Está en la página 1de 44

MANUAL DEL TALLER:

PROYECTO
DE VIDA
03

IAM
INSTITUTO AGUASCALENTENSE
DE LAS MUJERES
PRESENTACIÓN

El proyecto de vida de hombres y mujeres muchas veces ha sido determinado por su


condición de género, a través de la adopción de pautas patriarcales existentes en la cul-
tura y transmitidas a través de diversas instituciones como la familia, la iglesia, la escuela
y el Estado. Desentrañar lo que esconden los roles tradicionales y heredados de género,
abre la posibilidad de desenmascarar un cierto molde social del cual tanto mujeres como
hombres hemos de librarnos para poder generar un proyecto de vida que incluya equitati-
vamente la parte más humana de ambos géneros. Esto es, la realización personal, la opor-
tunidad de decidir, la posibilidad de descubrir territorios sin una frontera delimitada por el
género, la facultad de habitar el mundo sin obstáculos como la discriminación y la violencia.
Es por ello que es fundamental formar en las y los jóvenes de nuestro medio una idio-
sincrasia basada en la equidad de género
y en el respeto y valoración de la diferen-
cia, para cimentar en ellos una perspectiva
de vida acorde con la democracia que la
INSTITUTO sociedad y el Estado mexicano necesitan
AGUASCALENTENSE para garantizar un progreso integral.
DE LAS MUJERES El Instituto Aguascalentense de las
Mujeres promueve la igualdad de género
en la constitución del proyecto de vida de
las y los jóvenes, un proyecto que espera-
Dirección de Educación y mos incluya nuevos horizontes, más allá de
la concepción tradicional sobre el ser mu-
Fomento Productivo jeres y hombres, y que reinventen los sig-
nos de un tiempo social gestado por ellas
y ellos.

Elsa Carolina Guzmán Martínez


Directora General
del Instituto Aguascalentense de las Mujeres

Plaza de la República No. 105 Altos


Zona Centro, C.P. 20000
Aguascalientes, Ags., México
Tel. 01 449 910 2128
iam@aguascalientes.gob.mxx
ÍNDICE
INTRODUCCIÓN ..................................................................................................4

Propuesta didáctica .............................................................................................5


Tema I. Presentación y encuadre .....................................................................8

Tema II. Autoconocimiento ...............................................................................9

Tema III. Autoconcepto ....................................................................................9

Tema IV. Autoevaluación ................................................................................10

......................................................................................11
Tema V: Autorespeto����������������������������������������������������������������������������������������

Tema VI: Autoevaluación .. .............................................................................12

Tema VII: Autoestima .....................................................................................13

Tema VIII: Mis propias decisiones ..................................................................13

Tema IX: Maternidad y paternidad responsables ..........................................13

Carta descriptiva ................................................................................................15


Anexos
I. Autoconocimiento .......................................................................................19
II. Autoconcepto .............................................................................................22
III. Autoaceptación .........................................................................................24
IV. Autorespeto ...............................................................................................27
V. Autoevaluación ...........................................................................................29
VI. Autoestima ................................................................................................30
VII. Toma de decisiones .................................................................................40
VIII: Maternidad y paternidad responsables ..................................................42

Bibliografía .........................................................................................................43
Introducción

Le llamamos proyecto de vida a todo aque- imaginar a un ganador del Premio Nobel sin
llo que tiene que ver con uno mismo, con lo un ideal?
que es y lo que quiere ser y hacer, pero sobre Como lo hemos mencionado en párrafos
todo con aquello que deseamos para nues- anteriores, el proyecto de vida tiene mucho
tro futuro y que incluye los esfuerzos y la dis- que ver con tu historia, esa que construyes
posición para su construcción, así como los cada día. Por ello es importante que reflexio-
compromisos y la constancia para su logro. nes acerca de la influencia de las personas
El proyecto de vida es diferente en cada adultas cercanas a ti en tu vida: tus padres,
uno de notros, ya que tiene que ver con la hermanos, maestros, otros familiares y ami-
historia de vida, las ilusiones y deseos así gos que han estado cerca de ti durante tu
como con las expectativas que tenemos para desarrollo. Las historias de éxito de cada uno
nosotros mismos en el futuro. de ellos pueden constituirse en la guía para
De igual manera, los sueños son nece- construir el proyecto de vida deseado. Más
sarios en la construcción del proyecto, pero aún, no necesariamente deben ser seres cer-
para poderlos cumplir debemos enfocarnos canos a ti, también pueden ser personajes
en ellos y, fundamentalmente, poner la ac- que han logrado el éxito en el arte, la música,
 ción para que puedan convertirse en realidad. la actuación, los deportes, etc.
Nuestros proyectos pueden constituirse de Para construir tu proyecto de vida te da-
muchos sueños, sin embargo, para poderlos remos algunas ideas prácticas que pueden
llevar a un feliz término deberemos soñar en serte de gran utilidad. Analiza cada una de
algo factible, es decir, ubicarlos en la reali- ella, ejercítalas y construye tu proyecto con
dad. base en tus necesidades, expectativas y va-
Por otro lado, los ideales también son lores. Es importante que tu proyecto deba
fundamentales para la construcción del pro- estar enfocado en tu realización personal y
yecto de vida, ya que se convierten en los que incluya la satisfacción que te produzca
principales motores que nos impulsan a al- transitar por caminos nuevos que te resulten
canzar las metas que nos hemos propuesto. atractivos. Recuerda: la felicidad no se en-
Sin embargo, ser un o una idealista sin po- cuentra al final del camino sino en el camino
ner la acción necesaria, nos convierte en un mismo.
simple “hacedor de pensamientos”. ¿Puedes
Propuesta didáctica

El Curso-Taller “Proyecto de vida” está dirigido a jóvenes y adolescentes que cursen el nivel
medio superior con el objetivo de proporcionarles herramientas que les permitan reflexionar
sobre la importancia de planear y diseñar un proyecto de vida fijo que integre metas, anhelos,
visiones y misiones acordes con las necesidades y capacidades del participante.
Este manual pretende convertirse en una herramienta dinámica que permita a los y las
participantes establecer un clima de confianza y comunicación que facilite el aprendizaje de
los contenidos y la aplicación de estos a través de las técnicas.

Objetivos
Que las y los participantes logren:
a. Identificar los elementos que conforman el “yo” en todos los sentidos para que puedan
decidir según sus conocimientos y criterios. 

b. Fortalecer sus habilidades y destrezas, según sus capacidades y conocimientos, para


que puedan desarrollarlas y utilizarlas en su vida diaria.

c. Reflexionar acerca de la importancia que tiene el conocerse y aceptarse tal y como son
para que puedan confiar en ellos mismos y tomar las decisiones adecuadas y conve-
nientes para ellos.

Estructura
Este manual está estructurado con base en Los módulos están planteados de tal ma-
seis temas: nera que permitan reconocer la importancia
de la perspectiva de género tanto en lo per-
1. Autoconocimiento sonal como en el medio gubernamental para
2. Autoconcepto la planeación y puesta en acción de progra-
3. Autoaceptación mas. Cada tema tiene su objetivo, los recur-
4. Autorespeto sos materiales y humanos que se requieren,
5. Autoevaluacion el tiempo destinado a cada actividad y la se-
6. Autoestima cuencia a seguir.
El objetivo general indica lo que se pre- das y por último que el lugar sea accesible
tende lograr al desarrollar cada tema. para la mayoría de las personas.
Los recursos humanos refieren al perso- • Número de participantes: es necesario
nal que se requiere para desarrollar el proce- que se conozca el número de participan-
so de capacitación. Lo ideal es que sean dos tes para preparar el material a repartir y las
personas quienes realicen la capacitación. técnicas sean adecuadas, se propone un
Los recursos materiales son los apoyos número de 25 participantes como optimo
didácticos necesarios para realizar todas y para permitir la participación de cada per-
cada una de las actividades planteadas en el sona y el manejo del grupo en las técnicas.
manual. Cada anexo se relaciona con un tema Es un requisito que el grupo que participa
determinado, lo cual se indica debidamente, en el desarrollo del taller sea el mismo y
asimismo las filminas (si se cuenta con pro- que no se permita la entrada de personas
yector) o las láminas con el mismo contenido a temas aislados.
de las filminas. • Convocatoria: El éxito de los procesos
Las lecturas de apoyo permiten al ins- de capacitación depende mucho de la con-
tructor tener insumos que faciliten las activi- vocatoria. Es necesario entonces, progra-
dades, estas lecturas deben ser leídas pre- mar con anticipación la actividad de capa-
viamente, y también pueden ser repartidas citación, con el propósito de tener tiempo
de antemano entre quienes asisten al taller suficiente para la convocatoria. Muchas
para reforzar los conocimientos adquiridos, personas requieren programar con antici-
si el/la instructor/a lo considera necesario. pación la actividad de capacitación, con el
El tiempo indica la duración mínima para propósito de tener tiempo suficiente para
impartir cada tema y/o realizar la actividad. la convocatoria. Muchas personas requie-
 Los pasos a seguir son los que marcan ren programar sus actividades diarias de
el desarrollo de la actividad de capacitación, trabajo y/o personales para poder asistir,
estos pasos se podrán encontrar tanto en el para lo cual se debe hacer la convocatoria
manual como en la carta descriptiva del ta- por escrito especificando el lugar, horario,
ller. teléfonos en los cuales se pueda confir-
mar la asistencia, como también plantear
la necesidad de que sean puntuales y
asistan a la totalidad de las sesiones de
capacitación.
Recomendaciones • Programa. Se recomienda que al inicio
de cada sesión se entregue a los partici-
Infraestructura. Es importante tener presen- pantes el programa de actividades, lo cual
te que al implementar procesos de capacita- tiene como objetivo que quienes partici-
ción como éste es necesario atender algunos pan se enteren de los temas que se trata-
aspectos de infraestructura tales como: rán, así como la organización del tiempo y
las formas de trabajo que se realizarán.
• Local: este tiene que reunir ciertas con- • Facilitadoras/es y expertas/os. Lo más
diciones, como por ejemplo: que sea lo recomendable es que los procesos de ca-
suficientemente amplio para que puedan pacitación sean facilitados por dos perso-
caber el número de participantes convo- nas. Hay varias razones para ello: por una
cados; que esté ventilado, que tenga ilu- parte puede ser pesado para una sola per-
minación natural y artificial, sillas cómo- sona facilitar un proceso de capacitación,
por lo que es necesario dividirse las tareas
para poder atender todas las necesida- • El manejo del tema por parte de las/os
des de las personas que asisten al taller, facilitadoras/es e invitadas
como por ejemplo, instrucciones, aclara- • Los conocimientos adquiridos en el ta-
ción de dudas, preparar dinámicas y sus ller
respectivos materiales, etc. Por otra parte • La posibilidad de aplicación de esos co-
dos personas facilitadoras pueden apor- nocimientos en su trabajo y vida personal
tar conocimiento y reflexiones, enriquecer • Material didáctico con el que trabajó
las discusiones, y apoyarse mutuamente • Las dinámicas y los trabajos en grupo
en los momentos más difíciles de la acti- • Sugerencias para mejorar el taller
vidad. • Nuevas necesidades de capacitación

En algunos temas se recomienda la partici- Otra modalidad es realizar este cuestionario


pación de invitadas/os que por su trabajo y de forma oral abriendo un espacio en el cierre
experiencia puedan enriquecer el proceso del taller para que los participantes puedan
de capacitación. Estas personas deberán externar sus comentarios y sugerencias so-
ser contactadas por las/los facilitadoras/es, bre la experiencia del taller.
quienes les indicarán claramente el tema que
deberán abordar así como los aspectos más b) Capacitadoras/es: Es primordial que las/
relevantes de trabajar con el grupo. los capacitadoras/es abran espacios per-
manentes de reflexión que les permitan vi-
sibilizar sus aciertos, sus debilidades y sus
potencialidades. Existen diferentes maneras
de lograr esta evaluación permanente, como
Evaluación reunirse inmediatamente después de termi- 
nado el proceso de capacitación, compartir
a) Del taller: Evaluar la experiencia de ca- sentimientos, evaluar los resultados de deter-
pacitación es un aspecto que permite el minados ejercicios y actividades.
crecimiento y la mejora. Evaluar quiere de-
cir reconocer los aspectos más positivos del
proceso, así como aquellos que pueden ser
susceptibles de cambio. También quiere de-
cir reconocer los aspectos que dan mayor Seguimiento
fuerza a la tarea y los vacíos que se pueden
enfrentar durante la realización de la activi- Es muy importante que se prevean algunas
dad. Para ello se puede realizar un mecanis- estrategias para dar seguimiento a los resul-
mo que permita que los participantes expre- tados y compromisos adquiridos durante el
sen su opinión sobre de aquellos aspectos proceso de capacitación. Por ejemplo, podría
que se pueden evaluar, como dinámicas, los pensarse en formar una comisión para que
trabajos en grupo, los temas abordados, la dé seguimiento e informe de las acciones
labor de las/os capacitadoras/es, la duración realizadas, plantear una reunión con todas
del taller, etc. Se puede realizar un cuestio- las personas participantes dentro de deter-
nario que contenga preguntas cerradas que minado tiempo, que permita actualizar las
tomen en cuenta los siguientes aspectos: acciones y evaluar el avance de los logros.
Sostener los acuerdos y compromisos forta-
• Contenido del taller lece la actividad de la capacitación.
• Duración del mismo
Tema I. Presentación y
Desarrollo:
• La coordinadora entrega a cada partici-
encuadre pante una hoja en la que deben “dibujar”
su propio retrato, pero éste no debe re-
presentar aspectos físicos, sino aspectos
interiores como, estados de ánimo, senti-
Técnica: Lluvia de ideas
mientos, actitudes y pensamientos.
• Los participantes le regresan la hoja a
Objetivo: Que las y los participantes se
la coordinadora, pero ésta no debe tener
reconozcan entre sí e identifiquen el obje-
nombre.
tivo del taller.
• Posteriormente la coordinadora reparte
los retratos a los participantes de manera
Materiales: Hojas de papel, lápices, cinta
que nadie quede con su propio retrato.
adhesiva.
• Los participantes se forman en círculo y
cada uno explica lo que entendió del dibu-
Desarrollo:
jo y su interpretación, para después adivi-
La coordinadora o coordinador deberá:
nar de quién es el retrato.
• Presentar el objetivo del taller tomando
en cuenta las ideas de los demás que sur-
Tiempo: 30 minutos.
jan durante la explicación.
• Pedir la participación de los integrantes
para proponer en conjunto las reglas o
normas que se desean llevar a cabo du-
Técnica: EXPOSITIVA
rante el taller.

