayacucho (2004). Estudio de diagnóstico y zonificación


territorial: provincia de Huamanga. http://sdot.pcm.gob.pe/wp-
content/uploads/2017/07/EDZ_Huamanga.pdf

Google Earth.https://earth.google.com/web/search/manallasacc/13.48691685,

Gutiérrez, Espírita (2011). Análisis de material cerámico: PEA Sachabamba-


Chiara, Huamanga-Ayacucho. Informe del curso de Práctica Pre
Profesional (PP AQ-542) Facultad de Ciencias Sociales, Universidad
Nacional de San Cristóbal de Huamanga.

Instituto Geográfico Nacional (2000). Carta Nacional de Ayacucho 1:100, 000,


Hoja 27 ñ. Lima Perú. https://drive.google.com/file/d/1ck-
MBbQuDkVEJYAsx4CWULszzn0bOl5j/view

Instituto Geográfico Nacional (5 de junio de 1963). Fotografía Aérea. Hoja


41390º

Instituto Geológico Minero y Metalúrgico (1995). Geografía del cuadrángulo


de Ayacucho. Hojas:27-ñ”. Boletín Nº 61. Serie A: Cata Geológica

60
Nacional. Lima – Perú.
https://repositorio.ingemmet.gob.pe/handle/20.500.12544/183#files

Instituto Nacional de Informática y Estadística (2018). Informe: Directorio


Nacional de Centros Poblados. Censos Nacionales 2017: XII de
Población, VII de Vivienda y III de Comunidades Indígenas. En tomo II.
https://www.inei.gob.pe/media/MenuRecursivo/publicaciones_digitales/Es
t/Lib1541/tomo2.pdf

IKEHARA, Hugo (2008). “Kushipampa: el final del Periodo Formativo en el valle


de Nepeña”. BOLETÍN DE ARQUEOLOGÍA PUCP / N° 12: 371-404.
file:///C:/Users/LENOVO/Downloads/975-
Texto%20del%20art%C3%ADculo-3758-1-10-20120321.pdf

LUMBRERAS, Luis (1974 a). Las Fundaciones de Huamanga: hacia una


Prehistoria de Ayacucho. Club de Huamanga editores.

(1974 b). La Arqueología como Ciencia Social. Ediciones Histar.


Ediciones. Primera Edición. Lima, Perú.
https://www.academia.edu/32985676/Luis_G_Lumbreras_La_Arqueologi
a_Como_Ciencia_Social_Histar_1974_pdf

(1979) “Estudio de la cerámica (Notas sobre el libro de A. Sherpard)”


Lecturas en arqueología Nº 1. Círculo de estudios Arqueológicos –
Históricos “Luis Guillermo Lumbreras”. Universidad Nacional de San
Cristóbal de Huamanga. Departamento. De Ciencias Histórico – Sociales.

MATSUMOTO, Yuichi y CAVERO, Yuri (2012). “Investigaciones arqueológicas


en Campanayuq Rumi, Vilcashuamán-Ayacucho”. Investigaciones
Sociales. Vol.16 N°28: 119-127. Lima, Perú. Investigaciones Sociales,
16(28), 119 - 127. https://doi.org/10.15381/is.v16i28.7393

MENDOZA, Edison (2018). El Periodo Formativo Y Final en Ayacucho, con una


perspectiva desde Pallaucha – Vilcashuamán. (Tesis de Maestría).
Pontificia Universidad Católica del Perú.
http://hdl.handle.net/20.500.12404/12037

61
MENZEL, Dorothy (1968). La Cultura Huari. Las Grandes Civilizaciones del
Antiguo Perú. Tomo Vi. Lima.

MILLA, Carlos (2008). Génesis de la cultura andina. Editorial Amaru Wayra.


Lima.
https://www.academia.edu/37797930/G%C3%A9nesis_de_la_Cultura_A
ndina_Carlos_Milla_Villena

OCHATOMA, José (1998). “El Periodo Formativo en Ayacucho: balances y


perspectivas”. Boletín De Arqueología PUCP, Nº 2: 289-302. Perú.
http://revistas.pucp.edu.pe/index.php/boletindearqueologia/article/view/78
4

(2010). “Los Huarpa: Caracterización y tipología cerámica”. Investigación.


Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga. Nº 2. Vl.18: 62-71.

OCHATOMA, José y CABRERA, Martha (2016), Arquitectura del poder y cultura


material en Monqachayuq – Wari. Informe final del proyecto de
investigación. Facultad de Ciencias Sociales, Universidad Nacional de San
Cristóbal de Huamanga.
http://repositorio.unsch.edu.pe/bitstream/handle/UNSCH/1085/T-
INV_150505.pdf?sequence=1&isAllowed=y

ORTEGA, Edith (2006). Prospección arqueológica en el espacio comprendido


entre las quebradas de Cayramayo y Lambrashuayqo, Chiara-Ayacucho.
Informe del curso de Práctica Pre Profesional (PP AQ-542) Facultad de
Ciencias Sociales, Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga.

(2012). Balance de las investigaciones arqueológicas en el distrito de


Chiara. (Tesis de licenciatura), Facultad de Ciencias Sociales. Universidad
Nacional de San Cristóbal de Huamanga.

PÉREZ, Ismael (2015). “Paisaje, pintura y formas de vida doméstica en las punas
de la cuenca del Pampas, Ayacucho”. Actas de ponencias del V Simposio
Nacional de Arte Rupestre. Universidad Nacional Mayor de San Marcos.
Lima, P. 89-106.

62
https://www.academia.edu/36019843/Actas_de_ponencias_del_V_Simpo
sio_Nacional_de_Arte_Rupestre_SINAR

(2010). Canales, acueductos, reservorios, qochas y puquiales que


abastecían de agua a la metrópoli Wari. En Arqueología y desarrollo.
Experiencias y posibilidades en el Perú, pp. 103-128. Luis Valle (Editor).
SIAN.

(2016). Secuencia Cultural, previa a la cultura Huari en Ayacucho: aportes


y propuestas. (Tesis de maestría) Universidad Nacional Mayor de San
Marcos. https://hdl.handle.net/20.500.12672/5733

(2019). “El Estado Regional Huarpa y los orígenes del Imperio Wari”.
Alteritas. Revista de Estudios Socioculturales Andino Amazónicos Nº 9:
181–221. http://revistas.unsch.edu.pe › article › downloa

PÉREZ, Ismael y CARRERA, Nelson (2015). “Ocupación Huarpa en Tambo


Lamar. Arqueología y Sociedad Nº 30, 2015: 257- 287.
https://revistasinvestigacion.unmsm.edu.pe/index.php/Arqueo/article/view
/12265/10972

PÉREZ, Ismael; CRUZ, Noemí y LEÓN, Freddy (2010). Arte rupestre en el valle
de Huamanga, Ayacucho. Editor: Ismael Pérez Calderón. Ayacucho.

PÉREZ, Ismael; PURIZAGA, Medardo y LEÓN, Freddy (2007). Vilcashuamán:


Paisaje, Historia y Tradición. Editor: Ismael Pérez Calderón.

PULGAR, Javier (1981). Geografía del Perú. Las ocho regiones naturales del
Perú. La regionalización Transversal y la Sabiduría ecológica tradicional.
Editorial PEISA. Lima Perú.

RAMÍREZ, Ana (2011). Ahumado con serrín. Técnica de cocción. Escuela de


Arte San Telmo – Málaga.
http://blog.ceramicasantelmo.es/2011/04/22/ahumado-con-serrin-tecnica-
de-coccion/

RAVINES, Roger (2019). “El Mundo vegetal prehispánico”. Boletín de Lima. Vol.
XII, Nº 195: 71- 90.

63
RIVERA, Jaime (1971). Geografía general de Ayacucho. Universidad Nacional
de San Cristóbal de Huamanga. Dirección Universitaria de Investigación,
Ayacucho.

ROCA, Yoni (2007). Reconocimiento arqueológico en Seqchapampa, Chiara


Ayacucho. Informe del curso de Práctica Pre Profesional (PP AQ-542)
Facultad de Ciencias Sociales, Universidad Nacional de San Cristóbal de
Huamanga.

