Está en la página 1de 101

Dios es el nombre que se le da en español a un ser único omnipotente y personal en religiones

teístas y deístas (y otros sistemas de creencias) quien es: o bien la única deidad, en el monoteísmo, o
la deidad principal, en algunas formas de politeísmo, como en el henoteísmo.

Dios también puede significar un ser supremo no personal como en el panteísmo, y en algunas
concepciones es una mera idea o razonamiento sin ninguna realidad subsistente fuera de la mente,
como en los sistemas materialistas.

A menudo Dios es concebido como el creador sobrenatural y supervisor del universo. Los teólogos
han adscrito una variedad de atributos a las numerosas concepciones diferentes de Dios. Entre estos,
los más comunes son omnisciencia, omnipotencia, omnipresencia, omnibenevolencia (perfecta
bondad), simplicidad divina, y existencia eterna y necesaria. Dios también ha sido concebido como
de naturaleza incorpórea, un ser personal, la fuente de toda obligación moral, y el "mayor ser
concebible con existencia".

Etimología
ExposiciónEn español, al igual que en las otras lenguas romances, la palabra «dios» viene
directamente del latín deus, ‘deidad, dios’.
Como curiosidad, podemos decir que es idéntica en pronunciación al griego Διός (diós), forma
genitiva de Zeus (nombre del dios principal de los griegos). Incluso algunos filólogos consideran
que la palabra latina deus proviene del griego Ζέυς (Zeus); aunque también es muy plausible que
sea una simple variación fonética de θεός (theós), que significa igualmente ‘deidad, dios’. En
lenguas precolombinas, teotl significa dios, este término también es similar a deus.

Porcentajes de creencia en Dios en Europa.El latín deus, en otras lenguas romances, derivó en deus
(gallego y portugués), dieu (francés), dio (italiano) y déu (catalán).

Hay una serie de nombres de Dios en las lenguas indoeuropeas que se interpretan como derivadas
de una única forma original, protoindoeuropea, Dyeus. Éste habría sido el nombre del dios
dominante del panteón protoindoeuropeo. Encontramos una forma próxima a la original en el
sánscrito antiguo: deiw-os. El nombre aparece sistemáticamente asociado en la mayoría de los casos
a p’ter, que significa padre. En el sánscrito tardío esta forma ha evolucionado a Dyaus Pitar. Entre
las diversas derivaciones tenemos el griego Zeus Pater cuya forma latinizada es Iu Piter (Júpiter), y
también la expresión latina tardía, nuevamente derivada del griego, Deus Pater, que en español
evoluciona a ‘Dios Padre’. En las lenguas germánicas la palabra para designar a Dios tiene la raíz
got-, de donde vienen god (inglés) o gott (alemán). De esta misma raíz podría derivarse el nombre
del pueblo godo. El origen de la palabra got es muy antiguo, y no se extiende hacia ninguna otra
familia indoeuropea con excepcion de la irania. Así en persa moderno se dice joda (‫)خدا‬, y en
kurdo, xhwedê. La raíz se origina del segundo participio sustantivado del indogermánico *ghuto-m,
de la raíz verbal *ghau (‘llamar, hacer una llamada, invocar’). De esta manera, Dios sería ‘el ser
llamado’, ‘el ser invocado’.

El nombre Yahveh procede del hebreo yhwh y no guarda parentesco con ninguna de las formas
indoeuropeas de designar al Dios supremo. Yahvé es el nombre propio bíblico del dios de las
religiones cristianas y judía, mientras que para referirse a la divinidad de un modo genérico las
lenguas semíticas poseen la raíz El, que ha dado lugar, entre otras, al árabe Allah o al hebreo
Elohim.

Tetragrammaton
(‘cuatro letras’) Yhwh en fenicio (desde el 1100 a. C. hasta el 300 d. C.), en arameo (desde
el siglo X a. C. hasta el siglo I d. C.) y en caracteres hebreos modernos
The Tetragrammaton occurs 6,828 times in the Hebrew text of both the Biblia Hebraica and
Biblia Hebraica Stuttgartensia.[2] It does not appear in the Song of Songs, Ecclesiastes, or
Esther. It first appears in the Hebrew text in Genesis 2:4.[2][3] The letters, properly read from
right to left (in Biblical Hebrew), are:

Hebrew Letter name Pronunciation

‫י‬ Yodh "Y"

‫ה‬ He "H"

‫ו‬ Waw "W" or placeholder for "O"/"U" vowel (see mater lectionis)

‫ה‬ He "H" (or often a silent letter at the end of a word)

The Tetragrammaton as represented in stained glass in an 1868 Episcopal Church in Iowa

These four letters are usually transliterated from Hebrew as IHVH in Latin, JHWH in
German, French and Dutch, and JHVH/YHWH in English. This has been variously
rendered as "Yahweh" or as "Jehovah", based on the Latin form of the term,[4] while the
Hebrew text does not clearly indicate the omitted vowels.

In English translations, it is often rendered in capital and small capital letters as "the LORD",
following Jewish tradition which reads the word as "Adonai" ("Lord") out of respect for the
name of God and the interpretation of the commandment not to take the name of God in
vain. The word "haŠem", 'the Name' is also used in Jewish contexts; in Samaritan, "Šemå"
is the normal substitution.

Etymology and meaning of YHWH


It has most often been proposed that the name YHWH is a verb form derived from the
Biblical Hebrew triconsonantal root ‫( היה‬h-y-y) "to be", which has ‫( הוה‬h-w-y) as a variant
form, with a third person masculine y- prefix.[5] This would connect it to the passage in
verse Exodus 3:14, where God gives his name as ‫שר אֶהְֶיה‬ ֶ ֲ‫( אֶהְֶיה א‬Ehyeh Asher Ehyeh),
translated most basically as "I am that I am" (or "I will be that which I now am"). ‫ יהוה‬with
the vocalization "Yahweh" could theoretically be a hif'il verb inflection of root HWH, with
a meaning something like "he who causes to exist" or "who gives life" (the root idea of the
word perhaps being "to breathe", and hence, "to live").[6] As a qal (basic stem) verb
inflection, it could mean "he who is, who exists".[5] Alternative suggestions include another
root h-w-y, "to destroy".[

LOS TITULOS DE YAHWEH


1. ELOHIM. Usado 2.570 veces, habla de la fortaleza y el poder de Dios.
(Gen. 1:1; Sal. 19:1)

Elohim es una palabra hebrea (‫ )ֱאׂלִהים‬de la cual muchos eruditos judíos y eclesiásticos
indican que sería el plural mayestático, o el superlativo de Dios (en hebreo El, ‫ֵאל‬, o Eloha,
‫)ֱאׂלַּה‬. El sería literalmente "Dios", y como el plural derivado de El, Elohim (en hebreo)
conllevaría el concepto de "dioses" o de "ángel de dios".

El término Elohim ha sido explicado como el plural derivado de El, o una forma plural de
Eloah. A pesar del desacuerdo respecto al método de derivación, se supone que en el
temprano hebreo, el singular de la palabra que significaba DIOS era El, y su forma plural
Elohim "Aquellos que vinieron del cielo". Solamente en épocas posteriores se acuñó la
forma singular Eloah, dando lugar a un gramaticalmente correcto Elohim. Lagrange
sostiene que Elohim y Eloah son derivados de El.1

Eelohiym (el-o-heem') es la palabra #430 del Strong's Hebrew Bible Dictionary. Allí se
puede leer que puede tomar el significado de "ángel".

Muchos estudiosos discuten acerca del alcance de la "lucha" en la que se vio envuelto el
patriarca Jacob: El nombre Israel (IsraEl) significa ‘el que lucha con (tra) El’, según el
pasaje de Génesis 32:23-28.

Y al patriarca se le dijo: "Ya no te llamarás Jacob, sino Israel, porque has luchado con
Elohim (Dios) y con los hombres, y has vencido". (Génesis 32:28)

A su vez, el profeta Oseas brinda más información: (Oseas 12:4). . . ”Y siguió


contendiendo con un ‘ángel’ y gradualmente prevaleció. Lloró, para implorar favor para
sí mismo.” lo halló en Beth-el, y allí habló con… [según Modern Spanish Bible y ciertas
versiones antiguas: con El]”2

Dado que ese Elohim (ángel) le dijo: "¡Suéltame, que ya está por amanecer! [No puede
tratarse del 'ángel' del Dios Yahvé, pues le tiene miedo a la luz…" (ver Job 24:17)]. Y si se
acepta este postulado (ver Gn 35:9-11), la palabra Elohim estaría tomando el significado de
"ídolo". De acuerdo con ello, Jacob estaría siendo un ejemplo contra la idolatría, lo cual
harían posteriormente sus descendientes (el pueblo del Antiguo Israel).

2. EL. Encontramos cuatro combinaciones de este nombre:

A. ELYON. Dios Altísimo. (Gen. 14:17-20; Isa. 14:13-14)


B. ROÍ. El Dios que ve. (Gen. 16:13)
C. SHADDAI. Todopoderoso, Omnipotente (usado 48 veces en el
Antiguo Testamento) (Gen. 17:1; Sal. 91:1)
D. OLAM. El Dios eterno. (Isa. 40:28)

3. ADONAI. Maestro, Señor. Dios es dueño de su creación. (Mal. 1:6)

4. yahweh. El nombre más común de todos. Aparece 6.823 veces. Significa


“El que siempre vive”, el que tiene vida en sí mismo. Es el Dios del pacto.
(Gen. 2:4) Aparecen nueve composiciones de este nombre:

A. YIREH. yahweh proveerá. (Gen. 22:13-14)


B. NISI. yahweh es mi estandarte. (Ex. 17:15)
C. SHALOM. yahweh es paz. (Jue. 6:24)
D. SABAOT. yahweh de los ejércitos. (1 Sam. 1:3; Isa. 6:1-3)
E. MACCADDESHOEM. yahweh que santifica. (Ex. 31:13)
F. ROHI (RAAH). yahweh es mi pastor. (Sal. 23:1)
G. TSIDKENU. yahweh justicia nuestra. (Jer. 23:6)
H. SAMA. yahweh allí, el Dios que está presente. (Ez. 48:35)
I. RAFE. yahweh tu sanador. (Ex. 15:26)

a b c
1. ↑ Swinburne, R.G. "God" in Honderich, Ted. (ed)The Oxford Companion to
Philosophy, Oxford University Press, 1995.
2. ↑ a b c Edwards, Paul. "God and the philosophers" in Honderich, Ted. (ed)The
Oxford Companion to Philosophy, Oxford University Press, 1995.
3. ↑ a b Platinga, Alvin. "God, Arguments for the Existence of," Routledge
Encyclopedia of Philosophy, Routledge, 2000.
4. ↑ Dioses, mitos y rituales de los semitas occidentales en la antigüedad - José María
Blázquez – (Editorial Cristiandad, 2001) P. 30
5. ↑ www.biblegateway.com [Reina-Valera 1995] Oseas 12:4 (Nota “g”)
6. ↑ Renan, Histoire du peuple d'Israel, I, p. 30.
7. ↑ The International Standard Bible Encyclopaedia, vol. II, página 1.265.
8. ↑ Genesius-Kautzsch (1949), Hebrew Grammar, páginas 398 y 399.
9. ↑ Se encuentra Eloah: 41 veces en Job; 4 en Pss.; 4 en Dan.; 2 en Hab.; 2 en Cántico
de Moisés (Deut., xxxii); 1 en Prov., 1 en Is.; 1 en Par.; 1 en Neh. (II Esd.)
10. ↑ Yahveh, Yahweh, Jahveh o Jahweh son algunas de las formas eruditas sugeridas
para el nombre de Dios. En realidad, en la Biblia aparecen cuatro consonantes, el
Tetragrámaton, pero originalmente no se escribían las vocales. Al desarrollarse la
creencia de que no debía pronunciarse en voz alta el Nombre Divino, se reemplazó
su lectura por la expresión "mi Señor" y la pronunciación se perdió por falta de uso
y debido a los cambios que sufrió el hebreo con el paso del tiempo.
11. ↑ Enciclopedia católica: Elohim.
1. ^ It originates from tetra "four" + gramma (gen. grammatos) "letter") "Online Etymology
Dictionary". http://www.etymonline.com/index.php?search=tetragrammaton.
2. ^ a b
"Importance of the Name". Insight on the Scriptures. vol. 2. Watchtower Bible and
Tract Society of Pennsylvania. 1988. p. 8.
3. ^ The Bible translator. vol. 56. United Bible Societies. 2005. p. 71.; Nelson's expository
dictionary of the Old Testament. Merrill Frederick Unger, William White. 1980. p. 229.
4. ^ In the Latin alphabet there was no distinct lettering to distinguish 'Y' ('I') from 'J', or 'W'
from 'V'.
5. ^ a b
The New Brown–Driver–Briggs-Gesenius Hebrew and English Lexicon With an
Appendix Containing the Biblical Aramaic by Frances Brown, with the cooperation of S.R.
Driver and Charles Briggs (1907), p. 217ff (entry ‫ יהוה‬listed under root ‫)הוה‬.
12.

. Rabí Yeshua HaMashíaj nos dejó tres delaraciones de extrema importancia a todos los que
creyeramos en Él:

1. Yo Soy Elohim (Yohanán /

Juan 14:9) "...Todo el que me ha


visto a mí, ha visto al Padre;..."
2. Amarás a Adonai Eloheinu /
Señor nuestro D-os por sobre todas
las cosas (Meir / Marcos 12:29-30),
por lo tanto, me amarás a mí por
sobretodas las cosas.
3. Amar significa obedecer
(Yohanán / Juan 14:23-24). "Si Yo
Soy tu Elohim / D-os, entonces
guarda y cumple mis mitzvot /
mandamientos".

Tristemente, una de las expresiones más comunes del "cristianismo-protestante" es: "Ya no
vivimos bajo la ley, y por lo tanto sólo debemos cumplir los dos mandamientos que Yeshua
dijo". El tema "bajo la ley" lo veremos más adelante, pues merece un tema independiente,
pero la expresión anterior junto con esta otra: "Ya no tengo que cumplir con lo que Yeshua
ya cumplió" son producto de una ignorancia a los Escritos Sagrados y una manifestación
radical de desobediencia al mismo Mashíaj.
Si el mismo Mashíaj / Mesías declaró que Él es UNO con El Padre, significa que los
mitzvot / mandamientos que El Padre dio son los mismos que Él da como Mashíaj. Esto es,
todo aquel que "dice" amar a Yeshua HaMashíaj debe obedecer los mitzvot / mandamientos
que el Eterno dejó establecidos en la Toráh / pentateuco. Amar significa Obedecer en
perfecta sujeción, y nadie puede estar en dicha sujeción perfecta si no ha recibido al Ruáj
HaKodesh / Espíritu de Santidad (Espíritu Santo). Toda persona que ha decidido entregar
su vida en obediencia a Mashíaj / Mesías (Cristo) y lo ha confesado como Adón / Señor, ha
pasado de ser goy / gentil idólatra a un verdadero ger, o sea, un extrajero a la ciudadanía de
Yisra'el pero que ha aceptado al Elohim / D-os de Yishra'el como suyo propio. Este es el
primer paso en la verdadera conversión de una persona.
El judaísmo mesiánico y el cristianismo "renovado" ha sido atacado durante mucho tiempo,
primeramente por considerarnos judíos y después por considerarnos ciudadanos de Yisra'el,
pero el mismo Rav Shaúl (apóstol Pablo) nos enseña esto a lo largo de sus epístolas. Son
precísamente aquellos que critican nuestra postura, los que han dejado la verdad por la falsa
doctrina. Aquellos que enseñan que los "nuevos creyentes" son el nuevo "Israel" espiritual,
no son menos que falsos profetas y falsos maestros de los cuales nos advierte el Eterno en
Su Palabra Escrita. El "cristianismo" no es el heredero natural de las promesas, sino la
manifestación plena de la gracia y misericordia de YHWH (Bendito es Su Nombre) a través
de Mashíaj.

Para ser breves, vemos que el verso 6 nos dice que David fue descendiente de Isaí (Yishai),
de aquí, nos vamos al verso 3 y esto nos lleva hasta Judá (Yahuda). Bien, hasta este
momento podemos entender que al ser del linaje de Judá (Yahuda) somos "judíos" en
cuanto a la línea genealógica.
El versículo 2 nos lleva de Judá (Yahuda) hasta Avraham, pero en medio de este trayecto,
hay un personaje clave: Jacob (Ya'akov) al cual le fue cambiado el nombre por Israel
(Yisra'el) en Génesis 32:28, esto nos lleva a comprender que: Si somos hijos de Avraham
por medio del Mesías, por sentido común somos hijos de David, hijos de Judá (Yahuda),
hijos de Israel (Yisra'el). Por tanto somos tanto Judíos como Israelitas.
En el siguiente diagrama, se representa una porción resumida del la línea genealógica entre
Avraham y Yeshua HaMashíaj:

http://www.pactorenovado.org/index.php?p=3_2
From the end of Jacob´s :

Reuben, Simeon, Levi, Judah, Dan, Naphtali, Gad, Asher, Issachar, Zebulun, Joseph and
Benjamin, become the ancestors of twelve tribes, with the exception of Joseph, whose two
sons Mannasseh and Ephraim become tribal eponyms.

Jacob and his sons are forced by famine to go down into Egypt. When they arrive they and
their families are 70 in number, but within four generations they have increased to 600,000
men of fighting age, and the Pharaoh of Egypt, alarmed, first enslaves them and then orders
the death of all male Hebrew children. The God of Israel reveals his name to Moses, a
Hebrew of the line of Levi; Moses leads the Israelites out of bondage and into the desert,
where God gives them their laws and the Israelites agree to become his people.
Nevertheless, the Israelites lack complete faith in God, and the generation which left Egypt
is not permitted to enter the Promised Land.

Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abrahán. Abrahán engendró a Isaac, Isaac a
Jacob(ISRAEL), Jacob (ISRAEL) a Judá y a sus hermanos. Judá engendró, de Tamar, a Farés y
a Zará, Farés a Esrón, Esrón a Aram, Aram a Aminadab, Aminadab a Naasón, Naasón a
Salmón, Salmón engendró, de Rahab, a Booz; Booz engendró, de Rut, a Obed; Obed a Jesé,
Jesé engendró a David, el rey. David, de la mujer de Urías, engendró a Salomón, Salomón a
Roboam, Roboam a Abías, Abías a Asaf, Asaf a Josafat, Josafat a Joram, Joram a Ozías, Ozías
a Joatán, Joatán a Acaz, Acaz al Ezequías, Ezequías engendró a Manasés, Manasés a Amás,
Amos a Josías; Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, cuando el destierro de Babilonia.
Después del destierro de Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, Salatiel a Zorobabel,
Zorobabel a Abiud, Abiud a Eliaguín, Eliaquín a Azor, Azor a Sadoc, Sadoc a Aquirn, Aquim a
Eflud, Eliud a Eleazar, Eleazar a Matan, Matan a Jacob; y Jacob engendró a José, el esposo de
María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo. Así, las generaciones desde Abrahán a David
fueron en total catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce; y desde la
deportación a Babilonia hasta el Mesías, catorce

1. ^ ""Biblical Chronology", Catholic Encyclopedia (1913)". Newadvent.org. 1908-11-01.


http://www.newadvent.org/cathen/03731a.htm. Retrieved 2010-12-26.
2. ^ Exodus 3:6
3. ^ Leviticus 26:42
4. ^ Ages of the patriarchs in Genesis
RELIGIÓN
es un sistema de la actividad humana compuesto por creencias y prácticas acerca de lo
considerado como divino o sagrado, tanto personales como colectivas, de tipo existencial,
moral y espiritual. Se habla de «religiones» para hacer referencia a formas específicas de
manifestación del fenómeno religioso, compartidas por los diferentes grupos humanos. Hay
religiones que están organizadas de formas más o menos rígidas, mientras que otras carecen
de estructura formal y están integradas en las tradiciones culturales de la sociedad o etnia
en la que se practican. El término hace referencia tanto a las creencias y prácticas
personales como a ritos y enseñanzas colectivas.

Definir qué es religión (del latín religare o re-legere) ha sido y es motivo de controversia
entre los especialistas. Según el sociólogo G. Lenski, es «un sistema compartido de
creencias y prácticas asociadas, que se articulan en torno a la naturaleza de las fuerzas que
configuran el destino de los seres humanos».1 Por su parte, el antropólogo Clifford Geertz
propone una definición alternativa: «La religión es un sistema de símbolos que obra para
establecer vigorosos, penetrantes y duraderos estados anímicos y motivaciones en los
hombres, formulando concepciones de un orden general de existencia y revistiendo estas
concepciones con una aureola de efectividad tal que los estados anímicos y motivaciones
parezcan de un realismo único».2 Debido al amplio espectro de usos de la palabra, resulta
especialmente complejo ofrecer una definición exhaustiva de la religión o del fenómeno
religioso. Sin embargo, se puede afirmar que, como hecho antropológico, engloba entre
otros los siguientes elementos: tradiciones, culturas ancestrales, instituciones, escrituras,
historia, mitología, fe y credos, experiencias místicas, ritos, liturgias, oraciones...

Aunque la antropología ha recogido manifestaciones religiosas desde el primer momento de


la existencia del hombre y éstas han influido decisivamente en la configuración de las
diversas culturas y sociedades, todavía se discute si es un fenómeno esencial del hombre o
puede ser reducido a otras experiencias o aspectos humanos más fundamentales. El ser
humano ha hecho uso de las religiones para encontrar sentido a su existencia y para dar
trascendencia y explicación al mundo, el universo y todo lo imaginable.

La palabra «religión» en ocasiones se usa como sinónimo de «religión organizada» u


«organización religiosa», es decir, instituciones que respaldan el ejercicio de ciertas
religiones, frecuentemente bajo la forma de entidades legales.

Diversas ciencias humanas se han interesado por el fenómeno religioso desde sus
respectivos puntos de vista como por ejemplo la antropología, la sociología, la psicología y
la historia de las religiones. Por otro lado, disciplinas como la fenomenología de la religión
estudian específicamente sus manifestaciones intentando dar con una definición exhaustiva
del fenómeno y mostrar su relación con la índole propia del ser humano.

Filosóficamente, la religión puede ser un estilo de vida, un camino hacia la plenitud, una
plenitud que inicia desde el mismo instante que se cobra conciencia de la misma.
En un sentido más amplio, también se utiliza para referirse a una obligación de conciencia
que impele al cumplimiento de un deber

• Familia de religiones abrahámicas o semíticas.


• Familia de religiones dhármicas o índicas.
• Familia de religiones iranias.
• Familia de religiones neopaganas.
• Familia de religiones tradicionales africanas.
• Familia de religiones tradicionales nativo americanas.
• Cristianismo: 2.100 millones24
• Islam: 1.820 millones25
• Budismo: de 200 millones a 1600 millones26
• Hinduismo: 900 millones27
• Religión tradicional china: 394 millones
• Religiones indígenas: 300 millones
• Religiones afroamericanas: 100 millones
• Sijismo: 23 millones28
• Espiritismo: 15 millones
• Judaísmo: 13,3 millones29
• Baha'i: 5 millones30
• Gnosticismo: 6 millones
• Jainismo: 4,2 millones
• Shintoísmo: 4 millones
• Caodaísmo: 4 millones
• Zoroastrismo: 2,6 millones
• Tenrikyō: 2 millones
• Neopaganismo: 1 millón
• Unitarismo universalista / Unitarismo + Universalismo: 0,8 millones
• Rastafarianismo: 0,6 millones

Religiones en el mundo
Lista de las principales religiones actualmente practicadas en el mundo, por orden
alfabético.

• Bahaísmo: fundada por Bahá'u'lláh (1817-1892), considerado por sus partidarios


como el prometido de todas las religiones. Su enseñanza central es la unidad de la
humanidad.
• Budismo: fundada por Siddhārtha Gautama (Buda Gautama o El Buda) en el
siglo VI a. C. Actualmente extendida por todo el mundo a excepción de la mayoría
de países africanos.
o Mahāyāna: movimiento de reforma surgido en el siglo I. Es el más
numeroso actualmente. Asentada originalmente en China, Japón y el Sudeste
asiático.
o Theravāda: rama más antigua del budismo surgida alrededor de la primera
compilación budista escrita. Asentada originalmente en India y el Sudeste
asiático
o Vashraiana: parte del mahayana pero definido propiamente por su influencia
del tantrismo hindú. Asentada originalmente en la región de los Himalayas,
Kalmukia, Japón y Mongolia.
• Confucianismo: sistema ético y moral que rige la sociedad china. No es
propiamente una religión, si bien esta denominación es discutida.
• Cristianismo: centrada en la figura de Jesús de Nazaret (siglo I). Presente en casi
todo el mundo, excepto el norte de África y gran parte de Asia (presente en Rusia,
antiguos países soviéticos asiáticos y Filipinas)
o Iglesia anglicana: surgida por la escisión creada por Enrique VIII (1491-
1547) de la iglesia católica romana. Se consideran así mismos como
católicos y como la "vía media" entre catolicismo y protestantismo. Son la
religión predominante en Inglaterra, Nigeria y Australia.
o Iglesia católica: iglesia proveniente del cristianismo en Europa Occidental.
Principalmente en América Latina y Canada en América. Buena parte de
Europa suroccidental además de Hungría, Irlanda,Croacia, Eslovaquia,
Polonia y Lituania. Filipinas, Timor y Líbano en Asia. Uganda, Burundi,
Cabo Verde, Angola, República del Congo, República Democrática del
Congo, Gabón, Camerún, Ruanda, Seychelles, Santo Tomé y Príncipe y
Guinea Ecuatorial en África. Islas Marianas, Kiribati y Palau en Oceanía.
 Iglesias orientales católicas: agrupa a 22 iglesias que aceptan la
autoridad del papa católico romano pero mantienen ritos
independientes.
 Iglesia veterocatólica: originada dentro del catolicismo romano, se
separó del mismo al rechazar el dogma de la infalibilidad papal.
o Iglesia copta: iglesia proveniente del cristianismo en África. Su origen
radica en el Patriarcado de Alejandría que se separó del resto del
cristianismo en el año 457. Se trata de los cristianos nativos de Egipto
(coptos), de teología no calcedoniana. Principalmente en Egipto, Etiopía y
Eritrea.
 Movimiento rastafari Rama surgida de la Iglesia Copta que considera
a Haile Selassie un enviado de Dios para la liberación de África.
o Iglesia ortodoxa: iglesia proveniente del cristianismo en Europa Oriental y
Asia Menor. Está presente principalmente en Rusia, Grecia, y buena parte de
la Europa del Este (excepto Albania, Croacia, Hungría, Eslovaquia y
Polonia), además de Georgia, Kazajistán y Chipre en Asia. Actualmente se
ha expandido alrededor del mundo principalmente gracias a emigrantes de
esos territorios
o Mormonismo: Fundada el 6 de abril de 1830 por José Smith, hijo. Su
nombre oficial es: «La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos
Días»
o Protestantismo: conjunto de iglesias cristianas aparecidas desde el siglo XVI
tras la reforma de Martín Lutero y escindidas de la Iglesia Católica.
Actualmente es la religión mayoritaria en el Norte de Europa; Estados
Unidos, Bahamas, Antigua y Barbuda, Jamaica, Barbados y San Vicente y
las Granadinas en América. Nigeria, Lesoto, Botsuana, Namibia, Kenia,
Swazilandia y Sudáfrica en África. Australia, Nueva Zelanda, Fiji,
Micronesia, Papúa Nueva Guinea, Tonga y Tuvalú en Oceanía.
 Luteranismo: fundado por Martín Lutero (1483-1546) rechazando la
autoridad del papa católico. es la religión predominante en Alemania,
Suecia, Finlandia, Noruega, Estonia, Dinamarca, Letonia e Islandia.
 Calvinistas: profesan el espíritu de Juan Calvino (1509-1564).
Actualmente agrupa a numerosas iglesias protestantes de Australia y
EE. UU. Predominan en Escocia
 Baptista: surgido en el siglo XVII desde el protestantismo.
 Metodismo: movimiento surgido desde el protestantismo en Gran
Bretaña, en el siglo XVIII. Extendida por EE. UU..
 Pentecostalismo: movimiento impulsado en 1901 por Charles Fox
Parham, predicador metodista de EE. UU.
 Cuáqueros: movimiento protestante fundado en el siglo XVII en
Inglaterra, rechaza la jerarquización del protestantismo y se centra en
la «luz interior» o chispa divina en cada ser humano.
 Unitarios: nace a partir del pensamiento desarrollado principalmente
por Miguel Servet y Fausto Socino en el siglo XVI, niega la
Santísima Trinidad y afirma el uso de la razón en la religión.
 Universalistas: surge del metodismo inglés aunque arraiga
principalmente en EE. UU., afirma la salvación universal y la
inexistencia del infierno.
 Iglesia Unificada de Cristo: formada en 1957, agrupa a iglesias
reformadas, evangélicas y congregacionales de EE. UU.
o Iglesias adventistas o derivadas del adventismo: familia de iglesias de
carácter conservador o literalista, la mayoría originadas en EE. UU., que
esperan un inminente retorno de Cristo.
 Adventistas cristianos: fundada en 1860.
 Davidianos: fundada en el siglo XX.
 Cristadelfianos: fundada en 1844, son evangélicos de teología
unitarista.
 Conferencia General de Dios: fundada en 1921.
 Iglesia Adventista del Séptimo Día: fundada en 1863.
 Iglesia de Dios y los Santos de Cristo: fundada en 1896.
 Adventistas del Séptimo Día: fundada en 1845.
 Testigos de Jehová: fundada en 1870 y conocidos como «los
estudiantes de la Biblia» hasta 1931. Presentes en 236 países.
• Espiritismo: Fundado en Francia en 1857. Escuela científico-filosófica, y religiosa.
Basado en la codificación de Allan Kardec.
• Hinduismo: originada en India. Agrupa distintas creencias alrededor de las
Escrituras védicas (aprox. del siglo X a. C., la cultura de textos y religión de la
India.
o Advaita Vedanta: basada en la doctrina vedānta y el prasthana trayi (los tres
textos canónicos de la doctrinas hinduistas).
o Shivaísmo: se centra en el dios Shivá; sus seguidores se llaman shivaístas. El
texto más antiguo es del siglo V a. C. aprox.
o Vaishnavismo: se centra en la deidad Vishnú.
• Indígenas: religiones practicadas por grupos y sociedades tribales y clánicas de todo
el mundo. Tribales de África, América, Asia, Oceanía y Europa: lapones,
esquimales, aborígenes, maoríes, shinto japoneses, son de carácter mágico,
chamánico y animista.
o Africanas: agrupan multitud de creencias transmitidas oralmente.
 Yoruba (yorubá): de ella se derivan multitud de sincretismos en toda
América.
 Vudú: originada en África Occidental y asentada en el Caribe
y sur de EE. UU.
 Santería: originada desde un sincretismo entre el animismo y
las creencias cristianas.
 Candomblé: de origen totémico, es un sincretismo de
religiones afrobrasileñas.
 Kimbanda: originada en Brasil por el sincretismo del
cristianismo con religiones africanas y creencias cristianas.
 Umbanda: originada desde un sincretismo entre candomblé,
el kardecismo espiritualista y las creencias cristianas.
o Animismo.
o Americanas: realizan un culto a la naturaleza y pueden utilizar plantas y
elementos psicoactivos como el peyote.
 Andinas: recogen elementos de la mitología inca y de otras antiguas,
realizando un sincretismo chamanista.
 Mexicanas: recogen elementos de la mitología azteca y maya
realizando un sincretismo chamanista.
o Asiáticas: que incluyen los cultos animistas y chamánicos de:
 Bön: religión tradicional de Tíbet.
 Chamanismo extendido por toda Asia en poblaciones tribales.
 Chondogyo de Corea.
 La religión tradicional china.
o Australianas: practicadas por los aborígenes de Australia, suelen usar la
interpretación de sueños.
o Brujería.
o Chamanismo.
o Fetichismo.
o Totemismo.
• Islam: basada en las enseñanzas del Corán, transmitido por el profeta Mahoma
(nacido en el 570 d. C.).
o Chiismo (shii): siguen el Ahl al-Bayt o autoridad de la familia de
Muhammad y sus descendientes. Es la segunda afiliación más grande al
islam.
o Sufismo: el sufismo no es propiamente una rama del islam sino una tradición
mística que aparece tanto con seguidores chiíes como suníes.
o Sunismo (sunni) a diferencia de los chiíes, los suníes aceptan el califato de
Abu Bakr (573-634). Es la rama más grande del islam.