• Las normas que se lleguen a establecer
Objetivo: Que los participantes analicen
deben ser registradas en hojas de rotafolio
el concepto de autoconocimiento y los
y estar pegadas en algún espacio visible
elementos que lo conforman, así como la
del salón donde se este llevando acabo el
importancia que tiene el conocerse como
taller vista de todos.
personas para después poder aceptarse.
Tiempo: 10 minutos.
Material: computadora, cañón.

Desarrollo:
• Después de concluir con la técnica an-
Tema II. Autoconocimiento terior, la coordinadora expone el tema del
Autoconocimiento a través de una presen-
tación en Power point.
Ver Anexo I
• Es importante que pida la participación
de los integrantes y tome en cuenta sus
Técnica: Autoretrato
preguntas con respecto al tema, tratando
de aclararlas con toda honestidad.
Objetivo: Que los participantes identifi-
• La explicación que la coordinadora ofre-
quen en sí mismos las características ge-
ce debe manejar ejemplos de la vida real
nerales y particulares que los hacen ser
para que así el tema sea mejor compren-
quienes son.
dido
Materiales: Hojas de papel, lápices.
Tiempo: 20 minutos.
Tema III. Autoconcepto
vida real, ¿hasta qué punto puede sopor-
tar las reacciones de los demás hacia un
modo de ser personal al que el mismo le
Ver Anexo II haya puesto una etiqueta? ¿Cómo y cuán-
to cree que las personas que le rodean
Técnica: LOS OTROS AFECTAN NUES- pueden influir en su autoconcepto? ¿Por
TRO AUTOCONCEPTO... qué cree que le sucede esto a la mayoría
de la gente? ¿Por qué esto no les pasa a
Objetivo: Que los participantes observen todos?
la manera en que el auto concepto es in-
fluido por la idea que de ellos tienen otras Lista de letreros o etiquetas:
personas. Sermonéame
Aconséjame
Materiales: Cinta adhesiva, letreros Escúchame
Compréndeme
Desarrollo: Respétame
• La coordinadora o coordinador coloca Enjuíciame
con cinta adhesiva un letrero en la frente Ignórame
de cada participante, sin que éste lo pue- Admírame
da leer. Acéptame
• Los participantes forman parejas y, du- Dime que estoy equivocado
rante tres minutos, cada pareja hablará Cállame
sobre alguno de los siguientes temas. El Ridiculízame
que escucha expresa sus acuerdos y des- Apóyame 
acuerdos al respecto. Elógiame
Dime que tengo razón
Temas:
• El uso de la marihuana debe ser legali- Tiempo: 30 minutos.
zado.
• La libertad sexual debe ser ejercida por
hombres y mujeres.
• La asistencia a las escuelas debe ser li-
bre. Tema IV. Autoevaluación
• Cualquier mujer tiene derecho a decidir
cuántos hijos quiere tener y cuándo. Ver Anexo III
• Las muchachas de 16 años son más
maduras que los muchachos de la misma Técnica: Aceptando nuestras debilidades
edad.
Objetivo: Analizar la importancia que tiene
El debate continua hasta que cada partici- aceptar las propias debilidades y limitacio-
pantes se dé cuenta de cuál es su letrero. nes, observando que todas las personas
El instructor hará las siguientes preguntas: las tienen, sin que ello nos haga sentirnos
menos o devaluados y aceptándolas sin
El participante con letrero en la frente avergonzarse de ellas.
¿pudo adivinar qué letrero tenía? ¿Qué es
lo que lo llevó a saberlo? ¿Le gusto jugar
su papel? ¿Por qué sí o por qué no? En su
Materiales: Hojas de papel, lápices, cinta preguntas, tratando de aclararlas con ho-
adhesiva. nestidad.

Desarrollo: Tiempo: 15 minutos.


• La coordinadora entrega dos hojas de
papel a cada participante en la cual dibu-
jan sus manos.
• En la mano derecha los participantes es- ROMPE HIELO
criben sus limitaciones, ya sea en la palma
o en los dedos, siendo el número de limi- Técnica: Globos
taciones el que cada quien quiera.
• En la mano izquierda escriben sus habi- Objetivo: Crear un ambiente de confianza
lidades y alcances. en el grupo.
• Las hojas se pegan en las paredes del
salón, para que los demás compañeros Materiales: Globos de colores.
las puedan leer.
• Posteriormente se lleva a cabo una Desarrollo:
puesta en común donde la coordinadora • La coordinadora les entrega a los parti-
explica la importancia que tiene el aceptar cipantes un globo que debe contener una
nuestras limitaciones y también nuestras frase o una acción escrita en un papelito.
habilidades, como parte de nosotros mis- • Ya que cada participante tiene su globo,
mos. lo rompe frente al grupo, lee en voz alta la
frase que le tocó y hace lo que el papelito
10 Tiempo: 15 minutos. dice. Por ejemplo, si a alguien le sale la
frase: “bailar” o “imitar algún ruido” lo tie-
ne que hacer.
• La coordinadora puede iniciar por el co-
Técnica: Expositiva lor de los globos diciendo que primero se
romperán los de color azul o verde, o pue-
Objetivo: Que los participantes analicen el de también seguir la iniciativa del grupo,
concepto de autoaceptación y sus carac- preguntando quién quiere comenzar, etc.
terísticas. • La manera en que los participantes tie-
nen que romper los globos es: de sento-
Materiales: cañón, lap top. nazo ó panzazo.

Desarrollo: Tiempo: 10 minutos.


• Después de concluir con la técnica ante-
rior, la coordinadora:
• Explica a los miembros del grupo el tema
de la Autoaceptación, a través de una pre-
sentación en Power point.
• Explica las características del concepto, Tema V: Autorespeto
incluyendo ejemplos de la vida cotidiana
para facilitar la comprensión del tema. Ver Anexo IV.
• Pide la participación de los integrantes
del grupo, tomando en cuenta sus dudas y Técnica: Sí para mí... no para mí...
Objetivo: Que los participantes reconoz- Técnica: expositiva
can sus valores y creencias, ya que a tra-
vés de estos nos respetamos y respeta- Objetivo: Fortalecer los principios de cada
mos a los demás. participante que le ayudan a tomar deci-
siones, respetando las ideas u opiniones
Materiales: Letreros que digan: “Sí para de los demás.
mí”, “No para mí”, “Sí para los demás”,
“No para los demás”. Material: computadora, lap top.

Desarrollo: Desarrollo:
• La coordinadora, pega en el piso cuatro • La coordinadora expone el tema del au-
letreros que digan: Sí para mí, No para mí, torespeto.
Sí para los demás y No para los demás. • La explicación debe ser lo más detallada
posible, para poder esclarecer cualquier
Enseguida expone ante el grupo los siguien- duda en los participantes.
tes temas: • Es importante que la coordinadora reali-
ce preguntas antes de comenzar y al final
• Matrimonio de la presentación, o también puede deja
• Unión libre a voluntad de cada persona del grupo su
• Divorcio participación.
• Masturbación • Si en algún momento algún integrante del
• Relaciones sexuales antes del grupo decide por voluntad propia contar
matrimonio alguna experiencia, la coordinadora debe
• Relaciones sexuales durante la aclarar la importancia que tiene el respeto 11
menstruación hacia los demás y sus opiniones.
• Sexo oral
• Sexo anal Tiempo: 20 minutos.

Luego de exponer cada uno de los temas,


los participantes deben elegir el letrero que
consideren más adecuada para cada uno de
ellos y colocarse frente al mismo. Tema VI. Autoevaluación
Los participantes expresan las razones o
motivos por los que eligieron cada uno de los Ver Anexo V
letreros.
Es importante establecer un clima de res- Técnica: El árbol de los frutos
peto, evitando burlas y malos entendidos. Y
a partir de esto propiciar en los participantes Objetivo: Lograr que el/la participante
la reflexión de que los valores y creencias no haga un recuento de sus principales éxi-
son los mismos, aprendiendo a respetar la tos personales.
opinión de los demás.
Materiales: Hojas blancas, lápices, cinta
Tiempo: 30 minutos. adhesiva
Desarrollo: Tiempo: 10 min.
• La coordinadora pide a los miembros del
grupo que dibujen en una hoja de papel un
árbol con frutos y raíces.
• Después de que hayan terminado de di-
bujar el árbol, los participantes escriben Tema VII. Autoestima
sus fortalezas y debilidades en las raíces,
y sus frutos y logros que han sido signifi- Ver Anexo VI
cativos en su vida, en los frutos.
• Los trabajos se pegan en las paredes del Técnica: Expositiva
salón para que todos los compañeros se
puedan dar cuenta de los éxitos que los Objetivo: Que los participantes reflexionen
demás tienen. los conceptos vistos anteriormente, en re-
• Después se lleva a cabo una puesta en lación con el concepto de autoestima.
común sobre la importancia de reconocer
las fortalezas que todos tenemos así como Materiales: Presentación Power Point,
las debilidades y fallas, pues también son Cañón, lap top.
parte de nosotros, observando lo que po-
demos hacer para mejorarlas. Desarrollo:
• El o la facilitadora, expone el tema de la
Tiempo: 20 minutos. autoestima a través de una presentación
en Power point.
• Analiza, junto con el grupo este concep-
12 to, tomando siempre en cuenta las par-
Técnica: Expositiva ticipaciones de todos los integrantes del
grupo.
Objetivo: Que los participantes analicen el • Con la ayuda del diaporama hace una
concepto de autoevaluación, reflexionan- síntesis de los conceptos anteriores y su
do sobre su importancia. relación con el de la autoestima.
• El o la facilitadora explica cuáles son las
Material: cañón, lap top. características de cada uno de los con-
ceptos, incluyendo durante la explicación
Desarrollo: ejemplos de la vida real para facilitar la
• La coordinadora presenta a los miembros comprensión del tema a los participantes.
del grupo el concepto de autoevaluación, a
través de una exposición con diapositivas, Tiempo: 20 minutos.
analizando los elementos que componen
este concepto. Esto con la finalidad de ROMPE HIELO
complementar los conocimientos previos
y los adquiridos en la técnica anterior. Técnica: LÍNEA DE ROPA
• Es importante tomar en cuenta la partici-
pación de los integrantes ya sea volunta- Objetivo: Propiciar un ambiente de con-
riamente o a partir de preguntas directas fianza para favorecer el aprendizaje y el
que el o la coordinadora considere conve- desarrollo del taller.
nientes. La participación de los integran-
tes no debe ser forzada. Materiales: Ropa
Desarrollo: cuáles fueron sus criterios para tomarla y
• La coordinadora forma equipos peque- qué otros puntos importantes tomaron en
ños, dependiendo del numero de inte- cuenta.
grantes.
• Les explica que deben formar una línea Tiempo: 50 minutos.
con sus prendas de vestir, en sólo 20 se-
gundos, indicándoles que es indispensa-
ble trabajar en equipo.
• El equipo que logre reunir el mayor nú-
mero de prendas formando la línea más
larga, es el ganador.
Tema IX. Maternidad y
paternidad
Tiempo: 10 min.
responsables
Ver Anexo VIII

Técnica: Sociodrama... Como padres y


Tema VIII. Mis propias madres
decisiones Objetivo: Que las y los participantes re-
flexionen sobre las metas de su proyecto
Ver Anexo VII
de vida y en que etapa de sus vida las vi-
sualizan. 13
Técnica: Mis propias decisiones
Materiales: No se requieren.
Objetivo: Que los y las participantes anali-
cen los factores que influyen en la toma de
Desarrollo:
decisiones y la importancia de éstas.
• La coordinadora forma equipos de cua-
tro personas.
Materiales: Tarjetas
• La técnica consiste en escenificar la pa-
ternidad y la maternidad de manera res-
Desarrollo:
ponsable.
• La coordinadora forma equipos peque-
• Los participantes deben elegir la manera
ños, dependiendo él numero de partici-
en que ellos deseen representar su papel
pantes.
dentro del sociodrama.
• Les da a cada uno de los equipos una
• Pueden incluir más personajes dentro de
tarjeta que contiene una historia o situa-
la escenificación para que el mensaje que-
ción de vida, sobre la cual existen diversas
de más completo y claro.
opciones para tomar una decisión.
• Al final de cada escenificación la coor-
• Los equipos leen sus tarjetas y se orga-
dinadora pide la participación de los inte-
nizan para realizar una representación de
grantes para socializar las ideas o dudas
la historia o caso que contenga.
que surjan en ese momento.
• Al termino de las representaciones, la
• Al finalizar las escenificaciones de todos
instructora les hace preguntas sobre al por
los equipos, la coordinadora cierra la acti-
qué decidieron representarla de esa ma-
vidad con una reflexión concreta pero pro-
nera y cómo llegaron a elegir una opción,
funda acerca de la maternidad, la paterni-
dad y la responsabilidad tan grande que Tiempo: 40 minutos.
implica enfrentar este tipo de situación de
vida.

