Está en la página 1de 2

PRONUNCIAMIENTO

Nosotros, los líderes y comunitarios de 27 comunidades del territorios Li Lamni y tres comunidades de Li Aubra,
reunidos en Asamblea los días 20 y 21 de diciembre en la comunidad Wiwinak Río Coco, Municipio de Waspam
en la Región Autónoma Costa Caribe Norte, con el fin de analizar la crisis derivada del abandono cruel e
inhumano por parte del Estado de Nicaragua de las comunidades indígenas, sumado al desplazamiento
agresivo por parte de Colonos armados, que mantiene en zozobra permanente a nuestras comunidades
indígenas. Nosotros como líderes y comunitarios sentimos la responsabilidad de exigir al Estado de Nicaragua
el cumplimiento de los compromisos asumidos mediante leyes, decretos y convenios internacionales de
proteger los derechos de los pueblos originarios y sus recursos naturales, violentados e ignorados a través de
la historia.

CONSIDERANDO:

1. Que la presencia de los Colonos representa una amenaza permanente para la paz, la estabilidad y el
futuro de los pueblos indígenas y profundiza la colonización que el Estado de Nicaragua inició con la
invasión al gobierno de la Muskitia en 1894.
2. Que la invasión de los Colonos llenos de avaricia y sedientos de riqueza ha devastado los recursos
boscosos que conservaban los pueblos indígenas, incluyendo la gran Reserva de la Biósfera de
BOSAWAS, declarada reserva por el Estado de Nicaragua en 1979 y reconocida por la UNESCO como
patrimonio de la humanidad en 1997.
3. Que la devastación de BOSAWAS significa la desaparición de una cultura ancestral, dada la estrecha
relación de los pueblos indígenas con los recursos de su entorno (ríos, flora, fauna, fuentes medicinales)
entre otros, así como el saqueo de sus recursos (oro, plata, madera, animales silvestres) y la
contaminación de los mismos.
4. Que los Colonos asentados en las tierras indígenas señalan directamente a funcionarios del gobierno y
sus partidarios (FSLN) de haberle vendido tierras indígenas, y cuando sabemos que el gobierno de
Nicaragua ni sus funcionarios nunca han tenido tierras en esta región.
5. Que los colonos han asesinado de manera impune al menos a 21 comunitarios, hijos de nuestros
territorios:
- El 28 de octubre del 2015 fue asesinado el joven Germán Martínez (q.e.p.d) de 21 años de edad,
cuando quemaron la comunidad de Polo Paiwas, se apropiaron de los bienes familiares y comunales
y desplazaron con violencia a todas las familias.
- En el 2015, unos 40 colonos que portaban armas tipo AK47 asesinaron al señor Bermúdez Wilson
(q.e.p.d) de la comunidad de Wiwinak.
- En agosto del año 2015 fue asesinado el comunitario Marcial Pedro (q.e.p.d) de la comunidad de
San Jerónimo.
- El 18 de septiembre del año 2017 fueron asesinados el señor Ricardo Ponce Müller de 72 años
(q.e.p.d), y el joven Noé Girón Martínez de 21 años (q.e.p.d), ambos de la comunidad de San
Esquipulas.
- El 18 de septiembre del año 2017 fueron atrozmente asesinados los comunitarios Gerardo Chale
(q.e.p.d), Lenín Pedro (q.e.p.d), y en ese mismo año asesinaron al comunitario José Álvarez
(q.e.p.d), comunitarios de la Esperanza, Rio Coco.
- El 14 de junio del año 2021 fue asesinado el comunitario Bonifacio Dixon Pérez (q.e.p.d), originario
de la comunidad Santa Fe.
- El 23 de agosto del 2021, en la masacre de Kiwakumbaih, en el territorio Mayangna Sauni As, fueron
asesinados Borlan Gutiérrez (q.e.p.d) de 42 años, Sixto Gutiérrez (q.e.p.d) de 33 años, Kedeline
Jarquín (q.e.p.d) de 21 años, y James Waldan (q.e.p.d) de 25 años y otros ocho comunitarios.
6. Que hasta ahora los procesos que desde el Estado de Nicaragua se han llevado a cabo para el abordaje
del conflicto de propiedad en los territorios indígenas, no han llevado a ningún resultado satisfactorio
para las comunidades indígenas y sus territorios.