• Jainismo: fundado en la India en el siglo VI a. C. por Mahavira.


• Judaísmo: basado en las enseñanzas de la Torá. Principalmente en Israel, pero
después de la diáspora están extendidos en el mundo.
o Conservador: llamado Maserti. Señalan la importancia del movimiento
sionista en el judaísmo.
o Ortodoxo: llamado Haredi. Es la línea teológica más conservadora del
judaísmo.
o Secular: el judaísmo secular es aquel que se ve independiente de
organizaciones.
• Mandeísmo: una religión muy antigua que parece ser descendiente del gnosticismo
antiguo y rinde culto a Juan el Bautista. Probablemente son los sabeos mencionados
en el Corán. Cuenta con 38.000 seguidores, casi todos en Irak.
• Neopaganismo: se refiere a todos los movimientos religiosos que reconstruyen
antiguas creencias del paganismo, principalmente europeo. Sus principales ramas
son:
o Ásatrú: neopaganismo fundamentado en las creencias de los antiguos
nórdicos y germanos.
o Celtismo: neopaganismo celta.
o Dodecateísmo: neopaganismo dado a creer en los Dioses Griegos.
o Etenismo: neopaganismo germano.
o Kemetismo: neopaganismo egipcio. Nuevo culto neopagano de
afroamericanos hacen uso del término en Estados Unidos. Algunos de estos
cultos es de carácter destructivo.22 Kemet significa 'negro' predicando así
diversos grados de supremacía negra.
o Neodruidismo: neopaganismo druida.
o Romuva: neopaganismo báltico.
o Streghería: brujería ritual italiana.
o Wicca: religión neopagana que retoma las tradiciones de la antigua religión
de la brujería.
• Shinto: religión nativa de Japón, en su origen chamánica y animista. Es seguida por
muchos japoneses.
• Sijismo: fundada por Gurú Nanak en el siglo XV en la India, en la región del
Panyab.
• Samaritanismo: una rama disidente del judaísmo, muy antigua, con sede en Samaria
(Israel), que es pretalmúdica y de hecho, no reconoce al Talmud.
• Taoísmo: conjunto de enseñanzas filosóficas y religiosas originadas en China partir
de Lao-Tse (Laozi) en el siglo VI a. C.
• Yazidismo: una religión autóctona de Kurdistán de influencias islámicas y
zoroástricas seguida por alrededor de 200.000 kurdos. Profesan culto a los ángeles y
arcángeles de las religiones abrahámicas dándoles una explicación propia.
• Zoroastrismo: de orígenes inciertos, aparece como religión alrededor del
siglo V a. C. Sus enseñanzas se basan en el profeta y poeta Zoroastro del antiguo
Imperio persa.
Estudio de la religión
El estudio de la religión suele implicar numerosos campos de investigación, entre ellos:

• La religión comparada se ocupa del estudio comparativo de ideas, prácticas y


demás elementos de las religiones.
• La teología: trata de la cuestión de Dios y de sus relaciones con el mundo, y puede
estudiarse separada de cualquier religión determinada o bien referida a una de ellas
en particular.
• La organología: en una religión en particular, trata de sus elementos, sus prácticas,
su organización y su orden institucional.[cita requerida]
• La apologética se interesa en la defensa de una religión particular, contra posibles
ataques o críticas.
• La psicología de la religión trata sobre los factores de la conducta humana, su
mente y sus operaciones, tal como se manifiestan en la conducta religiosa. La
psicología de la religión explica por que un pueblo determinado prohija
determinadas ideas religiosas, mediante el estudio de sus necesidades naturales, su
ambiente y sus inclinaciones.
• La neuroteología estudia de las correlación entre los fenómenos neuronales con las
experiencias subjetivas de carácter espiritual.
• La filosofía de la religión la filosofía se ha ocupado de la religión en incontables
ocasiones por su interés en el estudio de lo trascendente y su naturaleza así como su
papel en la vida humana. En la segunda mitad del siglo pasado ha sido
especialmente fructífera en cuanto a la religión por sus aportaciones en lógica y
epistemología. Se ha explorado filosóficamente la experiencia religiosa, la fe y el
discurso de las religiones31
• La historia de la religión: trata de descubrir la base cultural de las ideas y prácticas
de una religión concreta. Historiadores son también los estudiosos de los libros
sagrados de las religiones, unos ejercen la llamada «alta crítica», estudiando los
manuscritos para comprobar la validez de sus reivindicaciones; otros se ocupan de
la llamada «crítica fundamental» o «crítica textual» dedicándose a la búsqueda y
examen de textos auténticos. Podrían citarse muchos campos de especialización:
estudios de las empresas misioneras, evolución de las instituciones religiosas
(historia de la iglesia, inquisición...), manifestaciones de arte (música sacra,
arquitectura religiosa, etc), religiones primitivas, sociología de la religión y orígenes
sociales.
Protestantismo:
El término es utilizado principalmente para referirse a aquellos grupos que se separaron de
la Iglesia católica romana con la Reforma Protestante del siglo XVI. El nombre
"protestantes" se comienza a utilizar hacia los partidarios de las Ideas Luteranas de la
Reforma. Se les llamó así porque en la Dieta de Espira, convocada por el emperador Carlos
V, se estableció que el Luteranismo no podía extenderse más allá de Alemania. Los
príncipes luteranos de la Dieta protestaron contra dicho edicto; y por tal razón les fue
aplicada la denominación de protestantes, que se utilizó, después de los luteranos, para
denominar a todos cuantos siguieron el movimiento reformista.

Los calvinistas o hugonotes fueron también llamados "protestantes", al igual que los
anabaptistas, presbiterianos, bautistas y otros. Hoy día, los términos protestantes y
protestantismo se utilizan entre los medios profanos y católicos en referencia a quienes se
autodenominan "cristianos evangélicos" y a las sectas pseudocristianas surgidas de ellos, y
abarcan a los ya llamados "protestantes": luteranos, calvinistas, anabaptistas, y a bautistas,
presbiterianos, pentecostales, cristiadelfianos, testigos de Jehová, adventistas, metodistas,
nazarenos, menonitas, mormones, Luz del Mundo, "Asambleas de Dios", y todo el cúmulo
de "iglesias cristianas" sin denominación específica, entre ellas la "Iglesia de Cristo Rey",
"Iglesia Príncipe de Paz", "Iglesia del Buen Pastor", "Iglesia de Dios Maranatha", "Amigos
de Israel", "Iglesia de la Revelación de Cristo Jesús" y otros.1

Si bien con anterioridad a Martín Lutero hubo otros precursores del movimiento
protestante, que mostraron su desacuerdo en diversas doctrinas de la Iglesia católica, como
John Wycliffe en Inglaterra en el siglo XIV o Jan Hus en Bohemia a comienzos del siglo
XV, la creación de la imprenta favoreció la rápida expansión de las ideas de Martín Lutero
y otros reformadores.

En el siglo XVI, los seguidores de Martín Lutero establecieron las Iglesias protestantes.
Iglesias reformadas fueron establecidas en Suiza por Juan Calvino y otros reformadores
más radicales como Ulrico Zuinglio, Thomas Cranmer reformó la Iglesia de Inglaterra y
más tarde John Knox estableció una comunión Calvinista más radical en la Iglesia de
Escocia.
Principales Iglesias Protestantes
Luteranos

Se originan en el siglo XVI con la ruptura con el Papa por parte de Martín Lutero.

• Doctrina principal: sola scriptura, sola fide, sacerdocio universal.


• Sacramentos: bautismo y eucaristía.
• Implantación: 73 millones de seguidores (38 Millones en Europa -principalmente en
Alemania y Escandinavia-).10

Anglicanos

Se originan en el siglo XVI con la ruptura con el Papa por parte de Enrique VIII de
Inglaterra.

• Doctrina principal: vía media entre catolicismo y protestantismo.


• Sacramentos: bautismo y eucaristía, aunque consideran de manera secundaria los demás
sacramentos de la tradición apostólica (e.g. orden sacerdotal).
• Implantación: 80 millones de seguidores.11

Calvinistas (Iglesias Reformadas/Presbiterianos)

Se originan en el siglo XVI con [[Juan Calvino].

• Doctrina principal: doctrina de la predestinación.


• Sacramentos: bautismo y eucaristía.
• Implantación: 80 millones de seguidores dentro de las Iglesias calvinista, reformada o
presbiteriana (Escocia)12

Metodistas

Se originan en el siglo XVII con John Wesley, emparentados con el calvinismo (salvo la
predestinación) y el anglicanismo.

• Doctrina principal: acento en la conversión y la predicación.


• Sacramentos: bautismo y eucaristía.
• Implantación: 75 millones de seguidores, especialmente en Estados Unidos.13

Bautistas

Los bautistas han existido desde el Siglo XVI.

• Doctrina principal: bautismo por inmersión de los adultos.


• Sacramentos: bautismo y eucaristía.
• Implantación: 100 millones de seguidores, especialmente en Estados Unidos

Población % de
Lugar País
Protestante Protestantes

1 Estados Unidos 162.653.774 52,0%

2 Reino Unido 44.726.678 74,0%

3 Nigeria16 34.100.000 23,0%

4 Alemania17 31.300.000 38,0%

5 República de Sudáfrica18 30.000.000 62,0%

6 Brasil19 27.900.000 15,0%


7 China 15.675.766 1,2%

8 Indonesia20 14.460.000 6.0%

9 Kenia21 12.855.244 38,0%

República Democrática del


10 12.017.001 20,0%
Congo22

Lugar País Población Protestante % de Protestantes

1 Brasil[23] 27.900.000 15,0%

2 Venezuela[24] 7.888.000 29,0%

3 México[25] 5.350.000 5,0%

4 Guatemala[26] 5.080.000 40,0%

5 Argentina[27] 3.330.000 9,0%

6 Perú[28] 2.992.000 11,0%

7 Chile[29] 2.650.000 15,4%

8 Honduras[30] 1.750.000 25,0%


9 Nicaragua[31] 1.650.000 30,0%

10 Bolivia[32] 1.440.000 16,0%

Iglesias Protestantes
Artículo principal: Protestantismo

Se define como iglesias protestantes a todos los grupos cristianos derivados de la llamada
Iglesia Católica Apostólica Romana por la Reforma Protestante del siglo XVI, que incluye
numerosas denominaciones y doctrinas como el anglicanismo, luteranismo, anabaptismo y
calvinismo, entre otras.,16 Sus cultos adquirieron diferentes modalidades, aunque en general
comparten la centralidad de la Biblia y la importancia de la predicación. Los sacramentos
reconocidos suelen ser sólo dos: bautismo y Santa Cena, aunque con interpretaciones
diversas según las distintas denominaciones.

Anglicanismo
Artículo principal: Anglicanismo

La llamada Comunión Anglicana, compuesta de diversas iglesias que se reconocen como


derivadas de la Reforma anglicana, como la Iglesia de Inglaterra o la Iglesia Episcopal,
entre otras, representa en muchos aspectos una forma intermedia de organización
eclesiástica entre la Iglesia Católica Romana y las confesiones protestantes dominantes en
Europa Central y del Norte; y, por ende, a menudo se clasifica de forma separada.

Iglesias Pentecostales
Artículo principal: Pentecostalismo

A esta categoría pertenece una serie iglesias independientes y grupos de pastores surgidos
del ámbito evangélico que dan una especial importancia a la intensidad de sus
celebraciones religiosas, que suelen incluir supuestas curaciones milagrosas, estados de
éxtasis o el don de lenguas, fenómenos que sus fieles atribuyen a la acción de Jesucristo y
la presencia del Espíritu Santo.
Restauracionistas
Artículo principal: Restauracionismo

Se consideran restauracionistas aquellas iglesias y corrientes cristianas que aspiran a


recuperar un estado de pureza del cristianismo que se habría perdido o deteriorado con el
devenir histórico, por lo que quieren restaurarlo siguiendo el modelo de la iglesia antigua o
de los primeros discípulos. Aunque esta aspiración ha sido compartida por numerosos
movimientos de renovación y reforma (incluso dentro de las iglesias históricas formalmente
constituidas), sólo algunas iglesias reformadas suelen ser calificadas como
restauracionistas. Es un grupo principalmente derivado de las iglesias protestantes, como
las Iglesias Evangélicas, Bautistas, Adventismo y Pentecostalismo y otras conocidas
genéricamente como fundamentalistas que se basan sólo en la lectura e interpretación
directa de la Biblia y no por los dogmas establecidos por la Iglesia Romana. Muchos ya no
se identifican con ningún credo en particular, sino que simplemente se llaman "cristianos",
aunque el origen proviene del protestantismo surgido del cisma provocado de la reforma
iniciada por Martín Lutero.[cita requerida]17 18

Grupos con creencias restauracionistas —incluyendo las Iglesias de Cristo, algunos


anabaptistas (amish y menonitas, por ejemplo), la Sociedad Religiosa de los Amigos, y
otros— se consideran a si mismos como totalmente separados del protestantismo en el cual
a menudo se les incluye.

CRISTIANISMO
Historia
Artículo principal: Historia del cristianismo

La historia del cristianismo es difícil de separar de la de Europa occidental (y de varias


otras culturas y regiones). En resumen, podemos notar la expansión inicial del cristianismo
a través de la cuenca del Mediterráneo, su legalización bajo Constantino I el Grande (siglo
III) y el establecimiento como religión oficial del Imperio romano bajo Justiniano I (siglo
VI); el desarrollo de antiguas comunidades minoritarias en Persia, India, y China; la
conversión de varios reinos europeos; el Gran Cisma donde se separó el cristianismo
ortodoxo de oriente del catolicismo romano (fechado convencionalmente en 1054); la
pérdida del norte de África y el Medio Oriente a manos del Islam; la Reforma Protestante
con la publicación por parte de Martín Lutero de sus 95 tesis en 1517); expansión del
cristianismo en las Américas, Oceanía, las Filipinas y Corea del Sur; la división del
protestantismo en cientos de denominaciones destacando últimamente el rápido crecimiento
del pentecostalismo y los evangélicos; y los debates modernos de la ciencia, criticismo
bíblico y el feminismo.
El cristianismo es una religión monoteísta de orígenes semíticos que se basa en el
reconocimiento de Jesús de Nazaret como su fundador y figura central. Sus seguidores
creen que Jesús es el hijo de Dios, así como el Mesías (o Cristo) profetizado en el Antiguo
Testamento, que murió para la redención de los pecados del género humano, y que resucitó
tres días después de su muerte.

Dentro de sus textos y escritos sagrados, comparte con el judaísmo el Tanaj, el cual
constituye, junto con la Biblia Septuaginta (más antigua que el Tanaj en su forma actual), la
base y la fuente para el Antiguo Testamento de las diferentes Biblias. Por este motivo es
considerada una religión abrahámica junto con el Judaísmo y con el Islam.

Sus inicios datan de la primera mitad del Siglo I de la Era Cristiana. (Ya desde el siglo XX,
algunos estudiosos no toman como fecha incontrovertible el año 33 d.C. para la muerte de
Jesucristo. Sugieren que hay un desfase de 4 a 8 años entre el inicio del cómputo de la Era
cristiana y la fecha precisa del nacimiento de Jesús de Nazaret, llamado Cristo.1 Y en
adición a esto, no hay clara certeza ni consenso entre estos autores de que éste haya muerto
a la edad de 33 años, tal como algunos textos bíblicos parecen mostrar. Confróntese al
respecto Jn 2:20, Jn 8:57 y Lc 3:23)2 En sus primeras décadas, el cristianismo era
considerado como una doctrina sectaria más entre las tradiciones judías e israelitas, al igual
que otros cuerpos de ideas y creencias de esa parte del mundo.3 Desde que el cristianismo
se convirtió en la religión oficial del Imperio romano en el siglo IV, ha influido de manera
significativa en la cultura occidental y en muchas otras. Según un estudio que lleva como
fecha el año 2005, habría más de 2.100 millones de cristianos,4 o cerca de un tercio de la
población mundial, siendo la religión con más seguidores del mundo.

La palabra "cristianismo" proviene del griego χριστιανός, christianós, cristiano, la cual a


su vez proviene del nombre propio Χριστός, Christós, Cristo, traducción del hebreo
"Mesías" que significa "Ungido". El origen del término se indica en el libro de Hechos de
los Apóstoles:

«Después de esto, Bernabé fue a Tarso a buscar a Saulo, y cuando lo encontró, lo llevó a
Antioquía. Allí estuvieron con la iglesia un año entero, enseñando a mucha gente.
Fue en Antioquía donde por primera vez se les dio a los discípulos el nombre de
cristianos»

Raíces del cristianismo


Raíces judaicas

Jesús y sus primeros discípulos fueron judíos. El cristianismo continuó utilizando las
Escrituras Hebreas, convirtiéndose el Tanaj en lo que hoy se conoce como el Antiguo
Testamento. Aceptando muchas doctrinas fundamentales del judaísmo, como el
monoteísmo, el libre albedrío (en algunos de sus seguidores) y el Mesías, término hebreo
usualmente traducido como mesías en español, el cual es equivalente a Cristo (Cristos "[el]
ungido" en griego).

Relaciones con el mundo helenista

La Tierra de Israel fue sumamente disputada por los antiguos imperios, debido en gran
parte a su ubicación geográfica. Estaba en medio de dos grandes rutas comerciales: Egipto
y Mesopotamia, Arabia y Asia menor. Alejandro Magno derrotó a los persas y luego se
adueñó de Palestina. Tras su muerte (323a.C.580a.C.) Ptolomeo I se posesiona de Egipto,
Seleaco I(1) se adueña de Asiria y nuevamente Palestina queda en discordia. Recordando la
ideología de Alejandro, que era de unir a toda la humanidad bajo una misma civilización de
tonalidad marcadamente griega (fusión denominada Helenismo). Esta fusión combinaba
elementos griegos con otros tomados de las civilizaciones conquistadas, aun variando de
región en región. Esto le dio una unidad a la cuenca del Mediterráneo, que serviría a la
expansión del imperio romano y al cristianismo o predicación del evangelio. Para los judíos
el helenismo era una amenaza para su religión, pues la filosofía helenística era materialista.
Y para los judíos esto era una seria amenaza. La presión del helenismo era constante y la
fidelidad de los judíos a su Dios y a sus tradiciones también. Esta presión desató una
rebelión por una parte de los judíos macabeos, quienes se rebelaron contra el helenismo de
los seléucidas, quienes pretendían imponer sus ideales. Luego en la historia se presenta el
romano Pompeyo en el 63 a. C. quien toma Palestina deponiendo al último de los macabeos
Aristóbulo II. La política romana era tolerante a la religión y las costumbres de los pueblos
conquistados.

Herodes I hizo todo lo posible por introducir el helenismo, a tal grado que intentó colocar
un águila en la entrada del Templo de Jerusalén, lo cual provocó una rebelión nuevamente,
que se sofocó con dos mil crucifixiones, según Gamaliel en Hechos 5:37. Durante este
tiempo existían grupos religiosos; los fariseos que eran un partido del pueblo y no gozaban
de las ventajas materiales que otorgaban el régimen romano y el helenismo, también
velaban por cumplir la ley en los momentos difíciles, creían en la resurrección y en la
existencia de los ángeles. Los saduceos eran el partido de la aristocracia, cuyos intereses le
llevaban a colaborar con el régimen. Eran aristócratas y conservadores, no creían en la
resurrección ni en los ángeles. Los zelotes eran el partido que se oponían tenazmente al
régimen romano, y siguió existiendo aún después de las atrocidades. Jesús y los apóstoles
estaban más cerca de los fariseos en la doctrina (Jesús no los criticó por ser malos judíos,
sino porque en su afán de cumplir la ley se olvidaban de los seres humanos). Todos los
partidos y todas las sectas tenían algo en común; compartían el monoteísmo ético y la
esperanza escatológica.

• El monoteísmo ético: Creencia en un solo Dios. Dios requiere algo más


que un servicio apropiado, requiere la justicia entre los seres humanos
(aunque la justicia la interpretaban cada grupo de manera distinta),
honrar a Dios con toda la vida misma.

• La esperanza escatológica: Guardaban la esperanza mesiánica, creían


firmemente que el día llegaría cuando Dios interviniera en la historia de
Israel y el cumplir un reino de paz y Justicia. Estas fueron las bases
para el cristianismo, ya que ayudaron a su expansión por todo el Imperio
romano.

El cristianismo también continuó con muchos de los patrones encontrados en el judaísmo


de la época de Jesús, como la adaptación de la forma litúrgica de la adoración en la
sinagoga a la iglesia o templo; la oración; la utilización de las sagradas escrituras; un
calendario religioso; el uso de la música en himnos y oración; además de disciplinas como
el ayuno. Los cristianos adoptaron inicialmente las traducciones griegas de las escrituras
judías, conocidas como la Septuaginta, como su propia Biblia, y más tarde se canonizaron
muchos de los libros del Nuevo Testamento.

Inicios del cristianismo

El cristianismo comenzó entre un pequeño número de judíos. En el libro de los Hechos de


los Apóstoles 1:15 se mencionan cerca de 120. En el siglo III, el cristianismo creció hasta
convertirse en la congregación dominante en el norte del mundo mediterráneo. También se
extendió de forma importante al este y al sur del Mediterráneo. Esta sección examinará
aquellos primeros 300 años.

Los hechos que acontecieron en los primeros años del cristianismo se relatan en el libro de
los Hechos de los Apóstoles. Actualmente se cuestiona la veracidad de estos relatos debido
a la gran proliferación de libros falsos sobre los Hechos (o Actos) de los apóstoles que
abundaban durante el cristianismo primitivo.

La Iglesia cristiana primitiva

El concepto "judeocristianos primitivos" es utilizado a menudo al discutir sobre el


cristianismo primitivo. Jesús, sus doce apóstoles, los ancianos y la mayor parte de sus
seguidores eran judíos. Así como los 3,000 convertidos en Pentecostés luego de la
crucifixión descrita en los Hechos de los Apóstoles 2, donde todos los judíos, prosélitos y
todos los convertidos al cristianismo eran no gentiles antes de la conversión del oficial
romano Cornelio por Simón Pedro en Hechos 10, quien es considerado según la tradición
como el primer gentil en ser convertido al cristianismo. La más grande división en el
cristianismo antes de ese tiempo se presentó entre los judíos helenísticos y no helenísticos o
los de habla griega y los de habla aramea (Hechos 6). Sin embargo, después de la
conversión de Cornelio y su aceptación como cristiano, ahora existía otro grupo, los
cristianos gentiles. Como un movimiento escatológico, anticiparon que los gentiles se
transformarían al Dios de Israel como lo profetizaba Isaías en los versículos 56:6-8. El
Nuevo Testamento no utiliza el término "gentil-cristiano" o "judío-cristiano", en cambio
Pablo escribe en contra de aquéllos quienes estaban circuncidados, quienes se separaban de
los no circuncisos: "En esta nueva naturaleza, no hay griego ni judío, circunciso ni
incircunciso, bárbaro, escita, esclavo ni libre, sino que Cristo está en todo y en todos"
(Colosenses 3:11).

Circuncisos y no circuncisos se interpretan generalmente como judíos y griegos


respectivamente, siendo estos últimos quienes predominaban. Sin embargo, esto es una
simplificación excesiva de la provincia de Judea del siglo I debido a que existían algunos
judíos que no seguían circuncidándose, y que algunos griegos (llamados prosélitos o
judaizantes) sí lo hacían además de otros tales como egipcios y etíopes.

Separación respecto de núcleos importantes del judaísmo

Pablo de Tarso.

La Epístola a los Gálatas de Pablo da vigorosa distancia entre aquéllos que podrían "forzar
a los gentiles a seguir las costumbres judías". Escribe en fuertes términos que si los gentiles
mantienen estas costumbres como una obligación, y están circuncidados, entonces "Cristo
no les servirá de nada" (5:2) y si no fuera así, y estos decretos fueran un requerimiento,
entonces "Cristo habría muerto en vano" (2:21).

Pablo dice en esta carta, y en otras más, que este mensaje no va en contradicción con los
doce apóstoles. Sin embargo, a él se le envió para el bien de aquéllos que no estaban
circuncidados, así como Pedro fue enviado a aquellos circuncidados, tal como lo escribe en
Gálatas 2:7-9:

"Al contrario, reconocieron que a mí se me había encomendado predicar


el Evangelio a los gentiles, de la misma manera que se le había
encomendado a Pedro predicarlo a los judíos. El mismo Dios que facultó
a Pedro como apóstol de los judíos me facultó también a mí como
apóstol de los gentiles. En efecto, Santiago, Pedro y Juan, que yo había
recibido, nos dieron la mano a Bernabé y a mí en señal de
compañerismo, de modo que nosotros fuéramos a los gentiles y ellos a
los judíos".

Apoyando la visión que Pablo no actuaba independientemente, el Concilio de Jerusalén, de


acuerdo a Hechos de los Apóstoles 15, determina que la circuncisión no era un
requerimiento a los nuevos convertidos, pero los aconseja de evitar "El sacrificio a los
ídolos, de sangre, de la carne de animales estrangulados y de la inmoralidad sexual". La
base de estas prohibiciones es expresamente clara, Hechos 15:21 dice: «En efecto, desde
tiempos antiguos Moisés siempre ha tenido en cada ciudad quien lo predique y lo lea en
todas las sinagogas todos los sábados» (NVI); que significa que estas medidas están
basadas en la Ley de Moisés. Algunos interpretan esto como que los gentiles son instruidos
a obedecer estas cosas, no como un principio de ley, sino para no ofender a aquéllos entre
quienes se vive, los que están bajo la instrucción de ancianos en las sinagogas. Otros
argumentan que el pequeño conjunto de requerimientos impuestos en los gentiles cristianos
por el concilio no eran escogidos arbitrariamente, sino que corresponden a enseñanzas
fariseas con respecto al pacto con todas las naciones, con su padre común Noé, que luego se
llamaron Leyes de Noé.

