Está en la página 1de 11

Costo directo de Materiales

de construcción

COSTOS EN LA CONSTRUCCIÓN
UNIVERSIDAD INDOAMERICA
El costo directo por materiales es el correspondiente al
desembolso que hace el prestador de servicios o contratista
con el fin de adquirir o producir todos los materiales
necesarios para ejecutar una obra.
El costo básico unitario del material se integra con su costo de adquisición en el mercado o costo
de producción en el sitio de los trabajos, sumando en su caso el costo de los acarreos o fletes,
maniobras, almacenajes, derechos, seguros, aranceles y mermas aceptables durante su manejo.
Acarreos o fletes: costo del traslado del
material en un vehículo de transporte desde su
lugar de producción o fabricación para su
entrega en el sitio de los trabajos. De la misma
forma, el concepto de flete puede utilizarse
cuando existan gastos de envío de paquetería
de algún producto. Ese costo se refleja de la
siguiente forma: flete = costo de traslado o
envío / cantidad adquirida.

Maniobras: es el costo generado por el


movimiento y operación que se realizan ya sea
manual o mecánicamente para la descarga del
material en el sitio de los trabajos. Ese costo se
refleja de la siguiente forma: maniobra = costo
de maniobra / cantidad adquirida.
Mermas: es el costo del material que se pierde
en el traslado hasta el sitio de los trabajos, que
se refleja de la siguiente forma: merma =
[(cantidad adquirida / cantidad recibida) – 1] ×
costo de adquisición.

Almacenaje: costo por el resguardo del material


adquirido en un almacén antes de su traslado o
entrega en el sitio de los trabajos. Ese costo se
refleja de la siguiente forma: almacenaje = costo
de almacenaje / cantidad adquirida.
Seguros de riesgo: se refiere al costo que se paga
por concepto de seguro de manejo de los
materiales o de su traslado Ese costo se refleja
de la siguiente forma: seguros de riesgo = costo
de seguro / cantidad adquirida.

Aranceles: costo por tarifa que gravan los


productos importados de otro país a un bien o
material que ingresa por aduana, sea por vía
aérea, marítima o terrestre, y que se aplica como
porcentaje del valor del bien importado. Ese
costo se refleja de la siguiente forma: aranceles =
costo de material × tasa arancelaria.
En función de su uso, los materiales se clasifican de la siguiente manera:

a) Permanentes. Son los que se incorporan y forman parte de los trabajos realizados.

Cuando se trate de materiales permanentes, su costo ha de determinarse de acuerdo con las


cantidades que deban utilizarse según el proyecto, las normas de calidad y especificaciones
generales y particulares de construcción que establezca la contratante, considerando
adicionalmente los desperdicios que la experiencia determine como mínimos.
b) Temporales. Son aquellos que se utilizan en forma auxiliar para realizar un trabajo
específico pero no forman parte integrante.

Si se trata de materiales temporales, se debe determinar de acuerdo con las cantidades a


utilizarse según el proceso constructivo y el tipo de trabajos a realizar, considerando los
desperdicios, el número de usos con base en el programa de ejecución y la vida útil del
material de que se trate en virtud de la experiencia que se tenga.
A su vez, los materiales se pueden clasificar de acuerdo con
su procedencia:

a) Producidos: son aquellos que se fabrican en el lugar de los


trabajos de conformidad con las normas y especificaciones
establecidas para su elaboración; generalmente no
requieren transporte y almacenamiento.

b) Naturales: aquellos que son extraídos o recolectados


directamente de la naturaleza, son transportados y recibidos
en el lugar de almacenamiento, y en los cuales se presentan
mermas en su transportación y manejo.

c) Adquiridos: son aquellos producidos o comercializados


por terceros y que pueden ser entregados en obra o libre a
bordo, donde serán recibidos para su almacenamiento o
transporte al lugar de la obra de acuerdo con los términos
del contrato.
Para concluir, se resume a continuación el proceso de una buena práctica para estimar el costo
del material:

1. Realizar el mercadeo particular.

2. Revisar los términos que presenta la cotización, si indica libre a bordo o puesto en obra:

• Recordar que “libre a bordo” (LAB) se refiere al costo del material que se considera entregado
al comprador en un lugar especificado o convenido por el vendedor, por lo que es importante
identificar el lugar de entrega que se establezca en la cotización.
• El término “puesto en obra” se considera colocado dentro del área de trabajo por el vendedor,
especificando los términos y condiciones que regirán para el sitio que se haya destinado.

3. Una vez determinado si se tiene un costo puesto en obra o como libre a bordo, clasificarlo y
determinar sus componentes necesarios para tener el costo actualizado en el sitio de los
trabajos:
• Costo de adquisición • Mermas
• Acarreos o fletes • Maniobras
• Almacenaje • Derechos de banco o regalías
• Seguros • Aranceles (en caso de aplicarse)

También podría gustarte