Está en la página 1de 118

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA


EDUCACIÓN UNIVERSITARIA
MISION SUCRE
ALDEA UNIVERSITARIA “GRUPO MERIDA”
P.F.G. GESTION SOCIAL PARA EL DESARROLLO LOCAL

NORMAS DE CONVIVENCIAS COMUNITARIAS PARA LA


CONSOLIDACIÓN DE LA RESPONSABILIDAD SOCIAL
EN LA COMUNIDAD INDÍGENA KARIÑA. PALMARITO
PARROQUIA PANA- PANA. MUNICIPIO HERES

TUTOR ACADÉMICO

INTEGRANTES
Díaz, Jhan C.I.Nº 14.989.909
Farreras Daneysis C.I.Nº 14.044.142.
Fernández, Manuel C.I.Nº 11.727.811
Oca Yeni C.I.Nº 14.409.212.
Rojas, Robert C.I.Nº13.157.828

CIUDAD BOLIVAR, MARZO 2016

1
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA
EDUCACIÓN UNIVERSITARIA
MISION SUCRE
ALDEA UNIVERSITARIA “GRUPO MERIDA”
P.F.G. GESTION SOCIAL PARA EL DESARROLLO LOCAL

NORMAS DE CONVIVENCIAS COMUNITARIAS PARA LA


CONSOLIDACIÓN DE LA RESPONSABILIDAD SOCIAL
EN LA COMUNIDAD INDÍGENA KARIÑA. PALMARITO
PARROQUIA PANA- PANA. MUNICIPIO HERES

Trabajo que se presenta como Requisito Parcial para


optar al Título de Técnico Superior Universitario
en Gestión Social

TUTOR ACADÉMICO

INTEGRANTES
Díaz, Jhan C.I.Nº 14.989.909
Farreras Daneysis C.I.Nº 14.044.142.
Fernández, Manuel C.I.Nº 11.727.811
Oca Yeni C.I.Nº 14.409.212.
Rojas, Robert C.I.Nº13.157.828

CIUDAD BOLIVAR, MARZO 2016

2
DEDICATORIA

Gracias a Dios, por estar en este camino siempre a nuestro lado


cuidando casa paso.

A cada uno de nuestros familiares, en especial: a nuestros padres,


esposos, esposas, hermanos, primos, y en especial a nuestros hijos, ya que
nos brindaron apoyo y fueron parte de nuestra motivación.

A todas aquellas personas que de alguna manera contribuyeron a


lograr una nueva meta como nuestros compañeros de trabajo que ahora nos
toco ser compañeros de clases de la misma manera los facilitadores que nos
orientaron en cada una de las materias.

A la Misión Sucre, por afianzar el firme compromiso de formar


hombres y mujeres garantes de la correcta administración de justicia.

A la Policía del Estado Bolívar, por ser la Institución que nos ha


permitido crecer dentro de ella y sobre todo por brindarnos el apoyo
necesario para optar por esta nueva meta.

Los Autores

3
RECONOCIMIENTOS O AGRADECIMIENTOS

Principalmente queremos agradecer a DIOS, puesto que nos ha


brindado sabiduría, amor, paciencia y el regalo de la vida

Sobre todo por ser nuestra fortaleza, en los momentos más difíciles y
por brindarnos una vida llena de aprendizaje, experiencia, felicidad y
permitirnos haber llegado hasta este momento tan importante de nuestra
formación profesional, fortaleciéndonos como persona y como grupo.

Los autores

4
ÍNDICE GENERAL

Dedicatoria

Agradecimiento

Índice General

Resumen

Introducción…………………………………………………. 1

CAPITULO I: IDENTIFICACIÓN Y DESCRIPCIÓN

DEL TEMA DEL PROBLEMA

Socio-indicadores……………………………………………… 3

Índice Demográfico…………………………………………… 6

Planteamiento del Problema……………………………….. 7

Justificación…………………………………………………. 13

Objetivo General…………………………………………… 16

Objetivos Específicos…………………………………….. 16

CAPÍTULO: MARCO TEÓRICO

Antecedentes de la investigación……………………… 17

Bases Teóricas………………………………………….. 21

Bases Legales…………………………………………… 46

Definición de Términos Básicos……………………….. 60

Operacionalización de Variables……………………… 63

5
CAPÍTULO III: METODOLOGÍA

Tipo y Diseño de investigación………………………. 64


Categorías y Dimensiones……………………………. 66
Unidades de Análisis,………………………………….. 66
Selección de la Muestra………………………………… 67
Instrumentos de investigación…………………………. 68

CAPÍTULO IV: PRESENTACIÓN DE RESULTADOS

Y DISCUSIÓN

Análisis de los resultados de la investigación……….. 71

CAPÍTULO V: CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES


Conclusiones……………………………………………. 83
Recomendaciones…………………………………….. 87

CAPÍTULO VI: LA PROPUESTA


1.- Planificación. Diagnostico. .Requisitos Legales
y teóricos. Objetivos y Metas.
Participación Ciudadana. Plan de Acción…… 89
2.- Medición y Evaluación del Plan…………………… 92
3. Revisión y Mejoramiento…………………………… 92

Bibliografía……………………………………………… 93

Anexos………………………………………………… 95

6
ÍNDICE DE TABLAS Y FIGURAS

Nº CUADRO Pág.
1 Distribución absoluta y porcentual un diagnóstico para 72
conocer, los problemas que presenta el sector donde
vive
2 Distribución absoluta y porcentual de la participación 73
en el diagnóstico, social participativo para caracterizar
la situación actual de la convivencia en los ciudadanos
y ciudadanas de la comunidad indígena Kariña de
Palmarito en la `Parroquia Pana- pana
3 Distribución absoluta y porcentual de los aspectos que 74
fundamentan las normas de convivencia
4 Distribución absoluta y porcentual del conocimiento 75
que posee sobre las normas de convivencia
5 Distribución absoluta y porcentual de la importancia de 76
participar en las actividades que permitan el desarrollo
de estrategia de acción participación, para la
aprobación de las normas de convivencia de los y las
ciudadanas de la comunidad indígena Kariña
6 Distribución absoluta y porcentual de la participación 78
en las actividades que permitan el desarrollo de
estrategia de acción participación, para la aprobación
de las normas de convivencia de los y las ciudadanas
de la comunidad indígena kariña
7 Distribución absoluta y porcentual de la necesidad de 79
elaborar un plan de acción que presente las normas de
convivencia en el sector donde reside
8 Distribución absoluta y porcentual de la participación 80
en la elaboración de este plan de acción
9 Distribución absoluta y porcentual de cómo se 81
evaluarían los logros de la creación de las normas de
convivencia de los y las ciudadanas de la comunidad
indígena kariña del sector Palmarito
10 Distribución absoluta y porcentual de la participación 82La
en la evaluación del plan de acción

7
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA
EDUCACIÓN UNIVERSITARIA
MISION SUCRE
ALDEA UNIVERSITARIA “GRUPO MERIDA”
P.F.G. GESTION SOCIAL PARA EL DESARROLLO LOCAL

NORMAS DE CONVIVENCIAS COMUNITARIAS PARA LA


CONSOLIDACIÓN DE LA RESPONSABILIDAD SOCIAL
EN LA COMUNIDAD INDÍGENA KARIÑA. PALMARITO
PARROQUIA PANA- PANA. MUNICIPIO HERES

Autores:
Díaz, Jhan, Farreras Daneysis, Fernández, Manuel, Oca Yeni,
Rojas, Robert
RESUMEN

La presente investigación tuvo como objetivo general Crear Normas de


convivencias comunitarias como estrategias de acción participativa para la
consolidación de la responsabilidad social en los ciudadanos y ciudadanas
de la comunidad indígena Kariña, ubicada en el Sector Palmarito, Parroquia
Pana Pana, Municipio Heres del Estado Bolívar. Esto se llevo a cabo
integrando los miembros que hacen vida activa en la sociedad, la información
se obtuvo mediante diagnóstico entre los habitantes y la aplicación de la
técnica de la encuesta y como instrumento el cuestionario. La población de
alrededor de 667 habitantes y se tomo como muestra, 84 personas que
residen en el sector. Se empleó la Investigación-Acción Participativa. La
técnica fue la encuesta y el instrumento fue el cuestionario. Entre las
conclusiones se tiene que: Cualquier comunidad requiere de disposiciones
que normen su convivencia, la manera de comunicarse, relacionarse y
actuar. Es así como existen tratados, convenios y convenciones que regulan
la convivencia de la comunidad internacional, leyes nacionales que norman
la vida de la República; leyes regionales y ordenanzas que disponen la
cohabitación en los Estados y Municipios respectivamente. Como
recomendación se presenta que .- El Consejo Comunal en conjunto con el
capitán de la comunidad Karina son los encargados de la participación,
articulación e integración entre las diversas organizaciones comunitarias,
grupos sociales, los ciudadanos y ciudadanas, que permiten al pueblo
organizado, ejerce directamente la gestión de políticas y proyectos
orientados a responder las necesidades y aspiraciones de la comunidad en
la construcción de una sociedad de equidad y justicia social.
Descriptores: Normas de convivencias comunitarias, consolidación,
responsabilidad social, Comunidad Indígena Kariña.

8
INTRODUCCIÓN

Los seres humanos se caracterizan por su interés y necesidad de


convivir y relacionarse socialmente. Esta tendencia ha sido determinante
para su supervivencia y desarrollo como especie en el planeta. La historia de
la humanidad, ha sido un continuo transitar evolutivo por diversas formas de
convivencia, tanto en los mismos seres humanos, como con los demás
seres.
A lo largo el tiempo, la convivencia estuvo sesgada por una
perspectiva de conquista y dominio de unas culturas sobre otras sobre los
recursos naturales. La mayor parte de aquellas personas pretendían alcanzar
un estado de armonía entre los seres humanos, ejerciendo violencia y
exclusión sobre los que no compartían su credo.
Es preciso construir una nueva cultura en la convivencia en la que la
solidaridad, el pluralismo y la tolerancia presidan las capacidades
institucionales para abordar y resolver los siempre inevitable conflictos
sociales por vías democráticas, políticas y pacíficas. Los conflictos que se
viven no son obras de personas malévolas, sino de ideas y organización de
nuestra convivencia,
La comunidad puede aprender muchas cosas del siglo XX, que la
historia no es lineal y siempre existen diferentes posibilidades (mejores y
peores). Que la sociedad es por naturaleza conflictiva y que es a través de
los conflictos que se producen el cambio y el progreso, por lo que lo
importante no es negar la existencia de conflictos ni rehuir, son aprender a
administrarlo y a darle solución por la vía democrática y pacífica.
Dentro de las principales problemática de las sociedades, se ve la
seguridad social como tema central en muchos países, tanto desarrollados,
como subdesarrollados, en donde el problema es tratado como unidireccional
y en una lógica de causa y acción, en donde la culpa se atribuye más bien a
factores individuales y personales que a temáticas sociales y colectivas.

9
Es así que la intervención que se ha realizado en diversas
comunidades y se está realizando tiene como objeto generar un proceso
alternativo de resolución de conflictos, en donde la comunidad tenga la
capacidad de lograr encontrar soluciones a los conflictos que aparecen en la
convivencia de la comunidad.
En función a los antes expuesto, las siguientes páginas tiene por
objeto describir las actividades que se realizaron en la investigación acción
participativa (IAP), desarrollado en normas de convivencia comunitarias para
la consolidación de las responsabilidad social en la comunidad Indígena
Kariña, Palmarito, Parroquia Pana-pana en el Municipio Heres.
Por ello se realiza la presente investigación estructurada de la
siguiente manera: Capítulo I: El Problema: Planteamiento del problema, la
justificación y objetivos de la investigación: general y específicos. Capítulo II:
Marco Teórico: Antecedentes, bases teóricas, bases legales, definición de
términos básicos, y operacionalización de las variables.
El Capítulo III: Marco metodológico: modalidad metodológica,
población y muestra, técnicas e instrumentos de recolección de datos,
técnicas de análisis de datos. Capítulo IV: Presentación de resultados y
discusión. Capítulo V: Conclusiones y Recomendaciones. Capítulo VI: La
Propuesta. Bibliografía y los Anxos.

10
CAPITULO I

IDENTIFICACIÓN Y DESCRIPCIÓN DEL TEMA DEL PROBLEMA

Identificación

Línea de investigación: Estudio sobre Seguridad Ciudadana y Convivencia.

Proyecto nacional vinculación: Normas de convivencias

Tema de investigación: Normas de convivencias comunitarias para la


consolidación de la responsabilidad social en la comunidad indígena kariña.
Ubicada en el Sector Palmarito, Parroquia Pana- Pana. Municipio Heres del
Estado Bolívar.

 Mediación Social

 Resolución de Conflicto

 Contraloría social.

Socio Indicadores

Ubicación Geográfica: Ciudad Bolivar - Estado Bolivar, Municipio


Heres Parroquia Pana Pana Comunidad Indígena Kariña, Palmarito; Km 23
Autopista Leopoldo Sucre Figarrella.

Mapa de la Comunidad: Parroquia Pana Pana comunidad indígena


Kariña Palmarito, Se encuentra ubicada hacia la parte oriental del municipio
Heres, con una extensión territorial de 1463 Km2 y una población de 1000
habitantes, los límites de esta Parroquia se señalan a continuación:

Por el norte: El Río Orinoco

Por el sur: El municipio Raúl Leoni.

11
Por el este: El municipio Caroní.

Por el Oeste: El Río Candelaria.

De los principales centros poblados se tiene: San José de Bongo, Palmarito,


Guaimire, El Rosario Nuevo.

Historia de la Comunidad: Antes del siglo XV o sea de la llegada se los


españoles a nuestra tierra en 1492 ya existían seguramente pobladores al a
orilla del rio Orinoco especifica, en el sitio que hoy está asentada la
comunidad indígena Palmarito que realizaban actividades inherente a su
cultura desplazándose libremente por su territorio sin que nadie se lo
impidiera.
De su historia sea recabado información que en el año 1768 Manuel
centurión, gobernador de la provincia de Guayana ordeno a sus capitanes,
Francisco Ponce que bautizara la población indígena que se encontraba en

12
ese lugar; cuando este capitán llego al sitio les pregunto “Quienes Son
Ustedes” ellos contestaron “somos los PANAPANA” que en el lenguaje
Kariña quiere decir (amigo de amigos) así fue que para lograr su propósito de
bautizar la población utilizo el nombre de PANAPANA, como aparece
registrado, esta fue la primera vez que se utiliza este nombre para identificar
a los pobladores.
Con el transcurrir de los años numerosos españoles comenzaron a
poblar el lugar, convirtiéndolo en un puerto. Los misioneros transportaban a
los waraos y kariñas de todos los pueblos indígenas rivereños de ambos
lados del Orinoco para ponerlos a trabajar en áreas de ganadería, la limpieza
de conuco y la construcción de viviendas entre otros.
En el año 1950 uno de los habitantes conocido como Juan Onofre
Campos y Vicenta Martínez originaria de esta comunidad deciden quedarse
y fue entonces cuando se funda actualmente el pueblo de Palmarito, con
más de diez (10) casas construidas a orilla del rio Orinoco, con material de
arcilla, barro, o bahareque, así fue creciendo el pueblo con la descendencia
de estos primeros habitantes.
En 1963 sufrieron la usurpación de sus tierras injustamente, con el
derrocamiento de Pérez Jiménez, se comenzó la lucha de sus derechos, por
sus tierras; en el año 1968, se constituye cerca de Ciudad Bolívar una
parroquia que fue bautizada con el nombre de panapana, en el año 1972 se
le cambia el nombre a pueblo Cedeño. Al pasar de los años llega un general
de nombre Manuel de Jesús Cedeño y en un arranque de soberbia y
autoritarismo, quemo el pequeño pueblo apropiándose de los documentos
existentes y cambiándolos a su antojo.
La población fue aumentando y los indígenas deciden abandonar el
pueblo, por las constantes inundaciones ocasionada por la crecida del rio
Orinoco trasladándose a la isla más cercana llamada isla grande, en vista
que la población no logra adaptarse a ese espacio vuelven a las orillas del rio
y es cuando se forma una nueva comunidad; donde solo vivían de la caza y

13
la pesca. Hoy en día a pesar de la lucha que sea tenido por muchos años no
existe un documento que registre a los panapana, como verdaderos dueños
de Palmarito.

Índice Demográfico

Aspectos Socio comunitario: En una visita realizada a esta comunidad,


desde el Parador Turístico de Palmarito, Juan Mosqueda, vocero del Consejo
Comunal Indígena Unidos por Los Ideales Bolivarianos, señaló que la
población está en permanente crecimiento y cuenta con más de 600
personas, agrupadas en 135 familias.

Aspecto Económico: La principal actividad económica de Palmarito es


la pesca artesanal, además de la agricultura, siendo las principales especies
de peces extraídos del río padre, la Sapoara, el Bocachico, el Rallado, el
Caribe, el Dorado, la Sardinata, el Coporo, el Lau Lau, entre otras.

Aspecto Cultural: En cuanto a su cultura y religión se ha de considerar


el mare-mare, que es un baile festivo. El Akaatompo (día de los muertos) es
la festividad más importante de los kariña, y se celebra el 1 y 2 de
noviembre. Viven cerca de los ríos, los niños son excelentes nadadores,
practican diversos juegos con paraparas, juegan metras y quiminduñas; ellos
mismos fabrican los trompos y zarandas para jugar y también practican
competencias de arco y flecha.
El mundo religioso de los kariñas es muy rico y dinámico. Su relación
con el universo plantea cuatro regiones con sus respectivos dueños:
kaputano, el dueño del cielo y “abuelos de los abuelos”; maware, el dueño
del cerro; akodumo, el dueño del agua e Ioroska, el dueño de la tierra. En
algunos de ellos se han incorporado elementos de la cultura católica y criolla
en general. Creen también en la religión católica, pero no mayoritariamente.

14
Planteamiento del Problema

En el ámbito de la realidad social en Venezuela la convivencia, tienen


plena pertinencia, en el sentido que los diferentes espacios que constituyen
la sociedad venezolana, se presentan reiteradamente las prácticas violentas
en sus variantes físicas, verbales, psicológicas, seguridad, económicas y
políticas, entre otras; situación que se ha configurado como una de las
mayores preocupaciones de especialistas de diferentes disciplinas como la
Psicología, Sociología y Pedagogía, así como entre líderes políticos y
comunitarios, directivos y docentes de las instituciones escolares. Para
confirmar lo señalado, es pertinente hacer acotación a lo que reflejan
estudios realizados sobre la conducta violenta del venezolano.

Es importante señalar que los datos suministrados por esta institución


se basan en las informaciones obtenidas por la División de Estadísticas del
Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), los
cálculos realizados por el Centro para la Paz y los Derechos Humanos de la
Universidad Central de Venezuela (UCV) y los anuarios que se han podido
obtener por parte del Ministerio de Salud y Desarrollo Social. En este
contexto social, los países de América Latina y en especial de Venezuela, se
caracteriza por una situación de crisis estructural, donde tanto la familia
como sus miembros en forma individual, se ven afectados por los cambios
sociales, económicos, políticos y culturales, generando tensiones en sus
interacciones.

De allí, Díaz (1998), plantea que es importante la formación integral de


los niños, niñas y adolescentes con autonomía y heteronimia intelectual, que
le permita desenvolverse de manera efectiva en cualquier espacio social y
escoger la alternativa más conveniente que el caso amerite. Para este autor,
esta tarea no es tan fácil, se requiere de una orientación adecuada que
aborde, no solo al individuo como “el ser humano” sino “como ente social”,

15
perteneciente a un grupo de personas con unas características comunes, es
decir la familia.

En otro orden de idea podemos decir que las circunstancias


encontradas a diario como las vías públicas en mal estado, pésimo servicios
públicos , maltrato, agresiones en la polarización política , miedo a que nos
roben o secuestren, equipos de sonido a altos volumen, sitios públicos
inadecuados, indigentes y jóvenes ingiriendo licor en sitios públicos, colas
interminables para cualquier trámite público o privado y un sinfín de
situaciones hostiles más definen el día a día de los venezolanos desplazando
poco a poco lo que nos caracterizaba: ser amables y respetuosos por un
estrés que nos lleva a reflexionar sobre la educación y las mínimas normas
de cortesía necesarias para invocar a un estado de convivencia como
herramienta primordial a la seguridad personal.

