Está en la página 1de 1

4 l Jueves 23 de diciembre de 2021 l Heraldo de Aragón

LÍRICA IMPEDIMENTA PUBLICA LA POESÍA DEL GRAN NARRADOR MIRCEA CARTARESCU

LIBROS
Un poeta esencial
Despliega su
capacidad para
deslumbrar con
la palabra
El grupo
Nirvana. HA

que acabe yo este canto. / escon-


de hondamente tu cabeza de ca-
ARS SONORA JUANJO BLASCO ‘PANAMÁ’ ballo en el silencio. / lira de oro,
mueve tus alas / hasta que acabe

Se trata yo este canto».


El tono homérico poco a poco
va dando paso a versos más lar-
de pasión gos, casi prosa, y a tratar objetos
más contemporáneos mediante
una experimentación poética to-
Otro año horrible que se va. Otro año en el davía más desenvuelta. De esta
que los agoreros siguen con su predicción: el manera, la voz del poeta cobra un
papel desaparecerá, ya nadie leerá; apenas ti- protagonismo incesante. Las pre-
tulares en los inevitables móviles y ya, se su- guntas invaden las estrofas, bus-
pone, estaremos todos informados. Vale, bue- can la confidencia en el lector. Es-
no, pues muy bien. Nosotros a lo nuestro. A cribe Cartarescu en una pieza ti-
seguir defendiendo la emoción. ‘Aux armes, tulada ‘Canción de amor de J. Al-
citoyens’ y sin reblar. fred Nobel’: «Me pregunto si po-
Han quedado muchas cosas en lo musical dría hacerte funcionar de nuevo
escrito que no han podido ser reseñadas pero / me pregunto si las baterías oxi-
a modo de empentón final y antes de que este dadas de este otoño / podrían en-
año termine quizá unas breves líneas no es- cender de nuevo la luz de tu car-
tén de más. Por ejemplo y aunque sea adelan- mín / me pregunto qué ruido ha-
tarse unos días recibamos con algazara ‘A fu- rán tus zapatos por los raíles del
rious devotion. The life of Shane MacGowan’ tranvía / y qué velocidad ha al-
escrito a martillazos por Richard Balls (edita canzado tu cabello soleado, mo-
Omnibus) y donde se le abren a uno las car- norraíl». Pero como suele suce-
nes leyendo la tremebunda vida del cantante der en el juego del amor, cuando
de los Pogues, el hombre que tiene la denta- Mircea Cartarescu logró el premio Formentor 2018. IMPEDIMENTA la pasión es intensa, la felicidad
dura más repugnante de la historia y sin em- suele ser efímera. Versos adelan-
bargo ha tenido el poder de emocionar con su te podemos leer en otro de los
grupo a toda la peña. viví mi vida sin descanso, sólo en poemas del libro: «toda mi vida
Historia de excesos (alcohol y todo tipo de LITERATURAS EUROPEAS poesía», comenta para la contra- he intentado comprenderte: / có-
drogas, sólidas, líquidas y gaseosas), historia Poesía esencial portada del libro. Y no es para mo es posible que funciones
de malos tratos desde la infancia, de palizas menos. La lectura de ‘Poesía cuando nada funciona /(…) ¿qué
recibidas y propinadas desde los seis años en Mircea Cartarescu. Tra- esencial’ no conduce al lector relación hay entre labios y fábri-
un entorno urbano salvaje… pero historia ducción y edición de Ma- únicamente a la gé- cas / entre el esque-
también de cómo de la fealdad más tremenda rian Ochoa de Eribe y Eta nesis literaria del au- leto del gorrión y el
puede surgir la belleza. Si se acompaña la lec- Hrubaru. Editorial Impedi- tor de ‘Nostalgia’ o espacio-tiempo».
tura con la visión del premiadísimo docu- menta, Madrid, 2021. 520 ‘Solenoide’, actual Más allá de los te-
mental ‘Crock of gold. Bebiendo con Shane páginas. candidato cada año mas típicos de la
MacGowan’ la experiencia roza lo místico. al Premio Nobel de poesía como el amor