14
Carta descriptiva

Taller Proyecto de vida


Objetivo: Que las y los participantes, adquieran las bases que les permitan fortalecer su
identidad a través del conocimiento y aceptación de si mismos, que genere en ellos una
autoestima sana, y facilite la toma de sus decisiones para cumplir con las metas planea-
das y lograr sus objetivos de vida.

PRIMERA SESIÓN
TÉCNICA Y
TEMA OBJETIVO MATERIAL TIEMPO
PROCEDIMIENTO

PRESENTACIÓN Que los participan- La instructora pide a los Hojas de papel, 10 minutos
Y tes se reconoz- participantes que comen- lápices y cinta
ENCUADRE can entre sí y se ten las reglas básicas que adhesiva
identifiquen con el consideren necesarias
objetivo del taller. para el desarrollo del
taller. Luego les pide que
las anoten en hojas de
rotafolio, vinculándolas 15
con los distintos temas
y actividades del taller.
Las hojas de rotafolio se
quedan pegadas en las
paredes del salón a lo
largo del desarrollo del
taller.

AUTOCONOCI- Que los participan- Los participantes escri- Hojas de 50 minutos


MIENTO tes identifiquen en ben en una hoja de papel papel, lápices
sí mismos caracte- un retrato psicológico de y presentación
rísticas generales sí mismos, sin nombre, power point.
y particulares que para que los demás par-
los hacen ser quie- ticipantes adivinen quién
nes son. es la persona del retrato.
TÉCNICA Y PROCEDI-
TEMA OBJETIVO MATERIAL TIEMPO
MIENTO

AUTO CONCEP- Que los participan- El instructor forma pare- Etiquetas con 30 minutos
TO tes analicen sobre jas y les pega una etique- los conceptos.
el autoconcepto y ta a cada participante en
la manera en que la frente. Durante tres
éste es influido por minutos cada uno ha-
la idea que de ellos bla de uno de los temas
tienen los demás. sugeridos, mientras que
su pareja participante
lo trata conforme dice
su etiqueta, hasta que
éste adivine qué dice su
letrero.

AUTO ACEPTA- Descubrir la impor- La instructora pide a los Hojas de papel, 30 minutos
CIÓN tancia de aceptar participantes que di- lápices, cinta
las propias debili- bujen sus manos en un adhesiva. Pre-
dades y limitacio- papel. Les dice que en sentación en
nes, observando la mano derecha escriba Power point
que todas las sus limitaciones y en la
personas tenemos izquierda sus habilidades.
puntos débiles Los dibujos se pegan en
y que éstos no las paredes del salón.
16 deben hacernos Se hace una puesta en
sentir menos o común identificando cada
devaluados. quien sus limitaciones y
lo que puede hacer para
transformarlas.

SEGUNDA SESIÓN

ROMPE HIELO Propiciar un am- El instructor entrega a Globos de 10 minutos


biente de confian- cada uno de los y las colores
za en el grupo participantes globos de
diferentes colores con
un papelito en su interior.
Los participantes lo rom-
pen de manera divertida y
tienen que representar lo
que diga el papelito.
TÉCNICA Y PROCEDI-
TEMA OBJETIVO MATERIAL TIEMPO
MIENTO

AUTO RESPETO Que los participan- El instructor coloca Letreros: 50 minutos


tes reconozcan sus cuatro letreros en el suelo Presentación
valores y creen- que digan: sí para mí, no Power Point.
cias, y aprendan a para mí, si para los de-
respetar las de los más, no para los demás.
demás. Luego expone diferentes
temas y cada partici-
pante se toma postura
al respecto colocándose
atrás de un letrero. Luego
explican todos por qué
tomaron su decisión.
Posteriormente se re-
flexiona sobre los valores
y creencias propias y
ajenas, aprendiendo a
respetar a los demás.

AUTOEVALUA- Que los partici- Los participantes hacen Hojas de pa- 30 minutos
CIÓN pantes hagan un un dibujo de un árbol. pel, lápices y
recuento de sus En las raíces ponen sus cinta adhesiva.
principales logros. fortalezas y debilidades, Presentación
y en los frutos los logros Power Point. 17
personales significativos
en sus vidas.

AUTOESTIMA Que los participan- El instructor expone una Presentación 20 minutos


tes reflexionen so- síntesis de los de los con- en Power
bre los conceptos ceptos anteriores a través Point.
vistos anteriormen- de los cuales se forma el
te para así llegar al autoestima.
de autoestima

TERCERA SESIÓN

ROMPE HIELO Crear un ambiente Se forman equipos y Ropa. 10 minutos


de confianza en le cada uno forma una línea
grupo con su ropa en 20 segun-
dos, el que la forme más
larga, gana.
TÉCNICA Y PROCEDI-
TEMA OBJETIVO MATERIAL TIEMPO
MIENTO

MIS PROPIAS Analizar los facto- La instructora pide a los Tarjetas con 50 minutos
DESICIONES res que influyen en participantes que formen situaciones de
la toma de decisio- equipos. Les entrega una vida.
nes y la importan- tarjeta con situaciones
cia de estas en la de vida cuya resolución
propia vida. implica tomar una deci-
sión. La resuelven y la
representan. En plenaria
explican por qué tomaron
esa decisión para esa
situación de vida.

MATERNIDAD Y Reflexionar sobre Las y los participantes 40 minutos


PATERNIDAD las metas para su representan su vida en
RESPONSA- proyecto de vida y estos momentos (activi-
18 BLES en qué etapa de su dades, personas que los
vida se visualizan rodean, anhelos etc.) y
como padres y cómo se verían afectadas
madres. sus proyectos y metas en
caso de que estuvieran
a punto de ser padres o
madres. Se les pide a lo
participantes que reflexio-
nen sobre esto

CIERRE Que los participan- En una plenaria los 20 minutos


tes reafirmen lo participantes expresan
vivido en el taller y valoran libremente las
para ponerlo en experiencias obtenidas a
práctica en la vida través del taller.
cotidiana.
Anexo I

Autoconocimiento
Cuando aprendemos a
conocernos en verdad vivimos
Schüller

Autoconocimiento es conocer las partes El yo bio-psico-social


que componen el “yo”, cuáles son sus ma-
Seguiremos un esquema que propone Domin-
nifestaciones, necesidades y habilidades; los
go Rodríguez. Este esquema no pretende ser
papeles que vive el individuo y a través de
científico; fue hecho con el deseo de conocer
los cuales es; conocer por qué actúa, cómo
y analizar más ampliamente el ser humano.
lo hace y cómo siente. Es imposible amar
“Lo que no conozco no puedo amarlo”. Esto
algo que no conozco. No puedo amarme y
es, se empezarán a conocer los propios com-
respetarme si no conozco los aspectos que
ponentes, manifestaciones y reacciones, ne-
me integran.
cesidades y habilidades, para desarrollarlas
Conocerme significa percibirme com-
y manejarlas. Tomemos el ejemplo de quien 19
pleto: mi cuerpo, mis pensamientos y senti-
va a manejar un automóvil; si no lo conoce
mientos, y mi capacidad de relacionarme con
no sabrá como cambiar las velocidades, fre-
otros. Conocerme es descubrirme con capa-
nar o acelerar dado el caso. Parecería que
cidades, habilidades y virtudes, pero también
el coche lo manejara a él y no él al coche.
con límites, defectos, errores. Conocerme es
Debe tomar el control y dirigirlo hacia donde
darme cuenta de que cambio, no siempre
el quiere. Del mismo modo le toca dirigir su
soy igual, soy alguien dinámico y cambian-
vida, todo aquello que lo lleve a una plena
te como cambiante y dinámica es la vida.
realización y expresión de si mismo, lo que le
Es conocer las partes que componen el yo.
dará paz y felicidad.
Al conocer todos sus elementos, que desde
Otro ejemplo: una úlcera se manifiesta
luego no funcionan por separado sino que
físicamente debido a un mal manejo de emo-
se entrelazan para apoyarse unos a otros, el
ciones negativas, que a su vez provocan ten-
individuo logra tener una personalidad fuerte
sión. Esta tensión lleva a la úlcera; y los dolo-
y unificada; si una de estas partes funciona
res causan ansiedad, depresión, irritabilidad
de manera deficiente, las otras se ven afecta-
y afectan al yo social. Así las relaciones inter-
das y su personalidad es débil y dividida, con
personales, familiares y de trabajo se deterio-
sentimientos de ineficiencia y desvaloración.
ran. Todo este proceso se convierte en una
barrera para que el yo espiritual manifieste su
energía en optimismo, confianza, alegría, for-
taleza, paz interna y sabiduría.


Rodríguez, Pellicer, Domínguez, Autoestima: clave del éxito
personal, 1988, p.11-14
El ser biopsicosocial es el yo integral, o situación que se presenta en la vida tiene
sea la reunión de todas sus partes - lo que es diversas soluciones y no ven más opciones;
y siente - que cargadas de energía salen o se esto las lleva a sentirse mal, frustradas; po-
manifiestan en las actuaciones. dría decirse que escogen el camino erróneo.
Por tanto, la mente es el puente para el
espíritu, que en esencia significa lo que la
El yo físico persona es en verdad. La frustración de las
necesidades y valores hace al individuo vul-
Es el que más claramente se ve, es el organis-
nerable y falto de energía, lo que le impide
mo. Necesita atención y cuidado para poder
el desarrollo normal de su persona. El espí-
desarrollar sus capacidades y convertirlas en
ritu es el elemento que busca el significado
habilidades. Por ejemplo: si no se ejercita no
de la vida, es el “yo profundo”, el núcleo de
tiene flexibilidad; si no come no tiene activi-
identidad, la parte más interna y dinámica. Se
dad, etc.
manifiesta a través de lo que se quiere lograr
y cómo quiere lograrse.
Carls Rogers habla del poder de la per-
El yo psíquico
sona, de su centro perfecto, de un potencial
Es la parte interna, se divide en tres para en- limitado, oculto inconsciente por falta de es-
tenderlo mejor: lo emotivo, la mente y el es- cucha, comprensión y congruencia. Él dice
píritu. que al darle esto al ser humano, se podrá ir li-
La parte emotiva lleva al hombre a cono- berando de sí mismo y sacará su parte esen-
cerse; es a través de estados de animo, sen- cial. Como ejemplo de percatarse de este “yo
timientos y emociones, como se da cuenta profundo” podrán recordarse sentimientos y
20 que existe y, como decía un maestro: “No es sensaciones al ver una puesta de sol, un acto
lo mismo tener el sentimiento en las manos, bello de humanidad, escuchar un concierto,
que estar en las manos del sentimiento”. haber definido un valor, haber podido trans-
A medida que la vida transcurre, el ce- formar algo negativo en positivo, etc.
rebro va grabando, como en un cassette
virgen, experiencias positivas y negativas.
Siendo esto inconsciente, se reacciona ante El yo social
determinada circunstancia, dejándose llevar
Puede expresarse a través de los papeles
por emociones o sentimientos. Estas gra-
que vive el individuo como hermano, amigo,
baciones negativas son como telarañas que
padre, madre, vecino, alumno, maestro, em-
impiden que salga el verdadero yo; como un
pleado, jefe, etc. Al relacionarse, el hombre
cristal que tiene manchas y que no es todo lo
trasciende a través del yo social, pero no de
transparente que debería ser.
lo que él cree, sino de lo que en realidad es.
La mente tiene talentos que es necesa-
rio desarrollar y, más aún, estar conciente de
ellos para poder manejarlos positivamente.
Barreras del autoconocimiento
Debe recordarse esto a las personas que con
frecuencia dicen: “así soy yo” estas perso- Conocernos a nosotros mismo no es igual
nas están funcionando sólo en la parte emo- que conocer a otros. El autoconocimiento
tiva (grabaciones); no usan sus talentos de la encuentra una serie de barreras que es reco-
mente y menos las capacidades del espíritu; mendable tener presente:
viven reaccionando a las grabaciones que
tienen, automáticamente, sin ver que cada
Primer barrera El proceso de autoconocimiento no es
sencillo ni breve y necesita de una toma de
Consiste en la tendencia que tenemos las
conciencia que no es fácil de conseguir. Para
personas de negar nuestros defectos y vir-
ello podemos servirnos de ciertos instru-
tudes, quizá por pudor, modestia, soberbia
mentos y técnicas para facilitar el autoco-
o simplemente desconocimiento. Este rasgo
nocimiento.
sobresale más si hablamos de jóvenes ado-
lescentes que están inmersos en un proceso
de descubrimiento y cambio en su situación
Instrumentos y técnicas para facilitar el
laboral, académica, familiar, afectiva y física.
autoconocimiento
Generalmente las personas vamos toman-
Segunda barrera do conciencia de nosotros mismos a través
de nuestros logros y fracasos, sin embargo
Reside en la propia naturaleza del autoco-
existen diversos instrumentos y técnicas que
nocimiento, ya que no basta con descubrir
facilitan y aceleran el autoconocimiento.
una serie de datos o características de una
A continuación ofrecemos algunos de
manera fría, descriptiva, aséptica. El cono-
estos instrumentos y técnicas, pero haciendo
cimiento de uno mismo pasa por una toma
la aclaración de que se deberán modificar los
de conciencia que se relaciona mucho más
instrumentos e introducir variaciones en las
con los sentimientos y que requiere de tiem-
técnicas para que se adapten a necesidades
po, reestructuración de nuestros conceptos y
concretas. Los instrumentos y las técnicas
confrontación con la propia realidad.
son:
21
• Fichas de recogida de datos personales
Tercer barrera
y profesionales
Es una resistencia al autoconocimiento por • Test de personalidad
parte de jóvenes que pasan de la escuela al • Perfiles de personalidad
trabajo ya, que frecuentemente choca lo que • Cuestionarios para medir algún factor
somos con lo que queremos ser. Mientras el • Dinámicas de grupo
joven ha estado estudiando ha ido dibujan- • Técnicas de análisis de situaciones
do en su mente aquello que le gustaría hacer, • Sesiones de puesta en común
pero cuando llega la hora de incorporarse al • Implicación de proyectos teóricos
mercado laboral es más importante lo que es • Aprendizaje de técnicas de búsqueda de
capaz de hacer y lo que es capaz de demos- empleo
trar que puede hacer.
Anexo II