¿Hasta dónde los derechos de unos exceden los derechos de otros?,


¿quién decide y controla esta línea divisoria?, existe una premisa que
expresa lo siguiente: “equidad no es privilegiar a unos perjudicando a otros”

Desde un punto de vista relacional, los derechos humanos se han


definido como las condiciones que permiten crear una relación integrada
entre la persona y la sociedad, de forma tal que el individuo pueda
identificarse consigo mismos y con los otros. Desde tiempos ancestrales el
ser humano se vio en la necesidad de asociarse en grupos y así conformar
aldeas o tribus, con el transcurrir del tiempo estas aldeas se transformó en
pueblos y ciudades. El pacto de convivencia de un pequeño grupo de
personas pasó a ser el pacto de miles de personas en una urbe con mayores
dificultades y problemas públicos.

Es el Estado quien debe velar por los derechos de cada ciudadano tal
como lo expresa el Art. 19 de la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela, “El Estado garantizará a toda persona, conforme al principio de

16
progresividad y sin discriminación alguna, el goce y ejercicio irrenunciable,
indivisible e interdependiente de los derechos humanos. Su respeto y
garantía son obligatorios para los órganos del Poder Público de conformidad
con la Constitución, los tratos sobre derechos humanos suscritos y
ratificados por la República y las leyes que los desarrollen”

En este caso el gobierno municipal está facultado para dictar


ordenanzas de convivencia que dirijan todos los esfuerzos hacia mantener la
paz y armonía ciudadana. Así mismo los consejos comunales tienen la
facultad de elaborar reglamentos de convivencia ciudadana en procura de la
concordia en sus espacios geográficos.

Valdría la pena preguntarse, si existen estas normas de convivencia


muchas desde hace más de una década, ¿por qué no surten efectos en la
sociedad?, ¿por qué sigue en aumento el números de casos denunciados y
no solucionados por las autoridades?, ¿acaso es letra muerta esta regla?. El
irrespeto a reglas mínimas de ciudadanía, la intolerancia, el no
reconocimiento del otro como sujeto de derechos, el egoísmo y la falta
absoluta de respeto a la autoridad, son un diagnóstico más que claro.

Cifras de la última encuesta de victimización realizada por el Instituto


de Investigaciones de Convivencia y Seguridad Ciudadana (INCOSEC) a
mediados del 2011 muestran lo que percibimos como cotidianidad, y nos
obliga a plantear el tema con urgencia. Más de un 37% de los venezolanos
tiene disposición a armarse para defenderse, un 46% considera adecuado
matar a un “delincuente”, y el 25% está de acuerdo en que las comunidades
se organicen para matar a “personas indeseables”, un 53,2% expresó que
las autoridades no hacen nada ante las denuncias, en fin un proceso
constante de deslegitimación de la autoridad y de involución del ciudadano.

Estamos en una sociedad con múltiples normas y regulaciones que


en el papel vislumbran las condiciones idóneas para cohabitar, a veces hasta

17
exageramos en la cantidad de normas ¿qué ha ocurrido entonces? La
respuesta es sencilla, no existe disposición de las autoridades para hacer
cumplir estas políticas, además hay un rechazo de los ciudadanos para
cumplirlas con el pretexto de que tiene derecho a circular libremente, a
resguardarse de la inseguridad y a vivir de la manera que le parece más
conveniente.

En el Estado Bolívar se presentan problemas de deficiente en el tema


de convivencia social, a nivel de instituciones educativas y a nivel de hogar y
familia. De lo anterior se desprende que en la problemática identificada en el
campo de seguridad y convivencia se deben incluir factores tales como
muertes violentas, homicidios, hurtos, violencia intrafamiliar, entre otros; los
cuales representan la mayor causa de muerte violenta en el estado Bolívar.

En el campo de seguridad, en el Estado Bolívar ha experimentado en


los últimos años situaciones que han deteriorado el clima de tranquilidad de
la localidad, debido principalmente a procesos migratorios de la población
rural hacia la zona urbana sin oportunidad alguna de retorno y la pérdida de
valores al interior del núcleo familiar.

El aumento en indicadores de violencia, intolerancia, prostitución,


mendicidad, alcoholismo y el uso de sustancias psicoactivas, son un reflejo
de las condiciones sociales que se viven en el municipio y la deficiencia en la
prevención por parte de las autoridades competentes. Además cabe anotar
que el deficiente equipamiento logístico con que cuenta la autoridad para
emprender estas tareas, dificulta en buena medida el cumplimiento cabal de
sus deberes y obligaciones

De otro lado, se tiene que son insuficientes los programas


preventivos, de control y acompañamiento para la población, frente a temas
como el incremento del consumo de alcohol y de sustancias psicoactivas, se

18
evidencia desarticulación entre la comunidad y las autoridades locales en
programas de seguridad y comportamiento ciudadano

En la parroquia Pana Pana, a veintitrés kilómetros de Ciudad Bolívar,


capital del estado Bolívar, se encuentra la comunidad de Palmarito, a orillas
del majestuoso Río Orinoco, donde habitan indígenas del pueblo Kariña junto
a criollos asentados en estas tierras desde hace más de 60 años, quienes
actualmente trabajan unidos en pro de su desarrollo integral.

Originariamente la principal actividad económica de Palmarito es la


pesca artesanal, además de la agricultura, siendo las principales especies de
peces extraídos del río padre, la Sapoara, el Bocachico, el Rallado, el Caribe,
el Dorado, la Sardinata, el Coporo, el Lau Lau, entre otras. En una visita
realizada a esta comunidad, desde el Parador Turístico de Palmarito, Juan
Mosqueda, vocero del Consejo Comunal Indígena Unidos por Los Ideales
Bolivarianos, señaló que la población está en permanente crecimiento y
cuenta con más de 600 personas, agrupadas en 135 familias.

La actividad se inició con la reunión de las participantes con los


miembros del consejo Comunal y capitán indígena Argenis Campos. Una vez
hechas las presentaciones se comenzaron a realizar una serie de encuentros
o visitas a la comunidad que inicio con la realización del Diagnostico de
Necesidades, orientado hacia las normas de convivencia.

Así mismo, entre los principales problemas de convivencias


manifestados por los vecinos se tiene que los encuestados consideran que el
mayor problema de convivencia se presenta por la contaminación por
desechos sólidos, puesto que algunos vecinos depositan su basura en
lugares inadecuados.

Seguidamente se encuentra la contaminación sónica, debido a las


cornetas de los carros y a las músicas con alto volumen en las casas. Se

19
considera además que otro de los principales problemas es el robo y hurto a
residencia, a campos a fincas, Y otros elementos que influyen dentro de la
convivencia comunal están la venta clandestina de licores, Música hasta
altas horas de la noche, Vehículos a Exceso de Velocidad, uso irracional del
agua, violencia vecinal por la diferencia de opiniones.

Es importante señalar que la mayoría de los vecinos entrevistados


consideraron necesario crear unas normas de convivencia adaptadas a las
necesidades de la comunidad, para ser implementado por el consejo
comunal y además demostraron disposición a participar en la construcción
de dicha normativa. Un arduo trabajo donde los cuerpos de seguridad y la
sociedad en general deben velar por su fiel cumplimiento.

Uno de los errores es buscar las soluciones en el lado equivocado,


pensamos que haciendo más leyes tendremos más orden y más justicia, y no
nos percatamos que las leyes son sólo instrumentos y que el error está en
los hombres que las aplican. Otros venden fantasías como si el cambio de
personas originara el cambio de conductas de un día para otro.

Es inaplazable reaccionar y salir de la intolerancia. Hay que trabajar


desde las comunidades. Tomando en cuenta el ambiente que nos rodea
como la casa, el sector, la cuadra, escuela, trabajo, y hasta con uno mismo,
estaremos haciendo convivencia ciudadana y por ende aportando a la
seguridad que todos deseamos.

¿Cuáles son las características de la situación actual de la


convivencia en los ciudadanos y ciudadanas de la comunidad Indígena
Kariña de Palmarito en la Parroquia Pana- Pana?

¿En qué aspectos se pueden fundamentar las normas de convivencia


en la comunidad indígena Kariña del sector Palmarito de la Parroquia Pana -
Pana?

20
¿Cómo integrar un plan de acción participativo investigadores -
ciudadanos y ciudadanas de la comunidad, a fin de crear normas de
convivencia comunitaria?

¿Cómo pueden evaluarse los logros de la creación de normas de


convivencia en la comunidad indígena Kariña del sector Palmarito de la
Parroquia Pana-Pana en el Municipio Heres del Estado Bolívar?

Justificación
Con la finalidad de cumplir con los lineamientos del Proyecto Nacional
Simón Bolívar, se busca impulsar y consolidar la nueva organización social
comunitaria, a fin de transformar su debilidad individual en fuerza colectiva,
reforzando la independencia, la libertad y el poder originario del individuo,
transformándolo en poder popular, que ejerza realmente el gobierno local en
su comunidad.
Para esto es necesario consolidar una nueva moral colectiva, que solo
puede ser alcanzada mediante la dialéctica de la lucha por la transformación
material de la sociedad. Esta debe ser una estructura social incluyente, de
derecho y de justicia, un nuevo modelo social, humanista y endógeno, donde
la satisfacción de las necesidades sociales se logre con el desarrollo de sus
potencialidades creadoras, para así de esta manera, construir el poder
social, formando ciudadanos y ciudadanas, multiplicadores de una estrategia
organizativa, pedagógica y metodológica, que permita  establecer espacios
de formación de calidad, que planteen una superación en el modo de vida y
se fortalezcan a lo largo del tiempo.
Una de las características fundamentales de vivir en sociedad es la
convivencia, implica la aceptación recíproca de algunas normas sociales, las
cuales pueden cambiar con el transcurso del tiempo y la evolución de las
culturas, sin embargo es la convivencia, la que a lo largo de la historia del

21
hombre, ha hecho posible el ejercicio de los derechos de cada persona,
respetándolos y haciéndolos compatibles con los derechos del resto de las
personas.
Por lo cual, la convivencia es esencial para una sana interacción entre
los ciudadanos, es una forma de asumir de manera consciente los cambios
sociales adaptados al desarrollo de las sociedades modernas, en donde las
comunidades organizadas se constituyen en la base principal para alcanzar
los objetivos comunes.
La convivencia comunitaria es aquel estado en el cual una pluralidad
de individuos diversos y diferentes interaccionan entre sí en términos de
reconocimiento, tolerancia e imparcialidad, logrando así vivir unos con otros
de manera pacífica y segura. En este sentido, Meritano (2009) señala que la
convivencia es la capacidad de vivir juntos respetando y consensuando las
normas básicas, así como la solución de conflictos, ya sea previniendo su
aparición o evitando su confrontación, cuando ya se han producido.
Por consiguiente, la convivencia se refiere al manejo de interacciones
y relaciones de los miembros de la familia que estructuran una determinada
organización al grupo, estableciendo para el funcionamiento de la vida en
familia normas que regulen el desempeño de tareas, funciones y roles; es
además, una mezcla de sentimientos, comportamientos y expectativas entre
cada miembro de la familia, lo cual permite a cada uno de ellos desarrollarse
como individuo y le infunde el sentimiento de no estar aislado y de poder
contar con el apoyo de los demás.

Es importante señalar que la convivencia comunitaria como base o


fundamento de toda sociedad, necesita la voluntad expresa y decidida de sus
miembros, por ello, para convivir con otros y desarrollar la convivencia se
deben dar un conjunto de dimensiones, desde la propia manera de ser,
pensar, sentir, de los puntos de vista y valores personales, la capacidad de
diálogo, el propósito para transformar el entorno, la concepción de

22
responsabilidad con lo comunitario, son algunos de los comportamientos en
las personas que forman su relación social en los diferentes espacios de
convivencia, permitiendo la relación, entre los criterios personales, las
normas y principios sociales.

En este orden de ideas se debe señalar que en todas las


comunidades existe la necesaria presencia de un determinado número de
habitantes los cuales diariamente interaccionan y conviven en comunidad,
por lo cual, están sometidos al cumplimiento de normas morales
preestablecidas por la sociedad, que de ser alteradas, generan descontento
y malestar entre sus habitantes.

En este contexto, encontramos a la comunidad Indígena Kariña


Parroquia Pana Pana “Palmarito”, donde a partir de la realización de una
diagnóstico comunitario se pudo determinar la necesidad de construir e
implementar una serie de normas de convivencia que permitan la
coexistencia de todos sus miembros, en armonía y atendiendo al resguardo
de valores como solidaridad, respeto, cooperación, necesarios para
mantener una vida en común, razón por la cual, se considero pertinente
Implementar normas de convivencia comunitaria para consolidar la
responsabilidad social en los y las ciudadanos de comunidad Indígena Kariña
Parroquia Pana Pana “Palmarito”.

Con la Implementación de normas de convivencia comunitaria para


consolidar la responsabilidad social en los y las ciudadanas de la comunidad
Indígena Kariña – Palmarito Parroquia Pana- Pana (Sector Palmarito).

Se busca lograr la integración entre los miembros que hacen vida en


la comunidad así mismo, ofrecer a los habitantes una reglamentación legal
que les permita mantener el orden, respeto y buenas costumbres dentro de
su comunidad, lo cual contribuirá a la consolidación de la paz y la armonía
comunitaria, respetando los derechos de cada uno de los habitantes.

23
Objetivos de la Investigación

Objetivo General

Crear Normas de convivencias comunitarias como estrategias de acción


participativa para la consolidación de la responsabilidad social en los
ciudadanos y ciudadanas de la comunidad indígena Kariña, ubicada en el
Sector Palmarito, Parroquia Pana Pana, Municipio Heres del Estado Bolívar.

Objetivos Específicos

- Realizar un diagnóstico social participativo para caracterizar la


situación actual de la convivencia en los ciudadanos y ciudadanas de
la comunidad Indígena Kariña de Palmarito en la Parroquia Pana-
Pana.
- Determinar conjuntamente con los ciudadanos y ciudadanas de la
comunidad Kariña del Sector Palmarito, los aspectos que
fundamentarán las normas de convivencia.
- Realizar actividades que permitan el desarrollo de estrategia de acción
participación, para la aprobación de las normas de convivencia de los
y las ciudadanas de la comunidad Indígena Kariña.
- Diseñar un plan de acción participativo investigadores- ciudadanos y
ciudadanas de la comunidad.
- Evaluar los logros de la creación de las normas de convivencia de los
y las ciudadanas de la comunidad Indígena Kariña del Sector
Palmarito.

CAPITULO II

24
MARCO TEÓRICO

Antecedentes de la investigación

A continuación se presentan una serie de investigaciones, tomadas


como antecedentes de la investigación, las cuales guardan relación con las
objeto de estudio, ya que sirvieron para afianzar la investigación que se
realiza. Seguido se mencionan algunas publicaciones encontradas en la
bibliografía nacional relacionadas con esta investigación, ellas son:

Enrique Cortez (2003), publicado en la revista Control Fiscal de la


Contraloría General de la República, denominado: La Consolidación de la
Democracia Participativa en el Estado Venezolano, en el cual, destaca la
conclusión.

La sociedad democrática, participativa y protagónica concebida por el


constituyente venezolano de 1999, reclamada como un complemento de la
democracia representativa, ha sido un gran avance en nuestro ordenamiento
jurídico – constitucional, cuyos principios están dentro de las tendencias
marcadas por las nuevas evoluciones y teorías doctrinales sobre el Estado.

Paz, también concluye, que la participación constituye un derecho -


deber de todos los venezolanos y una obligación del Estado garantizar los
mecanismos para el efectivo funcionamiento de la democracia participativa.

César Dorta. (2008) realizo una investigación titulada “La convivencia


ciudadana y la calidad de vida”. Una investigación dirigida al municipio la
libertad del estado Trujillo; donde se quiere lograr la integración de la
comunidad para así obtener La calidad de vida que una comunidad requiere
tomando en cuenta la diversidad de factores que Determinan el contexto
social, económico y político en el que vivimos.

25
Ellos dependen por una parte, de la gestión pública de quienes
detentan el poder otorgado Democráticamente por el pueblo, y por otra, de la
capacidad de los mismos ciudadanos en Involucrarse activamente en el
bienestar de su comunidad, principalmente, mediante la Definición, acuerdo y
cumplimiento de normas de convivencia

Cualquier comunidad requiere de disposiciones que normen su


convivencia, la manera de comunicarse, relacionarse y actuar. Es así como
existen tratados, convenios y convenciones que regulan la convivencia de la
comunidad internacional; leyes nacionales que norman la vida de la
República; leyes regionales y ordenanzas que disponen la cohabitación en
los Estados y Municipios, respectivamente.

Del mismo modo, la comunidad que integran ciudadanos y ciudadanas


que habitan en el área del Consejo Comunal, necesitan normar su
convivencia, la de los vecinos entre sí, para mejorar la calidad de vida, evitar
problemas o facilitar la solución de éstos.

Belín Vázquez, (2008) adscrita al Doctorado en Ciencias Humanas y al


Centro de Estudios Históricos de la Facultad de Humanidades y Educación
de la Universidad del Zulia. Describe el resultado del “Proyecto Ciudadanía,
identidades y democracia desde el ser y el saber” Producto de las
actividades académicas y de investigación desarrolladas en la Línea de
Investigación Representaciones, actores sociales y espacios de poder.

El propósito central enfatiza la comprensión histórico-cultural de la


diversidad y la diferencia como productoras de escenarios donde la
tolerancia debe redimir la exclusión y fomentar la equidad; explica, reflexiva y
críticamente, algunas ideas que subrayan la urgente necesidad de replantear
los desafíos que se le presentan a los actores sociales, al precisar sus
intenciones de construir una educación ética para la convivencia social.

26
Se exponen ideas sobre la reconfiguración de los imaginarios sociales
acerca de los cuerpos colectivos, la amplificación de zonas de cambio
potencial entre lo científico y lo cotidiano, y la adopción radical de
pedagogías alternativas.

Por tal manera surgen inquietudes que vivimos los ciudadanos en


diferentes contextos, las cuales facilitan la comprensión de la acción social
en un mundo que pretende ser tolerante y equitativo en virtud de dispares
sentidos de justicia ante la construcción de la diversidad y la diferencia. Para
los momentos en que este documento iba tomando forma, la situación
político-social en Venezuela era precaria, confusa y polarizada, afectando las
relaciones entre los ciudadanos de la bolivariana nación.

Otra perspectiva, que da esta investigación es sobre un compromiso


filosófico que encierra un conocimiento ético de las lógicas intersubjetivas
construidas en la cotidianidad, pues es precisamente en ese escenario socio-
cultural, que circula día a día, donde emergen los juicios valorativos acerca
de lo correcto e incorrecto, sobre lo bueno y lo malo como descriptor
calificativo de nuestras propias interacciones sociales, permitiendo elaborar
interpretaciones necesarias para poder asumir la vida comunitaria en base a
disímiles puntos de vistas vinculados a la esfera ético-moral con un énfasis
pragmático

Las investigaciones encontradas como parte de referencia de este


trabajo nos permite sustentar el tema basándose en los diferentes contestos
desarrollados en la misma, las normas de convivencia en cual ámbito del ser
humano nos ayudan a vivir en paz con la comunidad y el entorno donde
vivimos.
Este proyecto de Bárbara Pardo. (Mayo, 2012), que permitirá hoy
reforzar la necesidad de recuperar los valores en la sociedad adulta, para
poder inculcarlos apropiadamente en las nuevas generaciones que se están

27
formando, establecer el rol de los vecinos, incluyendo a los estudiantes de
todas las edades de las instituciones aledañas,  en la construcción de la
ciudadanía, pero sobre todo, en el desarrollo socio político local, ya que esto
repercutirá favorablemente en lo regional y nacional, ya que sólo así
alcanzaremos el propósito plasmado en la Constitución Bolivariana De
Venezuela, creando para esta sociedad un entorno realmente inclusivo,
participativo y protagónico.

El mismo tiene por titulo Formación Ciudadana y Normas de


Convivencia, Municipio Libertador, Parroquia Domingo Peña Consejo
Comunal Santa Elena, Mérida Estado Mérida. Con una población compuesta
por más de mil Habitantes donde la edad es variada. El Proyecto de
Formación Ciudadana y Normas de Convivencia, es una iniciativa
sistemática, continua, no eventual, es un proyecto metodológicamente
heterogéneo y coherente, conceptualizado para la participación gestionada.

Debe ser universalmente construido en redes de formación de líderes,


de fortalecimiento y articulación de organizaciones de vivencia y
experimentación democrática, personal y colectiva. El cual debe apuntar a
llenar de prácticas y contenidos propios y autónomos la idea de formación de
la ciudadanía en cuanto a sus normas de convivencia. Es por ello que este
Proyecto se constituye en un espacio de formación que sostiene, crea,
comparte, multiplica y celebra proyectos en comunidad, gestionando así
mismo la normativa que se usará en la solución de los diferentes conflictos
que se presente en el entorno.

