Está en la página 1de 4

El Control Operacional en la Gestión Ambiental

En la Norma ISO 14001:2015 se define aspecto ambiental como el “elemento de las actividades,
productos o servicios de una organización que interactúa o puede interactuar con el medio ambiente”).
Aquí es importante recordar también la definición de medio ambiente que incorpora la norma “entorno
en el cual una organización opera, incluidos el aire, el agua, el suelo, los recursos naturales, la flora, la
fauna, los seres humanos y sus interrelaciones”.

De manera general, la identificación de los aspectos ambientales se suele agrupar en cinco grandes
grupos:

TIPO DE ASPECTO
DESCRIPCIÓN
AMBIENTAL
Consumos (de Por ejemplo, consumo de electricidad, agua o papel en un almacén, consumo
materias primas y de reactivos en un laboratorio, consumo de tóner en una actividad de oficinas,
energía) etc.
La emisión es la acción de echar, expulsar, verter y arrojar determinadas
sustancias contaminantes a la atmósfera a través de focos, conductos o
chimeneas.
Por ejemplo, emisiones de ruido, vibraciones y gases de combustión por
utilización de maquinaria al aire libre, emisiones de polvo en el movimiento
Emisiones (que
de tierras, emisiones en una cabina de pintura y material particulado (polvo,
pueden ser físicas,
cenizas)
químicas o
Los focos emisores de las industrias sólo pueden emitir una concentración
biológicas)
máxima de contaminantes, de acuerdo con los requisitos legales, según el tipo
de actividad que desarrollen y la zona en la que se encuentren (dependiendo
de la capacidad de recepción de contaminantes que tenga el medio (por
ejemplo, si hay contaminación por tráfico, industrias o si existe contaminación
de fondo).
Los vertidos son las emisiones de contaminantes realizadas directa o
indirectamente a las aguas continentales, así como al resto del Dominio
Público Hidráulico y Dominio Público Marítimo Terrestre.
Vertidos
Por ejemplo, aguas sanitarias al sistema integral de saneamiento o vertidos
de aguas de procesos donde se pueden identificar parámetros de vertido
sólidos en suspensión, metales pesados, etc.
Aquí se pueden distinguir cada tipo de residuo generado, por ejemplo,
residuos de papel y cartón, residuos plásticos, RAEE (residuos de aparatos
eléctricos y electrónicos), RCD (residuos de construcción y demolición), NFU
Residuos
residuos de neumáticos fuera de uso), reactivos caducados, residuos
metálicos, residuos de envases contaminados, aceites, residuos de
absorbentes contaminados, etc.
En este grupo se incluyen aquellos aspectos ambientales que resulta
complicado denominar y que, por tanto, se identifican por sus impactos
Otros ambientales. Por ejemplo, la construcción de una carretera va a implicar una
afección a la fauna o una afección al suelo por compactación o erosión; una
fábrica tiene un impacto visual.
El Control Operacional en la Gestión Ambiental

A continuación, se presenta un ejemplo de la interacción de una actividad con el medio ambiente, con
el propósito de conocer mejor estos conceptos.

¿Qué es un impacto ambiental?

En la Norma ISO 14001:2015 se define impacto ambiental como un “cambio en el medio ambiente, ya
sea adverso o beneficioso, como resultado total o parcial de los aspectos ambientales de una
organización”.

Por lo tanto, se pueden considerar los aspectos ambientales como las “causas” y los impactos
ambientales los “efectos” sobre el medio ambiente. A continuación, se muestran los impactos
ambientales asociados a los aspectos ambientales identificados.
El Control Operacional en la Gestión Ambiental

CONTROL OPERACIONAL.

El principal objetivo del control operacional de los procesos es satisfacer los requisitos del sistema de
gestión ambiental alcanzando los resultados esperados. Por tanto, todas las acciones dirigidas a
controlar las operaciones productivas deben ir encaminadas, como mínimo, a cumplir con los requisitos
legales y otros requisitos suscritos por la organización, cumplir con los objetivos ambientales y mejorar
de manera continua el desempeño ambiental.

Es importante revisar las operaciones y actividades con aspectos ambientales significativos y requisitos
legales y otros requisitos. Haga inventario de los controles operacionales existentes actualmente. ¿Son
adecuados para controlar pasos importantes de proceso? Si la respuesta es negativa, considere
actualizar los controles.

A continuación, se ofrece una descripción de los conceptos, aplicados a los aspectos ambientales. Los
mismos conceptos pueden ser aplicados al control de los procesos necesarios para asegurar que se
satisfacen los requisitos legales y otros requisitos y para abordar riesgos y oportunidades.
El Control Operacional en la Gestión Ambiental

CONTROL DESCRIPCIÓN
El control más efectivo consiste en eliminar el aspecto ambiental
Eliminación significativo, o eliminar la operación, actividad, material o servicio que crea
un aspecto ambiental significativo.
El segundo control más efectivo implica reemplazar algo que genera un
Sustitución aspecto ambiental significativo (similar a la eliminación) por algo que no lo
produce, o que produce uno menos significativo.
El tercer medio más efectivo de controlar los procesos son los controles de
ingeniería. Estos no eliminan aspectos ambientales, pero los aíslan y evitan
Controles de
que escapen al medio ambiente. Los colectores de polvo y los sistemas de
ingeniería
neutralización son ejemplos, así como la detección de errores de un
proceso.
Estos controles no eliminan ni tratan los aspectos ambientales significativos
directamente, pero controlan la forma en que la gente trabaja con ellos para
así limitar o prevenir su interacción con el entorno. Ejemplos de controles
Controles administrativos son las instrucciones de trabajo, la formación, las señales de
administrativos aviso y las técnicas de seguimiento y medición con sus registros asociados.
Los controles administrativos son los menos fiables para evitar un impacto
ambiental, pero pueden ser adecuados para controlar procesos menos
complejos.

Si no se pueden identificar controles operacionales, los aspectos ambientales significativos estarán


insuficientemente tratados.

Cuando la organización ha identificado los puntos críticos sobre los que tiene que aplicar un control
operacional, según los aspectos ambientales significativos que ha identificado, es necesario que elabore
un documento (por ejemplo, una instrucción técnica) en la que explique las medidas a seguir para el
control de dicho aspecto y el seguimiento / medición que realizará.

Este seguimiento puede realizarlo la propia empresa o las entidades de control ambiental (seguimiento
externo). Los resultados obtenidos en las mediciones determinarán la necesidad de adoptar medidas
preventivas (como cambios en el proceso o instalación, modificaciones de las materias primas,
reutilización de emisiones, vertidos o residuos) o correctivas (uso de equipos para minimizar la cantidad
de emisiones y vertidos, evitando que se sigan superando los límites legales).

Bibliografía:

- Fernández, J. L. V., García, M. C. A., Morales, N. C., & Soto, M. N. (2016). Guía para la aplicación
de UNE-EN ISO 14001: 2015. AENOR Ediciones.
- Grijalbo, F. L. (2017). Puesta en Marcha de un Sistema de Gestión Ambiental. Editorial Tutor
Formación.

También podría gustarte