Autoconcepto

Es el conjunto de creencias que una persona conducta y su salud física y mental. No debe
tiene acerca de lo que ella misma es. Cada uno identificarse con un autoconcepto que
persona se forma, a lo largo de su vida, una sea limitante y produzca malestar o sea ne-
serie de ideas o imágenes que llevan a creer gativo. No debe vivirse tratando de sostener
que así es. Hay personas por ejemplo que una autoimagen, a no ser la que realmente
creen firmemente en su capacidad para ganar es. Ello traerá estado de ansiedad, angustia,
dinero o para vencer en la vida y también, por depresión y hasta desesperación. Ninguna
desgracia, existen las que se han formado un persona ha nacido para tapete ni para víc-
autoconcepto negativo, de manera que están tima. Nadie ha nacido fracasado ni pecador
convencidas de su incapacidad para triunfar sin esperanzas.
y progresar. Si una persona cree que no es La baja autoestima hace distorsionar la
apta para las matemáticas, aunque tenga autoimagen produciendo neurosis, consiste
22 cualidades para ellas, será inútil. en reprimir ciertos aspectos de la personali-
El autoconcepto limita en forma podero- dad y traer lo opuesto a flote, y por otro lado,
sa. Lo mismo sucede en forma contraria: si poner distancia entre el ser real y propio y el
una persona cree y tiene fe en sus aptitudes, del otro. Eso quiere decir que el neurótico
por ejemplo para la música, poco a poco de- crea una imagen irreal de sí mismo, lo que él
sarrollará sus habilidades para ella. Es nece- quiere, debe o pudiera ser; su imagen esta
sario cada persona revise sus limitaciones y siempre fuera de la realidad y trata por todos
si tiene un concepto negativo de sí misma. Si los medios de hacer creer a la gente lo él qui-
una persona está persuadida de que “así es” siera ser; hace alarde de las cualidades que
y que es invariable; le da un carácter de fijeza no tiene o tiene solo en potencia, y es vulne-
a su conducta. Lo más dramático es que esta rable porque no tiene la firma convicción de
percepción del autoconcepto origina conduc- que son reales.
tas acordes con las características de éste y La imagen idealizada es un fenómeno in-
a su vez tales conductas lo reafirman. consciente; el neurótico no se da cuenta de
El manejo del autoconcepto y su varia- que se está idealizando, solo que se formu-
ción influyen poderosamente en el cambio de la demandas muy altas sin considerar que
conducta de una persona. Los ejemplos se estas demandas perfeccionistas no contie-
pueden multiplicar en forma indefinida: una nen ideales verdaderos, y ni siquiera se las
madre trata a su hijo como tonto y se lo re- cuestiona, pero está orgulloso de ellas. Una
pite con frecuencia, acaba por convertirlo en persona con esa imagen hace que exista una
un verdadero tonto, aun cuando el niño tenga división interna: la que es la persona y no
potencialidades. En el momento en que cam- quiere que vean, y lo que no es pero desea
bia esa idea, poco a poco puede cambiar su que vean lo demás, de ahí la lucha que lo su-
merge en la neurosis. Está tan preocupado nuestra autoestima, es decir, para generar
y ocupado en mantener su falsa imagen que más confianza en nosotros mismos y respe-
vive en tensión, o bien cae en depresiones y tarnos más. Estas son: vivir conscientemente.
conductas agresivas, ya que solo está pen- El problema es que esta frase quizás resulte
diente de cumplir un papel que haga que los demasiado abstracta para algunas personas;
demás lo valoren. Su verdadero “yo” está tan no se traduce de manera auto evidente en
devaluado que teme mostrarlo, dejando su una acción mental y/o física. Y si deseamos
autoconcepto en manos de los demás. crecer, necesitamos saber qué hacer. Necesi-
tamos aprender nuevas conductas. De modo
que debemos preguntar: si tratamos de vivir
El concepto de sí mismo como destino más conscientemente ¿cómo y en qué as-
pectos actuaríamos de manera diferente?
El concepto que cada uno de nosotros tie-
La mente es nuestro medio de supervi-
ne de sí mismo consiste en quiénes somos
vencia fundamental. Todos nuestros logros
y qué pensamos que somos consciente y
específicamente humanos son el reflejo de
subconscientemente: nuestro rasgo físicos
nuestra capacidad de pensar. Una vida llena
y psicológicos, nuestras cualidades y nues-
de éxitos depende del uso adecuado de la
tros defectos y, por encima de todo nuestra
inteligencia, es decir, adecuada a las tareas y
autoestima. La autoestima es el componen-
objetivos que nos proponemos y a los desa-
te evaluativo del concepto de sí mismo. Ese
fíos con que nos enfrentamos. Este es el he-
concepto modela nuestro destino; es decir
cho biológico central de nuestra existencia.
que la visión más profunda que tenemos de
Vivir conscientemente implica: Respeto
nosotros mismos influye sobre todas nues-
por los hechos de la realidad, es decir los he-
tras decisiones y elecciones más significati-
chos de nuestro mundo interior así como los 23
vas y, por ende, modela el tipo de vida que
del mundo exterior. Vivir conscientemente es
nos creemos.
vivir responsablemente para con la realidad.
Lo cual no significa que tenga que gustarnos
lo que vemos, sino que debemos reconocer
Vivir conscientemente
lo que es y lo que no es, y que los deseos o
Hay dos palabras que describen inmejorable- los miedos o los rechazos no alteren los he-
mente lo que podemos hacer para aumentar chos.
Anexo III

Autoaceptación 
La auto aceptación es el cuarto escalón La práctica de la aceptación de sí mismo
para alcanzar una autoestima alta. Aprender
La autoestima es imposible sin la aceptación
a aceptase es la cuarta base de la estructu-
de sí mismo. De hecho está estrechamente
ra de la autoestima. Aceptar con orgullo las
vinculada a la autoestima que en ocasiones
propias habilidades y capacidades, y reco-
las ideas se confunden. Pero tienen un sig-
nocer las fallas y debilidades sin sentirse de-
nificado diferente, y hay que comprender lo
valuado, es el paso más importante para la
específico de cada una.
reconstrucción de la autoestima.
Mientras que la autoestima es algo que
Otro punto importante es confiar en el or-
experimentamos, la aceptación de sí mismo
ganismo y su naturaleza interna para tener la
es algo que hacemos. Formulando de ma-
24 habilidad de tomar decisiones que realmen-
nera negativa, la aceptación de mí mismo es
te se quieran sin importar la reprobación y la
mi negativa a permanecer en una relación de
crítica. La reconstrucción de la autoestima
confrontación consigo mismo.
se lleva a cabo con la utilización de todo el
Este concepto tiene tres niveles de sig-
potencial, que se puede manejar poniéndose
nificación, que vamos a examinar en este or-
metas, haciendo contratos consigo mismo,
den.
remodelando actitudes y actividades, actua-
lizando la escala de valores y manejando la
agresividad.
El primer nivel
Se dice que el auto concepto es apren-
dido; por lo tanto, es factible modificarlo o Aceptarse a sí mismo es estar de mi lado
cambiarlo, y olvidarlo en ciertos puntos. Es –estar para mí mismo–. En el sentido más
necesario rodearse de una atmósfera donde básico, la aceptación de sí mismo y del com-
se promueva la confianza, el afecto, el respe- promiso conmigo mismo resultante del hecho
to y la aceptación, y no seguir en una donde de que estoy vivo y consciente. Como tal, es
estos valores son ignorados o rechazados; más primitiva que la autoestima. Es un acto
tener actividades donde sea posible el éxi- de afirmación de sí mismo pre-racional y pre-
to, y no aquella en que se sabe de antemano moral, una especie de egoísmo natural que
que se va a fracasar. es un derecho innato de todo ser humano y
contra el que sin embargo tenemos la potes-
tad de obrar y anular.
Algunas personas se rechazan a sí mis-
mas a un nivel tan profundo que no podrán