Es por esta razón que El Proyecto de Formación Ciudadana y Normas


de Convivencia: debe ser útil para formar una conciencia colectiva en el
compromiso del bien común, donde se generen inquietudes que propendan a
impulsar iniciativas, donde se analice qué tipo de sociedad se quiere tener y

28
de esta manera ir construyendo juntos esta propuesta, con la finalidad de
hacerla realidad.

En otro orden de ideas y en busca de más información relacionada a


este tema encontramos un proyecto Guevara Jessica, (2012).
Implementación de las normas de convivencia comunitaria para consolidar la
responsabilidad social de los ciudadanos y las ciudadanas del barrio san
Antonio, sector la esperanza. Municipio Páez Estado Portuguesa.

Con la Implementación de normas de convivencia comunitaria para


consolidar la responsabilidad social en los y las ciudadanas. Se busca lograr
la integración entre los miembros que hacen vida en la comunidad así
mismo, ofrecer a los habitantes una reglamentación legal que les permita
mantener el orden, respeto y buenas costumbres dentro de su comunidad, lo
cual contribuirá a la consolidación de la paz y la armonía comunitaria,
respetando los derechos de cada uno de los habitantes.

Bases Teóricas

La Comunidad

Una comunidad es un grupo de seres humanos que tienen ciertos


elementos en común, tales como el idioma, costumbres, valores, tareas,
visión del mundo, edad, ubicación geográfica (un barrio, por ejemplo),
estatus social o roles. Por lo general, en una comunidad se crea una
identidad común, mediante la diferenciación de otros grupos o comunidades
(generalmente por signos o acciones), que es compartida y elaborada entre
sus integrantes y socializada.

29
Tipos de comunidad

 Comunidad mundial: la humanidad. Conceptos globales acerca de la


comunidad desde la perspectiva de la gobernabilidad.
 Comunidad global: Internet. La comunidad desde la perspectiva de las
telecomunicaciones.

Comunidades abstractas

 Comunidad económica: es aquella asociación que realizan una o más


personas (empresas o países) con el fin de crear un fondo o mercado
común cuyos ingresos sean de beneficio para todos los integrantes.
Este tipo de unión es común entre países de un mismo continente
como lo es la Comunidad Económica Europea formada en un principio
para crear un mercado común europeo.
 Comunidad científica
 Comunidad epistémica: agrupamiento de individuos que comparten un
mismo lenguaje codificado no entendible para los que no pertenecen a
ella porque exige un alto dominio en los conceptos y un cierto grado
de especialización en el área.
 Comunidad discursiva: en lingüística, usuarios de un particular estilo
de lenguaje.
 Comunidad moral: grupos con una filosofía moral en común.
 Asociación voluntaria: grupo de personas que se unen para conseguir
un propósito
 Cooperativa: grupo de personas que cooperan para llevar a cabo una
actividad económica de mutuo beneficio.

Otros tipos

30
 Comunidad de activistas. Para lograr un cambio social
 Comunidad de circunstancias. Personas unidas debido a unas
circunstancias fuera de su control
 Comunidad de interés. Compartiendo un hobby o interés común.
 Comunidad de lugar. Grupos de personas unidas por compartir una
porción de su tiempo en común.
 Comunidad de período vital. Debido a la semejanza en una estación
particular de la vida, como los adolescentes, viudos, maternidad
reciente, jubilados, o de rehabilitación.

Elementos de una Comunidad

Están conformados por miembros que se asocian en aras de un fin


común, al que vamos a definir como “meta objetivo”, u “objetivo aglutinante”.
Desde evitar el calentamiento global, a lograr la abolición de una
determinada ley, la independencia de otro estado, salvar el parque, promover
un deporte.
Aparte, cada miembro tiene su propio objetivo personal que no
siempre coincide con la meta objetivo dentro de la comunidad, que se suele
mantener oculto. Desde lograr reconocimiento, conocer personas, promover
su carrera política, o combatir el tedio. Cuando mayores sinergias se
encuentren entre los objetivos personales y el meta objetivo, mejor
funcionará la comunidad. – Integrantes que ocupan roles muy variados en
virtud de su grado de compromiso con la comunidad.
Básicamente, podemos distinguir entre líderes, colaboradores, y
usuarios Toda comunidad se basa en el esfuerzo más o menos intenso
(compromiso) de unos líderes y colaboradores. Cuanto mayor sea la
capacidad de convertir simples usuarios o curiosos en colaboradores, mayor
será sus posibilidades de éxito. No es nada nuevo.

31
Por ello las técnicas de persuasión o marketing también son útiles en
las comunidades.-Medio: Ya sea físico o virtual, se trata de la herramienta
que permite el desarrollo de la comunidad y la comunicación entre sus
miembros. Desde el local una aplicación. Identidad: El miembro de la
comunidad debe ser consciente de su pertenencia, y sentirse parte de ella, y
elemento necesario en su desarrollo. -Jerarquía: el grado de compromiso con
la comunidad moldea unas identidades y jerarquías muy específicas.

Desde el simple usuario, al contribuyo, líder. La promoción depende


del esfuerzo, ya sea personal o económico, y es decidido mediante
consenso.-Reconocimiento, recompensa: Normalmente, la recompensa
consiste en avanzar en la jerarquía.-Compromiso: Grado de esfuerzo que los
integrantes dedican a la meta objetivo de la comunidad.

Si la comunidad funciona correctamente, las recompensas


(normalmente jerárquicas) deben darse en virtud al grado de compromiso. Si
no es así (los más arriba en el escalafón se comprometen poco, y los de
abajo mucho), la comunidad se disgregará.

La Sociedad

La sociedad es fruto de un acuerdo entre seres que viven en un


mismo espacio y en un tiempo determinado. Cuando constituimos un grupo
lo hacemos por un acuerdo entre todos los que estamos en ese grupo. La
sociedad viene a ser un gran grupo organizado por normas, donde su
objetivo último es proveer de subsistencia apropiada a todos los que la
constituyen.

Pero la sociedad no es una cosa teórica, aislada de nuestra vida


cotidiana. Al igual que hacemos una familia, los habitantes de un espacio

32
mayor logramos acuerdos para convivir y crecer juntos. Estamos esa manera
fundando una sociedad organizada. La sociedad constituida por acuerdo
mutuo, tienen también como fundamento unos valores compartidos por todos
o la gran mayoría de sus miembros. Entre sus valores podemos mencionar
los siguientes: Integración, Cortesía, amistad, amabilidad, alegría integridad,
cooperación, solidaridad, respeto, responsabilidad entre otros.

Elementos fundamentales que la forman:

• Elemento personal, que es la interacción de personas y grupos

• Elemento real, que es el ambiente donde el hombre crece y se


desarrolla.

La sociedad global se puede enumerar en este orden:

• La familia

• Las compañías

• Los vecinos

• El pueblo

• La región

• La provincia

• La nación

• La sociedad internacional

La sociedad va ampliando considerablemente, y seguirá ampliándose


gracias a las rápidos medios de comunicación, los teletipos, las rotativa de

33
los periódicos, las emisoras de televisión, las antenas de radio que difunden
ideas y acontecimientos por el mundo entero.

Características de la Sociedad

Para poder hablar de sociedad, necesitamos usar pluralidad de


personas con un tipo de organización distinta de la del grupo; interrelación
entre el grupo de personas; y que esa interrelación se realice con un mismo
espacio temporal; y la unidad sociocultural.

Para poder formar sociedad es necesaria una relación de tiempo. “Los


hombres del siglo XX no pueden formar sociedad con los del siglo pasado”
(libro hombre y sociedad, pág. 40). Esto también pasaría con comunidades
totalmente independientes al no tener relación ni influencia mutua

La unidad sociocultural es en la que las personas que forman la


sociedad deben tener rasgos sociales y culturales comunes debidos a
influencias recíprocas.

En una definición más completa podemos citar las siguientes:

a) Las personas de una sociedad constituyen una unidad demográfica, es


decir, pueden considerarse como una población total.

b) La sociedad existe dentro de una zona geográfica común.

c) La sociedad está constituida por grandes grupos que se diferencian entre


sí por su función social.

d) La sociedad se compone de grupos de personas que tienen una cultura


semejante.

e) La sociedad debe poderse reconocer como una unidad que funciona en


todas partes.

34
f) Finalmente, la sociedad debe poderse reconocer como unidad social
separada.

Tipos de sociedad

Los tipos de sociedad se pueden clasificar de la siguiente manera:

La sociedad dominada por la economía: es una sociedad en la que el


hombre de negocios y el fabricante gozan de un alto status social; los valores
comerciales y materiales ejercen gran influjo en el comportamiento de las
personas.

La Interacción Social

La interacción social consiste en la comunicación continua y recíproca


entre dos o más personas mediante acciones físicas o simbólicas. La
interacción social está compuesta por: comunicación; continua; recíproca;
mediante acciones físicas o simbólicas.

La sociedad dominada por la familia: es aquella en la que hay


estrechos vínculos de parentesco y se tiene en gran honor a los mayores,
ancianos o difuntos, y en la que el status social se mide más por el criterio de
la ascendencia que por cualquier otra norma de status.

La sociedad dominada por la religión: es aquella en la que el punto


central reside en lo sobrenatural, en las relaciones entre Dios o los dioses y
el hombre, en la que todos los otros grandes grupos se subordinan al
religioso.

El sistema dominado por la política: es el que se suele llamar


Totalitario, en el que el poder es monofásico y el Estado interviene
directamente en la reglamentación de todos los demás grupos o
instituciones.

35
Clases sociales

Las clases sociales son una forma de estratificación social en la cual


se clasifica a las personas dentro de un sistema de clases de acuerdo a sus
posibilidades o ubicación económica en una sociedad. El conjunto de las
clases sociales y sus relaciones, forman un sistema de clases que es típico
de las sociedades industriales modernas. En este tipo de sociedad se
reconoce una mayor movilidad social que en otros sistemas de estratificación
social. Es decir, todos los individuos tienen la posibilidad de escalar o
ascender en su posición social por su mérito u otro factor.

La consecuencia es la ruptura con las organizaciones donde cada


persona está ubicada según la tradición en un estrato específico,
normalmente para toda la vida. Sin embargo, pese a estas posibilidades de
ascenso, el sistema de clases no cuestiona la desigualdad en sí misma,
sobre todo en países del tercer mundo donde existen combinaciones de
clases y estamentos, develando el etnos colonial de las mismas.

La clase social a la que pertenece un individuo determina sus


oportunidades, y se define por aspectos que no se limitan a la situación
económica. También incluyen las maneras de comportarse, los gustos, el
lenguaje, las opiniones. Incluso las creencias éticas y religiosas suelen
corresponderse con las de un estatus social o (posición social).

Un sistema de clases es por tanto, una jerarquización colectiva, donde


el criterio de pertenencia lo determina la relación del individuo con la
actividad económica, y principalmente, su lugar respecto de los medios de
producción y dicha condición está estrechamente correlacionada con la
herencia familiar.

36
Grupos sociales

También llamados grupos orgánicos, es el conjunto de personas que


desempeñan roles recíprocos dentro de la sociedad. Este puede ser
fácilmente identificado, tiene forma estructurada y es duradero. Las personas
dentro de él actúan de acuerdo con unas mismas normas, valores y fines
acordados y necesarios para el bien común del grupo. Estos se pueden
dividir en diferentes clases de grupos:

Grupos primarios: la familia. Formada ante todo por la convivencia


diaria.

Grupos secundarios: la escuela, el trabajo, los equipos deportivos y


los grupos artísticos, entre otros. Formados sobre todo por intereses afines,
proyectos claros, el libre acuerdo y cooperación.

El grupo tiene sus normas y comportamientos que con el tiempo se


convierten en costumbres.

El grupo posee ciertos intereses y valores que llegan a ser aceptados


o rechazados por sus miembros.

Status social

El status es la posición que una persona ocupa en la sociedad. Dentro


de una misma sociedad hay varias posiciones de status, cada una de ellas
requiere que el individuo que la ocupa desempeñe ciertas obligaciones con
respecto a los demás miembros del grupo y esto lo hace merecedor de
recibir ciertos derechos.

37
Tipos de status social:

Atribuido: son los adjudicados sin que medie un esfuerzo para


conseguirlos. Ejemplo hijo, primo. Cada uno de ellos tendrá sus obligaciones
y derechos específicos a cada status.

Adquirido: implica un cierto aprendizaje, también se llama status


ocupacional.

Rol de la sociedad

Se refiere al conjunto de funciones, normas, comportamientos y


derechos definidos social y culturalmente que se espera que una persona
(actor social) cumpla o ejerza de acuerdo a su estatus social adquirido o
atribuido. En todo grupo hay miembros de diverso status, unos de rango
superior y otros de rango inferior y a cada status corresponde un rol, es decir,
un determinado comportamiento en presencia de otros.

Así pues, el rol es la forma en que un status concreto tiene que ser
aceptado y desempeñado por el titular. Algunos status conceden al titular
ciertas inmunidades al desempeñar el rol, como por ejemplo, al enajenado
mental se le permiten comportamientos que no se les permiten a otras
personas. Si el individuo no desempeña su rol de la forma esperada, puede
tener riesgo de exponerse a sanciones.

Convivencia

Convivencia es la acción de convivir (vivir en compañía de otro u


otros). En su acepción más amplia, se trata de un concepto vinculado a la
coexistencia pacífica y armoniosa de grupos humanos en un mismo espacio.
Por ejemplo: “El gobierno debe garantizar la convivencia de los diversos

38
grupos étnicos sin que se produzcan estallidos de violencia”, “Llevamos tres
meses de convivencia”.

El ser humano es un ser social. Ninguna persona vive absolutamente


aislada del resto, ya que la interacción con otros individuos es imprescindible
para el bienestar y la salud. Sin embargo, la convivencia no siempre resulta
fácil, dado que pueden interferir negativamente ciertas diferencias sociales,
culturales o económicas, entre otras muchas posibilidades.

En ciertos países, dados los elevados precios de alquiler de viviendas,


los inmigrantes se ven obligados a compartir pisos, y la convivencia entre
personas de diferentes nacionalidades puede ser tan enriquecedora como
complicada. Sin lugar a dudas, el racismo se encuentra entre los peores
ingredientes de una vida en común, y puede acarrear resultados muy
lamentables; por otro lado, convivir con una persona cuya nacionalidad tenga
connotaciones negativas para nosotros puede convertirse en el mejor camino
para entender que generalizar es desperdiciar tiempo y energías, y que un
pasaporte no dice mucho acerca de un individuo.

Pero todos los problemas no son tan graves y profundos como el


desprecio por una raza; una mera diferencia de horarios puede despertar
roces y enfrentamientos que entorpezcan la convivencia. Lo mismo ocurre
con los hábitos de limpieza, los gustos musicales y las costumbres culinarias.
En el mejor de los casos, siempre es posible llegar a un acuerdo, que cada
parte se adapte a las necesidades de las demás para que nadie deba
soportar situaciones molestas o hirientes. Si el diálogo no funciona, o si se
llega a la conclusión de que un cambio no es posible, entonces el mejor
camino es una separación pacífica.

El respeto y la solidaridad son dos valores imprescindibles para que la


convivencia armoniosa sea posible. Por supuesto, existen distintos niveles o
tipos de convivencia: la convivencia con la familia en el seno de un hogar es

39
muy diferente a la convivencia con otros seres humanos en el marco de una
comunidad (un barrio, una ciudad), ya que la intimidad de ambos casos es
incomparable.

Diversas corrientes sostienen que la conciencia del Yo sólo puede


tenerse a partir de la existencia del Otro. En dicha interdependencia social
que se produce en la convivencia, cada persona se define a sí misma. Los
problemas de convivencia pueden impactar en la salud física. Algunos
estudios demuestran que los inmigrantes tienen un mayor índice de
enfermedades cardíacas que los pobladores nativos, una situación que se
explica a partir de la ausencia de vínculos de amistad y del apoyo de los
familiares. Una mejor convivencia, con lazos sociales estrechos, contribuye
al bienestar.

Diversos estudios han demostrado que la convivencia con animales de


otras especies resulta muy beneficiosa para los seres humanos, tanto para
su salud física como mental. Es importante rodearse de individuos que no
hayan sido corrompidos por las ansias de poder, que no atenten contra sus
pares, que vivan en base al respeto y la compasión; y las personas no
solemos reunir dichas virtudes.

Convivir con perros, por ejemplo, nos brinda lecciones de fidelidad y


de consideración a diario. Además, dado que se trata de animales que no
demandan mucho más que amor y respeto, nos vuelven más sensibles y nos
ayudan a desprendernos de los bienes materiales. Parte de la convivencia
con estas criaturas incluye salir a pasear un mínimo de dos veces al día,
para que hagan ejercicio y se relacionen con otros seres vivos; esta actividad
nos acerca inevitablemente a la naturaleza, nos aleja de la contaminación y
de la superficialidad, y nos ayuda a recordar de dónde venimos. Existen
distintos niveles o tipos de convivencia:

40
- Convivencia social: La convivencia social consiste en el respeto
mutuo entre las personas, las cosas y el medio en el cual vivimos y
desarrollamos nuestra actividad diaria. Decimos de la importancia de las
leyes para que éstas regulen y garanticen el cumplimiento de esa
convivencia social.

- Convivencia familiar.- Es aquella que se da entre los miembros de


una familia.

- Convivencia escolar.- Es la interrelación entre los miembros de un


plantel escolar, la cual incide de manera significativa en el desarrollo ético,
socio-afectivo e intelectual del alumnado y de las relaciones que establecen
entre sí y con el personal docente y directivo.

- Convivencia humana.- Es aquella que se vive en toda la raza


humana sin tener ningún vínculo de ningún tipo. El ser humano no es un ser
solitario sino todo lo contrario, somos seres sociales.- Necesitamos de los
demás para vivir mejor y poder desarrollarnos. Sin embargo estos otros
seres a los que necesitamos, son diferentes. La diversidad es la clave de la
humanidad, todos somos humanos y diferentes, ésta característica, ésta
diferencia es lo que nos alimenta y nos hace crecer como personas pero
también es la diferencia la que provoca el conflicto.

- Convivencia ciudadana.- “Es la cualidad que tiene el conjunto de


relaciones cotidianas que se dan entre los miembros de una sociedad
cuando se armonizan los intereses individuales con los colectivos y por lo
tanto los conflictos se desenvuelven de manera constructiva”.

- Convivencia comunitaria. Es la condición de relacionarse con las


demás personas a través de una comunicación permanente fundamentada
en el afecto, respeto y tolerancia que permita convivir y compartir en armonía
con los demás en las diferentes situaciones de la vida.

41
No podemos olvidar que convivencia es el principio de la sociedad
porque sin esta voluntad ninguna forma de organización social es posible:
aceptar a los otros en medio de los cuales vivimos, es la base de civilidad.
Por ello llamamos civilizados a aquellos grupos o poblaciones convivientes
cuyo trato mutuo se basa en la práctica de valores fundamentales como el
reconocimiento, la tolerancia y la imparcialidad

La convivencia comunitaria puede entenderse como aquel estado en


el cual una pluralidad de individuos diversos y diferentes se trata entre sí en
términos de reconocimiento, tolerancia e imparcialidad, pudiendo así vivir
unos con otros de manera pacífica y segura. Los valores que rigen esta
convivencia - conviene repetirlo - son: el reconocimiento que alude a la
diversidad, la tolerancia que alude a la diferencia y la imparcialidad que alude
a la igualdad, porque es en torno a la comprensión, aceptación y práctica de
estos valores que debe girar un proceso educativo orientado a formar para la
convivencia.

- Convivencia democrática.- Significa vivir “con” el que piensa distinto


o que tiene distinto idioma, cultura, raza, religión en armonía sin que los
derechos de una persona avancen sobre los derechos de los demás. Para
respetar la convivencia democrática hay una obligación moral y subjetiva,
que es la que nos cabe como integrantes del género humano y que está
basada en que todos los seres humanos deben tener un trato igualitario sin
importar las diferencias de origen.

Ninguna persona vive absolutamente aislada del resto, ya que la


interacción con otros individuos es imprescindible para el bienestar y la
salud. La convivencia, de todas formas, puede resultar difícil por las
diferencias de todo tipo (sociales, culturales, económicas, etc.) que existen
entre los hombres.

42
Diversas corrientes sostienen que la conciencia del Yo sólo puede
tenerse a partir de la existencia del Otro. En dicha interdependencia social
que se produce en la convivencia, la persona se define a sí misma. Una
mejor convivencia, con lazos sociales estrechos, contribuye al bienestar.
Para ejercer una ciudadanía y una convivencia que fortalezca el desarrollo
humano y el progreso socio económico de una comunidad, debemos tener
presente lo siguiente:

Reconciliación: Cuando existen desacuerdos o conflictos entre los


ciudadanos, se busca la solución a través de la concertación, el dialogo y la
mediación.