Pablo frecuentemente chocaba con un grupo de "cristianos judaizantes". En 2 de Corintios


11:5 y 12:11 llamaba a sus oponentes «preclaros» y «eximios» apóstoles. Le escribe a los
gálatas describiendo como él reprende a Pedro en público por sus acciones debido a que
hacía pensar que la adherencia a Cristo incluía el respeto a las leyes dietarias. Sin embargo,
los requerimientos de la ley en la ética, son claramente mantenidos por Pablo, en oposición
a los términos culturales, tal y como son entendidos por la interpretación de la corriente
principal del cristianismo.

El Nuevo Testamento hace mención de que Pablo era un observante de la ley por el bien de
los judíos. En Hechos 16 él personalmente circuncida a Timoteo, un griego, cuyo padre era
griego, debido a que su madre era de fe judía y en Hechos 21 Santiago reta a Pablo sobre el
rumor que él enseñaba rebelión en contra de la ley. Pablo siguió el consejo de Santiago de
ir al Templo de Jerusalén, sin embargo, cuando gente de Asia menor (el hogar de Pablo) lo
vio, comenzó una revuelta de proporciones.

El uso (o abuso, como dicen los tradicionalistas) de inventar una separación radical entre el
cristianismo y todas las cosas que los judíos frecuentemente destacaban, comenzó en los
primeros tiempos y a través de toda la historia de la iglesia cristiana. El Marcionismo, un
movimiento del siglo II, todavía llamada la "más peligrosa" herejía jamás confrontada por
la Iglesia Cristiana, rechazaba a los Apóstoles, e interpretaban un Jesús quien rechazaba la
Ley de Moisés usando diez epístolas paulinas y el Evangelio según Lucas. Las tendencias
modernas que aseguran que el Antiguo Testamento no contiene instrucción válida para los
cristianos de hoy o aseguran que la "libertad en Cristo" de Pablo son llamadas
antinomianismo, aunque es muy común, todavía son condenadas bajo el nombre de
Marcionismo.

Muchos estudiosos modernos se preguntan qué pasó a aquellos que requerían la


circuncisión para los gentiles convertidos. Refiriéndose a los apóstoles "no paulinos" como
nazarenos (Jacobo, Pedro, y Juan), estos estudiosos han juntado evidencias que los judíos
cristianos crecieron y prosperaron por un tiempo en Judea y en las áreas que la rodean.
Posteriormente se convirtieron a grupos tales como los Ebionistas, quienes son llamados
derogativamente re-judaizantes quienes rechazaban el movimiento cristiano que se había
desarrollado entre los gentiles. En otras palabras, creían que la quiebra entre Pablo y otros
apóstoles era radical y permanente. Estas perspectivas controversiales tienen un fuerte
respaldo entre la academia moderna.

Final de la etapa apostólica

Hacia el año 62, el sumo sacerdote del judaísmo, Ananías, hizo arrestar a Santiago, que
encabezaba la Iglesia de Jerusalén y le ajustició. Uno de sus hermanos, Simón, fue llamado
a sucederle, pero la situación política de Israel se agravaba y los conflictos internos del
judaísmo eran cada día mayores. Se cree que Pablo fue decapitado y Pedro fue muerto
crucificado boca abajo en Roma durante la persecución por parte de Nerón. Al final del
siglo I, de los apóstoles originales vivía tan solo Juan, que se había trasladado a Éfeso, cuya
iglesia se considera madre de muchas de Asia Menor y Grecia, donde se manifestaban
brotes gnósticos.

Con el emperador Vespasiano, el cristianismo siguió extendiéndose, hasta que en el año 90


con el imperio bajo el emperador Nerva (de quien dice su biógrafo Xifilino que «no
permitió que se acusase a nadie por haber observado las ceremonias de la religión judaica o
haber descuidado el culto de los dioses»), pudo regresar Juan a Éfeso, y pocos años después
falleció, a edad muy avanzada. Con su muerte (hacia el año 100) concluye la etapa
apostólica.

La Didajé y otros escritos de los Padres Apostólicos documentan las principales prácticas
de la iglesia primitiva.

Mártires del siglo I

• Esteban el primer mártir.


• Santiago el Mayor, apóstol.
• Pablo de Tarso, apóstol.
• Simón Pedro, apóstol.
• Onésimo, discípulo de Pablo
• Ignacio de Antioquía, discípulo de Pedro y primer arzobispo de Antioquía
después de él.
• Tecla de Iconio, discípula de Pablo, primera mártir.
• Apolinar de Rávena, obispo.
• Feliciano de Córdoba.
• Pedro de Rates, obispo de Braga.
• Marciano de Siracusa, obispo.

Los apologistas

• Justino Mártir, convertido de la filosofía griega.


• Atenágoras de Atenas
• Apolonio
• Teófilo de Antioquía
• Melitón de Sardes
• Lactancio
• Minucio Félix

Los escritos

Los primeros cristianos produjeron durante la historia muchos cánones importantes y otras
obras literarias descritas dentro de la organización de la Iglesia Cristiana. Una de las
primeras de éstas es la Didaké, el cual es normalmente fechado a finales del primer o
inicios del segundo siglo.

Las Actas de los Mártires recogen las actas de los procesos judiciales contra los cristianos,
relatos de testigos y leyendas varias sobre los primeros mártires del cristianismo.

Primeras herejías

Las disputas de doctrinas comenzaron en los inicios del cristianismo. La iglesia cristiana
organizó concilios para resolver estos asuntos. Los concilios que representan a toda la
iglesia cristiana fueron llamados concilios ecuménicos. Algunos grupos fueron rechazados
por herejes, como por ejemplo:

• Simonianismo
• Nicolaísmo
• Judaizantes
• Gnosticismo
• Marcionismo
• Montanismo
• Adopcionismo
• Mandeanismo
• Monarquianismo
• Nestorianismo
• Apolinarismo
• Arrianismo
• Docetismo

El Arrianismo fue una herejía muy peligrosa. Básicamente, Arrio (discípulo del obispo
Pablo de Samosata) era un líder entre los cristianos quien tenía un entendimiento muy
particular del movimiento trinitarista, reflejando la divinidad natural de Cristo. Aunque
muchos de los escritos de Arrio fueron destruidos por el emperador Constantino, podemos
inferir que los argumentos de Atanasio de Alejandría contra Arrio, dan alguna idea del
movimiento.

La hipótesis de Arrio, era que Jesús fue creado por Dios (como en, "Hubo un tiempo donde
el Hijo no lo era"), y por ende, era secundario a Dios. Su texto de prueba primaria era Juan
17:3. Por su parte, la posición de la ortodoxia (por ejemplo el Concilio de Nicea) era que
Jesús fue y siempre ha sido divino, y tiene una naturaleza divina junto con el Padre y el
Espíritu Santo: La Santa Trinidad. Eso era lo que San Atanasio defendía, y que le costó
cinco destierros.
Gnosticismo

Un movimiento filosófico-religioso griego conocido como gnosticismo se había


desarrollado casi al mismo tiempo que el cristianismo. Muchos seguidores de este
movimiento fueron también cristianos y enseñaban una síntesis de los dos sistemas de
creencias. Esto produjo una gran controversia en la iglesia primitiva.

Las interpretaciones gnósticas diferían de la corriente principal del cristianismo, debido a


que cristianos ortodoxos toman una interpretación literal de los evangelios como las
correctas, mientras que los gnósticos tienden a leerlas como una alegoría; debido a esto la
rama ortodoxa atrajo un mayor número de adherentes...

Religiones competidoras

El cristianismo no era la única religión que buscaba creyentes en el siglo I. Los


historiadores modernos del mundo romano, a menudo ponen interés en lo que ellos llaman
religiones mistéricas o cultos mistéricos que comenzaron en el último siglo de la República
Romana y se fueron incrementando durante los siglos del Imperio romano. Autores
romanos, tales como Tito Livio, comentan la importación de "dioses foráneos" entre las
calles del estado romano. El judaísmo también recibe creyentes y en algunos casos
evangelizaron activamente. El Nuevo Testamento refleja una clase de personas a quienes se
les refiere como 'creyentes en Dios' quienes se piensa que son gentiles convertidos, quizás
aquéllos quienes no se habían circuncidado; Filón de Alejandría hace explícito el deber de
los judíos de recibir a los nuevos creyentes.

Mitraísmo

La adoración de Mitra (conocido como Mitraísmo) se desarrolló en el ejército romano


durante el siglo I AC, aunque se desconoce cómo se originó esta religión mistérica, parece
tener poco que ver con el Zoroastro Mitra. Debido a que se desarrolla entre un grupo de
gente altamente móvil (soldados profesionales) se disemina rápidamente a las regiones
apartadas del imperio. Se convierte prontamente en la más popular de las religiones
mistéricas, y a comienzos del siglo III los emperadores en Roma la apoyaban, ya que era la
religión que favorecía su régimen.

Se piensa a menudo que esta religión tiene su origen último en el culto a Mitra, una deidad
conectada a formas populares de Zoroastrismo. Sin embargo, es importante hacer notar que
aunque el primer zoroastrismo es estrictamente dualista y el moderno zoroastrismo es
monoteísta, ninguno de los dos incluye a Mitra en su cuerpo doctrinal.

Al final del siglo III, los cultos populares de Apolo y Mitras habían comenzado a emerger
en el sincretismo conocido como Mitras Sol Invictus o simplemente Sol Invictus (el sol
invicto, un término también utilizado en otros cultos), y en 274 el emperador Aureliano
hace de esta forma de adoración algo oficial.
Después del decreto de Teodosio en 391, y su subsecuente supresión, muchos seguidores de
esta religión se convirtieron en iglesias cristianas (tales como Notre-Dame du Taur, y la
Iglesia de San Clemente); éstas a menudo se dedicaban al arcángel Miguel.

[editar] Mandeísmo

Los mandeanistas eran una religión gnóstica la cual reverenciaba a Juan el Bautista en vez
de a Jesús. De acuerdo a la leyenda, el profeta Mani era mandeísta.

Maniqueísmo

El maniqueísmo era una de las mayores religiones antiguas. Aunque su forma organizada se
encuentra casi extinta hoy, un revivamiento se ha intentado bajo el nombre de
neomaniqueísmo. Sin embargo, la mayoría de los escritos de su fundador el profeta Mani se
han perdido. Algunos estudiosos argumentan que su influencia continúa sutilmente
mediante Agustín de Hipona, quien se convirtió al cristianismo desde el maniqueísmo y que
sus escritos continúan siendo de gran influencia entre teólogos católicos y protestantes
(recordemos que Martín Lutero fue un monje agustino).

La religión fue fundada por Mani, quien se dice que nace en el occidente del Imperio persa
y vivió aproximadamente entre los años 210 y 275. El nombre Mani es más un título de
respeto más que un nombre personal. Este título fue asumido por el fundador mismo y
reemplazó completamente su nombre personal de tal forma que no se conoce su nombre
preciso. Mani fue influenciado por el mandeísmo y comenzó a predicar en una edad
temprana. Se declaraba como el Paráclito, como se promete en el Nuevo Testamento: el
Último Profeta y Sello de los Profetas que finalizaban la sucesión del hombre guiado por
Dios e incluían figuras tales como Zoroastro, Hermes, Platón, Buda, y Jesús.

El maniqueísmo recoge elementos de las sectas dualistas, así como del mitraísmo. Sus
creyentes hicieron muchos esfuerzos para incluir todas las tradiciones religiosas conocidas
en su fe. Como resultado, preservaron muchos trabajos apócrifos cristianos, como Hechos
de Tomás, que de otra forma se hubiese perdido. Mani se empeñaba en describirse como un
"discípulo de Jesucristo", pero la iglesia ortodoxa lo rechazó como hereje.

Siglos II y III

Orígenes.

En el segundo siglo de nuestra era numerosos eruditos comenzaron a producir escritos que
nos ayudan a entender la forma en que se desarrolló el cristianismo. Estos escritos se
pueden agrupar en dos grandes categorías, trabajos dirigidos a una amplia audiencia de
eruditos no creyentes y trabajos dirigidos a aquéllos que se consideraban cristianos. Los
escritos para los no creyentes se llamaban usualmente apologéticos en el mismo sentido
que el discurso dado por Sócrates en su defensa ante la asamblea ateniense, llamada
Apología cuya palabra en griego significa más "discurso para la defensa" que la denotación
moderna más limitada de "declaración expresando arrepentimiento". Los apologistas, como
se conoce a estos autores, hacen una presentación para clases educadas de las creencias
cristianas, a menudo asociadas con un ataque de las creencias y prácticas de los paganos.
Otros escritos tienen el propósito de instruir y amonestar a los hermanos cristianos. Muchos
escritos de este período, sin embargo, sucumbieron a la destrucción de la Iglesia católica
primitiva como herejías, o en desacuerdo con su mensaje. Aun así, hoy en día se han
encontrado escritos como el Evangelio de Tomás en 1945.

Durante este período el gobierno de la iglesia cristiana toma una forma jerárquica que se
asemeja al gobierno romano.

Siglo IV
Muchos escritos de este período fueron traducidos en los libros de los Padres Nicenos y
post Nicenos.

Desarrollo del canon de la escritura


La Iglesia cristiana es anterior a la Biblia (AT y NT), de hecho la Biblia emana de la Iglesia
cristiana y no la Iglesia cristiana viene de la Biblia. Es la Iglesia Cristiana la que nos dice
qué libros forman la Biblia, sin la Iglesia cristiana no existiría la Biblia, sino una confusión
para saber qué textos son inspirados y qué textos no lo son. Jesús no escribió una sola letra
ni dio una lista de libros, esto lo hizo la Iglesia cristiana. Hay decenas de libros que hablan
de Cristo pero que no pertenecen a la Biblia: Un evangelio de Santo Tomás, otro de San
Pedro, Hechos de San Pablo, otros de San Juan, un Apocalipsis atribuido a Pedro.

En un principio, no existía un listado válido de libros del Nuevo Testamento. Dentro del
cristianismo primitivo se tomaban en consideración sólo las "Escrituras", los libros
sagrados del judaísmo que fueron traducidos al griego e incluidos en la llamada Biblia
"Septuaginta". Esta compilación incluía también a los libros llamados deuterocanónicos por
la Iglesia católica y apócrifos por los protestantes. Los LXX o Septuaginta es la que San
Pablo llama "Escrituras" en sus escritos.

El proceso de conformación de lo que actualmente se conoce como Biblia es el siguiente:


La Iglesia cristiana dio la lista de los libros que se consideraban inspirados por el Espíritu
Santo. El llamado Nuevo Testamento fue aceptado por la autoridad del papa Dámaso I en el
concilio romano del año 382. Ese Nuevo Testamento es el que usaron Martín Lutero y Juan
Calvino.

Canon del Antiguo Testamento

Después de Jesucristo los judíos en Jamnia quitaron los deuterocanónicos del canon de su
Tanaj usando un criterio cristiano. Esto implicaría que los judíos ya no tenían autoridad
para designar qué libros eran inspirados, sino más bien la primitiva Iglesia cristiana y ésta
había aceptado la versión de los LXX o Septuaginta. Además, que la versión que San Pablo
cita en sus epístolas es la Septuaginta y es a la que se refiere cuando habla de la Escrituras.

Los libros incluidos en la versión de los LXX son: Génesis, Éxodo, Levítico, Números,
Deuteronomio, Josué, Jueces, Rut, los dos libros de Samuel (I Samuel y II Samuel), los dos
libros de los Reyes (I Reyes y II Reyes), los dos libros de las Crónicas (I Crónicas y II
Crónicas), Esdras, Nehemías, Tobías, Judit, Ester, los dos libros de los Macabeos (I
Macabeos y II Macabeos), Job, los Salmos, los Proverbios, el Eclesiastés, el Cantar de los
Cantares, la Sabiduría, el Eclesiástico, Isaías, Jeremías, las Lamentaciones, Baruc,
Ezequiel, Daniel, Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahúm, Habacuc, Sofonías,
Ageo, Zacarías, Malaquías.

Los judíos tenían dos cánones para sus libros santos: el breve o palestinense y el largo o
alejandrino. El breve está conformado por 39 libros y se divide en tres partes: Torá (La
Ley), Nevi'im (Profetas) y Ketuvim (escritos), el acrónimo de estas tres partes da como
resultado la palabra Tanak o Tanaj. A estos 39 libros se les conoce como libros "proto-
canónicos". El canon de Palestina se hizo en Jamnia, y está basado en una traducción
hebrea de la Biblia hecha después de Cristo; no son los textos originales sino una
traducción.

La versión de los LXX (el Antiguo Testamento en griego) está conformada por 46 libros
con siete libros más que son: Tobías, Judit, Baruc, Eclesiástico, I y II de Macabeos y
Sabiduría. Además esta versión de los setenta tenía algunas secciones griegas de Ester y
Daniel que no están en los proto-canónicos. A estos libros se les llama "deutero-canónicos".

Los judíos en Alejandría creían que Dios no dejaba de comunicarse con su pueblo incluso
fuera de Israel, e iluminaba a sus hijos en las nuevas circunstancias en que se encontraban.

Jesús debió usar el canon corto o palestinense, pero los apóstoles, al llevar el Evangelio a
todo el Imperio romano, usaron el canon alejandrino. La Iglesia primitiva recibió este
canon que consta de 46 libros.

A partir del año 393 diferentes concilios, fueron precisando la lista de los Libros
"canónicos" para la Iglesia cristiana. Estos fueron: El concilio de Hipona en el año 393,
concilio de Cartago en los años 397 y 419, concilio florentino en el año 1441 y finalmente
el concilio de Trento en el año 1546.

Los protestantes admiten como libros sagrados los 39 libros del canon hebreo que fue fijado
después de Cristo por los judíos, sin ninguna intervención cristiana. El primero que negó la
canonicidad de los libros deuterocanónicos fue Carlstadt en 1520, y después Lutero en 1534
y Calvino en 1540. Aunque Lutero parece contradecirse pues en su Comentario sobre San
Juan dijo: "Estamos obligados a admitir de los papistas que ellos tienen la Palabra de Dios,
que la hemos recibido de ellos, y que sin ellos no tendríamos ningún conocimiento de ésta".
Esta Iglesia "papista" pronunció que los 73 libros que componen el Antiguo y Nuevo
Testamento son revelación.
El obispo Melitón de Sardes registró la primera lista conocida de la Septuaginta en el año
170 d. C. Contenía 45 libros, pareciera que falta uno puesto que el libro de las
Lamentaciones se consideraba como parte de Jeremías.

Nuevo Testamento

El Nuevo Testamento está formado por 27 libros, y se divide en cuatro partes: el Evangelio
o Evangelios, los Hechos de los Apóstoles, las Epístolas y el Apocalipsis. De estos libros,
siete fueron puestos en duda: Epístola a los Hebreos, Epístola de Santiago, segunda epístola
de Pedro, segunda epístola de Juan, tercera epístola de Juan, epístola de Judas y
Apocalipsis. La duda de que fueran inspirados fundaba sobre su autenticidad.

En la Iglesia cristiana original, la regla de fe se encontraba en la enseñanza oral de los


apóstoles y de los primeros evangelizadores. Pasado el tiempo, esa generación empezó a
morir y se sintió la urgencia de consignar por escrito las enseñanzas de Jesucristo y los
rasgos más sobresalientes de su vida. Esta es la causa de los escritos de los Evangelios. Por
otra parte, de acuerdo a los problemas que iban surgiendo los apóstoles alimentaban
espiritualmente a sus fieles mediante cartas. Este fue el origen de las Epístolas.

A finales del siglo I y principios del siglo II, la colección de escritos variaba de una iglesia
cristiana a otra. Además en el siglo II, las ideas del hereje Marción, que afirmaba que
únicamente el Evangelio de Lucas y las diez epístolas de Pablo tenían un origen divino; y
del montanismo, que pretendía introducir como libros santos los escritos de Montano,
apresuraron la determinación del Canon del Nuevo Testamento.

En tiempos de San Agustín, los concilios de Hipona en al año 393 y de Cartago años 397 y
419 (conocidos como los concilios africanos) reconocieron los 27 libros, así como el
concilio de Trullo (Constantinopla, en 692) y el concilio florentino en el año 1441.

El protestantismo renovó antiguas dudas y excluyó algunos libros. El doctor Martín Lutero
rechazaba Hebreos, Santiago, Judas y Apocalipsis. En el Concilio de Trento celebrado en
1546, se presentó oficial y dogmáticamente la lista íntegra del Nuevo Testamento. El
criterio objetivo y último para la aceptación del Canon de libros inspirados del Nuevo
Testamento será siempre la revelación hecha por el Espíritu Santo y transmitida fielmente
por él. Hay algunos criterios secundarios que fueron cuatro: su origen apostólico o de la
generación apostólica, su ortodoxia en la doctrina, su uso litúrgico y su uso generalizado.

Siglos IV y V: oficialización del Cristianismo en el


Imperio romano
El cristianismo en el imperio romano fue aceptado como la religión oficial por el
emperador Teodosio y se le atribuye como una de las consecuencias que provocaron la
decadencia del imperio. A fines del siglo IV el cristianismo se transformara en la religión
oficial del Imperio Romano.
Constantino I

El emperador Constantino I fue, como los emperadores antes que él, el sacerdote superior
de la religión mitraica. Sin embargo, también estaba interesado en crear unidad para
facilitar el gobierno, y para hacer esto se involucró en la disputa entre grupos cristianos
sobre el arrianismo, invocando el Primer Concilio de Nicea, este concilio produjo el Credo
Niceno.

Constantino mitigó algunas diferencias entre el cristianismo ortodoxo y su principal


competidor, la religión oficial del Sol Invictus. Por ejemplo, cambió la celebración del
nacimiento de Jesús al 25 de diciembre, debido a que esta era la fecha de celebración del
nacimiento de Mitra y Baco, así como la fecha de los festivales del solsticio de invierno
tales como la Saturnalia. Además, Constantino instituyó el uso de símbolo Chi-Rho
(Crismón), representativo del cristianismo, aunque según algunos estudiosos esto servía
para propósitos cristianos y no cristianos simultáneamente.

La leyenda popular dice que Constantino I era cristiano, sin embargo, nunca repudió su
posición de alto sacerdote de Mitra Sol Invictus públicamente, y su única "conversión"
conocida fue moribundo en su cama (como se dijo luego por Padres de la Iglesia cristiana
posteriores), lo cual es imposible de verificar. Sin embargo, no era inusual para la gente del
siglo IV el evitar convertirse completamente al cristianismo hasta muy avanzada su vida,
por la fuerza de las advertencias en contra de que continuaran en pecado después de
haberse convertido y por las consecuencias espirituales que aquello traía.

Cambio constantiniano

Críticos de la unión de la iglesia cristiana y el estado, apuntan a este cambio como el


comienzo de la era del constantinianismo, cuando el cristianismo y la voluntad de Dios
gradualmente se vieron identificadas con la voluntad de la élite regente; y en algunos casos
fue más que una justificación religiosa para el ejercicio del poder.

Arrianismo

Arrio (250 - 336) proponía que Jesús y Dios estaban muy separados y eran entidades
diferentes: Jesús estaba más cerca de Dios que ningún otro humano, pero nació humano, y
no tenía una existencia previa, por ende no era Dios, más sí una persona parecida o
semejante a Dios, sin necesariamente ser el mismo. Por otra parte, Dios había existido
siempre. Arrio sentía que cualquier intento de reconocer la deidad de Cristo podría
desdibujar la línea entre el cristianismo y las religiones paganas. Si el cristianismo
reconocía dos dioses separados, el Padre y Jesús, se convertiría en una religión politeísta.
Credo Niceno

Dentro del Concilio de Nicea, la asamblea compuso un credo para expresar la fe de la


iglesia cristiana. Se incluyó entre otras cosas la intervención de Constantino para que se
incluyera la palabra “consubstancial”,1 llegando finalmente al Credo de Nicea.

Cesaropapismo

El cesaropapismo se inició cuando el papa León III coronó a Carlomagno emperador del
Sacro Imperio Romano Germánico, ocasionando dos efectos: El apoyo de la Iglesia
cristiana al Estado y viceversa, el apoyo del Estado a la Iglesia cristiana, lo cual derivó en
el cesaropapismo, que sostenía la teoría del origen divino de los reyes y les daba poder
absoluto sobre la religión y el gobierno a la vez.

Reavivamiento del paganismo por Roma en el siglo IV

Golpeado por estos desarrollos, el emperador Juliano (denominado "el Apóstata" debido a
su rechazo del cristianismo y su conversión al mitraísmo y al neoplatonismo) intentó
restaurar el estado anterior entre las religiones del imperio al eliminar los privilegios dados
por antiguos emperadores romanos como Constantino (exención de impuestos entre el clero
cristiano, por ejemplo), prohibiendo a las distintas denominaciones cristianas perseguirse
entre sí y volviendo a traer a arzobispos quienes habían sido proscritos por el arrianismo,
alentando al judaísmo y una suerte de neopaganismo.

Cristianismo niceno se opone a los emperadores bizantinos

• San Atanasio exiliado de su arzobispado en Alejandría al menos cinco


veces por oponerse al arrianismo.
• San Juan Crisóstomo (Patriarca de Constantinopla) muere en el exilio por
criticar a la corte imperial en sus homilías.

El cristianismo se convierte en religión del Estado

La oposición de Juliano duró por poco, emperadores como Constantino II repelieron las
acciones de Juliano e incentivaron el crecimiento del cristianismo. Este estado de cosas fue
finalmente reforzado por una serie de decretos (como el Edicto de Tesalónica) por el
emperador niceno Teodosio I, comenzando en febrero de 381, y continuando por su
reinado.

Otro material de esta era

• Ambrosio de Milán (arzobispo y santo)


• Pentarquía Organización de la iglesia cristiana en 5 patriarcados.

[Primeras controversias cristológicas


Las controversias cristológicas incluyen examen de preguntas como: ¿era Cristo divino,
humano, un ser angélico creado, o más allá de una simple clasificación en una de estas
categorías? ¿Los milagros de Cristo realmente cambiaron la realidad física o sólo eran
simbólicos? ¿El cuerpo de Cristo realmente se elevó de la muerte o el Cristo resucitado era
un ser sobrenatural que no estaba limitado por las leyes físicas?

• Arrio, Atanasio de Alejandría


• Diodoro de Sicilia, Teodoro de Mopsuestia
• Cirilo de Alejandría y Nestorio
• El concilio de Éfeso anti-Nestoriano y el concilio de Calcedonia anti-
Monofisita en 451.
• La búsqueda por la reconciliación y la herejía de una voluntad
(monotelismo, la creencia de que Jesucristo tenía una voluntad [divina]
como oposición a las dos voluntades, una divina y otra humana). El
Quinto concilio ecuménico condenó el monotelismo y falló al alcanzar la
reconciliación deseada por el emperador bizantino.

Siglo V
La conversión del mundo mediterráneo

• Agustín de Hipona
• Jerónimo de Estridón

Desarrollo del cristianismo fuera del mundo


mediterráneo
El cristianismo no estuvo restringido a la cuenca mediterránea y a sus alrededores; en el
tiempo de Jesús una gran proporción de población judía vivía en Mesopotamia, fuera del
Imperio romano, especialmente en la ciudad de Babilonia, donde gran parte del Talmud fue
desarrollado.
• Cristianos de Santo Tomás se establecen en India posiblemente
comenzando en 52 y ciertamente hasta antes de 325.
• Cristianismo en Etiopía.
• Cristianismo en el Imperio sasánida
• Cristianismo en Bosnia
• El cristianismo llega a las Islas Británicas
o El cristianismo llega a Irlanda (datado tradicionalmente en 432) y
la evolución del cristianismo céltico
o Misioneros irlandeses y la diseminación del cristianismo a Bretaña
y el norte de Europa.
o El establecimiento de la autoridad papal en Irlanda después del
Gran Cisma.
• Cristianos nestorianos viajan por la ruta de la seda para establecer una
comunidad en la Dinastía Tang con capital en Chang'an, construyendo la
Pagoda Daqin en 640.

Estructura
La Iglesia Católica e Iglesias Orientales (tanto en comunión con Roma como autocéfalas)
son gobernadas por una jerarquía: los obispos dirigen regiones locales (llamadas diócesis) y
nominan sacerdotes para administrar congregaciones individuales. En la Iglesia Católica, la
autoridad suprema la posee el Obispo de Roma, quien es llamado "el Papa" (del Latín
"Petri Apostoli Potestatem Accipiens", que significa "El que recibe la potestad en nombre
de Pedro"). Es electo por un Colegio de Cardenales y normalmente sirve de por vida.

