Está en la página 1de 3

La Compañía Guipuzcoana

LA COMPAÑÍA GUIPOZCOANA:

La Real Compañía Guipuzcoana fue una empresa comercial constituida


el 25 de septiembre de 1728, con el objeto de monopolizar el comercio de la
provincia de Caracas con España.

Operó desde 1730 hasta 1785, es decir, durante más de cincuenta


años del siglo XVIII; y tuvo gran influencia en el desarrollo económico,
social y político de la colonia. El Rey tuvo una considerable participación en
el negocio, pues recibió acciones de los empresarios. Esta circunstancia dio
a la Compañía Guipuzcoana carácter oficial. De allí su denominación de Real
Compañía.

LAS BASES DE LA REAL COMPAÑÍA GUIPUZCOANA:

Fueron las siguientes:

a.- El Rey concedía a la empresa el monopolio comercial con la provincia de


Caracas. En tal virtud, era la única que podía vender en la provincia toda
clase de mercancías importadas; así como también comprar los frutos del
país y llevarlos a España en las cantidades necesarias para el consumo de la
metrópolis.

b.- La Guipuzcoana debía vigilar las costas y perseguir el contrabando,


desde las bocas del Orinoco hasta Río Hacha. Sus barcos, debidamente
armados, recorrerían las costas. Sus capitanes recibieron patentes de
corso, esto es, autorización para apresar las naves contrabandistas y
confiscar sus mercancías.

ACTUACION DE LA GUIPUZCOANA:

Los resultados de su actividad fueron plenamente satisfactorios, y puede


decirse que los empresarios lograron los objetivos que se habían propuesto
al constituir la empresa:
Primero: Aseguraron el comercio con las provincias venezolanas, que antes
beneficiaba en gran parte a los contrabandistas extranjeros.

Segundo: Aseguraron el envío de frutos a España, regularizando y


aumentando los embarques de cacao y tabaco, principalmente.

Tercero: Consiguieron frenar y disminuir el contrabando, persiguiendo y


hostilizando a los ingleses, holandeses y demás extranjeros que venían
ejerciendo ilegalmente gran parte del comercio de la colonia.

OPOSICION A LA GUIPUZCOANA:

Los primeros que se consideraron afectados por el monopolio de la


Guipuzcoana fueron los hacendados y los mercaderes venezolanos.

Comenzaron a oponerse a través del Cabildo, organismo municipal


integrado por representantes de dichos sectores. El Cabildo de Caracas se
quejaba de que se hubiera establecido el monopolio sin habérsele
consultado, o por lo menos dado alguna participación en un negocio de tanta
importancia. Los hacendados ya no podían vender sus frutos al mejor postor,
sino a la empresa; tampoco podían utilizar las naves de la compañía para
enviar directamente sus frutos a España.

También hubo choques entre la compañía y los hacendados en relación


con el comercio con México. Este comercio había estado siempre en manos
de los hacendados y mercaderes venezolanos, quienes poseían sus propios
barcos para este tráfico. el volumen de cacao que se exportaba a México
era mayor que el que se enviaba a España.

La Guipuzcoana se propuso apoderarse del comercio con México, pero


no tuvo éxito en sus intentos pues los hacendados y mercaderes se
opusieron resueltamente y lograron que el Rey no accediera a las
aspiraciones de la compañía.

EL CONTRABANDO:

Las actividades de la Guipuzcoana afectaban directamente a los


contrabandistas. Los barcos de la compañía inglesa que atracaban en los
puertos venezolanos para vender esclavos eran inspeccionados por la
Guipuzcoana, que enviaba sus funcionarios a bordo con órdenes de confiscar
toda mercancía que no fuera esclavos.
Esta actitud provocó las protestas de la compañía inglesa ante el
gobierno español.

Pero la Guipuzcoana continuó hostilizando a los barcos ingleses,


vigilando de cerca las operaciones que realizaban en Venezuela e
impidiéndoles todo intento de comercio ilegal. Esta actitud provocó la
enemistad de los contrabandistas, quienes en varias oportunidades
fomentaron el descontento contra la Compañía y ayudaron económica y
militarmente los movimientos que se produjeron contra ella.

OTROS SECTORES AFECTADOS POR LA GUIPOZCUANA:

El sector más numeroso de los pequeños agricultores y comerciantes


se vio también afectado por la Compañía, pues estos grupos eran los más
ligados al comercio de contrabando.

La empresa se hizo particularmente odiosa porque trataba de


controlar el gobierno de la colonia y ponía al frente de los cargos a
elementos de su confianza.

EL DESCONTENTO:

El descontento contra la Guipuzcoana estalló en varias revueltas,


entre las cuales fueron las más importantes:

a.- La que encabezó Andrés López del Rosario, más conocido como
Andresote.

b.- La que acaudilló Juan Francisco de León.

La rebelión de Andresote
Ocurrió entre 1732 y 1735 en la región del río Yaracuy y las tierras vecinas
hasta el mar, zona que se había convertido en centro importante del
contrabando que hacían los holandeses desde Curazao.