Está en la página 1de 2

HOJA INFORMATIVA PARA EL SECTOR AGROPECUARIO

SERIE RECURSOS NATURALES


SAN JUAN N° 4 MAYO 2003

El uso de sifones para riego


El riego a través de tubos de sifón
es una forma muy practica y eficiente de
distribuir el agua.

Es un sistema muy difundido en las zonas bajo riego.


Se utiliza con éxito en cultivos regados en surcos, en
particular todos los hortícolas, pero también pueden
ser utilizados en frutales, vid y olivo.

¿EN QUÉ CONSISTEN?


Son tubos de plástico (PVC) con forma curvada adaptada al tamaño de la
acequia de riego. El diámetro y el largo dependen del cultivo y del surco,
siendo los más comunes de 4 o 5 cm de diámetro y de 1,20m de largo.

¿CÓMO FUNCIONAN?

Sifón Desde la acequia se


Nivel del agua deriva el agua a los
surcos o regueras a
Reguera
través de los sifones,
Bordo Bordo
sin necesidad de
abrir zanjas o
Vista en corte de un sifón durante el riego
piqueras, facilitando
el trabajo del
regador. Para hacerlos funcionar es necesario “cebarlos”, lo que significa
introducirlos en la acequia y llenarlos con agua mientras se tapa un extremo.
Inmediatamente, se vuelcan por sobre el bordo hacia el surco o reguera. Al principio
es dificultoso hacerlos funcionar y suelen descargarse por el ingreso de aire. Un
regador experimentado puede poner en funcionamiento una serie de treinta sifones
en un tiempo reducido (10 minutos o menos).

Autor: Técnico Hidráulico Mario LIOTTA


Estación Experimental Agropecuaria San Juan – INTA - Calle 11 y Vidart - Va Aberastain (C.P. 5427) - POCITO
SAN JUAN – ARGENTINA – TE/Fax: 0264 – 4921079 - esanjua@sanjuan.inta.gov.ar
PRINCIPALES VENTAJAS

Se logra una distribución pareja del agua en el lote. Por ejemplo, si el


caudal total disponible es de 20 litros por segundo, el caudal erogado por
cada sifón es de 1 litro por segundo aproximadamente, con lo que se
consigue un frente de avance mas uniforme. De esta manera, se logra
mejorar la eficiencia de distribución y aplicación del agua.

Se evitan roturas en los bordos de las acequias, lo cual es un problema en


los primeros riegos (de asiento) cuando los bordos no están lo
suficientemente firmes y asentados. En los suelos sueltos y arenosos los
sifones evitan abrir piqueras y tener que regular el caudal en forma
permanente, reduciendo las posibilidades de erosión que causa un riego
tradicional.

Debido a que son portátiles, con un número reducido de sifones se puede


regar una superficie importante, ya que se van trasladando a lo largo de la
acequia en la medida que se riegan los diferentes sectores. Un solo
operario con algo de práctica puede operar sin mayores dificultades hasta
50 sifones y manejar un área de 15-20 ha.

INCONVENIENTES

Pueden producirse obstrucciones en la boca de entrada de los caños (hojas


y materiales vegetales en suspensión) principalmente en otoño.

También suele ser dificultoso al principio aprender a “cebar” los sifones


para que funcionen sin que se descarguen, inconveniente que se supera
rápidamente con la práctica.

¿CÓMO CONSTRUIRLOS?

Para su fabricación es necesario tubería de PVC denominada de alta


resistencia a la presión (Clase 10), que tiene un espesor de pared de 2,8 mm.
Esto es para evitar deformaciones al construirlos y para una mayor duración.
Los tubos se consiguen en el comercio por tirones de 6 m, los que luego se
cortan. De cada tramo de 6 m se obtienen 5 sifones de 1,20 m de longitud. Se
construyen aplicándoles calor y moldeándolos hasta conseguir la forma
curvada.

Colaboración de: ASOCIACIÓN COOPERADORA DE LA EEA SAN JUAN -INTA - Calle 11 y Vidart.Va. Aberastain. -
(C.P. 5427) - POCITO -SAN JUAN – ARGENTINA – TE/Fax: 0264 – 4921079