Tolerancia: es la capacidad de aceptar la diferencia, perdonar las


fallas o los errores de los demás.

Participación: es hacer parte de escenarios públicos de concertación,


deliberación y formación para fomentar la convivencia y el desarrollo de la
población.

Corresponsabilidad: Es sentirse parte e la solución de los problemas,


desacuerdos y conflictos de manera propositiva y constructiva.

Pro actividad: poner las capacidades y el conocimiento a favor del


progreso propio y el de los demás.

Concertación: Generar soluciones, sentir que todos pueden aportar y


que los puntos intermedios son necesarios.

Organización: ponerse de acuerdo para proponer iniciativas


comunitarias que incidan en las políticas públicas.

Oferta institucional: es necesario conocer la manera de acceder a los


servicios a los cuales se tiene derecho.

43
Positivismo: es la virtud que tienen los ciudadanos e Pasto para creer
en sí mismo y en los demás. La Educación también juega un papel
importante en la construcción de una convivencia adecuada desde la primera
infancia, la infancia y la adolescencia.

Aprender a convivir, además de ser uno de los objetivos de todo


sistema educativo, está considerado como uno de los retos fundamentales
para la educación del siglo XXI. La educación que debemos promover es una
educación para la paz, para la convivencia, para la democracia, para la
construcción de la justicia, para el compromiso con la eliminación de las
desigualdades.

Todo conflicto entre humanos puede tener una vía dialogada y


negociadora de arreglo, pero para ello hay que aprender que el otro es un
semejante con el que la cooperación es más fructífera que la confrontación
violenta. La violencia tiene lugar cuando, en una confrontación de intereses,
uno de los protagonistas tira por la calle del medio, se coloca en un lugar de
dominio y prepotencia, dejando al otro en un lugar de impotencia, obligándole
a la sumisión y procurando su indefensión.

El maltrato entre iguales, como el maltrato doméstico es la forma de


convivencia familiar o escolar que adquiere un destructivo modo de relación.
En este tipo de situaciones se junta a la víctima y a su agresor en una zona
oscura de la intimidad, protegida por la indiferencia de los terceros.

Discriminación (racial, de género, posición social, religiosa.

La criminalidad (secuestro, extorsión, delitos económicos.

Lesiones personales

Agresiones sexuales

Individualismo

44
Para contrarrestar los problemas que afecta el desarrollo de una
optima convivencia ciudadana el estado lleva a cabo metodologías como por
ejemplo los Planes Integrales de Convivencia y Seguridad, que son es un
conjunto de estrategias trazadas de manera conjunta por las autoridades
competentes de un Departamento, Distrito o Municipio, para atender las
problemáticas y los hechos que atentan contra la convivencia y la seguridad
ciudadana de dichos territorios.

Normas

Norma es un término que proviene del latín y significa “escuadra”. Una


norma es una regla que debe ser respetada y que permite ajustar ciertas
conductas o actividades. En el ámbito del derecho, una norma es un
precepto jurídico.

Normas de convivencias

Al vivir en sociedad, se hace indispensable un orden, un mecanismo


que regule la conducta de las personas, de tal manera que se respeten los
derechos y las libertades de todos por igual; con ello surgen las normas. La
norma es una ordenación del comportamiento humano según un criterio que
conlleva una sanción al no ser cumplida. La norma también puede ser
coactiva, la posibilidad de utilizar la fuerza para que se cumpla. Las normas
tienen como finalidad establecer cómo debe comportarse la persona, es un
"deber ser" u obligación. Existen variadas normas de comportamiento o
"sistemas normativos". Estos son:

La norma religiosa católica: Regula el comportamiento según un punto


de vista sobrenatural. Su fin es que la persona alcance la santidad a través

45
del convencimiento libre y espontáneo, no existe obligación de acatar los
preceptos religiosos y la sanción es la no salvación del alma.

La norma moral: Apunta al perfeccionamiento del hombre, desde la


perspectiva de su bien personal, su fin es la bondad. La sanción está dada
por el hecho de no lograr el perfeccionamiento. Por otro lado es incoercible.

La norma de trato social: Tiene por meta regular el actuar social de tal
modo de lograr una convivencia lo más agradable posible. Varían según la
cultura, la época, etc. No son coactivas pero existe una obligación forzada
por el medio o grupo social al cual la persona pertenece.

La norma jurídica: Es un conjunto de reglas que tiene por objeto


ordenar y garantizar la vida en sociedad de la persona humana. Los valores
que la sustentan son la seguridad y la justicia. Es de carácter imperativo y
coercible pues impone deberes y obligaciones que han de ser cumplidos,
pudiendo hacer uso de la fuerza en caso de no ser acatada.

Responsabilidad

La palabra responsabilidad contempla un abanico amplio de


definiciones. De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE),
hace referencia al compromiso u obligación de tipo moral que surge de la
posible equivocación cometida por un individuo en un asunto específico. La
responsabilidad es, también, la obligación de reparar un error y compensar
los males ocasionados cuando la situación lo amerita.

Responsabilidad Social

La responsabilidad social es un término que se refiere a la carga,


compromiso u obligación, de los miembros de una sociedad ya sea como

46
individuos o como miembros de algún grupo tienen, tanto entre sí como para
la sociedad en su conjunto. El concepto introduce una valoración positiva o
negativa al impacto que una decisión tiene en la sociedad. Esa valorización
puede ser tanto ética como legal, etc. Generalmente se considera que la
responsabilidad social se diferencia de la responsabilidad política porque no
se limita a la valoración del ejercicio del poder a través de una autoridad
estatal.

La responsabilidad social es la teoría ética o ideológica que


una entidad ya sea un gobierno, corporación, organización o individuo tiene
una responsabilidad hacia la sociedad. Esta responsabilidad puede ser
“negativa”, significando que hay responsabilidad de abstenerse de actuar
(actitud de “abstención”) o puede ser “positiva”, significando que hay una
responsabilidad de actuar (actitud proactiva).
En la actualidad la responsabilidad social se considera un concepto
normativo no obligatorio o “ley blanda” (es decir, sin la fuerza de la ley), tales
como los plasmados en algunos acuerdos internacionales, por ejemplo, la
“Declaración universal sobre Bioética y Derechos Humanos” adoptada por la
UNESCO,, etc.

Esto ha dado origen no solo a diferentes tentativas o percepciones


“sectoriales” de establecer mecanismos de ‘responsabilidad social” -la más
notable entre las cuales son las referentes a responsabilidad social
corporativa o “responsabilidad social empresarial” (RSE) - sino a nuevas
propuestas acerca de la implicaciones institucionales del concepto.

Notable entre esas nuevas percepciones es la de Claus Offe, para


quien responsabilidad social tiene, como principal entre sus funciones en las
complejas sociedades modernas, actuar como mecanismo de creación y
promoción de una “moral autónoma y el autocontrol civilizado de sus
miembros [o, por decirlo a la inversa, en la medida en que no puedan

47
compensar de manera suficiente los déficit de tal autocontrol con el aporte de
los medios (coercitivos) del derecho y (estimulantes) del dinero.

Éstas son la corriente Zubiriana, que explica la responsabilidad a partir


de los lazos metafísicos que existen entre el ser humano y la realidad, la
corriente de Jonas, que la presenta mediante la relación entre el ser humano
y la naturaleza, la corriente del movimiento comunitario que la expone a
través de la pertenencia del individuo a la comunidad, y finalmente la
corriente del personalismo dialógico, que la presenta a partir de los lazos
entre los seres humanos, pues son los que hacen responsables unos a otros.

Es importante iniciar con una posición ontoepistemológica de lo qué es


la responsabilidad social; en este sentido referimos la existencia de algunas
corrientes filosóficas expresadas por Cortina (2004), que tratan de explicar el
sentido de la responsabilidad. Éstas son la corriente Zubiriana, que explica la
responsabilidad a partir de los lazos metafísicos que existen entre el ser
humano y la realidad, la corriente de Jonas, que la presenta mediante la
relación entre el ser humano y la naturaleza, la corriente del movimiento
comunitario que la expone a través de la pertenencia del individuo a la
comunidad, y finalmente la corriente del personalismo dialógico, que la
presenta a partir de los lazos entre los seres humanos, pues son los que
hacen responsables unos a otros.
Como partidarias de esta última corriente consideramos la existencia
de un principio de corresponsabilidad que viene a complementar el principio
individual de la responsabilidad, pues la clave de la noción de
responsabilidad reside en la existencia de vínculos entre los seres humanos
y de éstos con la naturaleza, también en la capacidad que éste tenga para
crearlos, pero sabiendo que es totalmente responsable de ellos.
Bajo esta línea de pensamiento, la responsabilidad no puede ser
asumida de manera individual, sino que prevalece de igual forma la
corresponsabilidad de las demás personas e instituciones, pues ser

48
socialmente responsable no significa solamente cumplir con los deberes
ciudadanos u obligaciones jurídicas, sino ir más allá de su cumplimiento,
seguir el camino de manera voluntaria hacia nuevas exigencias, hacer una
nueva y mayor inversión en cuanto al capital humano de una organización,
establecer una mejor relación con las personas y tener un mayor respeto por
el medio ambiente.

Ahora bien, es un asunto de marcada importancia con respecto a la


problemática mundial y por ende en el contexto de la Venezuela actual; de
allí la necesidad de identificar acciones de responsabilidad social que deban
formar parte de la cultura de las instituciones, y por otro lado sensibilizar
acerca del papel y responsabilidad que las personas y las organizaciones
tienen con respecto a la situación que se vive.

La responsabilidad social pareciera ser un tema al que hasta ahora no


se le ha concedido la importancia que merece, por lo que hoy tenemos una
gran cantidad de afecciones en el orden y bienestar social, en los
comportamientos morales, cívicos y ciudadanos de niños, jóvenes y adultos,
y en otros aspectos con repercusión ambiental con escasa posibilidad de
aplicar correctivos mientras no cambie la conciencia de responsabilidad del
ser.

Se hace necesario estar claros acerca de la necesidad urgente que se


tiene de asumir un rol más socialmente responsable, tanto de parte de las
instituciones como de las personas que tienen el poder en las decisiones. Es
obligatorio, entonces, el inicio de un proceso de cambio hacia una posición
más ética y armónica dentro de un proceso de desarrollo sostenible, no como
acto altruista, sino como un deber ciudadano.

El tema de lo que realmente es la responsabilidad social genera


confusión, pues la definición de responsabilidad como el “hacer las cosas sin
afectar negativamente en el ser, la sociedad, o el ambiente”, a menudo

49
parece estar reñido con la función productiva de las instituciones, que en la
búsqueda de resultados numéricos, sacrifican la calidad de estos elementos
al considerar como progreso la cantidad de proyectos desarrollados y no la
evaluación del impacto del trabajo realizado o la mejoría de vida que pudo
haber ocasionado a los ciudadanos, amén de que se ha venido creando un
paradigma con respecto al progreso, que más que un resultado integral de
mejoría de las sociedades, es visto especialmente en el ámbito productivo
como un avance en el desarrollo y una contribución que facilita otros
procesos, sin importar los efectos negativos que se causen.

Por ello, tratar el tema de la responsabilidad social no es fácil, esto


puede entenderse como una posición idealista ante una realidad, o también
como una dinámica económica y social que requiere de hechos, de
progresos totalmente visibles en estructuras concretas (avances
tecnológicos, proyectos, megaproyectos, por ejemplo), que sin discusión
alguna son avances altamente sustanciales y satisfactorios para la sociedad
actual, pero que al mismo tiempo pudieran generar un impacto nocivo en la
naturaleza, en la misma sociedad, en el ser, en las estructuras familiares o
en la facultad mental del hombre.

Hablar de responsabilidad social no es estar en contra del avance


científico o tecnológico, es asumir una postura cultural con alta sensibilidad
social y humana para tomar decisiones considerando los efectos inmediatos
o posteriores que estos puedan traer en el bienestar social, en la auto-
sostenibilidad y otros elementos vitales para garantizar la sobrevivencia de
las especies, incluso la humana, y para lograr mejoras en la convivencia y
en los contextos de vida.

Un principio de conciencia y de responsabilidad, es decir, de actuar


con responsabilidad haciéndonos conscientes de los efectos y tomar
decisiones si son realmente necesarias, sin que tengan un impacto negativo.

50
Por otra parte, pareciera no importar el tema del Ser, de los asuntos
culturales, familiares, de los valores y los asuntos sociales tan deteriorados
actualmente.

Pareciera no existir conciencia acerca de su función y responsabilidad


en asuntos relevantes al deterioro o mejoramiento de la persona, a su
impacto en los grupos familiares, laborales o sociales, así como en su
relación con la pareja, con los hijos, en las secuelas que puede causar en la
tranquilidad ciudadana y en la descomposición o mejoramiento social. Lo
lamentable de este asunto es que se siguen formando profesionales,
personas con alta habilidad para el desempeño de una función científica y
técnica para contribuir con alta eficiencia al desarrollo y la productividad, sin
que posean un solo toque de sensibilidad humana y social.

Convivencia en la cultura Kariña

Es importante resaltar que la mayoría de las etnias, pueblos


originarios, se han adaptado a la convivencia a la población criolla, aunque
aún mantienen su identidad étnica, el idioma y los valores culturales,
ancestrales, entre otras muy diferentes a aquellos indígenas que han sido
atraídos por ciudades como: Maracaibo, Tucupita, Puerto Ayacucho y
Caracas, en donde viven en esta ciudad algunos en condiciones deplorables
y constituyen parte de la población urbana marginal. Como toda comunidad
humana, los indios tenían una organización que les era peculiar, propio de
ellos; su organización social, no era igual en todos los lugares venezolanos,
pero sí disponía de rasgos generales comunes, solo se caracterizan por
poseer formas de vida y organización distintas de las sociedades Modernas e
industrializadas a continuación se nombraran algunas de sus formas de
sistemas en lo social y político:

51
Los Pueblos Originarios de Venezuela, se caracterizan por poseer
armonía con el entorno, tener capacidad de adaptarse y obtener de el, los
recursos necesarios para la subsistencia. Según investigaciones
arqueológicas, se especializaron en actividades como la caza, la pesca que
requería de grandes habilidades físicas y mucho arrojo, y por esta razón, el
liderazgo de los pueblos recaía en los hombres más fuertes, capaces para
procurar los alimentos.

Los kariñas: Comunidad indígena venezolano.

En Venezuela el pueblo kariña está asentado principalmente en los


Estados Anzoátegui, Bolívar, Monagas y Sucre. La lengua kariña es hablada
por unas 11.000 personas en Venezuela. Los Kariña, descendientes directos
del Caribe, eran un pueblo de aguerridos navegantes, quienes pusieron
resistencia a la conquista europea. En el pasado, vivían en chozas
comunales; pero en la actualidad viven como los campesinos, en
pequeñas casas de paredes de adobe y techo de palma de moriche o zinc
con la ayuda del apoyo oficial. Cada aldea o comunidad es autónoma y
destaca la figura del “dopooto” o Capitán de la comunidad.
En cuanto a su cultura y religión se ha de considerar el mare-mare,
que es un baile festivo. El Akaatompo (día de los muertos) es la festividad
más importante de los kariña, y se celebra el 1 y 2 de noviembre. Viven cerca
de los ríos, los niños son excelentes nadadores, practican diversos juegos
con paraparas, juegan metras y quiminduñas; ellos mismos fabrican los
trompos y zarandas para jugar y también practican competencias de arco y
flecha.
El mundo religioso de los kariñas es muy rico y dinámico. Su relación
con el universo plantea cuatro regiones con sus respectivos dueños:

52
kaputano, el dueño del cielo y “abuelos de los abuelos”; maware, el dueño
del cerro; akodumo, el dueño del agua e Ioroska, el dueño de la tierra. En
algunos de ellos se han incorporado elementos de la cultura católica y criolla
en general. Creen también en la religión católica, pero no mayoritariamente.
Los kariña comparten con otros grupos caribe-hablantes. La estructura
social está basada en la familia extendida, formada por un hombre casado,
su esposa, sus hijos solteros y sus hijas casadas, más los maridos de éstas y
sus respectivos hijos. Hoy en día los habitantes Kariñas de las montañas del
Turimiquire al sur del estado Sucre (venezuela), ya casi han perdido su
autenticidad cultural. Muy pocos se ocupan de hacer artesanías, bailes y
juegos autóctonos.
La intromisión de nuevas costumbres y la tecnología ha dejado muy
atrás su forma de vida originaria. Sus viviendas indígenas han sido
remplazadas por viviendas comunes tipo urbanas, sin tomar en cuenta su
“modus vivendis".
Convivencia comunitaria

La convivencia comunitaria es aquel estado en el cual una pluralidad


de individuos diversos y diferentes interaccionan entre sí en términos de
reconocimiento, tolerancia e imparcialidad, logrando así vivir unos con
otros de manera pacífica y segura. En este sentido, Meritano (2009) señala
que la convivencia es la capacidad de vivir juntos respetando y
consensuando las normas básicas, así como la solución de conflictos, ya sea
previniendo su aparición o evitando su confrontación, cuando ya se
han producido.
Por consiguiente, la convivencia se refiere al manejo de interacciones
y relaciones de los miembros de la familia que estructuran una determinada
organización al grupo, estableciendo para el funcionamiento de la vida
en familia normas que regulen el desempeño de tareas, funciones y roles; es
además, una mezcla de sentimientos, comportamientos y expectativas entre

53
cada miembro de la familia, lo cual permite a cada uno de ellos desarrollarse
como individuo y le infunde el sentimiento de no estar aislado y de poder
contar con el apoyo de los demás.
Es importante señalar que la convivencia comunitaria como base
o fundamento de toda sociedad, necesita la voluntad expresa y decidida de
sus miembros, por ello, para convivir con otros y desarrollar la convivencia se
deben dar un conjunto de dimensiones, desde la propia manera de ser,
pensar, sentir, de los puntos de vista y valores personales, la capacidad de
diálogo, el propósito para transformar el entorno, la concepción de
responsabilidad con lo comunitario, son algunos de los comportamientos en
las personas que forman su relación social en los diferentes espacios de
convivencia, permitiendo la relación, entre los criterios personales, las
normas y principios sociales.
En este orden de ideas se debe señalar que en todas las
comunidades existe la necesaria presencia de un determinado número de
habitantes los cuales diariamente interaccionan y conviven en comunidad,
por lo cual, están sometidos al cumplimiento de normas morales
preestablecidas por la sociedad, que de ser alteradas, generan descontento
y malestar entre sus habitantes.

Bases Legales

En Venezuela se están viviendo situaciones difíciles de índole moral,


social, cultural, político entre otras. La Carta Magna está enmarcada dentro
de un gran principio el cual es la participación protagónica de los habitantes
de la Nación, como forma de involucrarse en las actividades dentro de la
comunidad y en la gestión pública de los gobernantes; en función a ello,

En este sentido, la Constitución de la República Bolivariana de


Venezuela consolida el Derecho Humano de la participación ciudadana en la

54
gestión pública, comenzando desde su preámbulo, en el cual indica:
“...establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica,
multiétnica y pluricultural...”.

En 1999, se inició en Venezuela un proceso de transición política


,jurídica, económica y social, con el propósito de poner en marcha un nuevo
modelo de desarrollo dirigido a redundar y fortalecer el sistema democrático
venezolano, con mira a alcanzar una sociedad más justa, con una economía
diversificada y eficiente en medio de la globalización. La transición política
permitió la elaboración de la nueva Constitución de la República Bolivariana
de Venezuela (CRBV) y el inicio de la reestructuración del Estado.

La CRBV (1999), plantea un proceso de ajuste legislativo, institucional


y de nuevas estrategias para realizar los cambios necesarios, estableciendo
las bases para desarrollar la naturaleza jurídica y el modelo organizativo de
las comunidades para que estas mediante sus propios esfuerzos con la
colaboración y orientación de otros actores sociales, alcancen la calidad de
vida que se merecen y que sustentan los pilares fundamentales de la justicia
social. En este sentido, el Preámbulo de la CRBV, reza: "... con el fin
supremo de refundar la República para establecer una sociedad
democrática, participativa y protagónica...".

En esta dirección, el texto constitucional en su Artículo 2, subordina el


ordenamiento jurídico a los valores superiores de la vida, la libertad, la
justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad
individual y social, la preeminencia de los derechos humanos, la ética pública
y el pluralismo político.