Las iglesias ortodoxas y orientales pueden ser descritas como redes de iglesias de los cuales
los obispos están "en comunión" unos con otros. No tienen una personería similar al Papa,
aunque los Patriarcas presiden sobre ciertas partes de la iglesia. Iglesias Anglicanas
también son episcopales ("dirigidas por obispos") en su gobierno.

Los Creyentes Antiguos se levantaron cuando algunos creyentes ortodoxos rusos se


rebelaron en contra de sus obispos por el tema de las "reformas" del Patriarca Nikón.
Aunque su motivación original era prevenir los cambios en su religión, eventualmente se
encontraron en la posición de tener que funcionar sin obispos o sacerdotes (ya que estos
últimos son ordenados por los obispos). Algunos eliminaron el rol sacerdotal, mientras que
otros buscaron reclutar nuevos sacerdotes entre los ortodoxos.
Porcentaje de habitantes cristianos practicantes por país.

La mayoría de las iglesias protestantes carecen del orden de jerarquías que caracteriza a las
denominaciones litúrgicas. El rol de "predicadores" o "ministro" es a menudo tratado como
un trabajo ordinario, en el cual muchas iglesias creen que pueden ser llenados con cualquier
creyente con el suficiente conocimiento de Cristo. Otros especifican que el líder de la
congregación debe haber ido a un seminario educativo relacionado o tener la sensación de
haber sido "llamado" (similar a la vocación) por Dios en ese rol.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es dirigida por una jerarquía
consistente en un profeta y doce apóstoles. Aseguran que es la misma estructura que se
encontraba en la iglesia primitiva. Su dirección es implementada en todo el mundo en
congregaciones locales por presidentes y obispos locales. No hay un clero pagado y la
mayoría de los hombres mormones son ordenados al sacerdocio o para mantener los
"decretos sacerdotales".

Un tema teológico importante es "¿qué es la iglesia?" La mayoría de los cristianos aceptan


que existe sólo una sola Iglesia (a la que los credos clásicos se refieren), el cual se identifica
con "el cuerpo de Cristo". Los católicos romanos y los ortodoxos consideran que la iglesia
es una realidad espiritual y también una comunidad existente y visible. Los católicos
romanos identifican esta iglesia como la que subsiste en la Iglesia Católica Romana,
mientras que los ortodoxos consideran que su rama de iglesias son la "iglesia verdadera".
Los protestantes tienden a ver a "la iglesia" como una entidad invisible que se puede
distinguir de la unión de todos los creyentes "verdaderos" (que toman a Jesucristo como su
Señor) existentes dentro de varias denominaciones cristianas. Algunos grupos (Testigos de
Jehová, mormones) aseguran que sólo ellos son la iglesia verdadera. Tanto en la Iglesia
Católica, como entre diversas comunidades protestantes existen algunas corrientes
ecuménicas que tienden a universalizar el concepto de Iglesia.

Véase también: Orígenes de la jerarquía eclesiástica

Relación del cristianismo con otras religiones


Debido a su historia cambiante y a las numerosas denominaciones, es difícil entender el
nivel actual de las relaciones del cristianismo con otras religiones. Esto varía de región en
región, y de denominación en denominación. La siguiente sinopsis refleja parte de éstas:

Paganismo

El cristianismo y las religiones paganas clásicas de la antigüedad son representadas


popularmente como antagónicas, donde cada una persigue y destruye a la otra, pero esta es
una simplificación muy grande. Incluso el emperador pagano y anticristiano Juliano el
Apóstata (361-363) admitió que "Estos galileanos sin dioses [los cristianos] alimentan no
sólo su propia pobreza sino nuestra falta de cuidado propio" [cita requerida]. Sin embargo, como
apuntan Karlheinz Deschner y tantos otros, Juliano fue un emperador más bondadoso y
permisivo que cualquiera de sus antecesores o sucesores cristianos.20

Los Padres de la Iglesia tuvieron diversas actitudes hacia la enseñanza pagana, la cual va
desde el rechazo vocalizado, hasta el reconocimiento de la inspiración parcial de filósofos
como Platón, cuya imagen se encuentra entre los santos en algunas iglesias y paredes de
monasterios.

Véase también: Cristianismo#Cristianismo y persecución

Judaísmo

En el pasado, a los cristianos a menudo se les enseñaba que los judíos habían matado a
Cristo. Esta muerte generaba una culpa colectiva atribuida a la totalidad de los judíos, una
interpretación que la mayoría de las denominaciones ahora rechaza.

Los judíos fueron víctimas de masacres, marginaciones, destierros y expropiaciones a


manos de la Iglesia o de los príncipes cristianos.

La prédica antisemita ha sido una constante histórica, por parte de las autoridades
cristianas. Por ejemplo, una parte de la prédica de Martín Lutero era de tono claramente
antisemita: "Mi consejo es: primero que sus sinagogas sean quemadas hasta los cimientos,
y que todo aquel que sea capaz esparza azufre y brea; mejor sería que alguien arrojara
sobre ellas fuego del infierno", escribe en "Sobre los Judíos y sus Mentiras" (1543). El
santo de la Iglesia Católica, Vicente Ferrer predicaba, en el siglo XIV, que "los judíos son
animales con rabo y menstrúan como las mujeres".21

El antisemitismo tiene una larga historia en el cristianismo, y sin duda está lejos de declinar
(por ejemplo, en la Rusia contemporánea). Sin embargo, desde el Holocausto, muchas
conversaciones han apuntado a la reconciliación cristiana-judía y las relaciones se han
mejorado de manera importante. Hoy en día, muchos evangélicos conservadores aceptan el
sionismo cristiano.

Sin embargo, no se puede afirmar que el cristianismo sea "antisemita", sino más bien
algunos cristianos. Muchas corrientes cristianas defienden el trato de los judíos como
hermanos a partir de las palabras de Jesús: "Padre, perdónalos porque no saben lo que
hacen." (Lc. 23,34).

El fenómeno del judaísmo mesiánico se ha transformado en algo que debilita las relaciones
cristiano-judías. Los judíos mesiánicos, que generalmente buscan combinar la identidad
judía con el reconocimiento de Jesús, son rechazados por grupos de la corriente principal
judía, quienes descartan al judaísmo mesiánico casi tanto como el cristianismo con
connotación judía.
Islam

Adherentes del Islam se han referido históricamente a los judíos, a los cristianos y a ellos
mismos como la Gente del Libro debido a que todos basan su religión en libros que tienen
un origen divino. Los cristianos, sin embargo, no reconocen el Corán como un libro
genuino de revelación divina, ni están de acuerdo con su estimación de que Jesús es un
profeta incluso inferior a Mahoma según el Islam, o no aceptan que Mahoma fuera un
profeta genuino.

Los musulmanes, por su parte, creen que parte de los Evangelios, la Torá y los libros
proféticos de los judíos han sido olvidados, malinterpretados y distorsionados por sus
seguidores. Basados en esa perspectiva, los musulmanes ven el Corán como la corrección a
los errores del cristianismo. Por ejemplo, los musulmanes rechazan la creencia en la
Trinidad, y en otras expresiones de divinidad de Jesús, como incompatibles con el
monoteísmo.

Las dos creencias han experimentado a menudo controversias y conflictos (un ejemplo son
las Cruzadas) aunque también han existido relaciones de bien mutuo. Las escrituras del
teólogo Tomás de Aquino frecuentemente citan aquellas del filósofo judío Moisés
Maimonides así también como las del pensador Musulmán Averroes ('Ibn-Rushd).

El 6 de mayo de 2001, el Papa Juan Pablo II, el primer Papa en orar en una mezquita,
entregó una dirección en la Mezquita de Omayyad en Damasco, diciendo: "Es importante
que los musulmanes y los cristianos continúen explorando las preguntas filosóficas y
teológicas en conjunto, para poder obtener un conocimiento más objetivo y comprensivo de
cada creencia religiosa del otro. El mejor entendimiento mutuo seguramente llevará, a nivel
práctico, a una nueva forma de presentar nuestras dos religiones no en oposición, como ha
sucedido a menudo en el pasado, sino en asociación para el bien de la familia humana".

Otros

Las relaciones cristiano-hindúes han tenido destinos encontrados. Por una parte, la
tendencia natural del hinduismo ha sido el reconocer las bases divinas de muchas otras
religiones, y en reverenciar a sus fundadores y santos practicantes. Por otra parte, las
percepciones de un proselitismo agresivo por parte del cristianismo han generado un
despliegue de violencia anticristiana, a menudo alimentada por los partidos políticos
nacionalistas hindúes. En países occidentales, el Vedānta ha influenciado a algunos
pensadores cristianos, mientras que los movimientos antisectistas han reaccionado en
contra de actividades de gurús inmigrantes y sus seguidores.

El budismo y el protestantismo se vieron en conflicto político en el siglo XIX en Sri Lanka,


con la eventual ofuscación del cristianismo; y en el Tibet alrededor de 1904 (la expedición
Younghusband) con el mismo resultado. Varios eventos han servido para introducir varias
tensiones en la teología budista y la meditación de varias generaciones de buscadores
espirituales occidentales (incluyendo las religiones católicas), al punto de que el budismo se
ha convertido en un "competidor" menor del cristianismo en su "hogar". Sin embargo las
relaciones son en general buenas, excepto quizás en Corea del Sur y Vietnam. La república
rusa de Kalmykia reconoce al budismo tibetano y a la ortodoxia rusa como sus religiones
oficiales.

Grupos occidentales esotéricos y mágicos se han levantado a menudo para protestar contra
el cristianismo. Algunos de estos como la teosofía o la cientología, han producido
polémicas hostiles en contra del cristianismo.

Creencias
El criterio generador para basar las creencias se encuentra en la Iglesia, la cual comenzó
cuando Jesucristo fundó el cristianismo con la venida del Espíritu Santo en Pentecostés,
ungiendo a los apóstoles a los 50 días de haber ascendido a reinar desde la derecha de Dios
Padre. Los escritos sagrados, entre los que destaca la Biblia, siendo la principal fuente
doctrinal válida de muchas denominaciones, en particular las de corriente protestante.

Otra fuente doctrinal importante son la Tradición apostólica (especialmente para la Iglesia
católica y la Iglesia ortodoxa), los concilios y los credos, aunque no poseen necesariamente
la unicidad de criterios para su aceptación, ya que pueden ser asumidos total o
parcialmente, o rechazados totalmente, dependiendo de la denominación. Algunas
tradiciones cristianas, tales como los bautistas y las Iglesias de Cristo, aceptan estas
creencias, pero no el credo mismo, debido a que los credos son considerados en estos
grupos como no pertenecientes a las escrituras. Todo lo anterior sucede también con otros
escritos aunque no poseen tanta aceptación como la Biblia. Sin embargo el catolicismo
argumenta que fue gracias a su Tradición apostólica que tuvo los criterios para seleccionar
los documentos válidos que constituyen el Nuevo Testamento y denominar los apócrifos ,
durante el año 397 en el concilio de Cartago. Además la imprenta solo se inventó en el siglo
XV en Alemania, por tanto los creyentes no contaban con la biblia para sustentar su
doctrina; había muy pocas biblias pues eran escritas manualmente por los monjes durante
jornadas de varios años y eran demasiado costosas. Es decir que antes que los cristianos
pudieran apoyarse en el Nuevo Testamento, tenían que hacerlo en la Tradición de la Iglesia.

Ya desde los primeros tiempos de difusión de las enseñanzas de Cristo y de las diferentes
escuelas que formaron los discípulos suyos al final de su vida y su ministerios históricos,
biográficos y humanos,6 surgieron diferencias muy significativas respecto del papel e
importancia de Cristo, de su misión redentora, de su naturaleza, y de su glorificación, y de
muy numerosas cuestiones doctrinales referentes a su predicación y enseñanzas, la
selección de textos que pudieron haberlas descrito de forma más correcta —el Nuevo
Testamento, los llamados Logia (dichos o palabras) de Jesús, o bien, los evangelios y
escritos gnósticos y apócrifos—, y la interpretación —textual o contextual— de los cuerpos
de textos sagrados.

De hecho, de los doce que, según el testimonio de dos de los llamados Evangelios
canónicos, habrían sido investidos como apóstoles de forma original, sólo cinco de ellos
dejaron documentos que fueron admitidos en el Canon del Nuevo Testamento, el resto de
los doce —incluyendo a Judas Iscariote—, y algunos de los cinco ya antes mencionados,
pasaron a la historia como autores de documentos gnósticos, que, al paso de los siglos,
dejaron de ser vistos como textos sagrados, llegando a ser tenidos por apócrifos.

Debe tenerse en cuenta que el nombre de cristianos ha sido compartido a través de los
siglos, y no siempre de formas muy armónicas, por grupos numerosos de creyentes, cada
cual, a su vez llegó a desconocer como cristianos a grupos con posturas dogmáticas
concretas distintas de las propias. Dicho de otra forma, cristianos es el nombre común de
grupos tan distintos entre sí como los católicos, marcionitas, arrianos, nestorianos, coptos,
jacobitas, ortodoxos, cátaros o albigenses, anglicanos, protestantes, veterocatólicos y otros
tipos de grupos que reflejan posturas dogmáticas concretas más disímiles.

La Iglesia católica adoptó ese nombre luego que los discípulos liderados por Pedro
siguieron las instrucciones de Jesús cuando resucitó: "Vayan y lleven las buenas nuevas a
todas las naciones", es decir: "catolisis" según como se narró en griego en los evangelios. O
sea que 'católico' El catolicismo (del griego καθολικός, katholikós, 'universal, que
comprende todo'; es un adjetivo que corresponde al sustantivo 'cristianos'. Se les
acostumbró así llamar católicos por su trabajo evangelizador en viajes misioneros de nación
en nación.

Los protestantes aparecieron con los reformistas quince siglos después y en los últimos
tiempos se han denominado más como 'cristianos'. A través de los siglos, todos estos
distintos grupos confesionales, o al menos doctrinales, reivindican a Cristo como su
Maestro, Líder, Rey, Señor o Dios, y algunos, así mismo, como su Redentor o Salvador,
acogiendo con gusto y todas sus enseñanzas —o cuerpos doctrinales que en su nombre les
fueron entregadas—, y dando testimonio de estos hechos de múltiples maneras, que
incluyen el dejarse privar de la existencia antes que renegar de su adhesión a él, o bien, de
los valores, ideas o creencias de alguna u otra forma vinculadas a él.

Aunque existen enormes diferencias en las creencias entre unos cristianos y otros, la
mayoría de las cuales basadas en diferentes interpretaciones de los mensajes bíblicos, aun
así es posible plantear afirmaciones generales que describen las doctrinas de una gran
mayoría, entre las que destacan: la pasión, muerte y resurrección de Cristo,

• Jesucristo es el Mesías (o Cristo) descrito en el Antiguo Testamento y Nuevo Testamento.


Las corrientes principales del cristianismo aseguran que es completamente Dios (o divino)
y completamente humano.

• La Trinidad, esto es, que Dios es un ser único y eterno que existe como tres personas
eternas, distintas e indivisibles: Padre, Hijo (Logos divino, encarnado en la persona de
Jesucristo), y el Espíritu Santo.
• La salvación, mediante conversión,7 perdón de los pecados, y la victoria sobre todas las
consecuencias del pecado. Esta salvación es otorgada por la gracia de Dios y fue
conseguida por Jesucristo en su crucifixión y su posterior resurrección, mediante la cual se
obtiene la vida eterna. La rama teológica que estudia el como sucede esto se denomina
soteriología.

• La ascensión de Jesucristo al cielo, la instauración del Reino de Dios o del señorío de


Jesucristo y su Segunda Venida.

• La "Resurrección General", en la cual las personas que han muerto junto con los que se
encontraren vivos para ese momento se levantarán de la muerte al final del tiempo, para ser
juzgadas por Jesucristo.

No todos los cristianos han aceptado completamente estos estatutos de fe. De hecho, la
mayor parte de los credos apuntan a diferenciar ciertas creencias de otros cristianos
primitivos, los cuales son tomados usualmente como heréticos, ya que representan una
divergencia consciente de la corriente principal del cristianismo. La mayoría de las disputas
se centran en la divinidad de Jesús, la Trinidad, o ambos. Ejemplos de esto incluyen a los
grupos ebionitas, los cuales niegan la divinidad de Jesús; los no trinitarios o unitarios, que
rechazan el dogma de la Trinidad; los grupos docetistas, que niegan que Cristo haya sido
humano; o los arrianos, quienes consideran que el Hijo de Dios es una criatura creada por
Dios, pero no Dios mismo, entre otros.

Escrituras

Biblia Vulgata.
Existe dentro del cristianismo una agrupación de libros en lo que se conoce como Biblia,
que contiene texto sagrado para su consideración y obediencia. Las distintas
denominaciones cristianas varían en cuanto a la forma de traducción e interpretación de
dichas escrituras.

Textos

Virtualmente todas las iglesias cristianas aceptan la autoridad de la Biblia, lo cual incluye el
Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento, si bien el canon bíblico, o libros que se
incluyen, difieren entre las diferentes denominaciones, como es el caso del Antiguo
Testamento.

Las distintas iglesias cristianas ortodoxas, así como distintas iglesias orientales de dogma
nestoriano y eutiquiano, y la iglesia católica latina occidental, incluyen en sus Biblias otros
libros llamados los deuterocanónicos, que las comunidades cristianas primitivas habían
recibido en la Biblia Septuaginta, bastante más extensa que el Tanaj judío hebreo-arameo,
de las comunidades israelitas de habla griega de todo el Mundo Clásico.

Tanaj
El Tanaj (del acrónimo en hebreo ְ‫ )ַּתַנ"ך‬es el conjunto de los 24 libros de la Biblia hebrea.
Constituye, junto a otros libros, el llamado por los cristianos Antiguo Testamento.

Tanaj también se llama Micra (‫מקרא‬, que significa "lectura" o "lo que es leído").

Historia
La lista (o canon) de libros bíblicos hebreos inspirados quedó establecida definitivamente
para el judaísmo en el siglo II de la era cristiana, por el consenso de un grupo de sabios
rabinos que habían conseguido escapar del asedio de Jerusalén en el año 70 y que habían
fundado una escuela en Yamnia. A estos libros se les conoce como protocanónicos, y
forman el Canon Palestinense o Tanaj.

Este canon significó el rechazo de algunos libros, que pasaron a conocerse como
deuterocanónicos, que un grupo de maestros judíos había incluido en el Canon de
Alejandría o Biblia de los Setenta en el siglo II a. C.. La forma "deuterocanónico" significa
"segundo canon" en contraste con el término "protocanónico" que significa primer canon.
Sin embargo el primer canon, en orden cronológico, fue el de Alejandría.

Significado del nombre


El acrónimo Tanaj son las tres letras iniciales hebreas de cada una de las tres partes que lo
componen, a saber:

1. La Torá (‫רה‬
ָ ‫)תו‬, «instrucción»
2. Los Nevi'im (‫אים‬ִ ‫בי‬
ִ ְ ‫ )נ‬o «Profetas»
3. Los Ketuvim (‫בים‬ ִ ‫כתו‬ ְ ) o «Escritos»

La letra inicial kaf de ‫( ְּכתּוִבים‬Ketuvim) (se escribe de derecha a izquierda) es letra final en
el acrónimo ‫( ַּתַנ"ְך‬Tanaj), y por ser última letra toma la forma de kaf final ( ‫ ) ְך‬y se
pronuncia suave, como J, no como K, por eso es Tanaj y no "Tanak".

Relación del Tanaj con la Biblia cristiana


El Antiguo Testamento Católico y Ortodoxo contiene siete libros no incluidos en el Tanaj,
llamados Deuterocanónicos. Las traducciones de la Biblia que utilizan los grupos
protestantes y evangélicos no contienen estos siete libros, sino sólo los veinticuatro del
Tanaj, pero en un orden diferente.

Orden del Tanaj


Los libros en el Tanaj se agrupan en 3 conjuntos: la Ley (Torá), los Profetas (Nevi'im) y los
Escritos (Ketuvim). A continuación se enumeran los libros que pertenecen a cada apartado:

Torá (‫תֹוָרה‬
ּ ) instrucción

La Torá se conoce también como el Pentateuco, del griego πέντε, pente, «cinco» , y τεῦχος,
teûjos, «funda para libros»; proveniente del hebreo ‫שי ּתֹוָרה‬
ֵׁ ‫שה ֻחְמ‬
ָּׁ ‫ֲחִמ‬, Jamishá Jumshei Torá,
«los cinco quintos de la Torá» o simplemente ‫ש‬ ׁ ‫ֻחָּמ‬, Jumash , «cinco», una conjugacion de
‫( חמש‬Jamesh).

1. Génesis (‫שית‬ִ ‫רא‬ ֵ ֵ‫[ )ב‬bereshit-en el comienzo]


2. Éxodo (‫שמות‬ ְ ) [shmot-nombres de]
3. ָ ‫ק‬
Levítico (‫רא‬ ְ ‫[ )ָוי‬vayikra-(y) leerá]
4. Números (‫בר‬ ָ ‫ד‬ ְ ‫מ‬ִ ַ‫[ )ב‬bamidbar- en el desierto]
5. Deuteronomio (‫רים‬ ִ ָ ‫דב‬
ְ ) [dvarim- palabras]

Nevi'im (‫אים‬
ִ ‫ )ְנִבי‬o los Profetas

1. Yehoshua o Josué (‫ )ֵיהושע‬o (‫[ )ֵיהושוע‬yehoshua- Yah es salvación, salvador]


2. Shoftim o Jueces (‫טים‬ ִ ְ‫[ )שופ‬shoftim- jueces]
3. Samuel o Shemuel (I Samuel o Shemuel y II Samuel o Shemuel) (‫אל‬ ֶ ‫שמו‬
ְ ) [shmuel- Dios
escucha]
4. Reyes (I Reyes y II Reyes) (‫כים‬ ִ ַ ‫מל‬
ֶ ) [melajim- reyes]
5. Isaías (‫עיה‬
ָ ‫ש‬
ַ ֶ ‫[ )י‬yeshaya- salvará Dios] o (‫עיהו‬ ָ ‫ש‬ַ ֶ ‫[ )י‬yeshayahu]
6. Jeremías (‫מיה‬ ִ ְ ‫[ )יר‬irmiya- levanta Dios] o (‫מיהו‬ ִ ְ ‫[ )יר‬irmiyahu]
7. Ezequiel (‫קאל‬ ֵ ְ ‫חז‬
ֵ ֶ ‫[ )י‬yejezquel- fortalecerá Dios]
8. El libro de los 12 profetas menores: (‫שר‬ ַ ‫ע‬
ַ ‫רי‬
ֶ ְ‫[ )ת‬treyə asar- en arameo doce]
o Oseas o Oshea (‫שע‬ ֶ ‫[ )הו‬osheha- salvó]
o Joel (‫אל‬ ֶ ‫[ )יו‬Yah es Dios]
o Amós (‫עמוס‬ ַ ) [amos- ocupado, el que lleva la carga]
o Abdías (‫דיה‬ ְ ַ‫[ )עוב‬ovdyəa- trabajó Dios]
o Jonás (‫נה‬ ַ ‫[ )יו‬yona- paloma]
o Miqueas (‫כה‬ ַ ‫מי‬ ִ ) [mija- hay personas que piensan que es: ¿quién como Dios?]
o Najum (‫נחום‬ ַ ) [najum- confortado]
o Habacuc (‫בקוק‬ ַ ‫ח‬ָ ) [javacuc- una planta en acadio o abrazado]
o Sofonías (‫ניה‬ ְ ַ‫[ )צ ְפ‬tzfania- norte de Dios, ocultado de Dios, agua de Dios]
o Ageo (‫גי‬ ַ ‫ח‬ָ ) [jagayə- vacación en lenguas semíticas, mis vacaciones en hebreo]
o Zacarías o Zaharia (‫ריה‬ ְ ַ ‫[ )זכ‬zejaría- se acuerda Dios]
o Malaquías (‫כי‬ ָ ‫לא‬ ְ ‫מ‬ַ ) [malají- ángel, mis ángeles]

Ketuvim (‫ )ְּכתּוִבים‬o los Escritos

1. Salmos Tehilim
2. Proverbios Mishlei
3. Job Iyov
4. El Cantar de los Cantares Shir HaShirim
5. Rut Rut
6. Lamentaciones Eija
7. Eclesiastés Kohelet
8. Ester Ester
9. Daniel Daniel
10.Esdras y Nehemías Ezra Nejemyahu
11.Crónicas (I Crónicas y II Crónicas) Divrei HaYamim Alef, Bet

Debido a la ignorancia de algunos de los padres de la iglesia de esta transferencia cultural,


la iglesia occidental mantuvo una postura bastante reservada hacia estos escritos, los
deuterocanónicos, durante algunos Siglos (Siglos III al V). Pero ratificó su pertenencia al
canon de la Biblia en los Concilios II de Roma (382), III de Hipona (393), III de Cartago
(397) y IV de Cartago (419).

Durante la Reforma protestante del Siglo XVI, Lutero decidió que no eran inspirados, y
retomó el Tanaj como su fundamento para el canon del Antiguo Testamento. En medio del
debate suscitado, la iglesia occidental ratificó la decisión de recibirlos como parte del canon
durante los trabajos del Concilio de Trento (1546).

Las distintas iglesias cristianas ortodoxas, nestorianas de Oriente y eutiquianas de África,


reivindican posturas bastante más eclécticas; pues asumen posturas de padres de la iglesia
junto a las decisiones conciliares tempranas de la iglesia latina occidental. A causa de lo
cual, el canon de sus Biblias es bastante más amplio que el canon de la iglesia latina
occidental, e incluye el Salmo 151, la Oración de Manasés, el Libro III de Esdras y el Libro
III de los Macabeos. (Además de éstos, el Libro IV de Esdras y el Libro IV de los
Macabeos figuran, así mismo, en muchas importantes versiones y ediciones de la Biblia.)
Cada grupo cristiano suele llamar apócrifos a todos los escritos no incluidos en su versión
del canon, si bien las diferentes confesiones dentro del cristianismo coinciden en el uso de
este término para hacer referencia a los textos excluidos del canon de las Biblias cristianas
ortodoxas. Solamente la iglesia latina, y algunos protestantes respetuosos, llaman
deuterocanónicos a los libros católicos ausentes de las Biblias protestantes. Las iglesias de
Oriente rechazan de manera terminante el uso occidental de distinguir los libros propios del
canon amplio, de los protocanónicos comunes a todos los cristianos.

Algunos grupos cristianos también han generado escrituras adicionales y son consideradas
como escritura "inspirada". Ejemplos muy conocidos incluyen los escritos de Ellen G.
White, teóloga y doctora de la Iglesia Adventista del Séptimo Día; el Libro de Mormón,
adscrito a Jesucristo como otro Testamento, Doctrina y Convenios, y La Perla de Gran
Precio, empleados por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días; o las
escrituras de Mary Baker Eddy, teórica y fundadora de la Ciencia Cristiana.

Otros, como los Testigos de Jehová, han producido sus propias traducciones de la Biblia en
los que se asegura que son la única traducción totalmente confiable. Esta elevación de otras
escrituras al mismo nivel de las escrituras aceptadas es la mayor causa de disputas entre
estos grupos y las principales corrientes cristianas. Se podría esperar que los luteranos y los
calvinistas considerasen las interpretaciones de Lutero y Calvino respectivamente con
similar reverencia, pero no es así; de hecho la mayoría de los teólogos católicos y
protestantes están de acuerdo que no son de ninguna forma "inspirados".

El grado de sacralidad de los textos bíblicos varía entre las distintas denominaciones. En el
catolicismo y la iglesia ortodoxa, el texto suele ser considerado per se digno de algún grado
de culto, y es llevado en procesión y colocado en altares o lugares dignificados. En el
protestantismo, el texto carece de este tipo de valoración y sólo es tomado en cuenta, en
forma independiente al libro físico, el contenido de las escrituras y su interpretación; sin
embargo son denominados como 'fundamentalistas' debido a concentrarse y referirse a la
biblia como si ésta fuera Dios mismo.

Interpretación

Entre las distintas denominaciones cristianas no existe consenso en la interpretación de la


Biblia, lo cual ha sido la principal causa de las divisiones históricas y presentes en la
doctrina y práctica cristiana. La posición más extrema en cuanto a la literalidad y
conservacionismo del contenido de la Biblia cristiana se ha denominado "fundamentalismo
cristiano" y se asocia principalmente al protestantismo. Esto tiene relación a uno de los
principios de la Reforma, que es la sola scriptura de acuerdo a lo cual, se ve a la Biblia
como la única y final fuente de fe y doctrinas y asume que cualquier creyente cristiano es
capaz de interpretarla.

Católicos, ortodoxos y algunos anglicanos consideran a la Biblia como una fase formativa
de la tradición de la iglesia, la cual ha sido continuada mediante decisiones de los concilios
ecuménicos, las escrituras de los Padres de la Iglesia y, en el caso del catolicismo, por
declaraciones papales.
Una de las causas de las diferencias en las interpretaciones radica en la precisión con la que
se han traducido los textos de los originales y se ha transmitido su sentido, con las
consideraciones etimológicas y lingüísticas que corresponden.