SÁNCHEZ, Carlos (2016). “La chakana y la cruz cristiana: rituales, religión,


fiestas, ideologías y simbologías en los conjuntos de sikuris urbano”.
Arqueología y Sociedad. Nº 32: 533-554.
https://revistasinvestigacion.unmsm.edu.pe

Ruiz Zapatero y Burillo Mozota (1988). “Metodología para la investigación en


arqueología territorial”. En Antropología y Arqueología. Nº. 6. 45-64 San
Sebastián.
http://www.aranzadi.eus/fileadmin/docs/Munibe/1988045064.pdf

SÁNCHEZ, Julio (2009). Prospección arqueológica en la quebrada superior de


Allpachaca y el río Tambochaca. Informe del curso de Práctica Pre
Profesional (PP AQ-542) Facultad de Ciencias Sociales, Universidad
Nacional de San Cristóbal de Huamanga.

(2015). “El Misterio de las huancas, una aproximación a la cosmovisión


andina desde el cerro Pariahuanca” ARKEOS, Revista electrónica de
Arqueología PUCP Vol. 7, Nº 14: 1-24.
https://arkeoayacucho.files.wordpress.com/2013/02/pariahuanca.pdf

VIÑUALES, Graciela (2007). “Tecnología y construcción con tierra” APUNTES


Vol. 20, núm. Nº 2: 220-231
https://biblat.unam.mx/hevila/ApuntesBogota/2007/vol20/no2/3.pdf

VIVANCO, Cirilo; PÉREZ, Ismael y RIVERA, Fermín (2003). “Kusipampa centro


administrativo Huari en Cangallo, Ayacucho”. III Jornada de Investigación
2002. Oficina General de Investigación, Universidad Nacional de San

64
Cristóbal de Huamanga. Huamanga. P. 74-81.
https://arkeoayacucho.files.wordpress.com/2013/02/art2.pdf

WALLACE, D. (1970). “Informe de reconocimiento del valle de Chincha.


Arqueología Y Sociedad, Nº 2:13–17.
https://doi.org/10.15381/arqueolsoc.1970n2.e12797

65
Anexo

66
Manallasacc

Figura: 1. Mapa de ubicación de la comunidad de Manallasacc con respecto al


mapa del distrito de Chiara, provincia de Huamanga. (fuente: basado en Pérez,
Cruz, León 2010: 14).

67
Figura: 2. Mapa de delimitación del área prospectada.

68
Figura: 3. Acueducto en Pukro ubicado en Chaupilliwa, Manallasacc.

Figura: 4. Acueducto en Pukro ubicado en Chaupilliwa, Manallasacc.

69
Figura: 5. Canal de agua antiguo de las quebradas de Chaupilliwa y
Wertawayqo reconstruido a partir de la foto aérea de 1963.

70
Figura: 6. Detalle del muro de contención del andén en Wertawayqo.

71
Vista de peñas de Qaqawayqo donde se encuentran manchas de pintura
rupestre.

Vista de peñas de Qaqawayqo donde se encuentran manchas de pintura


rupestre.

72
Figura: 7. Mancha de pintura y superficies pulidas en las peñas de Qaqawayqo.

Figura: 8. Pocito con restos de pintura roja ubicado a 300 m al sur de Qaqawayqo

73
Figura: 9. Petroglifos en representación a la Constelación del Cruz del Sur en
Wertawayqo, Cruzniyoq Rumi.

Figura: 10. Petroglifos de cruz, la del lado derecho es más antiguo que la del
izquierdo.

74
Figura. 11. Es la foto de una huanca que se encuentra fuera de su contexto,
ubicado en Wertawayqo Pata, Manallasacc.

Figura: 12. Camino prehispánico que pasa por lado de petroglifos en la quebrada
de Wertawayqo.

75
Figura: 13. Detalles del camino prehispánico en Ñaupañan, Wertawayqo.

76
Figura: 14 y 15. Restos de corral de pastores en Wayqocorral y Qata Corral
ubicado en la parte baja de la quebrada de Wertawayqo.