Así mismo el Artículo 3, establece como fines esenciales del Estado:

"…la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, el


ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad

55
justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del
pueblo y la garantía del cumplimiento de los deberes y derechos, y establece
la educación y el trabajo como procesos fundamentales para lograr dichos
fines".

En este orden de ideas, el Artículo 62, ejusdem, plantea el derecho de


participación ciudadana en los asuntos públicos, bien de manera individual o
a través de sus representantes elegidos. De igual forma, indica que la
participación en los asuntos públicos se constituye en un canal para alcanzar
el protagonismo popular y establece con carácter obligatorio que el Estado
genere los mecanismos y garantías necesarios más propicios para su
ejercicio.

La Constitución hace referencia al Artículo 132, el cual reza que toda


persona tiene el deber de cumplir sus responsabilidades sociales y participar
solidariamente en la vida política, civil y comunitaria del país, promoviendo y
defendiendo los derechos humanos como principio de la convivencia
democrática y de la paz social.

En acatamiento de la norma, los Espacios e instancias en los que se


plantea la participación comunitaria se encuentran previstos en el

Artículo 70. Constituye con rango constitucional el derecho a la


participación protagónica, las asambleas ciudadanas vinculantes, las
cooperativas y otras formas de cogestión civil de lo público.

Bajo esta perspectiva, la Investigación Acción Participativa (IAP),


persigue el fin irrenunciable de los derechos constitucionales para lograr una
sociedad más justa, donde se erradique el sufrimiento y el pesar de las
personas por no tener el modo de satisfacer las necesidades esenciales de
la vida. Una sociedad en la que todos gocen de las libertades básicas y de la

56
dignidad humana, a través del mejoramiento de la calidad de vida, por
intermedio de la participación ciudadana.

En este sentido la Constitución de la República Bolivariana de


Venezuela, establece un cúmulo de normas que enarbolan los derechos
constitucionales dirigidos al mejoramiento de la calidad de vida, como los
referidos a: los derechos civiles, sociales, culturales, educativos, de la familia
y políticos entre otros, a la vez mediante su reconocimiento en la legislación,
garantiza el ejercicio de la participación ciudadana en pro de la autogestión
comunitaria.

En esta plataforma estructural de gestión, la participación del pueblo en


los asuntos públicos es un mandato constitucional que obliga al Estado a
promover y generar condiciones para su práctica.

En función de ello, existe una serie de instrumentos legales que


establecen mecanismos de participación para que los ciudadanos ejerzan
sus derechos en la formación, ejecución y control de la gestión pública,
dando cumplimiento así al Artículo 62 de la CRBV. Una de estas leyes es la
Ley de los Consejos Comunales, publicada en la Gaceta Oficial de la
República Bolivariana de Venezuela Extraordinario

N° 5.806 del 10 de abril de 2006, la cual en su Artículo 2 define a los


consejos comunales como instancias de participación, articulación e
integración entre las diversas organizaciones comunitarias, grupos sociales,
los ciudadanos y ciudadanas, que permiten al pueblo organizado ejercer
directamente la gestión de las políticas públicas y proyectos orientados a
responder a las necesidades y aspiraciones de las comunidades en la
construcción de una sociedad de equidad y justicia social.

El texto legal señala como principios de los consejos comunales la


corresponsabilidad, la cooperación, la solidaridad, la transparencia, la

57
rendición de cuentas, la honestidad, la eficacia, la eficiencia, la
responsabilidad social, el control social, la equidad, la justicia y la igualdad
social y de género. Ley de los Consejos Comunales, Art. 6, al señalar las
atribuciones de la Asamblea de Ciudadanos y Ciudadanas, establece en el
Numeral 1, dándole la primera prioridad, “Aprobar las normas de convivencia
de la comunidad”, es decir, aprobar el Reglamento de Convivencia
Ciudadana.

De igual forma, la Constitución Nacional en su articulado incorpora un


gran número de disposiciones en lo político, social y económico que
consagran los postulados relativos a la participación ciudadana, entre los que
destaca el artículo 62, el cual indica:

Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de participar


libremente en los asuntos públicos, directamente o por medio de sus
representantes elegidos o elegidas. La participación del pueblo en la
formación, ejecución y control de la gestión pública es el medio necesario
para lograr el protagonismo que garantice su completo desarrollo, tanto
individual como colectivo. Es obligación del Estado y deber de la sociedad
facilitar la generación de las condiciones más favorables para su práctica.

Asimismo, los ámbitos para ejercer la participación los presenta el


artículo 70 de la CRBV, según el cual, son medios de participación y
protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía:
En lo político:
 Elección de cargos públicos;
 Referendo;
 Consulta popular;
 Revocatoria del mandato;
 Iniciativas legislativa, constitucional y constituyente;
 Cabildo abierto; y

58
 Asamblea de ciudadanos y ciudadanas cuyas decisiones serán de
carácter vinculante.
En lo social y económico:
 Instancias de atención ciudadana;
 Autogestión;
 Cogestión;
 Cooperativas en todas sus formas incluyendo las de carácter
financiero;
 Cajas de ahorro;
 Empresa comunitaria; y
 Otras formas asociativas guiadas por los valores de la mutua
cooperación y solidaridad.

El mismo artículo 70 señala que la ley establecerá las condiciones para


el efectivo funcionamiento de los medios de participación previstos, no
obstante, la Ley de Participación Ciudadana está pendiente de aprobación.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999),


puede considerarse como la Constitución Indigenista en la evolución
histórico-jurídica de la vida republicana venezolana. En efecto, ningún otro
texto normativo venezolano ha abordado la temática indígena de una manera
tan clara y positiva, al abandonar la concepción de lo indígena como
problema a resolver, para tratar lo indígena desde perspectiva filosófico-
jurídicas que parten desde la esencia misma del ser indígena, con el
reconocimiento de derechos propios y exclusivos.

En la historia constitucional venezolana el tratamiento de los derechos


indígenas había sido, no sólo incomprensivo de las realidades indígenas,
sino incluso negatorio de los mismos derechos fundamentales que, no sólo
como seres humanos, sino como minorías les corresponden.

59
En este sentido se inscriben las Constituciones venezolanas de 1858,
1864 (la cual introduce la consideración de indígenas no civilizados), 1874,
1881 (la cual distingue entre los indígenas no reducidos o civilizados), 1891.
Todas éstas, con pequeñas diferencias de redacción, repitieron el modelo
consagrado por el artículo 4 de la Constitución de los Estados Unidos de
Venezuela de 1858, el cual rezaba textualmente: Los Territorios despoblados
que se destinen a colonias, y los ocupados por tribus indígenas, podrán ser
separados de las provincias a que pertenezcan, por los congresos
constitucionales y, regidos por leyes especiales.

Es precisamente en la ruptura de esa concepción decimonónica de la


Nación como única, étnica y culturalmente considerada, que se inscribe el
cambio fundamental que consagra la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela de 1999. En ésta, la sociedad venezolana se
reconoce a sí misma como multiétnica y pluricultural a los efectos de fundar
una nueva República que refleje y regule, bajo esos mismos principios su
propia existencia y sus relaciones. En efecto, el Preámbulo de la Constitución
reza como sigue:

Con el fin supremo de refundar la República para establecer una


sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural
en un Estado de justicia, federal y descentralizado, que consolide los valores
de la libertad, la independencia, la paz, la solidaridad, el bien común, la
integridad, la convivencia y el imperio de la ley para esta y las futuras
generaciones; asegure el derecho a la vida, al trabajo, a la cultura, a la
educación, a la justicia social y a la igualdad sin discriminación ni
subordinación alguna; promueva la cooperación pacífica entre las naciones e
impulse y consolide la integración latinoamericana de acuerdo con el principio
de no-intervención y autodeterminación de los pueblos, la garantía universal
e indivisible de los derechos humanos, la democratización de la sociedad

60
internacional, el desarme nuclear, el equilibrio ecológico y los bienes jurídicos
ambientales como patrimonio común e irrenunciable de la humanidad.

En ese orden de ideas se inscribe el Artículo 126 de la Constitución de


1999, el cual reconoce, con prescindencia del mandato al legislador que se
encuentra en el Artículo 119, la existencia de los pueblos indígenas como
parte de la Nación, en el sentido espiritual de la concepción moderna a que
se hacía referencia anteriormente, dicho Artículo reza textualmente:

Los pueblos indígenas, como culturas de raíces ancestrales, forman


parte de la Nación, del Estado y del pueblo venezolano como único,
soberano e indivisible. De conformidad con esta Constitución tienen el deber
de salvaguardar la integridad y la soberanía nacional.

Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas

Del reconocimiento de los pueblos indígenas como pueblos originarios

Artículo 1. El Estado venezolano reconoce y protege la existencia de los


pueblos y comunidades indígenas como pueblos originarios, garantizándole
los derechos consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela, los tratados, pactos y convenios internacionales y otras normas
de aceptación universal, así como las demás leyes de la República, para
asegurar su participación activa en la vida de la Nación venezolana, la
preservación de sus culturas, el ejercicio de la libre determinación de sus
asuntos internos y las condiciones que los hacen posibles.

Capítulo I: De la Jurisdicción Especial Indígena

Del derecho propio

61
Artículo 130. El Estado reconoce el derecho propio de los pueblos
indígenas, en virtud de lo cual tienen la potestad de aplicar instancias de
justicia dentro de su hábitat y tierras por sus autoridades legítimas y que sólo
afecten a sus integrantes, de acuerdo con su cultura y necesidades sociales,
siempre que no sea incompatible con los derechos humanos establecidos en
la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, los tratados,
pactos y convenciones internacionales suscritos y ratificados por la
República, interculturalmente interpretados y con lo previsto en la presente
Ley.

Del derecho indígena

Artículo 131. El derecho indígena está constituido por el conjunto de


normas, principios, valores, prácticas, instituciones, usos y costumbres, que
cada pueblo indígena considere legítimo y obligatorio, que les permite regular
la vida social y política, autogobernarse, organizar, garantizar el orden
público interno, establecer derechos y deberes, resolver conflictos y tomar
decisiones en el ámbito interno.

De la jurisdicción especial indígena

Artículo 132. La jurisdicción especial indígena consiste en la potestad


que tienen los pueblos y comunidades indígenas, a través de sus
autoridades legítimas, de tomar decisiones de acuerdo con su derecho
propio y conforme con los procedimientos tradicionales, para solucionar de
forma autónoma y definitiva las controversias que se susciten entre sus
integrantes, dentro de su hábitat y tierras.

La jurisdicción especial indígena comprende la facultad de conocer,


investigar, decidir y ejecutar las decisiones, en los asuntos sometidos a su
competencia y la potestad de avalar acuerdos repara torios como medida de
solución de conflictos. Las autoridades indígenas resolverán los conflictos

62
sobre la base de la vía conciliatoria, el diálogo, la medición, la compensación
y la reparación del daño, con la finalidad de restablecer la armonía y la paz
social. En los procedimientos participarán tanto el ofensor como la víctima, la
familia y la comunidad. Las decisiones constituyen cosa juzgada en el ámbito
nacional; en consecuencia, las partes, el Estado y los terceros están
obligados a respetarlas y acatarlas, siempre que no sean incompatibles con
los

Derechos fundamentales establecidos en la Constitución de la República


Bolivariana de Venezuela, los tratados, pactos y convenciones
internacionales suscritos y ratificados por la República y de conformidad con
la presente Ley.

Parágrafo Único: A los efectos de este Capítulo, se entenderá por


integrante toda persona indígena que forme parte de una comunidad
indígena. También se considera como integrante toda persona no indígena
integrada por vínculos familiares o por cualquier otro nexo a la comunidad
indígena, siempre que resida en la misma.

De la competencia de la jurisdicción especial indígena

Artículo 133. La competencia de la jurisdicción especial indígena estará


determinada por los siguientes criterios:

1. Competencia Territorial: Las autoridades legítimas tendrán


competencia para conocer de cualquier incidencia o conflicto surgido dentro
del hábitat y tierras de los pueblos y comunidades indígenas respectivos.

2. Competencia Extraterritorial: Las autoridades legítimas tendrán


competencia extraterritorial respecto de controversias sometidas a su
conocimiento, surgidas fuera del hábitat y tierras indígenas, cuando las
mismas sean entre integrantes de pueblos y comunidades indígenas, no
revistan carácter penal y no afecten derechos de terceros no indígenas. En

63
este caso, la autoridad legítima decidirá según las normas, usos y
costumbres del pueblo o comunidad indígena y lo dispuesto en el presente
artículo, si conoce o no de la controversia y, en caso negativo, informará a
los solicitantes y remitirá el caso a la jurisdicción ordinaria cuando
corresponda.

3. Competencia Material: Las autoridades legítimas tendrán competencia


para conocer y decidir sobre cualquier conflicto o solicitud,
independientemente de la materia de que se trate. Se exceptúan de esta
competencia material, los delitos contra la seguridad e integridad de la
Nación, delitos de corrupción o contra el patrimonio público, ilícitos
aduaneros, tráfico ilícito de sustancias psicotrópicas y estupefacientes y
tráfico ilícito de armas de fuego, delitos cometidos con el concierto o
concurrencia de manera organizada de varias personas y los crímenes
internacionales: el genocidio, lesa humanidad, crímenes de guerra y
crímenes de agresión.

4. Competencia Personal: La jurisdicción especial indígena tendrá


competencia para conocer de solicitudes o conflictos que involucren a
cualquier integrante del pueblo o comunidad indígena. Las personas que no
siendo integrantes de la comunidad pero que encontrándose dentro del
hábitat y tierras indígenas cometan algún delito previsto en la legislación
ordinaria, podrán ser detenidas preventivamente por las autoridades
legítimas, las cuales deberán poner al detenido a la orden de la jurisdicción
ordinaria conforme a lo dispuesto en el Código Orgánico Procesal Penal.

De la coordinación entre la jurisdicción especial indígena y la ordinaria

Artículo 134. Las relaciones entre la jurisdicción especial indígena y la


jurisdicción ordinaria se rigen por las siguientes reglas:

64
1. Reserva de la jurisdicción especial indígena: las decisiones tomadas
por las autoridades indígenas legítimas sólo serán revisadas por la
jurisdicción ordinaria cuando sean incompatibles con los derechos
fundamentales establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela, los tratados, pactos y convenciones internacionales suscritos y
ratificados por la República.

2. Relaciones de coordinación: La jurisdicción especial indígena y la


jurisdicción ordinaria establecerán relaciones de coordinación y colaboración,
a los fines de prestarse el apoyo requerido para la investigación, juzgamiento
o ejecución de sus decisiones.

3. Conflicto de jurisdicción: De los conflictos entre la jurisdicción especial


indígena y la jurisdicción ordinaria conocerá el Tribunal Supremo de Justicia,
mediante el procedimiento respectivo establecido en la ley que regula la
materia.

4. Protección del derecho a la jurisdicción especial indígena: Cuando la


jurisdicción ordinaria conozca de casos que correspondan a la jurisdicción
especial indígena, debe remitir las actuaciones a esta última.

De los procedimientos para resolver conflictos de derechos humanos

Artículo 135. Contra toda decisión emanada de la jurisdicción especial


indígena, violatoria de derechos fundamentales, se podrá interponer la
acción de Amparo Constitucional ante la Sala Constitucional del Tribunal
Supremo de Justicia, la cual se tramitará conforme al procedimiento previsto
en la ley respectiva y estará orientada según las reglas de equidad,
garantizando la interpretación intercultural de los hechos y el derecho,
tomando en cuenta el derecho propio de los pueblos y comunidades
indígenas involucrados.

Del fortalecimiento del derecho indígena y jurisdicción especial indígena

65
Artículo 136. El Estado garantiza, entre otros, los siguientes mecanismos
para facilitar la aplicación del derecho indígena y el desarrollo de la
jurisdicción especial indígena:

1. Promoción y difusión: El ente ejecutor de la política indígena del país


creará una instancia mixta interinstitucional con participación de
representantes de los pueblos y comunidades indígenas y sus
organizaciones, para el diseño y ejecución de políticas públicas que
promuevan la difusión y el respeto del derecho indígena y la jurisdicción
especial indígena.

2. Programas: El ente ejecutor de la política indígena del país o los


pueblos, comunidades y sus organizaciones indígenas, podrán diseñar y
ejecutar, conjunta o separadamente, programas o proyectos de capacitación
y formación en el pluralismo legal, dirigidos a las autoridades indígenas y a
los operadores de justicia, para facilitar la aplicación del derecho indígena y
la coordinación con la jurisdicción ordinaria.

3. De la enseñanza del derecho indígena: En la enseñanza del derecho y


carreras afines, las instituciones educativas y de formación judicial, de
conformidad con las normas aplicables, incorporarán materias referidas a la
multiculturalidad, pluralismo legal y el derecho indígena, el Estado proveerá
los medios necesarios para la capacitación en materia indígena a los
operadores de justicia, abogados y funcionarios encargados de aplicar la ley
en zonas con predominancia indígena.

Capítulo II: De los derechos de los pueblos y comunidades indígenas y


sus integrantes ante la jurisdicción ordinaria

De los derechos en la jurisdicción ordinaria

Artículo 137. Los pueblos y comunidades indígenas, y cualquier persona


indígena que sea parte en procesos judiciales, tendrán derecho a conocer su

66
contenido, efectos y recursos, contar con defensa profesional idónea, el uso
de su propio idioma y el respeto de su cultura durante todas las fases del
proceso.

El Estado establecerá los mecanismos que permitan superar las


dificultades inherentes a las diferencias culturales y lingüísticas para facilitar
a los indígenas la plena comprensión de estos procesos.

Lo dispuesto en este artículo se aplicará a los indígenas que estén


sometidos o participen en procedimientos administrativos o especiales, en
tanto sean aplicables.

Del derecho a la defensa

Artículo 138. A los fines de garantizar el derecho a la defensa de los


indígenas, se crea la Defensa Pública Indígena, dentro del sistema de
Defensa Pública del Tribunal Supremo de Justicia. Para el nombramiento de
defensores públicos de indígenas se exigirá que los mismos sean abogados
y conozcan la cultura y derechos de los pueblos y comunidades indígenas.
Los defensores públicos de indígenas son competentes para ejercer la
representación y defensa de los indígenas en toda materia y ante toda
instancia administrativa y judicial, nacional e internacional.

Del derecho a intérprete público

Artículo 139. El Estado garantiza a los indígenas el uso de sus idiomas


originarios en todo proceso administrativo o judicial. Se requerirá del
nombramiento de un intérprete, a los fines de prestar testimonios,
declaraciones o cualquier otro acto del proceso. Los actos que hayan sido
efectuados sin la presencia del intérprete serán nulos.

De los informes periciales

67
Artículo 140. En los procesos judiciales en que sean parte los pueblos y
comunidades indígenas o sus miembros, el órgano judicial respectivo deberá
contar con un informe socio-antropológico y un informe de la autoridad
indígena o la organización indígena representativa, que ilustre sobre la
cultura y el derecho indígena. El informe socio-antropológico estará a cargo
del ente ejecutor de la política indígena del país o profesional idóneo.

Definición de Términos Básicos

Baile Mare-mare: En cuanto a su cultura y religión se ha considerado


el mare-mare, que es un baile festivo. El Akaatompo - día de los muertos - en
la festividad más importante de los kariñas, se celebra el 1 y 2 de noviembre.
Los kariñas tienen un dios, un espíritu llamado Capuano, “El Señor de Todo”.
Creen también en la religión católica, pero no mayoritariamente. El Mare-
mare es en su origen una danza indígena, en la actualidad la ejecutan los
indios Waraos del Estado Delta Amacuro y los descendientes de los Caribes
en el Estado Anzoátegui.

Para al mismo tiempo, una música diferente con bailes no indígenas


ha sido practicada en diferentes regiones orientales de Venezuela, con el
nombre del Mare-mare, y esta versión es la que se ejecuta en los actos y
actividades escolares. La mayoría de los bailes se mueven en círculos o en
hileras, avanzando comúnmente y retrocediendo a la vez. Algo de esos
avances y retrocesos se ha aprovechado para esta coreografía.

En nuestro país se conocen, dos tipos de músicas: una indígena y otra


criolla que llevan el mismo nombre de mare-mare. Esta última es la que
utilizamos para el baile que aquí se plantea. Consta de una introducción a la
que sigue la música de las estrofas, divididas en dos períodos desiguales.
Uno de los 4 compases (repetido) y otro de 8 que en realidad es una simple

68
variante; a todo se agrega una pequeña coda tararcada de 4 compases .El
ritmo con que se acompaña es como el del merengue aunquede
movimientos no tan rápidos.