Branden, N., Los seis pilares de la autoestima, Paidós, Barce-
lona, 1995, p. 111-124.
comenzar ninguna labor de crecimiento has- El segundo nivel
ta abordar este problema.
La aceptación de sí mismo supone nuestra
Si no se aborda, no funcionará ningún
disposición a experimentar, es decir, a hacer
tratamiento, no podrá integrarse adecuada-
la realidad para nosotros mismos, sin nega-
mente ningún aprendizaje nuevo, ni se harán
ción o evasión: qué pensamos que pensa-
progresos significativos. Los psicoterapeutas
mos, sentimos que sentimos, deseamos que
que no comprenden este problema o no de-
deseamos, hemos hecho lo que hemos he-
tectan su presencia se preguntarán perplejos
cho y somos lo que somos. Es la negativa
por qué algunos clientes, incluso después de
a considerar cualquier parte de uno mismo-
años de terapia, no muestran mejora impor-
nuestro cuerpo, nuestras emociones, nues-
tante alguna.
tros pensamientos, nuestros actos, nuestros
La a aceptación de mí mismo es mi nega-
sueños- como algo ajeno, algo distinto a mí.
tiva a estar en una relación de confrontación
Es nuestra disposición a experimentar en vez
conmigo mismo.
de a desautorizar cualesquiera hechos de
Una actitud de aceptación básica de sí
nuestro ser en un momento particular, a pen-
mismo es lo que espera suscitar un psico-
sar nuestros pensamientos, tener nuestros
terapeuta eficaz en una persona con el más
sentimientos, a estar presente a la realidad
bajo nivel de autoestima. Esta actitud puede
de nuestra conducta.
inspirar a una persona a enfrentarse a lo que
La disposición a experimentar y acep-
más necesita encontrar sin derrumbarse en
tar nuestros sentimientos no implica que las
el odio a sí misma, sin rechazar el valor de
emociones tengan que decir la última palabra
su persona o abandonar la voluntad de vivir.
sobre lo que hacemos. Hoy puedo no estar
Supone una declaración como ésta: “Elijo
de buen ánimo para trabajar; puedo recono-
valorarme a mí mismo, tratarme con respeto, 25
cer mis sentimientos, experimentarlos, acep-
defender mi derecho a existir”. Este acto pri-
tarlos y luego ir a trabajar. Trabajaré con una
mario de autoafirmación es la base sobre la
mente más despejada porque no he comen-
que se desarrolla la autoestima.
zando el día engañándome a mí mismo.
Puede permanecer latente y despertarse
A menudo, cuando experimentamos
súbitamente. Puede combatir en defensa de
y aceptamos plenamente los sentimientos
nuestra vida, incluso cuando estamos abru-
negativos, somos capaces de prescindir
mados de desesperación. Cuando estamos
de ellos; les hemos permitido expresarse y
al borde del suicidio, puede hacernos des-
abandonar el centro de la escena.
colgar el teléfono y pedir ayuda. Desde lo
La aceptación de sí mismo es la dispo-
más profundo de la ansiedad o la depresión
sición a decir respecto de cualquier emoción
puede llevarnos al consultorio de un psicote-
o conducta lo siguiente: “Esto es una expre-
rapeuta. Después de haber soportado años
sión de mí, no necesariamente una expresión
de abusos y humillación puede llevarnos fi-
que me gusta o que admiro, pero una expre-
nalmente a exclamar: “¡No!”. Cuando todo lo
sión de mí a pesar de todo, al menos en el
que deseamos es tumbarnos y morir, puede
momento en que tuvo lugar”. Es la virtud del
impulsarnos a empezar a actuar. Es la voz de
realismo, es decir, del respeto a la realidad,
la fuerza de la vida. Es el “egoísmo”, en el
aplicada a uno mismo.
sentido más notable de la palabra. Si per-
Si pienso en ideas que me causan tras-
manece en silencio, la primera baja es la au-
torno, estoy pensando en ellas; acepto plena
toestima.
realidad de mi experiencia. Si siento dolor,
cólera o miedo o un deseo inadecuado, lo
estoy sintiendo –lo que es verdad, es verdad-
, no lo racionalizado, niego o intento descar- realmente estoy practicando la negación y el
tarlo mediante explicaciones. Estoy sintiendo autoengaño. Supongamos que mi jefa está
lo que estoy sintiendo y acepto la realidad de intentando explicarme por qué algo que he
mi experiencia. Si he emprendido -la realidad hecho en mi trabajo fue una equivocación.
es la realidad- y no debo torcer mi cerebro Me habla de manera benévola y sin recrimi-
para hacer desaparecer los hechos. Estoy naciones, y sin embargo yo me muestro irri-
dispuesto a permanecer tranquilo en presen- table, impaciente y deseo que deje de hablar
cia de lo que sé es verdadero. Lo que es, es. y se marche.
Aceptar es reconocer o admitir simple- Mientras ella habla me siento obligado
mente. Es experimentar, estar en presencia a afrontar la realidad de haber cometido un
de, contemplar la realidad de algo, integrar error. Cuando ella se marcha puedo deste-
en mi consciencia. Tengo que abrirme y ex- rrar la realidad de mi conciencia -he admitido
perimentar plenamente las emociones no mi error, ¿no basta con eso?-, lo que aumen-
deseadas, y no solo reconocerlas superfi- ta la probabilidad de que cometa el error, u
cialmente. Por ejemplo, supongamos que mi otro parecido, de nuevo.
esposa me pregunta lo siguiente: “¿Cómo te La aceptación de sí mismo es la condi-
encuentras?”, y yo respondo de manera ten- ción previa del cambio y el crecimiento. Así
sa pero distraída lo siguiente: “hecho polvo”. pues, si me enfrento a un error que he come-
A continuación ella dice comprensivamente: tido, al aceptar que es mi error soy libre de
“Veo que realmente hoy te sientes deprimi- aprender de él y de hacer mejor las cosas en
do”. Entonces yo suspiro, la tensión empieza el futuro. No puedo aprender de un error que
a aflorar de mi cuerpo y con un tono de voz no puedo aceptar haber cometido.
totalmente diferente -la voz de alguien que
26 es sincero consigo mismo- digo lo siguiente:
“Sí, me siento mal, realmente fatal”, y empie- El tercer nivel
zo a hablar sobre lo que me molesta. Cuan-
Conlleva a la idea de compasión, de ser ami-
do, con el cuerpo en tensión para resistirme a
go de mí mismo.
la experiencia de mis sentimientos, respondí:
Supongamos que he hecho algo que la-
“Hecho polvo”, estaba negando mi emoción
mento, de lo cual estoy avergonzado y por lo
a la vez que la estaba reconociendo. La res-
cual me reprocho. La aceptación de sí mis-
puesta comprensiva de mi esposa me ayudó
mo no niega la realidad, no afirma que sea en
a experimentarla, lo que despejó el camino
realidad correcto lo que está mal, sino que in-
para empezar a afrontarla. El experimentar
daga el contexto en el que se llevó a cabo la
nuestros sentimientos tiene un poder curati-
acción. Quiere comprender el porqué. Quie-
vo directo.
re conocer por qué algo está mal o es inade-
Puedo reconocer un hecho y avanzar
cuado, se consideró deseable o adecuado, o
con tanta velocidad que sólo me imagino
incluso necesario en su momento.
que practico la aceptación de mí mismo;
Anexo IV

Autorespeto
El autorespeto es entender las propias ne- ralmente desde los primeros momentos de
cesidades y valorarlas para satisfacerlas; ex- nuestro desarrollo, igual que las demás habi-
presar y manejar en forma conveniente los lidades intelectuales que podamos desarro-
sentimientos y emociones, sin hacerse daño llar y los progresos que hagamos en el curso
ni culparse; buscar y valorar todo aquello que normal de nuestra maduración. Cuando valo-
lo lleve a sentirse una persona orgullosa de sí ramos nuestras propias actividades, inevita-
misma. “La autoestima es silencioso respeto blemente, nuestras actitudes morales forman
por uno mismo” (Elkins). Solo en la medida parte de nuestro contexto implícito.
de este auto respeto se atenderán las nece- Es imposible escapar del ámbito de los
sidades y valores de los demás; no se hará valores y de los juicios de valor porque son
daño, no juzgará ni culpará; se valorarán gra- propios de la vida misma. “Bueno para mí”
cias a las propias necesidades y valores, se o “malo para mí” significan en última instan-
entenderá que así como uno tiene los suyos cia: “para mi vida y mi bienestar” o “contra
y los necesita, así el otro tiene los suyos y los ambos”. Además, y es esencial para la com- 27
necesita. prensión de la autoestima, no podemos estar
Todos tienen actitudes buenas y no tan exentos del ámbito de los valores y de los
buenas, debilidades y fortalezas. Ningún ser juicios de valor. No podemos permanecer
humano es perfecto. “Siempre habrá alguien indiferentes al significado moral de nuestras
mejor o peor que yo” por eso no es positivo acciones, aunque podamos intentarlo o fin-
hacer comparaciones, juzgar, ni juzgarse. Se jamos estarlo. De algún modo, el significado
puede mejorar e ir transformando lo que se de su valor se registra inevitablemente en la
quiere, pero “el que soy así como soy mere- pisque, y deja sentimientos positivos o nega-
ce todo mi respeto”. No se es mejor o peor, tivos acerca de uno mismo.
tan sólo se es diferente. Debe valorizarse el Todo el mundo se juzga a sí mismo de
aquí y ahora. No se debe esperar a respetar- algún modo, independientemente de que los
se cuando se sea mejor. valores con los que nos juzgamos de forma
La necesidad del respeto a uno mismo es explícita o implícita sean conscientes o estén
única e ineludible. Este tipo de preguntas son en el subconsciente, sean racionales o irra-
inherentes a nuestra existencia y humanidad: cionales, a favor de la vida o amenazándola.
¿Qué tipo de persona me gustaría ser? ¿Qué El respeto a uno mismo sufre cuando fraca-
principios deberían guiar mi vida? ¿Qué valo- samos al satisfacer ese estándar, cuando hay
res merece la pena que siga? Digo: “Inherente un vacío entre los ideales y la práctica. Por
a nuestra existencia” porque una preocupa- tanto, la integridad personal está íntimamen-
ción por lo bueno o lo malo no es solamente te relacionada con el aspecto moral de la au-
el producto de un condicionamiento social. toestima. Para la realización óptima de nues-
Una preocupación ética o moral surge natu- tras posibilidades, necesitamos confiar en
nosotros mismos y necesitamos admirarnos, paso un tiempo innecesario con gente que
y la confianza y la admiración necesitan estar no me gusta; cuando me presento como la
asentadas en la realidad y no ser producto de personificación de valores que no siento, ni
la fantasía y de la desilusión personal. poseo; cuando soy amable con todos menos
con las personas que digo amar; cuando me
adhiero falsamente a ciertas creencias para
Vivir de un modo auténtico gozar de aceptación; cuando finjo modestia;
cuando finjo arrogancia; cuando permito que
Las mentiras más devastadoras para nues-
mi silencio implique asentimiento con respec-
tra autoestima no son tanto las que decimos
to a convicciones que no comparto; cuando
como las que vivimos. Vivimos en una menti-
digo que admiro a una clase de persona pero
ra cuando desfiguramos la realidad de nues-
duermo siempre con otra. La buena autoesti-
tra experiencia o la verdad de nuestro ser.
ma exige coherencia, lo cual significa que el
Así, vivo una mentira cuando finjo un amor
sí mismo interior y el sí mismo que se ofrece
que no siento; cuando simulo una indiferen-
al mundo deben concordar.
cia que no siento; cuando me presento como
La honestidad consiste en respetar la di-
más de lo que soy, o como menos de lo que
ferencia entre lo real y lo irreal, y no en bus-
soy; cuando digo que estoy irritado y lo cier-
car la adquisición de valores mediante el fal-
to es que tengo miedo, cuando me muestro
seamiento de la realidad. Ni la consecución
indefenso y lo cierto es que soy un manipu-
de objetivos pretendiendo que la verdad sea
lador; cuando niego y oculto mi entusiasmo
distinta de lo que es. Cuando intentamos vivir
por la vida; cuando finjo una ceguera que
de una manera poco auténtica, siempre so-
niega mi comprensión; cuando pretendo po-
mos nuestra primera víctima, ya que, en de-
seer una información que no tengo; cuando
28 finitiva, el fraude va dirigido contra nosotros
me río y en realidad necesito llorar; cuando
mismos.

3
Branden, N., Los seis pilares de la autoestima, Paidós, Bar-
celona, 1995, p. 59.
Anexo V

Autoevaluación
El sentirse devaluado e indeseable es,
en la mayoría de los casos,
la base de los problemas humanos
C. Rogers

Autoevaluación es la capacidad de evaluar de sí mismo, conectarse al yo profundo del


como positivo o negativo aquello que sea otro y de los demás. Desarrollar la creativi-
positivo o negativo para mí, reflexionando al dad y la imaginación lleva a la persona a una
mismo tiempo sobre normas y valores de la plena expresión de ella misma en el aquí y el
sociedad. Poco a poco vamos a encontrar los ahora, sea cual fuere su actividad, y a vivir
puntos que van a guiar nuestra conducta, de- en mayor salud, felicidad y auto expresión.
sarrollaremos nuestro propio juicio y apren- El comprometerse con una causa, momento,
deremos a confiar en él, en lugar de basarnos idea misión, con algo que perdure a través de
solamente en lo que piensan las demás per- los años; añade a la persona parte de algo
sonas. Y es así, porque confío en mi propio que le sobrevivirá, que estará viviendo más
29
juicio. La autoevaluación requiere estar cons- allá de él; por ejemplo, cuando escribe un
ciente de sí mismo. El doctor Elkins dice: “El poema que alguien pueda leer un siglo des-
darse cuenta de uno mismo es la llave para pués de su muerte, cuando colabora con un
cambiar y crecer”. Cada uno tiene que en- grupo, ya sea familia, sociedad, comunidad,
contrar e ir haciendo su camino, el que lo lle- institución, etc. Es cuando la persona tras-
ve a ser una persona valiosa para sí misma y ciende.
para los demás. El “darse cuenta”, según la El acto de trascender da un nuevo signi-
teoría de Gestalt, es prestar más atención a ficado a la vida y éste, a su vez, impulsa a lo-
las propias vivencias para comprenderlas y grar niveles más altos de proyección positiva.
así comprender la existencia; “darse cuenta” En el tema de la autoestima, trascenderse es
de lo que está pasando en ese momento y la transformación y expansión de sí mismo.
a su alrededor, cómo y qué se percibe, qué “El hombre no es solo cuerpo material sino
siente y cómo queda consigo mismo con la que está constituido por algo que trasciende
decisión que está tomando. Todo aquello que a los sentidos, a las dimensiones físicas del
fue grabado es susceptible de transformarse espacio y el tiempo. El pecado más grande
y cambiar si hay voluntad: “somos los arqui- es la ignorancia de la conciencia, de esa con-
tectos de nuestro propio destino”, “los escul- ciencia de horizonte limitado que tiene en él y
tores de nuestra más importante cultura”. frente a él. Esta inconsciencia es la fuente de
todos los males que el hombre sufre” (Raúl
Trascendencia Gutiérrez Saenza). Como ejemplo se podría
citar a una oruga; se va liberando de su anti-
El primer paso para trascender es compartir
gua forma hasta que se convierte en una be-
en forma profunda el ser y el amor, ir más allá
lla mariposa.
Anexo VI