Otros restos de corral de pastores en la quebrada de Wertawayqo, Manallasacc.

77
Figura: 16. Bofedales en Millpulliwa, 12.07 hectáreas.

Figura: 17. Bofedales en Chaupilliwa, 5.89 hectáreas.

78
Figura: 18. Bofedales en Uchuy Putaqa Lliwa, 9.83 hectáreas.

Figura: 19. Bofedales en Qatun Putaqa Lliwa, 20.84 hectáreas.

79
Figura: 20 y 21. Bosques naturales en Qaqawayqo en la quebrada de
Wertawayqo, Manallasacc.

80
Figura: 22. Uso de champas en construcción de muros por la carencia de piedras
en la quebrada de Chaupilliwa, Manallasacc.

Figura: 23. Restos de vivienda contemporánea construido con champas en


Chaupilliwa, Manallasacc.

81
LA CERÁMICA DIAGNÓSTICA REGISTRADA EN CAMPO

Cerámica de la época del Formativo

Es la foto de la superficie exterior del fragmento 1 de borde de vasija cerrada que


podría corresponder a una variante de los estilos de cerámica de la fase
Campanayuq 1 del Periodo Inicial Temprano del Formativo. Fue registrado en
Qaqawayqo, quebrada de Wertawayqo, Manallasacc.

82
Es la foto de la superficie exterior del fragmento 1 de borde de vasija cerrada que
podría corresponder a una variante de los estilos de cerámica de la fase
Campanayuq 1 del Periodo Inicial Temprano del Formativo. Fue registrado en
Qaqawayqo, quebrada de Wertawayqo, Manallasacc.

Foto de borde del fragmento 1.

83
Cerámica de la época de Desarrollo Regional

El primero, es la foto del fragmento 2 de borde del Estilo Kumunsenqa. El


segundo, es la foto del fragmento 3 de cuerpo de vasija abierta del Estilo Huarpa
Ante. Los dos fragmentos se registraron en la pampa de Chaupilliwa,
Manallasacc.

Dibujo del fragmento 2 de borde de cerámica Estilo Kumunsenqa ubicado en la


pampa de Chaupilliwa, Manallasacc.

84
Cerámica de la época Wari

Es la foto del fragmento 4 de superficie interna y externa de borde de escudilla


del Estilo Chakipampa procede de la pampa de Chaupilliwa, Manallasacc.

Dibujo de fragmento 4 de borde de escudilla del Estilo Chakipampa registrado en


la pampa de Chaupilliwa, Manallasacc.

85
Cerámica Local Wari

Negro Ahumado

El primero, es la foto de fragmento 5 de borde de escudilla del Negro Ahumado


de la superficie interna de color negro obtenido por medio de la técnica del
ahumado en cuyo interior se observa líneas de color rojo hecho con pintura
fugitiva post cocción. El segundo, es la foto de fragmento 6 de cuerpo de vasija
abierta del Negro Ahumado de la superficie interna de color negro obtenido por
medio de la técnica del ahumado. Los dos fragmentos proceden de la pampa de
Chauìlliwa, Manallasacc.

86
El primero, es la foto de fragmento 5 de borde de escudilla del Negro Ahumado
de la superficie externa. El segundo, es la foto de fragmento 6 de cuerpo de vasija
abierta del Negro Ahumado de la superficie externa. Los dos fragmentos
proceden de la pampa de Chauìlliwa, Manallasacc.

Detalle de los efectos de la tecnica decorativa del ahumado en la pasta de la


ceràmica Negro Ahumado, fragmento 5 y 6, procedente de la pampa de
Chauìlliwa, Manallasacc.

87
Dibujo del fragmento 5 de borde de escudilla de Negro Ahumado procedente de
la pampa de Chaupilliwa, Manallasacc.

Dibujo del fragmento 6 de cuerpo de vasija abierta del Negro Ahumado


procedente de la pampa de Chaupilliwa, Manallasacc.

88
Otros fragmentos de cerámica local

Foto de superficie exterior de fragmento 7 y 8 de cerámica utilitario de posible


producción local registrado en la pampa de Chaupilliwa, Manallasacc.