Convivencia: “La convivencia se aprende, es más, es duro y


prolongado hasta para decirse, interminable aprendizaje en la vida de todo
sujeto” (Da Costa, 2003. p.23). Solo se aprende a partir de la experiencia.
Solo se aprende si se convierte en una necesidad. Solo se aprende si se
logran cambios duraderos en la conducta, que permitan hacer una
adaptación activa el entorno personal y social de cada uno.

Si se parte de que vivir en convivencia es vivir en valores aceptados,


compartidos, y puestos en práctica, para la obtención de objetivos comunes,
sería pertinente de afirmación de Ferdinand de Saussure, citado por Da
Costa (2003) cuando expresa que “Un sistema de convivencia, son
elementos indispensables en todas las sociedades humanas para que éstas
alcancen las metas que se han propuesto”. (p.44).

Responsabilidad Social: Para Berman la responsabilidad social se


manifiesta en “la forma como vivimos con los otros y tratamos a los otros”
(p.54). La responsabilidad social es característica de una persona em quien
se puede confiar, quien cumple su promesa, quien respeta su palabra, quien
es un hombre justo, quien no toma ventaja o engaña a otros, quien piensa en
el bien de los otros más que en su propio bien. En

69
Operacionalización de Variables

Objetivo General: Crear Normas de convivencias comunitarias como estrategias de acción participativa para la
consolidación de la responsabilidad social en los ciudadanos y ciudadanas de la comunidad indígena Kariña, ubicada en
el Sector Palmarito, Parroquia Pana Pana, Municipio Heres del Estado Bolívar.
Objetiv0os Específicos Variable Indicadores Fuente Instrument Ítems
o
Realizar un diagnóstico Proceso de Participación Primaria: 1,
social participativo para Incorporación de ciudadana. Ciudadanos y 2
caracterizar la situación la Participación -Control ciudadano ciudadanas de la
actual de la convivencia en Ciudadana. y/o social. comunidad Cuestionario
los ciudadanos y ciudadanas -Deber-Derecho a Palmarito.
de la comunidad Indígena la participación Discentes de la UNES
Kariña de Palmarito en la ciudadana.
Parroquia Pana- Pana.
-Entrevista
Determinar conjuntamente Divulgación y Charlas Primaria: 3,
con los ciudadanos y Promoción -Conferencias Ciudadanos y 4
ciudadanas de la comunidad -Material Impreso ciudadanas de la
Kariña del Sector Palmarito, -Medios de comunidad Cuestionario
los aspectos que Comunicación Palmarito.
fundamentarán las normas -Otros Discentes de la UNES
de convivencia.
Realizar actividades que Proceso de Charlas Primaria: 5,
permitan el desarrollo de incorporación de -Conferencias Ciudadanos y 6
estrategia de acción la Participación -Material Impreso ciudadanas de la
participación, para la Ciudadana -Medios de comunidad Cuestionario
aprobación de las normas Comunicación Palmarito.
de convivencia de los y las -Asamblea de Discentes de la UNES
ciudadanas de la comunidad Ciudadanos.

70
Indígena Kariña.
Diseñar un plan de acción Mecanismos de -Auditorias Primaria: 7,
participativo investigadores- Participación sociales Ciudadanos y 8
ciudadanos y ciudadanas de -Control en la ciudadanas de la Cuestionario
la comunidad. captación y comunidad
ubicación de Palmarito.
recursos Discentes de la UNES
-Consultas
públicas.
-Asamblea de
Ciudadanos.
-Informes
Evaluar los logros de la Mecanismo de -Actas Primaria: 9,
creación de las normas Procesamiento -Informes Ciudadanos y 10
de convivencia de los y las de Resultados -Acciones ciudadanas de la
ciudadanas de la comunidad Correctivas comunidad Cuestionario
Indígena Kariña del Sector -Consultas Palmarito.
Palmarito. Públicas. Discentes de la UNES

71
CAPÌTULO III

METODOLOGÍA

Tipo y Diseño de Investigación

Según Paloma Bru Martín (socióloga):


La investigación-acción participativa (IAP en adelante) es conocer
para transformar; siempre se actúa en dirección a un fin o un “para
qué”, pero esta acción no se hace “desde arriba” sino desde y con
la base social. Dentro de este proceso secuencial “conocer-actuar-
transformar”, la investigación es tan sólo una parte de la “acción
transformadora global”, pero hay que tener en cuenta que se trata
ya de una forma de intervención, al sensibilizar a la población sobre
sus propios problemas, profundizar en el análisis de su propia
situación u organizar y movilizar a los participantes.

Desde la óptica de la IAP, la población es el agente principal de


cualquier transformación social y de su activa colaboración dependerá el
cambio efectivo de la situación que vive. Esta postura rechaza pues el
asistencialismo que impera en la mayor parte de los programas gestionados
“desde arriba” por un Estado benefactor, una institución social o un equipo
técnico de profesionales. Por tanto, el objeto de estudio o problema a
investigar parte del interés de la propia población, colectivo o grupo de
personas y no del mero interés personal del investigador.
En consecuencia, se partirá de la propia experiencia de los
participantes, de las necesidades o problemas vividos o sentidos. Con esta
metodología se trata de explicar, es decir, de entender más y mejor la
realidad, de aplicar, o sea de investigar para mejorar la acción y de implicar,
“principio de dialogicidad” de P. Freire, según el cual el investigador y la
población establecen una relación de comunicación entre iguales, un diálogo
horizontal entre educando y educado, investigador y población basado en la
reciprocidad.

72
La participación de la población, colectivo o grupo puede adoptar dos
formas básicas, aunque entre ambos polos se pueden establecer toda una
serie de posibilidades según cada situación concreta. Así, puede participar
durante todo el proceso, en la selección del problema u objeto de estudio,
diseño de la investigación, trabajo de campo, análisis de resultados y
diagnóstico crítico, elaboración de propuestas, debate y toma de decisiones,
planificación y ejecución de actividades y evaluación de la acción.
O bien de una forma parcial, es decir, participando en algunas de las
fases, por ejemplo en el diseño pero no en la realización de la investigación
para, una vez obtenidos los resultados, discutir y analizar posibles
propuestas de actuación. La colaboración entre los técnicos y los sectores de
base ha de partir de la asunción de un compromiso político-ideológico por
parte de los primeros. Este compromiso explícito supone orientar, ayudar,
movilizar, sensibilizar en la producción de un conocimiento que ayude a
mejorar la propia realidad. Se acaba pues con la pretendida imparcialidad de
la ciencia, o su falta de intencionalidad, siempre se produce un saber para
alguien y/o para algo.
Por último es conveniente señalar que la IAP no es una metodología
de investigación exclusiva, ya que no es la única forma de alcanzar del
desarrollo político, económico, social y cultural de una comunidad, ni
excluyente, dado que no sustituye a otras técnicas de investigación y análisis
de la realidad. Su aplicación dependerá de las posibilidades, necesidades y
recursos con los que nos encontramos en cada situación concreta. No
obstante, hay que recordar que la IAP sólo puede ser aplicada en ámbitos
reducidos, tales como un barrio, organización, distrito, comunidad rural, etc.,
a fin de que la participación sea realmente efectiva y la población llegue a
tomar las riendas del proceso de transformación.
Esto es, de utilizar la investigación como medio de movilización social.
En la IAP, el objeto de estudio tradicional de la investigación social, la
población, pasa a ser sujeto que investiga. Además la convivencia se ejerce

73
en diversos contextos como lo señala Seijo (2009), quien divide la
convivencia en tres dimensiones la política, la social y la cultural,
argumentando que:
La dimensión política de la convivencia se define
fundamentalmente como un derecho de obligaciones
constitucionales, y supone también un compromiso activo y un
sentido de responsabilidad para la sociedad y el bien común. La
dimensión social se basa en la inserción en un contexto
sociocultural común y se refiere a las relaciones mutuas entre los
miembros de la comunidad y la forma en que viven juntos. Por
último, la dimensión cultural remite a la conciencia de poseer un
patrimonio cultural común que define a la comunidad con respecto
a la sociedad que le rodea (pág. 32).

Aunque el autor hace una diferenciación de la convivencia en tres


ámbitos diferentes, de igual modo se puede evidenciar la correlación que
existe entre los mismos, pues son constitutivos de la sociedad y el
entramado de relaciones que se dan entre los individuos que la conforman.

Categorías y Dimensiones
Participación Ciudadana
Normas de Convivencia
Zona Kariña en Palmarito

Unidades de Análisis
La población cifra que indica el total de elementos que están
involucrados en el problema objeto de la investigación según Luna (p.87). El
universo poblacional objeto de estudio, estuvo conformada por todos los
habitantes del sector Palmarito. Por su parte Selltiz (2009), citado por la
UNESR (2010), afirma que población es el conjunto de todos los casos que

74
concuerdan con una serie de expresiones. La población de este sector, está
integrada por un total de 667 aproximadamente.

Selección de la Muestra
La muestra de los habitantes del sector Palmarito, se calculó mediante
la aplicación de la fórmula para proporciones poblacionales y infinitas
propuestas por Bonilla (2007) tal como se expone a continuación:

n= N.Z2.S2 s

E2(N-1)+Z2.S2

Donde:

N = tamaño de la población 667

Z = valor de coeficiente de confianza:1.96

E = error de muestreo asumido 0,05

S = desviación típica estándar: 0,50

Al reemplazar los valores en la formulación obtiene:

n=
667.(1.96)2. (0,50)2. (0,25)2 667. (1,96)2. (0, 25)2
=

(0,05) 2. (667-1)+ (1.96)2. (0,25)2 (0,0025) 2 (666)+ (1,96)2.


=
(
0,0685

=84,102 = 84

Se tomó una muestra de 84 personas

75
Instrumentos de investigación

Se utilizó la técnica de encuesta y el instrumento de cuestionario;


ajustado a los objetivos específicos de la investigación, además del análisis
documental. El instrumento que se utilizará estará basado en el cuestionario
de cumplimiento de la planificación educativa en el plantel objeto de estudio.
Para esta investigación se recabará la información a través del cuestionario.
El cual proporcionó los elementos necesarios para la elaboración del análisis
cuantitativo de los datos y mayor confiabilidad de la investigación.
Según Morales (2002) las técnicas de datos constituye “La expresión
operativa del diseño de investigación, la especificación concreta de cómo se
hará la investigación” (p. 18). En la recolección de la información se aplicará
la técnica de la Encuesta. Munich y Angels (2007) expresan: “La encuesta es
una técnica que consiste en obtener información acerca de una parte de la
población o muestra mediante el uso del cuestionario o la entrevista” (p. 23).
En relación al cuestionario Sierra (2004) señala: cuestionario como un
conjunto de preguntas preparadas cuidadosamente sobre los hechos y
aspectos que interesan en una investigación sociológica para su
contestación por la población o su muestra (p. 305).
En cuanto a la validez, como lo afirma Martínez (1991), se juzga por el
grado de coherencia lógica interna de sus resultados y además por la
ausencia de contradicciones con lo establecido por otras investigaciones, así
mismo, si al observar, medir o apreciar una realidad, se mide o aprecia esa
realidad y no otra, se puede interpretar que la investigación posee un alto
grado de validez interna, y si las conclusiones son aplicables a grupos
similares, esto ayuda a superar la subjetividad. Respecto a la confiabilidad,
en las ciencias humanas es prácticamente imposible reproducir las
condiciones exactas en que un comportamiento y su estudio tienen lugar.

76
Con respecto a la confiabilidad del instrumento se utilizará la Prueba
de Confiabilidad Alpha de Cronbach. Para éste cálculo, se aplicara la
siguiente fórmula:

2
α=
K
(1−
∑ Si )
K −1 Sr 2
Dónde:
K = Número de ítems.
Si2 = La varianza de los ítems.
Sr2 = La varianza de la suma de los ítems
 = Sumatoria.
X = Media Aritmética.

Validación del Instrumento.


Según Hernández (2007), la validez se refiere a “el grado en que el
instrumento mide la variable que pretende medir (p. 243) de acuerdo a este
autor la validez permite dar la condición que debe tener el instrumento en
cuanto a su exactitud y medición. Para la validación del instrumento se
sometió a un proceso de validez, mediante el juicio de experto, los cuales
serán revisados, por el profesional seleccionado para que ejecute esa labor.
La validez según Wiersma (2002) citado por Hernández (2007), es un
concepto del cual puede tenerse diferentes tipos de evidencias: 1) la
evidencia relacionada con el contenido, 2) la evidencia relacionada con el
constructo. El instrumento será validado en relación con el constructo porque
se establece y especifica la relación teórica entre los conceptos y analizando
la correlación se interpreta la evidencia de acuerdo a que tanto clasifica la
validez de constructo de una medición particular.

77
Confiabilidad.
De acuerdo a lo planteado por Kerlinger (1984), la confiabilidad se
define como la exactitud y precisión de un instrumento de medición (p. 312),
la misma se aplicó a una prueba piloto a diez (10) docentes de otro sector del
nivel preescolar. Con la intención de obtener la confiabilidad del instrumento,
se obtuvo en la prueba de Coeficiente Alpha Cronbach (1949), en el cual se
maneja la siguiente fórmula:
2
α=
K
(1−
∑ Si )
K −1 Sr 2

78
CAPÍTULO IV

PRESENTACIÓN DE RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Análisis de los resultados de la investigación

De acuerdo a las características de la interpretación presentada, se


consideró pertinente utilizará el análisis descriptivo, este análisis representa
la exploración de los resultados sobre los porcentajes en los cuadros, “es el
que se encarga de la recolección de los datos para su clasificación,
ordenación y manejo sistemático que permita explicar el comportamiento del
fenómeno que se estudia. (Trillo, 2009, p. 15).
La técnica analítica se expresa a través de la descripción y mediante
un análisis individual de cada dimensión para referirlo a la variable en
estudio. Inferencial es la parte estadística que basándose en el análisis de
los resultados obtenidos en el estudio de una muestra, induce o infiere el
comportamiento o características de la población donde se produce (Ibidem,
p-14).
Las inferencias estadísticas se hacen mediante un análisis
interpretativo de cada uno de los elementos constituidos del estudio en
cuestión y los resultados se presentan en forma de frecuencia de los ítems
que conforman relacionando con el deber ser y el ser de las variables para
luego interpretar y emitir juicios.
Luego de procesar los datos obtenidos se procederá a organizarlos en
cuadros de frecuencia simple, con el tratamiento estadístico porcentual que
permitió representar los resultados para mejor comprensión. El proceso de
tabular supone condensación de los datos mediante un tratamiento y
agrupamiento de los mismos, según su magnitud colocando al lado el
número de veces que se repite cada uno de ellos, para la comparación de
porcentaje (Hernandez, 2009, p. 71).

79
Los cuadros reflejan los resultados que se obtuvieron del instrumento
aplicado a los habitantes de la Comunidad Indígena Kariña. Palmarito
Parroquia Pana- pana. Municipio Heres

CUADRO Nº 1

DISTRIBUCIÓN ABSOLUTA Y PORCENTUAL UN DIAGNÓSTICO


PARA CONOCER, LOS PROBLEMAS QUE PRESENTA
EL SECTOR DONDE VIVE

INDICADORES FRECUENCIA PORCENTAJE


Sí 60 72%
No 24 28%
TOTAL 84 100%
Fuente: Instrumento aplicado. Febrero, 2016

En el Cuadro Nº1 se observa que el 72% de los encuestados,


manifestó que sí un diagnóstico para conocer, los problemas que presenta el
sector donde vive. Mientras que el restante 28% indicó que no.

De estos resultados se infiere que un alto porcentaje reconoce que se


realizó un diagnostico en la comunidad para conocer la problemática
existente en la comunidad objeto de estudio.
En este contexto, encontramos a la comunidad Kariña de Palmarito en
el Municipio Heres del Estado Bolívar, donde a partir de la realización de un
diagnóstico comunitario se pudo determinar la necesidad de construir
e implementar una serie de normas de convivencia que permitan la
coexistencia de todos sus miembros, en armonía y atendiendo al
resguardo de valores como solidaridad, respeto, cooperación, necesarios
para mantener una vida en común, razón por la cual, se considero pertinente
Implementar normas de convivencia comunitaria para consolidar la
responsabilidad social en los y las ciudadanas

CUADRO Nº 2

80
DISTRIBUCIÓN ABSOLUTA Y PORCENTUAL DE LA PARTICIPACIÓN EN
EL DIAGNÓSTICO, SOCIAL PARTICIPATIVO PARA CARACTERIZAR LA
SITUACIÓN ACTUAL DE LA CONVIVENCIA EN LOS CIUDADANOS Y
CIUDADANAS DE LA COMUNIDAD INDÍGENA KARIÑA DE
PALMARITO EN LA PARROQUIA PANA- PANA

INDICADORES FRECUENCIA PORCENTAJE


Sí 60 72%
No 24 28%
TOTAL 84 100%
Fuente: Instrumento aplicado. Febrero, 2016

en el cuadro nº 2, se aprecia que el 72% respondió que si participó en


el diagnóstico social participativo para caracterizar la situación actual de la
convivencia en los ciudadanos y ciudadanas de la comunidad Indígena
Kariña de Palmarito en la Parroquia Pana- pana. El restante 28% mencionó
que no.

Se infiere por los datos, que un alto porcentaje participó en el


diagnóstico social y participativo, con la intención de conocer la situación que
viven la comunidad Kariña con respecto a la convivencia.

CUADRO Nº 3

81
DISTRIBUCIÓN ABSOLUTA Y PORCENTUAL DE LOS ASPECTOS
QUE FUNDAMENTAN LAS NORMAS DE CONVIVENCIA

INDICADORES FRECUENCIA PORCENTAJE


Sí 50 60%
No 34 40%
TOTAL 84 100%
Fuente: Instrumento aplicado. Febrero, 2016

En el Cuadro Nº3, se aprecia que el 60% de los encuestados,


manifestó que sí conoce los aspectos que fundamentan las normas de
convivencia. El restante 40% respondió que no.

En este orden de ideas se debe señalar que en todas las


comunidades existe la necesaria presencia de un determinado número de
habitantes los cuales diariamente interaccionan y conviven en comunidad,
por lo cual, están sometidos al cumplimiento de normas morales
preestablecidas por la sociedad, que de ser alteradas, generan descontento
y malestar entre sus habitantes.

CUADRO Nº 4

DISTRIBUCIÓN ABSOLUTA Y PORCENTUAL DEL CONOCIMIENTO QUE


POSEE SOBRE LAS NORMAS DE CONVIVENCIA

82
INDICADORES FRECUENCIA PORCENTAJE
Sí 60 72%
No 24 28%
TOTAL 84 100%
Fuente: Instrumento aplicado. Febrero, 2016

En el Cuadro Nº 4, se observa que el 72% de los encuestados, indicó


que si posee conocimientos referidos a las normas de convivencia. El 28%
mencionó que no.

La calidad de vida de una comunidad depende de una diversidad de


factores que Determinan el contexto social, económico y político en el que
vivimos. Ellos dependen por una parte, de la gestión publica de quienes
detentan el poder otorgado Democráticamente por el pueblo, por otra, de la
capacidad de los mismos ciudadanos en Involucrarse activamente en el
bienestar de su comunidad, principalmente, mediante la Definición, acuerdo y
cumplimiento de normas de convivencia ciudadana

CUADRO Nº 5

DISTRIBUCIÓN ABSOLUTA Y PORCENTUAL DE LA IMPORTANCIA DE


PARTICIPAR EN LAS ACTIVIDADES QUE PERMITAN EL DESARROLLO
DE ESTRATEGIA DE ACCIÓN PARTICIPACIÓN, PARA LA
APROBACIÓN DE LAS NORMAS DE CONVIVENCIA
DE LOSY LAS CIUDADANAS DE LA COMUNIDAD

83
INDÍGENA KARIÑA

INDICADORES FRECUENCIA PORCENTAJE


Sí 70 83%
No 14 17
TOTAL 84 100%
Fuente: Instrumento aplicado. Febrero, 2016

En el Cuadro Nº 5, referido a la importancia de participar en las


actividades que permitan el desarrollo de estrategia de acción participación,
para la aprobación de las normas de convivencia de los y las ciudadanas de
la comunidad Indígena Kariña, el 73% de los encuestados indicó que si. En
tanto el 17% respondió que no.
La convivencia comunitaria es aquel estado en el cual una pluralidad
de individuos diversos y diferentes interaccionan entre sí en términos de
reconocimiento, tolerancia e imparcialidad, logrando así vivir unos con
otros de manera pacífica y segura. En este sentido, Meritano (2009) señala
que la convivencia es la capacidad de vivir juntos respetando y
consensuando las normas básicas, así como la solución de conflictos, ya sea
previniendo su aparición o evitando su confrontación, cuando ya se
han producido.
Por consiguiente, la convivencia se refiere al manejo de interacciones
y relaciones de los miembros de la familia que estructuran una determinada
organización al grupo, estableciendo para el funcionamiento de la vida
en familia normas que regulen el desempeño de tareas, funciones y roles; es
además, una mezcla de sentimientos, comportamientos y expectativas entre
cada miembro de la familia, lo cual permite a cada uno de ellos desarrollarse
como individuo y le infunde el sentimiento de no estar aislado y de poder
contar con el apoyo de los demás.
Es importante señalar que la convivencia comunitaria como base
o fundamento de toda sociedad, necesita la voluntad expresa y decidida de

84
sus miembros, por ello, para convivir con otros y desarrollar la convivencia se
deben dar un conjunto de dimensiones, desde la propia manera deser,
pensar, sentir, de los puntos de vista y valores personales, la capacidad de
diálogo, el propósito para transformar el entorno, la concepción de
responsabilidad con lo comunitario, son algunos de los comportamientos en
las personas que forman su relación social en los diferentes espacios de
convivencia, permitiendo la relación, entre los criterios personales, las
normas y principios sociales.