Debido a esto, existen en el mundo numerosas traducciones de la Biblia, cuyo sentido,


muchas veces, carece de la fiabilidad requerida y varía su sentido, hasta el punto de generar
controversias doctrinales o de aplicabilidad entre quienes las interpretan.

Estilo de vida cristiana

El Sermón del Monte

Al contrario que en otras religiones, el cristianismo no ha desarrollado un código legislativo


religioso, probablemente debido a que el Imperio romano ya poseía un código penal
funcional, haciendo innecesario para las autoridades cristianas el duplicar varias de sus
prohibiciones.

Existe una gran tradición dentro del cristianismo al decir que Cristo excede las leyes del
judaísmo; que el amor (a Dios y al prójimo) es el "Gran Mandamiento", desde el cual todas
las otras leyes morales son obtenidas; que ningún ser humano puede esperar evitar el
pecado completamente; que una persona no debe juzgar a otros (teniendo Dios ese único
privilegio), entre otras.

Aun así, el Nuevo Testamento también contiene importantes guías morales para los
cristianos. Jesús en el Sermón de la montaña le pide a sus seguidores, entre otras cosas, el
amar a sus enemigos, ser preseverantes, misericordiosos, y humildes; en Marcos 10:21 le
pide a un "joven hombre rico" vender sus posesiones, y darle el dinero a los pobres. Sin
embargo, el pedido de Jesús en este caso no fue un enfoque en vivir una vida sin riqueza
alguna, sino más bien desenmascarando la idolatría en el corazón de la mayoría de los
ricos.
Algunos cristianos dicen que estas directivas son extraordinariamente difíciles, bordeando
lo impracticable. Al mismo tiempo, la mayoría de los cristianos admiran a aquellos cuyas
vidas parecen personificar estos principios, como Francisco de Asís, Albert Schweitzer o la
Madre Teresa.

Algunos juicios morales de Jesús son más abordables, pero todavía no son de práctica
general entre todos los cristianos. En el Sermón del Monte él habla en contra del divorcio
(un tema controvertido en muchas denominaciones cristianas), y contra el juramento (una
prohibición enfatizada principalmente por los cuáqueros).

Símbolos
El símbolo cristiano originario es el símbolo de un pez o Ichthys (del griego Ichthys). Se
dice que esta palabra proviene del acrónimo I (Iesous), Ch (Christos), Th (Theou), Y (Hyos,
la "h" el signo diacrítico en griego), S (Soter), o "Jesús, Cristo, Hijo de Dios, Salvador", y
que fue utilizado por los cristianos primitivos, al igual que el ancla.

El símbolo más conocido del cristianismo es sin duda la cruz, la cual apareció como
símbolo una vez que Jesús fue asesinado en ella, y sobre la que existen una gran variedad
de formas. Algunos afirman que la cruz es el primer logo exitoso a nivel mundial[cita requerida].
Varias denominaciones tienden a favorecer cruces distintivas: el crucifijo para los católicos
-dentro del cual diversas órdenes religiosas también incluyen variantes para identificarse,
como la Tau franciscana o la Cruz de Calatrava de los Dominicos-, la cruz ortodoxa para
los ortodoxos, una cruz sin adornos para los protestantes. Sin embargo, no es una regla
utilizar una u otra cruz. Constantino I el Grande utilizó también el Crismón para
identificarse con el cristianismo, este último está formado por las primeras dos letras
griegas del nombre "Cristo".

• Crucifijo Ichthys Cruz ortodoxa

Crismón

Denominaciones
A través de su historia, el cristianismo ha pasado por numerosas divisiones generando
diversos grupos con creencias y tradiciones propias que varían de acuerdo a la cultura y el
lugar. Estas amplias divisiones, a su vez, no son homogéneas. Por el contrario, algunas
ramas poseen amplios desacuerdos y en otros casos la división omite simpatías existentes.
Desde la Reforma, el cristianismo se representa normalmente como dividido en tres ramas
principales, Católicos, Ortodoxos y Protestantes:,9 pero históricamente existen muchas
más:10 11 12 13

Desarrollo de las ramas del cristianismo desde la raíz del cristianismo primitivo.

IGLESIA
La palabra «Iglesia» ["ἐκκλησία" (ekklesia), del griego "ἐk-kαλεῖν"(ek-kalein) - 'llamar
fuera'] significa 'convocación'. Designa asambleas del pueblo (cf. Hch 19, 39), de carácter
religioso. Es el término frecuentemente utilizado en el texto griego del Antiguo Testamento
para designar la asamblea del pueblo elegido en la presencia de Dios, sobre todo cuando se
trata de la asamblea del Sinaí, en donde Israel recibió la Ley y fue constituido por Dios
como su pueblo santo (cf. Éxodo 19; 5, 1. 3). Dándose a sí misma el nombre de "Iglesia", la
primera comunidad de los que creían en Cristo se reconoce heredera de aquella asamblea.
En ella, Dios "convoca" a su Pueblo desde todos los confines de la tierra. El término
"Kiriaké", del que se deriva las palabras "church" en inglés, y "Kirche" en alemán, significa
"la que pertenece al Señor".7
CATÓLICO

El término «católico» proviene del griego καθολικός (katholikós), que significa 'universal'.
Ignacio de Antioquía da en el año 110 el testimonio más antiguo de este nombre: "Que la
muchedumbre se reúna allí donde haya un Obispo, al modo como la Iglesia Católica está
allí donde está Cristo".8 En los tres primeros siglos de la Iglesia los cristianos decían
"cristiano es mi nombre, católico es mi apellido".9 Posteriormente se usó el término
"católico", para distinguirse de otros grupos cristianos cuyas doctrinas diferían de la línea
principal (como los gnósticos).

Teológicamente el término "iglesia" designa al pueblo creyente que Dios llama y reúne de
todas partes para formar la "asamblea" de todos aquellos, que por la fe y el Bautismo, han
sido hechos "hijos de Dios",10 "miembros de Cristo"11 y "templo del Espíritu Santo"

CATOLICISMO APOSTÓLICO ROMANO

La Iglesia católica apostólica1 es la iglesia cristiana más grande del mundo,2 con 1.181
millones de bautizados,3 el 17,40% de la población mundial, según los datos recogidos por
el Anuario Pontificio de 2011 referentes al año 2009.4 Su sede se encuentra en la Ciudad
del Vaticano, y está encabezada por el Papa, que recibe el trato honorífico de Su Santidad.
El actual papa es Benedicto XVI, nombre adoptado por el Cardenal electo Joseph
Ratzinger.

La Iglesia católica se conoce como Iglesia católica apostólica romana o como Iglesia
católica romana; Católica es un término originario del idioma griego que significa
universal. Fuera del Catolicismo se hace esta distinción por aquellos que sostienen que las
iglesias de la Comunión Anglicana y las Iglesias Ortodoxas se reconocen a sí mismas como
parte de la "Iglesia, una, santa, católica y apostólica" del Credo y que también son católicas
(tanto en sentido etimológico como en todo el contenido del término) si bien no es la única
diferencia el no estar bajo la autoridad del Papa, o bien se trata de personas procedentes de
países en los que el habla ha adoptado esta expresión debido al uso intenso por parte de
comunidades relevantes de anglicanos y otros protestantes y de ortodoxos. Sin embargo,
existen Iglesias en plena comunión con el obispo de Roma que, al tener tradiciones
litúrgicas distintas, no añaden el término "Romana". Por lo tanto, para englobar a las
Iglesias orientales católicas y la Iglesia Católica Romana se usará el término más general
Iglesia Católica, tal como está en el título del artículo.

En los países en los que el culto católico es mayoritario, a la Iglesia católica se le conoce
normalmente con el término la Iglesia, término que en países como Suecia se aplicaría a la
iglesia nacional luterana, o en Rumania, Bulgaria, Montenegro, Serbia, Georgia, Rusia,
Albania, Etiopía, Armenia, la ex República Yugoslava de Macedonia o Grecia, a la Iglesia
Católica Apostólica Ortodoxa.

Según una larga tradición, existen otros términos para referirse a la Iglesia católica, tales
como Sacramento de Cristo, Pueblo de Dios, Cuerpo místico de Cristo, Esposa de Cristo,
Jerusalén de arriba, edificación de Dios,5 Barca de Pedro o Nave de salvación.6

La Iglesia católica tiene su sede central en Roma, a la que se denomina Sede Apostólica,
relacionada con la Sede está el Estado de la Ciudad del Vaticano (Status Civitatis Vaticanæ,
en latín y oficialmente; Stato della Città del Vaticano, en italiano), un enclave dentro de la
ciudad de Roma, en la República Italiana. El Vaticano es un estado independiente y
reconocido internacionalmente. Si bien el Estado Vaticano está estrechamente ligado a la
Sede Apostólica, se trata de entidades distintas, ya que el Estado Vaticano es un poder
temporal, mientras que la Sede Apostólica se entiende como poder espiritual para los
católicos.

El catolicismo (del griego καθολικός, katholikós, 'universal, que comprende todo') es un


término general usado para describir a la fe católica, su teología, doctrina, liturgia,
principios éticos y características y normas de comportamiento, al igual que al conjunto de
seguidores del catolicismo como un todo.1 El término catolicismo se usa por lo general para
hablar de la experiencia cristiana compartida por los cristianos que viven en comunión con
la Iglesia de Roma.2

De manera más exclusiva el término se refiere solamente a la Iglesia católica, compuesta


por 23 iglesias sui iuris que se encuentran en completa comunión con el Papa y que en
conjunto reúnen a más de mil millones de fieles 3 (un sexto de la población mundial y más
de la mitad de todos los fieles cristianos). 4 5 La principal característica distintiva de la
Iglesia católica es el reconocimiento de la autoridad y primacía del Papa, obispo de Roma.
Sin embargo hay varias iglesias que comparten también el nombre de católicas, como son
la Iglesia ortodoxa y las Antiguas iglesias orientales, la Iglesia asiria del Oriente y las
iglesias de la Comunión Anglicana

El nombre de iglesia católica (o catolicismo) se ha utilizado para referirse a la "iglesia


universal" desde principios del siglo II, ya que consta la utilización del término por primera
vez en las cartas de Ignacio de Antioquía, quien según Juan Crisóstomo, habría sido
ordenado por el propio Pedro.7 8

En varias situaciones durante los tres primeros siglos del cristianismo, el Obispo de Roma,
considerado el sucesor del apóstol Pedro, intervenía en las comunidades para ayudar a
resolver conflictos, ejemplos fueron los papas Clemente I, Víctor I y Calixto I.9 10 En los
primeros tres siglos de su historia, la Iglesia se organizaba en tres patriarcas, los obispos de
Antioquía, con jurisdicción sobre Siria, y más tarde sobre Asia Menor y Grecia, Alejandría
de la jurisdicción de Egipto, y Roma de la jurisdicción del occidente.11 Más tarde los
obispos de Constantinopla y Jerusalén se añadieron los patriarcas, por razones
administrativas.11 El Primer Concilio de Nicea en el año 325, consideró al obispo de Roma
como el "primus" (primero) entre los patriarcas, estableciéndolo así en sus cuartos, quintos
y sextos cánones, "siguiendo la tradición antigua",12 aunque muchos interpretan que este
título como el "primus inter pares" (primero entre iguales). Se consideró también que el
patriarca de Roma poseía una autoridad especial debido a su relación con Pedro.13

Historia
[editar] Edad Antigua
Artículo principal: Historia del Cristianismo

Según la doctrina católica, Jesús fundó una comunidad cristiana jerárquicamente


organizada y con autoridad, dirigida por los apóstoles (el primero de los cuales era San
Pedro). Posteriormente (según los Hechos de los apóstoles), los apóstoles y los primeros
seguidores de Jesús estructuraron una iglesia organizada. Una carta escrita poco después
del año 100 por san Ignacio de Antioquía a los de Esmirna (capítulo 8) es el texto más
antiguo que se conserva en el cual se usa el término ἡ καθολική ἐκκλησία (la Iglesia
católica o universal): "Allí donde aparezca el obispo, allí debe estar el pueblo; tal como allí
donde está Jesús, allí está la Iglesia Católica." De esta Iglesia él evidentemente excluía a los
herejes, contra los cuales usó palabras muy fuertes: "fieras en forma humana - hombres a
quienes no sólo no deberíais recibir, sino, si fuera posible, ni tan sólo tener tratos con ellos"
(capítulo 4). El mismo Ignacio de Antioquía testimonia la existencia de una jerarquía de
tres grados que consistía en obispos, presbíteros (sacerdotes) y diáconos.29 En el siglo III,
san Cipriano, obispo de Cartago, habla de una jerarquía monárquica de siete grados, en la
cual la posición suprema la ocupaba el obispo. En esta jerarquía el obispo de Roma
ocupaba un lugar especial, en cuanto sucesor de san Pedro.30 31

Además, el que el obispo de Roma llegara a tener una importancia particularmente grande,
se debió, según algunos, por motivos políticos: Roma fue la capital del Imperio Romano
hasta que el Emperador Constantino I el Grande hizo de Constantinopla la nueva capital, el
11 de mayo de 330[cita requerida]. Otros atribuyen esta importancia al hecho, reconocido
entonces por todos, que el obispo de Roma era sucesor de san Pedro, a quien, según el
Evangelio de Lucas 22:32, Jesús eligió para la misión de confirmar en la fe a sus
compañeros. Incluso en el primer siglo, cuando todavía vivía el Apóstol Juan, el papa
Clemente, obispo de Roma entre 89 y 97, escribió a la comunidad cristiana de Corinto para
resolver un problema interno de esa Iglesia particular.

Algunos autores han afirmado que no hay argumentos suficientes para confirmar que Pedro
haya sido obispo en Roma.32 33 La tradición que afirma que Pedro fue a Roma y ahí murió
martirizado se basa también en esta carta de san Clemente, que menciona su martirio
(capítulo 5), en la Carta de san Ignacio de Antioquía a los Romanos ("No os mando nada,
cosa que hicieron Pedro y Pablo." – capítulo 4), y en la obra de c. 175-185 Contra las
herejías (libro III, 1.3.1) de san Ireneo de Lyon, donde dice: "Como sería demasiado largo
enumerar las sucesiones de todas las Iglesias en este volumen, indicaremos sobre todo las
de las más antiguas y de todos conocidas, la de la Iglesia fundada y constituida en Roma
por los dos gloriosísimos Apóstoles Pedro y Pablo, la que desde los Apóstoles conserva la
Tradición y «la fe anunciada» (Rom. 1,8) a los hombres por los sucesores de los Apóstoles
que llegan hasta nosotros".

El Concilio de Nicea I (325) condenó el Arrianismo excluyendo de la Iglesia los seguidores


de esta opinión teológica. Otros Concilios también definieron más precisamente la fe
católica y excluyeron a otros grupos, en particular los Concilios de Éfeso (431) y de
Calcedonia (451)[cita requerida].

Véanse también: Cristianismo primitivo y Donación de Constantino

[editar] Edad Media

La Iglesia católica, en el siglo V, se había extendido por casi todo el territorio del Imperio
Romano (desde Hispania hasta Siria, con las zonas costeras del norte de África).
Posteriormente, se realizaron misiones hacia zonas del norte de Europa, que llegaron hasta
Irlanda, Gran Bretaña, Germania, y posteriormente zonas de Escandinavia, Centroeuropa y
las poblaciones eslavas del Este. Este largo proceso abarca de los siglos V al XI. Buena
parte de estas misiones, así como el trabajo de recristianizar los territorios del antiguo
Imperio Romano de Occidente, fue posible gracias a los monasterios, sobre todo a los
benedictinos.

La expansión de poblaciones convertidas al Islam llevó a un progresivo declive de las


poblaciones católicas del norte de África, que llegaría a ser casi completo en el mundo
moderno.

Un hecho posterior significó la división entre numerosas iglesias: el Gran Cisma entre sus
porciones de Occidente y Oriente (cuya iglesia, aún denominada como "Católica
Ortodoxa", pasaría a ser conocida solo por esta última palabra) ocurrido en el año 1054 a
causa de las rivalidades entre los patriarcados de Roma y Constantinopla y, teológicamente,
alrededor de la cláusula filioque.

Durante los siglos XI y XIV se produce un gran desarrollo cultural gracias a la institución
de nuevas universidades eclesiásticas, centradas sobre todo en la teología, pero también con
facultades de artes, de derecho y, en algunos lugares, de medicina.

En el siglo XIII fueron fundadas y empezaron a desarrollarse las órdenes mendicantes, que
tuvieron un gran influjo en la vida religiosa de la sociedad.

Hacia finales del siglo XIV se produjo un cisma, conocido como Cisma de Occidente, que
afectó a la Iglesia católica desde 1378 hasta 1417, y que provocó fuertes tensiones y el
surgimientos de ideas de tipo conciliaristas, según las cuales un concilio podría tener más
autoridad que el Papa en algunos puntos. El conciliarismo fue condenado en el concilio V
de Letrán en 1516.

Véanse también: Iglesia Ortodoxa y Cruzadas, Órdenes mendicantes y Antipapa


[editar] La Inquisición
Véase también: Inquisición

El término Inquisición (latín: Inquisitio Haereticae Pravitatis Sanctum Officium') hace


referencia a varias instituciones dedicadas a la supresión de la herejía en el seno de la
Iglesia Católica. La Inquisición medieval, de la que derivan todas las demás, fue fundada en
1184 en la zona de Languedoc (en el sur de Francia) para combatir las herejías de los
cátaros, albigenses y valdenses. En 1249, se implantó también en el reino de Aragón (fue la
primera Inquisición estatal). En la Edad Moderna, con la unión de Aragón con Castilla, fue
extendida a ésta con el nombre de Inquisición Española (1478 - 1821), bajo control directo
de la monarquía hispánica, cuyo ámbito de acción se extendió después a América. También
fueron importantes la Inquisición portuguesa (1536 - 1821) y la Inquisición romana (1542 -
1965), conocida también como Santo Oficio.

[editar] Edad Moderna

La Iglesia católica afronta profundos cambios en la Edad Moderna. Por una parte, se inicia
una expansión de las misiones hacia algunas zonas de África y Asia y hacia América desde
los viajes y conquistas de españoles y portugueses. Por otro lado, se viven fuertes tensiones
internas y un deseo profundo de reforma.

La invención de la imprenta permitió una mayor difusión de la Biblia y de sus traducciones,


que empezaron a circular entre los católicos en diversos lugares.

El rechazo de la autoridad papal por causas de independencia política y económica y el


rechazo de Martín Lutero al hecho de que se cobrara dinero por las indulgencias, provocó el
surgimiento del protestantismo en 1517. En el mismo siglo XVI, empezó a desarrollarse el
calvinismo en Suiza, y luego se extendió rápidamente en otros países europeos. Un
importante cisma siguió con el surgimiento de la Iglesia Anglicana (nacida del Acta de
Supremacía inglesa en 1534).

[editar] Contrarreforma
Artículo principal: Contrarreforma

La contrarreforma fue la respuesta a la reforma protestante de Martín Lutero, que había


debilitado a la Iglesia Católica. Denota el período de resurgimiento católico desde el
pontificado del Papa Pío IV en 1560 hasta el fin de la Guerra de los Treinta Años, en 1648.
Sus objetivos fueron renovar la Iglesia Católica y evitar el avance de las doctrinas
protestantes.

Entre los años 1545 y 1563 se desarrolló el Concilio de Trento, con diversas etapas. Antes y
después del Concilio de Trento se fundaron diversas congregaciones religiosas que
buscaron promover una profunda renovación entre los católicos. Una de esas
congregaciones, que adquirió más tarde un gran desarrollo, fue la Compañía de Jesús.
[editar] Edad Contemporánea

El papa Juan Pablo II destacó por su apertura al diálogo entre religiones y su carisma entre la
juventud católica.

El papa Benedicto XVI, actualmente la cabeza de la Iglesia Católica, es considerado un prominente


teólogo.

• 1773: el papa Clemente XIV suprime la Compañía de Jesús.


• 1775: elección del cardenal Braschi, que toma el nombre de Pío VI.
• 1800-1823: pontificado de Pío VII.
• 1831-1846: pontificado de Gregorio XVI.
• 1832: encíclica Mirari vos contra el Liberalismo.
• 1846-1878: pontificado de Pío IX, considerado el más largo de la historia después de el de
San Pedro.
• 1864: publicación del Syllabus, enumeración de los errores de la época.
• 1869-1870: Concilio Vaticano I.
• 1870: desaparición de los Estados Pontificios.
• 1878: comienzo del Pontificado de León XIII.
• 1891: León XIII promulga la encíclica Rerum Novarum, primera encíclica social de la
Iglesia Católica, que trata del problema obrero.
• 1903: comienzo del pontificado de San Pío X.
• 1907: decreto Lamentabili y encíclica Pascendi condenando el Modernismo.
• 1914: comienzo del pontificado de Benedicto XV.
• 1917: promulgación del Primer Código de Derecho Canónico.
• 1922: comienzo del pontificado de Pío XI.
• 1929: se firman los Pactos de Letrán, con lo cual nace el Estado soberano de la Ciudad del
Vaticano.
• 1937: encíclicas condenatorias del Nacional-socialismo racista y del Comunismo ateo.
• 1939: inicio del pontificado de Pío XII.
• 1958: inicio del pontificado de Juan XXIII.
• 1962 - 1965: Concilio Vaticano II.
• 1963: inicio del Pontificado de Pablo VI, quien continua con el Concilio y la obra de Juan
XXIII.
• 1978: Año de los tres Papas muere Pablo VI (6 de agosto); se inicia el pontificado de Juan
Pablo I que sólo dura 33 días (26 de agosto - 28 de septiembre); tras su muerte se celebra un
segundo cónclave, que elige el 16 de octubre a Juan Pablo II. Su pontificado se orienta
especialmente a la puesta en práctica de las conclusiones del Concilio Vaticano II y a viajes
por numerosos países.
• 1981: El 13 de mayo, el Papa Juan Pablo II sufre un atentado en la Plaza de San Pedro.
• 1983: promulgación del nuevo Código de Derecho Canónico con las actualizaciones
surgidas a partir del Concilio Vaticano II.
• 1992: se publica el Catecismo de la Iglesia Católica.
• 2000: jubileo del nuevo milenio, decretado y celebrado por Juan Pablo II, quien pidió
perdón por los errores de los "hijos de la Iglesia".
• 2005: se inicia el pontificado de Benedicto XVI. Propicia el diálogo ecuménico e
interreligioso, en continuidad con el Pontificado de Juan Pablo II, en comunión con la
Tradición de la Iglesia.

La Iglesia católica apostólica romana se extiende principalmente en países de Europa del


suroeste, Europa central y de América Latina y en Filipinas.

Es la iglesia cristiana con mayor extensión y la más antigua de las confesiones cristianas, de
la cual se derivan otras iglesias autodenominadas católicas, su centro actual es el Vaticano,
en Roma (Italia), donde reside el Papa, quien es considerado por los católicos romanos
como cabeza del Colegio de los Obispos, en tanto que sucesor de San Pedro, Vicario de
Cristo y Pastor de la Iglesia. La sede papal residió en Aviñón, Francia, en un breve período
de tiempo de la Baja Edad Media.

Dogmas de Fe
Artículo principal: Dogmas de la Iglesia católica apostólica romana

Los dogmas católicos son las creencias esenciales que identifican y definen el credo
católico frente a otras confesiones cristianas, si bien algunas de estas creencias son
comunes a otras denominaciones cristianas (e.g. Encarnación, Trinidad). Para un católico el
dogma es una verdad revelada por Dios y propuesta por la Iglesia, para la creencia de los
fieles.

Los dogmas católicos se basan en la Biblia y en la Tradición Apostólica. Así como los
hebreos tenían su tradición (que fue la base de gran parte de los libros del Antiguo
Testamento), así los católicos tienen la tradición apostólica transmitida de generación en
generación de forma escrita y oral.
Algunos dogmas esenciales son:

• Trinidad de Dios (hay tres personas divinas, no tres dioses: el Padre, el Hijo y el Espíritu
Santo, que forman el único Dios)
• Eucaristía (pan y vino transformados en el Cuerpo y la Sangre de Cristo)
• Inmaculada Concepción (la Virgen concebida sin pecado original)
• Maternidad Divina (la Virgen es la madre de Dios)
• Virginidad Perpetua (María siempre Virgen)
• Asunción de la Virgen (María es asunta llena de gloria a los cielos y es coronada como
"Reina y Madre de todo lo creado")

Sacramentos de iniciación cristiana

Bautismo

Nominalmente, la palabra bautizar significa "sumergir", "introducir dentro del agua"; la


inmersión en el agua simboliza el acto de sepultar al catecúmeno en la muerte de Cristo de
donde sale por la resurrección con El (cfr. Rm. 6, 3-4; Col 2, 12) como nueva criatura (2
Co. 5, 17; Ga. 6, 15) (Catecismo, n. 1214).

Entre los sacramentos, ocupa el primer lugar porque es el fundamento de toda la vida
cristiana, el pórtico de la vida en el espíritu y la puerta que abre el acceso a los otros
sacramentos. Según el catecismo (n. 1213), por el Bautismo los cristianos son liberados del
pecado y regenerados como hijos de Dios, llegan a ser miembros de Cristo y son
incorporados a la Iglesia y hechos partícipes de su misión.

• San Pablo lo denomina baño de regeneración y renovación del Espíritu Santo (Tit. 3, 5);
• San León Magno compara la regeneración del bautismo con el seno virginal de María;
• Santo Tomás, asemejando la vida espiritual con la vida corporal, ve en el bautismo el
nacimiento a la vida sobrenatural.

Comunión

La Sagrada Eucaristía culmina la iniciación cristiana. Los que han sido elevados a la
dignidad del sacerdocio real por el Bautismo y configurados más profundamente con Cristo
por la Confirmación, participan por medio de la Eucaristía con toda la comunidad en el
sacrificio mismo del Señor.14

Cabe mencionar que para el catolicismo romano la Eucaristía no representa un símbolo sino
que es Jesucristo mismo con su cuerpo, sangre, alma y divinidad presentes en la Eucaristía,
debido a esto es llamado El Santísimo Sacramento.

Confirmación

Con el Bautismo y la Eucaristía, el sacramento de la Confirmación constituye el conjunto


de los "sacramentos de la iniciación cristiana", cuya unidad debe ser salvaguardada. Es
preciso, pues, explicar a los fieles que la recepción de este sacramento es necesaria para la
plenitud de la gracia bautismal (cf OCf, Praenotanda 1). En efecto, a los bautizados "el
sacramento de la confirmación los une más íntimamente a la Iglesia y los enriquece con una
fortaleza especial del Espíritu Santo. De esta forma se comprometen mucho más, como
auténticos testigos de Cristo, a extender y defender la fe con sus palabras y sus obras" (LG
11; cf OCf, Praenotanda 2)15

Sacramentos de curación

Penitencia, llamado también Confesión o Reconciliación

De acuerdo con el catecismo de la Iglesia católica:

• Se le denomina sacramento de conversión porque realiza sacramentalmente la llamada de


Jesús a la conversión (cf Mc 1,15), la vuelta al Padre (cf Lc 15,18) del que el hombre se
había alejado por el pecado.
• Se denomina sacramento de la Penitencia porque consagra un proceso personal y eclesial
de conversión, de arrepentimiento y de reparación por parte del cristiano pecador.
• Es llamado sacramento de la confesión porque la declaración o manifestación, la confesión
de los pecados ante el sacerdote, es un elemento esencial de este sacramento. En un sentido
profundo este sacramento es también una "confesión", reconocimiento y alabanza de la
santidad de Dios y de su misericordia para con el hombre pecador.
• Se le llama sacramento del perdón porque, por la absolución sacramental del sacerdote,
Dios concede al penitente "el perdón y la paz" (OP, fórmula de la absolución).
• Se le denomina sacramento de reconciliación porque otorga al pecador el amor de Dios que
reconcilia: "Dejaos reconciliar con Dios" (2 Co 5,20). El que vive del amor misericordioso
de Dios está pronto a responder a la llamada del Señor: "Ve primero a reconciliarte con tu
hermano" (Mt 5,24).16

Unción de los enfermos (antes llamada extremaunción)

Con la sagrada unción de los enfermos y con la oración de los presbíteros, toda la Iglesia
entera encomienda a los enfermos al Señor sufriente y glorificado para que los alivie y los
salve. Incluso los anima a unirse libremente a la pasión y muerte de Cristo; y contribuir, así,
al bien del Pueblo de Dios" (LG 11).17

Sacramentos de servicio a la comunidad

Matrimonio

"La alianza matrimonial, por la que el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de
toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la
generación y educación de la prole, fue elevada por Cristo Nuestro Señor a la dignidad de
sacramento entre bautizados" (CIC, can. 1055,1)18

Orden Sagrado
El Orden es el sacramento gracias al cual la misión confiada por Cristo a sus Apóstoles
sigue siendo ejercida en la Iglesia hasta el fin de los tiempos: es, pues, el sacramento del
ministerio apostólico. Comprende tres grados: el episcopado, el presbiterado y el
diaconado.19

Los mandamientos de Dios

Los diez mandamientos: según el Catecismo de la Iglesia Católica, adaptados de los libros
de Éxodo (20, 2-17) y Deuteronomio (5, 6-21), son los siguientes:

1. Amarás a Dios sobre todas las cosas.


2. No tomarás el nombre del Dios en vano.
3. Santificarás las fiestas.
4. Honrarás a tu padre y a tu madre.
5. No matarás.
6. No cometerás actos impuros.
7. No robarás.
8. No levantarás falso testimonio ni mentirás.
9. No consentirás pensamientos ni deseos impuros.
10. No codiciarás los bienes ajenos.

