Está en la página 1de 14

"Año del Bicentenario del Perú: 200 años de Independencia"

UNIVERSIDAD NACIONAL DE BARRANCA


CURSO:
Tributación I

DOCENTE:
Lira Camargo Zoila Rosa

INTEGRANTES:
Romero Paucar Keyla Karina
Mendoza Perez Flor Juricsa
Valverde Navidad Cristina
Inocente Sifuentes Louhana Shantal
GRUPO N°03, 2021
CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS DEL IGV Y DEL CRÉDITO FISCAL Y SU FUNCIÓN

Tres métodos de recaudación.


•Impuestos monofásicos: Estos afectan solo a una de las etapas del proceso de producción y comercialización de bienes y
servicios.
•Impuestos plurifásicos acumulativos o en cascada: No admiten la posibilidad de deducir suma alguna por el impuesto que ha
incidido en las adquisiciones de la etapa anterior, hecho que conduce a la acumulación o efecto piramidal del tributo
•Impuestos plurifásicos no acumulativos: Afectan solamente el valor agregado que se da a cada uno de ellos en cada etapa. Es
aquel que genera un impacto tributario similar o equivalente a un tributo de carácter monofásico que se aplica a nivel del
consumidor final de los bienes y servicios gravados en la economía.
Es así que el crédito fiscal permite que el fisco recaude por concepto del impuesto una suma equivalente a la que le habría
correspondido si el impuesto hubiese sido concebido como uno monofásico en la etapa final, con la ventaja de que un impuesto
del tipo IVA, en tanto impuesto plurifásico, (que solo grava la operación que tiene lugar entre el minorista y el consumidor final).
En el Perú. En efecto, el IGV es un tributo que grava el consumo habiendo sido estructurado para ello sobre la base de la técnica
del valor agregado.
El IGV, solo debería incidir sobre el valor agregado en cada una de las etapas de la cadena de producción y distribución de
bienes y servicios que se ofertan en el mercado, con la finalidad de impedir que exista algún tipo de acumulación del impuesto
que conlleve una piramidación de los precios de los bienes y servicios gravados.
Los agentes intermediarios de la cadena de producción de bienes y servicios hayan sido calificados en nuestra legislación como
contribuyentes y, por lo tanto, como obligados a la declaración y pago del impuesto.
- CONTRIBUYENTES DEL IGV
- CONTRIBUYENTE DE DERECHO: Designado por el legislador en la hipótesis de incidencia del IVA
- CONTRIBUYENTE DE HECHO: Consumidor final de los bienes y servicios afectos
El impuesto recaudado por el fisco en las etapas intermedias debe ser equivalente a aplicar la tasa de 18% (incluido el Impuesto de Promoción
Municipal del 2%) sobre el valor final de los bienes y servicios.
El IGV, se estructura bajo el método de sustracción sobre base financiera y de impuesto contra impuesto.
Ciclo de producción y comercialización
Se han elaborado dos mecanismos:
• Adición: a efectos de obtener el valor agregado se suman todos los factores de producción incorporados al bien.
• Sustracción: consiste en determinar el valor agregado de una actividad mediante la diferencia entre el valor bruto de producción y el valor
de los bienes intermedios y materias primas utilizadas.
✓ Base real: únicamente se permiten las deducciones referidas a bienes que se incorporan físicamente en el producto vendido y siempre que
estos hubiesen sido integrados en el mismo periodo en que se pretende utilizar la deducción.
✓ Base financiera: puede operar a través de la modalidad de “base contra base” o bajo la modalidad de “impuesto contra impuesto”:
- Modalidad “base contra base”: funciona tomando todas las ventas de un determinado periodo y restándole todas las compras del mismo
periodo. Al resultado conseguido se le aplica la tasa del impuesto, obteniéndose así el impuesto a pagar.
- Modalidad “impuesto contra impuesto”: su aplicación conlleva la idea de un verdadero crédito fiscal, según el cual el contribuyente puede
deducir del impuesto generado por las ventas del periodo, los impuestos al consumo que han afectado las compras del mismo periodo.
Tribunal Fiscal en la Resolución N° 791-4-97, señala que el Impuesto General a las Ventas en el Perú ha sido estructurado como un impuesto cuyo
valor agregado se determina por el método de sustracción sobre base financiera, es decir, se permite emplear como crédito fiscal el impuesto
que gravó en un mes las adquisiciones destinadas a operaciones gravadas de ese mismo periodo.
De la neutralidad del impuesto
La existencia del crédito fiscal, permite concretar la verdadera finalidad económica del impuesto.
El IGV es un impuesto con vocación de neutralidad en cuanto a la conformación de los precios en el mercado y la libre configuración de la
cadena de producción y distribución de bienes y servicios.
El pronunciamiento de Gamba Valega, al referir que: “Efectivamente, mediante la deducción del crédito fiscal se alcanza la neutralidad del IGV,
pues se logra que cada operador solo adelante al fisco, la parte del impuesto que afecta al valor agregado de cada etapa, (deduciéndole al IGV
trasladado, el IGV soportado en las adquisiciones).
Un requisito fundamental para garantizar la correcta aplicación de un impuesto sobre el valor agregado, consiste en permitir la deducción del
impuesto pagado en las adquisiciones de bienes y servicios contra el tributo que grava las ventas posteriores.
¿CUÁL ES LA NATURALEZA DEL CRÉDITO CUÁL ES LA NATURALEZA DEL CRÉDITO FISCAL?