CUADRO Nº 6

DISTRIBUCIÓN ABSOLUTA Y PORCENTUAL DE LA PARTICIPACIÓN


EN LAS ACTIVIDADES QUE PERMITAN EL DESARROLLO DE
ESTRATEGIA DE ACCIÓN PARTICIPACIÓN, PARA LA
APROBACIÓN DE LAS NORMAS DE CONVIVENCIA
DE LOS Y LAS CIUDADANAS DE LA COMUNIDAD
INDÍGENA KARIÑA

85
INDICADORES FRECUENCIA PORCENTAJE
Sí 60 72%
No 24 28%
TOTAL 84 100%
Fuente: Instrumento aplicado. Febrero, 2016

En el Cuadro Nº 6, se aprecia que el 72% de los encuestados de


haber participado en las actividades que permitan el desarrollo de estrategia
de acción participación, para la aprobación de las normas de convivencia de
los y las ciudadanas de la comunidad Indígena Kariña. Mientras que él 28%
indicó que no.

La convivencia ciudadana es la base fundamental de la vida


en comunidad. de ella depende la tranquilidad, solidaridad y respeto que
exista entre sus habitantes, por ello, el presente informe tiene como objetivo
implementar normas de convivencia comunitaria para consolidar la
responsabilidad social en los y las ciudadanas de la comunidad Indígena
Kariña

CUADRO Nº 7

DISTRIBUCIÓN ABSOLUTA Y PORCENTUAL DE LA NECESIDAD DE


ELABORAR UN PLAN DE ACCIÓN QUE PRESENTE LAS NORMAS
DE CONVIVENCIA EN EL SECTOR DONDE RESIDE

INDICADORES FRECUENCIA PORCENTAJE

86
Sí 100 100%
No --- ---
TOTAL 84 100%
Fuente: Instrumento aplicado. Febrero, 2016

En el Cuadro Nº 7, se observa que el 100% de los encuestados


respondió estar de acuerdo con elaborar un plan de acción que presente las
normas de convivencia en la Comunidad Kariña en el Sector Palmarito.

Para ello se realizaron una serie de actividades que van desde el


diagnostico participativo para conocer las problemáticas de convivencia de la
comunidad, hasta la construcción y entrega de las normas de convivencia de
la comunidad.

CUADRO Nº 8

DISTRIBUCIÓN ABSOLUTA Y PORCENTUAL DE LA PARTICPACIÓN EN


LA ELABORACIÓN DE ESTE PLAN DE ACCIÓN

INDICADORES FRECUENCIA PORCENTAJE

87
Sí 75 89%
No 09 11%
TOTAL 84 100%
Fuente: Instrumento aplicado. Febrero, 2016

En este cuadro se aprecia que el 89% de los encuestados considera


que si participaría en la elaboración del plan de acción referido a las normas
de convivencia.

Con la Implementación de normas de convivencia comunitaria para


consolidar la responsabilidad social en los y las ciudadanas de la Comunidad
Kariña del Sector Palmarito en el Municipio Heres en el Estado Bolívar; se
busca lograr la integración entre los miembros que hacen vida en la
comunidad así mismo, ofrecer a los habitantes una reglamentación legal que
les permita mantener el orden, respeto y buenas costumbres dentro de su
comunidad, lo cual contribuirá a la consolidación de la paz y la armonía
comunitaria, respetando los derechos de cada uno de los habitantes.

CUADRO Nº 9

DISTRIBUCIÓN ABSOLUTA Y PORCENTUAL DE CÓMO SE


EVALUARÍAN LOS LOGROS DE LA CREACIÓN DE LAS
NORMAS DE CONVIVENCIA DE LOS Y LAS
CIUDADANAS DE LA COMUNIDAD
INDÍGENA KARIÑA DEL SECTOR
PALMARITO

88
INDICADORES FRECUENCIA PORCENTAJE
Escala de Estimación1 10 12%
Lista de Cotejos 10 12%
Actas 25 30%
Informes 35 42%
Otros 04 4%
TOTAL 84 100%
Fuente: Instrumento aplicado. Febrero, 2016

En el Cuadro Nº 9, referido a como se evaluarían los logros de la


creación de las normas de convivencia de los y las ciudadanas; el 42% indicó
informes; el 30% con actas; el 12% escalas de estimación; el 12% listas de
cotejos y el restante 4% otros.

Se infiere de estos resultados que todos opinaron respecto a cada uno


de los instrumentos con que evaluar el plan de evaluación contentivos de las
normas de convivencia

CUADRO Nº 10

DISTRIBUCIÓN ABSOLUTA Y PORCENTUAL DE LA PARTICIPACIÓN


EN LA EVALUACIÓN DEL PLAN DE ACCIÓN

INDICADORES FRECUENCIA PORCENTAJE


Sí 80 95%
No 04 5&

89
TOTAL 84 100%
Fuente: Instrumento aplicado. Febrero, 2016

En el Cuadro Nº10, se aprecia que el 95% de los encuestados,


manifestó que si participaría en la evaluación del plan de acción contentivo
de las normas de convivencia. Mientras que el 5% indicó que no.

Se infiere que un elevado porcentaje de la población encuestada,


considera que si participaría en la evaluación del plan de acción, `por cuanto
es para ellos mismos que se elaboran las normas de convivencia-

CAPÍTULO V;

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

Conclusiones

90
La participación comunitaria que se desarrolla en el espacio habitado,
en este caso el barrio, un barrio específico, une las formas sociales de
organización a los aspectos urbanísticos, ambientales y de conservación.
Más allá de ocuparse, entonces, de los problemas administrativos que
vincula a los seres humanos en la vida comunitaria, se encuentra el aspecto
estético de conservación no sólo para satisfacer indicadores de calidad de
vida; en la forma estética se conservan los contenidos históricos de los
espacios que permiten recuperar modos de vida que ocuparon un tiempo y
un espacio.

La calidad de vida de una comunidad depende de una diversidad de


diversidad de factores que determinan el contexto social, económico y
político en el que vivimos. Ellos dependen por una parte de la gestión pública
de quienes detentan el poder otorgado democráticamente por el pueblo, por
otra, de la capacidad de los mismos ciudadanos en involucrarse en el
bienestar de su comunidad.

Cualquier comunidad requiere de disposiciones que normen su


convivencia, la manera de comunicarse, relacionarse y actuar. Es así como
existen tratados, convenios y convenciones que regulan la convivencia de la
comunidad internacional, leyes nacionales que norman la vida de la
República; leyes regionales y ordenanzas que disponen la cohabitación en
los Estados y Municipios respectivamente.

Del mismo modo la comunidad, que integran ciudadanos y ciudadanas


que habitan en el Consejo Comunal, necesitan normar su convivencia, la de
los vecinos entre sí, para mejorar la calidad de vida, evitar problemas o
facilitar la solución de éstos. No es solamente que la lógica y el buen criterio
lleven a concluir que es necesario aprobar las normas de convivencia de la
comunidad, tiene el propósito de consolidar las bases para la vida armoniosa

91
y contendrá lo que ahora solo se menciona de manera enunciativa, no
exhaustiva.

La preservación de la seguridad de las personas y sus bienes, así


como del orden público, constituyen aspecto fundamental, como es
indispensable contenga normas sobre el ambiente y ornato, el cuidado del
buen estado de bienes públicos y comunales, la circulación de tránsito
personal y vehicular, la utilización de espacios públicos; la venta e ingesta de
bebida alcohólicas en espacios abiertos; la colocación de afiches y pinturas
en paredes dentro de la comunidad, asñi como manchas, sucios o trayas en
ella.

Analizar la participación comunitaria en un espacio social urbano como


lo es un barrio, tomando como eje fundamental a quienes lo habitan, obliga a
detenerse en la percepción que los habitantes del barrio tienen del mismo y
la identificación de los factores considerados relevantes del espacio
habitado, en tanto que variantes significativas en la búsqueda de calidad de
vida. Se parte de la consideración que siendo el espacio urbano habitado
(barrio) el entorno inmediato del individuo, donde se desarrolla la vida familiar
y se establecen las relaciones con el entorno natural y social, el barrio puede
representar o constituirse en un espacio vital donde los individuos se
involucran, participan e invierten recursos materiales y esfuerzo físico en su
conservación y mejora. La búsqueda de calidad de vida, la identidad cultural,
el sentido de pertenencia, la convivencia en la comunidad y la participación,
entre otros factores, podrían jugar un papel fundamental en el desarrollo o
estancamiento del sector.
Es innegable que los elementos o factores que atañen a los diversos
órdenes de la vida del hombre se transforman, desaparecen o se mantienen
de manera continua, de acuerdo a los procesos que transcurren en la
sociedad global, condicionando así la representación de su calidad de vida,
la cual consideramos es el resultado de la interacción del proyecto de vida

92
individual con las instituciones sociales, en el marco de un contexto social
específico y en un momento histórico determinado. De allí la importancia de
indagar sobre la relación que pudiera tener los estilos de vida, la
participación comunitaria y la significación que tiene el espacio habitado en la
búsqueda de la calidad de vida.
Las normas sin sanción invitan a su incumplimiento, por lo que debe
contener la penalización de los infractores, así como los mecanismos para
investigar, sancionar y hacer viables las amonestaciones o alertas a los
vecinos. La penalización puede ir orientada, fundamentalmente, al
establecimiento de multas y a la realización de trabajos comunitarios.

Las dinámicas sociales que actualmente se articular estructuralmente


donde se les da soluciones a las necesidades socio-comunitarias. Buscan
ampliar un ámbito mucho más adecuado en la aplicación del papel que juega
de manera determinante en la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela.

A continuación se presentan las conclusiones de esta investigación:

 El 72% de los encuestados, manifestó que sí un diagnóstico para


conocer, los problemas que presenta el sector donde vive. Mientras que el
restante 28% indicó que no.
 El 72% respondió que si participó en el diagnóstico social participativo
para caracterizar la situación actual de la convivencia en los ciudadanos y
ciudadanas de la comunidad Indígena Kariña de Palmarito en la Parroquia
Pana- pana. El restante 28% mencionó que no.
 El 60% de los encuestados, manifestó que sí conoce los aspectos que
fundamentan las normas de convivencia. El restante 40% respondió que no.
 El 72% de los encuestados, indicó que si posee conocimientos
referidos a las normas de convivencia. El 28% mencionó que no.

93
 El 73% de los encuestados indicó que si referido a la importancia de
participar en las actividades que permitan el desarrollo de estrategia de
acción participación, para la aprobación de las normas de convivencia de los
y las ciudadanas de la comunidad Indígena Kariña. En tanto el 17%
respondió que no.
 El 72% de los encuestados de haber participado en las actividades
que permitan el desarrollo de estrategia de acción participación, para la
aprobación de las normas de convivencia de los y las ciudadanas de la
comunidad Indígena Kariña. Mientras que él 28% indicó que no.
 El 100% de los encuestados respondió estar de acuerdo con elaborar
un plan de acción que presente las normas de convivencia en la Comunidad
Kariña en el Sector Palmarito.
 El 89% de los encuestados considera que si participaría en la
elaboración del plan de acción referido a las normas de convivencia.
 En el Cuadro , referido a como se evaluarían los logros de la creación
de las normas de convivencia de los y las ciudadanas; el 42% indicó
informes; el 30% con actas; el 12% escalas de estimación; el 12% listas de
cotejos y el restante 4% otros.
 El 95% de los encuestados, manifestó que si participaría en la
evaluación del plan de acción contentivo de las normas de convivencia.
Mientras que el 5% indicó que no.

Recomendaciones

.- Primero los ciudadanos y ciudadanas de la Comunidad Indígena


Kariña en Palmarito, tienen la urgente necesidad de organizarse y conocer el
basamento legal que los faculta para incorporarse de inmediato y con bases

94
sólidas de participación ciudadana, se distingo de raza, religión, posición
social, formación académica, tendencia político-partidista, entre otros.

.- Involucrar a la comunidad de la formulación, decisión y seguimiento


de las políticas públicas la aplicación de las propuestas que hacen dentro de
las mismas comunidades.

.- En este orden de ideas, se recomienda a los bachilleres


universitarios de las distintas áreas del conocimiento a ejecutar su labor
social en la educación y promoción de la participación ciudadana, esto a su
vez, contribuye a darle cumplimiento a la Ley de Servicio Comunitario.

.- El Consejo Comunal en conjunto con el capitán de la comunidad


Karina son los encargados de la participación, articulación e integración entre
las diversas organizaciones comunitarias, grupos sociales, los ciudadanos y
ciudadanas, que permiten al pueblo organizado, ejerce directamente la
gestión de políticas y proyectos orientados a responder las necesidades y
aspiraciones de la comunidad en la construcción de una sociedad de
equidad y justicia social.

CAPÍTULO VI:

PROPUESTA

95
La participación comunitaria constituye una de las iniciativas que en la
actualidad están favoreciendo los procesos de desarrollo y revitalización de
los espacios urbanos habitados. Dicha participación se expresa de forma
diferenciada dependiendo del estilo de vida de los agentes; el cual constituye
un factor determinante en la búsqueda de calidad de vida. Desde cada estilo
de vida se establecen relaciones entre lo material, lo cultural y lo simbólico,
así como formas de interconexión individual y colectiva con el entorno social
y natural que pudieran representar una potencial contribución a la
comunidad.
De acuerdo a estos planteamientos, el presente estudio indaga
respecto a cómo, desde los estilos de vida, se estructuran formas de
participación comunitaria orientadas por la búsqueda de calidad de vida y de
qué manera dicha participación podría constituirse en un factor impulsor del
desarrollo del espacio habitado.
Mediante un acercamiento empírico se realiza un sondeo para
identificar cómo se percibe, desde los estilos de vida, la relación con el medio
social y cultural que supone el barrio como contexto más inmediato de la vida
y de qué manera esta relación de carácter individual y colectiva se asocia a
la búsqueda de calidad de vida e incentiva y fomenta la revitalización y
desarrollo de la Comunidad Kariña. Las respuestas a estas interrogantes son
producto de la identificación de las articulaciones que vinculan tanto estilo de
vida y procesos de participación comunitaria, como calidad de vida y espacio
habitado en pobladores de un barrio patrimonio de la humanidad.
La necesidad de revitalizar un espacio social urbano, tomando como
eje fundamental quienes lo habitan, obliga detenerse en la detección de los
factores que constituyen los elementos claves de la percepción del espacio
habitado, como variante significativa en la búsqueda de calidad de vida. El
espacio urbano habitado constituye el entorno inmediato del individuo, donde
se desarrolla la vida familiar y se establecen las relaciones con el contexto
natural y social, éste puede representar o constituirse en un espacio vital

96
donde la gente se involucra, participa e invierte recursos materiales y
esfuerzo físico en su conservación y mejora.
Por esta razón, la búsqueda de calidad de vida, la identificación
cultural, el sentido de pertenencia, la convivencia comunal y la participación,
entre otros, juegan un papel fundamental en el desarrollo o estancamiento
del barrio (De Pablos y Sánchez, 2003).

1.- Planificación. Diagnostico. .Requisitos Legales y teóricos. Objetivos


y Metas. Participación Ciudadana. Plan de Acción

La convivencia como base del progreso humano y elemento esencial


para una sana interacción entre los ciudadanos, es una forma de asumir de
manera consciente, los cambios adaptados al desarrollo de sociedades
modernas, donde las comunidades organizadas se constituyen en la base
principal para alcanzar sus objetivos comunes.
La realidad actual, indica la necesidad de crear normativas para
reforzar los principios y valores ciudadanos, acordes con el espacio y las
condiciones del sector, que ofrezca a los vecinos, una herramienta, para
mejorar las relaciones entre los particulares y fomentar la cultura de paz, la
prevención del delito, el mejoramiento del medio ambiente así como de otros
aspectos que afectan el entorno de la comunidad.
Esta propuesta no debe entenderse como un afán de crear nuevas
regulaciones a las ya previstas, ni de controlar en exceso, la vida de los
particulares, persigue constituirse en un instrumento, que eleve los niveles de
conciencia ciudadana en los vecinos de esta localidad, donde se cumplan las
normas por convicción y no por temor a una sanción,  generando una
respuesta democrática y equilibrada a las nuevas situaciones de la sociedad
moderna, basándonos en el reconocimiento de los derechos y garantías de
todo ser humano como ser sociable, así como  la necesidad de asumir los
deberes de una sana convivencia.

97
Luego de haber realizado el diagnóstico en la Comunidad Kariña en
Palmarito, se puede indicar que se realizaron las visitas correspondientes
con los miembros de la Comunidad Kariña, su capitán y el Consejo Comunal.
Con la intención de conocer la problemática allí existente, indicando que esta
comunidad no posee las normas de convivencia.
Esta actividad se sustenta en la Constitución Nacional de la República
Bolivariana de Venezuela, la Ley de Consejos Comunales y la Ley Orgánica
de los Pueblos y Comunidades Indígenas.

Entre los objetivos que se plantean, se tienen los siguientes:


.- Conocer la realidad existente dentro de la Comunidad Kariña en el
sector Palmarito.
.- Realizar reuniones con los miembros de la Comunidad Karinña, el
capitán de la Comunidad y los miembros del Consejo Comunal, para elaborar
las normas de convivencia.
.- Plantear las normad de convivencia para la comunidad Kariña.
Entre las Metas se tienen las siguientes:

En un 100% conocer la realidad existente dentro de la Comunidad


Kariña en el sector Palmarito.
.En un 100% participar en las reuniones con los miembros de la
Comunidad Karinña, el capitán de la Comunidad y los miembros del Consejo
Comunal, para elaborar las normas de convivencia
En un 100% elaborar las normad de convivencia para la comunidad
Kariña.

De igual manera se espera toda la participación ciudadana, y


protagónica.

PLAN DE ACCION

98
Objetivos Actividades Responsables Lapso de
Específicos Ejecución
Conocer la .- Realizar un Estudiantes de la 2 semanas
realidad existente diagnóstico. Misión Sucre,
dentro de la .- Conocer los Capitán de la
Comunidad problemas de la comunidad,
Kariña en el comunidad. miembros de la
sector Palmarito. .- Enunciar los comunidad.
problemas de la Consejo
comunidad- Comunal
Realizar .- Organizar Estudiantes de la 4 semanas
reuniones con los encuentros con Misión Sucre,
miembros de la la comunidad. Capitán de la
Comunidad .-Organizar comunidad,
Karinña, el reuniones con el miembros de la
capitán de la capitán de la comunidad.
Comunidad y los comunidad. Consejo
miembros del Organizar Comunal
Consejo reuniones con
Comunal, para miembros del
elaborar las Consejo
normas de Comunal
convivencia.
Plantear las .- Organizar Estudiantes de la 4 semanas
normad de equipos de Misión Sucre,
convivencia para trabajo para Capitán de la
la comunidad elaborar las comunidad,
Kariña. normas de miembros de la
convivencia comunidad.
Consejo
Comunal

2. Medición y Evaluación del Plan


Todos los miembros deben evaluar la aplicación del plan de
evaluación que contiene las normas de convivencia.

99
3. Revisión y Mejoramiento
De acuerdo a las evaluaciones realizadas, se deben realizar reuniones
para darle un seguimiento a la ejecución del plan de acción.

BIBLIOGRAFÍA

Arenas, René (1988) Metodología de la Tesis. Argentina: McGraw-Hill.