Todos estos se resumen en uno solo: Amarás a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo
como a ti mismo.

Los cinco preceptos de la Iglesia20

1. Celebrar la eucaristía entera todos los domingos y fiestas de guardar.


2. Confesar los pecados mortales al menos una vez al año, y en peligro de muerte, y si se ha
de comulgar.
3. Comulgar al menos por Pascua de Resurrección.
4. Ayunar y abstenerse de comer carne cuando lo manda la Santa Madre Iglesia.
5. Ayudar a la Iglesia en sus necesidades.

Las bienaventuranzas21

1. Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos


2. Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán la tierra
3. Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados
4. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados
5. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia
6. Bienaventurados los puros de corazón, porque ellos verán a Dios
7. Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios
8. Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los
cielos (Mt 5:10)
9. Bienaventurados seréis cuando os injurien, os persigan y digan contra vosotros toda clase
de calumnias por mi causa. Alegraos y regocijaos porque vuestra recompensa será grande
en el cielo
Los siete pecados capitales
Artículo principal: Pecados capitales

• Soberbia
• Avaricia
• Lujuria
• Ira
• Gula
• Envidia
• Pereza

A los pecados capitales se les oponen siete virtudes:

• Contra soberbia, humildad.


• Contra avaricia, generosidad.
• Contra lujuria, castidad.
• Contra ira, paciencia.
• Contra gula, templanza.
• Contra envidia, caridad;
• Contra pereza, diligencia.

Además, se consideran las Virtudes Teologales y las Cardinales.

Virtudes teologales22

• Fe
• Esperanza
• Caridad o amor

Virtudes cardinales23

• Templanza
• Fortaleza
• Justicia
• Prudencia

Pecados veniales y mortales24

Con base en lo anterior el catecismo de la Iglesia Católica reconoce dos tipos de pecados,
veniales y mortales. Para que un pecado sea mortal (infracción grave que destruye la
caridad del hombre) se requieren tres condiciones: ‘Es pecado mortal lo que tiene como
objeto una materia grave (falta a uno de los 10 mandamientos) que sea cometido con
pleno conocimiento (que la persona sepa que la falta es un pecado) y deliberado
consentimiento (que la persona esté consciente de lo que hace y no lo haga bajo presión de
personas o circunstancias).
El pecado venial es una infracción leve, que si bien no rompe la relación de amistad del
hombre con Dios, como lo hace el pecado mortal, sí deteriora esa relación, y dispone al
hombre para caer en pecado mortal. En palabras del padre Jorge Loring, en el libro "Para
Salvarte", una tos pequeña, pero descuidada, puede llevar a la sepultura. Un punto negro en
un diente no es nada, pero si no se lo enseñas al dentista, pronto todo el diente quedará
dañado, y hasta puede ser necesaria la extracción.

Actos buenos y actos malos25

Según el catecismo de la Iglesia católica, existen actos buenos y actos malos, donde un
acto moralmente bueno supone al mismo tiempo la bondad del objeto, del fin y de las
circunstancias. Una finalidad mala corrompe la acción, aunque su objeto sea de suyo bueno
(como orar y ayunar "para ser visto por otros").

En cambio un acto malo puede ser malo ya sea porque el objeto de la elección sea malo
(como blasfemar) o porque la finalidad de ese acto sea ilícita. Independientemente de las
circunstancias y de las intenciones, son siempre gravemente ilícitos por razón de su objeto;
por ejemplo, la blasfemia y el perjurio, el homicidio y el adulterio. No está permitido hacer
el mal para obtener un bien.

Dones del Espíritu Santo26

Son siete:

• Don de sabiduría
• Don de entendimiento
• Don de consejo
• Don de fortaleza
• Don de ciencia
• Don de piedad
• Temor de Dios

Los católicos profesan su fe en los cuatro atributos (o notas) de la Iglesia a través del Credo
de los Apóstoles y del Credo Niceno-Constantinopolitano. Las notas de la Iglesia son
Dogma de Fe, estas son según la enseñanza oficial:

Unidad: La Iglesia es "una" debido a su origen, Dios mismo. Dios es uno según la doctrina
católica. Es una debido a su Fundador, Cristo. El apóstol San Pablo, en su Primera Carta a
los Corintios, hace referencia a la Iglesia como "Cuerpo de Cristo": Las partes del cuerpo
son muchas, pero el cuerpo es uno; por muchas que sean las partes, todas forman un solo
cuerpo.17 En otra carta, también Pablo enseña sobre este atributo: Mantengan entre ustedes
lazos de paz y permanezcan unidos en el mismo espíritu. Un solo cuerpo y un mismo
espíritu, pues ustedes han sido llamados a una misma vocación y una misma esperanza. Un
solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos, que está por
encima de todos, que actúa por todos y está en todos.18 Cristo mismo enseña y ruega por
esta unidad de su Iglesia: Que todos sean uno, como tú, Padre, estás en mí y yo en ti. Que
ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado.19

Santidad: la Iglesia católica, a pesar de los pecados y faltas de cada uno de sus miembros
que aún peregrinan en la Tierra, es en sí misma "santa" pues "Santo" es su fundador y
"santos" son sus fines y objetivos. Asimismo, es santa mediante sus fieles, ya que ellos
realizan una acción santificadora, especialmente aquellos que han alcanzado un alto grado
de virtud y han sido canonizados por la misma Iglesia. La Iglesia católica contiene la
plenitud de los medios de santificación y salvación. Es Santa porque sus miembros están
llamados a ser santos.20

Catolicidad: con el significado de "universal" la Iglesia es "católica" en cuanto busca


anunciar la Buena Nueva y recibir en su seno a todos los seres humanos, de todo tiempo y
en todo lugar, que acepten su doctrina y reciban el Bautismo; dondequiera que se encuentre
uno de sus miembros, allí está presente la Iglesia católica. También es "católica" porque
Cristo está presente en ella, lo que implica que recibe de Él la plenitud de los medios de
salvación.21

Apostolicidad: la Iglesia católica fue fundada por Cristo sobre el fundamento de Pedro y
los demás apóstoles.22 Todo el Colegio Apostólico goza de autoridad y poder siempre que
esté en comunión con Pedro y sus sucesores;23 Pedro y los demás Apóstoles tienen en el
Papa y los Obispos a sus sucesores, que ejercen la misma autoridad y el mismo poder que
en su día ejercieron los primeros, que fueron elegidos e instituidos por Cristo.24 También es
"apostólica" porque guarda y transmite las enseñanzas oídas a los apóstoles.25

Estos atributos se encuentran en todas las Iglesias particulares que engloba la Iglesia
católica, que son las Iglesias particulares de la Iglesia Católica Romana (Rito Latino) y las
Iglesias Rituales Autónomas (Ritos Orientales); todas ellas tienen en común los
mencionados atributos o características esenciales y la autoridad suprema del Sumo
Pontífice como vicario de Cristo en la Tierra.

La Iglesia católica se considera a sí misma como heredera de la tradición y la doctrina de la


iglesia primitiva fundada por Jesucristo y, por lo tanto, como la única representante
legítima de Cristo en la Tierra. Mediante la figura de los obispos, sucesores sin interrupción
de los apóstoles, cumple con el mandato de Jesús de cuidar de su ovejas.26

Doctrina esencial

La doctrina fundamental para la Iglesia católica se encuentra en el Credo, que recoge las
fórmulas de fe elaboradas en los primeros concilios de la historia. El Credo encuentra una
explicación sistemática en el Catecismo de la Iglesia católica, aprobado en 1992 por Juan
Pablo II.

Una característica sobresaliente y genuina para distinguir a los católicos de los demás
grupos cristianos es su aceptación de todos los concilios ecuménicos de la historia (desde el
Concilio de Nicea I hasta el Concilio Vaticano II).
La noción de Revelación es central en la doctrina católica, porque bajo tal término se
incluyen dos fuentes inseparables entre sí: la Sagrada Escritura y la Tradición. Una síntesis
sobre este tema se encuentra en la Constitución dogmática Dei Verbum del Concilio
Vaticano II. Para los católicos el culmen de la Revelación es Jesucristo, como explica Dei
Verbum n. 4.

También es notable la posición que ocupa el obispo de Roma. Este recibe el título de Papa
y se le considera no sólo obispo de su diócesis sino Obispo de la Iglesia católica entera, es
decir, Pastor y Doctor de todos los cristianos debido a que es considerado el sucesor de
San Pedro.27 Su elección ha ido variando a lo largo de la historia; desde el siglo XI es
elegido por el colegio cardenalicio en el cónclave. El Papa actual es Benedicto XVI (que
sería el Papa número 265).

El Papa goza en la Iglesia católica de un estatus de jerarquía suprema, poseyendo el


primado sobre todos los demás obispos y la plenitud de la potestad de régimen (como se
denomina en la Iglesia católica al poder legislativo, ejecutivo y judicial), la cual puede
ejercer de forma universal, inmediata y suprema sobre todos y cada uno de los pastores y de
los fieles católicos. La autoridad del obispo de Roma, su jerarquía dentro del Magisterio de
la Iglesia católica es reconocida solo por los católicos, y no así por los cristianos no
católicos, y fue expuesta en diversos momentos de la historia y de modo especial en el
Concilio Vaticano I.

Otras partes de la doctrina católica, sobresalientes y distintivas en relación al resto de los


cristianos, son la creencia en el Dogma de la Inmaculada Concepción, y en la Asunción de
María, madre de Jesús, así como la fe en la autoridad espiritual efectiva de la Iglesia
católica para perdonar pecados y remitir las penas temporales debidas por ellos, mediante el
Sacramento de la Penitencia y las indulgencias.

Otro dogma sobresaliente en la Iglesia católica es la creencia en la presencia real de


Jesucristo en la Eucaristía, en que mediante el cambio que es llamado transubstanciación el
pan y el vino presentados en el Altar se transforman en el cuerpo y en la sangre de Cristo.28

Estructura organizativa
Véase también: Diócesis católicas

La Iglesia católica tiene miembros en todos los países de la Tierra, aunque su proporción en
la población varía desde una mayoritaria en algunos a casi nula en otros. Es una
organización jerárquica en la que el clero ordenado está dividido en obispos, presbíteros y
diáconos. El clero está organizado de forma jerárquica, pero tiene en cuenta la comunión de
los fieles. Cada miembro del clero depende de una autoridad superior, pero la autoridad
superior debe ejercer su gobierno teniendo en cuenta la comunidad, a través de consultas,
reuniones e intercambio de ideas.
Basílica de San Juan de Letrán, catedral de Roma y Madre y Cabeza de todas las iglesias del
Mundo, por su condición de sede del Romano Pontífice.

Territorialmente, la Iglesia católica se organiza en diócesis o Iglesias particulares, cada una


bajo la autoridad de un obispo; algunas de éstas, de mayor rango, son llamadas
arquidiócesis (o archidiócesis) y están bajo la autoridad de un arzobispo. En las iglesias
orientales católicas, estos distritos suelen llamarse eparquías y archieparquías,
respectivamente. En febrero de 2011, existen 2813 diócesis, de las cuales 623 son
arquidiócesis [1]. La diócesis de Roma, que incluye a la Ciudad del Vaticano, es la Sede
Papal. Asimismo, existen 9 Patriarcados (3 latinos y 6 de ritos orientales), 9 Exarcados
Patriarcales y 5 territorios dependientes de Patriarcas.

Algunos territorios, sin llegar a considerarse diócesis, funcionan en la práctica como tales:
son las prelaturas y abadías territoriales, regidas por un prelado o un abad, respectivamente.
Actualmente, existen 46 prelaturas territoriales, más del 80% en América Latina (sobre
todo en Brasil y Perú), y 11 abadías territoriales, principalmente en Italia, así como 1
prelatura personal (la Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei), con sede en Italia, 36
ordinariatos militares, 8 ordinariatos para los fieles de ritos orientales que se encuentran en
territorios sin eparca (obispo) de su propio rito y 1 ordinariato personal para los fieles
convertidos del anglicanismo (católicos de rito anglicano), en el Reino Unido.

Las diócesis pueden agruparse en provincias eclesiásticas y éstas, a su vez, en regiones


eclesiásticas. La arquidiócesis que preside una provincia eclesiástica es llamada
metropolitana. En ocasiones, la provincia eclesiástica está conformada únicamente por la
arquidiócesis metropolitana. De las 623 arquidiócesis existentes, 541 son metropolitanas, 4
son archieparquías mayores (una de ellas posee además 3 exarcados archiepiscopales, en
Ucrania) y las restantes 78 son llamadas arquidiócesis archiepiscopales.

Los territorios en donde la organización de la Iglesia aún no es suficiente para erigir una
diócesis (o una eparquía) son dirigidos por un vicario (o exarca) y son llamados vicariatos
(o exarcados) apostólicos; actualmente existen 87 vicariatos apostólicos (sobre todo en
América; pero también en África y Asia) y 17 exarcados apostólicos (sobre todo en Europa;
pero también en América y Asia). Si la organización es muy incipiente, se erigen
prefecturas apostólicas (actualmente existen 39, casi las tres cuartas partes en China). Por
razones graves, se erigen administraciones apostólicas estables (actualmente existen 8);
además, existe la Administración Apostólica Personal de San Juan María Vianney, en
Brasil (diócesis de Campos), para los fieles que se adhieren al "rito romano extraordinario"
o Misa tridentina. En los territorios en que la Iglesia aún no ha penetrado oficialmente, se
organizan misiones independientes sui iuris (actualmente existen 9).

El gobierno de la Iglesia Católica reside en los obispos, a quienes ayudan los sacerdotes:

• Los obispos: se encargan de cada diócesis. Son ayudados por los presbíteros y los diáconos.
Ningún obispo, aunque haya sido nombrado cardenal, tiene autoridad sobre otro, sino que
cada uno depende directamente del Papa.
• Los cardenales: ayudan al Papa en la acción pastoral de la Iglesia Católica universal y en la
administración del Vaticano y la Curia Romana. Cuando el Papa muere, eligen al sucesor
en un cónclave. Colectivamente forman el Colegio Cardenalicio. Los cardenales son
elegidos personalmente por el Papa.
• El Papa: es electo por el Colegio de Cardenales, reunido en cónclave. En 1871, el Concilio
Vaticano I hizo énfasis particular sobre la ya existente doctrina de la infalibilidad papal, lo
cual ha generado hasta el día de hoy grandes polémicas. Él desarrolla su ministerio
coadyuvado por dos grupos de colaboradores: los cardenales y el concilio ecuménico.
• El concilio ecuménico: asamblea de todos los obispos del mundo presidida por el Papa, es
convocado cuando hay que tomar las decisiones más importantes, en materia de fe
(dogmas) y de moral.

Los obispos de un país pueden organizarse en una conferencia episcopal (o asamblea de


Ordinarios, en Oriente), cuyos cargos son electivos entre los obispos de la misma nación.
También existen organizaciones inter-diocesanas que involucran a más de un país.
Tenemos así:

• 113 Conferencias Episcopales.


• 6 Asambleas de Ordinarios.
• 6 Sínodos Patriarcales, 1 por cada Iglesia Patriarcal (aquellas iglesias orientales
encabezadas por un Patriarcado).
• 4 Sínodos Archiepiscopales Mayores, 1 por cada Iglesia Archiepiscopal Mayor (aquellas
iglesias orientales presididas por una Archieparquía Mayor).
• 3 Concilios de Iglesias, 1 por cada Iglesia Metropolitana (aquellas iglesias orientales
presididas por un arzobispo metropolitano).
• 14 Conferencias Internacionales diversas.

[editar] Congregaciones y órdenes


Véase también: Anexo:Congregaciones Religiosas Católicas

Las órdenes religiosas no forman parte en cuanto órdenes de la jerarquía de la Iglesia


Católica, pero dependen del Papa y de los obispos de formas diversas. Ellas pueden ser de
dos tipos:

• Órdenes religiosas de derecho diocesano: dependen del obispo de la diócesis en la que han
sido reconocidas.
• Órdenes religiosas de derecho pontificio: dependen directamente del Papa, aunque deben
trabajar en comunión con los obispos de las diócesis en las que actúan.
Iglesias orientales católicas
Categorías

Iglesias patriarcales
Las congregaciones y órdenes religiosas son Iglesia Católica Maronita
establecidas conforme a los tres votos básicos de
Iglesia Católica Copta
pobreza, castidad y obediencia. El origen de cada
una se explica, según los católicos, por una Iglesia Católica Armenia
inspiración dada al fundador, que debe ser Iglesia Católica Siria
reconocida como auténtica por la autoridades Iglesia Católica Caldea
jerárquicas. Tal inspiración o carisma se concreta Iglesia Greco-Católica Melquita
en constituciones que valen sólo si son aprobadas
por las autoridades jerárquicas, y según las cuales Iglesias archiepiscopales mayores
deben vivir los miembros de cada orden o
congregación. Después del renacimiento, los Son similares a las patriarcales, pero
nuevos movimientos fundados dejan de recibir el el Arzobispo Mayor, después de ser
nombre orden y se llaman congregaciones. No elegido por el Sínodo, debe ser
todas las congregaciones hacen el voto de pobreza, confirmado por el Papa antes de ser
algunas hacen sólo un compromiso de pobreza
entronizado.
utilitaria.
Iglesia Greco-Católica Ucraniana
Dentro de la Iglesia Católica se encuentran muchas
Iglesia Greco-Católica Rumana
órdenes religiosas monásticas de frailes y monjas,
Iglesia Católica Siro-Malabar
así como también congregaciones e Institutos de
Iglesia Católica Siro-Malankara
vida religiosa. Sus miembros suelen hacer los votos
de obediencia, pobreza y castidad; de todos modos Iglesias metropolitanas sui iuris
los votos a realizar quedan a disposición de la cada
institución. Todos ellos dedican sus vidas Los metropolitanos son elegidos por
enteramente a Dios. Otras prácticas religiosas el Papa a partir de una lista de tres
incluyen el ayuno, la meditación, la oración, la candidatos enviada por el Concilio de
penitencia y la peregrinación. obispos.

La finalidad fundamental de los miembros de las Iglesia Católica Etíope


órdenes y congregaciones es salvar su propia alma Iglesia Católica Bizantina en
y ser ejemplo salvífico para toda la sociedad con su América
pobreza, castidad y obediencia, vividas conforme Iglesia Greco-Católica Eslovaca
al carisma específico de la constitución de cada
Otras iglesias orientales sui iuris
orden o congregación.

Véanse también: Orden religiosa, Congregación


Iglesias con jerarquía propia: Sin
religiosa, Institutos seculares y Movimientos eclesiales Sínodo ni Concilio de obispos ya que
tienen una o dos diócesis, sus
jerarquías son elegidas por el obispo
Iglesias católicas de rito oriental de Roma.
Artículo principal: Iglesias orientales católicas
Iglesia Católica Bizantina Búlgara
Iglesia Católica Bizantina Húngara
La división entre las iglesias de oriente y occidente Iglesia Católica Bizantina Ítalo-
dio lugar a la existencia de comunidades de ritos Albanesa
orientales que se mantuvieron o entraron en plena Iglesia Católica Bizantina Griega
comunión con la iglesia de Roma, conservando su Iglesia Católica Bizantina Rutena
Iglesia Greco-Católica de la Eparquía
de Križevci
Iglesia Greco-Católica Macedonia

Iglesias sin jerarquía propia: Tras


liturgia, pero que en algunos casos se han latinizado en algún grado. Algunas nunca han
estado en cisma con la iglesia de Roma (como la iglesia Maronita y la ítalo-albanesa) y
otras han surgido de divisiones de las iglesias Ortodoxas o de las antiguas iglesias
nacionales de oriente.

En el pasado fueron también llamadas uniatas pero hoy el término es considerado


despectivo e inexacto. Regularmente constituyen minorías en países donde su contraparte
ortodoxa predomina (como en Grecia, Serbia, Bulgaria, Armenia y Rusia), otras son
minorías junto con sus contrapartes ortodoxas en países donde predomina otra religión
(melquitas en Siria, caldeos en Irak, malankaras en la India, etc.) y otras no tienen
contraparte en cisma con Roma (maronitas e ítalo-albaneses), también debido a la
migración muchos católicos orientales viven hoy en países occidentales (Australia,
América del Norte, Argentina, Brasil, Francia, etc).

Son consideradas iglesias sui iuris y están en un plano de igualdad con el rito latino, como
afirmó el Concilio Vaticano II a través del documento Orientalium Ecclesiarum. Los fieles
de estas iglesias están fuera de las jurisdicciones de los obispos latinos, excepto en los casos
donde no tengan una jurisdicción propia. De la misma manera los católicos latinos están
fuera de las jurisdicciones de los obispos orientales, excepto en Eritrea, país donde no
existe jerarquía latina, en parte de Etiopía, en las diócesis siro-malabares que están fuera del
estado de Kerala en la India y en algunas parroquias de las eparquías ítalo-albanesas de
Italia.

La organización eclesial de las iglesias orientales católicas está gobernada por el Código de
Cánones de las Iglesias Orientales, promulgado por el papa Juan Pablo II el 18 de octubre
de 1990, que entró en vigor el 1 de octubre de 1991.

Las Iglesias patriarcales eligen su propio patriarca a través de su Sínodo patriarcal, el cual
luego de ser elegido es inmediatamente proclamado y entronizado sin intervención del
Papa, a quien luego le remite la comunión eclesial. En su propio territorio canónico sus
obispos son elegidos por el Sínodo Patriarcal tomándolos de una lista de candidatos
previamente aprobada por la Santa Sede. También los santos Sínodos pueden erigir diócesis
dentro de su territorio canónico, pero no en zonas de rito latino.

En el caso de la Iglesia greco-católica rusa, los dos exarcados apostólicos existentes en


Rusia y China antes de las revoluciones marxistas no han sido aún reactivados por la Santa
Sede, dependiendo los fieles en Rusia de los obispos latinos y ucranianos. En China la
Iglesia continúa en las "catacumbas"; las pocas parroquias existentes dependen de obispos
latinos.

La Iglesia católica bizantina en América (aunque es parte de la Iglesia católica rutena, lo


mismo que el exarcado de la República Checa y la Eparquía de Mukachevo, constituye una
jurisdicción independiente, no existiendo en la práctica ningún órgano que reúna a estas
jurisdicciones rutenas, como tampoco existe para las jurisdicciones que constituyen, por
ejemplo, la Iglesia católica bizantina griega o la Iglesia católica ítalo-albanesa).
En el caso de la iglesia albanesa, la Santa Sede ha reactivado la administración apostólica
del Sur de Albania que, a pesar de ser catalogada como de rito oriental, tiene un obispo
latino y la mayoría de sus escasos fieles son también de este rito.

La iglesia bielorrusa es la más floreciente de las tres, pero debido a las diferencias con el
Patriarcado Ortodoxo de Moscú, la Santa Sede no le ha nombrado aún jerarquía,
dependiendo sus fieles directamente de la Congregación para las Iglesias Orientales.

Existió una pequeña comunidad católica bizantina georgiana, pero nunca fue erigida en
iglesia ni incluida en la lista oficial de ritos orientales publicada en el Anuario Pontificio.

La Santa Sede ha erigido también cinco ordinariatos para los fieles de rito oriental
desprovistos de un ordinario de su propio rito; estos ordinariatos se encargan de la atención
espiritual de católicos orientales de ritos sin jerarquía organizada en la Argentina, Francia,
Austria, Polonia y Brasil, dependiendo de los arzobispos latinos de Buenos Aires, París,
Viena, Varsovia y Río de Janeiro respectivamente.

Prácticas

Fracción del pan en la a Eucaristía.

En líneas generales, Jesucristo es para los cristianos el Hijo de Dios, por lo que sus
prácticas se orientan hacia su relación con Dios, de la cual se desprenden sus actividades
típicas.

Dentro de las prácticas ortodoxas y católicas, destacan especialmente siete sacramentos:

• Bautismo, signo iniciático de introducción al cristianismo. (Bautismo en el Jordán por Juan


Bautista);
• Confirmación, signo que ratifica la fe en Jesucristo;
• Eucaristía, signo litúrgico de la iglesia católica. (Última Cena);
• Penitencia, signo de perdón, arrepentimiento de los pecados;
• Orden Sacerdotal, por el que se inician los sacerdotes. (Lavatorio de pies);
• Matrimonio, celebración de la unión de un hombre y una mujer ante Dios y la comunidad; y
• Unción de los enfermos, signo de asistencia al enfermo.

Las diversas denominaciones surgidas tras la Reforma Protestante reconocen mucho menos
de siete de estos en número variable; en general, los protestantes reconocen la naturaleza
sacramental del bautismo y la Santa Cena (Eucaristía) y los de línea calvinista reconocen la
profesión de fe equivalente a la Confirmación de los católicos, pero sólo cuando la persona
ya es totalmente consciente de su salvación (actitud que también ha ido ganando aceptación
entre varios grupos católicos)[cita requerida]. Grupos anabaptistas y hermandades añaden la
inmersión.

Pentecostales y grupos carismáticos enfatizan los "dones del Espíritu" tales como la sanidad
espiritual, profecía, exorcismo, hablar en lenguas, o (muy ocasionalmente) manejo de
serpientes. Los cuáqueros niegan por completo el concepto de sacramento, pero sus
"testimonios" de paz, integridad, uniformidad, y sencillez pueden ser mencionados como
equivalentes funcionales. En general, la línea principal protestante tiende a ver a los rituales
más una conmemoración que un misterio. Su concepto de prácticas cristianas incluye actos
de piedad personal como la oración, lectura de la Biblia, y un intento de vivir de una forma
moralmente correcta. Una profunda tradición dice que es imposible para la gente el
reformarse por sí misma, pero que ese progreso sólo puede ocurrir con la gracia de Dios.

Los Bautistas reconocen el bautismo (por inmersión y solo a creyentes) y la cena del Señor
como dos ordenanzas de Cristo para la Iglesia, mas no como sacramentos; por lo tanto los
consideran no necesarios para la salvación

Bautismo

Representación del bautismo de Jesús


El bautismo es un rito usual por medio del cual se hace una bienvenida al cristianismo.
Involucra el rociar o derramar agua en la frente o la inmersión en agua. Se puede aplicar
tanto a niños como a "creyentes adultos" (el cual puede incluir jóvenes adolescentes).
Algunas tradiciones, como la que mantienen los bautistas insisten que el bautismo por
inmersión de adultos creyentes es el único método válido, debido a que la palabra para
"bautismo" que aparece en el texto griego koiné en el que fue escrito el Nuevo Testamento,
baptizein, significa "sumergir", zambullir". Otros, como los católicos y ortodoxos, han
reconocido ambos métodos en todas las épocas, pero añaden restricciones de quién puede
dirigir válidamente el ritual.

El bautismo proviene de la práctica judía de la inmersión (mikveh) para propósitos de un


ritual de purificación. La práctica cristiana es derivada del llamado de Juan el Bautista al
arrepentimiento (metanoia), y, según el catolicismo, es para purificación del pecado
original o, según la práctica protestante, para manifestar públicamente un nuevo nacimiento
espiritual. Al contrario que el ritual judío de la inmersión, un cristiano sólo se puede
bautizar (válidamente) una vez.

Culto semanal

En el libro Primera Apología de Justino Mártir (capítulo LXVII) se describe un oficio del
siglo II, cuya estructura se puede identificar igualmente a la mayoría de las iglesias de hoy,
que incluye los siguientes componentes:

• Lectura de las Escrituras, iniciando con una lectura del Antiguo


Testamento, uno de los Evangelios o de una epístola. A menudo se ordenan
sistemáticamente en un ciclo anual, usando un libro llamado leccionario.

• Un sermón. En tiempos antiguos la predicación seguía a la lectura de las


Escrituras (como sucede hoy en el rito romano), en otros casos el sermón se sitúa al
final del servicio.

• Oración comunitaria y acción de gracias. Normalmente esto ocurre varias


veces durante el servicio. Justino no menciona esto, pero algunas corrientes
cristianas entonan himnos. Resulta habitual la recitación del Padrenuestro. En
muchas corrientes protestantes esto ha sido sustituido por cánticos.