Autoestima
Entiendo por autoestima mucho más que lo que necesito ser en mis actividades, y me-
ese sentido innato de nuestra valía personal nos persistente ante las dificultades. Cuando
que probablemente es un derecho humano mis acciones tienen resultados desagrada-
de nacimiento, aquella chispa que los psico- bles o dolorosos, creo justificada la descon-
terapeutas y los profesores se esfuerzan por fianza en mi mente.
estimular en las personas con las que traba- Con una autoestima alta será más pro-
jan. Esa chispa es la antesala de la autoesti- bable que me esfuerce ante las dificultades.
ma. Con una autoestima baja lo más probable es
La autoestima, plenamente consumada, que renuncie a enfrentarme a las dificultades;
es la experiencia fundamental de que pode- o bien, que lo intente pero sin dar lo mejor
mos llevar una vida significativa y cumplir sus de mí mismo. Las investigaciones muestran
exigencias. Más concretamente, podemos que las personas con una autoestima alta
decir que la autoestima es lo siguiente: persisten en una tarea más que las personas
con una autoestima baja. Si persevero, es
30 1. La confianza en nuestra capacidad de más probable que obtenga más éxitos que
pensar, en nuestra capacidad de enfren- fracasos que las personas con una autoesti-
tarnos a los desafíos básicos de la vida. ma baja. Si no, lo más probable es que tenga
más fracasos que éxitos. En cualquier caso,
2. La confianza en nuestro derecho a el concepto de uno mismo saldrá reforzado.
triunfar y a ser felices; el sentimiento de Si me respeto y exijo a los demás que me
ser respetables, de ser dignos, y de tener traten con respeto, me mostraré y comporta-
derecho a afirmar nuestras necesidades y ré de manera que aumente la probabilidad de
carencias, a alcanzar nuestros principios que los demás respondan de forma apropia-
morales y a gozar del fruto de nuestros es- da. Cuando lo hagan, mi creencia inicial sal-
fuerzos. drá reforzada y confirmada. Si no me respeto
a mí mismo y acepto la falta de respeto, el
La esencia de la autoestima es confiar en la abuso, o acepto que los demás me exploten
propia mente y saber que somos merecedo- de forma natural, transmitiré inconsciente-
res de la felicidad. mente este trato y algunas personas me tra-
Si confío en mi mente y en mi criterio, tarán de la misma forma. Si sucede esto y me
es más probable que me conduzca como un resigno, el respeto a mí mismo se deteriorara
ser reflexivo, si ejercito mi capacidad de pen- todavía más.
sar y soy consciente de las actividades que El valor de la autoestima radica en el he-
emprendo, mi vida irá mejor. Esto refuerza la cho de que nos permite vivir mejor, responder
confianza en mi mente. Si desconfío de mi a los desafíos y a las oportunidades con ma-
mente, lo más probable es que adopte una yor ingenio y de forma más apropiada.
actitud pasiva, que sea menos consciente de
¿Qué es la autoestima? y de la capacidad creativa, relaciones matri-
moniales desastrosas, no poder hacer o con-
La autoestima es el sentimiento valorativo
servar amigos, poco entendimiento con hijas
de nuestro ser, de nuestra manera de ser,
e hijos).
de quienes somos nosotros, del conjunto de
Existen padres, madres, docentes o cui-
rasgos corporales, mentales y espirituales
dadores que humillan, desprecian, no pres-
que configuran nuestra personalidad. Esta se
tan atención, se burlan o se ríen del niño o
aprende, cambia y la podemos mejorar. Es
niña cuando pide ayuda, siente dolor, tiene
a partir de los 5-6 años cuando empezamos
un pequeño accidente, necesita que lo de-
a formarnos un concepto de cómo nos ven
fiendan, expresan miedo, pide compañía, se
nuestros mayores (padres, maestros, com-
aferra buscando protección, tiene vergüenza,
pañeros, amigos, etc.) y las experiencias que
etc. Estas actitudes se completan con otras
vamos adquiriendo.
totalmente opuestas, demostrándole al niño
Según como se encuentre nuestra au-
que es “querido y bonito” creándole una gran
toestima, ésta será responsable de muchos
confusión. Pero estas muestras de cariño son
fracasos y éxitos, ya que una autoestima
aparentes, adjudicándole un rótulo a su iden-
adecuada, vinculada con un concepto posi-
tidad, que trae como consecuencia un peso
tivo de sí mismo, potenciará la capacidad de
negativo en formación y en el desarrollo de
las personas para desarrollar sus habilidades
sus capacidades.
y aumentará el nivel de seguridad personal,
En el momento en que la persona afec-
mientras que una autoestima baja enfocará a
tada es adulta, transmitirá la humillación o el
la persona hacia la derrota y el fracaso.
maltrato a personas más pequeñas o vulne-
rables. Es una cadena hereditaria de abuso
y poder, ya que el desprecio y la vergüenza 31
La familia
vivida en la infancia son la fuente de los pro-
La autoestima, además es aprender a que- blemas que afectan en la vida adulta y los
rernos y respetarnos, es algo que se constru- causantes de la baja autoestima. La princi-
ye o reconstruye por dentro. Esto depende, pal imagen y más generalizada forma de vio-
también, del ambiente familiar en el que este- lencia es el maltrato emocional. Hay muchas
mos y los estímulos que éste nos brinde. En maneras pasa asustar a un niño y hacerlo
la violencia familiar las víctimas y los victima- sentir culpable e intimidado, sin recurrir a la
rios poseen muy baja autoestima, ya que por violencia física. El niño o la niña se atormen-
un lado, la víctima es alguien al que maltratan tan con pensamientos y sentimientos que no
sin que ésta pueda poner límites y no se da pueden comunicar ni compartir con nadie y
cuenta de que está siendo abusada. Por otro aprenden a soportar el dolor en silencio.
lado, los victimarios compensan lo inferior La autoestima y la comunicación están
que se sienten, maltratando y abusando, en muy relacionadas, porque según como se
este caso, de un familiar. diga algo, el efecto será positivo o negativo,
Muchas de las heridas emocionales que de aprendizaje o de resentimiento, que se
tiene una persona, producidas en su niñez transmite desde la infancia hacia el futuro.
puede causar trastornos psicológicos emo- Por esta razón, se entiende que los padres
cionales y físicos (cáncer, úlceras, hiperten- y madres que dañan la autoestima de sus hi-
sión, trastornos cardíacos y alimentarios, jos no siempre lo hacen intencionalmente, ya
problemas en la piel, depresiones, etc.), pro- que ellos fueron educados del mismo modo.
duciendo dificultades en sus vidas (conflictos Cuando los padres quieren que sus hijos re-
serios en el trabajo, disminución de la energía accionen como ellos desean, suelen compor-
tarse de maneras particulares. Estas maneras se incorporen a nuestra personalidad, nues-
pueden ser: tra conducta, nuestra manera de juzgarnos y
de relacionarlos con los demás. Esas voces
quedan resonando dentro de nosotros toda
Mártires la vida. Por eso hay que aprender a recono-
cerlas y anular su poder para que no nos si-
Controlan al niño haciéndolo responsable
gan haciendo sufrir, para liberarnos de esos
de su sufrimiento y culpable por todo lo que
mandatos distorsionados y para no volver a
pueda querer o hacer que no le caiga bien a
repetírselos a nuestros hijos e hijas.
estos mártires, a quienes nada les viene bien,
Ninguna forma de maltrato es educativa
y recurre a quejas, reproches, lágrimas, ame-
y ningún mensaje o comunicación que cul-
nazas, etc. Sus frases habituales suelen ser
pabiliza, critica, acusa, insulta o reprocha es
las siguientes:
un buen estímulo para nadie. Y menos en
la infancia, cuando no hay posibilidades de
–Ves como me sacrifico por ti y no te importa.
defenderse, protegerse o entender que es
–Dejé todo para criarte y me lo pagas hacien-
la impotencia y el desconocimiento de otras
do eso.
formas de trato lo que lleva a los padres y
–¿En qué nos equivocamos que nos haces
madres a asumir ese papel de mártir o de
estas cosas?
dictador.

Dictadores
Dimensiones de la autoestima
Controlan al niño o niña atemorizándolo cuan-
El orgullo, es el sentimiento de haber reali-
32 do hacen algo no autorizado, son estrictos y
zado algo bien. En la autoestima existe una
amenazantes para que se le obedezca y todo
valoración global acerca de sí mismo y del
los enfurece. Condenado de manera inapela-
comportamiento de su yo. Hay dimensiones
ble al niño, con burlas, gritos, despliegue de
de la misma como son las siguientes:
poder y dominación. Sus frases usuales son
parecidas a las siguientes:
Física: Sentirse atractivo
–¿Cómo puedes ser tan estúpido/a? ¿Cómo
Social: Sentirse aceptado y perteneciendo a
no te das cuenta de las cosas?
un grupo, ya sea empresarial, de servicio,
–Te lo dije y ahora vas a ver lo que te va a
etcétera.
pasar por no obedecer.
–Yo no tengo que darte explicaciones, lo ha-
Afectiva: Auto percepción de diferentes ca-
ces porque te lo ordeno y punto.
racterísticas de la personalidad.
A veces estos roles (mártir y dictador) se com-
Académica: Enfrentar con éxito los estudios,
binan, se alternan y agregan más confusión a
las carreras y la autovaloración de las ca-
los niños porque también van acompañados
pacidades intelectuales. Sentirse inteli-
con demandas o manifestaciones de cariño.
gente, creativo, constante.
Y si un hijo llega a quejarse, a llorar o a re-
clamar por el trato que recibe puede volver a
Ética: Es la autorrealización de los valores y
ser juzgado, culpado y descalificado. Según
normas.
se hayan comunicado nuestros padres con
nosotros así van a ser los ingredientes que
Importancia de la autoestima mejores; estados emocionales todos ellos,
que bloquean nuestro potencial de autoesti-
El modo en que nos sentimos con respecto a
ma, y nuestro desarrollo como seres huma-
nosotros mismos afecta virtualmente en for-
nos completos.
ma decisiva todos los aspectos de nuestra
experiencia, desde la manera en que funcio-
namos en el trabajo, el amor o el sexo, y las
El miedo, la dependencia y la culpa
posibilidades que tenemos de progresar en la
vida. Nuestras respuestas ante los aconteci- Son las peores barreras con las que nos en-
mientos dependen de quién y qué pensamos contramos en nuestro camino de progreso, y
que somos. Los dramas de nuestra vida son tenemos que deshacerlas, desmontarlas, de-
los reflejos de la visión íntima que poseemos rribarlas. La responsabilidad es de cada uno
de nosotros mismos. Por lo tanto, la autoesti- de nosotros, ya no podemos seguir culpando
ma es la clave del éxito o del fracaso. a nada ni a nadie de lo que nos ocurre. Cual-
También es la clave para comprender- quier cosa que nos sucede en la vida, somos
nos y comprender a los demás. Aparte de los nosotros los únicos responsables. El miedo
problemas de origen biológico, no se conoce es un terrible enemigo que nos acecha, que
una sola dificultad psicológica desde la an- nos impide actuar, que nos bloquea, ese ene-
gustia y la depresión, el miedo a la intimidad migo que no es nada, tan solo miedo.
o al éxito, el abuso del alcohol o de las dro-
gas, el bajo rendimiento en el estudio o en el Pero, ¿miedo a qué?
trabajo, hasta los malos tratos a las mujeres Miedo al cambio, porque otro tipo de mie-
o la violación de menores, las disfunciones dos reales o traumáticos tienen una solución
sexuales o la inmadurez emocional, pasan- mucho más concreta. El miedo al cambio,
33
do por el suicidio o los crímenes violentos es mucho más traidor, dada su dificultad de
que no se atribuye a una estima deficiente. identificarlo y derribarlo. Temor a perder el
De todos los juicios a que nos sometemos, control de la situación, temor a no saber lo
ninguno es tan importante como el nuestro que va a ocurrir, temor a los retos, temor a no
propio. La autoestima positiva es el requisito saber actuar correctamente, temor al fraca-
fundamental para una vida plena. so, temor al éxito.
El miedo al éxito nos hace pensar que si
cambiamos nos vamos a tener que enfrentar
Barreras de la autoestima a situaciones nuevas, o a responsabilidades,
o a tener que ser nosotros mismos. Es mie-
La mayoría de las veces, nuestras deficien-
do a la acción, a la independencia, al com-
cias están “enganchadas” a ciertas experien-
promiso. El miedo al éxito tiene en definitiva
cias tempranas (archivadas subjetivamente),
mucho que ver con la pereza, la negligencia,
que tienen relación con miembros de nuestra
la parsimonia y la comodidad. La realidad de
familia. Esto es lo que se llama barreras de
la vida está en lo más profundo de nosotros
la autoestima. Tales barreras, con frecuencia
mismos, en un “lugar secreto” donde reside.
mantienen ciertas cargas emocionales muy
perjudiciales. Me refiero a la culpa, al rencor,
por lo que creemos que nos hicieron; miedo
a ser nosotros mismos, a conseguir lo que
nos proponemos, a la dependencia emocio-
nal de personas, y a la dependencia de cosas
con las que creemos sentirnos superiores o
Autoestima alta y baja son superiores, por ejemplo: sienten que no
Las respuestas que hay en mi interior llegan a mi llegan a los rendimientos que otros alcanzan;
conciencia con facilidad creen que su existencia no tiene una finali-
L. Hay dad, un sentido y se sienten incapaces de
otorgárselo; sus seres significativos los des-
Los distintos niveles de autoestima determi- califican y la existencia se reduce a la de un
nan nuestro comportamiento ante problemas ser casi sin ser. No llegan a comprender que
u otro tipo de situaciones. Desde tiempo atrás todas las personas son diferentes, únicas e
se han venido perfeccionando pruebas que irrepetibles, por lo que se consideran menos
permiten medir la autoestima del individuo. que los demás.