100
Bru Martín, P. La Investigación-Acción Participativa como metodología de
mediación e integración socio-comunitaria.
Constitución de la República de Venezuela (1999). Caracas: Asamblea
Nacional Constituyente.
De Pablos, J. y Sánchez, L. (2003). Estilos de vida y revitalización del
espacio urbano. Paper. Revista de Sociología, (7):11–31. [Fecha de
acceso 12 febrero de 2006]. URL disponible en: http://www. 91 Estilos
de Vida y Participacion Comunitaria
bib.uab.es/pub/papers/02102862n71p11.pdf
Diario responsable: Responsabilidad Social (*) + Eficiencia = Desarrollo
Sostenible
Dorta, C (2008) La convivencia ciudadana y la calidad de vida en habitantes
del Municipio Libertador del Estado Trujilloo.
Escotet, (1985) Técnicas de Investigación Educacional. Piadós. Buenos
Aires.
Gabaldón, L. (2008). Ley de Policía se elaboró con colaboración de todos los
sectores. Entrevista 16/03/2008. Caracas: RNV
Galán, A., (2008) ¿Cómo elaborar una tesis? Colombia: Trillas.
González, M. (2002). Importancia del diagnóstico criminológico en la
prevención comunitaria de la criminalidad. Bolivia: UCLV
Herrera (1994) Metodología de la Investigación. INFORHUM. Maturín.
Venezuela
Hurtado, J. (2000). Metodología de la Investigación Holística. Caracas:
SYPAL – IUTEC
Ley de los Consejos Comunales. (2006). Publicada en Gaceta Oficial Nº
5.806 de fecha Abril, 10
Ley Orgánica del Poder Municipal (2005) Gaceta Oficial de la República
Bolivariana de Venezuela Nº 38.204.Junio 08, 2005-
Ley Orgánica Le de los Pueblos y Comunidades Indígenas
Ley de los Consejos Comunales.

101
Melucci, A. (2001). Vivencia y Convivencia. Teoría social para una era de la
información. Madrid: Trotta.
Morales (2002). Investigación Social. Editorial Grijalbo. Caracas
Morles, M (2008). Investigación y Planteamiento. U.C.V. Ediciones de la Facultad de
Humanidades. Caracas, 1990.

Múnich y Angels (2007) Métodos y Técnicas de Investigación. Editorial trillas.


México.
Palella y Martins (2006) Métodos de Investigación. FEDEUPEL.Caracas.
Sabino, C (2008) Técnicas de Investigación. Caracas
Seminario Internacional de Protección Ambiental y Responsabilidad Social
SIERRA, B. (2004). Técnicas de Investigación Social Teoría y Praxis.
Editorial Paraninfo, Madrid.
UNESCO: Instrumentos Normativos: Declaración universal sobre Bioética y
Derechos Humanos
UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA (2010) Técnicas de Documentación e
investigación II. Caracas, Venezuela
Vasquez, B. (2008) Docente e Investigadora. Proyecto Ciudadanía,
Identidades y Democracia desde el Ser y el Saber.
Witker, J. (1999). Metodología de la Investigación Jurídica. México: Mc Graw
Hill
Yepes, Gustavo A. y Wilmar Peña, Luis F. Sánchez. "Responsabilidad Social
Empresarial Fundamentos y Aplicaciones en las organizaciones de
hoy." Universidad Externado de Colombia Facultad de Administración
de Empresas. Septiembre de 2007.

102
ANEXOS

103
ANEXO Nº 1

CUESTIONARIO APLICADO

1.- ¿Se realizó un diagnóstico para conocer, los problemas que presenta el
sector donde vive?

Sí___ No___

104
2.- ¿Participó usted, en el diagnóstico, social participativo para caracterizar la
situación actual de la convivencia en los ciudadanos y ciudadanas de la
comunidad Indígena Kariña de Palmarito en la Parroquia Pana- Pana?

Sí___ No___

3.- ¿Conoce usted, los aspectos que fundamentarán las normas de


convivencia?

Sí____ No____

4.- ¿Conoce usted, las normas de convivencia?

Sí____ No ____

5.- Considera importante participar en las actividades que permitan el


desarrollo de estrategia de acción participación, para la aprobación de las
normas de convivencia de los y las ciudadanas de la comunidad Indígena
Kariña?

Sí ___ No ___

6.- ¿Ha participado usted, en las actividades que permitan el desarrollo de


estrategia de acción participación, para la aprobación de las normas de
convivencia de los y las ciudadanas de la comunidad Indígena Kariña?

Sí ____ No____

105
7.- ¿Considera usted necesario que se elabore un plan de acción que
presente las normas de convivencia en el sector donde reside ?

Sí ____ No ___

8.- ¿participaría usted, en la elaboración de este plan de acción?

Sí ____ No ____

9.- ¿Cómo se evaluarían los logros de la creación de las normas


de convivencia de los y las ciudadanas de la comunidad Indígena Kariña del
Sector Palmarito?

Escalas de Estimación ___ Lista de Cotejo ____

Actas ____ Informes ___ Otros____

10.- ¿Participaría usted, en la evaluación del plan de acción?

Sí ___ No ____

106
AMEXO Nº 2

NORMAS CONVIVENCIA

NORMAS DE CONVIVENCIA COMUNITARIA EN LA COMUNIDAD KARIÑA


EN PALMARITO EN LA PARROQUIA PANA-PANA EN EL MUNICIPIO
HERES EN EL ESTADO BOLÍVAR

La calidad de vida de una comunidad depende de una diversidad de


factores que Determinan el contexto social, económico y politico en el que
vivimos. Ellos dependen por una parte, de la gestión publica de quienes

107
detentan el poder otorgado Democráticamente por el pueblo, por otra, de la
capacidad de los mismos ciudadanos en Involucrarse activamente en el
bienestar de su comunidad, principalmente, mediante la Definicion, acuerdo y
cumplimiento de normas de convivencia ciudadana. 

CAPITULO I
DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1: El presente Reglamento y Normas de Convivencia


Ciudadana tienen por objeto, regular la convivencia ciudadana en el Sector
La Horqueta, Municipio San Fernando, Estado Apure, tiene como objetivo
establecer las normas fundamentales de convivencias ciudadana y vecinales,
que regirán sobre la participación, organización comunitaria, derechos y
deberes ciudadanos, en lo polt0069co, moral, social y económico, que tiene
un carácter vinculante para su efecto sobre los Ciudadanos, Ciudadanas y
miembros del Consejo Comunal de la Comunidad Kariña, haciendo ñenfasis
en la necesidad colectiva de garantizar la paz, el orden público, la seguridad,
y el estricto cuido del medio ambiente. 
Artículo 2: Todos los habitantes de la comunidad están en la
obligación de cumplir y hacer cumplir las normas de convivencia y prestar
toda la colaboración necesaria para el estricto cumplimento de las mismas. 

Artículo 3: Cualquier hecho que viole las disposiciones contenidas en


este ordenamiento, debera ser denunciado ante el Comité de Seguridad o el
organismo competente, quienes son los llamados a garantizar que se
cumplan las normas y darle tutela efectiva los derechos colectivos de la
comunidad. 

CAPITULO II

108
DEL COMPORTAMIENTO DE LOS CIUDADANOS Y CIUDADANAS EN LA
COMUNIDAD Y EN LUGARES PUBLICOS

Artículo 4: No se permite realizar necesidades fisiológicas en lugares


públicos, fachadas de edificios, casas o cualquier tipo de inmuebles del
Sector. 

Artículo 5: Está prohibido ingerir bebidas alcohólicas en calles, aceras,


inmediaciones de licorerías, abastos o cualquier otro sitio que las expendan,
en lugares públicos incluyendo los frentes de los expendios de bebidas
alcohólicas ubicadas en la comunidad, asi como también no se permite la
venta de bebidas alcohólicas sin el debido permiso. 

Artículo 6: No se permite rayar, colocar afiches, pegar propagandas ni


cualquier otro hecho de vandalismo que afecte la propiedad privada o
pública. Quien sea encontrado realizando alguno de estos hechos, deberá
correr con los gastos de restauración. 

Artículo 7: Se prohíbe realizar cualquier tipo de ofrecimiento de


apariencia o que sugiera alguna actividad de carácter sexual. 

Artículo 8: No se permite la realización de actividades de venta de


artículos pirotécnicos, sin las debidas autorizaciones correspondientes. Y
queda prohibida la venta de sustancias psicotrópicas o de uso ilícito dentro
de la comunidad. 

Artículo 9: Todos los Ciudadanos y Ciudadanas pertenecientes al


Consejo Comunal comunidad Kariña deberán mantener una conducta de
solidaridad, apoyo y armonía entre si y de buenas relaciones vecinales que
garanticen un ambiente agradable y de mutuo respeto. 

109
Artículo 10: Todos los Ciudadanos y Ciudadanas deben mantener el
respeto a las ideologías políticas, religiosas y de cualquier otra índole con los
todos los habitantes residentes, eventuales y transeúntes. 

CAPITULO III
DEL USO DE LAS CALLES Y VIAS PUBLICAS
Artículo 11: El paso peatonal y vehicular deberán realizarse
exclusivamente por los lugares que han sido demarcados para ese fin. 

Artículo 12: De conformidad con lo establecido en la Ordenanza de


Transito y Circulación de Vehículos y Personas, en el Municipio Capital, los
vehículos automotores no podrán estacionarse en los siguientes lugares:

 Sobre las aceras.


 En los pasos peatonales.
 En las paradas del transporte colectivo.
 En las aéreas de intercepción.
 Haciendo doble fila.
 Interrumpiendo el libre tránsito de entrada y salida de inmuebles
(garajes, comercio, cln0069cas, entre otros).
 Frente a los hidrantes.
 A menos de 15 metros (15) de las esquinas y curvas.
 Al lado de obstrucciones de la via publica, debido a reparaciones de la
misma, instalación de servicios, Etc. 

Artículo 13: Esta terminantemente prohibido realizar competencias,


piques o cualquier actividad que represente un peligro a los conductores o
peatones, bienes muebles o inmuebles de la comunidad. 

110
Artículo 14: Los dueños de talleres y cualquier comercio deben
mantener su frente despejado y limpio y proveer a sus clientes de
estacionamientos para no afectar las vallas y calles. 

Artículo 15: Se prohíbe las reparaciones de vehículos en las calles y


aceras de esta Comunidad. 

Artículo 16: Cuando se laven vehículos deberán secar las aguas y


limpiar el sector de la calle afectada. 

Artículo 17: El Comité de Seguridad del Consejo Comunal está


facultado para colocar afiches de infracción en los vehículos que
incumplieren con el presente artículo. El uso de las calles, aceras, vias de
accesos se someten a la ley especial de tránsito terrestre y su reglamento y
las ordenanzas de la Alcaldía y su reglamento que rigen la materia. 

Artículo 18: Los vehículos automotores, motocicletas o cualquier otro


vehículo deben circular por las calles con una velocidad máxima de 10 Km/Hr
y por su derecha respectiva, así como los conductores que circulan en calles
ciegas o callejones, no deben acelerarlas de manera excesiva, para evitar
riesgos a los peatones y sonidos molestos. 

Artículo 19: La obstrucción de calles por materiales de construcción,


escombros o de cualquier otra índole no debe exceder de 72 horas contadas
desde su colocación. 

Artículo 20: Las calles y aceras no deben afectarse con rupturas,


zanjas o cualquier modificación sin previa participación y permisología por el
Consejo Comunal y la Alcaldía.

Artículo 21: Cualquier otra acción contraria a las normas internas que
anteceden serán sometidas de acuerdo a lo estipulado por la ley de transito
terrestre, su reglamento y las ordenanzas municipales que rigen la materia. 

111
Artículo 22: En caso de colocación de reductores de velocidad en las
calles de la comunidad deben someterse a lo establecido en la ley de tránsito
terrestre y su reglamento. 

Artículo 23: Mantener en sitios visibles la identificación de las


viviendas, negocios de acuerdo a la información dada por la autoridad
competente. 

CAPITULO IV

SEGURIDAD Y PROTECCION CIUDADANA

Artículo 24: Es obligación de todos los Ciudadanos y Ciudadanas,


velar por la seguridad del sector, por consiguiente, deberán notificar lo antes
posible a los miembros del Comité de Seguridad y Protección Integral o a
cualquier otro integrante del Consejo Comunal, sobre cualquier irregularidad
o situación extraña que pudiera afectar negativamente nuestra área
geográfica. Deberá notificar por escrito en caso de Mudanzas, o vacaciones
el estado de la casa o persona que queda en custodia de la misma. 

Artículo 25: Todos los Ciudadanos y Ciudadanas, pueden acudir a


cualquier integrante del Consejo Comunal Kariña en Palmarito, para notificar
(por escrito) cualquier aspecto o eventualidad que presente inherente a la
Comunidad. 

CAPITULO V

DEL USO DE SERVICIOS PUBLICOS Y PRIVADOS

112
Artículo 26: Las bolsas de basuras deberán ser colocadas en los
lugares destinados para ello y en la hora indicada por cada sector, dicha hora
deberá ser cercana al momento que pasa el camión recolector así como los
desechos sólidos tales como: escombros, chatarras, artefactos, colchones,
etc., deberán ser colocados en los lugares destinados para su recolección en
operativos acordados con las instituciones respectivas y el Consejo
Comunal. 

Artículo 27: Toda toma de los servicios de aguas blancas, negras y de


electricidad, deben estar autorizadas por el consejo comunal de la
comunidad Kariña en Palmarito.

CAPITULO VI

CELEBRACIONES DE FIESTAS Y REUNIONES

Artículo 28: Está prohibido escuchar música a todo volumen con


cornetas colocadas fuera de los hogares o en vehículos, ya que ocasionan
molestias que violan los derechos de los vecinos del sector. 

Artículo 29: Notificar al consejo comunal con por lo menos (05) cinco
días de anticipación de la actividad bien sea religiosa, familiar, política,
pública o comercial o de cualquiera otra índole a realizar 

Artículo 30: El vecino u ente solicitante se hace responsable tanto de


los daños materiales y morales que puedan acarrearse motivo de la
realización del evento 

Artículo 31: Los permisos no deben ser otorgados en los siguientes


casos:

a. En casos que el evento a realizar afecte a personas con enfermedades


graves debidamente justificadas ante el Consejo Comunal.

113
b. Actos funerales en casas vecinas.

c. En casos de obstrucción total de la vias y calles.

Artículo 32: Todos los vecinos, vecinas, ciudadanos y ciudadanas que


pertenecen a la comunidad la Horqueta están obligados a asistir a las
reuniones y asambleas a las horas y fechas convocadas por los comités,
mesas técnicas u otros vecinos de dicha comunidad, con carácter necesario
y obligatorio. 

Artículo 33: Cualquier otra acción contraria a las normas internas que
anteceden será sometida de acuerdo a lo estipulado por la ley
correspondiente y las ordenanzas municipales que rigen la materia. 

CAPITULO VII

DE LA CONSERVACION DEL MEDIO AMBIENTE

Artículo 34: Se prohibe arrojar desperdicios y aguas residuales o


servidas en la vía publica. La persona que fuese encontrada arrojando
desperdicios debera ser objeto de llamado de atención por cualquier
miembro de la comunidad y esta sujeto a la ley y reglamento del ambiente y
ordenanzas municipales. 

Artículo 35: Los desechos de los edificios, casas o establecimientos


comerciales deben ser colocados en bolsas especiales y en lugares previstos
para tal fin, respetando el horario y dias establecido por el aseo urbano para
esta comunidad, para ser recolectada sin causar molestias a los ciudadanos
ni obstaculizar las vías de comunicación y aceras. 

Artículo 36: Están  prohibido emitir ruidos y olores que molesten o


perturben la armonía dentro de la comunidad. Se entiende por ruidos y olores
molestos, aquellos que son perjudiciales o nocivos para la salud de los

114
habitantes o que impidan el buen desenvolvimiento de sus actividades
cotidianas, Igualmente se consideran ruidos y olores los que contaminan el
ambiente.

En el marco de esta disposición será regulado el volumen del sonido


en las reuniones, fiestas y cualquier tipo de recepción o espectáculo público
o privado, que de alguna manera pueda distorsionar un ambiente acorde a la
condición de la comunidad. Igualmente, se restringirá el uso de parlantes y
equipos de sonido entre las 12.00 a.m. y las 6.00am en da0073 de semana y
entre las 2.00am y las 8.00am en fines de semana. 

CAPITULO VIII
DEL MANEJO Y PRODUCCION DE ANIMALES DOMESTICOS Y OTROS
ANIMALES
Artículo 37: Los hogares donde hallan animales domésticos, deberán
cumplir con las normas sanitarias para no causar riesgos al ambiente que
afecten la salud de los vecinos y vecinas. 

Artículo 38: El dueño de un animal o la persona que lo tenga bajo su


guarda o custodia, estarán obligados a proporcionarles alimento y atención
sanitaria, así como facilitarles un alojamiento adecuado dependiendo de su
especie y tomando en consideración las condiciones Impuestas por las
normas de protección animal. 

Artículo 39: Se prohíbe que los animales domésticos hagan sus


evacuaciones sobre las aceras, calles, plazas, parques o cualquier via de
uso y de dominio público. El dueño o la persona que lo tiene bajo su guarda
o custodia, deberá recoger las deposiciones y dejar el sitio en buen estado y
al servicio óptimo de los que transiten por el mismo. 

Artículo 40: Todos los perros deberán ser llevados debidamente con
sus correas y/o cadenas, con sus respectivos collares. Todos los perros no

115
domesticados con conductas públicas no adquiridas deberán además, estar
provistos de bozal. Los animales deben estar con todas sus vacunas
correspondientes al día. El dueño o el que lo tiene bajo su cuidado será
directamente responsable por el hecho Ilícito o el daño que el animal causare
a terceros o a cosas de la vía pública y privada y quedara obligado a reparar
lps daños ocasionados. 

Artículo 41: Los animales con propósito de cría domésticos para


consumo humano u otro fin deben estar bajo condiciones sanitarias y de
ambiente que no afecten al vecino y que están acorde con las normas de
conservación del medio ambiente. 

Artículo 42: Si algún ciudadano, ciudadana, bien cualquiera que sea


fuese agraviado como consecuencia del ataque de animales propiedad de
otro ciudadano o ciudadana de manera injustificada, el ciudadano o
ciudadana dueño del animal o animales asumirá de inmediato la
responsabilidad de gastos y otros compromisos correspondientes a los
daños y perjuicios producidos 

CAPITULO IX

DE LA TENENCIA DE TERRENOS Y PARCELAS

Artículo 43: El propietario de terreno o parcela deberá mantenerla


limpia y en buen estado de cuido e higiene, para no perjudicar a los vecinos
aledaño y el ornato del area. 

Artículo 44: Queda obligado todo propietario o ocupante de la parcela


o vivienda a mantener el frente limpio y despejado y que no interrumpan el
libre tránsito y ornato de la misma 

Artículo 45: Todo propietario se hace responsable de los deberes


tributarios que se generen de la tenencia del bien, ante los organismos y

116
queda obligado a mantener un estado de solvencia y ordenamiento territorial
vigente. 

Artículo 46: Todas las construcciones de mejoras rellenos deberán ser


notificadas y solicitar los permisos al Consejo Comunal y al Municipio,
respetando las normas de este reglamento y ambientales y leyes que rigen la
materia. 

Artículo 47: Queda obligado el propietario o representante de la


parcela a participar al Consejo Comunal y a los vecinos colindantes de las
construcciones a realizar en la misma. 

Artículo 48: Quedan terminantemente prohibidas las invasiones y


ocupaciones en la jurisdicción de este Consejo Comunal de la Comunidad
Kariña en el Sector Palmarito.

Artículo 49: Todos los propietarios u ocupantes de carácter natural o


jurídico de terrenos o parcelas que se encuentren en estado de abandono,
falta de limpieza, usura, ociosos, serán notificados por el Consejo Comunal
para ejercer el ordenamiento territorial del sector y solicitara los documentos
de la titularidad, adjudicación, arrendamiento, de no ser localizados o hacer
caso omiso a tres (03) participaciones, el Consejo Comunal procederá
conforme a Ley y sus Reglamentos. Ç

Artículo 50: Todos los propietarios u ocupantes de carácter natural o


jurídico de terrenos, parcelas o viviendas, para la ejercer la venta del bien o
tengan intenciones de la misma debe ser notificado su intención por escrito al
Consejo Comunal con al menos un mes (01) de anticipación, y tendrán
prioridad lo establecido en las clausulas del documento legal que lo acredita
como propietario u ocupantes, luego ofrecerlo al Consejo Comunal o los
Ciudadanos y Ciudadanas integrantes de este Consejo, por ultimo quedaran
un tercero el cual deberá notificar su intención de compra al Consejo

117
Comunal. El no cumplir las presentes normas y reglamentos o hacer caso
omiso, el Consejo Comunal procederá conforme a Ley y sus Reglamentos. 

118

También podría gustarte