POR TANTO, ESTA ASAMBLEA RESUELVE:

1. Otorgar al Estado de Nicaragua un último llamado para que oriente a las instituciones responsables que
en un término razonable (no mayor de 90 días) realice el plan de Saneamiento conforme a lo establecido
en la Ley 445 y el Convenio 169 de la OIT, antes que sea demasiado tarde y la violencia sea
incontrolable. Como nicaragüenses creemos en medidas pacíficas de resolución de este conflicto tan
grave y trágico.
2. Responsabilizamos desde ya al Estado de Nicaragua y su gobierno por todos los muertos y las secuelas
derivadas alrededor de este tema, tanto para los indígenas como para los Colonos, por su
irresponsabilidad y frialdad ante las múltiples demandas de saneamiento de la población nativa.
3. Demandamos la indemnización a las comunidades indígenas por los daños causados por la invasión de
colonos y el saqueo de los territorios indígenas, así como la reparación y restauración ecológica de la
biósfera BOSAWAS, patrimonio de la humanidad, cuyo cuido y protección defendemos y promovemos
como pueblos indígenas.
4. Demandamos la investigación de los responsables, indígenas y no indígenas, políticos, empresarios y
abogados, ciudadanos naturales y jurídicos, de las ventas de tierras y sus recursos y los supuestos
arrendamientos que no garantizan el derecho de dominio de las comunidades indígenas ni cuentan con
el consentimiento de las asambleas comunitarias y territoriales.
5. Frenar la creación y reconocimiento de las comunidades creadas por los colonos y el otorgamiento de
cédulas de identidad como nativo de esta región, porque el Estado con esas acciones legitima,
invisibiliza y apoya a las invasiones y mantiene la impunidad alrededor de las violaciones de derechos
humanos individuales y colectivos derivados de las invasiones de colonos.
6. Crear una comisión interinstitucional, con observación internacional, para verificar en el terreno la
tragedia humana y las condiciones de extrema pobreza y dolor que viven la mayoría de las comunidades
invadidas.
7. Que el Estado de Nicaragua respete y cumpla con las medidas provisionales dadas por la Corte CIDH,
ante la extrema violencia en inseguridad en la que viven, a las comunidades de la Esperanza, Rio Coco,
San Fe, San Jerónimo y Klisnak del territorio de Li Aubra, y a la comunidad de Wiwinak del territorio de
Limni; y las medidas cautelares dada por la Comisión IDH a las comunidades de El Cocal, Polo Paiwas,
y el Naranjal, del territorio de Li Aubra.
8. Demandamos el respeto al sistema de organización ancestral y a la forma de elección de las autoridades
comunales y territoriales sin la injerencia de los partidos políticos ni de actores con intereses ajenos a
nuestros intereses. En consecuencia, el territorio de Li Lamni desconoce la elección del gobierno
Territorial Indígena realizada el 16 de diciembre del presente año con la participación clandestina de un
pequeño grupo de simpatizantes del FSLN debido a las comunidades no fueron informadas previamente,
ni se reunieron en asamblea. Esta asamblea desconoce y desconocerá toda elección de autoridad
comunal y territorial a espaldas de las asambleas comunales y con vicios de fondos de nuestros
procesos de elección de autoridades.

Dado en la comunidad de Wiwinak, Rio Coco, territorio Li Lamni, municipio de Waspam, Región
Autónoma Caribe Norte, a los 21 días del mes de diciembre del año 2021.

Firmamos en hoja anexa.

También podría gustarte