Baja autoestima Actitudes o posturas habituales que indican


Todos tenemos en el interior sentimientos no autoestima baja
resueltos, aunque no siempre seamos cons-
cientes de estos. Los sentimientos ocultos Autocrítica dura y excesiva que la man-
de dolor suelen convertirse en enojo, y con tiene en un estado de insatisfacción con-
el tiempo volvemos el enojo contra nosotros sigo misma.
mismos, dando así lugar a la depresión. Es- Hipersensibilidad a la crítica, por la que
tos sentimientos pueden asumir muchas for- se siente exageradamente atacada/o,
mas: odiarnos a nosotros mismos, ataques herida/o; echa la culpa de los fracasos a
de ansiedad, repentinos cambios de humor, los demás o a la situación; cultiva resenti-
culpas, reacciones exageradas, hipersen- mientos tercos contra sus críticos.
sibilidad, encontrar el lado negativo en si- Indecisión crónica, no por falta de infor-
34 tuaciones positivas o sentirse impotentes y mación, sino por miedo exagerado a equi-
autodestructivos. Cuando una persona no vocarse.
logra ser auténtica se le originan los mayores Deseo innecesario por complacer, por
sufrimientos, tales como enfermedades psi- el que no se atreve a decir “no”, por miedo
cológicas, depresión, neurosis y ciertos ras- a desagradar y a perder la buena opinión
gos que pueden no llegar a ser patológicos del peticionario.
pero que crean una serie de insatisfacciones Perfeccionismo, autoexigencia esclavi-
y situaciones de dolor, como por ejemplo, ti- zadora de hacer “perfectamente” todo lo
midez, vergüenza, temores, trastornos psico- que intenta, que conduce a un desmoro-
somáticos. namiento interior cuando las cosas no sa-
La autoestima es importante porque es len con la perfección exigida.
nuestra manera de percibirnos y valorarnos Culpabilidad neurótica, por la que se
como también de moldear nuestras vidas. acusa y se condena a otros por conductas
Una persona que no tiene confianza en sí que no siempre son objetivamente malas,
misma, ni en sus propias posibilidades, pue- exagera la magnitud de sus errores y de-
de que sea por experiencias que así se lo han litos y/o los lamenta indefinidamente, sin
hecho sentir o por mensajes de confirma- llegar nunca a perdonarse por completo.
ción o desconfirmación que son trasmitidos Hostilidad flotante, irritabilidad a flor de
por personas importantes en su vida, que la piel, siempre a punto de estallar aún por
alientan o la denigran. Otra de las causas por cosas de poca importancia, propia del sú-
las cuales las personas llegan a desvalori- per crítico a quién todo le sienta mal, todo
zarse, es por la comparación con los demás, le disgusta, todo le decepciona, nada le
destacando de éstos las virtudes en las que satisface.
Tendencias defensivas, un negativo ge- acobardar por los fracasos y dificultades
neralizado todo lo ve negro: su vida, su que experimente.
futuro y, sobre todo, su sí mismo y una
inapetencia generalizada del gozo de vivir • Se considera y realmente se siente igual,
y de la vida misma. como persona, a cualquier otra, aunque
reconoce diferencias en talentos específi-
Autoestima alta cos, prestigio profesional o posición eco-
No se habla de una alta autoestima, sino nómica.
del narcisismo o de una buena autoestima.
El narcisismo es el amor excesivo hacia uno • Da por supuesto que es una persona in-
mismo o de algo hecho por uno mismo, por teresante y valiosa para otros, por lo me-
eso se dice que una persona es narcisista, nos para aquellos con quienes se asocia.
cuando está enamorada de sí misma, es de-
cir de lo que piensa, de lo que hace, de cómo • No se deja manipular por los demás,
es, de cómo se viste, etc., pero no del propio aunque está dispuesta a colaborar si le
ser, sino de la imagen del yo. parece apropiado y conveniente.
Alguien con una buena autoestima no
necesita competir, no se compara, no envi- • Reconoce y acepta en sí mismo una
dia, no se justifica por todo lo que hace, no variedad de sentimientos e inclinaciones
actúa como si “pidiera perdón por existir”, no tanto positivas como negativas y está dis-
cree que está molestando o haciendo perder puesta a revelarlas a otra persona si le pa-
el tiempo a otros, se da cuenta de que los rece que vale la pena.
demás tienen sus propios problemas en lu-
gar de echarse la culpa “por ocasionar mo- • Es capaz de disfrutar diversas activida- 35
lestias”. des como trabajar, jugar, descansar, cami-
Características de la autoestima positiva nar, estar con amigos, etc.

• Una persona con alta autoestima cree • Es sensible a las necesidades de los
firmemente en ciertos valores y principios, otros, respeta las normas de convivencia
está dispuesta a defenderlos, aún cuando generalmente aceptadas, reconoce since-
encuentre fuerte oposiciones colectivas, y ramente que no tiene derecho a mejorar o
se siente lo suficientemente segura como divertirse a costa de los demás.
para modificar esos valores y principios si
nuevas experiencias indican que estaba
equivocada.
• Es capaz de obrar según crea más acer-
tado, confiando en su propio juicio, y sin
sentirse culpable cuando a otros les pare-
ce mal lo que ha hecho.
• No emplea demasiado tiempo preocu-
pándose por lo que ha ocurrido en el pa-
sado, ni por lo que pueda ocurrir en el fu-
turo.
• Tiene confianza en su capacidad para re-
solver sus propios problemas, sin dejarse
Autoestima alta Autoestima baja

Usa su intuición Usa sus prejuicios

Es libre, nadie lo amenaza, ni amenaza a Se siente acorralado, amenazado, se defiende


los demás constantemente y amenaza a los demás

Dirige su vida hacia donde cree conve- Dirige su vida hacia donde otros quieren que vaya,
niente, desarrollando habilidades que ha- sintiéndose frustrado enojado y agresivo
gan posible esto

Es consciente de su constante cambio, Es inconsciente del cambio, es rígido en sus valores


adapta y acepta nuevos valores y rectifica y se empeña en permanecer estático
caminos
Aprende y se actualiza para satisfacer las Se estanca, no acepta la evolución, no ve necesida-
necesidades del presente des, no aprende
Acepta su sexo y todo lo relacionado con No acepta su sexo, ni lo relacionado con él
él
Se relaciona con el sexo opuesto en forma Tiene problemas para relacionarse con el sexo
sincera y duradera opuesto. Si lo hace es en forma posesiva, destructi-
va, superficial y efímera
Ejecuta su trabajo con satisfacción, lo Ejecuta su trabajo con insatisfacción, no lo hace
36 hace bien y aprende a mejorar bien ni aprende a mejorar
Se gusta a sí mismo y gusta de los demás Se disgusta a sí mismo y le desagradan los demás
Se aprecia y se respeta y igualmente a los Desconfía de sí mismo y de los demás
demás
Se percibe como único y percibe a los de- Se percibe como copia de los demás y no acepta
más como únicos y diferentes que los demás sean diferentes
Conoce, respeta y expresa sus sentimien- No conoce sus sentimientos los reprime o deforma;
tos y permite que lo hagan los demás no acepta la expresión de sentimientos de los de-
más
Toma sus propias decisiones y goza con No toma decisiones, acepta las de los demás, cul-
el éxito pándolos si algo sale mal
Acepta que comete errores y aprende de No acepta que comete errores, o se culpa y no
ellos aprende de ellos
Conoce sus derechos, obligaciones y ne- No conoce sus derechos, obligaciones ni necesida-
cesidades, los defiende y desarrolla des, por lo tanto no los defiende ni desarrolla
Asume sus responsabilidades y ello le Diluye sus responsabilidades, no enfrenta su creci-
hace crecer y sentirse pleno miento y vive una vida mediocre
Tiene la capacidad de autoevaluarse y no No se autoevalúa, necesita de la aprobación o des-
tiende a emitir juicios de otros aprobación de otros; se la pasa emitiendo juicios
de otros
Controla y maneja sus instintos, tiene fe en Se deja llevar por sus instintos, su control está en
que los otros lo hagan manos de los demás
Maneja su agresividad sin hostilidad y sin Maneja su agresividad destructivamente, lastimán-
lastimar a los demás dose y lastimando a los demás.

Sentimiento de inferioridad Desarrollo de la autoestima, las ocho etapas


El sentimiento de inferioridad es el resultado del desarrollo
de muchas experiencias fallidas o frustrantes Ericsson habla de ocho etapas por las que un
que la persona ha tenido a través de su vida, hombre pasa en el proceso de su vida. Las
básicamente en su infancia, es una percep- edades no son rígidas, pueden fluctuar; por
ción subjetiva de sí mismo que lleva a las si- ejemplo, la autonomía puede presentarse al
guientes conductas: año y medio o los tres años de vida. En este
Es hipersensible a la crítica: no acepta su esquema se observa una cercana relación
debilidad, siente que la crítica prueba y ex- con las etapas de Sigmund freud.
pone su inferioridad y eso aumenta su ma- Para el paso de una etapa a otra se vive
lestar. una crisis; la crisis suele ir acompañada por
Sobre-alardear le da seguridad y piensa depresión y ansiedad, ya que es dejar algo
que esto elimina sus sentimientos de inferio- seguro, conocido, por algo incierto y desco-
ridad. nocido.
Se manifiesta hipercrítico: como una de-
fensa para desviar la atención de sus limita- Primera etapa 37
ciones, es agresivo y critica el esfuerzo de los Es la etapa de “Confianza Básica” contra
demás para que estos se ocupen en defen- “desconfianza” donde queda conformada la
derse y no vean en lo que falla; así crea una autoestima. Esta etapa es muy importante en
superioridad ilusoria. el desarrollo de la persona, pues según sea
Tiende a culpar: proyecta su debilidad o ésta, así llevará la confianza, la fe, la acep-
inferioridad culpando a otros por sus fallas; tación de sí misma hacia los demás, ya que
se siente bien haciendo que los otros se sien- el niño percibe que es importante y valioso
tan mal. para las personas que lo son significativas.
Teme la competencia: aún estando an- La satisfacción de obtener logros le dará la
sioso por ganar, está lejos de sentirse opti- seguridad necesaria para “arriesgarse” a dar
mista; algunas veces se rehúsa a tomar parte el siguiente paso. Entonces la crisis, depre-
en competencias. siones y ansiedades serán contractivas y no
Se siente perseguido: cree que no le destructivas. Sin tomar en consideración ca-
agrada a alguna persona y que por ello lo que sos enfermizos de padres enajenados que no
ésta hace es para molestarlo o impedirle el aman a su hijo, lo normal es que los padres lo
éxito. quieran y se lo demuestren; sin embargo, no
Se oculta: prefiere el anonimato, un sitio basta que le den amor, sino que es preciso
donde no sea mirado ni llamado. que el niño lo sienta, lo perciba, se dé cuenta,
Se auto recrimina: es una defensa ante tenga confianza, sepa que está seguro, aten-
sus vivencias de incapacidad; así se libera del dido, amado, “apapachado”. El ser humano
esfuerzo y hace que los demás no le exijan. tiene tanta necesidad de sentirse amado y
acariciado que, aún cuando los bebés tengan
cubiertas todas su necesidades de comida, Darle confianza, comprensión, respeto y ayu-
limpieza, abrigo, etc., si no hay contacto con da le facilitará esta difícil etapa.
su piel, no se les toma en brazos no se les
habla, no sobreviven. El niño en esta etapa
está para recibir, pues no tiene la capacidad Sexta etapa
para dar. En la sexta etapa, “intimidad contra aisla-
miento” comienza ya a realizarse compar-
Segunda etapa tiendo, aprecia la intimidad, la amistad pro-
En la segunda etapa el niño comienza a dar- funda e integra el sexo al amor. La persona
se cuenta de que puede dar, empieza a tener ya es madura y busca trascender. Si no se
autocontrol y fuerza de voluntad. Se atreve consolidaron las etapas anteriores se provo-
y no. Debe recordarse que hay que alentar cará aislamiento y estados de neurosis.
los positivo de cada etapa para que la au-
toestima se vaya enriqueciendo y afirmando. Séptima etapa
El ejemplo de los padres es muy importante, En la etapa de “generatividad contra estan-
pues es más fácil desarrollarse en un am- camiento”, la personas son productivas crea-
biente de flexibilidad que en uno de rigidez; tivas, consolidan y cuidan su familia, amigos
en uno que ponga límites que él tendrá que y trabajo. Hay una total proyección del ser
respetar y cumplir, pero también un ambiente humano a relacionarse y ser productivo. En
que provea el respeto a su persona. caso contrario las personas se encuentran
estancadas, no aman, no son creativas ni
Tercera etapa productivas. Viven en el egoísmo, no se han
De los 4 a los 6 años, el niño ya dirige su vo- encontrado a sí mismas (etapas anteriores no
38 luntad a un propósito. Se le llama a esta eta- superadas). Su autoestima es baja, con to-
pa lúdica o de juego. El niño hace y deshace, das sus consecuencias.
construye y destruye, compone y descom-
pone; todo esto le va dando seguridad. Su Octava etapa
curiosidad sexual y fantasías no deben ser La última etapa, “integridad contra desespe-
coartadas, sino encauzadas. Si esta etapa se ración”, es la integración de todas las etapas.
resuelve bien, pasa a la siguiente. Aquí, la fe, seguridad, armonía, espirituali-
dad y orden dan todos sus frutos. Al estar
Cuarta etapa satisfecho y feliz de una vida plenamente vi-
Industria contra inferioridad: aquí su autoesti- vida, la trascendencia y los valores supremos
ma lo hace ser responsable, cooperar en gru- de amor, bondad, paciencia, etc., y todo lo
pos, y se despierta su interés en aprender que significa sabiduría, el individuo vive más
consciente y plenamente.
Quinta etapa
De los 12 a los 16 años, empezando con la
pubertad, se llega a la adolescencia. Es la cri- Cómo se desarrolla la autoestima
sis en donde las etapas anteriores se cuestio- El concepto del yo y la autoestima se desa-
nan; se llama “identidad”. La persona se vuel- rrollan gradualmente durante toda la vida,
ve egoísta, solitaria, de carácter cambiante; empezando en la infancia y pasando por
lo misma está feliz, que enojada, no sabe qué diversas etapas de progresiva complejidad.
le pasa ni qué quiere. En esta etapa puede Cada etapa aporta impresiones, sentimientos
recuperar aclarar y fortalecer su autoestima. e incluso, complicados razonamientos sobre
el yo. El resultado es un sentimiento generali- esfuerzo, fatiga, desgaste, frustración, pero
zado de valía o de incapacidad. también en maduración, logros y satisfacción
Para desarrollar la autoestima en todos personal. Cuando se tiene contacto con per-
los niveles de la actividad el individuo ne- sonas equilibradas, constructivas, honestas
cesita tener una actitud de confianza fren- y constantes, es más probable que se de-
te sí mismo y actuar con seguridad frente a sarrolle una personalidad sana, de actitudes
terceros, ser abierto y flexible, valorar a los positivas que permitan desarrollarse con ma-
demás y aceptarlos como son; ser capaz de yores posibilidades de éxito, aumentando la
ser autónomo en sus decisiones, tener co- autoestima.
municación clara y directa, tener una actitud
empática, es decir, capaz de conectarse con Desarrollar la autoestima de los demás
las necesidades de sus congéneres, asumir Aunque cada uno de nosotros es el respon-
actitudes de compromiso, ser optimista en sable último de su autoestima, tenemos la
sus actividades. oportunidad de apoyar o atacar la autocon-
Otra estrategia para desarrollar la autoes- fianza y el autorespeto de cualquier persona
tima es cuando una persona se equivoca y que tratemos, así como los demás también
es capaz de reconocer y enmendar sus erro- tienen la misma opción en sus relaciones con
res, no limitarse a auto culparse, ni a culpar nosotros.
a los otros. Tener actitud creativa y ser capaz Probablemente todos recordemos oca-
de asumir los riesgos que implica una nue- siones en que alguien nos trató de un modo
va tarea, evitar la crítica. También tenemos que reconocía tanto nuestra dignidad como
que evitar la frecuencia muy alta del mensaje, la suya. Y también podemos recordar oca-
encontrar los datos positivos de otras perso- siones en que alguien nos trató como si el
nas, conectarse con emociones positivas del concepto de dignidad humana no existiera. 39
pasado, ampliar el conocimiento de sí mismo Sabemos bien qué diferente sensación nos
con mayor sinceridad, tener tabla de valores dejan estas dos clases de experiencia. Cuan-
y respetarla, desarrollar el sentido del humor do nuestras relaciones humanas tienen dig-
e infundirlo. nidad, las gozamos más: y cuando nosotros
Un aspecto central para el desarrollo de manifestamos dignidad, nos gustamos más
la autoestima, es el conocimiento de noso- a nosotros mismos. Cuando nos comporta-
tros mismos. Cuanto más conocemos, es mos de tal manera que acabamos elevando
más posible querer y aceptar nuestros valo- la autoestima de los otros, también estamos
res. Si bien las metas son básicas para darle aumentando la nuestra.
un sentido a la vida, ellas tienen costos en
Anexo VII