En este punto se puede inferir que el crédito tributario no es un derecho subjetivo al crédito, ya que es
poco probable que los propietarios del crédito reclamen una devolución, incluso en caso de liquidación de
la empresa. Además, se debe considerar que su implementación es obligatoria dentro de un período
determinado.
Por otro lado lo podemos definir como el el derecho está a disposición del contribuyente, quien, luego de
cumplir con los requisitos legales respectivos (principalmente el de los juzgados básicos), podrá deducir
impuestos en los que haya incurrido previamente durante el proceso de importación, adquirir bienes o
utilizar servicios, de lo contrario no debe confundirse con la posibilidad de recibir alguna forma de
devolución de impuestos al respecto, aunque esta restricción tiene su matiz en determinadas
II. REQUISITOS SUSTANCIALES:
Solo otorgan derecho a crédito fiscal las adquisiciones de bienes, las prestaciones o utilizaciones de
servicios, contratos de construcción o importaciones que reúnan los requisitos siguientes:
a) Que sean permitidos como gasto o costo de la empresa, de acuerdo a la legislación del Impuesto a la
Renta.
b) Que se destinen a operaciones por las que se deba pagar el Impuesto”.
a) Las adquisiciones deben ser permitidas como gasto o costo según la legislación de Las adquisiciones
deben ser permitidas como gasto o costo según la legislación del Impuesto a la Renta:
Es usual que las legislaciones opten por restringir el uso del crédito fiscal a aquellas adquisiciones de bienes
o servicios que, en general, tengan alguna vinculación con el desarrollo del giro negocial u objeto social de
los contribuyentes del impuesto
Cuando las disposiciones del Impuesto a la Renta establecen restricciones o limitaciones a la deducción de
ciertos gastos o costos a pesar de estar vinculados con el giro del negocio, atendiendo a las
particularidades inherentes a dicho tributo, estos han de repercutir necesariamente en la deducción válida
o no del crédito fiscal.
La cuestión del gasto
Debe tenerse presente que de acuerdo con el artículo 37 de la Ley del Impuesto a la Renta –cuyo TUO
fuera aprobado mediante el Decreto Supremo Nº 179-2004- EF.
En efecto, la deducción de un determinado gasto no se encuentra supeditada al éxito de la inversión, sino a
su destino y a la forma en que puede probarse este.
Tipos de causalidad del gasto:
En la medida que el gasto no se encuentre limitado o prohibido por la norma (para este último caso, será
pertinente revisar los conceptos expresamente prohibidos contemplados en el artículo 44 de la Ley del
Impuesto a la Renta) .
a) Gastos necesarios:
No se trata de establecer el carácter indispensable de un gasto, sino, únicamente, demostrar que el objeto
final de la adquisición del bien o del servicio es generar ingresos gravados o mantener su fuente
productora
b) Gastos de obligaciones contractuales asumidas por el contribuyente:
Son deducibles los gastos vinculados a la satisfacción de las obligaciones asumidas con terceros, en tanto
su ejecución puede determinar que se ponga en riesgo la fuente del contribuyente.
c) Gastos normales de acuerdo al giro del negocio:
El gasto debe estar vinculado de manera normal o razonable a la generación de ganancia o debe estar
inserto en el mecanismo propio del contribuyente a través del cual se produce la renta.
d) Gastos necesarios en virtud de una ley:
Se sustenta en la obligación impuesta por una disposición legal, en tanto que de no cumplir con la referida
obligación, el contribuyente podría no poder seguir realizando la actividad o sería sancionado.
e) Gastos indirectos:
Son aquellos que se relacionan indirectamente con la generación de la renta gravada.