• La Eucaristía (también llamada Santa Comunión), es un rito en el que se


comen y beben pequeñas cantidades de pan y vino previamente bendecidos. Los
protestantes dicen que representan el cuerpo y la sangre de Cristo; ortodoxos y
católicos dicen que se transforman al cuerpo y la sangre de Cristo (doctrina
conocida en la Iglesia católica como transustanciación). Las Iglesias en la familia
"litúrgica" (ortodoxos, católicos y algunos anglicanos) consideran ésta la parte
principal del servicio, mientras que los protestantes lo celebran de manera menos
frecuente. En muchos casos hay restricciones de quién pueda tomar parte, por
ejemplo, sólo católicos que no se encuentren en pecado mortal pueden tomar parte
de ella en una Iglesia Católica.
• Una "recolección" de "ofrendas" en el que a las personas se les pide que
contribuyan con dinero. Los cristianos tradicionalmente usan estos dineros no sólo
para mantener la iglesia, sino también para obras de caridad de varios tipos.

Existen un alto número de variaciones o excepciones; en algunas ocasiones, rituales como


bautismos o bodas se incorporan al servicio. En muchas iglesias de hoy, los niños y los
jóvenes son excusados de ir al servicio principal para ir a la Escuela Dominical. Muchas
denominaciones se desvían del patrón general en una forma más fundamental. Por ejemplo,
los Adventistas del Séptimo Día se reúnen en sábado (el Sabbath bíblico), no como el resto
de las ramas del cristianismo, que las realizan en domingo. Pentecostales y carismáticos
aseguran moverse espontáneamente en el Espíritu Santo, en vez de seguir un orden formal
de servicio. En las reuniones de los cuáqueros, los participantes se sientan silenciosamente
hasta que son movidos por el Espíritu Santo para hablar.

En algunas denominaciones (principalmente las litúrgicas), el servicio es dirigido por un


sacerdote. En otros (principalmente entre protestantes), hay un ministro, predicador o
pastor. Otros grupos pueden tener déficit de líderes formales, ya sea por principio o por
necesidad local. Además, hay servicios "mayores" de iglesia, caracterizados por una gran
solemnidad y rituales, y servicios "menores" en donde una atmósfera más casual prevalece,
incluso si el servicio en cuestión es de naturaleza litúrgica.

En iglesias ortodoxas, la congregación tradicionalmente se mantiene a través de la liturgia.


Los católicos romanos y muchas iglesias protestantes siguen algo predeterminado en donde
los participantes se ponen de pie para cantar, se arrodillan para orar, y se sientan para
escuchar (por ejemplo, en el sermón). Otros son menos programados, y pueden ser muy
animados y espontáneos. Usualmente se incorpora música, y a menudo incluye un coro o
un órgano. Algunas iglesias usan sólo música a capella ya sea como regla (muchas Iglesias
de Cristo objetan el uso de instrumentos musicales en la adoración) o por tradición (como
en la ortodoxa). Una tendencia reciente es el crecimiento de la "adoración integrada", la
cual combina la liturgia con espontaneidad. Este orden en la adoración es a menudo un
resultado de la influencia de la renovación carismática dentro de las iglesias que son
tradicionalmente litúrgicas.

Festividades

Católicos, cristianos orientales y cerca de la mitad de los protestantes siguen un calendario


litúrgico con varias festividades.

Incluso cristianos que no siguen una tradición litúrgica se les puede ver celebrando Navidad
y Pascua, aunque existen desacuerdo en cuanto a las fechas de celebración. Unas cuantas
iglesias objetan el reconocimiento de festividades especiales, pero no obstante afirman los
eventos que se celebran en las festividades. En esta materia, la encarnación y resurrección
de Cristo se celebra en los servicios de cada iglesia.
Una antigua tradición en el cristianismo (probablemente inspirada en la tradición judía) y
practicada por Jesús durante su vida, era el ayuno. El catolicismo distingue entre "ayuno"
(que involucra tres comidas diarias, en las que sólo una puede incluir carne roja) y
"abstinencia" (ninguna carne roja). El período de ayuno más conocido es la cuaresma. En la
actualidad, la iglesia católica ha ido sustituyendo esta práctica por un ayuno que implica el
privarse de algo deseable como ofrenda a Dios. Cerca de la mitad de los protestantes
carecen de la tradición del ayuno. En iglesias evangélicas y denominaciones
paradenominacionales, el ayuno se practica frecuentemente, muchos de los cuales lo llevan
a cabo con abstinencia total de alimentos durante un lapso de tiempo, ingiriendo solamente
agua.8

PENTECOSTËS

Pentecostés (del griego pentekosté (heméra) "el quincuagésimo día") describe la fiesta del
quincuagésimo día después de la Pascua (Domingo de Resurrección) y que pone término al
tiempo pascual.

Durante Pentecostés se celebra el descenso del Espíritu Santo y el inicio de la actividad de


la Iglesia, por ello también se le conoce como la celebración del Espíritu Santo. En la
liturgia católica es la fiesta más importante después de la Pascua y la Navidad. La liturgia
incluye la secuencia medieval Veni, Sancte Spiritus.

El fondo histórico de tal celebración se basa en la fiesta semanal judía llamada Shavuot
(fiesta de las semanas), durante la cual se celebra el quincuagésimo día de la aparición de
Dios en el monte Sinaí, por lo tanto en el día de Pentecostés también se celebra la entrega
de la Ley (mandamientos) al pueblo de Israel.

En las Iglesias ortodoxas existen además la celebración de las Tres Divinas Personas o de
la Santa Trinidad; las Iglesias occidentales celebran para esta ocasión desde el siglo XIV
su propia fiesta llamada Trinitatis (la fiesta de la Santísima Trinidad) una semana después
del Pentecostés.

En el calendario cristiano con Pentecostés termina el tiempo pascual de los 50 días.

En las narraciones sobre Pentecostés de Hechos de los Apóstoles (2,1 - 41) se le adjudica al
Espíritu Santo, en congruencia con el Antiguo Testamento, características milagrosas
(carismas): él ofrece valentía y libertad, posibilita la comprensión (glosolalia) y fortifica
una comunidad universal.

El lunes después de Pentecostés es día de fiesta en muchos países como Alemania, Austria,
Bélgica, Dinamarca, Francia, Hungría, Islandia, Liechtenstein, Noruega, los Países Bajos,
Suiza o Ucrania. También es festivo en algunas comunidades autónomas de España como
en Cataluña.
Pascua
La pascua (←páscae(latín)←πάσχα(griego)← ‫[ פסח‬pésaj](hebreo), 'paso' )?religioso para designar a
la máxima celebración de las religiones judía y cristiana.

El Domingo de Pascua tiene fecha variable, ya que no depende del calendario gregoriano
(exclusivamente solar) sino del antiguo calendario solar/lunar.1 Por convención, este
domingo es siempre el siguiente a la primera luna llena posterior al equinoccio (y cae
siempre entre el 22 de marzo y el 25 de abril).

El término en inglés, Easter, proviene del nombre de la diosa anglosajona de la primavera


llamada Oaster o Easter.

La pascua en culturas antiguas


Desde varios milenios antes de nuestra era, en las culturas mediterráneas, al principio de la
primavera (en esta época de marzo) se hacía una fiesta de varios días (hasta una semana) de
duración en la primera luna llena de la primavera, por el «paso» del invierno a la primavera.

El huevo de pascua

Diversos pueblos (chinos, egipcios, hindúes, persas, galos, romanos) han considerado el
huevo como símbolo universal de la vida, relacionado con esta época de renacimiento
primaveral.

El huevo de pascua participa en los ritos del Séder judío, que simboliza el duro corazón
del faraón que no dejaba salir al pueblo hebreo.[cita requerida] Posteriormente, los cristianos
tomaron la idea del huevo como representante de la resurrección de Cristo.

IGLESIA ORTODOXA

Entre los siglos VIII y XI se produjo la definitiva maduración de la Iglesia ortodoxa griega
en torno a la figura del patriarca de Constantinopla. Los otros patriarcados orientales
reconocidos en el Concilio de Calcedonia del año 451 (Alejandría, Antioquía, Jerusalén),
habían perdido importancia al ser sometidos sus territorios en el dominio islámico, y las
relaciones con Roma eran lejanas, aunque todavía frecuentes, al estar situada esa ciudad,
desde el punto de vista bizantino, en la periferia del mundo civilizado.

El patriarca es considerado sucesor de Andrés el Apóstol tal como el papa católico es


considerado sucesor de su hermano, Simón Pedro y el papa copto es considerado sucesor de
Marcos el Evangelista.
Cruz ortodoxa. El travesaño inclinado simboliza en su parte elevada al "Buen Ladrón" y en
su parte baja al "Mal Ladrón".

El Papa parecía más atento a lo que ocurría en la nueva cristiandad occidental, aunque
todavía, mientras duró el dominio imperial en el exarcado de Rávena, varios Papas fueron
de origen griego o sirio. La mayoría de los Papas precismáticos considerados santos por la
Iglesia católica romana también lo siguen siendo para la Iglesia ortodoxa, por ejemplo,
Clemente I, Martín I, Agapito I, etc.

El episcopado oriental reconocía al obispo de Roma un primado de honor pero entendía que
las decisiones doctrinales y disciplinarias debían de ser tomadas por los Patriarcas
conjuntamente o en un concilio general, ecuménico, y nunca abandonó lo esencial de esta
postura, incompatible con el auge de la primacía romana y su evolución desde la segunda
mitad del siglo VIII.

Roma, por su parte, no estaba dispuesta a aceptar la rivalidad imperial a que estaba sujeta la
iglesia en el Imperio bizantino con su idea de "sinfonía" entre el poder del Emperador y el
Patriarca; sólo entendiendo esta diversidad de puntos de vista, se pueden comprender las
razones que acabaron separando a las dos iglesias, más, incluso, que sus divergencias
dogmáticas y de uso litúrgico, aunque a través de ellas se manifestaban maneras distintas de
entender la religiosidad: uso de lenguas diferentes, calendarios litúrgicos y, en parte,
santoral específicos, sensibilidad especial respecto al culto a los iconos, cánones también
diversos. Buen ejemplo de eso, son las actas del Concilio Quinisexto (año 692), que el Papa
de Roma denegó aprobar, aunque sus legados en Constantinopla lo firmaron, pero que a la
vez son "una de las bases esenciales del Derecho canónico bizantino" (Ducellier) en
cuestiones importantes, tales como el celibato sacerdotal.

De hecho, los últimos Concilios Ecuménicos que se celebraron en Oriente y en los que
estaban presentes los legados del Papa fueron los de Nicea en el año 787 y Constantinopla
en el 869. Después se restañó la ruptura producida por el enfrentamiento entre el Patriarca
constantinopolitano Focio y el Papa Nicolás I. En lo sucesivo, la Iglesia bizantina y las que
se crearon a partir de ella se organizaron mediante sus propios concilios o sínodos.
Iglesias autocéfalas

Existen catorce (o quince, según el estatuto que se reconozca a la Iglesia ortodoxa en


América) iglesias ortodoxas autocéfalas,18 es decir, que poseen la capacidad de nombrar sus
propios obispos (incluyendo el patriarca, arzobispo o metropolitano que encabeza la iglesia)
y de resolver sus problemas internos sin acudir a ninguna autoridad superior. Aunque
actúan de forma independiente, las iglesias autocéfalas se encuentran en comunión entre sí
y forman la Iglesia "Una, Santa, Católica y Apostólica".

Las iglesias ortodoxas autocéfalas más antiguas son:

• Iglesia ortodoxa de Constantinopla, dirigida por el Patriarca Ecuménico, 3,5 millones de


fieles.
• Iglesia ortodoxa de Alejandría, segundo patriarcado en cuanto a rango de honor, 500.000 de
fieles.
• Iglesia ortodoxa de Antioquía, tercer patriarcado en cuanto a rango, 1.200.000 de fieles.
• Iglesia ortodoxa de Jerusalén, cuarto patriarcado en cuanto a rango, 200.000 de fieles.

Las cuatro corresponden con cuatro de los cinco patriarcados primitivos (el primer
patriarcado era el de Roma que se separó de los otros 4 en 1054).

Actualmente las siguientes iglesias también tienen el rango de patriarcados:

• Iglesia ortodoxa rusa, regida por el Patriarca de Moscú, 140 millones de fieles.
• Iglesia ortodoxa y apostólica georgiana, presidida por el Patriarca de Tiblisi, entre 4,5 y 5
millones.
• Iglesia ortodoxa serbia, gobernada por el Patriarca de Belgrado, 11 millones de fieles.
• Iglesia ortodoxa rumana, dirigida por el Patriarca de Bucarest, 20 millones.
• Iglesia ortodoxa búlgara, regida por el Patriarca de Sofía, 8 millones de fieles.

Las siguientes iglesias están dirigidas por un arzobispo o por un metropolita.

• Iglesia ortodoxa chipriota, entre 550.000 y 650.000 de fieles.


• Iglesia ortodoxa griega, 10 millones de fieles.
• Iglesia ortodoxa polaca, 600.000 de fieles.
• Iglesia ortodoxa albanesa, 400.000 de fieles.
• Iglesia ortodoxa checa y eslovaca, 75.000 de fieles.
• Iglesia ortodoxa en América, 1 millón de fieles.La autocefalia de la Iglesia ortodoxa en América
es disputada. Le fue concedido dicho estatus por el Patriarca de Moscú, cabeza de la Iglesia ortodoxa
rusa, pero no es reconocido por el Patriarca de Constantinopla.

Aunque en su nombre llevan un marcado carácter nacional, las iglesias ortodoxas no tienen
índole nacionalista. Es decir, independientemente de su origen étnico o autoidentificación
con una de esas iglesias los fieles pueden participar la vida parroquial de cualquiera de ellas
gracias al estatus canónico común de las iglesias hermanadas, lo que se practica
ampliamente por los emigrantes.
Iglesias autónomas

Otras iglesias con cierta autonomía en asuntos internos pero que forman parte de alguna de
las iglesias antes citadas son:

• Dependientes del Patriarcado ecuménico de Constantinopla:

1. Iglesia ortodoxa finesa


2. Iglesia ortodoxa estonia (su autonomía no es reconocida universalmente)
3. Iglesia ortodoxa carpato-rutena americana19
4. Iglesia ortodoxa ucraniana de los EE.UU.20
5. Iglesia ortodoxa ucraniana del Canadá21

• Dependientes del Patriarcado de Jerusalén:

1. Iglesia ortodoxa de Monte Sinaí

• Dependientes del Patriarcado de Moscú y toda Rusia:

1. Iglesia ortodoxa rusa fuera de Rusia


2. Iglesia ortodoxa letona
3. Iglesia ortodoxa moldava
4. Iglesia ortodoxa húngara Es la Iglesia ortodoxa más reducida, cuenta con unos
60.000 fieles.
5. Iglesia ortodoxa japonesa (su autonomía no es reconocida por el Patriarca
Ecuménico)
6. Iglesia ortodoxa china (su autonomía no es reconocida por el Patriarca
Ecuménico)
7. Iglesia ortodoxa ucraniana (su autonomía no es reconocida universalmente)

• Dependientes del Patriarcado de Bucarest:

1. Iglesia metropolitana de Besarabia (canónica, pero su legitimidad no es


reconocida universalmente)

Iglesias no canónicas

Existen numerosas iglesias ortodoxas autoproclamadas que no están en comunión con


Constantinopla, ni con los otros patriarcados y no son reconocidas como tales Iglesias por
la comunión ortodoxa, por la Iglesia católica, ni por la mayoría de las iglesias reformadas.
Son iglesias por su mayor parte de un marcado carácter nacionalista, que han surgido del
intento de secesión de su iglesia originaria. Entre tales se destacan:

• Iglesia ortodoxa turca, secesionada del Patriarcado de Constatinopla en 1922.


• Iglesia griega de los verdaderos cristianos ortodoxos o vetero-calendarista, secesionada de la
Iglesia ortodoxa griega en 1924.22
• Iglesia oriental hispana, parte de la Iglesia griega de los verdaderos cristianos ortodoxos elevada
por ella al rango de iglesia autónoma en 1984.
• Iglesia ortodoxa rusa en exilio, secesionada de la Iglesia ortodoxa rusa fuera de Rusia en 2001.
• Verdadera iglesia ortodoxa y la (Verdadera) Iglesia ortodoxa rusa de las catacumbas,23 24
secesionadas de la Iglesia ortodoxa rusa y reunidas entre sí en 2003.25
• Iglesia rusa ortodoxa en verdad, secesionada de la Iglesia ortodoxa rusa fuera de Rusia en 2002.
• Iglesia ortodoxa autocéfala de Bielorrusia, secesionada de la Iglesia ortodoxa Rusa en 1948.
• Iglesia ortodoxa ucraniana - Patriarcado de Kiev (de Filaret Denisenko), secesionada de la
Iglesia ortodoxa Rusa en 1992.
• Iglesia ortodoxa del Ecuador,26 una rama de la "Iglesia ortodoxa ucraniana - Patriarcado de Kiev".
• Iglesia ortodoxa ucraniana autocéfala, autoproclamada en 1919.
• Iglesia ortodoxa ucraniana autocéfala canónica, alega su origen canónico de la Iglesia ortodoxa
polaca.27
• Iglesia ortodoxa de Portugal, secesionada de la Iglesia ortodoxa polaca desde 2000.
• Iglesia ortodoxa montenegrina, autoproclamada en 1993.
• Iglesia ortodoxa macedonia, autoproclamada en 1967.
• Iglesia ortodoxa africana, autoproclamada en los EE.UU. en 1919.
• Etc.

Otras iglesias relacionadas

La Iglesia ortodoxa copta, la Iglesia apostólica armenia y otras antiguas iglesias orientales,
así como los viejos creyentes rusos, por motivos doctrinales tampoco son parte de la
comunidad de las iglesias hermanadas que forman la Iglesia católica apostólica ortodoxa,
aunque ésa mantiene buenas relaciones con las denominaciones cristianas sobredichas.

Diferencias teológicas entre la Iglesia católica ortodoxa


y la Iglesia católica romana
En síntesis, entre las dos confesiones pueden observarse tanto diferencias de organización,
como diferencias doctrinales y teologales. A pesar de que son numerosas, entre ellas se
destacan tales como:

Diferencias doctrinales

• La Iglesia ortodoxa rechaza la adición del “Filioque” en el Símbolo Niceno-


Constantinopolitano, aprobada por la Iglesia católica romana, por lo que no admite la
procedencia del Espíritu Santo del Padre y el Hijo, sino únicamente del Padre.
• La Iglesia ortodoxa considera que la consagración del pan y del vino en el Cuerpo y la
Sangre de Jesús en la misa se efectúa por el Prefacio, las Palabras del Señor y la Epíclesis y
no tan solo por las Palabras del Señor (las palabras dichas por Cristo en la Última Cena), la
Iglesia católica romana, por su parte, enfatiza en las palabra pronunciadas por el sacerdote
en persona de Cristo Cabeza, confesando que la transubstanciación ocurre por la virtud de
las palabras de Jesús y la acción del Espíritu en la Epíclesis.
• La Iglesia ortodoxa sostiene que la Virgen María fue concebida en pecado original como las
demás criaturas, pero concibió inmaculada, parió inmaculada y murió inmaculada, mientras
que la Iglesia católica, por definición del Papa Pío IX, en el año 1854, proclamó dogma de
fe la Inmaculada Concepción, o sea, que Ella desde el primer instante de su ser personal,
estuvo libre de todo pecado.
• A diferencia de la Iglesia católica romana, la Iglesia ortodoxa no acepta la figura de la
Virgen María como corredentora, a pesar de su veneración particular.
• La Iglesia ortodoxa niega la existencia del purgatorio por considerar insuficientes28 29 30 para
aprobarlo las indicaciones bíblicas puestas como una base de la aserción por los católicos
romanos. Sin embargo, se reza por las almas de los difuntos al igual que en la Iglesia
católica.

Diferencias de la organización

• La Iglesia ortodoxa enseña que las decisiones de un Concilio Ecuménico son superiores a
las decisiones de cualquier jerarca eclesiástico. Así mismo, no admite la infalibilidad del
Obispo de Roma en ningún caso.
• La Iglesia ortodoxa sólo admite 7 concilios ecuménicos. La Iglesia romana 21.
• La Iglesia ortodoxa no admite la supremacía universal de derecho del Papa de Roma sobre
toda la iglesia cristiana. Todos los obispos son iguales. Sólo reconoce una "primacía de
honor" (primus inter pares).
• En la Iglesia ortodoxa el ministro ordinario del Santo Crisma es el sacerdote; en la Iglesia
católica lo es el obispo, y el sacerdote sólo extraordinario.
• En la Iglesia ortodoxa se pueden ordenar hombres casados con una mujer de buena
reputación, de tal forma que hay diáconos y presbíteros casados, mientras que otros
clérigos, tradicionalmente aquellos con votos monacales, deben ser hombres célibes. Una
vez ordenados no se pueden casar, o volver a casar, si es el caso. Los obispos, a partir de la
Edad Media, son elegidos de entre los monjes. En la Iglesia católica romana funciona de la
misma manera para los ritos orientales en cuanto al celibato, pero no en el rito latino, donde
todos los clérigos, a excepción de los diáconos casados antes de su ordenación,31 deben ser
célibes.
• La Iglesia ortodoxa no tiene (y no admite) órdenes, ni congregaciones.

Orden religiosa católica


Las Órdenes Religiosas son organizaciones o institutos religiosos reconocidos por Iglesia
Católica, cuyos miembros (comúnmente conocidos como "religiosos") desean lograr el
objetivo común de dedicar formalmente su vida a Dios.1 Dichos miembros viven unidos por
una regla establecida por el fundador de dicha orden o por la Iglesia. Existen cuatro ramas
de órdenes religiosas:

• Monásticas: formado por monjes o monjas quienes viven y trabajan en el


monasterio y recitan un Oficio común, Oficio divino o "liturgia de las horas". Su
vida se conoce como contemplativa.
• Mendicantes: formado por frailes o monjas o hermanas quienes recitan el Oficio
divino y tienen participación activa en el apostolado y viven de las limosnas.
• Canónigos Regulares: formado por canónigos y canonesas regulares quienes recitan
en coro el Oficio divino y generalmente tiene a cargo una parroquia.
• Clérigos Regulares: formado por sacerdotes quienes a la vez son religiosos con
votos, tienen un apostolado más activo.
Las Congregaciones Religiosas sólo hacen votos simples en vez de solemnes por lo que,
estrictamente, no son Órdenes Religiosas. Sin embargo, su forma de vida y apostolado no
se diferencian en mucho.

Una congregación religiosa católica es un instituto religioso aprobado por la Iglesia


Católica y fundado a partir de finales del siglo XVI. Por consenso, se reserva la
denominación de "orden religiosa" a aquellos institutos de vida consagrada que fueron
fundados en la Edad Media (se considera a los Escolapios la última orden). Por lo demás, y
como todos los consagrados pertenecientes a un instituto de vida religiosa, los miembros de
las congregaciones deben emitir (primero temporalmente, y luego a perpetuidad) los tres
votos de castidad, obediencia y pobreza.

Lista de Órdenes Religiosas


Estas son las órdenes religiosas masculinas actuales, reconocidas y aprobadas por la Iglesia
Católica

Órdenes Mendicantes

Acrónim
Orden Nombre oficial Sobrenombre
o

Orden de Agustinos Ordo Augustiniensium


O.A.D. Agustinos Descalzos
Descalzos Discalceatorum

Orden de los Mínimos Ordo Minimorum O.M. Mínimos

Orden de Agustinos Ordo Augustinianorum


O.A.R. Agustinos Recoletos
Recoletos Recollectorum

Ordo Fratrum
Orden de Carmelitas Discalceatorum B.
O.C.D. Carmelitas Descalzos
Descalzos Mariae V. de Monte
Carmelo
Orden de Frailes Siervos Siervos de María o
Ordo Servorum Mariae O.S.M.
de María Servitas

Orden de Frailes
Ordo Fratrum Minorum O.F.M. Franciscanos
Menores

Orden de Frailes Ordo Fratrum Minorum O.F.M.


Capuchinos
Menores Capuchinos Capuccinorum Cap.

Orden de Frailes Ordo Fratrum Minorum O.F.M. Franciscanos


Menores Conventuales Conventualium Conv. Conventuales

Orden de Frailes Ordo Fratrum


O.P. Dominicos
Predicadores Praedicatorum

Orden de Nuestra Señora Ordo B. Mariae Virginis


O. de M. Mercedarios
de la Merced de Mercede

Ordo Fratrum
Orden de Nuestra Señora Beatissimae Mariae
O.Carm. Carmelitas
del Monte Carmelo Virginis de Monte
Carmelo

Ordo Fratrum Sancti


Orden de San Agustín O.S.A. Agustinos
Augustini

La Orden de la Santísima
Ordo Ssmae Trinitatis O.SS.T. Trinitarios
Trinidad

Tercer Orden Regular de Tertius Ordo Regularis S. T.O.R. Hermanos de la


San Francisco de
Penitencia Francisci Penitencia

Órdenes Monásticas

Acrónim
Orden Nombre oficial Sobrenombre
o

Orden de los Cartujos Ordo Cartusiensis Cart. Cartujos

Orden de San Jerónimo Ordo Sancti Hieronymi O.S.H. Jerónimos

Orden del Císter Ordo Cisterciensis O.Cist. Cistercienses

Orden Cisterciense de la Ordo Cisterciensis


O.C.S.O. Trapenses
Estricta Observancia Strictioris Observantiae

Ordo Libanensis
Orden Libanesa Maronita O.L.M. Baladitas
Maronitarum

Orden de San Benito Ordo S. Benedicti O.S.B. Benedictinos

Orden de San Basilio el Ordo Basilianus S.


O.S.B.M. Basilianos
Grande Iosaphat

Orden Basiliana Ordo Basilianus S.


Chouerite de San Juan Iohannis Baptistae, B.C.
Bautista Soaritarum Melkitarum
Zakon Świętego Pawła Ordo Fratrum S. Pauli O.S.P.P.
Pierwszego Pustelnika Primi Eremitae E.

Arrouhbaniat Albassiliat Ordo Basilianus Ssmi


B.S.
Almoukhalissiat Salvatoris Melkitarum

Ar-Rouhbanyat Al-
Ordo Maronita Beatae
Marounyat Liltoubawyat O.M.M.
Mariae Virginis
Mariam Al-Azra

Órdenes de Clérigos Regulares

Acrónim
Orden Nombre oficial Sobrenombre
o

Congregación de
Congregatio Clericorum
Clérigos Regulares de B. Barnabitas
Regularium S. Pauli
San Pablo

Ordo Clericorum
Congregación de
Regularium vulgo C.R. Teatinos
Clérigos Regulares
Theatinorum

Orden de los Clérigos Ordo Clericorum


C.R.S. Padres Somascos
Regulares de Somasca Regularium a Somascha

Orden de los Clérigos


Ordo Clericorum Leonardinos o
Regulares de la Madre de O.M.D.
Regularium Matris Dei Luqueses
Dios

Orden de la Escuelas Ordo Clericorum Sch.P. Escolapios


Regularium Pauperum
Pías Matris Dei Scholarum
Piarum

Orden de Clérigos Ordo Clericorum


Regulares Ministros de Regularium M.I. Camilianos
los Enfermos Ministrantium Infirmis

Compañía de Jesús Societas Jesu S.J. Jesuitas

Órdenes de Canónigos Regulares

Acrónim
Orden Nombre oficial Sobrenombre
o

Canónigos Regulares de Congregatio Ssmi


C.R.L. Lateranenses
Letrán Salvatoris Lateranensis

Confederación de Sacer et Apostolicus


Canónigos Regulares
Canónigos Regulares de Ordo Canonicorum C.R.S.A.
de San Agustín
San Agustín Regularium S. Augustini

Ordo Fratrum Domus


Orden de los Caballeros Hospitalis Sanctae
O.T. Teutones
Teutones Mariae Teutonicorum in
Jerusalem

Mostenses,
Orden de Canónigos Candidus et Canonicus Premonstratenses,
O.Praem.
Regulares de Premontre Ordo Praemonstratensis Canónigos blancos o
Norbertinos
Canónigos Regulares de Ordo Canonicorum
la Santa Cruz de Regularium Sancae O.R.C.
Coimbra Crucis

Congregación Suiza de Congregatio Helvetica o


Canónigos Regulares de Sancto Mauritio C.R.A
San Mauricio de Agaune Agaunensis

Canónigos Regulares de
Canonici Regulares
la Orden de la Santa O.S.C.
Ordinis S. Crucis
Cruz

• La forma de que un feligrés desee hacer votos de vida consagrada es por medio de los
monasterios o los sketes.
• La Iglesia ortodoxa oficialmente tiene lenguas vernáculas como lenguas litúrgicas desde
mucho más temprano (siglo IX) que la Iglesia católica romana (siglo XX). En 867 el Papa
Adriano II le otorgó una bula por la que se reconocía el uso del antiguo eslavo en la liturgia,
elevándole también al iniciador de ello, san Metodio, a la ordenación episcopal.32

Otras diferencias

Uno de los iconostasios del monasterio de Valaam en el norte de Rusia

• En la Iglesia ortodoxa no se admiten las imágenes tridimensionales para veneración, como


las estatuas de santos, sino únicamente imágenes planas, o bidimensionales, tales como
pinturas o mosaicos, tradicionalmente llamados iconos. Las esculturas o bajorrelieves que
se encuentran en el interior de los templos ortodoxos son de carácter sólo ornamental.
• La liturgia ortodoxa no utiliza instrumentos musicales, sólo la voz humana. No se usa el
canto gregoriano, como se da en el catolicismo romano.
• Aunque en las liturgias ortodoxas se suele rezar por el ejército militar de su propio país, la
Iglesia ortodoxa nunca organizó cruzadas. La Iglesia católica romana apoyó en ocasiones la
invasión y conquista de tierras cristianas ortodoxas por los denominados cruzados (véase El
saqueo de Constantinopla, Cruzadas Bálticas).33 34
• La Iglesia ortodoxa no practicó la venta de indulgencias.35
Otras corrientes cristianas
Derivadas de la iglesia histórica

Algunas ramificaciones del cristianismo histórico llegaron a incluir en el pasado a los


cristianos gnósticos de los primeros siglos de la Era Cristiana, los cuales propugnaban un
plan de salvación completamente diferente del de la redención por la pasión y muerte del
Maestro,19 a los cristianos arrianos del Siglo IV, los cuales impugnaban el concepto
trinitario, a los cátaros o albigenses medievales, los cuales rechazaban, en su totalidad, el
Antiguo Testamento, y las comunidades de cristianos valdenses que en la Alta Edad Media
solían refugiarse en los Valles de los Alpes de las persecuciones por parte del papado. Estos
últimos, junto a los husitas en Bohemia, se consideran precursores de la Reforma
Protestante del siglo XVI, ya que son anteriores a ella.

