Está en la página 1de 3

¿CÓMO SE OBTUVO LA BIBLIA?

• ¿Qué es la Palabra de Dios?


o Dios mismo pondría Sus palabras en boca de sus profetas. Deuteronomio
18:18
o La Biblia declara ser la Palabra inspirada de Dios. 2 Timoteo 3:16
o …porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los
santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo. 2
Pedro 1:21

• ¿De dónde vienen los 39 libros del A.T. y los 27 del N.T.? ¿Por qué son 66 en total?
o La Biblia es un volumen único. Se compone de 66 libros por 40 diferentes
escritores durante más de 1.500 años. Pero lo que la hace única es que tiene
una historia consistente a través de todo su recorrido, y tiene solo un autor
máximo—Dios. La historia es sobre el plan de Dios para rescatar a los
hombres y mujeres de los resultados devastadores de la caída, un plan que fue
concebido en la eternidad, revelado a través de los profetas y llevado a cabo
por el Hijo de Dios, Jesucristo.

• La colección de 66 libros es conocida como el “canon” de la Escritura.


• Proviene del hebreo kaneh (una varilla) y el griego kanon (una caña).
• Entre otras cosas, las palabras se refirieron igualmente a la varilla de
medición del carpintero y la regla del escriba.
• Se convirtió en una palabra común para todo lo que era la medida por la que otros
eran juzgados (ver Gálatas 6:16, por ejemplo).
• Después de los apóstoles, los líderes de la Iglesia la usaron para
referirse al cuerpo de doctrina cristiana aceptada por las iglesias.
• Desde entonces, se hizo más común en el uso cristiano con referencia a una
colección de libros que están fijos en su número, son divinos en su
origen y universales en su autoridad.

La Ley eran los primeros cinco libros, conocidos como el Pentateuco, que significa “cinco
rollos”—refiriéndose a los rollos de pergamino en los que eran escritos normalmente.
Los Profetas consistieron en los Antiguos Profetas (inusualmente para nosotros estos incluían
Josué, Jueces, Samuel y Reyes) y los Últimos Profetas (Isaías, Jeremías, Lamentaciones, y
los 12 libros proféticos menores).
Los Escritos reunían el resto. En total general ascendieron a 24 libros, porque muchos libros,
como 1 y 2 Samuel, Esdras y Nehemías, eran contados como uno.

Flavio Josefo (Against Apion): “No tenemos una multitud innumerable de libros entre
nosotros, en desacuerdo y contradiciéndose mutuamente [como los griegos]
sino solo veintidós libros, que contienen los registros de todos los
tiempos pasados; los cuales justamente, se cree que son divinos”.

Sus 22 libros consistieron exactamente de los mismos que nuestros 39 por las razones
expuestas anteriormente.
El A.T. traducido del hebreo al griego durante el siglo III a.C. es la Septuaginta.
Fue la Septuaginta griega la que los discípulos de Jesús utilizaron con frecuencia, ya que
griego era el idioma común de aquel tiempo.

Para 240 d.C., Origen de Alejandría estaba usando todos nuestros 27 libros como “Escritura
” (y ningún otro más).
Se refería a ellos como el “Nuevo Testamento”. Creía que ellos eran “inspirados por el
Espíritu”.
Pero no fue hasta 367 d.C. que Atanasio, también de Alejandría, nos proporcionó una lista
real de libros del Nuevo Testamento idéntica con la nuestra. A continuación lo que escribió:

“Como los herejes están citando escritos apócrifos, un mal extendido incluso tan
pronto como cuando San Lucas escribió su evangelio, por lo tanto, he pensado
que es bueno establecer claramente qué libros han sido recibidos por nosotros a
través de la tradición como pertenecientes al Canon, y cuáles creemos que son
divinos. [A continuación los libros del Antiguo Testamento con
la adición inusual de la Epístola de Baruc].

Del Nuevo Testamento estos son los libros.. . [a continuación los 27 libros de
nuestro Nuevo Testamento y no más]. Estas son las fuentes de la salvación, que
quien tenga sed, puede ser satisfecho por la elocuencia que
hay en ellos. Solo en ellos se establece la doctrina de la piedad. Que nadie añada a ellos, ni
sustraiga nada de ellos”.

Epístola Festal de Atanasio XXXIX

¿Qué hizo a un libro del N.T. “Escritura”?

1. Apostólica — ¿proviene de un apóstol?


Los primeros cristianos preguntaban, “¿Fue escrito por un
apóstol o bajo la dirección de un apóstol?” Esperaban esto al
igual que los judíos habían esperado las suyas ser firmadas por
los profetas. Pablo insistía en que sus lectores estuvieran tranquilos
de que las cartas que recibían en realidad provenían de
su pluma (p. ej., 2 Tesalonicenses 3:17).

2. Auténtica— ¿suena verdadera?


La voz autoritativa de los profetas, “Esto es lo que dice el
Señor,” es igualada por la afirmación de los apóstoles de escribir
no las palabras de los hombres, sino las palabras de Dios
(1 Tesalonicenses 2:13). Fue el testigo interno de los textos
mismos lo que fue fuerte evidencia de canonicidad.

3. Antigua— ¿ha sido utilizado desde los primeros tiempos?


La mayoría de los escritos falsos fueron rechazados simplemente
porque eran demasiado nuevos para ser apostólicos. En
el siglo cuarto, Atanasio listó el canon del Nuevo Testamento
como lo conocemos hoy en día y afirmó que se trataba de los
libros “recibidos por nosotros a través de la tradición como
pertenecientes al Canon”

4. Aceptada— ¿la mayoría de las iglesias las está usando?


Tomó tiempo para las cartas circular entre las iglesias, es más
significativo que 23 de los
27 libros eran casi universalmente aceptados mucho antes de
mediados del siglo segundo.

5. Precisa— ¿se conforma a la enseñanza ortodoxa de las iglesias?


Hubo un amplio acuerdo entre las iglesias a través del
imperio sobre el contenido del mensaje cristiano. Ireneo hizo
la pregunta de que si una escritura particular era consistente
con lo que las iglesias enseñaban.
Esto es lo que descartó gran
parte del material herético inmediatamente.

El Espíritu Santo ha puesto Su sello en el A.T. y el N.T.


El Dios que “inspiró” Su palabra en las mentes de los escritores
asegura que esos libros y no otros, forman parte del canon de la
Biblia completa.
“Toda palabra de Dios es limpia; él es escudo para los que en él
esperan. No añadas a sus palabras, para que no te reprenda y seas hallado mentiroso”.
Proverbios 30:5–6

Wayne Grudem:
Cuando el salmista dice: “La suma de tu palabra es verdad, y eterno es todo juicio de tu
justicia” (Sal. 119:160), implica que las palabras de Dios no son
solo ciertas individualmente sino también vistas juntas como un todo. Vistas colectivamente,
la “suma” es también “verdad”. En fin, no hay
contradicción interna en las Escrituras o en los pensamientos de Dios.

También podría gustarte