Toma de decisiones
Durante la juventud y adultez se toman mu- una situación sexual. Los adolescentes que
chas decisiones importantes. Decisiones que decidan tener relaciones sexuales genitales,
requieren o nos exigen el ejercicio de nues- deben ponerse de acuerdo sobre si quieren
tra voluntad para influir con nuestras propias o no un embarazo, para no incurrir en emba-
acciones en el curso que tome nuestra vida; razos a edades tempranas o en embarazos
por ello, es crucial que pienses en un proyec- no deseados, y deben decidir también sobre
to de vida y en aprender a tomar decisiones cómo prevenir el VIH/SIDA y enfermedades
después de buscar información y de haber de transmisión sexual.
reflexionado autónomamente. Tomar una buena decisión significa que
Entre las decisiones cruciales que habrás uno ha evaluado cuidadosamente las conse-
de tomar están el casarte, vivir en unión libre, cuencias y las ventajas y desventajas de dos
o mantenerte soltera/o; tener hijos o no te- o más opciones, antes de escoger la que uno
nerlos; estudiar tal o cual carrera o aprender cree que tendrá el mejor resultado.
un oficio; dedicarte a la casa o salir a trabajar, La toma de decisiones es el proceso me-
40 etc. En otras palabras, los planes, las metas diante el cual se realiza una elección entre las
y las elecciones que tomamos van dando for- alternativas o formas para resolver diferen-
ma a nuestra vida. tes situaciones de la vida, estas se pueden
Sin embargo, así como es importante re- presentar en diferentes contextos: a nivel la-
conocer nuestra libertad para decidir nuestra boral, familiar, sentimental, es decir, en todo
vida presente y futura, orientarla realmente momento se toman decisiones, la diferencia
no es algo tan sencillo pues la vida social, entre cada una de estas es el proceso o la
sus reglas y valores, influyen y orientan tam- forma en la cual se llega a ellas. La toma de
bién nuestra búsqueda personal; y por ello, decisiones consiste, básicamente, en elegir
es fundamental que aprendas a pensar por ti una alternativa entre las disponibles, a los
mismo/a y que sepas qué hacer, por ejemplo, efectos de resolver un problema actual o po-
frente a las normas, valores y comportamien- tencial (aún cuando no se evidencie un con-
tos que socialmente se establecen y se espe- flicto latente).
ra que hombres y mujeres realicen. La toma de decisiones a nivel individual
Tomar decisiones sobre nuestra vida está caracterizada por que una persona hace
sexual es importante para prevenir riesgos a uso de su razonamiento y pensamiento para
la salud y no afectar los proyectos de vida elegir una decisión a un problema que se le
propios y de nuestra pareja. presente en la vida; es decir, si una persona
Todos podemos y debemos decidir con tiene un problema, ésta debe ser capaz de
quién y cuándo tener relaciones sexuales, y resolverlo individualmente a través de tomar
establecer los límites que deben tener esas decisiones con ese especifico motivo.
relaciones. Es sabio establecer límites al Para tomar una decisión –no importa su
comportamiento sexual antes de entrar en naturaleza– es necesario conocer, compren-
der, analizar un problema, para así poder Decisiones programadas
darle solución; en algunos casos por ser tan
Son aquellas que se toman frecuentemente,
simples y cotidianos, este proceso se realiza
es decir son repetitivas y tomarlas se con-
de forma implícita y se soluciona muy rápida-
vierte en una rutina; como el tipo de proble-
mente, pero existen otros casos en los cuales
mas que resuelve y se presentan con cierta
las consecuencias de una mala o buena elec-
regularidad ya que se tiene un método bien
ción puede tener repercusiones en la vida y,
establecido de solución y por lo tanto ya se
si es en un contexto laboral, en el éxito o fra-
conocen los pasos para abordar este tipo de
caso de la empresa, para los cuales es ne-
problemas.
cesario realizar un proceso más estructurado
que puede dar más seguridad e información
para resolver el problema.
Decisiones no programadas
Son decisiones que se toman en problemas
Clases de decisiones o situaciones que se presentan con poca fre-
cuencia, o aquellas que necesitan de un mo-
Las decisiones se pueden clasificar teniendo
delo o proceso específico de solución, por
en cuenta diferentes aspectos, como lo es la
ejemplo: el lanzamiento de un nuevo produc-
frecuencia con la que presentan. Se clasifican
to al mercado. En este tipo de decisiones es
en cuanto a las circunstancias que afrontan
necesario seguir un modelo de toma de de-
estas decisiones sea en cual sea la situación
cisión para generar una solución específica
para decidir y cómo decidir (Lander Ramos
para este problema en común.
Bazan).
41
Anexo VIII

Maternidad y paternidad
responsable
La paternidad es asumir ser padre o madre. mujer, la cristalización del amor de pareja,
Éste debe ser un proceso consciente y res- sostenido en su profunda unión.
ponsable, lo que implica velar por el desa- Los padres al formar una familia, debe-
rrollo integral de los hijos: proporcionarles el rían considerar los siguientes aspectos:
cuidado de la salud, formación, educación y Dar vida y recibirla es un hecho de máxi-
afecto, de modo que los hijos se integren a la ma trascendencia y, como tal, implica una
sociedad como adultos sanos. responsabilidad que debe ser asumida y
compartida por la pareja.
Se deben reunir ciertas condiciones de
Paternidad responsable salud y de madurez, tanto individual como de
pareja, para alcanzar plenamente el papel de
Es una actitud de compromiso profundo asu-
padres.
mido por la pareja, referido a su capacidad
42 Hay que suministrar a los hijos los me-
de transmitir la vida a otro ser y de entender
dios materiales necesarios para que puedan
que el desarrollo del hijo es una tarea común
desarrollarse en forma integral.
del padre y de la madre.
En los adolescentes la capacidad bio-
La paternidad no se limita a la función
lógica para ser padres aparece antes que la
biológica de transmisión de la vida. Es una
aptitud y responsabilidad para asumirla.
expresión del amor entre un hombre y una
Bibliografía

Branden, N., Los seis pilares de la autoesti- www. monografias.com.mx


ma, Paidós, Barcelona, 1995. www.prometeo.us.es/recursos/la_orienta-
Rodríguez Pellicer, Domingo, Autoestima: cion/pag3.htm - 31k –
Clave del éxito personal, Editorial Manual www.wikipedia.org/wiki/Toma_de_decisio-
Moderno, México, 1988. nes - 37k

43
La palabra relación implica algún tipo de
en la pareja se logra trabajando con medios
no violentos como son la comunicación, la
comunicación verbal y/o no verbal entre per-
negociación y la igualdad en la toma de de-
sonas. En el caso de una relación de pareja
cisiones. El amor se consigue con respeto y
entra en juego un intercambio de sentimien-
consideración.
tos y emociones que bien puede culminar en
Comunicar de manera efectiva y afectiva
un noviazgo sólido y saludable o bien en una
es primordial para poder entablar un diálogo
relación tormentosa y disfuncional.
y tomar decisiones conjuntas en la pareja. El
La personalidad de cada individuo tiene
logro de esto radica en que la relación se
características específicas que se manifiestan
base en la confianza, en el fomento de un
directa o indirectamente en cualquier tipo de
diálogo sincero, en la expresión libre de sen-
relación. Para que exista una relación de res-
timientos e ideas y la actuación crítica ante
peto e igualdad es imprescindible que cada
cualquier información.
miembro de la pareja respete y reconozca los
derechos fundamentales del otro.
Pueden distinguirse en las relaciones
de pareja algunas etapas. En la primera, los
miembros de la pareja experimentan una se-
rie de sentimientos y emociones que, si no
están enmarcados en una relación estable, la
situación puede volverse turbulenta y hasta
se corre el peligro de que uno de los dos pier-
da su individualidad. Esta es una etapa en la
que el amor puede fortalecer la fidelidad o en
la que la violencia y la discordia pueden las-
timar a ambos miembros de la pareja, en un
grado que depende de su experiencia previa,
historia de vida y creencias.
En la mayoría de las personas, la relación
de noviazgo comienza a muy temprana edad,
generalmente en la adolescencia. Es en esta
etapa en la que las emociones pueden no es-
tar controladas, lo cual puede generar ines-
tabilidad, problemas, y hasta algún tipo de
violencia, ya sea física, sexual o psicológica.
En las relaciones de pareja suelen exis-
tir problemas de diversa índole, por lo que
puede darse una ruptura que puede no ser
definitiva por lo que, para lograr la recon-
ciliación, uno de los miembros de la pareja
busque hacer obsequios y ofrecer halagos
al otro. Este patrón de ruptura, petición de
perdón y reconciliación es frecuente en una
relación, una vez que se ha establecido un
ciclo de violencia.
La equidad y el respeto a la pareja no
tienen precio. La solución de los problemas