Iglesias cristianas no calcedonianas

Representados grupalmente como Nestorianos y Monofisitas, que fueron expulsados de la


comunidad católica en los concilios de Efeso (año 431) y Calcedonia (año 451).

Testigos de Jehová

Este grupo es básicamente representado por la llamada Congregación Cristiana de los


Testigos de Jehová la cual no considera a Jesús de Nazaret como la Segunda Persona de la
Trinidad, sino como hijo de Dios. Utilizan principalmente su propia versión específica de la
Biblia, aunque en otras ocasiones utilizan otras traducciones. No aceptan el Credo
Nicenoconstantinopolitano.

Adoptaron el nombre "Testigos de Jehová" el 26 de julio de 1931, mediante una resolución


presentada por el presidente de la corporación Watchtower para ese tiempo J. F.
Rutherford, en la Asamblea General de los Estudiantes Internacionales de la Biblia (así se
autodenominaban entonces) y aprobada por todos los asambleístas. La resolución decía en
parte:

“Para que nuestro verdadero puesto se conozca, y creyendo que esto está en
armonía con la voluntad de Dios, según se expresa en su Palabra,
RESUÉLVASE, como sigue, a saber:

”QUE amamos mucho al Hermano Charles T. Russell, a causa de su obra, y que con gusto
reconocemos que el Señor le usó y bendijo su obra en gran manera, pero no podemos consentir que
nos llamen por el nombre ‘Russellistas’ y ser consistentes con la Palabra de Dios; que la Watch
Tower Bible and Tract Society y la Asociación Internacional de Estudiantes de la Biblia y la
Peoples Pulpit Association son únicamente nombres de corporaciones que como compañía de gente
cristiana poseemos, gobernamos y usamos para ejecutar nuestra obra en obediencia a los
mandamientos de Dios, pero ninguno de estos nombres propiamente [se] adhiere o aplica a nosotros
como cuerpo de cristianos que siguen en las huellas de nuestro Señor y Maestro, Cristo Jesús; que
somos estudiantes de la Biblia, pero, como cuerpo de cristianos formando una asociación,
rehusamos asumir o ser llamados por el nombre ‘Estudiantes de la Biblia’ o nombres semejantes
como medio de identificación de nuestra propia posición ante el Señor; rehusamos llevar o ser
llamados por el nombre de cualquier hombre;

”QUE, habiendo sido comprados con la sangre preciosa de Jesucristo nuestro


Señor y Redentor, justificados y engendrados por Jehová Dios y llamados a su
reino, sin vacilación declaramos nuestra completa lealtad y devoción a Jehová
Dios y su reino; que somos siervos de Jehová Dios comisionados [para] hacer
una obra en su nombre, y, en obediencia a su mandamiento, entregar el
testimonio de Jesucristo, y dar a conocer a la gente que Jehová es el verdadero
y Omnipotente Dios; por lo tanto gozosamente aceptamos el nombre que la
boca de Jehová Dios ha pronunciado, y deseamos ser conocidos como y
llamados por el nombre, de testigos de Jehová.—Isa. 43:10-12.”

Los testigos de Jehová, proclamadores del Reino de Dios pág. 156

Este nombre, se basa en la afirmación de Dios, en la que se compara la escena mundial a un


juicio:

Ustedes son mis testigos —es la expresión de Jehová—, aún mi siervo a quien
he escogido, para que sepan y tengan fe en mí, y para que entiendan que yo
soy el Mismo. Antes de mí no fue formado Dios alguno, y después de mí
continuó sin que lo hubiera. Yo... yo soy Jehová, y fuera de mí no hay salvador.

(Isaías 43:10, 11)

Creencias y prácticas de los Testigos de Jehová


Artículo principal: Creencias y prácticas de los Testigos de Jehová

Este es un resumen de algunas de sus creencias fundamentales4 y las citas bíblicas usadas
por sus miembros para fundamentarlas:

• La Biblia es la infalible Palabra de Dios y base de las creencias.


(2Timoteo 3:16-17; Juan 17:17).
• El nombre de Dios es Jehová. (Éxodo 3:14,15; Salmo 83:18; Juan 17:26).
• Cristo es el Hijo de Dios, su primera creación, su obrero maestro y no es
Dios Todopoderoso. (Isaías 43:10 (Mateo 16:16; Colosenses 1:15,16;
Revelación 3:14; Juan 14:28; Juan 5:29; Juan 1:1)
• El Espíritu Santo es la fuerza activa de Dios, una fuerza activa que puede
ayudar en momentos de debilidad.(Mateo 3:16; Hechos 1:8; Hechos
3:16)
• El hombre fue creado, no fue fruto de la evolución. (Génesis 1:26; Juan
2:7; Mateo 19:4)
• Los seres humanos mueren porque hemos heredado de Adán el pecado,
pero terminará esta condición. (Génesis 2:17; Romanos 5:12)
• Cristo ofreció su vida humana perfecta como rescate para que todo
aquel que ejerza fe en Jehova no sea destruido sino que tenga vida
eterna en un paraiso terrenal. (Juan 3:16; Hebreos 10:12; Hebreos 9:28)
• El alma humana deja de existir en el momento de la muerte, y la
esperanza para los muertos es la resurrección. (Génesis 2:17; Ezequiel
18:4; Eclesiastés 9:5,6,7,8,9,10; Juan 5:25,28,29; Hechos 24:15; Juan
6:40)
• Cristo murió en un madero o poste vertical, no en una cruz (Gálatas
3:13; Deuteronomio 21:22-23; Hechos 5:30).
• El infierno (Seol o Hades) es la sepultura común de la humanidad. (Job
14:13; Revelaciones 20:13-14; Lucas 10:15; Hechos 2:31; Juan 5:28).
• La presencia o parusía de Cristo es espiritual y coincide con el 'tiempo
del fin' que empezó en 1914 y terminará con la batalla de Armagedón,
en que Dios destruirá el sistema de gobiernos y maldad actual acabando
así con el sufrimiento pero no con la tierra (Hechos 1:9-11; Mateo 24:3-
51; 2Tesalonicenses 1:6-10; Revelaciones 16:13-16)
• El Reino de Dios, en manos de Cristo, gobernará la Tierra durante mil
años y restaurará las condiciones paradisíacas que Dios se proponía al
crearla (Isaías 9:6-7; Isaías 11:1-5; Apocalipsis 20:4-6).
• La Tierra existirá y será poblada eternamente (Isaías 45:18-19; Sal.
102:25; Rev. 10:6; Sal. 37:11; Mt. 5:5; Rev. 21:4)
• El premio y el castigo divinos no son el cielo y el infierno, sino la vida
eterna y la destrucción eterna. (Jn. 6:40, Jn. 3:16; Eze. 18:4; Ro. 6:23; 2
Tes 1:6-10)
• Sólo 144.000 humanos van al cielo, con el propósito de gobernar con
Cristo. (Jn. 10:16; Rev. 7:4; Rev. 14:1-5; Efe. 3:3-6; Ro. 8:16,17)
• Sólo hay un camino que conduce a la vida. (Mal. 3:1; Jn. 14:6; Mt. 7:14;
Hch. 24:14)
• Sólo se debe orar a Jehová, por medio de Cristo. (2Cr 7:14; Juan 14:6, 13,
14; Mt. 6:9; Lu. 11:2; Jn. 15:16; Fil. 4:6; 1Jn. 5:13-15)
• No deben usarse imágenes para adorar a Dios. (Ex. 20:4-6; Deu. 4:15-
19; Isa. 42:8; Mt.4:8-11; Mt. 6:9-13; 1Cor. 10:14)
• Debe evitarse cualquier forma de espiritismo (Deu. 18:10-12; Gál. 5:19-
21; Lev. 19:31).
• Satanás es el gobernante invisible del mundo, de modo que el cristiano
debe mantenerse separado del mundo y evitar los movimientos
Ecumenismo (1ª Juan 5:19; 2ª Cor. 4:4; Juan 12:31).
• Es obligatorio obedecer las leyes humanas que no contradigan las de
Dios (Mat. 22:20, 21; 1ª Ped. 2: 12; 4:15).
• Introducir sangre en el cuerpo viola las leyes divinas (Gén. 9:3, 4; Lev.
17:14; Hech. 15:28, 29).
• Deben obedecerse las leyes bíblicas sobre moralidad (1ª Cor 6: 9, 10; 1ª
Tim 3: 2).
• No debe haber clero ni títulos especiales en la congregación cristiana
(Mat. 23:8-12; 20:25-27; Job 32:21,22).
• El bautismo es por inmersión y simboliza la dedicación del cristiano a
Dios (Mar 1:9, 10; Juan 3:23; Hech. 19:4,5).
• El cristiano debe dar testimonio público del mensaje bíblico de buena
gana (Rom. 10:10; Heb. 13:15).
Descripción general

Los testigos de Jehová afirman basar el conjunto de sus creencias y conceptos en la Biblia,
y considerarla como fuente exclusiva de referencia en asuntos doctrinales. Usan para ello
preferentemente la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras (edición
publicada por la propia organización), aunque también citan y usan otras traducciones. En
la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras se emplea comúnmente el nombre
Jehová, donde en otras ediciones de la biblia los traductores han optado por verter el
tetragrámaton del nombre hebreo de Dios como "Dios", "Señor" o "Yavé".

Afirman adorar a un único Dios: Jehová, y se identifican como seguidores de un único


líder, Jesucristo. Consideran a Jesús hijo de Dios, pero no Dios Todopoderoso; lo
identifican con el arcángel Miguel, mencionado entre otros pasajes en Daniel
10:13,10:21,12:1, donde se menciona que es "el gran príncipe".

Creen que el reino de Dios en manos de Jesucristo vindicará el derecho de Jehová a


gobernar sobre toda la Creación y que el planeta se convertirá en un paraíso donde vivirán
eternamente todas las personas que vivan en armonía con las normas de Dios 5 (basándose
en textos como: Salmos 37: 10, 11 y 29, Mateo 5:5, Daniel 2:44 y Revelación o Apocalipsis
21:3 y 4).

Son conocidos por la activa predicación de sus creencias (que denominan buenas nuevas
del Reino), especialmente de casa en casa, aunque también lo hacen en cualquier
circunstancia en la que les sea factible dar testimonio de sus creencias. Lo consideran un
deber cristiano.

Suelen limitar su contacto social con personas no pertenecientes a su religión,6 aunque no


llegan a ser un grupo separatista pues su principal cometido es la evangelización a menudo
entre sus propios vecinos, derecho que les ha sido reconocido en tribunales por todo el
mundo como por ejemplo en el Tribunal Supremo de los EEUU (ej. Murdock contra
Pensilvania, 1943).

Los testigos de Jehová creen, basándose en textos de la Biblia como 1 Timoteo 4:1-3, que
con posterioridad a la muerte de los apóstoles, se produjo una gran apostasía que corrompió
las ideas originales del cristianismo.7 Su principal esfuerzo ideológico ha sido por tanto
eliminar de sus creencias las enseñanzas que interpretan como contrarias a la Biblia para
volver a las que entienden que están en armonía con las Escrituras, 8 razón por la cual, están
en constante refinamiento de lo que denominan verdades secundarias.

Rechazan las doctrinas del Concilio de Nicea y posteriores,9 como la Santísima Trinidad y
definen el Espíritu Santo como la "fuerza activa de Dios", no como una persona.

No creen en la inmortalidad del alma ni en el infierno: creen que la muerte es un estado de


inexistencia del que se despertará en la resurrección. Rechazan asimismo el bautismo de
infantes por considerarlo contrario a las normas bíblicas, ya que opinan que un infante no
puede decidir de manera voluntaria y consciente escoger a Jehová como único Dios y
obedecerle.

Rechazan la unión de fe con otras religiones, a las que consideran falsas y que mencionan
como Babilonia la Grande,10 11 (incluidas también las distintas denominaciones cristianas, a
las que llaman Cristiandad apóstata). Rechazan también cualquier festividad que entiendan
sea de origen pagano. (Navidad, Pascua Florida, cumpleaños, etc.). No emplean imágenes
ni símbolos en su adoración, y para ello se basan en textos tales como Éxodo 20:4-5.
Tampoco adoran la cruz, rechazando además la adoración a símbolos nacionales (banderas,
escudos etc.) que entienden como un acto de idolatría nacionalista.[cita requerida]

Se declaran neutrales en los asuntos políticos y conflictos militares, además de rechazar la


violencia, lo que les lleva a rechazar el uso de armas; este es uno de los factores que ha
llevado a que hayan

experimentado oposición popular e institucional en algunos países. Esta oposición ha


implicado a veces incluso severos castigos y hasta pena de muerte.12 13 14
15

Otro asunto por el que se han visto envueltos en polémicas es su rechazo absoluto a las
transfusiones de sangre completa y de sus componentes principales (debido a pasajes como
Hechos 15:28, 29). Aceptan los múltiples avances en el desarrollo de tratamientos
alternativos a las transfusiones de sangre, los cuales coordinan activamente con el personal
médico a través de sus Comités de Enlace con los Hospitales, que facilitan información a
los facultativos y les ponen en contacto con otros colegas y hospitales que realizan este tipo
de tratamientos alternativos,16 pero se niegan a recibir tratamientos con sangre o
hemoderivados incluso aunque los médicos los consideren imprescindibles para salvar sus
vidas.17 18

Postura sobre los tratamientos médicos, trasplantes y la


vacunación

(Declaración del sitio oficial http://jw-media.org en inglés) "Los Testigos de Jehová buscan
activamente atención médica cuando la necesitan, y muchos trabajan en el campo de la
salud. Aceptamos la gran mayoría de los tratamientos disponibles hoy en día. - Lucas 5:31.
Queremos vivir vidas largas, de calidad y saludables.

Nuestras creencias religiosas promueven el respeto por la vida y nos ayudan a prevenir
muchos problemas médicos comunes.

Al igual que cualquier otra persona, cuando estamos enfermos, buscamos la atención
médica.

No creemos en la curación por la fe.


El tipo de tratamiento médico que se elija es asunto de elección personal.[..]

--- Los testigos de Jehová le pedimos a nuestro médico tratamientos sin sangre, los que son
ampliamente utilizados y aceptados por la comunidad médica.

Hacemos esto por motivos religiosos. La Biblia indica a los cristianos: "sigan absteniéndose
de... sangre. "( Hechos 15:29, ver también Génesis 9:3, 4; Levítico 7:26, 27; 17:1, 2, 10-12;
Deuteronomio 12:23-25.)

Aunque este rechazo al uso de la sangre es por motivos religiosos y no por razones
médicas, muchos han reconocido que esta negativa ha ayudado a los testigos a evitar
contraer muchas enfermedades costosas y mortales como el SIDA y la hepatitis.

Ya que la Biblia no hace ninguna declaración clara sobre el uso de "fracciones menores" de
la sangre, o la reinfusión inmediata de la propia sangre del paciente durante la cirugía,
(procedimiento médico conocido como "Recuperación de sangre autóloga","Cell-saver"), el
uso de estos tratamientos es una cuestión de elección personal. Aceptamos las alternativas
médicas sin sangre que son confiables, cada vez más reconocidas en el campo de la
medicina. Más de 90.000 (noventa mil)mèdicos en todo el mundo están dispuestos a operar
sin sangre.19

Los medicamentos y técnicas quirúrgicas utilizadas en lugar de sangre son tan eficaces que
los médicos las ofrecen y usan también con los demás pacientes que no son Testigos de
Jehová. El hospital Englewood lleva màs de 50.000 operaciones exitosas sin sangre desde
1994.20

El Profesor de Derecho Charles H. Baron escribió que "no sólo los Testigos de Jehová, sino
todos los pacientes en general, tienen menos posibilidades de recibir transfusiones de
sangre innecesarias hoy como resultado de la obra de los Comités de Enlace (de los
Testigos) con los Hospitales. Los pacientes en general gozan de mayor autonomía en toda
una serie de decisiones de atención de salud debido a la labor realizada por los testigos
como parte de un movimiento de derechos de los pacientes en general. Y las causas de la
libertad en general y la libertad religiosa en particular, han adelantado, debido a la
resistencia dedicada de los Testigos a los esfuerzos por obligarlos a adoptar medidas
incompatibles con sus creencias religiosas." "21

Trasplantes de órganos

El aceptar trasplante de órganos o donarlos es asunto de decisión personal.22 Trasplante sin


sangre de hígado exitoso, informe del año 2000. "Los médicos le indicaron a don José,
ciudadano belga de 61 años residente en la pequeña localidad de Oupeye, que necesitaba un
trasplante de hígado. “Fue el mayor susto de mi vida”, señala. Hace tan solo cuatro
décadas, los trasplantes de hígado eran inconcebibles. Aun en los años setenta, registraban
un índice de supervivencia de apenas un 30%. Pero en la actualidad son operaciones
habituales con un porcentaje de éxitos mucho mayor."23 Se mantuvo informada a la
congregación mundial del tema de los trasplantes desde sus inicios como tratamiento
experimental en la década de 1960 hasta nuestros días.24

[editar] Organización y publicaciones

La organización de los testigos de Jehová (y la Sociedad Watchtower, principal entidad


legal que utilizan) tiene su sede central en Brooklyn, Nueva York (Estados Unidos) desde
donde su Cuerpo Gobernante supervisa la obra mundial. También existen diversas
sucursales en diversas partes del mundo, dirigidas por un comité de sucursal, que
supervisan la actividad de los testigos de Jehová en sus respectivas zonas. Cada zona o país
supervisado por una sucursal se divide en distritos (atendidos por superintendentes de
distrito), y estos, a su vez, en circuitos, compuestos de unas veinte congregaciones, que
reciben regularmente visitas de su superintendentes de circuito para ayudarlas a organizar y
efectuar la predicación en su territorio. Las congregaciones, que se reúnen en salones del
Reino, se consideran el centro de la proclamación de las buenas nuevas en la comunidad.
Cada congregación tiene varios ancianos, a quienes se encomiendan diversas tareas de
supervisión y pastoreo. Pero los testigos de Jehová consideran que la figura fundamental de
su organización es el publicador, o proclamador de las buenas nuevas; todos los Testigos —
sirvan en la sede mundial, las sucursales o las congregaciones— participan en la
predicación pública de sus creencias.25

Tanto la central como las sucursales, además de realizar diversas labores de organización,
realizan una intensa actividad editorial que incluye Biblias, libros, folletos, tratados, y otra
multitud de ediciones y publicaciones. Distribuyen unas 2.000 millones de publicaciones
bíblicas al año.26 Las revistas antes citadas, La Atalaya y ¡Despertad!, tienen una
distribución quincenal para la primera (aunque al público sólo se distribuye la versión del
día 1 de cada mes, mientras que la del día 15 contiene artículos de estudio para los
Testigos) y mensual para ¡Despertad!. La Atalaya se publica en 185 idiomas con una
impresión promedio de 42,1 millones de ejemplares y ¡Despertad! en 83 idiomas con una
impresión promedio de 39,9 millones de ejemplares.2

Miembros
Artículo principal: Demografía de los Testigos de Jehová

Según su registro anual, para 2010 había más de 7,5 millones de Testigos de Jehová en 236
países y territorios.2 A diferencia de otras confesiones religiosas (que contabilizan a sus
miembros según la asistencia anual a sus servicios o por sus miembros bautizados, acudan
estos o no) los testigos de Jehová contabilizan como tales únicamente a aquellos que se
encuentran activos en la evangelización pública o predicación, denominados como
publicadores. Esto significa que, para ser contado como testigo de Jehová, un miembro
tiene que predicar. Los registros de actividad se basan en un informe o formulario que
entrega mensualmente cada publicador.

Otra cifra que puede servir para apreciar el número de interesados en su labor, es la de los
asistentes a la Conmemoración de la muerte de Jesucristo (principal reunión de entre las
que celebran anualmente), que según este mismo informe ascendió en 2010 a más de 18,7
millones de personas.2

Para calificar como publicador, nombramiento que se hace de manera pública, una persona
debe demostrar que lleva una vida y conducta ejemplar ante la comunidad, y que dedica a
la obra de predicar, como mínimo, una hora cada mes. En el caso de personas de edad
avanzada o con limitaciones físicas se aceptan informes en fracciones de cuartos de hora.
[cita requerida]
La media de los publicadores varía de una congregación a otra según las
circunstancias de los publicadores.

Tras calificar como publicador, el siguiente paso para pertenecer plenamente a la


organización es el bautismo público,

¿Qué enseña realmente la biblia?, ejemplar de los testigos de jehová, este


ejemplar lo estudia todo estudiante de la biblia, quien quiera aprender más
acerca de la organización de forma gratuita.

para el cual no se requiere una edad específica. En cualquier caso es requisito siempre que
demuestren, tras una serie de entrevistas, un grado aceptable de conocimiento y práctica de
la doctrina.

Después otros miembros además desean tener un compromiso para predicar un mínimo de
horas mensuales durante uno o más meses; estos reciben la denominación de precursores.
Los precursores deben ser personas bautizadas y pueden ser auxiliares, regulares o
especiales. Los precursores auxiliares dedican un mínimo de 50 horas durante uno o más
meses; los regulares y especiales dedican (por lo general durante uno o más años) un
mínimo de 70 y 120 horas de media cada mes, respectivamente.

Reuniones

Durante la semana, cada congregación celebra cinco reuniones, (usualmente en dos


diferentes días): 1) Estudio Bíblico de la Congregación, 2) Escuela del Ministerio
Teocrático, 3) Reunión de Servicio, 4) Conferencia bíblica, y 5) Estudio de La Atalaya;
cada una de las cuales comienza y termina con la entonación de un cántico bíblico y una
oración.

• Estudio bíblico de la Congregación: análisis donde se estudia un


libro con diferentes temas basados en la Biblia. Los participantes dan
respuestas conforme al párrafo que se lee desde la plataforma.
• Escuela del Ministerio Teocrático: escuela en la que se enseña a los
publicadores la predicación y la oratoria. Consta de lectura de la Biblia o
puntos sobresalientes y de tres discursos basados en la Biblia.
• Reunión de Servicio: consta de distintos discursos de enseñanza
pensados para la predicación, mostrando métodos, sugerencias e ideas
prácticas para este servicio de predicación que realizan para provecho y
beneficio de la comunidad o zona en la que se encuentran. Se estudia
una hoja informativa editada por los Testigos de Jehová, Nuestro
ministerio del Reino, que se publica mensualmente.
• Conferencia bíblica: es una conferencia ofrecida por un anciano o
siervo ministerial, en la mayoría de las ocasiones, de otra congregación,
con el propósito de mostrar el conocimiento, consejo y consuelo de la
Biblia.
• Estudio de La Atalaya: se estudian diversos temas de la Biblia
mediante artículos editados en la revista La Atalaya. La metodología que
se usa consiste en escuchar la lectura de pequeños párrafos, y
posteriormente a su lectura, se pide la palabra para contestar, de forma
audible, a oídos de todo el auditorio, preguntas sencillas incluidas en el
artículo que se considera y que plantea el responsable del desarrollo del
artículo, desde la plataforma o atril. Participan en dar contestaciones,
desde niños de corta edad hasta personas mayores o bien, recién
interesadas en las reuniones.

También, durante el año se celebran tres tipos de asambleas (reuniones que comprenden
varias congregaciones en diferentes fines de semana): 1) Día Especial de Asamblea, 2)
Asamblea de Circuito, y 3) Asamblea de Distrito. Y cada 3 o 4 años aproximadamente, en
diferentes naciones: la Asamblea Internacional. Y la reunión o acontecimiento considerado
como el más importante del año: la Conmemoración de la Muerte de Jesucristo.

• Día Especial de Asamblea: se desarrolla en un mismo día. Se celebra


en el Salón de Asambleas de cada ciudad (si existe alguno o se alquila
alguna sala de reuniones); en ellas se reúnen como máximo unas
veintitrés congregaciones.
• Asamblea de Circuito: se celebra durante dos días, de la misma
manera a la anterior descripción.
• Asamblea de Distrito: se desarrolla durante tres días. Por lo general,
se celebra en Salones de Asambleas, estadios y centros de convenciones
de grandes ciudades.
• Asamblea Internacional: de cuatro días de duración. A ella asisten
delegaciones de todo el mundo. Característicamente, son las más
multitudinarias en número de asistentes.

Imagen de una "Asamblea" (reunión de gran afluencia) de los Testigos de


Jehová
• Conmemoración de la Muerte de Jesucristo, (o Cena del Señor):
Es la única ceremonia que celebran los testigos de Jehová. La realizan
una vez al año, en la fecha que corresponde al 14 de Nisan según el
calendario lunar bíblico (marzo/Abril), en la que se recuerda la muerte de
Jesucristo y se analiza.

Bautismo de los testigos de jehová.

la trascendencia, significado, importancia e implicación de dicha muerte


para toda la humanidad y para cada asistente o ausente a dicha
celebración. En el pasaje de Lucas capítulo 22:19-20 Jesucristo ordenó a
todos aquellos que quisieran ser cristianos: "sigan haciendo esto, - la
conmemoración, observancia o recuerdo de su muerte- en memoria de
mí". En esta conmemoración o aniversario, a diferencia de otras
organizaciones cristianas, el cuerpo y sangre simbólicos de Cristo,
representados por el pan sin levadura y el vino tinto joven, como
emblemas, van pasando de un asistente a otro sin que nadie los
consuma, excepto al privilegio que sólo tienen los ungidos (personas que
han recibido su llamada celestial, según su discernimiento y
entendimiento de la Biblia). La asistencia en todo el mundo a la
conmemoración del año 2009 fue de 18.168.323 personas. 2 Aunque no
todos los asistentes son testigos de Jehová, cualquier persona que asiste
a la celebración es cordialmente bienvenida y es considerada dentro del
registro en el número de la asistencia.

Grupos basados en fuentes suplementarias

Engloba a algunos credos que tienen por característica común el reconocer a una persona
plenamente histórica como una representación, presencia, reencarnación o resurrección de
Jesús de Nazaret o de un nuevo apóstol de esté, estos grupos giran en torno a una persona y
la interpretación que este de la Biblia o un texto que se crea equivalente por este grupo,
como ejemplos de estos tenemos a la Federación de Familias para la Paz y Unificacion
Mundial llamada de forma común Secta Moon en honor a su fundador el coreano Sun
Myung Moon y la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días fundada por
Joseph Smith y que se basa en el Libro de Mormón.

Existen otras denominaciones e iglesias las cuales se consideran como cristianas pero que
se automarginan de la clasificación descrita, por lo que generalmente no son aceptadas
como tales por las iglesias apostólicas[cita requerida]. Estas incluyen a las Iglesias Indígenas
Africanas con cerca de 110 millones de miembros4 (las estimaciones varían
significativamente).
Judíos mesiánicos

Por último, habría que agregar a esta lista a algunos grupos y movimientos del llamado
judaísmo mesiánico, que, si bien se autoproclaman judíos, reconocen a Jesús como Mesías.
Históricamente han existido también grupos cristianos que han restaurado costumbres
religiosas propias del judaísmo (a veces llamados judaizantes), como los sabatarianos en
Europa Central y los subbotniks en Rusia.