D
Glorioso. e entre los libros hermo- Literatura, sino que y el desamor, el no-
Más modesto pero muy recomendable el sos que cada año pue- abre una nueva mira- velista rumano des-
sin par Xavier Valiño se atreve con ‘Las 100 blan los escaparates de da sobre la inmensi- pliega su capacidad
mejores películas de rock’ editado por Efe esos pequeños jardines de la dad de su talento pa- para deslumbrar con
Eme. Lo mejor de Valiño es que sabe que de abundancia que son las librerías ra las letras a través la palabra, para bai-
música o se habla (escribe) con emoción para siempre se encuentra un exube- del paso del tiempo y lar con el símbolo y
intentar transmitir la pasión que produce o rante puñado de ellos que desta- de los muy diversos construir una cons-
mejor sacar fichas coleccionables. Un torren- can sobre todos los demás. Es una subgéneros poéticos tante propuesta líri-
te de energía. cuestión de belleza, simple y pu- que cultivó Cartares- ca colmada de ima-
Y están todas las que sospecha usted (‘Qua- ra: libros de una edición muy mi- cu, desde el amor hasta el simbo- ginación.
drophenia’, ‘!Qué noche la de aquel día!’, mada, contenido delicioso y ob- lismo, el surrealismo, la experien- Al final del libro, el lector se en-
‘Blues Brother’) y alguna que la devoción de jeto bibliófilo, apostando por el cia y la reflexión. cuentra ya con un autor en trans-
Valiño obliga a redescubrir como aquel bio- cariz intelectual. Es el caso de formación: la pulsión de la juven-
pic de Glenn Miller (‘Música y lágrimas’) o la ‘Poesía esencial’, del escritor Mir- Viaje hacia la transformación tud, entre melancólica y vitalista,
brutal ‘Sid y Nancy’ sobre el destarifado Sid cea Cartarescu, una extensa reco- El libro comienza con un tono evoluciona hacia el tono pausa-
Vicious de los Sex Pistols. pilación de poemas que el autor clásico, de ecos románticos, en el do, la búsqueda de la serenidad
Una cosita más, no perderse ‘Come as you fue escribiendo desde su tempra- que aparece la naturaleza desnu- en la existencia, la narración. Al-
are. La historia de Nirvana’ (Michael Azerrad, na juventud hasta los treinta da ante el poeta que la observa y gunos personajes y diálogos co-
Ed: Contra. Maravillosa traducción de Elvira años, cuando decidió, como otros la transforma, diseccionándola mienzan a pulular por los versos.
Asensio). Créame, había perdido la fe en que tantos escritores a lo largo de la en muy diversos fragmentos Nos confiesa en su poema Occi-
me contasen algo de Nirvana a estas alturas historia, no escribir un verso más, (unas alas, el viento, un pájaro, dente: «He visto San Francisco,
que pudiera emocionarme. Bueno, pues el se- o al menos no publicarlo. una libélula), en lienzo que trans- el golfo azul con barcos / y más
ñor Azerrad consigue que uno reviva por qué ‘Poesía esencial’ reúne el traba- parenta el dolor y el amor por la allá el océano con islas boscosas
le marcó este trío y aquel demoledor ‘Smell jo de doce años de la vida del vida propios tanto de la juventud / ¡el Pacífico, imagínatelo!».
like teen spirit’. Se trata de eso. De que uno maestro rumano, un tiempo en el descarnada como de la íntima Ante el lector se despliega un
vuelva a apasionarse. que, en su propia confesión, es- condición humana, aquella que Mircea Cartarescu tan esencial
Para acabar, ya saben: Salud, libros y músi- tuvo completamente entregado a suele velarse en la madurez: «Li- como su poesía. No se lo pierdan.
ca, hermanos. la lírica. «Fue la época en la que ra de oro, mueve tus alas / hasta DAVID LORENZO CARDIEL