-Existe cierto tipo de gastos que sin tener la calidad de indispensables se permite su deducción cuando
existe una relación causal con la generación de la renta, entre los cuales hemos podido mencionar a los
gastos normales de acuerdo al giro del negocio, los gastos asumidos en virtud de una ley, los gastos
indirectos y principalmente a los gastos vinculados al cumplimiento de obligaciones contractuales.

En este punto es que la doctrina ha


considerado que el requisito exigido por la
Ley del IGV no tiene que ver tanto con una
deducibilidad efectiva del costo o gasto para
fines del Impuesto a la Renta.
circunstancias, como las restricciones a los
exportadores.
• Los límites legales para la deducción de gastos en la Ley del Impuesto a la Renta inciden directamente en el IVA
cuando aquellos pretenden trazar una frontera entre los gastos empresariales y los gastos personales.
• La prohibición de deducción de gastos que obedezca a otras razones.
• La necesidad de admitirse aquellos gastos que, aunque muy próximos y afines a los gastos personales.
Por otro lado, los sujetos exonerados o inafectos al Impuesto a la Renta, no podrían ser titulares del derecho al crédito
fiscal.
LA CUESTIÓN DEL COSTO:
En el caso del costo (Según lo dispuesto en el art. 20 de la Ley del Impuesto a la Renta), la renta bruta está constituida
por el conjunto de ingresos afectos al impuesto que se obtenga en el ejercicio gravable.
Y por costo computable de los bienes enajenados, se entiende: El costo de adquisición, producción o construcción más
los costos posteriores incorporados al activo de acuerdo con las normas contables, ajustados de acuerdo a las
normas de ajuste por inflación con incidencia tributaria. Como excepción a la obligación de sustentar el costo
computable en comprobantes de pago se han establecido los siguientes casos:
• Cuando el enajenante perciba rentas de la segunda categoría por la enajenación del bien.
• Cuando de acuerdo con el Reglamento de Comprobantes de Pago no sea obligatoria su emisión.
• Cuando de conformidad con el artículo 37 de la Ley del Impuesto a la Renta se permita la sustentación del gasto
con otros documentos, en cuyo caso el costo podrá ser sustentado con tales documentos.
B) LAS ADQUISICIONES DE BIENES, SERVICIOS Y CONTRATOS DE CONSTRUCCIÓN, ENTRE OTROS, DEBEN ) LAS ADQUISICIONES DE BIENES, SERVICIOS Y
CONTRATOS DE CONSTRUCCIÓN, ENTRE OTROS, DEBEN DESTINARSE A OPERACIONES GRAVADAS CON EL IGV ESTINARSE A OPERACIONES GRAVADAS
CON EL IGV.
El sector de la doctrina ha considerado que basta que las adquisiciones de bienes y servicios se encuentren vinculadas con el giro de la empresa
para que el referido derecho pueda ejercerse, es decir, solo sería necesario que se verifique el inciso a) del artículo 18 de la Ley del IGV. Así pues, si
el legislador ha optado por eximir del pago del tributo a una determinada operación de consumo, tal beneficio debe alcanzar al consumidor final
y no verse desvirtuado por la aplicación del tributo en la etapa intermedia, el que al no poder utilizarse como crédito fiscal, termina integrando el
precio de los bienes y servicios, haciendo que, para fines prácticos, la exoneración o inafectación previstas queden anuladas.

VINCULACIÓN POTENCIAL O DIRECTA DE LAS ADQUISICIONES CON LAS OPERACIONES GRAVADAS CON EL IMPUESTO:
Aquí lo que importa en definitiva para tener derecho al crédito fiscal es que razonablemente las adquisiciones de bienes, servicios
y contratos de construcción se destinen en un determinado momento, directa o indirectamente, en operaciones gravadas con el
IGV.
MOMENTO EN QUE SE DETERMINA EL DESTINO DE LA ADQUISICIÓN E INCUMPLIMIENTO DEL REQUISITO OMENTO EN QUE SE DETERMINA
EL DESTINO DE LA ADQUISICIÓN E INCUMPLIMIENTO DEL REQUISITO.
Dicho momento corresponde, se entiende, al de la adquisición. Realizada esta la empresa deberá determinar en su registro su
vinculación con operaciones gravadas –en cuyo caso se podrá ejercer el derecho al crédito fi scal–, distinguiéndolas de aquellas
otras que se destinan a operaciones exoneradas o inafectas. Si posteriormente no se cumple con dicho destino, lo correcto será
corregir la deducción inicialmente realizada.
CASO PRÁCTICO N°01