Foto de superficie interior de fragmento 7 y 8 de cerámica utilitario de posible


producción local registrado en la pampa de Chaupilliwa, Manallasacc.

89
MATERIAL LÍTICO

INDUSTRIA DE PIEDRA TALLADA

Derivados de Núcleo

Foto y dibujo de lasca 1 registrado en Qaqawayqo, quebrada de Wertawayqo,


Manallasacc.

90
Foto y dibujo de lasca 2 registrado en Qaqawayqo, quebrada de Wertawayqo,
Manallasacc.

Foto de lasca 3 registrado en la pampa de Chaupilliwa, Manallasacc.

91
Foto y dibujo de muesca 2 registrado en la pampa de Chaupilliwa, Manallasacc.

92
Foto y dibujo de fragmento de punta registrado en la pampa de Chaupilliwa,
Manallasacc.

93
Cantos o guijarros astillados

Foto y dibujo de fragmento distal de azada 1 que se registró en la pampa de


Chaupilliwa, Manallasacc.

94
Foto y dibujo de fragmento distal de azada 2 que se registró en la pampa de
Chaupilliwa, Manallasacc.

95
Foto y dibujo de fragmento de azada mesial 3 registrado en Wayqocorral,
quebrada de Wertawayqo, Manallasacc.

96
Foto y dibujo de azada íntegra registrado en la pampa de Chaupilliwa,
Manallasacc

97
Industria de piedra pulida

Foto de batán registrado en el interior del corral llamado Wayqocorral, en la


quebrada de Wertawayqo, Manallasacc.

98
Ficha de registro de sitios arqueológicos.

UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN CRISTÓBAL DE HUAMANGA

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES

ESCUELA DE F.P. DE ARQUEOLOGÍA E HISTORIA

FICHA DE REGISTRO DE SITIO ARQUEOLÓGICO

Curso: Practica Pre Profesional (PP AQ– 542)

Profesor: Mg. Pérez Calderón, Ismael.

Alumno: Alfredo Gómez De La Cruz

1. UBICACIÓN

Región Ayacucho, provincia de Huamanga, distrito de Chiara, comunidad de San


Antonio de Manallasacc

Nombre del barrio: _______________________________________________

Nombre del lugar: ________________________________________________

Toponimia: _____________________________________________________

UTM: ________________ Altitud: ___________________

Accesibilidad:
________________________________________________________________
________________________________________________________________
________________________________________________________________
________________________________________________________________
___________________________________________________________

2. EL SITIO ARQUEOLÓGICO

Descripción del sitio: ____________________________________________

________________________________________________________________
________________________________________________________________

99
________________________________________________________________
____________________________________________________________

________________________________________________________________
________________________________________________________________
________________________________________

Material diagnóstico asociado (filiación cultural): ______________________

________________________________________________________________
______________________________________________________________

Asociación con restos culturales próximo:______________________


________________________________________________________________
________________________________________________________________
________________________________________________________________
________________________________________________________________
________________________________________________________________
________________________________________________________________
___________________________________________________

Estado de conservación: Buena: ( ) Regular: ( ) Mala: ( )

3. ASOCIACIÓN CON PAISAJE NATURAL

Fauna: _________________________________________________________

_______________________________________________________________

Flora: __________________________________________________________

_______________________________________________________________

Fuente de agua: _________________________________________________

_______________________________________________________________

Topografía: _____________________________________________________

_______________________________________________________________

Suelo (apto para ganadería / agricultura): ___________________________

100
_______________________________________________________________

Canteras: ______________________________________________________

Observaciones: ________________________________________________

________________________________________________________________
________________________________________________________________
________________________________________________________________
____________________________________________________________

Registrado por: ___________________________Fecha: _____/_____/_____

Dibujo: planta Nª: _____ perfil Nº: _____corte Nª: _____ croquis Nº: ______

Registro fotográfico Nª: __________________________________________

Registro complementario: cuaderno de campo página Nª: _____________

Referencias etnográficas: cuaderno de campo página Nª: _____________

101

También podría gustarte