Hijos de Poseidón S.A., empresa orientada al giro pesquero, que recientemente incursionó en la elaboración de harina de pescado, adquirió una máquina
procesadora de pescado por la suma de S/. 50,000 más IGV, que pasó a formar parte de su activo fijo y fue puesta en funcionamiento a partir de enero 2012. Por
problemas económicos, la gerencia decide vender la procesadora en febrero de 2013 a S/. 45,000 más IGV. Así pues, nos consulta, cuáles serían las incidencias
tributarias y contables respecto del IGV.
Se tiene como datos adicionales:
• Vida útil de la procesadora : 10 años.
• Tasa de depreciación : 10% anual.
• A efectos del llenado del PDT 0621 del periodo febrero 2013, se va a considerar que se tienen ventas por: S/. 200,000 y compras por S/. 150,000 (base imponible).

El crédito fiscal que se va a reintegrar es de S/. 1,400, por lo que se deducirá del Seguidamente, deberá disminuir del crédito fiscal el monto de S/. 25,600, por lo
crédito fiscal que corresponda en la declaración jurada del periodo setiembre que los montos a declararse en la declaración mensual, considerando los
2011, derivando así en un aumento del IGV a pagar. montos señalados como datos adicionales, serán los siguientes:
Para el llenado del PDT 621 del periodo febrero 2013, debe considerarse el
siguiente cálculo, que se realizará vía papeles de trabajo:
2. PLANO CONTABLE
En cuanto al tratamiento contable, el asiento contable que deberá realizar por el reintegro del crédito fiscal será el siguiente:

Finalmente, cabe precisar que en el supuesto de que el monto del


reintegro hubiera excedido el crédito fiscal del referido periodo, el
exceso tendría que haber sido deducido en los periodos siguientes
hasta agotarlo.
REQUISITOS FORMALES:
Entre los requisitos para ejercer el crédito fiscal tenemos el el cumplimiento de determinadas formalidades
previstas en el artículo 19. La doctrina tributaria sostiene que debe de existir la posibilidad de que el
contribuyente pueda subsanar la omisión de cualquiera de estos requisitos formales mediante otros
medios alternativos, que permitan a la autoridad fiscal realizar un correcto control de las obligaciones
tributarias.
Los requisitos sustanciales son aquellos cuya verificación es condición indispensable para ser titular del
derecho y, con motivo de ello, tener la posibilidad de deducirlo del impuesto que gravó sus ventas. Las
adquisiciones sean costo o gasto para el contribuyente y que sean destinadas a operaciones por las cuales
se deba pagar el IGV, son requisitos sin los cuales el partícipe de la cadena productiva no podría tener
derecho al uso del crédito fiscal. Sin embargo, con una lógica diferente se encuentra los requisitos cuya
inclusión en el ordenamiento jurídico tributario obedece a que su cumplimiento sirva de medida de control
para que la Administración Tributaria pueda fiscalizar las obligaciones relativas al IGV.
El desconocimiento indebido del crédito fiscal ocasiona que el IGV pase de aplicarse al valor agregado a ser
plurifásico de carácter acumulativo. Por lo que su regulación ha evolucionado para ser más flexible.
a) El impuesto debe estar consignado por separado
De acuerdo al inciso a) del articulo 19 de la ley del IGV, el primer requisito formal es que el IGV este consignado por
separado en el comprobante de pago o en la copia autenticada por el Agente de Aduanas o por el fedatario de la
Aduana, además estos (comprobante de pago y copia autenticada) sustentan el crédito fiscal. Deben tres datos
puntuales: I) valor de venta, II) IGV, y III) precio de venta

a) Los comprobantes de pago deben contener el nombre y numero de RUC del emisor para evitar confusión al buscar
información de los medios de acceso público de la SUNAT y que el emisor esté habilitado para emitirlos.

No deben presentarse las siguientes circunstancias

I) Que el contribuyente se encuentre en la condición de no habido: Para que esto ocurra el contribuyente de contar como
no hallado para ello se dan las siguientes situaciones:
a. No recibe las notificaciones o constancia de verificación de domicilio fiscal
b. Ausencia de persona capaz en el domicilio fiscal o este se encuentre cerrado
c. La dirección declarada como domicilio fiscal no existe

También podría gustarte